Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Una concepción pedagógica para la formación ideológica y en valores de los futuros maestros




Monografía destacada
  1. Resumen
  2. Desarrollo
  3. Conclusiones
  4. Bibliografía

Resumen

Este trabajo consiste en un Modelo Pedagógico sustentado en una Metodología, que propicia integrar de forma coherente y sistémica la dimensión ideológica, como parte rectora de la Cultura Profesional Pedagógica que deben adquirir los maestros en formación y cuya célula básica es la formación de valores, los resultados obtenidos, tanto en la Escuela de Habilitación de Maestros Primarios como en el primer año de la licenciatura, durante dos años consecutivos, muestran que la Metodología Integradora, es una correcta herramienta científica, para el logro de una concepción pedagógica que permite integrar todas las acciones y tareas de carácter ideológico, a partir de la clase como célula básica del proceso docente educativo, en la carrera Educación Primaria.

Palabras Claves: Modelo Pedagógico, Formación Político ideológica,

Formación de valores

Introducción

La preparación ideológica y en valores de los estudiantes que se inician en la carrera de educación primaria constituye una tarea de significativa importancia, para cualquier país, en tanto, la educación representa los intereses de la clase económicamente dominante, ese es su papel clasista .

Para esto el maestro es el sujeto social encargado, legalmente, de la formación de las nuevas generaciones. Durante más de dos siglos en Cuba se demostró que desde la labor ideológica del maestro, también, se educa para enfrentar a las clases explotadoras y los gobiernos antipopulares.

Este trabajo presenta los resultados de una investigación que se realiza con estudiantes que cursan el primer año de la carrera Lic. en Educación Primaria, a la vez que se hacen análisis a partir de su aplicación en la Escuela de Habilitación de Maestros Primarios, de Guantánamo, donde se obtuvieron excelentes resultados. En su aplicación se aplicó una combinación de métodos de investigación: teóricos, empíricos y estadísticos, que favorecieron la búsqueda de información y su procesamiento

Desarrollo

La formación en valores en la educación cubana es un legado que nos viene desde las figuras de J. Agustín Caballero, Félix Varela, J. de la Luz y Caballero y esencialmente de nuestro Apóstol, Martí enriquece el ideario pedagógico de la época con un profundo pensamiento político, de raíces muy humanistas y de un sólido antiimperialismo, latinoamericanismo, y de reconocimiento a la cultura del pueblo como base para su libertad plena de ahí la fuerza pedagógica de sus ideas .:

Este ideal ha seguido cultivándose a lo largo de todo el siglo XX y en lo que va del XXI. Hoy nuestra educación tiene un componente básico en la formación en valores, lo que es sustentado por el quehacer científico de nuestros investigadores, entre los que se destacan: Lidia Turner, G. Labarrere, J R. Fabelo, Ester Báxter, Gilberto García, entre otros, obras que han servido de base para el Modelo. Pedagógico que proponemos.

Asumimos como definición de modelo pedagógico: Una construcción teórico formal que fundamentada científica e ideológicamente interpreta, diseña y ajusta la realidad educativa ideológica, que responde a la necesidad histórico concreta del 1. año maestros primarios (se comparte criterio con Sierra 2002, 311 e I. Lahera 2004, 54.)

Para organizar un proceso docente educativo capaz de integrar esta dimensión tuvimos como punto de partida: definir cultura profesional pedagógica y dimensión ideopolítica y una sistematizar la definición de educación político ideológica, abordada por otros autores. Definimos, entonces como:

Cultura Profesional Pedagógica: La adquisición y manifestación, por el sujeto, de un sistema de contenidos, principios, normas, habilidades, capacidades y de valores y de otros atributos esenciales de carácter ideopolítico, científico, cultural, pedagógico y general que denotan su competencia para el desempeño de la labor pedagógica.¨

El término "manifestación" es relevante en tanto una persona puede tener incorporado contenidos, normas, principios, capacidades?pero no manifestarlo de manera abierta, condicionada.

Por su carácter funcional, su contenido es humanista, transformador y pedagógico, porque presupone un modo de actuación profesional, entendido como " ...el dominio pleno de los conocimientos, habilidades, valores y capacidades más generales del objeto de la profesión que permiten al mismo la aprehensión del método para actuación profesional." (G. García y F. Addine,, 2003).

Por su carácter histórico, la cultura profesional pedagógica es parte intrínseca de la cultura como fenómeno integral, general o universal de la especie humana. Por sus características se convierte en uno de los componentes más dinámicos y enriquecedores de la cultura general .Por su estructura, es compleja, pues a diferencia de otras culturas profesionales, en ella se integran, sistemas de elementos que denotan en el maestro, la adquisición y manifestación de otras culturas:

Dimensión Ideopolítica en la formación del maestro: Es la extensión o dirección en la formación integral del maestro, que abarca en lo esencial: educación política, moral, filosófica y ética, y trasciende a las demás aristas de su formación, que se manifiesta transversalmente en todas las disciplinas del currículo y en todos los componentes del proceso de formación del maestro (curricular, extracurricular y sociopolítico); y longitudinalmente a lo largo de toda su vida profesional.

Por su contribución a la actividad cognitiva, valorativa y volitiva del maestro y para su toma de posición profesional y social, ante la realidad que lo circunda, debe interactuar, con efectividad rectora, con las demás dimensiones identificadas en el proceso de formación del maestro primario cubano.

El Modelo Pedagógico, además de estas definiciones, tiene como sustentos, los siguientes:

Filosófico: Se concibe el modelo sustentado en la filosofía marxista y el pensamiento martiano, como base metodológica de nuestro sistema social, desde posiciones dialéctico-materialista. Se defienden los fines y objetivos estatales establecidos para la formación de los nuevos maestros y el sustento teórico práctico de la concepción de las transformaciones educacionales actuales

Sociológico:. Se destaca la escuela y en particular al maestro como promotores de conocimientos acumulados por la sociedad, para cuya labor, el maestro interactúa con el Instructor de Arte, el Trabajador Social y las organizaciones políticas y estudiantiles. Tiene en cuenta las grandes posibilidades de comunicación educacional que a través de los variados medios de difusión se brinda a toda la sociedad.

Psicológico: Se fundamenta en el referente histórico-cultural, Se estimula una enseñanza y educación desarrolladoras que tiene en cuenta la Zona de Desarrollo Próximo de cada estudiante, las influencias externas e internas que influyen en su desarrollo y las aspiraciones profesionales que condicionan la conducción del trabajo a la Zona de Desarrollo Potencial de cada uno. Se argumenta la práctica ideopolítica sobre la base del enfoque personológico para lo cual el diagnóstico integral de estudiante y docente es básico Consideramos la motivación como un aspecto esencial. Dentro de las habilidades intelectuales, se privilegian la argumentación, la demostración y la valoración,

Pedagógico: La escuela juega el papel principal y orientador en la relación escuela-familia-comunidad, Se defiende la posición de un proceso planificado con carácter sistémico, flexible, abierto e integrador, cuya célula básica es la clase, a partir de la cual el profesor en su posición de conductor del proceso, propicia una posición protagónica del estudiante. La interdisciplinariedad es condición básica y debe establecerse en: objetivos, temas, períodos históricos, espacios geográficos y conceptos generales, que trascienden el marco de una disciplina,

La práctica investigativa permanente, ( se comparte criterio con G. García y F. Addine, 2005 ) como propósito de la carrera debe conducir a la estructuración de los niveles de relación universidad- microuniversidad- estudiante..

Entre las características que reúne el Modelo Pedagógico se encuentran: abierto, dinámico y coherente, Flexible, Integral, multidisciplinario y problematizador: (se comparte el criterio de J. L. Del Pino 2003 y G. García y F. Addine 2005.)

Principios en los que se sustenta el modelo

Principio de la unidad de lo científico y lo ideopolítico: Implica la toma de partido por la verdad científica y su uso humanista, respondiendo a la ideología de la sociedad cubana actual. Presupone dominio profundo de los contenidos de las disciplinas y programas directores, a partir de una práctica investigativa permanente; el conocimiento, su unidad dialéctica con los procesos motivacionales, afectivos y volitivos particulares determinan el sistema de valores en el sujeto, esos valores son la expresión atomística de la ideología que sustenta la sociedad

Principio de la contextualización formativa y la flexibilidad: Significa estructurar el diseño de estrategias y lineamientos de la labor ideopolítica, partiendo de la correspondencia entre normativas ministeriales y, las posibilidades reales de los estudiantes y docentes, reveladas en el diagnóstico y su retroalimentación Ello permite reestructurar el contenido y adoptar diferentes formas de organización de esta dimensión, sin perder la unidad del sistema.

Principios del carácter integrador y sistémico: Consiste en revelar el vínculo ciencia-ideología-valores, a partir del carácter integrador que tiene la educación cubana actual. Concibe la relación interdisciplinaria en el tratamiento del contenido de las clases y en su salida en todas las demás formas de organización. La condición de integral abarca; (se comparte criterios de G. García y F. Addine 2005)

A. Diversidad de actividades y los escenarios fundamentales.

B. Medios y métodos principales de organización y de evaluación.

C. Factores de influencias externas e internas sobre los estudiantes.

Principio de la unidad de la actividad, la comunicación y la personalidad (se comparte criterio de F. Addine y otros 2002): Asume que la personalidad del estudiante se forma y desarrolla en la actividad y la comunicación. Implica una identificación y jerarquización de las actividades y también de espacios que con carácter integrado y sistémico se conciben para la educación ideopolítica privilegiando la comunicación asertiva, donde el contenido de la comunicación sea el fruto de la búsqueda investigativa permanente de maestro y estudiante. Se concibe , la clase como principal actividad ideológica, Presupone el uso de métodos y formas organizativas que estimula, el empleo eficiente y racional de los medios de comunicación disponibles Promover el ejemplo personal, el respeto a cada sujeto, el buen trato, la franqueza, el carácter reflexivo y flexible

La construcción del modelo pedagógico, asume carácter sistémico estructural funcional, por ello, la significación que adquieren sus componentes, donde se establece una relación ,de coordinación y jerarquía entre sus elementos

En el sentido educativo, el trabajo político, tiene como objetivos favorecer el equilibrio entre las aspiraciones sociales y profesionales cuya expresión sintetizada es el Modelo del Profesional del Maestro Primario y, las necesidades, motivos e intereses ideopolíticas de cada estudiante, en su contexto de relaciones personales y sociales.

El modelo propuesto ,se sustenta en una Metodología Integradora.

Se denomina Metodología Integradora por las razones siguientes:

  1. Cohesiona la caracterización integral del estudiante a partir de considerar todas las dimensiones del desarrollo de la personalidad del joven (18-20 años de edad) integra sistemáticamente las diferentes dimensiones del proceso de formación pedagógica del estudiante (curricular, extensión universitaria y sociopolítico). Integra los procedimientos para organizar el trabajo con los docentes de la carrera, las organizaciones estudiantiles y juveniles, la brigada y los educandos, para garantizar la labor ideopolítica y pedagógica, reconociendo lo que en ello puede aportar la familia y la comunidad de procedencia. Integra toda la labor ideopolítica de todos los factores a partir de establecer líneas directrices, que conducen todo el proceso y hacen del sistema de trabajo, un cuerpo teórico y práctico coherente, integrador, abierto, flexible y problematizador.

La metodología consta de cuatro fases, las que se sintetizan a continuación:

I- Fase de diagnóstico Es la primera etapa en el carácter sistémico de la Metodología que conduce a la revelación de la problematización del vínculo teoría-práctica; a lo que se llega como resultado del diagnóstico integral de estudiantes, profesores y diversos contextos, arribando a una síntesis de las necesidades, intereses y problemas de cada uno de los componentes mencionados. Esta fase es esencial para diagnosticar el estado inicial, el desarrollo y la evaluación de la dimensión ideopolítica, para ello se sugiere tener en cuenta las siguientes consideraciones: Considerar la dimensión ideopolítica en su sentido más abarcador y rector de las demás áreas o dimensiones, las cuales se integran en la formación de la cultura pedagógica del estudiante. Determinar las direcciones e indicadores a diagnosticar, entre las que deben estar:

Situación sociopedagógica general:

  1. Características de la familia (social-cultural; económico-financiero-salud-posibilidades de influencias sobre el joven; atmósfera emocional, tendencias ideológicas e identificación política.)
  2. Características de la comunidad (de procedencia del alumno, del enclave de la universidad y del enclave de la microuniversidad.)
  3. Hábitos, costumbres y vicios predominantes, potencialidades de los distintos agentes comunitarios (empresas, organismos, instituciones y organizaciones)
  4. Agentes socializadores más influyentes.
  5. Nivel de desarrollo de los profesores de la carrera, personal de la Residencia Estudiantil y de las organizaciones FEU y UJC; Condiciones de vida en el contexto escolar universitario.
  6. Uso profesional intensivo de los medios de comunicación e información.
  7. Estilos de trabajo ideopolítico y estilo de comunicación

Estado individual del alumno y por brigadas.

  1. Estado físico y mental, rasgos del carácter y estado de salud.
  2. Nivel de socialización que logra con el grupo, sus compañeros y los docentes.
  3. Conocimientos que posee (de las asignaturas recibidas, culturales de la profesión elegida y político-ideológicos).
  4. Aspiraciones y deseos (necesidades, intereses, motivaciones) y su correspondencia con el modelo social y profesional.
  5. Comportamiento individual y social ante las tareas profesionales político-ideológicos y de convivencia social.
  6. Actitud ante la vida, las metas y compromisos del grupo, de la UJC y la FEU, su nivel de participación en las tareas.
  7. Manifestación del nivel de desarrollo de sus valores (ciudadanos, éticos, morales y sus cualidades políticas y volitivas)

3. Determinar los métodos, técnicas e instrumentos para diagnosticar, integrados como sistema, entre los que predominan: Observación dirigida encuestas, entrevistas, revisión de documentos, escalas valorativas (para valoración y autovaloración). Diez deseos, Composición libre, Registro de diario y Completamiento de frases.

4. Procesar e interpretar los resultados obtenidos en cada dimensión asumida.

5. Elaborar el diagnóstico individual y grupal.

FASE II: Planificación: Identificadas las potencialidades y barreras para la labor ideopolítica en los diferentes contextos de actuación y, a partir de los lineamientos centrales para la preparación ideopolítica y profesional, reflejada principalmente, en el Modelo del Profesional de la carrera, se pasa a los siguientes momentos: Determinación del sistema de objetivos Planeamientos de hipótesis. Elaboración de la estrategia para cumplir la Metodología Integradora.

En el proceso de planificación es necesario considerar lo siguiente:

a) Para elaborar el sistema de objetivos y la modalidad debe dominarse: Objetivos de la carrera. Objetivos y exigencias de la Escuela Primaria actual y en particular del primer ciclo. Indicaciones y orientaciones complementarias del MINED en el STPI, SPPI y otros documentos. Los problemas profesionales y los objetivos planteados para el primer año de la carrera. Condiciones concretas del proceso pedagógico en la facultad-carrera y en la microuniversidad ; característica de los docentes de la carrera, necesidades, intereses y motivaciones de los estudiantes.

b) Construcción de la modalidad de intervención de la dimensión ideopolítica, lo cual puede ser: Estrategia, Proyecto, Sistema de acciones, Plan de acción, Plan de Trabajo grupal e individual, entre otras modalidades. Cualquiera de ellas debe expresar una unidad dialéctica entre los objetivos y metas, definición de responsables, fechas, y su correspondencia con los contextos de actuación y las condiciones y niveles de desarrollo de los educandos, los profesores y los tutores.

c) Deben ser partícipes en la construcción de la modalidad adoptada, todos los factores que interactúan en el proceso de la educación ideopolítica del estudiante y dar su aprobación una vez concluida, lo que eleva los niveles de compromiso de las partes.

d) Otorgar un papel protagónico a los estudiantes, que parte de, su inserción activa en la concepción, planificación, ejecución y evaluación de la modalidad. Cobra significación en este proceso el que cada estudiante conozca los resultados del diagnóstico hecho a su persona, en especial sus limitaciones, que elabore de conjunto con el profesor guía y la FEU su plan individual,

e) Se debe ser consecuente con los fundamentos teóricos-metodológicos planteados para el Modelo Pedagógico que incluye principalmente los fundamentos filosófico, sociológico, psicológico y pedagógico, las características del modelo, los principios que cumple, la significación de cada componente en su interrelación interna conformando el todo.

OBJETIVO GENERAL: Contribuir a la educación político-ideológica de los estudiantes del primer año de la carrera de Educación Primaria y la EHMP, a partir de la integración de la dimensión ideopolítica en la labor educativa de los profesores, en el proceso de formación de la cultura profesional pedagógica del maestro primario en formación.

NÚCLEOS BÁSICOS DE CONOCIMIENTOS GENERALES.

Estos núcleos básicos son portadores del contenido de las acciones que de forma integral responden a la intención del proceso de educación ideopolítica, y de integrar esa dimensión como parte de la cultura profesional del joven..

a) Actividades de autoconocimiento: Constituye la base del trabajo para integrar la dimensión ideopolítica. Por una parte propicia el autoconocimiento personal, y favorece el desarrollo de la autovaloración, contribuyendo a que el alumno conforme su proyecto de vida, en este caso, profesional. Por otro lado brinda la posibilidad a que el alumno aprenda a diagnosticar a los niños, lo que constituye parte consustancial de la práctica diaria del maestro primario.

b) Actividades de contenido ideopolítico: Constituye línea directriz de todo el proceso formativo del alumno en primer año. Abarca todos los contenidos definidos en el SPPI vigente, la vida y obra de Martí y Che, comprende como portadores de formación ideopolítica a todos los contenidos de las diferentes asignaturas, agrupadas de manera jerárquica, unas respecto a otras, y se propone que cada actividad que se haga en la carrera tenga explícito o implícito, de manera intencional el contenido ideopolítico. Es esta una razón para declarar la dimensión ideopolítica como dimensión rectora.

c) Actividades de contenido instructivo-formativo en relación con la profesión del maestro primario: Se encaminan a ofrecer conocimientos acerca de la carrera, características del maestro primario, y su modo de actuación en correspondencia con el rol profesional que desempeña, entre otros aspectos, a través de lo cual se promueve desarrollar motivaciones e intereses hacia la carrera.

d) Actividades de conocimientos de las diferentes tareas y actividades que se integran en las dimensiones del proceso pedagógico de la carrera, Estas actividades y tareas son componentes del proceso pedagógico general, pero, precisamente desde cada una de ellas fluyen las posibilidades de la labor ideopolítica y en todas y cada una, tiene que potenciarse la intencionalidad político-ideológica,

e) Conocimiento de los diferentes componentes del sistema de trabajo político-ideológico vigente y de los espacios y vías para la labor ideopolítica: Se encamina a ofrecer los conocimientos necesarios sobre el STPI de la Universidad y de la escuela primaria, en tanto el estudiante opera con el STPI en su actuación como maestro, por ello debe conocerlo y aprender a aplicarlo. Se reconoce que todas las vías y formas de organización aportan a la formación ideológica y profesional del joven, algunas más que otras. En este sentido se propone un nivel de jerarquización de las diferentes actividades y formas de trabajo para realizar la labor ideopolítica en la carrera.

Métodos y Técnicas fundamentales: Técnicas participativas. La práctica investigativa, búsqueda de información por el estudiante a través de aplicar encuestas, entrevistas. Observaciones dirigidas. Dramatizaciones, diálogos, debates, exposiciones. Clases demostrativas con niños. Talleres. Ponencia-Oponencia. El Entrenamiento Metodológico al colectivo de año, dirección de la brigada (FEU-UJC). Por excelencia predominan como métodos: la persuasión, el diálogo y el ejemplo personal en un clima de respeto, solidaridad, pero mucha exigencia y consagración de profesores y estudiantes en correspondencia con los resultados, en el orden individual y grupal, del diagnóstico integral.

  1. Formas organizativas: Incluye sesiones de trabajo individual lo cual favorece mucho el intercambio en un plano agradable, amistoso, que estimule la confianza y la franqueza. Sesiones grupales, que incluye trabajo en equipo, a dúo, paneles, mesas redondas, locución.

6. Indicaciones Metodológicas Generales

a) La facultad, la carrera, el año, elaborarán la modalidad de trabajo estableciendo la línea directriz de trabajo político-ideológico en correspondencia con las problemáticas afloradas en el diagnóstico integral del estudiante y demás factores y en correspondencia con las aspiraciones a lograr para el primer año.

b) El proceso de desarrollo será controlado por los principales directivos docentes, políticos y estudiantiles, haciendo cortes mensuales, de manera escalonada de arriba abajo (Consejo de Dirección, colectivo de carrera, colectivo de disciplina, colectivo de año, reunión de comité de base UJC y de la brigada FEU) bajo el control del PCC en la instancia.

c) Todas las actividades deberán contemplar explícitamente el objetivo ideopolítico profesional, independiente de la naturaleza de la actividad, y en correspondencia con la línea de trabajo principal en la dimensión ideopolítica. Ello debe tener salida en las actividades de los docentes y las conjuntas del estudiante.

d) Toda actividad realizada, al tener responsables permite evaluar, en su integridad a los alumnos y los trabajadores, y a los dirigentes responsabilizados.

e) El nivel de relación interdisciplinaria, debe revelarse de manera explícita, quedando claro qué potencialidades tiene cada asignatura, clase y contenido para, en correspondencia con los objetivos generales o líneas directrices de la labor ideopolítica , aportar el máximo posible a la formación del educando.

f) Sistematizar el estudio de los principales documentos normativos del trabajo ideopolítico en las universidades pedagógicas cubanas actualmente.

g) Desarrollar las sesiones metodológicas necesarias para que los docentes trabajen con las colecciones de software, los materiales de videos, los tabloides y otros complementos bibliográficos, lo que favorecerá el uso intensivo de esos medios bajo la dirección del profesor, así como las grandes posibilidades que brinda INTERNET y la red INTRANET para complementar, ampliar y profundizar contenidos y conformar teorías por parte del alumno.

h) Respetando el carácter de interrelación de las habilidades intelectuales en el desarrollo de la personalidad, potenciar principalmente, la explicación, la argumentación, la demostración y la valoración, todo lo cual emanará de las exigencias, ante todo de las clases, para lograr dominio profundo de los contenidos y su manifestación valorativa oral y / o escrita, sistemática y bajo un suficiente nivel de exigencia profesional.

7. Evaluación General.

La evaluación se aplicará como proceso que interviene en las actividades curriculares y extracurriculares. Las formas de evaluación, los objetivos a evaluar y las escalas valorativas (cuantitativas-cualitativas) se conveniarán profesor-alumno, grupo.

El registro que lleve el profesor debe expresar además de los contenidos a evaluar, los objetivos formativos específicos propuestos. Deben aplicarse técnicas variadas, incluyendo técnicas donde no se identifique al evaluado (ejemplo encuestas a los estudiantes) y, la evaluación directa y personalizada por parte de cada estudiante a sus compañeros, del profesor al estudiante y al grupo y de estos a los profesores. La concepción del sistema debe promover, la autoevaluación, la coevaluación y la evaluación a cada miembro del grupo.

 Debe definirse, para cada actividad "el nivel de entrada o punto de partida" y el nivel de salida o resultado alcanzado, a partir de diseñar determinados instrumentos. Cada actividad debe concluir con la evaluación, directa y abierta o indirectamente, por parte de los estudiantes al docente que dirige la actividad, para lo cual es necesario , al principio, revelar las expectativas de cada sujeto, grupo en relación con la del docente.

 Revelar en las formas, contenidos y dinámica de la evaluación, modos de actuación profesional, pues evaluar la formación ideopolítica-profesional de un individuo es riesgoso, complejo y difícil, pero este estudiante está obligado a aprender a hacerlo.

Se ofrecen, además, orientaciones metodológicas generales a los colectivos de carrera, año y al profesor para la labor ideopolítica en los tres componentes del proceso

Fase 3: Ejecución

Esta etapa constituye la aplicación concreta de todo lo proyectado en las dos etapas anteriores y requiere tener en cuenta los siguientes aspectos.

  1. La realización concreta en la práctica sociopolítica-profesional de lo planificado.
  2. Toda la proyección debe garantizar el crecimiento y desarrollo del estudiante, la formación de un futuro profesional revolucionario, dispuesto a cumplir con su encargo social inmediato "maestro del primer ciclo de la Educación Primaria", mediato "maestro de 1ro. a 6to. Grado"; para lo cual se articulan los conocimientos, habilidades, los valores y / o cualidades formadas a partir de la solución de problemas profesionales, y su correspondencia con el contexto ideopolítico y socioeconómico del territorio.
  3. El respeto y cumplimiento a los requerimientos planteados en la conformación del Modelo Pedagógico y de la Metodología que lo sustenta.

Fase 4: Evaluación (Se comparte criterios de F. Addine, 1999)

Esta etapa cierra el ciclo y propicia conocer la calidad del proceso desarrollado. En ella debe tenerse en cuenta:

  1. La evaluación de la modalidad con carácter de sistema, implica reflejar a través de ella la integración de todos los componentes de la concepción pedagógica del año: curricular y extracurricular. La introducción de cambios en la modalidad, en dependencia de los resultados y proyecciones determinadas en la realización y previsión de errores en su aplicación.. Para comprender el vínculo entre: conocimientos, hábitos , habilidades y valores, en el proceso evaluativo, es necesario instrumentar diferentes tipos de evaluación para las distintas actividades, sea a partir de métodos de investigación (encuesta, entrevistas, observación?) o de técnicas participativas, donde el criterio del estudiante es básico.
  2. Realizar diagnóstico permanente y establecer planes individuales exigentes para los alumnos., que promuevan su desarrollo. Promover, desde la concepción de la evaluación, el pensamiento flexible y creativo del estudiante, la comunicación, principalmente oral, bien argumentada, la autoevaluación y coevaluación.

A partir de la aplicación de la metodología se realizaron importantes acciones, tales como:

Capacitación de los docentes . En este caso se les entregó un folleto impreso y en soporte magnético, contentivo de las orientaciones metodológicas, para operar con la metodología integradora. Se aplicó un plan de superación de variados temas relacionado con la labor educativa ideopolítica.

Capacitación a los dirigentes estudiantiles: Se desarrolló un sistema de capacitación a los dirigentes estudiantiles, para lograr de ellos su participación en todas las etapas de concepción y aplicación de la metodología integradora,. Esta preparación se concibió en sistema, en el marco de las 16 horas de preparación política previstas en el SPPI. El trabajo es dirigido de manera sistémica en lo docente, extradocente y extraescolar., cada actividad con su correspondiente metodología específica.

Principales resultados.

En los docentes: Se eleva considerablemente su preparación política y cultural, a partir de las temáticas abordadas en la superación y el nivel de rigor de la evaluación . Se toma conciencia de que la labor ideológica fundamental transcurre esencialmente por la consagración en lograr que los alumnos aprendan varias veces más y que para ello tienen que dominar contenidos más allá de los libros de textos, dominar computación, todos los software , las video y tele clases, así como los cuadernos de trabajo del ciclo.

Mejoraron sustancialmente los resultados. Cada espacio se convirtió en importante momento de reflexión y discusión ideológica, desde el propio contenido, lo que fue favorecido por la concepción de un diagnóstico integral que se perfeccionó en cada acción de capacitación, entrenamiento y evaluación que se ejecutó.

Mediante el estudio de casos, como una de las técnicas investigativa, se logró conocer a profundidad 17 estudiantes con conductas muy desajustadas, trabajándose intensivamente con ellos y lográndose cambios importantes en su personalidad. Estos estudiantes se mantienen en la carrera y son ejemplo positivo para sus compañeros.

Los estudiantes reflejaron una sólida aceptación del sistema de trabajo y de las exigencias establecidas a partir de la propuesta.

Los padres, fueron vinculados con el trabajo, pues se les implicó con toda la vida escolar de sus hijos, reflejaron profunda gratitud al centro por la transformación integral que evidenciaron los jóvenes durante el curso y una vez graduados, en el caso de la EHMP. Buena aceptación reflejaron también los padres del 1. año.

En sentido general se constata que a nivel cualitativo los resultados obtenidos a partir de la concepción y aplicación del Modelo Pedagógico y la Metodología Integradora, son satisfactorios, lo que se evidencia en: una mejor organicidad del proceso de las actividades y tareas que integran la dimensión ideopolítica. Una actitud positiva por parte de los profesores en relación con la superación que se proyectó, según la concepción de la Metodología

CONCLUSIONES

El enfoque de atención sociopersonológica permite tratar la dimensión ideopolítica dentro del proceso docente educativo a partir de conjugar intereses sociales con el nivel de necesidades, aspiraciones y motivaciones de los estudiantes, lo que favorece obtener mejores resultados.

En la elaboración del Modelo Pedagógico, se toman como referentes aspectos filosóficos, sociológicos, psicológicos (axiológico) y pedagógicos que permiten integrar el trabajo de todos los factores, en aras de jerarquizar el papel rector de esta dimensión La elaboración de los conceptos Dimensión Ideopolítica y Cultura Profesional Pedagógica y la sistematización del concepto de Educación Política a partir de sus dimensiones e indicadores propuestos, constituyen una guía para que el colectivo pedagógico identifique las principales necesidades de los estudiantes y proyecte el trabajo en aras de su solución.

El Modelo Pedagógico y su Metodología resultan un instrumento efectivo para organizar con carácter sistémico, coherente y flexible la labor educativa ideopolítica del colectivo de profesores de la carrera Licenciatura en Educación Primaria.

Bibliografía

  1. Addine Fernández, Fátima. El currículo, su diseño, desarrollo y evaluación.--IPLAC.--La Habana, 1999. 47p.
  2. Castro Ruz, Fidel. Ideología, conciencia y trabajo político. La Habana: Ed.Editora Política, 1986,27 p.
  3. Castro Ruz, Fidel: Discurso en la graduación de los primeros maestros primarios emergentes, de Melena, La Habana. Marzo 1 del 2000.
  4. Cruelles Hernández, Maria D. El desarrollo de una cultura general integral y la formación de valores, en Nociones de Sociología, Psicología y Pedagogía, Edit. Pueblo y Educación, La Habana, 2002, p.229
  5. Chacón Arteaga, Nancy. La formación de valores morales. Propuesta metodológica y experiencia aplicada. Pedagogía ´99.-- La Habana. Curso 57.--27p.
  6. ----------------------------------: Ética y profesionalidad. Una investigación a propósito del trabajo político ideológico.-- ISPEJV.-- La Habana, 2000.
  7. García Batista, Gilberto. Formación permanente del docente. Currículo y profesionalización.-- La Habana.-- Curso 3 1999. -- 17p.
  8. Robert F. Arnove. La sociología política de la educación y el desarrollo en Latinoamérica: Educación Nº 316. Madrid. Ministerio de Educación y Cultura, 1998.
  9. Lahera Cabrera, Ibón L. Tesis en opción al grado doctor en ciencias. Cuba, 2004,
  10. López Hurtado, Josefina (et, al). Marco conceptual para la elaboración de una teoría pedagógica. En compendio de Pedagogía, La Habana. Editorial Pueblo y Educación, 2002, p.58.
  11. Martí Pérez, José. Obras Completas, Tomo 6, p: 26-27.
  12. --------------------------: La preparación político-ideológica de los educandos demanda de una actualización didáctica y metodológica. Revista con Luz Propia, 1999
  13. --------------------------: El Trabajo Político Ideológico en función de la OPV. Tesis en opción al grado de Ms. C. Guantánamo, 2002, p.19.

 

 

 

Autor:

Ms. C. Esteban Ulloa Kindelán

Ms. C. Idania C. Guibert González

Tec. comp. Esteban Ulloa Guibert

Dra. C. Zulema C. Matos Columbié

Lic. Exiquio Nápoles Rodríguez

Lic. Héctor Cantalapiedra Luque

Centro: Universidad Pedagógica "Raúl Gómez García",

Guantánamo. Cuba

Fecha: Febrero 2006

Contactar: Lic. Lizet García Corona


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda