Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

La planificación educativa para la atención integral de los alumnos con dificultades de aprendizaje en educación básica (página 2)

Enviado por Hernndez A, Anahil



Partes: 1, 2

    1. El Modelo de Atención Educativa especializada Integral se desarrolla en las diferentes Unidades Operativas con las que cuenta el área: Aulas Integradas (AI), Unidades Psico-educativas (UPE) y Centros de Atención a Niños con Dificultades de Aprendizaje (CENDA). las aulas integradas, según Osorio (2001) son servicios de apoyo ubicadas dentro de las Unidades Educativas de Educación Básica donde labora un docente especialista cuyo objetivo primordial es brindar, en el horario de clases, atención educativa integral a los alumnos que presentan bloqueos o interferencias en su proceso de aprendizaje y promover la participación de la familia y la comunidad en el proceso de atención del alumno. Las UPE, CENDA al igual que las AI comparten los objetivos antes señalados, la diferencia esta en que las UPE se ubican dentro de las Unidades Educativas con un equipo interdisciplinario constituido por: docentes especialistas, psicólogo y trabajador social, mientras que los CENDA laboran en un espacio ajeno al de las escuelas y cuentan con otros especialistas como: médico, terapista del lenguaje, fisioterapeuta y terapista ocupacional.

      La aplicación del modelo de atención educativa, según refiere el Ministerio de Educación (1998a), tiene como objetivo:

      Proporcionar una atención educativa especializada integral a los educandos con Dificultades de Aprendizaje, con la finalidad de mejorar y superar la calidad de su proceso de enseñanza-aprendizaje.

      Propiciar una acción coordinada, interdisciplinaria y cooperativa, entre los diferentes actores del hecho educativo, con la finalidad de prevenir dificultades en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los educandos.

      Establecer acciones coordinadas con los niveles de Básica y Preescolar e igualmente con las diferentes Áreas y Programas de la modalidad de Educación Especial, a fin de ofrecer el apoyo requerido a los educandos integrados en las unidades educativas donde funcionan los servicios del área de dificultades de aprendizaje. (p.26)

      A través de los objetivos antes expuestos se brindara una atención especializada integral a los niños y jóvenes con alguna necesidad educativa especial, siendo esta atención enmarcada bajo los principios de atención a la diversidad e integración, esta última también funge como un derecho. El Ministerio de Educación, Cultura y Deportes citado por Jiménez (2004) "…concibe la integración como principio, proceso y derecho social de las personas con necesidades educativas especiales" aquí se propugna el derecho de cada ciudadano a tener en la familia, la educación, el trabajo y el medio al que pertenece, la solución a sus diferentes problemáticas y la posibilidad de desarrollar sus potencialidades para conseguir una vida adulta responsable, autónoma y productiva.

      1. Líneas de Trabajo
      1. Con la intención de dar operatividad a estos objetivos se propone trabajar sobre la base de la acción cooperativa, entendida como una "búsqueda de acuerdos entre los actores del hecho educativo," Ministerio de educación (1998a), en los diferentes aspectos relacionados a la atención del educando. Así mismo el docente especialista debe considerar elementos tales como: el aspecto organizacional, administrativo, pedagógico-didáctico y el aspecto comunitario, ya que esto le permite tener una visión amplia del ámbito en el cual se desenvuelve su población y desarrollar proyectos educativos enmarcados en propuestas globales de la escuela donde integre las diferentes líneas de acción que propone el modelo de atención educativa especializada integral. Estas líneas de acción van dirigidas a tres ámbitos:

        - Acción cooperativa dentro del ámbito del aula regular, donde se propiciaran actividades, técnicas, métodos y recursos dirigidas a aquellos alumnos que no responden de forma apropiada a los requerimientos del grado y que, sin embargo, con el uso de estas estrategias diferentes logran superar sus dificultades en un ambiente integrador, es decir, no es necesario excluir al alumno del aula, Ministerio de Educación (1998a). Por otra parte, la labor del docente especialista dentro del aula regular, es la de orientar al maestro, "…darle contención y aportar propuestas para que pueda ayudar al chico con dificultades" Brunstein (2003. p. 1), sean estas de tipo intelectual, conductual, sensorial o motoras, con la finalidad de integrarlo al grupo de alumnos con el que comparte o de que supere sus debilidades.

        En este sentido, este autor manifiesta que la atención de los niños con Dificultades de Aprendizaje debe enfatizarse en "…la necesidad de trabajar en equipos docentes…la clave no esta en desarrollar estrategias específicas para los niños que tengan determinadas problemáticas para aprender, sino en diseñar prácticas diarias organizadas desde un enfoque didáctico comunicativo".(ibidem) Esta sería la principal línea de acción del modelo educativo ya que es una estrategia integradora y favorece el aprendizaje social y la interacción con sus pares.

        - Acción cooperativa en el ámbito del aula especial, dirigida a los alumnos que no se benefician de las actividades propuestas en el salón de clases por lo que requieren de un grupo y un espacio más adecuado a sus características, potencialidades y ritmos de aprendizajes. Esta atención se impartirá en sesiones de trabajo en el mismo horario de sus clases regulares por las AI o UPE, hasta tanto supere el desfase en su proceso de aprendizaje y en turno contrario de ser atendido por el CENDA. Es importante destacar que el apoyo pedagógico debe descansar sobre la base de los principios de no discriminación y normalización educativa, con la finalidad de conseguir la integración escolar del alumno.

        - Acción cooperativa en el ámbito comunitario, aquí se fomentará la participación dinámica y efectiva, especialmente en la toma de decisiones de todos los que intervienen en el proceso de aprendizaje y hacen vida dentro de la institución: padres, representantes, alumnos, directivos, docentes de educación especial y regular así como los integrantes de la comunidad en general. También debe existir articulación directa con instituciones y organizaciones publicas y privadas con el fin de "coordinar acciones y combinar esfuerzos" Ministerio de Educación (1998a. p.30), en función de garantizar la atención integral del alumno.

        Es por ello que la investigadora considera que para lograr el éxito es necesario que el docente especialista planifique su accionar partiendo de un diagnostico participativo, involucrándose directamente con los maestros de aula, donde se consideren las fortalezas y debilidades no solo del alumno sino también de la institución educativa y de todos los sectores de la comunidad. Por lo que es pertinente abordar, las líneas estratégicas de acción del modelo y las formas de planificación usadas en el área de Dificultades de Aprendizaje.

      2. Líneas estratégicas de acción.
    2. Administración del Modelo

    Las líneas estratégicas de acción dentro del modelo de atención educativa especializada integral se sustentan según el Ministerio de Educación (1998a) en la política de "…descentralización y reestructuración…"(p. 31) del sistema educativo. Es por ello que la atención educativa debe concebirse desde un sistema de redes de comunicación donde se conjuguen todos los esfuerzos en beneficio de la colectividad, esta articulación entre los diferentes servicios refuerza el carácter de integralidad al apoyo que se le brinda a la comunidad escolar con necesidades especiales.

    Teniendo en cuenta este planteamiento, el modelo de atención educativo integral propone tres líneas estratégicas: en la primera se plantea una articulación entre las diferentes áreas y programas de la modalidad de educación especial con la intención de realizar un trabajo mancomunado entre las instancias del nivel central y las estadales o municipales con la finalidad de propiciar acciones pertinentes; esta estrategia se conoce con el nombre de articulación intramodalidad.

    La participación principal dentro de la intramodalidad la ejecuta el programa de integración social por medio de un trabajo interconectado con los diversos servicios y planteles de educación especial, como garante de "…la incorporación y participación efectiva de los educandos con necesidades educativas especiales en el ámbito: familia, escuela y comunidad…" (ibidem) Esta conexión permite realizar seguimiento efectivo de las diversas problemáticas presentadas por un alumno, sin embargo es importante aclarar que la responsabilidad de coordinar las acciones no es solo de un servicio o plantel sino de todos los que estén involucrados en la atención de ese educando.

    La segunda línea estratégica se refiere a la articulación intermodalidad entendida como la relación existente entre la modalidad de educación especial y las otras modalidades o niveles del sistema educativo como por ejemplo la educación de adultos. En este sentido el área de dificultades de aprendizaje debe realizar un seguimiento oportuno y directo de los educandos que han sido atendidos por los diversos servicios del área: AI, UPE y CENDA con la intención de promover la continuidad y culminación del proceso educativo.

    Por otra parte, también es conveniente la articulación del área de dificultades de aprendizaje con el nivel de preescolar con el propósito de brindar una atención preventiva dirigida principalmente al uso de un marco teórico-metodológico que beneficie y respete el desarrollo del niño. De igual manera es conveniente realizar el seguimiento de los alumnos que egresan a educación media, diversificada con la finalidad de articularse con los distintos profesionales y asegurar su prosecución escolar.

    Por último se contempla la articulación intersectorial, donde se vincula el sector educación con otros sectores públicos o privados como: salud, social, cultural y laboral. Para ello es necesario planificar acciones en conjunto que brinden soluciones efectivas e integradas a las necesidades de los educandos. El trabajo entre los diversos sectores debe procurar beneficios sociales a través de las leyes, los programas y los acuerdos nacionales e internacionales. Esta concertación intersectorial promoverá la equidad y calidad de los servicios como respuesta a los preceptos expuestos en la Constitución Bolivariana de Venezuela (1999).

    Esta conexión del sistema educativo entre sí y a su vez con otros entes gubernamentales; en opinión de la investigadora, no se ha podido consolidar por cuanto existe la creencia de muchos organismos y de los trabajadores de estas instituciones, que la responsabilidad directa de la atención del niño con necesidades educativas especiales recae exclusivamente en el sector educación e incluso entre colegas hay renuencia a asumir los compromisos; sin embargo hay que hacer notar que hoy día se conoce más la normativa legal que sustenta la atención integral de estas personas pero no solo se requiere difundir estas leyes sino generar una conciencia colectiva, disponer de recursos económicos y humanos y comprometerse con el trabajo en pro de esta población; ya que estas estrategias de acción deben ser una política de toda institución social y no las dadivas de alguien producto de una iniciativa individual.

    Cabe destacar que las instituciones sociales deben generar un plan de acción que incluya a toda la población y ofrecer servicios de calidad a la población que redunden en beneficio de la comunidad, es por ello que se hace necesario conocer el verdadero significado de la planificación tanto de las instituciones como de la labor educativa propiamente dicha, por lo que a continuación se expondrán aspectos relevantes de las formas de planificación que deben ser usadas por los especialistas de Dificultades de Dificultades de aprendizaje para la optimización del trabajo realizado.

  1. Planificación Educativa

La planificación educativa dentro del modelo de atención educativa para la atención del alumno con dificultades de aprendizaje debe ser en atención a la diversidad, por tal razón el maestro especialista debe según el Ministerio de Educación (1998a) apoyar su labor diseñándola estratégicamente con la participación de todos y cada uno de los involucrados en este proceso. Para ello es primordial conocer aspectos generales relacionados con la planificación educativa.

Ander-Egg (1995) define la planificación como un "...proceso de elección y selección entre cursos alternativos de acción con vistas a la asignación de recursos, con el fin de obtener objetivos específicos sobre la base de un diagnostico preliminar que cubre todos los factores relevantes que pueden ser identificados." (p. 37). Este concepto contempla los aspectos necesarios a la hora de considerar un plan, en cualquier campo del desempeño humano. En primer lugar menciona la necesidad de elegir las actividades o tareas que han de realizarse, en segundo lugar se refiere al aprovechamiento de los recursos y plantea la necesidad de logro de una meta; y por ultimo pero no menos importante señala la necesidad de partir de un diagnostico donde se contemplen todos los elementos condicionantes, lo que permitirá al planificador intervenir directamente sobre las necesidades de un problema que requiere ser abordado.

Al respecto, Alvarado, Cedeño, Beitia y García (1999) refieren que "…la planificación es una herramienta técnica para la toma de decisiones, que tiene como propósito facilitar la organización de elementos que orienten el proceso educativo." (p. 3). Para estos autores, planificar implica asumir posiciones y tomar decisiones prever con anticipación lo que se realizará, proyectando los objetivos, plazos y recursos; de modo que se logren los fines y propósitos con mayor eficacia y coherencia. Por lo que todo decente debe realizar una planificación de su trabajo de manera conciente y sistemática.

Partiendo de lo antes expuesto, se puede entender que la planificación educativa es un proceso donde se analizan, diseñan e implementan acciones y actividades para lograr un resultado pedagógico deseado. La planificación del docente se ubica en el nivel más minucioso y preciso de planificación educativa, el Diccionario Enciclopédico de Educación Especial (1997) señala "…que toda planificación debe formar parte del plan del sector educativo y éste, a su vez, del plan general de desarrollo económico y social del país…"(p. 1605). Es decir la planeación de las instituciones educativas y del docente son la forma directa de lograr los fines generales de la nación en materia educativa.

En este orden de ideas, Maldonado, Daruache y Montes (1993) señalan que la planificación "…es el instrumento a través del cual el docente reflexiona, prevee actividades, experiencias, recursos y diseña ambientes necesarios para una situación determinada de desarrollo y aprendizaje, para garantizar así el logro de objetivos establecidos a cumplirse en lapsos determinados" (p. 77). En este sentido la elaboración del plan del docente, en forma escrita, exige una clara y precisa formulación de objetivos y los procedimientos de evaluación, los cuales responden a criterios técnico-científico y/o criterios políticos, económicos y sociales, que se constituyen en "…los logros o propósitos que se deseen, a mediano y largo plazo, para facilitar el desarrollo integral del alumno…" según lo expresan Alvarado y Otros (1999, p. 1). Este registro escrito de la planificación permite al docente, revisar con frecuentemente el plan o proyectos; a la institución educativa, conocer lo que realmente sucede en el aula y a ambas instancias, transferir conocimientos y estrategias a otros docentes. Más adelante estas autoras ahondan en el para qué de la planificación, al expresar que ésta sirve:

…para orientar la acción pedagógica dentro y fuera del aula, organizar el trabajo diario en base a un diagnóstico y no improvisar, tener claro lo que se va a hacer, por qué se va a hacer y cómo se va a hacer y finalmente lograr una mejor utilización del tiempo, las estrategias y los recursos. (ob. cit. p. 3)

Partiendo de este planteamiento, es evidente que la planificación del docente se constituye en un aspecto primordial del éxito educativo, ya que permite al docente responder interrogantes relacionadas directamente con su actuación a fin de evitar interferencias en el proceso de enseñanza de los alumnos, que luego puedan generar dificultades de aprendizaje o repitencia escolar.

Al respecto, la investigadora, teniendo en cuenta su acercamiento a la teoría y su experiencia en planificación dentro del aula, refiere que organizar el desempeño del docente facilita las situaciones de aprendizaje, ya que el docente no solo puede considerar los objetivos, estrategias y recursos a utilizar sino también aquellas situaciones de conflicto o nudos cognitivos generados por algunos contenidos, estas previsiones fortalecerían el aprendizaje pues el maestro como investigador manejara la información necesaria para enfrentar los requerimientos de sus alumnos. Por otra parte, considera que la dinámica en el aula fluye más cuando los aprendizajes están planificados, debido a que el docente proyecta una actitud de seguridad y confianza ante el grupo de estudiantes.

Para que la planificación educativa pueda tener éxito se deben tomar en cuenta una serie de principios que orientan el proceso de elaboración de la misma. Al respecto Melinkoff (1993), señala los siguientes:

  • Flexibilidad: abre espacios para el cambio de acciones, estrategias o recursos si surgen imprevistos durante el desarrollo de lo planificado.
  • Compromiso: relacionada con las responsabilidades que tiene el planificador con todos los actores del hecho educativo: alumno, padres, docente e institución.
  • Racionalidad: referida a los propósito que conlleva el plan, primordialmente a la solución de necesidades reales, y a las consideraciones que se hacen de vialidad y factibilidad.
  • Continuidad: los planes al responder a una situación específica por resolver debe tener prosecución a fin de lograr objetivos propuestos.
  • Unidad: consiste en intensificar y unir esfuerzos y recursos en beneficio de obtener los mejores resultados.
  • Inherencia – Inmanencia: referida a no perder el norte, es decir, se debe visualizar el plan con objetividad, con la finalidad de atacar una problemática observada y no otras situación emergentes.
  • Simplificación – Estandarización: facilitación de los procesos necesarios para resolver las problemáticas detectadas.

Al revisar estas consideraciones, la autora de la investigación estima que el respeto del personal docente por estos principios es de gran importancia, ya que los mismos están conceptualizados para favorecer el desarrollo de un plan, facilitando el abordaje de situaciones emergentes sin perder de vista las metas trazadas y resaltando la necesidad de proseguir dichas planificaciones a fin de alcanzar el éxito. Lo que indudablemente es un requerimiento para la atención de las personas con dificultades de aprendizajes pues el apoyo brindado debe ser producto de la unión de esfuerzos y prosecución de acciones, del compromiso de los diferentes actores del proceso educativo y estar dirigidos a solventar una necesidad real de manera objetiva, todo ello para que el alumno con esta condición pueda responder a los requerimientos sociales de su entorno.

  1. Para conocer el significado de planificación estratégica es necesario remontarse al término estrategia, éste para Ogliastri (1992) se relaciona con la disposición y distribución de las fuerzas y los recursos para alcanzar un objetivo que generalmente es a largo plazo, más adelante este autor resalta que no importa tanto el tiempo en que se tarden en alcanzar las metas, sino la calidad de las decisiones tomadas lo que garantiza el éxito de la operación realizada, es así como esta definición puede ser usada en diferentes campos desde la milicia hasta los videos juegos. Manes (1999) por su parte comparte esta idea y define la estrategia como un "…método de pensamiento para clasificar y jerarquizar los acontecimientos, con la finalidad de diseñar e implementar procesos institucionales más efectivos." (p. 22) Estos conceptos coinciden en la necesidad de ejecutar acciones oportunas producto de una toma de decisión acertadas y no de la inmediatez.

    Por ser la estrategia un concepto inmerso en el campo de la planeación es adaptable a cualquier forma de planificación, según refiere Zapata (2002). Sin embargo, fue en la década de los setenta y en el campo empresarial cuando se utiliza por primera vez esta expresión, fuera del contexto militar. Actualmente, el uso de la planificación estratégica se ha popularizado y extendido al ámbito social en un intento de alcanzar la excelencia educativa, es por ello que diversos autores han profundizado en esta forma de planificación con la finalidad de adaptar los elementos presentes en ella, para el contexto escolar.

    Teniendo en cuenta este planteamiento, Kotler citado por Manes (1999) expresa que la planificación estratégica es un "…proceso de desarrollo y mantenimiento de un proyecto que vincule las metas y habilidades institucionales con las oportunidades cambiantes del mercado" (p. 37). Mientras que para, Barriga (2001) es "…un plan amplio, unificado e integrado que relaciona las ventajas estratégicas de una firma con los desafíos del ambiente y se le diseña para alcanzar los objetivos de la organización a largo plazo; es la respuesta de la organización a su entorno en el transcurso del tiempo." (p. 56). Estos autores coinciden en dos puntos de vista: en primer lugar en la sinergia existente entre la institución y las metas que le definen y en segundo lugar la importancia que le asignan a los requerimientos del medio para el cual laboran.

    A la par de estas consideraciones, Manes (1999) presenta una definición de planeación estratégica dentro del campo educativo, expresando que es un:

    ...proceso que evalúa las oportunidades y amenazas del afuera, como las fortalezas y las debilidades del adentro, articulando una visión, misión, metas y objetivos institucionales acordes con las expectativas educativas de la comunidad educativa, para desarrollar estrategias y tácticas que, en el marco de un plan, se orienten a satisfacer las necesidades de los individuos y de las organizaciones. (p. 20)

    En este concepto se evidencia un nuevo elemento: la evaluación de los aspectos intrínsecos de la institución, pues no importa tan solo satisfacer las necesidades del cliente desde su visión hace falta conocer los recursos con los que cuentan las instituciones educativas para determinar si en efecto, ésta puede ofrecer servicios de calidad. Podría decirse entonces, que la planificación estratégica representa un buen momento "…para «mirarnos al espejo» y a nuestro alrededor, a la realidad en que trabajamos día a día, y preguntarnos por el futuro." Fundación Adsis (2006, p. 1), esta necesidad de evaluar los recursos y las demandas, propiciara un crecimiento institucional y un mejor aprovechamiento del caudal de posibilidades con los que se cuenta.

    Partiendo de estas consideraciones, se puede evidenciar la importancia de la planificación estratégica en el trabajo de las escuelas y de los docentes como un instrumento para afianzar y difundir la misión y visión de las instituciones educativas. Es por esto que, la modalidad de Educación Especial y principalmente el área de dificultades del aprendizaje proponen en su modelo de atención llevar a cabo un estudio estratégico de la labor realizada por los servicios que atienden esta población y en opinión de la investigadora es obligación de los especialistas que ejercen funciones dentro de las escuelas participar activamente dentro de los planes generales, llámense éstos: Proyectos Pedagógicos Comunitarios, de Plantel o de Centro, pues las AI y UPE no pueden ser vistos como islas sino como un grupo de apoyo: transformador y capaz de involucrarse activamente en los cambios positivos de las organizaciones a las que pertenecen, con la intención de brindar beneficios a la colectividad.

    1. Proceso de Planificación Estratégica.

    Continuando con el tema de la planeación, Kaufman (1998), expone que el proceso de planificación: "Posee carácter científico, sistemático y racional: especifica objetivos y metas…define estrategias de acción y finalmente prevé sistema de control y retroalimentación". (p. 268). Este procedimiento debe ser realizado cuidadosa y rigurosamente, estableciendo parámetros de trabajo a corto, mediano y largo plazo, con la participación de todos los miembros de la organización; en opinión de Cámara (2003), "…supone un cuestionamiento sobre la razón de ser y el sentido último de la organización" (p. 2), e implica la solución de las problemáticas presentes y una acertada toma de decisiones, para ello las instituciones que se planifican bajo un esquema estratégico concentran sus primeros esfuerzos en determinar la realidad del medio extrínseco e intrínseco donde se desenvuelve, por lo que deben responderse a preguntas relacionadas con "…lo que somos en la actualidad y lo que queremos ser en el futuro…" ( ibid ). La Fundación Adsis (2006) considera que algunas de las interrogantes para analizar esa situación, podrían ser: "¿Quiénes somos?, ¿Qué capacidad tenemos y qué podemos hacer?, ¿Qué problemas estamos tratando?, ¿Qué influencia queremos causar?, ¿Qué asuntos críticos tenemos que responder?, ¿Dónde debemos situar nuestros recursos y cuáles son nuestras prioridades?" estas inquietudes representan una fase inicial del proceso de planeación estratégica.

    Cámara (2003) presenta varios niveles por los cuales debe ser elaborado el plan estratégico de una institución (ver grafico 1), llamando a ese preguntarse: fase preparatoria, aquí recomienda que la organización mantenga una actitud crítica ante todos y cada uno de los factores que la circundan, es momento para la reflexión, el compromiso y la voluntad con la intención de mejorar e impulsar a la organización. También es conveniente evaluar la disponibilidad de recursos con la finalidad de analizar y seleccionar las estrategias a seguir. Este proceso inicial debe ser participativo e inclusivo con predominio del consenso, aun cuando exista resistencia al cambio.

    Proceso de Planificación Estratégica

    Gráfico 1. Fases del Proceso de Planificación Estratégica. Adaptación de Galpin, Cámara, 2003.

    La segunda fase consiste en determinar: la misión y visión de la organización. La primera es considerada el elemento más importante dentro de cualquier organización, de aquí se desprende el objetivo general de la institución, ya que el mismo en palabras de este autor comunica "…su esencia, su significado último y la justificación social de su existencia." (ob.cit. p. 8). Dentro de la misión se contemplan tres aspectos esenciales: el propósito o para qué de la institución, con miras más a los resultados que a las acciones a desarrollar, el segundo elemento se relaciona con los ámbitos de actuación clave donde se determina el porque la institución es importante para la sociedad. Y el último aspecto tiene que ver con los beneficiarios de los programas o servicios que ofrece; también puede incluirse los valores, principios y creencias que guían a la organización, es decir lo que la distingue de otras iguales en su ramo.

    La visión, por su parte, en palabras de Manes (1999) "Es una percepción posible, deseable, realista y creíble del futuro de la institución…" (p. 22), es decir describe hacia donde va la organización, el perfil que se intenta alcanzar en un largo plazo. Este debe ir en armonía con los valores y principios organizacionales y aún cuando representa las aspiraciones y sueños de la misma debe ser definida bajo un marco de objetividad. La visión se formulara, según refiere Cámara (2003) con:

    …la técnica de brainstorming o lluvia de ideas, se trabajará en pequeños grupos de unas cinco personas que, pensando en un escenario temporal determinado, se pregunten sobre:

    • ¿A qué aspiramos? ¿Qué queremos que sea nuestra organización en los próximos años?

    • ¿Cómo queremos que cambie nuestra comunidad? ¿Cuán diferente queremos que sea?

    • ¿Qué papel deseamos que juegue nuestra organización en la comunidad?

    • ¿Cómo nos gustaría que los demás vieran a la organización? (p. 14)

    Las ideas se jerarquizarán y se redactan para luego discutirlas y realizar los ajustes necesarios aprobándola en asamblea. En este momento, a la autora de la investigación le parece importante recalcar que en los servicios del área de Dificultades del aprendizaje: la misión y visión no puede estar divorciada de la institución o plantel donde se brinda el apoyo por que sino éstos no se corresponderían con las realidades vividas en las escuelas.

    Durante la fase de análisis y diagnóstico se realiza una exploración de la organización de cara al futuro, donde se investigan las condiciones externas e internas de la organización, un estudio del mercado, de los intereses, demandas y expectativas de los usuarios y de la propia organización. Es importante resaltar que durante este proceso se utiliza una herramienta llamada análisis estratégico FODA, estas son las siglas utilizadas en el trabajo empresarial para conocer las Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas que rodean un negocio. Para Barrios (2002) el objetivo primordial del análisis FODA es evaluar los elementos internos o externos de programas y proyectos. Esta se representa a través de un cuadro de doble entrada, en su parte horizontal se contemplan los factores positivos y los negativos. En el nivel vertical se mencionan los aspectos internos que pueden ser controlados por la organización y los factores externos, no controlables por estar fuera del alcance de la misma.

    Los elementos internos y positivos que diferencian a la institución de otras iguales en su ramo se denominan Fortalezas y deben ser utilizadas. Las Oportunidades son las situaciones externas y positivas, que se generan del entorno y que al ser identificadas pueden ser aprovechadas. Las Debilidades son problemas internos, que una vez identificados y desarrollado un trabajo estratégico, deben eliminarse. Por último, las Amenazas aparecen como las situaciones negativas y externas que pueden atentar contra la organización, para lo cual se diseñara una estrategia con el fin de afrontarla.

    Luego de conocer con detalles la situación es posible jerarquizar las necesidades que guiaran el trabajo institucional, para posteriormente pasar a la fase de delimitación y selección de objetivos y estrategias. Los objetivos expresan lo que se plantea lograr mientras que las estrategias determinan los medios a través de los cuales se alcanzaran los objetivos. La construcción de los objetivos debe hacerse en función de su importancia y de forma estratégica; contemplándose primeramente los más amplios, luego los de nivel intermedio y por último los específicos, cada problemática puede ser abordada por un objetivo con el fin de establecer una relación equivalente entre causa-efecto, medios-fines.

    Mientras que en la selección y formulación de estrategias se describen las acciones requeridas para conseguir los objetivos, éstas según Ogliastri (1992) deben desprenderse de una estrategia global y serán tantas como se requieran, también deben ser evaluadas para determinar cuales de ellas representan una garantía de éxito: aprovechando las fortalezas y oportunidades; y reduciendo los riesgos que se presenta.

    Una vez establecidos los objetivos y estrategias se prosigue con la fase del plan de acción corresponde al ámbito operativo y consiste en organizar tareas para poner en marcha las estrategias establecidas. Pueden ser presentadas como proyectos de áreas, relacionados lógicamente con el objeto de minimizar los fracasos. Para organizar el plan de acción puede nombrarse una comisión de planificadora cuyo propósito es orientar e impulsar las decisiones tomadas y su implementación.

    Dentro de la planificación se contemplara una fase de diseño del sistema de seguimiento y evaluación del plan: donde se ejecuten operaciones de control y seguimiento de los aspectos operativos con la intención de detectar fallas y realizar los ajustes necesarios; y actividades de evaluación del logro de los objetivos planteados, tal como lo expresa Ander Egg citado por Manes (1999) es necesario "planificar la planificación". Atendiendo a estos requerimientos todo plan debe, en opinión de Cámara (2003), "…contar con una estructura y un sistema de información apropiados, así como con un conjunto de indicadores básicos." (p. 54). Estos indicadores y fuentes de verificación permitirán: determinar, y examinar las situaciones favorables para en alcance de los objetivos y pueden ser directos, indirectos o de naturaleza cualitativa o cuantitativa, lo importante es que los indicadores usados reflejen los alcances de manera objetiva.

    El paso final es el correspondiente a la fase de redacción del plan estratégico, el cual consiste en recoger de forma sistemática y precisa los acuerdos y toma de decisiones de los niveles anteriores. Este documento se presenta como una guía y punto de referencia de la empresa, pero no se consolida por si solo en una herramienta hacia el éxito se requiere del compromiso de todo el personal para lograr los resultados esperados.

    Este proceso de planificación estratégica intenta guiar a las instituciones educativas hacia el éxito pero es importante resaltar que estos planteles no pueden ser vistos como un negocio lucrativo, por el contrario a juicio de Manes (1999) la escuela debe ser "…eficiente desde la administración pero solidaria, eficaz desde lo pedagógico pero comprensiva, efectiva desde lo comunitario pero tolerante y sobre todo trascendente desde lo cultural,…" promotora, investigadora, creadora, un servicio de calidad que contribuya a la formación del individuo que la sociedad requiere. En el caso de las organizaciones dependiente del gobierno al utilizar este tipo de planificación el norte esta en fortalecer y brindar atención de calidad a los estudiantes y la comunidad que le rodea.

    En este orden de ideas cabe destacar, a juicio de la autora de la investigación, que los servicios del área de dificultades del aprendizaje al desarrollar un proceso de planeación estratégico fortalecerían:

    - El establecimiento de objetivos reales que puedan ser alcanzados tanto por los alumnos como por los servicios que atienden el área de dificultades, con la finalidad de no crear falsas expectativas a los padres, docentes y al propio estudiante, quien al no estar involucrado en este proceso de planificación espera de las AI, UPE y CENDA la solución mesiánica a sus problemas.

    - La comunicación entre los docentes especialistas y el resto del equipo interdisciplinario con la intención de generar una toma de decisiones acertadas tanto en asuntos inherentes al trabajo a desarrollar como en los aspectos académicos relacionados directamente con el alumno y su medio ambiente.

    - La distribución de los recursos económicos y humanos, para el mejor aprovechamiento de los mismos.

    - El trabajo coordinado, ya que cada participante en el proceso de aprendizaje, conoce su cuota de responsabilidad en la atención de los alumnos con dificultades.

    - La evaluación y revisión periódica de la práctica pedagógica, de la participación de los padres, representantes y la actuación de la escuela como garantes del proceso de aprendizaje de los estudiantes, con la intención de realizar los ajustes requeridos.

    Por otra parte, los educadores pertenecientes al área de dificultades del aprendizaje deben involucrarse no solo en los proyectos de plantel sino también en los desarrollados dentro de las aulas, los cuales deben corresponderse con los objetivos que persigue la institución. Estos proyectos están dirigidos al logro del aprendizaje de los alumnos y representan una planificación a nivel micro.

  2. Planificación Estratégica

    Los Proyectos Pedagógicos de Aula (PPA), se han constituido en una de las principales herramientas que utilizan los educadores para organizar la labor educativa diaria, es por ello que los docentes del área de dificultades de aprendizaje, en el trabajo conjunto con los maestros de aula deben conocer y utilizar esta forma de organización para afrontar las necesidades, intereses y problemáticas de los educandos, especialmente en el trabajo cooperativo llevado a cabo en el aula regular.

    Partiendo de estos señalamientos, es pertinente definir el proyecto pedagógico de aula como una:

    ...planificación didáctica que implica la investigación, propicia  la globalización del aprendizaje, integra los ejes transversales y los contenidos en torno al estudio de situaciones, intereses y problemas de los educandos y de la escuela a fin de promover una educación mejorada en cuanto a calidad y equidad. Agudelo y Flores (1999 p. 36).

    De esto se desprende el hecho de que los proyectos de aula son más que simples planificaciones, conllevan un proceso de investigación de la vida de los educandos, la familia y la comunidad. En este sentido y en sintonía con lo expresado anteriormente, el Ministerio de Educación (2000) en el Currículo Básico Nacional define el Proyecto Pedagógico de Aula como:

    ...un instrumento de planificación de la enseñanza con un enfoque global, que toma en cuenta los componentes del currículo, se sustenta en las necesidades e intereses de la escuela y de los educandos a fin de proporcionarles una educación mejorada en cuanto a calidad de vida. (p. 71)

    Ambos conceptos plantean que el PPA cumple una función planificadora, que permite al maestro organizar y programar el proceso de enseñanza y de aprendizaje; trascendiendo a otras formas de planificación por concebir el aprendizaje desde un enfoque global, donde se integran los diversos contenidos programáticos y se interrelacionan con las dimensiones y los ejes transversales, esto permite al docente plantear la realidad educativa con una visión humanística y enfocar sus acciones hacia el verdadero desarrollo de la personalidad del educando y la resolución de situaciones conflictivas del entorno donde este se desenvuelva, bien sea personal, familiar o en el ámbito comunitario.

    Es por ello, que la investigadora cree, que los proyectos de aula deben ser asumidos por el maestro especialista en la atención del alumno con dificultades de aprendizaje aún cuando no se determine abiertamente en la política educativa del área. La aplicación de esta forma de planificación favorecería la articulación del trabajo al del docente de aula y ambos caminarían en una misma dirección.

    Otro de los aspectos que se debe resaltar dentro de la elaboración de los proyectos de aula es que éstos están dirigidos principalmente al mejoramiento de la calidad de vida del educando, a promover aprendizajes significativos que en alguna medida sean prácticos y permitan desenvolverse adecuadamente dentro de la sociedad, tal como lo expone Coll (1997) al expresar "...que los conocimientos aprendidos, hechos, conceptos, destrezas o habilidades …pueden ser efectivamente utilizadas cuando las circunstancias en las que se encuentra el alumno así lo exijan…" (p.167). En este sentido los PPA tienen un componente social que requiere de la participación de todos los involucrados en el hecho educativo, aspecto que es contemplado dentro del modelo de atención educativa del área de dificultades de aprendizaje, por estar este concebido bajo una concepción social-humanística, lo que fortalece aún más la idea de utilizar este instrumento de planificación en la organización del trabajo de los servicios que atienden a las personas con necesidades educativas especiales.

    1. Finalidad de los Proyectos Pedagógicos de Aula.
  3. Proyectos Pedagógicos de Aula

Los proyectos pedagógicos de aula representan para los docentes, en opinión de Agudelo y Flores (2001) "…el cambio en la práctica docente, pues permite diversificar las estrategias de intervención pedagógica y determinar objetivos, contenidos y medios a ser utilizados para lograr un aprendizaje significativo e integral." (p. 55). En este orden de ideas el Ministerio de Educación (2000) expone entre las finalidades y características de los proyectos de aula, las siguientes:

  • Promueve la globalización e integración de los aprendizajes, beneficiando al alumno en la adquisición de conocimientos con sentido de pertenencia porque estos conceptos guardan estrecha relación con los intereses, ideas y aprendizajes preexistentes.
  • Ofrece al docente la oportunidad de relacionar los contenidos de las diferentes áreas académicas permitiendo fijar en los alumnos los aprendizajes y trasladarlos a otras áreas de saber.
  • Los proyectos se plantean como una forma de solucionar problemas de tipo pedagógico para mejorar la calidad de los aprendizajes. Permitiendo concentrar esfuerzos en una misma dirección, ya que el se relaciona directamente con los Proyectos Pedagógicos de Plantel o Comunitario.
  • Permite adaptar los objetivos de etapa y de área y contextualizar los diversos contenidos a las características, intereses y necesidades de los educandos.
  • Diversifica los métodos, técnicas, actividades y recursos dentro de la dinámica escolar en pro de la excelencia educativa y de los fines previstos en el Currículo Básico Nacional, Estadal, y de la propia institución escolar.
  • Contribuye en el diseño de proyectos integrales, selección de objetivos, estrategias, materiales y recursos didácticos, organización de los espacios de aprendizaje y con la asignación equitativa de las responsabilidades referidas al proceso de aprendizaje de los alumnos, dándole un valor a cada uno de los actores involucrados en este proceso.

Estas ventajas se constituyen en un motivo para la elaboración y aplicación de proyectos pedagógicos, sin embargo en opinión de la autora el éxito de las programaciones dependen tanto del accionar del docente como de la forma de planificación, es por esto que se hace necesario que en la formulación de los planes, el maestro se involucre junto a otros miembros en su diseño y que esta forma de organización no se convierta en una copia al carbón de situaciones que beneficiaron a otros alumnos en otro contexto o realidad.

  1. Componentes del Proyecto Pedagógico de Aula

Para elaborar proyectos pedagógicos de aula que respondan a un diagnostico real de necesidades e intereses de los alumnos, el docente debe tener en cuenta algunos elementos básicos, que según el Ministerio de Educación (1998b) en los cuadernos para la reforma educativa venezolana están referidos al qué, cuando y cómo se enseña y se evalúa, ya que el proceso de aprender no se refiere al hecho de transmitir conocimientos sino que desde esta concepción se plantea como proceso global e integral que redunda en beneficio del educando y de la sociedad a la que pertenece.

En estos términos es importante que el profesorado tenga claro los objetivos que persigue con su proyecto, hacia donde dirige sus acciones y qué contenidos del programa son pertinentes para el trabajo en el aula. Así mismo, se deben incluir los ejes transversales debido a que éstos "…constituyen temas recurrentes que emergen de la realidad social y aparecen entretejidos en cada una de las Áreas que integran el currículo" Ministerio de Educación (2000. p. 12).

Partiendo de esta premisa el educador debe dirigir el aprendizaje hacia las dimensiones del ser: aprender a ser, aprender a conocer, aprender a convivir y aprender a hacer, con la intención de contribuir con el desarrollo integral del individuo. De igual forma, esta planificación, debe conservar un orden lógico de los objetivos y contenidos en función de lograr las metas propuestas, teniendo en cuenta el tiempo y la secuenciación de los mismos.

Otro elemento significativo es la metodología y las actividades usada para el logro de los objetivos, éstas deben atender a la concepción teórico-pedagógica contemplada en el currículo básico nacional y en opinión de la autora se constituyen junto al diagnostico en uno de los componentes que diferencian y transforman la practica pedagógica. Por ultimo, se debe contemplar en el proyecto las maneras de evaluar el logro de las competencias lo que va a permitir al docente avanzar o reorientar el proceso de aprendizaje.

En este sentido y a juicio de la investigadora, es necesario que docente de aula y maestro especialista compartan saberes, elaborando en conjunto el proyecto pedagógico de aula, contrastando las informaciones que han recogido en el diagnóstico inicial, formulando metas tangibles, realizando las adaptaciones curriculares necesarias y compartiendo tareas; cada uno, debe conocer cual será su participación, sin embargo es importante resaltar que la responsabilidad mayor recae en el docente de aula por ser este quien esta a cargo del grupo de estudiantes, los servicios del área de dificultades de aprendizaje prestan apoyo, orientan y deben dirigir su atención hacia el alumno que presenta la dificultad con la finalidad de contribuir en la formación de un ciudadano participativo, responsable, capaz de enfrentar los requerimientos sociales y alcanzar el éxito.

CAPITULO IV

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

  1. La escuela como producto social responde al momento histórico al que pertenece, Lanz (1996) lo ejemplifica al mencionar que las innovaciones pedagógicas se encuentran influenciadas por las diversas visiones que se contemplan en la sociedad. En este sentido, los nuevos paradigmas que orientan la labor educativa apuntan al desarrollo de "…un nuevo tipo de sociedad humanista, centrada en la libertad, igualdad y justicia social y construir un país soberano con el desarrollo de la capacidad creadora de sus habitantes…" Ministerio de Educación (1999. p. 29), en donde la escuela cumple un papel importante por constituirse en la formadora del ciudadano que se quiere.

    Partiendo de lo antes expuesto, se puede decir que las bases que sustentan la atención pedagógica debe trascender la relación docente – alumno: donde el primero desempeña el rol de conocedor y transmisor del aprendizaje y el segundo memoriza un cúmulo de conocimientos descontextualizado y sin una función práctica. Es por esto que el docente de cualquier nivel o modalidad, en búsqueda de una atención de calidad y excelencia requiere de profesionalismo, compromiso y el diseño de una planificación dirigida a subsanar las fallas que el alumno presenta con la

    intención de darle las herramientas necesarias para enfrentar los problemas sociales de su entorno. Estas consideraciones adquieren especial relevancia cuando se trata de la educación de individuos con alguna limitación o necesidad especial, puesto que muchos estudiantes fracasan y desertan del sistema escolar al no recibir el apoyo requerido, bien sea por no detectar a tiempo que existe una dificultad o porque la atención recibida no responde a sus necesidades, careciendo de continuidad y del apoyo de otros especialistas. Es así como la investigadora, en el intento de analizar la planificación educativa para el mejoramiento de la atención integral de los alumnos con dificultades de aprendizaje en educación básica, pudo concluir que:

    - Las dificultades de aprendizaje son producto de múltiples factores por lo que el docente especialista debe basar sus planificaciones en un diagnóstico participativo e integral donde se indague acerca de la historia biológica, psicológica y social del alumno, con la intención de determinar los aspectos que interfieran en el aprendizaje e intervenir directamente sobre ellos, de esta forma se garantizara efectividad en la atención brindada.

    - Las planificaciones de los aprendizajes se sustentan sobre la base de las potencialidades y no de las limitaciones del educando; y se realizaran con la participación tanto del docente especialista como del maestro de aula, a fin de solventar las necesidades del alumno dentro de su entorno escolar, es decir en el aula regular y ofrecer una atención integral.

    - El modelo de atención educativa especializada integral propugna el respeto a la diversidad, por lo que el docente especialista garantizará el logro de los aprendizajes por parte de los estudiantes con dificultades de aprendizaje, realizando adaptaciones curriculares sobre los contenidos, procedimientos y recursos a utilizar que respondan a las características de los alumnos, respete ritmos de aprendizaje, niveles de desarrollo y contexto sociocultural, todo esto como resultado del consenso del equipo interdisciplinario, de esta manera la atención recibida garantizará el éxito del niño.

    - La responsabilidad en la atención educativa de la población con dificultades de aprendizaje es de todos los sectores sociales; y debe ser planificada estratégicamente, lo que permitirá evaluar las estrategias y disponer acertadamente de los recursos, brindando una atención de calidad y al mismo tiempo aprovechar los servicios ofrecidos por otras organizaciones públicas o privadas.

    - El docente especialista ordenará su accionar atendiendo a las diferentes teorías del aprendizaje, registrando sistemáticamente su actuación y la de otros especialistas con la finalidad de elaborar planificaciones acertadas donde se contemplen los factores que intervienen en el proceso de aprendizaje de los alumnos con dificultades de aprendizaje, como respuestas a la atención del individuo como ser integral.

    - Los docentes y servicios del área de dificultades del aprendizaje a través de un proceso de planificación establecerán objetivos alcanzables, propiciaran canales de comunicación entre las diversas disciplinas, y la evaluación de la participación de los involucrados en el proceso de aprendizaje con la intención de mejorar la atención dispensada a la población con necesidades educativas especiales.

    - La participación de los padres, representantes y demás miembros de la comunidad es de vital importancia en la atención educativa de los alumnos con dificultades de aprendizaje a fin de mejorar la atención educativa de los mismos.

    - Los proyectos pedagógicos de aula deben constituirse en una manera de planificación para el maestro especialista del área de dificultades de aprendizaje a fin de articular su labor a la del docente de aula e integrar a la comunidad educativa en general, con el propósito de brindar una atención de calidad.

  2. Conclusiones
  3. Recomendaciones

Para que exista coherencia entre los aspectos teóricos consultados y la práctica educativa realizada por los encargados de apoyar pedagógicamente a los educandos con dificultades de aprendizaje, es necesario:

- Que los docentes especialistas profundicen en los procesos de diagnosis, compartan información y abarquen todos los ámbitos donde se desenvuelve el estudiante.

- Generar en el maestro especialista y el resto del equipo interdisciplinario conciencia investigadora y reflexiva que promueva los cambios requeridos en la labor docente.

- Sistematizar y registrar las experiencias con la intención de fortalecer la atención brindada.

- Realizar encuentros periódicos de los especialistas de la modalidad de Educación Especial, con el propósito de compartir experiencias.

- Fortalecer los vínculos entre las instituciones del sector social, estableciendo acuerdos y responsabilidades.

- Asumir responsabilidades en la atención del sujeto con dificultades de aprendizaje para garantizar el apoyo requerido.

- Abrir espacios para la participación de la comunidad educativa y el entorno social donde se desenvuelve el alumno.

- Que los padres y representantes se involucren en la planificación de los proyectos de las instituciones y de las aulas.

BIBLIOGRAFÍA

Agudelo, A. y Flores, H. (1999). El Proyecto Pedagógico de Aula y la Unidad de Clase. Caracas: Panapo.

Agudelo, A. y Flores, H. (2001). PPA un camino para mejorar la calidad de los aprendizajes. Candidus. Año 2. Nº 15, 55-57. Valencia, Venezuela.

Alfonso, M. (2002). El rol planificador del docente especialista dentro de las Unidades Psicoeducativas. Trabajo Especial de Grado no publicado. Universidad Santa María. Caracas.

Alvarado, F. Cedeño, M. Beitia, L. García, O. (1999). Planificación del Docente en el Nivel de Preescolar. Caracas: Ministerio de Educación.

Ander-Egg, E. Aguilar, M (1995). Cómo elaborar un proyecto. Buenos Aires: Editorial Magisterio.

Aponte, H (2003) Importancia de la planificación del docente por proyecto en las Instituciones de Educación Especial. Trabajo Especial de Grado no publicado, Universidad Santa Maria. Caracas.

Barriga, L."La planificación". Geocities. Com. Publicado:Abril 2001. Disponible:http://www.geocities.com/luibar.geo/Planification.html#Contenido: [Consulta: 2006, febrero 09]

Barrios, J. "Manual FODA". Lucem.net. Publicado: Mayo 2002. http://www.lucem.net/Modelos/Manual%20FODA.pdf [Cónsulta: 2006, febrero 21]

Brunstein, C. "El gabinete psicopedagógico, un apoyo para la integración escolar". Psicopedagogia.com Publicado: marzo 2003. http://www. . [Consulta: 2006, febrero 20]

Cámara, L. "Etapas de un Proceso de Planificación Estratégica en las ONL" Cideal.org Publicado: 2003 www.cideal.org/fse/origen/manu ales/planificacion_estrategica/06_capitulo_4_etapas_de_un_proceso_de_planificacion_estrategica [Consulta: 2006, febrero 22]

Carballo, Y. "Disfunción cerebral mínima o lesión cerebral mínima". Educación Inicial http://www.educacioninicial.com/ei/contenidos/
00/0450/488.ASP [Consulta: 1998, Octubre 24]

Coll, C. (1997). Aprendizaje Escolar y Construcción del Conocimiento México: Paidos.

Constitución (1961). Gaceta Oficial de la República de Venezuela, 662 (Extraordinaria), Enero, 23, 1961.

Constitución. (1999). Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela., 36.860 (Extraordinario), Diciembre 30, 1999.

Diccionario Enciclopédico de Educación Especial. (1997). México: Santillana.

Finol, T. y Nava,  H. (1996). Procesos y productos en  la investigación documental. Maracaibo: Universidad del Zulia.

Fonseca, M. "La importancia de la intervención temprana en dificultades de la lectura dentro de los problemas de aprendizaje" Monografías.com Publicado abril 2005. Disponible: http://www.mo nografias.com/trabajos20/dificultades-lectura/dificultades-lectura.shtm l#problem [Consulta: 2005, Octubre 20]

Fundación Adsis. "En Fundación Adsis estamos elaborando el Plan Estratégico 2007-2013." Adsis.org. Publicado: Enero, 2006. Disponible: http://www.adsis.org/page.asp?id=741[Consulta: 2005, Octubre 20]

García, J. (2001). La deserción y el fracaso escolar. Santiago de Chile: UNICEF.

Guedez, V. (1981, Octubre). "Las implicaciones de la interdisciplinariedad en el diseño de los estudios generales". Temas de Educación. II (1), 82-84. Venezuela.

Gicherman, D. "Dificultades de Aprendizaje ¿qué hacer?" Psicopedagogía.com Publicado Febrero 2004. Disponible: http://www.psicopedagogia.com/articulos/?articulo=440 [Consulta: 2006, Enero 22]

Hernández, R., Collado, F. y Baptista, P. (1998). Metodología de la Investigación. México: McGraw-Hill.

Hernández, S., Fernández, C. y Baptista, P. (1998). Metodología de la investigación. México: McGraw-Hill.

Jiménez, D. y Vivas, P. "Integración escolar de los Niños con
Necesidades Educativas Especiales: Una experiencia con Atención a la Diversidad" Paso a paso.com Publicación: 2004. Disponible: http://www.pasoapaso.com.ve/GEMAS/gemas_193.htm [Consulta: 2006, Febrero 20]

Kaufman, R. (1998). Planificación de Sistemas Educativos. México: Editorial Trillas.

Lanz, C. (1996). Las innovaciones pedagógicas: la tensión esencial entre reproducción y la transformación. Maracay: INVEDECOR.

Ley Orgánica de Educación. (1980). Gaceta Oficial de la República de Venezuela, 2635 (Extraordinaria) Julio 28, 1980.

Maldonado, J., Darauche, I., Montes, R. (1993). Organización, Planificación y Evaluación en Educación Preescolar. Maracay: IUPEMAR

Manes, J. (1999). Gestión Estratégica para Instituciones Educativas. Buenos Aires: Cuadernos Granica.

Martín, E. y Solé, I. (1990). Intervención psicopedagógica y actividad docente: claves para una colaboración necesaria. Madrid: Alianza.

Martínez, A. y Cortés, J. Barcelona, Diccionario de filosofía. Herder Editorial. (1996). CD.ROM.

Martínez R., y Ibarlucea M., (1995). Técnicas de estudio, documentación e información. Caracas: Universidad Central de Venezuela.

Melinkoff, R. (1993). Los Procesos Administrativos. Caracas: Universidad Central  de Venezuela.

Mercer, C. (1998). Dificultades de Aprendizaje. Barcelona: Ediciones Ceac.

Ministerio de Educación. (1998a). Conceptualización y Política de la Atención Educativa de las Personas con Necesidades Especiales. Caracas: UPEL-IMPM.

Ministerio de Educación. (1998b). Cuadernos para la Reforma Educativa en Venezuela. Los Proyectos Pedagógicos de Aula Caracas: Estudios Alauda, Anaya.

Ministerio de Educación. (1999). Proyecto Educativo Nacional. Caracas: Autor.

Ministerio de Educación (2000) Currículo Básico Nacional. Programa de Educación Básica. Primera Etapa. Segundo Grado. Caracas: FEDUPEL.

Montoya, N. (1996). Diseño de un programa de actualización dirigido a los maestros de Educación Especial que faciliten el desarrollo integral de los niños con Dificultades de Aprendizaje de I etapa de Educación Básica. Trabajo Especial de Grado no publicado, Universidad Experimental Rómulo Gallegos. San Juan de los Morros.

Núñez, B. (1998). Los paradigmas que orientan la política de Educación Especial en Venezuela. [Hoja desplegable] Caracas: Ministerio de Educación.

Ogliastri, E. (1992). Manual de planeación estratégica. Teoría, aplicaciones y casos. Colombia: Tercer Mundo Editores.

Osorio, B. (2001). Unidades Operativas de la modalidad de Educación Especial. [Hoja desplegable] Caracas: Universidad Pedagógica Experimental Libertador.

Puigdllivol, I. (1998). La Educación Especial en la Escuela Integrada. Barcelona: GRAÓ editorial.

Reglamento de la Ley Orgánica de Educación. Gaceta Oficial de la República de Venezuela, 3713 (Extraordinaria) Marzo 3, 1986.

Sabino, C. (2000). El  proceso de investigación. Caracas: Panapo.

Sabino, C. (2001). El proceso de Investigación. Argentina: El Cid editor.

Santiuste V., Beltrán L. (2000). Dificultades de aprendizaje. España: Editorial Síntesis.

Sánchez, N "Diagnostico y tratamiento en las dificultades de aprendizaje" Psicopedagogía.com Publicación: s/f Disponible: http://www.psicopedagogia.com/articulos/?articulo=439 [Consulta: 2006, Enero 22]

Sattler, J. (2001). Evaluación Infantil: Aplicaciones conductuales y clínicas. México: 4ª Ed. Edit. Manual Moderno.

Shapiro, J. "Herramienta de planificación estratégica." Iespana.es Publicación: s/f. Disponible: www.iespana.es/traduc [Consulta:2006, Enero 19]

Torres, K. "Trastorno por déficit de atención: Preguntas y Respuestas" Psicopedagogía.com. Publicación: s/f Disponible: http://www.psico pedagogia.com/dudas-deficit-de-atencion [Consulta: 1998, Octubre 24]

Universidad Pedagógica Experimental Libertador (1999). Programa de actualización de Docentes de la I etapa de Educación Básica. Convenio ADAR 98 –99. Maracay: Autor.

Universidad    Pedagógica    Experimental    Libertador, Vicerrectorado de Investigación y postgrado. (2001). Manual de Trabajo de Especialización, Maestría y Tesis Doctorales. Caracas: autor.

Universidad Santa María, Decanato de Postgrado y Extensión, Dirección de Investigación. (2001). Normas para la Elaboración y Presentación y Evaluación de los Trabajos de Grado. Caracas: Autor.

Zapata, O. (2002). Importancia de la planificación estratégica en el desarrollo del proyecto pedagógico comunitario en la segunda etapa de la Educación Básica venezolana. Trabajo Especial de Grado no publicado, Universidad Santa Maria. Caracas.

 

 

 

 

Autor:

Hernández A, Anahil

marzo 2006

Categoria: Educacion Especial

Trabajo Especial de Grado

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.