Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Fuentes de estrés y Burnout en orientadores de IES

Enviado por chechu571



  1. Resumen
  2. Las cinco fuentes de estrés que ostentan mayor grado de acuerdo por los participantes
  3. Descripción del comportamiento de la muestra en el M.B.I.
  4. Relaciones entre Burnout y actitudes disfuncionales
  5. Relaciones entre el Burnout y las VV. Motivacionales
  6. Resultados de los análisis de regresión realizados
  7. Conclusiones

Resumen

La finalidad de este trabajo ha sido conocer las características del síndrome de Burnout en los Orientadores de Institutos Extremeños y analizar las relaciones entre el Burnout y un grupo amplio de variables personales y organizacionales.

Abordamos el Burnout desde un modelo multivariado con diseño integral amplio que considera las siguientes variables: las características sociodemográficas y laborales (género, edad, estado civil, número de hijos, titulación, situación administrativa, años de experiencia, antigüedad en el centro, número de alumnos), las fuentes de estrés laboral (generales, de la educación, y específicas de los orientadores), las valoraciones del desempeño del rol profesional (satisfacción laboral, realización de las expectativas iniciales, propensión al abandono del puesto, nivel de intensidad del estrés, área con mayor peso en el nivel de estrés) y las actitudes disfuncionales (logro, dependencia, actitud autónoma).

El estudio se ha realizado sobre una muestra de 65 sujetos, extraídos de una población de 94 Orientadores de Institutos Extremeños, alcanzando una participación del 69,4%. Empleamos los siguientes instrumentos de evaluación: un cuestionario sociodemográfico y laboral, un cuestionario de valoración de las fuentes de estrés de elaboración propia, el Inventario de Burnout de Maslach (Maslach y Jackson 1986), un cuestionario de valoración del desempeño del rol profesional de elaboración propia y la Escala de Actitudes Disfuncionales (Weissman y Beck, 1978).

Para analizar los datos realizamos una estadística descriptiva, inferencial y análisis de regresión. El tratamiento estadístico se efectuó al nivel de confianza del 95%, con un margen del error del 5%.

Entre los resultados obtenidos encontramos que las cuatro fuentes de estrés que ostentan mayor grado de acuerdo por los participantes son:

-. La amplitud de funciones, la diversidad de tareas, ámbitos y requerimientos que tienen que atender en su trabajo. Además de ser esta la fuente que mayor grado de acuerdo ha obtenido, también es la considerada más grave por los orientadores.

-. La deficiente concienciación del profesorado para asumir la respuesta a las necesidades educativas como una tarea propia ordinaria y no exclusiva de especialistas.

-. La inviabilidad de afrontar eficazmente todas las funciones y tareas asignadas en la normativa al orientador.

-. La precaria e ineficaz formación permanente que se les ofrece.

El análisis descriptivo de los Niveles de Burnout constata que el 36,9 % de la muestra sufren niveles preocupantes de burnout (niveles de "extremos y bastante" burnout), lo que indica que estos profesionales podrían estar sufriendo algunos de los síntomas propios del síndrome, y que por tanto su situación puede ser alarmante desde el punto de vista personal y laboral.

En el análisis inferencial no percibimos que ninguna de las variables sociodemográficas tenga una relación significativa con el burnout. En cuanto a las variables laborales, los resultados muestran que estas variables son poco relevantes en relación con el burnout.

Sin embargo, las variables procedentes de la valoración que los orientadores realizan del desempeño de su rol profesional (satisfacción laboral, realización de las expectativas iniciales, propensión al abandono del puesto, nivel de intensidad del estrés) son muy relevantes a la hora de valorar sus relaciones con burnout.

Cuando analizamos las relaciones entre el burnout (niveles y puntuaciones medias en las tres dimensiones) y las actitudes disfuncionales encontramos relaciones significativas, concluyendo que es necesario reivindicar la estrecha relación entre las actitudes disfuncionales y el síndrome de burnout. Nuestros resultados apoyan los enfoques cognitivos del estrés, que acentúan la importancia de las creencias y actitudes personales, y que establecen que gran parte del estrés procede de la forma en que los individuos piensan y valoran las situaciones. Defendemos que las terapias de corte cognitivo pueden aportar útiles herramientas de cara a la prevención y el tratamiento del burnout.

En cuanto al análisis de regresión extraemos los siguientes datos. En primer lugar, las variables sociodemográficas y laborales no aportan información relevante para la predicción del síndrome. En segundo lugar, las variables motivacionales (satisfacción laboral, realización de las expectativas, nivel de estrés, grado de compromiso, y propensión al abandono) son significativas a la hora de predecir o evaluar el riesgo de burnout. En tercer lugar, constatamos que la variable Logro procedente de la Escala de Actitudes disfuncionales posee una buena capacidad predictiva del Cansancio emocional y de la Despersonalización. Y por último, observamos que las fuentes de estrés laboral generales (sobrecarga, ambigüedad de rol, y falta de apoyo social) son significativas a la hora de predecir el burnout.

Finalmente, subrayamos que el diseño experimental integral utilizado en este estudio ha sido eficaz para abordar el análisis de las variables facilitadoras del burnout desde un marco interaccionista. Creemos que sólo desde esta perspectiva amplia podemos acercarnos al conocimiento de este síndrome tan complejo.

Defendemos que en el origen y en el mantenimiento del burnout influyen de forma conjunta las actitudes disfunciones, las valoraciones del desempeño profesional, fundamentalmente la satisfacción laboral, el grado de compromiso y nivel de estrés, y las fuentes de estrés laboral, destacando la ambigüedad de rol, la sobrecarga y la falta de apoyo social.

Buenos días a todos los presentes, compañeros, amigos y señores miembros del Tribunal. Muchas gracias por acompañarme en este día tan significativo para mí.

Si el Sr. Presidente y los señores miembros del Tribunal me lo permiten antes de pasar a la defensa de la Tesis quisiera decir unas breves palabras.

Este día es muy importante para mí por dos motivos:

Primero porque: SI ESTE ILUSTRE TRIBUNAL ASÍ LO ESTIMA, tendré la oportunidad de acceder al grado de Doctor, última escala de mi formación universitaria.

Y segundo, por el hecho de contar con un tribunal de la categoría y cualificación profesional de cada uno de sus miembros. Quiero dar las gracias a cada uno de ellos por el esfuerzo que han realizado por estar aquí.

Asimismo deseo agradecer a mis directores la Doctora Eloísa Guerrero Barona y el Doctor Florencio Vicente Castro (que no está presente por motivos de salud) su inestimable ayuda en la realización de la presente investigación.

Sin más demora, pido permiso al Sr. Presidente para comenzar con la defensa de la Tesis doctoral.

EL TÍTULO es "Fuentes de estrés, Síndrome de Burnout y Actitudes disfuncionales en Orientadores de IES.

El trabajo queda estructurado en dos partes claramente diferenciadas:

La primera parte, está compuesta por el MARCO TEORICO.

Y la segunda, comprende el ESTUDIO EMPÍRICO realizado.

Al final, se recogen las REFERENCIAS bibliográficas y legislativas que han sido consultadas, seguido de un ANEXO con los instrumentos de evaluación utilizados.

EN PRIMER LUGAR quiero JUSTIFICAR LOS MOTIVOS QUE NOS HAN LLEVADO A desarrollar esta INVESTIGACIÓN.

El INTERÉS SOCIAL Y CIENTÍFICO por el Burnout ha crecido espectacularmente en las últimas décadas, sin embargo este interés por el estudio del fenómeno, lejos de agotarse, se proyecta hacia el futuro.

Importantes investigadores (Cristina Maslach, Susan Jackson, Gil-Monte y Peiró) consideran necesario realizar ESTUDIOS TRANSOCUPACIONALES: que muestren cómo se desarrolla el burnout en las diferentes profesiones.

Dentro de esta línea de investigación queremos insertar nuestro trabajo, centrándonos en la problemática específica de los Orientadores de IES, con objeto de proponer respuestas pertinentes a sus NECESIDADES CONCRETAS que mejoren el desarrollo de su práctica profesional.

Hasta ahora los orientadores han venido desarrollando su profesión guiados por la idea de que sus actuaciones pueden ser una herramienta útil para la mejora de la calidad educativa, SIN EMBARGO las continuas dificultades han provocado en algunos el desarrollo de sentimientos negativos hacia ellos mismos, hacia otros miembros de la comunidad educativa y hacia su desempeño profesional.

Los Orientadores, como otros profesionales asistenciales, también están predispuestos a desarrollar sentimientos de cansancio emocional, actitudes negativas hacia los usuarios de sus servicios y perdida de realización personal en el trabajo.

En el MARCO TEORICO DECRIBIMOS: los orígenes del burnout, la definición más aceptada, las profesiones de riesgo, los principales modelos explicativos y las consecuencias del síndrome.

Y EN el último capítulo EXPONEMOS las estrategias que han mostrado mayor eficacia en la prevención y el tratamiento.

La mayoría de los trabajos REVISADOS establece 1974 como el año de comienzo del estudio del burnout, y nombran a Herbert Freudenberger como el autor que inició dichos estudios.

Freudenberger trabajó como psiquiatra voluntario en una Clínica de Nueva York PARA TOXICOMANOS, junto con otros voluntarios JÓVENES E IDALISTAS.

Hacia el año de empezar a trabajar, observó que la mayoría de los voluntarios sufrían una pérdida progresiva de energía, hasta llegar al agotamiento.

Freudenberger describió COMO estos voluntarios se volvían menos sensibles, poco comprensivos y hasta agresivos con los pacientes, PROPORCIONÁNDOLES un trato distanciado y cínico, y con tendencia a culpar a los pacientes de SUS propios problemas.

Para describir este Patrón Conductual Homogéneo Freudenberger eligió EL TÉRMINO -burnout-.

 INSTINTIVAMENTE TODOS SABEMOS LO QUE ES ESTAR QUEMADO, aunque podamos ignorar la definición operativa del termino.

Definir el Burnout no es sencillo, dada la dificultad de conceptualizar un proceso tan complejo y por la similitud que guarda con otros constructos.

NUESTRO ESTUDIO PARTE de la definición ofrecida por Maslach y Jackson que entienden que: El burnout se configura como un síndrome tridimensional caracterizado por agotamiento emocional, despersonalización y reducida realización personal:

El Agotamiento emocional hace referencia a las sensaciones de sobreesfuerzo físico y emocional.

La Despersonalización supone el desarrollo de actitudes negativas de insensibilidad y respuestas cínicas hacia los receptores del servicio prestado.

Y la Baja Realización personal: es la tendencia a evaluar el propio trabajo de forma negativa: los afectados se reprochan no haber alcanzado los objetivos propuestos.

Esta definición tiene la importancia de no ser teórica, siendo la consecuencia empírica del estudio que las autoras han ido desarrollando a lo largo de los años.

El hecho de que el instrumento de medida del burnout (MBI) creado por estas autoras, haya sido utilizado de forma casi unánime por los distintos autores para la realización de sus investigaciones, nos desvela que EXISTE CIERTO CONSENSO en afirmar que la conceptualización más aceptada del síndrome es la que ofrecen Maslach y Jackson.

En términos generales se ha expuesto que las profesiones asistenciales son las que más alto riesgo presentan de padecer burnout.

Cristina Maslach explica que cuanto más intensas son las relaciones interpersonales con los usuarios de los servicios mayor es el riesgo de padecer el síndrome.

A medida que la investigación ha ido creciendo observamos que el burnout afecta cada vez a más ámbitos laborales. Silverstein (1986) recoge hasta 25 campos profesionales distintos EN LOS QUE SE ENCUENTRAN TRABAJADORES QUE PADECEN EL SÍNDROME.

El Burnout en el caso de los profesionales de la educación es incuestionable, tal y como constatado numerosos investigadores como: Kyriacou, Cunnigaham, Moreno, Oliver, Aragones, Manassero, Yela, Aluja, Guil, Guerrero). Y DENTRO DE ESTE DE ESTE ÁMBITO EDUCATIVO queremos subrayar que la Orientación en IES puede ser considerada una profesión de riesgo.

A CONTINUACIÓN EXPONEMOS UNA BREVE SÍNTESIS DE los MODELOS explicativos del Burnout.

En los años 70 proliferaron las explicaciones desde la perspectiva psicoanalítica, poniendo el énfasis en las variables individuales y RASGOS DE PERSONALIDAD que favorecían el quemarse. Estos modelos describían los rasgos de personalidad que propiciaban el elegir una profesión de ayuda y destacaban la importancia de las necesidades emocionales insatisfechas desde la infancia.

A mediados de los 80 tuvieron un gran auge los modelos sociales basados en las Teoría Sociocognitivas de Bandura. Estos modelos sociales destacan el papel fundamental de las VARIABLES COGNITIVAS en la explicación del síndrome, como: las actitudes, las creencias, el autoconcepto o la autoeficacia.

NUESTRO TRABAJO SE ADHIERE EN PARTE a los modelos sociales, concediendo gran importancia a las variables cognitivas en cuanto a sus relaciones con el síndrome.

En los 90 se acusa la importancia del paradigma sistémico y en este caso concreto de la Teoría Organizacional en la que se destaca la importancia de los ESTRESORES DEL CONTEXTO LABORAL. TALES COMO: la estructura organizacional, el clima, los estresores de rol o el apoyo social.

Actualmente predominan los MODELOS INTERACCIONISTAS AMPLIOS E INTEGRADORES: que defienden que la aparción del Burnout se ve facilitada por la interacción de los distintos tipos de variables (personales, organizacionales, e incluso sociales y culturales). Un ejemplo de este modelo es la perspectiva teórica recientemente ofrecida por Gil-Monte y Peiró (2000).

La influencia mutua de las variables personales, organizacionales y del contexto familiar, social y cultural es EL PUNTO DE PARTIDA DE NUESTRO ESTUDIO.

LAS CONSECUENCIAS DEL BURNOUT para el individuo que lo padece, para su entorno más próximo y para la organización a la que pertenece tienen una enorme relevancia. A CONTINUACIÓN EXPONEMOS UNA CLASIFICACIÓN DE LAS CONSECUENCIAS:

LA PERSONA AFECTADA por EL BURNOUT TIENE UN RIESGO ELEVADO DE DESARROLLAR MOLESTIAS Y TRASTORNOS PSICOSOMÁTICOS. Entre las CONSECUENCIAS FÍSICAS que se recogen en la LITERATURA CIENTÍFICA están: las cefaleas, jaquecas, dolores musculares, molestias gastrointestinales, úlceras, disminución de peso, insomnio, hipertensión arterial, pinchazos, sensaciones de ahogo, palpitaciones y alteraciones menstruales.

La salud mental del individuo que padece el síndrome es el ámbito más afectado. SE HAN SEÑALADO COMO CONSECUENCIAS PSICOLÓGICAS los sentimientos de culpabilidad, la baja tolerancia a la frustración, la irritabilidad y la ansiedad. Se resalta también la importancia del deterioro de las interacciones personales como consecuencia del padecimiento del síndrome.

EL BURNOUT, ADEMÁS DE PRODUCIR GRAVES EFECTOS FÍSICOS Y PSICOLÓGICOS, TIENE UNA ENORME REPERCUSIÓN EN LA ORGANIZACIÓN EN LA QUE EL AFECTADO TRABAJA. Se ha encontrado que el profesional quemado infringe las normas establecidas por la organización, se retrasa con frecuencia, alarga las pausas en los descansos, y se ausenta del puesto excesivamente. Se han encontrado correlaciones significativas entre el burnout y la disminución del rendimiento y del compromiso laboral. También se ha señalado que el síndrome tiene como consecuencias el absentismo laboral y abandono del puesto.

LAS INVESTIGACIONES REALIZADAS PARA ANALIZAR LAS ESTRATEGIAS DE PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO MÁS EFECTIVAS SON ESCASAS.

A CONTINUACIÓN DESCRIBIMOS LAS PRINCIPALES ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN INDIVIDUALES, SOCIALES Y ORGANIZACIONALES DESCRITAS

La finalidad de las ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN INDIVIDUAL es fomentar la adquisición de algunas técnicas que aumenten la capacidad de adaptación del individuo a las fuentes de estrés laboral.

Hemos clasificado estas estrategias en técnicas fisiológicas, conductuales, y cognitivas.

Las Técnicas fisiológicas están orientadas a reducir la activación fisiológica y el malestar emocional y físico provocado por las fuentes de estrés laboral. Dentro de estas técnicas se encuentran la relajación física, el control de la respiración y el biofeeback, entre otras.

El objetivo de las Técnicas conductuales es que el sujeto domine un conjunto de habilidades y comportamiento para el afrontamiento de problemas laborales. Entre ellas se encuentran el entrenamiento asertivo, el entrenamiento en habilidades sociales, las técnicas de solución de problemas y las técnicas de autocontrol.

Y el objetivo de las Técnicas cognitivas es mejorar la percepción, la interpretación y la evaluación de los problemas laborales y de los recursos personales que realiza el individuo. Entre ellas encontramos la inoculación de estrés, la reestructuración cognitiva, el control de pensamientos irracionales y la Terapia Racional Emotiva.

Queremos aclarar que las técnicas de intervención individual no se presentan aisladamente, normalmente en la literatura encontramos programas de prevención y tratamiento generales, que consisten en el desarrollo de acciones que abarcan los tres tipos de técnicas que hemos visto (fisiológicas, cognitivas y conductuales).

Se ha constatado QUE EL APOYO SOCIAL AMORTIGUA los efectos perniciosos de las fuentes de estrés laboral, e incrementa la capacidad del individuo para afrontarlas. El objetivo de las ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN SOCIAL es romper el aislamiento, mejorando los procesos de socialización. Para ello proponen crear dinámicas más potentes de apoyo social, llevando a cabo políticas de trabajo cooperativo, reuniones de grupos profesionales, etcétera..

Y LAS INTERVENCIONES ORGANIZACIONALES se centran en tratar de reducir las situaciones generadoras de estrés laboral. Modificando el ambiente físico, los turnos, los procesos de toma de decisiones, la definición de las tareas, el reparto de tareas.

Pasamos ahora a exponer LA PARTE EMPÍRICA, COMENZANDO CON EL MÉTODO.

(MÉTODO) En este apartado exponemos los objetivos de la investigación, la muestra, los instrumentos utilizados y el tratamiento estadístico realizado.

EN CUANTO A LA MUESTRA Los instrumentos de evaluación fueron entregados a toda la población en abril del 2000.

El proceso de recogida de datos se cerró a principio del mes de Julio del 2000, con el siguiente resultado:

-. Total de cuestionarios repartidos: 94

-. Total de cuestionarios contestados: 68

-. Promedio de participación: 72,34%

-. Cuestionarios anulados: 3

-. Total de cuestionarios válidos: 65

La muestra definitiva quedó constituida por 65 Orientadores de IES de Extremadura, que representan el 69,14% de la población.

El material de evaluación engloba LOS SIGUIENTES INSTRUMENTOS:

-. Cuestionario sociodemográfico y laboral de elaboración propia:

-. Cuestionario de valoración de las fuentes de estrés laboral de elaboración propia.

-. Inventario de burnout de Maslach. Utilizamos la adaptación española de Seisdedos (1997).

-.Cuestionario de valoración del desempeño del rol profesional de elaboración propia.

-. Escala de Actitudes Disfuncionales. Utilizamos la versión española de Sanz y Vázquez (1993)

El CUESTIONARIO SOCIODEMOGRÁFICO Y LABORAL recoge DATOS SOCIODEMOGRÁFICOS Y LABORALES que suelen analizarse en ESTE TIPO DE ESTUDIOS, como son Género, Edad, Estado civil, Número de hijos, Titulación académica, Situación administrativa, Años de experiencia como orientador en institutos, Años de antigüedad en el centro, Número de alumnos.

El CUESTIONARIO DE FUENTES DE ESTRÉS LABORAL Consta de 23 ítems, redactados en forma de afirmaciones que están referidas a emociones y reacciones subjetivas que provocan las distintas fuentes de estrés.

ESTAS FUENTES DE ESTRÉS PROCEDEN DE TRES ÁMBITOS DIFERENTES:

Fuentes de estrés laboral generales.

Fuentes de estrés del ámbito de la educación.

Y las fuentes de estrés específicas de los orientadores de IES..

El instrumento de evaluación fundamental de este trabajo es el MBI, el

INVENTARIO DE BURNOUT DE MASLACH.

Los ítems están redactados en forma de afirmaciones, referidas a las actitudes, emociones y sentimientos que el profesional muestra hacia el trabajo y hacia los receptores de sus servicios (clientes, pacientes, alumnos).

Este cuestionario evalúa el síndrome de burnout a partir de las tres dimensiones que lo componen: Cansancio Emocional, Despersonalización y Realización Personal.

Los ítems de la Escala de Despersonalización expresan ausencia de sentimiento o respuesta impersonal para quien recibe el servicio profesional.

Los elementos de la Escala de Cansancio Emocional describen los sentimientos de una persona emocionalmente exhausta por el trabajo.

Y los de la Escala de Realización Personal describen sentimientos de competencia y de éxito en el trabajo. Esta dimensión se relaciona de manera inversa con el burnout.

Los sujetos que presentan el síndrome serán aquellos que puntúen alto en Despersonalización y Cansancio Emocional, y que obtengan puntuaciones bajas en Realización Personal.

En cuanto al CUESTIONARIO DE VALORACIÓN DEL DESEMPEÑO DEL ROL PROFESIONAL, está compuesto por seis ítems que incluimos para obtener la evaluación que los orientadores realizan acerca de un conjunto de variables que en numerosos estudios se han visto relacionados con el Burnout, como son:

Satisfacción laboral. ESTE ÍTEM recoge la valoración que los orientadores realizan acerca del grado de satisfacción global con el desempeño de su papel profesional.

Realización de las expectativas laborales. Recoge la valoración del grado en que se han realizado las expectativas iniciales acerca del trabajo.

Propensión al abandono del puesto. Pregunta directamente si cambiaría o no de trabajo, si pudiese encontrar otra ocupación de similar remuneración, no relacionada con la Orientación en Institutos.

Nivel de estrés laboral. Recoge la valoración que los orientadores realizan acerca del nivel de intensidad de estrés que experimenta en su trabajo.

Área con mayor peso en el estrés. Se solicita al sujeto que señale cuál de las áreas (laboral, familiar o personal) contribuye con mayor peso a su nivel actual de estrés.

Compromiso laboral. Este ítem recoge el grado de compromiso del sujeto con los objetivos y finalidades de la orientación.

Por último incluimos La ESCALA DE ACTITUDES DISFUNCIONALES (WEISSMAN Y BECK, 1978) para identificar y evaluar las actitudes disfuncionales de los orientadores.

Esta escala consta de 40 ítems, y cada uno de ellos recoge una actitud o creencia hacia las que el sujeto muestra su conformidad o disconformidad en una escala Likert de 7 puntos.

La ESCALA DE ACTITUDES DISFUNCIONALES ESTÁ COMPUETA POR TRES FACTORES:

Factor Logro que se relaciona con la motivación de logro de los sujetos, el miedo al fracaso y con creencias irracionales de perfeccionismo.

Factor Dependencia que se relaciona con la necesidad de aprobación por los demás, sugiriendo que la propia felicidad y autoestima dependen del amor y la consideración de los otros.

Factor Actitud Autónoma que se relaciona con una actitud de autonomía frente a las opiniones de los demás o frente a las circunstancias externas, reflejando una actitud de autocontrol sobre la propia estima y felicidad. Este tercer factor se refiere a actitudes adaptativas, por lo que sus ítems puntúan de modo inverso.

El análisis de los datos se efectuó utilizando el PAQUETE ESTADÍSTICO SPSS Versión 10.0.

Se realizó un estudio estadístico descriptivo que consistía fundamentalmente en el cálculo de porcentajes, medias y desviación típica de cada una de las variables.

En el análisis inferencial realizamos los estudios de contraste entre los distintos grupos de variables. En función de la naturaleza de las variables y de las características de los grupos de contraste, se utilizaron varias técnicas estadísticas.

También realizamos análisis de regresión para contrastar la potencia predictiva de los grupos de variables independientes respecto de las variables dependientes o criterios, que son las tres dimensiones del MBI (Cansancio emocional, Despersonalización y Realización personal.

Realizamos dos formas de análisis de regresión; múltiple y Step-guais (por pasos).

A CONTINUACIÓN EXPONEMOS LOS RESULTADOS más relevantes de los análisis descriptivos, inferenciales y de regresión realizados.

LAS CINCO FUENTES DE ESTRÉS QUE OSTENTAN MAYOR GRADO DE ACUERDO POR LOS PARTICIPANTES SON:

-. La amplitud de funciones, la diversidad de tareas, ámbitos y requerimientos que tienen que atender en su trabajo. Además de ser esta la fuente que mayor grado de acuerdo ha obtenido, también es la considerada más grave por los orientadores.

-. La deficiente concienciación del profesorado para asumir la respuesta a las necesidades educativas como una tarea propia ordinaria y no exclusiva de especialistas.

-. La inviabilidad de afrontar eficazmente todas las funciones y tareas asignadas en la normativa al orientador.

-. La precaria e ineficaz formación permanente que se les ofrece.

-.Los problemas para llevar a cabo una coordinación eficaz entre profesionales me provocan estrés

A CONTINUACIÓN OFRECEMOS UNA DESCRIPCIÓN DEL COMPORTAMIENTO DE LA MUESTRA EN EL M.B.I.

Los participantes han alcanzado una puntuación media de 24,32 en la dimensión Cansancio emocional. De 4,32 en Despersonalización. Y 36,65 en Realización personal.

Comparando los promedios de nuestro estudio con las puntuaciones de la muestra de baremación, constatamos que:

-. Los orientadores están más CANSADOS EMOCIONALMENTE que la muestra de baremación, ubicándose en el percentil 65.

-. Están MENOS DESPERSONALIZADOS (los orientadores se sitúan en el percentil 40).

-. Y se sitúan en el percentil 50 en la dimensión Realización Personal.

COMPARANDO LAS PUNTUACIONES MEDIAS DE LOS ORIENTADORES CON LAS OBTENIDAS EN INVESTIGACIONES NACIONALES E INTERNACIONALES que han empleado el M.B.I CONSTATAMOS QUE:

-. Los orientadores obtienen la puntuación media más baja de todos los estudios DE LA COMPARACIÓN REALIZADA en la dimensión Despersonalización.

-. Y la segunda más alta en las dimensiones Cansancio emocional y Realización personal.

EN CUANTO A LOS NIVELES DE BURNOUT hallamos QUE:

-. Un 15,4% no presenta NADA de Burnout

-. El 23,1% presenta POCO Burnout

-. El 24,6% tiene un nivel MEDIO

-. El 18,5% de los orientadores padece BASTANTE Burnout

-. Y el mismo porcentaje (18,5%) sufre un nivel EXTREMO de Burnout.

La valoración que los orientadores realizan del desempeño de su rol profesional.

-. El 69,23 de los participantes están satisfechos con su trabajo.

-. El 47,7% señaló que sus expectativas iniciales con respecto al trabajo se habían visto totalmente o bastante realizadas.

-. El 47,7% no estaría dispuesto a cambiar de trabajo. No obstante el 30,8% están dudosos.

-. El 35,4% señaló que su nivel de estrés laboral es alto y el 7,7% considera que su nivel de estrés laboral es muy alto.

-. Un elevado porcentaje señaló que el área que contribuía con mayor peso a su estrés actual era el laboral (72,3%).

-. El 44,6% se consideran a sí mismos muy comprometidos con los objetivos y finalidades de la orientación. El 46,2% se considera comprometido y sólo el 3,1% señala presentar poco compromiso con las finalidades de su trabajo.

En cuanto a los resultados obtenidos en EL ANÁLISIS INFERENCIAL.

Analizamos primero las relaciones entre el Burnout y las variables sociodemográficas y laborales.

No percibimos que ninguna de las VARIABLES SOCIODEMOGRÁFICAS esté significativamente relacionada con el burnout.

POR OTRO LADO LOS RESULTADOS MUESTRAN QUE LAS VV. LABORALES son poco relevantes en cuanto a sus relaciones con el burnout. No obstante encontramos DOS asociaciones significativas:

-. La relación entre la variable Titulación y LA DIMENSIÓN Realización personal es significativa. Los Psicopedagogos tienen una mayor Realización personal en el trabajo que los Psicólogos y Pedagogos.

-. La relación entre la variable Años de experiencia y la dimensión Realización Personal TAMBÍEN es significativa. El grupo que tienen de 6 a 8 años de experiencia como orientadores obtienen la puntuación más alta en Realización personal, destacando significativamente por encima de los demás grupos.

DEL ANÁLISIS INFERENCIAL REALIZADO PARA CONOCER LAS RELACIONES ENTRE BURNOUT Y ACTITUDES DISFUNCIONALES, EXTRAEMOS LOS SIGUIENTES DATOS.

Veamos primero las RELACIONES ENTRE NIVELES DE BURNOUT Y ACTITUDES DISFUNCIONALES

LOS NIVELES DE BURNOUT SE RELACIONAN SIGNIFICATIVAMENTE CON LA PUNTUACIÓN TOTAL OBTENIDA EN LA ESCALA DE ACTITUDES DIFUNCIONALES. (HIPERVÍNCULO): Observamos que Los orientadores más afectados por el Burnout presentan más actitudes disfuncionales

Descubrimos que la relación entre los Niveles de burnout y la el factor DEPENDENCIA DEL DAS es significativa. (HIPERVÍNCULO): Los sujetos más afectados por el burnout manifiestan una disfuncional necesidad de aprobación de los demás.

La relación entre Niveles de burnout y el FACTOR LOGRO se acerca mucho a la significación estadística. (HIPERVÍNCULO). Observamos que los participantes más afectados por el burnout presentan más actitudes disfuncionales de miedo al fracaso y creencias irracionales de perfeccionismo.

En cuanto a las RELACIONES ENTRE CANSANCIO EMOCIONAL Y LAS ACTITUDES DISFUNCIONES: No obtuvimos relaciones significativas.

Sin embargo recogemos algunas referencias muestrales interesantes

Observamos que a medida que aumenta el cansancio emocional aumentan las Actitudes disfuncionales. (HIPERVÍNCULO)

La asociación entre el cansancio emocional y LOGRO se acerca a la significación. (HIPERVÍNCULO). Los participantes más cansados emocionalmente presentan un miedo excesivo al fracaso y profusas creencias irracionales de perfeccionismo.

También hallamos que la asociación entre Cansancio emocional y la ACTITUD AUTÓNOMA está próxima a la significación. Los orientadores que están más cansados presentan insuficientes actitudes adaptativas de autonomía FRENTE A LAS OPINIONES DE LOS DEMÁS.

ANALIZAMOS AHORA LAS RELACIONES ENTRE LA DIMENSIÓN DESPERSONALIZACIÓN Y ACTITUDES DISFUNCIONALES.

Es significativa la asociación entre las puntuaciones del TOTAL de la Escala de Actitudes Disfuncionales y el Grado de Despersonalización. (HIPERVÍNCULO). Los orientadores más afectados por la Despersonalización presentan excesivas actitudes disfuncionales-.

Existe una relación estadísticamente significativa entre el Grado de Despersonalización y la subescala LOGRO. Los sujetos más despersonalizados manifiestan un patológico miedo al fracaso y disfuncionales creencias de perfeccionismo.

-. La relación entre el Grado de Despersonalización y la subescala DEPENDENCIA del DAS se acerca mucho a la significación estadística (p = 0,051). Los orientadores más afectados por la Despersonalización manifiestan una excesiva necesidad de aprobación por los demás y una fuerte dependencia de la consideración de los otros.

Por último, No hemos podemos inferir que las relaciones entre las Actitudes disfuncionales y la dimensión Realización personal sean validas para la población.

Recogemos las referencias muestrales más importantes:

-. LA RELACIÓN ENTRE EL DAS TOTAL Y LA REALIZACIÓN PERSONAL SE ACERCA A LA SIGNIFICACIÓN ESTADÍSTICA. Los orientadores con más baja Realización personal en el trabajo presentan excesivas actitudes disfuncionales.

-. La asociación ENTRE REALIZACIÓN PERSONAL Y el factor ACTITUD AUTÓNOMA se acerca a la significación estadística. Los orientadores con baja Realización personal presentan una paupérrima actitud de autonomía frente a las opiniones de los demás o frente a las circunstancias externas, reflejando insuficiente actitud de autocontrol sobre la propia estima y felicidad.

ANALIZAMOS AHORA LAS RELACIONES ENTRE EL BURNOUT Y LAS VV. MOTIVACIONALES.

En general observamos QUE LAS VARIABLES MOTIVACIONALES OBTIENEN IMPORTANTES ASOCIACIONES SIGNIFICATIVAS CON LOS NIVELES DE BURNOUT Y CON LAS DIMENSIONES CANSANCIO EMOCIONAL Y REALIZACIÓN PERSONAL.

NIVELES DE BURNOUT

SATISFACCIÓN LABORAL

REALIZACIÓN DE LAS EXPECTATIVAS

GRADO DE COMPROMISO

CANSANCIO EMOCIONAL

SATISFACCIÓN LABORAL

REALIZACIÓN DE LAS EXPECTATIVAS

PROPENSIÓN AL ABANDONO

NIVEL DE ESTRÉS

GRADO DE COMPROMISO

REALIZACIÓN PERSONAL

SATISFACCIÓN LABORAL

REALIZACIÓN DE LAS EXPECTATIVAS

GRADO DE COMPROMISO

 TAMBIÉN LOS RESULTADOS PONEN DE MANIFIESTO QUE EXISTE ASOCIACIONES SIGNIFICATIVAS ENTRE BURNOUT Y FUENTES DE ESTRÉS.

NIVELES DE BURNOUT

FALTA DE APOYO SOCIAL

AMBIGÜEDAD DE ROL

CANSANCIO EMOCIONAL

SOBRECARGA DE ROL

FALTA DE APOYO SOCIAL

AMBIGÜEDAD DE ROL

Por último LOS RESULTADOS DE LOS ANÁLISIS DE REGRESIÓN REALIZADOS son los siguientes.

-. Las variables sociodemográfica y laborales no aportan información relevante para predecir el burnout.

-. Las variables motivacionales SON SIGNIFICTIVAS a la hora de predecir el burnout.

-. La variable Logro procedente de la Escala de actitudes disfuncionales posee una buena capacidad predictiva del Cansancio emocional y de la Despersonalización.

-. Las fuentes de estrés laboral generales son significativas a la hora de predecir el Cansancio emocional del burnout.

PARA FINALIZAR LA DEFENSA DE ESTA TESIS EXPONEMOS LAS CONCLUSIONES MÁS IMPORTANTES. Constatamos que EL 36,9% DE LOS ORIENTADORES QUE HAN PARTICIPADO EN NUESTRO ESTUDIO SUFREN NIVELES PREOCUPANTES DE BURNOUT (niveles de extremo y bastante Burnout).

Lo que indica que estos profesionales podían estar sufriendo algunos de los síntomas propios del síndrome, y que por lo tanto su situación puede ser alarmante desde el punto de vista personal y laboral.

EN CUANTO A LAS RELACIONES DEL BURNOUT CON OTRA VARIABLES Y LAS PREDICIONES DEL SÍNDROME, CONCLUIMOS QUE:

No percibimos que NINGUNA DE LAS VV. SOCIODEMOGRÁFICAS tenga una relación significativa con el burnout. Las VV. LABORALES son poco relevantes en cuanto a sus relaciones con el síndrome. AMBOS GRUPOS (SOCIODEMOGRÁFICAS Y LABORALES) no presentan una buena capacidad predictiva.

Sin embargo, las V V. MOTIVACIONALES Y LAS FUENTES DE ESTRÉS SON MUY RELEVANTES a la hora de valorar sus relaciones con burnout. Y además PRENSENTAN UNA BUENA CAPACIDAD PREDICTIVA del síndrome.

SUBRAYAMOS LA IMPORTANCIA DE LAS ASOCIACIONES SIGNIFICATIVAS ENCONTRADAS ENTRE LAS ACTITUDES DISFUNCIONALES Y EL BURNOUT. Y LA BUENA CAPACIDAD DEL FACTOR LOGRO en la predicción del síndrome.

Y puesto que el burnout está significativamente relacionado con las actitudes disfuncionales, ES NECESARIO hacer frente al síndrome mediante Terapias Cognitivas que permitan combatir estas actitudes perniciosas.

NUESTROS RESULTADOS apoyan a los enfoques cognitivos, que acentúan la importancia de las creencias y actitudes personales, y que establecen que gran parte del estrés procede de la forma en que los individuos piensan y valoran las situaciones.

En definitiva, apoyados en los resultados obtenidos, defendemos que las terapias de corte cognitivo pueden aportar útiles herramientas de cara a la prevención y el tratamiento del burnout.

PENSAMOS QUE LOS PROGRAMAS DE PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DEBEN INCLUIR:

-. Estrategias de intervención terapéuticas que incidan sobre las VARIABLES PERSONALES facilitadoras del Burnout.

-. Y Estrategias de intervención social y organizacionales que disminuyan las fuentes de estrés laboral.

Es ineficaz e incluso poco ético someter a los orientadores a programas de tratamiento individuales contra el burnout, mientras se mantienen EN SU TRABAJO demandas excesivas y condiciones laborales inapropiadas.

 ESTE TRABAJO deja UNA AMPLIA vía abierta a FUTURAS LINEAS DE INVETIGACIÓN que pueden ANALIZAR MÁS PROFUNDAMENTE algunas de las variables aquí expuestas.

HEMOS ENCONTRADO POCA LITERATURA CIENTÍFICA REFERIDA A INTERVENCIONES LLEVADAS A CABO CON PERSONAS CON BURNOUT. Creemos que es necesario probar la efectividad de intervenciones llevadas a cabo con individuos que sufren EL SÍNDROME.

A pesar de haber avanzado en el ámbito de la prevención y del tratamiento, entendemos que se precisa una mayor y más rigurosa investigación que permita valorar no exclusivamente la relevancia de los programas sino su eficacia comparativa y la bondad de cada uno de sus elementos.

También consideramos que es Necesario realizar más estudios longitudinales que permitan conocer cuál es el comportamiento del síndrome con el paso del tiempo.

Y CON ESTO DOY POR CONCLUIDA LA DEFENSA DE LA TESIS DOCTORAL

Jesús Carlos Rubio Jiménez


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Los antibióticos

    Breve historia. Mecanismos de acción. Mecanismos de resistencia. Criterios para la elección de un antibiótico. Principio...

  • Salud y Medicina

    Pagina dedicada a la medicina y la salud en toda su extension. Aqui tendras los mejores links sobre salud y medicina ...

  • Seguridad y manejo de residuos hospitalarios

    Medidas de bioseguridad. Medidas en caso de accidentes. Tratamiento de materiales e insumos contaminados. Manejo de sust...

Ver mas trabajos de General

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda