Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Participación del profesional de enfermería en la promoción de estilos de vida saludables

Enviado por oscaferm



  1. Resumen
  2. El Problema
  3. Marco Teórico
  4. Diseño Metodológico
  5. Conclusiones y recomendaciones
  6. Referencias Bibliográficas
  7. Anexos

Resumen

El presente estudio estuvo dirigido a determinar la participación del profesional de enfermería en la promoción de estilos de vida saludables relacionadas con la promoción de hábitos de salud y el autocuidado destinados a prevenir complicaciones por hipertensión arterial (HTA), en los usuarios de la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño" durante el periodo comprendido entre junio- noviembre de 2004. Para ello se propuso una investigación de campo de carácter descriptivo. La Muestra esta constituida por un total de 70 pacientes atendidos en la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño, ubicado en Bellavista-Caracas ", los cuales fueron seleccionados de un total de 250 pacientes con HTA que ingresaron durante el periodo de estudio a dicha consulta. La selección se realizó de manera no probabilística siguiendo los criterios de conveniencia y juicio del investigador. Para la recolección de la información se propone la aplicación de un cuestionario autoadministrado elaborado bajo la modalidad de escala tipo Likert, dirigido a los enfermos con HTA seleccionados. El análisis de los datos se desarrollará de manera predominantemente descriptiva, siguiendo los criterios propuestos por Hernández, Fernández y Baptista (1998), para el análisis de los resultados de las escalas Likert. Esta investigación es importante por sus aportes al mejoramiento de los cuidados de enfermería proporcionados a los enfermos con HTA que asisten a la Consulta externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño, disminuyendo la posibilidad de complicaciones que pudieran derivarse por el manejo inadecuado de esta enfermedad.

Descriptores: hipertensión arterial, autocuidados, estilos de vida saludables.

Introducción

La enfermería como profesión de servicio, se encuentra orientada a brindar los cuidados de atención directa al enfermo que le permitan recobrar su estado de salud, en caso de que las condiciones propias de la patología que padezca así los permitan, adaptarse a los efectos residuales de una enfermedad o prevenir las complicaciones que pudieran derivarse del manejo inadecuado de su cuadro clínico.

El tema seleccionado para este estudio se encuentra relacionado con los hábitos de salud y las medidas de autocuidados que debe observar el paciente que sufre de hipertensión arterial, tomando en consideración el papel cumplido por la enfermera como integrante del equipo de salud y como base fundamental en el desarrollo de actividades de prevención, mediante el ejercicio del rol asistencial y el rol docente

En este sentido Piña y Castillo (1995), al referirse a esta enfermedad del sistema cardiovascular señalan que " las causas exactas de la hipertensión permanecen desconocidas, sin embargo se sabe que factores de riesgo genéticos y ambientales o relacionados con los estilos de vida contribuyen al desarrollo de la hipertensión". (P.342)

De acuerdo a los datos que maneja el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (M.S.A.S, 1994), "La hipertensión es la primera causa de muerte en Venezuela, por lo que puede inferirse el gran impacto que produce esta enfermedad en la población del país en general y en los segmentos afectados en particular". (P.3)

Conscientes de esta situación, las autoras del presente trabajo orientaron la investigación determinar la participación del Profesional de enfermería en la promoción de hábitos saludables y autocuidados para prevenir complicaciones derivadas de la hipertensión arterial. Este estudio se justifica por la necesidad que existen en la actualidad de reducir la morbilidad y el número de pacientes hospitalizados, así como de proporcionar la información necesaria relacionada con los cambios en sus hábitos de vida.

Es por esta razón que se hace necesario que los profesionales de enfermería manejen y apliquen los conocimientos referidos a la prevención en hábitos de salud y autocuidados en pacientes con hipertensión arterial, con el fin de disminuir los riesgos de accidentes cardiovasculares que pueden derivarse de su condición. Para lo cual, la enfermera debe estimular en el enfermo crónico su sentimiento de autoestima, infundiéndole seguridad en si mismo y ayudándole a realizar las modificaciones necesarias en su estilo de vida, al proporcionar la información necesaria para tal fin.

Con la finalidad de contribuir a facilitar la comprensión por parte del lector, este trabajo se ha dividido en un total de tres capítulos, en el primero llamado El Problema, se tratan los elementos referidos al planteamiento del problema, los objetivos: el general y los específicos y la justificación del estudio.

En el segundo capítulo denominado Marco Teórico se incluyen los aspectos que sirven de sustento a la variable considerada en esta investigación, la cual hace referencia a la Participación de la enfermera en la promoción de estilos de vida saludables (hábitos de salud y autocuidados) en pacientes hipertensos hospitalizados con la finalidad de evitar complicaciones, que pudieran inhabilitar al paciente hipertenso para realizar sus actividades cotidianas e inclusive producirle la muerte.

En el tercer capítulo llamado Diseño Metodológico se tratan los aspectos concernientes a la metodología, considerándose el tipo y diseño de la investigación, la población y muestra, los instrumentos, los procedimientos y el tipo de análisis de los resultados. Finalmente se incluyen las referencias bibliográficas y los anexos.

Capítulo I.
El Problema

1.1. Planteamiento del Problema

La Hipertensión Arterial (HTA), se ha convertido en un problema de salud pública que afecta a una considerable parte de la población. Según la Organización Panamericana de Salud (2001), la Hipertensión Arterial afecta a más de 140 millones de personas en la región, con el agravante de que más del 50% de ellas ni siquiera lo sabe. Esto se deba probablemente en opinión de dicha fuente a que esta enfermedad, es una afección silenciosa que no siempre presenta síntomas.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) (2000), este carácter silencioso y la ausencia de síntomas que en muchos casos acompaña la HTA, constituye uno de los uno de los principales factores de riesgo para la aparición de enfermedades cardiovasculares como los accidentes cerebrovasculares o la enfermedad isquémica del corazón, principales causas de muerte prematura en la mayoría de los países.

Según estudios realizados por la OMS (2003), en relación con los efectos y consecuencias de la HTA a mediano y largo plazo sobre la salud global del enfermo, los resultados obtenidos indican que tan sólo bajando un poco la presión arterial se reduce la mortalidad por accidentes cerebrovasculares o la enfermedad isquémica del corazón entre un 15% y un 40%, especialmente en personas mayores de 65 años.

Según la OPS (2000), los estudios realizados entre 1995 y 1999 demostraron que, en las Américas, la mayor prevalencia de hipertensión entre hombres se ha encontrado en Maracaibo, Venezuela (49,7%) y la menor, entre los indios mapuches de Chile (9,1%). En las mujeres, la tasa más alta se registró en Paraguay (43,9%) y la más baja en la Ciudad de México (9,7%).

Al analizar las cifras presentadas por la OPS (op. Cit), el panorama resulta preocupante, no sólo por su elevada prevalencia en la población de las Américas, sino por su gran incidencia dentro de la población masculina del Estado Zulia en Venezuela.

Para Mejia y González (2000), uno de los principales problemas que se ha suscitado como consecuencia de los cambios socioculturales y económicos en la sociedad moderna ha sido el cambio en los estilos de vida del ser humano, en relación a sus patrones de alimentación, trabajo, descanso y la incorporación de elementos perjudiciales para la salud y que son aceptados socialmente tal y como es el caso de el alcohol y el cigarrillo.

Para estas autoras, en el caso específico de Venezuela, la situación no difiere de lo planteado anteriormente, pues los cambios sufridos en los últimos años en la estructura social, política, económica y cultural del país, han llevado al venezolano a cambiar sus hábitos de vida, reemplazándolos por otros que resultan perjudiciales para su salud y que se relacionan con exceso de estrés, el alto consumo de grasas animales y sales, la ingesta excesiva de bebidas alcohólicas y la adopción de patrones inadecuados de descanso. Factores que en su conjunto incrementan de manera significativa la posibilidad de aparición de la HTA.

Según el ministerio de Sanidad y Desarrollo Social (M.S.D.S), (2003), dentro de las tres primeras causas de muerte en Venezuela se encuentran "...en orden creciente las enfermedades del corazón con un 21, 35%, seguida por el cáncer, con 12,92%, encontrándose los accidentes en el tercer lugar con un 8.67%" (p.3)

De acuerdo a este reporte, esta situación se deriva específicamente de las costumbres sedentarias adoptadas por la mayoría de la población, la falta de ejercicios o la inconstancia en su realización y la ausencia de un control médico adecuado.

Es importante señalar que dentro de las patologías cardiovasculares se encuentra la hipertensión arterial, la cual es una enfermedad prevenible si los individuos toman las medidas necesarias o controlables en caso de que se haya adquirido; siendo el control, el cambio de los hábitos de vida, indispensable para la prevención de las complicaciones que pudieran derivarse para el hombre del padecimiento de esta enfermedad.

Es por esta razón que se hace indispensable la aplicación por parte del equipo de salud de las acciones pertinentes destinadas a favorecer la prevención de la hipertensión arterial, mediante un modelo de medicina preventiva que permita satisfacer las necesidades propias de segmentos de la población que se encuentra clasificada como de alto riesgo por su elevada probabilidad de padecer de esta enfermedad.

La enfermera como parte del equipo de salud y como profesional que pasa con el paciente la mayor parte del tiempo, por la naturaleza de su participación en los cuidados de atención directa, se encuentra llamada a tomar parte activa en la prevención mediante el desempeño de su rol docente proporcionándole al paciente la información referida a las actividades de prevención de la hipertensión arterial, así como los autocuidados que deben observarse una vez que ya se padece.

Sin embargo uno de los principales problemas que pudo detectarse al consultar a los médicos y enfermeras expertos en la materia y otras investigaciones realizadas sobre el tema, tales como las desarrolladas por la OMS (2000), Ruiz y Peiró (2000) y Calderón (2003), entre otros, pudo notarse que si bien es cierto que en la actualidad se han realizado algunos programas dirigidos a la atención de la hipertensión arterial como el referenciado por Vásquez (1996), destinado a la atención desde el punto de vista educativo, a las personas que sufren enfermedades cardiovasculares es importante destacar que los mismos:

... sólo llegan a una pequeña cantidad de personas, con el agravante de que los pacientes y en algunos casos hasta los diversos miembros que componen el equipo de salud desconocen tanto la existencia como los fundamentos filosóficos, psicológicos, educativos e inclusive económicos que sustentan los programas de prevención de la hipertensión arterial.(p. 14).

De acuerdo a las observaciones realizadas por los investigadores, la situación descrita con referencia al desconocimiento por parte de las enfermeras que trabajan en las Unidades Clínicas de los centros asistenciales donde son atendidos los enfermos que padecen HTA, sobre la existencia de los planes de prevención de complicaciones en personas con hipertensión arterial, se ha hecho extensivo a diversos instituciones hospitalarias, dentro de las cuales se encuentra el Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño" ubicado en el sector Bella Vista de Caracas.

Esta Institución hospitalaria posee una consulta externa y una Unidad Clínica de Cardiología destinada a la hospitalización de pacientes que presentan enfermedades cardiovasculares, sin embargo se ha notado la asistencia de un gran número de enfermos que presentan un cuadro clínico en el que pueden observarse complicaciones derivadas del mal manejo inadecuado de la enfermedad, las cuales generan en muchos casos secuelas transitorias o permanentes. Situación que va en detrimentos de la calidad de vida de estos usuarios al impedirle el desarrollo habitual de sus actividades cotidianas, así como el incremento del gasto ocasionado por la permanencia de los usuarios en estas Unidades Clínicas .

Es por ello que se hace necesario determinar la participación del Profesional de enfermería como dispensador de salud en el ofrecimiento de la información necesaria sobre estilos de vida saludables que permita a los enfermos hipertensos, modificar sus hábitos de vida e implementar los autocuidados necesarios, de tal manera que pueda lograr la restitución de su estado de bienestar de acuerdo a las condiciones propias impuesta por la enfermedad cardiovascular o disminuir los riesgos que pudieran derivarse de un mal manejo de la misma.

Con base en los planteamientos realizados los autores de este trabajo se formulan el siguiente problema de investigación:

¿Cuál es la participación del Profesional de enfermería en la promoción de estilos de vida saludables para prevenir complicaciones derivadas de la Hipertensión Arterial, en los usuarios de la Unidad Clínica de Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño", el periodo comprendido entre junio- noviembre de 2004?

1.2.Objetivos de la Investigación

 

1.2.1. Objetivo General

Determinar la participación del Profesional de enfermería en la promoción de estilos de vida saludables relacionadas con la promoción de hábitos de salud y el autocuidado destinados a prevenir complicaciones por hipertensión arterial (HTA), en los usuarios de la Consulta externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño" durante el periodo comprendido entre junio- noviembre de 2004.

1.2.2. Objetivos Específicos

Identificar la información ofrecida por los Profesionales de enfermería sobre la promoción de estilos de vida saludables a los usuarios de la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño", con la finalidad de prevenir la HTA.

Establecer la información ofrecida por el profesional de enfermería sobre los autocuidados que debe cumplir el enfermo con HTA que asiste a la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño" para prevenir complicaciones.

Analizar los elementos deben tomarse en cuenta para optimizar las actividades educativas de los profesionales de enfermería en la promoción de estilos de vida saludables en los enfermos de HTA que asisten a la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño".

1.3. Justificación de la Investigación

El propósito de la presente investigación estará dirigido a determinar la participación del Profesional de enfermería en la promoción de hábitos saludables orientados a prevenir complicaciones en los usuarios con Hipertensión Arterial de la Consulta Externa del Hospital " Dr. Miguel Pérez Carreño"

El estudio se justifica por la relevancia que el mismo presenta desde el punto de vista social, práctico, metodológico y teórico.

La relevancia social viene dada por el aporte de la información recolectada a la solución de un problema de carácter social como lo es la atención prestada a los pacientes que sufren de hipertensión arterial, contribuyendo así a prevenir las complicaciones que pudieran derivarse de esta enfermedad para quien la padece.

Por su parte la relevancia práctica se encuentra estrechamente relacionada con la anterior al proporcionar la oportunidad de promocionar los hábitos de salud y los autocuidados destinados a mejorar la calidad de vida de los pacientes con HTA, en la Consulta Externa del Hospital " Dr. Miguel Pérez Carreño", ubicado en Bella Vista-Caracas, con la finalidad de contribuir al mejoramiento de su calidad de vida no sólo durante su estadía, sino también una vez que hayan egresado y reincorporado a sus actividades cotidianas.

En cuanto a la relevancia metodológica la realización de este proyecto constituye un aporte a los profesionales de enfermería que prestan servicios de salud en organismos públicos en un área territorial específica del país, como lo es en este caso la ciudad de Caracas, donde se tratarán los aspectos referidos a la participación de la enfermera (o), en la promoción de hábitos de salud y autocuidados destinados a prevenir las complicaciones derivadas de la HTA, ya que dentro del campo de la salud los profesionales de enfermería son los que más actividades abarcan, y que más tiempo permanecen al lado de los usuarios de los centros asistenciales, por lo que los cuidados de enfermería dispensados son fundamentales para contribuir a su pronta recuperación.

Es de suma importancia la intervención de enfermería en la atención directa al usuarios con hipertensión arterial, así como las actividades educativas que realizan estos profesionales, siendo estos cuidados vitales como medio para la recuperación del enfermo, contribuyendo a mejorar la calidad del servicio de enfermería al usuario hipertenso.

Es necesario reducir la morbilidad por hipertensión arterial, ya que constituye un problema de salud pública; siendo necesario aplicar estrategias dirigidas a la prevención de las secuelas que pudieran desprenderse de un manejo inadecuado de esta enfermedad.

Según la Organización Panamericana de la Salud (O.P.S), (1990), "Las enfermedades cardiovasculares, y dentro de ellas la hipertensión arterial, deben ser consideradas como un problema de salud prioritario en la Américas, con enormes repercusiones sociales y económicas". (P. 11).

La enfermera (o), como apoyo necesario del equipo de salud, tiene gran parte de responsabilidad en cuanto a la educación de los enfermos con HTA en lo referido a la prevención de hábitos de salud y autocuidados, ya que brindará a estos usuarios la oportunidad de recibir una mejor atención en relación a la educación para el cumplimiento de sus autocuidados y el cambio en sus hábitos de vida.

Finalmente este estudio se justifica por los aportes realizados a las líneas de investigación desarrolladas por la Escuela de Enfermería de la Universidad del Zulia y por la oportunidad que poseen los investigadores de compartir los resultados de sus hallazgos con todas aquellas personas interesadas en la temática estudiada.

En relación con los alcances de la investigación, el presente trabajo se circunscribirá como ya fue mencionado en su objetivo general a determinar la participación del profesional de enfermería en la promoción de estilos de vida saludables a través del desarrollo de sus actividades educativas, con el fin de proponer la consideración de los elementos que deben tomarse en consideración para optimizar dicha actividad.

En ningún caso se pretende hacer extensivos los resultados obtenidos a otras instituciones de salud del área metropolitana ni del país, pues sólo se tomara la población de profesionales de enfermería que laboran en la Consulta externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño", por lo que la investigación se desarrollará bajo la modalidad de estudio de casos.

En este sentido es necesario acotar que a partir del análisis realizado, sólo se pretende describir los datos que se recolecten a partir de la aplicación del cuestionario que se diseñará, no pretendiéndose en ningún momento el establecimiento de relaciones entre variables, sino la descripción de la situación observada en la Consulta Externa del Hospital Dr. Miguel Pérez Carreño, en relación con las actividades educativas de los profesionales de enfermería para la promoción de estilos de vida saludables en los usuarios de este centro asistencial.

1.4. Limitaciones de la Investigación

En relación con las limitaciones, las mismas hacen referencia, a la disposición de los enfermos con HTA que asisten a la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño", para participar en el estudio. Un aspecto a resaltar lo constituye el nivel educativo de la población participante, lo cual requerirá de un diseño cuidadoso de las preguntas y del lenguaje utilizado con el fin de facilitar la comprensión de los planteamientos hechos a dichos usuarios.

El tiempo constituye una limitante en el desarrollo de la investigación, así como la cantidad de información fidedigna que sobre el desarrollo de las actividades educativas de las enfermeras se lleva en los registros institucionales y demás estadísticas institucionales.

Otro aspecto que ha resultado limitante es el acceso a la bibliografía referida al tema, ya que en relación con la indagación sobre otras investigaciones relacionadas con el tema, ha podido observarse que se abordan predominantemente los cuidados asistenciales, o los factores que influyen en la hipertensión arterial, siendo menos comunes en cuanto a su proporción los estudios referidos a las acciones educativas de los profesionales de enfermería.

1.5. Delimitación de la Investigación

La delimitación temporal y espacial de esta investigación se circunscribirá al Hospital Dr. Miguel Pérez Carreño, ubicado en Bella Vista Caracas, específicamente en la Unidad Clínica de Consulta Externa de este centro asistencial; siendo los enfermos participantes los que padezcan de HTA y asistan a esta dependencia durante el periodo junio- noviembre de 2004.

Capítulo II
Marco Teórico

2.1. Antecedentes

A pesar de que en los últimos cuarenta años, las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, así como la hipertensión arterial, han constituido una de las principales causas de muerte en Venezuela y muchos otros países del mundo, sean considerados estos como desarrollados o en vías de desarrollo, la realización de estudios referidos a las complicaciones y manejo de la enfermedad sustentados en programas de intervención educativa son escasos, razón por la cual se justifica una vez más la necesidad de realizar trabajos en esta línea de investigación.

En este sentido puede destacarse el trabajo realizado por Castro, Rodríguez, Valecillos, Williams, Orta, Martínez, Cabrera, Mendible, Gómez, Ramírez, Meneses y Salazar (1998) quienes realizaron un estudio orientado a establecer la correspondencia existente entre las variables: dieta, ejercicio, disminución de peso y autoestima en la disminución significativa de la hipertensión arterial.

El estudio fue realizado en el Hospital "José Ignacio Baldó", y la población estuvo constituida por un total de 30 niños, los cuales debían presentar un peso para su talla mayor al percentil 75, para su sexo y edad.

Las edades del grupo de estudio oscilaron entre los 6 y 14 años y los niños participaron en talleres de autoestima una vez a la semana durante una hora.

Los resultados indicaron que los individuos que presentaron obesidad, no practicaban ejercicio, y mantenían hábitos de alimentación inadecuados poseían aún desde la niñez una presión arterial superior a los niños delgados que fueron utilizados como sujetos controles.

Pudo demostrar además que, cuando los niños eran sometidos a programas de modificación de hábitos de vida y se mantenían dentro de ellos gracias a el incremento de la autoestima, se observó una disminución significativa en la tensión arterial y en la frecuencia cardiaca.

Los resultados obtenidos permitieron evidenciar además que , los individuos que sufren de hipertensión arterial en la adultez, comienzan a sentar las bases de su enfermedad desde la niñez, mediante la observancia y práctica de hábitos de vida orientados al deterioro de la salud; razón por la cual es imprescindible proponer un programa de prevención de enfermedades hipertensivas y cardiovasculares para atender al individuo desde la niñez y la adolescencia con la finalidad de evitar las complicaciones que se pudieran generar de cuadros clínicos de hipertensión arterial en la etapa adulta del individuo.

Por su parte Garealdat (1999), realizó un estudio con la finalidad de determinar la prevalencia de los factores de riesgo cardiovascular en una población española de hipertensos esenciales. Los resultados obtenidos por este autor indicaron que el 16% de las personas que presentaron cuadros hipertensivos esenciales, habían presentado accidentes evolutivos generalmente de tipo cardiovasculares.

De acuerdo a lo expresado por Garealdat (1999), los factores que demostraron tener mayor prevalencia en la aparición de los trastornos de hipertensión arterial esencial fueron el sedentarismo con un 53%,; la hipercolesterolemia con un 52%; el tabaquismo y la obesidad con un 35% y 32% respectivamente y el consumo de alcohol con un 13%. Concluyen además que se hace necesaria la planificación e implementación de programas de prevención de las complicaciones derivadas de la HTA, pues muchos desconocen la necesidad de modificar sus hábitos de vida y proporcionarse los autocuidados necesarios para prevenir complicaciones.

Como puede observarse una vez más, las investigaciones referidas permiten corroborar la necesidad existente en la actualidad de implementar programas educativos dirigidos a prevenir las complicaciones derivadas del manejo inadecuado de la HTA, razón por la cual se hace necesario determinar la participación de la enfermera en la promoción de estilos de vida saludables para prevenirla y los autocuidados que deben considerar los pacientes hipertensos.

Esta situación cobra especial importancia si se considera que la enfermera por la naturaleza de sus funciones es la profesional del equipo de salud que permanece la mayor parte del tiempo con el enfermo y puede mediante el ejercicio de su rol docente proveer la información necesaria que le permita tomar los correctivos necesarios con la finalidad de evitar complicaciones derivas de un cuadro clínico de HTA.

Tamayo, Jiménez y Hernández (2001), la cual formó parte de un Programa de Intervención Multidisciplinario en Factores de Riesgo Cardiovasculares en Niños y Adolescentes. Esta investigación se fundamento en el estudio desarrollado por estos mismos autores en el año 1992. Los resultados obtenidos podrían resumirse en los siguientes:

1.- Las lesiones arterioescleróticas comienzan en la niñez.

2.- Los factores de riesgo involucrados en el desarrollo de la enfermedad cardiovascular son comunes en la niñez.

3.- Los niños con elevado riesgo lo mantienen en el tiempo

4.- Los hábitos de vida que contribuyen al desarrollo de la hipertensión arterial se inician en la niñez.

Finalmente señalan estos autores que, es necesarios que cualquier integrante del equipo de salud que desee participar en la promoción de estilos de vida saludables y autocuidados dirigidas a prevenir la aparición de la Hipertensión arterial y sus complicaciones debe poseer el siguiente perfil:

1.-Conocer las características bio-psico-sociales del grupo objeto.

2.- Capacidad para trabajar en equipo.

3.- Habilidad para interrelacionarse con el paciente y sus familiares.

4.- Mantener una posición respetuosa ante el paciente.

5.- Sostener una actitud acorde con sus funciones,

Como puede notarse estas características pueden hacerse extensivas al profesional de enfermería que participe en la promoción de estilos de vida saludables dirigidas a prevenir la hipertensión arterial así como las complicaciones que pudieran derivarse para las personas que ya la padece, como consecuencia de la observancia de hábitos de vida inadecuados.

Por su parte, Gandica, Matos, Fragachán y Rodríguez (2001), quienes realizaron una investigación titulada "La Representación Social del Cuerpo y de la Hipertensión Arterial en los Empleados de PDVSA".

Esta investigación fue realizada mediante la selección de diversas personas diagnosticadas como hipertensas en los Servicios Médicos de las diferentes filiales de PDVSA. El grupo participante estuvo constituido por un total de 440 individuos a los cuales se le aplicó un cuestionario para conocer aspectos referidos a las creencias y opiniones sobre su cuerpo, la información sobre sus hábitos personales, las información que manejaban sobre la Hipertensión Arterial, la opinión sobre las características de las personas hipertensas, antecedentes personales y datos sobre sus cifras tensionales.

Los resultados indicaron que en el grupo seleccionado, los individuos que presentaron un mayor índice de HTA, fueron los ubicados e el segmento de edades comprendido entre los 30 y 44 años y poseedores de títulos universitarios. Señalan los autores que, los encuestados no poseían información clara sobre los valores que indican un cuadro de hipertensión arterial, no manejando en algunos casos ni siquiera los valores normales de la tensión arterial.

En cuanto al factor hereditario pudo notarse que el 62% de los encuestados que tenían antecedentes familiares de HTA sufrían la enfermedad, por lo que se corroboró la influencia del factor hereditario en el padecimiento de esta patología.

Gandica y otros (2001), señalan que los pacientes hipertensos en general demostraron prestar menor atención al cuidado del cuerpo que los individuos normotensos, manifestando los primeros un menor grado de satisfacción personal en las actividades de la vida diaria e ignorando la influencia de los factores ambientales relacionados con el estilo de vida adoptado con el desarrollo de esta enfermedad.

Estos resultados son particularmente interesantes para la investigación pues permiten corroborar la importancia de tomar en consideración las creencias y concepciones que poseen los pacientes que padecen de HTA, en el desarrollo de los programas de educación para la salud desarrollados por la enfermera y dirigidos a promover los estilos de vida saludables referidas a la promoción de los hábitos saludables y los autocuidados que deben observar estos pacientes con la finalidad de evitar las complicaciones que pudieran derivarse del manejo inadecuado de la enfermedad.

Aceituno y Abool (2002), realizaron una investigación titulada " Factores de Riesgo Cerebrovascular y Cardiovascular en el Medio rural de la Zona Semiárida, Venezuela".

El estudio estuvo dirigido a determinar los factores de riesgo de hipertensión arterial en los habitantes del Municipio Democracia del Estado Falcón Venezuela. La muestra estuvo constituida por un total de 492 individuos. Los resultados obtenidos indican que aunque la población de esta localidad consumen grasa animal tres veces a la semana, no comen pescado, fuman y toman alcohol simultáneamente y presentan una elevada consanguinidad entre los miembros que habitan este Municipio, la prevalencia de hipertensión arterial es de sólo el 15,2 % de la población, lo cual indica que esta cifra se encuentra por debajo del promedio nacional, lo cual podría sugerir una probable resistencia a estas enfermedades.

Estos autores señalan que a pesar de la situación descrita, el estilo de vida de estos pobladores es susceptible de ser modificado mediante la implantación de programas de salud comunitario, dirigidos a incorporar a la población en general y a los individuos en particular en el mejoramiento de las condiciones de salud existentes en la región.

Tal situación es de especial interés para esta investigación, ya que la enfermera juega un papel determinante en el ofrecimiento de la información sobre los hábitos saludables y los autocuidados que debe ofrecer la enfermera para el mejoramiento de las condiciones de salud de los usuarios que asisten a los centros asistenciales con la finalidad de contribuir al mejoramiento de su calidad de vida, mediante la prevención de los factores de riesgo asociados a la aparición de esta patología y la disminución de las posibilidades de sufrir complicaciones por el manejo inadecuado de esta patología.

Finalmente Laguna Sánchez, Perdomo, Camejo, Dlujnewsky y Hernández (2002), realizaron una investigación titulada "Prevalencia de Factores de Riesgo Cardiovascular en mujeres trabajadoras". Esta investigación fue realizada tomando como muestra un total de 60 mujeres que laboraban en LAGOVEN- Caracas, durante el periodo 1997-2002.

Los resultados obtenidos permitieron concluir que pudo observarse una alta prevalencia de los factores de riesgo cardiovascular en las mujeres trabajadoras especialmente en relación a la presencia de dislipidemia, obesidad/sobrepeso y hábito tabáquico.

Los resultados observados permiten a los investigadoras demostrar una vez más, la necesidad existente en las instituciones de salud de desarrollar programas de educación para la salud dirigidos a los pacientes hipertensos de distintos sexos, haciendo énfasis en la atención y registro de los datos de la población femenina, ya que en la mayoría de los casos de acuerdo a Laguna y otros (2002), el estudio de la hipertensión arterial en individuos del sexo masculino, ha impedido la detección de ciertos factores de riesgo exclusivos del sexo femenino que no han sido estudiados suficientemente.

Es pertinente acotar la importancia que reviste la participación de la enfermera en el desarrollo de estos programas de educación para la salud dirigidos a la promoción de estilos de vida saludables a los usuarios de los centros asistenciales, ya que la enfermera se ha constituido en la profesional del equipo de salud que permanece la mayor parte del tiempo al lado del enfermo, situación que le brinda la oportunidad de establecer comunicación de carácter educativo con los pacientes y sus familiares, ofreciéndole información sobre la importancia de adoptar un estilo de vida sano que le permita la conservación del bienestar físico, mental y espiritual.

2.2. Bases Teóricas

La Participación de la Enfermera en la promoción de estilos de vida saludables dirigidos a evitar complicaciones en pacientes con hipertensión arterial, es de vital importancia, ya que permite proporcionar al paciente, la información necesaria dirigida a contribuir con la toma de conciencia sobre la necesidad de disminuir la práctica de hábitos nocivos de salud, relacionados con el consumo de alcohol y cigarrillo, ingesta de alimentos con alto contenido de grasa, condimentos y sal, así como el fortalecimiento de prácticas de vida favorables como la realización de ejercicios, el consumo de alimentos con alto contenido de fibra, el manejo adecuado del estrés y el descanso adecuado, entre otros.

2.2.1. La Hipertensión Arterial. Aspectos conceptuales

Según Blanco (1997), la hipertensión puede definirse como la "elevación anormal de la presión sistólica en forma crónica, sostenida y permanente, cuyas consecuencias, inicialmente funcionales, son una mayor prevalencia de morbilidad y mortalidad en la población hipertensa por enfermedades cardiovasculares" (p. 64).

En este sentido, Piña y Castillo (1995), señala que en la actualidad la hipertensión se clasifica de acuerdo a sus causas primarias o de acuerdo con la gravedad, siendo el segundo el criterio más utilizado. De acuerdo a estos autores:

... la hipertensión es leve cuando la presión diastólica se encuentra entre los 90 y 104 mm Hg; moderada cuando se encuentra entre los 104 y 115 mm Hg y grave cuando supera los 115 mm Hg. Finalmente es importante destacar que según la O.M.S. la presión arterial de un adulto puede considerarse normal cuando la sistólica es igual o menor a los 140 mm de Hg y la diastólica igual o inferior a 90 mm Hg.(p. 157).

Es importante destacar que de acuerdo a lo expresado por Chávez, (2000), la hipertensión arterial bien sea de origen primario, esencial o desconocida "... se relaciona con factores aterógenos como obesidad, diabetes e hiperlipidemia, con el agravante de que su falta de tratamiento puede reducir la vida de un individuo en 10 o 20 años aproximadamente, razón por la cual es considerada en la actualidad como un problema de salud pública" (p. 345).

Según Brunner y Suddarth (1998):

...el aumento de la presión de la sangre obedece a situaciones específicas, por ejemplo la presión arterial diastólica aumentada se produce por la disminución del diámetro de las arteriolas; las cuales se afectan por estimulación simpática, factores hereditario o aumento de las hormonas vasopresoras en la sangre (p. 423).

En cuanto al aumento de la presión sistólica, esta indica un incremento del gasto cardiaco y la aparición de la hipertensión sistólica, la cual es siempre secundaria.

Es importante destacar que según estos autores existen diversos factores que pueden influir en la variación de la presión arterial, dentro de los que pueden mencionarse el ejercicio, el sueño, la digestión y la hora del día, así como las funciones renales, suprarenales, vascular y neurógena.

De acuerdo a lo expresado por Brunner y Suddarth (1998), la tolerancia de cada individuo hacia la hipertensión arterial varia, sin embargo, se ha podido notar que:

... existe relación directa entre esta y la aparición de ateroesclerosis y arterioesclerosis, así como de la presencia de otros síntomas como lo son el infarto al miocardio, la insuficiencia cardiaca congestiva, la nefrosclerosis, la insuficiencia renal, la cefalea y el daño a nivel del globo ocular" (p.423)

Por las consecuencias precitadas, es importante que se conozca la prevalencia y factores de riesgo que favorecen su aparición, dentro de los que pueden mencionarse:

A.- La ingestión alta de sodio.

B.- El uso de anticonceptivos.

C.- El Sobrepeso.

D.- Ingestión de café, alcohol y cigarrillos.

E.- El sedentarismo.

En este sentido se hace necesario el manejo de los factores de riesgo con la finalidad de disminuir la probabilidad de que esta enfermedad aparezca.

Según Natera (1994), "... el 85% de los hipertensos no presenta síntomas, sin embargo en algunos casos presentan dolores de cabeza, hemorragias nasales, mal carácter y disminución de la vista" (p.215).

Es importante señalar que en la mayoría de los casos, las personas que ignoran que padecen de hipertensión arterial, o no hacen caso de los síntomas que presentan, padecen como primera manifestación seria la trombosis, la cual consiste en la formación de coágulos e infartos, que en muchas oportunidades pueden ser fatales.

En cuanto a la prevención de la hipertensión y su control, la Harvard Healt Letter (1994), señala que "... la dieta es un factor decisivo en su prevención, así como la realización de ejercicios y eliminación del consumo de bebidas alcohólicas, tabaco, alimentos fritos y exceso de trabajo y preocupaciones" (p.56).

En este orden de ideas, este autor indica que la hipertensión arterial requiere de cambios sustanciales en los hábitos de vida por parte de quienes la padecen.

2.2.2. Programa de Prevención y Control de las Enfermedades Cardiovasculares en Venezuela.

A partir del año 1950, Venezuela a través del M.S.A. S, ha promovido dentro de sus actividades a nivel nacional, el Programa de Cardiovascular, en atención a la problemática social que ha generado esta enfermedad a nivel internacional, nacional, regional y local.

Este programa de Cardiovascular, ha intentado redimensionarse en función de las exigencias impuestas por los crecientes cambios que a nivel socio-económico, político y cultural se han dado en Venezuela en los últimos años, es así como a partir del año de 1990, con la implantación de los modelos de descentralización del sector salud, se ha hecho necesario mantener la unidad desde un punto de vista normativo, de ahí que según el M.S.A.S. (1993), se hace necesaria la difusión "...a nivel nacional de los documentos básicos que sirvan de orientación al desarrollo del programa de prevención y control de las Enfermedades Cardiovasculares" (p. 1)

Según el autor anterior, el programa Cardiovascular se plantea mantener el registro central de las enfermedades cardiovasculares en Venezuela con la finalidad de disponer de la información necesaria que permita el establecimiento de una red de información epidemiológica sobre el desarrollo de estas enfermedades, así como el conocimiento del funcionamiento de los servicios de salud, con la finalidad de proponer políticas de salud en el área cardiovascular que permitan la atención integral de este tipo de pacientes.

De acuerdo a lo expresado por el M.S.A.S. (1993), red Programa Nacional Cardiovascular tiene como principal meta " Prestar atención médica oportuna, adecuada y permanente a todas las personas que lo requieran" (p. 7). Para el logro de tal fin, el M.S.A.S., se ha propuesto implementar diversas redes de servicios integrados funcionalmente, por niveles de complejidad de acuerdo a su capacidad para resolver los problemas que presente el usuario del servicio de salud.

En atención a lo anteriormente expuesto se han establecido básicamente tres niveles de atención cardiovascular, que según el M.S.A.S. (1993), son los siguientes:

Tercer Nivel: Comprende los Servicios que cuentan con médico especialista en Cardiología, personal de enfermería técnico con entrenamiento cardiovascular; recursos diagnósticos,-terapéuticos no invasivos, e invasivos en el área cardiovascular, allí se realizan actividades preventivas, asistenciales, y de investigación epidemiológica- clínica cardiovascular.

Segundo Nivel: Abarca los servicios de atención cardiovascular que cuentan con médico especialista en cardiología; personal de enfermería y técnico con entrenamiento cardiovascular y recursos diagnósticos terapéuticos no invasivos; se desarrollan actividades preventivas, curativas y de investigación clínico-epidemiológica cardiovascular.

Primer Nivel:Comprende todos los servicios donde se realizan actividades preventivas, curativas y de investigación clínica y epidemiológica cardiovascular, a cargo del personal médico no especializado en cardiología, "Rehabilitación física, mental y socialmente a las personas incapacitadas cardiovascularmente". (p. 8).

Como puede observarse, en los distintos niveles de atención cardiovascular, la enfermera juega un papel primordial en el desarrollo de las actividades de atención directa al paciente cardiovascular, por ser la profesional del equipo de salud que permanece la mayor parte del tiempo con el usuario de los centros asistenciales y por estar presentes en todos los centros de salud independientemente de que existan especialístas médicos en el área de cardiovascular.

Según el autor referenciado, la participación de los profesionales de la salud en el Programa Cardiovascular se encuentra dirigida a " Fomentar la educación de los enfermos, de sus familiares y de la comunidad, en general" (p. 8). Razón por la cual la enfermera debe mediante el desarrollo de sus actividades educativas, ofrecer la atención referida a la promoción de hábitos de salud, autocuidados y orientaciones al enfermo hospitalizado al egreso del centro de salud que le permitan evitar las complicaciones derivadas del mal manejo de la HTA.

En este orden de ideas, de acuerdo a lo expresado por Díaz (1998), la enfermera juega un papel determinante en el logro de los objetivos propuestos por el programa Nacional Cardiovascular en la atención al enfermo que asiste a los centros de salud.

En relación a las actividades educativas referidas a la atención del paciente con HTA, Díaz (1993), indica que "La profesional de enfermería es elemento indispensable en el desarrollo del programa de lucha contra las enfermedades cardiovasculares (p. 1). En este sentido la enfermera debe proporcionar orientación a los pacientes y sus familiares sobre los autocuidados que debe observar; los temas deben ser expuestos de manera sencilla y de fácil razonamiento para ellos, haciéndoles partícipes activos en los planteamientos y discusiones.

La autora precitada resume las funciones de enfermería en relación a las acciones educativas en el Programa Cardiovascular de la siguiente manera:

Coordinar el desarrollo de planes y programas con el cardiólogo regional y otros miembros del equipo y grupos de la comunidad.

Hacer uso adecuado del sistema de referencia y contrareferencia entre el hospital y los ambulatorios para garantizar la continuidad del cuidado.

Participar en la integración de la atención primaria en salud cardiovascular a la de los servicios locales de salud.

Integrar la participación de la familia y la comunidad en las acciones de prevención de las enfermedades cardiovasculares y de cuidado del enfermo.

Coordinar acciones de salud con otros sectores de la población.

Participar en las actividades de promoción de la salud y prevención de los factores de riesgos cardiovasculares en los servicios y comunidades.

Realizar Jornadas para la detección de casos cardiovasculares en los centros de salud y en las comunidades.

Ejecutar programas de educación para la salud cardiovascular a grupos específicos (comunidad, escuelas, etc.). (p. 1-2).

Como puede observarse la enfermera, mediante el desarrollo de sus labores educativas contribuye de manera significativa con el mejoramiento de la calidad de vida de la población mediante la orientación adecuada a los pacientes con HTA que asisten a los centros dispensadores de salud, contribuyendo a evitar las complicaciones que pueden derivarse del manejo inadecuado de la enfermedad a través de los cuidados de enfermería orientados a la promoción de los estilos de vida saludables mediante la promoción de hábitos de salud, autocuidados y orientaciones ofrecidas al paciente hospitalizado que egresa, sobre la importancia de cumplir con las indicaciones dadas por el médico y la modificación de su estilo de vida.

2.2.3. Participación del Profesional de enfermería en la Promoción de estilos de vida Saludables en Pacientes con Hipertensión Arterial (HTA).

La hipertensión arterial, es una enfermedad que ha ocasionado serios problemas al hombre, ya que en muchos casos es asintomática, lo cual le permite un avance silencioso, aumentando la posibilidad de aparición de complicaciones derivadas de un manejo inadecuado de la enfermedad.

En este orden de ideas, las complicaciones más comunes ocasionadas por el manejo inadecuado de la enfermedad, se relacionan con la ocurrencia de accidentes cardio y cerebro-vasculares, pérdida de la memoria, disminución de la circulación adecuada de la sangre, aparición de lesiones en los ojos por tensión ocular alta, aparición de glaucoma y disminución de la visión entre otras.

Por las razones antes expuestas es de vital importancia la participación del Profesional de enfermería en la promoción de estilos de vida saludables, ya que en la mayoría de los casos son los profesionales del equipo de salud que establecen el primer y último contacto con el pacientes, y que además por la naturaleza del trabajo de asistencial directa permanecen la mayor parte del tiempo al lado del enfermo hipertenso.

La enfermera por la naturaleza de su trabajo posee la posibilidad de establecer relaciones no sólo de tipo asistencial, sino también de carácter educativo mediante el ejercicio de su rol docente, situación que es de vital importancia en el caso del paciente hipertenso, por ser esta una enfermedad que requiere de modificaciones en cuanto a los hábitos de vida y el desarrollo de una conciencia crítica individual que le permita asumir los autocuidados que debe observar, con relación a la dieta, el descanso, la visita al médico, la importancia del ejercicio, el control de los factores de riesgo tales como el uso de medicamentos, anticonceptivos, manejo del estrés, peso, uso de la sal y posición inadecuada del cuerpo sobre todo en cuanto a las extremidades se refiere.

En este particular la participación de la enfermera en la promoción de estilos de vida saludables en pacientes con hipertensión arterial, puede entenderse como el conjunto de actividades de carácter educativo referidas a la promoción de hábitos de salud y autocuidados realizadas por los profesionales de enfermería y dirigidas a los pacientes que sufren de HTA, con la finalidad de evitar las complicaciones más usuales de esta enfermedad.

Según Nordmark y Rohweder (1997), la participación de la enfermera en la promoción de la salud en pacientes hipertensos debe hacer énfasis en los siguientes aspectos:

A.- Importancia de una dieta balanceada y nutritiva durante toda la vida, evitando las frituras y exceso de sal.

B.- Realización de un programa de ejercicio adecuado, evitando el ejercicio agotador sin el entrenamiento y chequeo médico adecuado.

C.- Suficiente descanso y sueño, manejo del estrés y de las situaciones difíciles.

D.- Cambios de posición y movimiento intermitentes, así como evitar estar por largo tiempo de pie.

E.- Evitar el consumo de cigarrillos, alcohol y bebidas estimulantes como el té y el café (p. 171).

La participación de la enfermera en la promoción de hábitos de salud para la prevención de complicaciones en pacientes hipertensos es indispensable, ya que es el Profesional de enfermería quien permanece la mayor parte del tiempo con el paciente, estableciendo en la generalidad de los casos el contacto más amplio no sólo con el paciente, sino también con sus familiares, lo cual le brinda la oportunidad de desarrollar acciones de carácter educativo que favorezca los autocuidados por parte del paciente y contribuyan al restablecimiento del estado de salud en el paciente mediante la toma de conciencia por parte de este de las acciones que favorecen o entorpecen tal recuperación.

2.2.4. Promoción de Hábitos de Salud

La salud bajo la concepción del bienestar integral del hombre implica necesariamente el equilibrio de éste con su medio ambiente. En este sentido Lancaster (1983), al referirse al enfoque ecológico relacionado con la salud comunitaria expresa que:

Su valor reside en la manera de concebir el sistema hombre-ambiente. La Ecología obliga a los profesionales de salud a estudiar el organismo en su totalidad, no sólo sus órganos o aparatos. Describe sistemas y comunidades humanas que necesariamente comprenden a individuo. Un punto de vista lo concibe como un grupo de órganos, ideas y sentimiento encerrados por un límite: el cuerpo. Otro punto de vista afirma que el individuo no es más que un aspecto del sistema mayor: la sociedad ( p. 15).

De acuerdo a la cita referenciada se deduce la importancia que juega la interacción entre el hombre y su medio. Es por ello, que los orígenes de la enfermedad no sólo se hayan en las perturbaciones de los individuos, sino en un sistema mayor como puede ser el ambiente.

En este sentido la promoción de hábitos de salud ayudaría al individuo a establecer relaciones armónicas con su ambiente y a evitar enfermedades tales como la hipertensión arterial, así como las consecuencias derivadas de un mal manejo de esta enfermedad al observar una conducta adecuada que le permitan al hombre adaptarse al medio ambiente; y así, minimizar las posibles alteraciones que puedan afectar su equilibrio.

Según la Organización Mundial de la Salud (1990):

Para mejorar la calidad de la vida no sólo hay que prevenir y tratar la enfermedad, sino además es importante promover el bienestar físico, psíquico y social. Los agentes de atención primaria... pueden desempeñar una importante función a este respecto.(p.273)

Al analizar la cita anterior, puede evidenciarse una vez más la necesidad de promoción de hábitos de salud por parte de la enfermera, que permitan al paciente mejorar su calidad de vida, gracias a la información proporcionada al paciente sobre los hábitos que favorecen la prevención y control de la hipertensión.

Esta promoción de los hábitos de salud por parte de la enfermera juega un papel determinante en el desarrollo de los programas sustentados en la educación para la salud. Según Costa, Benito, González y López (1998) (b), "la educación para la salud, como proceso orientado a la utilización de estrategias efectivas para ayudar a los individuos a adoptar o modificar conductas que mejoren la salud o prevengan problemas de salud...", es un asunto reciente y antiguo a la vez en el ejercicio de la práctica de enfermería, ya que esta profesional actúa como maestra al proporcionar mediante los cuidados de atención directa y el establecimiento de la comunicación terapéutica con el enfermo y sus familiares, la información sobre las medidas preventivas, el manejo de secuelas de una patología determinada permitiendo al usuario de los centros de salud mejorar su calidad de vida mediante la satisfacción de necesidades básicas.

En este orden de ideas Costa, Benito, González y López (1998) (a), señalan que "Con el paso del tiempo y la aparición de enfermedades crónicas que exigen un cuidado más prolongado, y con los cambios en la morbilidad y estilos de vida asociados, la tarea educativa se ha hecho más compleja". (p. s/n). Es por esta razón que la enfermera debe buscar los caminos que le permitan potenciar su rol docente logrando así una máxima efectividad y un mínimo esfuerzo acompañado de una utilización racional de los recursos económicos que dispone.

En este sentido el autor citado señala que:

El desarrollo de guías para preparar al paciente para el autocuidado en casa o en el trabajo, y reducir la probabilidad de reclusión hospitalaria, debería ser una de las áreas de máxima prioridad de los servicios asistenciales, tanto por su componente terapéutico como preventivo y de promoción de la salud. (p. 14)

Como puede observarse la promoción de estilos de vida saludables para la prevención de complicaciones en pacientes con HTA mediante la participación de la enfermera en la educación para la salud, requiere de la búsqueda de alternativas innovadoras que satisfagan no sólo las necesidades de información del paciente, sino también que permitan a la enfermera el desarrollo de sus capacidades creativas, brindándole la oportunidad de crecer profesional y personalmente.

Es importante que la enfermera en el desarrollo de sus actividades educativas, tomen en consideración los factores dependientes del paciente que pueden influir en la efectividad de las acciones desarrolladas por ella. En este particular Costa, Benito, González y López (1998), (a), indican que: "Los mitos y creencias culturales en torno a la salud, así como las atribuciones del paciente, pueden constituir también barreras cognitivas que interfieren también con el desarrollo de ciertos comportamientos saludables". (p. 13)

Conscientes de esta situación, las enfermeras deben tomar en consideración los elementos socio-culturales y ambientales dentro de los cuales se ha desarrollado en individuo, respetando los criterios que el paciente tenga, pero contribuyendo mediante los procesos de formación y coformación propios de la labor educativa a ofrecer la información necesaria que le permita introducir cambios en su estilo de vida que beneficien su salud.

2.2.5. Prevención de la Hipertensión Arterial.

La hipertensión arterial puede ser favorecida por factores de diversas índoles, sin embargo, a pesar de que existen elementos de tipo hereditario que contribuyen a la aparición de la HTA, la mayoría de sus causas se encuentran relacionados de manera directa con los hábitos de vida observados por las personas.

Con respecto a este particular Escobar, Aular y Mejías (1994), señalan que:

...existen factores asociados a la aparición de la hipertensión de tipo no modificable y modificables. Dentro de los primeros se encuentran el sexo, la edad y los antecedentes familiares, mientras que los segundos se refieren a los hábitos alimentarios, la tensión emocional o el estrés, el hábito de fumar, la obesidad/sedentarismo, el colesterol y el alcohol.(p.8)

De manera general puede decirse que la prevención de la HTA, guarda estrecha relación con los hábitos de vida, debiendo prestarse especial atención a los factores de riesgo modificables tales como la dieta adecuada, el descanso, las visitas regulares al médico, la realización de ejercicio, el reconocimiento de los síntomas y la epidemiología, ya que al fin y al cabo son los que pueden manejarse por el individuo y que en todo caso, la eliminación de los mismos podría disminuir en forma significativa la posibilidad de sufrir de HTA. Es por ello que la enfermera mediante la promoción de los hábitos de salud mediante el desarrollo de su función docente puede contribuir de manera significativa a prevenir las complicaciones derivas de la hipertensión, al ofrecer información a los pacientes hipertensos sobre la promoción de hábitos saludables.

Autocuidados

En relación a los autocuidados, es importante señalar que los mismos se refieren a todas aquellas acciones que el individuo emprende por sí mismo y que se encuentran orientada a la prevención de las complicaciones derivadas de una enfermedad, en el caso particular de esta investigación, la promoción de autocuidados por parte de la enfermera, se refiere ala información proporcionada por la enfermera que permita al paciente tomar parte activa y consciente en la prevención de las complicaciones más frecuentes derivadas de un manejo inadecuado de la hipertensión arterial, así como de sus secuelas.

Por lo tanto, la promoción de los autocuidados puede considerarse como un proceso educativo que se basa en los principios de responsabilidad y conciencia de los hábitos que debe conservar el individuo para su bienestar general.

Al respecto Brunner y Suddarth (1998), definen el fomento de los autocuidados como:

El conjunto de actividades que, al acentuar los aspectos positivos ayudan a que la persona haga uso por si misma de los recursos que conservan o mejoran su bienestar general, así como la calidad de su vida. Esto hace referencia a las acciones que realiza el sujeto encaminadas a permanecer sano y que no requiera la participación del personal asistencial. ( p.44)

Es por ello que, si bien es cierto que la participación del equipo de salud se orienta más hacia la acción de tipo asistencial, no deben descuidarse los aspectos de índole educativo, ya que sobre estos se fundamenta la promoción de los autocuidados.

Siendo la enfermera parte del equipo de salud, esta juega un rol relevante en el campo de la educación para la salud. Brunner y Suddarth (op. Cit) indican que:

La enseñanza para el fomento de la salud es indispensable en la asistencia de enfermería, estando dirigida al fomento, conservación y restauración de la salud, así como a la adaptación a los efectos residuales de las enfermedades. ( p.35).

Este último aspecto tratado en la cita anterior es de vital importancia, ya que en muchos casos la aparición de las complicaciones derivadas de un mal manejo de la enfermedad dejan secuelas, con las que el enfermo debe aprender a vivir y a tomar las precauciones necesarias que le permitan evitar mayores complicaciones, objetivo que puede ser logrado a través de la observancia de los autocuidados necesarios.

Prevención de las Complicaciones de la Hipertensión Arterial.

Como ya se ha mencionado la prevención de las complicaciones de la HTA, puede lograrse mediante la modificación de los hábitos de salud y los autocuidados.

En este sentido Escobar, Aular y Mejías (1994), señalan que para reducir las complicaciones asociadas a la HTA deben:

  • Reducirse el consumo de grasas saturadas de origen animal (huevo, manteca, mantequilla, mayonesa, leche queso y piel de pollo)
  • Incluir en la dieta alimentos tales como hortalizas, frutas, granos y cereales, ya que ayudan a disminuir el nivel de colesterol y triglicéridos en la sangre.
  • Disminuir el consumo de carnes rojas e incluir lácteos descremados, pescado, aceite de maíz, ajonjolí, maní, oliva y girasol.
  • Evitar frituras y reducir el consumo de sal.
  • Eliminar alimentos ahumados, embutidos y enlatados, y no abusar del té y del café.
  • La mujer menopáusica debe controlar sus niveles hormonales.
  • Practicar ejercicios regularmente, dormir como mínimo ocho horas, manejar el estrés de manera adecuada, no enojándose, ni preocupándose por pequeñeces.(p. 8)

Un aspecto fundamental para evitar las complicaciones que pueden derivarse de la HTA, esta referido a la terapia medicamentosa, la cual se relaciona con la ingestión en las cantidades y horas reglamentarias de las medicinas recetadas por el doctor, para mantener la tensión arterial dentro de niveles aceptables. Bajo ninguna circunstancia deben obviarse las medicinas destinadas al control de la tensión pues podría sobrevenir accidentes cerebro y cardiovasculares y otras complicaciones serias que podrían ocasionar inclusive hasta la muerte o dejar secuelas de por vida.

Según Díaz (1993), las enfermedades cardiovasculares, y en especial la hipertensión arterial es el resultado de la confluencia de diversos factores, "... razón por la cual la enfermera debe participar de manera activa en la educación del paciente para la prevención de la misma"(p. 36).

En este sentido la autora propone el modelo presentado por Leavell y Clarck, fundamentado en 5 niveles de prevención.

El primer nivel corresponde al fomento de la salud, en él la enfermera proporciona educación sanitaria a toda la población a nivel de ambulatorios, dispensarios, medicaturas, fábricas escuelas y otros.

El segundo nivel lo comprenden las actividades de protección específica, las cuales serán realizadas tomando en consideración los grupos con mayor riesgo y facilitando la realización de exámenes médicos y de laboratorio a las personas más susceptibles de ser afectadas.

El tercer nivel de prevención corresponde al diagnóstico precoz, estas actividades se circunscriben a la detección de signos y síntomas de enfermedades cardiovasculares, así como a la promoción de las consultas médicas y a la motivación de los autocuidados para prevenir las complicaciones.

Las medidas específicas de prevención ubicadas en el cuarto nivel corresponden a la limitación del daño. Mediante estas acciones la enfermera estimula al paciente para que cumpla con las indicaciones médicas, si el enfermo se encuentra en el centro asistencial, presta atención a la valoración de los distintos aspectos del sistema cardiovascular.

Finalmente, en el quinto nivel de prevención se encuentran las medidas específicas de rehabilitación, mediante las cuales el personal profesional de enfermería, proporciona educación, orientación, y apoyo psicológico a los pacientes que han superado crisis iniciales.

En esta fase la enfermera indica al paciente la importancia del control periódico y el mantenimiento de las medidas restrictivas en cuanto a la dieta y el uso del tabaco; aquí se hace énfasis además en la necesidad de motivar al paciente para que adopte un estilo de vida cónsono con las indicaciones dada por el médico.

Como puede notarse el papel de la enfermera en la prevención de las complicaciones en pacientes que sufren de hipertensión arterial es de vital importancia, al disminuir de manera significativa mediante los autocuidados, referidos al uso de medicamentosa y anticonceptivos, disminución del consumo de té, café, cigarrillos y alcohol, uso de la sal, consumo de alimentos convenientes y eliminación de los inconvenientes, manejo del estrés, peso, adopción de posiciones adecuadas y realización de ejercicios, las probabilidades de complicaciones derivadas de cuadros de hipertensión arterial que podrían ocasionar en muchos casos hasta la muerte del paciente debido a las causas que se han venido estudiando a lo largo del desarrollo de este segundo capítulo.

En relación a los autocuidados, la enfermera debe indicar al paciente la importancia del uso de medicamentos y del cuidado que este debe tener al no dejar de tomarlos y ser constante en las horas destinadas a tal fin; debe informarle además la necesidad de consultar al médico sobre el uso de anticonceptivos y los efectos secundarios que esto podría traerle como consecuencia de su estado.

Con respecto a el uso del té, café, alcohol, cigarrillos la enfermera debe propiciar las acciones que permitan al paciente su concientización sobre los efectos nocivos de estas sustancias y las complicaciones que pueden derivarse de su uso, ya que las mismas aumentan la presión arterial y favorecen la aparición de accidentes cerebrovasculares; razón por la cual la enfermera debe indicar al paciente su responsabilidad en la abstención en el uso de tales substancias con la finalidad de resguardar su salud de los efectos producidos por las complicaciones de cuadros de hipertensión arterial como resultado de la inobservancia de los autocuidados en cuanto al uso de sustancias estimulantes.

Como es bien sabido, los autocuidados en relación a la dieta y el consumo de sal son imprescindibles en la prevención de las complicaciones, siendo en muchos casos uno de los factores desencadenantes de las mismas y coadyuvantes en la aparición de complicaciones por el consumo de sal, alimentos ricos en grasas y aumento del colesterol. La enfermera debe indicar al enfermo la necesidad de disminuir los alimentos dañinos y aumentar el consumo de vegetales, carnes blancas, pescado y fibra, ya que estos contribuyen a la disminución de la hipertensión arterial, lo cual debe ir acompañado de una disminución sustancial de la cantidad de sal.

La enfermera debe hacer hincapié en la necesidad que tiene el paciente de observar los autocuidados referidos al manejo del estrés, la realización de ejercicio, el mantenimiento de una posición adecuada y el control del peso, ya que estos son factores que pueden incrementar los niveles de presión cuando no son manejados de forma adecuada.

Un aspecto fundamental que debe considerar la enfermera en el desarrollo de sus actividades educativas se encuentra referido a las orientaciones que se deben ofrecer a los pacientes con HTA que egresan de los centros hospitalarios una vez que han sido dados de alta por el médico cardiólogo tratante.

En este orden de ideas Díaz de Flórez (1993), señala que en el desarrollo de sus funciones educativas la enfermera debe considerar "...la orientación e instrucción que recibe el enfermo al momento de su egreso" (p. 70).

Señala esta autora que la enfermera debe elaborar un plan de egreso al paciente con la finalidad de ofrecer la información necesaria que permita al enfermo observar los estilos de vida saludables con la finalidad de evitar posibles complicaciones. Para ello la enfermera debe en primer lugar revisar la historia médica y las indicaciones dadas por el médico tratante, así como el conocimiento que el enfermo y sus familiares poseen sobre los autocuidados y los cuidados en el hogar que este debe observar con la finalidad de evitar posibles complicaciones derivadas del manejo inadecuado de la HTA.

Es importante destacar que de acuerdo a Holloway (1988), citado por Díaz de Flórez (1993), es importante que la enfermera en las orientaciones de egreso al paciente con HTA, haga énfasis en la necesidad de cumplir con las indicaciones dadas por el médico y referidas a " ... la dieta, la realización de ejercicios, el tipo de vida en el hogar, el descanso, el sueño, los medicamentos ( dosis, horarios y efectos secundarios". (p. 70).

En este sentido, Juall-Carpenito (1994), coincide con los autores anteriores y destaca la importancia de que la enfermera incluya en las orientaciones de egreso la información referida a la necesidad de asistir a un control médico de rutina con la finalidad de evaluar el estado del paciente que padece de HTA. En este sentido, Juall-Carpenito (obra citada), señala que la enfermera debe alertar al paciente con HTA para que asista a la consulta médica en caso de presentar los siguientes síntomas: "Cefalea al despertar, dolor torácico, falta de aire, aumento de peso, cambios visuales, sangramiento nasal frecuente, efectos secundarios de la medicación"(p.81).

Al analizar la información presentada en los párrafos anteriores se corrobora la importancia de las actividades educativas de la enfermera, las cuales no deben limitarse a la instrucción por parte de la enfermera dirigida al enfermo con HTA sobre la promoción de los hábitos de salud y los autocuidados que este debe observar, sino también se evidencia la relevancia de las orientaciones dadas por esta profesional al paciente que egresa del centro de salud, ya que las mismas se encuentran dirigidas a contribuir con la comprensión cabal de las indicaciones dadas por el médico, situación que permitirá disminuir las posibilidad de complicaciones derivadas del mal manejo de la HTA por parte de quien la padece.

Las consideraciones realizadas a lo largo de este capítulo se encuentran dirigidas a proporcionar un sustento teórico a la variable estudiada, así como los elementos sobre los cuales se sustentó el análisis de los resultados con la finalidad de dar respuesta al problema planteado, las preguntas de investigación y los objetivos propuestos.

2.3. Modelos de Enfermería que Sustentan las Actividades Educativas de los Profesionales de Enfermería en la Promoción de Estilos de Vida Saludables en Enfermos con Hipertensión Arterial.

Sin duda alguna, el desarrollo las actividades educativas de enfermera en la promoción de estilos de vida saludables en enfermos con HTA como todo acto de enfermería, se sustenta en una determinada concepción filosófica de la profesión y en un modelo determinado.

En el caso particular del presente estudio, desde le punto de vista de su filosofía, la enfermería es una profesión de servicio orientada a ofrecer un cuidado solidario al paciente y sustentada en una concepción predominantemente humana e interpersonal del proceso, siendo el desarrollo de las actividades educativas uno de los medios que permite al profesional de enfermería la satisfacción de las necesidades del enfermo con HTA desde una perspectiva integral, esto es la consideración del ser humano como un ser bio-psico-social que requiere de la interacción constante con sus semejantes y de la adopción de estilos de vida saludables con el fin de evitar posibles complicaciones que pudieran derivarse del manejo inapropiado de la enfermedad.

En cuanto a la teoría de enfermería que sustenta la relación de ayuda, esta se fundamenta en la teoría Psicodinámica de Peplau; la cual se define de acuerdo a Kozier, Erb y Blais (1999) como " el entendimiento del propio comportamiento para ayudar a otros a reconocer las dificultades que soportan, y la aplicación de los principios de las relaciones humanas a los problemas que surgen durante la experiencia. (p. 58).

El modelo propuesto por Peplau se fundamenta en las teorías interpersonales y psicodinámicas que intentan desarrollar las aptitudes de la enfermera para mantener con los pacientes relaciones de compasión, actitudes de ayuda y cuidados solidarios.

De acuerdo a lo expresado por Kozier, Erb y Blais (1999):

Peplau considera la enfermería como una fuerza en su madurez que se vuelve realidad conforme se desarrolla la personalidad a través de las relaciones educativas, terapéuticas e interpersonales. Las enfermeras participan en una relación personal con un individuo cuando se percibe una necesidad.

Como puede observarse lo expuesto por Peplau coincide con las premisas que sirven de sustento al establecimiento de las relaciones educativas entre el profesional de enfermería y el enfermo con HTA, pues las relaciones que entre ellos se establecen tienen en sí mismas un carácter terapéutico y se sustentan en la interacción desde el punto de vista predominantemente humano, a partir del cual el profesional proporciona los elementos que permiten al paciente la satisfacción de sus necesidades comunicacionales, psicológicas y sociales, mediante el cuidado solidario e interpersonal.

La teoría propuesta por Peplau, según los expresado por Marriner (1999), parte de dos supuestos principales. Estos son a saber: (a) el aprendizaje de cada paciente cuado recibe una asistencia de enfermería es sustancial mente según sea la personalidad del profesional de enfermería que se los proporciones y (b) la profesión de enfermería tiene la responsabilidad legal de hacer un empleo eficaz de la enfermería y de sus consecuencias para los pacientes.

Peplau, en opinión de Marriner (1999), parte del hecho de que el rol docente que cumple la enfermera es una combinación de todos los restantes: rol de liderazgo, rol de sustituto, rol de asesoramiento y rol de persona de recurso.

Los conceptos que se encuentran asociados a la teoría de Peplau son los siguientes: enfermería, persona, salud y entorno.

Para esta teorizante la enfermería es un importante proceso terapéutico interpersonal. Actúa en coordinación con otros procesos humanos que hacen posible la salud de los individuos en las comunidades. En cuanto a su definición de persona, esta autora señala que " la persona es un ser humano al que entiende como un organismo que vive en una situación de equilibrio inestable.

En cuanto a la salud, esta es definida como " un término simbólico que implica un avance de la personalidad y de otros procesos humanos a favor de una vida personal y social, creativa, constructiva y productiva" (p. 340). Por su parte el entorno es definido por Peplau como " las fuerzas existentes fuera del organismo y en el contexto cultural", a partir del cual se adquieren los hábitos, gustos y creencias (p. 340).

Como puede observarse los planteamientos realizados por Peplau, son de particular importancia para el desarrollo de este estudio pues demuestran el valor terapéutico de las relaciones enfermera-paciente, así como la importancia y pertinencia de las relaciones educativas y del rol docente que estos profesionales desarrollan con los enfermos de Hipertensión arterial.

2.4. Sistema de Variables

2.4.1. Variable Nominal

Participación del Profesional de Enfermería en la Promoción de Estilos de Vida Saludables en Pacientes con Hipertensión Arterial.

2.4.2. Definición Conceptual.

Según Brunner y Suddarth (1998), la participación del Profesional de enfermería en la promoción de estilos de vida saludables en pacientes con hipertensión arterial puede definirse como el conjunto de actividades realizados por la enfermera para brindar la información encaminada a acentuar los aspectos positivos derivados de la promoción de los hábitos de salud y autocuidados que debe observar el enfermo de HTA para evitar las complicaciones que puedan derivarse del manejo inadecuado de su enfermedad.

2.4.3. Definición Operacional.

Conjunto de actividades educativas referidas a la promoción de estilos de vida saludables y autocuidados realizados por el profesional de enfermería, dirigidos a los pacientes de la Consulta Externa del Hospital " Dr Miguel Pérez Carreño", ubicado en Bella Vista-Caracas

OPERACIONALIZACIÓN DE LA VARIABLE OBJETO DE ESTUDIO

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior 

Definición de Términos Básicos.

Actividades de Enfermería: Acciones específicas que deben realizarse para ofrecer una atención óptima a los usuarios.

Aprendizaje: Adquisición de conocimientos por parte del paciente destinados a capacitarse, para enfrentar con éxito diferentes situaciones de la vida diaria manteniendo su calidad de vida en un estándar adecuado.

Autocuidado: Acciones desarrolladas por un individuo en pro de su propio beneficio con la finalidad de mejorar su calidad de vida y la de su grupo familiar, mediante la eliminación de riesgos que puedan derivarse de una situación determinada. Estas actividades abarcan la prevención o tratamiento de un estado de salud específico.

Educación en salud: proceso sistemático y deliberado destinado a promover cambios favorables y duraderos en las prácticas preventivas y curativas de salud y en los estilos de vida.

Función Asistencial: Conjunto de actividades realizadas por el Profesional de enfermería en la prestación de los cuidados de atención directa al paciente.

Orientación de Enfermería: Proceso mediante el cual la enfermera ayuda al enfermo hipertenso crónico para que se adapte a su nueva condición de vida.

Prevención: Forma clínica que estudia los procesos de medidas destinados a evitar la aparición y definición de cuadros patológicos.

Paciente Hipertenso: Persona que acuden a los centros dispensadores de salud con cifras tensionales elevadas sobre los límites normales, adquiriendo esta denominación después de ser sometidos a estudios sistemáticos por el personal médico.

Capítulo III.
MARCO Metodológico

3.1. Tipo de estudio

Esta investigación puede clasificarse como descriptivo de acuerdo a su nivel de profundidad. En este sentido de acuerdo a lo expresado por Hernández, Fernández y Baptista, los estudios descriptivos constituyen el punto de partida para el desarrollo de otras investigaciones, ya que su finalidad como lo señala Canales, Alvarado y Pineda (2001), se encuentra orientada a "... determinar "como es" o "como esta", la situación de las variables que deberán estudiarse en una población... la frecuencia con que ocurre un fenómeno... y en quienes, dónde y cuando se esta presentando" (p. 138).

De acuerdo al tiempo de ocurrencia de los hechos y registro de la información esta investigación puede clasificarse como prospectiva y transversal, ya que como lo señalan Canales y otros (op. cit), los hechos se registran según van ocurriendo y no se pretende establecer relaciones entre las variables a partir de la recolección de datos por periodos longitudinales.

3.2. Diseño de la investigación

Este proyecto puede ubicarse según su diseño como una investigación de campo; ya que ".... la recolección de los datos la realiza el investigador en el mismo lugar donde ocurren los acontecimientos con el propósito de describirlos, explicar sus causas y efectos, entender su naturaleza y factores constituyentes o predecir su ocurrencia" ( UPEL, 2003 p.5). En el caso específico del presente estudio los datos se recolectarán en la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño".

3.2. Población

Según Polit (1998), "La población es toda "agregación" o cúmulo de casos, que cumple con un conjunto predeterminado de criterios"(p. 205), establecidos por el investigador. En el caso particular de esta investigación, la población estuvo constituida por todos los pacientes atendidos en la Consulta Eterna del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño", durante el segundo semestre del año 2004, la cual esta constituida por un total de 250 pacientes .

3.2.1. Muestra

La muestra para este estudio fue seleccionado de manera no probabilística tomando como criterios el juicio del investigador y la conveniencia y estará constituida por un total aproximado de 70 pacientes con HTA.

La muestra estará constituida por el 100% de los pacientes que asistan a la consulta Externa del Hospital Dr. Miguel Pérez Carreño" de Caracas, durante el segundo semestre del año 2004, quienes constituyeron la unidad de observación para este estudio. Según Busot (1991), este tipo de muestra es "... ampliamente utilizada en los estudios realizados en ciencias sociales y en medicina, ya que brinda al investigador la posibilidad de escoger sólo los sujetos que cumplan con las características específicas que deseen estudiarse de acuerdo al problema estudiado" (p.292).

La muestra no probabilística de acuerdo al autor precitado, excluye la utilización del azar como método de escogencia, siendo su uso ampliamente aceptado en los estudios de corte descriptivo y en diseños fundamentados en estudios de casos.

Como ya se mencionó, los criterios a utilizarse para la escogencia del grupo de estudio se refieren al juicio del investigador y la conveniencia.

De manera general, puede decirse que el juicio del investigador estuvo representado en esta oportunidad por la existencia de las siguientes características en los individuos seleccionados: (a) ser atendidos en la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño" y (b) ser pacientes que presenten un cuadro de hipertensión arterial.

En cuanto a la conveniencia, esta se relaciona con la disposición de los pacientes para participar en el estudio; ya que como lo indica Briones (1998), "... en los estudios con humanos, la disposición de los sujetos a participar es un factor determinante para el éxito de la investigación" (p. 125).

3.3. Técnicas e Instrumentos para la Recolección de Información

3.3.1. Técnicas de Recolección de Información

Según Canales (2003), los métodos y técnicas de recolección de datos hacen referencia a la manera en la cual se recaudará la información. Esto implica necesariamente la consideración de "...la manera como se establecerá la relación del investigador con el consultado" (p. 161); mientras que los instrumentos son los mecanismos o soportes físicos donde el investigador registra los datos obtenidos de la aplicación de los métodos y técnicas de recolección de datos.

Para los efectos de esta investigación, el método de recolección de datos fue el cuestionario el cual consiste según Canales (1994) en "la aplicación de un instrumento o formulario impreso, el cual se orienta a recabar la información sobre el problema de estudio y que el consultado llena por si mismo"(p. 165).

3.3.2. Instrumentos para la Recolección de Datos

En lo referente al instrumento de recolección de datos, este consistió en un formulario elaborado con base a la variable objeto de estudio y a las características de la muestra a la que fue aplicado. A continuación se describe el instrumento que se utilizó para el desarrollo de esta investigación:

  • Cuestionario para la Determinación de la Participación del Profesional de enfermería en la Promoción de Estilos de vida Saludables a Pacientes con Hipertensión Arterial.

Este instrumento constó de un total de 36 ítems, los cuales estuvieron dirigidos a recolectar la información referida a las variables Promoción de Estilos de Vida Saludables y Autocuidados en sus dimensiones Prevención de la Hipertensión y Prevención de Complicaciones respectivamente.

Los items del 1 al 15 se encuentran orientados a recolectar la información sobre la variable promoción de estilos saludables en su dimensión prevención de la hipertensión. Mientras que los ítems del 16 al 36 se relacionan con la variable autocuidados en su dimensión control de complicaciones.

El instrumento en cuestión fue elaborado con base en un formato tipo Likert, modificado pues presenta al encuestado tres alternativas de respuesta posibles identificadas con los número 3; 2 y 1, las cuales se encuentran acompañadas de una palabra descriptiva. El número 3 corresponde a la apreciación cualitativa de siempre; el número 2 de algunas veces y el número 1 de Nunca.

3.4. Validez de los Instrumentos:

Según Lárez (1997), "la validez de un instrumento se refiere a la correspondencia existente entre la variable que el instrumento pretende medir y lo que realmente mide" (p. 26), permitiendo este criterio al investigador determinar hasta que punto la información recolectada servirá para esclarecer los elementos presentes en el problema de investigación planteado.

La validez del instrumento a utilizarse se determinó mediante el juicio de expertos, para lo cual se realizaron consultas a expertos en el área de la metodología de la investigación y en el campo de la enfermería. Para ello se acompañarán los instrumentos con sus respectivas tablas de especificaciones y con el problema y los objetivos de estudio. Se solicitará a los expertos que realicen cualquier observación no sólo en lo referente a la correspondencia del instrumento con lo que se pretende medir, sino también en cuanto a la redacción y claridad de los ítems, así como en lo relacionado con las opciones de respuesta.

Devueltas la observaciones por los expertos se procedió a incorporar las recomendaciones realizadas con la finalidad de aumentar la calidad de los instrumentos, no sólo en su contenido sino también en su constructo.

3.5. Confiabilidad de los Instrumentos:

La confiabilidad del instrumento se hará mediante la prueba denominada Alpha de Cronbach, la cual presenta la ventaja según Hernández, Del Pilar y Fernández (1994), de "...requerir una sola aplicación del instrumento para calcular la confiabilidad del mismo". (p.368). En este sentido el valor se expresará en un rango de 0 a 1, enb donde mientras más se acerque a 1 el valor obtenido, mayor podrá considerarse la confiabilidad.

3.5. Procedimientos para la Recolección de Información

Los pasos a seguir para la recolección de información serán los siguientes:

1.- Se enviará correspondencia al Jefe de la Unidad Clínica de Consulta Externa del Hospital " Dr. Miguel Pérez Carreño" , en la cual se solicitará su autorización para la realización del estudio. Posterior a la aprobación de la Jefatura del Departamento de Enfermería se estableció contacto con el personal de supervisión y se pedirá su colaboración en permitir la aplicación de los instrumentos de recolección de datos a los pacientes de esta Unidad Clínica.

2.- Luego se aplicarán los instrumentos de recolección de datos a los pacientes de la Unidad Clínica de Consulta Externa, seleccionados como Unidad Muestral.

3.- Una vez aplicado el instrumento se procederá a la tabulación y categorización de los datos para su posterior análisis.

4.- Después de organizada la información recolectada se procederá al análisis de la misma para lo cual se tomará en consideración las dimensiones de la variable estudiada, así como los objetivos formulados, procedimiento que finalizará con la elaboración del informe final de investigación.

Técnicas de Tabulación y Análisis.

De acuerdo al tipo de investigación, los resultados serán analizados de manera descriptiva, para lo cual se utilizarán estadísticos simples tales como el porcentaje, el promedio de respuestas y otros.

Los datos obtenidos de la aplicación del instrumento a los pacientes que asistan a la Unidad Clínica de Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño", por haber sido construido este, bajo la modalidad de escala tipo likert, serán analizados con base en la diferencia de puntuación obtenida y a la condición de los ítems, siguiendo el procedimiento propuesto por Hernández, Fernández y Baptista (1998).

Para ello se procederá a determinar el mayor puntaje hipotético, el menor puntaje hipotético y el puntaje real, por cada uno de los ítems y partes en los que había sido dividido el formulario.

El cálculo de los puntajes mencionados en el párrafo anterior, se realizará utilizando la siguiente fórmula PT/NT, dónde PT= puntuación total de la escala y NT= número de afirmaciones.

Una vez obtenidos estos resultados se procederá a fijar los valores con base en la escala utilizada. En este caso en particular, como la escala será establecida de 1 a 3, los resultados se interpretarán con base en la misma, pues mientras más cerca estén los valores al 3, esto podrá interpretarse como una mayor participación del Profesional de Enfermería en la promoción de los estilos de vida saludables y autocuidados brindados a los pacientes con hipertensión que asisten a la Unidad Clínica de Consulta Externa del Hospital " Dr. Miguel Pérez Carreño" con la finalidad de evitar complicaciones derivadas del mal manejo de la enfermedad.

Con la finalidad de establecer una relación cualitativa entre los puntajes derivados de las respuestas dadas por los pacientes y la participación de los profesionales de enfermería, se aplicará la siguiente escala.

Escala cualitativa para establecer la participación de los profesionales de enfermería en la promoción de estilos de vida saludables destinados a prevenir complicaciones por hipertensión arterial (HTA), en los usuarios de la Consulta externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño".

Escala

Participación del Profesional de enfermería en el establecimiento de la relación de ayuda

  • 1,00 a 1,49
  • 1,50 a 1,99
  • 2,00 a 2,49
  • 2,50 a 3,00
  • Muy baja
  • Baja
  • Media
  • Alta

Para ver la explicación seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Capítulo IV.
ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS

A continuación se presenta el análisis y discusión de los resultados obtenidos de la aplicación del instrumento de recolección de datos aplicado a los enfermos de Hipertensión Arterial que asistieron a la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño" durante el periodo comprendido entre junio- noviembre de 2004. La información se ha organizado con base en las dimensiones e indicadores de la variable objeto de estudio, con el fin de dar respuesta a los objetivos planteados. En los cuadros 1 y 2 se incluyen los aspectos referidos a la participación de los profesionales de enfermería en relación con la promoción de los estilos de vida saludables referidos a la prevención de la Hipertensión Arterial.

Cuadro 1.

Participación del Profesional de Enfermería en la Prevención de la Hipertensión a partir de la Información acerca de la Dieta, Descanso, Visitas al Médico y Ejercicios proporcionada a los pacientes que acuden a la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño" durante el periodo comprendido entre junio- noviembre de 2004.

Para ver el cuadro y la explicación seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Cuadro 2.

Participación del Profesional de Enfermería en la Prevención de la Hipertensión a Partir de la Información Acerca de los Factores de Riesgo, los Síntomas y la Epidemiología Proporcionada a los Pacientes que Acuden a la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño" Durante el Periodo Comprendido entre junio- noviembre de 2004.

Para ver el cuadro y la explicación seleccione la opción "Descargar" del menú superior

La situación descrita llama la atención y estimula la reflexión en los autores del presente estudio quienes consideran que la participación activa de los profesionales de enfermería en la prevención de la Hipertensión Arterial a partir de la información acerca de los factores de riesgo, los síntomas y la epidemiología resultan de particular interés para mejorar la atención de enfermería que se ofrece a los usuarios de la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño", incrementando la posibilidad de incorporar al paciente en el cumplimiento de los autocuidados que por la patología que padece requiere promoviendo de esta manera el incremento de su calidad de vida a través del manejo eficiente de su enfermedad.

Cuadro 3.

Participación del Profesional de Enfermería en la Prevención de Complicaciones Asociadas a la Hipertensión Arterial a Partir de la Información Acerca del Uso de Medicamentos, Anticonceptivos, Té, café, Alcohol, Cigarrillos y Alimentos, Proporcionada a los Pacientes que Acuden a la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño" Durante el Periodo Comprendido entre junio- noviembre de 2004.

Para ver el cuadro y la explicación seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Los resultados reportados evidencian una vez más la necesidad existente en la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño" de que los profesionales de enfermería adscritos a esta Unidad Clínica incremente su participación activa en la promoción de estilos de vidas saludables dirigidos a la prevención de complicaciones derivadas del manejo inadecuado de la Hipertensión Arterial.

En este orden de ideas es conveniente recalcar la importancia de los autocuidados relacionados con los aspectos referidos con uso de medicamentos, anticonceptivos, té, café, alcohol, cigarrillos y alimentos, por ser estos de vital importancia para la prevención de complicaciones que pudieran ocasionar secuelas transitorias y permanentes capaces de disminuir las capacidades requeridas por los enfermos de HTA para el desarrollo de sus actividades cotidianas.

Cuadro 4.

Participación del Profesional de Enfermería en la Prevención de Complicaciones Asociadas a la Hipertensión Arterial a Partir de la Información Acerca del Manejo del Estrés, Indicaciones del Médico, Dieta, Ejercicio y Tratamiento, Proporcionada a los Pacientes que Acuden a la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño" Durante el Periodo Comprendido entre junio- noviembre de 2004.

Para ver el cuadro y la explicación seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Al igual que en los cuadros anteriores, se observa la necesidad de que los profesionales de enfermería adscritos a la Unidad Clínica de Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño" incrementen su participación en el desarrollo de sus actividades educativas para de esta manera proporcionar una mayor calidad en la atención de enfermería que reciben los pacientes hipertensos que acuden a esta consulta.

Cuadro 5.

Participación del Profesional de Enfermería en la Prevención de Complicaciones Asociadas a la Hipertensión Arterial a Partir de la Información Acerca del Manejo del Estrés, Indicaciones del Médico, Dieta, Ejercicio y Tratamiento, Proporcionada a los Pacientes que Acuden a la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño" Durante el Periodo Comprendido entre junio- noviembre de 2004.

Para ver el cuadro y la explicación seleccione la opción "Descargar" del menú superior

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Una vez realizado el análisis y discusiones de los resultados se presentan las conclusiones y recomendaciones derivadas de la investigación desarrollada.

Conclusiones:

En relación con la participación de los profesionales de enfermería adscritos a la Consulta externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño", ubicado en Bella Vista-Caracas" en la promoción de estilos de vida saludables en pacientes con hipertensión arterial pudo determinarse los siguiente:

1. La participación de los profesionales de enfermería en relación con la prevención de la hipertensión a partir de la información acerca de la dieta, descanso, visitas al médico y ejercicios puede considerarse como "media", de acuerdo a la general obtenida de 2,04.

2. En relación con la prevención de la hipertensión a partir de la información acerca de los factores de riesgo, los síntomas y la epidemiología proporcionada a los pacientes que acuden a la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño", la participación de los profesionales de enfermería en Durante el Periodo Comprendido entre junio- noviembre de 2004, puede considerarse como "baja", pues la general obtenida fue de 1,89.

3. En cuanto a la participación de los profesionales de enfermería en la prevención de complicaciones asociadas a la hipertensión arterial a partir de la información acerca del uso de medicamentos, anticonceptivos, té, café, alcohol, cigarrillos y alimentos, puede considerarse de acuerdo al valor general de la de 2,12, como "Media".

4. Con respecto a la participación del profesional de enfermería en la prevención de complicaciones asociadas a la hipertensión arterial a partir de la información acerca del manejo del estrés, indicaciones del médico, dieta, ejercicio y tratamiento, la misma puede considerarse como "media" de acuerdo a la general obtenida de 2,02. En este sentido es importante destacar que el valor de 2,02 obtenido se encuentra muy cercano al de la categoría anterior, la cual corresponde a la de "baja".

5. En el caso específico de la participación del profesional de enfermería en la prevención de complicaciones asociadas a la hipertensión arterial a partir de la información acerca del manejo del estrés, indicaciones del médico, dieta, ejercicio y tratamiento, las misma puede considerarse como "baja", ya que la general obtenida de fue de 1,83.

Los resultados obtenidos permiten concluir que existe la necesidad de que los profesionales de enfermería incrementen su participación activa, en el desarrollo de las actividades educativas dirigidas a las prevención de la hipertensión arterial, así como a la prevención de complicaciones, con la finalidad de proporcionar una atención de enfermería de calidad a los usuarios de la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño", que padecen de Hipertensión Arterial. Tal situación permitiría entre otras cosas prevenir complicaciones que pudieran generar secuelas transitorias y permanentes por el manejo inadecuado de la hipertensión en los pacientes que la padecen, así como mejorar su calidad de vida mediante el seguimiento de estilos de vida saludable y de autocuidados que le permitan cumplir de manera consecuente con el desarrollo de sus actividades cotidianas.

Para optimizar esta participación de los profesionales de enfermería en la promoción de estilos de vida saludable, es imprescindible que estos profesionales tomen conciencia sobre la responsabilidad que implica el ejercicio de la enfermería y los diversos roles que deben cumplirse, sobre todo si se toma en consideración que son éstos, los miembros del equipo de salud que permanecen la mayor parte del tiempo con los usuarios de los centros de salud y entran en contacto con los enfermos y familiares, debiendo aprovechar cualquier oportunidad para ofrecer la información por estos requeridas para la prevención de complicaciones que pudieran derivarse del manejo inadecuado de la HTA.

Recomendaciones:

A las Autoridades del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño": Diseñar e implementar planes de formación continua dirigidos a la actualización de los profesionales de enfermería que le permitan adquirir las habilidades y destrezas conceptuales, procedimientales y actitudinales que necesita para optimizar su función educativa en relación con la promoción de estilos de vida saludable en los pacientes con HTA que son atendidos en este centro de salud.

De igual manera se sugiere a las autoridades prever los recursos económicos, espacio físico y demás materiales requeridos por los profesionales de enfermería, para el desarrollo de sus actividades educativas, incorporándolas en las programaciones de la Coordinación Docente de la Unidad Clínica de Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño" de Caracas.

A los profesionales de enfermería:

Reflexionar acerca de la importancia de la promoción de estilos de vida saludable para la prevención y manejo adecuado de la HTA, sobre todo si se toma en consideración las características propias de esta patología y las complicaciones que pudieran derivarse del incumplimiento de los autocuidados que quienes la padecen deben seguir.

De igual manera se sugiere a los profesionales de enfermería elaborar una planificación que contemple diversas actividades de carácter educativo: carteleras, charlas, videos, cine foro, conferencias dirigidas a los usuarios hipertensos de la Consulta Externa con el fin de informarles de manera sistemática sobre la manera de seguir estilos de vida saludables y cumplir los autocuidados con el fin de mejorar su calidad de vida.

Es importante que los profesionales de enfermería, participen de manera activa en los programas de formación continua que se le ofrezcan con el fin de actualizarse y cumplir con mayor facilidad las actividades educativas que forman parte de los cuidados de enfermería integrales que deben ofrecerse a los pacientes hipertensos .

Referencias Bibliográficas

Aceituno, H. Abool, M. (2002). Factores de Riesgo Cerebrovascular y Cardiovascular en el medio Rural de la Zona Semiárida, Venezuela. Avances Cardiológicos 18: (2) pp. 27-32.

Blanco, P. (1987). La Hipertensión Arterial: Causas y Consecuencias. Colombia: Ediciones Interamericanas. Textos técnicos y científicos.

Briones, G. (1989). Técnicas de Investigación Aplicadas a la Educación y a las Ciencias Sociales. Tercera Edición. Programa Interdisciplinario de Investigación . Chile.

Brunner y, Suddarth. (1998). Manual de Enfermería . Cuarta Edición. Tomo II. México: Editorial Interamericana.

Busot, A.. (1991). Investigación Educativa. Universidad del Zulia. Maracaibo-Venezuela.

Canales, F y Pineda, E. (1994). Metodología de la Investigación. Editorial OPS. Washigton, E.U.A. Reimpresión. Imprenta Universitaria. Universidad Central de Venezuela.

Castro, P. Rodríguez, E., Valecillos, E.,Williams, P., Orta J, Martínez, L., Cabrera, T., Mendible, A., Gómez, N., Ramirez, E., Meneses, P., Salazar, A. (1998). Programa de Intervención Multidisciplinaria en Factores de Riesgo Cardiovascular en Niños y Adolescentes. Complejo Hospitalario "Dr José Ignacio Baldó". Servicio de Cardiología. Caracas-Venezuela. Material mimiografiado.

Chávez, Y. (2000). Cardiología. Tomo II. México: Editorial Panamericana

IV Congreso Venezolano de Medicina Interna. (1988). Sociedad Venezolana de Medicina Interna XXX Aniversario: Trabajos Libres. Valencia: Venezuela.

Costa, M., Benito, A., González J.L. y López, E. (1998) (a). Educación Sanitaria de Pacientes: El Autocuidado. Centro de Promoción de la Salud de Tetuán-Madrid.

Costa, M., Benito, A., González J.L. y López, E. (1998) (b). La Educación Para la Salud: Aportaciones de la Psicología de la Salud. Centro de Promoción de la Salud de Tetuán-Madrid.

Díaz, I.(1998). Funciones de enfermería en el Programa Cardiovascular: Nivel Regional-DistritalOperativo. Material mimiografiado. Hospital "Dr. José Ignacio Baldó". Supervisora Nacional de Cardiovascular.

Díaz, R. (1993). Módulo de Enfermería Médica Quirúrgica I. Iera Versión. Colegio Universitario de Los Teques "Cecilio Acosta".

Escobar, R., Aular, A., Mejías, F. (1994). Cuida tu Corazón. Ediciones Divulgativas: Salud y Nutrición nº 11. Edición Conjunta de la Biblioteca Nacional, Instituto Nacional de Nutrición, Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, Ministerios de Sanidad y Asistencia Social. Impresión patrocinada por el Ibstituto Nacional de Nutrición.

Garealdat, L. (1999). Prevalencia de factores de riesgos cardiovasculares en una población de hipertensos esenciales. Revista Española de Cardiología. Volumen 46 nº 10.

Garnica, C., Matos, R., Fragachán, F., y Rodríguez, P. (1997). La Representación Social del Cuerpo y de la Hipertensión Arterial en Empleados de PDVSA. Unidad de Hipertensión Arterial/ Hospital Universitario de Caracas. Facultad de Medicina. U.C.V. Caracas.

Harvard Health Letter. (1994). La Arterioesclerosis un Nuevo Horizonte. Artículo Públicado en el Diario de Caracas Año II nº 75, Fecha: 12-02-94

Hernández, R, Fernández, C. y Baptista, P.(1994). Metodología de la Investigación. México: McGraw-Hill Interamericana.

Juall- Carpenito, N.(1994). Planes de Cuidado y Documentación en Enfermería. Primera Edición. Madrid- España: Interamericana.

Lancaster, E. (1983).Programa de Enfermería Comunitaria en Salud Mental. Principios del enfoque ecológico de atención comunitaria. Ministerio de sanidad y Asistencia Social. División de Salud Mental. Caracas: Venezuela.

Laguna, E., Sánchez, A., Perdomo, A., Camejo, C., Dlujnewsky, Hernández N., (2002). Prevalencia de Factores de Riesgo Cardiovascular en Mujeres Trabajadoras. Avances Cardiológicos 18: (2) pp. 40-44.

Lárez, H. (1997). Guía Operacional de Metodología de la Investigaciòn. Material Mimiografiado preparado para el curso de Metodología de la Investigación para profesionales de la Enfermería. ASDIN. Asesoramiento en Didáctica e Investigación.

M.S.A.S. (1995). Política de Salud en Venezuela. OPS/OMS. Caracas:

M.S.A.S. (1994). Anuario y Estadística del Número de Casos de Enfermedades Cardiovasculares en Venezuela: Prevalencia en la Población. Caracas: Venezuela.

M.S.A.S. (1993). Documentos Fundamentales del Programa de Prevención y Control de las Enfermedades Cardiovasculares en Venezuela. Material Mimiografiado preparado por el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social. Caracas: Autor.

Nordmark-Rohweder (1997). Bases Científicas de la Enfermería. 3ra Edición. Mexico.

Natera, B. (1994). La Hipertensión Arterial: un Enemigo Silencioso. Suplemeto médico de salud. Diario de Caracas. Nº 15. 23-4-94.

O.M.S. (1990). La Hipertensión Arterial como Problema de Salud Comunitaria. Seme Paltex para ejecutar el programa de salud nº 3.

O.P.S. (1992). El tratamiento de la Hipertensión Arterial. Vol 112 nº 6. Publicación de la Organización Panamericana de Salud. Venezuela.

Paz, M. y García, M. (1994). Administración de Servicios de Enfermería. Barcelona- España: Ediciones Científicas y Técnicas.

Piña E, y CastilloM. (1995). Concentración Clínica de Efermería en Areas Críticas. Material Instruccional. Escuela Experimental de Enfermería. Universidad Central de Venezuela. Segunda Versión.

Polit, D. (1994). Investigación Científica en Ciencias de la Salud. México: Ediciones Interamericana.

Roemer, M. y Montoya, A. (1988). Evaluación y Garantía de la Calidad en la Atención Primaria de Salud. Publicación de la Organización Mundial de la Salud. Ginebra.

Tamayo, G., Jimenez, P., Hernández, J. (2001). Factores de riesgo Cardiovasculares en Niños y Adolescentes. Departamento de Cardiología del Hospital General "Dr José Ignacio Baldó". Material Mimiografiado.

Vasquez, M. (1996). Intervención de Enfermería en la atención a los Usuarios con Hipertensión Arterial. Material Mimiografiado. Trabajo de Investigación centro de atención a pacientes Hipertensos del Hospital "Dr José Ignacio Baldó".

ANEXOS

UNIVERSIDAD DEL ZULIA

FACULTAD DE MEDICINA

ESCUELA DE ENFERMERÍA

PROGRAMA ESPECIAL DE PROFESIONALIZACIÓN

DE ENFERMERÍA EN SERVICIO

CUESTIONARIO DIRIGIDO A DETERMINAR LA PARTICIPACIÓN DE LA ENFERMERA, EN LA PROMOCIÓN DE ESTILOS DE VIDA SALUDABLES EN PACIENTES CON HIPERTENSIÓN ARTERIAL.

PRESENTACIÓN:

El instrumento que se muestra a continuación tiene por finalidad recolectar la información referida a la participación de la enfermera en la promoción de los estilos de vida saludables proporcionados a los enfermos con Hipertensión Arterial atendidos en la Consulta Externa del Hospital "Dr. Miguel Pérez Carreño" de Caracas.

Esta investigación ha sido desarrollada con la finalidad de cubrir el requisito correspondiente a la elaboración del trabajo especial de grado, para optar al título de Licenciado en Enfermería, razón por la cual le solicitamos su mayor objetividad al responder a los planteamientos formulados.

Los datos obtenidos son de carácter confidencial y se utilizarán para el desarrollo de este trabajo. Agradeciendo la receptividad brindada,

Las Investigadoras.

Instrucciones Generales

  1. Lea cuidadosamente los planteamientos antes de contestar.
  2. En caso de duda consulte con los investigadores.
  3. Asegúrese de tener claro el contenido del planteamiento antes de responder.
  4. Conteste de manera objetiva a los planteamientos formulados.
  5. Asegúrese de contestar todos los planteamientos que se indican en el instrumento.
  6. Para cada ítem marque con una "x" una sola casilla.

La ESCALA NUMÉRICA que indica la frecuencia con la cual estas actividades han sido realizadas por el encuestado es la siguiente:

3- Siempre: cuando el profesional de enfermería constantemente le informe sobre los aspectos considerados.

2- Algunas veces: cuando el profesional de enfermería le proporciona la información sobre el aspecto considerado de manera frecuente.

  1. Nunca: cuando el profesional de enfermería no le ofrece la información sobre el aspecto considerado.

Para ver el cuadro seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Referencias Bibliográficas

Aceituno, H. Abool, M. (2002). Factores de Riesgo Cerebrovascular y Cardiovascular en el medio Rural de la Zona Semiárida, Venezuela. Avances Cardiológicos 18: (2) pp. 27-32.

Busot, A.. (1991). Investigación Educativa. Universidad del Zulia. Maracaibo-Venezuela.

Costa, M., Benito, A., González J.L. y López, E. (1998). Educación Sanitaria de Pacientes: El Autocuidado. Centro de Promoción de la Salud de Tetuán-Madrid.

Costa, M., Benito, A., González J.L. y López, E. (1998). La Educación Para la Salud: Aportaciones de la Psicología de la Salud. Centro de Promoción de la Salud de Tetuán-Madrid.

Díaz de Flórez, R.(1993). Módulo sobre Enfermería Médico Quirúrgica. Colegio Universitario de los Teques "Cecilio Acosta". Los Teques. Edo Miranda.

Díaz, I.(1998). Funciones de enfermería en el Programa Cardiovascular: Nivel Regional-DistritalOperativo. Material mimiografiado. Hospital "Dr. José Ignacio Baldó". Supervisora Nacional de Cardiovascular.

Juall- Carpenito, N.(1994). Planes de Cuidado y Documentación en Enfermería. Primera Edición. Madrid- España: Interamericana.

García, M. (1996). Guía Metodológica para la Investigación. Material Mimiografiado preparado para la Asignatura Metodología de la Investigación de la Maestría en Educación ambiental. Universidad Pedagógica Experimental Libertador.

M.S.A.S. (1993). Documentos Fundamentales del Programa de Prevención y Control de las Enfermedades Cardiovasculares en Venezuela. Material Mimiografiado preparado por el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social. Caracas: Autor.

Laguna, E., Sánchez, A., Perdomo, A., Camejo, C., Dlujnewsky, Hernández N., (1998). Prevalencia de Factores de Riesgo Cardiovascular en Mujeres Trabajadoras. Avances Cardiológicos 18: (2) pp. 40-44.

Lárez, H. (1996). Guía Operacional de Metodología de la Investigaciòn. Material Mimiografiado preparado para el curso de Metodología de la Investigación para profesionales de la Enfermería. ASDIN. Asesoramiento en Didáctica e Investigación..

UPEL (1990). Manual de Trabajos de Grado y Tesis Doctorales .Universidad Pedagógica Experimental Libertador. Vicerrectorado de Investigación.

2.3. Sistema de Variables

Participación del Profesional de enfermería en la Promoción de Estilos de vida Saludables en pacientes con hipertensión arterial.

Operacionalización de la Variable

Definición Conceptual.

Según Brunner y Suddarth (1998), la participación del Profesional de enfermería en la promoción de estilos de vida saludables en pacientes con hipertensión arterial puede definirse como el conjunto de actividades realizados por la enfermera para brindar la información encaminada a acentuar los aspectos positivos derivados de la promoción de los hábitos de salud y autocuidados que debe observar el enfermo de HTA para evitar las complicaciones que puedan derivarse del manejo inadecuado de su enfermedad.

Definición Operacional.

Conjunto de actividades educativas referidas a la promoción de estilos de vida saludables y autocuidados realizados por el profesional de enfermería, dirigidos a los pacientes de la Consulta Externa del Hospital " Dr Miguel Pérez Carreño", ubicado en Bella Vista-Caracas

Dedicatoria

A Dios Todopoderoso, por darnos la sabiduría necesaria para culminar esta meta académica y permitirnos enaltecer esta noble profesión como lo es la enfermería.

A nuestros familiares, por el apoyo incondicional ofrecido durante nuestros estudios, por permitirnos la oportunidad de crecer intelectual y profesionalmente y seguir contando con su amor y comprensión, aunque eso significase en algunos casos, sacrificar parte del tiempo que por derecho les correspondía... gracias por estar siempre allí.

Xiomara, Oscar, Inés, Beatriz, Mery, Victoria,

Reconocimiento

Sin duda alguna, la elaboración de un trabajo especial de grado, requiere de la participación de diversas personas, quienes hacen posible la obtención de una investigación de calidad.

Es por ello que queremos expresar nuestro mas sincero agradecimiento a todas aquellas personas que han contribuido a la culminación de este trabajo, de manera especial a la Licenciada Celina Lárez.

A los profesores de la Universidad del Zulia adscritos al Programa Especial de Profesionalización de Enfermería en Servicio, quienes con sus valiosos conocimientos han contribuido a nuestra formación profesional.

A todos, mil gracias...

Xiomara, Oscar, Inés, Beatriz, Mery, Victoria,

 

 

Autor:

Barreto, Xiomara

Fermín, Oscar

Galue, Inés

Garadot, Beatriz

Mogollón, Mery

Ríos, Victoria

Asesor Académico:

Licenciada Celina Lárez

Caracas, diciembre de 2004

UNIVERSIDAD DEL ZULIA

FACULTAD DE MEDICINA - ESCUELA DE ENFERMERÍA

PROGRAMA ESPECIAL DE PROFESIONALIZACIÓN DE ENFERMERÍA EN SERVICIO


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Los antibióticos

    Breve historia. Mecanismos de acción. Mecanismos de resistencia. Criterios para la elección de un antibiótico. Principio...

  • Salud y Medicina

    Pagina dedicada a la medicina y la salud en toda su extension. Aqui tendras los mejores links sobre salud y medicina ...

  • Seguridad y manejo de residuos hospitalarios

    Medidas de bioseguridad. Medidas en caso de accidentes. Tratamiento de materiales e insumos contaminados. Manejo de sust...

Ver mas trabajos de General

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda