Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Consecuencias psicosociales de la homosexualidad en República Dominicana

Enviado por judyeamparor



  1. Resumen
  2. Homosexualidad, orígenes y variaciones
  3. Perspectivas teóricas sobre la homosexualidad
  4. La homosexualidad en la sociedad dominicana
  5. Contexto de la homosexualidad en República Dominicana
  6. Conclusiones
  7. Bibliografía

RESUMEN

Esta investigación trata sobre las consecuencias psicosociales de la homosexualidad en República Dominicana.

Para la sociedad dominicana, este tema tiene mucha importancia debido al crecimiento que está alcanzando cada día la homosexualidad. Es tanto así, que diferentes sectores del país están preocupados por el auge que esta variante sexual tiene en los diferentes ámbitos de la sociedad.

La importancia de este estudio consiste en que la comunidad homosexual se encuentra en constante crecimiento con respecto a la densidad poblacional dominicana, y es un sector de la sociedad que demanda cada día y con absoluta equidad, un sitial en el quehacer socio-laboral del país.

Son cada día más los negocios, bares, discotecas, restaurantes y clubes que brindan servicios exclusivos a homosexuales de todo el país y turistas extranjeros, lo que sugiere un incremento en la demanda de servicios por parte de este tipo de público y, por ende, un crecimiento demográfico de la población homosexual en todas sus variantes.

Sin embargo esta condición no está abiertamente aceptada, ni socialmente, ni legalmente. Dentro de este ambiente dicotómico resulta importante describir las consecuencias psicosociales que enfrenta la homosexualidad en República Dominicana.

El objetivo general de este trabajo es analizar las consecuencias psicosociales de la homosexualidad en República Dominicana.

La investigación es de tipo bibliográfica. De la investigación bibliográfica se resume que la homosexualidad es una fuerte atracción hacia personas del mismo sexo. Esto no es nada nuevo, según relata la historia dominicana, los aborígenes practicaban la homosexualidad. Con el transcurrir del tiempo se continuó esta conducta sexual, pero de manera discreta, por miedo al rechazo, la no aceptación de la sociedad. Con el auge del turismo comenzó un incremento de homosexuales en las ciudades turísticas del país, que no se pensaba que en el país esto tuviera tanta trascendencia.

Hoy día se está volviendo común ver personas homosexuales en los diferentes medios de comunicación y en los diferentes lugares de diversión. Muchos se han destacado en el arte, diseño de moda, el arte culinario y en la música.

En el país esta variante sexual tiene su organización, llamada GAYLESDOM y dirige la primera ONG, que trabaja con la prevención del SIDA y personas que tienen esta enfermedad. Tienen ayuda de organismos internacionales que les dan soporte.

La finalidad de los homosexuales es que se les dé igualdad de oportunidades en los diferentes ámbitos de la sociedad, que se les respete y se traten como personas normales sin discriminación, porque según ellos, no son dañinos a la sociedad.

Hoy día esta comunidad celebra su "Día Internacional del Orgullo Gay", celebración que en tiempos atrás no se hacía en este país, pero lo hacen sin ningún apoyo gubernamental; lo cierto es que ahora tienen mucho más libertad que en décadas pasadas.

Algo que no se puede obviar es la lucha continua que tienen sectores importantes del país en contra de que los homosexuales se exhiban a nivel público; dentro de esos sectores está la iglesia, que ha hecho fuertes críticas en contra de los homosexuales, exigiéndoles respecto y que se manejen con decencia y pudor. Al parecer ésta es una lucha que no dará tregua de ninguna de las partes, porque los homosexuales exigen cada vez más que se les acepte y no se les discrimine; además, los mismos consideran que no hacen daño a la sociedad.

Con este estudio se pudo comprobar que la homosexualidad en República Dominicana va en crecimiento, no es un mito, es una realidad. La población está dividida, en cuanto a esta problemática hay una minoría que los apoya, otros que pasan como desapercibidas ante esta situación, pero la gran mayoría, llamados "homofóbicos" los rechazan.

La población homosexual se incrementa cada vez más y está dando mucho de que hablar; ellos y/o ellas están dispuestos a luchar hasta lograr sus objetivos, aunque les falten varios años para poder lograrlo. Pero la generación futura de la sociedad dominicana, que son los niños y adolescentes, están asimilando poco a poco esta conducta, como una variante sexual de lo más normal y ahí es que radica el problema, en las pérdidas de valores de la sociedad, esa es la herencia que se les están dejando y es penoso que esto sea así.

INTRODUCCION

Esta investigación trata de las consecuencias psicosociales de la homosexualidad en República Dominicana. Esta problemática resulta importante, debido al constante crecimiento que tiene cada día la comunidad de homosexuales y lesbianas. Son cada vez más los negocios de bares, discotecas, restaurantes y clubes que brindan servicios exclusivos a los homosexuales del país y los turistas gay que vienen de vacaciones.

La sociedad dominicana está interesada en preservar los valores morales y culturales, característicos de esta nación; las instituciones como: las iglesias (Evangélica y Católica), la escuela, los organismos que trabajan a favor de la familia, están preocupados por el desarrollo de estas variantes sexuales ya que traen como consecuencia enfermedades de transmisión sexual.

En el desarrollo de esta investigación, se conocerán las incidencias psicológicas y sociales de la homosexualidad, en los diferentes ámbitos de la población dominicana.

El objetivo general de esta investigación es analizar las consecuencias psicosociales de la conducta homosexual en los diferentes sectores de importancia, que son el soporte para el crecimiento, fortalecimiento y desarrollo de la educación, la familia, el ámbito laboral, religioso y cultural de la patria dominicana. Y así identificar los factores generales y las consecuencias alcanzadas a raíz del crecimiento de esta problemática.

Este estudio ha sido delimitado a investigar las consecuencias psicosociales de la homosexualidad en República Dominicana, en el período de junio – agosto de 2005.

Esta investigación es de tipo bibliográfica ya que se consultaron diferentes fuentes, tanto de autores nativos como extranjeros, con el fin de obtener las informaciones necesarias para la preparación de este material.

Dentro de las limitaciones presentadas para la realización de esta investigación, se encuentra la poca disponibilidad de tiempo, y la escasez de libros de autores nativos, que hablen sobre este tema en el país. Las informaciones recopiladas para obtener datos nacionales fueron mayormente recopiladas de periódicos, revistas y páginas de Internet.

Esta monografía está compuesta por cuatro capítulos, en el primero se trata de los enfoques teóricos, concepto, origen, características principales, tipos de homosexualidad (masculina y femenina), visión globalizada, problemáticas y riesgo de la homosexualidad.

El segundo capítulo trata sobre la perspectiva teórica de la homosexualidad; dentro de éste se habla del punto de vista psicológico, la opinión médica, postura religiosa, el enfoque sociológico, actitud de la familia, la perspectiva de la escuela y posición del medio laboral.

En el tercer capítulo, su desarrollo está basado en la homosexualidad en la sociedad dominicana, con una breve reseña histórica, evolución, organización de la comunidad de gays y lesbianas, actividades importantes de esta comunidad, legislación que protege la condición homosexual, incremento de figuras públicas en los medios de comunicación.

Por último, un cuarto capítulo, con un contexto de la homosexualidad en República Dominicana, los agentes de socialización (la escuela, la familia y los medios de comunicación), mitos, creencias y prejuicios, el imaginario social y la homofobia, la visión actual de los dominicanos y las condiciones psicosociales.

CAPÍTULO I. HOMOSEXUALIDAD, ORÍGENES Y VARIACIONES

  1. Enfoque teórico de la homosexualidad

Muchas investigaciones van encaminadas a responder la interrogante sobre por qué existen homosexuales. Presionadas por los esfuerzos para explicar el patrón menos común la homosexualidad, se han lanzado una serie de hipótesis que buscan explicar la razón de ella.

De acuerdo con Maeso (2003, p.p. 154-155), la más antigua de las teorías sostiene que la homosexualidad es una especie de enfermedad mental, un tipo de desorden mental o una angustia demarcada y persistente por una orientación sexual. Otras teorías tienen en cuenta los factores biológicos, una familia con una madre dominante y un padre débil, y una situación aprendida (desarrollo de una preferencia por el mismo sexo, después de haber sido seducido por un homosexual). Existen varias teorías acerca de este tema, entre las cuales se pueden nombrar:

Teoría del origen hormonal. En algunos estudios con animales se ha demostrado que la administración de hormonas o modificaciones de sus cifras pueden producir variaciones en la conducta sexual adulta, posibilitándose a una conducta homosexual.

Hoy día se desconocen elementos para establecer un origen genético de la expresividad homosexual, más allá de la etiología genética de una capacidad de respuesta genital y sistemática ante estímulos sexuales diversos. En otras palabras, el ser humano no hereda la posibilidad de responder en forma preferente a unos estímulos u otros. Según este punto de vista la homosexualidad tiene rasgo biológico que aparece en todas las sociedades y en todas las épocas; básicamente el sujeto nace homosexual.

Otra variación sobre la idea de la homosexualidad biológica ha sido el factor hormonal; muchos investigadores han buscado combinaciones de hormonas masculinas y femeninas en los homosexuales, tanto hombres como mujeres. Según esta teoría hormonal la homosexualidad se podría curar, bastaba con ajustar los niveles hormonales. Esta teoría nunca se ha comprobado de manera convincente; pero hay que aclarar que las hormonas no bastan para producir ni el deseo, ni la fantasía, ni la conducta, ni el placer sexual.

Otra variación dentro de la concepción biológica respecto a la homosexualidad es el campo de la genética. En los últimos treinta años se han estudiado posibles aspectos genéticos sobre este tema; se ha comprobado que los individuos homosexuales tienen más posibilidades de tener un hermano homosexual que los heterosexuales, aunque todavía no se ha encontrado una correlación entre hermanos gay y sus hermanas lesbianas. El hecho de que dos hermanos compartan la misma orientación sexual no es prueba de un rasgo genético común.

Teorías psicosociales y psicoanalíticas: Freud, en su teoría psicoanalítica consideraba una bisexualidad innata, que explica las tendencias latentes hacia la homosexualidad que pueden activarse ante ciertas condiciones patológicas. Veía el impulso sexual como no específico, con relación al sexo de objeto, en donde se buscaba la satisfacción y aún como indiferente a la especie del objeto.

Es importante destacar que casi todos los estudios que intentan demostrar el origen psicosocial de la homosexualidad, se han realizado en poblaciones de homosexuales, que eran pacientes de psicoanalistas, psiquiatras o instituciones, lo que inevitablemente sesga e invalida la muestra.

Stubrin, J. (1993, p.p.27-28), explica que existen otros que han sido más aceptados, como el caso de Mármol (1978), el cual señala que la homosexualidad es multideterminada por factores psicodinámicos, socioculturales, biológicos y situacionales. El estudio de Bell (1981), a través del análisis complejo y cuidadoso de una muestra de homosexuales, establece que no se encuentra ninguna casualidad socio familiar universal para explicar la experiencia homosexual.

Aspectos del desarrollo del niño prehomosexual. El miedo excesivo al daño físico durante la niñez, está asociado con varias actitudes en la conducta de los padres. La teoría psicoanalítica indica que la sintomatología sexual tiene sus raíces en la infancia; se supone que una interacción recíproca fue operante entre el miedo excesivo al daño y la psicodinámia de los síntomas sexuales.

El sistema triangular. La unidad hijo (homosexual) / madre / padre se analiza como un sistema, que engloba el proceso básico de interacción en las relaciones interpersonales que establecen el fundamento para el desarrollo de la personalidad. Se considera que la personalidad se forja dentro de este sistema triangular del núcleo familia, por consecuencia, es ahí donde las malas adaptaciones de la personalidad tienen primariamente sus raíces.

La familia con más de un hijo tiene más de un sistema triangular, cada uno se interpreta con otros subsistemas del núcleo familiar. El ambiente psicológico del hijo homosexual difiere claramente del de sus hermanos. La cualidad y el estilo de las actitudes y la disciplina de los padres, la personalidad y la conducta de los distintos miembros de la familia, las señales y ciertas actitudes verbales y no verbales, conscientes o inconscientes, la basta y compleja mezcla de pautas interactuantes que operan en la familia, influyen en la dinámica del sistema triangular.

Homosexualidad por situación o por privación: En algunos casos especiales, donde la privación de la figura femenina es por mucho tiempo (prisiones, escuelas para hombres, seminarios o monasterios,) pueden ocurrir experiencias homosexuales, algunas de forma voluntaria y otras obligadas. En la mayoría de estos casos, las conductas homosexuales son facultativas, aunque igual ocurren conductas homosexuales voluntarias. Algunas personas después de pasar esta etapa vuelven a su situación heterosexual normal.

1.2 Concepto

La palabra homosexual proviene del griego homo que significa mismo, es decir, una persona que gusta de personas de su mismo sexo. Se puede decir que la homosexualidad es una fuerte atracción preferencial hacia personas del mismo sexo. Hay diferentes ideas acerca de por qué algunas personas experimentan atracción hacia su mismo sexo; dentro de las cuales cabe destacar las siguientes:

Muchas personas que son atraídas hacia su mismo sexo tienen un sentido de ser diferentes, desde muy temprana edad y consecuentemente creen que nacieron homosexuales. Otros creen que algunas personas son homosexuales porque así lo escogieron. Hay quienes consideran que algunos son homosexuales por lo que les sucedió durante su vida. Pueden haber sido lastimados emocionalmente y esto puede afectar la manera de cómo se sienten con ellos mismos. Puede ser que hayan sufrido un abuso sexual o hayan tenido una mala relación con los padres.

  1. Orígenes

Todos los registros de las culturas antiguas muestran la manera en que esos hombres enfrentaron y trataron a la cuestión homosexual. La actitud hacia la homosexualidad ha variado a lo largo de las diferentes épocas y entre los diversos grupos y subgrupos culturales, oscilando entre la aceptación (en la antigua Grecia), la tolerancia (en el Imperio Romano) y la condena absoluta (en muchas sociedades occidentales y orientales).

Sin embargo, gran parte de la incomprensión y de los prejuicios existentes contra la homosexualidad proceden de su clasificación como enfermedad en el siglo XIX. "El neuropsicólogo alemán Richard Von Krafft-Ebing la consideró una degeneración neuropática hereditaria que supuestamente se agravaba por una excesiva masturbación. El psiquiatra austriaco Sigmund Freud postuló la existencia de una predisposición constitutiva, aunque también destacó el efecto determinante de experiencias durante la infancia (como, por ejemplo, la falta de un progenitor del mismo sexo con el cual poder identificarse) y la frecuencia de experiencias homosexuales masculinas durante la adolescencia, que consideró como desviación sexual" (Foucault, 1996, p.88).

La publicación de dos estudios sobre el comportamiento sexual en hombres y mujeres, que llevó a cabo el biólogo estadounidense Alfred Charles Kinsey, rebatió la hipótesis de la enfermedad. Pruebas psicológicas realizadas a homosexuales y a heterosexuales, mostraron que entre ellos no había aspectos patológicos diferenciadores. Aunque existen algunas evidencias, en estudios de gemelos y mellizos, que sugieren que los genes pueden ser un factor en la orientación sexual, otras teorías afirman que es más probable que los factores determinantes sean las experiencias vividas durante la infancia.

1.4 Características principales

Anteriormente, la homosexualidad era tratada como un desorden de la personalidad y actualmente se considera a la homosexualidad más bien como una variante sexual que como una enfermedad. El Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM IV) de la American Psychiatric Association (APA) primero trata la homosexualidad como trastorno de la identidad sexual, que consiste en una identificación acusada y persistente con el otro sexo (no sólo el deseo de obtener las supuestas ventajas relacionadas con las costumbres culturales).

En los niños el trastorno se manifiesta por cuatro o más de los siguientes rasgos: deseos repetidos de ser, o insistencia en que uno es del otro sexo en los niños; preferencia por el travestismo o por simular vestimenta femenina; en las niñas, insistencia en llevar puesta solamente ropa masculina.

También se observan preferencias marcadas y persistentes por el papel del otro sexo o fantasías referentes a pertenecer al otro sexo. Deseo intenso de participar en los juegos y en los pasatiempos propios del otro sexo, así como preferencia marcada por compañeros del otro sexo.

En los adolescentes y adultos la alteración se manifiesta por síntomas tales como: un deseo firme de pertenecer al otro sexo, ser considerado como del otro sexo, un deseo de vivir o ser tratado como del otro sexo o la convicción de experimentar las reacciones y las sensaciones típicas del otro sexo.

Otros enfoques tienen en cuenta factores biológicos, una familia con madre dominante y padre débil, y una situación aprendida (desarrollo de una preferencia por el mismo sexo, después de haber sido seducido por un homosexual). Hasta ahora no existe un respaldo científico para la hipótesis de la conformación familiar ni del aprendizaje en una situación.

1.5 Tipos de homosexuales

Existe una categorización que describe las características de diferentes condiciones de homosexualidad:

La mujer visible. Con este título, algo amplio, se quiere abarcar una presentación social de la actividad sexual gay que está predominantemente marcada por el rol femenino que juega el individuo en y durante la actividad sexual; pero que también marca su personalidad diaria, su forma y manera de comportarse en situaciones cotidianas. En esta categoría se pueden incluir tres variantes del mismo rol sexual; el travestí trabajador sexual, el homosexual afeminado y el travestí artista.

El travestí artista. Está caracterizado por aquel gay cuya expresión de su sexualidad exterior está marcada por la admiración que despierta en quien lo ve, por su capacidad histriónica de representar la mujer a nivel artístico, en un momento especifico del día, o más común, de la noche. El éxito de su personificación se da básicamente en la medida en que ha logrado ser aceptado como la mujer que representa, admirada por su actuación, respetada por su esfuerzo y calidad artística.

Este tipo de gay no necesariamente se manifiesta como mujer en su vestimenta exterior cuando no actúa, pero tiende a comportarse como tal cuando tiene relaciones sexuales; es predominantemente pasivo, y como artista, la mayoría de las veces tiende a ejercer el papel femenino receptivo. Están orientados hacia hombres heterosexuales más o menos jóvenes que son parte de su público. Juega con la fantasía de la "mujer despampanante" que supera a cualquier "mujer accesible" a ese cliente.

El travestí: trabajador sexual. Este tipo de gay está caracterizado en su actividad sexual por ser uno que quiere aparecer exteriormente como una mujer, ser aceptado como tal y ser buscado sexualmente en función de su apariencia externa como mujer. Para ello, se esmera en el vestirse como mujer, en peinarse y maquillarse como tal, pues uno de sus objetivos principales es la de seducción del varón. Lo logra de tal forma que el desprevenido que los ve en la calle muchas veces tiene dificultad en reconocer un hombre.

Por la fuerte inclinación de representar la mujer en el oficio sexual, este tipo de gay está orientado a encontrar clientes que buscan en su apariencia una mujer, aún cuando sea un heterosexual quien lo solicite, cuya justificación es un hombre que busca un hombre que tiene una identificación social como mujer.

El homosexual afeminado. Se puede describir a este gay como aquel que tiende a tener manifestaciones exteriores de mujer, en su forma de hablar, de moverse, de gesticular, de reírse, de interesarse por todo aquello que tiene que ver con el mundo femenino: la última moda, el maquillaje, el corte de pelo, los zapatos, la combinación apropiada de colores, sin llegar necesariamente a vestirse como una mujer.

Es aquel gay que, en el lenguaje tradicional se le llama afeminado. Es detectable quizás por su delicadeza, pero esto no significa que sea una conducta abiertamente manifiesta en todos los ambientes. Éste, por su marcada forma de asimilarse a múltiples expresiones externas femeninas, puede tender a jugar ese mismo rol en la actividad sexual, o sea, ser básicamente el receptivo. Aunque existen excepciones.

Transexual. Son individuos que viven basándose en el género que corresponde al sexo al cual se cree pertenecer. Es decir, las personas transexuales manifiestan un sufrimiento y una inadecuación ante los genitales de nacimiento, que no pueden apreciar. Estos individuos se hacen intervenir quirúrgicamente para obtener las características genitales del sexo opuesto.

El gay promedio. Estos son la mayoría de los gays que ya se han planteado su identidad sexual, han logrado establecer para sí mismos una identidad sexual clara y precisa, con preferencia por miembros del mismo sexo, en ambientes no amenazantes, como las discotecas gays y otros lugares de encuentro conquistados por ellos.

El aspecto exterior de la mayoría de estas personas es heterosexual en el sentido de no hacer ninguna afirmación externa de preferencia por el rol femenino. La mayoría de este grupo viste como el común de los hombres lo hace, no tiene un corte de pelo especialmente largo o femenino, no usa maquillaje, no tiene ademanes femeninos, no modula la voz en forma afectada, y cuando se encuentra dentro de sus amistades no pretende aparentar destacarse por posturas femeninas.

Externamente, la mayoría hace y se comporta como un hombre en aspectos triviales, como el afeitarse, tener o no bigote, vestirse igual a otro homosexual, sin llamar la atención que pudiese suscitar respuestas de burla o comentarios desagradables. Los que pertenecen a este grupo normalmente son profesionales graduados, ocupan puestos productivos en varios ámbitos de la sociedad, como bancos, oficinas, negocios, y en general, su nivel educativo les permite ser aceptados sin que en su presencia se haga referencia a su identidad sexual gay.

El bisexual. Estrictamente hablando, el bisexual es aquel que tiene relaciones sexuales tanto con hombres como con mujeres, por muchas y variadas razones. La tradicional posición social negativa que existe acerca de la homosexualidad, quizás ha condicionado el que se dé una bi-categorización de la bisexualidad. El gay-bisexual está comúnmente casado, tiene hijos o tiene novia, su actividad sexual es, por lo tanto, muy matizada por el momento psicológico en que se encuentre y las circunstancias que les permitan no manifestar su preferencia sexual gay.

Se preocupa por ejercer el rol masculino dentro del ámbito social o familiar en donde se desenvuelve y se cuida de que no haya nada externo que pueda delatar su bisexualidad. Es consciente de los detalles masculinos, el corte de pelo, los bigotes, el perfume, la ropa de calle, los colores discretos, los zapatos a la moda, pero tradicionales, en fin, todo aquello que le permita ocultar su inclinación homosexual dentro del mundo heterosexual.

1.5.1 Homosexualidad masculina

La intimidad de cualquier tipo entre hombres, a menudo se considera sospechosa, y algunos opinan que es poco viril. Casi siempre se tiene la idea de que los homosexuales son como los medios de comunicación, los han estereotipado, se suele considerar que el homosexual es extraño, afeminado, existen algunos mitos sobre la homosexualidad masculina.

Los mitos acerca de la homosexualidad abundan y causan diversos argumentos entre la gente. Uno de los mitos más divulgados es el de que los homosexuales son afeminados. La gente dice que esto debe ser más apropiado en una mujer. Sin embargo, muchos hombres homosexuales lucen igual que cualquier otro hombre. También se cree que los homosexuales masculinos se dedican a bailarines, decoradores de interiores o estilistas. Pero en realidad un homosexual puede dedicarse a cualquier profesión, como cualquier persona.

El hombre alegre con manierismos femeninos y el hombre homosexual promiscuo y llamativo son curiosidades que enturbian la consideración existente de la comunidad homosexual masculina. La búsqueda de compañeros múltiples también puede reflejar el culto a la masculinidad, y tal vez ayude a los homosexuales a sentirse más deseables en la medida que pueden conquistar a hombres más jóvenes o atractivos.

1.5.2 Homosexualidad femenina

"El uso de la palabra lesbiana se refiere a la isla de Lesbos, que a su vez es una referencia indirecta a la poeta Safo, lo cual, a su vez, es otra referencia indirecta a los fragmentos de su poesía que han sobrevivido a algunos milenios de patriarcado. Esto constituye una prevención profiláctica de la mención directa de la clase de criatura que escribió tales poemas o a quién se los dedicó" (Stubrin, 1993, p.144).

La mayoría de los hombres de ciencia de finales del siglo XIX y principio del XX, solían asociar la autoafirmación, la independencia y una cierta actitud feminista con el lesbianismo. Estas características bastaban para acusar de inversión a una mujer, en 1890 y siguen formando parte hoy en día del imaginario popular, a la hora de describir a una lesbiana.

Otra característica de este imaginario popular sobre las lesbianas, es el  considerar los juegos de roles. En una pareja de lesbianas, una tiene el papel de mujer y otra el rol de hombre, como parte ineludible de las relaciones lésbicas, algo claramente atribuible a la sexología, quien diferencia entre dos tipos de mujeres homosexuales: Las invertidas congénitas, de orientación masculina y las pseudo lesbianas, Tenían el aspecto y el comportamiento de la mujer heterosexual afeminada de su época.

 El trabajo de la sexología provocó una campaña en las escuelas y centros universitarios, en los años veinte en Gran Bretaña, destinada a prevenir contra el lesbianismo a las mujeres y chicas más jóvenes, de manera que las relaciones entre mujeres habían adquirido un tinte de perversión bastante generalizado. Consecuentemente muchas mujeres se refugiaron en matrimonios heterosexuales o desarrollaron un gran desprecio y compasión por sí mismas, al aceptar la etiqueta de invertidas.

En el imaginario popular, el amor entre mujeres, más que nunca a lo largo de la historia, empieza a asociarse con la enfermedad, la demencia y la tragedia. Cuando el lesbianismo se considera patológico muchas mujeres lesbianas se patologizan a sí mismas, sufriendo una falta de identidad, entrando en conflicto con el propio ser femenino y asumiendo formas de relación y valores sexuales masculinos.

1.6 Visión globalizada de la homosexualidad

La conducta homosexual existe en mayor o menor grado, en casi todas las culturas. El proceso para alcanzar la identidad homosexual queda constituido en cuatro etapas, aunque dicho estadio no queda perfectamente delimitado, pudiendo solaparse e incluso, experimentar regresiones:

Sensibilización: El niño o preadolescente tiene algún tipo de percepción diferente, mientras se va enterando de las opiniones que la sociedad manifiesta sobre la homosexualidad.

Confusión de identidad: Ocurre en la etapa inicial de la adolescencia y se asocia a sentimientos de rechazo hacia las opiniones dela sociedad sobre la homosexualidad. Es el estadio más largo y el que implica más dificultades. La confusión sobre la propia identidad puede ser causa de trastorno psicopatológico.

La respuesta a esta confusión puede ser muy diversa y adoptar distintas actitudes: negación (rechazar los pensamientos y acciones homosexuales); reparación (intentos de curarse el defecto); evasión, que es la respuesta más común; inhibición ante intereses o conductas asociadas a la homosexualidad; actitudes y acciones antihomosexuales; inmersión heterosexual como intento de cura; abuso de narcóticos; redefinición de la conducta hacia líneas más convencionales y aparentemente más aceptables para la tranquilidad de uno mismo.

Otros comportamientos que indican confusión sobre la propia identidad son: la aceptación del homo erotismo y solicitud de información exhaustiva; la asunción de la identidad. El adolescente, ya en una etapa posterior, identificado como gay comienza a considerar la homosexualidad como una opción de estilo de vida y puede participar activamente en colectivos homosexuales. Sin embargo, este estadio a veces no se alcanza hasta la edad adulta.

Otra actitud que suele asumirse ante la confusión de la identidad es el compromiso, es decir, la persona se siente satisfecha con su situación, aceptándose y deseando no cambiar su identidad sexual.

La condición homosexual también es susceptible al cambio. La orientación sexual, la cual se pensaba que era un rasgo distintivo que no se podía cambiar, es en realidad bastante flexible en mucha gente, para algunos ha cambiado como resultado de una terapia, para otros por medio de experiencias religiosas, y para algunos, espontáneamente.

En círculos profesionales, el debate sobre el desarrollo de la orientación sexual se centra en dos puntos de vista. El punto de vista más generalizado de los dos, conocido como el punto de vista esencialista, argumenta que la orientación sexual es innata, congénita, y por lo tanto, no se puede cambiar.

Un estudio realizado en Estados Unidos reportó un índice de éxito del 52% en el tratamiento que se dio a las personas que querían deshacerse de su atracción homosexual. Master y Johnson, los famosos investigadores del sexo, reportaron un índice de éxito del 65%, después de un seguimiento que se hizo durante cinco años. Otros profesionales reportan índices de éxito de entre el 30% y el 70%.

Lo más intrigante es la investigación del doctor Robert Spitzer, un psiquiatra prominente, jefe de la Investigación Biométrica y profesor de psiquiatría en la Universidad de Columbia en Nueva York. El doctor Spitzer, un psiquiatra afirmativo del homosexual y partidario de los derechos para los homosexuales, fue el arquitecto de la decisión que se tomó en 1973, de eliminar la homosexualidad del manual de diagnósticos. En un informe que se hizo público en la convención de la Asociación Psiquiátrica Americana del año 2001, el doctor Spitzer anunció los resultados de un nuevo estudio sobre la homosexualidad: "Los esfuerzos que se hacen para cambiar la orientación sexual pueden producir, aparentemente, en algunos hombres y en algunas mujeres, un éxito significativo.

Un descubrimiento sorprendente fue que el 67% de los hombres que rara vez habían sentido, o nunca habían tenido, ninguna atracción sexual hacia el sexo opuesto antes del esfuerzo que hicieron para el cambio, ahora informan una atracción heterosexual significativa. Aun aquellos a los que no les cambió su orientación, pero que ya no practican la homosexualidad, experimentaron una mejoría significativa en su salud emocional" (Spitzer, 2003, p.403).

Aun en medio del aumento aparente de aceptación de la homosexualidad, de hoy en día, muchos hombres y muchas mujeres no están contentos con su homosexualidad o lesbianismo. Este conflicto interno está basado en convicciones legítimas e inteligentes, tales como las convicciones morales y religiosas, no son el resultado de lo que llaman una sociedad "homofóbica", la cual está forzando la culpabilidad en la gente que no se ajusta a la ética heterosexual. Para aquellos que lo desean, el cambio es posible. Miles de personas que eran homosexuales o lesbianas han encontrado una medida de paz y satisfacción mayor (después de haber dejado el estilo de vida homosexual) de la que habían experimentado cuando andaban practicando la homosexualidad.

1.7 Problemas y riesgos de la homosexualidad

El rol receptivo de los homosexuales, lo expone al contagio del virus del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), en la medida en que tiene una relación sexual desprotegido, cuando ésta es el resultado de un encuentro despreocupado o de confianza en la que el condón es el anti-símbolo de esa confianza.

El nivel de percepción de riesgo al virus del SIDA, del gay bisexual está tan condicionado por las circunstancias permisibles o aceptables, en las cuales ejercita su homosexualidad que es muy difícil pensar que el uso del preservativo en esas condiciones de tensión sea lo prioritario o esté en el primer nivel de sus preocupaciones. Es, pues, uno de los sub grupos de la comunidad gay que se encuentra en un doble nivel de riesgo por su difícil condición de ambivalencia, que no le permite controlar mejor las condiciones en que tiene sus relaciones sexuales. A su vez, cuando ejerce el rol del varón con su mujer, compañera o novia, expone a estas a un nivel grande de contagio.

A pesar de los cambios recientes en la aceptación pública de la homosexualidad, la actitud del público promedio hacia los homosexuales y su tipo de vida, todavía difiere de las muchas otras culturas. La homosexualidad femenina, es mucho más tolerada. Hay algunas evidencias e indicadores indirectos, que sugieren un cambio de actitudes del público hacia la homosexualidad, a una mayor tolerancia.

Hace una generación, jamás se hubiera pensado en que profesionales y artistas se declararan públicamente y de manera abierta a esta "variante sexual" .Los tiempos cambian y con ellos las formas e ideales de las personas, cabe decir la frase, de que el respeto al derecho ajeno es la paz Aún cuando ciertas ideas estén en contra de los valores de la mayoría de las personas que no estén a favor de los homosexuales.

CAPÍTULO II. PERSPECTIVAS TEÓRICAS SOBRE LA HOMOSEXUALIDAD

2.1 Punto de vista psicológico

La identidad sexual no surge de la nada, no es algo que se lleve debajo del brazo o que es espontánea y exclusivamente proceda de lo biológico, ni tampoco es caída del cielo, con lo que cada persona se encuentra.

En los profesionales de la conducta y médicos psiquiatras, hay diversidad de pensamientos, con respecto a esta variante sexual, por tal razón mencionaremos diferentes opiniones de algunas corrientes y teorías de estudios que se han hecho.

El creador del psicoanálisis, Freud, ubica la etiología de la homosexualidad en la salida del complejo de Edipo, y más concretamente en el tipo de identificaciones que logró hacer el sujeto en esa fase libidinal, habiendo quedado el sujeto homosexual fijado a su madre "con una intensidad inusualmente grande, sin abandonar este objeto en la etapa púberas (etapa en la que debería permutar a la madre por otro objeto sexual) identificándose de esta manera al objeto, e introyectándolo a su yo.

Cuando Freud, (1986, p.p.53-128) analiza el caso de Leonardo da Vinci, por ejemplo, dice que el muchacho reprime el amor por su madre poniéndose él en el mismo lugar de ella, identificándose con la madre y tomando su persona propia como el modelo a semejanza del cual escoge sus nuevos objetos de amor. Así se ha convertido en homosexual encontrando sus objetos de amor por la vía del narcisismo. Por obra de este vínculo erótico con la madre ha devenido un homosexual.

Según Freud, eran cuatro las causas principales por las cuales un individuo podía llegar a ser homosexual: la fijación, temor a la castración, el narcisismo y la identificación.

En el caso de la homosexualidad femenina, Freud, aclara sus aspectos etiológicos, por ejemplo, en "La feminidad", donde dice que el Edipo femenino tiene varias alternativas: la salida normal, que implica buscar un sustituto del pene perdido (por ejemplo un hijo), y algunas salidas patológicas, entre las cuales está la resolución homosexual: la mujer niega la pérdida del pene comportándose como un hombre, o en otras palabras, la niña niega su castración y exagera su actividad clitoridiana buscando refugio en una identificación con la madre fálica o con el padre.

Desde los tiempos de Freud, hasta hoy, la opinión científica ha cambiado, el DSM-IV incluye la homosexualidad como un trastorno, hoy en día lo patológico de la homosexualidad no pasa tanto por la preferencia por el mismo sexo, sino por el sentirse angustiado, atormentado y no asumir vivir con culpa de tener deseos homosexuales. Además, hay que tener en cuenta que muchas veces lo que es patológico es definido desde la sociedad o la cultura, que introducen sus propios criterios de salud y enfermedad. (Cazau 2002, p.196).

En otro ámbito, el desarrollo evolutivo señala que la inclinación homosexual, puede empezar a temprana edad, donde el niño en el medio familiar percibe una ausencia del padre o la madre, esta falta puede ser psicológica y no física, es decir, que su presencia puede ocurrir pero de una manera distante, sin compromiso ni calidez. Esto puede ocurrir entre los 2 a 10 años de edad.

La seguridad que se va adquiriendo de la aceptación del propio género, comienza con una primera identificación con el padre en el caso del varón y con la madre en el caso de la hembra. Diciendo con esto que el niño aprende por imitación más que por otra forma de aprendizaje. También habla que los abusos sexuales, físicos y psicológicos influyen en la conducta sexual.

Los conductistas creen que con métodos como el denominado desensibilización sistemática, el individuo abandone sus deseos homosexuales y pueda superar su conducta sexual.

Los teóricos nativistas argumentan que la homosexualidad es innata. Otros factores señalan que la homosexualidad es fruto de que los progenitores desean una hija y cuando nace la criatura es varón y el haber desechado su sexo desde su nacimiento, es un factor para que se produzca la homosexualidad en el individuo.

Según estudios realizados, hay pruebas de que la homosexualidad es el resultado de presiones ambientales y otros factores condicionantes.

En fin los psicólogos y psiquiatras están divididos con esta variante sexual y su naturaleza, unos a favor, otros en contra y algunos deciden ser neutros.

2.2 Opinión médica

A la hora de la atención médica, la medicina plantea funda-mentalmente dos problemas, de la homosexualidad de los cuales uno tiene actualmente enorme preponderancia: el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), y el otro consiste en tratar las alteraciones psicológicas de este tipo de personas.

En tal circunstancia, el médico no se enfrenta, ante estos pacientes, como un mero problema psicológico (de ansiedad, angustia temor), relacionado con la conducta homosexual. Y esto merece una breve explicación.

La medicina, no persigue la felicidad del hombre. Esa es una cuestión de la que, tradicionalmente se han ocupado la ética y la religión, saber cuál es la conducta, libremente decidida, que lleva al hombre a su plenitud humana.

El médico se ocupa sólo de los aspectos médicos de la vida humana, la salud y la enfermedad. El médico no es un consejero moral. Por consiguiente, el médico, cuando intenta tratar a sus pacientes, no puede hacer caso omiso de que son individuos, con capacidad de decisión y elección de su vida sexual, tratando así de respectar, haciéndoles algunas aclaraciones de los riesgo que se corren, entre los cuales se mencionan: las enfermedades de transmisión sexual, sífilis, hepatitis B, SIDA y otras más que siguen apareciendo en estudios de laboratorios.

Parece más coherente el siguiente modo de actuar: el médico, cuando sus pacientes presentan problemas de homosexualidad, tiene la obligación de atenderle.

El médico no debe discriminar al paciente, en razón de su tendencia o inclinación sexual, el médico se debe a todos sus pacientes por igual. Ahora bien, esa igualdad de trato no significa indiferencia hacia el estilo de vida que lleve el paciente. Porque el médico sabe, que ese estilo de vida puede tener relación muy directa con los problemas psicológicos que aquejan al paciente. Reducir el problema a su dimensión puramente psicológica es incompetencia médica.( Bertellotti, S. 1993, p.4).

2.3 Postura religiosa

En República Dominicana, hay diversidades de corrientes religiosas, dentro de las cuales cabe señalar las ideologías de las dos que más seguidores tienen: La Iglesia Católica y los Cristianos Evangélicos.

Los cristianos evangélicos consideran que la homosexualidad es un pecado de comportamiento, que crea problemas tremendos, emocionales y sociales. La biblia llama la homosexualidad una abominación. Es una rebelión al plan original de Dios para la humanidad. Su intención fue que un hombre y una mujer se unan en matrimonio, para crear la familia. Porque dice que varón y hembra los creó Dios (Lv. 18.22; 20.13).

El homosexualismo está lejos de lo bueno que Dios tiene para el hombre. Es considerado como una aberración, desviación y maldición fruto del pecado.

Las enseñanzas de la Iglesia católica han sido expuestas en la versión revisada del catecismo (CIC), especialmente las enseñanzas en materia de sexualidad. "Todos los bautizados están llamados a vivir la castidad" (CIC, n.2348) "Los casados están llamados a vivir la castidad matrimonial. Los demás viven la castidad en forma de continencia" (CIC 2349), "la tradición ha afirmado siempre que los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados. No pueden ser aprobados bajo ninguna circunstancia." (CIC 2333).

Ciertamente, hay circunstancias tales como desórdenes psicológicos y experiencias traumáticas, que pueden, a veces, hacer tal castidad más difícil, y aún hay condiciones que pueden disminuir significativamente, la responsabilidad individual, por ese motivo, tales circunstancias y condiciones, no niegan la libertad de conciencia, ni eliminan el poder de la gracia.

Algunos se rindieron a la atracción por personas del mismo sexo porque se les dijo, que habían nacido con esa inclinación, y que era imposible cambiar el tipo de atracción sexual. Tales personas pueden creer que es fútil y sin esperanza el resistir tal atracción, de modo que abrazan la identidad gay. Estas personas, entonces, pueden sentirse oprimidas por el hecho de que la sociedad y la religión, en especial la Iglesia católica, no acepta que tales deseos se expresen a través del acto sexual.

Las advertencias en la Biblia no son solamente contra quienes practican la homosexualidad, sino también contra quienes aprueban tales prácticas. De ellos dice San Pablo: "Conocen las sentencias de Dios y saben que son dignos de muerte quienes obran de esa forma. Pero no solamente los que lo hacen, sino los que aprueban a los que actúan de igual modo." (Romanos 1, 32)

2.4 Enfoque social

En la sociedad actual es más aceptada la relación lésbica, de hecho si se toman en cuenta las películas pornográficas aparecen relaciones lésbicas, pero, con mujeres muy femeninas.

En el cine, por ejemplo, el público tiende a ofenderse más cuando ve a dos hombres besarse, que cuando se trata de dos mujeres.

Los homosexuales han sido estereotipados como si fueran unas personas promiscuas, inestables, inmaduras y afeminadas; hoy en día la mayoría de los homosexuales muestran una masculinidad algo exagerada, músculos, bigotes, pelo corto, ropa negra y algunos atributos que han ido adquiriendo, gracias a la forma en que vendieron la imagen del cuerpo masculino.

Hay que tener en consideración también que los conceptos que habitualmente se manejan, y especialmente los relacionados con la sexualidad no responden a una realidad objetiva, varían en el tiempo y son específicos de cada cultura. Por lo general, para cada individuo son fundamentales, le sirven para valorar las actuaciones de los demás y para guiar las propias. Desde pequeños se aprende a distinguir lo que está bien de lo que está mal, lo normal de lo anormal.

Posteriormente la propia experiencia vital hará que se revise este sistema normativo y se acepten aquellas pautas que parezcan correctas o útiles y se desechen las que se consideren inútiles o ineficaces.

En los casos concretos de la sexualidad, todos homosexuales y heterosexuales, se han interiorizado los mismos conceptos y, por lo tanto, los mismos prejuicios contra la homosexualidad que existen en la sociedad. Uno de los principales es la identificación entre homosexualidad y perversión, anormalidad o enfermedad. Otro prejuicio importante es la identificación de las personas homosexuales con el género contrario al que realmente poseen, a un hombre homosexual se le atribuyen comportamientos femeninos y a una mujer comportamientos masculinos.

Esta cultura, se graba en lo más profundo de los individuos impidiendo valorar con ecuanimidad los comportamientos, que se salen fuera de las normas. Por otro lado, esa misma sociedad tiene un segundo sistema de control de los individuos, mediante el cual literalmente castiga a aquellas personas que se saltan las normas, imponiéndoles penas progresivamente más graves, dependiendo del grado de importancia, que la sociedad atribuye a las leyes transgredidas.

La combinación de ambos elementos, control interno y control externo, limitan la posibilidad de actuación sexual efectiva de los individuos, imponiéndoles el cumplimiento de las normas, heterosexual-reproductiva, las adecuadas y deseables según el sistema cultural.

Cualquier comportamiento no heterosexual y, por lo tanto, toda persona con deseos homosexuales, transgrede diversas reglas y pone en cuestión importantes valores en los que se apoya la sociedad. Ejemplo de estos son:

Transgredir las normas reproductivas, interferir el contrato matrimonial clásico, y el sistema de herencia consecuente, se enfrenta a la normativa religiosa de la cultura (es considerado "pecado".), se confunden las normas sobre reparto de los roles sexuales, en que se basa la organización social del trabajo, no hay definido un rol en la sociedad al que estas personas puedan acogerse, no hay normas sobre cómo actuar o cómo vivir, lo que implica la inexistencia de una forma "correcta" de comportarse, confunden las ideas de los sexos y sus caracteres activo/masculino y pasivo/femenino, especialmente cuestionan las normas patriarcales, según la cual el hombre-heterosexual-padre-activo ostenta el poder familiar y social.

La libre aceptación de la homosexualidad interfiere con el complejo sistema de valores en el que se fundamenta la sociedad, y por lo tanto la norma cultural lo ha rechazado.

Por consiguiente, prácticamente todos estos valores están siendo puesto en cuestión en la actualidad. Muy probablemente esta sea la razón, por la que la homosexualidad y en general las prácticas no reproductivas empiezan a valorarse menos negativamente. De alguna forma el movimiento feminista comparte muchos de los objetivos por los que luchan los movimientos de liberación homosexual, porque en el fondo, ambos chocan contra el sistema normativo patriarcal que subyace al sistema social.

2.4.1 Actitud de la familia ante la homosexualidad

Durante la niñez y la adolescencia, por primera vez, muchos individuos homosexuales se percatan de su homosexualidad o lesbianismo y pasan por la experiencia de tener pensamientos y sentimientos homosexuales. La homosexualidad ha existido a través de la historia y en diferentes culturas.

Cambios recientes en la actitud de la sociedad, hacia la homosexualidad han ayudado a algunos (as) adolescentes homosexuales, a sentirse más cómodos con su orientación sexual. En otros aspectos de su desarrollo estos jóvenes son similares a los jóvenes heterosexuales. Experimentan los mismos tipos de estrés, luchas y tareas durante la adolescencia.

Los padres necesitan entender claramente que la orientación homosexual, no es un desorden mental. Las causas de la homosexualidad no se entienden claramente. En otras palabras, los individuos pueden escoger ser homosexuales o ser heterosexuales. No importa cuál sea su orientación sexual, todos los adolescentes tienen la alternativa de escoger la expresión de su comportamiento sexual y su estilo de vida.

Los adolescentes homosexuales pueden aislarse socialmente, separarse de las amistades y los amigos, tener problemas concentrándose y desarrollar una pobre autoestima. También pueden desarrollar depresiones.

Los padres y otras personas necesitan estar alerta a estas señales de angustia, ya que estudios recientes demuestran que entre los jóvenes homosexuales y lesbianas existe un alto índice de muertes por suicidio.

Es importante para los padres entender la orientación homosexual de sus adolescentes y proveerles apoyo emocional. Los padres frecuentemente tienen dificultad de aceptar la homosexualidad de sus hijos, por algunas razones: este es un país subdesarrollado, no hay una mentalidad en la mayoría de los padres, que ser gay es una preferencia sexual, debido a los valores y formación que les dieron sus ancestros.

Para la mayoría de las familias dominicanas tener un hijo homosexual es una vergüenza, y un rechazo a esta conducta sexual.

2.4.2 Perspectiva de la escuela ante la homosexualidad

En la sociedad educativa dominicana, la educación conlleva necesariamente el denominado "currículum oculto", esto es, el conjunto de expectativas, intereses, prejuicios, ideas y comportamientos peculiares, que cada docente presenta y que no están reguladas por los documentos pedagógicos oficiales. En ciudades de todo el país, el descubrimiento de actividades pro-homosexuales en las escuelas ha levantado protestas de padres, que consideran que los planes escolares políticamente correctos que se imparten a sus hijos, van en contra de los valores que están enseñándoles en sus hogares. Y se sienten intimidados cuando las autoridades escolares les oponen una visión profesional y académica contraria.

Pero los padres de los alumnos, desconocen la terminología sofisticada y las estrategias de los activistas homosexuales, la frase "escuelas seguras" se atribuye a las que garantizan protección a estudiantes por razón de su orientación e identidad sexual, y lo justifican declarando que frecuentemente se ejercen malos tratos contra los estudiantes bisexuales, homosexuales, lesbianas y transexuales, que necesitan una especial protección.

Pero los grupos pro-familia añaden, que basta con proteger a todos los alumnos, sin necesidad de crear categorías especiales basadas en sus comportamientos u orientaciones sexuales.

Los programas escolares más controvertidos son los que, desde el jardín de infancia, dicen combatir la homófobia y el heterosexismo que dominan la sociedad actual, así como los "valores anticuados" que prevalecen en muchos hogares y enseñan el prejuicio antigay desde edades tempranas.

Grupos de padres se quejan de que los educadores pro-homosexuales abusan de su autoridad en la clase, para introducir unos temas relacionados con la sexualidad, que las jóvenes mentes no están preparadas para asimilar, estos van en contra de los valores paternos, para guiar el desarrollo de sus hijos. A menudo se incita a los niños a transgredir las normas de género y a cuestionarse su identidad de género.

En la actualidad, en República Dominicana, en su sistema educativo no se rechazan los estudiantes que tienen o demuestran una conducta homosexual. El rechazo radica en los compañeros de clase, donde el gay o lesbiana es objeto de burla y discriminación por parte de los estudiantes.

2.4.3 Posición del medio laboral ante la homosexualidad

La población homosexual es un grupo altamente prejuiciado y esteriotipado, una de sus mayores luchas se da en el campo laboral, donde aparecen la mayor parte de los abusos que complementan la lista de los problemas a que se enfrentan.

Existen aquellos que descontinuaron los estudios por el acoso que sufrían en las escuelas, debido a su baja escolaridad, muchos de ellos, solo pueden aspirar a trabajos de jardinería, belleza, trabajos doméstico, trabajo sexual y está por demás decir, la discriminación que reciben a la hora de pedir un puesto en algunas empresas. Otros con una escolaridad más alta han aspirado a puestos de oficinas y montadores de eventos especiales en al ámbito artístico.

"En diferentes puestos de trabajos, han tenido más facilidades, aquellos que ocultan sus inclinaciones, pero al final siempre son descubiertos y por ende, despedidos, así que no les queda más que vender su cuerpo haciendo trabajos sexuales". (Schifter, 2000, p. 52).

"Empresas que en sus políticas internas de trabajo, tienen artículos que dicen, que no se puede discriminar o rechazar al individuo por: su preferencia sexual, religión, condición física, opinión política, color, militancia sindical, prohibición de pruebas de embarazo y rasa, como es el caso de los reglamentos que usa una empresa muy conocida del país, radicada en la ciudad de Santiago. ("política de prohibición de la discriminación", Grupo M).

Algunos otros, con más suerte se han destacado en la estética, el arte y la innovación de la moda o diseño de ropas, sin importar el campo de esta última. Existen tantas opiniones que difieren y coinciden al respecto. Pero lo cierto es que a favor o en contra, existe una realidad palpable sobre el aporte tan significativo.

Desgraciadamente la raíz de toda esta problemática se encuentra en los valores que la sociedad considera como correctos y la homosexualidad es un acto que se encuentra precisamente entre los antivalores.

Esto da pie a que el mismo pueblo, no se subleve en contra de la marginalización, que sufren los homosexuales y se continúan explotándolos, al igual que las leyes continúan sin ser específicas respecto a este tema.

Actualmente, los homosexuales para poder asegurar su lugar de trabajo, en algunas empresas donde hay discriminación hacia esta variante sexual, deben oculta su preferencia sexual y llevar doble vida.

Muchos empleadores, tienen la creencia que los hombres y mujeres homosexuales son poco estables en sus ocupaciones laborales. También que acostumbran a cambiar continuamente de trabajo, para que no se les despida si se descubriese su preferencia sexual. Otra razón de rechazo es para evitar conflictos con los demás empleados, porque los toman como objeto de burlas.

CAPÍTULO III. LA HOMOSEXUALIDAD EN LA SOCIEDAD DOMINICANA

3.1 Breve reseña histórica

La historia dominicana relata, que los tainos practicaban la homosexualidad. Esta práctica sexual tiene sus orígenes desde siglos atrás, según lo que cuenta la historia dominicana, los nativos tainos de la isla de la hispañola, como era llamada en ese entonces, se llegó a observar en algunos indígenas una inclinación a esa conducta homosexual.

Según Oviedo, la homosexualidad masculina estuvo generalizada en las antillas, y el texto de colección de documentos de indias contiene la misma apreciación. El homosexual que hacía oficio de mujer, se distinguía por llevar enagua (ropa interior que usaban las mujeres indígenas), Y así cualquier indígena que fuese encontrado en acto homosexual le daban oficios de mujer. Las Casas, sin embargo, niega rotundamente este hecho.

Testimonios antiguos, recibidos en la confesión de una vieja india, reconociendo que al inicio de la conquista de la isla de Cuba, él mismo tuvo la oportunidad de observar un indio de sexo masculino ataviado con enagua, no habiendo averiguado en el momento el significado de ello. El reconocimiento de Las Casas, es indicativo de que fue cierta la existencia de homosexualidad, con la característica que describe Oviedo. (46). Debido a las contradicciones de las fuentes, es difícil precisar el grado de extensión de las prácticas homosexuales. Algunos autores la consideran un elemento básico de la vida de los taínos (Oviedo, Cuneo), otros silencian el problema (Colón), y finalmente Las Casas rechaza su existencia. De todas maneras, lo más probable es que se tratara de un fenómeno bastante generalizado, del cual, en principio, se podrían establecer bases sociales. Es probable que los homosexuales tuviesen funciones sociales precisas, lo que explicaría su peculiar vestimenta, y que por ello constituyeran un grupo definido. Oviedo, F. 1959, Madrid (historia general y natural de las indias).

Siglos después, que la isla estaba formada como nación independiente, fruto de la labor y sacrificio que hicieran un grupo de jóvenes luchadores de ese entonces, con ideales de que la isla fuera una nación libre e independiente, de todo yugo extranjero,(Duarte, Sánchez y Mella, los padres de la patria dominicana). El país pasa por una serie de cambios de mando, terminando en ese entonces en una dictadura que duró unas tres décadas, presidida por el dictador Rafael Leonidas Trujillo. En el régimen de Trujillo, las personas que practicaban esta conducta, lo hacían a escondido y de manera secreta, por temor a ser descubierto. La milicia en ese entonces era muy machista, si un homosexual era descubierto, le daban golpe y lo humillaban. Para esa época las personas que ejercían el poder y adineradas, con atracción por esta variante sexual, usaban los homosexuales como un servicio de prostitución, pero de manera discreta.

Cuando República Dominicana logra liberarse del régimen Trujillista, los sociólogos y psicólogos de la época no se mostraban muy interesados en estudiar e investigar esta problemática de los homosexuales, por la razón que todos estaban enfocados en la perspectiva política y los sucedidos acontecimientos del derrocamiento de Trujillo. A raíz de esto el país comienza a liberarse y así empezaba la era de una nueva democracia.

A finales de los 70 y principios de los 80, existía un lugar muy secreto y clandestino, frecuentado por homosexuales llamado cabaret, en la ciudad de Santo domingo.

Para la década de los 80, empieza a desarrollarse el turismo de República Dominicana y con éste la atracción de nuevos inversionistas extranjeros especialmente, norteamericanos y europeos. Trayendo como consecuencia la expansión del turismo en el país.

Con el desarrollo del turismo en el país, empieza un flujo de turistas con ideales y mentes muy diferentes a la de los dominicanos, debido a que estos vienen de países desarrollados con una cultura más abierta y liberal a la del país. Como resultado de esta transculturación y desarrollo del turismo renace una homosexualidad mas abierta. En algunos lugares turísticos comienzan a presentarse casos abiertamente de homosexualidad.

Los nativos dominicanos de escasos recursos, empiezan a prostituirse con los turistas por dinero, de ahí es que surgen los famosos "Sanki Panquy" (Bisexuales), los cuales tienen relaciones con hombres y mujeres, por dinero. Esta práctica ya era un hecho visible en el turismo en la población dominicana. Los diarios, locutores y presentadores de televisión, comienzan a denunciar y a insistir en que las autoridades del país tomen acciones fuerte frente a esta problemática, debido a que la juventud del país estaba corrompiéndose y por ende la sociedad estaba siendo afectada.

  1. Con el transcurrir de los años, la comunidad dominicana empezó a tomar patrones conductuales, donde queda evidenciada la evolución progresiva de la comunidad homosexual.

    El surgimiento de las cirugías plásticas, y los sofisticados implantes de Silicona dan paso a los transexuales.

    Díez años después del nacimiento público de la comunidad gay, llega a la segunda ciudad de importancia del país, Santiago de los Caballeros, expandiéndose a La Vega, y otras ciudades del país, especialmente en las zonas costeras del país, comienzan a incorporarse a la conducta homosexual de manera abierta, personalidades de la vida pública, profesionales y gente de clase alta de la ¨sociedad´´.

    Los medios de comunicación comienzan a entender la existencia de esta comunidad. Por encima de todo los obstáculos y rechazo de la comunidad dominicana, en su mayoría de la población, (socio-moral, cultural, política y religiosa). Esta población de homosexuales, ha logrado hacerse reconocer como existente y parte de una sociedad diversa, debido a las incidencias de los fenómenos igualmente humano y exigencias, demandada de las nuevas generaciones como fruto de la globalización.

    A pesar del incremento que hay en la población de homosexuales, lesbianas, trasvestís, transexuales y bisexuales, esta variante sexual está en pañales, en comparación con países como, Estados Unidos y Europa, donde hay ciudades de estos países que han aprobado leyes que protegen la igualdad de derechos y que homosexuales puedan casarse legalmente.

  2. Evolución

    Los homosexuales, comenzaron a organizarse en Santo Domingo, capital de la república y en las ciudades importantes del país.

    En mayo de 1983, con un movimiento mixto llamado, movimiento gay 11 de mayo. Su finalidad era organizar la población de homosexuales y lesbianas, desarrollar conciencia sobre su naturaleza e identidad sexual, tratando así de cambiar la imagen tan marginal, que la sociedad le había otorgado, o tildado. Luego surge el colectivo Mitilene, formado por feministas y lesbianas, el cual tuvo ciertos enfrentamientos de protesta, por sus derechos, con la prensa. En el 1989, surgió el grupo denominado "Ciguay", realizando trabajos de protesta y rescatando parte del trabajo de

    Mitilene. Siguieron otros grupos dentro de los cuales se mencionan: La Chancleta, La Chinchetas, Amigos Siempre Amigos, esta ultima convertida en una Organización Nacional de Gay, (ONG) la cual cuenta con apoyo de organismos internacionales, especialmente de EE.UU., a través de La Embajada Norteamericana, con trabajo de prevención del SIDA y el colectivo de GAYLESDOM. (Gay Lesbiana Dominicano).

    Mas adelante comienzan a abrirse a nivel público, discotecas, bares y escenarios de establecimientos dedicados a la explotación sexual de niños y niñas, esto último de manera clandestina. Como resultado de la gran campaña publicitaria a nivel internacional, las instalaciones y complejos turísticos, comenzaron a ser visitados por figuras públicas del espectáculo e iconos del homosexualismo, dentro de los cuales cabe mencionar: Michael Jackson, Madonna, los Beatles y personalidades del ámbito político, se daban sitas en estos lugares turísticos, para vacacionar.

  3. Organización de la comunidad homosexual
  4. Actividades importantes de la comunidad homosexual en Dominicana

Dentro de las actividades y funciones que tiene esta comunidad en la sociedad dominicana, mencionaremos algunas:

En conjunto con la Embajada Norteamericana, tienen un programa de

medidas de prevención del SIDA, para los homosexuales y lesbianas. El 28 de junio, tienen la celebración del "día del orgullo gay", actividad que no conmemoraban públicamente desde el año 2001, cuando se celebró por primera vez en la Avenida del Puerto, en esta celebración hubo hasta muerte, debido al rechazo de la población; otro inconveniente que han tenido es el permiso por parte de la alcaldía y la policía, para organizar esta celebración, se le ha negado el apoyo por parte de las autoridades.

Una de sus principales actividades, es la campaña que están haciendo con el pueblo dominicano, esta está relacionada a la igualdad de derecho, que independientemente de su preferencia sexual, se les de igual trato de oportunidades y derechos que tienen todos los dominicanos heterosexuales. Ejemplo: en el ámbito laboral, educativo, político, religioso, inclusive, que se les permita contraer nupcias legalmente, por lo civil. En conclusión esta comunidad quiere que se les acepte como individuos normales y que no se les rechace, ni se discrimine, por su preferencia sexual.

3.5 Legislación que protege la condición homosexual

El poder ejecutivo, mediante el decreto 357-90, del 17 de septiembre del año 1990, por el fenecido presidente en ese entonces, el Dr. Joaquín Balaguer, concede el beneficio de la primera organización de gay y lesbianas, (ONG), es el primer programa de prevención del SIDA y manejos de pacientes que padecen de esta enfermedad.

Se puede afirmar que se han operados cambios en el contexto legislativo. Tiempo atrás la homosexualidad estaba penalizada, eso ha cambiado con los años. Sin duda alguna, constituye un progreso a las injusticias y marginaciones sufridas por esta población de homosexuales. Pero en realidad las leyes todavía no son totalmente claras en cuanto a ciertos beneficios. No existe una ley de sodomía que esté directamente protegiendo a esta variante sexual. La edad del consentimiento sexual es a los18 años de edad para todos. Sin embargo, las leyes de moral pública son especialmente usadas en contra de los gay. El artículo 330 del código penal castiga toda violación del decoro y buen comportamiento en la vía publica, hasta con dos años de prisión. (Módem mujer, Apr.20, 2001).

El séptimo principio del código laboral del país, dice que: toda discriminación, exclusión o preferencia basada en motivos de sexo, está prohibida, conforme a disposición de este código. En este mismo ámbito se expresa la constitución de la república, que no se puede discriminar ninguna persona, por su preferencia sexual, raza y religión.

Lázala, F. (Listín Diario.24.05.02). afirma que la comunidad homosexual dominicana, hasta el momento no cuenta con una figura de alto rango que presente una propuesta, que promueva la defensa de los derechos de la comunidad gay, sin embargo, no permaneceremos en silencio, cuando por lo menos, defenderemos la dignidad que como individuos poseemos. No contamos con líderes ante los altos mandos de la sociedad dominicana, es evidente la gran facilidad con que los que ejercen el poder, apuntan sin piedad para señalar, con el dedo acusador contra los débiles e indefensos. A todas luces, juzgar y castigar es la forma más parecida de jugar a ser Dios.

3.6 Incremento de figuras públicas homosexuales en los medios de

Comunicación

Hoy día los medios de comunicación, como la radio y televisión, en su gran mayoría, le ha dado pasos a varias figuras, comunicadores, artistas que se han declarado abiertamente homosexuales, con el menor temor de rechazo hacia el público televidente y radioescucha.

En los tipos de programas que mayormente se desempeñan, es en la farándula y programas de modas, en su gran mayoría quienes aparecen como presentadores de estos espacios televisivos son homosexuales, esto parece ser que en dominicana, para que un programa de farándula, tenga raittin, debe tener figuras homosexuales. La razón de esto, es que, en este tiempo, en la comunidad dominicana los programas que mas se ven, son los que tienen, como presentadores figuras homosexuales.

Para el manejador de artistas, el señor Rafael –Cholo- Brenes, en una entrevista que le hizo el Periódico Nacional, en la actualidad grandes figuras del canto están tomando en cuenta la comunidad gay en sus producciones, debido a los cambios que se están dando, no sólo en dominicana, sino, en todo el mundo. También hizo referencia, que dentro del tema está la otra cara de la moneda, artistas que utilizan la homosexualidad como estrategias de mercadeo para "pegarse", y así venden un concepto y una forma que no es real, pero que confunde a muchos y crea morbo, justamente lo que ellos buscan. En sus declaraciones él dice que nunca ha utilizado ni utilizaría esa estrategia con sus artistas, pero eso no quiere decir, que si el artista tiene esas tendencias sexuales, él le va a recomendar que las oculte, todo lo contrario, lo motivara a que se destapara para que pudiera hacer mejor trabajo. (Listín Diario, 8 julio, 2004).

Se cree que este incremento en los medios de comunicación, es debido a la transculturación recibida de los canales internacionales, a través del tele cable internacional, donde hoy día en los países desarrollados los gay y lesbianas tienen gran arrastre, en el mundo de la pantalla chica, el cine, la moda y el mundo artístico. A esta gran apertura y aceptación en los medios, es lo que se le llama mente abierta.

La sociedad dominicana en su gran mayoría, no tiene una mentalidad al nivel de esos países. Por tal razón, hay quienes se oponen de manera severa a que los homosexuales, estén en los medios de comunicación, desempeñando roles de comunicadores, como es el caso del Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, el cual declaró en una entrevista que le hicieran varios medios de comunicación, de la prensa escrita y televisiva de

la República Dominicana, se dirigió muy fuertemente a los homosexuales que están laborando en los medios de comunicación.

El Cardenal Dominicano, ha pedido a los homosexuales que no se expongan demasiado. Los homosexuales tienen que dedicarse a sus prácticas privadas. Yo no veo porqué andar con tanto desenfado, argumentó López, durante una conferencia en el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones. El cardenal dijo que en la mayor parte de los canales de televisión dominicana aparece un homosexual. Ya tenemos muchas cosas desagradables que ver en la televisión como para que también tengamos que tolerar este tipo de cosas. (Periódico Nacional, 03.06.2005)

En otro ámbito, ordenó que del seminario donde son formados los futuros sacerdotes sea expulsado todo aquel que huela a homosexual o tenga algún tipo de amaneramiento.

A decir verdad cada vez más, en los medios de comunicación, el incremento de esta variante sexual, atenta contra los valores y moral que hoy día se les enseña a las futuras generaciones, que son los niños y adolescentes de la sociedad dominicana.

CAPÍTULO IV. CONTEXTO DE LA HOMOSEXUALIDAD EN REPÚBLICA DOMINICANA

4.1 Agentes de socialización (escuela, familia y los medios de

comunicación)

Desde tiempos atrás el concepto de sexualidad ha variado ostensiblemente. Se han desarrollado diferentes modelos educativos, que han ido evolucionando hasta lo que hoy se acepta como una educación sexual, democrática o abierta.

La educación tradicional tuvo gran auge en el modelo de educación sexual, basado en unas series de características que han perdurado hasta hoy. Se considera la sexualidad como algo pecaminoso, propio del matrimonio, cuyo único fin era la reproducción, por eso, sólo se desarrollaba a partir de la adolescencia y acababa con la madurez; el protagonista era el hombre y la mujer era el objeto pasivo, sin posibilidad de sentir deseo o placer.

Según fueron pasando los años se buscaban otros modelos de educación sexual: como el que procuraba la abstinencia fuera del matrimonio, con el objetivo de evitar riesgos de contagios de enfermedades; el modelo religioso que percibía y percibe la educación sexual como una preparación para el matrimonio, para procrear, su postura es negativa a la masturbación y la homosexualidad.

Los aspectos morales en contra de la homosexualidad están derivados de la legislación y la educación social de la comunidad dominicana. Cuando se juzga la homosexualidad lo único que se pretende es que la futura generación conserve los valores y la moral que se le ha enseñado en la comunidad.

Pero a medida que los valores se van perdiendo, va aumentando el auge homosexual. Poco a poco, en contra de la voluntad de la mayoría, los heterosexuales y los homosexuales se mezclan, es decir, las escuelas no pueden tomar la posición de rechazar que un niño se inscriba o un adolescente, porque sea homosexual o amanerado. Como consecuencia, el tener que compartir con los homosexuales los mismos planteles educativos, consciente e inconscientemente se va aceptando la homosexualidad en la mente de los niños y los jóvenes, y terminan aceptando que esta variante sexual es natural, con esto viene la pérdida de valores de nuestra sociedad.

Para la familia dominicana al principio no fue fácil aceptar a los homosexuales, según esta población sexual se iba abriendo, tomando libertad, inclusive hubo casos en familias, que el hijo que tenía alguna inclinación homosexual, los padre no lo aceptaban, obligándolo a casarse con una mujer para aparentar ante la sociedad, aunque el individuo llevara doble vida.

Los tiempos fueron cambiando, el tipo de familia tradicional (funcional) poco a poco, está desapareciendo y con esto se está fomentando en las generaciones futuras, el modelo de familia disfuncional, la cual muchas veces deja secuelas psicológicas en la conducta de los niños(as) y adolescentes. Esta problemática según los análisis psicológicos puede ser un factor causante, de que el individuo acepte la homosexualidad como una conducta normal.

"En algunos casos presentados, de familias donde uno de los miembros, al manifestarse cierta conducta sexual (afeminado, inclinación a la homosexualidad) la madre o el padre busca ayuda psicológica para que su hijo(a) cambie su inclinación sexual, otro caso es la negación por parte de los padres, al no querer aceptar la condición sexual del hijo, diciendo que, eso no es parte de nuestra familia, en nosotros nunca ha habido un homosexual. Solamente lo terminan aceptando cuando el hijo (a) decide vivir su vida abiertamente como gay, sin importar la aprobación de sus progenitores". (Muñoz, 1996, p.22).

Las interacciones entre padres e hijos afeminados son muy variadas y todas ellas relativamente complicadas. En unos casos, los padres sienten alterada su identidad personal sexual, a causa de lo que acontece con sus hijos. En estas circunstancias, suelen aducir o recriminarse por haber fracasado como padres, al no haber transmitido a sus propios hijos el modelo de masculinidad que precisamente aquellos necesitaban, para tratar de identificarse con ellos. Casos similares pasan en las madres, con las niñas cuando tienen conducta lésbica.

Comienza en los padres un sin número de interrogantes, revisándose a sí mismo, si los modelos de comportamientos que le dieron a sus hijos fueron lo ideales o los dañaron inconscientemente. Pero no siempre la reacción de culparse, es la única forma en que los progenitores responden. Hay padres que se vuelven exigente con los hijos para que estos cambien de comportamientos. Con esta actitud del padre, generalmente la respuesta conductual del hijo es lo contrario a lo que él espera.

La renuncia a los valores familiares heterosexuales obliga a enfrentar muchas pérdidas que tendrán que elaborar, el rechazo de la familia, en especial de los padres, derechos civiles, migraciones forzosas, el no reconocimiento y desvalorización familiar y social, los vuelve vulnerables, también caen en el riesgo de llevar una vida desenfrenada sexualmente, muchas veces hasta prostituirse.

En conclusión, a pesar de ser un país tercer mundista, esta es una problemática, que no se puede ignorar y que va en incremento en la familia dominicana y en el mundo. La gran mayoría de las familias no tiene una preparación emocional y psicológica para aceptar esta conducta homosexual, pero con el deterioro que lleva la sociedad hoy día, con los años, esta actitud, cambiará, habrá más aceptación.

En los medios de comunicación dominicanos han surgido muchos cambios, dentro de los cuales, se puede mencionar la aceptación de homosexuales, en los diferentes ángulos, un ejemplo es el de la música.

En República Dominicana, hay cantantes y autores, los cuales han usado su inspiración en esta realidad (relación homosexual o lésbica), es el caso del joven cantautor Edwin Jiménez, integrante de la agrupación Ópalo, quien escribió una canción, para el nuevo disco de Raffy Matías, plasmando la realidad, que atraviesa el mundo de cara a la homosexualidad. Muchos temas han surgido de experiencias similares, como el caso de Peluca y Brasier (una canción) de Roy Tavaré, que escribiera años atrás y que motivara su salida del país, pero según él, no tiene nada que ver con los gays, sino que, por el contrario define el tema como el acto de hombría más grande.

También se dice de este artista dominicano, que escribió una canción titulada mujer entre mujer, interpretada por un cantante gay de origen mexicano, incluida en su producción llamada Salir del closet, considerada esta canción, como porta voz de la música comercial con calidad, en la comunidad de gays, lesbiana, bisexual y transgénero. (Periódico Listín Diario, 8 de julio 2004, sección espectáculo, p.p.1-2)

La justificación, por parte de los autores y cantantes dominicanos, es que la vida está dando vueltas, y en las principales ciudades del país, se están viendo personas del mismo sexo, que se unen en las noches de rumbas, como reza una canción interpretada por Raffy Matías. A parte de que existen artistas, que se han declarado abiertamente homosexuales, está la otra realidad, el crecimiento de la comunidad gay, incrementa cada día, y muchos los ven con el interés de sacarles ventajas económicas, siendo tolerantes con esta variante sexual, pero su fin es ganar dinero.

Esta problemática sexual, en los medios de comunicación, es un factor que afecta, en cuanto a los patrones de conductas que copian los televidentes, radioescuchas y fanáticos de muchos de estos personajes que están en los medios, al final muchas personas quieren parecerse a sus ídolos, esta es la influencia que viene a la mente del seguidor(a) de esas figuras públicas o artistas.

El uso de los medios tiene tanta relevancia en la comunidad dominicana, que los niños y adolescentes de clase alta y clase media, pasan los días bajo el cuidado de empleadas domésticas, por la agitada vida de trabajo que llevan los padres, dejando así que los hijos dediquen la mayor parte del tiempo, viendo televisión, escuchando la radio, usando el Internet, leyendo revistas de vanidades y hasta pornográficas, la excusa que utilizan los progenitores es que viven trabajando para pagarles los estudios, alimentarlos, comprarles ropas y un sin número de peros. Evadiendo así, algunas de sus responsabilidades, como la de dedicarles el tiempo que los hijos necesitan, ignorando o no queriendo aceptar que quienes están educando las mentes de sus hijos son estos medios, que tienen programas buenos, pero son mas los dañinos, y esos son los que mayor audiencia tienen, o los mas usados, como es el caso del Internet, que les ayuda para hacer tareas, que le ponen en la escuela, pero también le muestra todo tipo de aberración sexual, es bueno que los padres tomen conciencia del daño que les hacen a sus hijos, por no conocer lo que sus hijos ven, leen y escuchan.

4.2 Mitos, creencias y prejuicios acerca de la homosexualidad

En este contexto se plantean las disputas que tienen los homosexuales y la iglesia. Muchos homosexuales dicen que la gente nace homosexual, la iglesia dice que no hay datos que apoyen estas afirmaciones. En el plano bíblico los religiosos hacen mención que el hombre nace como pecador, fruto de un mundo caído, enfrentar las consecuencias de la caída, es decir, que la homosexualidad es fruto de la caída del hombre. No es cierto que Dios haga a algunas personas homosexuales.

Los homosexuales dicen que no hay nada de malo que dos hombres o mujeres enamorados estén legalmente casados. Los cristianos dicen que el matrimonio es una institución legal creada por Dios, con el propósito de reproducir y dar protección a mujeres y niños. Los homosexuales son incapaces por naturaleza de reproducirse. Otro aspecto que hablan los homosexuales, es que Jesús no dijo nada sobre la homosexualidad, en el nuevo testamento, también dicen que llamar la homosexualidad pecado es juzgar y juzgar es pecado.

Las activistas sexuales, rechazan que las lesbianas quieran tomar roles de hombre. El prejuicio es una actitud muy común en la sociedad actual. Cuando se emiten ciertos prejuicios sobre la comunidad gay y lesbiana, se evalúan características positivas y negativas, pero por lo general, se conduce a discriminar en numerosas ocasiones.

Según mundoogar.com, el prejuicio tiene sus raíces en los conflictos internos de quienes tienen personalidades autoritarias, es decir, personas que no pueden aceptar su propia hostilidad y ven sus defectos en los otros; ven todo como un problema que los otros tienen. Pero aparte de personas con estas características, la mayoría de la gente tiene prejuicios, ya que los factores cognitivos y sociales contribuyen a la creación de estos.

A pesar de la creciente aceptación social, la tendencia homosexual sigue cargando con pesados estereotipos, desviación, perversión, trastorno, forma de rebelión, son algunos de los temas que aparecen con frecuencia, en los debates suscitados por este controvertido tema.

4.3 El imaginario social y la homofobia

"La imagen popular del homosexual no se limita estrictamente a una descripción, sino que involucra principios, expectativas, miedos y prejuicios acerca de los homosexuales como ser humano, cuando se habla de homo y heterosexualidad, se involucra el significado que se les atribuye en el imaginario social. Entonces la imagen enriquece el imaginario con los conceptos de fantasías y fantástico. En este sentido, las imágenes que se tiene de los homosexuales no son simplemente verdaderas o falsas: hablamos del imaginario cuando nos referimos a algo inventado, o se trate de una invención absoluta o de un desplazamiento de sentido. Pero podemos decir que el imaginario no solo es inventado, sino que también forma parte de una construcción social de la realidad, que es vivida como natural, incuestionable y es hasta impensable para quienes están inmerso en ella. Dicho de otra manera, es una realidad mítica. Nos relacionamos con los homosexuales de acuerdo a imágenes, que son producto social". (Colombo, 1989, p.p.21, 42-43).

En República Dominicana, por parte de la mayoría de sus habitantes existe la homofóbia hacia los homosexuales, este es un sentimiento arraigado, ya que la mayoría de la población, el patrón sexual al que está acostumbrado y a ver con buenos ojos, es una relación entre un hombre y una mujer. La actitud de manifestar este sentimiento en muchos dominicanos es, en tono de burla, malos gestos, criticas fuertes contra esa variante sexual y en muchos casos hasta asesinatos.

El Periódico Hoy, (9 de junio, 2001), relata que un abogado fue asesinado violentamente en su casa, por un joven homofóbico que fingió interés en tener relación sexual con él. La familia pidió a la Policía suspender las investigaciones y poner en libertad al sospechoso para evitar un escándalo. Y así hay una lista incontable de casos de homosexuales a los cuales se les violan sus derechos.

En una entrevista, que le hiciera La Cadena Univisión, al ex presidente Hipólito Mejía, la comunidad dominicana de gays y lesbianas, publicaron un escrito, rechazando la forma de dirigirse del ex mandatario a esta variante sexual "maltratar la dignidad de los homosexuales, fue un error fatal. Hipólito debió considerar que en Estados Unidos, las expresiones homofóbicas no son bienvenidas. El que un presidente humille a los gays y sus colaboradores(as) celebren esa ocurrencia ante las cámaras, refleja el irrespeto con que los ciudadanos homosexuales son tratados en el país". (perspectivaciudadana.com, 14, octubre, 2003).

Lo que se escribe aquí, es parte de la realidad de una sociedad, perteneciente a una cultura, que algunos países desarrollados llamarían arcaica y tercer mundista.

4.4 Visión actual de los dominicanos ante la homosexualidad

Actualmente, aunque esta población tenga más libertad, que tiempos atrás, no significa que la mayoría los acepte. Los homosexuales se debaten contra una sociedad que en su mayoría los estigmatiza, como inferiores. La relación lésbica es más aceptada. Las lesbianas en su mayoría no hacen alarde de su preferencia sexual, además, son muchas las que se ven muy femeninas y que nadie pensaría que son lesbianas.

Algunos psicólogos advierten que las presiones de un rechazo social, probablemente estrechen, con frecuencia, los lasos de la relación homosexual, cuando sus miembros son varones y mujeres inteligentes y relativamente educadas. Por tanto, el oprobio social podría ser una ventaja social mediata para el homosexual comprometido.

La población dominicana, está un tanto dividida, se puede decir, que hay tres maneras de comportamiento con esta variante sexual: los homofóbicos, la minoría que los acepta, y una parte pequeña que es neutra. Hoy día hay diferentes puntos de vista sobre esta conducta sexual, uno es de que el homosexual, no es hombre ni mujer, otro es, que el individuo está enfermo y que son demoníacos, los sociólogos le echan la culpa a la sociedad.

El Psiquiatra dominicano, César Mella, considera que es hora de que la sociedad se quite la careta, con respecto a la homosexualidad, la transexualidad y la bisexualidad, pues a su juicio, los hombres dominicanos tienen homofóbia. Asegura que la homosexualidad es un espacio vital, estrictamente privado, por lo cual, cuando esta se ejerce sin presión, sin manipulación y por aceptación recíproca, sin coerción, sin ofender y sin dinero por el medio, que ofenda a la sociedad, los que la ejercen están en su pleno derecho de que se les respete.

Así, desde diferentes ángulos y perspectivas está la población, que Duarte, Sánchez y Mella, lucharon para que fuera libre y democrática. Pero esto no quiere decir, que se tenga que aplaudir esta conducta, pero tampoco maltratar. Simplemente, que conservemos los valores y las buenas costumbres, que nos enseñaron hombres y mujeres que dieron sus vidas por este paraíso, llamado República Dominicana.

4.5 Condiciones psicosociales

En uno de los niveles en que se encuentra esta sociedad gay, el riesgo al virus del SIDA está condicionado por el estilo de vida sexual desenfrenada que llevan. Esta es una comunidad que va en crecimiento, no es un mito, es una realidad notoria. Su auto identificación sexual puede estar definido como homosexual, bisexual o lesbiana, son objetos de discriminación, prejuicio y estereotipos, por parte del grupo social homofobico, reciben múltiples presiones familiares, sociales, aún personales, manejan conflictos internos y sociales. Por estar inmersos en una sociedad homofóbica, experimentan incertidumbre, ante el hecho de poder ser identificados en su tendencia de orientación o atracción afectivo-erótica. Durante la adolescencia experimentan fenómenos depresivos que incluso les conduce a considerar la muerte, tienen dificultad para el establecimiento de modelos de roles o carencia de los mismos.

En este grupo, se relacionan con sentimiento de diferencias asociados a soledad y aislamiento. Tienen la idea de que nacieron en un mundo equivocado que no los acepta, ni les comprende.

La no aceptación de su orientación sexual, afectiva erótica, conduce a vidas dobles, inestables y de relaciones con parejas, con comportamientos de riesgo. Poco apoyo estatal a programas preventivos y de atención sobre el SIDA.

Muchos de los homosexuales han sufrido daños severos, por el uso incorrecto de silicona, inyectándola a su cuerpo en grandes cantidades, mezclándola con diferentes tipos de aceites, en los glúteos, senos, caderas, piernas y otras partes del cuerpo. Esta mala práctica a algunos les ha causado la muerte y otros han tenido reacciones alérgicas y deformaciones

Finalmente, en su mayoría son personas de escasos recursos y con niveles de educación muy bajo, generalmente con un historial clínico familiar muy penoso.

CONCLUSIONES

La homosexualidad en República Dominicana es un fenómeno que va en crecimiento; no está a los niveles de los países desarrollados donde hay leyes que protegen la homosexualidad, pero con el transcurrir de los años será más aceptada y desarrollada a la vez.

Esta conducta sexual no es única de este país, es universal y desde tiempos remotos viene siendo practicada.

La homosexualidad es un término usado tanto para hombres como para mujeres que deciden tener relaciones con personas de su mismo sexo. Su vínculo sexual no difiere en intensidad, convencimientos y sinceridad.

Existen también muchos varones afeminados y mujeres en "término dominicano" amachadas, que dicen ser heterosexuales.

En el país ha habido un crecimiento significativo, pero no ha alcanzado gran nivel de aceptación en los diferentes ámbitos importantes de la sociedad. Se han implementado, dentro de esta comunidad, organizaciones que reclaman igualdad de trato, leyes que garanticen protección, oportunidades de desarrollo, aceptación y respeto, que no se les discrimine, ni se les maltrate física ni verbalmente. Esta lucha se incrementa cada día, al grado de que los homosexuales han pedido ayuda internacional para defender sus derechos.

Hay sectores muy poderosos que rechazan abiertamente esta variante sexual, y es como si estuvieran en competencia. A medida que los homosexuales luchan por su aceptación, hay más oposición por parte de quienes no están de acuerdo con los mismos.

Lo que preocupa a los sectores como la iglesia, es que los niños y adolescentes tomen o asimilen esta conducta sexual como algo normal, porque va en contra de los valores, la moral y principios por los cuales cada día se trabaja para que no se pierdan.

Es una lucha fuerte porque poco a poco se está incrementando y consciente e inconscientemente se acepta, aún más porque figuras del medio se han declarado abiertamente homosexuales, al igual que artistas, y no se queda atrás la transculturación, que cada día es inculcada en los dominicanos, especialmente niños y adolescentes, al no tener una personalidad definida, son susceptibles a lo que el medio y su entorno les ofrece.

BIBLIOGRAFIA

APA (2002) Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales. Texto Revisado.

Bertellotti, E. (1993) Libertad de expresión en el estado de derecho. Buenos Aires. Editorial Aguilar.

Edwuardo (1989) El imaginario social. Nordan/Tupac. Montevideo, Buenos Aires.

Foucault, M. (1996). Historia de la sexualidad 1: La voluntad de saber. Buenos Aires, Argentina: Siglo XXI.

Freud, S. (1986). Un recuerdo infantil de Leonardo da Vinci. Obras Completas. Tomo XI ed. Amorortu, Buenos Aires.

Grupo M. (2004) Política interna de prohibición de la discriminación.

La Biblia, Versión de Casiodoro de Reina (1960)

Lázalas, F. (Periódico Listín Diario 24.mayo.2002)

Maeso, G. (2003) La homosexualidad masculina. Buenos Aires: Anáfora

Editora.

Módem mujer, abril 20, 2001

Mundoogar.com. Sección espectáculo

Ovideo, F. (1959) Historia general y natural de las indias. Madrid.

Perspectiva ciudadana.com, 14 de octubre, 2003

Periódico Hoy, 9 de junio 2001

Periódico Listín Diario 8 de julio 2004.

Periódico Listín Diario, 18 de julio 2004.

Periódico El Nacional 03.06.2005

Schifter, J. (2000) La formación de una cultura. Homosexualismo y SIDA

en Costa Rica. San José: Continental.

Spitzer, R. (2003). Archivos del comportamiento sexual. U.S.A.

Universidad de Columbia.

Stubrin, J. (1993). Sexualidad y homosexualidad. Edición Kargilman,

Buenos Aires.

Versión revisada del Catecismo CIC, 2001

AGRADECIMIENTOS

A Dios, por permitirnos alcanzar este importante nivel de nuestras vidas.

A la Universidad Tecnológica de Santiago – UTESA, por proporcionarnos la oportunidad de alcanzar el nivel profesional.

Respetuosamente a nuestros asesores, Norma Reyes, M.A. y Luis Beard, M.A. por los conocimientos y orientaciones que nos proporcionaron.

Al señor Alfredo De La Cruz, por su ayuda y su aporte brindado, lo cual nos ayudó para que este proyecto fuera una realidad

Judy y Kiomati

A mi padre Dios, Maestro y Creador, quien autorizó este logro; en su tiempo y bajo su voluntad.

A mi madre, Lucía, por ser mi heroína.

Mi esposo, Juan Rafael, por darme el apoyo y la motivación.

A mis hermanos Raquel, Belkys, Esteban y Harol , por creer en mí y darme su apoyo desde pequeña.

A mis amigos, por constituirse en un gran estímulo y darme la certeza de que cuando se quiere, se puede. Gracias por sus oraciones.

Judy Esther

A mi Padre Celestial, por ser quien ha guiado mis pasos y me ha dado la fuerza la voluntad necesaria para alcanzar esta meta; le dedico esta monografía todo los demás éxitos que tenga en mi vida.

Con cariño, a mis padres, Rafael y Angelita, quienes son la parte vital de mi deseo de superación; ustedes que sacrificaron tantas cosas por este triunfo, es el momento de agradecerles este gran éxito.

A mis hermanos, Edwards, Geuri, Jannely, Glimaldi y Angelita, por su cariño y apoyo.

A mi hijo, quien es parte de mi deseo de superación.

Kiomati

PRESENTADA POR

JUDY ESTHER AMPARO ROSARIO

KIOMATI ANGELINA CASTRO PERALTA

ASESORES

NORMA REYES, M.A.

LUIS BEARD, M.A

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE SANTIAGO UTESA

Área de Ciencias y Humanidades

Carrera de Psicología

Monografía para optar por el título de Licenciado en Psicología

Santiago de los Caballeros

República Dominicana

Agosto, 2005


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda