Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Mapa de peligros de las cuencas de los ríos Piura y Chira

Enviado por ccastillo



  1. Consideraciones generales del estudio
  2. Características físico geográficas de las cuencas
  3. Aspectos socio-demográficos
  4. Metodología de elaboración
  5. Peligros identificados
  6. MARCO GENERAL
    1. Antecedentes
  1. CONSIDERACIONES GENERALES DEL ESTUDIO

La Cuenca del Río Piura y Chira, a lo largo del tiempo ha sufrido problemas de Geodinamica Externa e Interna que ponen en peligro la seguridad física de las poblaciones e infraestructura que se ubican en el ámbito de las Cuencas. El desarrollo del Mapa de Peligros Naturales de las Cuencas de los Ríos Piura y Chira ; es parte de la primera etapa del proyecto de Mapa de Riesgos de las dos Cuencas en mención , este proyecto contempla la elaboración del Mapa de Peligros y Mapa de Vulnerabilidad, que abarca los Asentamientos Humanos asentados en las Cuencas, instalaciones criticas, áreas de producción agrícola y pecuaria y áreas turísticas generándose a partir de esto el Mapa de Riesgos que obedece a la Relación Probabilística del Riesgo ( Riesgo = Peligro x Vulnerabilidad) contando asi con una herramienta de Gestión para el manejo sostenido de las Cuencas.

1.2 Finalidad del Estudio.-

El objetivo general del presente Estudio es la elaboración del Mapa de Peligros de las cuencas de los Ríos Piura y Chira en el marco del Plan Director de trabajo anual de la Oficina de Defensa Nacional, que sera utilizado como una herramienta de gestión.

1.3 Alcances del Estudio.-

  1. Ambito Territorial del Estudio.-

El ámbito territorial del presente Estudio comprende al área de las cuenca de los Rios Piura con una extensión de 11,933 km2 y Chira con una extensión de 12,216 km2 .El area total de influencia inmediata de las dos cuencas y su entorno ecológico es de 24,149 km2.

1.4 Planteamientos Previos

El Desarrollo Urbano – Rural de las Cuencas es el proceso por el cual los asentamientos evolucionan ordenadamente, hacia mejores condiciones de vida. Las estructuras, servicios y actividades urbano Rural , principalmente económicas, deberán por tanto asegurar el bienestar de la población.

Esto implica un manejo adecuado en el tiempo de la interacción entre el desarrollo urbano- Rural y medio ambiente, cuyo equilibrio garantiza la estabilidad de la población en un espacio geográfico. En esta perspectiva, el desarrollo de un asentamiento humano supone el acondicionamiento previo del medio ambiente natural, a través del aprovechamiento de las condiciones del medio ambiente natural y tomando el control de las desfavorables; situación que es de fácil manejo en asentamientos pequeños.

La evolución urbano – rural y el crecimiento demográfico de los asentamientos humanos, en ciertos casos sobrepasa la capacidad de carga del ecosistema natural , provocando impactos negativos sobre éste, más aún cuando se da en forma espontánea, sin ningún tipo de orientación técnica como sucede en la mayoría de los asentamientos poblacionales de nuestro país. La ocupación de áreas no aptas para para habitabilidad , ya sea por su valor agrológico o por sus condiciones de resistencia físico-geográficas, son consecuencia de este proceso de ocupación no planificada del territorio

    1. Descripción General
  1. CARACTERÍSTICAS FISICO GEOGRAFICAS DE LAS CUENCAS

Por sus múltiples usos competitivos y por su gravitante incidencia tanto en la Economía como en la Ecología, el manejo del agua constituye el eje de todo proceso de desarrollo sostenido de las cuencas hidrográficas de la región.

El Perú, es un país que posee relativamente escasos recursos hídricos, debido principalmente a su desigual disponibilidad en las diferentes épocas del año. En la Costa aparece las cuencas Chira y Piura que cruzan el desierto costero como franjas relativamente estrechas, los ríos que llevan su mismo nombre son de corto recorrido y de carácter torrencial, nacen en las faldas accidentales de los Andes y después de discurrir por cauces generalmente estrechos y de pronunciadas pendientes, descargan en el Océano Pacífico. Estos ríos de carácter estacional producen grandes escurrimientos entre los meses de Verano (Ene-Abr), así como también estiajes en el resto del año y sequías como el caso del río Piura.

La disminución de lluvias en la parte baja de las cuencas respectivas, ha obligado realizar una serie de estudios para la ejecución de obras de regulación con el fin de mejorar el aprovechamiento de las aguas.

La materia del presente capítulo, es hacer una evaluación general de la información registrada, que permita elaborar recomendaciones necesarias respecto al funcionamiento de los sistemas actualmente empleados y ver la posibilidad si estos recursos hídricos, permiten la ampliación de su uso en otras áreas

2.2 Ubicación Y Extensión

2.2.1 Cuenca del Río Chira

La cuenca de este río, geográficamente está situada entre los paralelos 03º40’28" y 05º07’06" de la latitud sur, y los meridianos 80º46’11" y 79º07’52" de longitud oeste.

Limita por el Norte con la cuenca del río Puyango, por el Sur con las cuencas de los ríos Piura y Huancabamba, por el Este con las cuencas de Zamora y Chinchipe (Ecuador) y por el Oeste con el Océano Pacífico.

El Chira es un río internacional, y su cuenca tiene una área de drenaje superficial de 19,095 km2 hasta su desembocadura en el mar; de los cuales 7,162 km2 están dentro de territorio Ecuatoriano y 11,933 km2 dentro del territorio Peruano. Su cuenca húmeda es de aproximadamente 9,500 km2.

El río nace en la Cordillera Occidental de los Andes a más de 3,000 m.s.n.m. con el nombre de Catamayo, y después de recorrer 150 km se une con el río Macará donde toma el nombre de río Chira, recorre 50 km. sirviendo de límite entre Perú y Ecuador hasta encontrarse con el río Alamor continuando en la dirección Sur-Oeste en territorio peruano hasta su desembocadura en el mar después de haber recorrido 300 km aproximadamente.

Sus principales afluentes son: por la margen izquierda los ríos Macará, Quiroz y Chipillico y por la margen derecha el río Alamor y varias quebradas como Hawai, Venados y Samán.

En el cuadro siguiente se aprecian algunos parámetros morfométricos y fisiográficos que caracterizan a las cuencas del río Chira.

2.2.2 Cuenca del Río Piura

La cuenca del río Piura está situada geográficamente entre los paralelos 4º42’ y 5º45’ de latitud sur y los meridianos 79º29’y 81º de longitud oeste. Tiene una área de total de 12,216 km2 hasta la desembocadura al mar por el Estuario de Virrilá.

El río nace a 3,600 m.s.n.m., en la divisoria de la cuenca del río Huancabamba, donde inicia su recorrido cruzando las provincias de Morropón y Piura. Su cauce de 280 km. tiene una dirección de Sur a Norte, con curvatura desde la Quebrada San Francisco hasta la Caída de Curumuy, luego en dirección Sur-Oeste hasta llegar a su desembocadura al Océano Pacífico a través del Estuario de Virrilá.

La pendiente promedio del rio Piura entre la Laguna Ramón y la ciudad de Piura es de 0.03%, entre Piura y Tambogrande 0.08%, entre Tambogrande y Malacasí 0.13%, y entre Malacasí y el punto de confluencia del río Piura y San Martín 0.35%. Sus afluentes a partir de la cota 300 m.s.n.m., tienen pendiente promedio del 10%, llegando en las partes altas hasta 15%.

Este río Piura tiene varios afluentes, principalmente por la margen derecha siendo los más importantes los ríos San Martín, Pusmalca, Río Seco, Bigote, Corral del Medio, La Gallega, Charanal y Yapatera.

El cauce de los afluentes son torrentosos y bien definidos, mientras que el cauce del río Piura en la zonas bajas, es variable por la escasa pendiente, existiendo zonas propensas a la inundación.

2.3 Climatología y Ecología de las Cuencas

2.3.1 Climatología

El clima de las cuencas Chira y Piura, corresponde al de una zona sub-tropical según la clasificación de Koppen y al tipo de clima semi-tropical costero de Pettersen; caracterizados por pluviosidad moderada y altas temperaturas, con pequeñas oscilaciones estacionales.

Específicamente en la parte baja y media de las cuencas, el clima es cálido y seco, típico de la Costa Norte del Perú. Recibe influencia de las variaciones de la Faja Ecuatorial y los cambios de dirección en sentido Este-Oeste de las corrientes marinas de aguas frías (Humbolt) y caliente (Ecuatorial). Estas características ocasionan altas temperaturas ambientales con escasez de precipitaciones, salvo durante períodos cortos y esporádicos de ingresos al hemisferio sur de la corriente marina de aguas calientes (El Niño), y otros como los ocurridos en 1982-83 y 1997-98 de características extraordinarias.

En la parte alta de las cuencas el clima es temperado y muy húmedo, característica particular de la sierra norte de la vertiente del Pacífico, motivada por la vecindad con la Línea Ecuatorial y la Cordillera Occidental Andina. En esta zona se producen precipitaciones pluviales generalmente en los cuatro primeros meses del año. Sin embargo, cada cierto número de años se presentan períodos con lluvias de gran intensidad, ocasionadas por nubes provenientes del Atlántico que al vencer la barrera de los Andes se enfrían y precipitan.

2.3.2 Ecología

La supervivencia de los primeros hombres que poblaron la tierra, dependía de la recolección de alimentos, de la caza y de la pesca y, en consecuencia deben saber bien donde y cuando podían encontrar sus presas. Más tarde, cuando se hicieron agricultores y ganaderos, tuvieron que aprender que época del año era la más apropiada para la siembra y cuales eran las necesidades nutritivas de los animales. Su supervivencia como especie parece indicar que los conocimientos que poseían a cerca de su entorno no eran ni mucho menos superficiales.

Los Ecólogos creen que en la naturaleza existe una realidad organizada y que pueden formularse principios que rigen y ordenan esta realidad. Basándose en estos datos, la Ecología Moderna se ha dedicado a elaborar teorías que permitan explicar el origen y los mecanismos de las interacciones de los organismos vivos entre sí y de estos con el mundo inanimado. Pretende elaborar modelos que se pueden confrontar con la realidad y que proporcionen mediciones comprobables.

La Ecología es una ciencia joven y como tal, se puede considerar como una ciencia "blanda", y que no es tan precisa como las ciencias "duras", la física, la química, o las matemáticas, más antigüa y más desarrolladas.

En Ecología, hay pocas "Leyes Universales"; quizá la teoría de tiempo se han ido desarrollando numerosa hipótesis que aun están por comprobarse.

Los ecosistemas que componen la Región Piura (departamentos Piura-Tumbes), han sido estudiados por un gran número de científicos de diferentes disciplinas; comenzando por las observaciones realizadas por el más antiguo geógrafo y cronistas del Perú desde 1547; asimismo, respecto al clima se tiene las observaciones de Eguiguren que reporta datos desde 1728. Según revisión bibliográfica, existen más de 400 estudios para toda la Región Piura sobre la materia; sin contar aun con toda la información generada sobre características ecológicas de la Región, por Organismos como la ONERN, SENAMHI, INEI.

Dentro de la extensión que conforma la Región Piura se asienta una de las poblaciones más grandes del Perú, con aproximadamente dos millones de habitantes, de los cuales el 90% se halla dentro de los límites del departamento de Piura.

El rasgo más notable de esta Región, como la del resto del país, es su diversidad biológica, ecológica y cultural. Para la región se reporta 17, de las 84 zonas de vida reconocidas para el Perú, (según el Mapa Ecológico de la ONERN), distribuidas a su vez dentro de dos grandes espacios geográficos íntimamente relacionados: la llanura costera y el sistema de la Cordillera Occidental de los Andes.

Por otro lado, para Piura cabe destacar, su gran inestabilidad climática, creada en parte por el Fenómeno de El Niño, la presencia de suelos delgados y pobres en materia orgánica, así como su débil cobertura sobre todo a la llanura costera que han llevado a considerar a la mayoría de los ecosistemas de la Región Grau como ecosistemas FRÁGILES, es decir a punto de desestructurarse. Ver Cuadro siguiente:

LA DÉBIL COBERTURA VEGETAL EN LA REGIÓN PIURA

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Y si a todo lo anterior se agrega la creciente presión demográfica, sobre todo en el caso de Piura, en donde la tasa de crecimiento se halla entre el 3.2 y 3.5% (cuando a nivel nacional es de 2.9%), entendemos del porque la amenaza potencial de desertificación existente en la Región y del porqué la Región ha sido considerada a nivel nacional por la ONERN (1986) como una de las ÁREAS CRÍTICAS AMBIENTALES del Perú, muy similar al lado de Lima y Moquegua en la Costa Peruana. Ver Cuadros II.01, II.02, II.03 y II.03 A.

Estas consideraciones muy importantes señaladas anteriormente deberían ser tomadas muy en cuenta en el uso racional de los recursos naturales de la Región. Reconocer las potencialidades que nos brinda la diversidad y las limitaciones de su fragilidad, es una buena condición para alcanzar el anhelado desarrollo sostenido.

2.4 Suelos y Capacidad de Uso Mayor

2.4.1 Cuenca Río Piura

En la cuenca del río Piura no existe información actualizada con respecto a suelos, solamente en los estudios de Irrigación del Alto Piura y los estudios de Rehabilitación del Bajo Piura.

A)Clasificación de Suelos Valle Alto Piura

TAHAL-ASCOSESA en 1988, señala que de acuerdo al sistema de clasificación y mapas de suelos en el Perú (ONERN-1972), los suelos identificados en el Alto Piura pertenecen al orden de suelos azonales.

Los suelos azonales incluyen todos los suelos aluviales y no presenta diferenciación genética del perfil debido a su edad reciente y carecen de horizontes genéticamente desarrollados.

La clasificación de las unidades de suelo identificadas en el área del Proyecto Alto Piura se ha hecho a nivel de serie de suelos.

La serie de suelos es la unidad taxonómica más detallada del sistema de clasificación.

Los suelos definidos dentro de una serie, presentan una sucesión idéntica de horizontes genéticos y son desarrollados sobre materiales originarios de naturaleza idéntica.

En la zona del Alto Piura se han identificado once (11) series de suelo

  1. Nueve series de suelo originados de materiales aluviales: Series Bigote, Charanal, Campana, Yapatera, Alto Piura, Carrasquillo, Batanes, Pabur y Talandracas.
  2. Una serie de suelo originado de materiales aluvo eólicos Serie Ñomala.
  3. Una serie de suelos originados de materiales aluvo coluviales-Serie Barrios.

Clasificación de Suelos – Valle Bajo Piura

De acuerdo al Estudio realizado en 1978 por la Asociación de Consultores Proyecto Chira-Piura, la información agrológica disponible proviene de los Estudios de Colombi-Mendivil (1966), la cual ha sido consolidada y actualizada en 1976. El origen de los suelos está constituido por un substrato de origen marino (Zapayal), sobre el cual se han acumulado los materiales aluviales sedimentados por el río Piura, y depósitos provenientes del Desierto de Sechura, transportados estos últimos desde el sur por los vientos alisios, presentando el perfil característico de los suelos azonales. Su profundidad y textura variable no ofrece limitaciones para la labranza o riego. La conductividad hidráulica de los suelos es buena, 80% del área se mantiene en rangos de 1.5 m/día a más de 6.0 m/día, y sólo el 4% del área se encuentra en rangos de 0.025 a 0.5 m/día. La clasificación agrológica actualizada a 1978 arrojaba una área total de 53,483 ha., de las cuales 40,846 ha. constituían área agrícola bruta de las clases 2,3, 4 y 5, que a su vez originaba una área agrícola neta de 34,721 ha. La clasificación de los suelos por aptitud para la irrigación muestra que un 15% de las tierras pertenecían a las clases 2, 30% a la clase 3, 32% a la clase 4 y 23% a la clase 5. En el cuadro siguiente se muestra la clasificación agrológica de los suelos del Bajo Piura con aptitud para la irrigación.

Clase de Suelos Area (ha) %

1 0.00 0

2 5,165 14.9

3 10,440 30.0

4 11,104 32.0

5 8,012 23.1

TOTAL 34,721 100.0

La clasificación de los suelos está estrechamente vinculada con la presencia de la salinidad dentro de los límites aceptables: el 33% eran salinos y el 59% eran salinos alcalinos. En general, el 92% de las áreas presentaban problemas de salinidad.

El área afectada por napa freática alta permanente (Dic - Ene 1977) era de 7,451 ha (21.2%), y el área afectada por napa freática alta temporal, era de 11,607 ha. (32.2%).

Clasificación Morfológica de los Suelos

De acuerdo al Estudio realizado por Colombi-Mendivil S.A. (1978), la clasificación morfológica comprende el ordenamiento natural de los suelos y sus formaciones de acuerdo a su origen genético. Los términos que se han usado para su denominación corresponde a la clasificación clásica aceptada cuya última modificación trató de conseguir la séptima aproximación.

El Ing. Carlos Zamora Jimeno, en su trabajo de clasificación de los suelos del Desierto Costero Peruano, divide estos suelos esquemáticamente, en: a) Valles Irrigados, b) Tablazos, Planicies o Pampas Costeras y c) Vertientes Aridas de la Costa.

Los suelos del Valle Piura pertenecen al orden de suelos azonales, es decir, aquellos en los cuales no se observan características de perfil. A nivel de Gran Grupo, se podría definir a estos suelos como, "Suelos de Costa Arida", a partir de los cuales se podría hacer la diferencia esquemática de ellos dentro de los grupos enunciados.

  1. Valles Irrigados: Están los grupos edáficos i) Suelos Aluviales ii) Suelos Halo-Hidromórficos.
  2. Tablazos, Planicies o Pampas Costeras: Conforman las planicies o pampas desarrolladas en el intervalo de los Valles: i) Regosol Arenoso o Arenosoles, ii) Grumosoles y iii) Solonchak.

Serie de Suelos

Para los fines de la nomenclatura taxonómica, se ha empleado nombres propios de pueblos y haciendas en que ocurren dichos suelos, de modo de hacer más fácil su identificación: i) Catacaos, ii) Tambogrande, iii) Chusís, iv) Pedregal, v) Molino, vi) Huamará, vii) Santo Domingo, viii) Monteviejo, ix) Sinchao y x) Sechura; para mayor detalle sobre el Estudio remitirse a la fuente.

2.4.2 Cuenca Río Chira

En la cuenca del río Chira también existe dos estudios realizados por APODESA en la cuenca Alta y el realizado por Energoprojeckt para la rehabilitación del Valle Chira.

A) Clasificación de Suelos Valle Alto Chira

El estudio de suelos de la cuenca alta del río Chira referido desde Poechos fue realizado por APODESA en 1994 a nivel de reconocimiento. La información existente, previa al referido estudio, está constituida por el Inventario y Evaluación de los recursos naturales de la Cuenca del Río Quiroz y Margen Izquierda del Río Macará (ONERN 1978).

Clasificación Taxonómica de los Suelos

La unidad taxonómica utilizada en el referido estudio ha sido el Gran Grupo de Suelos y la unidad cartográfica, las asociaciones de suelos y grupos no edáficos; las extensiones de las asociaciones de suelo se presenta a continuación.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

En el estudio Plan Manejo de las cuencas del Reservorio (APODESA) existe una descripción detallada de las asociaciones de suelos identificadas en la zona alta de la cuenca del Chira.

A continuación se hace una breve descripción de las asociaciones de suelos identificadas en la zona de estudio:

  1. Los suelos integrantes de esta asociación pertenecen al Gran Grupo Cambortid y cubren una superficie aproximada de 63,818 ha (10.07%). Se encuentra distribuida en un ambiente árido y semiárido sobre lomas y colina con una topografía con pendientes menores de 30%. Presenta fases de pendientes. Apta para pastoreo extensivo, temporal y protección.

  2. Asociación Guineo (G)

    Esta asociación edáfica se halla integrada por suelos pertenecientes al Gran Grupo Torrifluvent y cubre una superficie de 11,302 ha (1.78%). Se hallan ocupando las planicies aluviales en un ambiente árido y presentan una topografía casi a nivel. Presentan fase por pendiente y apta para cultivos en limpio bajo riego.

  3. Asociación Quiroz (Q)

    Esta unidad edáfica se halla conformada por suelos pertenecientes al Gran Grupo Ustifluvent y cubren una superficie aproximada de 2,237 ha (0.35%). Se halla ocupando las geoformas aluviales en un ambiente sub-húmedo a húmedo. La topografía es casi a nivel y presenta fases por pendiente. Apta para cultivos en limpio pero complementada con riego.

  4. Asociación Vilca (V)

    Esta asociación edáfica se halla conformado por suelos pertenecientes al Gran Grupo Torriortent y abarca una superficie aproximada de 94,062 ha (14.85%). Se desarrollan sobre materiales aluvio-coluviales, ocupando lomadas y colinas, con una topografía moderadamente empinada a empinada. Presenta fases por pendiente. Apta para el pastoreo extensivo, temporal y protección.

  5. Asociación Carrizo (C)

    Esta asociación edáfica se halla conformada por suelos pertenecientes al Gran Grupo Ustortent y abarca una superficie aproximada de 231,908 ha (36.61%). Se halla ocupando las partes altas de la cuenca, en un ambiente húmedo a sub-húmedo y sobre las laderas de montañas. Presenta fases por pendiente. Apta para pastoreo extensivo, temporal, producción forestal y protección.

  6. Asociación Limón (li)

    Esta unidad edáfica se halla conformada por suelos pertenecientes al Gran Grupo Haplumbrept y cubre una superficie aproximada de 2,000 ha (0.32%). Se encuentran distribuidas en las partes altas de la cuenca, en un ambiente frío y muy húmedo, con topografía fuertemente inclinada. Presenta fases por pendientes. Apta para pastoreo extensivo, temporal, producción forestal y protección.

  7. Asociación Shimbe (S)

    Se halla conformado principalmente por suelos pertenecientes al Gran Grupo Haplustol y cubre una superficie de 47,435 ha (7.49%). Se encuentran distribuidas en un ambiente semiárido hasta húmedo, sobre depósitos coluviónicos, con topografía fuertemente inclinada a empinada. Presenta fases por pendiente. Apta para pastoreo extensivo y temporal y protección.

  8. Asociación Montero (M)

    Esta unidad edáfica se halla conformada principalmente por suelos pertenecientes al Gran Grupo Torrert y abarca una superficie aproximada de 2,096 ha (0.33%). Se halla ocupando las zonas de lomadas y colinas en un ambiente árido a semiárido con topografía casi a nivel. Presenta fases por pendiente. Apta para cultivos en limpio bajo riego y pastoreo extensivo y temporal.

  9. Asociación Jabonillo (J)

    Esta asociación edáfica está conformada por suelos pertenecientes al Gran Grupo Torriortent subgrupo Torriortent Lítico, cubriendo una superficie aproximada de 8,253 ha (1.30%). Se presenta en las partes bajas de la cuenca, en zonas climáticas áridas y cálidas ocupando las áreas de lomadas; apta para pastoreo temporal y protección.

  10. Asociación La Solana (S)

    Esta asociación edáfica está conformada por los Grandes Grupos Cambortid (70%) y Torriortent (30%). Cubren una superficie aproximada de 57,484 ha (9.07%). Se hallan distribuidas en las partes bajas de la cuenca, ocupando las geoformas de lomadas y colinas en un ambiente árido a semiárido. Presenta fases por pendiente. Apta para pastoreo extensivo y temporal y protección.

  11. Asociación Guineo – Carrizo (G –C)

    Esta asociación edáfica se halla conformada por suelos pertenecientes a los Grandes Grupos Cambortid (70%) y Torrert (30%), cubriendo una superficie de 3,059 ha (0.48%). Se hallan ocupando las geoformas de lomadas y colinas bajas. Presenta fases por pendiente. Apta para el pastoreo extensivo y temporal y protección.

  12. Asociación Guineo – Jabonillo (G-J)

    Se halla integrada por suelos pertenecientes al Gran Grupo Torrifluvent (70%) y al gran grupo Torrent (30%), ocupando una superficie de 2,251 ha (0.36%). Se halla ocupando las planicies aluviales, de topografía casi plana y áreas cálidas y áridas. Apta para pastoreo exensivo y temporal y cultivos en limpio.

  13. Asociación Quiroz – Jabonillo (Q-L)

    Se halla conformada por suelos pertenecientes al Gran Grupo Cambortid (60%) y al Gran Grupo Haplustol (40%), cubriendo una superficie aproximada de 340 ha (0.05%). Se halla ocupando las lomadas y colinas bajas, en un ambiente semiárido, su topografía es empinada. Apta para pastoreo extensivo y temporal y protección.

  14. Asociación Guineo – Monteo (G-M)

    Se halla conformada por suelos pertenecientes al Gran Grupo Cambortid (60%) y al Gran Grupo Torriortent (40%), cubriendo una superficie aproximada de 24,237 ha (3.83%). Se halla ocupando las lomadas y colinas bajas, en un ambiente árido y de topografía inclinada. Apta para pastoreo temporal y protección.

  15. Asociación Guineo – La Solana (G-S)

    Se halla conformada por suelos pertenecientes al Gran Grupo Torriortent (40%) y Sub-Grupo Torriortent Lítico (60%), con una extensión aproximada de 5,116 ha 0.81%). Se halla ocupando las lomadas en un ambiente árido, su topografía es moderadamente empinada. Apta para pastoreo temporal y protección.

  16. Asociación Carrizo – Guineo (C-S)

    Esta asociación edáfica se halla conformada por suelos pertenecientes a los Grandes Grupos Haplustol (60%) y Ustortent (40%) con una extensión aproximada de 21,184 ha (3.34%). Se encuentra ocupando la zona montañosa con pendientes empinadas y presenta fases de pendiente. Apta para pastoreo extensivo y temporal, producción forestal y protección.

  17. Asociación Montero – Limón (M-L)

    Esta unidad edáfica se halla conformada por suelos pertenecientes a los Grandes Grupos Haplustalf (70%) y Ustortent (30%) con una superficie aproximada de 10,884 ha (1.72%). Se encuentra distribuidos en la zona montañosa con pendientes empinadas. Presentan fases por pendientes. Aptas para producción forestal y protección.

  18. Asociación Pingola – Limón (P-Li)

    Esta unidad edáfica está conformada por suelos pertenecientes a los Grandes Grupos Distrocrept (60%) y Ustortent (40%) con una superficie aproximada de 18,373 ha (2.90%). Se halla circunscrita a zonas montañosas glaciales, con pendientes muy empinadas. Aptas para el pastoreo extensivo permanente, producción forestal y protección.

  19. Asociación Hualancas – Limón (H-Li)

    Los suelos que conforman esta asociación edáfica pertenecen a los Grandes Grupos Ustropet (60%) y Ustortent (40%) cubriendo una superficie aproximada de 4,580 ha (0.72%). Se halla ocupando las zonas montañosas con pendiente fuertemente empinadas a empinadas. Presenta fases por pendiente. Apta para pastoreo permanente, producción forestal y protección.

  20. Asociación Cunante – Limón (U-Li)

    Esta asociación está conformada por suelos pertenecientes a los Grandes Grupos Distropept (50%) y Ustocrept (50%) barcando una superficie de 3,152 ha (0.50%). Son suelos que se hallan ocupando la zona montañosa con pendientes dominantes moderadamente empinadas a empinadas. Apta para el pastoreo permanente y producción forestal.

  21. Asociación Ayabaca – Socchabamba (A-B)

    Esta asociación está integrada por suelos pertenecientes a los Grandes Grupos Distropept (60%) y Ustortent (40%) abarcando una superficie de 1,495 ha (0.24%). Se hallan ocupando las zonas montañosas con pendientes fuertemente empinadas a empinadas. Apta para pastoreo extensivo permanente, producción forestal, protección y cultivos en limpio.

  22. Asociación Ayabaca – Limón (A-Li)

    Esta unidad edáfica está conformada por suelos pertenecientes a los Grandes Grupos Haplustol (60%) y Ustocrept (40%) con una superficie aproximada de 1,871 ha (0.30%). Se halla ocupando la parte media del sector montañoso, con pendientes fuertemente empinadas a empinadas. Aptas para el pastoreo extensivo temporal, producción temporal y protección.

  23. Asociación Montero – Socchabamba (M-B)
  24. Asociación Shimbe – Limón (S-L)

Esta unidad edáfica está integrada por suelos pertenecientes a los Grandes Grupos Haplumbrept (60%) y Ustortent (40%) cubriendo una superficie aproximada de 2,780 ha (0.44%). Se halla ocupando las áreas montañosas de mayor altitud con pendientes fuertemente inclinadas. Aptas para el pastoreo extensivo, permanente y protección.

Capacidad de Uso Mayor

La clasificación de los suelos según su capacidad de uso mayor es un ordenamiento sistemático de carácter práctico e interpretativo basado en la aptitud natural que presenta el suelo para producir constantemente bajo tratamientos continuos y usos específicos. El criterio básico que rige esta clasificación está determinado fundamentalmente por las características ecológicas, así como por la naturaleza y grado de limitaciones que impone el uso del suelo, de acuerdo con las variaciones de sus características físico-químicas, morfológicas y topográficas, las que determinan las vocaciones para usos agropecuarios, dentro de los márgenes de rentabilidad adecuada.

Los factores que fijan estas limitaciones son: condición de clima, riesgo de erosión, deficiencia por suelo y condiciones de drenaje. El esquema de clasificación considerado para este estudio consta de 6 grupos y 4 asociaciones de grupos de capacidad de uso mayor de la tierra.

Grupos

A.- Tierras aptas para los cultivos en limpio sin riego

Ar.- Tierras aptas para los cultivos en limpio con riego

P.- Tierras aptas para pastoreo continuado.

Pt.- Tierras aptas para pastoreo temporal

F.- Tierras aptas para producción forestal

X.- Tierras de protección (no aptas para fines agropecuarios ni explotación forestal).

Asociaciones

Pt – X.- Asociación de los Grupos Pt – X : 60% y 40%

P – F.- Asociación de los Grupos P – F : 60% y 40%

F – X.- Asociación de los Grupos F – X : 20% y 80%

Ar – X.- Asociación de los Grupos Ar – X: 60% y 40%.

En el siguiente Cuadro se presenta la superficie de los grupos y asociaciones de grupo de capacidad de uso mayor.

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Fuente: APODESA 1994.

B) Clasificación de Suelos - Valle del Bajo Chira

En el estudio del Valle del Bajo Chira de 1983, Energoprojekt ha utilizado la clasificación taxonómica (Soil Classification) y la clasificación europea (FAO – UNESCO) usada en la elaboración del mapa pedológico del mundo.

Esquema de Clasificación

Las unidades superiores de clasificación (órdenes, subórdenes y grandes grupos), se han indicado según el Soil Taxwomy y FAO. Las unidades básicas de clasificación, para una mejor claridad y propósito práctico se presentan en el Cuadro II.06, cuyas descripciones en detalle de morfología y estratigrafía del perfil del suelo se encuentra en el estudio de la referencia.

Clasificación por Capacidad de Uso

Bajo el término "Capacidad de Uso de los Suelos" se entiende la evaluación de las características de los suelo con la finalidad de determinar su calidad referente a su aptitud para su explotación, condiciones para el cultivo y riego.

Energoprojekt en 1983, ha aplicado el método americano de clasificación denominado Land Use and Capabilit y Classification, desarrollado e introducido por el Bureau of Reclamation U.S. Department of Agricultura.

En principio esta clasificación representa en forma precisa la calidad del suelo, por medio de símbolos y fórmulas.

Clases de Suelos

Según esta categorización, existen 8 clases, desde la Clase 1, de mayor calidad hasta la Clase 8, que son suelos sin ningún potencial agrícola.

La clasificación de los suelos por su capacidad de uso, del Valle del Chira se resume en el Cuadro II.07; cuya descripción detallada se encuentra en la fuente indicada.

2.5 Cobertura y Uso Actual de la Tierra

La cobertura y el uso de la tierra, están referidas a los rasgos o cuerpos que se hallan sobre la superficie terrestre, los mismos que son utilizados por la población para satisfacer sus necesidades de supervivencia de acuerdo a sus características sociales, culturales y económicas; estos rasgos están constituidos por la vegetación natural, cultivos, centros poblados, infraestructura, entre otro.

El uso de la tierra, entendida como las actividades que realiza el hombre sobre determinado espacio en la tierra, no siempre lo podemos inferir directamente de los productos antes mencionados, por lo que se necesita además información auxiliar, obtenida al realizar el reconocimiento de campo, o al momento de efectuar la interpretación de los datos.

2.5.1 Cuenca Río Piura

A) Uso de la Tierra – Valle Alto Piura

Según el estudio realizado en 1988 por TAHAL ASCOSESA, en el Alto Piura se venía cultivando una superficie total de 35,100 ha., de las cuales 28,600 ha se encontraban bajo riego. La superficie regada comprendió a cultivos extensivos (maíz, algodón, arroz, sorgo) en una superficie total de 19,900 ha, y frutales (limón, mango, plátano) en 8,700 ha. Además de unas 7,500 ha de terrenos bajos (zonas de pampas) que estuvieron sembradas con cultivos de secano, principalmente maíz; esta área podría ser fácilmente integrada a los sistemas de riego existentes, a condición de disponerse de volúmenes de agua adicionales.

El resto del área del Alto Piura, aproximadamente unas 37,000 ha está ocupadas por bosques, matorrales, praderas naturales, áreas abandonadas y terrenos improductivos (cauces, colinas, áreas pobladas, etc.). Unas 7,000 ha de estas áreas no cultivadas, que comprenden tierras agrícolas abandonadas y bosques en relieve plano, podrían ser incorporados al riego

Los sistemas de riego existentes, alimentados por el agua de los principales afluentes del río Piura, funcionaban en su mayoría sólo durante la temporada lluviosa de verano.

Durante la temporada seca, la mayor parte de la tierra queda inculta, excepto cultivos permanentes de frutales y algunas áreas de extensión reducida, cultivadas principalmente con maíz, que son regadas con explotación de aguas subterráneas (pozos).

Salinidad

La salinidad constituye un problema muy grave en el Alto Piura. Durante el período de Jun - Ago de 1987 se efectuó un estudio especial en el que se identificó una superficie total de 6,595 ha (18% del área total cultivada), que presenta síntomas de salinidad de leve a fuerte. Este dato indicó que la superficie total de las tierras salinas se duplica en 15 años, de 3,365 ha identificadas en el estudio agrológico de 1972 a 6,595 ha en 1988.

B) Uso de la Tierra – Valle Medio y Bajo Piura

Según el estudio realizado por la Asociación de Consultores Proyecto Chira-Piura en 1978, la utilización de la tierra, en el área del Valle del Bajo Piura, presentaba una clara tendencia al predominio del cultivo del algodón Pima (77.8%), y en menor grado el sorgo (9.8%), situación que constituye un proceso selectivo que es el resultado de la tolerancia de estos cultivos a la salinidad y sequía. Una parte de la superficie (9.2%) se dedicaba a cultivos asociados bajo la modalidad practicada por los minifundistas de siembra simultánea de maíz, frijol y camote. Los demás cultivos no eran significativos. El levantamiento del uso de la tierra fue realizado en Junio de 1976 por la ACCHP. El Cuadro siguiente muestra la intensidad de uso de la tierra en el Valle del Bajo Piura (1978).

En la actualidad con la operación del sistema regulado desde Poechos, en el Valle del Bajo Piura se ha incrementado el cultivo de arroz, desplazando a un segundo lugar el cultivo del algodón.

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior

2.5.2 Cuenca Río Chira

A) Unidades de la Cobertura y Uso de la Tierra – Alto Chira

Para la elaboración de la leyenda, APODESA en 1994 utilizó el criterio de las formaciones vegetales planteadas por Montoya (1966) y las categorías pertinentes para la evaluación de las zonas potencialmente erosionables. Las Unidades de Cobertura y Uso de la Tierra de la cuenca alta del río Chira son los siguientes:

i) Bosque.- Es una formación que presenta varios estratos con vegetación leñosa, dominante en el estrato alto, sólo bosque arbustivo y herbáceos. En la zona se presentan las estribaciones del Bosque Seco Ecuatorial, habiéndose considerado dos subclases: i) Bosque Seco Denso y ii) Bosque Seco Semidenso.

ii) Arbusto – Pastos.- Clase diferenciada, en términos de uso, se caracteriza por presentar un estrato arbustivo y herbáceo y que es utilizada para el pastoreo.

iii) Pastos – Arbustos.- En esta clase se tiene una mayor proporción de gramíneas y los arbustos están sobrepastoreados.

iv) Pastos.- En esta clase está compuesta por especies de Gramíneas nativas y/o cultivadas.

v) Sábana – Matorral.- Formación con un estrato herbáceo generalmente continuo con presencia de especies leñosas y semileñosas, con presencia de árboles y los arbustos.

vi) Cultivos.- Esta clase incluye a las especies cultivadas como el maíz, arroz, leguminosas y otros que está en menor proporción.

vii) Suelo Desnudo.- En esta categoría se tiene a los suelos que presentan 40% o menos de cobertura vegetal predominando las gramíneas y algunas arbustivas.

viii) Suelo Desnudo/Eriazos/Suelos Rocosos.- Es el suelo que presenta una cobertura vegetal menor al 20%, hasta los que no la poseen, así como a los cubiertos en algún grado con piedras.

Los resultados de la clasificación digital de las escenas del satélite SPOT, para el área de la cuenca alta del río Chira, en la parte peruana referido a Poechos se presentan en el Cuadro siguiente, en él se puede apreciar que de 633,444 ha poco menos de un tercio del área, presentaba cobertura de bosque denso, 12.4% bosque semidenso y 22.2% cubierta con matorrales, siendo estas dos últimas, las que están siendo afectadas por la extracción de especies con fines maderables, como leña y para el pastoreo del ganado.

El 25% de la superficie está cubierta con pastos temporales, sábana y matorral, arbustos – pastos y arbustos, vegetación que es también utilizada para el pastoreo del ganado, en forma extensiva, y que en su mayor parte corresponde a los caprinos.

Los cultivos ocupan el 4% de la extensión total, dominando el cultivo de arroz en las zonas bajas, y el maíz, que es conducido mayormente en zonas de laderas.

Los suelos que presentan coberturas menores al 40% de vegetación son considerados y ocupan 2.8% del área; de ellos, más del 50% presenta una cobertura vegetal muy pobre y con afloramientos rocosos.

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior

B) Uso de la Tierra – Valle Bajo Chira

De acuerdo al estudio realizado por ENERGOPROJECKT en 1983 y 1995, los suelos del Valle del Bajo Chira tenían diferentes usos, encontrándose suelos sembrados con frutales, así como algodón, arroz, sorgo y otros. En general se llevan a cabo dos siembras durante el año que equivale a dos campañas: una denominada grande, en la cual se siembra cultivos rentables que ocupan el mayor tiempo y espacio de explotación durante el año. La campaña chica es complementaria a la primera y ocupa un menor tiempo y espacio dentro del año agrícola.

El uso de la tierra se circunscribe principalmente a los suelos que reúnen las mejores condiciones físicas y químicas.

En los suelos afectados por el mal drenaje el uso de la tierra era más limitado, debido a las condiciones físicas que presentaba, siendo los rendimientos menores.

En general la agricultura se practicaba obteniendo los mayores rendimientos en suelos que presentaban condiciones físicas y morfológicos adecuados para la explotación intensiva del suelo. Sembrándose en orden de importancia algodón, arroz, sorgo, maíz y frutales.

2.6 La Tenencia de la Tierra

en el sentido de que en los valles Chira – Piura, existe un extremo minifundio que hace difícil tener una agricultura rentable. Imposibilitando instalar programas agrícolas extensivos de riego, sembrío y otras labores agrícolas, con altos rendimientos y buenos retornos económicos. En la actualidad en el minifundio, las labores agrícolas se hacen en la oportunidad que decide el propietario, en relación a su ocupación y a sus ingresos económicos principales (no agrícolas), y otros motivos. Asimismo además de ser difícil y casi imposible, guardar un sistema de turnos y dotaciones de agua con mensuras de caudales y de tiempos de riego, en el minifundio se realiza un riego de carácter pragmático y grupal, que en principio es beneficioso pero que genera pérdidas de agua y desorden dentro del sistema de riego en general.

Por los datos diversos recibidos que se resume más abajo, se puede decir groseramente, que en Piura habrían actualmente unas 171,500 ha regables, de las que se riega unas 141,000 (sin contar con los proyectos de riego no ejecutados) y que pertenecen a unos 66,300 usuarios; tal como se indica en el cuadro siguiente:

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Las cifras mostradas, por su naturaleza y origen, no son iguales a la aproximación suficiente. Lo indicado se debe en parte a que el padrón de regantes, además de ser una cosa móvil vinculada a la demografía y a las legalidades familiares, están desordenadas por desconocimiento o descuido. En el Bajo Piura se está haciendo un esfuerzo para regularizar el padrón habiendo avanzado ya entre el 90 y 100% en el trabajo de campo y entre el 30% y 40% en el gabinete.

En los valles del Chira, San Lorenzo y Alto Pira, también hay un avance similar con el Programa de Entrenamiento en Servicio del PSI.

2.6.1 Tamaño de la Propiedad

En seguida se muestra la distribución de la propiedad agrícola por tamaños en el valle de Piura, donde se puede observar que los 22,545 propietarios (o sea 94% ) poseen menos de 3 ha, estando el promedio en aproximadamente 1.5 ha. Este extremado y extendido minifundio, que se presenta también en el valle Chira, es un obstáculo para el desarrollo de las familias y para el conjunto de los agricultores.

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Fuente: AACH-CH

El minifundio, en la forma como se está conduciendo y por las actuales circunstancias de falta de avío agrícola resulta antieconómico, y podría decirse también antisocial, en la medida en que dificulta mejorar las condiciones económicas del conjunto, y al final elevar el PBI (local y nacional) que es expresión del desarrollo. No lo es sin embargo (antieconómico o antisocial) en la medida en que las propiedades, sin perder su naturaleza, se asocien para constituir extensiones económicamente trabajables, para de este modo elevar los índices económicos-sociales.

2.7 GEOLOGÍA

2.7.1 Cuenca Alto Piura

A) Unidades Geológicas

TAHAL ASCOSESA(1988), señala que Las unidades estratigráficas identificadas en el Alto Piura son las siguientes: i) Terrazas Bajas y Lecho de Ríos, ii) Terrazas intermedias curso río, iii) Terrazas altas, iv) Formación Porculla, v) Formación Llama, vi) Formación Chignia, viii) Grupo Goyllarisquizga, ix) Formación Río Seco, x) Grupo Salas y xi) Complejo de Olmos. En el Mapa C-03 se muestra la Geología de las dos cuencas integradas Chira – Piua, actualizada (INRENA-1997-98).

B) Unidades Litológicas

En el Alto Piura la composición litológica Regional es la siguiente: i) Depósitos fluviales y fluvioaluviales, ii) Tobas, andesíticas y riolíticas en bancos masivos, brechas y lavas andesíticas, iii) Brechas piroclásticas andesíticas, tobas ácidas y sedimentos lacustres, iv) Granitos, tonalitos, cineritas, calizas arenáceas, areniscas ignimbritas, esquistos y dolomitas y v) Cuarcitas, filitas lustrosas, esquistos pelíticos, etc.

2.7.2 Cuenca Medio y Bajo Piura

Según el estudio realizado por COLOMBI-MENDIVIL en 1969, la geología del Medio y Bajo Piura están formados por aluviones cuaternarios, estando conformado dicho aluvión por arena fina, limo, arcilla y algo de grava.

Dichos depósitos aluviales están sustentados por arena, limo y arcilla de origen marino (formación zapallal mioceno).

Las dunas de los terrenos áridos del Desierto de Sechura que son de origen eólico, penetran en el Valle Bajo Piura por acción de los vientos del Sur y del Sur-Este. Es por esta razón que en muchos casos se observa dunas dentro del Valle Bajo Piura.

2.7.3. Cuenca Alto Chira

A) Unidades Geológicas

Las unidades geológicas identificadas en la cuenca alta del río Chira, referenciado desde Poechos hasta los límites con el Ecuador son los siguientes(APODESA 1994):

i) Complejo de Olmos.- Esto es una secuencia de esquistos, de naturaleza dominantemente pelítica. También consiste en sedimentos argiláceos, en las cuales dominan los esquistos, pelíticos o cuarzosos, así como anfibolitas de las facies de esquistos verdes.

ii) Grupo Salas.- Está constituido por filitas argiláceas gris marrones a gris violáceas, intercaladas con cineritas verdes palidaso gris brunáceas, intercalándose con cuarcitas de grano fino, blancogrisáceas.

iii) Grupo San Pedro.- La parte superior es demoninantemente chértica, consistente en capas finamente bandeadas con coloraciones negras a gris blanquecinas, muy duras, que exhiben estructuras sedimentarias de microplegamientos y convolutas. Hacia el tope se tiene lodolitas gris oscuras a negras con nódulos de limonita, intercalándose con capas delgadas de chert bandeado, color blanco.

iv) Volcánico la Bocana.- El nivel superior lo componen generalmente brechas andesíticas o aglomerados con cemento microbrechoide, intercalados con calizas tobáceas, blanquecinas a veces carbonozas y fosilíferas, y con limolitas o lodolitas calcáreas y arcillitas.

v) Volcánico Lancones.- Consiste de brechas piroclásticas andesíticas, masivas cuyos litoclastos tienen dimensiones considerables.

vi) Formación Huasimal.- La Unidad preponderante está constituida por lodolitas negras, frágiles y deleznables; a veces lodolitas calcáreas oscuras, fracturadas, areniscas gris violáceas, de grano fino o areniscas limosas duras.

vii) Formación Jahuay Negro.- Esta Unidad se caracteriza por la presencia de areniscas feldespática, de grano fino a medio y grauvacas, grises o gris verdosas y se diferencia por contener concresiones calcáreas esféricas.

viii) Formación Encuentros.- La parte superior presenta una intercalación, casi ritmíca, de limonitas lodolitas negras, en capas delgadas y en paquetes, con areniscas feldespática, gris amarillenta y algunos niveles de microconglomerados y microbrechas.

ix) Formación Tablones.- Está compuesto por conglomerados, gris plonizos o blanco amarillentos, con rodados de cuarcitas, filitas, esquistos, granitos, en una matriz arcósica.

En la parte inferior se presenta areniscas, de grano grueso a medio, con microconglomerados lenticulares.

x) Formación Yapatera.- Está dada por una secuencia de conglomerados diagenizados intercalados con areniscas tobáceas, que conforman bancos densos.

xi) Formación Verdún.- Está compuesta por areniscas bioclásticas, blanco amarillentas, de grano fino a grueso con granos angulosos de cuarzo, feldespatos y materiales orgánicos.

xii) Volcánica Llama.- Esta Unidad está conformada por bancos gruesos de brechas piroclásticas andesitas, gris violáceas a moradas, intercalados con niveles de tobas ácidas, blanco-verdosas, ocasionalmente presenta conglomerados volcánicos.

xiii) Volcánica Porculla.- Está constituido mayormente por tobas andesitas y riolíticas, gris blanquecinas, en bancos masivos, presenta intercalaciones de brechas piroclásticas andesitas así como lavas de esta misma composición.

xiv) Volcánica Shimbe.- Son andesitas lávicas o meta-andesitas, gris verdosa con chispas de pirita, presentándose en bancos masivos, en algunos casos presentan tobas de composición andesítica.

xv) Volcánico Huaypirá.- Está constituido por andesitas piroclásticas, gris violáceas, en algunos sectores son grises azulinas a moradas, con textura porfirítica; los fenos lo conforman cristales de plagioclasa y en menor proporción augita o minerales opacos.

xvi) Depósitos Aluviales.- Los materiales depositados son conflomerados y flangomerados piolimíticos, poco consolidados, con una matriz arenosa o limoarcillosa.

xvii) Depósito Glaciares.- Están constituidos por brechas inconsolidadas en matriz microbechosa o arenácea.

xviii) Depósitos Fluviales.- stá constituido por conglomerados inconsolidados, arenas sueltas y materiales limo-arcillosos.

B) Unidades Litológicas

De acuerdo al estudio realizado por APODESA en 1994, en la cuenca alta de Poechos, se han diferenciado 23 unidades litológicas cuya denominación y superficie se detallan en el cuadro siguiente.

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Fuente: APODESA, 1994.

2.7.4 Cuenca Bajo Chira

De acuerdo al estudio realizado por ENERGOPROJECKT en 1983, en el valle del Bajo Chira, la estructura del terreno consta de formaciones de distinta antigüedad; de acuerdo a los restos fósiles y otros, se han constatado los miembros estratigráficos de: eoceno, mioceno y cuaternario.

  1. Eoceno, medio y superior

Consta de las formaciones Chira y Verdún (denominaciones locales)

Formación Chira: En la zona estrecha del valle, presenta cuatro facies, a saber:

  • Facies de areniscas, ; margen derecha del Medio Chira
  • Facies de areniscas y arcillas margosas, margen derecha
  • Facies lutitas Chira, en sector vertiente del Chira hasta Vichayal y en vertiente izquierda el área de Arenal
  • Facies conglomerado Chira, esta facie se extiende encima de la anterior.

Formación Verdún: En la zona que estrictamente pertenece al valle, aguas abajo de Vichayal, tiene dos facies a saber:

  • Facies lutita bituminas; en el sector Vichayal
  • Facies conglomerado Verdún; entre Vichayal y Miramar.

Pareciera que ambas facies de Verdún se hunden bajo la formación Chira; sin embargo, en la zona de su contacto (cerca a Vichayal), aparecen fallas a lo largo de las cuales ha podido realizarse también el contacto tectónico.

  1. Mioceno Medio y Superior – Formación Zapallal (ZAP)

Esta formación estructura la vertiente izquierda del Valle del Bajo Chira, desde Sullana hasta Viviate. La formación consta de: arenisca, piedra arcillosa y limosa, localmente con bentonita, pobremente cementada, de color café a gris, en capas, banquetas y conglomerados pobremente cementados.

En el poblado de Miraflores, se observa que el horizonte superior de esta formación contiene también lentes de arenisca caliza. La roca es de partículas finas, de color blancuzco y relativamente dura. Gravas conglomeráticas pobremente cementados, cubren el horizonte de lentes, su espesor es de 20 metros aproximadamente y se presenta en un área de varios km2. Estas gravas pertenecen probablemente al plioceno.

C) El Cuaternario

senta sedimentos de terrazas, de ladera (deluviales y proluviales), aluviales y eólicas: ellos recubren la mayor parte de terreno del Valle del Chira.

Las terrazas t3 y t2 presentan por lo general estructura gravosa y arenoso – limosa cuyo espesor se evalúa en 5 – 10 metros. Los sedimentos limosos y arenosos de partículas finas, arcilla y lodo forman la terraza t1 su espesor asciende hasta 40 metros.

Los depósitos fluviales y de quebradas contienen sedimentos mencionados, localmente con arena y grava de tamaño mediano.

Los sedimentos eólicos están representados por la arena.

2.8 GEOMORFOLOGÍA

2.8.1 Cuenca Río Piura

De acuerdo al Estudio Geodinámico de la Cuenca del Río Piura, realizado por el Instituto Geológico Minero y Metalúrgico (INGEMMET-1994), la Cuenca del río Piura comprende dos áreas fisiográficas plenamente identificadas; la primera en la zona occidental, que forma parte del llamado Desierto de Sechura, constituido por terrenos topográficamente planos con ondulaciones de hasta 275 m.s.n.m. en sus partes más altas, surcado por el Valle del río Piura que desemboca en el Océano Pacífico. Destacan en esta planicie en la parte Nor Occidental los Cerros de Asperrería que al igual que los de los Macizos de Paita se alzan abruptamente hasta alturas de 390 m.s.n.m., y en la parte Norte Oriental otro cordón de cerros de edad Pre-Terciaria.

La segunda área, constituida por la parte oriental de la cuenca se caracteriza por presentar una topografía que paulatinamente se hace más abrupta hacia el Oriente apareciendo al inicio los Promontorios que constituyen los flancos de la Cordillera Occidental con alturas de 200 m.s.n.m., que ascienden posteriormente conformando el macizo de la Cordillera Occidental con altitudes de hasta 3,644 m.s.n.m. Tanto el macizo como las estribaciones andinas son disectadas por valles de corto recorrido y fuerte pendiente que desembocan por la margen derecha del valle del río Piura, el que en la zona oriental sigue una orientación Sur a Norte, cortando en sus nacientes a los promontorios de los flancos de la Cordillera Occidental.

En el Mapa C-04 se muestra la Geomorfología de las dos cuencas integradas Chira-Piura, actualizada (INRENA-1997-98).

A) Unidades Morfológicas

Geomorfológicamente la Cuenca del Río Piura, se ha subdividido en las siguientes Unidades:

i) Unidad I. Faja Litoral.- Se caracteriza por estar constituida por p ayas, salinas, depresiones inundables, barrancos de baja altura; cordones de arena, etc. que ocupan una longitud de costa de 56 km. con un ancho que varía de 1 a 5 km. y una altitud entre 0 a 25 m.s.n.m.

ii) Unidad II. Macizos Occidentales.- En la parte Nor Occidental de la cuenca destacan sobre la extensa planicie del desierto como remanentes de un antiguo archipiélago los Cerros de Asperrería conformados por promontorios aislados de rocas paleozoicas complejamente plegadas y falladas que constituyen parte de la antigua Cordillera de la Costa. Los cerros se caracterizan por presentar alturas de hasta 390 m.s.n.m., con laderas escarpadas disectadas por quebradas de corto recorrido y fuerte pendiente.

iii) Unidad III. Planicie Costanera o Depresión Parandina.- Considerando dentro de esta Unidad, los elementos geomórficos que conforman la planicie del denominado Desierto de Sechura limitado en ambas márgenes por cadenas montañosas, se le subdivide en:

  • Sub-Unidad III - Terrazas Marinas o Tablazos

Limitando a la faja litoral se encuentran estas terrazas marinas o "Tablazos" que conforman la basta llanura desértica; cuya altura se acrecienta de Oeste a Este desde 25 hasta 275 m.s.n.m. y que decrece gradualmente de Norte a Sur hasta desaparecer en forma de cuña en Reventazón, fuera de la cuenca.

Estos tablazos constituyen superficies planas, cortadas por las Depresiones de Ramón y el Valle del río Piura.

El suave relieve de estos tablazos, favorece la migración de grandes cantidades de arena de mar al continente, dando lugar a la formación de dunas de considerable altura y extensión que se ordenan en típicos cinturones de Barcanas que siguen alineamientos SW-NE y N-S sobre todo en las partes occidentales y centrales, donde destacan las dunas tipo Pur Pur, como las denominadas Julián Grande y Julián Chico al Este de la Depresión Ramón.

Las acumulaciones arenosas se intensifican en la parte oriental de esta Sub-Unidad, donde cubren promontorios Pre-Terciarios, adoptando un drenaje del tipo dentrítico truncado, alcanzando alturas de hata 275 m.s.n.m., terminando en forma de mesetas frente a la margen izquierda del Valle del río Piura.

En la zona Nor-Occidental, esta sub-unidad es cortada por el Valle del río Piura que discurre en dirección Nor-Este Sur-Oeste.

  • Sub-Unidad III - Depresión Ramón

Se denomina así a la cubeta existente en la Sub-Unidad Tablazos, área conocida como Salinas o Ramón, con cotas entre 7 y 25 m.s.n.m.; que en época de crecidas excepcionales del río Piura se une con las Lagunas Ramón y Ñapique conformando una laguna de grandes dimensiones cuyas aguas drenan por el Estuario de Virrilá o Brazo Ramón , que constituye un brazo del mar que se interna al desierto por más de 50 km, con un ancho variado cuyo nivel de aguas es influenciado por la alta y baja marea marina, oscilando en casi un metro.

La Depresión conforma una cubeta tendida, constituida superficialmente por un suelo areno-salitroso sumamente blando, por sectores intransitable. Presenta un ancho entre 4 y 18 km. y una cota mínima de 7 m.s.n.m.; tanto al Oeste como al Este es limitado por barrancos de los tablazos con cotas entre 14 y 25 m.s.n.m.

El área Oriental de la depresión adyacente a las Dunas Julián Grande y Julián Chico, permanece constantemente anegada, dando lugar a la formación de grandes reservas de salmueras, donde la sal se explota ocasionalmente.

  • Sub-Unidad III.- Valle Río Piura

Al Este de la planicie costanera discurre con rumbo Sur-Norte el Valle del Río Piura, el que a la altura de Tambogrande hace una curva para variar su rumbo con dirección Nor-Este-Sur-Oeste, hasta su desembocadura en la Bocana San Pedro, horadando las terrazas marinas o tablazos que constituyen los flancos del valle.

El Valle del río Piura en sus inicios presenta la típica forma de "V" (Area de Huarmaca), indicadora de su etapa juvenil, limitada por la vertiente oriental de la planicie.

A partir de Tambogrande el valle presenta sus flancos abiertos, limitados por el Tablazo, el que progresivamente decrece en altitud hacia la desembocadura; por la zona de Monte Castillo (Valle del Bajo Piura) se abre en abanico conformando márgenes inundables en épocas de avenidas excepcionales, constituyendo a partir del Sector de Onza de Oro, una gran depresión que se conecta con las Lagunas de Ramón y Ñapique, el Estuario de San Pedro y la Depresión de Ramón; donde sobresalen algunos pequeños promontorios como montes islas, el área es limitada por los tablazos.

Geomorfológicamente el Valle del Río Piura presenta formas especiales únicas en nuestro territorio.

  1. senta una topografía de colinas y pequeños promontorios con laderas de pendientes suaves a moderadas entre 2 a 20%, que en algunos casos pueden sobrepasar estos valores. Corresponde a cerros bajos conformados por rocas de edad Cretácea a Terciaria que se levantan en el Nor-Este de la cuenca, y cerros de rocas paleozoicas y pre-cámbricas en el Sur, que se caracterizan por ser estables, presenta una notable aridez, y están surcados por quebradas de corto recorrido.

  2. Unidad IV. Estribaciones del Frente Andino.- Unidad comprendida entre los 200 y 400 m.s.n.m., que progresivamente se incrementa en altitud hacia el Este.
  3. Unidad V. Frente Andino.- Comprendida entre los 500 a 3644 m.s.n.m., corresponde a lo que se denomina vertiente occidental de la Cordillera Occidental, compuesto por rocas de edad Paleozoica a Terciaria, de naturaleza ígnea, metamórfica y sedimentaria, éstas últimas plegadas, fracturadas e intrusionadas. Los afloramientos presentan una orientación hacia el Norte, como expresión regional de la Deflexión de Huancabamba.

á constituida por promontorios de topografía abrupta a moderada, con pendientes naturales entre el 20 y 70%, con algunas zonas de suaves laderas, cubiertas por una densa vegetación tropical herbácea y arbustiva. El área es de estabilidad variada. Se observa en ella fenómenos de geodinámica externa como deslizamientos, derrumbes, erosión fluvial, etc. activados por los agentes modeladores naturales o intervención del hombre.

esta unidad nacen todos los tributarios principales al río Piura, los que se caracterizan por presentar un corto recorrido, fuerte pendiente y sección transversal en "V", ancha y abierta en la parte alta y encañodada en la parte baja.

tacable la existencia de una conspicua meseta que representa restos de la "Superficie Puna", como la que aparece en otras regiones del país, constituyendo una plataforma que corona las partes altas de Sapillica, Frías y Lagunas, con una altura promedio de 3,400 m.s.n.m. Igualmente es considerada como restos de la "Superficie Puna", un estado modificado por la erosión del sector de Chalaco cuyas cotas oscilan entre los 2,000 y 2,300 m.s.n.m.

2.8.3 Cuenca Río Chira

La evaluación geomorfológica de una región amplia del valle del río Chira se refleja en los fenómenos tectónicos ocurridos en los períodos de cresta y terciario.

A) Unidades Geomorfológicas

Valle.- Los valles representan los drenajes de las aguas superficiales y subterráneas. Uno de los valles es el del río Chira, cuyas aguas corren desde el Este hacia el Oeste, desembocándose al Océano Pacífico.

Depresión Para – Andina.- Con la depresión Para – Andina el río Chira crea dos unidades geomorfológicas.

margen derecha del río hacia el Norte muestra una topografía ondulada, con la vegetación y rocas de antigüedad cuaternaria Paleozólica. En la margen izquierda del río hacia el Sur, hasta Sechura y Olmos, está ubicado el desierto.

Cordillera de la Costa.- Este masivo se extiende desde Sila de Paita hasta el río Tumbes; en su parte Este tiene inicio las quebradas, su dirección es hacia el río Chira.

3. ASPECTOS SOCIO-DEMOGRÁFICOS

3.1 Población Total.-

La población nominalmente censada en la Region Piura, según el Censo de Población y Vivienda de 1993 fue de 1´388,264 habitantes, la misma que se distribuía de la siguiente manera: 36.2% en Piura (provincia), 16.9% en Sullana, 11.7% en Morropón, 9.5% en Ayabaca, 8.7% en Talara, 8.5% en Huancabamba, 5.5% en Paita, y por último, 3.0% en Sechura. (Ver Cuadro )

CUADRO

DEPARTAMENTO DE PIURA:

POBLACION CENSADA SEGÚN PROVINCIAS

AÑO :1993

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Fuente : INEI-CTAR PIURA.

Entre los censos de 1981 y 1993, la población del Departamento de Piura se incrementó en 253,580 habitantes, lo que equivale a 21,132 personas por año. En términos relativos, significa un aumento poblacional de 21.9% respecto a la población de 1981, que fue de 1´155,682 Hab.

Entre 1940 y 1993, la población en la Region Piura se ha incrementado en 976,418 habitantes; es decir, un poco más de 2 veces. En 1940, la población fue de 432,844 habitantes, y en 1993, fue de 1´409,262 Hab.

Para el año 2,000 la población se estima en 1´515,800 Hab. considerando una tasa de crecimiento de 1.3% anual entre 1998 y el año 2000. (Ver Cuadro).

CUADRO

REGION PIURA: POBLACION TOTAL SEGÚN PROVINCIAS

AÑOS : 1996-1997-1998 - 2000

(En miles)

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior

FUENTE : CTAR PIURA.

3.1.1 Población por Grupos de Edad.-

Analizando la población por grupos de edad, se tiene que en 1993 la población de la Region Piura se caracterizó por ser relativamente joven. Más de la tercera parte de la población (40.3%) era menor de 15 años. Sin embargo, este porcentaje viene disminuyendo con respecto a los censos anteriores. Así, los menores de 15 años que en 1972 representaban el 47.1% de la población total, llegaron a constituir el 43.8% en 1981.

Simultáneamente, se ha incrementado la proporción de personas de 15 a 64 años que constituyen la fuerza potencial de trabajo: de 52.3% en 1981, pasó a 55.2% en 1993.

La proporción de la población considerada de la "tercera edad", es decir, de 65 y más años de edad, ha aumentado en forma moderada en los últimos 12 años, al pasar de 3.9% en 1981 a 4.5% en 1993. Ello es consecuencia del incremento de la Esperanza de Vida.

  • En 1993, por cada 10 personas que están en edad de desarrollar una actividad económicamente productiva (15 a 64 años) hay un poco más de 8 personas en edad inactiva (menores de 15 años y de 65 y más años). Esto quiere decir que la relación de dependencia demográfica es de 80.0%.
  • En 1998 la población menor de 15 años era el 37.7%, en tanto la población de la tercera edad alcanzó el 4.2%, mientras que el 56.7 de la población total lo constituye el grupo de población en edad de trabajar: de 15 a 64 años. (Ver Cuadro).

CUADRO

REGION PIURA:

POBLACION TOTAL POR GRANDES GRUPOS DE EDAD SEGÚN PROVINCIAS

AÑO : 1998

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior

FUENTE : INEI-CTAR PIURA

Cifras proyectadas sólo a nivel del departamento

  1. En 1993, las provincias que tienen los mayores índices de masculinidad son Ayabaca, Morropón y Paita con 105, 104 y 102 hombres por cada 100 mujeres, respectivamente. Las provincias con un relativo equilibrio son Huancabamba y Talara. En cambio, las provincias que tienen una menor proporción de hombres son Piura y Sullana, cuyos índices de masculinidad son 97.2% y 98.7% respectivamente.

    En 1998, la población de la Region Piura ascendía a 1´506,716 hab., siendo 743,269 la población masculina, que representaba el 49.3% de la población, y 763,447 la población femenina, que representaba el 50.7% del total de la población.

  2. Población por Sexo.-
  3. Población Urbana y Rural.-

En 1993 la población urbana de la Region Piura era de 976,798 habitantes, que representaban el 70.4% de la población nominalmente censada en el Departamento. La población de los centros poblados rurales era de 411,466 personas que significaba el 29,6% del total (Ver Cuadro).

De acuerdo a los resultados censales de 1940 y 1961, la población de la Region Piura fue predominantemente rural, representando el 64.4% y 55.5% respectivamente; modificándose la tendencia a partir de 1972 en que comienza a concentrarse la población en centros poblados urbanos.

Las cifras recientes muestran que en la Region Piura continúa la concentración poblacional en centros poblados urbanos observado desde 1972, que representó el 54,1%. En 1981, dicho porcentaje alcanzo el 61.9% , y en 1993, la población urbana alcanzó el 70.4%.

En 1993, se observaba que a nivel provincial, Talara tenía la mayor proporción de población urbana con 99.0%, seguido de Paita con 92.6%, Sullana 88.1%, Piura 85.4%, Morropón 55.1% y las provincias de Huancabamba y Ayabaca con 10.7% y 9.3% respectivamente.

CUADRO

DEPARTAMENTO DE PIURA : POBLACION NOMINALMENTE CENSADA POR AREA URBANA, RURAL Y SEXO, SEGÚN GRANDES GRUPOS DE EDAD

AÑOS : 1981 y 1993

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Fuente : INEI - CTAR PIURA.

  1. Aspecto Económico - Productivos.-

La economía regional se sustenta en actividades de servicios y transformación que tienen un patrón de crecimiento orientado al mercado externo, que no propicia la articulación de los sectores productivos.

La actividad minera es asímismo un sector importante en la estructura productiva regional. En el departamento de Piura destaca la explotación de hidrocarburos en la provincia de Talara y en menor escala de minerales no metálicos como la bentonita, baritina y yeso.

En la economía del departamento de Piura destaca la producción agropecuaria, que concentra aproximadamente el 37% de la PEA departamental, y que se sustenta en la actividad agrícola. La escasez de pastos naturales no propicia el desarrollo ganadero, y en consecuencia la producción pecuaria. La ganadería está orientada mayormente a la cría de ganado caprino y en menor proporción a vacunos y porcinos.

La actividad pesquera se concentra en los puertos de Paita y Sechura; las especies extraídas son destinadas a la producción de harina de pescado.

En Piura la infraestructura para el procesamiento industrial se concentra en las ciudades de Piura, Sullana, Talara y Paita, y está orientada básicamente a la transformación del petróleo, al desmonte de algodón, pilado de arroz, a la producción de harina de pescado, y al procesamiento de pescado congelado.

4. METODOLOGÍA DE ELABORACION.-

La metodología adoptada para la elaboración del Mapa de Peligros de las Cuencas de los Ríos Chira Piura es la siguiente:

4.1 Identificación de Peligros

Tiene por finalidad identificar los peligros naturales que podrían tener impacto sobre el casco urbano y su área de expansión, comprendiendo dentro de este concepto a todos "aquellos elementos del medio ambiente físico, o del entorno físico, perjudiciales al hombre y causados por fuerzas ajenas a él". En este proceso se distingue los impactos generados por acción de fenómenos de geodinámica externa identificados en el presente estudio como la Inestabilidad de Taludes, Inundación, Huaycos y Erosión

En forma gráfica se identifican los sectores de las cuencas que podrían ser afectados por cada uno de los peligros naturales identificados , obtenidos por la superposición de éstos un mapa resultante para cada caso. De la superposición de ambos, se obtiene finalmente el MAPA DE PELIGROS, en donde se delimita los sectores de las Cuencas susceptibles de ser impactados por los peligros naturales identificados, distinguiendo el grado de amenaza en cada caso, en función al número de eventos que puedan tener incidencia en cada uno de éstos sectores.

  1. Para elaboración del Mapa de Peligros de las Cuencas de los Ríos Piura y Chira se utilizo el método del Modelamiento Espacial utilizando además la técnica de Unidades Integradas del Territorio (UIT) la que nos permitió superponer mapas temáticos e integrar atributos a fin de identificar aquellas zonas en las que estos eventos encuentren condiciones favorables para que se produzcan con alta intensidad. Todos estos procedimientos de evaluación de peligros geodinámicos se automatizaran y serán incorporados dentro de un Sistema de Información Geográfica que interrelacionara las variables incidentes en la generación de peligros, esta integración permitirá identificar los posibles peligros naturales que se pueden presentar en una determinada zona, resultado del análisis de las características naturales inherentes a cada área geográfica

    1. Variables Utilizadas
  2. Descripcion del Modelo

Las variables a utilizar en el modelo de Peligros Naturales que permitiran generar el modelo son:

  • Tipo de Suelos
  • Uso del Suelo
  • Escorrentia Superficial
  • Pendiente
  • Cobertura Vegetal
  • Capacidad de Uso Mayor del Suelo
  • Uso Actual del Suelo
  • Geomorfologia
  • Precipitacion Media
  • Geologia
  1. Sub Modelos a Obtener

Realizada la Integración Temática Primaria se obtendrán Modelos de Erosión, Inundaciones, Inestabilidad de Taludes ( desprendimientos, derrumbes y deslizamientos) y Huaycos; obtenidos estos Modelos Primarios se realizara la Integración Temática Final que dará como resultado el Modelo de Peligrosidad Natural o Mapa de Peligros Naturales.

 Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

5. PELIGROS IDENTIFICADOS

Entre los años 1982 y 1983, así como entre 1997 y 1998 (y en otros años de períodos lluviosos), las Cuencas de los río Chira y Piura fueron afectadas por las intensas precipitaciones generadas por el "Fenómeno de El Niño", uno de los eventos climatológicos más intensos que han afectado al territorio Norte peruano en el presente siglo; causando destrucción y muerte, afectando la economía del país, cuyo producto interno descendió hasta –13%. La Región Grau, donde se ubican las cuencas, fueron las más afectadas por la presencia del fenómeno, debido a su cercanía a la línea ecuatorial.

La presencia de fenómenos de geodinámica externa se acentúa en los meses de Enero a Abril, coincidiendo con las mayores precipitaciones pluviales en las cuencas altas y medias, que se tradujeron en el aumento de las descargas de los Ríos Chira y Piura y sus principales tributarios. Durante estos meses se produce gran arrastre de sedimentos de la parte alta a la baja tanto de los valles principales como en sus tributarios, generando fenómenos de erosión de riberas, desbordes e inundaciones que afectan obras de infraestructura de riego (regulación y captación), vial, terrenos de cultivo y muchas veces a centros poblados.

Fenómenos de inestabilidad de taludes, aunque de baja magnitud, se localizan en los tramos encañonados de los valles. Ocurren deslizamientos, derrumbes, flujos de lodo, etc., por acción natural o artificial, incentivados por las fuertes precipitaciones en las zonas altas. Huaycos se presentan en las quebradas de fuerte pendiente y corto recorrido, asociados a deslizamientos y derrumbes.

El fenómeno de arenamiento también es de gran incidencia en las cuencas, cubriendo grandes extensiones en la planicie costanera.

5.1.1 Fenómenos de Geodinámica Externa

Los procesos de Geodinámica Externa que tienen lugar en nuestro país constituyen un serio problema para nuestro normal desarrollo, que se traducen de una morfología sumamente accidentada que muestra nuestro territorio, con variadas condiciones climáticas y geológicas, que en suma predisponen la frecuente ocurrencia de dichos fenómenos. Dentro de este panorama se analizan a continuación los factores que contribuyen a incentivar su activación.

5.1.1.1 Principales Fenómenos de Geodinámica Externa que Afectan a las Cuencas:

Inundaciones

Constituye el principal fenómeno de Geodinámica Externa que afectan a las cuencas, se tienen referencias de su ocurrencia desde la época de la Colonia, con mayor incidencia en las cuencas bajas, sobre todo en la zona de las planicies costanera conocida como Desierto de Sechura.

El Fenómeno de El Niño, principal causante de las inundaciones, es un fenómeno oceanográfico controlado y/o incentivado por la atmósfera que se presenta con intervalos de 5 a 16 años. Se manifiesta con la presencia de aguas muy cálidas frente al litroral, lluvias torrenciales y el colapso del ecosistema marino.

Los parámetros para predecir la presencia moderada o fuerte del Fenómeno de El Niño son: vientos ecuatoriales más fuertes de lo normal por lo menos durante 18 meses, hundimiento de la termoclima, las aguas cálidas se acumulan en la costa con temperaturas anormales por los menos 2ºC sobre lo normal durente un período de más o menos 4 meses; y temperaturas bajas a lo largo del Ecuador en el Pacífico. Aunque la ocurrencia del fenómeno de 1982/83 hace pensar que éste puede presentarse sin una fase preparatoria donde no se detecta con anterioridad ninguno de los signos mencionados, lo que induce a pensar que la posibilidad de pronosticar su ocurrencia no depende del comportamiento de los vientos en el Pacífico Ecuatorial Central en el invierno del hemisferio Sur. Históricamente, se tienen noticias de la ocurrencia del Fenómeno de El Niño en la Tesis de R. Dávila Cueva, quien sostiene que el imperio Chimú fue destruido por el año 1,100 D.C. por efectos de "El Niño".

La Dra. María Rostorowski de Diez Canseco, menciona la ocurrencia de otro Niño por el año 1578, Friklinck da cuenta de los ocurridos en 1728, 1770, 1791, 1828, 1864, 1871, 1877, 1884 y 1891; Lucas de los años: 1835, 1869, 1879 y 1891; V. Eguiguren (1894), establece una tabla semicuantitativa de las lluvias en Piura entre 1791 a 1891, donde clasifica cinco niveles de lluvias según su intensidad.

Cita como años lluviosos a 1814, 1828, 1845, 1864, 1871, 1877, 1878, 1884 y 1891.

Así en 1828 llovió en Piura 14 días y en 1891 más de 60 días. Eguiguren sostiene que los años 1578, 1624, 1701, 1720, 1728, 1845 y 1891 fueron también años extraordinariamente lluviosos.

Schott menciona la presencia de los "Niños" de 1891 y 1921. A partir de 1925 se cuenta a nivel nacional con los registros de IMARPE, los que indican que los "Niños" de 1925, 1957, 1972 y 1983, 1998 han sido los más acentuados y en menor proporción cita a los años 1930, 1951, 1965 y 1975, Woodman R., (1984), en base a reportes periodísticos del años 1925 establece un índice promedio de precipitación de 60 mm. para lluvias fuertes y 20 mm. para lluvias normales, y en base a dicho criterio obtiene un acumulado total estimado de 1,200 mm para el año 1925, que coincide con el estimado en base a las lluvias de Zorritos por G. Petersen, y los relaciona con las precipitaciones de 1983 calculadas en 2,381 mm. estableciendo que el período de lluvias de 1925 fue corto, mientas que el de 1983 se extendió hasta Junio.

La evaluación de las descargas anuales del río Piura para 1925 lo calcula haciendo uso de una ecuación de regresión lineal en base a los datos que la Dirección de Aguas registra para el año 1926 (3,363 millones de m3) en 6,000 millones de m3 que comparado con el registro de 1983 (11,153 millones de Enero a Junio), obtiene una relación de 2 a 1 entre 1983 y 1925.

Woodman concluye que entre 1791 y 1924 n se han registrado períodos lluviosos mayores a los de 1925 y sin ninguna comparación con los de 1983 e indica que no existe por tradición oral o escrita algún indicio que haya habido otra lluvia de la magnitud de la de 1983 en los 450 años de historia de Piura.

Si consideramos que el promedio de precipitación anual de Piura incluyendo las copiosas lluvias de 1972, es de aproximadamente 50 mm. las lluvias de 1983 fueron alrededor de 50 veces más intensas que su valor promedio, indicándonos con esto que Piura considerada como una de las regiones más desérticas del globo pasó a tener lluvias torrenciales como sólo se dan en las regiones más tórridas.

Este fenómeno de gran importancia en la cuenca ocurre sobre todo en el área del Medio y Bajo Piura y tiende a afectar a las zonas planas de la cuenca constituida en gran parte por tablazos marinos y que en el sector oriental de la planicie costanera se hallan cubiertos por un potente deposito eólico y áreas planas depresionadas.

En el Sector del Bajo Piura, por lo datos obtenidos en los trabajos de campo, gabinete y antecedentes históricos, se establece que las áreas cuya cota se halla debajo de los 25 m.s.n.m., con relación a las lluvias que general el "Fenómeno de El Niño" tienden a inundarse, formando una gran laguna que comprende las áreas de Bernal a Bocana San Pedro, Sector del litoral entre Bocana San Pedro y Parachique y las Lagunas Ramón y Ñapique y la Depresión de Ramón-Estuario Virrilá donde sobresalen como islas las áreas que sobrepasan esta altitud.

epresionados como en la ciudad de Piura, el tramo adyacente a las carreteras: Piura-Sullana, Piura-El Sesenta y cinco, Piura-Paita; áreas: Catacaos-La Arena, Chulucanas, etc., son afectadas por las inundaciones que provocan las fuertes lluvias generadas por el "Fenómeno de El Niño".

En el Sector del Alto Piura y en los tramos inferiores de sus principales afluentes (río Las Gallegas, San Jorge, Bigote, Río Seco, etc.) las inundaciones tienen como causa directa, las crecientes que se producen anualmente en el período lluvioso (entre lo meses de Enero a Abril), debido generalmente a que en estos sectores, el valle se ensancha y el río en sus márgenes no siempre cuenta con terrazas lo suficientemente altas para encauzar sus descargas provocando su desborde.

Otra causa es la existencia de tierras bajas aledañas al cauce del río, tal como ocurre en el Sector comprendido entre Monte Castillo y la desembocadura del río Piura Viejo, en el Sector de la Laguna Ramón donde se han tenido que construir defensas ribereñas que tienden a reducir su vida útil debido a la constante sedimentación del río y a su escasa gradiente.

En el Sector Litoral, entre Parachique y la Bocana de San Pedro, el área comprendida entre el mar y el flanco del tablazo marino, en muchas ocasiones ha sido inundado por acción de las fuertes precipitaciones, las altas mareas o por tsunamis.

Erosión

Es un fenómeno que se presenta en mayor o menor grado de intensidad en las planicies a lo largo de los ríos Chira y Piura. Las principales causas de su ocurrencia son el incremento brusco de sus descargas en cada temporada de lluvias y, las variaciones de su dinámica fluvial.

La erosión tiende a afectar a las riberas naturales y en algunos casos a riberas formadas por rellenos artificiales (plataforma de carreteras, canales, etc.).

La destrucción se produce, además del efecto de la acción hidráulica, por el impacto en las márgenes de los sólidos y sedimentos que arrastran; los que causan daños a las obras de infraestructura vial y agrícola (carreteras, tomas, etc.), campos de cultivo y viviendas que se ubican en las riberas.

La ubicación de fenómenos de Geodinámica Externa, señalan áreas afectadas por este proceso, entre las que destacan El Sector del Chipe (margen derecha del río Piura) en la ciudad de Piura, Area de Curumuy (Medio Piura), Sector de Tambogrande, Área del Puente Ñapique (Chulucanas), Tramo Puente Morropón-Serrán, Sector de San Pedro (margen izquierda del Río San Jorge), Área de Hualcas (margen derecha del río Chignia), Área de Afiladera (río Pusmalca-Sector Canchaque).

Huaycos

Este tipo de fenómenos se localizan en las cuencas altas del río Chira y Pïura y sus principales afluentes, por lo general sus efectos además de ser locales generan otras situaciones de riesgo tales como: represamientos momentáneos, inundaciones, erosión de riberas y desvíos del cauce del río, afectando considerablemente a las obras de infraestructura vial (carreteras, puentes, etc.), campos de cultivo, centros poblados aledaños, etc.).

De acuerdo su frecuencia de ocurrencia, existen dos tipos de huaycos: unos, los "periódicos" ocurren generalmente en los meses lluviosos (Enero a Abril), y los otros "ocasionales" que se presentan eventualmente en las épocas de precipitaciones excepcionales como ocurre en la aparición del "Fenómeno de El Niño".

Las variables que determinan la ocurrencia de huaycos en las Cuencas son: precipitaciones pluviales intensas, presencia de grandes masas de materiales sueltos en las vertientes y lecho de las quebradas, fuertes pendientes tanto de las quebradas como de los terrenos.

Derrumbes

Juega papel importante en su ocurrencia, la fuerte pendiente de las vertientes en la parte media de los valles, la composición litológica de sus flancos, el fracturamiento y grado de alteración de las rocas que predisponen a la acumulación de escombros, y el factor humano que al desarrollar actividades agrícolas y pecuarias y construir vías de penetración, altera constantemente el estado de equilibrio natural de los taludes.

En las vías de penetración hacia los pueblos de la zona andina de la cuenca, como la Carretera Loma Larga-Canchaque-Huarmaca, Morropón-Paltashaco-San Jorge-Bigote-Los Ranchos, etc.se observa la presencia de estos fenómenos por haberse practicado cortes de materiales coluviales, o en rocas muy alteradas con ángulos de talud próximos a la vertical, en una morfología abrupta con un fondo de valle estrecho y taludes muy pronunciados.

En las zonas altas de la cuenca destacan los derrumbes que han ocurrido en el Sector de Las Lolas (Carretera Santo Domingo-Chanchas) y en la zona de Naranjo (Chalaco), donde en 1983, un derrumbe arrasó algunas viviendas con pérdidas de vida. Huellas de antiguos derrumbes son observables en las laderas de los valles de la cuenca, hoy se hallan estabilizados por la densa vegetación que ha crecido en sus laderas.

Desprendimiento de Rocas

Este tipo de fenómeno tiene ocurrencia en las áreas de la cuenca que presentan una morfología abrupta de taludes muy pronunciados. Dependen, entre otros factores, de la litología de los terrenos, grado de fracturamiento y meteorización de la roca, la pendiente, la gravedad, el clima, los sismos, etc. Las zonas de Paltashaco, San Pedro-Quilpón (Qda. de San Jorge), Platanal (Qda. Yapatera), Pueblo Nuevo (Río Buenos Aires), El Fayque, Afiladera (Río Canchaque), etc., son lugares donde los desprendimientos ocurren en rocas intrusivas que muestran fuerte diaclasamiento, a partir del cual se inicia la disyunción esferoidal que en sus procesos avanzados deja numerosos bloques libres en estado de equilibrio crítico. En las zonas donde las laderas rocosas están cubiertas por vegetación, son las lluvias las que provocan las situaciones de mayor riesgo debido a que el conjunto pierde cohesión produciéndose dichos desprendimientos como ocurrió durante las lluvias de 1982-1983; en muchas áreas de la cuenca.

Deslizamientos

Estos fenómenos son poco frecuentes en las cuencas los casos que ofrecen algún peligro de reactivación son de poca magnitud, aunque sus efectos pueden ser considerables.

Entre los de mayor significación tenemos el deslizamiento de la Capilla en la Carretera Canchaque-Huarmaca, cuyo ápice o área de arranque se ubica en la parte superior del pueblo, donde se observan grietas tensionales de poca abertura y cuya área inferior ó pie de deslizamiento se ubica en las partes bajas de la ladera cubiertas por una densa vegetación que lo ha estabilizado. Huellas de deslizamientos antiguos estabilizados son observables en Palambra y en la parte alta del valle del Río Piura sí como en los flancos de sus principales tributarios.

CLASIFICACION DE PELIGROS APLICADO EN EL MAPA SIGUIENDO EL CRITERIO DE JULIO KUROIWA

Para ver el cuadro y los gráficos seleccione la opción "Descargar" del menú superior

  

Carlos Castillo Albines

Ingeniero geógrafo


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Geografia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda