Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La construcción social del "yo" y la responsabilidad del ser humano

Enviado por Justo Jorge Aranda



  1. Desarrollo crítico del tema
  2. Factores en la formación del "yo"
  3. Conclusiones
  4. Bibliografía

1.- Introducción:

Existen varios puntos de vista respecto de la personalidad humana, entre los que sobresalen los de Sigmum Freud, Erich Fromm y el de Ignacio Martín Varó.

"No hay individuo sin sociedad". ¿Pero puede haber sociedad sin individuo? La verdad es que una sociedad surge cuando un individuo se hace cargo de su personalidad y comienza a interactuar y relacionarse con otros individuos que a su vez también hacen lo mismo, en cualquier medida y formas.

No podemos despersonalizar al individuo ni personificar a la sociedad. La sociedad no puede ser tomada como un individuo, en el que cada ser conciente es una parte de él, y trata de adentrarse y componerse para echar mano de sus recursos y así ser transformado por él de manera arbitraria, sino que la sociedad es la suma de los individuos que la integran.

Cada persona es un ente individual integrado y responsable en sí mismo. Por esto, el tema que se aborda deberá partir del propio ECRO (Esquema Conceptual Referencial Operativo) de cada individuo.

2.- Desarrollo crítico del tema:

En el "radical individualismo" de Freud, la sociedad o el individuo son productos de las pulsiones, es decir que la norma surge desde adentro de la persona y se repite en la cultura o medio ambiente social.

Para Freud, las pulsiones sexuales ayudan a formar la sociedad, pues, aunque el niño las va desarrollando personificadamente, de pronto, la sociedad lo reprime, y cuando percibe que no puede liberarlos totalmente, porque ocasionaría el desequilibrio del hombre y la comunidad, se crea el malestar social y consecuentemente, un nuevo producto cultural que va influir sobre las personas.

En sus escritos, Erich Fromm nos dice que el hombre vive buscando su propia felicidad en los otros, el medio ambiente, idealizando su bienestar en la sociedad, y a esto lo denomina "dicotomía existencial del hombre".

Ignacio Martín Varó (salvadoreño que vive en un ambiente social muy hostil), ve que las "normas" (impuestas por la sociedad) se internan en el individuo y que los estímulos sociales se consolidan en disposiciones duraderas, que a su vez influirán la conducta social.

Prácticamente, estos dos filósofos tienen una postura ambientalista y por eso utilizan una "investigación experimental", con "métodos experimentales". Por estas técnicas el investigador manipula algunos eventos y circunstancias, y luego en el individuo, mide los efectos en su conducta o el impacto causado en él.

Dentro de esa visión, el sujeto es una variable dependiente y el medio ambiente una variable independiente.

En la explicación de las dicotomías existenciales, Fromm nos asegura que el hombre busca satisfacer su necesidad religiosa (como si esta fuese una carencia o mecanismo de compensación por el que el individuo trata de mejorar su temperamento y carácter y así ir formando él mismo, por su esfuerzo particular y por los caminos particulares que le plazcan, su individualidad). El concepto de religión lo cambia por espiritualidad para indicar la búsqueda mas profunda del ser humano, como dependiente sustancial de lo superior y universal.

FACTORES EN LA FORMACION DEL "YO":

Fuentes fundamentales:

  1. La información desde el exterior;
  2. Las acciones y reacciones ambientales;
  3. Las pulsiones individuales;
    • 1. El medio ambiente o sociedad actúa y re-actúa (acción y reacción);
    • 2. El individuo exterioriza sus propias pulsiones;
    • 3. Si no tuviésemos individualmente un ente receptor o captador de las influencias del medio ambiente, podríamos simplemente exteriorizar nuestras pulsiones y nada nos afectaría desde afuera. Esto prueba de que en nosotros ya existe un "yo" individual y particular que siente, piensa y decide, o sea, la personalidad o alma humana;
    • El alma humana es una variable dependiente porque aprehende lo del exterior, pero también es una variable independiente porque tiene su propia individualidad o personalidad;
    • Si el medio ambiente fuese una variable independiente exclusiva y principalmente, entonces seria mayor que la persona –una súper personalidad- y el alma humana seria una victima;
    • 4. Las informaciones ejercen sobre el individuo un poder moldeador de la personalidad humana, y quienes menosprecian la guianza paternal y las orientaciones espirituales al niño y al adolescente, solamente aprovechan el poder de la información y la función privilegiada de la sociedad como informante, para manejarlo a su propio gusto e intereses. La educación académica es una fuente importante de información que puede ayudar o no, al tratarse de respetar la personalidad del individuo.
  4. La personalidad (el "Yo") individual.

Fuentes complementarias:

  1. La cultura;
  2. La Idiosincrasia de la sociedad;

    5. La cultura aporta los valores, actitudes compartidas y transmitidas por los miembros de una sociedad;

    • En la cultura existen valores dominantes;
    • Los rasgos característicos de una determinada cultura varían en la aprehensión y conducta del individuo;
    • Cuando un valor dominante es aprehendido con facilidad, o tolerado, eso produce la variabilidad de la conducta humana y el concepto de normalidad: Ej.: L a Homosexualidad;
  3. El "Factor Población".

6. La idiosincrasia de una persona siempre es parte de la idiosincrasia de un pueblo. Es el carácter o temperamento predominante, o reflejo de una cultura;

7. El factor población dice respecto de la tendencia adoptada por un grupo social, lo que interviene eficazmente en el modo de pensar del individuo. A veces este factor amenaza nuestra privacidad e individualismo, generando tensión en la vida de comunidad. La moda es un claro ejemplo de ello;

  • Grandes pensadores afirman que la personalidad humana esta formada

por aproximadamente el 30% innato, que asocia y se orienta desde lo genético, y el 70% proviene del Medio Ambiente.

3.- Conclusiones:

  • Siendo la personalidad nuestra individualidad, es, por tanto el único responsable de lo que uno es o puede llegar a ser;
  • El individuo afecta y genera el Medio Ambiente, lo forma y caracteriza, y este devuelve a él valores afirmativos de la personalidad como una nueva producción cultural que lo formará o deformará en la medida en que el propio individuo permita.
  • Como "variable dependiente" la persona va aprehendiendo desde pequeña, en el hogar, la escuela, la calle, la vida en sociedad, mucho de lo que determinará su futuro y definitivo "Yo".
  • No obstante, la responsabilidad humana se equipara con el goce de la facultad de aprehender del exterior, y es proporcional a la comprehensión que realiza la persona del Medio Ambiente.
  • Como "variable independiente" la persona se verá constantemente en pugna con las influencias externas, y la cantidad y calidad de lo aprehendido en los primeros años de vida, principalmente en el hogar, le hará más o menos "dependiente" del Medio Ambiente.
  • Ningún sector del Medio Ambiente, ya sea escuela, la calle, las amistades, etc., tiene tanto poder de transformación incidiendo sobre el individuo como el hogar. Una buena y adecuada formación del ECRO en el hogar, hace al individuo menos dependiente del medio y más influyente en el medio de la sociedad.
  • En tanto, cualquier personalidad, por deformada y enfermiza que sea, influye a la sociedad, es cierto, pero también es verdad que esas personalidades aprehenden mucho más de la suma de la sociedad que aquellas que provienen de hogares estables. Un individuo cuya formación se dio más y adecuadamente en el hogar, es más independiente de la sociedad que aquellos que carecieron de las buenas influencias en el hogar.
  • "La espiritualidad del individuo", en la teoría de Froom, es una de las variables en cuanto a "dicotomías existenciales" se refiere menos susceptibles del Medio Ambiente. El sentir religioso es mucho más profundo y recóndito que las Necesidades Básicas Humanas y el Deseo en la psique del individuo.
  • Hay una puja por el predominio del individuo, entre la Sociedad y el espíritu humano, no entre el Medio Ambiente y la persona. El Medio Ambiente incluye el hogar, la sociedad, no necesariamente. El espíritu humano es el "ente religioso", mientras que la psique, el alma, es el ente que interactúa con la sociedad.
  • La sociedad es mucho más que el individuo, una "variable dependiente", aunque la suma de individualidades potencie una independencia de ella y su poder moldeador de la personalidad del individuo.
  • Cuando una cultura no anula la personalidad del individuo, será parte de éste y el individuo será parte de ella, pero cuando ella arrasa con su individualidad, el individuo se vuelve un elemento de cambio y no factor de cambio. Como "elemento de cambio" el individuo se equipara con cualquier otra mercancía, pero si es "factor de cambio", afecta la transformación de otros individuos y de la sociedad.
  • Los valores dominantes de la cultura, no influirán desmedida y negativamente sobre el individuo si su idiosincrasia es mayor y más fuerte que aquellos. La sociedad puede imponer sus valores dominantes, pero no su idiosincrasia. La idiosincrasia es el temperamento y éste es hereditario; está dentro de los 30% genéticos comentado en el punto 7 anterior.
  • El factor poblacional integra el producto: La sociedad no lo produce sino el individuo. Un ejemplo claro es, de nuevo, la moda: Nadie sigue una determinada moda solamente por imitación, sino que ella se impone por el mentoreamiento de algún hábil individuo. La imitación siempre estará presente, pero la influencia del individuo es mucho más fuerte que el mismo factor poblacional, y la calidad idiosincrásica del individuo determinará su sometimiento o no al mandato cultural. Por eso mismo la Constitución Nacional Argentina no regla la moral de los hombres, por tratarse de su fuero más íntimo e individual.
  • Tomando el caso de la homosexualidad, esta vez para corroborar la influencia del individuo sobre la sociedad, merece que se tenga en cuenta que aun los que la practican saben a ciencia cierta que esa tendencia no es más que una inclinación idiosincrásica y carece de rasgos suficientes que la puedan caracterizar como valor dominante. Un grupo de sus defensores, y algunos legisladores obsecuentes, son los que impusieron en la sociedad la convivencia homosexual como legal y normal.
  • Otro ejemplo es el divorcio y la convivencia como matrimonio de muchas parejas de novios actuales, como si fuera normal. Los medios de comunicación son los principales responsables en ir produciendo en la sociedad esas concepciones como valores dominantes. Pero los "Medios" son individuos, y no se puede asumir un papel modelador de la conducta de las personas sintiéndose avasallado y dominado por la sociedad que se pretende cambiar.
  • También merece que se relacione el tema de la construcción social del yo, con otro hecho actualmente diseminador, que son los piquetes y las acciones directas de ciertos sectores de la población. Hay miles de ciudadanos mucho más afectados negativamente por la sociedad, que quienes lo manifiestan públicamente, sin embargo, su propio ECRO, su "espiritualidad" y su "idiosincrasia", los exime de incidir en acciones que contribuyen para la deformación temperamental de la sociedad.

La construcción individual del "yo", hace de cada persona o un objeto social que es víctima de la sociedad, o sujeto social que se vale a sí mismo como factor de cambio de la sociedad. Si el producto de tales acciones será la anarquía, entonces la influencia del individuo fue deformadora de la sociedad, pero ésta, no puede adoptar las distorsiones de aquél, porque esto sería aceptar la anulación de la individualidad del otro.

  • Hasta ahora, ninguna estadística pudo comprobar que quienes tienen más oportunidades, más recursos, más educación, mejor salud mental, son los que menos se dejan dominar por la sociedad, en el sentido de ser transformados como personas, negativamente.

Por el contrario, a mayor opulencia, mayor individualismo y no mejor sociedad, lo que prueba categóricamente que el individuo es el pivote de la transformación propia de la personalidad y de la construcción social del "YO".

4.- Bibliografía:

Fenomenologia do Espírito de Paulo Meneses, Editorial Loyola, Brasil.

Watchmann Nee en El Propósito de la Vida Humana y El Poder Latente del Alma, Ediciones Hebrón, Argentina;

Prof. Luz Ángela Correa Valencia –Pontificia Universidad Javeriana-.

Constitución de la Nación Argentina, publicada el 10-01-95

 

 

Tito Berry

Escritor-Periodista:


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda