Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Algunas manifestaciones de violencia en el ámbito escolar




 

Resumen

Partiendo de una valoración de las definiciones que aportan diversos autores sobre la violencia se ofrece una nueva aproximación útil para los maestros y profesores empeñados en hacer de su labor una importante contribución a la creación de las bases de una sociedad más sana, donde la tolerancia, el respeto al otro, la solidaridad y la fraternidad sean firmes valladares que se levanten ante las manifestaciones comportamentales de violencia en el contexto escolar y se hacen valiosas reflexiones sobre las diferentes formas que adopta la misma para poder diseñar, ejecutar y evaluar los resultados de las acciones que en el sentido deseado se integran con vistas a hacer del ambiente escolar un promotor de relaciones interpersonales y con el entorno que se corresponda con las aspiraciones de la sociedad contemporánea.

² ...¡Algo tiene que hacerse para salvar la humanidad!

¡Un mundo mejor es posible!²

FIDEL CASTRO.

La aspiración de construir una sociedad más justa y equitativa, que garantice el ejercicio pleno de los derechos ciudadanos, acompaña al hombre desde tiempos remotos; sin embargo, tal empeño ha encontrado colosales obstáculos, asociados a la desigualdad de las sociedades divididas en clases, donde los intereses de la clase en el poder se erigen en "dictadores" que oprimen y aplastan, por los medios más disímiles, cualquier intento de oposición a los mismos.

Actualmente, la violencia es uno de los problemas sociales que más afecta a los seres humanos sin distinción de país, de raza, de sexo, de edad, de capas o clases sociales y se constituye en un escollo de significativa trascendencia que tiene que ser considerado en cualquier intento serio de mejoramiento de la sociedad y, ello atañe, en primera instancia, a la labor de las instituciones que tienen el encargo social de conducir y materializar las acciones encaminadas a garantizar la preparación de los ciudadanos para vivir y colaborar con sus congéneres en un clima psicológico distendido, de respeto mutuo, donde no encuentren espacio los comportamientos que resulten lesivos para el otro o el entorno.

La importancia del asunto que nos ocupa es tal que todas las sociedades tienen explícitamente consignado en sus respectivos códigos penales la definición y tipificación del delito de violencia en sus dos formas habituales de manifestación entre las personas: la física y la psicológica.

Desde una perspectiva general pueden encontrarse en la literatura especializada diversas definiciones de la violencia. Así, por ejemplo:

Para Edelma Jaramillo(1998), la palabra violencia viene del latín violare, que significa infringir, quebrantar, abusar de otra persona por violación o astucia. Se define también como una fuerza o coacción sobre una persona.

El Dc. Rioberto Uries (Citado por Ileana Artiles,1998) sostiene que es la expresión de agresividad manifiesta o encubierta que tiene consecuencias negativas para todo aquel que se ponga en contacto con ella. La violencia es agresividad destructiva.

Jorge Corsí(1999), expresa: "En sus múltiples manifestaciones, la violencia siempre es una forma de ejercicio del poder mediante el empleo de la fuerza (ya sea física, psicológica, económica, política,…) e implica la existencia de un ¨ arriba ¨ y un ¨ abajo ¨, reales o simbólicos que adoptan habitualmente la forma de roles complementarios: padre – hijo, hombre – mujer, maestro – alumno, patrón – empleado, joven – viejo, etcétera. ¨

Evidentemente, las definiciones citadas hablan a las claras acerca de las comprensiones que las sustentan y que hacen hincapié en los aspectos esenciales de la violencia como manifestación comportamental, que se expresa en el campo de las relaciones interpersonales, a saber: Se manifiesta en la interacción de los sujetos y tiene una consecuencia negativa sobre aquellos en los que recae, pudiéndose distinguir un tercer rasgo, asociado al uso de la fuerza..

La autora del presente artículo sostiene que la violencia tiene diversas aristas y es objeto de análisis en diversos planos, desde el más general; es decir, el que la considera como un fenómeno social, cuyas raíces penetran la esencia de los más diversos aspectos de la vida de la sociedad, hasta el acercamiento que presupone su estudio como una manifestación comportamental que tiene un espacio de expresión en el terreno de las relaciones interpersonales y las relaciones del hombre con su entorno; aspecto, este último, que no se declara explícitamente en las fuentes consultadas a pesar de su innegable existencia y valor educativo.

Lo anteriormente declarado condujo a considerar la violencia como la manifestación comportamental vinculada a la intención de imponer los propósitos personales a través de diversos medios, que resulta lesiva para si mismo, otra u otras personas o el entorno.

En Cuba, se presta una atención particular a las manifestaciones de violencia y las instituciones escolares llevan a cabo una labor sistemática encaminada a disminuirlas o erradicarlas, allí donde sea posible, para que los niños, adolescentes y jóvenes crezcan y se desarrollen en condiciones favorables para vivir plenamente y libres del peligro de sufrir las consecuencias negativas que la violencia entraña.

No escapa a la comprensión que, tratándose del trabajo de la escuela, el papel del maestro o profesor reviste una importancia central y que de su preparación para identificar, entender, determinar las causas y trazar acciones, cuya implementación práctica coadyuve a la erradicación del problema que nos ocupa, depende el éxito final. Los profesores, por ser los máximos responsables de la dirección del proceso pedagógico tienen la encomienda de contribuir a convertir los centros escolares en espacios adecuados para el aprendizaje de la convivencia, la tolerancia, la solidaridad, el respeto a los derechos humanos, la no violencia y el amor a la paz.

¿Somos agresores o victimas de la violencia ?

Para la mayoría de las personas está claro que una agresión física , un insulto, o una lesión constituyen comportamientos violentos, pero la concepción actual de este término es mucho más amplia y va desde el desprecio, la subestimación, la intolerancia, hasta el silencio. Esta es una de las dificultades a las que nos enfrentamos al comenzar a analizar los fenómenos de violencia en las escuelas, por lo que se pretende dotar al profesorado de herramientas para prevenir aquellos comportamientos violentos que se pueden manifestar en el proceso pedagógico.

Desde el punto de vista teórico, conforme a los criterios analizados a lo largo del presente trabajo, la violencia institucional escolar debe comprenderse como la que se manifiesta en el contexto de la escuela y abarca cualquiera de las aristas que posee; bien hacia si mismo, en el campo de las relaciones interpersonales alumno-alumno, alumno-profesor, profesor-profesor, alumnos-profesores-directivos y hacia el entorno o desde este hacia el individuo, lo que permite distinguir cuatro direcciones esenciales:

Violencia en el propio sujeto. Por ser el individuo el núcleo esencial a partir del cual se estructura cualquier relación interpersonal resulta esencial el estudio y la determinación en él de manifestaciones comportamentales de violencia, que suelen estar relacionadas con trastornos en la configuración de la personalidad, cuando por diversos motivos se producen inadecuaciones adaptativas que condicionan que el individuo se autoagrede, provocándose:

Lesiones diversas, tales como:

  • Mutilaciones de dedos de extremidades superiores o inferiores.
  • Heridas en brazos y abdomen, quemaduras de cigarrillos.
  • Otras lesiones leves o severas.

Intento suicida mediante:

  • Ingestión de fármacos .
  • Ingestión de otras sustancias tóxicas.
  • Lanzamiento de alturas .
  • Disección de venas .
  • Intento de ahorcamiento.
  • Quemadura intencional.

Suicidio en forma de:

  • Ahorcamiento .
  • Envenenamiento.
  • Muerte por quemadura intencional.
  • Lanzamiento de alturas.

Violencia sujeto-objeto: La consideración del estudio de esta dirección se justifica por los efectos que tiene sobre la conservación de los medios que favorecen la creación de adecuadas condiciones de vida, lo que implica la agresión del sujeto hacia los objetos con los que se relaciona, causando:

Daño parcial a la propiedad social, individual del sujeto, de sus compañeros o de terceros, que puede ser:

  • Daño parcial intencional a pertenencias del sujeto .
  • Daño parcial intencional a pertenencias de sus compañeros.
  • Daño parcial intencional a pertenencias de terceros.
  • Daño parcial intencional a pertenencias, a objetos de propiedad colectiva (televisor, colchón, litera, taquilla).

Daño total a la propiedad social, individual del sujeto, de sus compañeros o terceros, que puede ser:

  • Rotura o desaparición de pertenencias del sujeto.
  • Rotura o desaparición de pertenencias de sus compañeros.
  • Rotura o desaparición de pertenencias de terceros.
  • Rotura o desaparición de objetos de propiedad colectiva(televisor, colchón, litera, taquilla, etc).

Violencia sujeto-sujeto: Resulta insoslayable abordar esta dirección ya que la misma se encuentra intima e indisolublemente asociada a las bases sobre las que se erige toda la estructura de las interacciones sociales e incluye manifestaciones en alguno, varios o todos los tipos de relaciones interpersonales que el estudiante establece con sus compañeros o trabajadores:

Estilo de comunicación verbal agresivo manifestado en:

  • Uso de un lenguaje grosero e irrespetuoso.
  • Utilización de tonos inadecuados.
  • Ausencia de lenguaje(silencio agresivo).
  • Desafío.
  • Insulto explícito .

Estilo de comunicación extraverbal agresivo con:

  • Uso de gestos o mímicas que implican ofensa, desafío o insulto.

Desprecio, expresado como rechazo o intolerancia a las personas por determinadas características o defectos que las hacen diferentes de los demás, que puede ser:

  • Los homosexuales.
  • Los de otra raza.
  • Los de otro género .
  • Los de ideas diferentes.
  • Discapacitados.
  • Trastornos psíquicos de diferente grado de severidad.
  • Los de otras capas sociales

Menosprecio:

  • Subestimación de ideas, criterios, posiciones y trabajos ajenos.

Intimidación. Generalmente adopta la forma de :

  • Insultos.
  • Rumores.
  • Chantajes.
  • Vejaciones.
  • Aislamiento social.
  • Motes.

Acoso sexual, que puede ser catalogado como el intento o la consecución de favores sexuales por métodos violentos como son:

Uso de poder, que se manifiesta como:

  • La utilización de cargos para lograr algún beneficio personal o para hacer cumplir lo establecido con el uso de la violencia.
  • Castigos ejemplarizantes físicos o morales.
  • Posición autoritaria de los profesores en el aula o fuera de ella.

Agresión física, que puede ser:

  • A manos limpias a un compañero o trabajador sin causarle lesiones con peligro para la vida.
  • A manos limpias a un compañero o trabajador con el empleo de artes marciales o entrenamientos que lo colocan en posición ventajosa y peligrosa con respecto a su victima, causando lesiones con peligro para la vida.
  • A mano armada(objetos contundentes o arma blanca) a un compañero o trabajador, causando lesiones con peligro para la vida sin que ocasione la muerte.

Homicidio, considerado como:

  • Agresión a manos limpias o a mano armada que ocasiona la muerte de una o más personas, sin premeditación.

Asesinato, considerado como:

  • Agresión a manos limpias o a mano armada que ocasiona la muerte de una o más personas, con premeditación.

Violencia del medio hacia el sujeto, esta dirección tiene gran importancia ya que nos permite identificar qué aspectos de la vida del aula, de la escuela y de los medios de comunicación tienen incidencia en las relaciones interpersonales de nuestros alumnos, la misma implica:

1- sistema de vida institucional violento:

Reglamentos de conducta excesivamente normativos:

  • Falta de higiene en el horario de vida.
  • Limitación injustificada del acceso de los estudiantes a los dormitorios en el horario del día.

Clima psicológico tenso, caracterizado por:

  • Falta de comunicación entre los sujetos.
  • Falta de motivación hacia el estudio.
  • Relaciones interpersonales tensas.
  • Autoritarismo, con tendencia al miedo hacia los directivos.

2-Agresión de los medios de difusión:

Proyección de materiales televisivos cargados de mensajes violentos, lo que genera:

  • Imitación de las conductas violentas observadas.
  • Incorporación a la personalidad de los estudiantes de los códigos éticos violentos observados .
  • Adopción de modelos ideales negativos.

Consideraciones finales.

La labor educativa de la escuela dirigida a erradicar manifestaciones comportamentales de violencia en los alumnos, implica pertrechar a los maestros o profesores de los recursos teóricos y prácticos imprescindibles que les permitan diseñar, aplicar y evaluar los resultados de acciones convenientes que garanticen la consecución del objetivo perseguido y, en esa dirección, la detección en el ambiente escolar de tendencias violentas por parte de los estudiantes, hacia sí mismos, sus compañeros, profesores, familiares y el entorno constituye un punto de partida obligatorio.

BIBLIOGRAFÍA:

Artiles,I. "Violencia y sexualidad". Editorial científico-técnica, 2001

______. "Violencia, un problema social y de salud". Revista Sexología y Sociedad, No 8, La Habana,1997.

______. "Salud y violencia de género". En Género, salud y cotidianidad. Colectivo de Autores Ed. Científico técnica, La Habana, 2000 .

Barrios, Y. "Una investigación en busca de la transformación grupal". APC. La Habana, 2001.

Cantón, J. y Cortés, M. R. "Malos tratos y abuso sexual infantil". Editorial Siglo XXI, Madrid, .

Colectivo de Autores, Género, salud y cotidianidad. Ed. Científico técnica, La Habana, 2000.

Corsí, Jorge: "Violencia Familiar: una mirada interdisciplinaria sobre un grave problema social" 1. ed., Ed. Paidós, México, 1995.

Guerrero, N. "La sexualidad femenina". Revista Sexología y Sociedad, No 6, La Habana, 1996.

Prado, M. "El maltrato infantil en casos de Retardo en el desarrollo psíquico". Tesis de Maestría, La Habana, 2002.

Proveyer, C. "Identidad femenina y violencia doméstica". Revista Sexología y Sociedad, No 14, La Habana, 2000.

 

 

Autora:

Lic. Katerine Regueira Batista

Universidad Pedagógica "José de la Luz y Caballero"

Holguín.

Cuba

Profesor Titular

Pablo Raúl Más Sánchez


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda