Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Cultura y Sociedad

Enviado por Autor



  1. Breve historia de la "cultura y sociedad"
  2. La cultura y la sociedad en la actualidad
  3. Conclusión

INTRODUCCIÓN

El tema no es nuevo. Presenta y ha presentado no pocos debates debido a los lugares desde donde se preguntaba o definía. La historia misma de las ciencias sociales se inicia en cierta forma con las palabras Cultura y Sociedad. No es para menos.

El universo teórico que abarcan estos términos involucra a los mismos investigadores. Lo de siempre. ¿Cómo estudiar un fenómeno social si el investigador es parte de la misma sociedad? ¿Cómo definir una Cultura distinta a la nuestra?¿Desde nuestra Cultura?

Las acotaciones del tema se presentan como un abanico de ángulos teóricos donde muchas veces el nudo central de la investigación se pierde en consideraciones geopolíticas – como la mayoría de los conceptos europeos – o una tosca referencia a ideologías políticas que se presentan como ciencia – en el caso del marxismo – Lo nodal del tema se inserta en un planteo histórico que supera estos discursos globalizadores y estrechos y profundiza lo situacional como múltiple visión de los hechos. No otra cosa plantea la ciencia.

En la presente monografía trataremos de definir estos conceptos polisémicos de las ciencias sociales que desde los albores de la ciencia el hombre mismo continente y contenido de la Cultura y la Sociedad viene discutiendo, transformando o conservando.

Además trataremos de describir el proceso por el cual tanto la cultura como la sociedad se convierten en puntos de ruptura o de encuentro. La moda, la cultura oficial, la contestaría, la cultura joven o el reciente fenómeno de la trasgresión como "cambio permitido" son algunas manifestaciones sobre el tema que nos ocupa.

BREVE HISTORIA DE LA "CULTURA Y LA SOCIEDAD"

Consideraciones sobre la historia de su estudio.

Es cierto que la historia nos muestra muchas veces la evolución – no tanto el origen – de conceptos o de las mentalidades que llevaron hacia la legitimación de algunos conceptos.

La Cultura y la Sociedad no están ajenas a la conformación que efectúan los procesos históricos. Pero aclaremos, cuando hablemos de Cultura o de Sociedad nos remitimos a nuestro mundo occidental. Estas nociones son del todo incomprendidas o inconmensurables – para tomar prestado de Khunn una de sus definiciones más caras – en los grupos humanos que son el objeto de estudio de los etnólogos. Y esto no lo descalifica porque no "tienen cultura" o la actitud indagatoria al respecto. Simplemente no se preguntan sobre ella, la experimentan.

Encontramos que los romanos denominaban cultura a la educación propia de cada hombre. Los griegos le llamaban al mismo fenómeno paideia.

Este verdadero perfeccionamiento "espiritual" era la diferencia por excelencia con el resto de los seres vivos. Y como cada sociedad "tasa" en cierta manera al mundo que la rodea con el aquí y el ahora, vemos lo traslaticio en el hecho de proyectar su propio mundo agrícola – el trabajo del hombre con el suelo en su proceso de transformación de la naturaleza – al mundo humano. Ser culto era estar cultivado por ciertas "artes".

Estas artes eran la filosofía y la poesía por ejemplo. Que estaban al lado de ciertos conocimientos sobre el universo – macrocosmos – y sobre sí mismo – el microcosmos – La búsqueda de la "verdad" era el objetivo máximo. La aspiración mas allá de sí mismo.

Pero... éste conocimiento per. Sé solo podría "encontrarse" si el hombre en cuestión estaba inserto en la sociedad, en la polis. Tanto Aristóteles como Platón marcaron otra diferencia: que el individuo solo puede formarse en la relación que mantiene con su sociedad.

Este ángulo del binomio Cultura y Sociedad comportaba cierta contemplación de la vida, exenta de toda practicidad, de toda manualidad. Vemos así como el mundo antiguo se conformó sobre la base de una relación fija del proceso cultural y social de los hombres.

El tema así planteado sobrevivió en la Edad Media hasta el Renacimiento, que pese a insuflar aires clásicos a la estructura asfixiante de reyes e iglesias pudo con Pico Della Mirándola replantear lo activo de la "sabiduría" humana en las labores "como parte integrante" de la Cultura.

Obviamente se encadena de esta manera toda producción humana como social y como producto de la misma cultura que la contiene.

El siglo XIX llega a la conclusión que la cultura importa toda la actividad humana. Sea en sus fases de creación y expresión lo importante para éste siglo fue destacar que todo aquello que se opone a lo "natural" – el trabajo – recae o se proyecta sobre el mismo hombre como artífice y en el mundo humano y natural para su modificación.

Surge la Escuela Etnológica Evolucionista con Edward Tylor y define a la cultura como un "complejo" que abarca conocimientos, ideas religiosas, artes, costumbres, Derecho, usos y todas aquellas experiencias que se transmutarán mas tarde en capacidades que solo da la vida en sociedad.

Esto da pie para que el historicismo filosófico – en consonancia con el hegelianismo – expresara que los hechos históricos son únicos, individuales: todo hecho histórico ocurre en un punto geográfico y en un tiempo determinado.

Esto dicho así, fue un notable impulso para definir la peculiaridad y la diversidad cultural dejando de lado – un poco – el euro centrismo y el etnocentrismo.

No obstante Dilthey diferenció sistemas dentro de la misma cultura. Si bien encontramos la fragmentación existente entre cierto contenidos culturales y sus especiales relaciones funcionales y sociales, advertimos cierto retorno del divorcio entre la teoría y la práctica social.

Spengler sentencia que "la civilización es el destino inevitable de toda cultura" diciéndonos con esto que la civilización tal como la entendemos es la conciencia personal de una nación. Tanto a la Nación como a la conciencia las concebía como un organismo finito, es decir, crecía se desarrollaba y después moría.

El pasaje de términos – como todo caos – produce a su vez nuevos ángulos del problema. Así el evolucionismo etnológico desarrolla a la moderna antropología. La antropología hará de la cultura su principal objeto de estudio, mientras que le cupo a la sociología el estudio de la cultura y de su relación con lo social propiamente dicho.

Malinowski – funcionalista – dirá de la cultura que es el conjunto integral formado por utensilios y "bienes" de los consumidores, por el cuerpo de normas que rige los diversos grupos sociales por sus ideas y artesanías, creencias y costumbres.

Y agregaba que gracias a éste "aparato" de consistencia espiritual, humano y material, el "hombre" podía sobrellevar los concretos conflictos que se le presentan.

El funcionalismo – que caló hondo en muchos círculos intelectuales – se presenta como integrador en lo cultural con tres ordenes de fenómenos: el material – objetos manufacturados – la conducta manifiesta – valores – y el psíquico – conocimientos y actitudes. Cultura manifiesta por un lado y cultura encubierta por otro.

El tema remitió a la teoría psicoanalítica de Freud al considerar culturalmente el tema del incesto como prohibición o primer tabú que formó a la cultura y por ende a la sociedad. El tabú es aquí una restricción creadora que tuvo y tiene la función desde el orden consciente a la prohibición de las pulsiones inconscientes que, de manifestarse destruirían a la sociedad.

El tema se instaló con fuerza y se legalizó con solidez. Franz Boas se encargaría de comenzar a eliminar esta nueva separación entre cultura manifiesta y encubierta. Criticando al evolucionismo y al funcionalismo y partiendo de lo inconsciente de los fenómenos culturales puso énfasis en el lenguaje como formador de mundos.

Luego el estructuralismo de Lévi-Strauss encontró que el parentesco en las sociedades primitivas actúa como organizador de la cultura en los dos niveles consciente e inconsciente tal como opera cualquier sistema lingüístico en cualquier sociedad.

LA CULTURA Y LA SOCIEDAD COMO FENÓMENO ACTUAL

DEFINICIONES ACTUALES Y CATEGORIZACIONES

Nos comenta Denis Cuche que la noción de cultura es inherente a lo reflexionado por las ciencias sociales. En efecto. Es su sustento y razón de ser. Pero no como un organismo biológico – tema específico de categorizaciones anteriores – sino en términos de unicidad ante la diversidad que nos contiene. Una diversidad que alimentaba un discurso racial discriminatorio heredero de la visión etnocentrista proporcionada por los conquistadores y colonialistas de todos los tiempos.

Esta visión, hoy muy desacreditada, se derrumba en los mismos laboratorios donde el objeto de estudio es justamente la biología de los distintos "pueblos".

El pasaje de lo genético a lo cultural enmarca al hombre en su historia debido a la adaptación al medio ambiente natural. Eso, hace de los seres humanos, seres de cultura. Como si los instintos hubieran sido "guardados" o salvados en pos de la culturización o adaptación controlada por el mismo hombre. Adaptación más plástica y funcional – sin caer en la teoría funcionalista de lleno-

El tema que une a un mundo poblado por diversas "culturas" ha servido según Foucoult para esgrimir el racismo y sus formas menores – la discriminación – Nos habla el autor mencionado de un biopoder que se basa en una moral guerrera que instala la muerte del otro como conditio sine quanon de la existencia del yo o del que mata.

La muerte de uno reporta la vida del otro. Después, la anormalidad, lo diferente, es argumento más que válido para su eliminación física. Nociones como las expresadas por Domingo Faustino Sarmiento por ejemplo – civilización y barbarie – que categorizó al hombre de la ciudad, ilustrado, en cierta manera a imagen y semejanza del hombre burgués inglés o americano como civilizado y al hombre de la campaña, el gaucho, el indio, el mestizo como bárbaro, es una muestra más que evidente que el racismo no es fenómeno del siglo XX sino que antes de las grandes masacres ya existía un argumento-discurso como "color psíquico" de las aberraciones políticas y de muchas pseudo teorías científicas que los sustentaron – Alfred Rosenberg en el Mito del Siglo XX o Emile Sola en La Ralea prepararon cada uno en su tiempo y lugar la justificación a los genocidios- Por más que existan "razones" de tipo militar o guerrero, el biopoder – como indica la unión de dos palabras biología y poder- está sustentado por una creencia de tipo biologicista puro.

De estos conceptos a la conceptualización cultural es decir a la configuración de valores – en el decir de Mead – hay un paso. Después el discurso político o filosófico de turno se encargará de "forjar" una mentalidad – en el decir de Legoff – que solo podría ser quebrada con la extinción del sistema que le dio auge – la victoria aliada en la 2 da guerra mundial o el triunfo de Lincoln como Presidente antiesclavista en los EEUU lograron atenuar y fijar una posición activa desde el Derecho y otras instituciones ante la discriminación casi homicida hacia el "otro" como ser diferente al modelo de sociedad racionalizado.

El binomio Cultura y Sociedad no pueden elaborarse como entes separados porque en la moderna sociedad postindustrial se unen y sintetizan en el mismo hecho de establecer una relación social indisoluble.

Si trasladamos este hecho sociológico a los últimos años en la Argentina vemos como se corrompen los términos al fallar el proyecto político de la alianza como elenco de gobierno. Existió toda una conceptualización de la pobreza antes de asumir el gobierno como de igualdad ante la ley y a otros sectores de la sociedad.

Los políticos aliancistas – y esto lo constatamos en los diarios de esa época, visiones mediáticas, publicidad, discursos callejeros – equilibraban tanto cultural como socialmente a esos sectores marginados, desocupados, aculturizados por el desmedido crecimiento del neoliberalismo y su ejército previsible de desocupados como razón sine die de su existencia mercantil. En buena medida le echaban la culpa al "menemismo" de haber instalado un "modelo" dependiente y discriminatorio tanto cultural como socialmente de los "sumergidos". Y otra cosa, otra conceptualización se verificó al constatarse que el nuevo gobierno de la alianza no se desprendería de la convertibilidad económica – herramienta menemista que permitió salir de la crisis dejada por la hiperinflación del ex Presidente Raúl Alfonsín integrante también de la alianza - ni de las llamadas "recetas" del FMI que en el fondo solicitan a los países deudores un ajuste que no todos pueden sostener. Se discriminó no solo a las clases y sectores sociales sobre el alcance de su voto sino que se conceptualizó – por ejemplo Fernández Meijide – a las capas pobres como algo habitual en un país – Meijide habría jugado mediáticamente con éste equilibrio entre marginados y no marginados al filmar su famosa publicidad en la cual ella cuelga ropa en un barrio carenciado para luego en el gobierno involucrarse en casos de supuesta corrupción en el PAMI al cual después tuvo que renunciar –

Vemos así que por efecto de la posmodernidad dos categorías inherentes al proceso social, pueden ser interceptadas o atravesadas por distrintos discursos que vienen de lejos. Tanto del pasado colonial como del presente político interno. Los valores que conserva, recrea o crea el hombre como interacción con su sociedad genera de continuo replanteo cultural, desde y para la misma sociedad.

FASES DEL ESTUDIO DE LA SOCIEDAD Y LA CULTURA desde la sociología.

Es evidente que con el auge de la ciencia, la racionalidad obtuvo su lugar en ese mundo tan inquieto por "saber".

Le debemos a la razón este triunfo, ya que por medio de juicios puede ser alcanzada "la verdad científica". Lo sistemático, lo verificable y lo metódico son los pasos a seguir, ya que las ideas deben adaptarse a los hechos generando luego la verificación correspondiente.

El interjuego entre la ciencia formal y la fáctica pon e de manifiesto la fortaleza de la hipótesis, que, en medio de la investigación exploratoria relaciona variables y encuentra asociaciones mutuas.

Desde ésta acotación nos dirigimos hacia la explicitación de las relaciones causales. Pero como podemos encontrar "la verdad científica" en la formalidad ya que los entes imaginarios solo nos indican signos matemáticos o lógicos, debemos explayarnos en la facticidad, porque allí sí, los hechos y la experiencia se nos muestran casi limpiamente.

La sociología, que trata de estudiar el comportamiento de los seres humanos en sociedad aborda la explicación de las interacciones sociales de los grupos humanos, pero en forma científica. La crisis en la sociedad – planteada como contínua en la existencia social misma – es la en realidad impulsó la necesidad de una interpretación más acotada.

El denominado ciclo de las revoluciones que se extiende desde 1750 – Revolución Industrial, pasando por la Revolución Americana –1776 – y culminado su primera face en la Revolución Francesa –1787 a 1799 – vino a fusionar una serie de cambios económicos, institucionales, políticos y técnicos que incidieron en amplias capas de la sociedad especialmente en el proletariado, sujeto de estudio de las grandes líneas sociológicas.

Y es aquí donde encontramos el interés por el estudio de la cultura y la sociedad.

La cultura fue definida en éste ámbito como una forma de vida compartida, que es aprendida por transmisión de pautas a las nuevas generaciones. Las costumbres o hábitos serían los elementos conformadores.

La universalidad de ésta característica humana resulta universal ya que en toda sociedad se transmiten estas pautas. El esfuerzo colectivo dentro de una sociedad refleja culturas diferentes o subculturas. Estas se presentan como tipos de culturas menores no separadas de la totalidad mayor que es la cultura.

Recordemos que en toda sociedad se encuentran grupos primarios y secundarios. En los primeros una estrecha afectividad es la cohesión que los solidifica. El cara a cara de una relación. El ejemplo mas claro de esta categorización es la familia.

En el grupo secundario la intensidad de las relaciones es menor. Y su duración en la trama social está dada por cierta organización. El tema de formalidad y la informalidad nos remite a la regulación que se efectúe o no, como asimismo el tema de la apertura o no de los mismos.

La pertenencia es otra característica porque nos remite "al formar parte" o al "referirnos" o no en el modelo que queremos o creemos ser.

Ejemplos:

DE GRUPOS DE PERTENENCIA

EJEMPLO DE GRUPOS PRIMARIOS

CONCLUSIÓN:

La misma historia de los conceptos Cultura y Sociedad nos acerca no solo el objeto de estudio de las ciencias sociales sino también el derrotero de la ciencia por desprenderse de preconceptos, pseudo ciencias o racismos varios.

Si bien es un fenómeno típico de occidente – el preguntarse por la Cultura propia – nos conlleva a modelos de explicación científica que a veces hablan más del mundo del investigador, que de un estudio legítimo del tema.

También debemos clasificar las conclusiones como provenientes de una determinada periodización del concepto.

Al analizar esta línea de tiempo nos encontramos con la instalación del biopoder que describe Foucoult. Biopoder que basado en una antigua moral guerrera se ha trasladado a todo un proyecto de sociedad que nos llega hasta hoy. No solo se tradujo en violencia de campo de exterminio nazi, sino como discurso político o filosófico que excluya por razones biológicas encubiertas la existencia del otro tal y como se presenta a los "propietarios" del encuadre histórico.

Si bien se ha ganado cierta independencia con respecto a conceptualizaciones rígidas, es menester recordar al funcionalismo y al estructuralismo por la distancia y la no-adjetivación que propugnan a los pueblos o sociedades que estudian.

Muchos etnólogos o antropólogos, como así también sociólogos utilizan como modelo de explicación científica al lado de la inducción y la razón la conciencia de la otredad, es decir, que el otro, no es solo un objeto, sino un sujeto de estudio.

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda