Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El Espíritu Santo del punto de vista Pentecostal (página 2)

Enviado por Autor



Partes: 1, 2, 3, 4, 5

 

 

 

C) EL PROPÓSITO DEL BAUTISMO DEL ESPÍRITU.

El momento del bautismo del Espíritu Santo constituye la experiencia inicial del creyente en rendirse incondicionalmente al Espíritu de Dios. En algunos casos, después de prolongados esfuerzos, el creyente aprende a rendirse. La rendición es la llave del éxito para todo crecimiento espiritual, por cuanto es la rendición total que produce la fe que se apropia de aquello que Dios provee.

El bautismo en el Espíritu Santo no es un blanco en sí, sino una puerta de acceso. Es el deseo de Dios que así como el creyente descubre el calibre de rendición necesaria para apropiarse de las bendiciones divinas, de igual manera luego ande en la luz de ese descubrimiento. El bautismo en el Espíritu Santo no es algo alcanzado una vez y para siempre que establece al creyente en una nueva posición ante Dios. Es una experiencia dada para enseñar el método y grado de rendición al cual Dios responde. Se ha llegado más plenamente a la meta del propósito de esta experiencia cuando el creyente después mantiene ante Dios una nueva medida de sumisión devota; cuando en su andar diario se esfuerza en rendirse aún más completamente y más a menudo sin reservas a Dios.

L. Pethrus – Ha escrito: "El bautismo en el Espíritu Santo está tan íntimamente relacionado con nuestra voluntad que si ésta no está estregada a El, habrá continuamente lucha y contención".

El bautismo en el Espíritu santo abre la puerta a los más altos dotes de la vida cristiana. Los Dones del Espíritu, 1ª Corintios 12.7-11. La manifestación del Fruto del Espíritu,

Gálatas 5.22,23

Estos son alcanzados por el creyente solo en la medida que la presencia y control del Espíritu en su vida, y traen como resultado una medida mayor de la morada y del control genuino del Espíritu, que es la verdadera espiritualidad.

El bautismo en el Espíritu Santo es verdaderamente una inmersión del espíritu humano dentro del divino, de tal manera que lo humano está verdaderamente preparado para su ministerio de exaltar al Señor Jesucristo. La vida espiritual comienza al pie de la Cruz; el servicio espiritual comienza con Pentecostés . En todo momento, el creyente bautizado en el Espíritu es desafiado de mantener su rendición a fin de que el Espíritu pueda mantener su control.

  1. Casi la totalidad de los creyentes en el mundo están de acuerdo en dos cosas:

    1. Que los creyentes debieran recibir el bautismo del Espíritu Santo.
    2. Que Dios está dispuesto a dar el don.
  2. EL PROCESO (SECUENCIAS POSIBLES) DE RECIBIR EL BAUTISMO DEL ESPÍRITU.

El Dr. R. A. Torrey escribió: "Estamos abundantemente seguros en decir que cada hijo de Dios está bajo la más solemne obligación de ocuparse a fin de que definitivamente reciba el Espíritu Santo, no solamente como un poder regenerador y como presencia morando en su ser, pero como una investidura definida de poder, antes que trate de efectuar cualquier servicio para Dios".

La Escritura declara que Dios otorga de Su Espíritu en cinco maneras:

1. El da Su Espíritu. Lucas 11.13.

2. El envía Su Espíritu. Juan 14.26.

3. El suministra Su Espíritu. Gálatas 3.5.

4. El derrama Su Espíritu. Proverbios 1.23.

5. El pone (viste) Su Espíritu. Isaías 52.1.

Esta es evidencia abundante de que Dios no retiene de Su Espíritu para con el creyente.

Fe es necesaria para recibir el Espíritu Santo, fe en la promesa divina, y en Cristo Jesús el bautizador. El creyente en su búsqueda dirige su fe hacia Dios por más de El. Sobre todas las cosas viene con un corazón rendido y entregado a la voluntad divina del Trino Dios. La clave principal en el proceso de recibir el bautismo en el Espíritu Santo está en la rendición a Dios.

Aquella clase de rendición que significa que la voluntad interior está totalmente entregada al Señor, y que toda lucha y contención de parte del creyente ha cesado. Bien puede ser declarado que el creyente, pero si, el creyente dando posesión al Espíritu.

El creyente que desea que el Espíritu Santo venga a morar en su vida, debe presentar una vida limpia a Dios. Bien se ha dicho: "Dios no requiere vasos de oro, ni tampoco busca vasos de plata, pero debe tener vasos limpios".

Fórmulas, métodos y técnicas especiales, ritos y momentos o lugares especiales; circunstancias o ideas propias son inaplicables tanto al que desea se bautizado como al bautizador Divino.

Las Escrituras no prohíben el "asentar y esperar", pero el énfasis dado para la Iglesia está puesto en la importancia de recibir.

Muchos creyentes han sido ayudados por el proceso externo de la imposición de manos. Hay solamente tres casos en el Nuevo Testamento, donde se impusieron las manos. Hechos 8.17,18; 9.17; y 19.6.

Dos veces Pablo escribe a Timoteo y menciona la imposición de manos pero en relación a los Dones espirituales en vez del bautismo inicial. 1ª Timoteo 4.14. y 2ª Timoteo 1.6.

Hubo cientos de creyentes en el Nuevo Testamento que recibieron el bautismo del Espíritu Santo en relación a los cuales no se hace mención de la imposición de manos.

E) LA EVIDENCIA DEL BAUTISMO DEL ESPÍRITU.

La evidencia inicial de ser bautizado con el Espíritu Santo es el poder hablar en otras lenguas. Esta conclusión proviene de las Sagradas Escrituras. De las cinco ilustraciones del libro de Los Hechos, tres incluyen específicamente el hablar en otras lenguas:

a) El día de Pentecostés. Hechos 2.

b) La casa de Cornelio, 8 años más tarde. Hechos 10.

c) Los creyentes en Efeso, 25 años más tarde. Hechos 19.

Cuando Pablo el Apóstol recibió el bautismo del Espíritu Santo, las lenguas no son mencionadas pero más tarde el mismo declaró: "Doy gracias a Dios que hablo en lenguas más que todos a vosotros". 1ª Corintios 14.18. (Señal 14.22)

Debemos enfatizar claramente que el hablar en lenguas en si no es el bautismo, es solamente la señal o evidencia. Ninguna persona bien informada en las Escrituras busca lenguas sino por el contrario busca a Dios, al Hijo y la dulce presencia del Espíritu Santo de Dios.

Las lenguas luego se transforman en la señal para el que busca como para aquellos que están a su alrededor. Y el órgano humano del habla sirve para manifestar el control no restringido del Espíritu de Dios, y lo expresado por el creyente con frases coherentes, generalmente alabanzas a Dios, en un idioma que no ha aprendido.

En vista de la sobre abundancia de evidencias de lenguas en las experiencias en la Biblia, debemos sostener que las lenguas son la evidencia del bautismo del Espíritu Santo.

Las experiencias de los creyentes de la Biblia, y particularmente de aquellos que estuvieron presentes en el día de Pentecostés, deben servir de ejemplo a todas las experiencias futuras. NO hay indicación en las Escrituras de que este suceso fenomenal estaría limitada solamente al capítulo 2 de Los Hechos. Pedro declaró: Hechos 2.39.

 

F) LOS RESULTADOS DEL BAUTISMO DEL ESPÍRITU.

La fuerza básica de la experiencia del bautismo Pentecostal es el impartimiento de poder espiritual proveniente de un origen divino.

Investidura de poder para dar testimonio de Cristo. La declaración de fe de la Unión de las Asambleas de Dios, dice:

"Con el bautismo del Espíritu Santo recibimos poder para la vida y servicio, la concesión de dones y sus usos en el trabajo del ministerio".

El avivamiento Pentecostal del Siglo XX trajo consigo un despertamiento espiritual, nuevo celo en la obra misionera y en la evangelización, como así también un ministerio de poder y de vigor.

El libro de Los Hechos da la siguiente lista de resultados:

a) Poder para testificar. Hechos 1.8.

b) Poder para hablar persuasivamente y con coraje. Hechos 4.8,9.

c) Poder para dar testimonio y gracia. Hechos 4.29,33.

d) Poder para declarar la deidad de Cristo. Hechos 9.17,20.

e) Poder para magnificar a Dios. Hechos 10.44-46.

f) Poder para manifestar para provecho. 1ª Corintios 12.7.

Pedro, quien negó al Maestro justo antes del Calvario, llegó a ser un canal poderoso de ministerio después de Pentecostés.

El creyente no puede rendirse para recibir la tercera Persona de la Trinidad en Su plenitud sin al mismo tiempo tener un nuevo grado de pasión por las almas, una nueva determinación de separarse del mundo, un nuevo ímpetu para orar, una nueva devoción a la Palabra de Dios, y una nueva vida de adoración y alabanza, que transforma el trabajo del creyente en un gozo en vez de una obligación.

G) EL BAUTISMO DEL ESPÍRITU Y LA TERMINOLOGÍA DEL NUEVO TESTAMENTO.

Loa creyentes Pentecostales están de acuerdo en que se use la expresión "bautismo en el Espíritu Santo" para referirse a la experiencia de Hechos capítulos 2 y otras. Los términos usados son: llenado, derramado, vino, sobre y recibido.

El punto de vista PENTECOSTAL está basado en lo siguiente:

PRIMERO: Al ascender a los cielos Cristo dijo: "mas vosotros seréis bautizado con el Espíritu Santo dentro de no muchos días" (Hechos 1.5). Esta declaración del Hijo de Dios incluye en el día de Pentecostés el bautismo del Espíritu Santo.

Pedro hablando de lo ocurrido en la casa de Cornelio dijo: "...más vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo" (Hechos 11.16). Estos sucesos fueron en verdad experiencias Pentecostales, por cuanto la Escritura expresa de aquellos alrededor que hablan en lenguas, y que magnificaban a Dios" (Hechos 10.46).

Pearlman dice: "Cuando la palabra ‘bautismo’ es aplicada a la experiencia espiritual es usada figurativamente para describir la inmersión en el poder energético del Espíritu Divino".

El término "bautismo" es definitivamente una palabra bíblica que describe la experiencia inicial de ser llenado con el Espíritu Santo.

Pero "bautismo" y "llenamiento" o "plenitud" no son siempre sinónimos. Los creyentes son bautizados una sola vez, pero son llenados muchas veces. De ahí el eslogan: "Un bautismo y muchos llenamientos". El bautismo en el Espíritu es una experiencia una vez y para siempre por cuanto el creyente puede ser llenado por primera vez solo una vez. Pero no es una experiencia de una vez y para siempre en relación en el cumplimiento de las necesidades espirituales. Uno continúa necesitando una infusión diaria del Espíritu Santo y el bautismo inicial en el Espíritu Santo es simplemente el comienzo de lo que luego ha de ser una relación diaria.

SEGUNDO: Como punto de vista Pentecostal, de acuerdo a la escritura hay una segunda experiencia indicada: "Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo".

1ª Corintios 12.13. La mayoría de los maestros eruditos de las Escrituras están de acuerdo que este pasaje se refiere al nuevo nacimiento en vez de la experiencia Pentecostal. En otras palabras esta experiencia es sinónima con la conversión. Alguien ha dicho: Esta es la manera Paulina de declarar el nuevo nacimiento de Juan 3.7".

Consecuentemente, vemos dos bautismos del Espíritu en las Escrituras.

También es posible aceptar el hecho que existe la posibilidad de experimentar ambos bautismos al mismo tiempo, o por lo menos muy cerca el uno del otro. Es posible que esto fue lo que ocurrió en la poca del libro de Los Hechos.

  1. La conversión es la ocasión de bautismo por el Espíritu, cuando el convertido es tomado por el Espíritu y puesto dentro del cuerpo de Cristo. El bautismo Pentecostal es una experiencia subsecuente a la conversión cuando el creyente es completamente "llenado" con el Espíritu Santo. Notemos los siguientes casos que demuestran que el bautismo en el Espíritu es subsecuente a la conversión:

    1. El grupo congregado en el aposento alto y que recibió el Pentecostés original eran ya creyentes. Véase Juan 14.17 y Juan 15.3. Estos creyentes ya en comunión con el Espíritu recibieron una experiencia espiritual subsecuente del Bautismo.
    2. El sermón de Pedro en el día de Pentecostés. Hechos 2.38. Aquí vemos al arrepentimiento y la remisión de pecados como una experiencia básica anterior a la recepción del don del Espíritu Santo.
    3. Saulo de Tarso tuvo una experiencia con el Señor que le conmovió hasta lo más profundo en el momento de su conversión, pero tres días más tarde vino Ananías quien oró por él para que fuese lleno con el Espíritu Santo. Hechos 9.17.
    4. Dice la Escritura que Cornelio era "Varón justo y temeroso de Dios", pero recién después del mensaje de Pedro, él y los suyos recibieron el Espíritu Santo. Hechos 10.44.
    5. Los Efesios ya eran convertidos al evangelio, pero Pablo les impuso las manos y recibieron el Espíritu Santo. Hechos 19.6.
    6. Hay cierto significado en el Antiguo Testamento. La ceremonia para la limpieza del leproso requería primero la sangre antes de la unción de aceite. Levítico 14. La fiesta de la Pascua precedía a la fiesta de Pentecostés. Levítico 23.

    S U M A R I O

  2. EL BAUTISMO PENTECOSTAL DISTINTO A LA CONVERSIÓN.
  3. BAUTISMO DEL ESPÍRITU Y SANTIFICACIÓN.

Uno de los frutos del bautismo del Espíritu es el acceso a una medida mayor de santidad. Romanos 15.16, 2ª Tesalonicenses 2.13 y 1ª Pedro 1.2. El hecho de ser lleno del Espíritu Santo positivamente compatible con el andar en santidad demostrado por santificación en práctica. El bautismo del Espíritu está asociado con la investidura de poder. Santificación es limpieza, mientras que el bautismo es un llenamiento.

Donald Gee – Dice:

"La verdad bíblica es que seguido del bautismo del Espíritu Santo hay mucha santificación personal necesaria en el creyente, y esta tomará lugar a medida que el hijo de Dios ‘anda en el Espíritu’. Gálatas 3.2,3. y 5.16-25. Es vana cosa pensar que cualquier ‘crisis’ o ‘bendición’ de experiencia puede tomar el lugar de un continuo ‘andar’ en el Espíritu".

La operación santificadora del Espíritu Santo en el creyente es progresiva más que instantánea. Su poder para producir rectitud en el creyente está en proporción a la medida de la sumisión de la voluntad. La santificación del Espíritu produce un refinar de la conciencia, y un mayor grado de comunión entre Dios y el creyente. El hecho de recibir la experiencia del bautismo del Espíritu Santo relaciona al creyente en una manera personal a la Tercera Persona de la Deidad y esto provee el camino para la recepción de mejores cosas de Dios a través de las experiencias de la vida diaria del creyente.

Existen variadas opiniones de relación con las referencias bíblicas del bautismo de fuego, Mateo 3.11 y Lucas 3.16. No es nuestro deseo negar la verdad del bautismo por fuego, pero más bien asociarlo con la operación total del Espíritu en todo lo que Él hace por la virtud de morar en plenitud por el bautismo.

F. Boyd – Ha escrito:

"El bautismo en el Espíritu Santo no es una cosa y el bautismo con fuego otra, pero lo primero es la realidad, y lo segundo es el símbolo. Cristo es el agente personal que efectúa esta saturación de la frialdad del hombre con el fuego de Dios. El Espíritu Santo quiere ser en el corazón del hombre un Espíritu de fuego – fuego para muerte o fuego para vida, pare destruir o para purificar. La presencia de Dios en el corazón del hombre es el mayor don de Dios.

Consecuentemente bien puede ser llamado un fuego. Separa lo bueno de lo malo, purifica, prueba. Es nuestro deber anhelar y obedecer este espíritu de fuego".

  1. BAUTISMO DEL ESPÍRITU Y PLENITUD DÍA POR DÍA.

Todo creyente que de verdad cree la Biblia estará de acuerdo con la necesidad imperativa de ser lleno del Espíritu día por día. Efesios 5.18; Hechos 13.52. El creyente debe vivir en la plenitud del Espíritu y no en la esfera de la carne. La plenitud del Espíritu no es el privilegio de unos pocos, pero la prerrogativa y responsabilidad de todos los creyentes.

Ruth Paxon – Escribe:

"Así como es el mayor pecado para el inconverso rechazar la vida de Cristo y en Cristo, en el creyente el mayor de los pecados es el rehusar la vida abundante por medio del Espíritu. La plenitud del Espíritu no es discrecional pero obligatoria". Plenitud diaria no es una crisis pero un proceso.

El creyente no puede en un dado momento alcanzar la plenitud del Espíritu requerida para toda su vida. En el momento de recibir el bautismo en el Espíritu Santo el creyente descubre el camino de rendición, que es el modelo para su vivir diario. La plenitud día por día del Espíritu requiere la misma clase de rendición.

A pesar del ímpetu que una experiencia, o crisis puede producir, la única manera de poder disfrutar de la plenitud día por día es por medio de rendirse diariamente a un nuevo y fresco flujo del Espíritu.

 

CAPÍTULO V

DONES ESPIRITUALES Y FRUTOS

A) Los Dones del Espíritu.

B) El Fruto del Espíritu.

A) LOS DONES DEL ESPÍRITU SANTO.

1. LA NATURALEZA DE LOS DONES Y LA MANERA EN QUE SON OTORGADOS.

Hay una diferencia bien clara entre: "Los Dones del Espíritu Santo" y "El Don del Espíritu."

Se puede ejemplificar de la siguiente manera:

Todos los que creen en Cristo Jesús, como su único y suficiente Salvador de su vida física y espiritual, tienen el Don del Espíritu Santo de Dios; solamente algunos creyentes, que permanecen fieles sirviendo al Señor, con toda la plenitud de sus fuerzas, físicas, mentales y espirituales, son usados por Dios como instrumentos útiles para honra, manifestándose a través de ellos en momentos determinados, para poner en práctica la operación de los Dones.

El Don del Espíritu del Señor es dado a cada creyente individualmente.

Los Dones del Espíritu Santo son dados, para el ministerio y adoración a la Iglesia, mejor dicho; al Cuerpo de Cristo que constituye la Iglesia.

Este estudio tiene su base en el texto Bíblico ubicado en 1.ª Corintios 12.

La palabra de Dios, no da condiciones para recibir en esos momentos determinados, los Dones del Espíritu, salvo que exhorta al creyente a desearlos.

Los dones del Espíritu no son apropiados por fe como la salvación.

Básicamente los dones son concedidos, operando el Espíritu Santo en su soberanía absoluta. "Pero todas estas cosas las hacen uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como Él quiere." 1.ª Corintios 12:11.

Hay un principio básico expresado en 1º Corintios 12:7. "A cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho."

El Espíritu opera por medio de los Dones del Espíritu Santo para provecho mutuo.

Consecuentemente los Dones son más bien para ejercicio público y no privado.

Los Dones son para ser operados a través de individuos en la congregación.

Otro principio básico vertido en Las Escrituras, es que la experiencia de uno no debe ser la misma de otro. Romanos 12:6, 1.ª Corintios 12:29-30. Pero no debe cesar de procurar los Dones mejores, esperando y confiando en Dios.

Pablo habla de los Dones del Espíritu (en el idioma griego), en su aspecto triple.

  1. (1º Corintios 12:4-7)

  2. "CARISMATA" = variedad de dones impartidos por el Espíritu

    Señor.

  3. "DIAKONAI" = variedad de servicios efectuados en la causa del
  4. "ENERGEMATA" = variedades de poder, de un Dios que opera en todas

las cosas y por medio de ellas.

Todo lo anterior; a, b, c, se denomina "Manifestaciones de Espíritu."

El propósito principal de los dones del Espíritu, es capacitarnos espiritualmente para edificar la Iglesia de Dios, instruyendo a los creyentes y propiciar el conocimiento de la salvación de los inconversos. Efesios 4:7-13.

2. LOS NUEVE DONES DEL ESPÍRITU DE 1ª CORINTIOS.

A) Dones de Revelación: Palabra de Sabiduría - Palabra de Ciencia - Discernimiento de espíritus

B) Dones de Poder: Fe - Operaciones de milagros - Dones de sanidades.

C) Dones de Inspiración: Profecía - Géneros de lenguas.(Expresión) - Interpretación de lenguas.

a) DONES DE REVELACIÓN.

1) PALABRA DE SABIDURÍA

Myer Pearlman describe en su libro, los Dones del Espíritu, le aconsejo leerlo y sacar por comparación su propia conclusión.

Para encontrar una descripción precisa del carácter y operación de la palabra de Sabiduría, analicemos las palabras del hermano Horton: "La palabra de Sabiduría es la revelación sobrenatural por el Espíritu Santo, de propósitos divinos; la declaración sobrenatural de la mente y voluntad de Dios."

La palabra de Sabiduría no es únicamente expresada en decir cosas del futuro, sino también en las instrucciones que Dios da a los hombres, que vienen de Su conocimiento del futuro.

Dios prepara a los hombres para el futuro con las instrucciones como deben seguir en ciertas circunstancias.

Fue por este Don que Moisés recibió los diez mandamientos, y las ordenanzas dadas en el libro de Levítico.

La Palabra de Sabiduría puede ser manifestada:

  • POR LA VOZ DE DIOS.
  • EN UN SUEÑO.
  • EN UNA VISIÓN.
  • POR PROFECÍA.
  • .........................? (Sólo Dios sabe las diferentes formas de manifestarse)

Tenemos en La Palabra de Dios; La Biblia, ejemplos de cada una de estas formas de revelación.

Dios usó el Don hablando a Noé, ver en: Génesis 6:13, cuando quería avisar al pueblo del peligro que Iba a venir sobre el mundo.

Otra vez avisó a Lot del peligro que iba a venir sobre las ciudades de Sodoma y Gomorra, ver en: Génesis 19:12,13. Vino esa vez la Palabra de Sabiduría por la voz de un ángel.

En los hechos, capítulo diez, vemos otra revelación del mismo Don, cuando Dios muestra a Pedro por medio de una visión que debe llevar el mensaje del evangelio a los gentiles que iban a venir a su puerta.

Debemos distinguir claramente entre la Palabra de Sabiduría y la de Ciencia. Son parecidas, sin embargo operan en dos esferas separadas.

La Palabra de Ciencia es una revelación de sucesos pasados o presentes, fuera de nuestro conocimiento natural, en cambio la Palabra de Sabiduría revela los propósitos de Dios en cuanto a cosas, personas, etc. e instrucciones en cuanto al futuro.

LA PALABRA DE SABIDURÍA NO ES UN DON DE SABIDURÍA. Es una Palabra de la Sabiduría de Dios en circunstancias especiales y el hecho de que no es solamente un mayor desarrollo de la sabiduría humana se ven en las instancias de su uso en la Biblia.

SÓLO DIOS TIENE CONOCIMIENTO DEL FUTURO y cuando da a un hombre la posibilidad de ver este futuro y como debe afrontarlo, se ve claramente que es una revelación de una pequeña parte de la Sabiduría de Dios.

Ha sido confundido este Don con un alto grado de capacidad intelectual, pero no era la sabiduría de Pablo que reveló a él los detalles de la Venida del Señor Jesucristo, como está escrito en: 1ª Tesalonicenses 4:16.

Pablo era un hombre sabio y conocía las Escrituras, pero esta sabiduría en cuanto a la Venida del Señor Jesús, no vino de capacidades o cualidades naturales, era todo un milagro de revelación dada por Dios. Un hombre sabio con un conocimiento profundo de las Escrituras puede conocer la voluntad de Dios ya revelada en la Biblia, pero para declarar la voluntad de Dios no revelada en La Palabra y conocer sus propósitos escondidos, aparte de la Palabra, uno debe recibir la Palabra de Sabiduría milagrosamente de Dios.

La manifestación de este Don puede variar de acuerdo con el lugar que ocupa el que lo recibe o con su personalidad, Daniel recibió información de los asuntos de Estado, en cambio Ezequiel supo de las cosas espirituales tocante a la restauración de Israel. Ya que la información recibida no depende de ninguna facultad natural, puede ser recibida por un niño como Samuel o un esclavo como José.

En nuestro presente siglo, especialmente entre los que reconocen lo sobrenatural y el poder de manifestaciones del Espíritu Santo ha habido numerosos incidentes de la operación del Don de la Palabra de Sabiduría. Ocasiones cuando han venido avisos de peligros venideros, instrucciones en cuanto a pasos a tomar y revelaciones del futuro.

Una hermana sintió un llamamiento misionero pero no sabía a donde ir. Orando a Dios, vio un cierto puerto y muchas caras de niños chinos. Enseguida se dio cuenta de que tenía que ir a la China. Al llegar allí desembarcó en el mismo puerto que había visto en el sueño.

"Dios es el mismo hoy... ayer... y por los siglos."

Amén.

 

  1. PALABRA DE CIENCIA.

"La Palabra de Ciencia como está revelada en las Escrituras, es la revelación de una manera espiritual y sobrenatural de ciertas cosas de la mente de Dios." Dijo el hermano Harold Horton.

Sabemos que Dios tiene delante de ÉL, todo conocimiento de los cielos y de la tierra. Él conoce a todos, sean; personas, lugares o cosas. Todo lo que hay en existencia y está consciente de todos a la vez.

Esta es la cualidad de Su carácter que llamamos Omnisciencia. Él nunca tiene que recordar cosas; Esto sería memoria.

Él tiene todo siempre delante de Él, todo tiene en Su mente infinita, esto es Ciencia. La Palabra, en el uso del Don que estamos estudiando, es cuando Dios revela al hombre por Su Espíritu algún detalle de su conocimiento de TODO. Puede ser la existencia, la condición o el lugar en donde se encuentra una persona, o un lugar, la localidad u ocasión de algún acontecimiento.

Se llama Palabra de Ciencia porque Dios nos da todo Su conocimiento, solamente en porciones pequeñas para usar en alguna necesidad temporaria. Tampoco se puede decir que la Palabra de Ciencia es una amplificación humana. Es un fragmento de Ciencia Divina dada divinamente. No es el conocimiento que viene por estudiar o por consagración. Es Ciencia que solamente tiene Dios, y por la operación del Espíritu Santo sobre un persona en algún momento que agrada a Dios, revelarlo a tal hombre, para cumplir Sus propósitos. El hombre no contribuye nada; recibe todo de Dios.

El hecho que se llama Don a la Palabra de Ciencia ha dado la impresión que el Don es vocal. La verdad es que esa revelación de Ciencia Divina solamente llega a ser vocal cuando se ha dicho a otros.

El Don también ha sido confundido con esclarecimiento natural, pero no es natural, es sobrenatural. Conocimiento natural es fruto de medios o recursos naturales de conseguir tal conocimiento como si fuéramos a recibir información por carta o de un libro, la Palabra de Ciencia es recibida en contacto con el Espíritu Santo, como en Apocalipsis 1:2. Allí Juan recibe en el espíritu conocimiento de la condición en que se encontraban las siete Iglesias de las cuales habla. La Palabra de Ciencia depende totalmente de nuestra comunión, consagración y la voluntad de Dios.

Un ejemplo es: la gran confesión de Pedro, el apóstol, en San Mateo 16:16, Jesucristo dijo que esa gran declaración no vino de carne, ni sangre, más el Padre Celestial se lo había revelado esto a Pedro.

No debemos confundir tampoco el Don de la Palabra de Ciencia con un conocimiento profundo de la Biblia y de la Teología. La mente del hombre opera pasivamente y la mente del Espíritu activamente en la operación de este Don. La mente humana recibe sin esfuerzo la impresión de la mente de Dios. Las cosas que la Palabra de Ciencia revela, no podrían ser conocidas por el estudiar más diligentemente de La Biblia o la Teología.

La Palabra de Ciencia no es un Don especial guardado para el clérigo, como vemos en lo siguientes ejemplos:

  • Para avisar a un Rey de los planes del enemigo. (2ª Reyes 6:9-12).
  • Para dar luz y ánimo a un siervo del Señor. (1ª Reyes 19:14-18).
  • Para convencer a un pecador de su necesidad del Salvador. (Juan 4:18,19.29).
  • Para indicar a un hombre en necesidad. (Hechos 9:11).
  • Para revelar corrupción en la Iglesia. (Hechos 5:3).
  • Para conocer los pensamientos de los hombres. (Juan 2:24 y 1ª Samuel 9:19).

No tenemos lugar para mencionar los muchos ejemplos de uso de éste Don hoy día; pero hay muchos y sabemos que está todavía en operación y puede ser de gran bendición a la Iglesia.

Por los ejemplos que hemos leído de La Biblia, nosotros podemos llegar a algunas conclusiones acerca de éste Don. Vemos que la revelación que trae la Palabra de Ciencia no es del futuro y que las distancias no impiden su operación. La edad, educación y nacionalidad, no son calificaciones para recibir este Don.

Finalmente por el operar de la Palabra de Ciencia, la Iglesia puede ser purificada, consolada y el enemigo puede ser vencido y Cristo glorificado en todo.

------------------------------------------------------------------------

CONSEJO: Lea por lo menos tres veces cada hoja, y ruegue a Dios que le revele, todo lo que no he podido explicar más claramente.

Consulte a Su Pastor sobre el tema, las veces que sea necesario, hasta que se le aclaren todas sus dudas.

3) DISCERNIMIENTO DE ESPÍRITUS

Este Don de la Discreción (Discernimiento) de Espíritus es un poder que es de suma importancia a la Iglesia de Dios. En estos últimos tiempos del siglo de La Gracia, las fuerzas diabólicas están en una furia para engañar a los santos de Cristo y hacer las almas perderse en deleites y pecados del mundo. Pues un Don que lo revela, cuando operan espíritus de engaño entre el rebaño de Cristo es de lo más importante.

Dios nos enseña que hay estos espíritus en abundancia y también nos concede poder para vencerlos siempre.

El Discernimiento de Espíritus da compresión sobrenatural, en el dominio secreto de los espíritus, revelando cual es el origen del espíritu que opera en una persona la cual manifiesta poder o sabiduría sobrenatural.

Nos hace saber la fuente del milagro, si es de Dios o de espíritus inmundos.

Algunos han entrado en dificultades con la idea errónea que este Don les concede discernimiento de todo y toman sobre sí mismos la tarea de investigar las vidas de todos los demás creyentes. Este viene a ser más bien un Don particular de sospechar, el cual la mayoría de la humanidad tiene, y seguramente no es de los Dones del Espíritu Santo.

La Discreción de Espíritus, opera enteramente en una manera sobrenatural y las cosas que revela son del dominio de espíritus. Este Don está incluido en el grupo de Dones que se llama: Dones de revelaciones el cual incluye la Palabra de Sabiduría y la Palabra de Ciencia, más es distintos de éstos Dones, en que sus revelaciones son de carácter material o natural.

Es exclusivamente para la discreción de espíritus, mientras tanto que los dos Dones mencionados pueden revelar cosas naturales, como peligro por venir y cosas por el estilo. Pablo el apóstol, lleno del Espíritu Santo, puso sus ojos en Elimas, el encantador y percibió que era un hijo del diablo que quería trastornar los caminos rectos del Señor.

Pablo discernió el espíritu, usando la Discreción de Espíritus que le mostraba el origen y naturaleza de ese espíritu que operaba en Elimas. Hechos 13:9,10.

Otra vez cuando estaba con los Filipenses, Pablo discernió el espíritu que dominaba la muchacha que los seguía molestándoles. Hechos 16:16. Conociendo su origen Pablo hizo al espíritu salir de la muchacha e hizo fracasar los planes del diablo de molestar la obra de Dios en aquel pueblo. Espíritus de error y doctrinas de demonios abundan en nuestro tiempo en que reina la apostasía y en que muchos niegan al Señor Jesús que les salvó. Para separar lo bueno de lo malo no alcanzaría la sabiduría de Salomón si uno depende de modos humanos. Es menester pedir que Dios de este Don bendito a los fieles para que rechacen los espíritus diabólicos con sus doctrinas inspiradas por los mismos demonios. Doctrinas que solían negar los milagros del Señor, su nacimiento virginal, la obra expiatoria de Cristo, el castigo seguro de los pecadores, y cualquiera otra verdad que sería de provecho a las almas de los hombres.

Cuando hay algo verdadero, siempre hay algo que es una imitación que es falsa, y en consecuencia hay milagros mentirosos hechos por el poder del diablo.

Todo es para engañar a los que buscan señales de Dios y si no fuera por lo Dones del Espíritu, los mismos santos serían engañados por los "espíritus de demonios obrando milagros." Apocalipsis 16:14. Pues en éstos días la Iglesia debe buscar el pleno poder del Espíritu Santo con todos los Dones para proteger la Iglesia y combatir las "señales de Satanás", que vienen con más frecuencia cada día.

Terminemos el estudio con algunas palabras de caución. Espíritus de demonios no ceden a cualquier persona. Tiene que ser un siervo de Dios lleno del Espíritu Santo. Hechos 19:13-17. Y vivir muy cerca del Señor Jesús. Mateo 17:16. Es tomar la parte de uno con poca sabiduría, el tratar de hacer salir espíritus malos sin tener la plena seguridad por este Don que hay tal espíritu en posesión de la persona.

Hay muchos casos de opresión de estos demonios en que no han tomado posesión actual de la persona. Mateo 4:24.

El Don de Discernimiento de Espíritus, no lleva la autoridad de hacer salir a los demonios, sino es para percibir su origen. Una vez discernidos estos demonios, que hacen a los hombres suicidarse, que los hacen paralíticos, mudos, lunáticos, (aunque no todos estos enfermos son por demonios en sí), es necesario tener los Dones de Poder, para hacerlos salir.

Esto estudiaremos más adelante.

b) DONES DE PODER.

4. FE

Para poder recibir abundantes bendiciones físicas y espirituales de Dios, necesitamos algo semejante a una llave, como la FE; para abrir las puertas, las ventanas de los cielos.

Hebreos 11:6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios...

Debemos notar la diferencia entre:

  1. La fe que todo ser humano tiene por naturaleza (aún los incrédulos).
  2. La fe en dioses.
  3. La fe que salva.
  4. La fe en Cristo, es fe en acuerdo con promesas.
  5. La fe como un Don del Espíritu Santo.

1. Llamándose fe natural, como la que tiene el chacarero cuando siembra y piensa, voy a cosechar. Esta fe tiene por conocimiento básico las leyes de la naturaleza, de carácter cíclico como las estaciones del año, épocas lluviosas, épocas de sequía, movimientos lunares, influencia del Sol, agentes atmosféricos, que por supuesto varía según el lugar geográfico donde uno se encuentra en el mundo, ejemplos: zonas Polares, Ecuatoriales, etc.

La fe natural del comerciante, que fabrica innumerables artículos para uso doméstico, industrial,

Etc. pensando en que se va a vender.

La fe natural del que compra objetos, alimentos, animales, etc., dependiendo de que estos no se echarán a perder, descomponer, contaminarse, por los elementos con los que cuenta para garantizar su seguridad, y en el caso de los animales piensa no se van a morir.

Es una fe que no pasa más allá del entendimiento.

2. La fe en dioses, es una amplísima diversidad, para su conocimiento general, recomiendo leer cualquier tratado o libro, sobre religiones comparadas, en forma especial recomiendo los apuntes del Doctor Odo, que consta de más de 600 páginas. Por esta causa, no entro en mayores detalles y escapa al propósito de este estudio.

3. La fe que salva. Aparte de todo mérito humano, es confianza personal en el Señor Jesucristo, quién fue entregado por nuestras transgresiones y resucitado para nuestra justificación.

(Romanos 4:5, 23-25).

Leer Efesios 2:8. Analice y note en este versículo, la palabra Don se utiliza como contraria a las obras.

Por esta causa esta clase de fe es diferente.

4. La fe en Cristo, es fe en acuerdo con promesas.

Leer Lucas 3:4-6. Este pasaje es una promesa profética, especialmente el verso seis.

Leer Mateo 1:21. Un ángel anunció la promesa.

En Lucas 6:9, es una promesa de santidad, que es independiente del día, costumbres y lugar, la fe en Cristo por su obediencia y la obra de ÉL, dio lugar a tal milagro.

Leer Mateo 9:22. Por fe en Jesús fue salva.

Leer Mateo 24:13. Si perseveramos, obtendremos nuestra promesa de salvación.

De los ejemplos anteriores, deducimos que hay en la Biblia innumerables pasajes de fe en acuerdo con promesas; solamente vimos estos pasajes, para diferenciar esta clase de fe.

5. La fe como un Don del Espíritu Santo.

La Fe Divina toca en la profundidad del corazón.

El Don de Fe, es una fe en lo que parece imposible.

El Don de Fe es dotado por Dios, en forma sobrenatural por la operabilidad del Espíritu Santo, la cual se convierte en una realidad, lo deseado por un hombre inspirado de Dios.

En el capitulo once de la Epístola a los Hebreos, encontramos ejemplos del uso de Fe milagrosa dada por Dios, a los hombres del Antiguo Testamento.

En el Nuevo Testamento, más propiamente en este período de La Gracia, época de la Iglesia, leemos en

1º Corintios 12:9. Dios nos provee un revestimiento especial del poder del Espíritu Santo.

El Don de Fe, emplea fe activa, que pasivamente espera un milagro.

El ejemplo se encuentra en los Hechos 28:1-6. Pablo pasivamente espero el milagro.

La operación del Don de Fe, es por lo general menos espectacular que la manifestación de los demás Dones y muchas veces se manifiesta en secreto, sobre un largo período, sin embargo es milagroso y de mucha bendición en la Iglesia, en todo el mundo.

Hombres con el Don de Fe, son las chispas necesarias, para prender el fuego de avivamiento en la Iglesia de Jesucristo, en este siglo de incredulidad.

******************************************************

SÍNTESIS DE FE

  • Todo ser humano tiene algo de FE, ya sea que lo sienta o no, ignorándola.
  • La Fe es semejante a la Gravedad, siempre está latente, actuando, pero solamente la recordamos y nos hace sentir su fuerza, cuando se nos cae un vaso de vidrio de las manos y este al llegar al piso se rompe en pedazos, o simplemente cuando nos caemos de la manera más absurda.

Entonces la recuerdan a la Gravedad y sus leyes, mejor dicho las leyes de Dios, establecidas para el comportamiento de la naturaleza.

  • ¿ Cómo puede ser usada nuestra fe?.

Recurrimos al ejemplo dado por el Rvdo. Paul Yonggi Cho, de los cuatro procesos básicos en la incubación: una ley de la fe.

PRIMERO. – Para poder usar nuestra fe, nosotros debemos tener una clara visión de nuestros objetivos.

SEGUNDO. – Tenemos que poseer un deseo ardiente por nuestros objetivos, experimentar un deseo ardiente. Proverbios 10:24-b.

TERCERO. – Debemos tener la sustancia, o la seguridad. (En el idioma Griego, sustancia es Hypostasis, traducido al lenguaje común, significarían título o papel legal)

Debemos esperar delante del Señor, todo el tiempo necesario hasta adquirir la seguridad.

CUARTO. – Debemos dar muestras de nuestra fe.

Los milagros no se realizan por medio de una lucha ciega, sino por las Leyes del Reino Espiritual, manifestándose a través de nosotros, como se manifestó en nuestro Redentor Jesucristo.

El Espíritu Santo es el que se manifiesta a Sí mismo por medio de nosotros. No tenemos ninguno de los Dones, sólo el Espíritu Santo los tiene. Debemos creer en ÉL y obedecerlo en toda la Potencia de Su manifestación.

"Pronuncia la palabra que te ha sido dada."

Romanos 10:17.

PARA PENSAR: Los Conquistadores, al llegar a nuevas tierras; las hacían suyas y peleaban por ellas aún ofrendando sus propias vidas.

  • ¿Tu por FE que conquistasteis?
  • ¿Estás peleando contra el enemigo? (dioses, ídolos, pecado de todos los ordenes, etc., etc.)
  • ¿Ofrendaste tu vida a Jesucristo?
  • La respuesta a éstas preguntas, es para ti mismo, y luego elévalas al Señor. Él te bendecirá.

5. OPERACIONES DE MILAGROS

Podríamos mencionar; acerca de la obra de Dios, que realiza Milagros en innumerables ocasiones, Milagros para libertar, proteger y proveer las más complejas necesidades del ser humano.

Daré algunos ejemplos Bíblicos como introducción.

En Exodo 14:16 está recordado el Milagro por el cual el pueblo de Israel escapó de las aguas del mar y pasaron en seco todos los miles del pueblo elegido de Jehová, sanos y salvos al otro lado de este gran mar. Los Israelitas alabarán a Jehová en gran manera por esta demostración de Su Poder Milagroso. En este caso el Milagro fue hecho para hacer escapar al pueblo de Israel de las manos de sus enemigos.

Durante el ministerio terrenal de nuestro Señor Jesucristo, el mundo de aquella época vio, disfrutó y creyó, en los maravillosos Milagros realizados.

En San Juan 2:1-12. Cuando Cristo fue a la fiesta de las bodas de Caná y cambió el agua a vino, hizo Su primer Milagro. El hecho de cambiar el agua a vino fue un Milagro, porque por el Poder del Espíritu Santo las leyes de la naturaleza fueron suspendidas por unos momentos.

En muchas ocasiones el Don de Operaciones de Milagros, ha sido usado por Dios para llevar a cabo sus juicios y su disciplina en contra de los que han actuado en oposición de la obra de Dios.

Desde tiempo muy antiguo, el hombre ha relegado el Poder que obra Milagros de Dios Todopoderoso a una prisión de incredulidad, de escepticismo y negligencia.

En Hechos 5:4,5. Leemos que Pedro, siendo lleno del Espíritu Santo, para mostrar a la Iglesia primitiva, el juicio de Dios en contra de los que defraudan a ÉL, usó su autoridad en el Espíritu. Este es el caso de Ananías y Safira.

La Iglesia primitiva fue completamente pobre en posesiones terrenales, sí, pero la Iglesia nunca ha sido más poderosa espiritualmente, ni más eficiente en cumplir su verdadero propósito.

Después de ser llenos del Espíritu Santo los discípulos de Jesús, actuaban con Poder Milagroso; uno de ellos dijo intrépidamente a un paralítico. (Hechos 3:6) "No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda."

El Apóstol Pablo usó este Don para confirmar La Palabra de Dios, que predicaba al procónsul en la isla de Chipre. (Hechos 13: 11,12) El procónsul creyó en la doctrina del evangelio que predicaba Pablo, viendo el Poder que hizo ciego al falso profeta.

Los Milagros muestran que Dios vive y que está obrando entre los hombres.

Estas son señales de la Presencia de Dios en medio de Su pueblo.

Quedamos atónitos en Su Presencia y somos como el polvo en el viento, llevados de un lado a otro a su entera voluntad, cuando ÉL elige mostrar Su Gloria, aún en contra de todas las leyes de la naturaleza que conocemos.

Lo que debe quedar bien claro es que todas las Operaciones de los Dones del Espíritu Santo, son los Milagros.

He hablado y ejemplificado las Operaciones de este Don de Milagros.

Preste atención, no debemos quedar con la idea de que Dios está limitado a usar los hombres para hacer un Milagro. La Biblia nos cuenta de muchos que no tenían ningún instrumento humano para realizar algún acto de esta magnitud, MILAGRO, y otros actos en los cuales Dios NO usó hombres, ni instrumentos; si no usó directamente a sus Santos Angeles.

El propósito de este estudio es mostrar especialmente el uso de este Don por medio de hombres para producir Milagros. Nadie lo tiene al Don de Operaciones de Milagros, sino creemos que nuestro Dios es el mismo hoy, ayer y para siempre, y como un buen Padre está dispuesto a dar sus buenas dádivas a sus hijos fieles, cuando ÉL quiere y es su voluntad de usarnos como instrumentos útiles para Su Gloria, y no cuando nosotros queremos que sea nuestra voluntad, por particulares intereses o por querer demostrar que nosotros lo tenemos y los demás no, o porque queremos aparentar de que nuestra Iglesia, nuestra Organización, nuestro Pastor, nuestro Evangelista tiene poderes especiales. Basta recordar lo que el gran maestro nos enseñó:

San Mateo 6:9 -13 "Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. Porque Tuyo es el Reino, y el PODER, y la gloria, por todos los siglos."

************************************

Síntesis de la clasificación de los milagros según el diccionario de la Biblia y diversos libros de enseñanza Teológica.

Hay una diversidad de Milagros que podríamos clasificar y recomendar de la siguiente manera:

  • El Milagro central del cristianismo: La encarnación de Jesús.
  • El Milagro de fertilidad: La conversión del agua en vino en las bodas en Caná de Galilea. En este Milagro se proclama el Poder de Dios, que está presente en la naturaleza. Dios permite la existencia de la lluvia en diferentes temporadas, razón por la cual la tierra produce las uvas, y se hace el vino todos los años como parte de un proceso normal de la fertilidad; pero Jesucristo el Dios encarnado, en una sola ocasión acorta el proceso natural y hace el vino en un instante. (Juan 2:1-12).
  • Milagro de Sanidad: Estos revelan que en Cristo se personifica el poder que estaba siempre detrás de todas las curaciones.

Para entender los Milagros es necesario distinguir entre la constante providencia Soberana de Dios y Sus actos extraordinarios. La fe en los Milagros debe armonizarse con el contexto de un mundo completo, en el cual toda la creación constantemente depende de la actividad sustentadora de Dios y está sujeta a su voluntad Soberana (Col. 1:16,17) Las Leyes naturales derivan del conocimiento del universo en cual Dios siempre trabaja.

Los Milagros están íntimamente relacionados con la fe de los espectadores, los afectados directamente (Exodo 14:31), y la de aquellos que habrán de oírlos o leerlos posteriormente (Juan 20:30,31).

La frecuencia de las curaciones milagrosas es mucho más notable en la época de Nuevo Testamento que en otro período del Antiguo Testamento. Los Milagros realizados por Jesús están en íntima relación con su función Mesiánica. Los Milagros que realizaron los apóstoles y líderes de la Iglesia primitiva se hicieron en el nombre de Jesucristo. Eran la continuación de todo lo que Jesús comenzó a hacer y enseñar, en el poder del Espíritu Santo que ÉL envió de su Padre. Los Milagros son una parte de la proclamación del Reino de Dios, pero no un fin en sí mismos.

  • Milagros de destrucción: De esta clase sólo se registra uno entre los milagros de Jesús: La maldición de la higuera.
  • Milagro de dominio sobre las fuerzas naturales: Leer (Mateo 8:24-26) la tempestad calmada.
  • Milagro de transformación total: Revelan el poder de Dios sobre la muerte. La resurrección de Lázaro y especialmente la de Jesús. El milagro de la resurrección corporal es medular en la fe y esperanza cristiana (1º Corintios 15:12ss.)

Romanos 1:16 "Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es PODER de Dios para salvación a todo aquel que CREE."

6. DONES DE SANIDADES

Los Dones de Sanidades son provistos por Dios, en momentos determinados y según Su voluntad, para la sanidad sobrenatural de toda clase de enfermedad; aún anulando y sobrepasando los principios básicos, elementales y los más destacados por las Ciencias Científicas y Médicas conocidas por el ser humano.

  • Es difícil poder dar una definición completamente correcta de este Don, pero es fácil entender, y mucho más fácil para aquellos que experimentaron un Milagro de Sanidad en su vida.
  • Quienes han leído la Santa Biblia, pueden sacar una conclusión del ministerio del Señor Jesucristo, de tal manera que coincidirán con mi descripción; Jesucristo dio un lugar prominente a éste Don, en las muchas sanidades hechas durante su ministerio público y también en la autoridad que dio a sus discípulos de hacer las mismas obras por el Espíritu Santo.

En la gran comisión que les dio, su mandamiento: Sanar los enfermos, tiene un lugar importante. Cristo les dijo que estas señales y las sanidades iban a confirmar la verdad del Evangelio que predicarán.

Además acompañarán en su ministerio.

  • Al leer 1º Corintios 12:9. Encontramos Dones que tiene pluralidad de nombre, por eso podemos decir que son muchos los Dones de Sanidades y no un sólo Don como en el caso de los demás Dones del Espíritu.
  • Un creyente que recibe la manifestación de Dios en uno o más de estos Dones, puede ser usado por Dios en la Sanidad de ciertas enfermedades, pero no siempre en todas.

Por esta causa les recomiendo que presten atención y no les atribuyan poderes generalizados a la gran cantidad de Evangelistas, Pastores y creyentes fieles. Hemos conocido algunos que han tenido éxito en sanar a los ciegos; otros en sanar a los sordos y así con la gran variedad de las enfermedades que conoce la humanidad. Entonces estamos en condiciones de decir que los Dones de Sanidades son dados y manifestados como Dios quiere a igual que los demás Dones.

- En la Biblia encontramos muchos usos de los Dones de Sanidades, como esta escrito en:

San Mateo 8:3,7. El Señor Jesucristo ha declarado que es su voluntad sanar a los enfermos.

Naturalmente lo principal es librar a los enfermos y destruir las obras de Satanás en el cuerpo humano.

  • Cristo fue a lo largo de Palestina sanando y haciendo lo bueno a todos los oprimidos del diablo y cuando dio la gran comisión a sus discípulos prometió las señales que les habían seguido en su ministerio, a sus discípulos. Ni la comisión, ni las señales han sido quitadas de los siervos del Señor y están todavía vigentes y actuando en la Iglesia. Lean en: Hechos 10:38.
  • El poder de Cristo para sanar a los enfermos, vino a la Iglesia con el derramamiento del Espíritu Santo en el día del Pentecostés y todos los creyentes en Cristo pueden gozar de este mismo poder por medio de los Dones espirituales que aparecieron en la Iglesia primitiva después del día del Pentecostés.
  • En una ocasión Cristo perdonó los pecados de un paralítico y fue criticado por los fariseos por perdonar pecados. Dijeron ellos que haciendo así, Cristo blasfemó en contra de Dios porque solamente Dios tiene poder de perdonar los pecados. Cristo les dijo: ¿Qué es más fácil, decir?

Los pecados te son perdonados; o decir Levántate, toma tu lecho y anda. Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra de perdonar pecados, (dijo entonces al paralítico)

Levántate, toma tu lecho y vete a tu casa.

Cuando el muchacho se levantó y se fue a su casa, la gente se maravilló y glorificaron a Dios. La Sanidad hizo que la gente creyera en Cristo y estableció que ÉL era el Hijo de Dios. La Sanidad era la señal que confirmó la verdad de la obra de Cristo. Refiriéndonos otra vez a la gran comisión, vemos que Cristo prometió la misma clase de señales a los discípulos que salieron a predicar su evangelio.

Los Dones de Sanidades sirven para confirmar la verdad de nuestro mensaje y mostrar la autoridad que tenemos de predicar en el Nombre de Cristo.

Pedro pidió valor para hablar de Cristo y Poder para sanar y hacer Milagros y maravillas como una respuesta a las amenazas de incredulidad de la multitud. Hechos 4:29-30.

Dios contestó y por las manos de los apóstoles fueron hechas muchas señales y maravillas entre el pueblo. Todo sirvió para convencer al pueblo de que estos hombres eran de Dios y hablaron con autoridad.

El resultado fue que la Iglesia creció y muchos vinieron a Cristo pidiendo perdón por sus pecados.

  • Los Dones de Sanidades sirven también para llamar la atención de los incrédulos. Vienen a ver y escuchar el evangelio y son atraídos a Dios por lo que ven. En San Juan 4:1-2. Leemos que la multitud siguió a Cristo, porque vieron los milagros que hizo entre los enfermos. Tenían el interés despierto por los milagros y siguieron. Cristo y también los discípulos siempre aprovecharon la oportunidad de hablarles de sus pecados. Las sanidades llamaron su atención y les convenció de la verdad del evangelio. Hechos 9:32.35.
  • Mientras nosotros estamos teniendo reuniones en nuestras Iglesias, llegan las noticias de varios lugares del mundo de las grandes cosas que Dios está haciendo hoy día.
  • Las Operaciones de los Dones de Sanidades todavía sirven para llamar la atención y tornar a la gente hacia Dios.
  • Estos preciosos Dones son instrumentos que inspiran fe y coraje entre el pueblo de Dios y traen gloria al nombre de Dios. En la historia de la Iglesia primitiva en el libro de los Hechos las personas se animaban a trabajar más y más y tenían más coraje diariamente para predicar cuando vieron los milagros que hizo Dios entre ellos.
  • Estas maravillas de Dios eran suficientes para hacerles salir y testificar de Cristo aunque hubo peligro de muerte. ¿Quién puede temer la multitud cuando ve la mano de Dios con él? El pobre débil Pedro, que negó a Cristo, cambió y se transformó en un hombre valiente y poderoso cuando vio el poder de Dios obrando por medio de él. Hechos 3. De varios versículos aprendemos que las sanidades vienen por el toque o la palabra, de Jesucristo con autoridad. Lea Mateo 8:8. En algunos casos han estado en contacto con el que manifiesta el Don de Sanidad, pero no es suficiente para tener la autoridad de poder sanar. Lea Hechos 19:11-21.
  • La Sanidad que viene por ungir con aceite y la oración de los ancianos de las Iglesias o Asambleas; no es necesariamente por la Operación de los Dones de Sanidades, sino es una función normal que debe estar en todas las Asambleas (Iglesias) Santiago 5:14. Aunque parece que la oración mencionada en Santiago 5:14 se refiere exclusivamente a los creyentes enfermos, no está prohibido orar por la sanidad de los pecadores.
  • Pero tenemos que tener plena conciencia, que el pecador tenga voluntad de ser sanado y pida o muestre estar dispuesto a que uno ore por ellos.

Leer Juan 5:6 y 6:37.

  • También es necesario decirle al pecador, que es absolutamente imprescindible que uno crea en Dios y que Dios puede sanarlo. Puede ser la fe del enfermo, o la fe del que ora o una combinación de los Dones de Sanidades.
  • A veces hay casos de enfermedad que Dios ha permitido venir sobre uno por alguna razón. No podemos decir que esta persona será sanada hasta que el propósito de Dios se cumpla en permitirlo, y sea hecho.

Por lo mencionado anteriormente, y por otras causas aún no muy claras en esta dispensación de la Gracia, les recomiendo presten mucha atención, en la forma que ofrecen la Sanidad Divina, al incrédulo. No tome el lugar de Dios afirmando que todas las enfermedades serán sanadas, cuando el evangelista o pastor está orando por los enfermos, sino presente el mensaje del evangelio, con sinceridad afirmando que uno, aunque ha sido usado muchas veces por Dios para sanar a los enfermos, no tiene la autoridad de disponer los Dones del Espíritu Santo cuando uno quiere, sino cuando es la voluntad de Dios y cuando ÉL tiene misericordia del enfermo y le perdona sus pecados y lo puede sanar instantáneamente, o le provee gozo al enfermo y Dios le da una sanidad progresiva.

  • Debemos recordar que Dios tiene muchas maneras de tratar con la humanidad y debemos hacer todo en conformidad con su voluntad.
  • Sin embargo, es seguro, que es la voluntad de Dios sanar a todos los enfermos, excepto aquellos casos que Dios lo permite, los cuales son muy raros. Pida pues de Dios con reverencia su misericordia y Su santidad divina, creemos que ÉL te sanará.
  • Iglesia de Cristo, pongamos empeño en buscar el rostro de Dios, para tener la plena operación de los Dones del Espíritu Santo en nuestro medio.

Recuerde: San Juan 14:13 – 1º Juan 5:14-15.

"LA FE EN EL NOMBRE DE JESÚS OPERA MILAGROS."

c) DONES DE INSPIRACIÓN (EXPRESIÓN)

  1. PROFECÍA.

Al estudiar el Don de Profecía, debe distinguirse bien claramente la diferencia entre el Don propiamente dicho y el ministerio del profeta, que Uds. lo pueden leer en la Biblia; en el libro de la Epístola a los Efesios, en el capítulo Nº4 (cuatro).

  • Tampoco debe confundirse el Don de profecía, con los profetas del Antiguo Testamento.
  • Este Don es algo completamente nuevo y particular del Nuevo Testamento, dado a la Iglesia entre los demás Dones, como un Don del Espíritu para la edificación de la misma Iglesia.
  • Al leer la Biblia, llegamos a conocer muchos profetas; aunque los que ejercitan el Don de Profecía en forma particular los del Nuevo Testamento se llaman profetas, como en el caso de las Hijas de Felipe, leer en Hechos 21:9,10. Es muy notable que no son profetas en el sentido de los mensajeros de Dios en el orden de Elías, en el Antiguo Testamento.
  • Este estudio nos proporciona razones claras, para distinguir entre el DON DE PROFECIA y EL MINISTERIO DEL PROFETA.
  • En el ministerio de un profeta, la revelación de cosas del futuro, pasado, o presente son necesarias, como en el caso de Isaías y sus profecías del Mesías y del Milenio. Estas cosas que el Señor revela fuera de Su Palabra en la Biblia.
  • Todo lo contrario sucede en el Don de Profecía, estas revelaciones no son incluidas en la esfera del Don de la profecía. Leer 1º Corintios capítulo 14, ni implica en ningún lugar que tales revelaciones personales vienen a los que son usados con el Don de Profecía. En el versículo 3 (tres) del capítulo 14 (catorce), este Don es comparado con el Don de Lenguas y la interpretación como para sugerir que en esa forma los dos son iguales en valor. Pero ninguno quiere decir que el Don de Lengua e interpretación hace de uno, un profeta como David, y tampoco lo hace el Don de la profecía que tiene igual valor.
  • Entre los que tenían este ministerio, de profeta, en la Biblia hay estos valientes como Moisés, Elías, David, Isaías, y Pablo. Al examinar sus vidas se ve que tenían muchos Dones poderosos además del Don de la Profecía.

Cualquier persona puede poseer el Don de Dios, en especial ser usado por el Señor con el Don de Profecía, pero esto no quiere decir que en verdad cumple con el ministerio de Profeta. La enseñanza está en la Biblia. Pablo al encontrarse entre los Efesios oró a favor de los nuevos creyentes y recibieron el Espíritu Santo y hablaron en lenguas extrañas y profetizaban. Leer Hechos 19:6. Esto

  • Tampoco NO debemos entrar en el error prevalente que el Don de Profecía da PODER para profetizar acerca del futuro. Esto no está indicado en la referencia citada en 1º Corintios 14:3. Profetizar no quiere decir que uno predice las cosas del futuro, sino simplemente que uno habla por otro.
  • En el caso de un profeta, el profeta está hablando en el lugar de Dios, y dice las palabras que Dios quiere decir al pueblo.
  • Es siempre posible que dentro de la profecía entre alguna predicción del futuro, pero esto viene no por el Don de Profecía, sino por el Don de Sabiduría. Por eso podemos decir que las revelaciones del futuro siempre vienen por La Palabra de Sabiduría y no por el Don de Profecía.
  • Las revelaciones de las Epístolas y de toda La Santa Escritura, son como un torrente continuo del Don de Profecía, que contiene dentro de sí muchas revelaciones del futuro, por supuesto dadas por la Palabra de Sabiduría.
  • Algunos han confundido el Don de Profecía, con el de predicar; pero hacer así es robar al Don el carácter sobrenatural. En el idioma original en que fue escrito La Biblia, se encuentra que la palabra PREDICAR, es siempre diferente que la palabra PROFETIZAR.
  • En Hebreo, predicar se pronuncia DARECH. En cambio profetizar se pronuncia NIVA. Aún viendo la escritura; las dos palabras, aunque Ud. no sepa Hebreo, puede notar que son totalmente diferentes.
  • Para aclarar algo más podemos decir, que la palabra predicar siempre lleva el sentido de proclamar, anunciar, clamar, o decir siempre en el sentido de exponer La Palabra de Dios, o sea las Escrituras.
  • En la verdadera predicación de La Palabra de Dios, la mente es operada e inspirada por el Espíritu Santo de Dios, mientras que en la profecía, la mente del Espíritu está hablando por medio de un instrumento humano. Naturalmente hay casos especiales y ocasiones especiales en que el predicador es levantado fuera de la predicación al dominio bendito de la Profecía por el poder del Espíritu Santo.
  • La predicación es inspirada, más La Profecía es en todo sobrenatural.
  • Los usos de este Don son:
  1. Para hablar a los hombres sobrenaturalmente (1ª Corintios 14:3)
  2. Para edificar a la Iglesia.
  3. Para exhortar a la Iglesia.
  4. Para dar consuelo a la Iglesia.
  5. Para hacer aprender a los creyentes (1ª Corintios 14:31)
  6. Para convencer al inconverso y manifestar los secretos de su corazón (1ª Corintios 14:21-25)
  • Cualquier persona estudiando éstos versículos puede tener una idea clara como el Don es usado en la Iglesia hoy día.
  • Para concluir nuestro estudio pongamos atención en algunas observaciones generales del Apóstol Pablo sobre este Don.
  • Él dice en 1ª Corintios, el versículo 39 del capítulo 14, que debemos procurar profetizar. Muestra así que el Don es algo para desear y que debe estar en evidencia entre los creyentes. La implicación en todos estos versículos referente al Don es que las MUJERES igual que los HOMBRES pueden ser usados con el Don, por la Gracia de Dios, aún en la profecía de Joel, acerca del derramamiento del Espíritu Santo, encontramos el mismo pensamiento. Joel 2:23.
  • Pablo hace notar que el que profetiza es responsable por el uso del Don y tiene control sobre sus usos.
  • Es posible que uno haga mal uso del Don y Pablo quiere poner la responsabilidad, donde Dios la pone, con el que dice tener el Don o es usado por Dios con este Don. Finalmente Pablo exhorta a que todo sea hecho en orden y no hay mejor regla en el ejercicio de estos benditos Dones que el que Dios ha dado, para la edificación de Su Iglesia. Que así sea. Gloria a Dios.

PARA CONOCER: PROFETISA. – Título o distinción que el A.T. se confiere a cinco mujeres. María la hermana de Moisés (Exodo 15:20) y Débora La Juez (Jueces 4:4), quienes cantaron la victoria de Yahveh. Hulda la Profetisa a quien el Rey Josías mandó consultar cuando halló el libro de la ley y quien profetizó el juicio de Yahveh sobre el pueblo (2º Reyes. 22:14-20; 2º Crónicas 34:22-28) Noadías la Profetisa que se menciona entre los adversarios de Nehemías (Nehemías 6:14). Isaías se refiere a su esposa como Profetisa (Isaías 8:3).

Además, también se habla de Profetisas falsas (Ezequiel 13:17).

En el N.T. el término se aplica a Ana (Lucas 2:36). Las cuatro hijas de Felipe profetizaban (Hechos 21:9)

(Ap. 2:20) habla de una seuda Profetisa, Jezabel.

1ª Tes. 5:20 "No menospreciéis las profecías."

2ª Pedro 1:21 "Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana."

Partes: 1, 2, 3, 4, 5


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • The Islam

    Believes of Islam. Khalila and Dimna. Islam in Spain. Primitive religions have their origins in the search of God by th...

  • El pan de la proposición y su aplicación hoy en día

    La siguiente información se basa en una extensa investigación realizada por algunos testigos de Jehová en la república m...

  • Las virtudes y la prudencia

    Areté. Las virtudes. De la gracia del Espíritu Santo a las virtudes. Este trabajo está organizado de la siguiente maner...

Ver mas trabajos de Religion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.