Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Medicamentos del sistema digestivo

Enviado por Carolina Ríos



  1. Lluvia de ideas
  2. Lo que no sabemos
  3. Objetivos
  4. Descripción de los órganos del sistema digestivo
  5. Medicamentos antidiarreicos
  6. Medicamentos antiestreñimiento
  7. Medicamentos antiulcerosos
  8. Conclusión
  9. Bibliografía

LLUVIA DE IDEAS

1.- Descripción de los órganos del sistema digestivo, para hacer un breve repaso de cómo esta conformado nuestro sistema y entender de una mejor manera el recorrido que tiene el fármaco.

2.- Medicamentos antidiarreicos, homeopáticos, de esta manera conocer en que consisten, nombrar alguno de ellos, los efectos que producen en nuestro organismo.

3.- Medicamentos antiestreñimiento, conocer algunos medicamentos, su composición, los efectos positivos y negativos que pueden producir en el organismo.

4.- Dieta antiestreñimiento, conocer en que consiste y destacar su uso antes de tomar un medicamento, ya que así se optara por lo más saludable.

5- Medicamentos antiulcerosos, saber en que consisten, conocer algunos, para administrarlos de manera satisfactoria en nuestra práctica profesional.

LO QUE NO SABEMOS:

Respecto al tema no tenemos conocimientos del efecto tanto beneficiosos y negativos que pueden producir en nuestro organismo, para ello investigaremos exhaustivamente en la búsqueda a todas nuestras interrogantes del tema asignado.

Para que en un futuro cercano aplicar lo aprendido y actualizarse en los nuevos medicamentos que actúen en el sistema digestivo.

OBJETIVOS

  • Realizar un breve repaso de los órganos de el sistema digestivo,
  • Conocer en que consisten los medicamentos:
  • Antidiarreicos
  • Antiestreñimiento
  • Antiulcerosos

Composición, efectos, clasificación, etc.

  • Saber en que consiste la dieta antiestreñimiento para optar primeramente por una dieta natural antes de aplicar medicamentos a nuestro organismo.

INTRODUCCION

Desde hace mucho tiempo se ha mantenido, un pensar inconciente a falta de conocimiento de algunas personas, que nuestro estomago es una bodega o un órgano invencible, el cual lo puede todo, lo cual no es así, ¿Por qué se dice esto?, por que muchas personas comen de todo y a cualquier hora, siendo que solo debemos alimentarnos para un mantenimiento vital de nuestro cuerpo.

Dado a esto se han formado las siguientes enfermedades digestivas como ulceras, diarreas, estreñimiento y otras.

Por otra parte la farmacología nos ha entregado su ayuda a través de medicamentos, actuando como sustancia medicinal para prevenir, diagnosticar, tratar, aliviar, curar la enfermedad o dolencia que afecta a la función del órgano y así también la corporal, actuando como terapia para los trastornos del tracto digestivo, medicamentos de los cuales daremos a conocer a continuación; que son los antidiarreico, antiulcerosos y antiestreñimiento.

Descripción de los órganos del sistema digestivo

Boca
La boca es la entrada del tubo digestivo. Es una cavidad limitada por el paladar, los carrillos y la lengua. La porción posterior del paladar es más blanda que la anterior y en su parte media presenta una prolongación carnosa denominada úvula o campanilla. Los bordes laterales del velo del paladar se unen a las paredes de la faringe, formando salientes o repliegues a cada lado, entre los cuales queda una cavidad ocupada por una glándula llamada amígdala. En la boca se llevan a cabo tres funciones importantes, denominadas: masticación, insalivación y deglución. La masticación la realiza los dientes, moliendo y triturando los alimentos. La insalivación se produce gracias a un líquido que segrega las glándulas salivares, la saliva. La deglución permite que los alimentos pasen desde la boca a la faringe, para seguir por el esófago hasta el estómago.

Glándulas Salivares
Las glándulas salivares son las encargadas de segregar saliva. La función de la saliva es digestiva y protectora pero, sobre todo, sirve para facilitar la masticación y la deglución de los alimentos. Las seis glándulas salivares tienen un conducto que vierte la saliva elaborada en la boca. Las glándulas salivares están repartidas por toda la cavidad bucal, pero existen tres acúmulos de mayor importancia: son las sublinguales, submaxilares y parótidas.

La glándula salival parótida vierte por el conducto que atraviesa el músculo bucinador y va a parar encima de la segunda molar. Su secreción es serosa, semejante al suero. Las glándulas submaxilares vierten casi justo detrás de los incisivos centrales; son glándulas mixtas, pero predominantemente serosas. Por último, las sublinguales son glándulas mixtas que vierten debajo de la lengua por varios canales.

Faringe
La faringe está situada inmediatamente detrás de la boca. Es un conducto corto, que tiene muchas aberturas de comunicación. Por arriba se comunica con las fosas nasales, mediante dos orificios, llamados las coanas, y el oído, mediante las trompas de Eustaquio. Por su parte inferior, la faringe se comunica con la laringe y el esófago.

Es, pues, un órgano del sistema digestivo de doble función, ya que por ella pasa el aire cuando respiramos, y los alimentos cuando comemos. Por tanto, es una zona de paso de las cavidades bucal y nasal hacia el esófago y la tráquea. La comunicación de la faringe con la laringe está protegida por una lámina cartilaginosa llamada epíglotis. Los alimentos no pueden pasar a la tráquea porque en el momento de la deglución se levanta la laringe y queda la epiglotis abatida sobre ella.

A ambos lados de la faringe están dos órganos llamados amígdalas.

Esófago
El esófago es un tubo de tejido duro, que mide de veinte a veinticinco centímetros y comunica a la faringe con el estómago, después de atravesar el diafragma, que separa la cavidad torácica de la abdominal. Se sitúa entre la tráquea y la columna vertebral en el mediastino o espacio situado en medio de la cavidad torácica entre los dos pulmones.

Prácticamente, el esófago es un conducto de paso de los alimentos, ya que la superficie interna es acanalada longitudinalmente. Por ello, la función que cumple el esófago es de simple conducción de los alimentos al estómago.

Las células de revestimiento abundan, al estar expuestas al continuo roce de los alimentos, y se regeneran activamente. Las células caliciformes están dispuestas a largo del esófago. Las glándulas tubulares segregan, además de jugo gástrico, moco, por la necesidad en esta zona de protección contra alimentos insuficientemente masticados.

Hígado
El hígado es una glándula muy voluminosa que desempeña varias funciones en el organismo. Se halla situado debajo del diafragma en la región abdominal derecha, cubriendo algo al estómago. Del hígado sale la bilis por el conducto hepático-.

Las células secretoras más importantes del tejido hepático son los hepatocitos. Estas células sintetizan casi todas las proteínas disueltas en el plasma sanguíneo y regulan la concentración en la sangre de los principales nutrientes: glucosa, aminoácidos y ácidos grasos. Además, los hepatocitos eliminan de la sangre el amoníaco y otras sustancias, desechos de glóbulos rojos desintegrados, transformados para otros usos o para la excreción renal.

Desde el punto de vista de la digestión, el hígado es una glándula que no segrega enzimas, sino una serie de productos que sirven para neutralizar el quimo y emulsionar las grasas y facilitar su digestión y absorción.

Estomago
El estómago es una gran dilatación del tubo digestivo, en forma de "fuelle de gaita" alargada verticalmente, que está situado debajo del diafragma. Posee dos orificios: uno superior, que lo comunica con el esófago, llamado cardias, y otro inferior, por el que se comunica con el intestino delgado, denominado píloro. Interiormente, está tapizado por un conjunto de glándulas que segregan diferentes fermentos y ácido clorhídrico. Al líquido que resulta de la mezcla de estas sustancias se le denomina jugo gástrico.

El estómago no es un órgano pasivo pues actúa mecánicamente, provocando una continua agitación, en la que se trituran y reducen a papilla los bolos alimenticios llegados a él, a la vez que los mezcla íntimamente con el jugo gástrico: éste ejerce una acción química sobre los alimentos. El resultado es una especie de papilla muy ácida, llamada quimo.

Vesícula Biliar
La vesícula biliar, situada por debajo del hígado, es una bolsa en forma de pera que concentra y almacena la bilis. La bilis es una sustancia líquida, viscosa, de color verde amarillento, sabor amargo y reacción alcalina, que es secretada por el hígado y vertida en el intestino por los conductos biliares. La expulsión de la bilis y jugo pancreático se debe a que el peristaltismo duodenal abre la ampolla de Vater y se descarga la bilis contenida en el conducto colédoco y el jugo pancreático.

Pero para que la vesícula biliar se vacíe, ha de contraerse, exprimirse. Lo hace, en efecto, obedeciendo a estímulos nerviosos procedentes del bulbo; la "señal" que llega al bulbo es la hormona colecistonina que secreta el intestino delgado en cuanto las grasa, aunque sea en pequeñas cantidades, entran en él.

Páncreas
El páncreas es una glándula compacta o lobulada, situada junto al intestino delgado y tiene uno o varios conductos excretores que desembocan en el duodeno. Consta de una parte exocrina que elabora un jugo que vierte en el intestino y contribuye a la digestión porque contiene varios fermentos, y otro endocrina, que produce una hormona, la insulina, cuya misión es impedir que pase de un cierto límite la cantidad de glucosa existente en la sangre.

El jugo pancreático desempeña un papel muy importante en las actividades digestivas del intestino. Se ha comprobado que la adaptación de la secreción a la composición de la dieta se efectúa en parte por el mecanismo humoral y en parte por el nervioso.

En cuanto a su estructura microscópica se trata de una glándula constituida por un complejo alveolar, semejante a las glándulas salivales, salvo en lo referente a las "insulas" de células especiales incluidas en los alvéolos.

Apéndice
El apéndice cecal o vermiforme es una porción tubular con aspecto de lombriz que sale del extremo cerrado del intestino ciego. Este anexo del ciego reviste especial interés debido a que es asiento frecuente de procesos patológicos.

Embriológicamente, se trata del extremo inferior del ciego que no se ha dilatado tan rápidamente como el resto del órgano, y, en consecuencia, aparece como un divertículo que nace del ciego a tres centímetros o menos por debajo del lugar de penetración del ileón. El apéndice cecal se encuentra frecuentemente incurvado o incluso arrollado sobre sí mismo.

Es entonces cuando existe el grave peligro de que la actividad de las bacterias destruya no sólo el contenido del apéndice, sino la propia pared del órgano, ya que los gérmenes, al penetrar en la pared intestinal, la infectan. La apendicitis es uno de los trastornos intestinales más graves y peligrosos.

Recto
El recto es la última parte del intestino, en cuyo extremo se abre el ano u orificio de salida de los restos de la digestión. El recto tiene unos doce centímetros de longitud y está normalmente vacío, excepto poco antes y durante la defecación.

En el intestino grueso, continúa el proceso de la digestión, aunque en él ya no existe la vellosidad glandular del intestino delgado. En cambio, se encuentran muchas bacterias intestinales que provocan fermentaciones. La cantidad de bacterias que continuamente se forman en el intestino grueso es tan grande, que se calcula que casi la mitad de las heces fecales son bacterias vivas o muertas.

Por debajo del recto está el canal anal, de unos cuatro centímetros de longitud, revestido de crestas verticales llamadas columnas anales. En las paredes del canal anal hay dos fuertes hojas planas de músculos llamados esfínteres interno y externo, que actúan como válvulas y que se relajan durante la defecación.

La úlcera péptica es una erosión o lesión que se localiza en la superficie interna del estómago o del duodeno, que es la parte más alta del intestino delgado. Entre los síntomas de la úlcera péptica se encuentran indigestión, dolor abdominal, náusea y vómito

Medicamentos antidiarreicos

Existen numerosos medicamentos de patente calificados como "antidiarreicos", los cuáles sólo alteran la motilidad gastrointestinal, actuando en el síntoma más que en la causa del padecimiento.

Existen 25 medicamentos antidiarreicos de patente, en 37 formas farmacéuticas; habría que agregar 26 antiamibianos en 44 formas farmacéuticas, que también se prescriben en diarrea aguda sin tener evidencia objetiva de la etiología amibiana del padecimiento.

La loperamida y el difenoxilato, son opiáceos, narcóticos y agonistas puros de los receptores de la corteza cerebral. Ambos actúan sobre el reflejo peristáltico intestinal, en forma más potente la loperamida, dando lugar a constipación acentuada que mejora aparentemente la diarrea.

En realidad, propician acumulo de secreción intestinal, secuestro de agua en la luz del intestino y desarrollo de gérmenes invasores, además de otras complicaciones. Con el conocimiento de su toxicidad, se prohibió la comercialización de estos productos dejando únicamente la forma de comprimidos para adultos. A pesar de lo anterior, en el momento actual nuevamente existe un medicamento en solución.

El subsalicilato de bismuto se ha puesto de moda como "antidiarreico" después de más de 80 años de existencia en el mercado. El subsalicilato de bismuto sufre biotransformación en el intestino en ácido salicílico y bismuto insoluble.

El primero se absorbe en más de 90%, en tanto que el segundo lo hace en cantidades menores a 0.005%; cabe hacer notar que se sospecha que este valor tan bajo podrá no ser real ya que las técnicas para detección de bismuto tienen un límite por debajo del cual, aunque lo hubiera, ya no cuantifican a este agente.

Algunos estudios clínicos sugieren que este medicamento puede causar efectos secundarios indeseables, algunos leves como mareos, cefalea, constipación y evacuaciones obscuras; otros sin embargo, de mayor envergadura como ataxia, temblores y encefalopatía con confusión, delirio y convulsiones

HOMEOPÁTICOS

La terapéutica homeopática emplea numerosas plantas, además de sustancias químicas reconocidas por su toxicidad. Dependiendo de la dosis administrada, el efecto indeseable de varios de estos agentes es precisamente diarrea de intensidad variable que en algunos casos se complica con desequilibrio hidroelectrolítico y colapso cardiovascular. Entre estos está el iris versicolor, la colchicina, el aloe y el podofilo.

Otros dan lugar a efectos tóxicos verdaderos y en nuestro medio se ha informado de al menos un caso de una lactante a la que se le administró un compuesto mercurial (mercurius-sulfuro, mercúrico rojo o cinnabar), mismo que le causó dermatitis generalizada, irritabilidad, rechazo del alimento, albuminuria y eritrocituria.

El estudio toxicológico demostró cifras altas de mercurio en orina (60µg/L; referencia 1-10µg/L) y la paciente curó después de la administración del quelante D-penicilamina. Se calculó que la niña ingirió aproximadamente 450µg de mercurio contenido en el medicamento homeopático

Medicamentos antiestreñimiento

DIETA ANTIESTREÑIMIENTO

Nuestra arma principal es, sin duda, una alimentación alta en fibras. Más del 90% de las personas que sufren estreñimiento lo deben a una dieta pobre en frutas, verduras y cereales.

Por lo tanto deberemos aumentar el consumo de:
- Fruta fresca (manzanas, naranjas...) y frutas secas (higos, pasas y ciruelas, sobre todo). Estas últimas contribuyen a la aceleración el tránsito intestinal al favorecer la absorción del agua a través del colon.
- Vegetales de hoja verde, preferentemente crudos.
- Cereales y salvado de trigo.
- Productos integrales (pan, arroz, fideos, galletas, etc). Evitar los productos refinados, como los bizcochos, así como el pan, fideos y arroz blancos.
- Sustancias azucaradas, como la miel y las mermeladas.
- Unos 2 litros de agua al día. Muy recomendable, además, tomar manzanilla.
- Evitar el consumo de alcohol, grasas y alimentos irritantes como condimentos, picantes, especias y aderezos, ajo, perejil, cebolla y mostaza, tomate, vinagre, café, anís, gaseosas, chocolate negro y té negro o de canela.

Otras medidas:

  • Moverse, caminar, hacer algún deporte o ejercicio físico diariamente.
  • No habituarse a la toma de laxantes sin saber primero cuál es la causa del estreñimiento.
  • Tomarse el tiempo necesario para evacuar.
  • Intentar controlar el estrés. Descansar las horas necesarias y no sobrecargarse de trabajo.

LAXANTES

Los laxantes se usan a corto plazo para aliviar los síntomas del estreñimiento en aquellas personas que deben evitar hacer mucho esfuerzo durante las evacuaciones intestinales, ya que sufren de enfermedades cardíacas, hemorroides y problemas de otro tipo. Funcionan ablandando las heces, lo que facilita su evacuación.

Este medicamento también puede ser prescrito para otros usos; pídale más información a su doctor o farmacéutico.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

Los laxantes vienen en forma de cápsulas, pastillas, solución líquida y jarabe para tomar por vía oral. Los laxantes generalmente se toman a la hora de acostarse. Siga cuidadosamente las instrucciones en la etiqueta del medicamento y pregúntele a su doctor o farmacéutico cualquier cosa que no entienda. Use el medicamento exactamente como se indica. No use más ni menos que la dosis indicada ni tampoco más seguido que lo prescrito por su doctor.

Tome las cápsulas y las pastillas con un vaso grande de agua. La solución líquida viene con un cuentagotas especialmente marcado para medir la dosis. Si tiene algún problema para usarlo, pídale a su farmacéutico que le muestre cómo utilizarlo.

Mezcle la solución líquida (no el jarabe) con 4 onzas de leche, jugo de fruta o leche materna o fórmula para ocultar su sabor amargo.

Se necesitan entre uno y tres días de uso regular para este medicamento haga efecto. No tome laxantes durante más de 1 semana a menos que su doctor le diga. Si los cambios súbitos en los intestinos duran más de 2 semanas o si sus heces todavía siguen duras después que usted ha tomado el medicamento durante una semana, llame a su doctor.

Antes de comenzar a tomar laxantes:

  • dígale a su doctor y a su farmacéutico si usted es alérgico a cualquier medicamento.
  • dígale a su doctor y a su farmacéutico qué otros medicamentos con o sin prescripción está tomando, especialmente aspirina y vitaminas. No tome aceite mineral mientras toma laxantes.
  • dígale a su doctor si está embarazada, tiene planes de quedar embarazada o si está amamantando. Si queda embarazada mientras toma este medicamento, llame a su doctor de inmediato

Aunque los efectos secundarios de los laxantes no son comunes, podrían llegar a presentarse. Dígale a su doctor si cualquiera de estos síntomas se vuelve severo o si no desaparece:

  • retortijones
  • malestar estomacal
  • irritación en la garganta (provocado por la solución líquida oral)

Si usted experimenta alguno de los siguientes síntomas, llame a su doctor de inmediato:

  • sarpullido (erupciones en la piel)
  • dificultad para respirar o tragar
  • fiebre
  • vómitos
  • dolor de estómago

La fenolftaleína: Es un indicador de pH que en soluciones ácidas permanece incoloro, pero en presencia de bases se torna rosa o violeta.

Es un sólido blanco, Inodoro que se forma principalmente por reacción del fenol, anhídrido ftálmico y ácido sulfúrico (H2SO4) sus cristales son incoloros. Tiene un punto de fusión de 254°C.

No es soluble en agua, con lo que normalmente se disuelve en alcohol para su uso en experimentos.

La fenolftaleína es un componente frecuente de los medicamentos utilizados como laxantes, aunque se tiende a restringir su uso por sus posibles efectos cancerígenos.

Toxicidad. Tras ingestión en grandes cantidades causa nausea, vomito o molestias gastrointestinales, fiebre y efectos en el sistema cardiovascular y nervioso central, la sustancia actúa como purgante.

Medicamentos Antiulcerosos

Son aquellas Substancias o fármacos que evitan o contrarrestan las Ulceras. Se suele aplicar a las de origen digestivo.

El primer grupo lo constituyen el Omeprazol y Lanzoprazol, ambos producen la inhibición de la bomba de protones, que constituyen el elemento principal del mecanismo secretor de ácido en el estómago. Esta inhibición es irreversible y por lo tanto el efecto terapéutico dura mucho más de lo que podría esperarse de la corta presencia del cuerpo de estos medicamentos.

Los antihistamínicos H2: (Cimetidina, Ranitidina, Famotidina, Nizatidina) producen la inhibición de la secreción ácida por bloqueo de los receptores específicos de producción de ácido (H2 de histamina), no presentan diferencias significativas entre ellos. Pueden usarse en una o dos tomas diarias con eficacia similar. Los más modernos tienen menos efectos adversos que la cimetidina, ya que no alteran el metabolismo del hígado, siendo esto preferible en ancianos.

Los protectores de la mucosa: ( Sucralfato) actúan formando un parche que se deposita en la úlcera y esto impide el ataque de los ácidos del estómago en la zona dañada. Estos medicamentos no se absorben.

Prostaglandinas: (Misoprostol) aumentan la resistencia de la pared del estómago a los ácidos y a dosis altas bloquean la secreción de ácidos. De eficacia similar a los otros grupos de antiulcerosos, pero de más efectos secundarios, ya que suele aparecer diarrea en un 10% de los casos, no se puede utilizar en el embarazo. Si parecen ser mas efectivos en la prevención de ulceras producidas por los antiinflamatorios.

Dicitrato Bismutato tripotásico: Además de producir una tapa protectora de la mucosa; puede tener un efecto en la bacteria Helicobacter pilori.

Otro protector es el Acexamato de zinc que parece estabilizar e inhibir la secreción de la histamina.

Pirenzepina: Produce un bloqueo nervioso (colinérgico) de la secreción de ácidos, por ello también produce sequedad de boca (3.9%) y visión borrosa (1.7%).

FAMOTIDINA

Composición: Comprimidos 20 mg: cada comprimido recubierto contiene: Famotidina 20 mg. Comprimidos 40 mg: cada comprimido recubierto contiene: Famotidina 40 mg.

Acción Terapéutica: Inhibidor de los receptores H2 de histamina. Antiulceroso.

Posología: Ulcera péptica: terapia aguda: la dosis oral recomendada para el adulto es de 40 mg 1 vez al día al momento de acostarse. La mayoría de los pacientes siente alivio dentro de las 4 semanas de tratamiento. También es efectivo un régimen de 20 mg 2 veces al día. La dosis de mantención es de 20 mg 1 vez al día al momento de acostarse. Ulcera gástrica benigna: terapia aguda: la dosis oral recomendada en el adulto es de 40 mg 1 vez al día, al momento de acostarse. Síndrome de Zollinger-Ellison: la dosis es variable en pacientes con condiciones patológicas hipersecretoras. La dosis que se recomienda inicialmente es de 20 mg cada 6 horas. Sin embargo, algunos pacientes pueden requerir de una dosis más alta y la dosis deberá ajustarse individualmente a las necesidades y respuesta clínica.

Contraindicaciones: No administrar en mujeres embarazadas ni durante la lactancia. La dosis segura para los niños menores de 12 años no se ha determinado.

Presentaciones: Comprimidos 20 mg: envase conteniendo 20 comprimidos recubiertos. Comprimidos 40 mg: envase conteniendo 10 comprimidos recubirtos.

GASTRIUM

Composición: Comprimidos 20 mg: cada comprimido contiene: Famotidina 20 mg. Comprimidos 40 mg: cada comprimido contiene: Famotidina 40 mg. Inyectable: cada ampolla contiene: Famotidina 20 mg.

Acción Terapéutica: Inhibidor H2 de alta potencia y selectividad.

Indicaciones: Comprimidos: úlcera duodenal; úlcera gástrica; síndrome de Zollinger-Ellison; esofagitis por reflujo, gastritis y duodenitis severa. Inyectable: hemorragia digestiva; profilaxis de activación péptica en paciente quirúrgico con antecedentes ulcerosos; profilaxis de neumonía por aspiración en pacientes sometidos a cirugía; profilaxis de hemorragia digestiva en pacientes críticos.

Posología: Comprimidos: dosis de ataque 1 comprimido de 40 mg al acostarse. Dosis de mantención: 1 comprimido de 20 mg al acostarse. (En la úlcera péptica, la dosis de ataque deberá durar entre 4 a 8 semanas. La dosis de mantención de 3 a 12 meses. En el Síndrome Zollinger-Ellison se puede administrar hasta un máximo de 480 mg/día, comenzando con 20 mg cada 6 horas). Inyectable: Hemorragia digestiva: Dosis de ataque: Administrar ½ ampolla (10 mg) en bolus seguido por administración en infusión continua a razón de 1 ampolla (20 mg) cada 6 horas. Mantener este esquema por un mínimo de 1 día y hasta que se detenga la hemorragia. Dosis de mantención: 1 ampolla I.V. cada 12 horas por un mínimo de 3 días. Paciente quirúrgico con antecedentes de úlcera péptica: 1 ampolla I.V. cada 12 horas desde 1 día antes de la intervención hasta 2 días después de ésta. Profilaxis de neumonía por aspiración en pacientes quirúrgicos: 1 ampolla I.V.; administrar 60 minutos antes de la intervención. Profilaxis de hemorragia digestiva en pacientes críticos: 1 ampolla I.V. cada 12 horas durante el período de riesgo en pacientes críticos: diluir 1 ampolla de Gastrium en 100 ml de dextrosa al 5% o Cloruro de Sodio al 0.9%. Infundir en 15-30 minutos o mantener infusión continua de 20 mg cada 12 u 8 horas. Para usar en infusión debe emplearse con dextrosa al 5% o Cloruro de Sodio al 0.9%.

Contraindicaciones: Hipersensibilidad a la famotidina. No se ha establecido su seguridad en niños ni durante el embarazo.

Presentaciones: Comprimidos 40 mg: envases conteniendo 10 y 30 comprimidos recubiertos. Comprimidos 20 mg: envases conteniendo 20 y 60 comprimidos recubiertos. Inyectable: envases conteniendo 5 ampollas.

GASTROCOL

Composición: Comprimidos: cada comprimido contiene: Sucralfato 1 g. Suspensión: cada 100 ml de suspensión oral contiene: Sucralfato 10 g.

Acción Terapéutica: Antiulceroso.

Indicaciones: Tratamiento curativo y preventivo de úlcera duodenal y gástrica mediante un original efecto citoprotector.

Posología: Por lo general, se recomienda 1 g 4 veces al día, 1 hora antes de las comidas o al acostarse, con el estómago vacío. El comprimido puede diluirse en una pequeña cantidad de agua o ingerirse entero, con abundante líquido. El tratamiento debe persistir, aunque la sintomatología desaparezca, y se completa en 4 a 8 semanas, o bien al comprobarse en forma previa y objetiva la curación de la úlcera.

Contraindicaciones: Hipersensibilidad al principio activo.

Presentaciones: Comprimidos: envase conteniendo 20 comprimidos. Suspensión: envase conteniendo 200 ml.

LANZOPRASOL

Composición: Cada cápsula contiene: Lansoprazol 30 mg.

Acción Terapéutica: Antiulceroso. Bloqueador selectivo de la bomba de protones.

Indicaciones: Ulcera duodenal. Ulcera gástrica. Esofagitis por reflujo. Sindrome de Zollinger-Ellison.

Posología: Ulcera duodenal: 1 cápsula/día por 4 semanas. Ulcera gástrica: 1 cápsula/día por 4 a 8 semanas. Esofagitis por reflujo: 1 cápsula/día durante 8 semanas.

Efectos Colaterales: Es bien tolerado. En raras ocasiones se ha detectado diarrea o constipación, náuseas, cefalea, erupción cutánea de leve intensidad y que desaparecen con la supresión del fármaco.

Contraindicaciones: Hipersensibilidad a la droga. Embarazo y lactancia.

Presentaciones: Envases conteniendo 20 y 30 cápsulas con gránulos con recubrimiento entérico.

OMEPRAZOL

Composición: Cada cápsula contiene: Omeprazol 20 mg.

Acción Terapéutica: Antiulceroso. Bloqueador selectivo de la bomba de protones.

Posología: Se recomienda la administración de Omeprazol en dosis única después del desayuno. La administración de alimentos o el uso junto con antiácidos no entorpece la absorción del fármaco. Ulcera duodenal: 1 cápsula después del desayuno por 2 semanas. Si el control no revela cicatrización total, se debe continuar el tratamiento por otras 2 semanas. Ulcera gástrica y esofagitis por reflujo: 1 cápsula después del desayuno por 4 semanas.

Si no hay cicatrización total al cabo de este tratamiento, se debe repetir por otras 4 semanas. Ulcera gástrica o duodenal resistente a antagonistas H2: 2 cápsulas después del desayuno por 4 semanas. Si no hay cicatrización total al cabo de esto, se debe continuar por otras 4 semanas. Síndrome de Zollinger-Ellison: dosis inicial 3 cápsulas (60 mg) 1 vez al día; de acuerdo a la respuesta clínica la dosis puede ser aumentada hasta 120 mg, la que se puede dividir en 2 tomas.

Efectos Colaterales: Omeprazol es bien tolerado, son poco frecuentes náuseas, cefaleas, diarrea, estitiquez y flatulencia. El rash cutáneo se presenta escasamente, estos síntomas son leves y pasajeros, a menudo transitorios.

Contraindicaciones: Sensibilidad conocida al omeprazol. No se ha investigado su uso en niños, embarazadas o madres que amamantan, por lo que no se recomienda su uso en estos pacientes.

Presentaciones: Envases conteniendo 7 y 14 cápsulas.

ULCEMEX

Composición: Cada comprimido contiene: Pantoprazol Sódico sesqui-hidratado (equivalente a 40 mg de pantoprazol) 45.1 mg.

Indicaciones: Ulcera duodedenal. Ulcera gástrica. Esofagitis por reflujo gastroesofágico moderado y severo. Cuando son cuadros refractarios al tratamiento con antagonistas H2.

Posología: Pantoprazol se administra por vía oral. El comprimido no debe ser masticado ni triturado, debe ser tragado entero con agua. Se recomienda generalmente 1 comprimido al día. En casos individuales 2 comprimidos. La dosis no debe ser sobrepasada en ancianos o en pacientes con deterioro de la función renal. Duración del tratamiento: Ulcera duodenal: 2 a 4 semanas. Ulcera gástrica o esofagitis por reflujo gastroesofágico: 4 a 8 semanas. No hay experiencia con pantoprazol en tratamientos que duren más de 8 semanas.

Efectos Colaterales: Ocasionalmente puede haber cefalea o diarrea. Poco frecuente: náusea, dolor abdominal agudo, flatulencia, exantema cutáneo, prurito y vértigos. Casos individuales: edema, fiebre y visión borrosa.

Contraindicaciones: No debe utilizarse en pacientes con deterioro severo de la función hepática y en casos de conocida hipersensibilidad a algunos de sus constituyentes. No existe información sobre su seguridad durante el embarazo y la lactancia. Sólo existen datos de estudios en animales en donde no se encontraron signos de daño fetal, pero si se demostraron pequeñas cantidades en la leche materna. No hay experiencia en tratamiento en niños.

Presentaciones: Envases conteniendo 15 y 30 comprimidos con recubrimiento entérico de pantoprazol 40 mg, de liberación retardada.

CONCLUSIÓN

Hemos comprendido que nuestro sistema digestivo es el más afectado por medicamentos orales, ya que estos son más baratos y están al alcance de todos, por otra parte son más lentos en recuperación y su continua administración.

Dado a el aumento de administración medica oral, se entiende que este hace que la acides de nuestro sistema digestivo suba, provocando gastritis, enfermedad mas frecuente por administración de medicamentos orales.

BIBLIOGRAFÍA

http://www.farmaciasahumada.cl/stores/fasa/html/MFT/PRODUCTO/P4318.HTM

http://www.tuotromedico.com/temas/antiulcerosos_genericos.htm

www.ondasalud.com

 

Trabajo realizador por:

Jimena Bacián P.

Carla Jofré

Carolina Ríos

Jenny Mamani

Fecha de entrega: 10/2005

Enfermería Segundo Año.

Escuela de Ciencias de la Salud.


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Columna Lumbar

    Inserciones. Desarrollo y osificación. El Dolor lumbar o lumbago. Causas de dolor lumbar....

  • Anatomía de superficie

    Niveles anatómicos de las vértebras. Proyección de vértebras y esternón. Relación de pleura con las costillas y lineas a...

  • Tejido Epitelial

    Especializaciones de la Superficie Lateral. Adhesión Celular y Moléculas de Adhesión Celular. Especializaciones de la Su...

Ver mas trabajos de Anatomia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda