Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

ETS

Enviado por gypsy_dream_weaver



  1. ¿Qué son las ETS?
  2. ¿Cuáles son las ETS bacterianas más comunes en los EU?
  3. ¿Cuáles son las ETS virales más comunes en los EU?
  4. ¿Cómo se conocían antes estas enfermedades?
  5. ¿Consideras que realizar este trabajo te ayudó?
  6. Herpes
  7. Clamidia
  8. VIH/SIDA
  9. Verrugas genitales
  10. Sífilis
  11. Gonorrea
  12. Tricomoniasis
  13. Candidiasis
  14. Hepatitis B

Introducción

Las ETS están actualmente siendo padecidas por muchas personas en Puerto Rico y en los Estados Unidos. En este trabajo hablare de las enfermedades de transmisión sexual. Conoceremos como se transmiten, sus síntomas y su tratamiento. Descubriremos como protegernos y como evitar contagiar a los demás.

Espero poder aprender mucho de las mismas para mi beneficio y el de las otras personas.

¿Qué son las ETS?

Son infecciones que son causadas por microorganismos que proliferan principalmente en los órganos sexuales.

Entre estos microorganismos se encuentran las bacterias, virus, hongos y protozoarios. Algunos de estos organismos producen infecciones curables, mientras que otros pueden causar daños irreparables o inclusive, la muerte. Además, algunas de estas enfermedades no presentan síntomas, sin embargo el portador puede contagiar a otra persona aun sin presentar síntomas visibles.

Las enfermedades de transmisión sexual o enfermedades venéreas son bastante frecuentes en el adolescente y adulto joven por las siguientes razones:

Los adolescentes están teniendo relaciones sexuales cada vez con mayor precocidad.

Tiene una tendencia a cambiar de pareja con mucha frecuencia.

Generalmente no usan preservativos o espermicidas que los protegen.

Muchas veces están contagiados y no tiene síntomas, lo que los hace portadores de la enfermedad.

¿Cuáles son las ETS bacterianas más comunes en los EU?

Entre las enfermedades de transmisión sexual bacterianas mas frecuentes en los Estados Unidos se encuentran la clamidia que afecta a tres millones de personas. La sífilis, la gonorrea que afecta mayormente a jóvenes de entre 15 y 19 años de edad.

Las ETS bacterianas tienen la ventaja de que pueden ser tratadas médicamente con antibióticos y las personas pueden curarse.

A continuación una tabla en donde se detallan los casos desde 1996 al 2003.

Año

Sífilis

Clamidia

Gonorrea

Primaria y

secundaria

Todas las etapas

Casos

 

Casos

 

Casos

 

Casos

 

1996

11,405

53,238

492,631

328,169

1997

8,556

46,714

537,904

327,665

1998

7,007

38,287

614,250

356,492

1999

6,617

35,379

662,647

360,813

2000

5,979

31,616

709,452

363,136

2001

6,103

32,278

783,242

361,705

2002

6,862

32,912

834,555

351,852

2003

7,177

34,270

877,478

335,104

 

¿Cuáles son las ETS virales más comunes en los EU?

Las ETS virales no pueden ser curadas mediante medicamentos. Existen medicamentos para tratar los síntomas de la enfermedad, pero son de por vida. Las enfermedades de transmisión sexual mas frecuentes en los Estados Unidos son las siguientes:

  1. Herpes genital – (HSV), las misma es muy dolorosa y existen dos tipos de la misma.
  2. Verrugas genitales – estas son una variación del herpes.
  3. Hepatitis B – esta enfermedad afecta el hígado.
  4. Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida – (HIV), este virus eventualmente es fatal.

En los Estados Unidos están afectados:

  • Verrugas genitales: 750,000
  • Herpes genital 40 millones (500,000 nuevos casos reportados anualmente)
  • Hepatitis B:   300,000
  • HIV: 1 millón y se reportan 45,000 nuevos casos de SIDA cada año.

¿Cómo se conocían antes estas enfermedades?

Lo que ahora se conoce como enfermedades de transmisión sexual (ETS por sus siglas) eran antes conocidas como enfermedades venéreas. Algunas de ellas tenían nombres comunes o populares, y no se conocían por su nombre médico.

  • Herpes genital - chancro
  • Clamidia – Se le conoce normalmente por su nombre.
  • VIH/SIDA – Sida o Muerte Negra
  • Verrugas genitales – verrugas venéreas, condiloma
  • Sífilis - chancro duro
  • Gonorrea – gonococo, blenorragia
  • Tricomoniasis – vaginitis o vaginitis por tricomonas
  • Candidiasis/ moniliasis - algodoncillo
  • Hepatitis B – se le conoce comúnmente como hepatitis, las personas no tienden a hacer la diferencia entre una y otra.

¿Consideras que realizar este trabajo te ayudó?

Si, este trabajo me ayudó a entender la necesidad de tener cuidado con estas enfermedades y hacer todo lo posible para no contagiarme.

Haciendo este trabajo he conocido las diferentes maneras de protegerme contra las enfermedades de transmisión sexual, y como educar a otras personas que no tienen el conocimiento acerca de éstas.

He aprendido que hay enfermedades que no tienen cura y a pesar de que no te causan la muerte, hacen que te enfermes con frecuencia si no te cuidas. Hay otras enfermedades muy contagiosas que por descuido contraemos y que pueden causarnos la muerte.

Es importante que nos cuidemos y que tengamos precaución en todo momento.

Herpes

El herpes es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes en los EE.UU. Es una infección causada por dos virus diferentes pero estrechamente relacionados. Ambos son muy fáciles de contraer, tienen síntomas similares y pueden ocurrir en diferentes partes del cuerpo. Cuando la infección está en la boca, se la llama herpes oral. Cuando está en o cerca de los órganos sexuales, se la llama herpes genital.

¿Cómo se transmite el herpes?

El contacto directo de piel con piel puede transmitir el herpes. Esto incluye tocar, besar y el contacto sexual (vaginal, anal y oral). Las partes húmedas de la boca, la garganta, el ano, la vulva, la vagina y los ojos se infectan muy fácilmente. La piel puede infectarse si está cortada, irritada, quemada, con salpullido o con otras lastimaduras. El herpes puede pasarse de una persona a otra, o de una parte del cuerpo propio a otra. Si una persona tiene llagas bucales de un resfriado, puede transmitir el virus durante el sexo oral y causar herpes genital. El herpes se propaga más fácilmente cuando hay llagas abiertas. También puede transmitirse antes de que se lleguen a formar las ampollas. Se propaga menos fácilmente cuando las llagas han sanado, las costras se han caído y la piel ha vuelto a la normalidad. Es muy improbable que el herpes se transmita a través de asientos de inodoro, piscinas, bañeras, piscinas de hidromasaje o toallas húmedas. Una madre infectada puede pasarle el virus a su bebé durante o después del parto.

¿Cuáles son los síntomas del herpes genital?

Muchas veces, el herpes genital no causa ningún síntoma. Muchas personas llevan el virus en el cuerpo pero los síntomas no aparecen por primera vez hasta que un individuo se infecta nuevamente. Cuando se tienen síntomas, éstos pueden empezar de 2 a 20 días después de que el virus ha entrado en el cuerpo o pueden tardar más tiempo. La primera aparición de síntomas durante la primera infección de herpes genital se llama "herpes" primario. Al principio se puede tener una sensación de hormigueo o picor en el área genital. Puede haber secreciones vaginales, sensación de presión en el abdomen y dolor en las nalgas, piernas y el área de la ingle. En el área cercana al lugar por donde el virus entró al cuerpo aparecen pequeñas protuberancias rojas - en los labios vaginales, el clítoris, la vagina, la vulva, el cuello uterino, el ano, los muslos o las nalgas. Estas protuberancias se convierten en ampollas o llagas abiertas. Entre 24 y 72 horas después de que aparecen las pequeñas ampollas, éstas pueden reventarse y dejar lastimaduras dolorosas. Estas lastimaduras pueden infectarse. Otros síntomas del herpes primario pueden incluir:

  • Picor
  • Ardor, sensación de dolor si la orina pasa por encima de las llagas
  • Incapacidad de orinar si hay hinchazón porque hay muchas llagas
  • Secreciones vaginales con sangre
  • Ganglios linfáticos hinchados y sensibles a tacto en la ingle, garganta y debajo de los brazos (la hinchazón puede durar hasta 6 semanas)
  • Dolores musculares
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre
  • Náusea
  • Sensación de decaimiento
  • Sentirse dolorido, como con gripe

Los síntomas generalmente desaparecen dentro de las 3 semanas o aun más rápidamente si te tratan con medicación. Normalmente aparece una costra sobre las llagas y éstas sanan sin dejar cicatriz. Pero aun después que desaparecen, el virus queda en el cuerpo. Puede reactivarse y volver a causar llagas días o años después. Por lo general los síntomas son peores durante el herpes primario y se vuelven más leves con cada nueva reactivación del herpes.

¿Hay tratamiento para el herpes?

Sí. Tu proveedor de cuidados de salud puede recetarte medicamentos que ayudan a que sanes más rápido, hacen que los síntomas sean menos dolorosos y disminuyen el riesgo de que aparezcan erupciones mientras estás tomando las medicaciones. Estas medicaciones no matan el virus y no impiden que te reaparezcan brotes en el futuro. Una vez que contraes el virus del herpes, lo tienes para siempre. Aunque no tengas ningún síntoma, el virus está en tu cuerpo y puede reactivarse en cualquier momento. Sin embargo, con el paso del tiempo, generalmente hay cada vez menos brotes y éstos causan síntomas menos severos.

¿El tratamiento cura el herpes?

No. El herpes no puede curarse.

¿Cómo puedo prevenir la transmisión del herpes?

Si estás teniendo un brote de herpes, no debes tener ningún contacto sexual hasta que todas las llagas hayan sanado, las costras se hayan caído y la piel haya vuelto a la normalidad. Usar condones cuando tienes llagas no evita del todo la transmisión de la enfermedad ya que el condón puede no cubrir las llagas del cuerpo capaces de transmitir el virus. El virus también puede propagarse por la piel y los líquidos vaginales a lugares que el condón no cubre.

Clamidia

La clamidia es la enfermedad de transmisión sexual (ETS) más común en los EE.UU. Es causada por una bacteria que puede infectar la vagina, el cuello del útero, las trompas de Falopio, el ano, la uretra o los ojos.

¿Cómo se transmite la clamidia?

La clamidia se transmite de una persona a otra al tener relaciones sexuales sin protección. Puede transmitirse a través de las relaciones sexuales por vía vaginal, anal y oral. También puede pasarse al ojo con una mano o con otra parte del cuerpo humedecida con secreciones infectadas. Una mujer infectada con clamidia puede pasarle la clamidia a su feto durante el parto. La clamidia no se puede transmitir besándose o compartiendo ropa, o a través de asientos de inodoro, sábanas, picaportes, piscinas, piscinas de hidromasaje, bañaderas o cubiertos.

¿Cuáles son los síntomas de la clamidia?

Por lo general, un 70% por ciento de las mujeres con clamidia no tiene ningún síntoma. Cuando sí se tienen síntomas, éstos normalmente aparecen de una a tres semanas después haberse infectado.

Los síntomas de la clamidia pueden incluir:

  • Sangrado entre períodos menstruales
  • Sangrado vaginal después de tener relaciones sexuales
  • Dolor en el abdomen
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Fiebre
  • Sensación de ardor al orinar
  • Necesidad de orinar más de lo habitual
  • Secreción vaginales nuevas o diferentes
  • Dolor, picazón, sangrado y/o secreción de mucosidad del recto (cuando se tiene clamidia en el ano)
  • Enrojecimiento, picazón y/o secreciones de los ojos (cuando se tiene clamidia en los ojos)

Estos síntomas son muy similares a los síntomas de la gonorrea, otro tipo de ETS.

¿Hay cura para la clamidia?

La clamidia es fácil de tratar y de curar. Es importante que recibas tratamiento temprano para que no ocurran problemas más serios de salud. Ambos compañeros de relaciones sexuales deben tratarse al mismo tiempo para no volverse a infectarse. Tu proveedor de cuidados de salud te recetará antibióticos para eliminar la bacteria de la clamidia. Hay diferentes tipos de antibióticos. Tu proveedor de cuidados de salud te ayudará a determinar cuál tratamiento es el mejor para ti y tu compañero. Debes tomar toda la medicina recetada, aun si los síntomas desaparecen, porque la infección todavía puede estar en tu cuerpo.

¿Es peligrosa la clamidia?

Si la clamidia no se trata, puede causar problemas serios de salud. Puede causar dolor en la parte baja del abdomen. La infección normalmente empieza en el cuello uterino, pero si no se trata, puede extenderse a las trompas de Falopio o los ovarios y causar enfermedad inflamatoria pélvica (EPI). La EPI puede causar infertilidad o embarazo ectópico (embarazo en las trompas de Falopio).

¿Cómo yo puedo evitar contraer la clamidia?

La mejor manera de evitar contraer clamidia es no tener relaciones sexuales. Pero si decides tener relaciones sexuales, asegúrate de usar un condón cada vez que tengas relaciones sexuales por vía vaginal, anal u oral. También debes tener cuidado de que ningún líquido sexual entre en contacto con tus ojos, ya que la clamidia puede infectarte los ojos.

¿Qué métodos anticonceptivos ofrecen protección contra la clamidia?

Los únicos métodos anticonceptivos que ofrecen protección contra la clamidia son los condones masculinos de látex y poliuretano y los condones femeninos. Los condones de látex son la mejor protección contra la clamidia. Los condones de poliuretano también ofrecen algo de protección contra las ETS, pero los condones naturales (de piel de cordero) no. Los condones femeninos también pueden ofrecer algo de protección, aunque no se sabe cuánta, ya que son un método anticonceptivo nuevo.

VIH/SIDA

SIDA son las siglas de Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida. El SIDA es causado por el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana). El VIH ataca al sistema inmunológico del cuerpo, principalmente a los glóbulos blancos (los linfocitos T). Tu sistema inmunológico es lo que combate las infecciones para mantener a tu cuerpo saludable. Los glóbulos blancos juegan un papel fundamental en la protección de una persona de las enfermedades. Cuando tu sistema inmunológico está siendo atacado, no puede proteger a tu cuerpo de las infecciones y puedes enfermarte fácilmente. Tu cuerpo corre un riesgo alto de contraer muchas enfermedades. Por consiguiente, prácticamente cualquier síntoma es posible cuando tienes el VIH.

Cuando las personas con VIH contraen enfermedades serias, se dice que tienen SIDA. No todas las personas con VIH contraen el SIDA. El SIDA es la última etapa de la infección por VIH. Las personas con SIDA pueden morirse de una infección o de cáncer, y necesitan tomar medicación para fortalecer su sistema inmunológico. El sistema inmunológico de estas personas está demasiado débil para combatir enfermedades y estos individuos contraen enfermedades que en realidad no afectan a otras personas. Una de estas enfermedades es el sarcoma de Kaposi, un tipo raro de cáncer de piel. Otra es un tipo de neumonía llamado neumonía por Pneumocystis Carinii (conocida comúnmente por sus siglas en inglés: PCP).

¿Cómo se transmite el VIH?

El VIH se transmite de una persona infectada a otra persona a través de las relaciones sexuales por vía vaginal, oral y anal. También puede transmitirse usando drogas inyectables y compartiendo agujas o jeringas con una persona infectada. El VIH también puede transmitirse de una mujer embarazada que está infectada a su bebé, antes de o durante el parto y al dar el pecho. El VIH se encuentra en y puede transmitirse a través del semen, los líquidos vaginales, la sangre y la leche materna. En la saliva, las lágrimas y la orina hay cantidades muy pequeñas del VIH. Pero el riesgo de que el VIH pueda ser transmitido a través de estos 3 últimos líquidos del cuerpo es muy, muy bajo debido a que la cantidad de virus que contienen es tan pequeña.

Hay sólo 3 maneras principales en que el VIH puede transmitirse:

  • A través de líquidos sexuales infectados
  • A través de sangre infectada o productos de sangre infectados
  • De la madre infectada a su bebé durante el embarazo y el parto

El VIH no se transmite al tocar, abrazar o darle la mano a una persona infectada. No se transmite al toser, estornudar, dar besos secos, compartir vasos y platos, o tocar inodoros o picaportes. Los animales domésticos y los insectos que pican, como los mosquitos, no transmiten el virus. El VIH tampoco se transmite al donar sangre. Esto se debe a que para cada donante se usa una aguja nueva y, por lo tanto, nunca se entra en contacto con la sangre de otra persona.

¿Cuáles son los síntomas del VIH/SIDA?

Algunas personas se enferman dentro de las 6 semanas de haberse infectado con el VIH, con los siguientes síntomas:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Ganglios inflamados
  • Cansancio
  • Coyunturas y músculos doloridos
  • Dolor de garganta
  • Sin embargo, la mayoría de las personas con VIH no tiene síntomas por años.
  • Cuando las personas con VIH contraen una enfermedad seria, se dice que tienen SIDA. Las personas con SIDA pueden tener cualquiera de los siguientes síntomas:
  • Fiebre que dura más de un mes
  • Pérdida de peso
  • Cansancio extremo
  • Diarrea por más de 1 mes
  • Ganglios linfáticos agrandados
  • Falta de claridad al pensar
  • Pérdida del sentido del equilibrio

¿Cómo se trata el VIH/SIDA?

Actualmente no hay ninguna cura para la infección por VIH o el SIDA. El virus se queda en tu cuerpo por el resto de tu vida. Los investigadores están intentando encontrar una droga para curar el VIH/SIDA. Se han creado muchas drogas que ayudan a tratar el VIH/SIDA, pero no lo curan. Tu proveedor de cuidados de salud también puede sugerirte otros tratamientos para retrasar el progreso del VIH, como seguir una dieta saludable, hacer ejercicio y reducir el estrés.

¿Cuánto tiempo tarda el VIH en convertirse en SIDA?

Un 30% de las personas con VIH desarrolla SIDA dentro de los 5 años. Esto significa que contraen una enfermedad seria, como cáncer o neumonía, dentro de los 5 años. Algunas personas sólo desarrollan síntomas leves dentro de estos 5 años, como ganglios inflamados, diarrea, fiebre y pérdida de peso. Aproximadamente un 50% de las personas con VIH desarrolla SIDA dentro de los 10 años de haberse infectado con VIH.

¿Cómo puedo evitar infectarme con el VIH?

La manera mejor de evitar infectarse con el VIH es no tener relaciones sexuales. Si decides tener relaciones sexuales, debes seguir las prácticas más seguras. Tienes que tener relaciones sexuales con una sola persona y esta persona tiene que tener relaciones sexuales solamente contigo y no debe tener ninguna enfermedad de transmisión sexual. Asegúrate de usar un condón correctamente siempre que tengas relaciones sexuales por vía vaginal, anal u oral.

Además, no uses nada para perforarte la piel a menos que estés segura de que está totalmente esterilizado. No debes compartir artículos personales con una persona infectada, como por ejemplo, hojas de afeitar y cepillos de dientes, ya que pueden tener sangre.

Verrugas genitales

El virus responsable de las verrugas genitales se llama virus del papiloma humano (VPH), el cual puede producirlas en el pene, la vulva, la uretra, la vagina, el cuello uterino y alrededor del ano.

La infección con el VPH alrededor de los genitales es común, aunque la mayoría de las personas son asintomáticas. No obstante, incluso si la persona NO tiene síntomas, debe recibir tratamiento para evitar complicaciones y la diseminación de la afección a otros.

En las mujeres, el VPH puede invadir la vagina y el cuello uterino. Estas verrugas son planas y no son fácilmente visibles sin el uso de procedimientos especiales. Dado que el VPH puede conducir a cambios cancerígenos y cambios premalignos en el cuello uterino, es importante que esta condición se diagnostique y se trate. El examen de Papanicolaou realizado en forma periódica es necesario para detectar el VPH u otros cambios anormales relacionados con este virus. El hecho de tener el virus del herpes y el VPH aumentan el riesgo de desarrollo del cáncer cervical.

Los siguientes factores ponen a una persona en alto riesgo de desarrollar verrugas genitales y otras complicaciones del VPH:

  • Tener múltiples compañeros sexuales
  • Desconocer si alguien con quien se ha tenido una relación sexual tiene una enfermedad de transmisión sexual
  • Iniciación temprana de la actividad sexual
  • Consumo de alcohol y tabaco
  • Estrés y otras infecciones virales (como VIH o herpes) al mismo tiempo

Síntomas   

  • Lesiones elevadas de coloración carnosa en los genitales, ano o piel circundante
  • Crecimientos con apariencia de coliflor alrededor del ano o genitales
  • Aumento de la humedad en el área de los crecimientos
  • Prurito del pene, escroto, área anal o prurito vulvar
  • Aumento del flujo vaginal
  • Sangrado vaginal anormal (no asociado con un período menstrual) después de tener relaciones sexuales

Sin embargo, con frecuencia no hay síntomas.

Complicaciones   

Se han identificado al menos 70 tipos del virus del papiloma humano, varios de los cuales han sido asociados con cáncer cervical y vulvar. Las verrugas se pueden multiplicar y llegar a ser bastante grandes, lo cual requiere un tratamiento más importante y procedimientos de control.

Prevención   

La abstinencia total es la única forma a toda prueba de evitar las verrugas genitales y otras enfermedades de transmisión sexual. Igualmente, una relación sexual monógama con un compañero que se sabe que está sano es una forma de evitar estas enfermedades.

La piel cercana a las verrugas y alrededor de los genitales, el ano y otras áreas puede trasmitir el virus de una persona a otra. Por lo tanto, los condones masculinos y femeninos no pueden ofrecer una protección completa.

No obstante, aún se deben usar los condones, ya que ellos reducen las probabilidades de adquirir o diseminar enfermedades de transmisión sexual.

Estas precauciones se deben tomar todas las veces ya que el VPH se puede transmitir de una persona a otra aún cuando no haya verrugas visibles u otros síntomas.

Ver comportamiento sexual seguro.

Sífilis

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual causada por una espiroqueta (un organismo muy pequeño). Puede afectar al cuerpo entero.

¿Cómo se transmite la sífilis?

La sífilis se transmite de una persona a otra a través del contacto directo con la lastimadura, lesión o salpullido húmedo de la sífilis. Generalmente se transmite a través del contacto sexual, ya sea por vía vaginal, anal u oral. También puede pasarse al besar o a través del contacto manual u otro contacto personal cercano. Las mujeres embarazadas y con sífilis pueden transmitir la sífilis a sus bebés antes del parto.

¿Cuáles son los síntomas de la sífilis?

Puedes tener sífilis sin tener ningún síntoma y aun así puedes transmitirla a otros. Los síntomas tempranos son muy similares a los de muchas otras enfermedades. La sífilis tiene 4 etapas de síntomas: primaria, secundaria, latente y terciaria.

Etapa 1 - Primaria. Una lesión sin dolor (llamada chancro) puede aparecer en el área por donde el germen entró inicialmente al cuerpo, generalmente en la vagina, el ano, la boca, los labios o la mano. Es firme y redonda y generalmente aparece de 9 a 90 días (el promedio es 21 días) después de la exposición. Las lesiones en la vagina pueden no notarse y desaparecer solas en 1 a 5 semanas. Sin embargo, todavía se lleva el germen y se lo puede transmitir a otros.

Etapa 2 - Secundaria. Se pueden tener síntomas gripales de 3 semanas hasta 6 meses después de la infección. En este momento, también pueden aparecer uno o más salpullidos (normalmente lastimaduras marrones del tamaño de una moneda pequeña) en las palmas de las manos y las plantas del de los pies, el área de la ingle y por todo el cuerpo. La bacteria vive en estas lesiones. Por consiguiente, cualquier contacto físico (sexual y no sexual) con las lesiones puede transmitir la infección. La segunda etapa también puede incluir fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta, ganglios linfáticos agrandados, dolor de garganta, pérdida de pelo en diferentes áreas, dolores musculares, manchas mucosas o llagas en la boca, cansancio y protuberancias o verrugas en las áreas cálidas y húmedas del cuerpo. Los salpullidos generalmente sanan en 2 a 6 semanas y se van sin tratamiento, pero aun así se lleva el germen y se lo puede transmitir.

Etapa 3 - Latente. Si la sífilis no se trata, los síntomas desaparecen pero el germen sigue permaneciendo en el cuerpo. La sífilis debe tratarse antes de llegar a esta fase, porque de lo contrario se corre el riesgo contraer sífilis terciaria o final.

Etapa 4 – Terciaria. Algunas personas desarrollan sífilis terciaria o final. Ésta es la etapa en que la bacteria daña el corazón, los ojos, el cerebro, el sistema nervioso, los huesos, las articulaciones o prácticamente cualquier otra parte del cuerpo. Esta fase puede durar años o incluso décadas. La sífilis terciaria puede causar enfermedad mental, ceguera, enfermedad del corazón, parálisis, daño cerebral o muerte.

¿Cómo se trata la sífilis?

La sífilis normalmente se trata con penicilina, pero pueden usarse otros antibióticos para los pacientes alérgicos a la penicilina. En la etapa temprana de la sífilis algunas personas pueden tener fiebre leve, dolor de cabeza o hinchazón de las lesiones después de recibir tratamiento. Por lo general, esto no es serio. El proveedor de cuidados de salud tiene que seguirle haciendo varios análisis de sangre al paciente por lo menos por un año después del tratamiento para asegurarse que el tratamiento está dando resultado. Hay que tratar la sífilis temprano, porque el daño causado por la enfermedad no puede revertirse. Además, la sífilis aumenta las probabilidades de transmitir o contraer VIH.

¿Cómo puedo evitar contraer la sífilis?

Cuantos menos compañeros de relaciones sexuales tienes, menores son tus probabilidades de contraer sífilis. Si tienes relaciones sexuales, asegúrate de usar un condón de látex (o poliuretano si eres alérgica al látex). Sin embargo, usar condones cuando hay lesiones presentes no te protege completamente de la enfermedad. El condón puede no cubrir las lesiones del cuerpo que pueden transmitir el virus.

Gonorrea

¿Qué es la gonorrea?

La gonorrea es una ETS común causada por una bacteria con forma de riñón que crece en pares (en inglés, se la conoce popularmente por los nombres de "clap", "dose" o "drip").

¿Cómo se transmite la gonorrea?

La gonorrea se transmite casi siempre a través de las relaciones sexuales, ya sea por vía oral, anal o vaginal. No es necesario que haya eyaculación para que la enfermedad se transmita o contraiga. La mujer es mucho más susceptible de contraer gonorrea del hombre, que el hombre de la mujer. La gonorrea también puede ser pasada a un ojo con la mano o con otra parte del cuerpo humedecida con líquidos infectados. Si una mujer embarazada tiene gonorrea, puede pasar el germen a los ojos de su bebé durante el parto, lo cual puede causar una infección de ojos seria.

¿Cuáles son los síntomas de la gonorrea?

Es posible tener gonorrea sin tener ningún síntoma. Cuando sí se tienen síntomas, éstos pueden tardar de 1 a 30 días en desarrollarse después de producirse la infección (el promedio es de 3 a 5 días). Con síntomas o sin síntomas, igual se les puede pasar el germen a otras personas. Los síntomas de la gonorrea incluyen:

  • Secreciones anormales de la vagina
  • Sensación de ardor al orinar
  • Dolor en el abdomen
  • Fiebre
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Sensación de sequedad, dolor y aspereza en la garganta (cuando se tiene gonorrea en la garganta)
  • Dolor, secreción y sangrado del ano (cuando se tiene gonorrea en el ano)
  • Enrojecimiento, picazón o secreciones de los ojos (cuando se tiene gonorrea en los ojos)

¿Hay cura para la gonorrea?

La gonorrea puede curarse con antibióticos recetados por el proveedor de cuidados de salud. Si la gonorrea se trata temprano, generalmente se puede curar con una sola dosis grande de antibióticos (ya sea inyectados o tomados por boca). Cuanto más temprano se trata la gonorrea, más fácil es de curar. Si la infección se ha extendido, hay que tomar la medicación durante un período de tiempo más largo. Si la infección es seria, puede ser necesario ser hospitalizada.

¿Es peligrosa la gonorrea?

La gonorrea puede causar problemas serios si no se la trata temprano. Puede causar dolor crónico en la parte baja del abdomen. La gonorrea puede extenderse de la vagina al útero y a las trompas de Falopio y convertirse en enfermedad inflamatoria pélvica, que puede causar infertilidad o embarazo ectópico (embarazo en las trompas de Falopio). Existe un riesgo muy bajo de que la gonorrea se extienda al torrente sanguíneo y cause fiebre, escalofríos, pérdida del apetito, ampollas en la piel o artritis en las articulaciones.

¿Cómo puedo evitar contraer la gonorrea?

La mejor manera de evitar contraer gonorrea es no tener relaciones sexuales. Pero si decides tener relaciones sexuales, asegúrate de usar un condón cada vez que tengas relaciones sexuales por vía vaginal, anal u oral. También debes tener cuidado de que ningún líquido sexual entre en contacto con los ojos, ya que la gonorrea puede infectar los ojos.

Tricomoniasis

Causas, incidencia y factores de riesgo   

La tricomoniasis es causada por el Trichomonas vaginalis, parásito protozoario unicelular de cola tipo látigo que utiliza para impulsarse a través del moco de la vagina y la uretra. Esta enfermedad transmitida sexualmente se presenta a nivel mundial.

En los Estados Unidos, la mayor incidencia ocurre en mujeres entre los 16 y 35 años de edad. Este protozoario causante de la enfermedad no puede sobrevivir en la boca ni en el recto y, por lo tanto, se transmite durante las relaciones sexuales del pene a la vagina o por medio del contacto de vulva a vulva de la pareja infectada.

Los síntomas de la enfermedad son bastante diferentes en hombres y mujeres. En los hombres, la infección, a menudo, no presenta síntomas, es asintomático y desaparece espontáneamente en algunas semanas. Los hombres sintomáticos pueden experimentar una picazón uretral leve o secreción, ardor ligero después de orinar o eyacular y a veces pueden presentar prostatitis o epididimitis por la infección. Las mujeres presentan una secreción vaginal espumosa blanca-verde o amarillenta, de olor fétido.

Síntomas   

En la mujer:

  • Incomodidad durante el coito
  • Picazón vaginal
  • Secreción vaginal profusa, amarillo-verdosa, espumosa con olor fuerte o fétido (mal oliente)
  • Inflamación de los labios o picazón en la vulva
  • Picazón en el interior de los muslos

En los hombres

  • Sensación de ardor después de orinar o eyacular
  • Picazón en la uretra
  • Leve secreción de la uretra

Tratamiento   

Se prescribe tratamiento con antibióticos para curar la infección y el metronidazol es el más comúnmente usado.

Expectativas (pronóstico)   

Se anticipa un excelente resultado si la condición se trata adecuadamente.

Complicaciones   

Si la infección se prolonga puede causar cambios en el tejido de la superficie cervical. Estos cambios se pueden observar mediante un frotis de Pap de rutina. En tales casos, debe darse inicio al tratamiento y se debe repetir el examen de tres a seis meses después de completar un tratamiento exitoso.

Prevención   

La tricomoniasis está presente en la población sexual activa de todas las edades y la relación monógama con una pareja sana y conocida es la mejor manera de reducir el riesgo de ésta y todas las demás enfermedades de transmisión sexual.

A excepción de la abstinencia total, los condones siguen siendo la mejor protección y la más confiable contra ésta y otras enfermedades de transmisión sexual y se deben usar consistente y correctamente. Ver comportamientos sexuales seguros.

Candidiasis

La candidiasis vaginal es causada por un hongo llamado Cándida. Este hongo se encuentra siempre presente en pequeñas cantidades en la boca, la vagina, el canal digestivo y la piel. Entre las personas sanas, las bacterias "amistosas" y el sistema digestivo impiden que el hongo produzca una infección. No obstante, cuando el sistema inmunológico se encuentra debilitado o deteriorado, es más probable que la Cándida crezca y cause la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas?

Si una mujer lactante experimenta alguno de los siguientes síntomas, es posible que tenga candidiasis:

  • Comezón y ardor en los pezones
  • Dolor punzante en el seno durante o después del amamantamiento
  • Pezones enrojecidos hasta la areola (donde toca la boca del bebé)
  • Piel del pezón con aspecto escamoso
  • Síntomas de micosis vaginal

Tratamiento

Los tratamientos tópicos (que actúan solamente en el área en la cual son aplicados) son la primera opción para infecciones causadas por la levadura y generalmente funcionan en casos de leves a moderados. Estos tratamientos incluyen cremas vaginales, supositorios o tabletas. Muchos de ellos se pueden conseguir en las farmacias sin necesidad de fórmula médica.

Si el tratamiento tópico no funciona o si se presentan brotes recurrentes con frecuencia, es posible que se requieran medicamentos sistémicos (que actúan en todo el cuerpo.) Una dosis oral única de fluconazole (Diflucan) se está utilizando cada vez más para tratar la—candidiasis vaginal.

Prevención de la candidiasis vaginal

Existen muchas maneras prácticas para tratar de prevenir la candidiasis vaginal. Para las mujeres con brotes recurrentes de candidiasis vaginal, se emplea a veces una dosis única de fluconazole una vez a la semana para prevenir la infección. Se recomienda precaución al seguir este procedimiento pues el uso del fluconazole durante un tiempo prolongado puede resultar en una candidiasis que se haga resistente al tratamiento.

Hepatitis B

¿Qué es la Hepatitis B?

La hepatitis B, llamada VHB (virus de hepatitis B), es un virus que infecta al hígado (el hígado ayuda a digerir la comida y mantiene la sangre saludable). Es la única ETS que puede prevenirse mediante una vacuna.

¿Cómo se transmite la Hepatitis B?

La hepatitis B puede vivir en todos los líquidos del cuerpo, pero se transmite principalmente a través de la sangre, el semen y los líquidos vaginales. El virus también puede vivir en líquidos del cuerpo como la saliva, las lágrimas y la leche materna. Es posible infectarse de las siguientes maneras:

  • Teniendo relaciones sexuales (por vía vaginal, anal u oral) con una persona infectada
  • Compartiendo artículos personales como hojas de afeitar, cepillos de dientes y cortaúñas con una persona infectada
  • Compartiendo agujas para inyectarse drogas con una persona infectada
  • Usando agujas o equipo no estéril para hacerse tatuajes, perforarse los oídos para ponerse aretes, o aplicar acupuntura
  • Una madre infectada con hepatitis B también puede pasarle el virus a su bebé durante el parto.

¿Cuáles son los síntomas de la Hepatitis B?

Muchas personas no tienen síntomas. Algunas personas pueden tener hepatitis B sin tener ningún síntoma y luego volverse inmunes (lo cual significa que están protegidas contra infecciones futuras por hepatitis B). Algunas personas pueden tener síntomas que desaparecen y luego volverse inmunes. Otras contraen el virus y nunca se vuelven inmunes. Estas personas son portadoras y pueden continuar transmitiendo el virus a otros, aun años después. Si una persona tiene síntomas, éstos pueden tardar entre 6 semanas y 6 meses en aparecer después de la infección con hepatitis B. Muchas personas con hepatitis B tienen síntomas parecidos a los de la gripe. Los síntomas pueden incluir:

  • Cansancio, falta de energía
  • Pérdida del apetito y de peso
  • Fiebre
  • Tono amarillento de la piel o los ojos (ictericia)
  • Dolor muscular o de articulaciones
  • Dolor de estómago
  • Náusea, vómitos
  • Diarrea
  • Orina de color oscuro
  • Evacuaciones (movimientos intestinales) de color claro
  • Hígado hinchado y sensible al tacto (el proveedor de cuidados de salud lo detecta durante el examen médico)

¿Hay cura para la Hepatitis B?

No, no hay cura para la hepatitis B. Pero la mayoría de las personas se recupera y no tiene ningún síntoma después de 6 meses. El tratamiento consiste en conseguir suficiente descanso, comer una dieta saludable y evitar el alcohol. El proveedor de cuidados de salud verifica que el hígado esté funcionando normalmente mediante análisis de sangre. Algunas personas llevan el virus sin tener síntomas y pueden transmitírselo a otros. La hepatitis B también puede causar síntomas de larga duración, así como enfermedad permanente del hígado, incluyendo cáncer del hígado.

¿Cómo yo puedo evitar contraer la Hepatitis B?

Tu mejor protección contra la hepatitis B es una vacuna. Se da en 3 inyecciones separadas. Tienes que recibir las tres dosis para que la vacuna te dé la máxima protección. Puedes bajar tu riesgo de contraer hepatitis B no teniendo relaciones sexuales o, si las tienes, usando un condón de látex. Si te enteras que tu compañero(a) tiene hepatitis B, pregúntale a tu proveedor de cuidados de salud si necesitas la vacuna. También puedes reducir tu riesgo de contraer hepatitis B evitando lo siguiente:

  • Compartir agujas o jeringas
  • Compartir instrumentos usados para perforarse los oídos para ponerse aretes, hacerse tatuajes y remover pelo
  • Compartir cepillos de dientes u hojas de afeitar

Laura


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda