Monografias.com - Página no encontrada

Discúlpenos.

No hemos podido hallar la página que estaba buscando.
Sin embargo, quizás podamos ayudarlo. Pruebe lo siguiente:

Ir a la página de inicio de Monografias.com.
Ver nuevos trabajos agregados a Monografias.com recientemente.
Si es su primera visita a Monografias.com, consulte la ayuda.
Busque en todo Monografias.com:

Buscar: Avanzada

¿Por qué pudo haber ocurrido esto?

Es probable que Usted haya llegado a esta página a través de:

Un favorito (o bookmark) demasiado antiguo.
Un motor de búsqueda que tiene un listado desactualizado de nuestras páginas.
Una dirección posiblemente mal tecleada.
Un vínculo roto en nuestras páginas.

También es posible que el recurso que Ud. busca haya sido dado de baja por su autor.

¡Ayúdenos a mejorar! Si ha llegado a esta página a través de un vínculo roto
dentro de Monografias.com, por favor escríbanos a webmaster@monografias.com
detallando el problema, para que lo podamos solucionar a la brevedad.

El equipo de www.monografias.com



9. ANEXO

9.1 Porcentaje de agentes causantes de incendios forestales en España.

9.2. Porcentaje de superficie arbolada afectada por los agentes causantes de incendios en España.

 

9.3. Porcentajes de causantes de incendios en superficies forestales en España.

Aclaración: Debido a las grandes diferencias de casuística existentes, los gráficos nº 4, 5, 6 y 7 muestran el número de siniestros por Áreas Geográficas: Noroeste, Mediterráneo, Canarias y Comunidades Interiores.

9.4. Porcentaje de causantes de incendios forestales en al zona noroeste de España.

9.5. Porcentaje de causantes de incendios forestales en al zona del mediterráneo.

 

9.6. Porcentaje de causantes de incendios forestales en al zona de Canarias.

 

9.7. Porcentaje de causantes de incendios forestales en al zona noroeste de España.

 

Fuente: Área de Defensa Contra Incendios Forestales de la Dirección General para la Biodiversidad

 

9.8. Motivación de los siniestros intencionados (1991-2004)

Fuente: www.incendiosforestales.org

 

 

9.9. Legislación española referente a incendios forestales.

9.9.1. LEGISLACION COMUNITARIA

Reglamento num. 1727/1999 de la comisión de 28 de julio, por el que se establece determinadas disposiciones de aplicación del Reglamento 2158/1992 del consejo relativo a la protección de los bosques comunitarios contra los incendios (DOCE 3-8-1999)

Reglamento num. 2158/1992 del consejo de 23 de julio relativo a la protección de los bosques comunitarios contra los incendios (DOCE 31-7-1992)

Reglamento num. 3529/1986 del consejo del 17 de noviembre relativo a la protección de bosques en la comunidad contra los incendios (DOCE 21-11-1986).

9.9.2. LEGISLACIÓN ESTATAL

Ley 2/1985, de 21 de enero, sobre Protección Civil (BOE 25-1-1985)

Ley 81/1968, de 5 de diciembre, sobre incendios forestales (BOE nº294, 7-12-1968)

Real Decreto 407/1992, de 24 de abril, por el que se aprueba la Norma Básica de Protección Civil (BOE 1-5-1992)

Real Decreto 875/1988, de 29 de julio, por el que se regula la compensación de gastos derivados de la extinción de incendios forestales.

Real Decreto 1373/1985, de 1 de agosto, sobre medidas provisionales para la actuación en situaciones de emergencia en los casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública (BOE 10-8-1985)

Decreto 3769/1972, de 23 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 81/1968, de 5 de diciembre, sobre Incendios Forestales. (BOE 13-2-1973)

Orden de 3 de agosto de 2001 por la que se fijan las indemnizaciones que correspondan a las personas que sufran accidentes al colaborar en los trabajos de extinción de incendios forestales.

(MINISTERIO DE ECONOMÍA Fecha de Publicación:14/09/2001 BOE número: 221-2001 Sección:I)

 

 

ORDEN DE 3 DE ABRIL DE 1996 PARA EL ESTABLECIMIENTO DEL III PLAN DE ACCIONES PRIORITARIAS CONTRA INCENDIOS FORESTALES (PAPIF 3).

(MINISTERIO DE AGRICULTURA, PESCA Y ALIMENTACION Fecha de Publicación:10/04/1996 BOE número: 87-1996 Sección:I)

 

 

Orden de 2 de abril de 1993, por la que se publica el Acuerdo del Consejo de Ministros que aprueba la Directriz Básica de Planificación de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales (BOE 15-4-1993)

Resolución de la DGAC relativa a la operación de aeronaves de matrícula extranjera por compañías españolas, en actividades contra incendios forestales

Corrección de errores de la Orden de 3 de agosto de 2001 por la que se fijan las indemnizaciones que correspondan a las personas que sufren accidentes al colaborar en los trabajos de extinción de incendios forestales.

(MINISTERIO DE ECONOMÍA Fecha de Publicación:02/10/2001 BOE número: 236-2001 Sección:I)

 

 

 

9.9.3. http://www.mfom.es/aviacioncivil/normativa/acredcias/421001.htm/t_blank

LEGISLACIÓN AUTONÓMICA

9.9.3.1. Andalucía

Ley 5/1999, de 29 de junio, de Prevención y Lucha Contra los Incendios Forestales.

(COMUNIDAD AUTÓNOMA DE ANDALUCÍA Fecha de Publicación:10/08/1999 BOE número: 190-1999 Sección:I)

 

 

Decreto 221/1994, de 6 de septiembre, por el que se modifica el Comité de Dirección Regional del Plan de Lucha contra Incendios Forestales en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Decreto 150/1994, de 3 de agosto, por el que se atribuye la superior dirección del Plan Infoca al Consejero de Medio Ambiente.

Decreto 470/1994, de 20 de diciembre, de Prevención de Incendios Forestales.

Decreto 71/1992, de 5 de mayo, por el que se aprueba el Plan de lucha contra los incendios forestales en la CAA, y se dictan normas para su prevención, extinción y reconstrucción de las superficies afectadas.

Decreto 152/1989, de 27 de junio, por el que se establecen normas para la prevención y extinción de incendios forestales.

Resolución del Parlamento de Andalucía de 14 y 15 de noviembre de 1989, por la que se aprueba el Plan Forestal Andaluz.

9.9.3.2. Aragón

Decreto 226/ 1995, de 17 de agosto, de la Diputación General de Aragón, por el que se aprueba el Plan Especial de Protección Civil de Emergencias por Incendios, Forestales (PROCINFO).

Decreto 189/1994, de 6 de septiembre, de la Diputación General de Aragón, por el que se aprueba el Protocolo Especial de Protección Civil de emergencias por incendios forestales --Procinfo.

9.9.3.3. Asturias

Bases (BOPA Nº 72 de 27/03/2001) que Regirán la Concesión de Subvenciones para la Defensa Contra Incendios en Montes.

 

 9.9.3.4. Canarias

Decreto 146/2001, de 9 de julio, por el que se regula la prevención y extinción de incendios forestales (BOC nº 87 de 16 de Julio de 2001)

Decreto 47/1998, de 17 de abril, sobre el Fondo de Mejoras de Aprovechamientos Forestales y de creación de la Comisión de Montes de Canarias (B.O.C. nº 52, de 29 de abril de 1998).

Orden de 8 de junio de 1998, por la que se determinan las épocas de peligro de los incendios forestales en Canarias y si dictan instrucciones para su prevención y extinción (B.O.C. nº 78, de 26 de junio de 1998).

Orden de 24 de marzo de 1995, por la que se establecen normas preventivas sobre la quema de rastrojos, residuos y malezas en fincas agrícolas o forestales (B.O.C. nº 42, de 5 de abril de 1995).

Acuerdo por el que se aprueba el Plan Forestal de Canarias, adoptado por el Gobierno de la Comunidad Autónoma de Canarias en la sesión de 25 de mayo de 1999 (BOC 1999/117 de martes 31 de agosto de 1999).

9.9.3.5. Castilla la Mancha

Orden de 12-06-2001 (DOCM Nº 70 de 19/06/2001), de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, sobre regulación de los servicios de prevención y extinción de incendios forestales, en Castilla La Mancha

Orden de 20-04-2001, por la que se regulan las campañas de prevención de incendios forestales, en Castilla La Mancha

9.9.3.6. Castilla y León

Decreto 178/2001, de 28 de junio, por el que se establece el sistema de guardias en las labores de lucha contra Incendios Forestales en Castilla y León para el período 2001-2003. (BOCyL 04-07-01)

Decreto 274/1999, de 28 de octubre, por el que se aprueba el Plan de Protección Civil ante Emergencias por Incendios Forestales en Castilla y León (BOCyL 03-11-99)

Decreto 105/1998, de 4 de junio, sobre declaración de "zonas de peligro" de incendios forestales (BOCyL 9-6-98)

Decreto 63/1985, de 27 de junio, sobre Prevención y Extinción de Incendios Forestales (BOCyL 2-7-85)

Orden de 23 de julio de 2001, de la Consejería de Medio Ambiente, por la que se fija la época de peligro estival de Incendios Forestales en la Comunidad de Castilla y León y se establecen normas sobre la utilización del fuego para el año 2001. (BOCyL 01-08-01)

Orden de 27 de diciembre de 2000 por la que se convocan subvenciones destinadas a fomentar la colaboración y equipamiento para la lucha contra los incendios forestales (BOCyL 16-1-01)

http://www.jcyl.es/jcyl/cmaot/sg/sved/legislacion/documentos/montes/n-56O2695.doc/t_blank

Orden de 5 de febrero de 1996, por la que se regulan las autorizaciones para aprovechamiento de pastos en montes afectados por incendios forestales (BOCyL 15-2-96)

Orden de 26 de junio de 1995, por la que se establecen las normas básicas de actuación en caso de incendio y las competencias y obligaciones de los técnicos en su extinción. (BOCyL 3-7-95)

Corrección de errores de la Orden de 23 de julio de 2001, de la Consejería de Medio Ambiente, por la que se fija la época de peligro estival de incendios forestales en la Comunidad de Castilla y León y se establecen normas sobre la utilización del fuego para el año 2001. (BOCyL 13-09-01)

9.9.3.7. Cataluña

Ley 5/1999, de 12 de julio, de modificación de la Ley 5/1994, de 4 de mayo, de regulación de los Servicios de Prevención y Extinción de Incendios y de Salvamentos de Cataluña.

(COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CATALUÑA Fecha de Publicación:10/08/1999 BOE número: 190-1999 Sección:I)

 

 

Decreto 64/1995, de 7 de marzo, por el que se establecen medidas de prevención de incendios forestales

Orden de 1 de junio de 2000 por la que se reduce el índice de rendimiento neto aplicable en 1999 a determinadas actividades forestales accesorias desarrolladas en Cataluña afectadas por incendios.

(MINISTERIO DE HACIENDA Fecha de Publicación:03/06/2000 BOE número: 133-2000 Sección:I

 

)

Resolución de 24 de octubre de 1994, por la que se da publicidad al Acuerdo de 29 de septiembre de 1994, del Gobierno de la Generalidad, por el que se aprueba el Plan de Protección Civil de emergencias por incendios forestales en Cataluña (INFOCAT)

9.9.3.8. Comunidad Valenciana

Decreto 253/1995, de 24 de julio, del Gobierno Valenciano, por el que se aprueba el protocolo de actuación frente a incendios forestales de la Comunidad Valenciana (DOGV 2566, de 9-8-95)

Decreto 98/1995, de 16 de Mayo, del Gobierno Valenciano, por el que se aprueba el reglamento de la Ley 3/1993, de 9 de diciembre Forestal de la Comunidad Valenciana. (DOGV nº. 2520, de 1 de junio de 1995)

Orden de 10 de marzo de 2000, de la Conselleria de Medio Ambiente, por la que se regulan medidas extraordinarias para la prevención de incendios forestales desde el 20 de abril hasta el 24 de abril de 2000, ambos inclusive, y los días 29 de abril, 30 de abril y 1 de mayo de 2000. (DOGV 3714 de 22-3-2000)

Orden de 30 de marzo de 1994, de la Conselleria de Medio Ambiente, por la que se regulan las medidas generales para la prevención de incendios forestales (DOGV. 2245, DE 14-4-94)

9.9.3.9. La Rioja

Ley 2/95, de Protección y Desarrollo del Patrimonio Forestal de La Rioja, (B.O.R. N. 22, de 21 de febrero de 1995).

Orden 20/2000, de 20 de junio, sobre Prevención de Incendios en Terrenos Forestales y Agrícolas (publicada en el BOR del 27 de junio)

9.9.3.10. Madrid

Ley 19/1999, de 29 de abril, de modificación de la Ley 14/1994, de 28 de diciembre, por la que se regulan los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos de la Comunidad de Madrid.(COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID Fecha de Publicación:17/08/1999 BOE número: 196-1999 Sección:I)

LEY 14/1994, DE 28 DE DICIEMBRE, POR LA QUE SE REGULAN LOS SERVICIOS DE PREVENCION Y EXTINCION DE INCENDIOS Y SALVAMENTOS DE LA COMUNIDAD DE MADRID.

(COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID Fecha de Publicación:10/04/1995 BOE número: 85-1995 Sección:I)

 

 

Decreto 111/2000, de 1 de junio, por el que se modifica el Plan de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales en la Comunidad de Madrid (INFOMA)

9.9.3.11. País Vasco

ORDEN de 27 de .junio de 1991, del Consejero de Interior, sobre incendios forestales

ORDEN, de 9 de Junio de 1989, del Consejero de Interior, sobre incendios forestales

ORDEN de 29 de junio de 1987 del Departamento de Interior sobre incendios forestales

 

9.10. Situación Forestal en Castilla, León, Andalucía, Cataluña y Galicia.

CASTILLA

Marco socio-forestal

La Comunidad de Castilla y León, con sus 9,5 millones de hectáreas, la hacen mayor que varios países de la Unión Europea. Por el contrario, no están en consonancia con esta superficie ni su riqueza ni su demografía.

La superficie forestal de la Comunidad representa el 50 por 100 de la superficie geográfica de la región. Las masas arboladas rebasan los 2 millones de ha, de las cuales en más de 1 millón de ha la gestión técnica corresponde a la Administración forestal, bien por tratarse de montes de UP, bien por ser montes propios de la Comunidad, o bien por ser montes consorciados o con convenio.

La desertización humana ha tenido en Castilla y León una incidencia más acusada que en otras Comunidades y ha conducido a un abandono de los montes y de sus aprovechamientos tradicionales, por lo que el matorral y el sotobosque los han invadido, constituyendo el combustible más idóneo para la iniciación y la propagación del fuego.

La Entidades locales, en clara bancarrota económica, son los mayores propietarios montes de la Comunidad y no cuentan con medios técnicos ni económicos para hacer frente mínimamente al problema de los incendios. Para dichas Entidades, los montes son del ICONA y presuponen que es al Estado a quien compete exclusivamente el apagar el incendio que sus propios vecinos producen.

El invertir esta conciencia colectiva es, sin duda alguna, la primera labor de prevención que debe realizar la Junta de Castilla y León.

Causas y riesgos de incendios

Las causas son diferentes no ya de una Comunidad Autónoma a otra, sino simplemente de una comarca forestal a otra contigua.

Los rayos producen en Castilla y León el 6,8 por 100 de los incendios con porcentajes muy bajos en todas las provincias, excepto en Segovia (33 por 100) y Ávila (15 por 100). el resto, es decir, más del 93 por 100 se deben exclusivamente a las actuaciones del hombre, que de un modo negligente o intencionado inicia el fuego.

La distribución mensual de los incendios desmiente que la causa principal de los mismos sea las altas temperaturas. Las condiciones meteorológicas favorecen la propagación, pero no lo inician.

Tampoco la presión urbanística tiene incidencia alguna en esta Comunidad.

En cuanto a los incendios de resinosas hay que decir que existe mayor riesgo en aquellos montes que no se encuentran en producción y presentan un mayor estado de abandono.

Los grupos humanos de riesgo y en este orden son: pastores, ganaderos, agricultores, trabajadores agrícolas o forestales y excursionistas.

Evolución de los incendios forestales en Castilla y león

Destaca en primer lugar el descenso espectacular de la superficie arbolada quemada anualmente, de las 20.000 ha del año 1989 se ha pasado a 2.600 ha en 1996. Simultáneamente y en la misma proporción ha disminuido la dimensión media del incendio (de 6,48 ha a 2,31 ha), así como el índice de agresividad, que se sitúa en el último cuatrienio en 2,13 ha por debajo de la media nacional.

El número de incendios anual permanece prácticamente estable en todo el periodo. Bajar esta cifra es, sin duda, el principal reto para los próximos años.

La distribución de los incendios en Castilla y León se presenta de forma muy irregular, tanto en el espacio como en el tiempo. Se puede comprobar que el número de incendios de marzo es incluso superior al de los meses veraniegos. Asimismo la distribución geográfica presenta abismales diferencias entre las distintas provincias, e incluso dentro de cada provincia donde existe gran concentración de incendios en determinadas zonas calificadas como puntos negros.

Las provincias situadas al Oeste de la Comunidad, León, Zamora y Salamanca, presentan todos los años los peores resultados, tanto en número de incendios como en superficie quemada. Por el contrario, las provincias de Segovia, Soria y Valladolid son las que presentan mejores resultados y en las cuales, prácticamente, no hay incendios.

A pesar de las cuantiosas pérdidas de masa forestal que sufre Castilla y León a causa de los incendios forestales, la superficie repoblada ha sido superior por lo que existe un balance vegetativo claramente positivo.

La lucha contra los incendios forestales

La lucha contra los incendios forestales está asumida en su totalidad por la Administración Forestal autonómica. La planificación general se lleva a cabo a través del Servicio de Protección de la Naturaleza, adscrito a la Dirección General de Medio Natural, que dirige toda la política forestal de la comunidad dentro de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

En cada provincia existe una Sección de Protección de la Naturaleza y durante la campaña de verano se forma un Centro Provincial de Mando (CPM), bajo la supervisión de los técnicos forestales de la provincia. Desde la Dirección General se lleva el control de las nueve provincias y se coordinan los medios terrestres, humanos y aéreos cuando es necesaria la colaboración interprovincial.

Tradicionalmente la estrategia de la lucha contra incendios forestales se articula en Programa de Detección, Programa de Extinción y Programa de Prevención. Este último debe considerarse como la parte más importante y esencial de la estrategia global de la lucha contra incendios.

Todas las medidas preventivas van encaminadas a la consecución de dos objetivos: que el fuego no se produzca y que, en caso de producirse, no se propague. El primer objetivo es, sin duda, el más importante y por desgracia el más difícil de alcanzar ya que no depende directamente de la Administración, sino del comportamiento de los ciudadanos.

Nuevas orientaciones

Actualmente ha comenzado una nueva etapa en la que se pretende intensificar las acciones preventivas para reducir el número de incendios.

Siguiendo esta nueva orientación se programaron acciones para evitar que el fuego genere beneficios en las zonas incendiadas. Atendiendo a las quemas incontroladas como causa principal, se va a proponer el acotado de las zonas incendiadas al pastoreo y a la caza durante cinco años, así como la creación de pastizales. Las brigadas de investigación de causas se ampliarán en número. Para facilitar el primer ataque se incrementarán los medios aéreos y se limitará el número de cuadrillas de trabajo.

Fuente: La defensa contra incendios forestales. Fundamentos y experiencias. Ricardo Vélez y otros. Mc Graw Hill. 2000.

 

ANDALUCIA

Introducción

La sensibilización en las Administraciones Públicas ante la problemática de los incendios forestales ha hecho dirigir una parte importante de sus presupuestos hacia planes de actuación que optimicen la prevención, la detección y la extinción.

La fragilidad de los ecosistemas ante situaciones de elevada frecuencia en la presencia del fuego incontrolado obliga a dedicar atención prioritaria por la importancia de las cualidades intrínsecas de éstos en el equilibrio medioambiental. Ello implica la necesidad de defenderlos de los incendios forestales, actuando sobre el medio con una óptima ingeniería de defensa que lo dote de infraestructuras operativas modernas y eficaces, sobre la base de unas actuaciones selvícolas específicas y de carácter preventivo, tal que con ella el medio natural tienda hacia una situación de autodefensa.

 

Desde los primeros desarrollos hasta la actualidad, la metodología ha ido evolucionando gracias al mejor conocimiento de la ciencia del fuego, las herramientas informáticas basadas en los sistemas de información geográficos, la experiencia y la mayor precisión en el análisis de la problemática en cada una de las comarcas territoriales definidas. El desarrollo de toda actividad tendente a conseguir una línea eficaz de defensa no puede separarse de una planificación optimizada, es necesario una ordenación integral en el tiempo y en el espacio.

Perspectiva histórica

Inicialmente la dispersión de la localización de los incendios, la diferencia entre la propiedad de los montes, la ausencia de metodologías específicas para la defensa y la existencia de modelos y hábitos económicos y sociales no asociados a modelos desarrollados, representó una época en la que las actuaciones de lucha eran puntuales, sin estructura espacial de planificación operativa y carente de medios tecnológicos especializados acordes con la intensidad y dimensión del problema.

En la medida en que se intensificó el problema, la conciencia social evolucionó y por consiguiente la preocupación de los gestores forestales y de las instituciones de investigación y universitarias fue cada vez mayor.

El desarrollo más intenso ha sido constatado en la segunda mitad de los años setenta y década de los ochenta, donde se confirman de forma definitiva los procedimientos metodológicos en la gestión preventiva y comarcalizada del territorio.

Durante los años noventa, el acceso generalizado a la cartografía automatizada y a las bases documentales geo referenciadas que ofrecen los sistemas de información geográficos, así como el mejor conocimiento del comportamiento del fuego, ha permitido la estandarización de los métodos de gestión comarcalizada de la defensa contra los incendios forestales, haciendo posible la aplicación de los métodos de trabajo desde las unidades encargadas de la gestión del territorio.

Planificación regional

Bajo criterios administrativos se puede atribuir el concepto de región al de territorio dotado de presupuesto propio y capacidad reconocida de autogobierno y gestión forestal; en el caso de España estaríamos atribuyendo tal concepción globalizadora al territorio ocupado por las Comunidades Autónomas.

La concepción regional permite dividir el territorio forestal a proteger en las distintas comarcas, distinguiéndose los límites, así como las particularidades de cada una de ellas. Proceder de esta forma presenta, entre otras ventajas, la posibilidad de la distribución temporal de las acciones para cada una de las comarcas, así como la de facilitar los enlaces y concordancias preventivas entre comarcas que presentan en sus límites ecosistemas de similares características.

Otra alternativa puede ser la de iniciar la definición de actividades en aquellas comarcas coincidentes con figuras especiales de protección (Parques Nacionales, Naturales, Parajes etc.) y en una segunda fase acometer la comarcalización del resto del territorio forestal hasta cerrar por completo el espacio forestal que constituye la región.

Definición y desarrollo de Planes Comarcales

La defensa de los espacios naturales requiere la existencia de Planes Comarcales de Defensa. En este sentido, la definición de un territorio bajo unos límites en los que las actividades a realizar quedan tuteladas por los Planes Rectores de Uso y Gestión, Planes de Ordenación y otros, permite y facilita los estudios de defensa para la implantación de medidas y actuaciones preventivas, así como aquellas dirigidas hacia la detección y extinción.

En tal caso se puede definir como Plan Comarcal de Defensa contra los Incendios Forestales todo estudio de análisis de la problemática de los incendios forestales existente en un territorio conocido y delimitado, del que a partir del diagnóstico realizado se establecen un conjunto de accione enfocadas a la defensa integral de la comarca bajo criterios de planificación y ordenación espacio-temporal.

Fuente: La defensa contra incendios forestales. Fundamentos y experiencias. Ricardo Vélez y otros. Mc Graw Hill. 2000

 

CATALUÑA

Introducción

Cataluña es una de las regiones del Mediterráneo con más superficie forestal. En términos absolutos, se contabilizan 1.950.000 ha y en términos relativos representa el 61 por 100 de la superficie total del territorio. Además tiene una importante densidad de población y recibe un gran número de visitantes todos los años, especialmente en época de verano.

La climatología es muy variable, sus veranos se caracterizan por tener largos periodos secos, calurosos y a veces muy ventosos. En este contexto, el fenómeno de los incendios forestales es uno de los principales problemas de la región.

Los bosques de Cataluña en los últimos decenios han dejado de ser la principal despensa energética del país, la superficie forestal ha aumentado al disminuir la superficie de cultivo en tierras que tienen dificultades de mecanización. Todo ello, junto al aumento del turismo, el tiempo libre, las segundas residencias en zonas forestales y la disminución de la población rural, está configurando una situación distinta a la que había antes de los años sesenta, lo cual es muy importante cuando se diseña la estrategia para intentar afrontar el riesgo de los grandes incendios.

La autoprotección de las infraestructuras en el entorno forestal

Urbanizaciones:

En Cataluña hay cerca de 2000 urbanizaciones, más de la mitad de ellas (1.028), están próximas a masas forestales o bien se encuentran dentro de la propia zona forestal. La mayoría de urbanizaciones se localizan en la zona de alto riesgo de incendio forestal.

Estas urbanizaciones en zonas forestales se diseñaron, proyectaron y ejecutaron sin tener en cuenta el entorno. La existencia de un riesgo potenciar de incendio no fue prevista, las medidas de autoprotección eran prácticamente inexistentes. Una parte de las Urbanizaciones se hicieron de manera ilegal, irregularmente, sin servicios ni infraestructuras y de manera anárquica. A pesar de ello, en los últimos años las Administraciones Locales y Autonómica han hecho un gran esfuerzo para normalizar esta situación urbanística.

Programa de autoprotección de las urbanizaciones:

El decreto 64/1995, de 7 de marzo, por el que se establecen las medidas de prevención de incendios forestales, en su artículo 2, dispone una serie de medidas para autoproteger las urbanizaciones del riesgo de incendios forestales. Se establece un plazo máximo de 3 años para hacer las obras de adecuación previstas en el citado artículo.

Sensibilización:

La Generalitat de Cataluña ha intensificado las tareas de divulgación para concienciar y sensibilizar directamente a los responsables de las urbanizaciones. Asimismo, se han hecho diversas reuniones explicativas con los alcaldes y presidentes de los Consejos Comarcales para recordar la necesidad de la autoprotección de las urbanizaciones.

Actuaciones administrativas:

Se ha efectuado un inventario de las urbanizaciones en situación de riesgo y de éstas sólo 3 cumplen totalmente la normativa y 142 más están en fase de adecuación.

Procedimiento sancionador:

De acuerdo con el artículo 19 del Decreto 64/1995, de 7 de marzo, por el que se establecen medidas de prevención de incendios forestales, las infracciones que dispone este decreto serán sancionadas de acuerdo con lo establecido en la ley 8/1968, de 5 de diciembre, de incendios forestales. Después de informar a los Ayuntamientos sobre la situación de las urbanizaciones, se está iniciando el procedimiento sancionador a los titulares de éstas.

Vertederos:

Los incendios iniciados en vertederos han ido disminuyendo a medida que se clausuraban aquéllos que representaban un mayor peligro para la masa forestal. A pesar de esta disminución importante el problema continúa, ya que las prácticas irresponsables de algunas personas comportan la aparición de vertederos incontrolados.

Actuaciones en prevención básica o pasiva

Puntos de agua:

En la actualidad se dispone de una red de 246 puntos de agua para la lucha contra incendios forestales repartidos por todo el territorio, con una capacidad de 267.647 m3. De estos puntos se hace seguimiento, tanto de la capacidad como del acceso, con una frecuencia mensual durante el invierno y quincenal durante el periodo del 15 de marzo al 15 de octubre.

Quemas controladas de alta montaña:

Las quemas controladas se han convertido en los últimos años en una medida de prevención de incendios forestales en zonas de alta montaña y han tenido, como consecuencia directa, una disminución muy considerable de los incendios forestales ocasionados por la quema incontrolada de pastos.

Fomento del mosaico agroforestal:

El abandono de los usos tradicionales del bosque y la despoblación del mundo rural acaecido en Cataluña en el último medio siglo han favorecido el aumento de la carga de combustibles de los bosques. Los factores que juegan a favor del abandono de tierras de cultivo marginal son:

- Baja rentabilidad de los cultivos respecto de las zonas más productivas.

- Dificultad de mecanización de zonas que ocupan pequeñas superficies.

- Disminución de la población ocupada en la agricultura.

Es necesario ir recuperando antiguos campos de cultivo ahora abandonados para romper la continuidad del combustible y que sirvan para incrementar las fajas de protección en las zonas perimetrales.

Sistema de Información de Bosques de Cataluña (SIBosC):

Este sistema permite hacer consultas personalizadas sobre cubiertas forestales del suelo, distribución de clases diamétricas, volumen, producción, edad, crecimiento y contenido de nutrientes, entre otros.

Previsión de riesgo:

Se aplican diferentes tipos de tecnología en el campo de la previsión del riesgo de los incendios forestales, destacando las estaciones automáticas, los sistemas de información geográfica y los satélites.

Despliegue operativo

Cuerpo de Agentes rurales:

Los agentes rurales, además de todas las funciones de vigilancia del medio natural que les asigna la legislación vigente, tienen un papel muy importante en la prevención y vigilancia de los incendios forestales y en la investigación de las causas que los originan.

Despliegue (Plan Alfa):

El despliegue operativo se hace en función del riesgo potencial de incendio forestal y establece los mecanismos operativos del Servicio de Agentes Rurales y de Prevención de Incendios Forestales, así como la concreción rápida y ordenada del despliegue. El Plan Alfa establece 3 niveles de actuación en función del grado de alerta o alarma del mapa de riesgo diario de incendios forestales.

Nivel 0: Situación normal de trabajo.

Nivel 1: Vigilancia prioritaria de incendios forestales

Nivel 2: Vigilancia exclusiva de incendios forestales.

Grupos de Intervención Inmediata (GII):

Los GII son equipos formados por personas que hacen vigilancia de zonas en las que existe un alto riesgo potencial de incendios forestales. Su principal función es la prevención de los incendios forestales mediante el tratamiento de la vegetación y lucha directa contra el fuego y dar apoyo a los servicios de extinción.

Medios aéreos de vigilancia:

Están formados por una avioneta y un helicóptero ligero. La avioneta hace funciones de vigilancia, verificación de columnas de humo y perimetración de incendios. El helicóptero hace tareas de vigilancia disuasoria en zonas habitadas, cerca de masas forestales.

Puntos fijos de vigilancia:

Esta red de 84 puntos cubre grandes áreas forestales y su función es especialmente importante en aquellas zonas de Cataluña muy poco pobladas y con grandes masas forestales. Esta red básica se complementa con otras redes de carácter más específico.

Red de transmisiones y control central de Torrefussa:

La red de transmisiones está formada por 7 centros territoriales y el control central de Torrefussa, tiene como funciones garantizar las comunicaciones de todo el dispositivo, así como la coordinación con otras redes e intercomunicación permanente con los bomberos.

 

Voluntariado

Agrupaciones de Defensa Forestal (ADF):

Son asociaciones con personalidad jurídica propia, con un ámbito de actuación municipal o supramunicipal. Forman parte de ellas los Ayuntamientos, propietarios forestales, organizaciones agrarias y asociaciones de defensa de Naturaleza. Las ADF actúan en incendios forestales y tienen como finalidad la elaboración y ejecución coordinada de planes de prevención y vigilancia de incendios.

Resumen de efectivos:

Actualmente en Cataluña hay 259 ADF constituidas, que agrupan a 591 municipios y 1.610.000 ha forestales.

Voluntarios forestales:

La Generalitat de Cataluña creó las Unidades de Voluntarios Forestales, con la finalidad de estimular la directa participación de la población en la prevención de incendios forestales y en la vigilancia, la reconstrucción, conservación y protección de la riqueza forestal y faunística de Cataluña.

Divulgación y sensibilización

Bando:

La finalidad es recordar a los ciudadanos el peligro de los incendios en verano. Asimismo, los municipios incluidos en espacios de interés natural han recibido un folleto sobre la prevención del fuego en el bosque.

Material para los conductores:

Se reparte en las áreas de peaje de diversas autopistas de Cataluña material de sensibilización sobre los incendios forestales, para que los ciudadanos sepan cuáles son las conductas peligrosas en las zonas forestales.

Campaña de publicidad:

Desde el 15 de junio hasta el 30 de agosto se lleva a cabo una campaña anual publicitaria de sensibilización ciudadana sobre los incendios forestales. Esta campaña está integrada por "spots" en las principales televisiones del país, cuñas radiofónicas en emisoras y numerosos anuncios en diarios y revistas.

Esta campaña se completa con publirreportajes sobre prevención de incendios en revistas del sector agrario, en revistas de información general y en algunos periódicos.

Internet:

En la página web de la Dirección General del Medio Natural, creada con el objetivo de informar a la población en general y reforzar la idea de que la prevención es cosa de todos los ciudadanos, se pueden encontrar mapas de riesgo de incendios, estadísticas de incendios, legislación y consejos.

Los usuarios de Internet pueden acceder al servicio sobre la prevención de los incendios forestales para informarse sobre la problemática de los fuegos en el bosque. Estos servicios informativos, que abordan diferente aspectos del tema, se pueden encontrar en Internet en www.gencat.es/darp.

Fuente: La defensa contra incendios forestales. Fundamentos y experiencias. Ricardo Vélez y otros. Mc Graw Hill. 2000

 

GALICIA

Fundamentos y elementos básicos

Objeto:

El INFOGA, como plan de incendios autonómico de carácter anual, tiene por objeto facilitar la coordinación y actuación conjunta de los diversos Servicios y Administraciones implicados en la lucha contra incendios forestales dentro del territorio de la Comunidad Autónoma.

Antecedentes:

La Comunidad Autónoma de Galicia, ejerciendo las funciones en materia de conservación de la Naturaleza que le fueron transferidas, realiza a través de la Consellería de Medio Ambiente los planes INFOGA correspondientes a su ámbito territorial.

Marco legal:

Para la elaboración del INFOGA se tiene en cuenta toda la normativa específica de carácter local autonómico, estatal y europeo.

Ambito de aplicación:

La totalidad del territorio de la Comunidad Autónoma gallega, referido a aquellos incendios con Nivel 0 de gravedad según la Directriz Básica de Planificación de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales.

Elementos básicos para la Planificación de la Defensa contra Incendios Forestales

Análisis de riesgo:

El riesgo de incendio, con carácter general, viene dado por el número de fuegos por comarca y trimestre, calculados como promedio de los últimos años.

Vulnerabilidad:

En este apartado se contempla el gradiente de sensibilidad del territorio frente a los incendios forestales a los efectos de la planificación.

Zonificación del territorio:

La piedra angular para la planificación es la división del territorio en comarcas. Estas 31 comarcas disponen de sus propios medios humanos y materiales para hacer frente a los fuegos que en ellas se declaren.

Mención especial merecen las zonas de interés ecológico (Espacios Naturales, Reservas, etc.) que trascienden de la zonificación administrativa y son objeto de un tratamiento singularizado.

Épocas de peligro:

A lo largo del año se consideran cuatro épocas de peligro, en función del riesgo potencial de aparición de incendios:

- Época de peligro alto

- Época de peligro medio

- Época de peligro bajo

- Época fuera de peligro

Clasificación de los incendios forestales según su gravedad:

Los niveles de gravedad se clasifican de acuerdo con la Directriz Básica de Planificación de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales en la siguiente escala:

- Nivel 0

- Nivel 1

- Nivel 2

- Nivel 3

Es decir, desde aquellos incendios que pueden ser controlados con los medios previstos aun en su evolución más desfavorable hasta aquellos incendios en que habiéndose considerado que está en juego el interés nacional así sean declarados por el Ministro del Interior.

Contenido del plan

Estructura organizativa:

La estructura organizativa de los SDCIF responde a la demanda esperada de efectivos de combate en función del número de incendios previsto, su comportamiento y su distribución.

Existe una estructura permanente que tiene su máximo exponente en las épocas de peligro medio y bajo en la que predomina la fase de prevención y donde se concentran los esfuerzos en prepararse para hacer frente a la época de peligro alto en las mejores condiciones posibles.

La estructura estacional coincide con la época de peligro máximo, en ella predomina la fase de extinción, aunque también tiene un gran protagonismo la fase de detección y, en menor grado, la investigación.

Coordinación del Plan:

El órgano superior de coordinación del Plan INFOGA es el COMITÉ GALLEGO DE DEFENSA DE LOS MONTES CONTRA INCENDIOS FORESTALES, en él está representadas todas las Administraciones Públicas con competencia en la materia y, entre sus funciones, hay que destacar la aprobación del propio Plan INFOGA, que a su vez recoge los protocolos específicos de coordinación en todos y cada uno de los niveles de actuación.

Objetivos

Objetivo general del SDCIF:

Reducir al mínimo posible las consecuencias ecológicas, económicas y sociales producidas por los fuegos forestales dentro de los recursos disponibles.

Objetivos de control:

Se establecen como objetivos de control los siguientes:

- Superficie quemada por fuego: Mantenerse por debajo de 3 ha/fuego.

- Superficie arbolada quemada por fuego: Mantenerse por debajo de 1,00 hectáreas/fuego.

- Número de fuegos por causas agroforestales: Mantenerse por debajo de 9.416 fuegos, media anual desde la creación del servicio

- Tamaño de los fuegos: 70% menores de 1ha; 2% mayores de 25 ha.

- Número de incendios: Mantener el porcentaje de incendios con respecto al total de fuegos por debajo de 12 por 100.

Objetivos complementarios:

- Prevenir accidentes.

- Mantener la moral de todo el personal implicado en la lucha contra incendios forestales.

- Mantener y actualizar el programa de formación del personal de servicio.

- Continuar fomentando la colaboración de los vecinos, Entidades Locales y comunidades vecinales.

- Continuar con la labor de investigación en sus dos vertientes (investigación policial e investigación de las causas).

Objetivos particulares:

- Mejorar la estructura y equipos del SDCIF.

- Hacer frente a situaciones de crisis de nivel 0.

- Reducir la incidencia de los fuegos en los municipios más recurrentes.

- Remitir a las provincias y comarcas información y documentación actualizadas.

Acciones para alcanzar los objetivos (Planes sectoriales):

Se contemplan las acciones a realizar agrupadas en cinco planes sectoriales, todos ellos enmarcados en el actual Plan INFOGA.

Estos planes son los siguientes:

- Plan de Prevención

- Plan de Vigilancia Y Detección

- Plan de Extinción

- Plan de Investigación

- Plan de Coordinación y Formación

Acciones dirigidas a la población:

- Regulación administrativa del uso de quemas

- Acciones sociológicas y educación ambiental

- Prevención meteorológica

Acciones dirigidas al territorio:

- Selvicultura preventiva

- Defensa de masas forestales continuas y zonas de especial interés ecológico

- Quemas controladas

- Infraestructura preventiva- Áreas piloto de protección integral

Catálogo de medios y recursos

Los medios y recursos con que cuenta el SDCIF son aquéllos pertenecientes a las dotaciones de provincias y comarcas y otros que se movilizan correspondientes a las Entidades Locales o se contratan en función de las diferentes épocas de peligro, así como los que puedan ser aportados por Protección Civil y empresas.

Asimismo se consideran adscritos a este Plan los medios que la Dirección General de Conservación de la Naturaleza pone a disposición de la Comunidad Autónoma de Galicia.

Red de Vigilancia y Observación:

Está constituida básicamente por la Red de Puestos Fijos, complementándose con Patrullas Móviles de Vigilancia y reconocimiento aéreos. La actual Red de Puestos Fijos de Vigilancia cubre la mayor parte del territorio. Durante la época de peligro medio y bajo, el número de Puestos Fijos de Vigilancia que se activen estará en función de la frecuencia de fuegos y su distribución territorial.

 

 

Red de Transmisiones:

Tiene por finalidad asegurar el enlace entre los distintos escalones del SDCIF.

Red de observatorios Meteorológicos:

Ha sido establecida con la finalidad de:

- Determinar un Índice de Riesgo diario que permita realizar la predicción del peligro de incendios forestales ese día

- Establecer una base de datos en cada comarca, con objeto de realizar estudios con fines predictivos de relaciones entre índices de ignición, propagación y otros datos meteorológicos, así como número de fuegos y superficies quemadas por comarca.

La Red de Observatorios Meteorológicos dispone de dos tipos de estaciones meteorológicas (estaciones semiautomáticas y estaciones manuales).

Despliegue de medios aéreos:

Los medios aéreos serán aportados por la Consellería de Medio Ambiente y la DGCN, con arreglo a las necesidades derivadas de la experiencia de años anteriores, zonas consideradas de mayor riesgo y limitaciones presupuestarias.

Medios terrestres:

En este apartado se señala el número de efectivos con indicación de la categoría. Se deben indicar asimismo las fechas en que tendrá lugar cada uno de los despliegues señalados y la dependencia orgánica de los mismos.

Operatividad

Establecimiento de turnos escalonados:

Según el número de cuadrillas asignado a cada comarca de incendios se determinarán los turnos de modo que el esfuerzo de extinción sea acorde con la carga de trabajo.

Procedimiento operativo:

Es donde se recogen de forma detallada las acciones que se deben llevar a cabo desde que se detecta el fuego hasta su total extinción.

Consideración final

Puede afirmarse que las actuaciones de defensa contra incendios forestales en Galicia han mejorado ostensiblemente gracias a la implantación de una organización específica, los Servicios de Defensa Contra Incendios Forestales, en torno a la cual se han podido vertebrar un buen número de funciones y competencias autonómicas que sumadas al gran esfuerzo realizado por otros órganos de la administración estatal y Local permite, en su conjunto, mantener bajo control el problema de los incendios forestales.

Resulta, sin embargo, en extremo preocupante el hecho de que se sigan produciendo tan alto número de incendios forestales, así como la componente de intencionalidad que los provoca.

Actualmente, algunas de las líneas de trabajo más significativas de los Servicios de Defensa Contra Incendios Forestales son las siguientes:

- Intensificar la colaboración con la vigilancia policial para detener o disuadir a los posibles incendiarios.

- Evidenciar cuáles son las causas y motivaciones más importantes como origen de los incendios para poder actuar sobre ellas

- Impulsar la calificación profesional de todo el personal al servicio de la defensa contra incendios forestales.

- Potenciar cuanto sea posible las actividades que puedan englobarse en la prevención

- Profundizar en el uso y aplicación de la informática y los sistemas de información geográfica como herramientas imprescindibles para la consecución de trabajos cada vez más eficientes.

- Continuar por la senda de la participación ciudadana e institucional

- Participar en las campañas de concienciación medioambiental para que cale en la sociedad, sobre todo en la rural. Recordando en todo momento la gran amenaza que supone sobre la triple función del bosque: productiva, conservadora y social.

Fuente: La defensa contra incendios forestales. Fundamentos y experiencias. Ricardo Vélez y otros. Mc Graw Hill. 2000.

 

9.11. Gráfico que muestra el porcentaje de los grandes incendios vs. porcentaje de Superficie forestal.

 

Fuente: www.incendiosforestales.org

 

9.12. Porcentaje de incendios intencionados (1991-2004).

 

Fuente: www.incendiosforestales.org

9.13. Porcentaje de incendios causados por rayos (1991-2004).

Fuente: www.incendiosforestales.org

 

9.14. Número de incendios mayores ó iguales a una hectárea (1991-2004).

 

Fuente: www.incendiosforestales.org

9.15. La estadística de incendios forestales en España

La organización del sistema estadístico español está condicionada por la distribución de competencias entre la Administración del Estado y las Comunidades Autónomas. Existen en el país una definición única de incendio forestal y un sistema de transferencia de información aceptado por todas las Administraciones Públicas que posibilita que todas ellas manejen las mismas cifras y que exista una Estadística Nacional. En España se está utilizando un sistema doble: avances provisionales y estadística definitiva.

Avances provisionales

La información provisional es enviada en una ficha normalizada de forma periódica por los Servicios Autonómicos a la Administración Central. Esta ficha contiene datos muy básicos acerca del número de siniestros y las superficies afectadas. Los datos de todas las Autonomías y sus provincias se relacionan en un listado que se distribuye a las Administraciones implicadas y medios de comunicación. La periodicidad con que se envían las fichas y se elaboran los listados es mensual durante la época de menor riesgo y semanal en el verano. En la forma de agrupación de datos por cada unidad administrativa básica se utilizan desde hojas de cálculo de LOTUS o EXCEL en los lugares con pocos siniestros, hasta sistemas on-line de transmisión de datos en las regiones con mayor riesgo.

Estadística definitiva

España cuenta con una base de datos de incendios forestales con información normalizada desde 1968. Desde su inicio hasta la actualizad, el cuestionario de recogida de datos ha tenido varias modificaciones para adaptarlo a las necesidades marcadas por la evolución del fenómeno del incendio forestal y de los medios utilizados para su detección y extinción. También se han realizado cambios en el soporte de almacenamiento y tratamiento de datos para adaptarlo a los avances de la Informática

El cuestionario de Parte de Incendio Forestal consta de dos modelos de ficha, uno que recoge los Datos Generales del Incendio y otro los Datos Particulares de cada monte afectado. Ambos modelos están relacionados por el Número de Parte, que es único para cada siniestro. Todo incendio tiene un mínimo de una ficha de cada modelo, pudiendo existir varias fichas de Datos Particulares por cada ficha de Datos Generales.

El sistema de captación y proceso de datos funciona actualmente en la forma siguiente:

- El Director de Extinción de cada incendio es el encargado de rellenar el formulario del Parte de Incendio Forestal y remitirlo a la oficina encargada de su codificación y grabación. Es necesario rellenar un formulario para todos los incendios que afecten a superficie forestal, aunque el fuego recorra sólo unos metros cuadrados. Los datos que no puede rellenar el Director de Extinción son completados en oficina a partir de sus propios datos y los suministrados por organismos y administraciones que han intervenido en el siniestro. - En oficina se cuenta con un programa (elaborado en CLIPPER) diseñado ara el tratamiento de los Partes de Incendio Forestal. El programa fue elaborado por la Administración Central y distribuido a todas las Administraciones Autonómicas.

- Los ficheros de datos de un año son remitidos a la Administración Central a principios del año siguiente. El empleo de este programa no es obligado para los Centros Autonómicos, que pueden utilizar otro software de base de datos u hoja de cálculo siempre que se suministren los campos y códigos del sistema nacional.

- Una vez recibidos los ficheros en la Administración Central, los ficheros son sometidos a un cambio de formato y a una revisión para corregir posibles errores lógicos, incorporando, si es necesario y posible, nueva información. Las bases de datos definitivas son devueltas al Centro Autonómico para que ambas Administraciones dispongan de datos idénticos.

- Los datos definitivos del año total nacional son remitidos a la Comisión Europea para ser incorporados los datos al "socle commun", el banco de datos de la UE. Además son trasladados a la base de datos relacional sobre INFORMIX 6.0, que acumula el histórico con los formularios desde 1968. Con datos completos de 2002, la base de datos contiene información de 379070 incendios.

La utilización de esta herramienta permite la publicación, varios meses después de finalizar el año, de la Memoria Estadística Anual.

Con carácter periódico de cinco años y a partir de la explotación de la base de datos se realiza una publicación sobre los incendios forestales en España durante el último decenio que recoge en un solo documento la evolución de los parámetros más significativos de la defensa contra incendios. Las Comunidades Autónomas realizan también su propia explotación de datos para el análisis en detalle de lo acontecido en su territorio.

A partir del 1 de enero de 2005, el programa en CLIPPER será sustituido por otro elaborado en Visual Basic sobre base de datos ACCESS y la aplicación en INFORMIX por otra residente en SQL Server. El Parte de Incendio Forestal incorporará nueva información entre la que destaca la relativa a la incidencia del fuego en Espacios Naturales Protegidos.

Desde el año 1993 se cuenta también con una ase de datos que recoge la intervención de los medios aéreos de la DGCN. Esta base de datos fue remodelada en el año 2002 y dio lugar al programa RMAIF utilizado para evaluar el rendimiento de los medios aéreos en la extinción de incendios forestales. Igualmente se crearon los programas ARBIF, actuación y rendimiento de brigadas en la extinción de incendios forestales, y RUMMT, que recoge la actividad de las Unidades Móviles de Meteorología y Transmisiones. Estos programas elaborados en Visual Basic utilizan ACCESS como base de datos relacional.

Fuente: Área de Defensa Contra Incendios Forestales de la Dirección General para la Biodiversidad

 

Skawran Federico Gerardo

Universidad del Salvador

Facultad de Filosofía, Historia y Letras

Instituto de Investigaciones en Desastres y Emergencias complejas – IIDEC

Seminario de Post Grado de Gestión del Riesgo en Desastres

Fuente: www.incendiosforestales.org

 

Monografias.com - Página no encontrada

Discúlpenos.

No hemos podido hallar la página que estaba buscando.
Sin embargo, quizás podamos ayudarlo. Pruebe lo siguiente:

Ir a la página de inicio de Monografias.com.
Ver nuevos trabajos agregados a Monografias.com recientemente.
Si es su primera visita a Monografias.com, consulte la ayuda.
Busque en todo Monografias.com:

Buscar: Avanzada

¿Por qué pudo haber ocurrido esto?

Es probable que Usted haya llegado a esta página a través de:

Un favorito (o bookmark) demasiado antiguo.
Un motor de búsqueda que tiene un listado desactualizado de nuestras páginas.
Una dirección posiblemente mal tecleada.
Un vínculo roto en nuestras páginas.

También es posible que el recurso que Ud. busca haya sido dado de baja por su autor.

¡Ayúdenos a mejorar! Si ha llegado a esta página a través de un vínculo roto
dentro de Monografias.com, por favor escríbanos a webmaster@monografias.com
detallando el problema, para que lo podamos solucionar a la brevedad.

El equipo de www.monografias.com



 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda