Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Alfalfa (Medicago sativa)

Enviado por cruzadrianaf



  1. Variedades mexicanas
  2. Variedades extranjeras
  3. Componentes activos
  4. Método de siembra
  5. Cosecha
  6. Elementos nutritivos
  7. Plagas
  8. Enfermedades
  9. Manejo de las enfermedades de la alfalfa para disminuir los daños
  10. Referencias

English name: Alfalfa

Partes usadas y donde crece:

La alfalfa, "reina de las plantas forrajeras", es un miembro de la familia del guisante, es una leguminosa perenne ideal para las rotaciones de cultivos de larga duración, es originaria del Medio Oriente.

Uso histórico o tradicional (puede o no puede ser utilizado por estudios científicos):

Los primeros médicos chinos utilizaron las hojas jóvenes de la alfalfa para tratar desórdenes de la zona digestiva.(1) en la India, los médicos de Ayurvedic prescribieron las hojas y las tapas florecientes para la digestión deficiente. También era considerado terapéutico para la retención y la artritis del agua. Los indios norteamericanos recomendaron la alfalfa para tratar ictericia y para estimular la coagulación de la sangre.

Aunque está ausente en muchos libros de textos clásicos en la medicina herbaria, la alfalfa se encuentra en los textos de los médicos eclécticos como tónico para la indigestión, la dispepsia, la anemia, la pérdida de apetito, y la asimilación pobre de alimentos.(2) La planta también fue recomendada para estimular la lactancia en madres de oficio enfermeras. Los gérmenes también se han hecho tradicionalmente para el tratamiento de erupciones y de mordeduras de insecto.

VARIEDADES MEXICANAS:

Medicago sativa Atlixco:

Variedad de mediano crecimiento y forraje, requiere tierras fértiles, de temperatura calida; resiste poco al frío y produce de 4 a 5 cortes regulares.

Medicago sativa mexicana (Apaseo):

Esta variedad desciende de la alfalfa de Provenza; tiene las mismas características que esa variedad francesa, con la particularidad de ser en invierno de tallos mas rastreros y cortos, si bien en primavera su crecimiento es vertical, de tallos bastante fuertes y con abundante hoja; de regular producción, requiere tierras fértiles de abundante riego, de subsuelo permeable y fácil de drenar, pues en terrenos poco permeables o muy húmedos parece; es de mediana resistencia al frío.

Medicago sativa oaxaquensis:

Variedad de mayor producción que las anteriores, de crecimiento recto, tallos fuertes, de regular follaje y producción. Requiere tierras fértiles, subsuelo permeable; resiste poco al frió intenso, disminuyendo en climas fríos la producción. Desciende de la variedad española valenciana. (8)

VARIEDADES EXTRANJERAS:

Los cultivares de alfalfa se dividen el 5 grupos:

Alfalfas Comunes:

Este grupo incluye tipos resistentes y no resistentes a las condiciones invernales y tipos de recuperación lenta y rápida, dependiendo de su origen. Los primeros toleran bajas temperaturas pues comienzan su periodo de latencia durante la estación fría, crecen mas despacio y se recuperan mas lentamente, después del corte, que los tipos no resistentes. Estos no tienen periodos de latencia, generalmente poseen flores púrpuras y la mayoría de ellos se han desarrollado por selección natural.

Alfalfas variegadas:

Son generalmente muy resistentes y relativamente lentos en la recuperación después del corte. Sus flores despliegan gran variedad de colores entre blanco, amarillo y púrpura.

Alfalfas Turcas:

Tienen un gran vigor invernal (y latencia otoñal). Sus cultivares almacenan grandes cantidades de carbohidratos antes de la latencia otoñal, lo que le permite resistir intensos fríos sobre los tejidos vitales y suplir la energía necesaria durante el periodo invernal así como la que requieren para el crecimiento primaveral hasta que las plantas sean capaces de sustentar por si mismas mediante la fotosíntesis.

Alfalfas no resistentes:

Los cultivos de este grupo son mas erectos que los anteriores y no presentan latencia a últimos de otoño. Su crecimiento es rápido y después del corte se recuperan rápidamente y como consecuencia de ambas cosas se les pueden dar mas corte y obtener mejores rendimientos, pero por sus hábitos de crecimiento no pueden resistir condiciones invernales.

Alfalfas Rizomatosas:

Aunque la mayoría de los cultivares se caracterizan por su pesada y agresiva raíz, que penetra profundamente en el suelo, hay algunas cepas, como esta que desarrollan, a partir de la corona rizomas bajo la superficie del suelo que se extiende a su alrededor. Se pueden extender hasta en una área de 5 metros de diámetro, no se extiende vigorosamente y sus rendimientos no son superiores a los cultivos de raíz normal. Tienen gran resistencia a las heladas sobre los demás cultivos de alfalfa.(7)

COMPONENTES ACTIVOS:

Las hojas contienen cerca de 2-3% saponinas.(3) Estudios animales indican que estos componentes bloquean la absorción del colesterol y previenen la formación de placas artereoescleróticas.(4) Puede potencialmente causar daño a las células rojas de la sangre.

Las hojas también contienen los flavones, las isoflavonas, los esteroles, y los derivados del coumarin. Las isoflavonas son probablemente la parte de la planta responsable de efectos estrógenos en animales.(5) La alfalfa contiene la proteína y las vitaminas A, B1, B6, C, E, y análisis demuestran la presencia del calcio, del potasio, del hierro, y del cinc.

METODO DE SIEMBRA:

Al voleo o con una sembradora de granos pequeños a una profundidad de 1.5 a 2..0 cm.

DENSIDAD DE SIEMBRA: 35 – 40 kg/ha.

RIEGOS:

Se debe aplicar el riego de germinación y de uno a dos riegos de auxilio después de cada corte. Es necesario evitar los excesos de humedad o encharcamientos, ya que estos provocan ahogamiento de las raíces y muerte de la planta.

COSECHA:

En la determinación del momento mas idóneo para cortar la alfalfa intervienen no solo las relaciones entre la calidad y la cantidad de los rendimientos, sino también otros factores, uno de los factores importantes es la variable sometida a poco o ningún control, el tiempo.

El corte realizado cuando el cultivo tiene 10% de su floración (cuando el 10% de sus flores están abiertas), proporcionan la mejor combinación entre apetecibilidad, contenido de proteína, valor nutritivo y rendimientos. Se ha demostrado que el ultimo corte en otoño puede afectar la capacidad de las plantas para sobrevivir en el invierno y en zonas frías, dicho corte se debe dar al menos cuatro semanas antes de la fecha media de la primera helada intensa, para dar lugar a que las plantas tengan tiempo de recuperarse y producir adecuadas reservas de alimento en las raíces que le permitirán soportar el invierno con éxito. (7)

ELEMENTOS NUTRITIVOS: (8)

VERDE (%)

HENO (%)

Agua 77.99

Agua 8.50

Proteína bruta 3.50

Proteína bruta 16.01

Carbohidratos 8.43

Carbohidratos 40.55

Fibra 6.88

Fibra 24.26

Grasa 0.73

Grasa 2.73

Cenizas 2.47

Cenizas 7.95

PLAGAS:

Pulgon manchado.img.1: (Aceratogallia curvata - afectan en la etapa inicial de la planta y son estacionales, primavera-verano), gusano soldado img. 2, (Pseudaletia unipunctata; Spodoptera exigua - suele invadir lotes de alfalfa en nacimiento provocando la muerte de plántulas en borduras y cabeceras), diabróticas o tortugilla img.3, (Las larvas al atacar las semillas en germinación, deforman y perforan las hojas primarias y pueden dañar el embrión. 

También pueden barrenar el talluelo de la plántula causando su muerte.  Cuando el daño ocurre en el sistema radicular, la plántula se marchita) y chicharritas. Img. 4 (Aceratogallia curvata - La chicharrita de alas cristalinas pone sus huevos en grupos en la parte inferior de las hojas, generalmente en grupos de 10 a 12. Los grupos de huevecillos tienen la apariencia de pequeñas ampollas verdes.

Es más fácil ver esta ampollas después que los insectos emergen de los huevecillos, cuando aparecen como cicatrices color café en la parte inferior de las hojas. Al alimentarse, la chicharrita de alas cristalinas desecha grandes cantidades de líquido que, al secarse, le dan un aspecto blancuzco a la planta).(6)

Img. 1 img.2

 

img.3 img.4

 

ENFERMEDADES:

La alfalfa es afectada por numerosas enfermedades que atacan las hojas, tallos, corona y raíces.

Los patógenos foliares provocan en determinadas épocas del año intensas defoliaciones, sin embargo aquellos que atacan corona y raíces definen en forma directa la longevidad o período productivo del alfalfar. Los principales problemas sanitarios son la declinación de las plantas con escaso número de rebrotes, áreas sin plantas con invasión de malezas, principalmente gramón o cebollin (cynodon dactylon), y corta productividad lo que afecta a los distintos cultivares de alfalfa, especialmente de los grupos 8 y 9 que carecen de reposo invernal.

Esto, permite la sobrevivencia de los patógenos a través de todo el ciclo anual de la pradera, lo que se traduce en reinfecciones permanentes con alto impacto de las enfermedades sobre la cantidad y calidad forrajera. Las enfermedades foliares y del tallo más frecuentes en el período otoño-inverno son: la "mancha ocular" (Leptosphaerulina briosiana), "mancha foliar" por Cercospora medicaginis y la "roya" (Uromyces striatus). En porcentajes muy bajos se encuentra "tallo negro" por C. medicaginis y "antracnosis" (Colletotrichum trifolii y C. dematium).

En la etapa primaveral, adquieren gran importancia enfermedades foliares como el "mildiu" (Peronospora trifoliorum), distintos síntomas producidos por Stemphylium botryosum, la "viruela" (Pseudopeziza medicaginis), "mancha foliar" por Phoma medicaginis var. medicaginis y persisten los ataques de "mancha ocular". Todos los cultivares, especialmente los sin reposo invernal son muy afectados por las enfermedades foliares; manifestando una defoliación muy intensa.

Las infecciones de la corona y raíces se manifiestan primariamente en la parte área con amarillamientos, marchitez y curvado del tallo principal en forma de bastón, procesos que culminan con la muerte de la planta. Los síntomas más comunes son: necrosis pardas, castaño oscuras a negras y desintegración de tejidos a nivel de la corona.

En raíces, lo más frecuente es la coloración amarilla, anaranjada o castaño oscura del área ocupada por los vasos de conducción. El hongo más aislado de los tejidos subterráneos es Fusarium con numerosas especies como equiseti, moniliforme, oxysporum, solani -forma azul- y graminearum. Otros microorganismos aislados pero en escaso porcentaje son: Pythium, Phytophthora y Rhizoctonia.

MANEJO DE LAS ENFERMEDADES DE LA ALFALFA PARA DISMINUIR LOS DAÑOS:

Sembrar alfalfa siempre después de gramíneas; evitar hacerlo después de otra leguminosa o girasol ya que poseen patógenos comunes. Los lotes apropiados para la implantación son aquellos con suelos bien estructurados, no arcillosos, con buen drenaje sin anegamientos temporales, con pH cercano al neutro y un adecuado contenido de P (superior a 12 ppm) y K. Utilización de cultivares resistentes, tolerantes o de comprobado buen comportamiento a las enfermedades predominantes en las campañas anteriores. Usar semilla certificada de calidad comprobada, la que en ciertos casos está recubierta con el inoculante y fungicida curasemillas.

Dentro de éstos últimos, es conocida la eficacia de la mezcla metalaxil 35% y thiram 36% (100 g + 600 cc del formulado comercial). Los cortes y pastoreos se deben realizar en el momento óptimo (10% de floración o cuando los rebrotes de la corona miden entre 5 y 7 cm) y en condiciones adecuadas: la cuchilla filosa para realizar cortes netos de los tallos, de rápida cicatrización o "piso" apropiado para evitar el pisoteo destructivo de los animales. Mantener los lotes libres de malezas para el logro de plantas vigorosas y sin competencia. (1)

Referencias:

1. Briggs C. Alfalfa. Pharm Canadiense J Marcha De 1994; 84.85.115. 125.

2. Castleman M. Las Hierbas Curativas. Emmaus, PA: Prensa De Rodale, 1991, 37-39.

3. Leung Ay, S Foster. Enciclopedia de los ingredientes naturales comunes usados en alimento, drogas, y los cosméticos, 2.o ed. Nueva York: Juan Wiley Y Sons, 1996, 13-15.

4. Interacciones de los saponins y del colesterol de la alfalfa de la historia JA.. J Clin Nutr 1984;39:917-29.

5. Shemesh M, Lindrer hora, Ayalon N. Affinity del receptor uterino del oestradiol del conejo para phyto-oestragens-oestragens y su uso en el radioanálisis proteína-protein-binding competitivo para el coumestrol del plasma. J Reprod Fertil 1972;29:1-9

6. Tocagni, H.: La Alfalfa. Albatros, Buenos Aires, Argentina, 1g80.

7. Stephen. R Chapman. Produccion agrícola.. Principios y practicas. Ed. Acribia. España 1976; 480 – 483.

8. Jorge A. Flores Menendez. Bromatologia animal. 3ª ed. Limusa. 1983; 436 – 448.

 

Por:

M.V.Z Adriana Cruz Frias


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Agricultura y Ganaderia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda