Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Hilados

Enviado por jogito7



  1. Concepto
  2. Objetivo
  3. Historia
  4. Proceso y tecnología de hilado
  5. Tejidos
  6. Proceso y tecnología del tejido
  7. Chompa: proceso de confección
  8. Incalpaca: proceso de tejido de punto
  9. Incalpaca: proceso de tejido de plano
  10. Anexos

CONCEPTO.-

Hilado, proceso final en la transformación de las fibras en hilo. Con la única excepción de la seda, todas las fibras naturales tienen una longitud limitada bastante definida. Esta longitud va desde algo más de un centímetro en el caso de ciertos algodones americanos y asiáticos hasta un metro en el caso de algunas fibras de cortezas u hojas. La mayoría de las fibras sintéticas se cortan con una determinada longitud, por lo que también hay que hilarlas.

OBJETIVO.-

El objetivo del hilado y de los procesos que lo preceden es transformar las fibras individuales en un hilo continuo cohesionado y manejable. Los procesos aplicados a las fibras varían según el tipo empleado. El algodón, la lana, el lino, el yute y otras fibras naturales se hilan cada una de forma diferente. Algunas fibras procedentes de cortezas pueden hilarse de dos formas distintas, que dan lugar a hilos con propiedades diferentes. En las fibras naturales el proceso implica básicamente la apertura, mezcla, cardado (en algunos casos también peinado), estirado y torcido para producir el material de los telares. A continuación tiene lugar el hilado propiamente dicho.

HISTORIA.-

Antes de la llegada de las máquinas, el hilado se hacía a mano con el huso y la rueca, que consistía en una vara en la que se fijaba una porción (llamada copo) de la fibra que iba a ser hilada. La rueca se sostenía con la mano izquierda o se enganchaba en el cinturón. El huso era una pieza más pequeña de forma aproximadamente cónica, que se hacía girar con la mano derecha arrollando el hilo alrededor de él a medida que se iba retorciendo. Alrededor de los siglos XIII y XIV se introdujeron en Europa los tornos de hilar, procedentes de la India, que supusieron una mejora sobre las ruecas. En el torno de hilar, el huso, situado en posición horizontal, se hace girar mediante una rueda impulsada por un pedal, y produce un único hilo. Para obtener un hilo muy fino son necesarios dos hilados. En muchos países en vías de desarrollo, el hilado manual sigue siendo el principal método empleado.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Torno de hilar

El torno de hilar, desarrollado en la India alrededor del año 500 a.C., se empleó hasta hace unos 200 años, cuando fue sustituido en gran medida por máquinas industriales. El torno produce un hilo fino y homogéneo al mantener una tensión constante y una velocidad elevada.

La industria del algodón sufrió una revolución en Gran Bretaña por la aparición de las hiladoras mecánicas: la denominada spinning jenny, inventada en 1764 por James Hargreaves, la máquina de rodillos inventada en (1769) por Richard Arkwright o la "mula hilandera" desarrollada en 1779 por Samuel Crompton. La spinning jenny permitía hilar varios hilos al mismo tiempo, y la máquina de rodillos incorporaba un sistema para estirarlos. En la "mula", los husos estaban situados en un bastidor móvil para reducir la tensión del hilado con rodillos, lo que permitía producir hilos más finos. Aunque estos procesos están totalmente anticuados en la actualidad, salvo unas pocas "mulas" que todavía funcionan, los principios generales del hilado de algodón actual son bastante similares, e implican también los procesos de apertura, cardado y peinado, estirado, torcido e hilado. Con las fibras sintéticas, las hilaturas tendieron en un principio a emplear la maquinaria que ya tenían. Si eran hilaturas de algodón, empleaban máquinas de hilado de algodón, lo que exigía que las fibras sintéticas se suministraran con una longitud compatible con dichas máquinas.

En los últimos años se han producido numerosas mejoras en la maquinaria de hilado para responder a la diversificación producida por el desarrollo de muchos tipos nuevos de fibras sintéticas, y en la actualidad existen máquinas de hilado que sólo pueden emplearse con fibras sintéticas.

PROCESO Y TECNOLOGÍA DE HILADO

(INCALPACA TPX)

MATERIAS PRIMAS

FIBRAS ANIMALES

  • Pelo de Auquénidos:
  • Alpaca (Superfina, Baby Alpaca, Alpaca Suri)
  • Vicuña
  • Llama
  • Guanaco
  • Oveja (Lana importada de Argentina, Uruguay, Australia)
  • Angora
  • Musko (Cruce del búfalo con cabra (kribeack), Alaska – EEUU)

FIBRAS SINTÉTICAS

  • Nylon
  • Poliéster

FIBRAS ARTIFICIALES

Se asemejan mucho a las fibras animales y son más baratas.

  • Angoramil
  • Alpacamil
  • Llamamil

PROCESO DE TRANFORMACIÓN

  1. Aquí llega la materia prima embolsa de acuerdo al tipo de la misma, es decir llega floca o tops de Incatops, hilos sintéticos de Manufacturas del sur, pelo de vicuña y llama de proveedores pequeños así como también llega cierta cantidad de este material ya con un lavado previo. Por otra parte dentro de toda la planta surgen desperdicios y estos son almacenados aquí para que tengan un proceso aparte obteniéndose productos gruesos.

  2. ALMACÉN DE MATERIA PRIMA

    Es el conjunto de operaciones mecánicas que permiten abrir la floca a fondo, limpiarla de impurezas eliminando las pajas, tierra y objetos extraños.

  3. PREPARACIÓN DE MATERIA PRIMA

    Todo el material que viene como desperdicio es agrupado de acuerdo al color y llenado a una máquina GARDETT compuesta de tres puertos con diablos que contienen púas de acero permitiendo así el rasgado de la fibra, regenerándola en tres etapas. Aquí se va eliminando las pajas y la fibras cortas por la parte de debajo de cada tambor.

    Por medio de succión este material es llevado a una Carda Mechera pequeña donde se procesa mechas, en la cual se paraleliza las fibras, las limpia aún más eliminando pajas y objetos ajenos a la fibra, a su vez formando un velo regular mediante la acción de las guarniciones o rodillos con púas o puntas metálicas que giran junto a la misma, a la vez que se homogeniza el color.

    El velo finalmente es reunido en una mecha que alimenta a una cuchilla rotatoria, la cual la corta a manera de trozos denominándose a este producto sliver cortado. Esta última operación es opcional dependiendo del tipo de hilado a fabricar.

    La Carda Mechera está compuesta por una balanza, un tambor con púas de acero que rasgan la fibra y otro tambor más grande con púas de acero más finas que peinan la mecha originando así un subproducto que puede ser utilizado para la confección de frazadas.

  4. PROCESO REGENERADOR PARA DESPERDICIOS

    Ya teniendo toda la materia prima, almacenada se procede a clasificarla de acuerdo al pedido del cliente, realizando así las respectivas mezclas que no son siempre un 100% de un solo material o fibra, todo esto se realiza en una sala de mezcla estando estas ya codificadas de acuerdo a un peso bien especificado de cada material y color. Una vez mezcladas y pesadas por medio de succión es pasada a la siguiente etapa.

  5. MEZCLAS

    Teniéndose a la mezcla transportándose y llegando a la lobocarda se procede al uniformizado de color en un segundo nivel y al peinado en un tercer nivel.

    La mezcla es aspirada mediante un sistema neumático por los tubos hacia un circuito determinado, según sea el tipo de mezcla, donde se mezclará mediante procesos mecánicos en las máquinas denominadas lobocardas y batidoras para posteriormente ingresar la mezcla al cuarto rotativo donde se le dará el enzimaje, que es un baño de agua y aceites que le darán a la mezcla el suficiente poder lubricante, flexibilidad, elasticidad, suavidad y humedad que facilite y permita la adherencia y deslizamiento óptimos con un coeficiente adecuado de fricción, manteniendo paralelas las fibras para obtener un hilado con la regularidad requerida.

    Asimismo le den las propiedades antiestáticas para que en lo sucesivo del proceso no haya mayores problemas con las cargas estáticas que podrían producir por el elevado rozamiento.

    Luego la fibra es cohesionada mediante varios cohesionantes de fibra procediendo así a realizarse el enzimaje y a obtener colores puros y homogéneos. De aquí la fibra es depositada en celdas para dormir en un periodo de 6 a 7 horas.

  6. COHESIÓN

    La mezcla obtenida es llevada a las Cardas, las cuales abren desensortijan la fibra, eliminan impurezas, paralelizan las fibras, el velo que forman al igual que la carda mechera pero en dos fases principales:

    En la primera, como las guarniciones de los cilindros son un tanto más gruesas entonces el velo no es tan regular.

    En la segunda fase son más finas, el velo es más regular y homogéneo, el cual es dividido en finas mechas que se enrollan a manera de madejas en tubos giratorios, los cuales enrollan varias al mismo tiempo.

    La carda está compuesta por un tambor que tiene un diablo que son cilindros de distintas separaciones, una cara de carda que es el divisor de la carda que se gradúa de acuerdo al título y el canelar de la carda, que es la parte que contiene al hilo ya producido.

    Las madejas obtenidas de la carda deben tener un título o peso por metro lineal determinado, por lo tanto mientras se van produciendo, se deben controlar en la balanza respectiva.

    Incalpaca tiene 3 cardas italianas (Marzoli) por donde la floca va a pasar, la primera es de título grueso (2700 metros en 1 kilo), la segunda es de título medio (1000 metros en 1 kilo) y la tercera de un título fino de hasta 18000 metros por 1 kilo. Su rendimiento es del 80%.

  7. CARDADO

    Por cada carda hay una "continua de hilar" que son unas máquinas semiautomatizadas donde se obtienen bobinas de 300 g cada una. Estos conos son especiales ya que tienen que soportar altas temperaturas. En esta máquina se le da torsión al hilado.

    La torsión y estiraje que se le da a la mecha obtenida en el cardado mediante la diferencia de velocidades de alimentación de los rodillos que la aprisionan, siendo torcida en las bobinas mediante el movimiento giratorio de las mismas al hacer girar el hilo a su alrededor tomado por un curso que gira sobre una pista circular mientras se va envolviendo el hilo en la misma bobina.

  8. HILATURA

    Se toma una muestra al azar de cada parada que está en proceso de hilado y se controla el título de la misma manera que en el cardado.

  9. CONTROL DE TÍTULO

    Después del hilado en la continua, las bobinas que se obtienen son sometidas a una vaporización en una cámara que está a una presión y temperatura determinadas, con el fin de eliminar las tensiones de reacción a la torsión que sufre el hilo que se manifiesta con el ensortijamiento del mismo, una vez que sale de la continua.

    Es esta máquina se fija la torsión para luego ser enconadas. Se utiliza vapor a una temperatura de 300ºC.

  10. VAPORIZADO DE BOBINAS

    La fibra de alpaca y la lana necesitan de un reposo luego varios procesos de transformación que afectan a su estructura de tal manera que para que recuperen la misma es necesario el reposo por un tiempo determinado. Asimismo luego que sale de la vaporizadora el hilo sale húmedo y también necesita secarse simultáneamente.

  11. REPOSO Y SECADO DEL HILADO

    El hilo de las bobinas es pasado a los conos mediante la operación del enconado en la máquina denominada enconadora, la cual mediante un eje que gira a alta velocidad, hace girar varias cabezas de conos, los cuales van enrollando el hilo de las bobinas.

    Esta máquina es la encargada de pasar el hilo de los conos especiales a los conos de plástico y de cartón. Se tiene dos enconadoras.

  12. ENCONADO DEL HILADO
  13. RETORCIDO DEL HILADO

Es la operación de dar torsión a dos o más hilos entre sí y esto se lleva a cabo en la máquina retorcedora, la cual realiza esta operación haciendo girar diferentes velocidades los cilindros que alimentan al hilado para el retorcido del mismo en las bobinas mediante el movimiento giratorio de un curso que lleva al hilo alrededor de la bobina sobre la cual se está enrollando.

Hay 5 de estas máquinas y son las encargadas de torcer un hilo en 2, 3, 4 cabos de acuerdo a los requerimientos. Aquí surge otro subproducto que son los hilos de fantasía que retuercen hilados distintos con efecto bucle que pasan a ser vaporizados y enconados. Hay 1500 tipos de hilados fantasía.

Todo lo que ha sido producido en esta planta puede irse al almacén de productos terminados, o puede pasar a ser materia prima para el proceso de telar o confección.

TEJIDOS

TELARES

CONCEPTO.-

Telar, máquina utilizada para fabricar tejidos con hilo u otras fibras. Un tejido fabricado con un telar se produce entrelazando dos conjuntos de hilos dispuestos en ángulo recto. Los hilos longitudinales se llaman urdimbre, y los hilos transversales se denominan trama.

HISTORIA.-

Los inicios del telar se remontan a épocas del hombre primitivo, el cual empezó a entrecruzar hierbas largas como el mimbre en orden de fabricar cestos y esterillas para su uso. Posteriormente, se dio cuenta que al juntar y retorcer un conjunto de fibras podía obtener hilo y con él fabricar prendas de vestir.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Telares guatemaltecos

Un grupo de artesanas guatemaltecas elaboran, en telares tradicionales, mantas y tejidos de un brillante colorido con fibras naturales.

El primer telar primitivo utilizaba las ramas de los árboles sobre las cuales se colgaban los hilos (urdimbre) amarrados a piedras con la finalidad de darles la tensión necesaria para el tejido. Años más tarde, el Indio Navajo utilizará este mismo principio con la diferencia de que ahora los hilos serán tensados no entre los árboles mas sí entre dos palos a los cuales se amarraban.

TELARES MANUALES

El telar manual se remonta a la era antigua y se utilizó en las civilizaciones chinas y de Oriente Próximo antes de alcanzar Europa. Su uso está muy extendido en los países en vías de desarrollo y en los países industrializados se utiliza también para tejer telas artesanales que se usan en decoración.

El telar manual está montado sobre un bastidor que proporciona el soporte que se requiere para sostener las partes móviles, con los hilos de la urdimbre paralelos con respecto al suelo. En la parte posterior del telar se encuentra un cilindro alrededor del cual se enrollan los hilos de la urdimbre para mantenerlos tensos. El cilindro se gira a medida que se fabrica el tejido, para disponer de más urdimbre para tejer. En la parte del telar en donde se instala el hilo de la trama cada hilo de la urdimbre pasa a través de un orificio situado en la parte central de un alambre vertical llamado lizo. Los distintos lizos están unidos a un arnés de metal o de madera de forma que puedan levantarse o bajarse los lizos en un solo paso, junto con los hilos de urdimbre que los atraviesan.

En los telares el picado se hace manualmente. El tejedor pasa a través del hueco una lanzadera que contiene una bobina de hilo de trama. Después de cada paso de la lanzadera, el hilo de la trama se golpea contra el hilo anterior, moviendo hacia adelante y hacia detrás un batiente, un peine con una hilera de alambres. Después de batir el hilo, el tejedor hace descender los lizos que estaban levantados y levanta los que estaban bajados, cambiando de esta forma el hueco.

El primer paso en la mecanización del telar fue la lanzadera volante, patentada en 1733 por el inventor británico John Kay. Consistía en un mecanismo de palancas que empujaba la lanzadera por una pista. La lanzadera volante aumentó considerablemente la velocidad de tejido y permitía que una sola persona pudiera realizar el picado.

TELARES MECANIZADOS

El telar mecanizado fue perfeccionado por otro inventor británico, Edmund Cartwright, quien patentó el primer telar mecánico en 1786. En los años que siguieron, él y otros ingenieros hicieron algunas mejoras y, a principios del siglo XIX, el telar mecánico se utilizaba ampliamente. Aunque es en esencia parecido al telar manual, este tipo de telar cuenta con algunos elementos adicionales, como mecanismos para detener el telar si la trama o la urdimbre se rompen o si la lanzadera no alcanza el final de su recorrido. Otros dispositivos permiten intercambiar las lanzaderas sin necesidad de detener el funcionamiento del telar. En uno de los extremos del telar se encuentra un cargador con varias bobinas llenas de hilo. El telar cuenta con un mecanismo para expulsar las bobinas vacías y tomar una nueva.

Cuando se requiere un tejido más elaborado se utilizan telares más complejos. Para crear figuras se emplean telares de lizos. La diferencia fundamental es el funcionamiento de los arneses. En un telar de dos arneses, o sea, un telar con dos conjuntos de lizos, sólo es posible fabricar tejidos simples. Las fibras de sarga requieren telares con tres o más arneses. Los arneses de los telares de lizos se controlan con un cabezal que determina el arnés que está levantado o bajado en cada pasada de la lanzadera.

Un avance adicional es el telar de Jacquard, perfeccionado por el inventor francés Joseph Marie Jacquard a principios del siglo XIX. En este tipo de telares no se utilizan arneses de lizos, sino que los hilos de la urdimbre se controlan con un conjunto de alambres verticales unidos a un cabezal Jacquard que se encuentra en la parte superior del telar.

El proceso de tejido se controla con una serie de tarjetas perforadas que corresponden al patrón de la trama. Se perfora o se deja sin perforar la tarjeta en los puntos que corresponden a cada hilo de la urdimbre. Se hace pasar por el cabezal Jacquard una tarjeta perforada por cada hilo de la trama. Los orificios de la tarjeta determinan el hilo de la urdimbre que debe levantarse o bajarse; con este sistema es posible producir patrones de mayor dificultad. La reproducción de patrones de tejido con tarjetas Jacquard es una tarea muy especializada. En el caso de fibras con hilos teñidos, en que se utilizan lanzaderas diferentes para cada color de la trama, se intercambian las lanzaderas en función del patrón de colores de la tela, lo que se consigue con el uso de varias cajetín de lanzadera, cada una de las cuales contiene una lanzadera con un hilo de un color.

TELARES MODERNOS

Hoy en día el telar mecánico convencional se considera arcaico e ineficaz, por lo que se han desarrollado otros tipos de telares en los que se intenta eliminar la lanzadera. Se conocen como telares sin lanzadera. Entre ellos se encuentra un sistema suizo que reemplaza la lanzadera con un dardo. En lugar de transportar su propia carga de hilo, el dardo lo toma de un paquete de gran tamaño y lo arrastra a través del hueco. Otro tipo importante de telar sin lanzadera es el telar de chorro, que utiliza un chorro de aire o agua a alta presión para empujar el hilo de trama de un lado a otro, con lo que se evita utilizar dispositivos mecánicos. Estos telares permiten insertar hasta 1.500 hilos de trama por minuto. Muchas fábricas de tejidos utilizan telares sin lanzadera porque suelen ser más silenciosos y más rápidos que los telares convencionales.

PROCESO DE TEJIDO

La fabricación de telas en telares difiere de otros métodos de fabricación de tejidos, como el realizado a mano, que consiste en entrelazar varios hilos de una forma no paralela al eje del tejido; el encaje, en que se hace pasar un hilo entre otros grupos de hilos o el pegado, en que las fibras se unen con un pegamento.

El proceso básico de tejido es pasar los hilos de la urdimbre alternadamente por encima y por debajo de los hilos de la trama. Las materias primas utilizadas en este tipo de tejidos van desde las fibras animales, como la lana, el mohair, el pelo de camello, de conejo, de alpaca o de vicuña y la seda, hasta fibras vegetales como el algodón o fibras de madera o de follaje como el lino, el cáñamo, el yute y el ramio.

Dentro del grupo cada vez más grande de las fibras sintéticas, se extendió hace tiempo el uso de fibras como el rayón y los acetatos hechos con productos naturales, principalmente la celulosa. Sin embargo se utilizan con más frecuencia las fibras realmente sintéticas que las derivadas de la celulosa. Los principales miembros de este grupo son el nailon, el poliéster, el polipropileno y las fibras acrílicas. Otro grupo de materiales sintéticos, el de la fibra de vidrio, se emplea para fabricar algunos tejidos para cortinas. Con excepción de la seda, todas las fibras naturales tienen una longitud limitada y por ello tienen que devanarse para formar hilos que puedan tejerse. La seda y la mayoría de las fibras sintéticas forman un filamento continuo, pero se cortan en segmentos para su hilado.

La fabricación de tejidos en telar manual o mecánico requiere varios pasos. Para prepararlo, las fibras de la urdimbre se colocan y se tensan en el telar, formando una superficie de hilos paralelos muy cercanos. Se hace la primera separación, levantando varios hilos de la urdimbre para que pueda colocarse de manera correcta el hilo de la trama. En un tejido simple, en el que el hilo de la trama se coloca alternadamente encima y debajo de los de la urdimbre, se levanta un hilo sí y un hilo no. El espacio que queda entre los hilos levantados y los acostados se denomina hueco. Durante el proceso de picado, un dispositivo llamado lanzadera hace pasar el hilo de la trama por el hueco. Posteriormente, un batiente aprieta el hilo de trama contra el de la trama anterior para formar un tejido compacto. Por último, se bajan los hilos de la urdimbre que estaban levantados y el siguiente grupo de hilos se levanta para empezar un nuevo ciclo. Con ello se colocan los hilos de la trama en su lugar, encima de una parte de los hilos de la urdimbre y debajo de otra.

PROCESO Y TECNOLOGÍA DEL TEJIDO

(INCALPACA TPX)

El proceso de producción de los tejidos, puede dividirse en dos sectores:

  • Tejido de Punto.
  • Tejido Plano.

TEJIDO DE PUNTO

La producción y distribución de textiles es relativamente complicada. Según el tipo de tela, la materia prima, tanto las fibras vegetales o animales como los productos químicos, puede prepararse de forma independiente o como etapa preliminar en la fabricación de la tela; por tanto, el número de procesos distintos implicados en la producción varía según cada producto textil.

La primera etapa en la fabricación de textiles implica la producción de la materia prima, ya sea el cultivo de algodón, lino u otras plantas, la cría de ovejas o gusanos de seda, o la producción química de fibras; a continuación, la fibra se hila y posteriormente se usa el hilo para tejer las telas. Después del teñido y el acabado, el material puede suministrarse directamente a un fabricante de productos textiles o a un minorista que lo vende a particulares que confeccionan prendas de vestir o ropa de casa.

HISTORIA DEL TEJIDO DE PUNTO

El tejido de malla, cuyos orígenes se remontan al anudado de redes en los pueblos antiguos, consiste en formar una rejilla entrelazando hilo mediante agujas manuales o automáticas en una serie de lazadas unidas entre sí. El tejido con agujas fue introducido en Europa por los árabes en el siglo V y floreció en Inglaterra y Escocia durante los siglos XIV y XV. Los escoceses han reivindicado tanto su invención como su introducción en Francia.

Hasta 1589 todas las labores de punto se hacían a mano. Aquel año el clérigo inglés William Lee inventó una máquina para tejer medias, pero la reina Isabel I de Inglaterra le negó una patente, porque consideraba que el nuevo invento era una amenaza para los tejedores. Sin embargo, la máquina se utilizó en otros países y preparó el camino para posteriores mejoras. La primera llegó en 1758, cuando un hilandero de algodón, el británico Jedediah Strutt, inventó un aditamento para el bastidor de medias que permitía confeccionar tejidos acanalados (canalé).

A principios del siglo XIX, el ingeniero británico Marc Isambard Brunel inventó un bastidor circular al que denominó tricoteur. El tejido de hilos más gruesos se hizo posible cuando otro inventor británico, Matthew Townsend, incorporó una aguja, dotada en uno de sus extremos de un gancho con un cierre y la patentó en 1858. En 1864, el también británico William Cotton introdujo una mejora en las máquinas mecánicas que pasó a ser conocida como ‘sistema de Cotton’. La máquina mejorada podía dar forma a los talones y punteras de medias y calcetines y sentó las bases para las modernas máquinas de confección completa. Las tejedoras automáticas se introdujeron por primera vez en 1889.

ETAPAS DEL PROCESO DE TEJIDO DE PUNTO

  1. La fibra de algodón, el vellón de las ovejas o el lino deben ser procesados antes de hilarlos. El algodón en bruto se procesa con la desmotadora, que elimina las semillas y otras impurezas, antes de ser transportado en balas a la hilatura. Para obtener a partir del lino una fibra susceptible de ser hilada se utilizan diversas operaciones mecánicas y químicas. La lana debe ser clasificada y lavada antes de su hilado. La seda se desenrolla de los capullos después de ablandar la goma natural en agua caliente, lo que permite una separación fácil sin romper las finas fibras. Los filamentos continuos se agrupan y se tuercen para formar hilos de varias hebras; los filamentos rotos y el material de desecho se hilan de forma similar a la empleada para las fibras de algodón, lana o lino.

    Las fibras sintéticas se suministran en forma de filamentos o de fibras cortas; la fibra de filamento continuo se convierte en hilo igual que la seda. Las fibras sintéticas cortas se procesan antes del hilado de forma similar al algodón crudo o la lana.

  2. PROCESADO DE LA FIBRA  

    Para tejer se utiliza el telar y dos conjuntos de hilos, denominados respectivamente urdimbre (o pie) y trama. Los hilos de la urdimbre van a lo largo del telar, mientras que los de la trama van en dirección transversal. La urdimbre está enrollada en enormes bobinas llamadas enjulios o enjullos, situadas a los pies del telar, y se enhebra en el telar formando una serie de hilos paralelos. La trama se suministra por los lados del telar desde unas bobinas que se cambian automática o manualmente cuando se acaba el hilo. La lanzadera del telar hace pasar los hilos de la trama a través del telar, entrelazándolos perpendicularmente con la urdimbre. Modificando el número de hilos de la urdimbre y alterando la secuencia con la que se levantan o se bajan se logran diferentes dibujos y texturas. Durante el tejido, una capa protectora provisional conocida como imprimación protege los hilos de la urdimbre para evitar que se dañen.

  3. TEJIDO  

    Los textiles pueden teñirse de distintas formas: las telas pueden colorearse una vez tejidas (tinte en la pieza), pueden teñirse las fibras sueltas en una cuba (tinte en bruto) y, por último, puede teñirse el hilo o filamento antes de tejerlo (tinte en el hilo). Los hilos sintéticos también pueden recibir un tinte previo incorporando pigmentos coloreados en la solución de hilado antes de extruir los filamentos a través de las boquillas de hilatura (tinte en masa o solución).

    El principal método para estampar dibujos en textiles es el huecograbado mediante rodillos; en este proceso el dibujo se graba en rodillos de cobre (un rodillo para cada color) y se llenan las depresiones de los rodillos con pasta de estampado; a continuación se pasa la tela por los rodillos. Otro proceso de estampado es la impresión en relieve; en este caso, el dibujo está elevado sobre la superficie del rodillo y las partes altas se cubren con tinta. El estampado con retícula se realiza trazando el dibujo en una retícula plana o cilíndrica que sirve como plantilla, la cual se coloca sobre el tejido y se aplica el tinte haciéndolo pasar por las aberturas de la plantilla. El estampado manual con retícula está siendo sustituido por máquinas automáticas. Véase Técnicas de impresión.

  4. TEÑIDO Y ESTAMPADO  
  5. OTROS PROCESOS DE ACABADO  

Además del teñido y el estampado, la tela recibe otros acabados para mejorar su aspecto y cualidades, como por ejemplo tratamientos para mejorar la resistencia a las arrugas en textiles como el algodón, el lino o el rayón hilado, que no tienen la elasticidad de la lana o la seda. Los últimos avances en cuanto a acabados resistentes a las arrugas son los de planchado duradero o planchado permanente; además de lograr resistencia a las arrugas, estos acabados proporcionan pliegues permanentes. Mediante diversos tratamientos químicos también es posible mejorar la resistencia al encogido, a las manchas y a la suciedad. Otros procesos de acabado protegen contra el deslizamiento de los hilos o contra los daños provocados por el moho, las polillas o el fuego.

TIPOS DE TEXTILES

Variando el método de tejido es posible producir muchas telas diferentes. Las de mayor empleo son las de tejido liso o de tafetán, las de tejido cruzado y las de tejido de satén o satín.

  1. El método básico de tejido, en el que cada hilo de la urdimbre se entrelaza con el hilo de la trama, se denomina tejido liso o de tafetán. (Esta palabra se deriva probablemente del persa taftha, que quiere decir ‘vuelta’). Algunas telas tejidas con este método son la batista, la manta, el calicó, el lino, el cambray, el crespón o crepé, la estopilla o cheesecloth, el chintz, la muselina, el organdí, el percal, el seersucker, el velo, el cloqué o el tweed. Otras variaciones del tejido liso son el tejido reticulado o el tejido acanalado (en canalé); la tela escocesa es un ejemplo del primero y el popelín o popelina, la bengala o el piqué lo son del segundo

    Figura 1

  2. TEJIDO LISO O DE TAFETÁN

    El tejido cruzado se caracteriza por las líneas diagonales muy marcadas producidas por el entrelazado de dos hilos de la urdimbre con un hilo de la trama en filas alternas. Este efecto puede observarse en tejidos como la espiguilla o palmeado, la sarga, el cheviot, el foulard, el twill, el surah, la gabardina, el cutí, la mezclilla, el denim o el dril.

    El tejido cruzado proporciona a la tela una gran resistencia, útil para prendas de trabajo.

    Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior 

    Figura 2

  3. TEJIDO CRUZADO  
  4. TEJIDO DE SATÉN O SATÍN

Los satenes tienen una textura más densa que los tejidos cruzados, pero su principal característica es la suavidad que se consigue a expensas de la resistencia. La superficie suave del tejido de satén se logra pasando los hilos de la urdimbre encima de unos cuantos hilos de la trama, con un entrelazado mínimo; la reflexión de la luz en los hilos libres produce su brillo característico.

En un satén de trama, los hilos de la misma se pasan encima de unos cuantos hilos de urdimbre. Como los hilos de la trama son más débiles que los de la urdimbre, los tejidos de satén son menos resistentes a la abrasión, pero a pesar de todo son populares por su belleza.

Los más conocidos son el satén de crespón o crepé satín, la piel de ángel, el raso y el damasco.

La palabra satén se deriva del puerto chino de Chüanchow, antes llamado Zaytun, desde donde comenzó a exportarse este tipo de telas en la edad media.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior 

Figura 3

ELECCIÓN DE LAS FIBRAS  

Los nombres de los tejidos indican el método de entrelazar los hilos y no la fibra que contienen. Cualquier fibra o combinación de fibras puede usarse con cualquier clase de tejido. Inicialmente algunos tejidos sólo estaban asociados con una fibra determinada, como ocurría con el tafetán o el satén, hechos de seda, con la sarga un tejido cruzado limitado en el pasado a la lana o con el denim, un tejido cruzado que originalmente sólo se hacía con algodón. Hoy se produce tafetán de nailon, satén de algodón, sarga de seda o denim de fibras mixtas.

La introducción de fibras sintéticas ha hecho que se estudie el contenido de fibra más apropiado para las distintas aplicaciones. Las características deseadas se logran mediante diversas combinaciones y mezclas de fibras, métodos de tejido y procesos de tinte y acabado.

TEXTILES NO TEJIDOS  

La estructura textil de una tela no tejida se logra uniendo o entrelazando las fibras con métodos mecánicos, químicos o térmicos, utilizando disolventes o combinando los métodos anteriores.

Los principales sistemas son la unión con resina y la unión de fibras termoplásticas. En el primero de ellos, la resina se pulveriza o se aplica en forma de espuma directamente sobre el retículo de fibras que va saliendo de la máquina formadora; a continuación, el retículo se seca, se polimeriza mediante calor y en algunos casos se plancha. En la adhesión termoplástica se mezcla con la fibra de base una fibra termoplástica con menor punto de fusión, formando un retículo, el cual se prensa entre rodillos calientes que adhieren las fibras termoplásticas a las fibras de base. El principal método mecánico para producir textiles no tejidos es el uso de una troqueladora de agujas diseñada básicamente para producir mantas; esta máquina utiliza pequeñas agujas con ganchos para entrelazar las fibras.

APLICACIONES DE LOS TEXTILES  

Además de prendas de vestir y objetos domésticos, los textiles se usan en productos industriales como filtros para acondicionadores de aire, balsas salvavidas, cintas transportadoras, carpas, neumáticos de automóvil, piscinas, cascos de seguridad o ventiladores de mina. En muchas aplicaciones los textiles con recubrimientos protectores de plástico proporcionan mayor flexibilidad, menor peso y mejores resultados que los metales. Aunque para los productos industriales se utiliza toda clase de fibras, muchos se fabrican con una combinación de fibras sintéticas sobre una base de algodón. Las fibras sintéticas hacen que la tela sea resistente al moho y se seque rápidamente, mientras que el algodón, más barato, proporciona volumen y estabilidad.

PRODUCTOS DE TEJIDO DE PUNTO

  • Chompas
  • Sacos
  • Sacones
  • Chalecos
  • Chalinas

CHOMPA: PROCESO DE CONFECCIÓN

El proceso de producción en forma general, es el mismo para todos los productos que se fabrican en una empresa. Pueden resumirse las siguientes operaciones: tejido, lavado, corte, confección, acabado, acabado final y embolsado. Desde luego, existen diferencias en el proceso dependiendo del modelo y del material a utilizar.

DESCRIPCIÓN DE OPERACIONES

  1. Como su nombre lo indica, es el proceso de tejer los componentes de la chompa. Estos componentes son: delanteras, espaldas o cuerpos (dependiendo del diseño), mangas, cuello, bandas, bolsillos, pretinas, etc.

    En las líneas de producción Dubied y Shima, el tejido es controlado por un computador que recibe instrucciones a través de programas que traducen las especificaciones del diseño a un lenguaje técnico.

  2. TEJIDO

    El proceso de lavado depende principalmente de la calidad de la materia prima. Esto determinará si se realiza un lavado en seco, para lo cual se puede emplear una lavadora programable que recircule y filtre automáticamente el detergente. Normalmente los paneles tejidos en 100% alpaca, se lavan en seco. Si se trata de paneles en 100% algodón se lavan en agua.

    Seguidamente los paneles lavados y ya secos son planchados y vaporizados, donde se termofija el tejido, se proporcionan las medidas correctas y se mejora el tacto del panel, a través de un calentamiento con vapor y un enfriamiento brusco.

  3. LAVADO

    Dentro del proceso de confección de una prenda de vestir, el corte es la operación más importante, puesto que es aquí donde se le da la forma al producto. Del corte dependerán las medidas y la secuencia de figuras de la prenda. El personal encargado de esta operación debe ser el de mayor conocimiento y experiencia en confecciones.

  4. CORTE

    La confección consiste en unir los componentes tejidos a través de remalladotas de plano u over lock, dependiendo del diseño. Son operaciones tecnomanuales: primeramente se une la delantera con la espalda a través de los hombros. Luego se pega el cuello, seguidamente las mangas y finalmente se cierran los costados.

  5. CONFECCIÓN

    Consiste en un conjunto de operaciones manuales que las máquinas no pueden realizar como: puños, pretinas, escondido de hilos, bordados, entre otros.

  6. ACABADO

    El acabado final son operaciones adicionales mayormente orientadas a la presentación de la prenda, como cosido de etiquetas, ojales, botones, engrifado y limpieza.

  7. ACABADO FINAL
  8. EMBOLSADO

El embolsado consiste en el doblado y planchado manual (y también con vapor) de la prenda. Finalmente se coloca la prenda en la bolsa.

INCALPACA: PROCESO DE TEJIDO DE PUNTO

El tipo de producción que se realiza es por pedido no siendo política de la empresa trabajar para stock.

El proceso de producción en forma general es el mismo para todos los tipos de prenda que se fabrican, siendo estas operaciones: diseño, tejido, lavado, vaporizado, corte, confección, acabado, acabado final, control técnico y embalaje.

  1. Consiste en establecer las especificaciones del producto en lo referente a medidas, tallas, combinaciones de colores, detalles de la prenda, estilos. Todas esas referencias quedan plasmadas en una hoja de diseño, en la cual vienen las especificaciones técnicas del tejido. Una copia de esta es repartida en todas las secciones.

  2. DISEÑO

    El tejido se divide en tres secciones:

    Tejido manual. Aquí se encuentra cada operario con su máquina de coser, las que se clasifican por el tipo de aguja, habiendo desde galga 1.5 hasta galga 12. En esta área se realizan tejidos rectos trabajados en modelos. A cada operario se le da un molde y estos los fabrican de acuerdo a las medidas. En esta área solo se trabajan las partes delanteras, traseras y las mangas de las prendas.

    Tejido semi-industrial. En esta área trabajan 24 máquinas Passap, habiendo un operario por varias máquinas. También cuentan con una máquina japonesa circular que teje puntos en Links y Jersey. En esta sección se hacen los accesorios como el cuello, las pretinas y las bandas.

    Tejido industrial. Se realiza mediante máquinas japonesas Shima, que trabajan con disquetes en los que se ha especificado el diseño en computadora. Hay 1 operario por cada 5 máquinas, que son de galgas 7, 8, 10 y 12. De igual manera, se producen las partes delanteras, traseras y las mangas de medida específica de acuerdo al pedido.

  3. TEJIDO

    En esta área se encuentran ubicadas varias mesas y operadoras encargadas de la recepción de paneles, es decir, de juntar las partes delanteras y traseras, las mangas y los accesorios en grupos de acuerdo al color, talla, medida para luego pasar a la operación de lavado.

  4. RECEPCIÓN

    En esta operación se lavan los paneles mediante máquinas Bowe y Lavenda, dependiendo de la materia prima. El lavado se hace en agua o en seco empleando vapor entre 250º C y 500º C.

  5. LAVADO

    Consiste en la fijación del tejido, color y en el estiramiento de las prendas a fin de lograr las medidas de la hoja de diseño. Se lleva a cabo antes de confeccionar la prenda así como luego de ser confeccionada. Se utilizan temperaturas aproximadas a 500º C.

  6. VAPORIZADO
  7. ACABADO

Incluye 5 sub operaciones, que son: remallado y acabado de hilos, planchado, pegado de botones, etiquetado y embolsado.

TEJIDO DE PLANO

El tejido plano está conformado por dos tipos de hilado en su estructura: Hilado que va longitudinalmente a la tela que se denomina hilado de urdimbre, el otro hilado es el que va transversalmente a la longitud, o sea a lo ancho de la tela, denominándose Hilado de trama. Este proceso consta de las siguientes actividades:

  1. Se colocan los conos de hilado respectivos en el castillo de la urdidora según el orden que indique la disposición técnica del artículo a urdir.

  2. MONTAJE DEL CASTILLO DE LA URDIDORA

    Consiste en obtener a partir de varios grupos de hilos la urdimbre. Dichos hilos son jalados a través de un peine del castillo de la urdidora, enrollando uno por uno todos los grupos de hilos denominados portadas en el tambor de la urdidora, en el que se producen de 12 – 14 piezas.

    Estas operaciones se llevan a cabo en la máquina denominada urdidora. Una vez obtenidos los hilos longitudinales, estos son enrollados en carretes, los cuales serán transportados a los telares.

  3. URDIDO

    La urdimbre hecha es enrollada en el rollo plegador. Este procedimiento se lleva a cabo en el saca-rollos de la urdidora.

  4. SECADO DEL ROLLO

    Los hilos de la urdimbre luego son pasados por los lizos según la disposición técnica del artículo a fabricar. Esta operación se lleva a cabo en el banco de pasado.

  5. PASADO A LIZOS

    Los marcos de lizos y el rollo de la urdimbre pasada con montados en el telar respectivo.

  6. MONTAJE DE LIZADAS

    Para el funcionamiento del telar se tiene que preparar el mismo, calibrando el movimiento de pinza y lizada según el artículo a tejer.

  7. CALIBRADO DEL TELAR

    Es el entrecruzamiento del hilado de trama con el de urdimbre de acuerdo a un tipo de tejido o ligamento. Esta operación se lleva a cabo en el telar, el cual es programado para desarrollar el artículo de tela deseado. Esta programación consiste en colocar el ligamento y cadena tanto de urdimbre como de trama y los colores de hilado del artículo respectivo.

    El tejido propiamente dicho se realiza en los telares aquí se produce la alimentación de trama a través de un peine y de dos pinzas que trabajan a una velocidad de 160 golpes por minuto. Incalpaca cuenta con 28 telares de fabricación italiana entre los cuales hay 1 telar "doble frazada" que contiene una lectora que trabaja con tarjetas para el diseño y 6 telares "master" que producen hilados muy resistentes (paños, lona) a una velocidad de 300 golpes por minuto.

  8. TEJIDO

    Una ve terminada de tejer una pieza de tela es marcada y tejida su cabecera para posteriormente cortarse.

  9. CORTE DE LA PIEZA TEJIDA

    La pieza de tela tejida es revisada en la mesa respectiva para detectar posibles errores que no se vieron durante su proceso de tejido y que probablemente continúen sucediéndose.

  10. REVISIÓN DEL TEJIDO

    Conjunto de procesos físicos, químicos y mecánicos que pasa una tela a través de una ruta que está determinada por el tipo de artículo que representa para obtener un acabado final que esté de acuerdo al patrón del mismo. Los procesos que se siguen en el acabado son:

    1. Luego que la pieza ingresa de telares es medida en la mesa respectiva para saber el metraje real en crudo de la misma.

    2. Medido de la pieza

      La pieza es pesada en la balanza para luego determinar con su longitud el peso por metro lineal y controlar si este se encuentra dentro del rango del artículo respectivo, si no fuera así, corregir el error en el telar de las piezas por tejerse.

    3. Pesado de la pieza

      La pieza es revisada en el banco de zurcido, corrigiéndose manualmente el defecto de tejido que pudiera tener.

    4. Zurcido

      Al finalizar el zurcido la pieza es revisada minuciosamente en el banco respectivo para poder detectar cualquier posible defecto no encontrado en el proceso anterior.

    5. Revisión de la Tela Zurcida

      Existen artículos que por el material que tienen y el color, deben de ser pinzados para eliminar motas, pajas u otros objetos extraños al tejido.

    6. Pinzado

      Todos los artículos terminados como las chalina, mantas, mantones, tienen en sus dos extremos los hilos de urdimbre sin los hilos de trama en una longitud de aproximadamente de 5 a 20 cm, los cuales serán torcidos manualmente en grupos de 10 a 20 hilos formándose así los flecos.

    7. Flecado

      Cuando una tela presenta manchas de difícil limpieza, se realiza el desmanchado manual de las mismas con sustancias especiales.

    8. Desmanchado

      La pieza de tela es cosida tomando orillo con orillo a todo lo largo de la misma.

    9. Cosido en saco

      Se trata de un enjuagado propiamente, el cual se da en la lavadora respectiva (efectuándose con agua y sustancias auxiliares), donde la pieza se carga para girar a todo su ancho sobre los rodillos, los cuales van friccionando y por ende enjuagando.

    10. Lavado a lo ancho

      La pieza de tela se carga en la centrifugadora, la cual, al hacerla girar permite que el agua contenida en la tela sea expulsada por acción de la fuerza centrífuga. Se trata básicamente de un exprimido.

    11. Centrifugado

      La tela debe tener un determinado peso por metro lineal, así como ancho en el acabado; para ello se le hace pasar por un proceso de batanado, que consiste básicamente en ingresar la tela en la máquina denominada batán, en un baño de agua con sustancias auxiliares que ayudan el batanado de la misma. Un extremo de la pieza pasa por un rodillo giratorio para luego coserse con el otro extremo: al hacer funcionar la máquina, gira el rodillo, el cual, con sus aletas va golpeando transversalmente ocasionando que el hilo de trama se vaya recogiendo y batanando mientras que dos topes regulares presionan perpendicularmente uno frente al otro a la tela, la cual al ir girando ejerce presión sobre el hilado ocasionando un batanamiento del mismo, reduciendo el ancho de la tela.

    12. Batanado

      La costura que se hizo a la pieza de orillo con orillo es descosida manualmente.

    13. Descosido abrecuerda

      La pieza de la tela que fue cosida en saco se carga en la lavadora pasando un extremo sobre el rodillo giratorio y cosiéndolo con el otro, de tal manera que el rodillo al girar también arrastre a la tela teniendo una fricción que permita limpiar la suciedad con la ayuda del agua a temperatura elevada y el jabón que se agrega para el lavado. Con este lavado también se logra que se igualen las tensiones y distancias que hay entre los hilos del tejido.

    14. Lavado en cuerda

      Cuando una pieza necesita cierto grado de humedad para procesos posteriores se pasa por la máquina denominada Foulard, la cual está provista de rodillos los cuales ejercen una presión determinada sobre la tela para quitar la humedad que contiene luego que ha pasado por una tina de agua que la moja.

    15. Mojado o Exprimido

      La tela húmeda circula libremente (sujeta y tensionada sólo por ambos orillos), por las cámaras de calor de la máquina secadora eliminando la humedad de la misma.

    16. Secado

      La tela húmeda o seca es cargada en la máquina denominada Percha, la cual está provista de un tambor giratorio que tiene en su contorno varios cilindros pequeños con guarniciones metálicas cilíndricas, que también giran junto con la tela, ya sea en el mismo sentido o contrario, pero a mayor velocidad, produciendo una fricción que saca pelo al hilado de la misma dando como resultado la tela a pelo.

    17. Perchado húmedo o seco

      Básicamente es el mismo principio de trabajo que la percha, con la diferencia que a acción de las guarniciones de la máquina denominada cardo es menos enérgica por el hecho que son de origen vegetal (del fruto del Cardo, el cual tiene la forma de un huevo, pero con una superficie cubierta de púas que son las que sacan levemente el pelo de la tela o lo peinan).

    18. Perchado en Cardos

      Es un cepillado en baño de agua y sustancias auxiliares que permiten el acomodo del pelo de tal manera que esté peinado y pegado a la tela; para ello también reposa enrollada por un periodo de tiempo que le permita la fijación.

    19. Stricca

      La pieza se carga a la máquina Tundidora, cosiendo sus dos extremos entre sí para luego girar las vueltas que sean necesarias y lograr que las cuchillas helicoidales corten el pelo de la tela a una altura previamente determinada en la tundidora, pudiendo incluso dejar sin nada de pelo a una tela.

    20. Tundido

      La pieza de tela es pasada por las cámaras de vapor de la máquina denominada vaporizadora, con el fin de eliminar las tensiones que se han acumulado en la misma, producto de los continuos procesos por los que pasó.

    21. Vaporizado

      La pieza es pasada por la plancha, máquina que está provista de un cilindro de base pulida que gira sobre su respectiva área convexa, que igualmente es lisa; entre ambas circula la tela, siendo presionada por el cilindro que está a una temperatura elevada, eliminando arrugas y deformaciones en el tejido.

    22. Planchado

      La tela es cargada en la máquina denominada Decatizadora, enrollándola con la lona para luego iniciar el proceso, el cual consiste en proporcionar presión y vapor a la tela que le proporcionen estabilización, textura y cuerpo al tejido en una determinada dimensión y aspecto, evitando deformaciones futuras.

    23. Decatizado

      Una vez acabada la pieza de tela, es revisada minuciosamente mientras se va enrollando en la mesa respectiva, para detectar posibles defectos que pudieran tener; asimismo se hacen las pruebas de resistencia y aspecto para finalmente darle la calificación que le corresponde.

    24. Revisión de la tela acabada
    25. Embalaje
  11. ACABADO DE LA TELA

La pieza es embalada en una caja y está lista para su despacho.

INCALPACA: PROCESO DE TEJIDO DE PLANO

Esta planta fue creada hace aproximadamente 4 años y tiene una producción de 120 prendas diarias trabajando en 3 turnos de 8 horas. Produce entre 6000 y 7000 prendas mensuales. Todo lo producido es para exportación.

La materia prima que utiliza es la tela producida en la sección de tejido de punto de la empresa.

El proceso de producción sigue las siguientes etapas:

  1. El corte de la tela y el forro se efectúa en una mesa. De acuerdo al modelo, la tela y el forro son previamente medidos.

  2. CORTE

    Una vez moldeada la tela, ésta pasa por la fusionadota para darle cuerpo y caída a la confección. Se utiliza una temperatura de 169º C.

  3. FUSIÓN

    Consiste en armar las prendas en lotes para obtener el producto final. Se cuenta con 29 máquinas de tejer, las cuales 18 son automáticas (que dan 500 puntos por minuto) y 11 son mecánicas (de 2800 puntos por minuto).

  4. CONFECCIÓN
  5. ALMACENAMIENTO

Todas las prendas son finalmente embolsadas, registradas y pasadas al almacén de productos terminados para su exportación.

ANEXOS

TEXTILES

  1. Textiles, término genérico (derivado del latín texere, ‘tejer’) aplicado originalmente a las telas tejidas, pero que hoy se utiliza también para filamentos, hilazas e hilos sintéticos, así como para los materiales tejidos, hilados, fieltrados, acolchados, trenzados, adheridos, anudados o bordados que se fabrican a partir de los mismos. También se usa para referirse a telas no tejidas producidas mediante la unión mecánica o química de fibras.

  2. INTRODUCCIÓN

    El término ‘fibras textiles’ se refiere a las que se pueden hilar o utilizar para fabricar telas mediante operaciones como tejido, trenzado o fieltrado. El tejido, una de las primeras actividades artesanales, ya se practicaba en el neolítico, como lo demuestran los fragmentos de fibras de lino hallados en los restos de poblados lacustres de Suiza. En el antiguo Egipto los primeros textiles se tejían con lino; en la India, Perú y Camboya con algodón; en Europa meridional con lana y en China con seda. Ver Fibra.

    1. Los primeros en utilizar el lino fueron los antiguos egipcios (probablemente la palabra lino se deriva de un vocablo egipcio). Dado que los primeros tejidos de lino por lo general eran blancos, esta materia se convirtió en un símbolo de pureza, por lo que los egipcios no sólo lo usaban para la confección de prendas de vestir y artículos domésticos, sino también para sus prácticas religiosas. En el antiguo Egipto también se producían textiles con algodón importado de la India.

    2. LINO

      La Biblia menciona la gran calidad de la lana que se vendía en la ciudad de Damasco. Los antiguos pueblos del Cáucaso vestían mantos de lana denominados shal (de donde deriva la palabra chal). Las ovejas se criaban por su lana —además de por su carne y su piel— en toda la zona mediterránea. Sicilia y el sur de Italia proporcionaban lana a Roma para la confección de prendas de vestir; durante los primeros siglos de la era cristiana se pusieron de moda los tejidos de seda importados de China. La mejor lana procedía de las ovejas merinas criadas en Castilla (España).

      Posteriormente los belgas aprendieron a fabricar textiles de lana de gran calidad y enseñaron esta artesanía a los sajones de Gran Bretaña, que también fueron famosos por sus excelentes tejidos.

    3. LANA

      Aunque el algodón es la fibra textil más común en la actualidad, fue la última fibra natural en alcanzar importancia comercial. En el siglo V a.C. el historiador griego Heródoto informaba que uno de los productos valiosos de la India era una planta silvestre cuyo fruto era el vellón; en el siglo siguiente, Alejandro Magno introdujo el algodón indio en Grecia. Aunque los antiguos griegos y romanos utilizaban algodón para toldos, velas y prendas de vestir, en Europa no se extendió su uso hasta varios siglos después.

      En América, los habitantes del México prehispánico utilizaban algodón para elaborar telas. Durante los siglos XV y XVI los exploradores europeos encontraron textiles de algodón en las Antillas y Sudamérica. Los primeros colonos ingleses ya cultivaban algodón; con la introducción de la desmotadora de algodón, inventada en 1793 por el estadounidense Eli Whitney, el algodón se convirtió en la fibra más importante del mundo en cuanto a su cantidad, su bajo costo y su utilidad.

    4. ALGODÓN

      Según la leyenda china, la seda empezó a tejerse en el siglo XXVII a.C. durante el reinado del emperador Huang Ti, cuya esposa desarrolló supuestamente la técnica de devanar el hilo del gusano de seda para tejerlo. Aunque durante muchos siglos se exportaron seda en bruto y los tejidos de seda a los países mediterráneos, la fuente de dicha fibra no fue conocida por los europeos hasta el siglo VI d.C., cuando unos viajeros que volvían de China trajeron de contrabando a Occidente huevos del gusano de seda; a partir de ellos empezaron a criarse gusanos en Grecia e Italia. En el siglo XII, la seda se usaba ya en toda Europa para la confección de tejidos suntuosos.

      En el hemisferio occidental, los intentos de criar gusanos de seda comenzaron en 1620, cuando el rey Jacobo I de Inglaterra exhortó a los colonos a producir seda en vez de tabaco. Los colonos de Georgia lograron un cierto éxito, pero los esfuerzos posteriores en Connecticut y Nueva Jersey fracasaron debido a la falta de mano de obra eficaz y barata, necesaria para cultivar las moreras de las que se alimentan los gusanos y para ocuparse de éstos.

      A mediados del siglo XX sólo Japón y China producían cantidades importantes de seda. Cuando empezó la II Guerra Mundial, Japón suministraba el 90% de la producción mundial de seda en bruto. Cuando Occidente quedó privado de esa fuente durante la guerra, se utilizaron en su lugar fibras sintéticas de nailon, que había sido desarrollado en la década de 1930.

    5. SEDA
    6. FIBRAS SINTÉTICAS
  3. FIBRAS TEXTILES

La belleza y el precio de la seda estimularon a muchos de los primeros científicos a desarrollar una fibra que se pareciera al hilo del gusano de seda. En 1664 el científico británico Robert Hooke sugirió la posibilidad de sintetizar una sustancia pegajosa semejante al fluido segregado por el gusano de seda para tejer su capullo. Sin embargo pasaron más de 200 años hasta que un científico francés (el conde Hilaire de Chardonnet) inició la producción artificial de fibras, conocidas al principio como seda artificial. El proceso de Chardonnet, que seguía el principio sugerido por químicos anteriores, consistía en forzar el paso de un líquido viscoso a través de pequeñas toberas (denominadas boquillas de hilatura) y endurecer el fluido para formar hilo coagulándolo en un baño químico. Este proceso sigue siendo el método básico para producir fibras textiles sintéticas. En 1924, el término ‘seda artificial’ fue sustituido por el de rayón.

El nailon se introdujo en la década de 1930. Esta fibra, más resistente que la seda, se utiliza mucho en la confección de prendas de vestir, calcetería, tela de paracaídas y cuerdas. A partir de 1940 muchas otras fibras sintéticas alcanzaron importancia en la industria textil, como el poliéster (a veces denominado dacrón), el polivinilo, el polietileno y la olefina (ver Plásticos). En 1968 se introdujo un nailon parecido a la seda conocido como qiana. Los tejidos fabricados con qiana no se arrugan, mantienen los plisados y tableados y presentan colores bien definidos y estables al ser teñidos.

La utilización de fibras artificiales condujo a numerosos cambios en la economía textil, debido a que los métodos de producción y características físicas de estas fibras podían adaptarse para cumplir requisitos específicos. Los países altamente industrializados, que antes estaban obligados a importar algodón y lana como materias primas para los textiles, pasaron a fabricar sus propias fibras a partir de recursos disponibles como el carbón, el petróleo o la celulosa. El desarrollo de las fibras sintéticas llevó a la producción de nuevos tipos de tejidos, duraderos y de fácil lavado y planchado.

2005: ¿el año del dragón?

Las empresas textiles peruanas han venido gozando de un crecimiento de alrededor de 25% anual desde la firma del ATPDEA. Empero, en enero del 2005 se levantarán las cuotas de importación de textiles asiáticos a EEUU. ¿Llegará a su fin la primavera textil peruana?

El Sector Textil peruano ha cobrado cada vez mayor importancia relativa en la economía nacional en los últimos años y ha encontrado en EEUU acceso a nuevos mercados e importantes clientes, en gran parte gracias al ATPDEA (y su antecesor, el ATPA). Las empresas peruanas son actualmente proveedoras de grandes tiendas por departamento o mass merchandisers tipo Wal Mart y Target; tiendas especializadas como Gap o The Limited;  marcas como Nautica, Polo Ralph Lauren, Abercrombie & Fitch, entre otras. EEUU recibe casi el 80% de las exportaciones textiles peruanas, lo que equivale al 7% de nuestras exportaciones totales y al 25% del total de nuestras exportaciones no tradicionales. Trescientos mil empleos directos en el Perú dependen de esta industria, y no son pocas las pequeñas empresas que vienen articulando encadenamientos productivos (clusters) en función de la exportación textil.

Pero el atractivo del mercado estadounidense para el Perú estaría próximo a desaparecer. En efecto, ante la inminencia del levantamiento del sistema de cuotas que rige la importación de textiles de origen asiático a EEUU, no sólo podría caer la participación del Perú en esa "torta", sino que el previsible ingreso de tantos proveedores más baratos reduciría drásticamente el valor agregado del mercado, medido en dólares. Y es que si bien de cada 10 prendas de vestir que hoy importa EEUU, una proviene de China; según la mayoría de las proyecciones esa cifra podría multiplicarse hasta por seis cuando se levanten las cuotas. Además, China no será el único país que se beneficie ante ese nuevo escenario: la India y Pakistán intensificarán la competencia de ese mercado, en el que participarán también Bangladesh e Indonesia, en las cuales un operario gana mensualmente el equivalente al precio de entre seis y diez cafés de Starbucks.

Bueno, bonito, barato y chino

La calidad de la ropa china –y la peruana– no alcanza los niveles europeos, pero la industria china ha evolucionado significativamente en los últimos años en casi todos los rubros. Sus operarios están entre los más experimentados del mundo y cuenta con tecnología que le permite producir telas de lo más sofisticadas. Atiende a sus clientes en casi toda la cadena y les garantiza un servicio completo. Si bien cuenta con una importante oferta de productos básicos, también tiene volúmenes importantes de mayor valor agregado.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Un t-shirt para hombre, de color entero, manga corta y puño con basta, cuesta US$2.9 en China y US$4.5 en el Perú. ¡Somos 53% más caros! Hoy, gracias a los aranceles que paga China al ingresar a EEUU, esa prenda llega al retailer a US$4.3; la prenda peruana, a US$5.2. Pero sin cuota ya no se generará tanto espacio para otros proveedores, y la mayor escala de producción china probablemente abaratará aún más sus costos. En ese nuevo escenario: ¿tendremos espacio?

En los últimos años, diversos estudios han venido simulando, a través de distintos modelos de equilibrio general, el impacto del desmonte de cuotas a los textiles chinos. Desafortunadamente para el Perú, todos coinciden en que la oferta de ropa china a EEUU se multiplicará por cinco veces o más. Según el Banco Mundial, China ganará US$220 billones en el comercio mundial de ropa y su participación en el 2010 alcanzará por lo menos el 60% del mercado estadounidense (hoy es 12%). Un informe interno del Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que China e India aumentarán sus exportaciones en casi 50% y 100%, respectivamente; mientras que las de México se contraerían en 44%; las de América Central y el Caribe en 47%; las de Europa en 13%, y las de Sudamérica, en 7%.

En octubre del 2003 se concluyó un informe, a pedido del representante comercial de EEUU, Robert Zoellick, acerca del efecto de la eliminación de cuotas en las naciones pobres. Sus principales conclusiones (inicialmente mantenidas en reserva por su tono "devastador") fueron:

China se convertirá en el proveedor natural de ropa de EEUU, por su habilidad para producir prácticamente cualquier tipo de prendas. Sin embargo, los importadores de EEUU también buscarán ampliar sus vínculos con otros países productores de bajo costo, particularmente India, Bangladesh o Pakistán, y quizás Vietnam e Indonesia.

Otros países podrían convertirse en proveedores de segundo nivel en determinados nichos, como por ejemplo, especializarse en pedidos de "último minuto" a mitad de las temporadas. Sería el caso de México, Turquía y Colombia y, si se les permite utilizar telas de terceros países, de América Central y el Caribe. El Perú también es mencionado en este rubro, aunque con menor intensidad que Colombia.

Se esté o no de acuerdo con las metodologías utilizadas en estos estudios, lo cierto es que todos convergen hacia lo mismo: el escenario se tornará sumamente difícil para la mayoría de proveedores de ropa a EEUU.

Teoría de la dependencia

Aunque el Perú no es tan dependiente de las exportaciones textiles como otros países latinoamericanos, sí es lo suficiente como para quedar resentido por la pegada de un escenario pesimista ante el desmonte de las cuotas textiles chinas, sobre todo por el rápido crecimiento del sector en los últimos años.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Una raya más al dragón

Si se tiene en cuenta el desarrollo reciente de la economía china, las conclusiones de los expertos sorprenden menos. Como se sabe, China viene siendo el motor de la economía mundial. Entre el 2001 y el 2003 aportó la tercera parte del crecimiento global (mucho más que EEUU), lo que impactó en el alza de los commodities. La producción industrial china creció 50% en los últimos tres años, y en el 2003 China consumió el 40% de la demanda mundial de cemento; un tercio del crecimiento en el consumo de petróleo y el 90% del crecimiento mundial de acero. En EEUU tiene participaciones de 80% en bicicletas, 70% en productos de iluminación, 83% en juguetes y 82% en calzado; en textiles y confecciones, sin embargo, con cuotas, tiene sólo 21%. Pero en el 2002 el volumen de exportaciones de ropa china a EEUU creció en 60%; y en el 2003, en 45%. En valor monetario crecieron menos, 22% y 30%, respectivamente, pues cuando el dragón ingresa, "se tira abajo" todos los precios. En ropa de algodón, más relevante para el caso peruano, aumentaron 90% en volumen y 35% en valor en el 2002; en el 2003, 45% y 22%, respectivamente. En este contexto, cabe preguntarse qué ocurrió con productos de ropa u otras confecciones chinas cuyas cuotas fueron ya desmontadas. De un análisis de las 29 categorías liberadas el 1 de enero del 2002, se concluye Los precios de China se redujeron en 58% y los del resto del mundo en sólo 3%.

La participación de China en las partidas desmontadas creció de 9%, en el 2001, a 60%, a finales del 2003.

Su participación en bolsos creció de 10% a 95%; en batas, de 5% a 57%; y en sostenes, de 5% a 50%.

¿Y qué ocurre en los países a los que China ingresa sin cuota? En Japón y Australia, China tiene participaciones de 77% y 70%, respectivamente.

Ahora bien, para muchos analistas la economía china se está sobrecalentando y su crecimiento se tornaría insostenible (hay quienes creen que supera las cifras oficiales y bordea el 13% anual). Pero una China "fría" crece a razón de 7% anual, e incluso un escenario pesimista para China es también pesimista para otros países proveedores de textiles a EEUU. El enfriamiento podría reducir la potencial participación china sin cuotas, de 60% de las importaciones estadounidenses a 30%, lo que igualmente deja muy poco espacio para países como el Perú.

¿Quién podrá salvarnos?

Para la industria textil peruana, el escenario poslevantamiento de cuotas asiáticas es sombrío. Varias empresas se verán seriamente afectadas, muchas de las cuales enfrentan ya hoy un alto apalancamiento financiero. En promedio, se estima que el endeudamiento del sector asciende a cerca del 45% de las ventas (en EEUU es de sólo 20%). De ese total, el 25% es deuda deficiente y el 12%, de cobranza dudosa. Quizás las más afectadas serán aquellas empresas menos diversificadas, con poca presencia en otros mercados distintos de EEUU, con ventas poco significativas en el mercado interno que les permitan amortiguar el golpe, y poco integradas verticalmente. Para ellas, todo dependerá de su capacidad de adaptarse al nuevo entorno y de qué tanto hayan venido haciendo su "tarea" –volverse internacionalmente competitivas– en los últimos meses. Empezar hoy ya es tarde.

Pero la estrategia peruana para enfrentar esta situación puede canalizarse a través de diversos frentes. Así, por ejemplo, la batalla en el marco de la: Organización Mundial de Comercio (OMC) aún no está perdida. China, India, Pakistán y Vietnam subsidian su producción e intervienen en sus mercados cambiarios, el Estado es propietario de una buena parte de las empresas y son laxos con las deudas de éstas con el sistema bancario. Afortunadamente, en el acuerdo entre EEUU y China, se dejó el espacio para que el primero aplique salvaguardias selectivas. Instrumentos de política comercial en el marco de la OMC podrían servir para presionar a EEUU para que imponga salvaguardias a las importaciones procedentes de esos países. Alianzas entre los países proveedores más afectados, conjuntamente con las empresas textiles de EEUU, serían muy útiles en este contexto.

Después de China...

Si bien la mano de obra peruana no es de las más caras, competir con la industria textil de China por precio es algo impensable. Pero más preocupante aún es la cola de países con costos laborales menores que el chino y alto potencial exportador textil.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Desde luego, el TLC con EEUU también entra a tallar en este contexto. Un acuerdo comercial de preferencias arancelarias con vencimiento en el 2006, como el ATPDEA, ya no es un factor diferencial, ya que muchos otros países lo tienen. Pero para el Sector Textil asegurar las ventajas del ingreso al mercado norteamericano ad infinitum, como sucedería con el TLC, sí se traduciría en beneficios más claros. Por ejemplo, en tal escenario sería más razonable tomar el riesgo de inversiones importantes –como las hilanderías– que requieren mayores años de maduración.

Ahora bien, lo anterior requiere negociar un TLC con normas de origen flexibles. El ATPDEA se negoció yarn ahead, lo que significa que la prenda peruana debe incorporar hilado peruano, mientras que el algodón puede ser de cualquier procedencia. La modalidad fabric ahead, en cambio, permitiría incorporar hilado de cualquier país, no sólo de EEUU, y así daría mucha mayor flexibilidad para solucionar el principal cuello de botella que enfrenta actualmente la industria: la disponibilidad de hilado. De esa manera, el Perú podría atender un significativo aumento de la demanda.

Otras acciones de trade facilitation a cargo del Estado, que deberían ser parte de la estrategia para enfrentar el desmonte de cuotas, incluyen asegurar la competitividad del país a través de regulaciones ágiles, principalmente en puertos y aduanas, e introducir una eficiencia portuaria que destierre las continuas huelgas y paros que enfrentamos actualmente. También es necesario empezar a integrar a las pequeñas y microempresas a través de la subcontratación. Para ello, certificar su idoneidad para articularse en clusters productivos es crucial, pues la confianza entre las empresas grandes y pequeñas difícilmente vendrá sola. Asimismo, resulta deseable la creación de un instituto textil para capacitar a los operarios para migrar hacia productos de mayor valor agregado. La realidad actual, en que cada empresa tiene su propia "escuela", es ineficiente.

Por otra parte, los productores peruanos tendrían que enfocarse en un servicio completo al retailer, que le facilite a éste las cosas. De acuerdo con la encuesta del Departamento de Comercio de EEUU, los compradores de EEUU planean reducir a la mitad el número de proveedores y priorizarán a los que ofrecen un servicio full package, desde el diseño hasta la entrega en sus almacenes.

Pero además, el Perú deberá continuar especializándose cada vez más en productos de alto valor agregado, migrando de los básicos a prendas cada vez más elaboradas, lo que significa pasar de t-shirts simples a polos con cuello, bolsillo, de colores, estampados y bordados, utilizando títulos de hilado cada vez más finos. Todavía hoy, el precio FOB promedio por kilo de las prendas exportadas por empresas como Full Cotton, Diseño y Color, Textiles Populares, Textimax y Aventura es de alrededor de US$20. Poco a poco, éste deberá subir hasta niveles medios (como los de Topy Top y Cotton Knit) y altos, de US$30 (como los de San Cristóbal, Nettalco, Textil del Valle, Perú Fashion), e incluso más, si es que realmente buscamos diferenciarnos del resto. Asimismo, el Perú deberá aspirar también al nicho de "último minuto", donde los lead times son cada vez más cortos. Sin embargo, la competencia no será fácil, pues son muchos los países que lucharán por ese mismo espacio.

Como se ve, la mayor parte de este partido deberá jugarse en la "cancha" peruana. Esperar a que el dragón chino se muerda la cola solo, sería ingenuo. Pero algunas "cosquillas" podemos hacerle si potenciamos nuestra competitividad y nos diferenciamos, y así mantenemos vigente a la industria textil peruana de exportación.

Sebastián Husni

Colaborador especial

Semana Económica

Jorge Delgado Palomino


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Administracion y Finanzas

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda