Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

"De la representación del trabajo..."

Enviado por marisa_palacios



Partes: 1, 2

  1. Tema
  2. Problema
  3. Fundamentación
  4. Antecedentes
  5. Objetivos
  6. Referente empírico
  7. Referente teórico
  8. Propuesta metodológica
  9. Punto de vista teórico
  10. Registro de campo
  11. Análisis interpretativo
  12. Conclusión
  13. Bibliografía

Introducción:

Desde el comienzo de nuestra vida vamos enlazando y construyendo nuestro universo de representaciones. Todo aquello que forma el mundo simbólico en el cual somos insertados al ser bautizados por la cultura.

Una cultura heredada pero también aceptada.

Desde la primera identificación, desde la primera marca, desde esa primera huella que signa nuestra falta, desde la aparición de ese Otro que nos interpreta y nos vuelve sujetos, desde ese primer instante: dependemos.

Y a la par de esa dependencia, idealizamos.

En el contexto político registramos esa identificación de la masa con un ideal, con un discurso que los represente y consiga parirlos como sujetos, para luego, cual madre solícita, proceda a interpretar sus deseos, a protegerlos de su inermidad, a defenderlos, a cuidarlos.

En suma que los haga sentir amados, aunque jamás consiga satisfacerlos completamente.

Pero... responden nuestros representantes políticos, en este caso los concejales de nuestra ciudad, a este ideal?

Nietzsche dirá: "La humanidad no marcha por el camino recto porque ha sido gobernada por los fracasados, los astutos vengativos, los llamados "santos", esos calumniadores del mundo y violadores del hombre".

Este trabajo trata justamente sobre los representantes políticos de nuestra ciudad.

Aquellos elegidos democráticamente y sobre quienes la masa ha puesto el peso del ideal, la responsabilidad de velar por el bienestar general y la ilusión de formar parte del Poder a través de ellos.

Es que, en el acto eleccionario, el pueblo pone en las urnas mucho más que un simple voto.

Tema:

El tema a investigar ha sido impuesto por la cátedra (lo cual conlleva, en mi opinión, una limitación condicionante) y se basa en la relación del trabajo con la salud mental.

"LA INCIDENCIA DEL TRABAJO

EN LA SALUD MENTAL DEL HOMBRE QUE TRABAJA"

Como no abordaré el tema desde una concepción biologicista del hombre, sino más bien, tomando al hombre desde una orientación psicológica, cambiaré "hombre" por "sujeto". Un hombre "sujetado" por su inconsciente, por lo cual me parece más esclarecedor tomar el nombre del seminario de T.C.L. para sintetizar el tema:

"TRABAJO, SALUD MENTAL

Y SUJETO DEL INCONCIENTE"

PROBLEMA:

Especificar el problema implica, según Ryan, realizar una preinstancia de lectura de todo aquel material que se relacione, en menor o mayor medida, con el tema propuesto.

Es necesario determinar, en este punto, una situación concreta y singular del mismo modo que se debe llevar a cabo un contacto primario con la realidad laboral a explorar y contar con la aprobación previa de la Institución en la que desarrollaremos el trabajo.

Luego de estas instancias, el problema específico a investigar es:

LAS CONDICIONES DE TRABAJO Y SU RELACIÓN CON LA SALUD MENTAL DE LOS INTEGRANTES DEL HONORABLE CONCEJO MUNICIPAL DE LA CIUDAD DE ROSARIO

FUNDAMENTACIÓN:

Ryan propone en este punto dar cuenta de las razones o fundamentos que justifican el problema elegido. La propia determinación del mismo infiere, desde un principio, la especificación de las bases sobre la que se erige la elección realizada.

  1. Mis limitaciones de horarios, en razón de mi relación laboral y el cursado de las materias, no me permitían consensuar horas libres con otros compañeros.

  2. ¿Por qué un trabajo individual?

    Por la misma razón precedente. Éste es el ámbito donde desarrollo mis tareas laborales.

    Pero, además, me ha movilizado el juicio previo que poseía yo antes de formar parte de esta Institución - coincidente con la devalorización masiva subyacente sobre la actividad política- y cómo he modificado esta concepción a partir del conocimiento interno de la labor legislativa.

    Siempre me interesé por las prácticas políticas y de cómo los discursos de la Instituciones inciden sobre el pensamiento individual.

  3. ¿Por qué investigar el trabajo del Concejo Municipal?

    La elección de los sujetos a investigar son los concejales y yo no lo soy. Desde Diciembre del 2003 me desempeño como secretaria privada y ejecutiva de uno de ellos, por lo que creo, que ésto significa un beneficio más que un perjuicio para arribar a la meta fijada, no sólo por la libre observación que puedo realizar cotidianamente sino también teniendo en cuenta la posibilidad de tener el camino facilitado para el desarrollo de las tareas con el resto de los concejales.

    Considero que, si "el trabajo de campo trata de estudiar una única comunidad o grupo en términos de su estructura social y sus interrelaciones, tratando de realizar una descripción completa de los procesos a investigar" (Ryan), me encuentro en una posición más que privilegiada para llevar a cabo el trabajo propuesto.

  4. ¿Es posible mantener cierta "distancia" para realizar la investigación, formando parte del sistema de relaciones del lugar a investigar?
  5. ¿Para qué realizar esta investigación?

Por la relevancia de las funciones que cumplen los legisladores municipales en tanto representantes de toda la comunidad. Éste trabajo nos permitirá tomar conocimiento de cómo se articula la práctica legislativa, cuál es el papel del discurso y las ideologías, cuál es el sentimiento de los concejales con respecto a su actividad (sobre todo en este momento en el cual las prácticas políticas están tan desvalorizadas) y poder pensar a este ámbito como un lugar de trabajo más

ANTECEDENTES:

Según Giddens, el primer paso que se da en el proceso de investigación es revisar la evidencia existente en la disciplina. El investigador deberá localizar las investigaciones ya existentes sobre el tema y evaluar la utilidad de las mismas en el marco de la problemática planteada.

Para Ryan, plantear los antecedentes implica "registrar sintéticamente los resultados de las investigaciones afines al problema escogido para su estudio" ya que "conocer y dar a conocer los desarrollos alcanzados hasta hoy en un tema en particular es un punto de partida importante para orientar la dirección de las nuevas investigaciones" .

Desde esta perspectiva y a pesar de haber realizado un trabajo importante de búsqueda (trabajos de investigación editados por la Facultad de Psicología -U.N.R.-, investigaciones publicadas en Internet, Biblioteca Municipal Argentina, Colegio de Psicólogos de la ciudad de Rosario), no he conseguido trabajos de investigación existentes sobre éste tema en particular.

No obstante citaré como único antecedente - por la cercanía del tema tratado- un trabajo de campo realizado por alumnas de la cátedra de Trabajo de Campo área Laboral de la Facultad de Psicología (U.N.R.).

Título: "TRABAJAR EN JUSTICIA

Centralización del saber (poder) o práctica entre varios"

Autoras: Susana Baccifava y Mariana Capriotti

Editorial: Cátedra Trabajo de Campo - área laboral . Facultad de Psicología.

Universidad Nacional de Rosario

Año de edición: 2003

Esta investigación fue realizada en el ámbito de la Defensoría General del Tribunal de Justicia de Cañada de Gómez - Distrito Nro. 6- y las autoras plantean la importancia del acontecimiento jurídico en su entramado histórico social, cómo se articula la práctica jurídica con el sujeto que la desarrolla, cómo se posiciona el trabajador de la justicia frente a la perspectiva subjetiva y las interrelaciones entre el personal entre sí y con la Institución y de ésta con Instituciones intermedias.

OBJETIVOS:

Ryan especifica que en este ítem se debe enunciar con precisión las metas propuestas.

En primera instancia se debe formular un objetivo general que direccione la tarea en un sentido amplio, para luego puntualizar los objetivos específicos, que cumplirán el rol de metas parciales y que se encuentran incluidos dentro del marco del objetivo general.

Objetivo General

Describir y analizar el trabajo que desarrollan los sujetos concejales en el marco de la práctica legislativa del Honorable Concejo Municipal de Rosario, teniendo en cuenta el discurso subjetivo con respecto a la posición que detentan, investigando cómo son las relaciones de los concejales entre sí y con la ciudadanía en general.

Objetivos específicos

  • Investigar el funcionamiento institucional del Concejo Municipal de Rosario.
  • Describir las distintas categorías laborales que se interrelacionan en este ámbito.
  • Conocer la relación de los distintos concejales con su partido político.
  • Identificar las condiciones laborales de los concejales de nuestra ciudad.
  • Observar el posicionamiento de los concejales con respecto a las responsabilidades adquiridas.
  • Analizar las características particulares del desarrollo laboral en tanto flexibilidad del trabajo parlamentario.
  • Averiguar si se han presentado proyectos relacionados con la salud mental.

REFERENTE EMPÍRICO:

Con respecto a este punto, Ryan sostiene que demarcar el referente empírico implica definir el objeto de estudio, es decir, determinar a qué grupo humano se estudiará en sus condiciones de trabajo en el caso a investigar. "Esta descripción debe ser lo suficientemente detallada para que el lector pueda ubicarse acerca de dónde y con quiénes se está haciendo el trabajo" (id.).

CONCEJO MUNICIPAL DE ROSARIO

La Ley Orgánica de Municipalidades, sancionada en 1858, refiere en el

capítulo XI, art. 23: "Cada Municipalidad se compondrá de un Concejo

Municipal y un Departamento Ejecutivo"

  • ¿Cómo se conforma el Concejo Municipal?

Los municipios de 1ra. Categoría, como Rosario, se integran con 10 concejales por los primeros 200.000 habitantes, a los que se agrega uno más por cada 60.000 habitantes o fracción no inferior a 30.000. Los mandatos de los concejales durarán cuatro años. El Concejo Municipal se renovará bienalmente por mitades. Cuando el número de concejales sea impar, se entenderá a los fines de la renovación mencionada, que la mitad a elegir se obtiene dividiendo por dos el mayor número par contenido en aquel.

Nuestra ciudad cuenta con 31 concejales en ejercicio: nueve del bloque Justicialista, tres del Partido del Progreso Social, dos de la U.C.R., dos del A.R.I:, ocho del partido Socialista, tres del bloque Concejales por Rosario, dos del bloque Radical, uno del Socialismo Auténtico y uno del Modín.

  • ¿Cuáles son los requisitos para ser concejal?

Para ser concejal se requiere tener no menos de veintidós años de edad y dos años de residencia inmediata en el municipio si fuera argentino y ser elector del municipio. Los extranjeros deberán tener veinticinco años como mínimo y cuatro años de residencia inmediata en el municipio.

  • ¿Dónde funciona el Concejo Municipal?

En el palacio Vassallo, ubicado en Córdoba y 1ro. De Mayo, frente al Monumento Nacional a la Bandera.

Este edificio fue donado por el Dr. Bartolomé Vassallo, cirujano notable, que legó su residencia particular a la Municipalidad junto con las obras de arte allí conservadas y es sede del Concejo Municipal por ordenanza del 18 de Mayo de 1951.

  • ¿Cúal es el salario de un concejal?

El salario de los concejales se denomina "dieta". Éstas son fijadas por el mismo Concejo con el voto de las dos terceras partes de sus miembros.

"las mismas, en ningún caso, podrán superar a la retribución que percibe el Intendente Municipal"

  • ¿Cuáles son las funciones de los ediles?

Un concejal es una persona elegida por el pueblo para defender los derechos de los vecinos, procurándoles mayores servicios con el propósito de mejorar su calidad de vida, elevando al Ejecutivo proyectos y propuestas para que éste los haga cumplir. Para una mejor organización de los temas a tratar se dividen en comisiones.

Las comisiones que funcionan actualmente son:

Gobierno y Cultura

Presupuesto y Hacienda

Planeamiento y Urbanismo

Salud y Acción Social

Obras Públicas y Seguridad

Servicios Públicos Concedidos

Ecología y Medio Ambiente

Producción y Promoción del Empleo

Derechos Humanos

  • ¿Qué otras oficinas funcionan en este ámbito?

Además de las oficinas de los concejales, con su respectivo personal político de asesores y secretarios, funcionan las siguientes oficinas:

  • Contaduría: Dedicada a las compras de insumos, liquidación de haberes del personal

político y de los concejales. Administración de ingresos y egresos.

  • Economato: Supervisión de Insumos
  • Informática: Atención técnica de todos los equipos de informática del Concejo.
  • Habilitación: Registros de personal. Altas y Bajas
  • Mantenimiento: Trabajos de mantenimiento edilicio del Concejo.
  • Personal: Control del personal, atención de la obra social (IAPOS).
  • Prensa y Protocolo.
  • Mesa de Entradas: Recepción y registro de los proyectos para ser tratados en la Sesión.
  • Despacho: Archivo histórico de los proyectos aprobados.
  • Taquigrafía: Registro y archivo de las copias taquigráficas de las sesiones.
  • Recepción y Conmutador

Además existe una sala de reuniones, una sala de periodistas, la Sala de Sesiones, y un servicio de bar.

Las comisiones funcionan en un edificio denominado Anexo que se encuentra en Juan Manuel de Rosas 839 y la Biblioteca del Concejo Municipal de Rosario funciona en Juan Manuel de Rosas 850 .-

Exceptuando a los Concejales y al personal político (cuya renovación de contrato se realiza anualmente), el resto del personal pertenece a la planta transitoria o permanente de la Municipalidad de Rosario.

Todos tienen como Obra Social a I.A.P.O.S., pertenecen al Sindicato de Municipales y aportan al Instituto de Jubilaciones Municipal que es un ente autárquico, independiente del ANSES.

REFERENTE TEÓRICO:

Para Ryan, este referente es una estructura conceptual que permite descifrar el sentido del referente empírico. Implica fijar una posición para desarrollar la interpretación del referente empírico y puntualizar un conjunto de categorías teóricas que nos sirvan de instrumentos operativos para realizar un análisis de los fenómenos investigados.

Althusser, Louis (1918-1990)

Editorial: Nueva Visión - Buenos Aires

Año: 1988

Se hace necesario una renovación de los medios de producción para que ésta sea posible ya que la reproducción de la fuerza del trabajo exige, a la vez, una reproducción de la sumisión a las reglas del orden establecido. Marx construye una concepción de sociedad definida por la dialéctica económica. La infraestructura compuesta por las fuerzas productivas y las relaciones de producción y una superestructura que comprende por un lado las instituciones jurídicas y políticas y por el otro las ideológicas (ya sean religiosas, morales, jurídicas, etc.)

El autor puntualiza que el aparato político somete a los individuos a la ideología política del Estado con la cooperación del aparato de información que atiborra con dosis diarias de ideología (a través de la prensa, radio y T.V.) a todos los ciudadanos. El aparato cultural promueve actividades que, según la ideología, son sanas.

La ideología es el sistema de ideas, de representaciones, que domina el espíritu del hombre o de un grupo social, es la representación de la relación imaginaria entre los individuos y sus condiciones de existencia. Cada ideología existe siempre en un aparato y en sus prácticas, ésta adquiere una existencia material.

No hay práctica sino en y por una ideología. No hay ideología sino por y para los sujetos, ya que el hombre es por naturaleza un animal ideológico. Toda ideología interpela a los individuos concretos en tanto sujetos concretos.

Por lo tanto la ideología reconoce:

Su sujeción al sujeto

La interpelación de los individuos en tanto sujetos

Que el Estado y sus aparatos sólo tienen sentido desde la perspectiva de la lucha de clases que asegura la opresión de clase y garantiza las condiciones de la explotación y su reproducción.

Que no hay lucha de clases sin clases antagónicas

Que si existe una clase dominante, ésta impone su ideología, generando la rebelión y la resistencia de quienes no la comparten.

  • "El orden del discurso" (1970)

Foucault, Michel (1926-1984)

Editorial: Tusquets Editores - España

Año: 1999

Lección inaugural en el Collège de france pronunciada el 02 de Diciembre de 1970.-

Foucault plantea en su discurso, que "en toda sociedad la producción del discurso está a la vez controlada, seleccionada y redistribuida por un cierto número de procedimientos que tienen por función conjurar los poderes y peligros, dominar el acontecimiento aleatorio y esquivar su pesada y temible materialidad". Para lograrlo, clasifica los principales sucesos que afectan al orden del discurso.

Comienza con los sistemas de exclusión. En primer lugar: la palabra prohibida. El autor, a riesgo de provocar controversia, no puede hablar crudamente de cualquier tema. Las teorías acerca del por qué de esta prohibición son diversas. En segundo lugar: la separación de la locura. El loco (¿o genio?) es el que tiene un discurso incomprensible para la mayoría.

Si la mayoría (más bien la parte respetable de la sociedad, que dicta las reglas de cómo se tienen que hacer las cosas) no comprende, no le agradan, o no le convienen las ideas de alguien, hacen que éste sea rechazado por el sistema que controlan.

Finalmente: la voluntad de verdad. Pero la voluntad de una verdad en las que las cosas son verdaderas ó falsas, y no otra cosa ni las dos al mismo tiempo, es intrínseca hasta del lenguaje y de la forma de pensar. Estos sistemas de exclusión son provocados externamente por la sociedad.

Y definitivamente una parte esencial para conseguir y mantener o perder el poder, es el discurso. Con respecto a la voluntad de verdad, ésta es inoculada a la sociedad por la clase en el poder.

"La verdad depende de nuestras voluntades, y nuestras voluntades cambian con el tiempo".

En cuanto a los procesos internos que afectan al discurso: principios de clasificación, ordenación y distribución.

En primer lugar: el comentario. Lo que se diga de un discurso, definitivamente lo afectará, a través de su interpretación.

En segundo lugar: el autor. La sociedad requiere de una referencia de quién es el creador del discurso, para darle credibilidad, predisposición y/o interpretación.

Finalmente: las disciplinas. ¿Podríamos decir que éstas son dadas por la sociedad en la que se distribuye el discurso (medicina, filosofía, biología, etc.)? ¿No es similar a la voluntad de verdad? Es decir, la voluntad de verdad se ve afectada a través de discursos.

A continuación, Foucault pasa a clasificar los principios que afectan al sujeto creador de discursos. Están relacionados con las disciplinas, ya que las sociedades que escuchan el discurso, finalmente afectan al autor, de forma tal que su discurso, antes de su gestación, pueda ser escuchado y comprendido. Es lo que Foucault define como sociedades de discurso.

Pero antes habla del principio de restricción denominado como ritual, el cual define la cualificación que deben poseer los individuos que hablan. El tercer elemento son las doctrinas, similares a las sociedades de discurso, sólo que las primeras divulgan su discurso, mientras que las segundas son cerradas. Finalmente, Foucault habla de una adecuación social del discurso. Esto es, que a través de la educación, finalmente la sociedad forma (o por lo menos influye) a todo futuro autor.

En todos los principios que afectan al discurso no se encuentran causas en común. Van de la sociedad y la voluntad de poder, al deseo y a la moral; pasando por el prejuicio, y la costumbre. La razón por la cual éstos regulan al discurso, es por el discurso mismo. La evolución natural (la vida se modifica a sí misma) y la evolución del discurso serían similares (los dos se adaptan a su medio, entre otras cosas).

  • "El malestar en la cultura" (1930)

Freud, Sigmund (1856-1939)

Editorial Amorrortu Editores

Año: 1999

El sufrimiento de los seres humanos proviene de tres factores diferentes: la degradación continua de nuestro cuerpo, el poder de la naturaleza y las relaciones sociales. Los dos primeros factores tendemos a aceptarlos como inevitables. Sin embargo el tercero resulta paradójico ya que somos nosotros mismos quienes hemos creado una cultura que en un principio nos debía proteger contra el sufrimiento, asegurándonos cierto bienestar.

Cultura es la suma de producciones que nos diferencian de los animales, y que sirve a dos fines: proteger al hombre de la naturaleza, y regular sus mutuas relaciones sociales. Para esto último el hombre debió pasar del poderío de una sola voluntad tirana al poder de todos, al poder de la comunidad, es decir que todos debieron sacrificar algo de sus instintos: la cultura los restringió.

Freud advierte una analogía entre el proceso cultural y la normal evolución libidinal del

individuo: en ambos casos los instintos pueden seguir tres caminos: se subliman, se consuman para procurar placer (por ejemplo el orden y la limpieza derivados del erotismo anal), o se frustran. De este último caso deriva la hostilidad hacia la cultura.

Desde el principio, el hombre primitivo comprendió que para sobrevivir debía organizarse con otros seres humanos. En 'Tótem y Tabú' ya se había visto cómo de la familia primitiva se pasó a la alianza fraternal, donde las restricciones mutuas (tabú) permitieron la instauración del nuevo orden social, más poderoso que el individuo aislado. Esa restricción llevó a desviar el impulso sexual hacia otro fin (impulso coartado en su fin) generándose una especie de amor hacia toda la humanidad, pero que tampoco anuló totalmente la satisfacción sexual directa.

Ambas variantes buscan unir a la comunidad con lazos más fuertes que los derivados de la necesidad de organizarse para sobrevivir.

Pero la sociedad también canaliza la agresividad dirigiéndola contra el propio sujeto y generando en él un superyo, una conciencia moral, que a su vez será la fuente del sentimiento de culpabilidad y la consiguiente necesidad de castigo. Llegamos así a conocer dos orígenes del sentimiento de culpabilidad: uno es el miedo a la autoridad, y otro, más reciente, el miedo al superyo. Ambas instancias obligan a renunciar a los instintos, con la diferencia que al segundo no es posible eludirlo. Se crea así la conciencia moral, la cual a su vez exige nuevas renuncias instituales.

El precio pagado por el progreso de la cultura reside en la pérdida de felicidad por aumento del sentimiento de culpabilidad. Sentimiento de culpabilidad significa aquí severidad del superyo, percepción de esta severidad por parte del yo, y vigilancia. La necesidad de castigo es una vuelta del masoquismo sobre el yo bajo la influencia del superyo sádico.

  • "Psicología de las masas y análisis del yo" (1921)

Freud, Sigmund (1856-1939)

Editorial: Amorrortu Editores

Año: 1999

Sigmund Freud analiza por qué las sociedades se mantienen unidas, recurriendo a los conceptos de libido e identificación. La gente permanece unida por lazos de amor inhibidos en su fin, desexualizados o sublimados, y porque han elegido el mismo líder como ideal del yo, se identificaron con él y por tanto se han identificado entre sí.

La psicología individual es desde un principio una psicología social, pues en la vida anímica individual aparece siempre integrado el "otro" como modelo, objeto, auxiliar o adversario.

En los grupos sociales podemos reconocer un claro proceso de identificación.

La identificación es la forma primitiva de enlace afectivo a un objeto. Siguiendo una dirección regresiva, se convierte en sustituto de un enlace libidinal a un objeto: el yo introyecta el objeto.

La identificación puede surgir si hay algún rasgo en común con otra persona que no sea objeto de instintos sexuales. Cuanto más importante sea esta unión, más completa será la identificación parcial, y hace posible la construcción de un nuevo enlace.

Este mismo proceso ocurre en los lazos afectivos de miembros de una masa, y de ellos respecto al caudillo o líder. Hemos visto cómo en la masa se esfuma lo individual, como el sujeto se masifica renunciando a su ideal del yo y reemplazándolo por el ideal de la masa, encarnado en el caudillo. Incluso los individuos que no encuentran en el caudillo una completa encarnación de su narcisismo, son igualmente arrastrados sugestivamente, vale decir por identificación.

Por tanto postulamos, dice Freud, una fase del yo: aquella que permite explicar la masa desde la distinción entre el yo y el ideal del yo, y desde el doble vínculo identificación y sustitución del ideal del yo por un objeto exterior. Considerar ésto es el primer paso del análisis del yo.

  • "La rebelión de las masas" (1930)

Ortega y Gasset, José (1883-1955)

Editorial: Espasa Calpe - España

Año: 2001

Estructurado en cuatro partes diferenciadas, su tema central, la rebelión de las masas, pasa por ser uno de los hechos positivos más importantes del siglo XX, clave para comprender la realidad histórica pasada y presente.

El autor identifica dos clases de hombres, con independencia de su clase social:

La masa: concepto donde cabría englobar a grandes capas de la población mundial emergentes de una revolución industrial caracterizada por el incremento constante y creciente de la renta per cápita y el triunfo de la democracia liberal como sistema institucional. La masa se refiere a la generalidad de los hombres plenos de derechos y atribuciones que ha heredado.

La minoría: hace referencia a los hombres que en pequeño número, dentro de la comunidad, asumen la tarea de dirigir y orientar a ésta última. Es dirigente, exigente consigo misma y plena de obligaciones y deberes.

Estos conceptos hablan de distintas clases de hombres, no de distintas clases sociales. Minoría y masa pueden tener (o no) cabida dentro de la misma clase social, si bien ambos varían en el transcurso del tiempo como resultado de la instauración del sistema institucional triunfante en el siglo XIX: el parlamentarismo.

El hombre-masa precisa de las minorías excelentes asumiendo a éstas como una instancia superior de referencia. Cuando la masa no acepta ser dirigida, surge la rebelión.

El capitalismo, la técnica, las organizaciones industriales produjeron un crecimiento de la sociedad y dentro de ella nace una nueva clase social más poderosa, en número y potencia, que las existentes: la Burguesía. Los burgueses reinventan el Estado del siglo XVIII que tiene su origen en el sentido del mando y la responsabilidad de la nobleza de la Edad Media. Desbordados éstos por el talento práctico de la burguesía, se genera el Estado contemporáneo, organización prodigiosa y eficiente, en alcance y recursos, producto notorio de la organización pública moderna. A partir de entonces el hombre-masa cual niño exige la intervención del "papá-Estado" para solucionar cualquier problema, conflicto o dificultad. En consecuencia, la vida se estratifica y la espontaneidad es absorbida y canalizada por la burocratización del Estado. El hombre-masa tendrá que vivir para servir al Estado cuando, paradójicamente, éste nació para servir a aquél. Y es que en los Estados contemporáneos y en el transcurso del siglo XX, es notable el incremento de las fuerzas policiales nacidas para controlar a la masa social insatisfecha.

Volnovich, Juan Carlos (Psicoanalista argentino)

Editorial: www.topia.com

Año:2003

"La situación de extremo desamparo social, la experiencia de inermidad por la que transitamos, tiende a capturar cualquier posibilidad de identificación con algo más que con un deseo mortífero. En una sociedad que sólo desea la desaparición de los "marginales", de los que sobran, el deseo de muerte se inscribe en el inconsciente como discurso del "Otro" y se expresa a través de pasajes al acto destructivos hacia los demás y hacia uno mismo. Violencia ejercida, violencia padecida, da lo mismo porque en nosotros se borra el límite entre víctimas y victimarios. Ese "Otro" funciona como base de la destructividad pero sobre todo de la autodestructividad que nos habita.

El Poder exige sacrificios: sacrificios humanos. El Poder exige sacrificios y, además, busca el consenso. No debemos olvidar que el sistema actual de miseria y exclusión de grandes mayorías que se impuso junto al enriquecimiento desmesurado de unos pocos, se llevó a cabo con un alto grado de consenso. Triste es reconocerlo pero, capturado por el discurso del poder, el sujeto colabora para sostenerlo. Complaciente y cómplice, el sujeto contribuye a reforzar la omnipotencia del Poder. Y el Poder promueve el consenso promoviendo la identificación que liga el deseo a las representaciones que el mismo Poder le ofrece. Representaciones mortíferas: destrúyete a ti mismo, extermina a los otros, a los minúsculos otros. Puede ser que la dictadura haya oficiado de trauma social, pero la democracia no impidió los efectos de la dictadura del discurso político y económico a la que contribuyó la despolitización y el desinterés frente a la violencia social explícita. Así, la masa quedó capturada y uniformada bajo los efectos de fascinación del Poder. Condenada, al decir de Lacan, "a adorar dioses oscuros". Fue así como la adhesión o la indiferencia hacia el discurso del Poder nos convirtió en sujetos borrados y tarados. Máscaras sin rostro. Eco, y no voz.

Cuando del sometimiento a un Poder despótico y feroz se trata, tanto más se castiga la obediencia. Vana es la ilusión de obtener premios y conquistar los favores del Poder ofreciendo renuncias a la satisfacción de las necesidades, aun de las más elementales, y vana es la iniciativa de aplacar las iras de Poder con una política de privaciones.

El Poder, se ensaña con los obedientes y es indulgente con los delincuentes o, por lo menos, con aquellos que han obtenido satisfacciones ocasionales. Esta dialéctica siniestra es válida para las circunstancias individuales y, también, para las cuestiones sociales."

  • "Trabajo y desgaste mental"

Dejours, Cristophe

Editorial: Lumen-Humanitas

Año: 2001

En el capítulo VII - Introducción a la psicopatología del trabajo- Dejours plantea que el trabajo puede ser patógeno o estructurante, según sus consecuencias sobre la salud mental. Así, se debe ampliar el psicoanálisis, no limitándose a las fuentes endógenas del sufrimiento.

Lo patógeno (o estructurante) depende de la organización del trabajo, o sea de la división de tareas y la división de hombres (dispositivos de vigilancia, asignación de responsabilidades, etc.). Esta organización del trabajo produce un sufrimiento, una descompensación psíquica que no llega a ser enfermedad mental, porque está precariamente equilibrada.

Una transformación en la organización del trabajo puede inducir placer, salud mental y salud corporal.

Las defensas colectivas luchan contra el sufrimiento, pero, a la vez, también están al servicio de la producción. Otra paradoja se presenta en que si la defensa funciona bien, anestesia al trabajador y le impide repensar y transformar su relación con el trabajo. Por otro lado cuando la defensa deja de ser un medio de lucha y se transforma en un fin en sí misma, como meta o como deseo, ya no es una defensa colectiva sino una "ideología defensiva del oficio".

El placer en el trabajo, según este autor, se consigue mediante la sublimación de los deseos sexuales. El trabajo ofrece, así, una salida favorable al deseo.

Una organización del trabajo estructurante hace partícipe el trabajador de la "concepción" del trabajo, fomentando la cooperación.

La psicopatología del trabajo define la organización del trabajo, más que nada, como una relación social, que incluye la forma en que debe realizarse el trabajo. Es el resultado de una negociación entre la conducción y la ejecución.

Los hombres usan como defensa frente al sufrimiento la dominación de la mujer: la violencia de las relaciones de trabajo es desviada hacia ellas. Los niños también lo sufren en los hogares.

La división internacional del trabajo implica desviar hacia países en desarrollo a las organizaciones de trabajo que en los países desarrollados encuentran demasiada resistencia organizada.

  • "Las sombras del mañana"

Capítulo VI ¿Cómo reconstruimos un nosotros?

Lechner, Norbert

Editorial: L.O.M. Ediciones - Chile

Año: 2002

La política como trabajo cultural

"No podemos concebir a "la sociedad" como un ámbito dado de antemano, con límites fijos de inclusión y exclusión. En un mundo globalizado no habría una esfera delimitada de intereses y opiniones, cuyos conflictos serían procesados y decididos a través de la política democrática. Los diversos desajustes del orden social tienen efectos sobre la función representativa de la democracia. No obstante, en lugar de enfocar la "crisis de representación", es más fructífero poner de relieve la dimensión productiva de la política – la producción de sociedad.

Una acción es política en tanto construye un vínculo social. Dicha construcción de lo social mediante la lucha por la auto-determinación colectiva, sería la forma en que la sociedad se constituye en sujeto. A la luz de esta auto-constitución de la "sociedad autónoma", podemos valorar una política según su potencial de transformación. Esto es, su capacidad de generar experiencias e imaginarios de Nosotros que permitan a las personas ampliar sus posibilidades de acción. De eso trata la política considerada como un trabajo cultural. La política enfrenta un gran desafío cultural: nombrar e interpretar los cambios sociales en curso. A través de la pugna entre diferentes interpretaciones, se produce el "sentido común" acerca de lo que significan dichas transformaciones. La lucha política pone de relieve los problemas y riesgos que conllevan los cambios al mismo tiempo que decide los objetivos por alcanzar".

  • "Las Instituciones y la psicopatología"

Lic. Fanelli, Ramón

Editorial: www.asociacióndelfos.com.ar

Año: 2002

"El sujeto actúa según sus parámetros psíquicos individuales, a través de los cuales puede establecer un vínculo conflictivo, de sintonía o de obsecuencia en su relación con la estructura institucional. Todas estas características del sujeto con la institución, referidas a su causa, están vinculadas a la posición que el sujeto forja ante aquellos que han ocupado un lugar preeminente para él (en psicoanálisis, el lugar del Otro, lugar donde se constituye el sujeto, estructura del lenguaje). De aquí encontramos que el sujeto se aviene a la insignia de la institución, siguiendo sus lineamientos conceptuales, sean estos de orden, de esfuerzo, morales, de conducta, políticos, críticos, etc.. Los preceptos de una institución tienen una presencia dominante sobre el sujeto, pues ellos conforman un sistema escenificado, proyectado de la estructura de lenguaje en la que se conforma un sujeto. Tal es así que la institución como sistema es una construcción del sujeto. La institución es una escena, escena de una escena, o escenas superpuestas, según sea el caso; donde el sujeto desarrolla sus propias construcciones psíquicas. La institución es instituida por el sujeto y no cumple un lugar de instituyente para éste. El papel más importante de una institución, aparte de constituirse como escena, es el lugar de poder que ocupa para el sujeto, lugar donde el sujeto viene a jugar la modalidad de relación que ha establecido con este Otro (lugar del poder)".

  • "El problema económico del masoquismo" (1924)

Freud, Sigmund (1856-1939)

Editorial: Amorrortu Editores

Año: 1999

El masoquismo se presenta de tres maneras: como una condición a la que se sujeta la excitación sexual, como una expresión de la naturaleza femenina o como una norma de la conducta de la vida.. Es decir que es posible diferenciar un masoquismo erógeno, un masoquismo femenino y un masoquismo moral.

El masoquismo moral ha cortado sus vínculos con la sexualidad. Si en los otros dos tiene como condición provenir de la persona amada y ser tolerado por orden de ella, esta característica desaparece en el masoquismo moral, de tal manera que sólo importa el padecer, independientemente de quien lo inflija.

En este caso dejamos de lado la libido y entendemos que la pulsión de destrucción fue vuelta hacia adentro, descargándose contra el propio yo. Esta clase de masoquismo implica una "necesidad de castigo" inconsciente.

"Hemos atribuido al superyó la función de la conciencia moral, reconociendo en el sentimiento de culpa la expresión de una tensión entre el yo y el superyó. El yo reacciona con sentimientos de culpa (Angustia de la conciencia moral) ante la percepción de que no está a la altura de los reclamos que le dirige su ideal, su superyó".

Una vez superado el complejo de Edipo, el superyó conservó ciertas características de la pareja parental, su poder, su severidad, su inclinación a la vigilancia y al castigo. Ahora el superyó, la conciencia moral, utiliza estas marcas para volverse duro contra el yo a quien tutela. Por lo tanto el complejo de Edipo demuestra ser la fuente de nuestra moral individual.

La relación conflictiva entre el yo y el superyó deviene en una necesidad que se satisface mediante el castigo y el padecimiento. De tal manera podríamos reemplazar el sentimiento incosciente de culpa por una necesidad de ser castigado por un poder parental.

"Para provocar el castigo por parte de esta subrogación de los progenitores, el masoquista, se ve obligado a hacer cosas inapropiadas, a trabajar en contra de su propio beneficio, destruir las perspectivas que se le abren en el mundo real y, eventualmente, aniquilar su propia existencia real".

El sadismo del superyó y el masoquismo del yo se complementan y se unen para provocar las mismas consecuencias.

"La primera renuncia de lo pulsional es arrancada por poderes externos, y es ella la que crea la eticidad, que se expresa en la conciencia moral y reclama nuevas renuncias de lo pulsional .... pero ni aún la autodestrucción de la persona puede producirse sin satisfacción libidinosa"

Denegri, Marta - Perino, Estela - Idigoras, Raquel

Pedrana, Beatriz - Saavedra, Sergio

Editorial: U.N.R. - Facultad de Psicología

Año: 2003

Las representaciones fueron abordadas por Durkheim, quien bajo el término "representación colectiva" ya en 1898 la incorporó como tema de la Sociología. Las consideró autónomas del sustrato psicológico (representaciones individuales) del mismo modo que las representaciones individuales cobran independencia respecto del sustrato fisiológico. Las representaciones colectivas, para Durkheim, cumplen una importante función ya que la sociedad necesita de una representación - hasta de sí misma - para orientar la acción. Los hombres se encuentran ligados por una conciencia común: conjunto de creencias y sentimientos comunes al término medio de los miembros de una misma sociedad con caracteres que la identifican y delimitan dentro de un sector social.

Freud plantea la representación como investiduras de huellas mnémicas, en ella actúa siempre el deseo inconsciente. No nos habla de "representación social", pero en varias de sus obras postula la existencia de un "alma colectiva" o "inconsciente colectivo" en el que se cumplen procesos similares a los de la psiquis individual.

Diferencia dos niveles de representación: la "representación-cosa" y la "representación-palabra". La primera es un complejo asociativo de las más diversas representaciones visuales, acústicas, táctiles, kinestésicas y otras. Estas se configuran siempre dentro de un contexto humano en el cual los objetos sólo tienen sentido en la medida en que se relacionan a un "otro" con el cual el sujeto mantiene un lazo importante. La causalidad que las vincula está regulada por la lógica del Inconsciente. Las representaciones-cosa así ordenadas ofrecen la base para entender e interpretar las percepciones y experiencias ulteriores. La representación -cosa otorga significado a la representación-palabra.

Freud contrapone al mundo interior, que tiende a la satisfacción por ilusión, un mundo exterior que impone progresivamente al sujeto, por mediación del sistema perceptivo, el principio de realidad.

Quien formaliza la noción de "representación social" es la escuela de Psicología social de Serge Moscovici.

Para Denise Jodelet la idea de "representación social" nos sitúa en el punto donde se interceptan lo psicológico y lo social. Se trata de un conocimiento específico, el saber de sentido común, cuyos contenidos manifiestan la operación de procesos generativos y funcionales socialmente caracterizados. Estos procesos constituyen modalidades de pensamiento práctico orientados hacia la comunicación, la comprensión y el dominio del entorno social, material e ideal.

  • Ley Provincial Nro. 9538 del Ejercicio de la Psicología y

Creación del Colegio de Psicólogos

Resolución 2447/85 de las Incumbencias de los títulos de

Psicólogo y Licenciado en Psicología

En el año 1984 fue sancionada y promulgada la ley 9538 del ejercicio profesional de los Psicólogos y de la creación del Colegio de Psicólogos, normativa absolutamente congruente con las incumbencias del título establecidas un año después por la Resolución Nro. 2447/85 y que regula el trabajo del psicólogo dentro de los limites de la provincia de Santa Fe.

  • Constitución Nacional Argentina

Artículo 14: "Todos los habitantes de la Nación gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamentan su ejercicio, a saber: De trabajar y ejercer toda industria lícita; de navegar y comerciar; de peticionar a las autoridades; de entrar, permanecer y transitar en el territorio argentino; de publicar sus ideas por la prensa sin censura previa; de usar y disponer de su propiedad; de asociarse con fines útiles; de profesar libremente su culto; de enseñar y aprender."

Artículo 14 bis: "El trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor; jornada limitada; descanso y vacaciones pagos; retribución justa; salario mínimo, vital y móvil; igual remuneración por igual tarea; participación en las ganancias de las empresas, con control de la producción y colaboración en la dirección; protección contra el despido arbitrario; estabilidad del empleado público; organización sindical libre y democrática reconocida por la simple inscripción en un registro especial.

Queda garantizado a los gremios: Concertar convenios colectivos de trabajo; recurrir a la conciliación y al arbitraje; el derecho a huelga. Los representantes gremiales gozarán de las garantías necesarias para el cumplimiento de su gestión sindical y las relacionadas con la estabilidad en el empleo.

El Estado otorgará los beneficios de la seguridad social, que tendrá carácter de integral e irrenunciable. En especial, la ley establecerá: el seguro social obligatorio, que estará a cargo de entidades nacionales y provinciales con autonomía financiera y económica, administradas por los interesados con participación del Estado, sin que pueda existir superposición de aportes; jubilaciones y pensiones móviles; la protección integral de la familia; la defensa del bien de familia; la compensación económica familiar y el acceso a una vivienda digna.

PROPUESTA METODOLÓGICA:

Para Ryan, determinar una propuesta metodológica implica puntualizar el conjunto de consideraciones epistemólogicas - metodológicas sobre las cuales se construirá un conocimiento, con los objetivos planteados a través del Trabajo de Campo. El Trabajo de Campo es una manera de investigar superadora de las limitaciones propias que imponía el tradicional "laboratorio experimental". A través de él se trata de estudias una única comunidad o grupo en términos de su estructura social, es decir, en las interrelaciones de las partes que conforman esa estructura. Sintéticamente: el Trabajo de Campo estudia procesos sociales, allí donde éstos acontecen.

El tipo de Trabajo de campo que desarrollaré está enmarcado dentro de la exploración, desarrollando una investigación de tipo cualitativa.

Las técnicas a instrumentar serán:

  • Entrevistas: Existen tres tipo de entrevistas a poner en práctica: las no estructuradas, las estructuradas y las de grupo. En algunas oportunidades se puede plantear un tipo de entrevista y ésta devenir en otra por el propio interés de los entrevistados.
  • Observación: A diferencia de otros instrumentos, que dependen de conductas autodescriptas por los individuos o de datos secundarios, la observación permite al investigador adquirir experiencia de primera mano sobre los significados, relaciones y contextos de la problemática a investigar.

Existen dos tipos de observación: Las observaciones no estructuradas que sirven para recopilar información de contexto sobre el área y las conductas locales, y las observaciones estructuradas que utilizan categorías prefijadas para determinar lo que debe ser observado.

Teniendo en cuenta lo expuesto, he de puntualizar las características de la propuesta

metodológica para llevar a cabo el presente Trabajo de Campo:

DESARROLLAR UN TRABAJO INVESTIGATIVO Y EXPLORATORIO DE CARÁCTER CUALITATIVO, UTILIZANDO TÉCNICAS DE OBSERVACIÓN NO ESTRUCTURADA Y DE ENTREVISTAS SEMI- ESTRUCTURADAS, CON EL FIN DE DAR RESPUESTA A LOS OBJETIVOS FIJADOS TANTO GENERAL COMO ESPECÍFICAMENTE, SOBRE LA BASE DE LA PROBLEMÁTICA SELECCIONADA:

"LAS CONDICIONES DE TRABAJO Y SU RELACIÓN CON LA SALUD MENTAL DE LOS SUJETOS CONCEJALES DEL HONORABLE CONCEJO MUNICIPAL DE LA CIUDAD DE ROSARIO"

PUNTO DE VISTA TEÓRICO:

"El proceso de trabajo constituye una práctica social específica, fundante de todo el sistema social".

Es decir que el hombre, por su condición de tal, no es un ser aislado sino que es un sujeto socialmente constituido.

Desde el momento original de la vida el individuo, para humanizarse, necesita del Otro.

Es ese Otro el que nos significa, al nombrarnos, generando el campo de lo simbólico con el cual nos completamos. El Otro está siempre presente en la vida psíquica individual y permite entender cómo la estructura social determina lo más individual.

Freud distingue dos puntos fundamentales en ocasión de definir la salud: amor y trabajo. También señala que ninguna acción une al individuo tan firmemente a la realidad como el trabajo, ya que éste lo inserta en la comunidad humana y regula sus vínculos. De tal modo, pensar la actividad laboral desde el punto de vista psicoanalítico, implica considerar el valor del trabajo en la economía psíquica, la importancia de la actividad en su relación con la naturaleza y su función en las relaciones intersubjetivas.

Ahora bien... ¿Cómo se desarrolla el trabajo en las Instituciones que detentan el "poder" político? O mejor: ¿Por qué son consideradas estructuras de poder, cuando en realidad el poder lo debieran detentar todos los habitantes a través de sus representantes?

Toda organización no deja de ser un "fenómeno artificial" resultado del diseño humano, social y simultáneamente el resultado de la representación psíquica de cada individuo que pertenece o se relaciona con ella. Circulando objetivos explícitos de su existencia y razón de ser, el saber, el poder, las formas de evaluación, premios, reconocimiento, o la falta de ellos, sanciones, castigos, todo oculto por lo que se dice. .Se ha perdido el concepto de las instituciones políticas (en este caso el Concejo de la ciudad de Rosario) como conformadas por una minoría que ha tomado como trabajo la tarea de representar a la comunidad y recibe el mandato de legislar a favor del bienestar de todos los habitantes. Esta mirada se ha subvertido no sólo desde los mismos integrantes de la Institución, sino que toda la comunidad ha delegado en ellas el desarrollo de políticas orientadas a enmarcar su vida cotidiana. Este poder, reconocido también como autoridad de la Institución, nos plantea las preguntas de qué posición adoptamos, de qué textura es la autoridad que nos representa y de qué manera nos disponemos frente a ella.

Es el pueblo quien debe significar la tarea de las Instituciones políticas, abandonando la idea social subyacente de analogizar representación a delegación, participando activamente en la toma de decisiones, controlando, acercando ideas y soluciones para las distintas problemáticas sociales, pidiendo informes, exigiendo el cumplimiento responsable y honesto de la labor política.

La tarea consiste en reconocer nuestro propio lugar, alzándonos desde el sojuzgamiento en el que nos han ubicado -con nuestra anuencia - para lograr un cambio fundamental y revolucionario de nuestra sociedad.

No podemos atravesar esta crisis sin renovar los instrumentos de análisis, los modos de pensar y las formas organizacionales de la democracia representativa, redefiniendo, sobre nuevas bases, las categorías de la política.

Deberíamos cesar de "representarnos individualmente" y reconocer a las instituciones políticas y sociales no como organismos rectores de nuestra subjetividad, sino como "cuerpos" en si mismos, que adquirirán presencia subjetiva en tanto nosotros los signifiquemos.

Debemos hacernos cargo de nuestras responsabilidades, construyendo un nuevo discurso.

Un nuevo discurso del Poder.

Pero esta vez, del Poder del pueblo.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda