Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La Disciplina Principal Integradora




  1. ¿Qué asignaturas cumplen esta función dentro de la carrera?
  2. Desarrollo
  3. Conclusiones
  4. Referencias bibliográficas

Introducción.

En la actualidad, la formación del profesional se basa en el desarrollo de disciplinas docentes, regidas en nuestro caso por la disciplina principal integradora y que a partir de la formación de valores acorde con nuestra sociedad, se ha trabajado para lograr un mayor desarrollo de la personalidad de los egresados sobre todo lo relacionado con el reforzamiento de la esfera de la voluntad, que le permitan estar en mejores condiciones para enfrentar los retos venideros.

Nuestro sistema de educación se basa, como en cualquier otra universidad del mundo en el agrupamiento de las asignaturas en disciplinas especificas, que pueden estar en el área de formación básica y en el área de la formación del profesional.

Esta aparente división, logra una mejor concepción en cuanto a la ubicación de las asignaturas en los programas de estudio del ingeniero que estamos formando. Todo lo antes expuesto tiene como finalidad, lograr un egresado más capaz, más competente a partir de los cambios que pueda lograr en su esfera de actuación.

¿ Que se entiende por disciplina principal integradora?

La disciplina principal integradora, es aquella que agrupa a asignaturas especificas del ejercicio de la profesión, que van a estar distribuidas en el currículo del agrónomo en cada uno de los años de la carrera.

¿ Que objetivos cumple esta disciplina?

El objetivo de esta disciplina es lograr la integración de los objetivos y de las asignaturas de cada uno de los años y de la carrera, desde sus mismo inicios hasta que concluya la misma. Con este concepto se lograra entonces la integración tanto horizontal como vertical de todo el sistema de preparación de pregrado de la carrera de agronomía de Montaña.

¿ Qué asignaturas cumplen esta función dentro de la carrera?.

La asignaturas que cumplen la función de la carrera en cada uno de los años son, practica agrícola I para el primer año, practica agrícola II, para el segundo año, proyecto agrícola I para el tercer año, Proyecto agrícola II para el cuarto año y producción agrícola para el quinto año y conclusión de la carrera.

Relaciones de la disciplina con la formación de valores.

Para nuestro sistema educacional, es una premisa y una necesidad hoy en día avanzar hacia la concreción de la formación de valores de nuestros profesionales, para que sean capaces de cumplir cabalmente con los objetivos para los cuales se están formando, ellos deben responder a un encargo social debidamente predeterminado, por lo que esta formación será de vital importancia.

La formación de valores en los educandos, es uno de los principales objetivos de todo sistema de educación a cualquier instancia y en cualquier lugar de este planeta, siempre y cuando, ese conjunto o sistema de valores sea representativo de la sociedad para la cual se educa al hombre.

Entendemos que existen determinados eslabones importantes para el logro de este objetivo, como son la sociedad, la familia y la escuela, no debemos expresar orden de prioridad e importancia, porque cada uno de ellos juega su papel en la formación del individuo.

Desarrollo

La escuela puede desempeñar un rol significativo, en tanto esta en mejores condiciones que los otros factores para dirigir y sistematizar su contribución a la formación de valores.

El profesor debe comprender que tiene la significativa tarea de organizar la actividad cognoscitiva del educando, para lograr su más alto desarrollo, en cada etapa de su aprendizaje y para ello debe conocer las características de los procesos que lo integran.

A continuación señalaremos algunos conceptos con relación a la formación de valores en un intento por armonizarlos con los resultados de este trabajo.

A continuación describimos algunos de los conceptos de varios autores para la formación de valores:

Uno de los retos mas complejos que enfrenta la escuela de hoy es, la exigencia de diseñar y llevar a la practica modelos, sistemas, estrategias y situaciones de aprendizajes, que propicien el máximo de desarrollo de los individuos, que potencien su capacidad para enfrentar la vida de forma critica y reflexiva, construirla con grandes dosis de autonomía y de audacia, de forma tal que puedan trasformar creadoramente la realidad y sentar la bases para su constante crecimiento personal y para su auto perfeccionamiento (G. Marivel, 2001)

Los valores son una expresión de la realidad viva y actuante de cada uno de los sectores constitutivos de la trama social, así como de los individuos que la integran. (González Rey, 2000).

Los valores son una parte importante de la vida espiritual e ideológica del hombre, de la sociedad y del mundo interior de los individuos, por lo que estos son una producción de la conciencia social e individual y existe en una unidad y diferencia con los antivalores (Gonzáles, Viviana, 1998).

Los valores constituyen un "saber" peculiar significativo para el sujeto, una convicción que guía la actuación en la práctica social y que ni se enseñan ni se aprenden de idéntica forma que el sistema de conocimientos de una asignatura (Viciedo, Consuelo, 1998).

En la sociedad en que vivimos, " educar es seducir con lo valioso", ya que existe mucha información y poca formación, siendo un reto para la sociedad de conocimiento, la educación de la inteligencia y la voluntad (Rojas, 2005).

Pero para nosotros, esa formación de valores no se puede dejar al libre albedrío del educando, a la libre espontaneidad, porque entonces el resultado seria poco predecible en cuanto a los objetivos que nos proponemos para nuestros profesionales, aunque esto tampoco pueda constituir una camisa de fuerza.

Este conjunto de valores desde la perspectiva del sistema educativo, sin despreciar aquellos que se decidan desde la perspectiva personal, individual, deben estar debidamente organizados a todo lo largo de la carrera y cumplimentándose en cada uno de los años, por lo que disciplina principal integradora en nuestro caso, ha resultado una herramienta eficaz para tales propósitos.

Dentro de los valores que deseamos formar en este adolescente estarían lo relacionados con la culminación de la formación de la personalidad, amor a la patria, los relativos al sentido de pertinencia y pertenencia, cuidado y conservación del medio ambiente y de la diversidad biológica en sentido general, la autoestima, respeto y sensibilidad, amor a su profesión, responsabilidad, humanismo, entre otros.

¿ Como se relaciona entonces la formación de valores con la conducta volitiva?.

Para una mejor comprensión de esta relación retomaremos entonces, el concepto de (Rojas, 2005) cuando expresaba que se trata de un " reto en la sociedad del conocimiento, la educación del conocimiento y la voluntad".

Aunque algunos intelectuales, pretenden pretenden asimilar al hombre con los animales, la psicología nos enseña que el humano es superior a los animales, porque tiene inteligencia, afectividad, libertad y sobre todo voluntad.

La palabra voluntad procede del latín vuluntas-voluntatis, que significa querer. Es un acto intencional de orientarse con decisión hacia algo que considera positivo y valioso.

Es precisamente en esta área donde debemos comenzar a trabajar con nuestros estudiantes, por la edad con que ingresan en nuestra facultad, atendiendo a lo incompleto de su conducta en consecuencia con nuestros objetivo. Es una etapa difícil para ese joven, que enfrentará nuevos retos en su formación profesional y por consiguiente, con la mesura con que trabajemos para lograrlo, en esa misma medida, podrá ser competente o no en su esfera de actuación como futuro profesional.

¿ Qué se entiende por conducta o acción volitiva?

La acción volitiva del individuo es un proceso complejo, que no es un simple acto de realización de actividades secuenciales y que tiene una mayor influencia en la formación de la personalidad que lo acompañará durante toda su vida (Psicología general, 1986)

Según esta misma fuente, la acción volitiva es una actuación consciente y orientada a su fin, sometiendo sus impulsos al control consciente y hacer cambiar o transformar la realidad que lo rodea.

Por tanto para nosotros, es de suma importancia lograr una secuencia de actividades para la formación de valores, que es al final nuestro principal objetivo para elevar el nivel de competencia de profesional y que pretendemos que el estudiante, no interactúe con el como un conjunto de elementos, sino que lo vaya recibiendo por etapas en su formación, a la vez que va reforzando su personalidad a través de la maduración de su voluntad.

En la acción volitiva compleja podemos distinguir cuatro fases:

  • La aparición del impulso y el provisional establecimiento de un fin.
  • Reflexión y lucha de motivos.
  • La decisión.
  • La ejecución.

Si logramos que en cada segmento de la carrera, el alumno vaya ejecutando cada una de estas fases, asociada a la formación de valores que queremos que al final obtenga, al final tendremos una consecuente formación de la personalidad del egresado a partir de las metas y propósitos que nos hemos trazado.

¿ Cómo distribuir estas fases a lo largo de toda la carrera?.

  • La aparición del impulso y el provisional establecimiento de un fin.
  • Reflexión y lucha de motivos.

Es entendible que en esta primera fase, el estudiante ingresa en esta facultad impulsado por el deseo de superación, por las facilidades existentes y su fin, como ha sido expresado por ellos mismos en reiteradas ocasiones, es convertirse al final en un profesional competente, no solamente para Cuba, sino para el mundo, pero las dificultades propias de estos dos primeros años de carrera, no solo pueden detener el impulso, sino hacer cambiar la finalidad de nuestro estudiante.

En los dos primeros años de la carrera, consideramos que el alumno no debe relacionarse directamente con la labor investigativa, pues esta en el período de adaptación a una nueva forma de enseñanza, y el mismo se está apropiando de conocimientos básicos para su posterior desarrollo como estudiante.

En estos dos primeros años, la disciplina principal integradora, encargara a la asignatura Práctica Agrícola I y II, por la responsabilidad en la percepción y ejecución de las dos primeras fases de la conducta volitiva que a continuación se relacionan.

Al concluir estos dos primeros años de la carrera, el alumno debe estar perfectamente posicionado de los objetivos de su carrera, de su responsabilidad en su posterior modo de actuación y de la necesidad de su preparación para tales fines.

  • La decisión.

Esta segunda etapa debe comenzarse en el tercer año de la carrera, cuya responsabilidad recae en la asignatura proyecto agrícola.

Al concluir este año académico, el estudiante debe concluir su proyecto investigativo a través de la entrega de un proyecto de curso, donde se recojan las líneas fundamentales de su investigación futura, por lo que el calculo de materiales, financieros y humanos debe reforzar la decisión de encaminar su labor investigativa, que contribuya a apropiarse del método investigativo como reforzamiento de su preparación general.

Esta etapa es sumamente delicada, pues de ella depende en grado sumo el nivel de competencia de nuestro futuro profesional, recibirá una esfera de actuación nueva, la investigativa, donde el tutorado de los profesores, es indispensable para salir adelante en este nuevo reto.

  • La ejecución.

La tercera etapa debe comenzar con el cuarto año de la carrera y concluirse con la evaluación de sus resultados investigativos a través de la presentación del trabajo de diploma como ultimo ejercicio de su asimilación como futuro profesional.

Durante estos dos años, el estudiante debe ejecutar lo anteriormente planificado y decidido en la fase anterior y que debe dar como resultado, la apropiación del método científico como elemento indispensable para su formación general integral.

Podemos afirmar que esta etapa, es el preámbulo de su futura forma de actuación, el estudiante debe trabajar con independencia, consolidando su labor investigativa y perfeccionando la forma de presentación de resultados científicos investigativos, aspecto de medular importancia para lograr un elevado nivel competitivo de nuestro profesional en su esfera de actuación.

Conclusiones.

  • La disciplina principal integradora desde nuestra óptica, es la encargada de la concepción organizada del plan de estudio de nuestro profesional, de modo tal que contribuya a la formación de valores a través de la integración de las asignaturas de todos los años y de la carrera en sentido general.
  • A través de la observación de las fases de la conducta volitiva compleja, asociada a etapas en la formación del profesional, se puede lograr una mejor organización del proceso docente educativo, logrando la formación integral de la personalidad de nuestros graduados.
  • La organización del proceso docente educativo desde esta perspectiva puede ser una vía importante para lograr un profesional competente acorde con nuestras necesidades.

Referencias bibliográficas.

Documento rectores de la disciplina principal integradora de la Facultad de Agronomía de Montaña de san Andrés.

González, M, Viviana. 1999. La educación de valores en el currículo universitario. Un enfoque psicológico para su estudio. Revista Cubana de Educación Superior. Vol. 19. No.2. 27- 36 pp.

González, M, Viviana. 1999. El profesor universitario. ¿Facilitador o un orientador de la educación de valores. Revista Cubana de Educación Superior. Vol. 19. No. 3

González, R, F. 2000. La Educación de valores y el desarrollo profesional en el estudiante universitario. Revista Cubana de Educación Superior. Vol. 20. No. 3. 78-84 pp.

G. Marivel del Valle, G. O. Gonzáles. G. 2001. Los Objetivos desde la Unidad Afectivo- cognitiva. Una Propuesta. Revista Cubana de Educación Superior. Vol. 21. No. 1 33-45pp.

Psicología general. 1986. Editorial progreso. Moscú. 360- 369 pp.

Rojas, E. (2005). Educar es seducir con lo valioso. http://cc.msnscahe.com

Viciado, D, C. 1998. Una didáctica para la formación de valores. Revista Bimestre Cubana de la Sociedad Económica de amigos del país. Vol. 9. No. 2. 54- 61pp.

 

 

Dr. Nelson Valdés Rodríguez

Profesor auxiliar de la Universidad de Pinar del Río, Cuba, Responsable de la disciplina principal integradora de la Facultad de Agronomía de Montaña.

Graduado de Ingeniero Agrónomo en 1994. En la Universidad de Pinar del Río. Cuba.

Doctorado en ciencias ecológicas por la Universidad Española de Alicante en 2003.

Tiene 12 años de experiencia en la Educación Superior.

Es un articulo sobre el trabajo metodológico en Educación Superior en Cuba.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda