Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El caudillismo argentino del siglo XIX

Enviado por josegaby



  1. Orígenes
  2. Modus Operantis
  3. Caudillos más destacados
  4. Conclusión

Introducción

El presente trabajo tiene como finalidad dar una visión amplia del caudillismo Argentino del siglo XIX y por consiguiente he decidido concentrar este trabajo, en analizar sus orígenes, su modu operantis así como quienes fueron sus mayores exponentes, de un fenómeno, que a pesar que se originó en el siglo XIX, sigue siendo una sombra en la realidad política de hoy.

Como lo define Francois Chevalier: "El caudillismo es un fenómeno histórico que surge en la coyuntura política latinoamericana originada con la independencia de los países" .Mas adelante agrega."El Caudillismo es propio de una sociedad con sistema democrático inmaduro, grandes diferencias sociales, y existencia de oligarquías locales o regionales. Es propio de una sociedad, donde personas poderosas prepotentes no aceptan el juego político democrático".

Así que después de desarrollar lo que muchos historiadores definen como caudillismo, y como se desarrolló este fenómeno, vamos a finalizar este trabajo, con la idea de si este fenómeno fue positivo para el desarrollo de las naciones, o no. Lo que si he encontrado es que, a pesar de que, se originó mucho antes del siglo XIX todavía hoy podemos encontrar en la Argentina hoy, herederos de los primeros caudillos , gobernando la misma provincias, empobrecidas, que en el pasado sus parientes gobernaron.

Orígenes

Como consecuencia de las guerras de independencia, los países que emergieron del mundo colonial quedaron arruinados económicamente, fragmentados socialmente y una alta inestabilidad política. Señala Halperin: Un proceso de ruralización y militarización que favorece el surgimiento del caudillismo.

El propio Bolívar hizo una comparación acertada entre las nuevas republicas latinoamericanas y la Europa occidental después de la caída del imperio romano:" Un caos administrativo, una crisis económica, decenas de conflictos armados regionales y una alarmante decadencia de la cultura y de la enseñanza. Esta sociedad ruralizada y militarizada formaba un escenario idóneo para los caudillos regionales y/o nacionales, que con su caciquismo iban a marcar profundamente la historia latinoamericana del siglo XIX.

En realidad, la figura del caudillo ya existía en la sociedad colonial y descansaba fundamentalmente en la existencia de relaciones patrón-cliente y en el establecimiento de lazos de fidelidad y lealtades personales a cambio de seguridad y determinadas prebendas. Esta relación entre caudillismo y clientelismo John Lynch. En su obra Caudillos en Hispanoamérica, considera que el surgimiento del caudillismo se apoya en un trípode conformado por la inexistencia de reglas formales; la competencia política dirimida a través de conflictos armados; y una sociedad bipolar de terratenientes y peones, entrelazados por relaciones clientelares. En ese estado, el personalismo reemplaza a la ley, la violencia se torna la forma aceptable de dirimir conflictos políticos, pero la estructura social se mantiene inalterable, protegida por el caudillo.

La principal diferencia con el pasado está en que los caudillos coloniales no tenían una sociedad militarizada, lo contrario de lo ocurrido tras las guerras de independencia y civiles. La militarización era un hecho tratando de democratizar el pais, pero la militarización puso en peligro ese proceso. La ruralización y militarización constituyeron al caudillo en una de las figuras típicas de América latina en el siglo XIX. Al mismo tiempo la inestabilidad política y el debilitamiento del poder central revalorizaron la figura de los caudillos, convertidos por las circunstancias en los principales garantes del orden y de la cohesión social a escala local o regional. La figura del caudillo se manifiesta al margen de las opciones políticas o ideológicas de la época, los había federalistas o unitarios, liberales y conservadores.

Hay que mencionar tambien que la estructura social en el campo,- todos los países recién creado en Latino América poseían economías rurales, con pequeño, escaso a ningún sector industrial- era propicia para la aparición de caudillos. Los estancieros propietarios de enormes extensiones de tierras cultivables y sobre todo, de pastos, pronto ganaron un control casi absoluto sobre la administración local, y como jefes indiscutibles de las fuentes milicias( que muchas veces fueron superior y eficaces a la del gobierno) podían ejercer una influencia decisiva sobre el parlamento y el gobierno central de la República. La polarización de la sociedad rural era absoluta. Entre los pocos numerosos, pero increíblemente ricos terratenientes y las masas de peones y jornaleros ( dejando a un lado los totalmente desarraigados gauchos que vagaban por el campo y a veces sobrevivían con la caza del ganado cimarrón) se abría un enorme abismo. La relación dominante entre los estancieros y sus peones era casi identica a la que existía en la Roma antigua entre el patron y sus clientes.

El terrateniente pedía a sus súbitos trabajo, obediencia y una lealtad absoluta, tanto en tiempo de paz como en tiempo de guerra, y además en este último los peones se convierten en los harapientos soldados del ejercito personal del estanciero-caudillo. No había muchas posibilidades de eleccion por parte de los peones: La vida en el campo, amenazada por los contínuos ataques de los indios salvajes y los bandidos y fugitivos de la justicia, era extremadamente peligrosa y la proteccion que brindaban los muros de la estancia a menudo significaba la diferencia entre la vida y la muerte. Precisamente este fenómeno de una dependencia total de los campesinos de su amo-sermidios patrón, protector y juez. ( en el mundo aislado y hermeticamente cerrado de la estancia la justicia la administraba exclusivamente el estanciero) llego a ser la base del caudillismo, cuando dicha relacion empezó a extenderse del campo a la escena política y a todo el pais. Con alianzas individuales y /o familiares, se levantó una pirámide social, estrictamente definida, en la cual algunos patrones se convertían en clientes de otros patrones, aun mas poderosos, apareciendo la figura de un superpatrón que con su mano protectora, pero al mismo tiempo implacable, repartidora tanto de generosos beneficios como de severos castigos, se erguia por encima de toda la nación.

Sin embargo, tambien encontramos otras causas del surgimiento del caudillismo latinoamericano, y en concreto el Argentino, probablemente el más típico de todo el continente. Aparte de una gran red de dependencia , anteriormente mencionada, el caudillo apoyaba su autoridad y prestigio en su poder de intimidación . El caudillo no era solamente el dueño de las tierras y el protector de sus peones , sino en realidad era un jefe militar, un guerrero, acostumbrado a mandar, a hacer prevalecer su autoridad en la región con el arma en las manos cuando era necesario. Para ser caudillo se necesitaba fuerza, valentía decision y energía, allí no habia espacio para los débiles, cobardes o desconfiados.

Otro hecho a considerar el origen del caudillismo en latinoamerica es que en éste no es un fenómeno propio, sino que se entiende como una valoracion propia de los hidalgos Españones, que llegaron despues de la conquista y se hicieron dueños de humanos y haciendas.

Si hubo una herencia palpable que nos dejó el dominio Español tan nefasto en muchos aspectos, eso fue el caudillismo. Aunque a decir verdad, la corona temía que un caudillo militar victorioso construyera en un territorio lejano un poderío personal extraordinario. No es menos cierto que cuando los conquistadores Españoles Cortés, Pizarro y otros recibieron sus altos cargos administrativos en los territorios conquistados por ellos mismos, precisamente a raiz de sus hazañas militares.

Podemos también encontrar los orígenes del caudillismo en nuestras tradiciones culturales desde el origen mismo de nuestra nacionalidad. Me refiero concretamente, al indotrinamiento de ciertos valores anclados en nuestra cultura católica (ética catolica) la cual plasmó el desarrolo de un tipo de personalidad y de conducta politica que llamaremos caudillismo.

Definiendo el caudillismo en los parametro de Max Weber, " diriamos que es un tipo de ordenamiento racional del comportamiento que imprime en quienes lo poseen una motivacion o fuerza interior orientada hacia la busqueda incesante y obsesiva del poder" (Leopaldo Allub, conicet).

"El caudillo no es un fenómeno perteneciente de modo exclusivo al mundo rural o suburbano con una fuente de poder apoyada economicamente en el monopolio de la produccion o comercialización de ciertos productos agrícolas. Sus bases tambien pueden tener puntos de apoyo diversos, tales como otros productos, la oferta de empleo y de servicios tipicamente urbanos, aunque siempre de importancia vital para la clase menos pudiente". (Leopoldo Allub, conicet)

El poder se organiza piramidalmente de modo tal que cada caudillo "de base o puntero" se conecta con otro u otros rangos superior, con las cuales forma una estructura de dominacion articulada mediante el intercambio de "favores" recíprocos. En su cima se encuentra siempre un referente "influyente" de nivel nacional que necesita de este caudillo menor para controlar las autonomias de ciertos grupos sociales a fin de facilitar su encuadre politico.

Este patrón cultural de dominación, que Octavio Paz y Richard Morse vinculan con la tradicion patrimonalista heredera de España, es solo en apariencia "irracional"’. En efecto, en la version clásica weberiana la racionalidad emergió en occidente debido a la influencia del calvinismo y del puritanismo. Para Weber el protestante acumula la riquesas en el ejercicio de una profesión porque la posecion de ellas era indicio de que el señor, el protestante no tiene otra disyuntiva que hacerse rico, pues Dios suele derramar sobre los elejidos sus dones.

Sin embargo, resulta obvio que Weber se refiera a un solo tipo de racionalidad: La economia desde una perspectiva diferente podríamos explicar que asi como el protestante acumula riquezas , en la cultura Ibero-católica el caudillo acumula amigos porque es el instrumento "racional" para la conquista o conservacion del poder político. Los amigos se logran haciendo "favores" y uno es tanto más poderoso cuanto mas amigos posee. Asi como en lo economico el capitalismo expresa la necesidad de dar libre impulso a las fuerzas del mercado, en la cultura caudilleril lo "racional" es el amiguismo porque no existe base más segura para la conquista y consolidacion del poder en los lazos de la amistad, de sangre, y de familia y por ello, alli donde el capitalista acumula capital, el caudillo acumula amigos para hacerse de poder o el cual, curiosamente, no puede ser delegado ni heredado.

Modus Operantis:

Para poder conocer a fondo este proceso voy a concentrarme en la provincia de La Rioja, Argentina, tierra de caudillos, de donde salieron los más renombrados caudillos argentinos del siglo XIX y partiendo de que es casi seguro que su forma de operar en la Rioja es identicas a otras provincias.

La provincia de La Rioja fue para ese entonces la provincia más pobre de la Argentina, su presupuesto no alcanzaba cubrir los gastos de sus empleados así que para su autosubsistencia necesitaba recursos de Buenos Aires que para ese entonces tenía el monopolio del impuesto del puerto.

En esta confrontación tenemos los unitarios que querían que Buenos Aires impusiera su autoridad sobre la provincia y los federales que querían su autonomía. La soberanía de la Provincia fué el foco de resistencia de los Riojanos. De esta resistencia surge la figura del caudillo, en este caso en particular la figura de Facundo Quiroga(1788-1835), que en sus inicios políticos actuó como mediador de conflictos y no como guerrero; Su capacidad de convocación se inicia como estanciero y es allí como surge su caudillismo, que luego pasa a ser universal con la obra de Sarmiento- Facundo.

Estos personajes tenían don de mando, dominaron a los masas, que en su mayoría eran peones y que su vida dependía de ese caudillo estanciero.

Es de esta manera que este terrateniente se involucra en la arena política Argentina, frente a la crisis del estado y a la ausencia durante muchos años de un gobierno central fuerte; Los caudillos se transformaron en muchos casos, en el único poder real en sus zonas de influencias. Muchos de ellos se transformaron en gobernadores, otros mantuvieron ejércitos poderosos que desafiaron el poder central y legitimaron sus políticas con el apoyo de los sectores populares de sus provincias, defendiendo los intereses regionales y su autonomía amenazadas por la política porteña del libre comercio.

Los caudillos no negaron la necesidad de unión entre todas las provincias, pero consideraban que esta unión debía respetar la autonomía política y económica de cada una de sus respectivas regiones, garantizándole a éste su control absoluto.

La mayoría de ellos eran terratenientes que se habían destacado en la defensa de las fronteras, en la lucha contra el indio o participando en las luchas independistas. La lucha contra el indio le reporto distintos logros para los valores de los propietarios de entonces. La protección de la sociedad blanca y de la propiedad, la conquista de nuevas tierras y la consolidación de un poder militar capaz de demostrar su importancia en la región.

Los caudillos surgen como una autoridad más cercana a los problemas de la gente. Los ejércitos gauchos estaban estrechamente vinculados a la institución que les había dado su origen y que se fortalecía cada vez más: La estancia.

Recordemos que estos peones jornaleros, pequeños agricultores, etc.

Dada la precaria situación económica que padecían, debían su vida a ese estanciero, su vida dependía de él y a su vez éste le daba ayuda a cambio de lealtad, obediencia y trabajo lo que se transformó en una relación dependiente.

En muchos casos este caudillo se confundía con sus gauchos en su relaciones sociales , compartían fiestas, comidas, bodas, cumpleaños, etc. Con sus empleados.

También quiero reconocer que para el gaucho simple, su patrón ( el caudillo) era un semi-Dios, era un inmortal. Su carisma era tan grande que muchos gauchos se dejaban matar en nombre de su caudillo. Para los gauchos estos personajes fueron místicos. Ariel de la Fuente cap.6 Facundo and Chacho in songs and stories (children of Facundo)" recoge este fenómeno de atracción de sus seguidores, en un hecho que muchos dicen que ese carisma no es más que la manipulación y que ésta es asociada con la irracionalidad e incapacidad política de sus seguidores."

Es también importante decir que para la milicia reclutadas por los gauchos no tenían problemas de abastecimiento "vivían del país", como se decía entonces. Estas tropas podían sobrevivir a la disolución del estado y de hecho sobre vivieron.

Caudillos más destacados:

Los caudillos más destacados fueron: Ramírez, Güemes, Bustos, Quiroga, Aldao, López, Ibarra, Rosas, Peñaloza, Varela, Artígas, Urquiza.

Estos caudillos fueron apareciendo en el siglo XIX a medida que los intentos centralistas de los gobernadores de Buenos Aires fracasaron rotundamente en 1820. Esto motivó la rebelión de las provincias dado por el carácter de aquella constitución; se produjo una crisis que enfrentó a los caudillos federales con el director supremo Rondeau. Éste fue derrotado por Francisco Ramírez y Estanislao López. Francisco Ramírez era un caudillo federal de la provincia de Entre Ríos. Éste siempre se hizo acompañar por su mujer la que llamaban la Delfina.

Estanislao Lopez nació en Santa Fé, sus ideas fueron federales y ocupó la gobernación de Santa Fe (1818-1838) desde la que luchó contra los unitarios. Apoyó a Rosas hasta su muerte. Ramírez y él firmaron el pacto de Pilar a favor del sistema federal.

La división de los caudillos provoca la guerra entre Artigas y Ramírez. Ramírez con 600 hombres vence al caudillo oriental, este muere en Paraguay en 1850.

Ramírez muere cerca de Río Seco en manos de sus antiguos aliados, López manda a que le corten su cabeza y se la lleven a Santa Fe, donde la exhibe como trofeo de guerra.

En 1826 se creó una nueva Constitución de carácter unitario, fue resistida por los caudillos Juan Bautista Bustos, en Córdoba y Facundo Quiroga en la Rioja se sublevaron no aceptando a Rivadavia ni la Ley Capital; las demás provincias se sometieron al régimen unitario. Pero luego Rivadavia antes las continuas dificultades renuncia y fué reemplazado por Vicente López y este la su vez sede el gobierno al coronel Dorrego, nombrado gobernador de Buenos Aires. Una de sus primeras medidas fue restablecer relaciones con las provincias y preparó el ambiente para formar una constitución federalista.

El 1º de Diciembre de 1828 se produce una revolución formada por seguidores de Rivadavia, con el general Lavalle al frente, éste derrotó a Dorrego y lo mandó a fusilar. Este hecho conmovió al país, salvo Salta y Tucumán, expresaron sus protestas declarándose Ley Anárquica. Al producirse el fusilamiento, los caudillos se levantaron contra Buenos Aires: Quiroga, Ibarra, Bustos y López.

Paz, aliado de Lavalle, encaró contra Bustos, Quiroga y Aldao. Paz se apoderó de Córdoba.

Lavalle ofreció al general San Martín el gobierno, este rechazó ese ofrecimiento, mediante una carta que hizo reflexionar a Lavalle quien en seguida entró en negociaciones con Rosas. ¿Quien fue Rosas? (1793-1877) . Durante la independencia estuvo en las estancias de su padre en El Salado. En 1811 se aleja de sus padres para comprar y vender campos. Exportaba sus productos agrícolas y ganaderos. En 1818 Pueyrredón lo habilita para formar un ejercito propio "Los colorados del mante" a partir de aquí inicia su carrera política.

En 1829 Rosas asume el gobierno con "facultades extraordinarias". Se dedicó a perseguir duramente a los que no adictos a su régimen, llamándoles unitarios salvajes. Creó el escuadrón de la muerte, llamado la mazorca.

Unos de los objetivos de Rosas era subyugar todas las provincias, hizo pactos con las provincias de Corrientes, Entre Rios y Santa Fe . Su meta era eliminar a Paz en Córdoba , que era su mayor obstáculo.

Paz derrotó a Bustos en Córdoba. Quiroga secundado por López marchó hacia Córdoba, al no recibir los refuerzos necesarios Paz los derrota.

Paz luego se debilita y cae prisionero de E. López. Fortaleciéndose el poderío de Rosas en Buenos Aires. No obstante Quiroga fue asesinado en Barranco Yaco por orden de los gobernadores de Córdoba ( Reinafé) y Santa Fé ( López), esta muerte le dejaba el camino abierto a Rosas pues a López se le acusó de ordenar el asesinato de Quiroga y perdió prestigio.

Rosas vuelve asumir la gobernación de Buenos Aires y esta vez por 17 años consecutivo, hasta que el general Urquiza con la ayuda de Brasil derrotan a las tropas de Rosas y este se marcha del país rumbo a Inglaterra donde muere en 1877.

Urquiza se queda en control de Buenos Aires hasta que en la batalla de Pavón, Urquiza, perdió casi la totalidad de su infantería y se embarcó hacia la provincia de Entre Ríos donde asumió como gobernador.

Luego de este episodio los federales pierden el control de la nación , siendo los unitarios lo que reemplazan en manos de Bartolomé Mitre y precisamente una decidida y sangrienta lucha contra el individualismo autocrático de los caudillos federales será el principal signo de los nuevos tiempos, en los cuales un nuevo estado, centralizado, provisto de un ejercito moderno y bien armado, del tren, del telégrafo y de las otras herramientas del mundo moderno, acabará con los jinetes del pasado e impondrá su autoridad a todos los habitantes del país. Mitre contó con la ayuda de Domingo F. Sarmiento para esa gran labor que ellos llamarían la tarea histórica de "limpiar" el país de caudillos, se tratará de una "limpieza" despiadada, brutal y a veces bastante sangrienta, sea el caso de Vicente Peñaloza, El Chacho, de la Rioja, sea el de Felipe Varela, el heredero de El Chacho, o el caso del gran caudillo federalista Ricardo López Jordán de la provincia de Entre Ríos, el cual cae en 1874. Fue una verdadera guerra a muerte contra los caudillos, durante la cual Sarmiento en nombre de la "Civilización", no iba a tomar prisioneros; la cabeza cortada de uno de los caudillos vencidos, la de El Chacho, en 1863 sería colgada públicamente en la picota, en la peor tradición colonial.

Desde mediados de los setenta el gobierno central ya dominará todo el país con su mano firme y el federalismo caudillezco con sus guerras civiles pronto será relegado a las paginas de la "historia"

Quiero destacar que estos caudillos, en la mayoría de los casos procedían de las familias acomodadas, que habían amasado sus enormes fortunas ya en la época colonial. Casi todos, sin excepción, poseían vastas extensiones de tierra, de los 18 caudillos que gobernaron algunas de la provincias Argentinas entre 1810 y 1870; 14 eran terratenientes, 15 pertenecían al grupo de las personas más ricas del país, y algunos conquistaron además un puesto muy alto en las filas del ejercito nacional. Su vida era arriesgada y su final a veces trágico.

A 9 de los 18 caudillos mencionados, los esperó una muerte violenta, 3 murieron en el exilio.

Conclusión:

Es verdad que durante la segunda parte del siglo XIX caracterizada por una expansion económica impresionante, los caudillos puros, desaparecieron años tras años. El último caudillo a nivel nacional., Urquiza,cayó en 1861 y "los últimos caudillos" a nivel provincial desaparecieron unos diez años más tarde.

Eso se debió, entre otras causas, al caracter autocrático que le imprimieron al ejercito, el poder que no toleraba ser compartido, y a las nuevas ideas del siglo que nunca se comparecieron con la tradicion ni con el ejercicio del poder omnipotente e irresponsable.

Por otra parte cabe destacar que en la Argentina de hoy, tenemos provincias en la que parece que nada a cambiado. "El caudillismos se mantienen muy firmes y poco sencibles a los cambios de la historia, aunque en realidad no tendrían que preocuparse por ello, ya que la misma historia son ellos. Mientras muchos se sorprenden por lo que pasa en Santiago del Estero, San Luis u otras provincias

Argentina con raices coloniales genuinas. Lo que no implica otra cosa. Estas historias se repiten sin sensacion de final, la dádiva que antes el caudillo tomaba de los vencidos, hoy lo provee el estado.(Editorial de la opinion Argentina 13/3/04).

Tambien creo que es necesario decir que el caudillismo no siempre fué negativo para el caso particular Argentina y en el caso concreto de Juan Manuel de Rosas, en un trabajo hecho por Jeffrey M Shumway, éste detalla como el científico ingles Charles Darwin describe a Rosas como un " great man" y lo extraño es tambien que en ese mismo trabajo se recoge la opinion de Jorge Luis Borges, compartiendo la misma opinion que Darwin. Partiendo de esa premisa, si analizamos el período de Rosas, podemos comprobar que ese período de transicion de la Argentina " colonia-nacion" Rosas unificó la nación y le dió tranquilidad social y estabilidad económica en un momento que el pais vivía una instabilidad política. En ese sentido la naciente republica de Argentina le tiene que deber mucho al autoritarismo caudillesco de Rosas.

Otra cosa que pude comprobar a raiz de este trabajo es: La guerra que hubo entre unitarios y federalista,la cual fué bastante sangrienta, se partia de la premisa de que los federalista, en su mayoria, eran personas incultas, ordinarios,populistas etc. Y que los unitarios eran todo lo contrario ,poseian grandes conocimientos y eran capaz de introducir la civilizacion en una nacion que en su mayorias eran, rurales, gauchos y sin ningun conocimientos. Sin embargo estando Sarmiento al frente del ejercito, en el interior del pais, se lleva a cabo una de las mayores represiones politica de esa epoca. Se le ordenó a Sarmiento llamar simplemente ladrones, a sus contrarios, y de esta manera ejecutar todos prisioneros y no dejarlo luchar por lo que fué ,su ideal politico, es una contrariedad que personas con ese nivel cultural actuaran, de una manera "Barbara e incivilizada" contrario a lo que pregonaron.

 Bibliografía:

Shumway J.: "Juan Manuel de Rosas: authoritarian caudillo and primitive populist" (Brighman University 2004)

Tulio Halperin Donghi: "Historias de caudillos Argentinos" (Alfaguara, Argentina 1999)

Ariel de la Fuente: "Children of Facundo" (Duke university press 2000)

Magnus Morner: "Caudillos y militares en la evolucion Hispanoamericana" (Journal of Inter-American Studies vol.2 No.3 jul. 1960, 295-310)

Jiri Chalupa: " El caudillismo rioplatense siglo XIX" analisis del caso concreto J.M.Rosas (1793-1877)

 Florencia Pagni y Fernando Cesarett: "Rosas ¿era bueno o malo?"caudillismo e historiografía de la politica al objeto de estudio desangelado (Universidad Nacional de Rosario, 2004)

Linch, John "caudillos en hispanoamerica 1800-1850 (fragmentos) map pqee, Madrid 1993

Enrique de Gandia: "Sarmiento y su teoría de civilizacion y barbarie"

Journal of inter-American studies vol 4 N0.1 (Jan 1962)67-87

Boletin Cultural Y Bibliográfico N0.16 vol. XXV,1998

sobre caudillos

Leopoldo Allub "La ética católica y el espiritu del caudillismo"

conicet, Mexico 1986

José Vargas

Facultad Latino Americana de Ciencias Sociales Flacso-Agentina

Florida International University- FIU

 Materia: Lectura en Historia Latinoamericana

Profesor: Dr. Mark Szuchman


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda