Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Estructura del poder

Enviado por alarconflores



Partes: 1, 2

  1. Concepto del poder
  2. La constitución de un Estado
  3. La democracia de una Nación
  4. Origen -Clases -Formas de participación política
  5. Las leyes en las democracias
  6. La división del poder
  7. Límites que tiene el poder
  8. La estructura del poder
  9. Las estructuras de una sociedad
  10. La estructuración como proceso
  11. La política y la democracia
  12. La cultura en la sociedad democrática
  13. Aspectos sociales
  14. La tiranía social de una sociedad política
  15. El socialismo
  16. La estabilidad política y las guerras
  17. La pobreza de una sociedad
  18. La historia de las sociedades
  19. La economía de una sociedad
  20. Los preámbulos constitucionales que rigen la estructura de un poder
  21. El neoliberalismo en las estructuras de las sociedades
  22. Las luchas de clases
  23. Las consecuencias políticas del neoliberalismo
  24. El poder y las políticas del poder
  25. La política como poder exterior
  26. El Estado y soberanía frente a la estructura del poder
  27. Conclusiones generales
  28. Recomendaciones

INTRODUCCION

En el estado moderno, la condición gregaria del ser humano impone un conjunto de normas de convivencia y participación, directa o indirecta, que se expresan en las organizaciones, asociaciones y agrupaciones, oficialmente reconocidas, las oficiosas y las autónomas. En este trabajo se le llama Estructura del Poder, que en su conjunto a través de normativas y modalidades de participación.

Toda sociedad necesita de control social por razones de orden y armonía. Los principios y objetivos del sistema socio político son consecuentes con la manera en que el grupo en el poder ejerce el control social, y establece la relación voluntaria o impuesta entre los representantes del estado y los diferentes grupos y subgrupos que componen la Sociedad civil.
En las sociedades abiertas y democráticas, la relación se logra por negociación y balance entre los grupos en el poder y sus opositores. Las partes interesadas debaten y negocian hasta llegar a un acuerdo o pacto en favor de intereses particulares y de cambios que promueven el desarrollo de la nación. En las totalitarias se impone el criterio del grupo en el poder y las decisiones se toman en función de mantener la permanencia y estabilidad política.

Las tres grandes esferas del pacto social son: la económica, la política y la social. El contenido del poder depende del tipo de sociedad y de la importancia estratégica coyuntural que tenga una esfera específica, para mantener el status quo del poder. Lograr un pacto social con un equilibrio proporcional entre las esferas económica, política y social, sigue siendo la máxima aspiración de los movimientos y cambios de la sociedad contemporánea.

Para controlar la ejecución de dicho poder, el grupo en el poder necesita de una estructura institucionalizada o en vías de institucionalización. Esa estructura distingue las sociedades entre sí, y se modifica y adapta según las exigencias del desarrollo socioeconómico.

La estructura de control del poder exige consenso y un determinado grado de represión para mantener el orden, y la armonía. Cada grupo en el poder diseña su propia estructura y da mayor o menor importancia al aspecto represivo, en dependencia de su proyecto socio político. En el totalitarismo el Estado asume el monopolio de la violencia como vía de supervivencia y reafirmación.
Este trabajo presenta las estructuras y mecanismos de poder para ejercer el control social de una sociedad, a través de las organizaciones de masas. La lógica de la exposición se basa en experiencias profesionales y personales, enfocadas y organizadas como observación participante, en un intento por entender a la sociedad en su emprendor.

CONCEPTO DEL PODER

Clásicamente el poder se conoce como "la potencialidad de hacer que un tercero haga o realice lo que se le solicita u ordena". En ese sentido, una persona tiene "poder" cuando puede, mediante cualquier fin, lograr que otros cumplan sus imperativas.

Este poder es la base de lo que se conoce como "autoridad" y puede estar basado en distintas razones, la más recurrente y clásica: la violencia. Uno tenía poder (en el sentido ya explicado) porque podía obligar violentamente a los terceros a cumplir con sus designios. El uso de esta violencia es lo que se conoce como coerción. La coerción dio paso a la coacción que es la situación donde el tercero realiza lo ordenado por el individuo poderoso no porque este lo obliga mediante la violencia sino simplemente intimidado por la potencialidad del uso de esa violencia.

Esta coacción hizo que el individuo poderoso ya no tenga que asumir un papel totalmente activo (ordenar y hacer cumplir) sino parcialmente activo (sólo ordenar). La coacción se fundamentaba en el temor de un daño seguro si es que se incumplía lo ordenado.

De esta vertiente se desarrolló lo que posteriormente se conocieron como delitos contra la autoridad, es decir, desafiar al poder.

Como se puede advertir esa forma de ejercer el poder es muy primitiva y lógicamente fue evolucionando. Los sujetos poderosos eran varios y los terceros se dividían entre ellos. Esto llevó a que el individuo poderoso "cuide" a sus súbditos de tal manera que estos desarrollen, a la par del temor o "coacción" una cierta lealtad que evite que ellos se dirijan a otro individuo poderoso que podría ser, quizá, menos severo.

En este momento se formó la relación de doble sentido que enlaza tanto al poderoso como al súbdito siendo uno necesario para el otro. Sin los súbditos, el poderoso perdía su poder y por ello los protegía. El súbdito sin la protección del poderoso corría el peligro de sufrir todas la violaciones posibles.

La formalización de esta relación hizo que se buscara la forma de legitimizar el hecho de que el poderoso ocupe esa posición, sobre todo por que entre los súbditos habían otros sujetos potencialmente poderosos. La primera forma de legitimación utilizada se basó en la religión y la divinidad. El poderoso ya no lo era sólo porque podía ejercer violencia o porque tenía un vínculo de lealtad y temor que le asegurara esa posición. Ahora el poderoso se instituía como un ser distinto, superior y ligado a los dioses.

El poder de origen divino era incontestable, a no ser por otro poderoso de igual estatus o instituido por un dios diferente. A grandes rasgos este fue el desarrollo esquemático hasta la Revolución Francesa.

Las ideas que inspiraron la Revolución Francesa y sus resultados negaron que el poder tenga origen divino y lograron darle vuelta al esquema señalando que la fuente del poder no eran las características del poderoso sino únicamente la voluntad de los súbditos que lo dejaban tener el poder. Esta idea llevó al convencimiento de que el verdadero poderoso era la masa de súbditos, el pueblo y este tenía la voluntad de otorgar el poder a quien le plazca y en las condiciones que considere más apropiadas por el tiempo que considere mas apropiado.

Los excesos de la monarquía francesa demostraron que el poder no puede ser absoluto y que siempre debe estar controlado para que el poderoso no se olvide de dónde salió su poder.

LA CONSTITUCION DE UN ESTADO

Considerando que al poder había que controlarlo, los individuos concluyeron que este poder debía ser estructurado de una manera determinada y que cada cierto tiempo este se retrayera hacia el pueblo que determinaba quien lo detentaba durante un nuevo periodo.

Estas condiciones debían ser inmutables por el tiempo y soportar el paso de varios detentadores del poder. En todo caso su modificación debía darse únicamente por la voluntad de todos los individuos.

Esas condiciones son lo que se conoce como "Constitución". La norma que regula las condiciones y los presupuestos sobre los que se ejerce el poder que el pueblo otorga. Temas clásicos de esta norma (norma política en cuanto no regula materias jurídicas sino políticas, de poder) fueron la república representativa y la división de poderes que permitía un efectivo control interno y externo. El modelo puro proyectaba una situación de total independencia entre las tres expresiones del poder (legislar, ejecutar lo legislado y decidir los derechos de los particulares).

Se reguló también el mecanismo y formalidad de la producción de las normas, en especial las tributarias, y las relaciones internas de los demás órganos intraestatales. El siglo XIX fue un desarrollo constante de esta idea de constitución, de división de poderes y de establecimiento del derecho moderno como hoy lo conocemos.

El siguiente hito fundamental fue la Segunda Guerra Mundial, luego de la cual el proceso iniciado levemente en la Revolución Francesa tuvo un gran desarrollo y aceptación. Este proceso fue el reconocimiento de los Derechos Humanos que, desde entonces y de manera creciente, tiene una mayor aceptación como parte esencial de toda constitución. La norma fundamental no solo es, entonces, una norma que controla y estructura el poder y sus manifestaciones en una sociedad sino que además es la norma que reconoce los derechos que el Estado advierte en todas las personas. La Constitución no otorga los derechos, como tampoco lo hacen las múltiples declaraciones que internacionalmente se han pronunciado sobre el tema, los derechos humanos son precedentes a cualquier estado y superiores a cualquier expresión de poder que este tenga.

Hasta el día de hoy el proceso demostró un desarrollo gracias al cual el modelo inicial del sujeto poderoso y violento pasó al pueblo soberano y superior en sus derechos a cualquier expresión del Estado. Hoy el sujeto poderoso no es una persona sino que es una entelequia creada por el pueblo y ocupada por él según las normas que este mismo estableció a través de una Constitución.

El punto mas novedoso de este desarrollo se da con la certeza de que la mera declaración de derechos no hace a estos invulnerables a cualquier violación o intento de violación por parte tanto del Estado como de otras personas. En ese sentido el desarrollo del Constitucionalismo moderno se dedica al estudio de procedimientos que aseguren una adecuada protección a los derechos reconocidos. Algunos de estos procedimientos tienen un gran desarrollos histórico y teórico (como el Habeas corpus que data el siglo XIII) y otros son aun novedosos y tienen poco desarrollo (como el Habeas Data y la Acción de Cumplimiento).

Recapitulando podemos afirmar que las constituciones modernas se ocupan de tres pilares fundamentales:

* La estructura del poder,

* El control interno y externo del ejercicio del poder,

* Los mecanismos de formación de normas,

* Las políticas básicas para el ejercicio del poder, y

* Los derechos civiles, políticos y económicos de las personas y sus mecanismos de protección.

LA DEMOCRACIA DE UNA NACION

El vocablo democracia deriva del griego DEMOS: pueblo y KRATOS: gobierno o autoridad, y significa gobierno o autoridad del pueblo.

De allí que se defina a la democracia como "la doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno y también al mejoramiento de la condición del pueblo".

Sin embargo, en la actualidad, el concepto de democracia no se limita al de una forma determinada de gobierno, sino también a un conjunto de reglas de conducta para la convivencia social y política.

La democracia como estilo de vida es un modo de vivir basado en el respeto a la dignidad humana, la libertad y los derechos de todos y cada uno de los miembros de la comunidad.

La democracia como forma de gobierno es la participación del pueblo en la acción gubernativa por medio del sufragio y del control que ejerce sobre lo actuado por el estado.

EL Origen de la democracia

Si bien el concepto básico de democracia se remonta a la forma de gobierno que utilizaban en Atenas y en otras ciudades griegas durante el siglo V (AC), también debemos reconocer  la importancia que tuvo el movimiento pacíficamente revolucionario del cristianismo, que hizo desaparecer las supuestas diferencias naturales entre esclavos y libres. Todos los hombres, sin distinción, son iguales ante Dios.

Clases de democraciaS

1.- Democracia directa o pura: cuando la soberanía, que reside en el pueblo, es ejercida inmediatamente por él, sin necesidad de elegir representantes que los gobiernen.

2.- Democracia representativa o indirecta: el pueblo es gobernado por medio de representantes elegidos por él mismo. La elección de los individuos que han de tener a su cargo la tarea gubernativa se realiza por medio del sufragio y cualquier individuo tiene derecho a participar o ser elegido. La forma representativa suele adoptar diversos sistemas:

   a) Sistema presidencialista: se caracteriza por un poder ejecutivo fuerte. El presidente gobierna realmente a la Nación, lo secundan los ministros o secretarios que él elige.

   b) Sistema parlamentario: el parlamento es el eje alrededor del cual gira toda la acción gubernamental. Las facultades del presidente son muy restringidas.

   c) Sistema colegiado: es una combinación de los dos anteriores. El poder ejecutivo está integrado por varias personas elegidas por el parlamento y que se turnan en el ejercicio de la presidencia.

Formas de participación polítIca

* Voto.

* Referéndum. Otorga a los ciudadanos el derecho de ratificar o rechazar las decisiones de los cuerpos legislativos.

* Plebiscito. La ciudadanía responde mediante el voto a una consulta efectuada por el gobierno sobre asuntos del estado que son de interés fundamental. Pueden ser cuestiones internas (por ejemplo, cambio de forma política) o de orden internacional (problemas limítrofes).

* Iniciativa popular. Es la proposición al parlamento de proyectos de leyes presentados directamente por ciudadanos.

* Recall o revocatoria. Derecho de deponer funcionarios o anular sus decisiones por medio del voto popular.

* Jurados. Los ciudadanos integran jurados populares, que es una forma de colaborar con el poder judicial.

LAS Leyes EN LAS democraciaS

1.- Soberanía popular: soberano deriva del latín y etimológicamente quiere decir "el que está sobre todos". La democracia es autogobierno del pueblo. Reconoce que el hombre, ser inteligente y libre, puede regirse por sí mismo mediante los órganos por él instituidos.

2.- Libertad: la democracia asegura al hombre su libertad jurídica e individual. La libertad jurídica es el derecho que tiene el hombre a obrar por sí mismo sin que nadie pueda forzarlo a obrar en otro sentido. los límites están dados por las leyes. La libertad individual es el reconocimiento de que el hombre nace libre y dotado de inteligencia y voluntad.

3.- Igualdad: se trata de una igualdad jurídica. Todos los hombres tienen las mismas oportunidades ante la ley, es decir, la igualdad de deberes.

LA DIVISION DEL PODER

Una de las características de la república peruana, es la división de poderes. Los poderes establecidos por la Constitución son tres: legislativo, ejecutivo y judicial. Cada uno de ellos tiene funciones propias y, por lo tanto, no puede invadir el campo que le corresponde a los otros.

Con la división de poderes se persigue:

* Proteger la libertad y seguridad de los individuos.

* Evitar la tiranía.

* Distribuir el trabajo para hacerlo más eficiente.

El término "división de poderes" no se ajusta exactamente a la realidad. En efecto, la diversidad de órganos y funciones del estado no determina de manera alguna la división del poder. El poder del estado es uno solo. Lo que se divide son los órganos que ejercen ese poder y las funciones que se les atribuyen. Por ello, el poder del estado es único e indivisible, pero la actividad de ese poder se realiza mediante diversos órganos a los que se confían diferentes funciones.

La acción de gobernar comprende tres funciones, que se corresponden con los tres poderes establecidos:

Poder legislativo: su función específica es la sanción de las leyes

Poder ejecutivo: es el poder administrador, el que ejecuta o pone en vigencia las leyes y controla su cumplimiento.

Poder judicial: es el encargado de la administración de justicia. Está desempeñado por la Corte Suprema de Justicia y por los tribunales inferiores (juzgados letrados, civiles, etc).

Armonía y coordinación

* El poder legislativo participa en:

Funciones ejecutivas:

Cuando aprueba o rechaza los tratados concluidos con las demás naciones y los concordatos.

Cuando autoriza al poder ejecutivo a declarar la guerra o hacer la paz.

Cuando presta acuerdo para el nombramiento por el poder ejecutivo de jueces, embajadores y jefes militares.

Funciones judiciales:

Cuando una de sus cámaras interviene como acusadora del presidente, vicepresidente, ministros y miembros del poder judicial (juicio político).

* El poder ejecutivo participa en:

Funciones legislativas:

Cuando promulga leyes o decretos reglamentarios.

Cuando presenta proyectos de ley.

Cuando opone el veto a las leyes sancionadas por el poder legislativo.

Funciones judiciales:

Cuando dispone indultos o conmutación de penas, arrestos de personas durante el estado de sitio, nombramientos de magistrados, etc.

* El poder judicial participa en:

Funciones legislativas:

Cuando declara la inconstitucionalidad de alguna ley del Congreso o decreto del poder ejecutivo.

Funciones ejecutivas:

Cuando nombra y remueve a los funcionarios que se desempeñan en los tribunales.

CONCEPTO DE PUEBLO

En su acepción actual, llamamos pueblo a la totalidad de hombres y mujeres de una nación o estado. En ese sentido, pueblo es sinónimo de población. en un sentido institucional, pueblo es el depositario concreto de la soberanía; la totalidad de los ciudadanos del estado que ejercen sus derechos políticos y cumplen con sus deberes cívicos.

DEFINICION DE MASA

Masificación equivale a "despersonificación". Quien se ha masificado, ha perdido las características de su personalidad. La masa se caracteriza por:

A.- Inercia: la masa no se mueve ni decide por sí, se deja arrastrar e influenciar por otro: el caudillo.

B.- Despersonalización: los hombres masificados pierden su personalidad. Piensan y quieren los que les hace pensar el caudillo.

C.- Irresponsabilidad: los hombres en masa adquieren el sentimiento de fuerza y de irresponsabilidad que les da el anonimato.

CONCEPTO DE MULTITUD

La multitud se asemeja a la masa en cuanto es una aglomeración de individuos, pero se diferencia de ella porque sus integrantes actúan obedeciendo a un comportamiento individual, no colectivo como la masa.

LA NACION

La nación es un grupo social cuyos integrantes sintiéndose ligados por el pasado y el presente, tienen conciencia de colectividad y conciben el futuro como una empresa a realizar en común.

Los individuos que la componen pueden pertenecer a distintas razas o tener diferentes religiones o idiomas, factores muy importantes para unir a los hombres, pero que no son imprescindibles para construir una nacionalidad. Un territorio propio tampoco es indispensable para la existencia de una nación. La conciencia colectiva es la que une a todos los hombres en una acción común.

La nación es siempre el producto de una lenta evolución histórica. Un estado, en cambio, puede crearse en un solo día. También se diferencia de un estado porque carece de organización política y de una estructura institucionalizada.

EL ESTADO

El estado es la nación jurídicamente organizada y políticamente libre. Jurídicamente, porque es conforme a derecho; políticamente, porque su función es el gobierno.

Los elementos del estado son:

* Población: es el conjunto de hombres y mujeres de cualquier edad que viven en el territorio del estado.

* Territorio: es la base física del estado, determina la jurisdicción de las autoridades, porque las personas y las cosas que se encuentren en él son alcanzadas por el poder político.

* Estructura jurídico-política: conjunto de leyes que organizan un país.

* Gobierno: elemento ordenador y coactivo, ya que está dotado de un poder soberano a fin de que haga posible el cumplimiento de sus fines.

* Soberanía: independencia de cualquier poder extraño.

LA Soberanía

Es el poder supremo e independiente que tiene el estado. Por ser supremo no hay poder que esté sobre el estado; por ser independiente, no está subordinado a ninguna autoridad de ninguna esfera.

En virtud de ese poder supremo, el estado se organiza internamente sin indiferencias extranjeras, dicta disposiciones a los ciudadanos y establece las relaciones que mantendrá con los demás estados.

Las provincias, en cambio, no son soberanas, porque están subordinadas al poder central.

En las democracias representativas, mientras que el pueblo es el soberano, son los órganos producidos por él quienes la ejercen.

Cuando un país nace a la vida independiente, la primera manifestación que hace de su soberanía es ejercer el PODER CONSTITUYENTE.

Pero la soberanía del estado es política y, por consiguiente, abarca al hombre sólo en su aspecto político. Si pretendiera someterlo en todos los aspectos de su vida, sería totalitarismo.

EL Poder público

Siempre que exista un fin legítimo que cumplir, debe contarse con la capacidad necesaria para ejecutarlo. Por ello decimos que poder público es la capacidad o fuerza legítima que tiene el estado para hacer cumplir sus decisiones y realizar sus fines.

La idea de poder está estrechamente relacionada con la autoridad. La autoridad es un derecho: derecho de dirigir y ordenar. La autoridad sin poder es ineficaz y el poder sin autoridad es injusto.

Límites que tiene el poder

* Bien público: la autoridad política es limitada por su finalidad y no puede hacer nada que no conduzca al bien público.

* Derechos naturales: el hombre es anterior al estado y tiene derechos por su propia naturaleza.

* Ley moral: la autoridad no puede realizar actos contrarios a ella.

* Orden religioso: la autoridad política no tiene poder espiritual, de manera que no puede intervenir en asuntos religiosos.

LA ESTRUCTURA DEL PODER

El poder ejerce efectos no sólo sobre los recursos sino también sobre las reglas y por eso fluye en todas las relaciones sociales, crea dispositivos y regulaciones.

Las reglas de juego sociales, sean ellas leyes, instituciones o valoraciones culturales, a unos les abre posibilidades y para otros significan límites.

El poder puede ser entendido como una relación social consolidada, como una estructura, en la que los individuos son como balones de juego, que tienen que soportar un destino. Poder consolidado se convierte en dominio.

El capital es una relación social, que estructura esencialmente el espacio para la transformación y organización de la polarización espacial social. El capital restringe las posibilidades de acción, determina acciones incompletas y necesita incluso para su perduración actos de hombres libres. En esta contradicción se arraiga una nueva fuente de inestabilidad para el orden espacial social.

Los socialliberales tienen una representación limitada porque para ellos la sociedad es aceptada como inmodificable. La alternativa para este reformismo poco entusiasta es la revolución, esto significa una reconstrucción sin mirar siquiera por las pérdidas. Los administradores de la casa deben ser derrocados y los nuevos amos pueden así tener la posibilidad de hacerlo mejor.

LAS ESTRUCTURAS DE UNA SOCIEDAD

Las estructuras son reglas que ordenan la vida en común de las personas, sin que las personas deban ser conscientes de ellas. Las estructuras no son visibles, sino que se hacen visibles a través del pensamiento.

En una primera aproximación las estructuras pueden ser comprendidas como un modelo consolidado de acción, el que mayormente conduce, aunque no automáticamente, a través de modos regulares de comportamiento y rutinas. Las estructuras describen la estabilidad de un orden social.

Las estructuras están ligadas siempre a una totalidad histórica-geográfica, en la que se combinan la actualidad y el pasado con el futuro y definen un campo de acción dinámico. Las estructuras son siempre sólo instantáneas, en tanto la estructuración permite reconocer a las estructuras como producidas. Las estructuras no deben entenderse como invariables, como muros de cemento en los que la gente se rompe los dientes.

Estructura es un concepto que no permite ninguna definición general, sino que puede ser descripta dentro de determinados puntos de vista teóricos científicos.

En el positivismo las estructuras son regularidades que pueden ser observadas en la realidad. Estas regularidades se pueden reconocer por medio de procedimientos estáticos y sostenidos como modelos sociales. Son generalizadas a través de la inducción o deducción.

Para la investigación social interpretativa las estructuras son invisibles. Son abstracciones, que no pueden ser revisadas a través de tests estáticos. Ellas crean un Set interno, mutuamente objeto y práctica y son en ese sentido órdenes sociales virtuales construidos.

LA ESTRUCTURACION COMO PROCESO

La estructuración describe el proceso, como son producidas las estructuras, las que están sujetas a un cambio permanente.

La estabilidad describe sólo un caso particular de la dinámica, como una foto instantánea que muestra el vuelo de una flecha. Con estructuras se trata de la organización potencial o fáctica de las cambiantes relaciones sociales. De allí surge que, lo importante es el proceso, la construcción, en tanto que la estructura es sólo un momento de ese proceso.

De allí que "estructuración" lingüísticamente sea más adecuado. Esto revela la necesidad de un análisis dinámico de las relaciones entre la estabilidad y el cambio. Las estructuras son por consiguiente construcciones auxiliares, momentos de la estructuración.

La estructuración como proceso incluye a los hombres y mujeres, los que participan con sus acciones en la reproducción y transformación de las estructuras.

LA POLITICA Y LA DEMOCRACIA

En un régimen político en el que la soberanía reside en el pueblo y es ejercida por éste de manera directa o indirecta. Más concretamente, la política es una forma de gobierno en la cual, en teoría, el poder para cambiar las leyes y las estructuras de gobierno, así como el poder de tomar todas las decisiones de gobierno reside en la ciudadanía. En un sistema así, las decisiones tanto legislativas como ejecutivas son tomadas por los propios ciudadanos (democracia directa) o por representantes escogidos mediante elecciones libres, que actúan representando los intereses de los ciudadanos (democracia representativa).

En la práctica, en la historia inicial de la política y democracia son primos ya que el componente directo son ambos, pero en la actualidad todos los sistemas democráticos del mundo son principalmente de tipo representativo.

Esta definición general tiene algunos matices. No todos los habitantes de un determinado municipio, región o estado democráticos participan en la política, sino sólo aquellos que ostentan de pleno derecho la condición de ciudadanos, y dentro de estos, sólo aquellos que eligen participar, generalmente mediante el voto en unas elecciones o cualquier otro proceso electoral como el referéndum.

LA CULTURA EN LA SOCIEDAD DEMOCRATICA

En aquellos países que no tienen una fuerte tradición democrática, la introducción de elecciones libres por sí sola raramente ha sido suficiente para llevar a cabo con éxito una transición desde una dictadura a una democracia. Es necesario también que se produzca un cambio profundo en la cultura política, así como la formación gradual de las instituciones del gobierno democrático. Hay varios ejemplos de países que sólo han sido capaces de mantener la democracia de forma muy limitada hasta que han tenido lugar cambios culturales profundos, en el sentido del respeto a la regla de la mayoría, indispensable para la supervivencia de una democracia.

Uno de los aspectos clave de la cultura democrática es el concepto de "oposición leal". Este es un cambio cultural especialmente difícil de conseguir en naciones en las que históricamente los cambios en el poder se han sucedido de forma violenta. El término se refiere a que los principales actores participantes en una democracia comparten un compromiso común con sus valores básicos, y que no recurrirán a la fuerza para obtener o recuperar el poder.

Esto no quiere decir que no existan disputas políticas, pero siempre respetando y reconociendo la legitimidad de todos los grupos políticos. Una sociedad democrática debe promover la tolerancia y el debate público civilizado. Durante las distintas elecciones o referéndum, los grupos que no han conseguido sus objetivos aceptan los resultados, porque se ajusten o no a sus deseos, expresan las preferencias de la ciudadanía.

Especialmente cuando los resultados de unas elecciones conllevan un cambio de gobierno, la transferencia de poder debe realizarse de la mejor forma posible, anteponiendo los intereses generales de la democracia a los propios del grupo perdedor. Esta lealtad se refiere al proceso democrático de cambio de gobierno, y no necesariamente a las políticas que ponga en práctica el nuevo gobierno

ASPECTOS SOCIALES

Una de las críticas comunes a la democracia es la que alega una supuesta ignorancia de la ciudadanía acerca de los aspectos políticos, económicos y sociales fundamentales en una sociedad. Esta ignorancia haría que las decisiones tomadas por la gente fueran erróneas en la mayoría de los casos, al no estar basadas en conocimientos técnicos. Sin embargo, los defensores de la democracia argumentan que la ciudadanía no es ignorante, y achacan ese tipo de críticas al interés que tienen las clases poderosas de anteponer el autoritarismo y la tecnocracia a los intereses de la gente.

Este argumento suele ser esgrimido también por la clase política para descalificar los resultados de referéndum y elecciones legítimas y también en contextos en los que se plantean reformas en busca de una profundización hacia formas de democracia más participativas o directas que la democracia representativa.

En cualquier caso, en todas las sociedades en las que es posible el debate público, se asume que la democracia es el menos malo de los sistemas políticos, pues conlleva siempre una cierta aceptación del gobierno por parte del pueblo al haber sido elegido por éste. Desde los principios democráticos se considera que todo pueblo tiene derecho a equivocarse y que siempre es mejor cuando el error es asumido como propio por la sociedad que no cuando éste es culpa de unas pocas personas expertas, que podrían a pesar de todo equivocarse, o incluso actuar según intereses políticos ajenos a la mayoría de ciudadanos.

Puede argumentarse también que la ignorancia se traduce en las elecciones en abstención, por lo que es poco probable que tenga un peso real en la toma de decisiones (esto no es cierto en los países en que todos sus ciudadanos están obligados a votar, aquí la ignorancia sí desempeña un papel más importante).

Aunque a efectos de cuantificar el grado de ignorancia popular a través de la abstención, se considera que la abstención recoge tanto los votos de quienes se dicen desconocedores de temas políticos (apolíticos) como de aquellos a quienes no les satisface el sistema en sí o ninguno de los candidatos y/o partidos que se presentan, por lo que muchas veces es difícil separar la abstención por ignorancia de la abstención de protesta.

LA TIRANIA SOCIAL DE UNA SOCIEDAD POLITICA

La regla de la mayoría en la que se basa la democracia puede producir un efecto negativo conocido como la tiranía de la mayoría. Se refiere a la posibilidad de que en un sistema democrático una mayoría de personas pueden en teoría perjudicar o incluso oprimir a una minoría particular. Esto es negativo desde el punto de vista de la democracia, pues ésta trata de que la ciudadanía como un todo tenga mayor poder.

He aquí algunos ejemplos reales en los cuales una mayoría actúa o actuó en el pasado de forma controvertida contra las preferencias de una minoría en relación a temas específicos:

* El tratamiento de la sociedad hacia los homosexuales también se suele citar en este contexto. Un ejemplo es la criminalización de los homosexuales en Gran Bretaña durante el siglo XIX y parte del XX, siendo famosas las persecuciones de Oscar Wilde y Alan Turing.

* La mayoría normalmente obliga a la minoría rica a pagar impuestos sobre la renta cada vez más altos, que luego se destinan a propósitos sociales.

* Algunos piensan que los consumidores de droga son una minoría oprimida por la mayoría en muchos países, mediante la criminalización del consumo de droga. En muchos países, los presos relacionados con la droga pierden su derecho a votar.

* La democracia ateniense ejecutó a Sócrates por impiedad, esto es, por disentir, aunque es objeto de controversia la pertinencia de este hecho de cara a las democracias modernas.

* En Francia, hay quienes consideran que las actuales prohibiciones sobre la muestra de símbolos religiosos personales en las escuelas públicas es una violación de los derechos de las personas religiosas.

* En los Estados Unidos:

- Los activistas anti-aborto habitualmente se refieren a los niños que no han nacido como una minoría oprimida y desvalida.

- La edad de alistamiento para la guerra de Vietnam fue criticada por ser una opresión hacia una minoría que no tenía derecho a votar, aquellos de 18 a 21 años. Como respuesta a esto, la edad de alistamiento se subió a 19 años y la edad mínima para votar se rebajó. Aunque ya podían votar, aquellas personas sujetas al alistamiento seguían siendo una minoría que podía considerarse oprimida.

- La distribución de pornografía es ilegal si el material viola ciertos "estándares" de decencia.

Los defensores de la democracia exponen una serie de argumentos como defensa a todo esto. Uno de ellos es que la presencia de una constitución actúa de salvaguarda ante una posible tiranía de la mayoría. Generalmente, los cambios en estas constituciones requieren el acuerdo de una mayoría calificada de representantes, o que el poder judicial avale dichos cambios, o incluso algunas veces un referéndum, o una combinación de estas medidas. También la separación de poderes en poder legislativo, poder ejecutivo y poder judicial hace más difícil que una mayoría poco unánime imponga su voluntad.

Con todo esto, una mayoría todavía podría discriminar a una minoría, pero dicha minoría ya sería muy pequeña (aunque no por ello dicha discriminación deja de ser éticamente cuestionable).

Otro argumento es que una persona suele estar de acuerdo con la mayoría en algunos asuntos y en desacuerdo en otros. Y también las posturas de una persona pueden cambiar. Por tanto, los miembros de una mayoría pueden limitar la opresión hacia una minoría ya que ellos mismos en el futuro pueden ser parte de una minoría oprimida.

Un último argumento común es que, a pesar de los riesgos comentados, la regla de la mayoría es preferible a otros sistemas, y en cualquier caso la "tiranía de la mayoría" es una mejora sobre la "tiranía de una minoría". Los defensores de la democracia argumentan que la estadística empírica evidencia claramente que cuanto mayor es la democracia menor es el nivel de violencia interna. Esto ha sido formulado como "ley de Rummel", la cual sostiene que a menor nivel de democracia hay más probabilidades de que los gobernantes asesinen a sus propios ciudadanos

EL SOCIALISMO

Un caso histórico muy debatido de 'tiranía de la mayoría' es el ascenso al poder de Adolf Hitler y el consiguiente desarrollo del nazismo. Hitler ganó las elecciones en la democrática república de Weimar en 1933, al liderar la minoría más votada.

Lo primero a señalar es que en todo caso se trataría de un ejemplo de la "tiranía de una minoría", ya que Hitler nunca ganó por mayoría. Además, algunos sistemas electorales dan el poder a la persona o facción que lidera la minoría más grande, pero muchos otros no lo hubieran permitido, por lo que el ascenso de Hitler al poder debe enmarcarse como un producto de un sistema electoral concreto y no de la democracia en general.

También hay que tener en cuenta que la constitución vigente en aquel contexto permitía el establecimiento de poderes dictatoriales y la suspensión de la mayoría de la propia constitución en caso de "emergencia", sin ningún tipo de votación, algo impensable en la mayoría de democracias modernas. De cualquier forma es importante señalar que las violaciones a los derechos humanos más grandes tuvieron lugar después de que Hitler aboliera por completo el sistema democrático que le llevó al poder.

Podría concluirse que la democracia que aupó a Hitler no estaba correctamente blindada contra su conversión en una dictadura, como sí lo están las democracias modernas

LA ESTABILIDAD POLITICA Y LAS GUERRAS

La democracia es un sistema en el que la ciudadanía puede quitar de sus puestos a los gobernantes sin tener que cambiar toda la base legal del gobierno. En este sentido la democracia reduce la inestabilidad política y asegura a los ciudadanos que por mucho que disientan de las políticas del gobierno en un momento dado, siempre tendrán una oportunidad regular de cambiar a quienes gobiernan, o incluso de cambiar directamente las políticas con las cuales no están de acuerdo, en los casos en que la democracia representativa se combine con la democracia directa. La mayoría de la gente coincide en que esto es preferible a un sistema en el que los cambios políticos se llevan a cabo por medio de la violencia, lo que desemboca la mayoría de las veces en un golpe de estado o una guerra civil.

Por otra parte, las evidencias empíricas parecen mostrar que dos democracias nunca o casi nunca han entrado en una guerra. Un ejemplo es un estudio de todas las guerras sucedidas desde 1816 hasta 1991, en el que se definió "guerra" como acción militar con más de 1000 bajas en combate y "democracia" como un estado con más de dos tercios de la población masculina con derecho a voto. El estudio encontró 198 guerras entre "no-democracias", 155 guerras entre democracias y no-democracias, y ninguna guerra entre democracias. De todas formas, este planteamiento sigue suscitando polémica y está sujeto a una gran investigación académica y debate.

Cuando la guerra se produce, las democracias a veces responden con lentitud a causa de los requisitos legales y burocráticos necesarios para tomar decisiones. En una democracia normalmente el parlamento debe aprobar una declaración de guerra antes de comenzar o incorporarse a las hostilidades, aunque algunas veces el ejecutivo tiene poder para tomar la iniciativa simplemente informando al parlamento de la decisión. Además, si se instituye un alistamiento de cara a la eventual guerra, la ciudadanía puede protestar. Las monarquías y dictaduras en teoría pueden actuar inmediatamente por no estar sujetas al funcionamiento legal y burocrático de las democracias, pero a menudo no lo hacen, e históricamente las monarquías también realizaban declaraciones de guerra. A pesar de todo lo comentado, o quizá a causa de ello, históricamente las democracias han sido capaces de mantener su seguridad.

LA POBREZA DE UNA SOCIEDAD

Parece existir una relación entre democracia y pobreza, en el sentido de que aquellos países con mayores niveles de democracia poseen también un mayor PIB per cápita, un mayor índice de desarrollo humano y un menor índice de pobreza.

Sin embargo, existen discrepancias sobre hasta qué punto es la democracia la responsable de estos logros. Algunos sostienen la teoría de que a mayor capitalismo, medido por ejemplo mediante el Índice de Libertad Económica, mayor es el crecimiento económico, lo cual produce a su vez prosperidad, reduce la pobreza, y causa una mayor democratización.

Un importante economista, Amartya Sen, ha señalado que ninguna democracia ha sufrido nunca una gran hambruna, incluidas democracias que no han sido muy prósperas históricamente, como India, que tuvo su última gran hambruna en 1943 (y que algunos relacionan con los efectos de la Segunda Guerra Mundial), y que sin embargo tuvo muchas otras en el siglo XIX, todas bajo la dominación británica

LA HISTORIA DE LAS SOCIEDADES

La democracia aparece por primera vez en Grecia en el 500 a.C.. Las pequeñas dimensiones y la escasa población de las polis (o ciudades griegas) explican la posibilidad de que apareciera una asamblea del pueblo de la que formaban parte todos los ciudadanos hombres libres. Esta asamblea fue el símbolo del gobierno popular, sin embargo solo participaba el 25% de la población (apenas 40.000 ciudadanos ya que estaban excluidos las mujeres libres, los esclavos y los extranjeros residentes). En la democracia griega no existía la representación, los cargos de gobierno eran ocupados alternativamente por todos los ciudadanos y la soberanía de la asamblea era absoluta. Todas estas restricciones y la reducida población de Atenas (unos 300.000 habitantes) permitieron minimizar las obvias dificultades logísticas de esta forma de gobierno.

En Roma, la caída de la monarquía etrusca condujo al pueblo al poder conformándose así la República Romana. En ella, el poder legislativo correspondía al Senado y el poder ejecutivo lo conformaban las magistraturas, cuestores, pretores y cónsules entre otros cargos, que eran elegidos por los ciudadanos con derechos, los patricios inicialmente y posteriormente también la plebe, en verdaderas campañas electorales en las que se renovaban, por elección directa, multitud de cargos públicos. Con el tiempo el sistema fue degenerando. Los senadores no eran electos, mas tenían un poder grandísimo. Con la expansión territorial la República se convirtió en difícilmente gobernable y degeneró en los Triunviratos para convertirse, finalmente, en Imperio de manos de Julio César y, sobre todo de Augusto.

Aunque durante la Edad Media se utilizó el término de democracias urbanas para designar a las ciudades comerciales, sobre todo en Italia y Flandes, estas eran gobernadas en realidad por un régimen aristocrático. También existieron algunas democracias llamadas campesinas, como la de Islandia, cuyo primer Parlamento se reunió en 930, y la de los cantones suizos en el siglo XIII. En escritores como Guillermo de Ockham, Marsilio de Padua y Altusio aparecen concepciones sobre la soberanía del pueblo, que fueron consideradas como revolucionarias y que más tarde serían recogidas por autores como Hobbes, Locke y Rousseau.

El protestantismo fomentó la reacción democrática al rechazar la autoridad del Papa, aunque por otra parte, hizo más fuerte el poder temporal de los príncipes. Desde el lado católico, la Escuela de Salamanca atacó la idea del poder de los reyes por designio divino, defendiendo que el pueblo era el receptor de la soberanía. A su vez, el pueblo podía retener la soberanía para sí (siendo la democracia la forma natural de gobierno) o bien cederla voluntariamente para dejarse gobernar por una monarquía. En 1653 se publicó en Inglaterra el Instrument of Government, donde se consagró la idea de la limitación del poder político mediante el establecimiento de garantías frente al posible abuso del poder real. A partir de 1688 la democracia triunfante en Inglaterra se basó en el principio de libertad de discusión, ejercida sobre todo en el Parlamento.

Las instituciones inglesas influyeron en el continente europeo a través de escritores que, como Montesquieu, encontraban en ellas la realización perfecta de la libertad ciudadana, que quedaría definitivamente incorporada a la democracia occidental con la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. Para los filósofos del siglo XVIII la esencia de la democracia consistía en el derecho del pueblo a designar y controlar el gobierno de la nación. A partir de la revolución estadounidense se inspiraron en este ideal las instituciones políticas de varios países que, junto con las ideas democráticas expandidas por la Revolución Francesa, y las ideas liberales, constituyeron la base ideológica sobre la que se desarrolló toda la evolución política del siglo XIX.

Las constituciones de 1812 en España y de 1848 en Francia ya son prácticamente democráticas, aunque la democracia española vivió ciertos retrocesos durante el siglo XIX. La evolución democrática inglesa fue mucho más lenta y se manifestó en las sucesivas reformas electorales que tuvieron lugar a partir de 1832 y que culminaron en 1911 con la Parliament Act, que consagró la definitiva supremacía de la Cámara de los Comunes sobre la de los Lores.

Actualmente la mayoría de la población de los países democráticos asume que el desarrollo histórico de la democracia termina con la democracia representativa, que es la solución más ampliamente implantada a nivel mundial, y que ésta puede ser refinada pero no sustancialmente mejorada. Sin embargo, algunos colectivos e individuales a lo largo del mundo defienden que se puede seguir profundizando en la democracia, de ahí el cierto auge del debate en torno a la democracia participativa y la democracia directa.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda