Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Factores implicados en el riesgo de suicidio en jóvenes

Enviado por mar-a



  1. Resumen
  2. Factores de riesgo
  3. Neuroquímica del suicidio
  4. Conclusión
  5. Bibliografía

Resumen.

Este artículo pretende ser simplemente una revisión sobre lo que hasta la fecha se conoce sobre los factores implicados en el riesgo de suicidio en población joven. Se trata de una ecuación complicada, con múltiples factores implicados: nivel socioprofesional de los padres, sexo, el padecer una enfermedad mental, el nivel de estudios alcanzado, el tener problemas en el colegio, clima en el que se vive, y un largo etcétera.

Las anormalidades serotoninérgicas parecen jugar un papel importante en el riesgo de cometer suicidio.

Palabras clave: abusos sexuales, clima, colesterol, consumo de drogas, efecto Werther, enfermedad mental, figuras primarias de apoyo, nivel socioprofesional, problemas en el colegio, serotonina, tendencias sexuales.

Introducción.

He aquí algunos datos preocupantes obtenidos en USA3:

  • En 1998, el sector de población menor de 25 años constituía el 15% de todos los suicidios.
  • Desde 1952 a 1995, la proporción de suicidios entre los adolescentes y adultos jóvenes prácticamente se triplicó.
  • Desde 1980 a 1997, la tasa de suicidio entre 15 y 19 años se incrementó en un 11%, y entre preadolescentes de 10 a 14 años, en un 109%.
  • Desde 1980 a 1996, la tasa de suicidio de chicos afroamericanos entre 15 y 19 años se incrementó en un 105%.
  • El suicidio es la 3ª causa de muerte en la gente joven de edades entre 15 y 24 años, después de las heridas no intencionales y el homicidio.
  • El 42% de los adolescentes gays y bisexuales han tenido ideas sobre el suicidio y el 28% lo han consumado o intentado4.

De otros países también se obtienen datos alarmantes6:

  • En el Reino Unido y en Irlanda se producen 2 suicidios al día de jóvenes (hasta 25 años).
  • Los suicidios suponen el 20% de las muertes en personas jóvenes en estos dos países.
  • Los suicidios cometidos por hombres se han doblado desde 1985.
  • En Irlanda, la ratio se sigue incrementando.
  • Se estima que ocurren unos 19.000 suicidios al año cometidos por adolescentes.

A la vista de estas cifras, parece que nos encontramos ante un problema de salud pública de primera magnitud, que pasa desapercibido para la opinión pública hasta que salta a los titulares de los medios de comunicación.

Para hacernos una idea aún más clara de la magnitud del problema, podemos decir que en USA4, produce más muertes en población joven que el cáncer o el SIDA. Vamos a analizar qué factores podrían estar implicados en este fenómeno.

Factores de riesgo. 

En cuanto al sexo, los estudios de Berman y Jobes1 (1991) indican que los adolescentes varones cometen actos suicidas en una proporción cuatro veces mayor que las mujeres (18% y 4% respectivamente) en tanto que éstas intentan suicidarse sin lograrlo en una proporción más frecuente que los varones.

Las diferencias entre sexos se igualan en los países tercermundistas1.

El nivel socioprofesional de los padres no parece jugar un papel estadísticamente significativo, al igual que la presencia o ausencia de las madres en el hogar. La incidencia del trabajo de la madre en el exterior no parece significativo (Ajuriaguerra1, 1999).

En un estudio realizado en Dinamarca5, se observó que el riesgo de suicidio era mayor entre jóvenes con una historia parental de suicidio, ingreso por enfermedad mental, ser soltero, ser desempleado o beneficiario de ayudas sociales, con hermanos ingresados por enfermedad mental, cuya madre haya muerto o emigrado, y/o cuyo padre haya tenido una pobre educación o bajos ingresos.

El riesgo de los factores relacionados con la situación socioeconómica del padre era más fuerte que los relacionados con la de la madre, siempre y cuando no estén relacionados directamente con el estatus de la madre o con la enfermedad mental de ésta. Se encontró una relación inversa entre el riesgo de suicidio y la educación.

Según R. W. Blum2, de la Universidad de Minnesota, si hacemos predicciones basadas en el color de la piel, la situación económica de los padres o cómo viven con éstos, se acertará en un número pequeño ocasiones. Blum y sus colaboradores realizaron unas 12.000 entrevistas a adolescentes blancos, negros e hispanos, desde el séptimo hasta duodécimo grado, y sus padres. Encontraron que:

  • el 36% de los adolescentes hispanos y el 38% de los afroamericanos, desde el noveno hasta el duodécimo grado, han llevado o usado armas o han estado implicados en incidentes relacionados con armas, en comparación con el 22% de los jóvenes blancos.
  • El 26% de los chicos entre séptimo y octavo grado cuya familia tiene unos ingresos anuales menores de 20.000$ han tenido encuentros sexuales, comparados con el 8% de los jóvenes cuyas familias ganan por lo menos 41.000$ al año.
  • El 33% de los jóvenes entre séptimo y octavo grado que viven solamente con uno de los padres han fumado algún cigarrillo, comparado con el 16% de los estudiantes que viven en hogares con dos progenitores.

Algunos de los hallazgos más importantes de estos investigadores son:

  • Los problemas en el colegio van ligados al hecho de fumar cigarrillos, consumo de alcohol, violencia relacionada con armas y, en estudiantes blancos e hispanos, con pensamientos e intentos suicidas.
  • Frecuentemente, el "salir por ahí" con amigos estaba asociado con el hecho de fumar cigarrillos, consumo de alcohol, y para chicos y chicas pertenecientes a minorías, implicación en violencia relacionada con armas.
  • Tener amigos íntimos que beben o fuman era un factor de riesgo para estas conductas. Los amigos bebedores estaban también relacionados con el riesgo en estar implicado en violencia relacionada con armas y, para chicas y chicos hispanos, con el riesgo de suicidio.
  • Tener amigos que han intentado suicidarse estaba fuertemente relacionado con el propio riesgo de suicidio en los jóvenes.
  • Las relaciones positivas con la familia eran un factor protector contra el estar implicado en violencia relacionada con armas y consumo de alcohol entre los jóvenes afroamericanos, suicidio entre las chicas y chicos afroamericanos, y tener encuentros sexuales, entre las chicas afroamericanas.
  • Tener una relación romántica estaba relacionado con tener intercambios sexuales. Entre algunos segmentos de población adolescentes, los beneficios y costes percibidos de tener relaciones sexuales o quedar embarazada y el conjunto de conocimientos percibido sobre el control de natalidad están también influenciados por el comportamiento sexual.

Veamos los datos obtenidos en un estudio realizado en Perú por A.M. Castaceda Chang1, donde se tratan 48 casos de intento de suicidio comunicados en el Instituto de Salud del Niсo de Lima (Mуdulo de Atención al Maltratado en Salud, MAMIS) durante un periodo comprendido entre 1996 y 1999. Se encuentra que el 88% corresponde a chicas y el 12% a chicos. Las edades de mayor frecuencia se sitúan entre los 14 y 17 años. En su mayoría (56%) el origen del intento de suicidio fue por discusiones con las figuras primarias de apoyo o problemas en el grupo familiar, seguido de un 13% que contaba con un antecedente de abusos sexuales. Sólo se encontró un caso de una menor de 7 años (2%) con intención de suicidio. Parece confirmarse que la problemática familiar, unida a la crisis social y económica da lugar a situaciones de gran tensión que hacen muy difícil la comunicación.

A esto hay que sumar que los adolescentes carecen de la habilidades necesarias para afrontar determinados problemas, por lo que optan por el suicidio.

También se contempla la hipótesis del contagio. Gould7 y colaboradores encontraron que entre el 1 y el 5% de los suicidios entre jóvenes podrían ser explicados por contagio. Sería el llamado efecto Werther (por el relato de Goethe). En esta línea, Schmidtke and Häfner7 (1989) explicaron el efecto en la entonces Alemania Occidental de una serie de televisión de seis episodios que describía los problemas de un joven que terminaba arrojándose delante de un tren. Se produjo un incremento de suicidios de este tipo, sobre todo en jóvenes en situaciones similares a la del protagonista de la serie.

Algunos investigadores7 también contemplan la posibilidad de que hablar del tema frecuentemente podría hacer que las personas se sintieran más cómodas con la idea del suicidio. Mann, Waternaux, Haas y Malone10 proponen un modelo de diátesis-estrés, en el que la diátesis podría venir reflejada por tendencias a experimentar más ideaciones de suicidio y a ser más impulsivo.

El clima también parece tener su importancia. De hecho, existe una distribución asimétrica8 de suicidios a lo largo del año, produciéndose un pico en los meses de primavera. También parece haber una distribución desigual8 dependiendo de la latitud. En un estudio llevado a cabo en Italia8, se vio que había más suicidios en las regiones del norte del país. Se encuentran tres factores climáticos relevantes: el grado de humedad, la media de precipitaciones y la exposición solar. La mayor tasa de suicidios correspondía a lugares secos y menos expuestos al sol. Parece que el clima, al menos, podría contribuir al riesgo biológico.

Neuroquímica del suicidio.

Las personas que se suicidan podrían tener alterada la neuroquímica cerebral9 pero ésta parece no estar implicada en todos los casos9.

Los bajos niveles de serotonina podrían mediar en los problemas de comportamiento en el suicidio10. Se ha visto que algunos pacientes con bajos niveles14 de ácido 5-hidroxiindolacético (5-HIAA), que es un metabolito de la serotonina, tienen más predisposición a cometer suicidio.

Las anormalidades serotoninérgicas pueden provocar un aumento de la agresión impulsiva10. Este efecto se ha visto con modelos de ratones knockout 5-HT1B, pero el comportamiento suicida no se ha observado en dichos modelos10.

Siguiendo en esta línea, en el cerebro de los adolescentes suicidas aparecen más receptores 5-HT2A en el córtex prefrontal e hipocampo11. Asimismo, la buspirona13 y la gepirona se unen a las receptores 5-HT1A (las azapironas son agonistas parciales de la serotonina) presinápticos en el rafe dorsal y postsinápticos en el córtex e hipocampo. Estas sustancias han demostrado su eficacia en ensayos clínicos realizados en casos de ansiedad y depresión.

Incluso el colesterol podría estar implicado. En un estudio realizado por Strandberg12 et al, en el que se utilizaron drogas para reducir la concentración de colesterol en hombres hipercolesterolémicos, se encontró un descenso en los niveles de agresividad y hostilidad.

Conclusión.

Podríamos concluir que para un sector de la población joven, con determinadas características psicológicas, sociales y biológicas, los problemas que plantea la sociedad actual resultan irresolubles, de forma que el suicidio se convierte en la única alternativa.

Huelga decir que se hace imprescindible seguir con la investigación de este fenómeno, pues las cifras de víctimas van en aumento.

También hemos de considerar la implantación de programas de prevención, y aumentar los recursos que la sanidad pública dedica al tema.

Bibliografía.

  1. Castaceda Chang, A.M.: "Características psicosociales del adolescente parasuicida". Psicocentro.com. 2003.
  2. Carpenter, S.: "Teens' risky behavior is about more than race and family resources". Monitor on Psychology. Volume 32, No. 1 January 2001.
  3. The Centers for Disease Control and Prevention, USA.: "Suicide facts and figures". Monitor on Psychology. Volume 32, No. 10 November 2001.
  4. King, C.A.: "Suicide Prevention and Youth: Saving Lives". Congressional Testimony. March, 2004.
  5. Agerbo, E., Nordentoft, M., Mortensen, P.B.: "Familial, psychiatric, and socioeconomic risk factors for suicide in young people: nested case-control study". BMJ. 2002 July 13; 325(7355): 74.
  6. The Samaritans.: "Suicide in the UK and Ireland". Amazon.com. 1996.
  7. Ystgaard, M.: "Suicide among young people – is it contagious?". Norwegian Journal Suicidologi 1997, no. 3.
  8. Preti, A.: "The influence of climate on suicidal behaviour in Italy". Psychiatry Res. 1998 Mar 20;78(1-2):9-19.
  9. Little, K.Y.; Sparks, D.L.: "Brain markers and suicide: can a relationship be found?". J Forensic Sci. 1990 Nov;35(6):1393-403.
  10. Mann, J.J.; Waternaux, C.; Haas, G.L.; Malone K.M.: "Toward a Clinical Model of Suicidal Behavior in Psychiatric Patients". Am. J. Psychiatry 1999; 156:181-189.
  11. Pandey, G.N.; Dwivedi, Y.; Rizavi, H.S., et al.: "Higher Expression of Serotonin 5-HT2A Receptors in the Postmortem Brains of Teenage Suicide Victims". Am. J. Psychiatry 2002; 159: 419-429.
  12. Strandberg, T.E., Raikkonen, K.; Partinen, M.; Pihl, S.; Vanhanen, H.; Miettinen, T.A.: "Associations of cholesterol lowering by statins with anger and hostility in hypercholesterolemic men". Biol Psychiatry 1994; 35: 575-7.
  13. Yocca, F.D.: " Neurochesmistry and neurophysiology of buspirone and gepirone: interactions at presynaptic and postsynaptic 5-HTA1 receptors". J Clin Psychopharmacol. 1990 Jun;10 (3 Suppl): 6S-12S.
  14. Siegel, G.J.; Agranoff, B.W.; Albers, R.W.; Molinoff, P.B.: "Basic Neurochemistry". 5th Edition, Raven Press, New York (1993).

Por

M. Alonso Hoyas

Lcda. en Biología, especialidad de Neurobiología (U. Complutense, Madrid)

Estudiante de último curso de licenciatura en Psicología (UNED)


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda