Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Macroeconomía. Teoría del Crecimiento y el desarrollo económico (página 2)




Partes: 1, 2

2.5. Pobreza

El concepto de pobreza varía de un país a otro. En términos generales, cuanto más rico es un país, más alta es la línea que fija para demarcar la pobreza. Para poder efectuar comparaciones internacionales, el Banco Mundial ha establecido una línea internacional de pobreza de U$S 1 al día por persona, a precios de 1997, ajustados para tener en cuenta la paridad del poder adquisitivo.

Los analistas han descubierto una fuerte relación positiva entre el y la reducción de la pobreza. Por ejemplo, en Asia oriental (excluida China), donde se encuentran las economías que crecen con mayor velocidad en el mundo, la proporción de la población que vive en la pobreza disminuyó del 23% en 1987 a menos del 14% en 1993. Pero en África al sur del Sahara, donde predominó, en ese período, un crecimiento negativo del PBN per cápita, prácticamente no hubo variación en la incidencia de la pobreza.

Mapa 3 % de la población que vive con menos de 1 U$S al dia. 1997-2001

El círculo vicioso de la pobreza

En general, los economistas suponen que el deseo de la gente de ahorrar para consumir en el futuro aumenta con los ingresos. Cuanto más pobre es una persona, menos recursos tiene para planificar su futuro y ahorrar. La misma lógica se aplica a las empresas y los gobiernos. Por ello, en los países pobres, donde la mayor parte del ingreso se debe gastar en satisfacer las necesidades del momento —en muchos casos, acuciantes— escasea el ahorro La escasez de ahorro constituye una traba para la crucial inversión interna tanto en capital físico como en capital humano. Sin inversiones nuevas, la productividad de la economía no puede mejorar y no pueden aumentar los ingresos. De este modo, se cierra el círculo vicioso de la pobreza (Figura 9) Entonces, ¿están los países pobres condenados a seguir siendo pobres?

Figura 9

Los últimos datos sobre inversión interna bruta en Asia oriental parecen indicar que no es así. A pesar de que, en la región, el PBN per cápita inicial era bajo, el ahorro interno bruto y la inversión interna bruta eran elevados e iban en aumento hasta la crisis financiera de 1998 (Figura 10). Los especialistas siguen tratando de explicar este fenómeno. En términos generales, sin embargo, muchos de los factores que alientan a la gente a ahorrar e invertir son bien conocidos; entre ellos se cuentan la estabilidad política y económica, un sistema bancario confiable y una política oficial favorable.

Figura 10

Además de la inversión interna, la inversión extranjera puede ayudar a los países en desarrollo a romper el círculo vicioso de la pobreza, en especial si va acompañada de transferencias de tecnología de vanguardia de los países desarrollados. La oportunidad de beneficiarse de la inversión y la tecnología extranjeras muchas veces se menciona como "la ventaja del atraso", que debería, al menos en teoría, permitir a los países pobres desarrollarse más rápidamente de lo que, en su momento, progresaron los países industriales de la actualidad. Sin embargo, muchas de las condiciones necesarias para atraer inversión extranjera a un país son las mismas que se requieren para estimular la inversión interna.

Un clima propicio para las inversiones se compone de muchos factores que hacen que sea más redituable y menos riesgoso invertir en un país que en otro. La estabilidad política es uno de los más importantes. Tanto los inversionistas nacionales como los extranjeros desisten ante el peligro de una conmoción política y ante la perspectiva de que un nuevo régimen pueda exigir impuestos punitivos o expropiar bienes de capital. Como consecuencia, el país donde se produjera esa situación podría caer en otro círculo vicioso, como hemos visto históricamente en algunos países latinoamericanos (Figura 11). La inestabilidad política ahuyenta las inversiones nuevas; ello impide que la economía crezca rápidamente y que la situación económica de la población mejore, lo cual genera más descontento con el régimen político imperante y aumenta la inestabilidad política. Este círculo vicioso de inestabilidad política puede convertirse en un serio obstáculo para la reactivación del desarrollo económico y la reducción de la pobreza.

Figura 11

2.6. Educación y capital humano

La mayor parte del capital humano se forma con la educación o la capacitación, que incrementan la productividad económica de una persona, es decir, le permiten obtener ingresos más altos. Los gobiernos, los trabajadores y los empleadores invierten en capital humano dedicando dinero y tiempo a la educación y la capacitación (acumulación de conocimientos y aptitudes). Como toda otra inversión, la inversión en capital humano exige sacrificios. La gente está de acuerdo en realizarlos si considera que, a cambio, va a obtener mayores ingresos en el futuro.

Los gobiernos gastan fondos públicos en educación porque creen que una población con mejor educación contribuirá a un desarrollo más rápido. Los empleadores pagan la capacitación de sus empleados porque esperan cubrir el costo correspondiente y obtener ganancias adicionales al aumentar la productividad. Y muchas personas están dispuestas a destinar tiempo y dinero a la educación y la capacitación porque, en la mayoría de los países, quienes tienen mejor educación y conocimientos especializados ganan más. La gente educada y especializada suele estar en condiciones de producir más o de generar una producción más valiosa en el mercado; los empleadores generalmente lo reconocen así al pagarles salarios más altos.

Sin embargo, los beneficios económicos de la educación no son uniformes. Pueden resultar menores si:

  • La calidad de la educación es deficiente o los conocimientos y las aptitudes adquiridos en la escuela no coinciden con la demanda del mercado. En este caso, las inversiones en capital humano no han sido lo suficientemente eficientes, lo que da por resultado menos capital humano y menos beneficios para los individuos y la sociedad.
  • La demanda de capital humano es insuficiente debido a la lentitud del crecimiento económico. En este caso, es probable que el capital humano de los trabajadores se vea desaprovechado y mal remunerado.
  • Deliberadamente se abonan salarios similares a trabajadores con distintos niveles de educación y aptitudes, a fin de mantener una relativa igualdad en las remuneraciones.

La riqueza del capital humano y su ritmo de aumento son cruciales para el nivel y la velocidad del desarrollo económico de un país, fundamentalmente porque el capital humano es el principal factor determinante de la capacidad de un país para producir y adoptar innovaciones tecnológicas. La inversión en capital humano, si bien es extremadamente importante, no basta para lograr un rápido crecimiento económico: debe ir acompañada de una estrategia de desarrollo acertada.

La mayoría de los gobiernos está desempeñando un papel cada vez más activo como proveedor de educación (Mapa 4) Las diferencias en el gasto público en educación (en relación con el PBI) entre un país y otro reflejan las diferencias en los esfuerzos de cada Estado por aumentar el capital humano.

Mapa 4

La diferencia absoluta entre el gasto público per cápita en educación en los países desarrollados y en desarrollo representa una importante manifestación del círculo vicioso de la pobreza descripto anteriormente. El bajo ingreso per cápita dificulta las inversiones en capital humano (y en capital físico), la productividad aumenta entonces con gran lentitud y ello impide que haya mejoras de importancia en el ingreso per cápita.

La inversión en educación no es sólo un medio importante de formar el capital humano de una nación y mejorar sus posibilidades de crecimiento económico y su nivel de vida. También es valiosa en sí misma, porque la educación amplía las perspectivas de la gente y le ayuda a tener una vida más sana, más plena y más segura desde el punto de vista financiero. Por ello los especialistas consideran que la información sobre alfabetización, por ejemplo, es un indicador importante de la calidad de vida de un país.

2.7. Salud y longevidad

Estructura de la población por edades

En la Figura 12

se observan pirámides de población típicas de países de ingreso bajo e ingreso alto en 1995, y su proyección para 2025. La forma de las pirámides correspondientes a los países de ingreso bajo indica tasas de natalidad más altas, tasas de mortalidad más elevadas también (particularmente entre los niños) y menor esperanza de vida. Pensemos por qué en los países pobres la pirámide tiene base más ancha y es casi triangular, mientras que en los países ricos tiene forma rectangular o de pera.

Figura 12

Como se observa en la figura anterior, en los países de ingreso bajo más de un tercio de la población tiene menos de 15 años, frente a menos de un quinto en los países de ingreso alto. Desde una perspectiva demográfica, ello implica que los grupos que lleguen a la edad reproductiva van a ser más numerosos y el aumento en el número de padres superará a la disminución en el promedio de hijos por familia.

Desde una perspectiva Social y económica, un porcentaje elevado de niños en una población indica que hay una proporción importante que es demasiado joven para trabajar y depende de los que trabajan. Ésta es la principal razón por la cual la proporción de personas a cargo es relativamente alta en la mayoría de los países en desarrollo. Mientras que en los países de ingreso alto hay alrededor de dos personas en edad de trabajar para mantener a cada persona que es demasiado joven o demasiado vieja para hacerlo, en los países de ingreso bajo esa relación es de aproximadamente 1,0-1,5.

En la actualidad, los países de ingreso alto enfrentan el problema del envejecimiento de la población, es decir, un porcentaje creciente de personas ancianas que no trabajan. En 1996, las personas de 60 años y más constituían el 18% de la población de esos países; según se prevé, este porcentaje llegará a casi el 22% en el año 2010. En varias naciones (Alemania, Bélgica, Grecia, Italia, Japón y Suecia), la proporción de ancianos ya ha alcanzado o superado el 21%. Una población que envejece impone una carga más pesada a los sistemas de jubilación, atención de la salud y seguridad Sociales de un país.

A medida que la esperanza de vida en los países en desarrollo vaya mejorando, éstos también enfrentarán el problema del envejecimiento de la población (Figura 12), que los afectará más que a los países desarrollados porque tienen menos recursos financieros; el aumento de la esperanza de vida y, por consiguiente, el envejecimiento de la población son mucho más rápidos que en los países desarrollados; y la proporción de personas a cargo, tanto de niños como de ancianos, será muy alta.

2.8. Crecimiento del sector de los servicios

La estructura de una economía se puede analizar comparando la participación de sus tres sectores principales —sector agropecuario, industria y servicios— en la producción total del país (Figura 13) y en el empleo. Al principio, el sector más importante de una economía en desarrollo es el agropecuario, pero, a medida que el ingreso per cápita aumenta, este sector va perdiendo terreno, en primer lugar frente a la industria y más adelante frente a los servicios. Estos dos cambios consecutivos se denominan industrialización y postindustrialización (o "desindustrialización").

Figura 13

Industrialización

A medida que el ingreso de las personas aumenta, la demanda de alimentos —el principal producto del sector agropecuario— alcanza su límite natural y comienza a aumentar, en términos relativos, la demanda de bienes industriales. Al mismo tiempo, con las nuevas técnicas y maquinarias agrícolas, la productividad de la mano de obra aumenta más rápidamente en la agricultura que en la industria, de modo que el precio de los productos agropecuarios baja y la participación de éstos en el producto bruto interno (PBI) disminuye aún más.

La misma evolución en la productividad relativa de la fuerza de trabajo también reduce la necesidad de trabajadores para el sector agropecuario, mientras que se incrementa el número de puestos de trabajo en la industria. Como consecuencia, la participación de la producción industrial en el PBI aumenta a expensas de la producción agropecuaria, y se observa un predominio de las oportunidades de empleo en la industria.

Postindustrialización

Según van aumentando los ingresos, las necesidades se vuelven menos "materiales" y la gente comienza a demandar más servicios, en los campos de la salud, la educación, el entretenimiento y muchos otros. La productividad de la fuerza de trabajo en el sector de los servicios no aumenta con la misma rapidez que en el sector agropecuario y en la industria, porque la mayoría de los empleos no se pueden cubrir con máquinas.

Por ello, los servicios son más caros en relación con los bienes agropecuarios e industriales, lo que aumenta su participación en el PBI. La escasa mecanización de los servicios también explica por qué el empleo en este sector sigue creciendo; en la industria y el sector agropecuario, en cambio, está disminuyendo, porque el progreso tecnológico incrementa la productividad de la mano de obra y provoca la eliminación de puestos de trabajo. Finalmente, el sector de los servicios desplaza al sector industrial de su lugar preponderante en la economía.

Crecimiento del sector de los servicios y sostenibilidad del desarrollo

El sector de los servicios produce bienes "intangibles", algunos bien conocidos —como la administración pública, la atención de la salud y la educación— y otros bastante nuevos —como las comunicaciones modernas, la información y los servicios empresariales—. La producción de servicios requiere relativamente menos capital natural y más capital humano que la producción de bienes agropecuarios o industriales. Como resultado, se ha incrementado la demanda de trabajadores más instruidos; esto ha llevado a los países a invertir más en educación, lo que beneficia a la población en general. Otro beneficio del crecimiento del sector de los servicios es que éste, al utilizar menos recursos naturales que el sector agropecuario o la industria, afecta menos el medio ambiente local, regional y mundial.

Conservar el capital natural y formar el capital humano puede contribuir a que el desarrollo mundial sea más sostenible, desde el punto de vista tanto Social como ambiental. Sin embargo, la expansión del sector de los servicios no constituirá una solución milagrosa para el problema de la sostenibilidad, porque para cubrir las necesidades de la creciente población mundial también debe haber desarrollo agropecuario e industrial.

Tercera Parte

3.1. LOS TIGRES ASIÁTICOS

Son conocidos como "Los Tigres de Asia" aquellos países que, recientemente, se han desarrollado en forma vertiginosa en campos como la industria, el comercio, la administración, etc. Estos países no solamente han demostrado un gran crecimiento en calidad y cantidad de sus productos a nivel nacional, sino que han alcanzado mercados libres a nivel del mundo entero. Sus productos, a preciso bajos pero generalmente con una buena calidad se exportan a todos los continentes del mundo. Estos países son: Singapur, Hong Kong, Taiwán y Corea, entre los principales.

Varios son los países de Asia que se han desarrollado rápidamente en los últimos años. Gracias a políticas económicas, administrativas y gubernamentales estos países han cambiado paradigmas mundiales, en razón de que han llegado a casi todos los confines del mundo con sus productos, basados en un proceso industrial a menor costo para el público y con calidad, dentro de un contexto de productividad.

Básicamente nos vamos a referir a dos aspectos que facilitaron este desarrollo y que tienen que ver con la cultura que reina en estos países:

  1. Una de las innovaciones en materia administrativa es la "Teoría Z" que los japoneses implantaron recientemente. Consiste en que los trabajadores que trabajan en las empresas están empleados de por vida (es decir, que nunca serán despedidos, sea cual sea el destino de la economía nacional) en tanto que sus familiares son también protegidos por la empresa, con lo que ésta cuenta con la adhesión de quienes son sus trabajadores (lo que se expresa en la creación de los "círculos de calidad" para asegurar la continuidad de las innovaciones y en el desempeño que éstos ponen en el progreso de sus centros laborales).

  2. El empleo de la Teoría Z.
  3. La Búsqueda de la Concordia

El desarrollo Económico requiere de la supresión de las jerarquías en las Empresas o en las unidades de producción.

Peter Drucker señala: "La organización moderna no puede ser una organización de ‘jefe’ y ‘subordinado’", debe estar organizada como un equipo de asociados". La explicación de esta tendencia al igualitarismo en el seno de las empresas de los países desarrollados se funda en que los trabajadores directos deben tener una alta calificación, además que ellos también deberán tomar decisiones, porque eso lo impone la tecnología de punta; sin embargo, en todos los países de mayor desarrollo relativo, las expresiones de esta tendencia no se manifiestan de la misma manera; así:

(1) en los Estados Unidos se impone la desjerarquización manteniendo un claro individualismo; en tanto que,

(2) en el Japón, entre los tigres de Asia (Singapur, Hong Kong, Taiwán, Corea) esta tendencia se manifiesta a través del comunitarismo no individualista, en la exaltación del espíritu de grupo extenso.

En adelante nos referiremos al tema básico de esta parte de la investigación:

Hong kong

La diminuta Hong Kong, con una extensión que representa una millonésima parte de Rusia, país rico en recursos, tiene un volumen mayor de comercio internacional que ese gigantesco país.

Hong Kong es un poderoso centro financiero, con la segunda mayor bolsa de Asia y la décima del mundo. Es la mayor fuente de inversión extranjera en China y el puesto comercial más importante dado que maneja el 40% del comercio exterior de la República Popular. Al mismo tiempo, China es el segundo principal inversor exterior en Hong Kong.

Hong Kong ha dejado tras de sí la crisis financiera asiática registrando un espectacular crecimiento del 14,3% del PBI, en el primer trimestre del año 2000. Los analistas económicos afirman que con la subida de tipos de interés tal crecimiento no es sostenible, a pesar de lo cual el gobierno ha revisado al alza sus previsiones de crecimiento anual situándolas en el 6% en lugar del 5%. El PBI per cápita previsto para el 2000 era de 23.530 dólares, por debajo del anterior a la crisis de 26.103 dólares --que era superior al de la antigua potencia colonial, el Reino Unido-, pero en cifras reales aportadas por el Banco Mundial, este llegó a los 25920 dólares.

Con una superficie de menos de 1.100 km2 y sin recursos naturales, Hong Kong y sus 7 millones de habitantes ha logrado desarrollarse.

Para impulsar los negocios basados en ideas relacionadas con las nuevas tecnologías, el gobierno ha establecido un Fondo para la Innovación y la Tecnología dotado con 640 millones de dólares.

Taiwan

La economía de Taiwán ha mantenido elevadas tasas de crecimiento a lo largo de los últimos años, no viéndose tan afectada por la crisis financiera que ha castigado a Asia. Esto le ha permitido llegar a los 13.203 dólares de renta per cápita, acercándose a cifras similares a las de España y muy por encima de países vecinos tales como Corea del Sur (8.674), Malasia (3.255), Tailandia (2.292), o la República Popular China (790).

La taiwanesa es una de las economías con mayor apertura al exterior.

Taiwán ha llevado a cabo una transformación en sus exportaciones: ha pasado de producir y exportar productos intensivos en mano de obra a especializarse en aquellos intensivos en capital.

Las partidas de exportación más importantes pertenecen a productos electrónicos y de las tecnologías de la información. Otras partidas que cabe destacar son los productos textiles y del metal.

Gracias a su mercado desarrollado Taiwán es la decimocuarta potencia comercial mundial --España es la decimoquinta-- y la decimoctava economía mundial. Posee una densidad de población de 607 habitantes por km2 -la segunda mayor del mundo- .

Hay que señalar que se está observando un efecto de emulación del mercado taiwanés por parte de la República Popular China. En muchos ámbitos, China continental reproduce los hábitos de consumo, modas y tendencias que se producen en Taiwan, del mismo modo que en Taiwán se imitan los existentes en Japón. El cambio de sectores con bajos costes e intensivos en mano de obra a sectores intensivos en capital (alta tecnología) ha conducido a que Taiwán se convierta en el tercer fabricante de productos electrónicos del mundo.

En lo que respecta a las perspectivas, a corto y medio plazo se prevé que la economía taiwanesa mantenga altas tasas de crecimiento conservando e incluso aumentando su posición como una de las principales potencias comerciales mundiales. Se espera una incesante deslocalización industrial hacia China continental y otros países asiáticos en busca de bajos costos laborales y de suelo.

A medida que vaya creciendo la renta per cápita en esta economía, se irá produciendo un cambio en el orden de preferencias de sus habitantes, una circunstancia que provocará un incremento en la demanda de servicios públicos: infraestructura, comunicaciones terrestres, urbanización, ecología, etc. Se prevé que se produzca un desplazamiento de la demanda hacia los productos "sociales", tales como la infraestructura, lo cual conllevará un crecimiento en la demanda de todos aquellos productos relacionados con instalaciones de agua, comunicaciones terrestres, terminales de aeropuerto, etc.

Otro efecto a tener en cuenta es que el aumento en la renta provocará un aumento directamente proporcional en el nivel de consumo, generándose al mismo tiempo un mayor nivel de exigencia sobre los productos y un incremento de la percepción de la marca. Del mismo modo hay que señalar que los productos de alta tecnología, tales como los aeronáuticos y los de seguridad, seguirán siendo los más importantes en lo referente a la producción y comercio de la isla.

Corea Del Sur

Corea del Sur vive una auténtica puesta en cuestión del modelo económico sobre el que se ha fundamentado el desarrollo de este país durante décadas.

La economía coreana está dominada por los "chaebol", grandes holdings que han sido los propietarios prácticamente de la totalidad de los sectores industrial y financiero. Las cinco principales corporaciones -Hyundai, Samsung, LG, Daewoo y SK Group- aportan con sus ventas la mitad del PBI de Corea del Sur. Bajo la dirección del gobierno y las exigencias del FMI, los chaebol debían concentrar su actividad en un sector -la mayoría tenía inversiones en más de diez-, aplicar mayor transparencia en su gestión -eliminar los trucos contables con los que enmascaraban sus pérdidas- y facilitar la entrada de capital extranjero.

El éxito principal del gobierno en la liberalización emprendida en Corea del Sur tras la crisis de 1997, se puede medir por el crecimiento del PBI en un 10,2% durante 1999. El gobierno también se propuso reforzar el papel de las PyMES en la generación de riqueza porque, aunque representan el 96% de las empresas del país, hasta hoy también han dependido principalmente de los grandes consorcios a los que sirven de proveedores.

Conclusiones

Asia, uno de los continentes del mundo, ha desatado en los últimos años un crecimiento vertiginoso en su economía. Productos industrializados, siguiendo políticas económicas, administrativas, gubernamentales, etc., han llegado y están llegando a casi todos los confines de la tierra. Basados en una férrea disciplina, con una administración horizontal entre el gerente y el trabajador, ha tenido inusitados éxitos.

Los gobiernos y las empresas transnacionales de estos países asiáticos (Japón, Corea del Sur, Taiwán y Singapur, por citar los principales) son ejemplos de una manera eficaz desde el punto de vista empresarial. Obviamente existen desavenencias y crisis en el marco de su avance, sin embargo tratan de mantenerse en la hegemonía mundial, haciendo frente a las potencias de Occidente.

Los Tigres de Asia han rugido y rugen en el mundo entero. La economía que tiene sus bases en la productividad y en la reingeniería, ha calado hondo en el libre mercado internacional. Prendas de vestir, artefactos eléctricos, automóviles, etc., se importan a los países sub desarrollados principalmente.

Concluimos que el éxito de la economía de los países asiáticos, se debe fundamentalmente a tres aspectos importantísimos:

  • Una elevada tasa de inversión para inyectar a sus economías de tecnología de avanzada. Además han realizado grandes inversiones en capital humano y han fomentado la educación más que cualquier otra región en vías de desarrollo.
  • Un bajo nivel de inflación debido a las políticas macroeconómicas adoptadas.
  • Una marcada orientación hacia el comercio exterior, para lo cual se han valido de un tipo de cambio subvaluado con el propósito de fomentar las exportaciones.

3.2. EL CRECIMIENTO ECONÓMICO EN LA ARGENTINA:

Una visión de largo plazo: 1860-1998

Como ya hemos analizado al comienzo de este trabajo, para poder entender el proceso de crecimiento económico de un país o región es muy útil estudiar su comportamiento de largo plazo. Si el país registra etapas claras muy diferenciadas en el ritmo de crecimiento ello puede proveer una evidencia relevante que ayude a detectar los mecanismos de crecimiento, tratando de explicar las aceleraciones o desaceleraciones en el mismo.

Una primera caracterización temporal del crecimiento económico argentino puede ser la división del período 1860-1998 en dos etapas. A su vez la Etapa II presenta diversos subperíodos que podrían cuestionar la definición como si fuera una sola etapa homogénea. En ella se registraron otros dos subperíodos de alto crecimiento. Ello puede verse en la siguiente tabla :

Tabla 1. Etapas de largo plazo del crecimiento económico argentino

Etapas

Subperíodos

Tasa de cambio

promedio anual del PBI per cápita

I

1860 - 1913

1.52 %

II

1913 - 1998

0.82 %

II.2

1950 - 1973

1.94 %

II.4

1990 - 1998

3.97 %

En la Etapa I podemos identificar las siguientes Fuentes de Crecimiento Económico (FCE):

  • La migración internacional, contribuyó en forma importante al crecimiento económico argentino mediante dos mecanismos:
  • Aumento de la tasa de participación laboral; y
  • Mejora en la calidad laboral.
  • Otro elemento importante fue la expansión del tamaño del mercado visto por la expansión territorial, el desarrollo de la infraestructura, y el crecimiento del comercio exterior.

En la Etapa II parecen estar presentes otras FCE. La migración internacional deja de tener relevancia y la expansión física del tamaño del mercado registra una substancial reducción. Parte de la contribución de la migración internacional, vía la educación, lo toma a cargo la inversión interna en educación. También empieza a tener un rol importante la inversión en I&D (Investigación y Desarrollo) y el efecto de "destrucción constructiva" (debido al avance tecnológico).

En la Tabla 2 se presenta la contribución de cada determinante en cada una de las 2 etapas de crecimiento:

Tabla 2. Determinantes (o FCE) del crecimiento de la tecnología

en las dos etapas del crecimiento argentino

Determinantes

Etapa I

Etapa II

Calidad Laboral

0,434

0,355

Aumento tasa de participación laboral

0,150

-

Tamaño del mercado

0,500

-

Inversión en Investigación y Desarrollo

nd

0,240

Destrucción constructiva

nd

0,140

Total

1,084

0,735

Tasa de Cambio de la Tecnología

0,912

0,492

Argentina a partir del 2002

Se agrega a los dos períodos de crecimiento analizados anteriormente, lo acontecido en este último año. A partir de la devaluación, el cambio de los precios relativos respecto a los vigentes durante la década de los `90 está alentando un proceso de sustitución de importaciones en sectores industriales de la Argentina.

Esta situación también está generando una fuerte expansión de las exportaciones, y una mejora de las economías regionales, tan castigadas durante la década pasada por un perfil de crecimiento que tendió sistemáticamente a desalentar a los sectores productivos del interior del país.

Muchos sectores de mano de obra intensiva, como la producción de calzado, marroquinería, textil e indumentaria, entre otros, comienza a recuperar el terreno perdido.

La recuperación se inició en el segundo trimestre de 2002, registrándose cuatro trimestres consecutivos de crecimiento, secuencia que no se producía desde 1997. (figuras 14 y 15)

El desafío central que permitirá transformar la reactivación en crecimiento está dado por la recomposición del poder de compra del salario de los trabajadores. Sin un mercado interno sólido, sólo asistiremos a un proceso de sustitución de importaciones limitado a desplazar marginalmente exceso de importaciones como consecuencia del atraso cambiario.

La experiencia histórica muestra que no existirá desarrollo industrial sobre la base de bajos salarios. Por el contrario, el proceso sólo tendrá magnitud e implicará un desarrollo productivo significativo con alto contenido tecnológico cuando exista una demanda dinámica y creciente del mercado interno.

Por lo tanto, niveles de tipo de cambio más realistas que los existentes durante la convertibilidad, consistentes con una estructura industrial compleja, debe ser el instrumento fundamental para recuperar la masa salarial. Un tipo de cambio más acorde a las condiciones de productividad de nuestra economía generará tasas de crecimiento de largo plazo más altas y un desarrollo económico que determinará sensibles mejoras en las tasas de ocupación de la Argentina.

Conclusión

Luego de la investigación realizada en este trabajo hemos arribado a la conclusión que si bien es posible para un país acelerar el crecimiento y el desarrollo hasta ponerse a la altura de los países desarrollados, el éxito no está, en modo alguno, garantizado.

Ello es así porque el desarrollo es mucho más complejo que el simple crecimiento económico o la acumulación cuantitativa del capital nacional. El desarrollo es también la transformación cualitativa de una sociedad en su conjunto, la evolución hacia nuevas formas de pensamiento y, en consecuencia, nuevas relaciones y nuevos métodos de producción. Además, una transformación sólo puede calificarse de desarrollo si beneficia a la mayoría de la población, si mejora su calidad de vida y le permite controlar mejor su destino. Por demás consideramos que este amplio proceso de cambio debe incluir a la mayor parte de la población de un país y no se puede limitar a la modernización del capital o al beneficio de las clases altas.

Por otra parte consideramos que la participación del Estado es fundamental durante el proceso de desarrollo pues hay determinados ámbitos donde su participación es indispensable: la educación y la atención de la salud para toda la población, la protección de los más vulnerables por su situación económica, la creación y conservación de un sistema jurídico eficaz, que vele por la firme aplicación de la ley y cuente con tribunales que funcionen correctamente.Así como también asignamos importancia especial al rol del Estado en la protección y el fomento de la cultura nacional.

En el campo económico, el Estado es indispensable para promover y proteger la competencia del mercado en el sector privado. También puede cumplir un importante papel al mejorar el acceso del público a la información y los conocimientos necesarios para el desarrollo, por ejemplo, favoreciendo los medios modernos de comunicación (teléfono, fax, Internet), invirtiendo en investigación básica y creando condiciones propicias para los medios de información independientes.

Por lo anteriormente expuesto consideramos que la estabilidad política es decisiva para iniciar un proceso de desarrollo económico. Además es esto, los países en desarrollo deben contar con políticas que permitan a todas las personas, y especialmente a las que viven en la pobreza, tener acceso a la educación y la atención de la salud, y deben crear condiciones propicias para la inversión, incentivar la productividad y realizar mejoras concretas en el nivel de vida de su población.

En pos de ello creemos que, un gran paso para poder lograrlo es que los países ricos reduzcan los obstáculos al comercio que limitan las posibilidades de exportar de los países pobres y, en consecuencia, el crecimiento de sus economías.

Para el caso puntual de la Argentina, consideramos que sería vital para alentar el crecimiento económico un incremento en la productividad y en la inversión en desarrollo e investigación, (ya que sólo se destina una mínima parte del PBI a ciencia y tecnología); así como también reducir la brecha en la pobreza, priorizar la educación y optimizar los sistemas de salud.

Bibliografía

Ministerio de Economía de la República Argentinahttp://www.mecon.gov.ar

  • Economía, Paul A. Samuelson – William D. Nordhaus, Editorial Mc Graw-Hill, 1995
  • El crecimiento económico en la Argentina. Una visión de largo plazo: 1860-1998 –

Informe del Instituto de Economía Aplicada (IEA). Fundación Banco Empresario de Tucumán, Abril 2000

  • Indicadores del desarrollo mundial 2003 - World Bank Group - http://www.worldbank.org
  • Informe Anual 2002 BID , Banco Interamericano de desarrollo – http://www.iadb.org
  • Informe sobre el desarrollo mundial 2003 – World Bank Group - http://www.worldbank.org
  • La Sociedad Post Capitalista. Peter Drucker. Grupo Editorial Norma, 1994.
  • Más allá del crecimiento económico, Grupo del Banco Mundial – http://www.worldbank.org
  • Valores asiáticos y crecimiento económico, Trinity College, Cambridge –

http:// www.crim.unam.mx/cultura/informe/default.htm#cap1

 

 

Romina Mariel Ferrari

(UNLaM)

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • The new route: dollarization - The Argentine case

    A brief history of Argentina monetary procedures. The cost of the Seinoriage lost. Interest rates. The consumers in a do...

  • Comercio internacional

    El financiamiento y la asistencia internacional. Inversión extranjera directa. Organismos internacionales. Acuerdos come...

  • Modelo Económico

    Definición. Problemática económica que se pretende resolver. Estimación del modelo a priori. Variables, definición y mag...

Ver mas trabajos de Economia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.