Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Arcos branquiales y desarrollo dentario

Enviado por jhontufino



  1. Introducción
  2. Arcos branquiales
  3. Alteraciones en el desarrollo de los arcos
  4. Procesos faciales y labio superior
  5. Alteraciones en el desarrollo del paladar y de los procesos faciales
  6. Cambios craneofaciales
  7. Crecimiento y desarrollo después del nacimiento
  8. Bibliografía

PRESENTACIÓN

El presente trabajo tiene un contenido que concierne a los ARCOS BRANQUIALES, Los diversos cambios que estos presentan en el embrión para poder desarrollar estos arcos, los componentes de un arco braquial, las diversas estructuras que derivan que los arcos, las anomalías que sufren en el desarrollo normal,

El autor....

"Si el conocimiento se encuentra formando parte del amplio mundo de lo desconocido; nunca se podrá cambiar la sociedad por que esta necesita de personas sabias y cultas"

Jhon

INTRODUCCION

La cara se forma entre las semanas cuarta a octava del periodo embrionario gracias al desarrollo de cinco mamelones o procesos faciales: El mamelón cefálico o frontonasal constituye el borde superior del estomodeo o boca primitiva. Los procesos maxilares se advierten lateralmente al estomodeo y, en posición caudal a éste, los procesos mandibulares (ambos procesos derivados del primer arco branquial).

A cada lado de la prominencia frontonasal se observa un engrosamiento local del ectodermo superficial, las plácodas nasales u olfatorias. Durante la quinta semana las plácodas nasales se invaginan para formar las fositas nasales. En la sexta semana aparecen rebordes de tejido que rodean a cada fosita formando, en el borde externo, los mamelones nasales externos y, del lado interno, los mamelones nasales internos.

En el curso de las dos semanas siguientes los procesos maxilares crecen simultáneamente en dirección medial, comprimiendo los procesos nasales hacia la línea media. En una etapa ulterior queda cubierta la hendidura que se encuentra entre el proceso nasal interno y el maxilar, y ambos procesos se fusionan.

En un principio, el estomodeo se halla delimitado por arriba por la placa neural, y caudalmente por la placa cardiaca en desarrollo. Se halla separado del intestino anterior por la membrana bucofaríngea, la que rápidamente se rompe, de modo tal que el estomodeo se comunica con el intestino anterior. Lateralmente, el estomodeo se halla limitado por el primer par de arcos branquiales.

ARCOS BRANQUIALES

La característica más importante del desarrollo de la cabeza y el cuello es la formación de arcos branquiales, que aparecen entre la cuarta y quinta semana del desarrollo intrauterino, dando en gran medida el aspecto externo el embrión.

Los arcos branquiales se forman en la pared faríngea debido a una proliferación del mesodermo de la placa lateral en esta región, reforzado por las células de la cresta neural. Se forman seis engrosamientos cilíndricos (el quinto es una estructura transitoria en los seres humanos) que se expanden desde la pared lateral de la faringe, pasan por debajo del piso de ella, y se aproximan a sus contrapartidas anatómicas que se expanden desde el lado opuesto. Al hacer esto, los arcos separan progresivamente el estomodeo primitivo del corazón en desarrollo.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

 Los arcos se ven claramente como abultamientos en las caras laterales del embrión y se hallan separados por fuera por pequeñas hendiduras llamadas surcos branquiales. Del lado interno de la pared faríngea se hallan pequeñas depresiones llamadas bolsas faríngeas, las cuales separan cada uno de los arcos branquiales por dentro. En muchos vertebrados inferiores, las bolsas faríngeas y los surcos branquiales se unen y eventualmente se rompen para formar los surcos de las branquias. En los seres humanos, los surcos y bolsas poseen otras funciones.

Un arco branquial posee:

 Un núcleo central de tejido mesodérmico cubierto por tejido ectodérmico (externo), y revestido por tejido endodérmico (interno).

  • Un arco aórtico que corre alrededor de la faringe primitiva hacia la aorta dorsal.
  • Un bastón cartilaginoso, que forma el esqueleto del arco, que deriva de las células de la cresta neural.
  • Un componente muscular que formaran los músculos de la cabeza y l cuello.
  • Un componente nervioso, nervio que deriva del neuroectodermo del encéfalo primitivo, que inerva la mucosa y músculos derivados del arco.

El mesodermo original de los arcos forma los músculos de la cara y el cuello. De tal manera, cada arco branquial se caracteriza por poseer sus propios componentes musculares, los cuales conducen su propio nervio, y cualquiera que sea el sitio al que emigren las células musculares llevaran consigo su componente nervioso craneal. Asimismo, cada arco posee su propio componente arterial.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

 1° ARCO BRANQUIAL o FARINGEO (MANDIBULAR)

http://www.sonrisa.org.ve/embriol/3A.jpg

El cartílago del primer arco branquial está formado por una porción dorsal llamada proceso maxilar, que se extiende hacia adelante debajo de la región correspondiente al ojo, y una porción ventral, el proceso mandibular o cartílago de Meckel.

En el curso del desarrollo ambos procesos, el maxilar y el cartílago de Meckel, experimentan regresión y desaparecen, excepto en dos pequeñas porciones en los extremos dorsales que persisten y forman, respectivamente, el yunque y el martillo. El mesénquima del proceso maxilar dará origen más tarde al premaxilar, maxilar, hueso cigomático y parte del hueso temporal por osificación membranosa.

El maxilar inferior se forma de manera análoga por osificación membranosa del tejido mesenquimático que rodea al cartílago de Meckel. Únicamente una pequeña porción del cartílago de Meckel experimenta transformación fibrosa.

En consecuencia, los procesos maxilar y mandibular contribuyen en gran medida a la formación del esqueleto facial por osificación membranosa. Además, el primer arco contribuye a la formación de los huesos del oído medio.

La musculatura del primer arco branquial está constituida por los músculos de la masticación (temporal, masetero y pterigoideos), el vientre anterior del digástrico, el milohioideo, el músculo del martillo y el periestafilino externo.

Los músculos de los diferentes arcos no siempre se adhieren a los componentes óseos o cartilaginosos de su propio arco, sino que a veces emigran hacia regiones adyacentes. Sin embargo, el origen de estos músculos siempre puede conocerse, dado que su inervación proviene del arco de origen.

La inervación de los músculos del primer arco llega únicamente por la rama maxilar inferior del nervio trigémino. Como el mesénquima del primer arco contribuye también a la dermis de la cara, la inervación sensitiva de la piel facial es suministrada por las ramas oftálmica, maxilar superior y maxilar inferior.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

  2° ARCO BRANQUIAL o FARINGEO (HIODEO)

Posee el cartílago de Riechert. Da origen al estribo, apófisis estiloides del temporal, ligamento estilohioideo, asta menor y porción superior del hueso hioides. Músculo del estribo, el estilohioideo, el vientre posterior del digástrico, el auricular, y los músculos de la expresión facial. La inervación del 2° arco depende del VII par craneal, "el facial".

 3° ARCO:

Origina la porción inferior del cuerpo y asta mayor del hioides y el músculo estilofaríngeo. La inervación depende del IX par craneal, "el glosofaríngeo".

 4° y 6° ARCOS:

Forman el cartílago tiroides, cricoides, aritenoides, corniculado, y cuneiforme, todos de la laringe. Los musculosos cricotiroideo, periestafilino externo y constrictores de la faringe.

La inervación esta dada por la rama laringea superior del X par craneal, el VAGO (4 arco) y la rama laringea recurrente del X par craneal (6° arco).

Derivados de los Arcos Branquiales

 Arco Branquial

Arco Aórtico

Par Craneal

Derivados Musculares

Derivados Esqueléticos

 I

I (Art. Maxilar)

V (Trigémino)

Músculos de la masticación, tensor del tímpano, milohioideo, tensor del velo del paladar, vientre anterior del digástrico

Martillo, Yunque, Ligamento Estenomandibular, Cartílago de Meckel, Anillo timpánico

II

II (Art. Tiroidea, Estapedia)

VII (Facial)

Músculos de la mímica, Estapedio, Estilo hioideo y Vientre posterior del digástrico

Estribo, Apófisis Estiloides, Ligamento Estilohioideo, Cuerno Mayor del Hioides, Parte del Cuerpo del hioides 

III

III (Art. Carótida Interna)

IX (Glosofaringeo)

Estilofaringeo

Cuerno Mayor del Hioides, Parte del Cuerpo del Hioides

IV

IV (Arteria Subclavia Derecha y Aorta)

X (Vago)

Musculatura Laríngea y Faríngea

Cartílagos Laríngeos

ALTERACIONES EN EL DESARROLLO DE LOS ARCOS

SINDROME DEL PRIMER ARCO

Este síndrome consiste en una seria de malformaciones que se producen como consecuencia de la desaparición o el desarrollo anormal de diversos componentes del arco branquial. En el síndrome de Treacher – Collins (disostosis mandibulofacial) se observan las siguientes anomalías: oido externo anormal, anomalías del oído medio y externo, hipoplasia del hueso malar y del maxilar inferior. Dado que la mayor parte de estos tejidos reciben importante aporte de la cresta neural cefálica, se cree que esta anomalía es causada por emigración insuficiente de las células de la cresta neural del primer arco.

En el síndrome de Pierre Robin, que es otro síndrome del primer arco, las anomalías son más circunscrita: 1) Hipoplasia del maxilar inferior; 2) Paladar hendido y 3) Defectos oculares y del oído.

PROCESOS FACIALES Y LABIO SUPERIOR

Hacia el final de la cuarta semana aparecen los procesos faciales, formados principalmente por el primer par de arcos branquiales. Los procesos maxilares se advierten lateralmente al estomodeo y en posición caudal al mismo los procesos mandibulares. La prominencia frontal, formada por proliferación del mesénquima ventral a las vesículas cerebrales, constituye el borde superior del mesénquima ventral a las vesículas cerebrales, constituye el borde superior del estomodeo. A cada lado de la prominencia frontal e inmediatamente por arriba del estomodeo se observa un engrosamiento local del ectodermo superficial, la placoda nasal.

Durante la quinta semana aparecen dos rebordes de crecimiento rápido, los procesos nasales externo e interno, que rodean a la placoda nasal, la cual forma el suelo de una depresión, la fosita olfatoria.

En el curso de las dos semanas siguientes los procesos maxilares continúan aumentando el volumen y simultáneamente crecen en dirección medial, comprimiendo los procesos nasales internos hacia la línea media. En una etapa ulterior queda cubierta la hendidura que se encuentra entre el proceso nasal interno y el maxilar, y cubierta la hendidura que se encuentra entre el proceso nasal interno y el maxilar, y ambos procesos se fusionan. En consecuencia, el labio superiores formado por los dos procesos nasales internos y los dos procesos maxilares. Los procesos nasales externos no participan de la formación del labio superior, pero si del ala de la nariz.

En un comienzo se pensó que los procesos maxilares se fusionaban por un corto trecho con los procesos mandibulares para formar los carrillos. Sin embargo, el estudio cuidadoso de las relaciones de los diversos componentes de la cavidad bucal demostró que la anchura de la boca no esta determinada por la fusión de los procesos maxilares y mandibulares, y que los carrillos se desarrollan por cambio de posición de la lengua, el suelo de la boca y el ensanchamiento del maxilar inferior.

Algo más complicada es la manera que se unen los procesos maxilares con los procesos nasales externos. En un principio estas estructuras estas separadas por un surco profundo, el surco nasolacrimal. El ectodermo del suelo de este surco forma un cordón epitelial macizo, el cual se desprende del ectodermo suprayacente, Después de canalizarse este cordón forma el conducto nasolacrimal; su extremo superior se ensancha y forma el saco lacrimal. Después del desprendimiento del cordón de los procesos maxilar y nasal externo se unen y en estas circunstancias el conducto nasolacrimal va desde el ángulo interno del ojo hasta el meato inferior de la cavidad nasal.

SEGMENTO INTERMAXILAR

Como resultado del crecimiento medial de los procesos maxilares, los dos procesos nasales internos se fusionan no solamente en la superficie, sino también a nivel más profundo. Las estructuras formadas por la fusión de estos procesos reciben en conjunto, el nombre de segmento intermaxilar. Comprende los siguiente: 1) Un componente labial, que forma el surco subnasal en la línea media del labio superior 2) un componente maxilar superior, que lleva a los cuatro incisivos; y 3) un componente palatino que forma el paladar primario triangular. Una pequeña porción de la parte media externa de la nariz probablemente también deriva del segmento intermaxilar. En dirección craneal al segmento intermaxilar. En dirección craneal el segmento intermaxilar se continúa con la porción rostral del tabique nasal, que es formado por la prominencia frontal.

PALADAR SECUNDARIO

Mientras que el paladar primario deriva del segmento intermaxilar, la porción principal del paladar definitivo es formada por las evaginaciones llamadas prolongaciones o crestas palatinas, aparecen en la sexta semana de desarrollos y descienden oblicuamente a ambos lados de la lengua. Sin embargo en la séptima semana de las crestas palatinas ascienden hasta alcanzar una posición horizontal por arriba de la lengua y se fusionan entre si formando el paladar secundario. Hacia adelante, las crestas se fusionan con el paladar primario triangular, y el agujero incisivo puede considerarse la señal de la línea media entre los paladares primario y secundario. Al mismo tiempo que se fusionan las crestas palatinas, el tabique nasal crece hacia abajo y va a unirse con la superficie cefálica del parador neoformado.

ALTERACIONES EN EL DESARROLLO DEL PALADAR Y DE LOS PROCESOS FACIALES

LABIO LEPORINO Y PALADAR HENDIDO

El agujero incisivo se considera la línea divisoria entre las deformaciones anteriores y posteriores del paladar. Las anteriores al agujero incisivo comprenden el labio leporino lateral, maxilar superior hendido y hendidura entre los paladares primarios y secundarios. Los defectos situados por detrás del agujero incisivo dependen de la falta de fusión de las crestas palatina y comprenden paladar hendido (secundario) y úvula hendida.

La tercera categoría se forma con una combinación de hendiduras tanto anteriores como posteriores al agujero incisivo. Dado a que las crestas palatinas se fusionan aproximadamente una semana después de haberse formado por completo el labio superior, y dado que los mecanismos del cierre del labio y del paladar secundario difieren completamente, las hendiduras anterior y posterior pueden considerarse enteramente diferentes.

Las hendiduras anteriores varían en gravedad desde los defectos apenas visibles en el borde mucocutáneo del labio hasta hendiduras que se prolongan hasta la nariz.

En casos más graves la hendidura llega más profundamente y abarca el maxilar superior, que queda separado entre el incisivo lateral y el canino. A menudo las hendiduras de este tipo se extienden hasta el agujero incisivo.

De manera análoga puede variar la gravedad de las hendiduras posteriores desde aquellas que afectan a todo el paladar secundario hasta hendidura que se suscriben a la úvula.

LABIO LEPORINO MEDIANO

El labio leporino mediano, anomalía poco frecuente, es causada por la fusión incompleta de los dos procesos nasales internos en la línea media. Esta anomalía va acompañada generalmente por el surco profundo entre los lados derecho e izquierdo de la nariz.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

HENDIDURA FACIAL OBLICUA

La falta de fusión del proceso maxilar con el proceso nasal externo correspondiente origina una hendidura facial oblicua. Cuando así ocurre el conducto nasolagrimal suele quedar abierto.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Un crecimiento rápido y extenso caracteriza los siguientes siete meses de vida fetal. Durante este intervalo de vida se presenta una expansión craneal, como resultado de la combinación de procesos de crecimiento que incluyen el intersticial, el endocondral y el sutural o la traslación o de traslación. Los restos de cartílago del condrocraneo que persisten entre los huesos se conocen como sincondrosis.

Además la base de cráneo se somete a un remodelamiento selectivote aposición, por resorción y aposición. Este proceso esta mediado por la actividad de parte de las células formadoras de hueso, los osteoblastos, y por las destructoras, los osteoclastos.

La remodelación principal del esqueleto facial incipiente que se presentas durante el resto del periodo fetal empieza en el feto de 14 semanas antes de ese tiempo los husos crecen en todas direcciones desde sus centros respetivos de osificación. La remodelación, un proceso que acompaña al crecimiento, empieza cuando se obtiene la forma definitiva de cada hueso de la cara y el cráneo.

Cambios craneofaciales

CRECIMIENTO Y DESARROLLO INTRAUTERINOS

La organización y la complejidad del crecimiento y desarrollo son más evidentes en los cambios que se relacionan con la cabeza y la cara, que en ninguna otra parle del cuerpo humano (cuadro). La cara humana empieza su crecimiento observan durante la cuarta semana de vida intrauterina, con el desarrollo del aparato branquia!. Este se observa primero como una serie de rebordes en la superficie lateral de la porción cefálica del embrión, hacia la tercera semana de vida intrauterina. El embrión de un mes de edad no tiene una cara, propiamente dicha, sino sólo los primordios claves que comienzan a unirse. Estas ligeras tumefacciones, depresiones y engrosamientos sufren rápidamente una serie de fusiones, reacomodos y agrandamientos, que transforman en una cara lo que fue un conjunto de masas separadas.

Estructuras de la cabeza y cara en desarrollo

Estructuras en desarrollo Iniciación (Semanas in utero)

Placa neural

2

Membrana bucofaringea

2

Iniciación del arco mandibular

3

Músculos hipoglosos (lengua)

5

Procesos nasales medial y lateral Cristalino

5

Retina

5

Arteria carólida externa

5

Trompa de Eustaquio

6

Laringe

6

'Procesos maxilares

6

Conducto auditivo externo

6

Tabique nasal

7

Se unen entre si dos rebordes palatinos

8

Osificación del esqueleto craneofacial

10

Los párpados completamente formados y cerrados

10

Abertura palpebral

28

Sperber describió la etapa presomita del desarrollo (21 a 31 días), durante la cual el embrión de 3 mm desarrolla en su extremo craneal cinco elevaciones O procesos mesenquimatosos. Estos constituyen los rasgos faciales o facciones incipientes; incluyen los procesos frontonasales, dos procesos maxilares y dos arcos mandibulares. Estos procesos crecen de manera diferencial y al obliterar los surcos del ectodermo interpuesto conforman por ultimo las características de la cara.

La cavidad bucal del embrión está limitada por los procesos frontonasales y por los procesos maxilares y mandibulares del primer aren branquial. Cada proceso maxilar avanza hacia la línea media y se une con el pliegue nasal lateral de los procesos frontonasales. Mientras esto sucede, se desarrolla un proceso en forma de reborde (el proceso palatino) en el extremo medial de cada proceso maxilar. Es los dos procesos palatinos avanzan hacia la línea media, donde se fusionan. Normalmente, esta unión palatina se completa hacia la octava semana intrauterina. Los procesos mandibulares se fusionan en la línea media, un poco antes que los procesos maxilares y nasales, El paladar crece más rápidamente en anchura que la longitud durante el periodo fetal, como resultado del crecimiento sutural en la línea media palatina y un crecimiento por aposición en los márgenes alveolares laterales. Una insuficiencia en la fusión de los procesos da como resultado hendiduras bucales, faciales o ambas. En la mandíbula, el esqueleto cartilaginoso del primer arco branquial, conocido como cartílago de Meckel, proporciona una forma para el desarrollo de la mandíbula.

Asimismo, los músculos de la masticación, esto es el temporal, el masetero y los Pterigoideos medial y lateral, así como el nervio trigémino, derivan del primer arco branquial. Hacia los 60 días de gestación, el embrión ya adquirió todas sus características morfológicas básicas y entra en el periodo fetal, que se caracteriza por el desarrollo óseo.

El desarrollo bucofacial rápido es característico del desarrolla avanzado de la porción craneal del embrión, en comparación con su porción caudal.

Los ritmos diferentes. De crecimiento producen un disco embrionario en forma de una pera cuya porción mayor es la región cefálica. Debido a este desarrollo inicial de la porción craneal del embrión, la cabeza constituye cerca de la mitad del tamaño corporal total durante el periodo embrionario postsomita (de la cuarta a la octava semanas).

La dominancia del crecimiento y desarrollo de la cabeza en el periodo embrionario no se mantiene durante todo el periodo fetal. De acuerdo con esto, las proporciones de la cabeza se reducen desde ser alrededor de la mitad de la longitud del cuerpo entero al final del periodo embrionario, hasta representar cerca de una tercera parte en el quinto mes.

Durante el periodo fetal, los globos oculares, siguiendo el patrón neural de crecimiento, crecen con rapidez al principio. Esto contribuye al ensanchamiento de la cara. Se cree que la cavidad y el tabique nasales tienen una influencia considerable en la determinación de la forma facial, al actuar como una matriz de desarrollo o una lámina biomecánica.

El crecimiento de la región del tabique nasal contribuye con los cambios suturales frontomaxilar, frontonasal, frontocigomático y cigomaticomaxilar.

La expansión de los globos oculares, el encéfalo y de cartílago sincondrótico esfenooccipital contribuye también a separar las suturas faciales. El efecto global de estas diversas fuerzas de expansión es el crecimiento óseo en la superficie posterior de los huesos faciales.

A diferencia del periodo embrionario, durante d periodo fetal el tamaño relativo de la maxila respecto de la mandíbula varía en gran medida. A través de toda la capa embriónica, la mandíbula es considerablemente más grande que la maxila. No es hasta la etapa fetal cuando la maxila se desarrolla más que la mandíbula. Luego, la mandíbula crece" un ritmo mayor e iguala al tamaño de aquélla, cerca de la undécima semana in útero. Entre la decimotercera y vigésima semanas in útero, el crecimiento mandibular se retrasa Una vez más en relación con el de la maxila. Al nacimiento, la mandíbula tiende a hacerse retrognática respecto de la maxila. Durante el resto de su existencia intrauterina, el feto sufre un proceso de crecimiento y maduración y una reorganización de las relaciones espaciales entre varias estructuras.

Un crecimiento rápido y extenso caracteriza los siguientes siete meses de vida fetal. Durante este intervalo se presenta una expansión craneal, como resultado de la combinación de procesos de crecimiento que incluyen el intersticial, el endocondral y el sutural o de traslación. Los restos de cartílago del condrocráneo que persisten entre los huesos se conocen como sincondrosis.

Además la base del cráneo se somete a un remodelamiento selectivo de aposición, por resorción y aposición. Este procesó está mediado por la actividad de parte de las células formadoras de hueso, los osteoblastos, y por las destructoras del mismo, los osteoclastos.

La remodelación principal del esqueleto facial incipiente que se presenta durante el resto del periodo fetal empieza en el feto de 14 semanas. Antes de este tiempo, los huesos crecen en todas direcciones desde sus centros respectivos de osificación. La remodelación un proceso que acompaña al crecimiento, empieza cuando se obtiene la forma definitiva de cada hueso de la cara y el cráneo.

CRECIMIENTO Y DESARROLLO DESPUES DEL NACIMIENTO

Al nacimiento, la cara y el cráneo óseos presentan poca diferenciación entre un niño y otro. Los lactantes tienen la boca pequeña y virtualmente carecen de mentón. Su cara es pequeña, aunque los ojos, en comparación con lo pequeño de la cara, son muy grandes, La frente y la parte superior de la cabeza son grandes. Es difícil imaginar la diversidad de fisonomías individuales que se desarrollan en el curso de la niñez y de la adolescencia de estas caras pequeñas tan similares.

Al nacimiento, la maxila es muy baja en la parte frontal, y relativamente pequeña. A los nueve meses, la mandíbula se hace más' ancha y alta en un grado considerable. Asimismo, hay un aumento notable con los senos maxilares. Al nacimiento, los huesos que componen el cráneo no están fusionados, sino separados por seis brechas llenas de membrana, llamadas fontanelas. Cada una de estas áreas se cierra por completo, por medio de osificación, durante los unos años que siguen al nacimiento,

La cara parece amplia y plana al nacimiento, la mandíbula parece subdesarrollada y en reproposición. La apariencia ancha de la cara se debe a la falta de crecimiento vertical, de cual se presentará después. Las dimensiones horizontales se aproximan a las del adulto. Las alturas total y de la parte superior de la cara no alcanzan la mitad de su valor definitivo. Según Ranly (1980), éstas son de 43 - 40% respectivamente, lo que significa que el crecimiento cefálico más sorprendente y complejo se relaciona con la cara. Después de brote inicial durante los primeros tres años, la velocidad de aumento de estas dimensiones disminuye. Permanece constante hasta alcanzar el tamaño adulto. El cráneo, en términos de ancho y longitud, está más cerca del tamaño adulto que cualquier otra parte de 1<1 cabeza. Esto se puede explicar por el desarrollo del encéfalo, que cerca del octavo mes de vida intrauterina presenta el total de las células nerviosas que siempre tendrá. El crecimiento de la bóveda craneal se completa antes que el de la maxila y el crecimiento maxilar se completa antes que el mandibular. Este es un ejemplo del gradiente de crecimiento cefalocaudal, el cual indica que durante la lactancia y la niñez las suturas craneales es la más cerca de su tamaño adulto que cualquier otra parte del cuerpo. El crecimiento de la sínfisis aumenta el ancho de la mandíbula. Al segundo año, la sínfisis se cierra y el crecimiento se localiza en la mandíbula así como en el complejo nasomaxilar. Se produce una gran metamorfosis, pero es necesario que se presenten muchos más cambios antes de que se alcance el aspecto adulto.

Cambios dentales

El propósito de esta sección' es considerar el crecimiento, el desarrollo y la erupción de cada diente desde el inicio hasta la erupción completa. Por definición, crecimiento significa el aumento, expansión o extensión de un tejido determinado. Por ejemplo, un diente crece, a medida que los ameloblastos depositan más esmalte. El término desarrollo se refiere a la evolución progresiva de un tejido. Un diente se desarrolla a medida que los ameloblastos hacen lo propio a partir del tejido ectodérmico menos específico, y los dentinoblastos se desarrollan a partir del mesodermo no especializado.

Los dientes están constituidos por tejidos que; se originan en el ectodermo y el mesodermo. Cerca de las seis semanas de edad, 'la capa basal del epitelio bucal del feto muestra zonas de mayor actividad y agrandamiento en las regiones de los arcos dentarios futuros. Este aumento y expansión da lugar a la lámina dental del futuro germen dentario. Conforme el brote dental sigue su desarrollo, alcanza el punto en el cual se reconoce como la etapa de casquete. En este momento, comienza a incorporar mesodermo en su estructura. Por tanto, el órgano formador del diente consiste en Un principio de ectodermo, pero al poco tiempo incluye mesodermo.

La expansión del tejido en los bordes epiteliales representa el principio del ciclo de vida del diente. El ectodermo se; encarga de formar el futuro esmalte, y e1 mesodermo, básicamente de la pulpa y la dentina o El germen dentario explica el desarrollo de los tres tejidos formadores:

El feto de seis semanas muestra 10 sitios de actividad epitelial en el borde oclusal (tejido blando) de la maxila y mandíbula en desarrollo. Estos sitios se alinean uno junto a otro, y en Última instancia anticipan la posición de los dientes primarios futuros en el maxilar y la mandíbula.

Además de los 20 dientes primarios en desarrollo, también cada unidad desarrolla una lámina dental que se encarga del desarrollo de dientes secundario y futuro. Por tanto, los centrales, laterales y caninos primarios producen una lámina dental para sus sucedáneos secundarios. El primero y segundo molares primarios producen una lámina dental para el primero y segundo

Premolares secundarios. Los molares permanentes no explicados se desarrollan a partir de y en tres sitios sucesivos sobre una lámina dental que se extiende en sentido distal a partir de cada segundo molar primario.

Mediante las siguientes etapas de ciclo de vida del diente, se puede organizar un análisis para describir los periodos sucesivos de germen dentario:

  • Crecimiento
  • Iniciación
  • Proliferación
  • Histodiferenciación
  • Morfodiferenciación
  • Aposición
  • Calcificación
  • Erupción
  • Atrición

CRECIMIENTO

Iniciación

La etapa de iniciación se observa primeramente en el reto de seis semanas. Como él término sugiere, esta etapa se reconoce la formaci6n inicial de una expansión en la capa basal de la cavidad bucal, justo por arriba de la membrana basal es una fila de células organizadas en línea sobre la membrana basal, que es una división hística entre el ectodermo (epitelio) y el mesodermo. Las células del estrato basal son las más internas del epitelio bucal (ectodermo) adyacente a la membrana basal.

En 10 sitios específicos intermitentes a lo largo de la membrana basal, las células del estrato basal se multiplican con mucha mayor velocidad que las contiguas. Este desarrollo se presenta en el punto del epitelio bucal que corresponde al brote dentario y origina el crecimiento inicial del diente. Resulta evidente que los periodos de desarrollo inicial (iniciación) de los diferentes dientes varían. Estos periodos se conocen también como etapa de brote (o primordio). Esta denominación ayuda a comprender de manera visual el proceso de desarrollo del diente inmaduro.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Proliferación

En realidad, la proliferación es solo una multiplicación adicional de las células en la etapa de iniciación, y una expansión del brote dental, lo que produce la formación del germen dentario. Este es resultado de las células epiteliales proliferantes que forman una especie de casquete con la incorporación de mesodermo. Esta incorporación mesodérmica por debajo y por dentro del casquete produce la llamada papila dental.

El mesénquima (mesodermo) que rodea al órgano dentario y la papila dental es el tejido que forma el saco dental. Finalmente, este Último da origen a las estructuras de soporte dentario. Estas estructuras son el cemento y el ligamento periodontal.

A medida que el germen dental continúa su proliferación de manera irregular, adquiere una forma similar a la de un casquete; de ahí el nombre de esta etapa. Esta denominación facilita su identificación visual, de modo similar a la etapa de brote. Conforme se empieza a formar el casquete, el mesénquima cambia dentro de él a fin de iniciar el desarrollo de la papila dental.

La papila evoluciona a partir del mesénquima que se invagina en el epitelio dental interno, y se especializa para formar la pulpa y la dentina. Asimismo, el saco dental surge de una condensación marginal en el mesénquima que rodea el Órgano y la papila dentales. El retículo (red) estrellado (tipo estrella) es una organización de células dentro de la porción descendente del órgano dental, que es un tejido formador de esmalte y se llama pulpa del esmalte.

Por tanto, un germen dental durante esta etapa tiene todos los tejidos formativos necesarios para abarcar el desarrollo de un diente y su ligamento periodontal.

En resumen, el germen dental consiste en todos los elementos necesarios para el desarrollo de un diente completo. El germen está compuesto de las tres partes siguientes: a) Órgano dental, b) papila dental y e) saco dental. El Órgano dental produce el esmalte, en tanto que la papila dental genera la dentina y la pulpa. El saco dental da origen al cemento y al ligamento periodontal.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Histodiferenciación

La etapa de histodiferenciación se caracteriza por la diferencia histol6gica en el aspecto de las células en el germen dental, debido a que ahora empiezan a especializarse. El casquete continúa creciendo y toma más la forma de una campana. La imagen de campana se debe a las extensiones del casquete que crecen más profundamente en el mesodermo. De manera adecuada, a esta parte del desarrollo se le denomina etapa de campana. El tejido situado dentro de la campana es el que da origen a la papila dental.

En este punto, el órgano dental está rodeado por completo por la membrana basal, y se divide en un epitelio dental interno y uno externo. Por Último, el órgano dental se convierte en esmalte.

La condensación de tejido (mesodermo) adyacente a la parte externa de la campana da origen al saco dental. Por ultimo, este saco da origen al cemento, que es la cobertura de la raíz dental, y al ligamento periodontal, que inserta el diente en el hueso alrededor de las raíces dentales.

La lámina dental continúa contrayéndose hasta semejar más un cordón. La que corresponde al sucesor permanente resalta como una extensión de la correspondiente al primario. La capa basal sigue existiendo y se divide entonces en un epitelio dental interno y otro externo. El retículo estrellado se amplía y se organiza para Incorporar más líquido intercelular en preparación para la formación de esmalte.

Morfodiferenciación

La etapa de morfodifaenciaci6n, como su nombre indica, es aquella en que las células encuentran la disposición u ordenamiento que en Última instancia dictará el tamaño y forma final del diente. Esta etapa se llama de campana avanzada. Las células del epitelio dental interno se convierten en ameloblastos, que producen la matriz del esmalte. A medida que los ameloblastos empiezan su formación, el tejido de la papila dental inmediatamente adyacente a la membrana basal empieza a diferenciarse en odontoblastos. Los odontoblastos y los ameloblastos son los encargados. pe la formación de dentina y esmalte, respectivamente.

Aunque el desarrollo de la dentina no se comprende con claridad, se identifican estructuras que muestran cambios progresivos. El cambio en la formación de la dentina que se observa primero es un engrosamiento de la membrana basal del epitelio dental interno y el desarrollo de la pulpa a partir de la papila dental. la membrana del mesénquima de la pulpa consiste en fibrillas reticulares finas. La continuación del crecimiento se manifiesta por la formación de fibras helicoidales (en espiral) irregulan::s desde la parte profunda de la pulpa, que se enredan con las fibrillas reticulares del mesénquima de la pulpa. Estas fibras helicoidales largas se denominan libras de Korff, y ayudan al soporte estructural de la dentina en desarrollo.

En este punto, las células especializadas de la etapa previa se ordenan de manera que dan a cada diente su tamaño y forma prescritos. Desaparece la lámina dental, excepto por la parte inmediatamente adyacente al diente primario en desarrollo.

La lámina dental propiamente dicha continúa su proliferación hacia el lingual del diente primario, para empezar el desarrollo del diente secundario.

El germen dental primario se convierte entonces en un órgano interno libre. Se encuentran células especializadas durante la etapa de histodiferenciación, y la organización de éstas en la etapa de Morfodiferenciación prepara el diente para el desarrollo de varios tejidos del esmalte, dentina, pulpa, cemento y ligamento periodontal.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Aposición

Mientras la etapa de Morfodiferenciación dicta la forma y el tamaño del diente, la etapa de aposición se presenta cuando se forma la red o matriz celular del diente. Las células que tienen la capacidad de depositar matriz extracelular Llevan a cabo el plan del germen dental establecido en las etapas previas. El crecimiento es aposicional, aditivo y regular, lo cual explica el aspecto estratificado del esmalte y la dentina. En este punto, los tejidos especiales organizados se depositan en capas progresivas de matriz de esmalte y dentina. Las matrices formadas por ameloblastos y odontoblastos se originan en un centro de crecimiento a lo largo de las uniones amelodentinaria y cementodentinaria.

CALCIFICACION

La calcificación ocurre por la penetración de sales minerales dentro de la matriz tisular ya desarrollada. La estructura clínica del esmalte consiste en cerca del 96% de material inorgánico y 4% de material orgánico y agua. La porción inorgánica está formada básicamente de calcio y fósforo, con una porción pequeña de compuestos y elementos, como dióxido de carbono, magnesio y sodio, etc..

La calcificación empieza con la precipitación de esmalte en las puntas de las cúspides y en los bordes incisales de los dientes, y continua con la producción de más capas en estos pequeños puntos de origen, Por tanto, el esmalte más viejo y maduros se encuentra en las puntas de las cúspides y en bordes incisales, y d esmalte nuevo en la región cervical.

La calcificación del esmalte y la dentina es un proceso muy delicado, que se realiza en un periodo prolongado. Por tanto, las irregularidades en la calcificación que se: notan en cualquier diente con un desarrollo completo, a menudo coinciden con un trastorno sistémico específico. En un corte transversal de la corona clínica de un diente preparado para estudio histológico, se notan líneas o bandas, llamadas líneas incrementales de Retzius. Según se prepare el corte (longitudinal u horizontal), las líneas incrementales de Retzius aparecen como líneas o círculos. Estas representan el patrón de desarrollo del diente.

Por lo general el grado de variación de cualquier línea refleja la reacción a un cambio en los procesos fisiológicos de crecimiento. por ejemplo, en los dientes primarios hay una línea Incrementar de Retzius llamada línea o anillo neonatal. Esta se debe al cambio súbito que experimentan ciertos procesos corporales del feto durante el nacimiento. La alteración o agresión que sufren los sistemas del recién nacido en este trance es tal que se produce, los epitelios interno y externo se pliegan sobre es tal que se produce un cambio en el crecimiento el cual se halla su expresión odontológica en la forma crecimiento y calcificación del diente.

En resumen el aspecto, de la maduración del esmalte denominado calcificación consiste en el endurecimiento de la matriz previamente formada por la precipitación de sales minerales (sales inorgánicas de calcio). Esta calcificación es un proceso lento, gradual, que empieza en la punta de las cúspides o bordes incisales de los dientes.

ERUPCION

Es necesario analizar brevemente el desarrollo radicular antes de crecimiento y desarrollo dental antes de ocuparnos de la erupción. El proceso de desarrollo de la corona del diente con prende muchos procesos superpuestos al mismo tiempo. Lo mismo se aplica a la raíz. El desarrollo radicular tiene correlación con la erupción. Cuando la corona clínica de un diente termina de formarse, los epitelios interno y externo, sin retículo estrellado, se llama vaina epitelial de hertwing y de ella dependen el tamaño y la forma de al raíz así como la erupción del diente.

La erupción puede clasificarse en tres fases diferentes: a) preeruptiva, b) eruptiva (prefuncional) y e) eruptiva (funcional). La fase preeruptiva periodo durante el cual la raíz dental empieza su formación y comienza a moverse hacia la superficie en la cavidad bucal, desde su bóveda ósea. La fase eruptiva prefuncional consiste en un periodo de desarrollo de la raíz dental durante el surgimiento del diente a través de la encía. La, mayor parte de las tablas o cuadros sobre la erupción informa el momento en el cual se puede ver por primera vez un diente determinado en la boca. La raíz así siempre: tiene: la mitad o dos tercios de su longitud final al momento de la emergencia gingival.

Una vez que el diente erupciona dentro dé la cavidad bucal y se encuentra con su antagonista (el diente opuesto en la arcada opuesta), se considera que esta en la fase eruptiva funcional. El diente sigue siendo una unidad dinámica, en el sentido de que siempre tiene algún tipo de movimiento, por leve que sea. Los dientes continúan moviéndose y erupcionan según sea necesario, a medida que el cuerpo va cambiando durante toda la vida.

Hay especulación considerable acerca de las causas de la erupción dentaría. Algunos ejemplos comunes sobre los factores de la erupción dental son: a) formación radicular, 1) proliferación de la vaina radicular epitelial de Hertwig, e) proliferación del tejido conectivo de la papila dental, el) crecimiento simultaneo de los maxilares, e) presiones por acción muscular y f) Aposición y resorción de hueso. Debido a que esta variedad de procesos sucede en el momento de la erupción, es difícil señalar a uno solo como factor primario de la erupción dental.

La presión eruptiva del sucesor permanente sobre el ápice del primario y sus alrededores motiva el recambio de la dentición primaria. La presión eruptiva estimula el desarrollo de los osteoclaslos, cuya acción termina la resorción progresiva de la raíz dental, la dentina, el cemento y el hueso continuo.

 Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

ATRICION

La atrición es el desgaste normal de los dientes durante la función; se debe al contacto oclusal| constante con los antagonistas. Es fácil comprender por qué ciertos tipos de alimentos y los hábitos relacionados pueden causar mayor o menor desgaste, lo que depende de cada individuo. La erupción funcional adicional compensa los dedos de la atrición sobre la oclusión.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

BIBLIOGRAFIA

  • LANGMAN, JAN: Embriología Médica. Cuarta Edición. Editorial Médica Panamericana. 1.981. pp: 266-286.
  • J R PINKJAM Odontología Pediatrica Segunda Edición Interamericana - Mc Graw Hill 1996 pp: 147 - 176
  • MOOR PERSAUD: Embriología Clínica. Quinta Edición Interamericana - Mc Graw Hill 1995 pp.483 - 490
  • S. N. BHASKAR: Histología y Embriología Bucal de Orban Onceava edición. Editorial Prado S.A. 1999
  • Diccionario Mosby Medicina, Enfermería y Ciencias de la Salud 5ta. Edición Ediciones Harcourt – España.
  • http://www.monografias.com/arcos
  • www.virtual.unal.edu.co/cursos/odontologia/2005197/capitulos/cap1/13.html
  • www_elcuartitodeembrio_4t_comCopia_2_de_Arcosbranquialesesq_gif_archivos.
  • http://www.virtual.unal.edu.co/cursos/odontologia/2005197/capitulos/cap1/13.html

DEDICATORIA

Este trabajo esta dedicado alas dos personas que ayudan a que yo pueda continuar mis estudios a mis padres Eduen y Julia; a mi alma mater la UNDAC que me acoge en sus aulas, a mi facultad que me ayuda a desarrollarme como un profesional en la salud bucal, a los docentes que me impulsan y ayudan a que estos trabajos se desarrollen y a mis amigos que están junto a mi.

El autor

 

 

Autor:

Jhon P. TUFINO RIVERA

Estudiante de odontología del VII semestre 2005

FACULTAD DE ODONTOLOGIA

ESCUELA DE FORMACION PROFESIONAL DE ODONTOLOGIA

Cerro de Pasco – Perú Junio del 2005

UNIVERSIDAD NACIONAL DANIEL ALCIDES CARRION CERRO DE PASCO – PERÚ


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Los antibióticos

    Breve historia. Mecanismos de acción. Mecanismos de resistencia. Criterios para la elección de un antibiótico. Principio...

  • Salud y Medicina

    Pagina dedicada a la medicina y la salud en toda su extension. Aqui tendras los mejores links sobre salud y medicina ...

  • Seguridad y manejo de residuos hospitalarios

    Medidas de bioseguridad. Medidas en caso de accidentes. Tratamiento de materiales e insumos contaminados. Manejo de sust...

Ver mas trabajos de General

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda