Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Dimensiones de la cultura en la obra de Pablo Neruda

Enviado por doraly



Siempre en el chileno Pablo Neruda, (1904-2004, se pensará en el poeta que le cantó a Chile, a España en plena Guerra Civil, a Machupicchu, a la sal, al sol, al mar, a Miguel Hernández, a Rafael Alberti, a Nazim Hikmet, a los necesitados del mundo; pero sobre todo al amor. Este hombre, que exorcizó la mayor parte del siglo XX y que elevó al hombre a su condición humana, merece ser escuchado en este principio de siglo, cuando la cultura se ha convertido en el gran tema.

Razón esta por la cual el mundo poético de Pablo Neruda se nos ha presentado como camino seguro para revelar las dimensiones de la cultura: en cada página suya sentimos descubrir el hombre en toda su real magnitud y en toda su real existencia.

Sobre el término cultura, actualmente existen múltiples definiciones. A su formación han contribuido las distintas etapas de desarrollo del pensamiento filosófico, que han acumulado conocimientos positivos sobre la naturaleza y la sociedad.

Las nuevas corrientes teóricas de la sociología y de la antropología contemporáneas han definido a la cultura como el conjunto total de las prácticas humanas en una comunidad dada, ya sean estas prácticas económicas, políticas, artísticas, científicas, jurídicas, etc.

Muy en consonancia con esta definición de cultura, Buenaventura Russeau Pupo, en "Instrumentos Teóricos y Metodológicos para la Gestión Cultural", en 1999, hace referencia a los siguientes sentidos o dimensiones de la palabra cultura:

  • Dimensión artística: Engloba las manifestaciones particulares del espíritu humano: música, teatro, cine, literatura, escultura, pintura, etc. Según este sentido la cultura se acrecienta en la medida que se eleva hacia las manifestaciones más altas del espíritu y la creatividad humana en las bellas artes.
  • Dimensión humanística: Modo de perfeccionamiento humano o del individuo. Permite el desarrollo de una personalidad humana plena.
  • Dimensión sociológica: La concepción sociológica de la cultura se define como "el progreso intelectual y social del hombre en general, de las colectividades, de la humanidad". En general se usa el concepto de cultura en su acepción sociológica, cuando el hablante se refiere a la suma de conocimientos compartidos por una sociedad y que utiliza en forma práctica o guarda en la mente de sus intelectuales.
  • Dimensión política: Cultura política. Capacidad para comprender y conocer la vida política o el conjunto de actividades o comportamientos que permiten la convivencia política.
  • Dimensión antropológica: engloba todo lo que el hombre ha incorporado a la naturaleza, modos de vida, modelos de pensamiento y acción, técnicas, objetos materiales. Totalidad de formas de ser, pensar, actuar, producir, consumir; la manera de vivir. Está ligado a la apreciación y análisis de elementos tales como valores, costumbres, normas, estilos de vida, formas o implementos materiales, la organización social, etc. Este sentido se adentra en el presente mirando hacia el pasado que le dio forma.

En el vasto mundo poético de Pablo Neruda, se nos revela a través de la profundidad y coherencia conceptual y de la belleza de sus imágenes, cada una de estas dimensiones: desde Crepusculario pasando por sus Veinte poemas de amor y una canción desesperada, Residencia en la Tierra, España en el corazón, Canto general, Odas elementales, Los versos del capitán, Estravagario , Cien sonetos de amor hasta Canción de Gesta, asistimos a un redescubrimiento de la esencia misma de las dimensiones de la cultura.

Su poesía profundamente humana no rechazó nada de lo que pudo traer en su caudal la vida. Poeta del amor. En su poesía desfila la mujer, el hombre, la naturaleza, la realidad de nuestras tierras americanas...

En sus versos se descubren los más variados sentimientos -la nostalgia, la búsqueda, la desesperación por lo que fue, el desarraigo, la soledad, el momentáneo encuentro, el recuerdo...

Cuando solo contaba con dieciséis años nos dejó los versos de Crepusculario, en los que ya nos sorprende por la profundidad y la emoción que despiertan las imágenes que logra. En estos versos ya se anuncian los rasgos que definen su vida y su poética. Poeta que desea recoger en su obra todas las realidades, ya sean físicas como espirituales:

"Fui tuyo, fuiste mía. Tú serás del que te ame,

del que corte en tu huerto lo que he sembrado yo.

Yo me voy. Estoy triste; pero siempre estoy triste.

Vengo desde tus brazos. No sé hacia dónde voy."

Estos versos de reminiscencias modernistas son el preludio de sus Veinte poemas de amor y una canción desesperada que en 1924 lo consagran como el poeta del amor, considerado por la crítica como uno de los más grandes libros de poesía amorosa de nuestra literatura:

Poema 5

Para que tú me oigas
mis palabras
se adelgazan a veces
como las huellas de las gaviotas en las playas.

Collar, cascabel ebrio
para tus manos suaves como las uvas.

Y las miro lejanas mis palabras.
Más que mías son tuyas.
Van trepando en mi viejo dolor como las yedras

Ellas trepan así por las paredes húmedas.
Eres tú la culpable de este juego sangriento.

Ellas están huyendo de mi guarida oscura.
Todo lo llenas tú, todo lo llenas.

Antes que tú poblaron la soledad que ocupas,
y están acostumbradas más que tú a mi tristeza.

Ahora quiero que digan lo que quiero decirte
para que tú las oigas como quiero que me oigas.

El viento de la angustia aún las suele arrastrar.
Huracanes de sueños aún a veces las tumban.

Escuchas otras voces en mi voz dolorida.
Llanto de viejas bocas, sangre de viejas súplicas.
Ámame, compañera. No me abandones. Sígueme.
Sígueme, compañera, en esa ola de angustia.

Pero se van tiñendo con tu amor mis palabras.
Todo lo ocupas tú, todo lo ocupas.

Voy haciendo de todas un collar infinito
para tus blancas manos, suaves como las uvas.3

En este poema 5 quizás, uno de los más significativos del volumen se plantea el problema de la comunicación entre el hablante poemático con una segunda persona que calla y espera. En el marco poético es esencial descubrir el infinito universo que habita en el interior, pero a la vez, requiere también de un oído atento que lo reciba y dimensione. En la relación hombre-mujer es preciso valorar la intercomunicación; es preciso saber escuchar o saber oír como dice el poeta. La persona amada habita en el pasado, y por lo que fue y por lo que representó, la voz lírica lo recuerda.

Predomina en estos versos el sentimiento positivo del amor, el deseo de acercamiento, el valor de la comunicación y la alegría de ser feliz en este encuentro. Pero hay términos semánticos que en el desarrollo del poema nos conducen a la vivencia de un alma desolada la cual hoy quiere romper los lazos que la unen a un pasado en donde la relación amorosa no tuvo feliz conclusión.

Las expresiones "viejo dolor", "paredes húmedas", "guarida obscura", "la soledad", "mi tristeza", entre otras, dan razón de un mundo interior, el del poeta, que ha sufrido y no quiere repetir la dura experiencia.

El acercamiento y búsqueda de la naturaleza es tan patente y destacable en su poética que bien podría hablarse de un panteísmo recurrente que se transmite a través de muchos pasajes de su obra:

"Hemos perdido aun este crepúsculo.

Nadie nos vio esta tarde con las manos unidas

Mientras la noche azul caía sobre el mundo.

He visto desde mi ventana

La fiesta del poniente en los cerros lejanos..."

Fragmento del Poema 10 de Veinte poemas de amor y una canción desesperada.

"...El radiante verano conduce a los enamorados

en uniformes regimientos melancólicos,

hechos de gordas y flacas y alegres y tristes

parejas:

Bajo los elegantes cocoteros, junto al océano y l a luna,

Hay una continua vida de pantalones y polleras..."

Fragmento del poema Caballero Solo de Residencia en la tierra, número1.

"...No renunciéis al día que os entregan

Los muertos que lucharon. Cada espiga

Nace de un grano entregado a la tierra,

Y como el trigo, el pueblo innumerable

Junta raíces, acumula espigas,

Y en la tormenta desencadenada

Sube a la claridad del universo."

Fragmento del poema Llegará el Día de Canto general.

Su poesía regional traspasó las fronteras de Chile, de América y se llenó de universalidad. Su voz se hizo eco de la humanidad sufriente y esperanzadora. Neruda el incansable viajero, el defensor de la gran causa del humilde:

"Libertadores, en este crepúsculo

de América, en la despoblada

oscuridad de la mañana,

os entrego la hoja infinita

de mis pueblos, el regocijo

de cada hora de la lucha.

Fragmento de Llegará el día de Canto General.

Quizás la síntesis de su vida y de su creación y, por ende de las dimensiones de la cultura se pueden advertir en estas palabras que pronunciara en Estocolmo:

Yo escogí el difícil camino de una responsabilidad compartida y, antes de reiterar la adoración hacia el individuo como sol central del sistema, preferí entregar con humildad mi servicio a un considerable ejército que a trechos puede equivocarse, pero que camina sin descanso y avanza cada día enfrentándose tanto a los anacrónicos recalcitrantes como a los infatuados impacientes. Porque creo que mis deberes de poeta no sólo me indicaban la fraternidad con la rosa y la simetría, con el exaltado amor y con la nostalgia infinita, sino también con las ásperas tareas humanas que incorporé a mi poesía.

La poesía de Neruda, poesía grandiosa, de dimensiones sobrehumanas se yergue en este centenario como resumen de los valores culturales más arraigados de su época, como expresión de confianza en las fuerzas creadoras del hombre y en experiencia para quien desea sobrevivir en medio de luchas.

Bibliografía:

  • Alazraki, J(1965). Poética y poesía de Pablo Neruda. Las Américas, Nueva York
  • Guadarrama, Pablo y Nicolai Pereliguin(1990). Lo Universal y lo específico en la cultura. Editorial de Ciencias Sociales, La Habana.
  • Gurevich, Pavel(1989). El hombre y la cultura. Editorial de la Agencia de Prensa Nóvosti, Moscú.
  • Hart Dávalos, Armando (2001). Cultura para el desarrollo. El desafío del siglo XXI. Editorial de Ciencias Sociales, La Habana.
  • Loyola, Hernán (1976) Ser y poesía en Pablo Neruda. , Editorial Santiago, Santiago de Chile,
  • Mezhúiev. V (1980). La cultura y la historia. Editorial Progreso. Moscú.
  • Pogolotti, Graciella(1984). Quitarnos la cultura es quitarnos el alma, en Revista Revolución y Cultura. No.3, Ciudad de La Habana.
  • Russeau Pupo, Buenaventura(1999). Instrumentos teóricos y metodológicos para la gestión cultural. Fondo Mixto de Promoción de la Cultura y de la Artes del Atlántico, Colombia.
  • Roggiano, A (1980). Ser y poesía en Pablo Neruda, del Castillo sin ventanas a Una responsabilidad compartida. Taurus, Madrid.
  • Teitelbon, Volodia(1990). Neruda. Editorial Arte y Literatura, Ciudad de La Habana.

 

Autoras:

Lic. Dora Lilia Márquez Delgado*

Profesora

Lic. Tania González García*

Profesora


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Lengua y Literatura

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda