Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La Unión Africana

Enviado por faridfaroh



  1. Resumen
  2. Antecedentes
  3. Origen
  4. Objetivos
  5. Estados Miembros
  6. Estructura
  7. Organos
  8. Logros y Alcances
  9. Conclusión
  10. Fuentes

Resumen:  

Pretendemos con esta investigación documental presentar una noción clara y esquematizada de la Unión  Africana con el objetivo de resaltar la importancia de esta organización para el desarrollo sostenido de todo el continente Africano a través de un sistema cooperativo internacional regido y orquestado por esta organización.

INTRODUCCIÓN

África es un continente conformado por una gran cantidad de países. Naciones con características diversas en tamaño, población, sistema político, raza, y religión. En relación al tamaño territorial y proporción poblacional, puede ilustrarse este contraste con Nigeria, inmenso país de 924.000 Km2, con una población de 120 millones de habitantes y Swazilandia, un pequeño reinado con 17.000 Km2 que no tiene más de 900.000 habitantes. En este continente coexisten una amplia diversidad de sistemas políticos, entre los cuales se evidencian sistemas democráticos, dictaduras, reinados. Tal diversidad no sólo se hace patente en la política, sino también en la raza y grupos étnicos de los pobladores en contraste con las religiones que se profesan; en relación a estos aspectos se observa que la raza negra es la dominante, seguida de la árabe (la islámica) concentrada en algunos países y la blanca europea la cual es una minoría, poco significativa en cantidad pero muy significativa en lo que respecta al poder político.

El continente africano es el más subdesarrollado del Planeta, el subdesarrollo es la condición generalizada en todo el continente, en él se presenta una gama sorprendente de problemáticas, carencias y necesidades. Entre los problemas podemos hacer referencia a: la pobreza crónica, economías vulnerables al control externo, el abandono de la democracia como sistema político y el retorno a sistemas dictatoriales de fuerza, provocando esta última circunstancia altos niveles de violencia política, violación a los derechos humanos (masacres producidas por gobiernos), guerras civiles, etc., hecho que a su vez origina poca inversión extranjera y que los diez países con menor PIB del globo estén ubicados en el continente africano ($100 por persona aproximadamente). En relación a las carencias, las más relevantes son las médicas, sanitarias y educativas, sectores que presentan las cifras más negativas en los siguientes índices de desarrollo: la tasa de natalidad no controlada ni planificada incrementada sistemáticamente, una escasa expectativa de vida, altos niveles de mortalidad infantil, problemas incalculables con la extensión del Sida, altos niveles de analfabetismo, entre muchos otros.

Por último África, en su dimensión geográfica, está conformada por grandes desiertos (Sahara) e inmensos bosques tropicales, territorios poco productivos y con escasas posibilidades para desarrollo agrícola; el clima se caracteriza por la concurrencia de largas sequías periódicas, factor adverso que origina pérdidas de cosechas. La pérdida sostenida de fuentes alimenticias producto de la rudeza del paisaje africano se traduce en hambrunas generalizadas. La carestía de insumos afecta a gran parte de las poblaciones de los países africanos. Resulta evidente que las pérdidas de las cosechas se incrementan como consecuencia de carecer de sistemas de riego, la precariedad de las técnicas de siembra y un pésimo sistema de transporte.

Como conclusión, el continente africano tiene una situación sumamente compleja en los aspectos: económico, político, geográfico, cultural y social, presentando problemas, carencias y necesidades en cada uno de ellos. Para abordar con eficacia toda esta compleja situación, el noventa por ciento (90%) aproximadamente de estas Naciones Africanas tomaron la decisión trascendental de unir esfuerzos en pro de solucionar, o al menos compensar, todos estos aspectos negativos. Este intento de solución se materializó con la creación de la Unión Africana, la descripción de funciones, propósitos y estructuras de este proyecto de integración regional será abordado al detalle en el desarrollo de este trabajo. La situación atípica de aislamiento y abandono del continente africano, conlleva al desconocimiento y arraigo de un sin número de prejuicios con respecto a las condiciones del África actual.

La labor de análisis sobre la Unión Africana se inclinará hacia la apreciación objetiva de la vigencia de los proyectos de integración de las naciones africanas. Atenderá a la dimensión social, económica, cultural y sanitaria de la realidad de este continente empobrecido.

DESARROLLO

ANTECEDENTES

El proceso de descolonización y la independencia de las naciones africanas fue más bien tardío, quizás la secuela accidental del desplome de los antiguos imperios decimonónicos. Luego de las Guerras Mundiales, fue que se impuso la progresiva emancipación de los países africanos. Por tal motivo evidente, la noción de soberanía e identidad nacional es mucho menos madura que otros continentes. Además la colonización original impuso un trazado de fronteras que desmembró la natural disposición cultural de tribus y etnias. La falta de conciencia colectiva y disgregación de naciones de espaldas al entendimiento recíproco aún se hace sentir. El acuerdo entre naciones en aras de un bienestar siempre ha sido una iniciativa de escasas perspectivas materiales en el continente. Sin embargo, la gravedad de los problemas y la marginación del resto del mundo ha servido de aliciente para salvar trabas y divergencias entre las naciones africanas, hasta emular proyectos de integración regional de otras latitudes.

Pareciera que las carencias y excesiva dependencia del financiamiento y técnica del mundo desarrollado, sólo permiten a los países africanos compartir padecimientos, miserias y problemas, con escasa oportunidad y potencialidades locales para solventarlos. La escasez de recursos y la precariedad social han dispuesto el fracaso de la inmensa mayoría de los proyectos de colaboración supranacional.

La mayoría de las naciones africanas se habituaron a la guerra fraticida, la violencia, el racismo de elites, la casi inexistencia de derechos humanos y los regímenes autoritarios militaristas, como parte de su actualidad indoblegable, en los últimos veinte años la situación parece haber dado indicios positivos hacia la pacificación, hecho que ha permitido a muchos países entender la vecindad como hermandad y entrever las posibilidades. La mayoría de las acciones de atención a los problemas africanos eran atendidos por ONGs de procedencia foránea, es decir, no africana, eso parece haberse matizado con el surgimiento de organizaciones como la Unión Africana.

El impulso de la Unión Africana se vio acompañado y en muchos casos precedido por la aparición de sub-comunidades regionales, en términos de alianzas económicos culturales: Community of Sahel-Saharan States (CEN-SAD) en 1998, Economic Community of Central African States (ECCAS) en 1981, Common Market for Eastern and Southern Africa (COMESA) en 1993, Economic Community of West African States (ECOWAS) data de 1964, Intergovernmental Authority for Development (IGAD) de 1990, Southern African Development Community (SADC) en 1979, Union du Maghreb Arabe (UMA) resurgida en 1980 luego de vida efímera en los años 60.

El ancestro inmediato de la Unión Africana fue la Organización para la Unidad Africana, fundada el 25 de mayo de 1963 en Addis Ababa, con la firma de la Carta de la OUA por parte de 32 gobiernos. A lo largo de los años, 21 países más se han incorporado gradualmente. Sudáfrica se convirtió en el quincuagésimo-tercer miembro en 1994. Desde fecha tan temprana como 1979, cuando se creó el Comité de Revisión de la Carta, se hizo evidente la necesidad de enmendar la Carta de la OUA y racionalizar a la organización para adaptarla mejor a los retos de un mundo cambiante. Pese a numerosas reuniones, el Comité de Revisión de la Carta no logró formular recomendaciones sustantivas. Ello trajo como resultado tres cosas:

Se aprobaron "enmiendas" a la Carta, ampliándola con decisiones especiales de las Cumbres, como fue el caso de la Declaración del Cairo donde se estableció el Mecanismo de Prevención, Manejo y Solución de Conflictos, etc., se tomó cada vez mayor conciencia de la urgente necesidad de mejorar la eficiencia y eficacia de la Organización y la necesidad de integrar las actividades políticas de la OUA con los asuntos económicos y de desarrollo, según lo plasmado en el Tratado de Abuja.

Desde la entrada en vigor del Tratado de Abuja en virtud del cual se creó la Comunidad Económica Africana, la OUA ha operado sobre la base de dos instrumentos legales. El Tratado de Abuja entró en vigor al cumplirse la cifra requerida de ratificaciones en mayo de 1994. Disponía que el establecimiento de la Comunidad Económica Africana fuera un proceso gradual de coordinación e integración progresiva de las actividades existentes y futuras de las agrupaciones económicas regionales.

La transición y decisión de transformación de la OUA a UA, fue el impulso de incorporar al continente africano a la dinámica de la globalización. Los nuevos problemas ameritaban una revisión de la vigencia de las estructuras y una pronta renovación.

ORIGEN

La Unión Africana nació como organización con la declaración firmada por todos los jefes de estado o los gobernantes de los países miembros, dicho pronunciamiento es conocido como la declaración Sirte. El documento tenía como punto central el establecimiento de la Unión Africana con la misión de acelerar el proceso de integración continental, asistir a las naciones a jugar un rol mucho más eficaz en la economía global y al mismo tiempo resolver y atender de manera certera los problemas comunes en el ámbito social, político y económico del agobiado Continente Africano.

La declaración Sirte tuvo lugar el 9 de septiembre de 1999 (9-9-99), la fecha es calificada por los africanos como un evento trascendental en la evolución institucional del Continente.

Por último, es importante resaltar que con las firmas de esta declaración, fundadora de la Unión Africana, también aprueban lo que ellos llaman el Acta Constitutiva, una suerte de Constitución o Carta normativa cuya finalidad es regir, regular, el normal funcionamiento de la organización. El Acta establece los ideales, principios y objetivos que debe perseguir la organización para satisfacer el bien común: dentro del articulado de esta Acta Constitutiva se observa con claridad y en forma desglosada aspectos como: definiciones, objetivos, principios, la estructura de la organización y el funcionamiento de cada uno de sus órganos, así como de sus reglas de procedimiento. También se observan precisiones sobre la imposición de sanciones en caso de incumplimiento de lo acordado por los países miembros, el idioma oficial de la organización establecido como inglés y francés, entre algunos otros puntos.

"Después de este evento, por voluntad unánime de los Estados Miembros, la V Cumbre Extraordinaria de la OUA / CEA, celebrada en Sirte, Libia, los días 1 y 2 de marzo del 2000, aprobó una decisión en la cual se declaraba el establecimiento de la Unión Africana. En la misma, los Jefes de Estado y Gobierno puntualizaban que los requisitos legales para la Unión se cumplirían con el depósito del trigésimo-sexto instrumento de ratificación del Acta Constitutiva de la Unión Africana.

Sudáfrica depositó su instrumento de ratificación del Acta Constitutiva de la Unión Africana ante la Secretaría General de la OUA el 23 de abril del 2000, con lo cual se convirtió en el trigésimo-quinto Estado Miembro en hacerlo. Al depositar su ratificación entre los 36 primeros estados miembros, Sudáfrica se convirtió en miembro fundador de la Unión Africana. El 26 de abril del 2000, Nigeria se convirtió en el trigésimo sexto Estado Miembro en depositar su instrumento de ratificación. Con ello se cumplió el requisito de dos tercios, y el Acta entró en vigor el 26 de mayo del 2001" (tomado de página oficial de la Unión Africana)

OBJETIVOS DE LA UNIÓN AFRICANA

Los objetivos de la Unión Africana son diferentes de los de la antigua OUA a la que suplantó, más amplios y concretos. La OUA cumplió su función y debía sustituirse con una estructura orientada a satisfacer las necesidades actuales del continente envuelto en dinámica global.

Las metas de la OUA eran:

1. Promover la unidad y solidaridad entre los estados africanos;

2. Coordinar e intensificar la cooperación y los esfuerzos por lograr una vida mejor para los pueblos africanos;

3. Defender la soberanía, integridad territorial e independencia;

4. Erradicar todas las formas de colonialismo en África; y

5. Promover la cooperación internacional.

En contraste, los objetivos de la Unión Africana, plasmados en el Acta Constitutiva, son:

1. Lograr una mayor unidad y solidaridad entre los países africanos y los pueblos de África;

2. Defender la soberanía, integridad territorial e independencia de los Estados Miembros;

3. Acelerar la integración política y socio-económica del continente;

4. Promover y defender las posturas comunes africanas sobre asuntos de interés para todo el continente y sus pueblos;

5. Estimular la cooperación internacional, tomando debidamente en cuenta la Carta de las Naciones Unidas y la Declaración Universal de los Derechos Humanos;

6. Promover la paz, la seguridad y la estabilidad en el continente;

7. Promover los principios y las instituciones democráticas, la participación popular y el buen gobierno;

8. Promover y proteger los derechos humanos de los pueblos en correspondencia con la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos y otros instrumentos pertinentes;

9. Crear las condiciones necesarias que permitan al continente desempeñar su justo papel en la economía global y las negociaciones internacionales;

10. Estimular el desarrollo sustentable en lo económico, social y cultural, así como la integración de las economías africanas;

11. Propiciar la cooperación en todas las esferas de la actividad humana para elevar el nivel de vida de los pueblos africanos;

12. Coordinar y uniformar las políticas de las Comunidades Económicas Regionales para el logro gradual de los objetivos de la Unión;

13. Fomentar el desarrollo del continente mediante la promoción de la investigación en todos los campos, en particular la ciencia y la tecnología; y

14. Trabajar con colaboradores internacionales pertinentes en la erradicación de enfermedades previsibles y la promoción de una buena salud en el continente.

ESTADOS MIEMBROS

La Unión Africana está conformada por una gran cantidad de estados miembros desplegados geográficamente por todo el Continente Africano, para mayor exactitud pueden identificarse a cincuenta y cinco (55) naciones, las cuales son parte de esta importante organización multinacional. A continuación se ofrece una lista que agrupa a cada uno de estos cincuenta y cinco países miembros:

Nota: Para mayor claridad la leyenda de cada país debe ser leída de la siguiente manera.

NOMBRE DEL PAÍS (Capital), Territorio en Km2, Población.

Para ver las banderas seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Argelia (Algier), 2.382.000 Km.2, 29.5 millones.

Angola (Luanda), 1.247.000 Km.2, 11.6 millones.

Benin (Porto-Novo), 113.000 Km.2, 5.7 millones.

Botswana (Gaborone), 582.000 Km.2, 1.7 millones.

Burkina Faso (Ouagadougou), 274.000 Km.2, 11.1 millones.

Burundi (Bujumbura), 28.000 Km.2, 7 millones.

Camerún (Yaounde), 475.000 Km.2, 14 millones.

Cabo Verde (Praia), 4.000 Km.2, 0.4 millon.

República Central Africana (Bangui), 623.000 Km.2, 3.4 millones.

Chad (N´ Djamena), 2.345.000 Km.2, 6.7 millones.

Comoras (Moroni), 2.000 Km.2, 0.7 millon.

Congo (Brazzaville), 342.000 Km.2, 2.7 millones.

República Democrática del Congo (Kinshasa), 2.345.000 Km.2, 48 millones.

Cote d´ Ivoire (Yamoussoukro), 323.000 Km.2, 14.3 millones.

Djibouti (Djibouti), 23.000 Km.2, 0.6 millón.

Egipto (Cairo) 1.001.000 Km.2, 64.5 millones.

Guinea Ecuatorial (Malabo), 28.000 Km.2, 0.4 millón.

Eritrea (Asmara), 118.000 Km.2, 3.4 millones.

Etiopía (Addis Ababa), 1.104.000 Km.2, 69.13 millones.

Gabón (Libreville), 268.000 Km.2, 1.1 millones.

Gambia (Banjul), 11.000 Km.2, 1.1 millones.

Ghana (Accra), 239.000 Km.2, 18.3 millones.

Guinea Conakry (Conakry), 245.860 Km.2, 7.6 millones.

Kenya (Nairobi), 583.000 Km.2, 280.4 millones.

Lesotho (Maseru), 30.350 Km.2, 2.3 millones.

Liberia (Monrovia), 111.000 Km.2, 2.5 millones.

Libia (Trípoli), 1.760.000 Km.2, 5.8 millones.

Madagascar (Antananarivo), 587.000 Km.2, 15.8 millones.

Malawi (Lilongwe), 119.000 Km.2, 12.9 millones.

Malí (Bamako), 1.240.000 Km.2, 11.5 millones.

Mauritania (Nouakchott), 1.031.000 Km.2, 2.4 millones.

Mauritius (Port Louis), 2.000 Km.2, 1.2 millones.

Mozambique (Maputo), 802.000 Km.2, 18.3 millones.

Namibia (Windhoek), 823.000 Km.2, 1.6 millones.

Níger (Niamey), 1.267.000 Km.2, 9.8 millones.

Nigeria (Abuja), 924.000 Km.2, 120 millones.

Rwanda (Kigali), 26.000 Km.2, 5.9 millones.

República Democrática Arab Sharawi (El Aaiun), 266.000 Km.2.

Santo Tomé y Príncipe (Sao Tome), 1.000 Km.2, 0.1 millón.

Senegal (Dakar), 196.000 Km.2, 9.8 millones.

Seychelles (Victoria), 300 Km.2, 0.1 mollón.

Sierra Leona (Freetown), 72.000 Km.2, 4.4 millones.

Somalia (Mogadishu), 638.000 Km.2, 10.2 millones.

Sudáfrica (Pretoria), 1.220.000 Km.2, 43.3 millones.

Sudán (Khartoum), 2.506.000 Km.2, 27.9 millones.

Swazilandia (Mbabane), 17.000 Km.2, 0.9 millón.

Tanzanía (Dodoma), 945.000 Km.2, 34.6 millones.

Togo (Lome), 57.000 Km.2, 4.3 millones.

Túnez (Tunis), 164.000 Km.2, 9.3 millones.

Uganda (Kampala), 236.000 Km.2, 24.7 millones.

Zambia (Lusaka), 753.000 Km.2, 8.5 millones.

Zimbabwe (Harare), 391.000 Km.2, 11.7 millones.

ESTRUCTURA

La Organización para la Unidad Africana (OUA), nació como un organismo de cooperación entre países africanos en 1963, su idea original era incentivar la unidad y la apoyo incondicional entre los estados africanos. En sus principios fundacionales cuentan con especial atención la coordinación de políticas económicas, culturales, médicas, científicas, políticas y de defensa para la superación de los enormes problemas que son comunes a la realidad continental africana. Por ser el continente que por más tiempo sufrió los embates del colonialismo, en su forma clásica y en sus modalidades modernas, sus órganos de ejecución están hechos para el amparo de la independencia, soberanía y la integridad territorial de los estados miembros, a fin de suprimir las prácticas del colonialismo en África.

En 1999, se decidió rediseñar la Organización para la Unión Africana para la creación de nuevo organismo llamado Unión Africana. Todos los estados independientes podían llegar a ser miembros de la OUA, para el año 2002 OUA desapareció y fue suplantada por la Unión Africana (UA). La idea era renovar los principios originales para incluir la integridad política y necesidades actuales, como la nueva era global, el Sida, la integración política y las nuevas pautas de integración regional.

La convención de Lusaka estableció la transición de Organización para la Unión Africana a la Unión Africana. El diseño de la nueva organización emergente aún está en formación, se procuró estimular la participación activa de cada una de las naciones. En aras de agilizar la aplicación práctica de decisiones se dispone de una estructura jerárquica de representación. El Acta Constitutiva de la Unión Africana es reconocida como provisional dado el carácter emergente de la Organización.

ÓRGANOS DE LA UNION AFRICANA

La Asamblea

El Acta Constitutiva estipula abiertamente a la Asamblea como órgano supremo de la UA en cuanto a sus funciones y poderes. Está compuesta por los Jefes de Estado y Gobierno de cada nación, así como también los representantes acreditados por cada país para tal desempeño. Sudáfrica ha destacado por su participación en el diseño de las Normas de Procedimiento de la Asamblea, y el mismo proceso ha tenido lugar en el ámbito de la Comunidad de Desarrollo de África Austral.

Como supremo órgano de la Unión contempla reuniones ordinarias con un rango mínimo de una vez por año. Las peticiones de un Estado Miembro son aprobadas en la Asamblea con una mayoría de las dos terceras partes, para ello debe convocarse a una sesión extraordinaria.

La oficina del Presidente del Asamblea se mantiene por un período de un año a cargo del Jefe de Gobierno o Estado de alguna de las naciones integrantes, elegido por acuerdo general de todos los países miembros.

Las decisiones de la Asamblea se toman por consenso, en caso de que no se produzca acuerdo pleno basta con las dos terceras partes de los miembros. Las normas de procedimiento o la decisión sobre la pertinencia de una discusión y aceptación de propuestas para tópicos de sesión son implantados por mayoría simple.

El artículo 9 de la Carta Constitutiva de la Unión Africana declara el rango de atribuciones, fines y competencias de la Asamblea, tal como se describe a continuación:

Poderes y Funciones de la Asamblea

1. Las Funciones de la Asamblea no serán más que:

(a) determinar las políticas comunes de la Unión;

(b) recibir, considerar y tomar decisiones sobre reportes, consideraciones y recomendaciones de los otros órganos de la Unión;

(c) considerar las propuestas de los Miembros de la Unión;

(d) fundar y establecer cualquier órgano de la Unión;

(e) supervisión de la implementación de políticas y decisiones de la Unión, tan bien como asegurar complacencia y acuerdo entre los Estados Miembros;

(f) adoptar el presupuesto de la Unión;

(g) dar directrices al Consejo Ejecutivo sobre le manejo de conflictos, guerras y otras situaciones de emergencia y restauración de la paz;

(h) señalar y determinar los casos de juicio de la Corte de Justicia;

(i) elegir al Presidente de la Comisión, delegado y delegados, y comisionados de la Comisión y determinar sus funciones y términos de la oficina.

La Asamblea puede delegar sus funciones a discreción a otro órgano de la Unión.

El Consejo Ejecutivo

El Consejo Ejecutivo no es más que la reunión de los Ministros del Exterior u otros Ministros a quienes les ha sido encomendada la responsabilidad representativa de debatir sobre los tópicos de interés para las naciones integrantes de la UA. Los temas que son juzgados pertinentes para su debate por el Consejo Ejecutivo tienen que ser sometidos a la revisión de la Asamblea.

De la interpretación del Artículo 10 de la Carta de Unión Africana se desprenden las siguientes disposiciones sobre El Consejo Ejecutivo:

1. El Consejo Ejecutivo se compondrá de los Ministros del Exterior o aquellos otros designados como Ministros o Autoridades competentes para tal fin previamente nombradas por el Gobierno correspondiente del país miembro.

2. El Consejo Ejecutivo se reunirá un mínimo de dos veces por año en sesiones ordinarias. Las reuniones del Consejo también podrán convocarse y realizarse bajo régimen de sesiones extraordinarias por petición de cualquier Estado Miembro, claro está, una vez aprobada la cita por dos terceras partes del conjunto pleno de Estados Miembros.

En el Artículo 11, se establecen pautas indispensables para la Toma de Decisiones por el Consejo Ejecutivo:

1. El Consejo Ejecutivo tomará sus decisiones por consenso o, fallos determinantes, en los cuales una mayoría de las dos terceras partes de todos los Estados Miembros. Sin embargo, en asuntos de procedimiento y funcionamiento, incluyendo lo referente a si un tema es materia de discusión, en caso de proceder o no la propuesta en cuestión será decidida por mayoría simple.

2. Dos terceras partes del número total de miembros de la Unión Africana formarán el quorum para cualquier reunión del Consejo Ejecutivo.

De igual manera, en el Artículo 12 se aclara que las Reglas operativas de procedimiento del Consejo Ejecutivo serán dadas por el propia sala del Consejo con autonomía de los demás órganos de la UA.

El Artículo 13 identifica como funciones propias del Consejo Ejecutivo:

1. El Consejo Ejecutivo coordinará y tomará decisiones sobre políticas en áreas de mayor interés común para los Estados Miembros, entre las salvadas como primordiales destacan:

(a) Comercio Exterior;

(b) Energía, industria y reservas minerales;

(c) Comida, reservas animales y agrícolas, producción ganadera y forestal;

(d) Reservas de agua e irrigación;

(e) protección ambiental, acción humanitaria y respuesta y socorro en desastres;

(f) Transporte y comunicaciones;

(g) Seguros;

(h) Educación, cultura, salud e índices de desarrollo humano;

(i) Ciencia y tecnología;

(j) Nacionalidad, residencia y asuntos de inmigración;

(k) Seguridad social, incluyendo la formulación de políticas de cuidados de madres y niños, tanto como políticas relacionadas a con inhabilitados y los impedidos;

(l) Establecimiento de un sistema de premios, medallas y reconocimientos africanos.

2. El Consejo Ejecutivo es responsable ante la Asamblea. Considerará los puntos referidos hacia ese propósito y vigilará la implementación de las políticas formuladas por la Asamblea.

3. El Consejo Ejecutivo puede delegar muchas de sus poderes y atribuciones mencionadas a los Comités Técnicos Especializados establecidos en artículos posteriores.

El Comité de Representantes Permanentes

El Comité de Representantes Permanentes está compuesto por los Representantes Permanentes y otros Plenipotenciarios ante la Unión Africana. Tal estructura no era reconocida de manera formal en la antigua OUA, aunque los embajadores se reunían con regularidad. El CRP trabajará en estrecha colaboración con la instancia conocida como Comisión; tendrá parte en el proceso de nominación y designación de los Comisionados; asume como tarea el examen de la selección y nombramiento de consultores, además de seguir las maneras con que son instrumentadas de las decisiones de las últimas Cumbres. La labor del CRP se someterá a los dictados del Consejo Ejecutivo.

En relación a los representantes de este Comité, el Artículo 21 de los estatutos de la U. A., determinan abiertamente:

1. Quedará establecido un Comité de Representantes Permanentes. Estará integrado de Representantes Permanentes de la Unión y demás Plenipotenciarios de naciones miembros.

2. Los Representantes Permanentes de este Comité Tendrán a su cargo la responsabilidad de preparar el trabajo del Consejo Ejecutivo y actuar en las instrucciones emanadas del Consejo Ejecutivo. Puede preparar subcomités o grupos de trabajo para los propósitos antedichos cuando lo juzgue necesario.

La Comisión (Secretaría)

La Comisión estará situada en la Sede de la UA y estará presidida indefectiblemente por el Presidente de la UA. El Presidente contará con el apoyo de un Vicepresidente y Comisionados, así como un contingente personal de asistencia. A la Comisión o Secretaría de la UA le son asignadas las siguientes atribuciones:

1. Queda establecida la Comisión de la Unión Africana, que funcionará como Secretaría de la Unión.

2. La Comisión estará compuesta del Presidente, su o sus delegados y los Comisionados. Ellos están asistidos por el equipo necesario para el funcionamiento uniforme de la Comisión.

3. La estructura, funciones y regulaciones de la Comisión será determinado por la Asamblea.

La estructura interna de la Comisión contiene el Buró del Presidente de la Comisión, Comisionados, Paz y seguridad, Asuntos Políticos, Infraestructura y energía. Asuntos sociales, Recursos humanos, Ciencia, Tecnología, Comercio & Industria, Economía Rural y Agricultura, Asuntos Económicos, La Mujer: Género y Desarrollo, Programas y Finanzas, Administración de presupuesto y Administración, Cooperación Afro-árabe, Oficina de Concejo Legal, Conferencia sobre Seguridad, Estabilidad, Desarrollo y Cooperación en África (CSSDCA), Unidad de Soporte de Análisis Policial (PASU), Campaña Panafricana para la erradicación de Mosca Tsé-Tsé y Tripanozoma (PATTEC), Unidad de Servicios protocolares.

Los Comités Técnicos Especializados

Se cuenta también con los Comités Técnicos Especializados (CTE) dentro de la estructura de la Secretaría, subordinados y conducidos por Comisionados. Los CTE se encararán temas como Economía Rural y Asuntos Agrícolas, Asuntos Monetarios y Financieros, Comercio, Asuntos de Aduana e Inmigración, Ciencia, Tecnología, Transporte, Comunicaciones, Educación, Cultura, etc.

El Artículo 14 de la Acta Constitutiva de la U.A. funda las bases de los llamados Comités técnicos Especializados, de acuerdo a la siguiente estructura:

Establecimiento y Composición:

1. Los siguientes Comités Técnicos Especializados quedan instalados, dichas oficinas rendirán cuentas al Consejo Ejecutivo, el cual se encargará de la administración de cada uno:

(a) Comité sobre Economía Rural y Materias Agrícolas;

(b) Comité sobre Asuntos Monetarios y Financieros;

(c) Comité sobre Comercio, Asuntos de Aduana e Inmigración;

(d) Comité sobre Industria, Ciencia y Tecnología, Energía, Reservas Naturales y Medio Ambiente;

(e) Comité sobre Transporte, Comunicaciones y Turismo;

(f) Comité sobre Salud, Trabajo y temas Sociales; y

(g) Comité sobre Educación, Cultura y Recurso Humano.

2. La Asamblea pautará, si lo considera apropiado, la reestructuración de los comités existentes y el establecimiento de otros nuevos comités.

3. Los Comités Técnicos Especializados estarán compuestos de Ministros u oficiales superiores responsables por sectores con sus respectivas áreas de competencia.

Funciones de los Comités Técnicos Especializados:

Cada Comité contendrá su propia área de competencia, donde se aplicará para:

(a) preparar proyectos y programas de la Unión y remitirlos al Consejo Ejecutivos;

(b) garantizar la supervisión, seguimiento y la evaluación de la instrumentación de decisiones tomadas por los órganos de la Unión;

(c) asegurar la coordinación y armonizar proyectos y programas de la Unión;

(d) presentar a el Consejo Ejecutivo tanto sus propias iniciativas como atender a las solicitudes del Consejo Ejecutivo, reportes y recomendaciones acerca la implementación de las disposiciones de esta Acta; y

(e) llevar a cabo cualquier otra función delegada a los Comités con el propósito de asegurar la ejecución de las disposiciones de esta Acta.

En el Artículo 16 de la Acta Constitutiva de la U.A., se estipula respecto a las reuniones y encuentros de los Comités Técnicos Especializados: Sujeto a las directivas dadas por el Consejo Ejecutivo, cada Comité se reúne con la frecuencia que sea requerida, así como se encarga de preparar sus Reglas operativas y el sometimiento de éstas a el Consejo Ejecutivo para su aprobación.

El Parlamento Pan-Africano (PPA)

El Protocolo que dio vida al Parlamento Pan-Africano fue certificado en el reciente año 2000 durante la Cumbre de la OUA en Lomé, Togo. Todavía está en proceso de firma y ratificación. Hasta ahora, 21 estados miembros se han plegado a suscripción y tres lo han ratificado. El Artículo 22 del Protocolo del PPA declara que el Protocolo entrará en vigor una vez que una mayoría simple de países miembros haya abrazado los instrumentos de ratificación. Pese a que el Acta Constitutiva de la Unión Africana no especifica las funciones y poderes del PPA, el Protocolo reconoce en sus primeros cinco años de existencia, el Parlamento tendrá poderes restringidos a labores de asesoría y consultoría.

El Parlamento se creó en orden de asegurar la participación plena de los pueblos africanos en el desarrollo e integración económica del continente La composición, poderes, funciones y organización del Parlamento Pan-Africano son elementos especificados en el Protocolo, a modo de tratado multilateral.

El Consejo Económico, Social y Cultural (ECOSOCC)

La Cumbre de la OUA en Lusaka hizo la petición al Secretario General de presentar ante el LXXVI Período Ordinario de Sesiones del Consejo, es decir, en julio del 2002, un informe sobre el ECOSOCCC, con sugerencias relacionadas a estructura, dimensiones de atribuciones, requisitos para la selección de los miembros del ECOSOCC, vínculos entre el ECOSOCC, ONG y comunidades profesionales regionales, las Normas de Procedimiento de la ECOSOCC y sus proyectos de trabajo. El Consejo Económico, Social y Cultural forma parte de los órganos de la UA que alienta la incorporación de la sociedad civil a los procesos de desarrollo. Según se dictaminó en la Cumbre de Lusaka sobre el ECOSOCC, los Estados miembros deberán aclarar su estructura, funcionamiento, esferas de competencia, criterios de aceptación de miembros, Normas de Procedimiento y agenda de trabajo en la Asamblea.

La Corte de Justicia

El Acta Constitutiva de la UA dictamina el establecimiento de la Corte de Justicia y un Protocolo definitorio de sus estatutos, composición y funciones. No está definido aún en qué residirán exactamente las funciones y poderes de la Corte, y si contará o no con jurisdicción sobre estados y nacionales. Las funciones y poderes de la Corte se explican más hondamente en el Protocolo, donde se aclararán sus alcances en las legislaciones nacionales.

Instituciones Financieras

El Acta de la UA establece en el Artículo 19 la creación de instituciones financieras cuyas normas y regulaciones serán definidas por protocolos pertinentes al respecto. Los efectos trascendentes de promover semejantes instituciones sólo se harán expresas cuando se hayan concluido los protocolos procedentes. Las instituciones son: El Banco Africano, El Fondo Monetario Africano y El Banco Africano de Inversiones.

Consejo de Paz y Seguridad

Todavía en estado incipiente, este órgano busca incentivar mecanismos de mediación y arbitraje por naciones africanas de conflictos locales. Aún no cuenta con protocolos definitivos, el número de signatarios es reducido.

Las Oficinas principales de la Unión están en Addis Ababa en la República Federal Democrática de Etiopía. Existen otras oficinas de importancia en Sudáfrica, Nigeria, Camerún, entre otros países miembros. El consejo Ejecutivo puede determinar un traslado temporal de la sede principal. Los lenguajes de trabajo en la Unión Africana y todas sus instituciones serán, si las circunstancias lo permiten, lenguajes africanos, árabe, inglés, francés y portugués.

H.E. Joaquim Chissanó, Presidente de la República de Mozambique, ocupa la Presidencia de la Unión Africana. El antiguo Presidente de la República de Malí, Prof. Alpha Omar Konare, asumió en meses recientes el cargo de jefe de la Comisión o Secretaría de la Unión Africana.

LOGROS Y ALCANCES DE LA UNIÓN AFRICANA

Pese a la condición emergente de esta versión renovada de la Unión Africana, pueden evidenciarse progresos en esta organización regional. En primer lugar, se han dado pasos hacia la conciencia integral del colectivo africano y la perspectiva común de los problemas locales. Iniciativa para la elaboración de informes de estudio sobre problemas más serios de las naciones del continente. El renacimiento de Unión Africana mediante la transformación de la antigua Organización para la Unión Africana ha abierto el diálogo, la reconciliación y el bien común.

La apreciación de los logros obtenidos por la U.A. se dificulta por la poca cobertura de los medios de información hacia los problemas africanos, sólo en los casos en que se ven envueltos los intereses económicos y políticos de los países desarrollados se otorga relevancia a los asuntos del África.

La UA. ha tenido avances discretos en la frustración del tráfico de armas y venta de artefactos de guerra con fines estratégicos. También se ha afrontado, aunque no se haya podido mejorar la situación, la amenaza del SIDA, enfermedad que diezma a la población africana, se hacen intensas campañas de prevención y distribución de medicamentos.

La reorientación de los presupuestos de las naciones africanas hacia prioridades básicas de los pueblos e intereses colectivos genuinos, han sido asumidas como asunto relevante de la agenda de la organización. Las advertencias de la U.A. han contribuido a llamar la atención de la Comunidad Internacional sobre la violación sistemática de los Derechos Humanos, situaciones como alistamiento de los niños soldados, la esclavitud laboral y sexual, y el genocidio de poblaciones y culturas enteras.

Las actividades de los Comités Técnicos Especializados promete medidas concretas y programas para la atención de las condiciones de vida infrahumanas, las persecuciones políticas, religiosas y tribales, las guerras y la lucha por la supervivencia que obligan a una multitud de jóvenes, mujeres y niños a marcharse de sus lugares de origen o sus países, para refugiarse, desplazarse o para emigrar al mundo desarrollado, en busca de un futuro menos hostil y más generoso.

La UA se ha establecido como institución internacional para mediar ante otros órganos internacionales de países desarrollados (por ejemplo, la Unión Europea) para la asistencia económica y social del continente, la UA constantemente aboga por contribuciones para la cooperación al desarrollo (se ha hablado del 0,7% del PIB de países más industrializados para el desarrollo de naciones africanas).

Los órganos de trabajo de la Unión combate con insistencia la falta de respeto a las culturas africanas, por parte de gobiernos que imponen a sus pueblos ritmos y conceptos de desarrollo, estilos de vida, de producción y consumo contradictorios con respecto a tradiciones y sentir autóctono de las naciones.

Las labores de la Unión Africana ha surgido como representación de peso relativo frente a presencia incesante en África de empresas multinacionales que luchan por el mantenimiento del dominio y explotación de los recursos naturales y energéticos en territorio de países africanos. Aunque se haya traducido sólo a una labor de vigilancia y denuncia.

Desde la reinstalación de la UA se realizan conferencias periódicas para debatir y crear debate sobre problemas como el hambre, las condiciones sanitarias, los Derechos Humanos. Se logra con ello, la movilización de la opinión pública y política con el objeto de poner fin a problemas generalizados, como por ejemplo la utilización de niños y niñas soldados, se está cerca de la adopción del límite de 18 años como la edad mínima para toda forma de reclutamiento militar o para la participación en conflictos armados, tanto por parte de los Gobiernos como por parte de los Grupos de Oposición Armada.

Aunque los grandes avances de la Unión Africana en estos dos últimos años han sido estructurales, referidos a la organización de la institución y definición de la dinámica de trabajo, puede afirmarse que se mantienen incólumes los firmes propósitos bajo los que fue creado: "librar al continente de los vestigios de colonialismo y apartheid; promover la unidad y solidaridad entre los Estados Africanos; coordinar e intensificar la cooperación en el desarrollo, la defensa de la soberanía, la integridad territorial y consolidación de la independencia de los Estados Africanos, así como promover la cooperación internacional dentro del marco de las Naciones Unidas".

El organismo ha ganado en identidad internacional y capacidad de conmover al mundo y entorno internacional sobre la importancia de resolver los problemas que padece la gente en África. Los programas de la UA aunque no cuenta con fondos suficientes sirven de alerta constante a países desarrollados, la organización africana ha hecho avances convincentes para persuadir a la comunidad internacional que los agudos problemas que extreman la condiciones precarias de vida en África tienen efectos globales.

CONCLUSIONES

Los proyectos emprendidos para la coordinación regional entre naciones del mundo subdesarrollado se han visto insistentemente frustrados por la estatura de los problemas económicos, escasa calidad de vida y toda aquella suma de carencias que sostienen las relaciones de dependencia con naciones industrializadas. África ha intentado emular modelos exitosos de otras latitudes como la experiencia de la Unión Europea, sin embargo la fórmula sólo ha contado con logros discretos en el plano del sostén normativo y la configuración estructural de una organización con oficinas establecidas y jurisdicciones definidas. En su operación, la Unión Africana no ha sabido más que identificar problemas y llamar a la reflexión sobre la urgencia de su solución. En parte, las limitaciones del máximo órgano de cooperación en el continente negro son el financiamiento y la escasa tradición del pueblo africano de concebirse representada por órganos que trasciendan la soberanía nacional.

Las naciones africanas se han habituado, por haber padecido procesos de colonialismo más abiertos y duraderos, a la imposición de soluciones europeas sobre los intereses autóctonos y el escaso gobierno de su porvenir económico. Este perfil histórico de subordinación a las potencias industrializadas no puede ignorarse, porque entre las naciones africanas e incluso el seno de la Unión Africana pervive como esperanza la mano salvadora del hombre blanco europeo. La mayoría de los proyectos elaborados por las comisiones y discutidos en la Asamblea General incluyen la subvención de las naciones desarrolladas o su intervención indirecta para su aplicación. Para que las acciones de la UA resalten más allá de las buenas intenciones y admirables labores de información, deben consentir una revisión de los ideales nacionalistas y las políticas militaristas de muchos países.

La organización de instituciones supranacionales pasa por la mediación de cambios en la política nacional de los países miembros. Cuando se levantó la plataforma institucional de la UA, parece no haberse considerado la necesidad real de imponer medidas obligatorias para que los países efectuaran reformas internas. La Unión Africana aún se encuentra en estado incipiente en la concreción del bienestar de los africanos, los primeros pasos no se han materializado como intervención real en los problemas que aquejan al continente, sino la constitución de una compleja red de trabajo con salas y comisiones de competencias múltiples.

La estructura intrincada de la Unión Africana es el reflejo de la naturaleza diversa de las dificultades y contradicciones afines a la realidad de este continente empobrecido. La UA cuenta con una distribución en pequeñas comisiones con objetivos específicos y campos de trabajo concretos, todas las oficinas laboran teniendo la consignación de informes y propuesta de proyectos a la Asamblea General como principal meta de trabajo. La UA no encuentra todavía vías expeditas para la materialización de planes para el desarrollo conjunto de los 55 países que la integran, sea por falta de financiamiento o por la pocas alternativas ante la proporción de inmensos problemas sanitarios, la creciente violencia armada o la inestabilidad política, los objetivos inmediatos de la UA no parecen vincularse al desarrollo económico de las naciones africanas, sino más bien a la solución prioritaria de la escasa calidad de vida, la pacificación, la salud pública, el arraigo de valores democráticos, la educación y otros índices de interés social que están por encima en urgencia, aunque no desvinculados, de alentadores programas de florecimiento económico.

La integración regional creció bajo la sombra del ideal Panafricano que cobró fuerza en la misma medida que el sentimiento anticolonialista, por esta razón en cualquier valoración del modelo impuesto por la UA puede encontrarse el germen entusiasta de la defensa de la autonomía política de la naciones africanas y la invocación del deber moral de las antiguas metrópolis por resarcir los daños ocasionados en las colonias.

Las responsabilidades atribuidas a los herederos de los viejos imperios son argumentos justos e implicarán a las naciones europeas en los problemas africanos por muchos años, pero con mucha más ahínco los efectos de las oleadas migratorias actuales de africanos sobre territorio europeo, producto de las escasas alternativas de aguda la miseria de los países negros, alientan al mundo desarrollado a mantener con vida los proyectos de desarrollo en África.

Los problemas del continente africano distan mucho de ser superables, el recorrido no conocerá término en los años que vienen, ni siquiera un apoyo financiero incondicional de las naciones industrializadas más poderosas puede asegurar progresos en la solución de los conflictos socio-económicos del África actual, pese a esa circunstancia desesperanzada y estrecha perspectiva, la incorporación del más pobre de los continentes a modelos de integración global luce como una vía óptima para mantener la atención mundial sobre los problemas de las naciones más desposeídas del planeta.

FUENTES

http://www.africa-union.org/

http://www.sudafrica.cu/OUA-UA.htm

http://www.cinu.org.mx/prensa/comunicados/pr02064sgdiaafrica.htm

http://homepage.mac.com/stazon/iblog/C392156515/E202441904/

 ALVARADO, Henry

CASTILLO, Adrián

FAROH, Farid

QUINTERO, Juan Pablo

UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA

Facultad de Ciencias Económicas y Sociales

Escuela de Estudios Internacionales

Cátedra de Derecho Internacional Público


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda