Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Conocimientos y hábitos sexuales en jóvenes utchinos de 16 a 23 años

Enviado por samimole



  1. Introducción
  2. Metodología
  3. Resultados y discusión
  4. Conclusiones y recomendaciones
  5. Referencias bibliográficas

RESUMEN

Este es un estudio sobre las representaciones sociales de la sexualidad de los jóvenes. El interés surge de la necesidad de tener una visión social de la sexualidad de los jóvenes en la que se privilegia su propia percepción. Todos los hallazgos llevan a la afirmación de una sexualidad lesiva para los jóvenes por los múltiples conflictos y peligros entre los que es percibida, vivida y valorada.

Vivir o no vivir la sexualidad, tomar el riesgo del embarazo, de enfermarse, de desprestigiarse, de embalarse, de ser descubierto por la familia, de la insatisfacción, de la desilusión, del desengaño o sentirse culpable, parece demasiado agobiante para el joven, de un lado están todas las exigencias de ese ideal social y de otro todos los cuestionamientos de referente grupal experiencial.

PALABRAS CLAVES

Sexualidad

Sexo

Adolescencia

Conflicto

ABSTRACT

In this article, the social representation about sexuality in younger is studied. The interest upsurges from the necessity of having a social perspective of the sexuality of young in which their own perception is privileged. For the findings, a harmful sexuality is concluded for young due to the many conflicts and dangers in which sexuality is perceived, lived, and valued.

Live or not the sexuality; take the risk of being pregnant, getting a disease, getting discredited, being in volved into non-expected problems,being discovered by the family, being unsatisfied,becoming disappointed, being worried about life or feeling guilty about the situation see to be very overcomimng for young. On one hand, younger face the demands of that social ideal. On the other hand, they face all the challenges from their experience group they teke as a reference.

Key words

Sexuality

Sex

Adolescence

Conflict

INTRODUCCION

El comportamiento humano alrededor de la reproducción y el placer sexual ha sido tabú para todas las culturas del mundo, siendo una tarea difícil establecer las normas de conducta apropiadas e intemporalmente aceptadas en lo que se refiere al manejo de la vida sexual.

El sexo ejerce una fascinación tan fuerte sobre el ser humano no solo por la intensidad del placer que proporciona, ni por su estrecha relación con otros aspectos importantes como belleza corporal, amor conyugal y filialismo sino también porque además está vinculado directamente al concepto del origen del hombre.1

La sexualidad comienza desde la propia gestación y termina con la muerte del individuo; crea reglas de comportamiento, evoluciona con la historia y es una continua fuente de placer o frustración, desde la adolescencia hasta la vejez.

Generalmente al intentar saciar sus necesidades sexuales, los seres humanos pierden su capacidad de razonar y en consecuencia a menudo usan el sexo como un desahogo para las emociones reprimidas, buscando satisfacción sexual cuando lo que necesitan es apoyo y consuelo.

En los estudios actuales de sexología se destaca el papel central que se le asigna a la sexualidad como determinante en las conductas del hombre, en donde el deseo sexual consiente o inconsciente determina la salud individual y no tanto la conducta sexual misma.

Los conocimientos y hábitos sexuales en jóvenes universitarios obstaculiza la vivencia de la misma, en forma plena e irresponsable ya que los jóvenes victimas de su curiosidad pueden llegar a cometer errores que generen enfermedades de transmisión sexual, abortos, traumas, violencia intrafamiliar e incluso la muerte.

El propósito de este estudio es analizar los conocimientos y vivencias de la sexualidad entre los jóvenes desde lo trivial, lo común y lo cotidiano; no solo para interpretar los hallazgos, sino para descubrir la significación social de la sexualidad de los jóvenes, develar todo aquello que la sociedad teje en tomo a las representaciones de la sexualidad y evidenciar esas representaciones como una construcción colectiva inserta en la historia local.

METODOLOGIA

  • TIPO DE INVESTIGACION

La modalidad de investigación en la que se encuentra incluido el tema a trabajar es No experimental transeccional descriptivo.

No experimental ya que no se manipularon deliberadamente variables debido a que ya han ocurrido, solo se observaron fenómenos tal y como se dan en su contexto natural para después analizarlos.

Transeccional porque se recogieron datos en un solo momento, en un único tiempo, ya que el interés fue solo mirar las creencias y los pensamientos que dichos sujetos tenían acerca de la sexualidad ahora y no mirar estos posteriormente.

  • TIPO DE ESTUDIO
  • Descriptivo, ya que se intentara comprender un fenómeno y auscultar en las variables que pueden influir en él.
  • PROCEDIMIENTO

    Se realizaron entrevistas por medio de cuestionarios de forma individual con preguntas semiestructuradas también conocidos como entrevista focalizada2, debido a la necesidad de recoger información a nivel de experiencias particulares teniendo en cuenta que la sexualidad es vivenciada y sentida de manera individual. La población muestra fueron 200 jóvenes de los diferentes programas académicos de la Universidad tecnológica del Chocó "Diego Luis Córdoba";

    Los criterios de selección utilizados fueron: incluir jóvenes de ambos sexos mayores de 16 años, hasta 23 años y que estuvieran motivados para brindar información.

    Del total de jóvenes entrevistados el 52% pertenece al género masculino y el 48% al femenino.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Cabe resaltar que la edad en que los jóvenes tuvieron su primer novio coincide con la edad en que tuvieron su primera relación sexual; la cual se presento entre los 13 y 15 años, el 96% de los jóvenes tuvo relación sexual a temprana edad y el 4% no ha tenido, es importante resaltar la causa por la cual los jóvenes tuvieron relaciones sexuales, donde el 46% de estos jóvenes fueron inducidos por sus novios (a), el 38% por curiosidad, el 10% por los amigos, el 2% por los libros y el 4% no opina, dejando ver esto que el amor no es tan importante como las influencias; cuando fueron encuestados con respecto a donde acudirían al presentarse una enfermedad de transmisión sexual (ETS) o un embarazo no deseado respondieron así en caso de un embarazo el 32% acudiría al medico, 28% al novio, 18% a las amigas, 12% a los padres y un 10% a profamilia, por otra parte en caso de una ETS el 46% acudirían al medico, el 12% al novio(a), el 12% a los amigos, 24% a profamilia y el 6% a los padres.

El 80% de los jóvenes dicen que las ETS y los embarazos no deseados son por causa de la irresponsabilidad, el 8% por promiscuidad, el 10% por falta de conocimientos y el 2% no opina. Haciendo referencia los métodos de planificación contrario a lo que se piensa en nuestro medio, se descubrió que el 40% utiliza el preservativo o condón, el 18% la píldora y el 42% no utiliza; respecto a si han recibido algún tipo de información de planificación familiar fue descubierto que el 64% ha recibido información no profesional y el 36% no ha recibido información.

De los jóvenes encuestados el 52% de la población pertenece al genero masculino, en donde el 44% tiene novia frente un 8% que no tiene, mientras que el femenino que corresponde a un 48% dentro del cual el 32% tiene novio frente a un 16% que no tiene; de este 100% el 38% tiene relaciones sexuales semanal, el 8% diario, el 4% quincenal, el 36% mensual, el 4% anual y el 10% no opina.

El 76% de los jóvenes refieren que se sienten a gusto teniendo relaciones sexuales por que se sienten amados y el 24% no se siente a gusto porque a veces sienten que no hay amor y eso los lastima. Todos estos jóvenes se sienten responsables sexualmente no obstante al preguntarles que es responsabilidad sexual ninguno dio argumentos sólidos.

El 100% de la población objeto con respecto a las relaciones intra y extra familiares refiere que el 56% tiene una relación excelente con los padres y el 44% tiene con ellos una relación regular; con los amigos el 74% tienen una relación excelente el 26% tiene con ellos una relación buena que en algunos momentos tiende a regular.

Vale la pena prestar mucha atención en los motivos por los cuales nuestros jóvenes están teniendo relaciones sexuales y al lapso de tiempo comprendido entre una relación y otra.

Los jóvenes solo buscan en las relaciones sexuales el placer que estas le generen, argumento respaldado en la durabilidad de los noviazgos.

Es claro que estos jóvenes se creen responsables sexualmente, por el hecho que utilizan el condón para evitar un embarazo o una enfermedad de transmisión sexual, sin percatarse que la responsabilidad comienza desde el momento en que se decide empezar con su vida sexual.

Contradictorio lo anterior con el hecho de que se parte de una base de una relación excelente con los padres, los cuales están obligados hacer piedra angular en la educación sexual de sus hijos, denotándose así el poco compromiso de la familia en el despertar sexual del adolescente actual.

Otro factor que relevante es alto porcentaje de jóvenes que no utilizan ningún método de planificación (42%) cifra muy relacionada con el porcentaje de jóvenes que no han recibido ningún tipo de información sobre la planificación familiar y la responsabilidad sexual (36%),dejando ver esto una vez mas las grandes deficiencias del sistema educativo y de salud, sistemas que se empeñan en divulgar información pero pocas veces insisten en comprobar si esa información llego y se comprendió en el receptor; potenciando esto el desequilibrio sexual por el que pasa nuestra juventud.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

La gran libertad sexual con la que gozan los jóvenes en nuestra sociedad puede estar siendo favorecido por el inicio precoz de la actividad sexual, se ha comprobado que tanto la educación en un ambiente familiar muy permisivo, como en una familia con normas rígidas o autoritarias conducen a una mayor precocidad en el inicio de las relaciones sexuales.

Cuando las voces de autoridad se dejan oír, lo hacen para dar mensajes éticos y advertir a los hijos, primero sobre lo que no deber ser y segundo sobre lo que no es.

Al hablar del deber ser y del no ser, sin mencionar qué es la sexualidad, se espera que por oposición de lo que no es, el joven deduzca por sí mismo lo que sí es; este procedimiento que la cultura local ha asumido como método de educación sexual, no es suficientemente explícito para que el joven aprenda lo que quiere saber de la sexualidad, pues incluso hasta el deber ser es poco manifiesto. No poder hablar de qué es la sexualidad y hablar pobremente de un deber ser, es evidencia de un desconocimiento generalizado frente a la sexualidad; padres y jóvenes a veces están en la misma situación.

Algunos jóvenes esperan ser instruidos en todos esos peligros, como si la educación sexual fuera un curso de primeros auxilios, en el que se presentan las posibles emergencias y la manera de atenderlas eficientemente; este fenómeno es explicado por los investigadores del proyecto Atlántida: La concepción de sexualidad solamente como acto sexual en sí mismo, lleva a que cuando se hable del tema, tanto los jóvenes como los padres y maestros, se refieren principalmente a los aspectos físicos, las consecuencias (los embarazos, el SIDA y las enfermedades venéreas) y la manera de prevenirlas, aunque el adolescente quiere y necesita saber otras cosas que por temor no se atreve a comentar.3

Por lo tanto ante la falta de confianza y de comunicación con las personas que ellos consideran que saben, los jóvenes tienen que aprender por sí mismos, deben buscar libros, amigos, es decir, recurrir a medios pobres de socialización de la sexualidad.

Algunos de estos jóvenes han llegado a considerar no sólo que son irresponsables, sino que esa irresponsabilidad procede de ejercer la sexualidad sin tener la capacidad económica para enfrentar las consecuencias de su ejercicio. Esta lógica de pensamiento ha impulsado a muchos jóvenes a realizar acciones ilícitas y buscar el enriquecimiento rápido para granjearse entre su familia, sus amigos y ante las chicas, un status que les permita ejercer su sexualidad responsablemente.

La responsabilidad entendida como capacidad económica, puede llevar a acomodamientos como el que hace una chica, que considera que tener relaciones con un joven pobre es más riesgoso que hacerlo con un joven de su mismo o mayor nivel, como si objetivamente el riesgo de embarazarse cambiara por este factor.

Los jóvenes han introyectado el mensaje de que sexo seguro es igual a sexo conocido y viceversa; sobre todo porque existen enfermedades incurables, nadie debe darse la libertad de tener sexo con personas desconocidas, deben reservarse para la pareja, lo que refuerza el ideal social de la pareja como único espacio permitido para vivir la sexualidad.

Ambos sexos hablan con frecuencia de "la importancia de conocer al otro", esta afirmación desborda el plano de la protección para mezclarse con significados referentes al enamoramiento y el entendimiento de la pareja. ¿Cuánto puede un joven llegar a conocer a otra persona? ¿Qué utilidad real tiene este conocimiento frente a la protección?

Cuando se es joven y se está en plan de conquista amorosa y erótica, las personas suelen presentar una imagen mejorada de si mismas ante los demás, omiten aquellos detalles de sí que consideran poco atractivos o indeseables. Dentro de esa imagen no caben enfermedades y problemas siempre habrá aspectos de ambos que estarán reservados. El conocimiento total de que hablan los jóvenes, es imposible y por tanto no podría llegar a ser un medio eficaz de protección.4

Los conocimientos en los jóvenes Utechinos son muchos, pero deficientes en veracidad y en capacidad argumentativa, y es esa gran falencia la que los esta haciendo tener unos hábitos sexuales que con certeza en un futuro muy cercano generaran gran cantidad de embarazos no deseados y de enfermedades de transmisión sexual que contribuirán con el deterioro y desintegración la sociedad Chocoana.

La educación sexual es un proceso permanente en relación directa con los avances del mundo, por eso no podemos elegir que nuestros hijos reciban o no educación sexual pues ella estará presente en todo lo que ellos hagan, vean y escuchen.

Debemos reconocer que las actividades sexuales en general (y no sólo el coito) hacen parte integral de las experiencias del adolescente y de su preparación para la vida adulta normal. Igualmente, debemos aceptar que la iniciación sexual de los adolescentes no depende de las restricciones impuestas por los adultos, sino de un proceso de autodefinición.5

La Universidad, representada por sus profesores y directivos, debe tomar un papel más activo y seguro en este proceso, constituirse en un ente de diálogo .El educador sexual no siempre sabe todo y como tal debe reconocerse, tiene opiniones y principios que debe distinguir claramente y presentar sin imponer.

La educación sexual no puede pretender ser unívoca, sino por el contrario convertirse en un espacio de diálogo y controversia, en el que se permita dudar como primer paso para empezar a explorar y enriquecer, la hasta ahora empobrecida sexualidad

Por todo lo anterior es recomendadle que toda la comunidad educativa nos comprometamos a crear espacios reflexivos de educación sexual mediante charlas y diálogos abiertos entre padres e hijos con miras a estimular la confianza, herramienta clave en la conformación del vinculo familiar y social.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

VAN PELT, Nancy.2001. Secretos de la dicha conyugal. Bogota. Interamericana.

TAYLOR S. J. y R. BOGDAN. 1992 Introducción a los métodos cualitativos de investigación. Ed. Piados, España.p. 34.

UNIVERSIDAD PONTIFICIA BOLIVARIANA. Universidad del Quindío, Universidad del Valle, Universidad de los Andes, Universidad Corporación Minuto de Dios, Universidad Pedagógica Nacional y Universidad Javeriana. Proyecto Atlántida: Tomo II. El joven reto del mundo social. Espacio familiar. p. 229

QUINTERO, Marina 1991.et al. Sujeto escolar, sexualidad y saber. Facultad de Educación. Departamento de educación avanzada. Universidad de Antioquia.

USECHE ALDANA, Bernardo. Op. cit. p. 60

GOMENSORO, Arnaldo. 1981 La irresponsabilidad sexual de los jóvenes. En: Revista Alborada. No. 218. Medellín, octubre de.p. 371.

PAPALIA, Diane.1992.Desarrollo humano. Editorial Panamericana. Cuarta Edición.

RESTREPO. Luis Carlos. 1992¿Qué es la libertad? En: Revista Psicología Hoy. Año IV. No. 9. Mayo-julio. Medellín, p. 11.

Sandra Milena Moreno Lemos

Bacterióloga. Docente investigador.

Universidad Tecnológica del Chocó


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda