Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Orientaciones Metodológicas de la propuesta pedagógica




  1. Generalidades de la propuesta
  2. Componentes didácticos a tener en cuenta por el profesor de Lúdica
  3. Acciones para la creación y mantenimiento del espacio lúdico-escolar
  4. Aspectos para confeccionar el plan de trabajo de Lúdica
  5. Métodos y procedimientos
  6. Medios a utilizar
  7. Formas para llevar la lúdica escolar
  8. Evaluación
  9. Bibliografía

Generalidades de la propuesta.

Como vimos en la publicación anterior que se refería a la influencia de la lúdica en la actividad laboral del estudiante, la actividad lúdica es útil en el currículo escolar porque puede presentar y lograr el objetivo docente a través de un juego para el alumno, de esta forma adquiere un carácter específico por las condiciones en que se desarrolla, la actividad docente se asimila mucho mejor. Hasta ahora, generalmente se subvalora la enseñanza a través del juego, se considera una actividad o técnica poco acabada para transmitir conocimientos, pero no sólo es una forma especial de comunicación y enseñanza sino un instrumento de exploración que debe ser cultivado.

El aprendizaje no es más que el resultado de lo adquirido, desde fuera o desde dentro que asegura una experiencia y a partir de ello una proyección en la vida, queda demostrado que toda actividad que influya en el aprendizaje es importante, mucho más cuando coincidimos con el criterio de que, en la adolescencia está el período de mayor aprendizaje del ser humano.

Es necesario aclarar, que una orientación metodológica como la que propone este trabajo, debe tener en cuenta el papel de la familia apoyando su ejecución. Es necesario promover en los padres una real sensibilidad en relación con el proyecto lúdico-creativo y lograr que no se conviertan consciente o inconscientemente en un freno o resistencia para el desarrollo de la lúdica escolar, por ello tienen una gran importancia las reuniones con los padres, que pueden convertirse en talleres de trabajo y las visitas a las "Casas de estudio" por el profesor de Lúdica, de la cual se habla en la anterior publicación.

El contenido de la Lúdica en la escuela no lo integrarán algunas asignaturas aunque siempre se destacarán unas por encima de otras, ni métodos ni procedimientos por separado, sino una relación interdisciplinaria que abarque a toda la enseñanza, en que para los profesores sea obligatorio cumplir con el "Aula de Lúdica", esta será la forma de obtener el desarrollo completo del escolar.

Será muy importante la exigencia por parte del lúdico para la multilateralidad y relación intermaterias respetando la libertad, voluntariedad, creatividad y espontaneidad de los estudiantes por encima de todo. Esta dinámica prevendrá contra el anquilosamiento educativo.

En cada centro escolar debe existir un profesor de Lúdica, en dependencia de la cantidad de grupos estudiantiles, contando para su trabajo con la colaboración del profesor guía y los profesores de Educación Física que atienden los grupos. También el promotor de recreación ejercerá una labor orientadora en la confección de los juegos.

La labor puede ser asumida por individuos que tengan una calificación de pedagogos, psicólogos y trabajadores sociales, pudiendo auxiliarse de padres, abuelos u otros familiares que se consideren destacados en esta labor y que pertenezcan al grupo de los que aman y crean, como dijera Martí y no de los que odian y deshacen.

Los lúdicos deben tener un dominio de las Orientaciones Metodológicas para el "Aula de Lúdica" que logrará la eficiencia de su trabajo, la cual recoge temas fundamentales que debe conocer de forma sintetizada y sencilla.

Estos temas serían:

  • La adolescencia.
  • La lúdica, la ludoteca, el juego y las técnicas participativas.
  • Organización de la actividad lúdica.

Este individuo debe tener como premisa fundamental lograr que la parte instructiva de la enseñanza responda al fortalecimiento de la actividad lúdica y no la lúdica respondiendo a los intereses instructivos de la escuela, para que se puedan convertir en adolescentes resilientes y alegres.

La misión del lúdico va a ser un tanto más difícil que la de los demás profesores de la escuela, por las características de su trabajo, los estudiantes irán a ese horario lúdico con unos enormes deseos de libertad, de juego, de comunicación, el profesor entonces, deberá tener bien claro que él es un educador a través del juego y otras manifestaciones de la lúdica.

Para ello, debe leer, interiorizar, comprender los conceptos fundamentales y conocimientos que aparecen en estas Orientaciones Metodológicas

Componentes didácticos a tener en cuenta por el profesor de Lúdica:

  • Objetivos.
  • Contenidos.
  • Métodos y procedimientos.
  • Medios a utilizar.
  • Formas de organización.
  • Evaluación.

Introducción.

La necesidad inagotable de placer que tiene el hombre es una de las armas que hoy en día mantiene y desarrolla la explotación del propio hombre en actividades lúdicas a las que están expuestos los adolescentes y lejos de formar, destruyen la labor que se lleva a cabo en las escuelas para la formación de los educandos, por lo que en el papel de trabajadores de la lúdica en la Enseñanza Media Cubana será la contrapartida educativa que tendrá el Sistema Educacional para combatir esta tendencia actual y lograr un hombre pleno como la sociedad necesita.

Este trabajo al desarrollarse dentro del horario escolar debe estar bien organizado, por lo que debe llevar a vías de hecho los componentes didácticos como aquí se explican, aunque la dinámica de la labor facilita también algunos cambios que responden a los mismos objetivos, teniendo en cuenta que la lúdica escolar no es una asignatura, es una actividad que enlazará el mundo lúdico del adolescente, sus ansias de jugar o crear, con la escuela y la familia en una actitud mejor ante la vida como estudiante, amigo, hijo y miembro de la sociedad a la cual pertenece.

Acciones para la creación y mantenimiento del espacio lúdico escolar

Las acciones que debe llevar a cabo siempre el profesor de Lúdica para facilitar su trabajo y que será de obligatorio cumplimiento son:

  • Reunión con padres y estudiantes: Esta acción se realiza con el objetivo de explicar nuestro trabajo lúdico a los padres y sensibilizarlos, buscar el apoyo material, el trabajo de las "Casas de estudio" y las familias para el éxito de la labor.
  • Claustrillo: Esta reunión se realizará por grado académico y tiene como objetivo en las escuelas que inician la labor, orientar el trabajo lúdico y la revisión de las asignaturas para la colaboración con la lúdica escolar, en los centros que ya se realice esta actividad por varios cursos, determinar dificultades existentes, medidas para erradicar las mismas y facilitar el trabajo del "Aula de Lúdica"
  • Análisis de expedientes académicos: Esta labor debe realizarse con los alumnos de nuevo ingreso, o sea, todo séptimo grado y algunos que comiencen a ser matrícula de octavo grado. El objetivo de esta acción es conocer con profundidad las características individuales de cada estudiante. A partir de esta acción el profesor de Lúdica puede determinar la visita personal al hogar de un estudiante.
  • Reunión profesores guías, profesores de Educación Física y promotores de recreación: Esta acción se realiza con el objetivo de trazar el plan de trabajo y cambiar impresiones para el desarrollo de la labor lúdica y educativa.

El profesor de Lúdica debe conocer cada una de las particularidades de cada estudiante y ser capaz de ofrecer una información de los alumnos tan profunda como el profesor guía, por las características de su labor, además, deberá asistir a todos los claustrillos y claustros que se efectúen en la escuela para conocer las dificultades por las que atraviesa el centro, las metas, objetivos, como un profesor más durante todo el curso.

Los profesionales de la Lúdica nuevos en el centro, tendrán un período de acondicionamiento al trabajo de tres meses a un semestre completo, según la cantidad de grupos que posea la escuela, un profesor de Lúdica puede atender un grupo diario en diferentes sesiones, o sea, uno por la mañana y uno por la tarde, como máximo atenderá cuatro grupos de alumnos a la semana por sesión.

El lúdico, además, debe visitar las "Casas de estudio" para el fortalecimiento de la base material lúdica y el desarrollo del trabajo educativo-creativo de los estudiantes. Debe exigir el apoyo del profesor guía y el profesor de Educación Física que respondan a los grupos que él visite.

Aspectos para confeccionar el plan de trabajo de Lúdica.

En la reunión con los profesores guías, profesores de Educación Física y promotores de recreación, se realizará el plan de trabajo de forma conjunta con los siguientes aspectos a definir:

  • Talleres de juegos con el promotor de recreación: En estos talleres que son de la responsabilidad del Promotor de Recreación, se realizará una información teórica y práctica de los juegos para su elaboración por los estudiantes, deben hacerse uno o dos talleres por semestre académico.
  • Cantidad de "Casas de estudio" y visita a las mismas: En esta labor el profesor de Lúdica puede apoyarse, del profesor guía y el profesor de Educación Física, pero al final del primer trimestre deben ser visitados todas las "Casas de estudio". El lúdico deberá encontrar las vías para que estos colectivos trabajen voluntaria y creativamente en la confección de juegos para el aula.
  • Espacio que se utilizará para la actividad: Es posible que haya centros sin condiciones para un aula de juegos, en ese caso, en la reunión de profesores guías y Educación Física, se determinará la forma en que se llevará a cabo el "Aula de Lúdica", en este caso debe ser con el apoyo de la Dirección del centro y se planificará en la misma aula como cualquier asignatura, los juegos serán llevados a cabo durante el tiempo de Lúdica hacia el aula y luego se recogerán por los estudiantes y el profesor. Es importante que el lúdico exija el cumplimiento de su horario por el centro escolar sin interrupciones.
  • Cantidad y momento de exigir el material lúdico: Durante el curso escolar las "Casas de estudio" deberán presentar de uno a dos juegos por semestre, con calidad, esta labor estará en correspondencia con las características de los estudiantes y sus familias, lo que debe manejar el profesor hábilmente.

El profesor de Lúdica no puede improvisar nunca ninguna de las actividades con los estudiantes, esto hará que la actividad pierda calidad. Los escolares enseguida se percatan de ello, repercutiendo en su actitud lúdica y para la Lúdica posteriormente.

El profesor debe ser un artista de la lúdica escolar, olvidarse mientras trabaja de todas las dificultades y problemas personales y crear siempre un ambiente lúdico escolar, sólo siendo lúdicos podremos lograr que el escolar lo sea también.

El profesor de Lúdica tendrá obligatoriamente que llevar un planeamiento de las actividades por grupo y grado en la que aparecerán: objetivos; metodología; desarrollo previsto; desarrollo verdadero y observaciones, que no son más que los criterios del profesional de Lúdica sobre la actividad y su evaluación.

Además debe aparecer, el comportamiento de los estudiantes en general y de algunos en particular que considere necesario, para que esta labor pueda producirse con calidad. La cantidad de estudiantes por sesión debe ser de quince a veinte alumnos como máximo. El "Aula de Lúdica" tendrá dos sesiones a la semana por grupo de estudiantes.

El lúdico deberá llevar un inventario de los juegos del "Aula de Lúdica" que facilite la organización de la misma, por la forma que él determine, además, deberá establecer el servicio de "préstamo" de los juegos.

Objetivos.

El "Aula de Lúdica se convierte dentro de la Enseñanza Media en una actividad "sui generis", el protagonismo que llevarán a cabo los estudiantes en las sesiones lúdicas, se establece desde la misma formulación de los objetivos, por lo que el profesor tendrá sus propios fines u objetivos:

  • Lograr un ambiente lúdico escolar que responda con las exigencias formativas y educativas de la sociedad.
  • Lograr que los estudiantes jueguen o mantengan una actitud lúdica dentro del horario establecido para el juego en la escuela.
  • Evitar que la lúdica sea utilizada para la función única de la instrucción escolar, la lúdica a favor de la instrucción pero no a merced de ella.
  • Facilitar la independencia y creatividad de los estudiantes con su labor para el espacio lúdico escolar, evitando cuidadosamente creaciones negativas de juegos que afecten el desarrollo educativo que se espera de la adolescencia y en especial de este trabajo en la escuela.
  • Concienciar a la familia de ser los primeros educadores de sus hijos e informarles que este espacio está abierto también para ellos.

El ambiente lúdico escolar se considera como la disposición de todos los miembros de una comunidad escolar al juego, la diversión y el placer, con fines educativos.

Los estudiantes deben tomar una postura activa desde el primer día en que el profesor les exponga los objetivos que se persiguen con la lúdica escolar, el profesor determina y presenta sus objetivos, pero ellos (los estudiantes) tendrán que involucrarse en la definición de los suyos propios en las sesiones de juegos, mediante una actividad dinámica que escogerá el profesor previamente, en la que será muy comprensivo ante las respuestas que proporcionen los estudiantes y hacer de los errores que puedan tener en la exposición de sus criterios, un mecanismo de adquisición de conocimientos.

"El hombre se equivoca mientras busca o aprende. Los errores forman parte del desarrollo humano" (...) "También es necesario analizar los errores, los fallos, las situaciones azarosas o imprevistas antes de desecharlas. No actuar así es perder parte de nuestros propios recursos". (Torre, Mitjans, y Betancourt, 1997:203) y en esta idea se deben fundamentar las posturas del profesor de Lúdica en todas las actividades en que los adolescentes deben expresar sus criterios y por lo tanto suscitará errores en los que el lúdico deberá tomar una actitud constructiva.

El lúdico, para lograr sus objetivos, debe decidir que en su aula prevalezca la afectividad, para crear un clima favorable a la seguridad y confianza donde puedan jugar, relacionarse, descubrir, experimentar, expresarse, observar, aprender siempre ayudado respetuosamente por todos los adultos de la escuela.

Tomando el juego como punto de partida de todas las experiencias y actividades de los estudiantes y la actividad lúdica en general, el escolar adolescente con el profesor de Lúdica deberá:

  1. Establecer relaciones sociales en un círculo cada vez más amplio, intercambiando sus propios intereses puntos de vista y aportaciones con los demás adolescentes.
  2. Actuar de forma cada vez más autónoma en sus actividades habituales, adquiriendo progresivamente seguridad en sí mismo y desarrollo de su autovaloración.
  3. Establecer vínculos fluidos de relación con los adultos y con sus iguales, respondiendo a los sentimientos de afecto, respeto y al desarrollo de la solidaridad.
  4. Mostrar una actitud de respeto hacia las manifestaciones de sus compañeros, ya sean de juego, culturales, de exposición.
  5. Representar y evocar aspectos diversos de la realidad en que viven los escolares a través de las posibilidades que ofrecen las actividades lúdicas.
  6. Expresar con un lenguaje ajustado; sus ideas, sentimientos, experiencias y deseos en las actividades lúdicas y que su espontaneidad pueda influir positivamente en la conducta de los demás.
  7. Utilizar con placer las distintas técnicas lúdicas que le ofrece el "Aula de Lúdica", experimentando un sentimiento de pertenencia al grupo, al barrio, la escuela y la familia.

Es importante que exista una norma de actuación común entre la familia y la escuela. El centro debe trazarse como objetivo en esta propuesta: Alcanzar un ambiente lúdico en que prevalezca el dialogo, tolerancia y respeto entre todos los miembros de la comunidad escolar y familiar. Para ello, el centro deberá apoyar el trabajo del espacio lúdico escolar creando un ambiente de trabajo en los talleres lúdicos y de estudio alegre y motivador, afianzando en los estudiantes a través de todas las asignaturas hábitos de atención de los problemas específicos del alumnado en relación con la actividad de este espacio.

Contenidos

El contenido de la actividad en el espacio lúdico escolar debe ser libre, siempre que no dañen o perjudiquen la formación del educando, como por ejemplo juegos que demuestren la explotación de unos países por otros, juegos de ganancias monetarias, aunque el dinero sea de papel, juegos de alabanzas a las actitudes negativas, prostitución, alcoholismo, delincuencia, drogadicción, racismo u otras manifestaciones negativas.

El lúdico como se ha mencionado trabajará por la vinculación intermaterias, fundamentalmente buscando que las actividades lúdicas respondan a los objetivos formativos y los aspectos comunes que se tienen que reforzar por todas las asignaturas.

Además, el profesor debe atender cualquier sugerencia lúdica de la familia del estudiante que pueda aportar nuevas experiencias en los juegos de roles o en las técnicas participativas o dinámicas.

Métodos.

La enseñanza en la que el estudiante tiene un papel pasivo no contribuye, sino por el contrario, frena el desarrollo de la creatividad en los estudiantes.

Si se concede al "Aula de Lúdica" de una gran gama de juegos y actividades lúdicas, sin ninguna participación del alumnado, sin duda se logra que la necesidad lúdica se satisfaga en parte, pero no forma en el estudiante las cualidades, actitudes y aptitudes que se lograrían formar cuando el propio adolescente confecciona y es capaz de montar su propio espacio lúdico escolar.

Después de una o dos incursiones de la actividad lúdica, los estudiantes realizarán su primera gran tarea que coadyuvará a juzgarse más dueños del espacio lúdico escolar y de sí mismo, creando entre todos y con la ayuda orientadora del profesor, el necesario reglamento del "Aula de Lúdica", este reglamento es importante que exista y puede ser el mismo para toda la escuela o particular de cada grupo, lo que desde el primer día el profesor irá reafirmando, así como las posturas positivas en el aula de juego y criticando las negativas con el fin de que el estudiante tenga posteriormente una pauta y sea capaz de crear el resto del reglamento. Luego se determinará el responsable de confeccionar en una cartulina el reglamento y se exhibirá en la pared del aula para el conocimiento de todos. Comienza de esta forma un trabajo de elaboración conjunta para el espacio lúdico escolar, aunque no será el único.

Los métodos que se utilizarán serán:

  • Método problémico.
  • Método reproductivo.
  • Método libre.

Método problémico.

La utilización de métodos activos o productivos de enseñanza se extienden cada vez más en la educación, a través de ellos se supone exista una activación del proceso de apropiación de conocimientos y habilidades, así como el desarrollo de cualidades cognitivas diversas.

El uso aislado de métodos de enseñanza para el desarrollo de la creatividad y otras aptitudes o habilidades como la comunicación, el desarrollo del lenguaje, la sociabilización, el aprendizaje no son recomendables, los métodos fundamentalmente activos y en específico problémico deben ser utilizados con sistematicidad, para ello es necesario que el profesor de Lúdica estructure un plan de trabajo que facilite a las demás disciplinas encontrar en su material docente las tareas o preguntas que por su contenido puedan resultar problemas para los estudiantes.

También la organización de las situaciones que revelen contradicciones pueden ayudar a organizar, estructurar y lograr soluciones creativas a los diferentes problemas que se podrían presentar, aunque el lúdico dirija la acción o la oriente, debe favorecer que los estudiantes tengan la capacidad de encontrar, de forma independiente, o sea, con fundamentación y defensa de sus propios criterios la solución de la tarea planteada.

Pero no sólo es el método problémico el que se llevará a cabo en el espacio lúdico escolar, aunque en este es donde recogeremos mayores frutos, además la facilidad que se observa en la lúdica para la enseñanza problémica en la vinculación del estudio, la vida, el trabajo colectivo y el individual, con el desarrollo del pensamiento lógico y hacer de los errores una enseñanza.

Es necesario también que el profesor de Lúdica trabaje de una forma positiva cuando el adolescente comete un error, tanto en el juego como en la actividad, el error visto de forma negativa inhibe al estudiante que opta por la postura de aislarse de la actividad antes de cometer otro error.

El descrédito que pueda traer una equivocación es mucho más doloroso para un adolescente, teniendo en cuenta las características de estas edades, puede provocar nerviosismo, bloqueo, ansiedad o abandono de la actividad, por eso el lúdico debe trabajar el error en la enseñanza problémica.

Ejemplo: Se realiza un socio drama o juego de roles de una forma determinada que puede ocurrir en su vida cotidiana, al finalizar los estudiantes deben expresar sus criterios y lo que ellos consideran correcto, habrá algunos criterios totalmente errados, pero el profesor debe tratarlos con suavidad, con respeto, con tolerancia hacia la opinión que el estudiante tiene de la situación problémica.

Además, se puede presentar el método problémico con la creación de juegos, cuando esta creación no ha sido observada o basada en un juego ya conocido, las situaciones del juego pueden considerarse problémicas (ejemplo, un juego de estrategia).

En general los juegos o actividades lúdicas como actividades problémicas deben reflejar una contradicción que interese al auditorio y tenga la posibilidad de ser resuelta.

Método reproductivo.

Otro método es el reproductivo, donde el estudiante confecciona un juego con interrogantes nuevas, o sea, un juego sobre cuestiones de Geografía, lo confecciona de Historia, pero el juego en sí es el mismo, o también se puede considerar reproductivo la confección exacta de un juego de parchís, damas, etcétera, en la que la actividad será básicamente reproductiva.

En el método reproductivo también se desarrollarán actitudes y aptitudes del escolar, además de cualidades sociales, artísticas o estéticas. El método reproductivo se utilizará desde el inicio de la recolección de juegos. Para los profesores de Lúdica, es un método en que existirá mucha vinculación de la familia con el estudiante y el "Aula de Lúdica".

Las características del estudiante, o sea, su inteligencia, su preparación, su interés, su creatividad, serán esenciales en la creación del juego, es posible que encontremos alumnos brillantes docentemente que confeccionen juegos de forma reproductiva, con una gran belleza, pero sin mucha creatividad, como otros alumnos desinteresados en otras materias que construyen verdaderos jeroglíficos lúdicos.

La orientación de los juegos se realizará por el lúdico en coordinación con el profesor de Educación Física,el profesor guía y la colaboración del promotor de recreación a través de las "Casas de estudio", y deben ser respaldadas por las asignaturas pertenecientes al Programa Director (Lengua Materna, Historia y Matemática), para la orientación de los juegos según los objetivos que le exigen sus programas.


Las actividades de desarrollo de los métodos problémico y reproductivo serán a través del horario de Lúdica y en la confección de los juegos a través de las "Casas de estudio".

Método Libre.
Queda para el trabajo en el horario de Lúdica el método libre su nombre quizás presuponga a la desorganización en la actividad y que cada estudiante haga lo que desee en el tiempo que transcurra la utilización del método, pero no es así.


En el método libre, la maestría y el interés del profesor pueden lograr a través del mismo los objetivos trazados para el "Aula de Lúdica" con una sutil orientación.
Este método consiste en que el alumno sea el gran protagonista de la actividad y el profesor un elemento pasivo "cuya misión principal será la de dirigir la atención de los alumnos en determinados momentos hacia la actividad más interesante desarrollada por uno o varios de ellos o hacia determinada posibilidad ambiental". (Pila, A. 1984:58).


Pila (1984) habla de este método, pero no como se aprecia para el trabajo de la lúdica escolar. El método libre se observará en la mayor parte de las actividades del aula y estará dado porque el estudiante autocondicionará la actividad y el profesor será un elemento para la perspicaz orientación en un momento dado.


El estudiante llega al "Aula de Lúdica," y él optará de forma libre su actividad a realizar, ya sea jugar, conversar, mirar. El profesor y la maestría que posea lograrán o no con mucho ingenio, que no se pierda la actitud lúdica de los estudiantes, por lo que el adolescente tomará la postura que crea conveniente, jugar, conversar, con el fin de que no sienta el deseo de abandonar el recinto de juego.


En este método; el lúdico no debe ni puede aceptar indisciplinas que conduzcan a faltas de respeto o a menoscabar su imagen ante los estudiantes, aunque se respete en este método más que en ninguno la libertad y espontaneidad del estudiante ante el juego.


En conclusión, la actividad del profesor es decisiva en cada una de las sesiones lúdicas, de él dependen fundamentalmente el éxito de este espacio de juego, es por ello, que planteamos la necesidad de que esta labor la realice alguien conocedor y específico, no un profesor improvisado de baja carga docente que sólo logrará desvirtuar los méritos y la imagen del espacio lúdico escolar.

Medios a utilizar.


Los medios utilizados en el espacio lúdico escolar son los juegos creados, donados o provisionalmente traídos por los adolescentes y las técnicas participativas que se utilizarán según el profesor de Lúdica planifique.


Nunca deben ser excesivas las técnicas participativas, o sea, aproximadamente dos o tres técnicas semestrales, siempre el lúdico debe tener presente el interés de los estudiantes y su disposición para celebrar las dinámicas como también suele llamárseles.


Formas para llevar la lúdica escolar.


Dada las características que adopta la lúdica escolar dentro del horario, el trabajo se realizará alternando tres formas organizativas principales, todas dentro de los talleres de juego, porque todas las actividades en independencia de la forma a utilizar consideramos que son talleres prácticos, en donde el primer objetivo a reflejar en los planteamientos será facilitar la libertad de acción lúdica siempre que no perjudique el buen desenvolvimiento de la actividad en el aula.


Las formas organizativas serán: en grupos e individual. Estas serán utilizadas convenientemente para lograr mayor efectividad en los objetivos que se pretenden por estas orientaciones.


El trabajo en grupos: Permite desarrollar las dinámicas o técnicas participativas bajo la dirección del profesor, se supone que en la misma se utilicen métodos de enseñanza problémica. Existirán algunas de estas técnicas que serán preparadas por los estudiantes en sus casas y llevadas a efecto en los talleres de juego como los sociodramas o juegos de roles.


El profesor estará atento a la disposición del grupo para llevar a cabo estas técnicas participativas o dinámicas, si se planifican las dinámicas (con la excepción de los socio dramas o juegos de roles) y los estudiantes en general sólo desean jugar se dejará prevista para una próxima actividad. El profesor concertará de todas formas en realizar una dinámica mensual.


El profesor separa los alumnos dentro de la clase en tríos, cuartetos, etcétera. En el "Aula de Lúdica" los grupos se unen por empatía para jugar y no por orden del profesor, además, los grupos no serán conformados por la misma cantidad de estudiantes, sino que el número de adolescentes estará dado por las características del juego, ejemplo: ajedrez, son dos estudiantes; "Dominó", cuatro jugadores; Cartas, pueden ser hasta seis y así según correspondan otros juegos.


La función del profesor está en orientar, sugerir, rectificar y jugar con los alumnos, (observando respeto hacia su persona). Los juegos serán diversos, por lo que los objetivos serán los del propio juego para los grupos de estudiantes participantes.


El trabajo individual: es comprendido por las "Casas de estudio" y la confección de juegos allí realizada, aunque el trabajo es colectivo, en primer lugar se trabaja individualmente.


La labor individual puede partir de un trabajo frontal previo, o de la realización de las tareas orientadas por el profesor de forma personal, o del juego libre en las sesiones lúdicas.


El trabajo individualizado en torno a los objetivos que se plantea el profesor a lo largo del curso, es lo que permitirá la validación parcial y final del proceso de aprendizaje y del espacio lúdico escolar.

Préstamo de juegos y otros materiales lúdicos.


Otra forma muy importante del trabajo individualizado en el "Aula de Lúdica" es el préstamo de materiales lúdicos. El préstamo debe hacerse fundamentalmente los días entre semana, terminadas las clases hasta el comienzo de las del día posterior (cuando el préstamo es por un día). Cuando el préstamo es el fin de semana debe realizarse desde la última sesión del "Aula de Lúdica" hasta la primera hora del lunes.

Toda esta actividad debe ser bien controlada y organizada, de ello depende el éxito y claro está, evitar las pérdidas de los materiales lúdicos, por lo que en una libreta el profesor de Lúdica debe notificar para realizar un préstamo, los siguientes datos:


" Nombre del usuario.
" Número del juego.
" Tipo.
" Observaciones.
" Hora de entrega.
" Hora de devolución.
" Observaciones
" Fecha.


En las observaciones el profesor reflejará las particularidades del juego, número de fichas, tipo de fichas, si está completo, que le falta, etcétera.
Estos datos debe tenerlo el profesor en el libro del "Aula de Lúdica", donde irá recogiendo los juegos por tipo, o sea, de armar, de reglas, musicales; la fecha de confección; el autor; las características, o sea, tipo de piezas, cantidad de piezas.
Con un eficiente trabajo organizativo, no se dude que el "Aula de Lúdica" irá por un camino rápido al éxito en la actividad de préstamos.

¿Qué hacer cuando un estudiante no cumple con el préstamo?


Esto lo determinará el colectivo de alumnos, el profesor de Lúdica puede organizar un colectivo de trabajo por grupos que estén integrados por varios estudiantes (escogidos por el grupo), el profesor guía, el profesor de Educación Física del grado y él (profesor de Lúdica), en este colectivo se decide la sanción al estudiante que rompa, pierda o retrase el préstamo del juego.


Estas sanciones se dan a conocer al grupo y el colectivo decide si aplicarla o como aplicarla, o sea, la labor protagónica de los estudiantes no se puede perder en ninguna de las actividades de esta aula.

¿Cómo conservar los juegos?


El "Aula de Lúdica" si se instala en un local fijo deberá tener algunos estantes para poner los juegos y de esta forma mostrarlos a los estudiantes. Los estantes deben estar a la altura de los estudiantes, para que ellos puedan observar los juegos.


Todos los juegos deberán tener una explicación de su uso y sus reglas escrito a máquina o manuscritos con letra muy legible; las fichas (si las tiene) deben conservarse en un lugar de tela o cartón fuerte.


Si no existe aula fija para la actividad lúdica, se utilizarán cajas de cartón o madera para ser trasladados los juegos, la organización seguirá siendo la misma y en esas cajas debe existir un orden, no tirar los juegos, sino depositarlos ordenadamente. Cada caja tendrá sus materiales específicos y no otros.
El lúdico debe apoyarse en el colectivo de estudiantes, siempre habrá alguno que no quiera cooperar y tendrá que utilizar mil formas de convencerlo antes de tomar una medida disciplinaria con él.


El profesional del juego debe tener la convicción de que él puede lograr con los estudiantes todo lo que sea capaz de proponerse.

Evaluación.


La evaluación es uno de los aspectos que se consideran nocivos en el trabajo creativo, mucho más cuando este trabajo ha sido con un fin lúdico. ¿Cómo conjugar evaluación y lúdica? De alguna forma en el proceso educativo hay que evaluar las adquisiciones de conocimientos o valores y el desarrollo de los alumnos.


La evaluación del trabajo lúdico puede estar enfocada desde varias vertientes.
" La evaluación al alumno y del alumno.
" La evaluación a la actividad por la escuela y la familia.
" La evaluación del profesor de Lúdica.


La evaluación al alumnado y del alumno deviene de forma natural del cumplimiento de los objetivos. Desde que el alumno comienza su trabajo en el espacio lúdico escolar debe conocer cómo y qué será evaluado en ella. El estudiante sabrá que el cumplimiento de los objetivos dará su evaluación de forma cualitativa en general, aunque puede otorgarse una calificación o anotación.


Es necesario el papel activo del alumno para el desarrollo final, que él realice también su propia autoevaluación, como una vía más del perfeccionamiento de su independencia y autovaloración tan importantes en estas edades.


A lo largo de todo el curso el estudiante irá aprendiendo a analizar y valorar sus propias ejecuciones y en qué medidas responden a los proyectos iniciales del espacio lúdico escolar. La evaluación sólo a criterio del profesor no contribuirá a desarrollar la capacidad de autovaloración y autodeterminación que debemos lograr en el escolar.

Es por ello que el profesor de Lúdica deberá ir realizando la evaluación por trimestre o semestre, en dependencia de las características del grupo y de los estudiantes, llegando al finalizar el curso a un consenso entre sus criterios profesionales y los del estudiante con un diálogo si es necesario, en el cual el alumno fundamentará sus consideraciones, en el caso de que esté o no de acuerdo con el lúdico.


Esta evaluación tendrá en cuenta: disciplina, aporte material al "Aula de Lúdica" y conducta ante el juego. Puede existir algún estudiante con una buena disciplina, pero indiferente a la actividad lúdica, aunque cumplidor con los materiales de juego; esta situación deberá ser muy bien analizada por el profesor, la evaluación no transcurrirá por igual en todos los adolescentes, por lo tanto el análisis con el estudiante será una experiencia educativa y un elemento más para su desarrollo personal.
El criterio de la familia y del profesor guía, también serán opiniones de peso en el acta de evaluación al estudiante. La familia debe conocer el porqué obtiene el estudiante determinada evaluación y su responsabilidad en ello.

La calificación en la evaluación.


Las evaluaciones serán de Excelente, Bien, Regular y Mal, no influyendo la misma en la evaluación de ninguna asignatura, pero sí en el criterio que del alumno deberá entregar el profesor guía.


Para la evaluación se pueden tener en cuenta los siguientes aspectos:


1. -Entrega de todos los juegos que se solicitaron.
2. -Mantiene una actitud de cooperación en la "Casa de estudio" y su familia lo apoya en la creación del material.
3. -Mantiene una actitud de solidaridad y respeto por sus compañeros en las sesiones lúdicas.
4. -Participa activamente en las dinámicas.
5. -Respeta y colabora con el profesor de Lúdica.
6. -Es creativo en su proceder para el "Aula de Lúdica"
7. -Es disciplinado y se conduce correctamente, su aspecto personal es bueno.
8. -Tiene una asistencia del 90% a las sesiones de Lúdica y las ausencias son justificadas.
9. -Vincula la creación de su actividad lúdica con aspectos que le desarrollan en todos los sentidos.


La evaluación sería:
" -Si cumple los 9 aspectos o le falta uno es Excelente.
" -Si deja de cumplir 2 aspectos es Bien.
" -Si deja de cumplir 3 o 4 es Regular.
" -Si deja de cumplir más de 4 es Mal.


Es necesario que el profesor no sobrevalore la evaluación porque le restaría importancia al proceso. La evaluación será un acto educativo más que no podrá tampoco dejar de tener su carácter lúdico. La evaluación mal enfocada hará que para el estudiante el "Aula de Lúdica" y las tareas que de ella provengan sean actividades escolares evaluativas y no un proceso de aprendizaje educativo y lúdico.


Ninguna actividad, ni siquiera la evaluación puede perder el carácter lúdico que es el principal fin de este espacio.
La evaluación tampoco puede ser un acto improvisado y sin fundamento, si analizamos las acciones a seguir durante todo el trabajo en el "Aula de Lúdica", comprenderemos que la evaluación también debe llevarse por un orden y organización específica, una actividad tan útil para el profesor como para el estudiante y la escuela en general.

¿Dónde situar la evaluación en el curso escolar?


Esta evaluación debe dividirse en tres partes:
" Evaluación inicial.
" Evaluación continua.
" Evaluación final.


La Evaluación inicial, se evalúa en los dos primeros meses.
La Evaluación continua se efectuará a través de observación de la actividad de forma directa y sistemática, donde deberá el profesor llevar anotaciones diarias de las actividades en el aula, como ya se ha expresado, unido al planeamiento de la actividad que también se organizará por grupos y años. Esta evaluación se realizará durante todo el desarrollo del curso, teniendo determinadas conclusiones en cada período que se especifique evaluar, a criterio del profesor.
La Evaluación final se realizará con las consideraciones del trabajo evaluativo continuo, las opiniones de la familia, profesores y básicamente del estudiante y el profesor de Lúdica. Esta evaluación se llevará a cabo al finalizar cada semestre.


El profesor de Lúdica también realizará una evaluación final de su trabajo en cada grupo y dejará un informe escrito de sus impresiones y las medidas que tomará para contrarrestar las diferentes dificultades, los aspectos a desarrollar para seguir trabajando con éxito, o sea, la estrategia a seguir.
El ambiente lúdico escolar debe caracterizar la relación de los profesores con los estudiantes como también será una caracterización de la institución escolar en su conjunto.


Un buen espacio lúdico escolar con un buen funcionamiento y un indiscutible ambiente lúdico será el fruto de una buena y nueva escuela. Estos pueden ser los primeros pasos de verdaderos cambios en la Enseñanza Media y sus estructuras educativas.

Bibliografía

1. Álvarez de Zayas C. (1995). La escuela en la vida. La Habana. Colección Educación y Desarrollo.
2. Bolívar, C. (1998). Aproximación a los conceptos de lúdica y ludopatía. Revista Digital EducaciónFísicayDeportes.Bogotá. http://redcreacion.org/documentos/congreso5/Cbolivar.htm
3. Bustillos, G. Y Vargas, L. (1996). Técnicas participativas para la educación popular. Guadalajara. Editado Instituto Mexicano para el desarrollo comunitario.
4. Colectivo de autores del CIE. "Graciela Bustillo". (1998).Técnicas participativas de autores cubanos. México. Editado en IMDEC, A. C.
5. Esteva, M., Valera, A. y Ruiz, A. (2000). Proyecto de Pedagogía Cubana del Centro de Convenciones Pedagógicas. La Habana.
6. Motta, J. A. (2000). Programa doctoral interdisciplinarios en estudios latinoamericanos. Especialidad en Ciencias Pedagógicas. Tesis para grado científico. Santa Clara. Universidad Central de Las Villas.
7. Pila, A. (1984). Educación Física deportiva: enseñanza aprendizaje didáctico. Madrid. Ediciones Pila Teleña.
8. Salmerón, E., Cárdenas, L., Nieto, L. E. y Reyes, M. (2002). Conozcamos al adolescente. Compilación de Materiales sobre peculiaridades del adolescente. Departamento Formación Pedagógica General. Santa Clara. Universidad Pedagógica "Félix Varela" Villaclara.
9. Torre, S., Mitjans, A. y Betancourt, J. (1996). Pensar y crear, educar para el cambio. La Habana. Editorial Academia.
10. Vigotski, L. S. (1994). Zona de desarrollo próximo en el niño y proceso de construcción del conocimiento. México. Editorial SEP. (Fotocopia).

 

 


Dra. C. Carmen Zita Fírvida Noy



Cubana. Graduada en 1980 de Licenciatura en Cultura Física. Máster en Educación Avanzada en el Instituto Superior Pedagógico "Enrique José Varona" de Ciudad de La Habana.
Obtuvo su Doctorado en la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, España. Actualmente labora en la Escuela Internacional de Educación Física y Deporte en Provincia Habana. Cuba.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda