Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Impacto económico del alza del precio internacional del petróleo




Monografía destacada
  1. Evolución del precio internacional del petróleo
  2. Situación en el mercado mundial de combustibles
  3. Impactos económicos directos
  4. Pronósticos de precios internacionales
  5. Futuros petróleos WTI
  6. Impactos en escenarios alternativos
  7. Fondo para la estabilización de los precios de los combustibles derivados del petróleo
  8. Tasa general de inflación en el mundo
  9. Consecuencias de los medios de transporte
  10. Bibliografía

INTRODUCCIÓN

Este trabajo está realizado para analizar los principales impactos directos del aumento del precio internacional del petróleo en la economía, se sabe que el petróleo es entre los combustibles fósiles el de mayor demanda y su utilización resulta clave en el funcionamiento de la economía mundial. Este producto es el más comercializado en el mundo tanto en volumen como en valor. Resulta aproximadamente el 40% del consumo de energía en el ámbito global

Como análisis previo a los impactos, primero se revisa la evolución del precio internacional del petróleo en términos corrientes y reales. Aquí se confirma que el precio internacional del petróleo en términos nominales ha alcanzado niveles récord y que, sin embargo, en términos reales, el precio actual se encuentra todavía por debajo del nivel real.

Segundo se presenta una revisión de la situación del mercado mundial de combustibles, mostrando por separado los factores que están incidiendo

en el aumento de la demanda y de aquellos que están restringiendo los niveles de la oferta.

I. EVOLUCIÓN DEL PRECIO INTERNACIONAL DEL PETRÓLEO.

El precio petróleo ha sido históricamente muy volátil, particularmente durante la década de los 70’s, específicamente en los años 1973 y 1979, años de la primera y segunda crisis del petróleo respectivamente. Durante dicha década el precio del combustible se elevó en 18 veces, pasando de US$ 2,2 el barril en enero de 1970 a US$ 40,5 el barril a finales de los 70. En los años 80’s, con la desaceleración económica mundial, el precio del petróleo se corrigió a un promedio de US$ 21 el barril en diciembre de 1989.

A inicios de los años 90, el precio del petróleo se elevó nuevamente (a US$ 36 el barril) por la Guerra del Golfo Pérsico, para luego mantenerse estable en un promedio de US$ 20 el barril (entre los años 1992 -1996), situándose en US$ 11 el barril en el período 1997-1998 como resultado de la crisis asiática.

A comienzos de la presente década, los principales factores que han marcado el avance del precio del petróleo fueron la fuerte disminución de las cuotas de producción por parte de la OPEP, la guerra de EEUU-Irak y el crecimiento económico mundial (EE.UU. y China, principalmente).

El West Texas Intermediate (WTI) es un tipo de petróleo de alta calidad del Golfo de México muy usado en EE.UU. En Europa, se usa el precio referencial del petróleo Brent el cual se extrae en el Mar del Norte, mientras que en Asia y en algunos países del Golfo Pérsico se utiliza el petróleo Dubai.

El precio actual del petróleo en el mercado internacional se encuentra en niveles récord históricos. El petróleo West Texas Intermediate (WTI1) alcanzó los US$ 48,6 el barril, nivel nunca alcanzado en los 21 años de vigencia de éste commodity, cuya negociación se inició en la Bolsa Mercantil de Nueva York en1983. En lo que fue del 2004, el petróleo WTI viene subiendo en 62% (20 dólares) respecto a fines del año 2003.

El hecho de que los precios del petróleo sean altos y volátiles entraña un alto riesgo a nivel mundial, sobre todo en vista de la nueva escalada provocada por los huracanes Katrina y Rita y las limitaciones de la oferta debidas a la falta de nuevas inversiones y a la escasa capacidad nueva que está entrando en producción. Por eso, no se pueden descartar otras subidas, especialmente si se producen nuevos shocks geopolíticos o de otra índole.

Hasta la fecha, el efecto del encarecimiento del petróleo en el crecimiento mundial ha sido sorprendentemente moderado, porque lo que ha empujado los precios al alza es en gran medida una demanda vigorosa y no mermas en la oferta. Sin embargo, el efecto de nuevas subidas podría ser menos benigno, especialmente si menoscaban la confianza de los consumidores y la demanda en los mercados exportadores, si exacerban las expectativas inflacionistas o si obedecen a perturbaciones en la oferta.

Los riesgos son especialmente altos para los países de economías emergentes que no sean exportadores netos de petróleo, sobre todo en los casos en que las repercusiones del alza hayan sido retardadas mediante subsidios fiscales, ya que estos crean el riesgo adicional de que se produzca un círculo vicioso de aumento de los déficit y de las tasas de interés, a menudo en entornos en que la carga de la deuda aún es pesada.

En este contexto, es fundamental que se sepa manejar el efecto que tendrá el alza de los precios del petróleo en el equilibrio de las finanzas públicas.

II. SITUACIÓN EL MERCADO MUNDIAL DE COMBUSTIBLES.

2.1. DEMANDA

Para obtener la serie en términos reales se deflactó la serie del WTI con el índice de precios al consumidor de EE.UU. La demanda mundial de combustible viene creciendo a un mayor ritmo en los últimos años. En el 2003 la demanda de combustibles creció en 2,2% (1,7 mbpd5) hasta 78,9 mbpd; en el 2004 se dio un crecimiento de 3,2% (2,5 mbpd) y acabo de este año 2005 se posicionó igual al 2003.

Los principales factores que influyeron en este comportamiento se pueden resumir en un mayor crecimiento económico mundial y el cambio en la estructura de consumo de combustible de los principales consumidores de combustibles en el mundo.

2.1.1. CRECIMIENTO ECONÓMICO MUNDIAL

Uno de los factores más relevantes que vienen contribuyendo a la mayor demanda mundial de combustible es el alto crecimiento económico de las más importantes economías del mundo son:

Japón se encuentra saliendo de una recesión que le duró más de una década y EE.UU. se encuentra saliendo de una corta recesión apoyado por las políticas monetarias y fiscales implementadas (disminución de los tasas de interés a mínimos históricos y reducción de impuestos a los dividendos principalmente).

China es una de las economías que viene creciendo a una tasa sostenida bastante elevada los últimos años, debido al nivel de sus inversiones y al importante crecimiento de la demanda interna; mientras que Europa ha empezado a recuperarse lentamente en el presente año tras un estancamiento en los dos años anteriores.

Este crecimiento económico se ve reflejado en un mayor consumo mundial de combustibles. Los principales países consumidores en el 2004 son EE.UU. con un 25% del consumo mundial, los países de Europa con 19,4%, Japón y China con 7,1% y 7%, respectivamente.

Se espera que China siga teniendo un importante crecimiento en la demanda de combustibles (14,5%) y, por consiguiente, en su participación en el consumo mundial de este commodity.

2.2. DEMANDA DE COMBUSTIBLE EN CHINA.

La economía China es uno de los motores de crecimiento económico mundial de los últimos años. Su alto crecimiento viene incrementando el consumo de combustible a ritmos elevados, particularmente en el desarrollo industrial, el transporte y la generación de energía eléctrica de China.

Cabe señalar, que el traspaso de parte de la producción mundial de países avanzados hacia China y en general hacia países emergentes, genera un mayor consumo mundial de combustible debido a una utilización menos eficiente de los combustibles por el uso de tecnologías menos desarrolladas.

2.3 DEMANDA DE COMBUSTIBLE EN EE.UU.

Estados Unidos es uno de los mayores propulsores del crecimiento de la demanda mundial de combustibles producto de su alto ritmo de crecimiento económico y del

cambio estructural de su consumo de combustibles a partir de los atentados del 11 de septiembre, hecho que acentuó el mayor consumo de combustibles para automóviles.

En el año 2003, la demanda de combustible creció en 1,5%, mientras que la demanda esperada para el año 2004 y el año 2005 es de 2,4% y 1,1% respectivamente.

2.4 OFERTA

La oferta mundial de combustible, luego de las dos crisis del petróleo de los años 70’s, mostró un crecimiento acelerado desde principios de los 80’s y la segunda mitad de los 90’s, para luego mostrar, en los años 2000-2002, una desaceleración como resultado de una menor producción de la OPEP.

El crecimiento de la producción ha estado liderado por los países que no pertenecen a la OPEP, principalmente los países de la Ex Unión Soviética y México.

2.4.1 PRODUCCIÓN DE LA OPEP

La OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) es el principal cartel de países productores de petróleo. Éste contribuye con un 38% de la producción mundial de petróleo bombeando alrededor de 29,7 mbpd. Desde 1970 estos países han mantenido una producción promedio de 27 mbpd, lo que les ha llevado a reducir su participación en la producción mundial de combustible desde un máximo de 53% alcanzado en 1973.

A pesar de esta reducción, la OPEP aun conserva un 48,7% de participación en las exportaciones mundiales.

2.4.1.1 PRODUCCIÓN FUERA DE LA OPEP

Cabe señalar que los países productores de petróleo que no pertenecen a la OPEP en el 2003 exportaron el 51,3% de este producto, siendo los principales países Rusia, Noruega y México. Algunos de los más importantes países productores y exportadores de petróleo son los países de la Ex Unión Soviética con una producción de 10,3 mbpd y una exportación de 6,5 mbpd en el 2003.

Los países de la ex URSS contribuyeron con el 13% de la producción mundial y el 16% del total de exportaciones de petróleo.

2.4.2 BAJO NIVEL DE RESERVAS

Otro de los factores que viene presionando al alza el precio del petróleo es el bajo nivel del stock de reservas en los principales países consumidores de la OECD, principalmente en EE.UU.

El nivel actual de reservas de todos los combustibles derivados de petróleo en la OECD alcanza los 3 960 millones de barriles, superior a los niveles mínimos de los años 80.

Sin embargo, considerando el nivel de consumo actual por día, este volumen sólo alcanza para 81 días de consumo futuro, que es inferior a los promedios de los años 80 (87,2 días) y de los 90 (82,5 días).

Las reservas de crudo (sin incluir combustibles) en EE.UU. alcanzan en la actualidad los 294 millones de barriles, nivel bajo respecto al registrado en los años anteriores en los que estuvo por encima de los 400 millones de barriles.

La disminución es producto de la fuerte demanda interna de combustibles y el lento crecimiento de la oferta mundial, esto último por las continuas interrupciones en la producción de los principales países productores.

2.4.3 PRODUCCIÓN DE IRAK.

Irak fue uno de los más importantes productores de petróleo en el mundo, su producción en su mejor época alcanzó los 3,7 mbpd. Como producto de las guerras libradas en 1979 con Irán, 1990 y 2003 con EE.UU., su producción disminuyó, impactando en el precio del petróleo y en las reservas mundiales de combustibles.

Actualmente, existen problemas para exportar el petróleo iraquí hacia el mundo como consecuencia de los continuos ataques terroristas a los principales oleoductos de exportación. Cabe señalar que el 61,5% de sus exportaciones se dirigen hacia EE.UU.

Irak cuenta con un nivel de reservas probadas de petróleo de 115 000 millones de barriles, el tercero más elevado a nivel mundial después de Arabia Saudita e Irán, por lo que su potencial exportador es bastante grande.

2.4.4 PARTICIPACIÓN DE OPEP EN LA PRODUCCIÓN MUNDIAL DE PETRÓLEO

Dentro de los países de mayor importancia en la producción de petróleo, se encuentra Rusia, siendo el exportador más importante de este país, YUKOS, el cual produce 1,7 mdpb de crudo (19% de la producción rusa y el 3% de las exportaciones mundiales).

Actualmente, esta empresa atraviesa por una inestable situación financiera y económica, debido al congelamiento de sus cuentas por parte del Gobierno Ruso como resultado de un problema de impuestos.

III IMPACTOS ECONÓMICOS DIRECTOS.

3.1 BALANZA COMERCIAL DE COMBUSTIBLES.

La balanza comercial de petróleo y derivados es deficitaria desde 1988 cuando el Perú pasó de ser exportador neto de combustible a un importador neto.

La creciente demanda interna de combustible, unido a la menor producción nacional de crudo, condujo a demandar cada vez más combustible importado. Debido a ello, en el 2003 la balanza de petróleo y derivados fue deficitaria

en US$ 681 millones.

El combustible que importa el Perú generalmente petróleo crudo y gasolinas proviene de países como Ecuador, Venezuela y Colombia, principalmente.

En millones de barriles se estima que el Perú importó aproximadamente 43,8 millones de barriles de combustible en el 2003, mientras que exportó sólo 24,1 millones de barriles, generándose un déficit de 19 millones de barriles.

En los últimos años, el valor de la importación de combustibles ha venido creciendo, tanto por un aumento del volumen importado por mayor crecimiento económico y el creciente parque automotor, como por el mayor precio de importación ante mayores precios internacionales del crudo y sus derivados.

El impacto más directo del incremento sostenido del precio internacional del petróleo fue en el valor de las importaciones de crudo y combustibles.

En el período ene-ago del 2004, las importaciones aumentaron en US$ 232 millones (26%), respecto al mismo período del 2003, mientras que la cotización del petróleo WTI aumentó en 21,6% en el mismo período.

3.2. PRECIOS INTERNOS

Las mayores cotizaciones del petróleo crudo en el mercado internacional incidieron de manera importante en el mercado doméstico. Los precios internos de combustibles aumentaron, en promedio, 11,2% durante el período enero–agosto de 2004. Esta alza explica, en parte, que la inflación acumulada a agosto de 2004 haya sido de 3,2% (la contribución del incremento de los precios locales de los combustibles derivados del petróleo fue 0,54%).

El mecanismo de estabilización contribuyó a que los precios internos de los combustibles no se incrementen en la misma proporción que el precio internacional del petróleo crudo. Así, en el periodo enero-agosto del 2004, mientras el precio internacional del petróleo se elevó en 21,6%, contrariamente, el índice de precios al consumidor de los combustibles creció en 11,2 %.

3.3. FRANJA DE ESTABILIZACIÓN DE PRECIOS.

El fuerte incremento del precio internacional del petróleo podía generar, en ausencia de medidas, incrementos sustantivos del nivel de precios doméstico. Con el objetivo de implementar un mecanismo fiscal de carácter extraordinario y temporal, el 27 de mayo del 2004 se promulgó el Decreto de Urgencia Nº 003-2004, el cual establece un método de estabilización de precios para combustibles derivados del petróleo mediante la variación del impuesto selectivo al consumo y de acuerdo a disponibilidad de los recursos fiscales.

Así, cuando los precios de referencia publicados por OSINERG subían por encima de un precio máximo y las empresas comercializadoras de combustibles ajustaban sus precios, se reducía el ISC para evitar alzas en los precios de los combustibles después de impuestos. Por otro lado, si los precios de referencia se hubieran reducido por debajo de un piso establecido (precio mínimo), se habría elevado el ISC para recuperar los montos invertidos en la etapa de alza.

El tamaño del sacrificio fiscal interrumpió este mecanismo al no poderse compensar las rebajas del ISC, lo que implicaba una reducción de ingresos fiscales en el financiamiento del presupuesto de la República. En el marco del Decreto de Urgencia N° 003-2004-EF se modificaron el ISC a los combustibles en tres oportunidades, el 20 de julio y el 04 y 17 de agosto del 2004.

Dado que los precios referenciales promedios publicados por OSINERG del GLP, Kerosén y Diesel 2 estuvieron por encima de los límites superiores establecidos en la norma señalada, fue necesario modificar el ISC de tal forma que los precios después de impuestos de dichos combustibles permanezcan estables.

La primera, segunda y tercera modificación implicaron costos fiscales aproximados de S/. 3,5, S/.10 y S/. 6,6 millones mensuales, respectivamente. Por su parte, teniendo en cuenta que los incrementos en los precios de los combustibles durante los primeros meses del año generaron una mayor recaudación por conceptos de IGV y Rodaje, alrededor de S/. 7,4 (6,6 por IGV + 0,8 por Rodaje) millones por mes, el costo fiscal que fue para el año 2004, con estos tres ajustes, ascendió a aproximadamente S/. 100 millones.

BOLETÍN DE TRASPARENCIA FISCAL - INFORME ESPECIAL

IV PRONÓSTICOS DE PRECIOS INTERNACIONALES.

Los pronósticos realizados por los bancos de inversión coinciden en que las cotizaciones del petróleo irán disminuyendo gradualmente. Los principales factores serían la mayor oferta por parte de los países productores que no pertenecen a la OPEP y la menor presión en la demanda por el menor crecimiento de las economías de China y de EE.UU.

Sin embargo, existen riesgos por factores exógenos, como los posibles atentados terroristas que afecten el normal abastecimiento de combustibles y el surgimiento de problemas políticos en importantes países productores (Venezuela y Nigeria, entre otros).

V FUTUROS PETRÓLEO WTI

La dificultad de hacer pronósticos sobre los precios del petróleo radica en su elevada volatilidad, lo que se evidencia al observar las reducidas proyecciones de los principales bancos de inversión a inicios del año, muy por debajo de la cotización actual.

Otra forma de observar como se comportaría el precio internacional del petróleo en los próximos meses, es observando los mercados de futuros. Aquí se puede apreciar que el mercado espera, al igual que los organismos internacionales y los bancos de inversión, una reducción gradual en los futuros del petróleo. Como es sabido, estos precios se forman a partir de los precios de los contratos a futuros realizados por los agentes utilizando toda la información a su disposición en ese momento, por lo que cualquier cambio en los precios obedece a nueva información y a cambios de expectativas.

Sin embargo, cabe señalar que en los últimos años los precios del petróleo se han situado con frecuencia en niveles superiores a los indicados por los mercados de futuros. Según el Consensus Forecast en marzo se preveía que la cotización del WTI alcanzaría los US$ 25,87 el barril para el 2004 y US$ 22,88 para el 2005.

Banco Central Europeo 4/ 28.9 36.6 36.8.

VI IMPACTOS EN ESCENARIOS ALTERNATIVOS.

Dado que en la determinación del nivel del precio internacional del petróleo confluyen diversos factores, con intensidades, direcciones y duraciones diferentes, la evolución del mismo es incierta, y por consiguiente, sus impactos futuros no se pueden predecir con una exactitud. El escenario base, que la mayoría de analistas aceptan hace unos meses como el más probable (nuevo nivel de equilibrio), se caracteriza fundamentalmente por una cotización del petróleo WTI promedio anual de 33 dólares el barril, un crecimiento de la economía mundial de 4,6%, un incremento promedio del costo de producción para el conjunto de la economía de 0,6%.

Contra este escenario, se compara el escenario pesimista (Petróleo WTI de 50 dólares el barril) y el escenario de proyección (ahora el más probable, con una cotización promedio anual del Petróleo WTI de 38,4 dólares el barril). No se considera un escenario optimista, pues es improbable una disminución importante en el precio de este commodity en los meses restantes del año. No obstante, se debe señalar que la perspectiva más probable es una lenta disminución de la cotización internacional y, por consiguiente, de los precios internos de combustibles.

Si se diera el escenario pesimista, cuya probabilidad de ocurrencia se estima en alrededor del 20%, los impactos serían los más adversos en comercio exterior e inflación.

En este eventual escenario, se asume que habría un recrudecimiento de los actos terroristas en Irak y en puntos pilares de la economía mundial, no se solucionaría el problema de la petrolera Yukos y la economía mundial crecería aún más. Como resultado de este escenario las importaciones de combustibles aumentarían más que sus exportaciones generando un déficit de la balanza comercial de hidrocarburos de US$ 1 042 millones, superior en 173 millones a la prevista en el escenario base. La "inflación" de los combustibles ascendería a 0,82 puntos porcentuales.

VII FONDO PARA LA ESTABILIZACIÓN DE LOS PRECIOS DE LOS COMBUSTIBLES DERIVADOS DEL PETRÓLEO.

Dada la continua inestabilidad del precio del petrolero crudo en el mercado internacional, finalizado el período de vigencia del Decreto de Urgencia Nº 003-2004 que estableció el método de estabilización de precios para los combustibles derivados del petróleo, y debido a que la ausencia de medidas podía generar incrementos de precios de los combustibles en el mercado local y en consecuencia elevar los precios de los bienes y servicios de la economía el 15 de septiembre de 2004 se promulgó el Decreto de Urgencia Nº 010-2004, el cual crea el fondo para la estabilización de los precios de los combustibles derivados del petróleo.

Dicho fondo tiene carácter intangible, vigencia 180 días, y está destinado a evitar que la alta volatilidad de los precio del petróleo crudo y sus derivados en el mercado internacional, se traslade a los usuarios finales del país. El mecanismo consiste en el establecimiento de una banda o franja de precios que operará en función de los precios de referencia para cada combustible que Osinerg publica semanalmente. Así, cuando el precio de referencia de un determinado combustible publicado por Osinerg, esté por encima de cierto nivel máximo (techo) el precio de las refinerías no subirá y cuando el precio de referencia caiga por debajo de un nivel mínimo (piso), las refinerías mantendrán sus precios para recuperar lo que perdieron cuando los precios fueron altos.

En este contexto, cuando los precios se encuentren por encima del nivel máximo (techo), las refinerías absorberán los costos, con cargo a que cuando los precios se encuentren por debajo de un nivel mínimo (piso) estos mantendrían los precios en el nivel mínimo para recuperar lo perdido.

El patrimonio del fondo estará conformado por los aportes y descuentos que las refinería efectúen a los precios de los productos, dependiendo de si los precios de referencia de los combustibles se encuentran por encima o por debajo de la banda de precios. Para otorgar confiabilidad y credibilidad a la creación del fondo, y con ello permitir su aplicación, el Estado garantizará dicho fondo con hasta 60 millones de nuevos soles

7.1 EL PRECIO DE PETRÓLEO

En la primera mitad de 2005 el precio promedio del West Texas Intermediate (WTI) en el mercado de futuros de Nueva York fue de 51.45 dólares por barril. Más recientemente, el 27 de junio, la cotización del WTI para entrega en agosto llegó a cerrar en 60.54 dólares, con lo que se puso a prueba un nuevo umbral. Los precios de exportación del petróleo crudo mexicano también tendieron al alza.

En los primeros 6 meses del año, el precio promedio de la canasta de crudos exportados casi alcanzó los 38 dólares por barril y a fines de junio logró una cotización récord de 46.90 dólares.
El comportamiento reciente del precio del petróleo crudo se mantiene en la trayectoria ascendente iniciada en la segunda mitad de 2002 y se inserta en el contexto de expectativas de precios altos a corto y mediano plazos. En los últimos 3 año el promedio trimestral de precios del WTI se duplicó. Aún así, los niveles record de precios nominales están muy por debajo de los precios reales alcanzados en los años setenta. Más importante aún es el desplazamiento que han sufrido las cotizaciones de los contratos de suministro a futuro.

Al inicio de julio, el promedio de estas cotizaciones para lo que resta de 2005 fue de más de 60 dólares por barril al igual que la cotización promedio del 2006. La cotización de diciembre de 2008 fue de más de 57 dólares. Poco a poco los pronósticos de empresas especializadas e instituciones financieras se han ido acercando a las cotizaciones del mercado de futuros de Nueva York. Algunos de los principales pronósticos de precios, incluyendo el más reciente del gobierno norteamericano, ubican al WTI por arriba de los 52 y 54 dólares en 2005 y 2006,respectivamente.

Las cotizaciones de los principales productos petrolíferos –gasolina, diesel y gasóleo- también han aumentado sustancialmente. Lo han hecho a un ritmo superior al del crudo, por lo que los márgenes de refinación en 2004 fueron los más altos de los últimos 20 años. Los márgenes en refinerías complejas de alta conversión han sido excepcionales, dados los cambios en los precios relativos de productos residuales con alto contenido de azufre.

La brecha entre el precio de la gasolina de alta especificación y el combustóleo de alto azufre alcanzó niveles sin precedente. La modificación de estos precios relativos se reflejó en mayores diferencias de precios entre crudos ligeros dulces y pesados amargos, creciendo los castigos por densidad y por azufre. El diferencial WTI/Maya, si se prefiere, el castigo al Maya- alcanzó un record de 18.79 dólares por barril a fines de noviembre pasado. Posteriormente se ha corregido en torno a un nivel de 15 dólares en lo que va del presente año.

Los aumentos de los precios del petróleo han estado asociados al incremento de precios de otros combustibles, entre los que destaca el gas natural. También se ha elevado significativamente el precio del carbón. Los precios de los energéticos han encabezado el ciclo expansivo de precios de materias primas comerciadas en el mercado internacional.

Estos movimientos reflejan el rápido crecimiento de la economía mundial, particularmente de las economías de China e de la India. El precio del gas natural se ha elevado junto con los del crudo y sus productos derivados. En Norteamérica este precio tiende a situarse entre el de sus sucedáneos más cercanos: el gasóleo para calefacción y el combustóleo pesado.

Dentro de este intervalo, el precio del gas se fija en función de los movimientos de su demanda, de la producción y de los inventarios. La volatilidad del precio del gas aumenta al ampliarse la diferencia de precios de estos combustibles sustitutos. A más largo plazo, el aumento del precio del gas obedece a la alza sostenida de sus costos de producción.

Una base productiva muy madura y el desarrollo de reservas no convencionales cada vez más profundas inciden sobre la estructura de costos. Esto explica que el precio actual en Henry Hub se mantenga en 7 dólares por millón de BTU’s y las cotizaciones a futuro alcanzaron picos de 8.80 dólares en el primer trimestre de 2006.

El comportamiento descrito de los precios de los hidrocarburos indica claramente la existencia de profundos desequilibrios a lo largo de toda la cadena productiva de la industria petrolera. Se puede identificar un conjunto de siete cambios y rigideces estructurales que se refuerzan mutuamente.

Del lado de la oferta destacan cuatro: la baja capacidad excedente de producción a nivel global y el lento crecimiento previsto de la misma, una oferta incremental de petróleo cargada hacia los crudos pesados, el crecimiento de la producción de crudos extra-pesados y sintéticos en el hemisferio occidental, así como las severas restricciones de capacidad de refinación, particularmente en materia de conversión y desulfuración.

Respecto a la estructura de la demanda de hidrocarburos los principales cambios son: la creciente importancia relativa de los combustibles automotrices de alta especificación y del gasóleo para calefacción, una mayor importancia del gas natural en la matriz energética global y el creciente déficit estructural de gas natural en América del Norte.

El ámbito de estos cambios es eminentemente global aunque algunos de ellos tienen una repercusión regional, que incide de manera particular en mercados relevantes para México. Su impacto se magnificó por el fuerte crecimiento cíclico de la demanda de petróleo y gas natural de los últimos dos años y medio. El cambio en las condiciones fundamentales del mercado es claro: después de un largo ciclo en el que predominó el poder de los compradores, el mercado se ha convertido, por ahora, en uno de vendedores. Este nuevo ciclo puede prolongarse 2 o 3 años, cuando menos, de no presentarse una desaceleración significativa del crecimiento económico global y del asiático, en particular.
La existencia de una amplia capacidad excedente en el mercado petrolero mundial, así como la voluntad política y la capacidad para hacer uso efectivo de la flexibilidad que ésta otorga, han sido los instrumentos primordiales en el manejo de la oferta y elementos centrales del actual régimen de precios. Históricamente, la capacidad excedente ha estado concentrada en un pequeño grupo de países del Golfo Pérsico, encabezado por Arabia Saudita.

Este núcleo duro de productores asumió el liderazgo necesario e hizo posible el cumplimiento decisiones colectivas en coyunturas críticas, cuando la disciplina de producción era esencial. Así, durante un largo periodo, el esfuerzo estuvo dirigido a fijar un piso firme a los precios, cuando estos tendían a la baja, presionados por la amplitud de la capacidad excedente.

Hoy en día, cuando esta ha casi desaparecido, y sólo Arabia Saudita cuenta con un volumen excedente relevante, la OPEP ha perdido la capacidad para fijar un techo a precios en ascenso. Su preocupación central ha pasado de ser la defensa de un piso de precios a la delimitación de un techo razonable.

Sin embargo, hasta ahora no ha sido factible alcanzar este objetivo, dadas posibles restricciones no previstas de la oferta global o la sobrestimación del incremento de la capacidad productiva en países no miembros de la OPEP, así como otras contingencias magnificadas por la inestabilidad política en el Golfo Pérsico, riesgos geopolíticos en varias regiones productoras y la intensificación de actividades especulativas.
La calidad de la oferta mundial de petróleo crudo tiende a degradarse. En fechas recientes la producción de crudos pesados y amargos ha crecido a un ritmo superior al de crudos ligeros y dulces. Esta tendencia continuará en los próximos 2 o 3 años, cuando menos. A más largo plazo, altos niveles de precios del crudo incentivarán la explotación de fuentes no convencionales de crudos pesados en Canadá y Venezuela.

La declinación de provincias petroleras productoras de crudos ligeros y dulces en el Mar del Norte y en Norteamérica han contribuido a esta tendencia. México también lo ha hecho al especializarse de manera creciente en la producción de crudo pesado. Por otra parte, conforme se fue agotando la capacidad excedente de la OPEP, miembros de esta organización llevaron al mercado mayores volúmenes de crudo pesado. En el pasado, cuando la OPEP tuvo que restringir la producción, retiró del mercado los crudos de menor precio. Es por esta razón que ahora la producción adicional ha sido de crudos amargos intermedios y pesados.

El ciclo de rentabilidad de la industria de refinación entró a una fase de altos márgenes de refinación que muy posiblemente dure varios años. El ritmo de crecimiento de la demanda de productos destilados de alta especificación supera el de la capacidad para producirlos y se proyecta que esta situación continuará por tres años más, cuando menos.

Las tasas de utilización de la capacidad de conversión son muy elevadas y, en algunos casos, insostenibles. La oferta incremental de crudos pesados supera la de los ligeros. La inversión se ha dirigido a plantas de proceso que permiten ajustar el sistema de refinación a especificaciones más rigurosas dictadas por nuevos requerimientos de protección ambiental. La industria aun no se decide a invertir montos suficientes para corregir estos desequilibrios a pesar de los altos márgenes de refinación y los fuertes diferenciales de precios entre productos ligeros y pesados. La sub - inversión resultante plantea serios riesgos.

Los refinadores tendrán que invertir en capacidad de conversión conforme se concluyan los proyectos de desulfuración actualmente en ejecución. Mientras tanto, las restricciones de la oferta de los productos petrolíferos demandados están incidiendo sobre el precio de los mismos y del petróleo crudo.
Las consecuencias de los aumentos de precios y de volúmenes demandados han sido mayúsculas y, por tanto, también entrañan riesgos. Los ingresos netos derivados de las exportaciones petroleras de los países de la OPEP aumentaron cerca del 40 por ciento en 2004, cuando alcanzaron unos 340 mil millones de dólares. Las utilidades de las grandes empresas petroleras privadas ascendieron a niveles nunca antes vistos. El año pasado Exxon, la mayor de ellas, obtuvo utilidades netas por más de 25 mil millones de dólares gracias al efecto combinado de precios del crudo más altos y a márgenes de refinación más amplios.

Las empresas petroleras estatales lograron aumentar sus ingresos en forma extraordinaria: Pemex, por ejemplo, incrementó en 2003 y 2004 sus ingresos brutos en 28 y 18 por ciento, respectivamente. Ello le permitió pagar el año pasado impuestos y derechos por un total de 29 mil millones de dólares. En adición, los consumidores pagaron cerca de 5 mil millones de dólares por concepto de impuestos a la compra de gasolina y diesel. Así, los otros grandes beneficiarios de los altos y crecientes precios fueron los gobiernos de los países exportadores. En cambio, el impacto negativo de mayores precios se concentró en los países importadores de petróleo más pobres.

En los países industriales el efecto sobre los consumidores fue temperado por los impuestos indirectos que sirven para amortiguar el alza de precios del petróleo crudo, por la decreciente intensidad en el uso de combustibles fósiles medida en términos de su producto interno bruto, y por la devaluación del dólar –moneda en la que se fija el precio del petróleo- frente a otras divisas como el euro y el yen.
Un nivel alto y sostenido de precios puede afectar el ritmo de crecimiento económico mundial y moderar la expansión de la demanda de petróleo registrada en años recientes. Después de un vigoroso crecimiento global de más de 5 por ciento en 2004, los organismos financieros internacionales pronostican crecimientos superiores al 4 por ciento en 2005 y 2006, si bien reconoce riesgos de tasas más bajas ocasionados por fuertes desequilibrios que caracterizan a la economía mundial, tasas de interés al alza, así como precios del petróleo altos y sujetos a fuertes fluctuaciones.

La importancia del petróleo no debe subestimarse. Representa el 8 por ciento del comercio global de mercancías y servicios. Por este motivo la economía mundial es vulnerable a shocks petroleros. Sin embargo, de lograrse un crecimiento del orden previsto por estos organismos, los precios del petróleo se mantendrán a niveles elevados. Excluyendo un accidente económico global, todo indica que en el último trimestre del año y el primero de 2006 los mercados de crudo y productos estarán sujetos a fuertes presiones al alza, dadas las restricciones de la oferta.

7.1.1 FACTORES QUE HAN INFLUIDO EN LOS ALTOS PRECIOS DEL PETRÓLEO

Como lo es la alta demanda en el ámbito internacional sobre todo en Asia, problemas con el inventario comercial del petróleo en los países desarrollados, en especial Estados Unidos. También hay que considerar que los yacimientos localizados tanto en el mar del Norte como en Alaska están envejecidos, lo que provoca que hayan perdido productividad.

Por otro lado las perspectivas africanas exceptuando Argelia, Libia, Nigeria o Angola, no han sido evaluadas con la seriedad ni la profundidad que se requiere por lo que el panorama se torna más sombrío. Todo esto repercute en el margen operativo del mercado.
Los altos precios es un tema que mantiene en vilo a todos los consumidores del crudo. Según expertos la curva de producción global del crudo, esta por tocar el punto de descenso. Un crudo más caro aceleraría la explotación de uno de más baja calidad, trayendo consigo un efecto nocivo para el medio ambiente.
El petróleo es un producto que tiende a agotarse. La escasez del petróleo no solo traería consigo altos precios sino que encarecería también los fertilizantes que tienen como base el crudo. Aumentarían los cortes eléctricos (apagones).

Todo esto provocaría un efecto negativo tanto para la industria como para la agricultura. La primera tendría que acomodar en lo posible su producción a la carga de disponibilidad eléctrica. En cuanto a la agricultura, los consumidores de fertilizantes derivados del crudo, se verán forzados a reducir su aplicación debido a los altos precios.
Los países con una alta economía industrializada aunque no escapan a los efectos de los altos precios del petróleo, reducen el impacto debido a que han logrado disminuir el consumo de energía por unidad de producción o servicios. Estos países tienen a su disposición medios científicos y tecnológicos suficientes para hacerlo.
Estados Unidos es entre los países industrializados el mayor consumidor e importador mundial de petróleo. "Se estima que un estadounidense consume como promedio mas de 10 veces la energía comercial que utiliza un habitante del tercer mundo y 27 veces lo consumido por un residente de los países más pobres, también llamados países menos adelantados.

La producción del crudo en los Estados Unidos tiene, una tendencia declinante mientras que la otra cara de la moneda es que mantiene un creciente sostenido de su consumo. Este consumo abarca alrededor de un 25% de la demanda petrolera total en el ámbito mundial.
En otro orden de cosas sus reservas probadas de petróleo, son solo el 2,9 % del total mundial. Apenas suficiente para alrededor de una década. La diferencia entre la decreciente producción y el consumo en ascenso se satisface con importaciones. Este comportamiento no parece que tendrá variación por el momento.
Las acciones militares llevadas a cabo por Estados Unidos en Afganistán y luego en Irak es una clara respuesta a sus necesidades de asegurar las importaciones que necesita de petróleo para satisfacer ese apetito voraz de consumo de esa fuente de energía. Además esa nación se vería muy beneficiada con fuertes ingresos monetarios, ya que las compañías de perforación y extracción petroleras son las que se llevan la mejor tajada, y son precisamente las estadounidenses las que están mas involucradas en esas actividades.
Otro factor que pudiera explicar la política intervencionista de los Estados Unidos en el Medio Oriente es que tanto su presidente, así como su vicepresidente y algunos de sus principales asesores y funcionarios de ese gobierno proceden de negocios relacionados con el petróleo.
Debido al auge de los precios del petróleo y ante la proximidad de la llegada del invierno el gobierno del norte liberó sus reservas estratégicas sin que esta medida pudiera detener la tendencia alcista del crudo. Tendencia esta que plantea riesgos de estanflación global según el analista Joachim Fels, quien trabaja en Morgan Stanley.

Para los países subdesarrollados los términos de intercambios se han agravado. Estos países en su mayoría con una fuerte dependencia de la agricultura, actividad esta que se ha visto afectada por diversos factores tales como cambios climáticos, insuficiente uso de los fertilizantes adecuados, políticas inadecuadas de explotación de los suelos entre otras, no tienen recursos para enfrentar la situación actual. "La proporción de los productos agrícolas en las exportaciones totales de bienes de los subdesarrollados es de 27,3% como promedio, en tanto que solo es de 9,3% en los desarrollados.

Los llamados países emergentes poseen fuertes restricciones financieras por causa de su abultada deuda externa, el intercambio desigual, los bajos precios de sus principales rubros de exportación, no tener acceso a créditos blandos entre otros.

Al no poder contar con los recursos monetarios suficientes estos países ven limitadas sus posibilidades de poder disminuir el efecto negativo de los precios del petróleo en sus ya maltrechas economías.
De continuar la tendencia alcista todas las actividades realizadas cotidianamente y los niveles de confort que disfrutamos debido a los avances científicos y tecnológicos se verían afectados en gran medida. Avances que no todos disfrutamos por igual, existiendo una gran diferencia entre los países desarrollados, que son quienes disfrutan de estas bondades y los llamados países emergentes(subdesarrollados), donde sus habitantes en muchos caso no conocen, o conocen muy poco estos adelantos "Se estima que más de 2000 millones de personas no tiene acceso a la electricidad en el tercer mundo y entre 1500 millones y 2000 millones de persona dependen en lo fundamental, de los combustibles tradicionales de la biomasa como leña, carbón vegetal y residuos de plantas y animales (PNUD, 1997b).

Consecuentemente, la mayoría de los países subdesarrollados importadores de energía se mueven en un entorno caracterizado por la vulnerabilidad tecnológica, la crisis energética y el deterioro ambiental"(3)
En materia de cooperación el Pacto de San José (agosto de 1980) entre países subdesarrollados en la esfera energética, es un ejemplo digno a imitar.

Este pacto firmado por Venezuela y México favorece a varias naciones importadoras de hidrocarburos de Centroamérica y el caribe. Este pacto se ha renovado anualmente resultando muy beneficioso para las partes firmantes.
Otro acuerdo importante y que funciona de manera independiente al pacto de San José, es el concebido por el gobierno de Venezuela rubricado en octubre del 2000. Conocido como el Acuerdo Energético de Caracas, este tiene como fundamento el suministro de petróleo a varias naciones centroamericanas y del caribe en condiciones preferenciales.
La concertación de Acuerdo Energético de Caracas y el Pacto de San José, si lugar a dudas incentiva el flujo de comercio de petróleo entre los países beneficiarios y los proveedores.

VIII LA TASA GENERAL DE INFLACCIÓN EN EL MUNDO

La tasa ha subido moderadamente, aunque sigue contenida, pese al encarecimiento del petróleo. En los principales países industriales parece que en general se ha logrado contener la inflación básica, las expectativas inflacionarias están bien ancladas y los aumentos de los salarios son moderados. Sin embargo, conviene vigilar de cerca los precios de los activos en especial la vivienda, ya que las bajas tasas de interés pueden estar causando un aumento del valor de bienes inmuebles a niveles que van más allá de lo que indican los parámetros fundamentales a mediano plazo.

En los países de mercados emergentes las presiones inflacionarias han aumentado un poco más que en los países industriales debido a que las expectativas inflacionarias en general están menos ancladas, pese a que en muchos de estos países el alza de los precios internacionales del petróleo aún no se ha trasladado completamente a los consumidores internos.

Cabe señalar que los países de mercados emergentes que han adoptado esquemas de objetivos de inflación parecen haber visto facilitada la tarea de mantener la inflación en niveles bajos y sin efectos adversos perceptibles en el crecimiento.

Pese al fuerte incremento de los precios mundiales del petróleo, en general la inflación se ha estabilizado en la región, en parte gracias a que se siguió una política monetaria prudente. Colombia constituye un ejemplo a destacar: la inflación bajó de 6½ por ciento durante 2003 a 5 por ciento en septiembre de 2005, el nivel más bajo en varios decenios, y en Brasil, con el ajuste de la política monetaria en el período que se extiende de septiembre de 2004 a mayo de 2005 se ha logrado reducir la inflación al 6 por ciento en agosto en términos interanuales, estimándose que se acercará a la meta del 5,1 por ciento al final de 2005. Chile y Perú mantuvieron la inflación en un rango aproximado de 2 por ciento a 3 por ciento.

Se prevé que la inflación de la región en su conjunto disminuya del 6½ por ciento en 2005 al 5½ en 2006, aunque la tasa de Argentina ha llegado a los dos dígitos y la de Venezuela-aunque en disminución-se mantiene entre el 17 por ciento y el 18 por ciento.

Asimismo, en algunos países la tasa de interés real sigue siendo negativa y, en general, los precios internos del petróleo no han aumentado en consonancia con las condiciones del mercado mundial.

IX. CONSECUENCIAS EN LOS MEDIOS DE TRANSPORTE

9.1 TRANSPORTE TERRESTRE

Los transportistas aseguran que el alza de los combustibles impacta en sus costos de operación. El alza de precios de los combustibles impacta al transporte, aumentando los costos de operación, La Asociación de Empresas del Transporte, analiza el comportamiento de los combustibles, que constituye uno de los principales factores del incremento de sus costos, lo que les lleva a insistir en que se revise la tarifa o se les proporcione subsidio.
El transporte en todas sus formas utiliza diesel, combustible que de enero a mayo aumentó Q 1.54 el galón, que actualmente se expende, en promedio, a trece quetzales, a diferencia del valor que tenía al iniciarse el año que era de Q 11.50.
Transportistas, dijeron que les está resultando difícil mantener las tarifas en los precios actuales, pero intentan soportar la presión hasta donde les sea posible, con tal de no afectar a los usuarios.
El Ministerio de Energía y Minas no descarta que en pocos días el precio del combustible se alce en unos 40 centavos por galón, como consecuencia de la escalada del petróleo en el mercado internacional.

9.2 TRANSPORTE MARITIMO

Los cruceros y las líneas de ferries son sin discusión alguna el sector mas afectado de los que se dedican a la transportación de viajeros, por el incremento en los precios del petróleo. Estos incrementos en los precios del crudo Pueden representar hasta el 50% de sus operaciones de costos.
Las opciones en el control de los costos abiertos a las líneas de transportación marítima incluyen negociaciones de ofertas de bajos precios en compras al por mayor. Esto trae como consecuencia que algunas compañías compren grandes cantidades de combustibles, con el ánimo de revenderla a otras, lo que reduce sensiblemente los costos del combustible que ellas utilizan ofreciéndoles a la vez ganancias por estas reventas.

9.3TRANPORTEAEREO
Como consecuencia de los altos precios del petróleo uno de los servicios más afectado es el de transporte aéreo. Las aerolíneas mas reconocidas a escala mundial no han podido escapar a los altos precios del petróleo y el sobrecosto en los combustibles. Ante tal situación han decidido aumentar el precio de sus boletos para compensar de algún modo los elevados precios de los energéticos.


El impacto donde primero repercutió fue en Europa, luego como un efecto dominó se extendió a Asia y a los Estados Unidos. El resultado final es que en la actualidad resulte más caro volar hacia cualquier parte del planeta.


En la primera quincena del 2004 la compañía líder a nivel mundial, American Airlines (AA), decide aumentar el coste de los boletos a sus vuelos internacionales. De esta forma sus vuelos hacia el Caribe, América Central y parte de América del Sur sé vera afectada por el aumento en quince (15) dólares el boleto de ida, mientras que el gravamen, a los boletos de las rutas que surcan tanto el océano Pacifico como el Atlántico, será de veinticinco (25) dólares, en igual cantidad aumentaran los boletos de los viajes que llegan hasta el sur de América Latina.


Otras compañías que han decidido aumentar el costo de sus boletos son: United Airlines, British Airways, Virgin Atlantic (Británica), Lufthanza (Alemania), Japan All Nipon Airways (ANA), Continental Airlines, Air New Zeland, Scandinavian Airline Sistem (SAS), Qantas (Australia), Iberia (España). ETC.
"Un informe de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), sugiere que el alza en los precios del petróleo (...) mantendrá en rojo este año a las compañías aéreas, que en lugar de registrar frutos por la recuperación del trafico, podrían reportar perdidas de 3.000 a 4.000 millones de dólares".
"Entre los meses de agosto de 2003 y de 2004, el trafico de pasajeros creció un 10,8% y el trafico de carga en 13,6, preciso el italiano Giovanni Bisignani, director general de IATA, que representa a 277 compañías".


A pesar del incremento del tráfico de pasajeros y de mercancías el elevado precio del petróleo podría generar perdidas en muchas aerolíneas. "(...) Bisignani señala que los costes del carburante son la peor pesadilla en la actualidad para el sector. Asimismo señal que: cada dólar de aumento del precio del barril de crudo Brent supone un incremento de mil millones de dólares de gastos al sector de la aviación civil".


Ricardo Santillam Miranda, presidente de Cubana de Aviación define lo siguiente: "En la medida en que se incrementan los precios del combustible nos veremos en la necesidad de limitar los viajes, porque no podemos cubrir los costos. Igual sucede en otras partes del mundo, donde han quebrado varias aerolíneas".
Cubana de Aviación ha visto afectados significativamente sus vuelos internacionales los que de un total de 26 destinos se han reducido a 20.

BIBLIOGRAFIA

Banco Mundial, 2005, CAFTA-RD: Desafíos y Oportunidades para América Central (Washington, Banco Mundial).

Banco Mundial, 2005, "Towards a New Agenda for Growth: Organization of the Eastern Caribbean States" (Washington. D.C.: Banco Mundial).

Chai, J., y R. Goyal, 2005, "Tax Concessions and Foreign Direct Investment in the ECCU," IMF Country Report No. 05/305, Capítulo V (Washington, D.C.: Fondo Monetario Internacional).

Duttagupta, R., y G. Tolosa, 2005, "Fiscal Policy in a Regional Currency Union," IMF Country Report No. 05/305, Capítulo IV (Washington, D.C.: Fondo Monetario Internacional).

Karsulu, M., 2005, "Competition in the Chilean Banking Sector: A Cross-Country Comparison," Chile: Selected Economic Issues, Documento SM/05/271, Capítulo III.

Levine, R., 2004, "Finance and Growth: Theory and Evidence," NBER Working Paper 10766.

Rodlauer, M., y A. Schipke, 2005, América Central: Integración Mundial y Cooperación Regional, Occasional Paper del FMI No. 243.

Sahay, R., 2005, "Stabilization, Debt, and Fiscal Policy in the Caribbean," IMF Working Paper No. 05/26 (Washington, D.C.: Fondo Monetario Internacional).

Singh, A., A. Belaisch, C. Collyns, P. De Masi, R. Krieger, G. Meredith, y R. Rennhack, exportaciones e importaciones de crudo (Brasil).

Gauldie Robin. Transport: The Impact of Fuel Price Fluctuations. Travel & Tourism Analyst no o 2001. 48 Bedford Square. London WC 1B 3 DP UK. Website http://WWW.t-ti.com Hosteltur. Septiembre de 2004. Pág. 67. Edita. Ideas y Publicidad de Baleares, S.L. Rodríguez Arias, 11 bajos 2. 07011 Palmas de Mallorca-Baleares. España. WWW.hosteltur.com Msc. Quiros Santos, Jonathan. El Comercio de Productos Agrícolas y Alimentarios: Factores influyentes en sus precios. Trabajadores. Lunes 5 de Julio del 2004.

 

Trabajo enviado por :

Mónica Chávez Coca

Nataly López Trujillo

Estudiantes de la Universidad "San Martin de Porres"

Facultad de Ciencias Administrativas y Relaciones Industriales

Escuela de Administración de Negocios Internacionales

III ciclo

Curso Microeconomía

Lima – Perú


Comentarios


Trabajos relacionados

  • The new route: dollarization - The Argentine case

    A brief history of Argentina monetary procedures. The cost of the Seinoriage lost. Interest rates. The consumers in a do...

  • Comercio internacional

    El financiamiento y la asistencia internacional. Inversión extranjera directa. Organismos internacionales. Acuerdos come...

  • Modelo Económico

    Definición. Problemática económica que se pretende resolver. Estimación del modelo a priori. Variables, definición y mag...

Ver mas trabajos de Economia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda