Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Análisis de la evolución del concepto conocimiento y su gestión




  1. Resumen
  2. Evolución del término conocimiento
  3. Evolución histórica del conocimiento
  4. Conclusiones
  5. Referencias

RESUMEN

El presente trabajo tiene como objetivo realizar un análisis de la evolución del concepto conocimiento, para definir sus dimensiones fundamentales así como las tendencias actuales que caracterizan la llamada "gestión del conocimiento" y su importancia en la nueva sociedad que se avecina.

ABSTRACT

At this paper the authors realize the analysis of knowledge conceptual evolutions in order to define its essential dimensions and the tendencies of knowledge management, like the importance of KM at knowledge society.

INTRODUCCIÓN

Aunque el término conocimiento está ligado a la existencia misma del hombre ha adquirido en el momento actual una especial relevancia, con la aparición de un nuevo paradigma que se comienza a identificar como Nueva Economía y se caracteriza por la rapidez del cambio en las tecnologías que le sirven de soporte específico, la globalización, el incremento de la cultura económica del consumidor o cliente y el conocimiento y la información (intangibles) como elementos que mayor valor añaden al producto o servicio (Castro Díaz Balart, 2004)

De ahí la necesidad de analizar las aristas fundamentales que posee, a través de la revisión de la literatura especializada, con el objetivo de descubrir sus principales dimensiones y las tendencias que caracterizan su gestión en el presente, como punto de partida para investigaciones relacionadas con este interesante tema.

Evolución del término conocimiento.

El término conocimiento tiene un origen que se remonta a los albores de la humanidad. Confucio, filósofo chino [551-479 A.N.E] destacó su importancia cuando planteó "la esencia del conocimiento es tenerlo y aplicarlo, o no tenerlo y confesar la ignorancia". Luego Platón [428-347 A.N.E] lo definió como "creencias justificadas por la verdad" y su discípulo Aristóteles [384-322 A.N.E.] consideró que "todos los hombres por naturaleza desean el conocimiento".

En su acepción actual el diccionario de la lengua lo define como "acción y efecto de conocer" y según el diccionario filosófico es "el proceso en virtud del cual la realidad se refleja y reproduce en el pensamiento humano"

Karl E. Sveiby, uno de los principales estudiosos de su gestión, entiende el conocimiento como "capacidad de actuar". El énfasis de la definición está en la acción: una capacidad para actuar, un conocimiento, solo puede ser demostrado con la acción.

El conocimiento que se aprende de otro, no abandona al emisor, pero se añade al conocimiento del receptor. El conocimiento existe dentro de las personas y se deriva de la información, aunque no es información simplemente. Los datos, son números, palabras, sonidos o imágenes no necesariamente organizados. La información, son datos que han recibido un procesamiento y tienen un significado claro y definido. El conocimiento, sin embargo, implica generar acción con la información que proviene de esos datos.

Según Puleo [1985], el conocimiento como información específica acerca de algo puede referirse a dos entidades diferentes: su forma y su contenido. La forma es esencial al determinar las condiciones por las cuales algo puede llegar a ser objeto del conocimiento. El contenido se produce bajo influencias externas y donde se pueden distinguir dos actividades de la mente: percibir y concebir.

Percibir es la actividad mental mediante la cual llegan al cerebro los estímulos del exterior y se realiza el proceso de cognición. Del otro lado, concebir es la actividad mental mediante la cual resultan conceptos e ideas a partir de los estímulos percibidos, los cuales determinan a su vez los conceptos de entender y comprender que hacen que el proceso cognoscitivo culmine en aprendizaje. Se debe diferenciar el entender de comprender, se entiende un hecho, una relación, una palabra, un método, en cambio, se comprende una serie, un sistema, un plan. La comprensión es una aptitud elevada del pensamiento humano.

Hay que tener en cuenta que los límites entre los distintos tipos de conocimiento son porosos y esto es lo que permite la libre circulación entre ellos [Badarocco, 1992]. Existe diferencia entre conocimiento migratorio (empaquetado, articulado y móvil) y conocimiento insertado. El conocimiento migratorio puede estar contenido en los diseños, en las máquinas y en la mente de los individuos mientras que el conocimiento insertado reside fundamentalmente en las relaciones especializadas entre individuos y grupos y en las normas concretas, actitudes y flujos de información y formas de tomar decisiones que caracterizan los contactos entre ellos.

La clasificación del conocimiento más conocida sigue dos dimensiones: la ontológica y la epistemológica [Nonaka y Takeuchi, 1995].

Las múltiples epistemologías sobre conocimiento se sintetizan en el trabajo de Polanyi [1962] quien distingue entre conocimiento explícito y tácito. El conocimiento explícito se puede expresar mediante palabras y números, o cualquier otro dato codificado. Sin embargo, el conocimiento tácito, como la percepción subjetiva o las emociones, no se puede instrumentalizar y se transmite en determinados contextos y acciones; es muy personal y difícil de verbalizar o comunicar. Respecto a la dimensión ontológica Spender [1996] considera dos niveles: individual y colectivo. Nonaka y Takeuchi [1995] hablan de individuo, grupo, organización e interorganización. Spender [1996] señala los siguientes tipos de conocimiento:

Individual

Social

Explícito

Consciente

Objetivo

Implícito

Automático

Colectivo

Cuadro.2 Tipos de conocimiento. Fuente: Spender, 1996

En el conocimiento consciente los agentes reconocen y pueden comunicar su parte a la generación de rentas empresariales. En el conocimiento automático se aplica el conocimiento tácito sin ningún esfuerzo. El conocimiento objetivo depende de los mecanismos institucionales como las patentes para proteger su transferencia, así como la metodología que la comunidad practica para acumular y comunicar evidencias. Cuando una metodología objetiva (científica) subyace en las conversaciones menos estructuradas de una comunidad, el conocimiento objetivo se convierte en conocimiento tácito.

Finalmente, el conocimiento colectivo sugiere que el conocimiento práctico es una característica pública más que individual, es decir, pertenece al sistema social. Las teorías basadas en el conocimiento colectivo se centran en el proceso de generación del conocimiento en los equipos de trabajo más que en su apropiación puesto que es intransferible.

La dinámica del conocimiento implica movimientos continuos, intercambios y transformaciones de un tipo de conocimiento a otro, consciente o no. Partiendo del conocimiento individual se produce un proceso de interacción continua que va del individuo al grupo (combinación/socialización) y del grupo al individuo (externalización/ internalización). Según Nonaka y Takeuchi [1995], el modelo de conversión de conocimientos sigue un esquema de socialización (ó compartir experiencias), para pasar a externalización (formular conceptos ó abstraer las principales ideas de la experiencia anterior), siguiendo en la fase de combinación de conceptos, y finalmente, interiorización (ó traducción a comportamientos diario y operaciones prácticas).

Dado que el conocimiento es un concepto que implica una búsqueda individual de su significación por parte de cada unidad de análisis (individuo, grupo, organización grupo ínterorganizativo), y a que comprende tres funciones: el pensar (inteligencia), el querer (voluntad y componente emocional) y el hacer (acción), hay que admitir su carácter indisociable de la persona y de la sociedad en la que se desarrolla. En este sentido, las múltiples manifestaciones del conocimiento son complejas combinaciones de estados personales e interacciones sociales, que varían continuamente retroalimentándose en bucles múltiples.

Marshall fue el primer autor que señaló al conocimiento como "motor principal del progreso económico", y a partir de él fue que se comenzó a valorar el conocimiento como un recurso que tiene características específicas que dificultan su imitación y su transferencia. Por tanto, aquella empresa que gestione de forma eficiente su conocimiento podrá disfrutar de una mayor ventaja competitiva en el mercado. En palabras de Nonaka y Takeuchi [1995, p. 3] sólo alcanzarán el éxito las empresas que de un modo consistente creen nuevo conocimiento, lo difundan por toda la empresa y lo incorporen rápidamente a nuevas tecnologías y productos. Es por ello que en la actualidad el estudio de los instrumentos que tienen las empresas para la creación de conocimiento y de la gestión de ese conocimiento se hace imprescindible.

Del análisis de las definiciones del término conocimiento que aparecen registradas en la literatura consultada se puede concluir que éste tiene tres dimensiones esenciales:

  • La dimensión fuente, que contiene los datos y la información que se obtiene a partir de la percepción de la realidad objetiva
  • La dimensión procesamiento, que incluye los procesos de transformación en la mente del ser humano de esas percepciones de la realidad
  • La dimensión aplicación que es donde se materializa el conocimiento con la aplicación a un contexto específico

En ellas están contenidas todas las aristas reflejadas en los conceptos anteriores y nos permiten formular como concepto de conocimiento "el procesamiento que las personas son capaces de aplicar a las fuentes disponibles para extraer conclusiones y tomar decisiones que le permitan actuar en consecuencia"

Evolución histórica del conocimiento

Los cuatro factores de creación de riqueza económica han sido siempre la tierra, el trabajo, el capital y el conocimiento, pero la importancia relativa de cada uno de ellos ha ido variando con el tiempo.

Para llegar a comprender la realidad actual hay que partir del momento en que la actividad agraria tuvo su influencia en la sociedad. Cuando se empezó a tener conciencia de lo que significaba tener un bien el hecho de tener una porción de tierra, ser un hacendado o terrateniente daba cierta posición de status o poder ya que se poseía un factor de producción y en ese momento la actividad económica pasaba por los frutos que daba la tierra.

A medida que la historia fue avanzando se pasó de una etapa agraria a una etapa industrial. La era industrial trajo muchas modificaciones a la forma de vida en ese entonces, la gente comenzó a abandonar los campos para trasladarse a las ciudades, y las ciudades crecieron enormemente como resultado de esta nueva forma de vida.

La revolución industrial acarreó una transformación también en el concepto de capital. El capital ya no significaba tener una porción de tierra sino que se incorporaron la tenencia de maquinas, bienes de producción o cualquier tangible que significaba producir bienes de consumo.

Todo pasaba por la combinación de músculos, máquina y materiales, todo lo que acompañaba a ello servía para incrementar la producción; a los servicios se los consideraba únicamente como un medio para incrementar la producción en escala de un producto.

El crear valor en un consumidor no era tenido en cuenta porque estaba fuera de la producción, conocer el mercado estaba fuera de la fábrica por lo tanto no tenía sentido. En la época industrial la fabricación empezaba y terminaba en la fábrica.

El mix tierra - trabajo - capital, hoy en día no significa éxito si es carente de un elemento tan intangible y vital como lo es el conocimiento. En la actualidad tres cuartas partes del empleo total está dado por empleos de actividad mental que requieren conocimientos especializados. Esto demuestra la evolución de los factores a lo largo de las tres etapas en que, de una forma simplificada, se ha dividido la historia más reciente de la economía (cronológicamente la era agraria, la industrial y la del conocimiento).

El conocimiento se convierte por ello, en las economías de finales de siglo XX y principios de XXI, en el medio principal de creación de riqueza. Cada vez cobra mas fuerza la afirmación de Laurence Prusak de que la fuente principal de creación de ventajas competitivas de una empresa reside fundamentalmente en sus conocimientos o más concretamente en lo que sabe, en como usa lo que sabe y en su capacidad de aprender cosas nuevas.

La importancia relativa que se le atribuye al factor "conocimiento" es el elemento que ha provocado el punto de inflexión en el tránsito de "la sociedad industrial" a "la sociedad de la información" o como se conoce en hoy día "la sociedad del conocimiento".

Las características fundamentales de esta sociedad de la información y del conocimiento según John Naisbitt y Ian Morrison y que evidencian la transición de la sociedad industrial a la sociedad de la información se muestran la tabla siguiente:

Sociedad Industrial

Sociedad de la Información

Tecnología Cerrada

Tecnología Interactiva

Economía Nacional

Economía Mundial

Corto Plazo

Largo Plazo

Centralización

Descentralización

Ayuda Institucional

Autoayuda

Democracia Representativa

Democracia Participativa

Jerarquías

Redes

Norte

Sur

Pocas Opciones

Múltiples Opciones.

Estados Nación

Redes

Explotación

Consumo

Influencia Occidental

Influencia Asiática

Control de los gobiernos

Dirección del mercado

Pueblos

Grandes ciudades

Trabajo

Alta tecnología

Dominio masculino

Ascenso de la mujer

Oeste

Este

El conocimiento se muestra como el fundamento básico en la creación de valor de la empresa del siglo XXI. Por lo tanto, parece necesaria una gestión específica de éste, para satisfacer las necesidades y objetivos institucionales.

La aplicación de conocimiento al conocimiento implica la gestión del conocimiento o aplicación del conocimiento existente en la obtención de resultados y la innovación sistémica o la definición de los nuevos conocimientos necesarios, su factibilidad y del método para hacerlo eficaz. Adicionalmente podemos agregar que la tarea de hacer productivo el conocimiento es una tarea de la administración. De esta manera, la gestión del conocimiento implica la explotación continua del conocimiento para desarrollar nuevos y diferentes procesos y productos dentro de las organizaciones.

La gestión del conocimiento (Knowledge Management, KM) es, sin género a dudas, una de las áreas de mayor velocidad de crecimiento en tecnologías de la información y que esta engendrando docenas de nuevos productos. Incluye la identificación y análisis del conocimiento tanto disponible como el requerido, la planeación y control de acciones para desarrollar activos de conocimiento con el fin de alcanzar los objetivos organizacionales

Para Garvin [1998], la gestión del conocimiento obtiene y comparte bienes intelectuales, con el objetivo de conseguir resultados óptimos en términos de productividad y capacidad de innovación de las empresas. Es un proceso que engloba generar, recoger, asimilar y aprovechar el conocimiento con vistas a generar una empresa más inteligente y competitiva.

Tissen, Andrissen y Lekanne [2000] dividen la gestión del conocimiento en:

  • Gestión funcional del conocimiento: las compañías, conscientes de la necesidad de distribuir información en la organización, están empleando una serie de técnicas de gestión funcional del conocimiento con la principal preocupación de conectar a las personas con el sistema que se utiliza para la distribución y la transferencia de conocimiento.
  • Gestión estratégica del conocimiento: establece un equilibrio del conocimiento de una compañía con su estrategia empresarial prestando atención al impacto de la informática y a la necesidad de diseñar la estructura de la organización en conformidad.

Davenport y Prusack [1998], definen el mecanismo de conocimiento dentro de las organizaciones como un proceso de conocimiento, dividiéndolo en tres etapas:

  • Generación del Conocimiento.
  • Codificación del Conocimiento.
  • Transferencia del Conocimiento.

Toda organización es responsable de su proceso de creación de conocimiento, siendo la facilitadora de las condiciones que permitan un ambiente favorable para actividades en grupo y para la creación y acumulación de conocimiento a escala individual. Revilla [1999] sintetiza los siguientes cinco facilitadores que dinamizan los flujos de conocimiento:

  • Liderazgo
  • Cultura
  • Tecnología
  • Sistema de medición
  • Política de Recursos Humanos

Las estrategias organizacionales respecto a la implantación de la Gestión del Conocimiento asumen diferentes componentes enfocados a tratar el conocimiento en su ciclo de vida muy similar a los de la información dentro de la Gestión de Información. Probst [1980] en su Managing Knowledge resume estos componentes:

  • Objetivos del conocimiento: Determinar el conocimiento que necesita la organización, la cultura, la importancia del conocimiento en las estrategias organizacionales.
  • Balance de Conocimiento: Localizar dónde se encuentra el conocimiento, quiénes son los expertos y qué conocimiento poseen, realizar mapas de conocimiento.
  • Adquirir Conocimiento: Combinar las capacidades de generación interna de conocimiento con identificación de los que se encuentran en el exterior, para la obtención de la cultura organizacional. Generalmente se realiza mediante la contratación de personas capaces.
  • Desarrollar Conocimiento: Generar conocimiento combinando el que ya se tiene, mediante la utilización de la tecnología en la creación de un mecanismo de conocimiento colectivo.
  • Compartir Conocimiento: Determinar quién precisa conocimiento, para hacerle llegar el mismo. Hay que desarrollar mecanismos de incentivos y cambiar la cultura de que "el conocimiento es poder y no se debe compartir"
  • Uso del Conocimiento: Diseñar una política inteligente de Recursos Humanos, donde se entienda que las personas son las principales Bases de Datos de la organización, más allá de la infraestructura disponible.
  • Medida del Conocimiento: Utilizar algún mecanismo para medir el valor del conocimiento disponible o su nivel de utilización.

Estos aspectos evidencian que la Gestión del Conocimiento es un proceso que interactúa con casi todos los subsistemas de la organización y la importancia de una adecuada utilización del conocimiento en las organizaciones con el propósito de hacerlas más competitivas, pero, es necesario enfatizar (en correspondencia con el último paso en la estrategia antes mencionada) que los esfuerzos serán en vano si no se tiene la medida de la eficacia (o ineficacia) de la Gestión del Conocimiento en los diferentes niveles organizacionales.

Para gestionarlo de la forma más eficiente es necesario identificar las diferentes formas en que pueden encontrarse en la organización: como capital humano, capital estructural o capital relacional [Edvinson, 1996],

Capital Humano

Capital Estructural

Capital Relacional

Conocimiento tácito

Experiencia

Formación

Manuales

Procedimientos

Proyectos

Patentes

Derechos de autor

Lealtad

Confianza

Motivación

Satisfacción de clientes

Acuerdos de cooperación

Individual

Organización

Organización/Individual

La gestión del conocimiento debe convertirse en una disciplina práctica que ayude a mejorar la gestión interna de las organizaciones y propicie el desarrollo de una cultura organizacional, donde la integración e interacción de la información y el conocimiento no tengan barreras.

Uno de sus valores principales es la completa coherencia que tiene con técnicas tales como la gestión de la calidad, la reingeniería, el benchmarking, la planeación estratégica y otras basadas también en conocimiento. Es lógico plantear que la Gestión del Conocimiento en la organización es sólo el comienzo de un proceso necesario para la toma de decisiones concretas, relacionadas con el cumplimiento de los objetivos. Por ello la implantación de un sistema de gestión del conocimiento puede contribuir al eficaz funcionamiento de otros sistemas de gestión partiendo de que:

  1. Se maximiza el rendimiento del aprendizaje.
  2. Se considera la información como un recurso más de la organización.
  3. Se reutiliza la información almacenada y se incorpora en los procesos funcionales y operacionales de la organización.
  4. Se garantiza la durabilidad de la información.
  5. El proceso de aprendizaje es continuo.
  6. La capacitación es efectiva porque las personas de forma individual y colectiva se sienten implicadas en su propio desarrollo de forma activa.
  7. Al estar documentados los principales conocimientos:
  • Se elimina el peligro de pérdidas cuando un trabajador abandona la organización.
  • Los problemas no se vuelven repetitivos.

8. Se estimula la habilidad para relacionar ideas, conceptos y conocimientos.

CONCLUSIONES

Todo lo anterior permite concluir que la gestión del conocimiento es una disciplina que se encuentra en los comienzos de su desarrollo, aunque ya se ha demostrado su importancia y la necesidad de aplicarla para lograr mejores resultados globales en todas las organizaciones.

REFERENCIAS

  1. Castro Díaz Balart, F. (2004). Ciencia Tecnología y Sociedad. 2da edición Editorial científico técnica. La Habana. p.69
  2. Santillana. Diccionario Moderno.1993. p. 99.
  3. Rosental, M; Iudin, P. Diccionario filosófico. Editorial Universo, Argentina. 1973. p. 80.
  4. Sveiby, K. (2001) A knowledge-based theory of the firm to guide strategy formulation.Journal of Intellectual Capital vol2 Nr4. p.2 Internet version: http/www.sveiby.com Puleo [1985] citado por
  5. [Badarocco, 1992] citado por Balbastre, F. "La autoevaluación según los modelos de la gestión de calidad total y el aprendizaje en la organización. Una investigación de carácter exploratorio" Tesis Doctoral. Universidad de Valencia, España, junio 2001
  6. [Nonaka y Takeuchi, 1995]. The knowledge creating company. Oxford university Press.
  7. Polanyi [1958] Personal Knowledge, Routledge&Kegan Paul.
  8. Spender [1996] citado por Balbastre, F. "La autoevaluación según los modelos de la gestión de calidad total y el aprendizaje en la organización. Una investigación de carácter exploratorio" Tesis Doctoral. Universidad de Valencia, España, junio 2001
  9. Marshall citado por Balbastre, F. "La autoevaluación según los modelos de la gestión de calidad total y el aprendizaje en la organización. Una investigación de carácter exploratorio" Tesis Doctoral. Universidad de Valencia, España, junio 2001
  10. Nonaka, Takeuchi. Proceso de creación del conocimiento. 1995. p. 3 http://www.gestión delconocimiento.com
  11. Naisbitt J., Morrison I. citado por Balbastre, F. "La autoevaluación según los modelos de la gestión de calidad total y el aprendizaje en la organización. Una investigación de carácter exploratorio" Tesis Doctoral. Universidad de Valencia, España, junio 2001
  12. Garvin [1998) citado por Balbastre, F. "La autoevaluación según los modelos de la gestión de calidad total y el aprendizaje en la organización. Una investigación de carácter exploratorio" Tesis Doctoral. Universidad de Valencia, España, junio 2001
  13. Tissen, Andrissen y Lekanne [2000] citado por Balbastre, F. "La autoevaluación según los modelos de la gestión de calidad total y el aprendizaje en la organización. Una investigación de carácter exploratorio" Tesis Doctoral. Universidad de Valencia, España, junio 2001
  14. Davenport. T, Thomas; Prusak, Laurence. Conocimiento en acción. Editorial: Prentice Hall, España. 1998. p. 112.
  15. Revilla [1999] citado por Balbastre, F. "La autoevaluación según los modelos de la gestión de calidad total y el aprendizaje en la organización. Una investigación de carácter exploratorio" Tesis Doctoral. Universidad de Valencia, España, junio 2001
  16. Probst [1980] Managing Knowledge citado por Balbastre, F. "La autoevaluación según los modelos de la gestión de calidad total y el aprendizaje en la organización. Una investigación de carácter exploratorio" Tesis Doctoral. Universidad de Valencia, España, junio 2001
  17. Edvinson, L., Sullivan, P. "Developing a model for managing intellectual capital". European Management Journal, 14 (14)

 

Autoras:

MCs. Zulem Pérez Rodríguez

Ing. Yariety Torres Hernández

Institución: Universidad de Holguín "Oscar Lucero Moya"


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda