Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Correlación clínico-humoral, histológica y ecográfica de sujetos con cáncer de próstata




  1. Objetivo
  2. Material y método
  3. Análisis y discusión
  4. Conclusiones
  5. Referencias Bibliográficas

INTRODUCCION

El carcinoma prostático constituye una causa importante de morbilidad y mortalidad en la población masculina adulta a escala mundial y representa en muchos países la segunda localización más frecuente de las enfermedades neoplásicas, después del cáncer del pulmón. Se acepta mundialmente que el comportamiento de esta afección ha evidenciado un incremento en los últimos diez años.

La introducción del Anfígeno Prostático Especifico (PSA) y de la biopsia transrectal ha aumentado el diagnóstico de forma muy importante, contribuyendo lógicamente a la incidencia y prevalencia de esta enfermedad. Actualmente es la neoplasia no cutánea más frecuente diagnosticada en Estados Unidos de América (USA) y la segunda causa de muerte por enfermedad oncológica después del cáncer de pulmón. En la Unión Europea es el segundo tumor en incidencia después del cáncer del pulmón y en la comunidad mundial tiene una incidencia de 100,4 casos por 100 000 hombres .

A la luz de las investigaciones actuales se han utilizados múltiples métodos diagnósticos, que parten del indispensable examen físico en el cual predomina el tacto rectal, los estudios complementarios como el antígeno prostático especifico (PSA) y los anticuerpos monoclonales así como estudios imagenológicos e histológicos.

Se estima que el tacto rectal anual a todo individuo mayor de 50 años resulta la técnica de pesquisaje más importante para el diagnóstico oportuno de esta enfermedad y se valora que gran cantidad de personas podrían ser diagnosticadas en estado curable, si se practica este método minuciosamente.

La glándula prostática se tacta con facilidad debido a que su mayor parte esta situada entre la uretra y la pared rectal generalmente el carcinoma se origina en la parte externa del lóbulo posterior de la próstata por debajo de la cápsula delgada, razón por la cual la mayoría de los carcinomas pueden percibirse mediante examen digito abdominal como nódulo de consistencia pétrea o dura.

Para muchos autores, la sola realización del tacto rectal al hombre de 50 años y más años de edad, no necesariamente constituye una prueba de seguridad para descartar una neoplasia de próstata por lo cual sugieren que junto con la exploración rectal se realicen otros estudios complementarios, imagenológicos y humorales para confirmar la enfermedad.

El antígeno prostático especifico (PSA) es una proteasa producida exclusivamente por las células epiteliales prostáticas y su función es lisar el coágulo seminal, su utilización ha revolucionado el diagnostico, estadificación y monitoreo de los pacientes con cáncer de próstata.

El PSA tiene valor específico a nivel tisular no siendo diagnóstico concluyente de morbilidad cancerígena. Debemos señalar que el uso del PSA para la detección precoz del cáncer de próstata ha aumentado de un modo notable el diagnóstico de esta neoplasia.

La concentración del PSA sérico se relaciona claramente con la edad del paciente y con el volumen prostático, por consiguiente considerando los limites de PSA según grupos de edad, se consigue que este parámetro sea más discriminado como marcador tumoral sobre todo para detectar cáncer clínicamente significativos en varones de edad más avanzada (especificidad creciente) y para hallar un número mayor de cánceres potencialmente curables en varones más jóvenes (sensibilidad creciente) en este último caso tiene gran importancia para el diagnóstico precoz del cáncer prostático.

El estudio ecográfico de la próstata constituye en la actualidad un método diagnóstico de alto valor, fiables, sencillo y económico que complementa perfectamente a la exploración clínica y a las pruebas de laboratorio, las vías de estudio más utilizadas en la ecografía de la próstata son la transabdominal o suprapúbica y desde la aparición de sondas endocavitarias, la que utiliza la vía transrectal.

El aspecto ecográfico del cáncer de próstata es muy variable en el equipo que disponen de doppler color, la información es lógicamente mayor, aunque se recomienda que no debe ser utilizado como único método en el programa de detección precoz del cáncer de próstata. Los mejores resultados en este sentido se obtienen mediante una combinación de la determinación del valor del antígeno prostático específico, el aspecto de la glándula al tacto rectal y la ecografía transrectal.

Cuando exista una sospecha diagnóstica de cáncer de próstata se realizará la biopsia de la glándula que constituye la piedra angular del diagnóstico del cáncer prostático.

Como podemos apreciar, son varias las técnicas disponibles para profundizar en el diagnóstico de esta entidad, sin embargo ha quedado internacionalmente demostrada la efectividad en la orientación diagnóstica a partir de los hallazgos clínicos, humorales, ecográficos e histológicos, este ultimo como confirmador del pensamiento médico.

OBJETIVO

Identificar la relación existente entre los medios de diagnóstico empleados y la prueba estándar empleada en nuestro medio.

MATERIAL Y METODO

Se realizó un estudio descriptivo y transversal con la finalidad de identificar la correlación clínico-humoral, ecográfica e histológica en pacientes con cáncer de próstata.

El universo de estudio estuvo conformado por los pacientes, de más de 40 años de edad atendidos en consulta externa de Urología en el período de Enero del 2001 al 2003. La muestra estuvo constituida por 125 pacientes que asistieron a esta consulta.

Se utilizó el porcentaje como medida descriptiva para resumir la información de variables cualitativas, así como la media aritmética para los datos cuantitativos. En los casos considerados por el investigador se realizó el cálculo del Chi Cuadrado de Mantel y Hanszel para establecer posible relación entre variables de interés. Para el análisis de la información estadística se trabajó con un margen de confianza del 95%, siendo el margen de error alfa del 0,05%.

Para el desarrollo de este estudio, se efectuaron algunas técnicas clínicas, humorales y ecográficas, las cuales serán descritas a continuación. Además de ello, se realizaron comparaciones y conformación del diagnóstico con la prueba estándar para esta afección nosológica (biopsia transrectal). El algoritmo de trabajo propuesto, estuvo basado en los siguientes elementos lógicos, previamente consultados con un colectivo de expertos a fin de aprobar su ejecución.

  • Examen físico (predominando el tacto rectal).
  • Valores del Antígeno prostático especifico (PSA).
  • Características ecográficas por vía transrectal de la próstata.
  • Resultado de la biopsia prostática (transrectal).

La primera fase del algoritmo de trabajo estuvo constituida por el interrogatorio al paciente, y la consiguiente confección de la historia clínica, haciéndose especial énfasis en el tacto rectal, elemento de capital importancia en el examen físico para el pesquisaje de esta entidad.

En la consulta externa se realizó dicho proceder con el paciente acostado sobre una mesa plana, después de haber orinado, con los muslos flexionados sobre el vientre y las piernas sobre ellos, los cuales se separan (muslos) apoyando los talones con firmeza en la mesa.

Por medio de la combinación abdomino-rectal y con los dedos de la mano no hábil apoyado en el hipogastrio tratando de acercarse al dedo rectal de la mano hábil y apoyados sobre la glándula misma para buscar tamaño, superficie, movilidad, sensibilidad, limites y consistencia de estas. A partir de este examen se clasificaron en tres categorías a los pacientes según normas internacionales:

  • Examen físico negativo. Glándula de tamaño normal. Consistencia elástica forma redondeada, y simétrica.
  • Examen físico positivo (subjetiva de adenocarcinoma de próstata),

Glándula aumentada de tamaño con nódulos o áreas induradas

consistencia pétrea, superficie irregular poco movible asimetría de los

lóbulos.

  • Examen físico HPB. Glándula aumentada de tamaño, consistencia elástica superficie regular y bordes regulares.

Como segundo paso del algoritmo de trabajo, a los pacientes se le realizó en el departamento de Medicina Nuclear la determinación de los niveles de Antígeno prostático específico, y se orientó que su realización fuera tres semanas después de practicado el tacto rectal (como mínimo) para evitar falsos positivos.

Tuvimos en cuenta los siguientes valores, según el método Tanderm-R recomendado para este tipo de test:

1- Menor de 4 ng x ml.

2- Mayor de 4 ng x ml.

Los pacientes cuyo valor de Antígeno prostático especifico se encontró en cifras de menores de 4 ng x ml se consideró como normal y mayor de 4 ng x ml fue considerado como positivo.

En el estudio ecográfico se valoraron los siguientes parámetros:

  1. Tamaño: Medida en milímetros en corte coronal y sagital
  • Normal: 40x30x20mm
  • Aumentada: Mayor de 40x30x20
  1. Textura:
  • Homogénea.
  • Heterogénea.
  1. Presencia de calcificaciones, imagen muy eco génica con sombra acústica.
  • Si
  • No
  1. Presencia de nódulos y las características que se compararon con la ecogenicidad del tejido normal de la glándula:

Si------- No-----------

  • Hipoecogénico
  • Isoecogénico
  • Hiperecogénico.
  1. Localización del nódulo según la clasificación de Mac Neal:
  • Zona Periférica.
  • Zona Central.
  • Zona Trancisional
  • Zona Fibroglandular.
  1. Integridad de la cápsula.
  • Si
  • No

7. Señal Doppler color, se determinó en la zona de la lesión:

  • Normal
  • Aumentada.

Los resultados fueron divididos en cinco patrones.

  1. Ecograficamente normal. Próstata de tamaño normal con contornos regulares y textura homogénea.
  2. Ecografía de una HPB, glándula aumentada de tamaño con bordes regulares textura homogénea, existencia de nódulos ecogénico.
  3. Estructura difusamente heterogénea textura no homogénea de tejido glandular, sin poder definir una lesión focal.
  4. Área focal o nódulos sospechosos. Imagen redondeada bien delimitada de textura hipoecogénica, isoecogénica o hiperecogénica.
  5. Aspecto ecográfico global muy sospechoso de neoformación. Cuando la próstata se mostraba totalmente desestructurada sin afectación de estructura adyacentes o con ellas.

El patrón ecográfico No 1 se consideró como negativo, el No 2 Hiperplasia prostática benigna (HPB) y el 3-4-5 como sospechosos de cáncer de próstata, también se aplicó la señal Doppler -color para determinar la vascularización de la lesión y se consideró como normal o aumentada de acuerdo a las características de las imágenes.

Como fase final del algoritmo de trabajo, se realizó la biopsia transrectal como elemento fundamental para el diagnostico definitivo.

Basándonos en el tacto rectal y las imágenes vistas por el ultrasonido realizamos la biopsia transrectal por cilindro. El paciente acostado en la misma posición empleada para el tacto rectal se guió la aguja con el dedo a la zona sospechosa y se tomó el tejido mediante un corte con el trocar de Tru-Cut, para evitar complicaciones. En todos los casos se recomendó el uso de enema previo a la prueba el diagnóstico histológico fue informado por los patólogos de nuestro centro y se consideró el resultado como:

  1. Negativo: Observándose glándula tubulo alveolar compuesta que al corte presenta espacio glandular de tamaño variable revestido de epitelio cilíndrico que varia en altura, toda la glándula poseen membrana basal definida y separada por estroma fibromuscular.
  2. HPB: Elemento epitelial en forma de conglomerado, glándulas pequeñas revestidas de una capa regular de epitelio cilíndrico alto o cúbico aplanado, la membrana basal intacta.
  3. Adenocarcinoma de próstata. Sistema glesson, asigna dos grados a cada región del cáncer prostático según el patrón de mayor o menor diferenciación.
  • grupo de glándulas pequeñas , dorso contra dorso, poco estroma interpuesto y perdida de la capa normal de células mioepiteliales que rodean a las células glandulares anaplasia nuclear es mínima (bien diferenciado 2-4 glesson)
  • mayor desorganización de los elementos glandulares y anaplasia nuclear mas pronunciado, las glándulas muestran infiltración de las glándulas normales, las capas de glándulas anormales con cordones interpuesto de células.( moderadamente diferenciado 5 - 7 glesson)
  • falta de glándulas formadas y se presenta capas o masas sólidas de células individuales infiltrarte, anaplasia nuclear muy pronunciado (poco diferenciado 8-10 glesson)
  • Antígeno prostático específico (PSA): se operacionalizó atendiendo a las concentraciones detectadas según se muestra a continuación:

1- Menor de 4 ng x ml.

2- Mayor de 4 ng x ml.

  • Ecografía transrectal: se operacionalizó en dos categorías fundamentales:
  1. Negativo a procesos tumorales.
  2. Sugestivo de procesos tumorales.
  • Biopsia: se operacionalizó en dos categorías:
  1. Negativo a procesos tumorales.
  2. Positivo a procesos tumorales.

Teniendo en cuenta que la investigación realizada tuvo lugar con seres humanos, y considerando además los necesarios elementos éticos a tener en cuenta en este sentido, antes de realizar alguna coordinación específica, se pidió el consentimiento informado y firmado a los posibles participantes en la investigación.

Para ello se les explicó en detalle los beneficios del estudio, así como las técnicas y procedimientos a los cuales serían sometidos, brindándose además información sobre posibles riesgos y efectos negativos en alguno de los estudios practicados, ofreciéndoles la opción de abandonar la investigación en el momento que se solicitara.

ANALISIS Y DISCUSION

Durante años, el principal método de diagnostico del cáncer de próstata ha sido el tacto rectal sin embargo su sensibilidad es limitada pues la neoplasia puede asentarse primariamente en zonas de difícil acceso al tacto y, por otra parte existen procesos benignos que pueden simular un tacto pétreo o casi pétreo como son las calcificaciones, los cálculos o ciertas áreas de fibrosis por lo cual seria recomendable combinar el tacto rectal considerado como positivo o sospechoso con la ecografía transrectal, los cuales combinadamente pueden definir con claridad estas alteraciones.

En la tabla # 1, que se muestra a continuación podemos apreciar la relación entre el tacto rectal y la ecografía transrectal.

Tabla # 1. Relación entre el tacto rectal y ecografía

transrectal.

 

 

Examen físico

Tacto rectal

Ecografía transrectal

Total de pacientes con tacto rectal practicado.

Normal

HPB

Adenocarcinoma de próstata

No.

%

No.

%

No.

%

No.

%

Normal

32

25.5

6

4.8

0

0

38

30,4

HPB

0

0

69

55,2

0

0

69

55,2

Adenocarcinoma de próstata

0

0

2

1,6

16

12,8

18

14,4

Total

32

25.6

77

61.6

16

12,8

125

100

p< 0.05

Fuente: Encuesta.

En la tabla mostrada, se observa la relación entre el tacto rectal realizado a los pacientes y la práctica ulterior de ultrasonido transrectal. Como resultados fundamentales apreciamos que al tacto rectal con características normales (según criterio del investigador), de los 38 tactos realizados los resultados ultrasonográficos muestran características normales en 32 pacientes.

Por otra parte, la identificación manual de hiperplasia prostática benigna identificada en 69 pacientes, coincide de forma similar con los resultados aportados por la ultrasonografía transrectal.

Por último, cabe destacar que del total de pacientes estudiados (125), en 18 de los cuales se identifica adenocarcinoma de próstata mediante el tacto rectal, cuando se realizó ultrasonografía transrectal, en 16 se confirma la enfermedad neoplásica, aportando una positividad del tacto rectal del 88.8%. Según los resultados ecográficos, 2 pacientes no se correspondieron con el diagnóstico de adenocarcinoma sino con hiperplasia benigna.

Independientemente de los resultados significativos apreciados en la tabla anterior no podemos plantear categóricamente que el tacto rectal pueda sustituir métodos más refinados de diagnósticos, sino que insistimos una vez más en la necesidad de combinar ambos medios a fin de lograr diagnósticos más efectivos al efecto.

La exploración rectal manual a través del tacto aporta información pronostica sobre tamaño, localización y volumen del tumor y depende de la experiencia del examinador y por tanto, esta sujeta a errores de interpretación.

La ecografía transrectal es útil en el diagnóstico y clasificación del cáncer de próstata de varias manera, puede identificarse el 60% de los canceres e incluso si no son palpable por las características hipoecogénica de estos es más eficaz que el TR, en la determinación de la extensión extracapsular.

Smith y colaboradores, en estudios realizados con 300 hombres, encontraron que en pacientes con tacto rectal y ecografía transrectal sospechosa de cáncer de próstata, 15 eran positivos para 65%, elemento que coincide con nuestra investigación.

Contrariamente a ciertas opiniones respecto a que el examen táctil prostático por vía rectal es altamente subjetivo existen estudios que muestran una buena correspondencia entre las observaciones de los médicos examinadores cuando exploran la próstata por medio de un procedimiento sistematizado, comparando el tacto rectal con la ecografía transrectal, la efectividad es equiparable con la ventaja de un mejor diagnóstico.

Algunos autores plantean que la parte más importante del examen físico urológico para la detección del cáncer de próstata es el tacto rectal el cual desde los primeros años del siglo XX ha sido la herramienta utilizada para su detección. Aunque resulta ser subjetivo por depender de la habilidad del examinador, cuando se adquiere experiencia y destreza unido a la combinación con otras técnica como la ecografía transrectal, el diagnostico de cáncer de próstata se hace con mayor precisión.

La ecografía transrectal ha despertado gran interés por su capacidad de detectar cáncer no palpable por lo que se le concede gran valor en la evaluación de pacientes con tacto rectal considerado como normal y valores del antígeno prostático especifico elevado.

En la tabla # 2 se observa la relación existente entre la ecografía transrectal y los valores del PSA, evidenciándose que existe buena relación entre ambos estudios donde el mayor número de pacientes (16) para un 88,8% (en relación al total de casos positivos de neoplasia 18) presentaron ecografía positiva y en 20 pacientes se obtuvo positividad con el antígeno prostático específico. Debemos aclarar que de ellos 4 fueron HPB según resultados ecográficos.

Tabla # 2: Relación entre la ecografía transrectal y el

antígeno prostático específico (PSA).

Ecografía transrectal

Antígeno prostático específico

Total de ecografías practicadas.

Negativo

Positivo

No.

%

No.

%

No.

%

Normal

32

25.6

0

0

32

25.6

HPB

71

56,8

4

3.2

77

61.6

Adenocarcinoma de próstata

0

0

16

12,8

16

12,8

Total

99

79.2

20

16,0

125

100

p< 0.05 N=125. Porcientos en base a N.

Fuente: Encuesta.

El PSA es un marcador útil para la detección precoz del carcinoma de esta glándula (estudios realizados así lo refieren), cuando existe una elevación superior a 10 ng/ml la probabilidad de que la biopsia sea positiva y resulte un carcinoma son del 66%.

El uso del antígeno prostático especifico en el programa de detección de esta enfermedad, ha contribuido a la efectividad del diagnostico precoz y en consecuencia a una alta probabilidades de curación .Existen evidencias de que las tasas de mortalidad de esta afección ha decrecido en regiones donde se aplica el pesquisaje con el PSA en comparación con otros países que no lo llevan a vías de efectos.

Otros estudios consultados aportan que con valores de PSA menores de 4 ng.ml, el 75% de los casos corresponden a hiperplasia prostática benigna, con valores superiores a 10 ng.ml, el75% de los casos corresponden a carcinoma intraglandular entre 4-10 ng.ml, el 25% corresponde a HPB y el 57 a carcinoma intraglandular, En aquellos pacientes con valores superiores a 20 ng,ml prácticamente el100% desarrollan metástasis óseas, de manera que la monitorización de PSA podría sustituir en el futuro a la gammagrafía ósea en el estadiaje y seguimiento del cáncer de próstata.

En la tabla # 3 se muestra la relación existente entre la edad del paciente y el antígeno prostático especifico donde observamos de forma general que la positividad del antígeno estuvo representada por 88.8% en relación al total de diagnósticos positivos (18) según ecografía y tacto rectal.

Tabla # 3: Relación entre la edad y el antígeno

prostático específico (PSA).

Edad en años

Antígeno prostático específico

Total de pacientes según edad.

Negativo

Positivo

No.

%

No.

%

No.

%

50-59años

15

12,0

1

0,8

16

12,8

60-69 años

29

23.2

6

4,8

35

28,0

70-79 años

44

35,2

8

6,4

52

41,6

80 y más años

17

13.6

5

4

22

17,6

Total

105

84,0

20

16

125

100

p< 0.05 Fuente: Encuesta.

En el universo de pacientes estudiados, según la tabla antes mostrada, podemos apreciar que la positividad describe un discreto ascenso con la edad de los mismos, relación encontrada en otros estudios realizados a nivel mundial.

El aumento del PSA, sustancia producida casi exclusiva por la próstata, (solo un mínima cantidad es producida por las vesículas seminales) es indicativo de patología prostática, aunque no de manera especifica ya que el incremento se produce tanto en la enfermedad benigna como en el cáncer, por otra parte existe relación directa entre los niveles de PSA y la edad del paciente.

Los valores séricos del PSA en varones son en general inferior a 4 ng/ml si bien existen variaciones en relación con la edad, con incremento paulatino desde unos valores normales inferiores a 2.5 ng/ml en individuos menores de 49 años hasta 6.5 ng/ml en individuos entre 70- 79 años.

Por tanto existe influencia de la edad con los niveles de PSA. En este sentido algunos autores opinaron la existencia de una relación lineal entre la edad y el PSA de hecho se ha llegado a estimar el valor del PSA en función de la edad, a más edad más altos los niveles de PSA y mayores posibilidades de detectar un cáncer de próstata.

El PSA se utiliza de diferentes maneras en el diagnóstico de cáncer de próstata. El 25 al 30% de los pacientes con concentración de PSA superior a 4 ng\ml tiene cáncer de próstata sin importar los hallazgos en el tacto rectal el PSA en la determinación puede apreciarse aumentado con la edad, además se sabe que el PSA aumenta 0, 04% ng\ml cada año en el hombre sin cáncer y 0,2% en hombres con HPB. Este marcador también es eficaz para la vigilancia de pacientes con cáncer avanzado de la próstata.

Actualmente se advierte que después de realizado el, tacto rectal y la valoración del PSA, si en unos de ellos o en ambos se detectan algunas anomalías queda indicada la ecografía transrectal.

En la tabla mostrada a continuación se puede observar la relación existente entre el tacto rectal y el antígeno prostático específico donde 12 pacientes para un 75% con tacto rectal positivo, 14 para un 87,5% presentaron un PSA elevado coincidiendo con otros estudios revisados.

Tabla # 4. Relación entre el Tacto rectal y el antígeno

prostático específico (PSA).

Examen físico

Tacto rectal

Antígeno prostático específico

Total

Negativo

Positivo

No.

%

No.

%

No.

%

Normal

38

30,4

0

0

38

30,4

HPB

67

53,6

4

3.2

69

55,2

Adenocarcinoma de próstata

0

0

16

12.8

18

14,4

Total

105

84,0

20

16,0

125

100

p< 0.05 Fuente: Encuesta.

Analizados los datos de forma general se aprecia que 20 resultados fueron positivos, representando una positividad del 88.8% en relación al total de pacientes con adenocarcinoma (18) según ecografía. De estos resultados obtenidos en 2 de los pacientes se detecta hiperplasia benigna prostática. Como puede apreciarse, la combinación de métodos de diagnóstico resulta de una efectividad mayor que cuando estos se llevan a cabo de forma aislada.

Hasta el momento un tacto rectal y un PSA total en suero anualmente son recomendados a hombres mayores de 50 años y en hombres más jóvenes solo si tienen factores de riesgo para adquirir un cáncer de próstata. Los niveles de

PSA en el liquido prostático son aproximadamente un millón de veces superior a sus niveles sanguíneos.

Es importante tener en cuenta que ciertos procedimientos y condiciones clínicas pueden aumentar artificialmente los valores de PSA. Las manifestaciones prostáticas significativas (masaje prostático, prostatismo transicional, la retención urinaria y la hiperplasia prostática benigna) con regresión a la normalidad en tres semanas. Varios autores no informan cambios en los niveles de PSA luego del tacto rectal.

Es cierto que en el cribaje combinado de determinación en suero del PSA junto con la realización del tacto rectal puede descubrirse un alto porcentaje de cánceres confinado a la próstata los cuales se verán beneficiado con tratamiento radical, sin embargo todavía es pronto para demostrar que el diagnóstico precoz del cáncer de próstata haya disminuido su mortalidad. Las combinación de los dos métodos es considerada la mejor opción en los próximos diarios obteniéndose en conjunto una sensibilidad del 98% y una especificidad del 78%.

Como se ha visto, el tacto rectal, el antígeno prostático especifico y la ecografía transrectal por sí solo son métodos imperfectos para el diagnóstico del cáncer de próstata sin embargo sus ventajas aumentan la posibilidad de determinación de carcinoma temprano y potencialmente curable.

Analicemos a continuación la relación existente, desde el punto de vista diagnóstico, entre el tacto rectal efectuado y la biopsia transrectal practicada a los pacientes de nuestra investigación.

 

Tacto rectal

RESULTADOS DE LA BIOPSIA.

TOTAL DE PACIENTES CON TR. PRACTICADO

NEGATIVO

ADENOCARCINOMA

DE PROSTATA.

HIPERPLASIA BENIGNA PROSTATICA.

No

%

No.

%

No.

%

No.

%

NORMAL

36

28,8

0

0

2

1,6

38

30,4

HPB

7

5.6

0

0

62

49.6

69

55,2

ADENOCARCINOMA

0

0

16

12,8

2

1,6

18

14,4

TOTAL

43

34.4

16

12,8

66

52.8

125

100

Tabla # 5. Relación entre el tacto rectal y la biopsia prostática.

p< 0.05 Fuente: Encuesta.

Atendiendo a los resultados obtenidos en la investigación mostrados en la tabla anterior, podemos constatar que de los casos informados como normales según el tacto rectal realizado, solamente en dos no correspondió el diagnóstico. En solo 2 pacientes se confirma por biopsia el diagnóstico de hiperplasia benigna prostática, lo cual arrojó en este sentido una positividad del tacto rectal del 94.7%. En este sentido, debemos considerar, tal y como hemos comentado con anterioridad, independientemente de la significación estadística alcanzada, que la positividad tan elevada alcanzada en nuestro estudio pudo estar influenciada ampliamente por el tamaño pequeño del universo de estudio, debiendo no obstante considerarse el nivel técnico a la hora de la exploración física.

De los 69 tactos rectales que identifican Hiperplasia benigna prostática, según los resultados obtenidos mediante biopsia transrectal, en 62 se confirma el diagnóstico, lo cual evidencia una positividad del 49.6%, con evidencias significativas estadísticamente. Una vez más queda confirmada la efectividad del examen histológico comparado con el examen físico, sobre todo cuando comienzan a aparecer alteraciones prostáticas que pueden escapar a la agudeza táctil del examinador.

Este aspecto puede verse determinado por las características individuales de cada paciente, en los que la consistencia, tamaño y estructura de la glándula prostática resulta variable en los varones, añadiendo además a esto los cambios fisiológicos ocurridos con el aumento de la edad.

Por último, se confirmó el diagnóstico de adenocarcinoma de próstata en 16 pacientes según biopsia transrectal, de 18 informados por tacto rectal, elemento que aporta una positividad del 88.8%. Aunque a primera vista resulte cuestionable este resultado si lo comparamos con las estadísticas anteriormente mostradas, recordemos que desde el punto de vista de la consistencia, el adenocarcinoma de próstata, sobre todo si es identificado en estadíos algo avanzado, muestra elementos inconfundibles al tacto desde el punto de vista de su consistencia.

En la secuencia algorítmica seguida en la investigación, se dio lugar luego del tacto rectal a la determinación del PSA, cuyos resultados comparamos con la biopsia rectal. Observemos la tabla mostrada a continuación.

Tabla # 6. Relación entre el PSA y la biopsia.

 

Antígeno prostático específico.

 

RESULTADOS DE LA BIOPSIA.

 

 

Total de antígenos

NEGATIVO

ADENOCARCINOMA

HIPERPLASIA BENIGNA PROSTATICA.

DE PROSTATA.

No

%

No.

%

No

%

No

%

NORMAL

6

4,8

0

0

99

79,2

105

84

POSITIVO

0

0

16

12,8

4

3,2

20

16

TOTAL

6

4,8

16

12,8

103

82,4

125

100

p< 0.05 Fuente: Encuesta.

Los resultados mostrados en la tabla demuestran que de 105 antígenos realizados, 99 resultaron una Hiperplasia benigna prostática según la biopsia practicada lo cual representa una positividad del 94.2%.

Por otra parte, con resultados estadísticamente significativos en nuestro estudio, 20 resultados positivos de antígeno mostraron una confirmación de 16 casos con adenocarcinoma de próstata y 4 de hiperplasia, lo cual aporta resultados positivos en el 80% de los casos. Aunque nuestro estudio, por las características del diseño (estudio descriptivo) no permite hacer el cálculo de la especificidad y sensibilidad de las pruebas empleadas, si resulta algo evidente la elevada positividad mostrada con la determinación del PSA comparativamente con la prueba estándar.

Resulta pues, evidente, la importancia de combinar el tacto rectal cuyos resultados ya fueron mostrados con el antígeno prostático, como complemento para el diagnóstico de la enfermedad maligna prostática.

Vallance, informa en estudio realizado que el 70% tenían patrones ecográfico sugerente de cáncer de próstata resultados que de cierta forma coinciden con los de esta investigación. Según Chan la biopsia prostática realizada en hombres con alteraciones del antígeno prostático específico, tacto rectal o la ecografía transrectal, tienen una mayor positividad que cuando se orienta por uno solo de estos métodos.

Como último aspecto en el algoritmo de trabajo, se desarrolló la ecografía transrectal, cuyos resultados, comparativamente comentamos con la biopsia. Observemos la tabla a continuación.

TABLA # 7. Relación entre la ecografía transrectal y la biopsia.

 

Ecografía

transrectal

RESULTADOS DE LA BIOPSIA.

Total de

Ecografías practicadas.

NEGATIVO

ADENOCARCINOMA

HIPERPLASIA BENIGNA PROSTATICA.

DE PROSTATA.

No

%

No.

%

No

%

No

%

NORMAL

36

28,8

0

0

2

1,6

38

30,4

HPB

2

1,6

0

0

69

55,2

71

56,8

ADENOCARCINOMA DE PROSTATA.

0

0

16

12,8

0

0

16

12,8

TOTAL

38

30,4

16

12,8

72

57,6

125

100

Fuente: Encuesta.

De las 38 ecografías practicadas informadas como normales, coincide su resultado según la biopsia en 36 casos, lo cual expone una positividad del 94.7%. Los casos restantes (2) que representan el porciento restante, fueron identificados como hiperplasia benigna prostática. Referente al diagnóstico de hiperplasia prostática benigna según imágenes ultrasonográficas fue confirmado el diagnóstico en 69 pacientes, siendo los dos restantes casos negativos.

Según los hallazgos, la positividad específica para esta entidad arrojada por esta prueba resultó ser del 97.1%. Finalmente, en 16 casos positivos informados como adenocarcinoma, fueron constatados igual frecuencia por la biopsia transrectal, aportando una positividad del 95%.

La posibilidad de hacer un correcto estadiaje mediante la ecografía transrectal es orientadora, además no podemos olvidar que estamos ante una técnica de diagnóstico por imagen y que siempre habrá que confirmar la sospecha por medio de una oportuna biopsia de la zona objeto de estudio.

El aspecto ecográfico del cáncer de próstata es muy variable generalmente es hipoecogénico pero también puede ser isoecogénico e incluso hiperecogénico como demuestra Forhjietat en un estudio de correlación de los resultados de la ecografía con hallazgos histológicos en 15 pacientes. En todos los casos se visualizaron como áreas hipoecogénicas.

En la ecografía que tiene doppler color existe un dato adicional ya que generalmente la lesión neoformativa presenta flujo aumentado, siendo fácilmente identificados gracias al color. Sin embargo también los prostatismos y la hiperplasia benigna, aunque menos marcada, pueden presentar flujos aumentados; y por otro lado, alrededor del 15% de los cánceres no presentan alteraciones significativa de la vascularización.

En general puede afirmarse que el principal aporte del ultrasonido transrectal es establecer de manera bastante fiable el tamaño de la próstata y servir como ayuda en la obtención del material para biopsia en las áreas sospechosa con la ecografía o al tacto como para realizar la llamada biopsia sistemática dirigida a ambos lóbulos por sectores.

A manera de resumen podemos plantear que los resultados aportados por las técnicas diagnósticas específicas, entiéndase PSA y Ultrasonografía transrectal, unido al tacto rectal, de forma individual, aportan resultados que difieren un tanto de los aportados por la biopsia, considerada como prueba estándar para el diagnóstico del adenocarcinoma de próstata. Sin embargo, ha quedado demostrado en la investigación que la combinación de estos elementos de diagnósticos, aumentan considerablemente la positividad y por ende la certeza del diagnóstico para esta enfermedad.

Conclusiones

  1. efectivo mediante la combinación del tacto rectal con medios de diagnostico

    imagenológicos y humorales.

  2. La identificación oportuna del adenocarcinoma de próstata resulto ser
  3. Aun cuando la combinación de medios diagnósticos empleados junto al

    tacto rectal resultan efectivos en la identificación de la enfermedad, la

    biopsia continua siendo la de mayor importancia como prueba estándar

    para diagnosticar el adenocarcinoma de próstata

     
Referencias Bibliográficas.
  1. E Varenhorst,. Interobserver variation in assssment of prostate by digital rectal examination, Br j urol 72 (2) (217-221), 2002.

    Urol 115 (!) (66-90) Medine , 1999

  2. Palken, m al depe Mc, Prostate cancer comparion of digital rectal cancer

    Revista Med, p 1- 4 2000.

  3. Cajigal, Jaime j Rangel . Diagnóstico del adenocarcinoma de próstata ,

    Cáncer FMC2 (2) 61-67 1999.

  4. Subias Loren,PJ Gines García , Aspecto generales del cribado del

    Cytokine Growth factor rev 12 (1) 33-40. 2001.

    6- Albarran, A y Suero F, Anfígeno prostático especifico, medicina integral

    25 (6) 267-270, 1999.

  5. Smith PC y Hobisck A , interlukin and prostate cáncer progresión

    Of cancer on digital rectal examination J Urol ( 1 ) 1303-8 1991.

  6. Vallancen G Sistematic Prostate biopsias en 100 men hitch not suspican

    Especifico en el diagnostico del cáncer de próstata (eds), idesa

    39-51, 1996

  7. Morote Robles, J, Ultimas aportaciones del anfígeno prostático

    (1) 258-265, 1999.

  8. Chiu, CL, Catalonia. Carcinoma of the prostate areview J Urol 2

    Antigen density as diagnostic test of prostate cancer tumor Biol

    1720-28 1996.

  9. Filella X , Alcoves J, Molinsr,et al Ulsefuness of prostate specife

    Scrinng by determination of the radio free total PSA in addition to PSA

    Levels prostate 30 243-247, 1997.

  10. Reissis A Knocker H Pointer J,et al improvement of prostate cancer

    Probabilities an eleven centwer prospective study using an automated

    Immunoassay system in a population with nossuspicius,dire Br J 1,6

    2000..

    Bo Stick, DG y otros. Prognostic factory in prostate cancer, collage of

    American pathologist consensus statement 2000. Arch pathol lab MED 24 (7) 995-1000 Medline 2001. .

  11. Chan, DW ,The use of porent PSA to predict prostate cancer
  12. Donald Smith Urologia General 11na Edicion PAG. 422-425.2001.

16- Labrie F Candas B Dupont a et al scrinng decrease prostate cancer

death First an alibis on the 1998 Quebec prospective randomized controlled trial Prostate 38-91, 1999.

17- Vallance. G. Systematic prostatic in 100 ment with Transrectal ultrasound, J Urol 2 (1) 1308, 1999.

18- Melchior, SW Bramer MK Role of transrectal ultrasound and rostate biopsy 24 ( 8 ) 463-471 1999.

 

Dr. Juan Enrique Meléndez Borges.*

Dr. Luís H. Candebat Montero.*

Dr. Gildo Giraudy Simón.*

Dra. Vivian Soto Infante.**

Dra. Rosa Parra Pupo. **

*Especialistas de 1er Grado en Urología.

** Especialistas de 1er Grado en Radiología.

HOSPITAL PROVINCIAL CLINICO QUIRURGICO DOCENTE

"SATURNINO LORA TORRES"

SANTIAGO DE CUBA


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda