Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Relación entre hábitos de estudio y rendimiento estudiantil

Enviado por ferminster



Partes: 1, 2

  1. Problema
  2. Objetivos de la investigación
  3. Justificación
  4. Limitaciones y Delimitaciones
  5. Marco Teórico
  6. Metodología
  7. Conclusiones y Recomendaciones
  8. Bibliografía

INTRODUCCIÓN

Estudiar de acuerdo con Marsellach (1999), significa situarse adecuadamente ante unos contenidos, interpretarlos, asimilarlos y retenerlos, para después poder expresarlos ante una situación de examen o utilizarlos en la vida práctica. Esto lleva a determinar que el estudio es un factor importante para el éxito académico, no sólo el acto de estudiar, sino también el cómo se realiza este acto, ya que implica poner en juego una serie de destrezas, habilidades y técnicas que se obtienen con el ejercicio y que permiten alcanzar el objetivo propuesto, es decir, "el estudio" y de un estudio eficaz depende el éxito que se alcance académicamente en la adquisición de conocimientos (aprendizaje) y desde luego, la puesta en práctica de esos conocimientos.

Muchos de los problemas respecto al éxito en la escuela, giran alrededor de buenos hábitos de estudio y expectativas respecto a las tareas en casa. En este sentido, los padres pueden desempeñar un papel muy importante proveyendo estímulos, ambiente y materiales necesarios para que el estudio sea una actividad exitosa.

Cutz (2003) señala que una rutina de estudio establecida es muy importante, especialmente para niños pequeños de edad escolar. Si un niño sabe, por ejemplo, que él necesita hacer la tarea después de cenar y antes de ver televisión, él podrá ajustarse y estar listo, a diferencia de si él hace la tarea cuando quiera. Por otra parte el mismo autor indica que el concepto de rutina de estudio significa, tener el concepto de un calendario de tareas. Esta idea visual tiende a ser efectiva, especialmente con niños entre 9 y 12 años.

Generalmente se habla del estudio como una acción realizada por los estudiantes, ya sea a nivel preescolar, básica, media o universitario, que implica memorizar grandes bloques de información para así obtener una calificación aprobatoria y de está manera lograr un objetivo a corto plazo que puede ser graduarse o aprobar una materia; pero en realidad el estudio es todo un proceso que implica técnicas para realizar este proceso satisfactoriamente y lograr así la retención de la mayor cantidad posible de información y, por una parte, obtener una buena calificación en alguna actividad de carácter evaluativo, y por otra, aprender a retener lo estudiado reteniéndolo en la memoria por un largo período de tiempo.

Se observa con preocupación, que la mayoría de los estudiantes se dedican a realizar largas sesiones de estudio justo el día entes de las evaluaciones, con lo que se logra la retención de la información por un corto período de tiempo, teniendo así que realizar sesiones de estudio posteriores, es decir momentos antes del examen, lo que genera problemas a la hora de responder la evaluación, ya que no se está seguro de lo que se estudió o se confunden definiciones, acontecimientos, ecuaciones o fórmulas, debido al poco tiempo que se le dio al cerebro para fijar la información estudiada, lo que trae como consecuencia bajas calificaciones, y por ende un bajo rendimiento académico.

En Venezuela, parece no dársele mucha importancia a la enseñanza de métodos correctos de estudio, lo que trae como consecuencia, por ejemplo, que los alumnos se valgan del tradicional "caletre" que consiste en la memorización de la información mediante la lectura de la misma varias veces, lo que tiende a tornarse monótono y no logra una buena fijación de lo estudiado en el cerebro.

En el presente trabajo de investigación, se describirá la relación existente entre dichos métodos y hábitos de estudio y el rendimiento académico de los alumnos, así como también se describirán algunas técnicas para lograr una buena fijación de la información y así aprender de manera más eficiente los que se desea estudiar.

Planteamiento del Problema

En los últimos años, en Venezuela, se ha puesto de manifiesto gran interés por investigar y comprender los factores que tienden a influir sobre el comportamiento, el rendimiento y la satisfacción que experimentan las personas que hacen vida en las instituciones educativas. Las características y condiciones de esas instituciones, así como las interacciones que se ponen de manifiesto entre los diversos actores del ambiente escolar, tienen un impacto importante sobre el desempeño, rendimiento y satisfacción del estudiante (Fermín, 1997).

El planteamiento anterior ha orientado el interés por conocer las condiciones bajo las cuales los alumnos, específicamente aquellos inscritos en la Tercera Etapa de Educación Básica y Media Diversificada, incursionan en las practicas de estudio; con el objeto de identificar las diversas formas de organización, planificación y situaciones ambientales, así como las técnicas y hábitos que favorecen el éxito académico o determinan en fracaso escolar y/o el bajo rendimiento académico.

Uno de los problemas que más preocupa en la educación venezolana, ya sea pública o privada, y sobre todo a nivel de la III Etapa de Educación Básica y Media Diversificada, es el rendimiento de los estudiantes. Ésta es una inquietud que no es ajena a los directivos, docentes, alumnos y comunidad educativa en general, de dichos niveles escolares, en el Centro Educativo de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (CEAPUCV). De allí la importancia de hacer un diagnóstico sobre los hábitos de estudio presentes en los estudiantes del CEAPUCV y relacionarlo con el rendimiento escolar para determinar si estos factores tienen alguna influencia sobre el mismo.

OBJETIVOS

La presente investigación se planteó los siguientes objetivos:

  1. Realizar un diagnóstico de los hábitos de estudio presentes en los alumnos del CEAPUCV durante el año escolar 2003 – 2004.
  2. Realizar un diagnóstico del rendimiento estudiantil, durante los dos primeros lapsos, de los alumnos del CEAPUCV durante del año escolar 2003 – 2004
  3. Establecer la relación existente entre hábitos de estudio y rendimiento estudiantil en los alumnos del CEAPUCV durante el año escolar 2003 – 2004

JUSTIFICACIÓN

Según Fermín (1997), en los últimos años se han realizado gran cantidad de investigaciones en las cuales se ha relacionado el rendimiento estudiantil con variables como: nivel de rendimiento en bachillerato, calificaciones en la prueba de aptitud académica, formación y preparación del docente, variables académicas y demográficas, prácticas pedagógicas y liderazgo educacional. Sin embargo, a pesar de lo señalado por el autor, en muy pocas investigaciones se ha relacionado el rendimiento de los estudiantes con los hábitos de estudio que éstos poseen.

En ese orden de ideas Sarasa, Cañizares, Rodríguez y Sosa (2002) establecen que las actitudes constituyen el elemento más estable de las tendencias motivacionales y, al mismo tiempo, constituyen la expresión más integral de la personalidad. Las mismas están determinadas por la estimulación conciente que se realiza a cada individuo con el objeto de satisfacer sus necesidades individuales y sociales; ellas determinan el sentido subjetivo que se confiere a cada acción. Estas consideraciones, de carácter general, tiene plena vigencia en el proceso enseñanza-aprendizaje en todos los niveles y modalidades del sistema educativo y guardan una relación significativa con el rendimiento de los estudiantes.

Al valorar el rendimiento estudiantil de los alumnos con lo que el sistema educativo produce, es decir, en la medida que egresan los estudiantes del último año de cada nivel (básica, media y diversificada, universitaria), y al establecer comparaciones entre los recursos dedicados a la educación y el rendimiento que se está obteniendo de ella, se observa que no son los esperados. Esto ha generado un sin fin de discusiones ya que se espera que el producto educativo responda en calidad y cantidad a las necesidades y objetivos para un adecuado desarrollo económico y social del país. (Sandoval, 1994).

Por los anteriormente expuesto analizar la relación entre hábitos de estudio y rendimiento estudiantil tiene especial importancia dentro del contexto del CEAPUCV y particularmente en aquellos aspectos que según los estudiantes, estarían afectando su rendimiento estudiantil ya que esto permitiría tomar decisiones que conlleven al mejoramiento de los mismos y de esta manera elevar el rendimiento de los alumnos.

LIMITACIONES Y DELIMITACIONES

Para la presente investigación se consideraron solamente los alumnos cursantes de la Tercera Etapa de Educación Básica del centro educativo de la Universidad Central de Venezuela (CEAPUCV); esta población estudiantil estuvo conformada por ciento cincuenta (150) estudiantes de los cuales se extrajo una muestra de manera aleatoria de 76 (50,66%) individuos. El objetivo fundamental fue: Determinar la relación existente entre los hábitos de estudio de los alumnos y su rendimiento. Se trabajo con las calificaciones promedio obtenidas por los estudiantes durante el primero y segundo lapso del año escolar 2003-2004. En ese sentido los resultados de este estudio no pueden ser considerados de carácter general para explicar el comportamiento de los estudiantes en este nivel educativo, sino aplicables solo a la institución y a la población seleccionada para realizarlo.

Por otra parte, hay que considerar la limitación que ofrece el trabajar con encuestas ya que los resultados dependen de la honestidad y sinceridad del encuestado al responderla. Es decir, que sus respuestas estén dirigidas hacia las conductas que generalmente muestra y no hacia las que debería mostrar.

MARCO TEÓRICO

En el marco teórico, se tratan aspectos referentes a la base teórica y conceptual que sustenta la investigación, está orientado por una parte hacia desarrollar aspectos como: el aprendizaje, el estudio, condiciones para el estudio eficiente, hábitos de estudio, formación de hábitos de estudio, ventajas de su establecimiento; y por otra parte: definición de rendimiento estudiantil y la relación de algunas investigaciones anteriores que se hayan realizado y que relacionen las dos variables que son objeto de estudio.

Investigaciones anteriores relacionadas con Hábitos de Estudio y Rendimiento Estudiantil

Una de las razones más frecuentes que se dan para explicar bajo rendimiento en los estudiantes, en todos los niveles del sistema educativo, es la falta de hábitos de estudio, como lo son: el uso adecuado del tiempo, leer y sacar buen provecho de lo que se lee, cómo tomar notas, hacer un bosquejo, utilizar adecuadamente el centro de acceso a la información (biblioteca). Todo lo que hace, según Santiago (2003), que se pierda mucho tiempo y a su vez, provoca desaliento y la frustración del alumno. Es por ello que muchos investigadores han dedicado tiempo a indagar sobre la relación de estas dos variables.

Un gran número de investigaciones realizadas, en Venezuela, han demostrado que el estudiante Venezolano no posee hábitos de estudio por lo que presenta un bajo nivel de rendimiento (Tovar, 1993). En ese sentido el autor señala que en la actualidad los jóvenes se encuentran ante diferentes situaciones y ambientes que desvían su atención del estudio entre los que cita, por ejemplo, la radio y la televisión, los cuales según su opinión, son medios que podrían utilizarse para hacer llegar programas de corte educativo y culturales. Sin embargo esto no ocurre, los programas culturales que esos medios presentan al público, y sobre todo a la juventud, carecen de interés para ellos, no hay motivación adecuada, ni el horario seleccionado para su presentación es el mejor. Por lo general no cuentan con la audiencia de la juventud, ellos están en otra "onda" prefieren los programas musicales y/o humorísticos, y por otro lado las televisoras se preocupan más por el rating por lo que sus esfuerzos son dirigidos a la presentación que acaparen la atención del televidente joven.

Por otra parte, quizás el problema más grave que enfrentan los estudiantes, es que en el país, no existen programas especiales dentro de los pensas y programas de estudio que les permitan adquirir hábitos y técnicas de estudio. Por otro lado, los docentes pocos acostumbran planificar actividades específicas que ayuden al alumno en ese sentido.

No resulta fácil adquirir y desarrollar hábitos de estudio sin una orientación adecuada, el alumno necesita del maestro o de un orientador para, que a través de programas específicos, lo ayuden al respecto.

Las investigaciones desarrolladas en el área han mostrado que existen relaciones significativas entre hábitos y actitudes hacia el estudio y el rendimiento académico del estudiante, Así, Brown y Dubuis (1964), obtuvieron correlaciones significativas entre los puntajes en la encuesta de hábitos y actitudes hacia el estudio y las notas en estudiantes de ingeniería.

Lara y Barradas (1977), encontraron que los estudiantes con puntuación alta en una prueba de hábitos de estudio, obtuvieron éxito en el trabajo escolar. Los mismos autores encontraron en el estudio realizado en la Organización de Bienestar Estudiantil de la Universidad Central de Venezuela (UCV), que los estudiantes que no presentan hábitos y métodos de estudio, tienen un rendimiento deficiente.

En una investigación que tuvo como finalidad describir los métodos de estudio más efectivos para el logro del éxito académico, Barrios (1980), demostró que los hábitos de estudio eficientes hacen el aprendizaje más placentero y esto influye positivamente en el éxito académico del alumno.

Pérez (1985), demostró con su investigación que los alumnos de Tecnología Farmacéutica de la UCV que practicaban hábitos de estudio adecuados tenían mayor índice académico que aquellos con hábitos de estudio inadecuados; por otra parte, en aquellas asignaturas donde los docentes inducían a los alumnos a aplicar técnicas de estudio el rendimiento estudiantil era mayor.

Vásquez (1986), realizó una investigación de carácter exploratorio con el objeto de describir el comportamiento que exhiben los alumnos en cuanto a: (a) hábitos de estudio, (b) orientación en relación a métodos de estudio, (c) descripción de la labor desarrollada por los profesores guías al respecto. El trabajo se realizó en el Instituto de Ciclo Básico Común "Juan Pablo Rojas Paúl" de El Tigre, estado Anzoátegui, durante el año escolar 1984 – 1985. Los resultados obtenidos, permitieron concluir lo siguiente:

  1. Los alumnos poseen dificultades en lo que se refiere a técnicas y hábitos de estudio, principalmente en las áreas de: memorización como técnica para aprender, distribución del tiempo y problemas de concentración.
  2. El 42,08% de los alumnos recibe orientación en relación a métodos y técnicas de estudio.
  3. Los profesores guías no realizan su función en forma integral, ya que no orientan a los alumnos en cuanto a técnicas y métodos de estudio para mejorar su rendimiento.

En una investigación realizada por Araujo (1988), concluye que la variable hábitos de estudio está relacionada con el rendimiento académico de los alumnos, ya que los resultados obtenidos revelaron que un número muy significativo de alumnos carecen de técnicas y metodologías apropiadas para mejorar su trabajo escolar, así como también, presentan limitaciones en cuanto al nivel de concentración y una inadecuada distribución del tiempo dedicado al estudio. Esto puede ser una explicación al problema del rendimiento estudiantil por ser lo hábitos de estudio un elemento esencial para el logro eficiente del aprendizaje.

Rondón (1991), demostró que los hábitos de estudio tienen una importancia significativa en el mejoramiento del rendimiento estudiantil ya que garantizan un entrenamiento en técnicas e instrumentos necesarios para la adquisición de nuevos aprendizajes, un mayor bagaje de conocimientos y adaptación a la cambiante vida moderna.

Por su parte, Tovar (1993), realizó una investigación que tuvo como propósito estudiar los efectos de los hábitos de estudio en el rendimiento académico de los alumnos de la Escuela de Formación Deportiva "Germán Villalobos Bravo" mediante la aplicación de un cuestionario que debía ser respondido en una escala de frecuencia. La investigación enmarcó el análisis descriptivo e inferencial de los datos. La muestra estuvo constituida por 33 de los 90 alumnos pertenecientes a los quintos años de la escuela en referencia. Los resultados obtenidos señalan que en general los alumnos no poseen buenos hábitos de estudio. También se demostró que no existen diferencias estadísticamente significativas entre las calificaciones de los alumnos que poseen buenos hábitos de estudio y las de los que no los poseen

El Aprendizaje

El aprendizaje se define como un cambio en la capacidad o disposición humana, relativamente duradero y además no puede ser explicado por procesos de maduración. Este cambio es conductual, lo que permite inferir que sólo se logra a través del aprendizaje (Bigge y Hunt, 1981).

Puede definirse el aprendizaje como un cambio en la conducta, relativamente permanente, que ocurre como resultado de la experiencia. Al usar la expresión "relativamente permanente", esta definición elimina la fatiga y los factores motivacionales como posibles causas del cambio. Al afirmar que el cambio se debe a la experiencia, también se excluyen como causas del cambio los factores madurativos.

Tipos de Aprendizaje

Según la teoría del aprendizaje de Gagné (citado por Tovar, 1993):

  1. Aprendizaje de señales: puede ser equivalente al condicionamiento clásico o de reflejos.
  2. Aprendizaje de estímulo-respuesta: aproximadamente equivalente al condicionamiento instrumental u operante.
  3. Encadenamiento motor.
  4. Asociación verbal (E.R.: en área verbal).
  5. Discriminaciones múltiples.
  6. Aprendizaje de conceptos.
  7. Aprendizaje de principios
  8. Resolución de problemas.

Leyes del Aprendizaje

Maddox (1980) señala que el aprendizaje se rige por las siguientes leyes:

  1. Ley de la preparación: cuando una tendencia a la acción es activada mediante ajustes, disposiciones y actitudes preparatorias, el cumplimiento de la tendencia a la acción resulta satisfactorio, y el incumplimiento, molesto. Preparación significa entonces, prepararse para la acción: el organismo se ajusta para disponerse a actuar, como por ejemplo el animal que se prepara para saltar sobre la presa.
  2. Ley del ejercicio: las conexiones se fortalecen mediante la práctica (ley del uso) y se debilitan u olvidan cuando la práctica se interrumpe (ley del desuso). La fortaleza de un hábito o conexión se define entonces a partir de la probabilidad de su aparición.
  3. Ley del efecto: que una conexión se fortalezca o se debilite depende de sus consecuencias. Una conexión se fortalece si va acompañada luego de un estado de cosas satisfactorio. Si no, se debilita. Lo satisfactorio o no satisfactorio se mide a partir de la conducta observable, o sea si el sujeto persiste en buscar ese estado de cosas o no. Las recompensas fomentan el aprendizaje de conductas recompensadas, y los castigos o molestias reducen la tendencia a repetir la conducta que llevó a ellos.

Estas tres leyes primordiales, tienen cinco leyes subsidiarias, que Throndike (citado por Maddox, 1980) consideró menos importantes: (a) Respuesta múltiple: si el organismo no puede ensayar respuestas distintas, alcanzaría la solución correcta y no aprendería, (b) Disposición o actitud: el aprendizaje está guiado por disposiciones duraderas (cultura) o momentáneas. Tales disposiciones no solo determinarán qué hará la persona, sino también que es lo que le dará satisfacción o fastidio. Por ejemplo, lo que socialmente es una recompensa, el sujeto puede entenderla como molestia o castigo, (c) Predominancia de los elementos: el sujeto que aprende es capaz de reaccionar selectivamente a elementos predominantes del problema. Esto hace posible el aprendizaje analítico y por comprensión, (d) Respuesta por analogía: ante un estímulo nuevo, el sujeto tiende a responder como respondía ante un estímulo semejante previo, (e) Desplazamiento asociativo: si una respuesta puede mantenerse intacta a través de una serie de cambios en una situación estimulante, finalmente podrá producirse ante una situación totalmente nueva.

El Estudio

El estudio es el proceso realizado por un estudiante mediante el cual trata de incorporar nuevos conocimientos a su intelecto. Se puede afirmar, entonces, que el estudio es el proceso que realiza el estudiante para aprender nuevas cosas (Enciclopedia Encarta 2003).

El estudio no es un área reciente de interés, durante muchos años, se han venido examinando y analizando los diversos procesos involucrados en el estudio, bajo una perspectiva cognoscitiva. Es así como Thomas y Rohwer (citado por Correa, 1998) distinguieron entre estudiar y otras formas de aprendizaje, en función de los propósitos y del contexto, señalando que no es lo mismo estudiar que aprender. Aprender puede ser el resultado de un conjunto de procesos que pueden ocurrir en cualquier lugar; se puede aprender en la calle, viendo televisión, leyendo un libro, visitando un museo o ejercitándonos en un gimnasio, pero también se aprende en preescolares, escuelas, liceos, universidades o en cualquier otra institución educativa. El aprendizaje que ocurre es estos últimos lugares es aprendizaje académico y el otro es aprendizaje para la vida.

En ese mismo orden de ideas Portillo (2003) señala que el estudio es:

  1. Un proceso consciente y deliberado. Por lo tanto, requiere de tiempo y esfuerzo.
  2. Es una actividad individual. Nadie presta las alas del entendimiento a otro.
  3. Estudiar, involucra concentrarse con un contenido, es decir, implica entre otras cosas, la adquisición de conceptos, hechos, principios, relaciones y procedimientos.
  4. Estudiar depende del contexto, lo cual quiere decir que la incidencia o la efectividad de una estrategia o proceso difieren en la medida en que existan variaciones en las condiciones de las tareas de aprendizaje. Por ejemplo, no se estudia de la misma manera para un examen parcial que para una prueba escrita o una presentación oral.
  5. Estudiar es un proceso orientado hacia metas, lo cual quiere decir que cuando estudiamos, lo hacemos en función de unos objetivos o metas preestablecidos que pretendemos alcanzar en un determinado lapso.

Saber estudiar significa saber como pensar, observar, concentrarse y organizar conductas que le permitan al estudiante realizar la labor intelectual necesaria para resolver un problema, reflexionar sobre una pregunta y seleccionar estrategias para ejecutar una tarea.

El querer estudiar alcanza eficiencia cuando se convierte en una tendencia estable, es decir, un hábito. Para ello debe haber un móvil o fuerza motriz que impulse a emprender y realizar tareas, estos móviles provienen de fines e intereses internos más que de factores externos.

Condiciones para el Estudio Eficiente

Al hablar de hábitos de estudio, Pérez, 1985; Vásquez, 1986;Tovar, 1993; Correa, 1998; Ponce, Alliaga y Collantes, 2003; Santiago, 2003 coinciden en señalar los siguientes factores que condicionan el estudio eficiente: (a) la inteligencia, el esfuerzo y la motivación. (b) los hábitos de lectura. (c) planificación del tiempo, que consiste en la organización de los planes de estudio. (d) concentración, que consiste en controlar y dirigir la atención hacia el objeto de estudio. (e) ambiente: buscar las condiciones más favorables, de tal manera que la concentración y el estudio no se vean desfavorecidos, lugar exento de distracciones, buena iluminación ventilación y temperatura adecuada. (f) toma de apuntes, que constituyen cada vez una práctica más generalizada y es necesario iniciar a los alumnos en ella para que sean ellos quienes investiguen, redacten, analicen, informen y obtengan en definitiva el máximo provecho posible de datos e información. (g) memorización, concebida como la acumulación de conocimientos considerados válidos que, conjugados mediante conexiones lógicas, al ser evaluados, sean capaces de ayudar al alumno en el momento de escoger vanas alternativas de acción . La memorización, no debe considerarse como un caudal de conocimientos inconexos y sin sentido, sino por el contrario, la organización de ideas en unidades con sentido (Maddox, 1980). (h) preparación para los exámenes: se refiere a las prevenciones y disposiciones que se deben tomar en cuenta para tener éxito en los exámenes. En este sentido Maddox (1980), señala que el mejor modo para prepararse para los exámenes consiste en desarrollar hábitos de estudio sistemáticos.

Hábitos de Estudio

El concepto de hábitos de estudio lleva a su vez dos conceptos implícitos, los cuales son: hábito y estudio, antes de llegar a definir hábitos de estudio como tal, es necesario tener claro los dos conceptos anteriores.

Un hábito, según el Diccionario de la Real Academia Española (2003) es una actitud o costumbre adquirida por actos repetidos, es decir, de tanto llevar a cabo una acción determinada, se vuelve repetitiva en la persona, es decir, siempre la realiza. Un ejemplo de un hábito es el de cepillarse los dientes todos los días.

Para Correa (1998), los hábitos son formas adquiridas de actuar que se presentan automáticamente. El individuo que adquiere un hábito actúa sin necesidad de darse cuenta, de ahí que se ha dicho que no son otra cosa que un reflejo firmemente establecido. Estos se adquieren voluntaria o involuntariamente, originándose en esta doble forma de conocimiento los cuidados que deben tener los padres y los maestros proporcionando por una parte, medios para que se adquieran los hábitos considerados como buenos o útiles y por otra, evitando que surjan los incorrectos o perjudiciales para el individuo y la sociedad.

Rondón (1991), define hábitos de estudio como conductas que manifiesta el estudiante en forma regular ante el acto de estudiar y que repite constantemente.

Para la presente investigación y relacionando los conceptos anteriores, se definirá hábitos de estudio como las distintas acciones emprendidas por el estudiante para adquirir conocimientos a través de sus apuntes en clase, libros de texto, guías entregadas por el profesor, páginas de Internet o cualquier fuente consultada para este fin y así alcanzar una meta propuesta por él mismo.

Formación de Hábitos de Estudio

Para la formación de hábitos es evidente que el ejercicio es necesario; pero la práctica no conduce al aprendizaje. Saber si lo que se hace está bien o mal incita al individuo a modificar su conducta para que sea más eficiente en sus estudios. En ese sentido Mira y López (1978) señalan que el docente debe iniciar a sus estudiantes la práctica dirigida, es decir, el estudio debe ir bien orientado, o sea, hacerles ver en todo momento los objetivos que pueden alcanzar con su actividad, y que comprendan el propósito del estudio ya que este sin orientación es algo estéril. El estudio no puede motivar al alumno si éste no sabe por qué y para qué lo realiza.

Maddox (1980) señala que la motivación exige que cada respuesta sea reforzada positivamente, de modo que sirva de preparación para la siguiente, y esta a su vez para otra posterior; con el fin de que el nivel de expectativas se mantenga durante el tiempo preciso. De esta manera la fuerza del hábito se vigoriza como un ejercicio de repetición y fortalecimiento.

En ese orden de ideas Vásquez (1986), señala que si un educador se propone crear y mantener técnicas y hábitos de estudio en sus alumnos solo cuenta con lo que la escuela posea para reforzar al estudiante entre lo que se encuentra: materiales de estudio bien diseñados y organizados y la buena voluntad, el deseo de enseñar y el afecto del docente.

Santiago (2003) resume unas normas sencillas, o recomendaciones, que se deben tener en cuenta para mejorar o desarrollar hábitos de estudio. Entre lo que señala: (a) establecer un horario de estudio, (b) distribución y organización adecuada del tiempo, (c) preparación continua entre lo que destaca: repasar diariamente las asignaturas, preparar las asignaciones con regularidad, no dejarlo todo para el final, (d) desarrollar hábitos eficientes de lectura como: hacer resúmenes, esquemas, subrayar ideas principales, hacer uso del diccionario, (e) estudiar en un lugar libre de ruidos, con buena iluminación y ventilación.

En ese mismo orden de ideas Cutz (2003) coincide en señalar que muchos de los problemas respecto al éxito en la escuela, giran en torno al desarrollo de los buenos hábitos de estudio y expectativas respecto a las tareas en casa y, afirma que los padres pueden desempeñar un papel importante proveyendo estímulos, ambiente y materiales necesarios para que el estudio sea una actividad exitosa. Algunas de las cosas generales que los adultos pueden hacer incluyen: (a) establecer una rutina para las comidas, hora de ir a la cama, estudio y hacer la tarea, (b) proporcionar libros, materiales y un lugar especial para estudiar, (c) animar a su niño para que esté "listo" para estudiar sólo (concentrar su atención y relajarse), (d) ofrecer estudiar con su niño periódicamente.

Correa (1998), señala que en la escuela, la formación de hábitos de estudio presenta debilidades, ya que muchos docentes poseen pocos conocimientos al respecto y no cuentan con las herramientas necesarias, especialmente en la II Etapa de Educación Básica, los programas no contienen objetivos donde se trate un aspecto tan importante como lo son lo hábitos de estudio, de allí que los docentes no cuentan con los recursos necesarios para ayudar en esta formación, la cual se considera sumamente importante para el futuro del individuo.

Ventajas del Establecimiento de Hábitos de Estudio

De acuerdo con la bibliografía revisada, el establecimiento de patrones o esquemas de estudio tiene muchas ventajas como lo son: (a) aumentar la cantidad de material que se puede aprender en una unidad de tiempo, (b) reducir el número de repeticiones hasta su asimilación y consecuentemente reducir el tiempo que podría dedicársele. Deben por lo tanto, cultivarse en la escuela como metas que los alumnos han de alcanzar bajo la orientación segura del profesor (Asociación de Maestros de Puerto Rico, 1987).

Maddox (1980) afirma que vale la pena aprender unos métodos de estudio eficaces no solo en vista a proyectos inmediatos de estudio, sino por que son hábitos que se adquieren e internalizan y tienen una duración infinita. En ese sentido, Bigge y Hunt (1981) señalan que las escuelas deberían tratar de enseñar a los alumnos, de tal manera que no solo acumulen conocimientos aplicables a las situaciones de la vida cotidiana, sino también a que desarrollen una técnica para adquirir independientemente nuevos conocimientos.

En ese orden de ideas Pardinas (1980) señala que aprender a estudiar significa conocer el método de estudio. Todo individuo necesita para afrontar la vida moderna saber leer y escribir, poseer entrenamientos manuales y sobre todo requiere hábitos metodológicos de estudio y de pensamiento, que lo guíen con mayor seguridad en sus proyectos de estudio y elevarán su rendimiento académico.

Rendimiento Estudiantil

A continuación, se señalan algunas definiciones de diversos autores sobre rendimiento estudiantil.

El rendimiento estudiantil, según lo expresado en el Reglamento General de la Ley Orgánica de Educación (1999), se define como el progreso alcanzado por los alumnos en función de los objetivos programáticos previstos, es decir, según los objetivos que se han planificado, que tanto y que tan rápido avanza el alumnado dando los resultados más satisfactorios posibles.

Por su parte Marco (1966), afirma que el rendimiento es la utilidad o provecho que el estudiante obtiene de todas las actividades tanto educativas como informales que el alumno enfrenta durante la escuela.

González (1982) señala que el rendimiento estudiantil, además de las calificaciones obtenidas, debe guardar una relación entre el número de materias aprobadas y aplazadas y el tiempo que tarda el estudiante en graduarse.

Por otra parte, Jiménez (1983), establece que el rendimiento estudiantil es el promedio ponderado de notas obtenidas por el alumno durante un determinado período académico.

En ese mismo orden de ideas, Fermín (1997) define rendimiento estudiantil como el promedio de notas obtenidas por los estudiantes en cada lapso.

Finalmente, Alfonso (1994) señala que el rendimiento estudiantil es el resultado de la acción escolar, que expresa el éxito alcanzado por el estudiante en el aprovechamiento del 100% de los objetivos contemplados en el programa de estudio de las asignaturas impartidas, detectado por la evaluación integral y condicionado por los diversos factores escolares y sociales.

Siguiendo esa misma corriente y tomando como punto de partida las definiciones anteriormente citadas, se definirá rendimiento estudiantil como los resultados reflejados por los alumnos en función de los objetivos alcanzados y los objetivos previstos.

METODOLOGÍA

Tipo de Investigación

La investigación estuvo enmarcada dentro de el esquema de investigación descriptiva tipo encuesta. En ese orden de ideas, Best (1974) expresa que, "la investigación descriptiva comprende la descripción, registro, análisis e interpretación de las condiciones existentes en el momento. Suele implicar algún tipo de comparación y puede intentar descubrir relaciones causa-efecto entre las variables objeto de estudio" (p.31). El Diccionario de la Real Academia Española (RAE) Microsoft Encarta (2003), define a la encuesta como un conjunto de preguntas tipificadas dirigidas a una muestra representativa, para averiguar estados de opinión o diversas cuestiones de hecho.

Por otra parte, Van Dalen y Meyer (1991), señalan que las encuestas constituyen un instrumento de investigación muy popular, debido a que todos los individuos se consideran capaces de responder a las preguntas, sin embargo, la tarea de responder a las preguntas formuladas con el propósito de obtener los datos precisos que se necesitan para verificar una hipótesis, no siempre resulta fácil. A veces, el investigador se sorprende ante los múltiples significados diferentes que cada uno de los sujetos asigna a las preguntas que él suponía absolutamente claras.

Diseño de Investigación

El presente estudio se clasifica dentro del esquema de investigación de campo mediante el método descriptivo, con la finalidad de determinar a través de la auto percepción de los alumnos los hábitos de estudio presentes en ellos y así establecer una relación con el rendimiento estudiantil.

De acuerdo al Manual de Trabajos de Grado de Especialización, Maestría y Tesis Doctorales de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL, 1998), la investigación de campo consiste en el análisis sistemático de procesos de la realidad con el propósito de describirlos, interpretarlos, entender su naturaleza y sus factores constituyentes. El presente estudio se realizó a partir de datos originales o primarios captados directamente por el investigador.

Ary y Razaviech (1985), consideran que la investigación de carácter descriptivo permite precisar la naturaleza de una situación tal como existe en el momento en que se realiza el estudio. Adicionalmente, vale precisar que los estudios correlacionales, permiten establecer relaciones entre variables, sin necesidad de establecer relaciones causa – efecto.

Definición de Variables

Según Best (1974), en una investigación intervienen varios tipos de variables: extrañas, dependientes, independientes e intervinientes; en el presente estudio sólo se consideran las tres últimas, las cuales serán definidas e identificadas a continuación.

El mismo autor, define una variable independiente como los hechos o características que manipula el investigador en su intento por verificar su relación con los hechos observados. De la misma manera, conceptualiza las variables intervinientes como aquellas que no pueden ser manipuladas, controladas o medidas de manera directa y que además pueden tener un efecto importante sobre el resultado. Estas variables modificadoras intervienen entre la causa y el efecto; en ese mismo orden de ideas, la variable dependiente es definida por Best (1974) como las conductas que aparecen, desaparecen o cambian, según el investigador introduzca, cambie o elimine variables independientes, es decir, si las variables independientes son la causa de un fenómeno, las variables dependientes son el efecto o la consecuencia del mismo.

En este caso, la variable independiente son los Hábitos de Estudio y la dependiente el Rendimiento Estudiantil de los alumnos, ya que se presume que a medida que los Hábitos de Estudio cambien, también lo podría variar el Rendimiento Académico de los estudiantes. De la misma manera, las variables intervinientes serán la disponibilidad de tiempo, la asignación de tareas, los sistemas de evaluación, la edad, el sexo y la personalidad de los alumnos.

Población

En el presente estudio la población estuvo conformada por 150 alumnos inscritos en la III Etapa de Educación Básica en el CEAPUCV durante el año escolar 2003-2004, los cuales se encontraban distribuidos como se muestra en el Cuadro 1.

Cuadro N° 1: Población Estudiantil de III Etapa de Educación Básica del CEAPUCV durante el año escolar 2003-2004

Grado y Sección

Población

%

7mo A

26

17,33

7mo B

26

17,33

8vo A

25

16,66

8vo B

26

17,33

9no A

24

16,00

9no B

23

15,33

Total

150

100

Muestra

La muestra en cada uno de los grados y secciones, se seleccionó de manera aleatoria simple, es decir, todos los estudiantes tuvieron la misma posibilidad de ser seleccionados. El tamaño de la muestra se calculó mediante la relación utilizada para estos casos (San Román, 1971, p.181 y Gabaldón, 1980, p.51.) y resultó ser de 76 individuos.

Para la distribución de la muestra entre los grados y secciones objeto e estudio se utilizó el método de muestreo estratificado con afijación proporcional, (San Román, 1971) quedando distribuida como lo muestra el cuadro 2.

Cuadro N° 2: Distribución de la Muestra por Grado y Sección

Grado y Sección

Población

Muestra

%

7mo A

26

13

17,10

7mo B

26

13

1710

8vo A

25

13

17,10

8vo B

26

13

17,10

9no A

24

12

15,78

9no B

23

12

15,78

Total

150

76

100

Para la selección de los individuos de cada grado y sección que conformaron la muestra definitiva, se utilizo el método del sombrero. Este consistió en recortar los nombres de cada uno de los alumnos por grado y sección y colocarlos en un sombrero e ir sacándolos uno a uno hasta completar el total requerido.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda