Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

¿Quién fue realmente María?

Enviado por iglesia_vetero



  1. Mateo
  2. Lucas
  3. Juan

Amados hermanos en el Señor Jesucristo, El Dios de la vida les bendice. Ante todo pido disculpas si hiero susceptibilidades con estas notas, no pretendo con este atacar religión alguna, ni tampoco derogar conceptos, dogmas, creencias y/o doctrinas establecidas a lo largo de los tiempos. Quiero sí, mediante este documento, aportar un poco a lo escrito sobre Maria, la Maria de la Biblia, sin entusiasmos, sin religiosidad, sin fanatismos, con mucho respeto y con un infinito amor a la mujer que fue escogida en los tiempos como la mujer por excelencia, como la bienaventurada de todas las generaciones.

La Biblia como escrito inspirado por el espíritu de Dios, nos relata históricamente a través de sus autores lo siguiente.

MATEO 1

18 ………………………………. María, estaba desposada con José y antes de empezar a estar juntos, ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo. 19 Su marido José, como era justo y no quería ponerla en evidencia, resolvió repudiarla en secreto. 20 Así lo tenía planeado, cuando el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo.

25 Y no la conocía hasta que ella dio a luz un hijo, y le puso por nombre Jesús.

Hasta aquí lo escrito por el evangelista Mateo, quien fue discípulo de Jesús y conoció a Maria.

De esta forma podemos analizar una pareja normal que estaba desposada y se debían mutuo respeto hasta el momento de realizar su casamiento.

Maria era una joven virgen, no había conocido hombre alguno, como muchas jóvenes virgen de esos tiempos, sin embargo ella halló gracia ante los ojos del padre y el padre envió su ángel para que le manifestara su plan para con ella.

LUCAS 1

28 ……………… «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»

Le dijo el ángel del señor, ella se turbó por el saludo, siendo tan niña, tan inocente se vería envuelta en una circunstancia poco común en esos tiempos.

LUCAS 1

30 El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios;

31 vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. 32 El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; 33 reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.»

Maria estaba turbada ante este acontecimiento, sola y sin poder pedir ayuda a nadie, tenia que enfrentar la decisión más importante de su vida, pues no entendía como podía suceder algo de esa magnitud.

Como toda mujer de esos tiempos, había sido criada y educada en los caminos del señor, por ser mujer, no se le permitía participar en algunas cosas que eren consideradas solo para los hombres, sin embargo la infidelidad era castigada duramente, apedreando a la infiel hasta la muerte. Creemos que María al ser escogida por el padre para iniciar el plan salvífico de la humanidad, el mismo padre debió llenarla del espíritu para transmitirle sabiduría, paz, cordura, madurez y aceptación a los designios de Dios. Sin importarle las consecuencias del mundo para con ella.

LUCAS 1

35 El ángel le respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios.

Era una mujer muy valerosa, sabia a que se enfrentaba con esa decisión

LUCAS 1

38 Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y el ángel dejándola se fue.

Así son las cosas de Dios, sencillas, sanas, humildes, amorosas, y así debemos aceptarlas, Maria es un ejemplo de obediencia y aceptación a la voluntad del padre. Dijo sí, sin preguntas, sin malicia, sin temor, confió en la sabiduría y el poder del padre eterno.

Isabel la madre de Juan el Bautista hijo de Zacarías, pronunció las palabras mas hermosas que se han pronunciado sobre mujer alguna, reconoció ante María la portadora de la gracia, de la salvación del mundo y del perdón de los pecados.

El mismo Juan estando en el vientre de Isabel, y que años más tarde se equivocaría en su misión, sintió la magia, la energía y el poder del espíritu santo en el seno de Maria.

LUCAS 1

42 y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno; 43 y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí? 44 Porque, apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno.

45 ¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!»

Ya Maria no se turbaba, ella sabia lo que llevaba en su vientre y cual realmente era su misión, había madurado y el espíritu estaba con ella.

Creemos que esto pudo haber sido el primer Pentecostés en el nuevo testamento. Miremos la respuesta de una niña ante las alabanzas extraordinarias de una mujer madura como Isabel.

LUCAS 1

46 Y dijo María: «Engrandece mi alma al Señor 47 y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador 48 porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada, 49 porque ha hecho en mi favor maravillas el Poderoso, Santo es su nombre

Hasta aquí lo escrito y reconocido por el hombre en cuanto a los escritos inspirados, sin embargo de Maria no sabemos mas sobre su vida antes de la escogencia para ser madre de Jesús, la historia y algunos libros apócrifos no cuentan que Maria era hija de Joaquín, de la casa de David, y de Ana.

Esta es Maria, antes de traer al mundo al salvador, estaba llena de la gracia del espíritu santo, pensamos que se sentiría una mujer extraordinaria al llevar en su vientre tan preciado tesoro, sin embargo la vanagloria no hizo mella en ella porque el espíritu de Dios la protegía, claro nada mas y nada menos que llevaba en su vientre al hijo de Dios, al Mesías, al salvador, al príncipe de la paz, al redentor del mundo.

Maria cumplió su misión cabalmente, cuando nace el redentor, ya estaba la salvación del mundo en la tierra, ya Dios se había bajado a ser un ser humano, ya el único que podía desafiarlo, también estaba en el mundo, aquel que tiene mas poder que el ser humano, pero el Cristo del padre siendo humano, nunca dejo de ser Dios.

Ya Maria había cumplido, era muy poco lo que podía aportar para el fortalecimiento del verbo hecho carne, estaba en manos y bajo la dirección del espíritu santo de Dios.

Años más tarde, recordemos que el nacimiento del salvador sucedió hacia los años 4 o 5 antes de Cristo, por consiguiente hacia los años 28 o 29 después de Cristo, el hijo del hombre hacia su aparición a la vida pública y Maria se convirtió en una fiel seguidora del ser que le habían encargado traer a este mundo, de Jesús de Nazareth.

LUCAS 8

19 Se presentaron donde él su madre y sus hermanos, pero no podían llegar hasta él a causa de la gente.

20 Le anunciaron: «Tu madre y tus hermanos están ahí fuera y quieren verte.»

21 Pero él les respondió: «Mi madre y mis hermanos son aquellos que oyen la Palabra de Dios y la cumplen.»

Ya el Cristo del Dios viviente estaba cumpliendo su misión, ya se encontraba apartado de todo lazo de carne, ya empezaba a demostrar que el amor que el sentía por la humanidad era tan grande que no se podía quedar en sentimientos terrenales, ya el hijo del hombre estaba en la esfera del Dios de la vida y protegida por el espíritu santo de Dios, Maria entendía esto y por esa razón los evangelistas cuentan que Maria guardaba todo en su corazón como tratando de entender a ese ser maravilloso que le atravesaría el corazón con el dolor de verlo morir (Aunque realmente fue un triunfo de la humildad, la entrega, la obediencia y el amor).

Maria comprendía que ya su hijo estaba en el espíritu de Dios y era guiado y protegido por el. Maria siempre le seguía, callada, aceptando que la misión no era solamente traer un hijo al mundo, sino acompañarlo hasta el final sin interceder en nada en los designios de Dios padre todopoderoso porque el y solo el era el camino.

JUAN 2

1 Tres días después se celebraba una boda en Caná de Galilea y estaba allí la madre de Jesús. 2 Fue invitado también a la boda Jesús con sus discípulos.

3 Y, como faltara vino, porque se había acabado el vino de la boda, le dice a Jesús su madre: No tienen vino. 4 Jesús le responde: ¿Qué tengo yo contigo, mujer? Todavía no ha llegado mi hora. 5 Dice su madre a los sirvientes: Haced lo que él os diga.

Maria siempre entendió su papel, nunca quiso ser guía de su hijo una vez estuvo preparado, Maria siempre estuvo atenta a colaborar con la misión de Jesús y a cumplir la misión encomendada a ella, finalmente sabemos que si cumplió y estuvo con el Cristo hasta la muerte, aun cuando ella sospechaba lo que le sucedería.

JUAN 19

25 Junto a la cruz de Jesús estaban su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Clopás, y María Magdalena. 26 Jesús, viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba, dice a su madre: Mujer, ahí tienes a tu hijo. 27 Luego dice al discípulo: Ahí tienes a tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa.

HECHOS 1

14 Todos ellos perseveraban en la oración, con un mismo espíritu en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos.

Les presento a Maria, a esta Maria que es a la que yo amo, a la mujer de la Biblia, a la mujer que cumplió una misión importante encomendada por el mismo Dios sin preguntas, sin contraprestaciones, sencillamente a la mujer que creyó

El señor Jesús dijo.

JUAN 14

6 ………. «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí. 7 Si me conocéis a mí, conoceréis también a mi Padre; desde ahora lo conocéis y lo habéis visto.» 8 Le dice Felipe: «Señor, muéstranos al Padre y nos basta.» 9 Le dice Jesús: « ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros y no me conoces Felipe?

El que me ha visto a mí, ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: "Muéstranos al Padre"? 10 ¿No crees que yo estoy en el Padre y el Padre está en mí? Las palabras que os digo, no las digo por mi cuenta; el Padre que permanece en mí es el que realiza las obras. 11 Creedme: yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Al menos, creedlo por las obras. 12 En verdad, en verdad os digo: el que crea en mí, hará él también las obras que yo hago, y hará mayores aún, porque yo voy al Padre. 13 Y todo lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. 14 Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré. 15 Si me amáis, guardaréis mis mandamientos;

Hermano amado, cree en la verdad, cree en el enviado, acepta sus enseñanzas, no te dejes guiar por un falso amor que tiene fondo tenebroso, cree en el único camino para llegar al padre, a el y solo a el dale la gloria y el amor de la infinita misericordia te será entregado.

Amen.

Bibliografía.-

Biblia Jerusalén

La Misión

Es Evangelizar

 

 

Rvdo Jimy Bula Gianmaria

Representante legal

Iglesia Misioneros Véteros de Nuestra Señora de la Alegría

Profesión: Ingeniero Civil, Teólogo y Sacerdote vetero


Comentarios


Trabajos relacionados

  • The Islam

    Believes of Islam. Khalila and Dimna. Islam in Spain. Primitive religions have their origins in the search of God by th...

  • El pan de la proposición y su aplicación hoy en día

    La siguiente información se basa en una extensa investigación realizada por algunos testigos de Jehová en la república m...

  • Las virtudes y la prudencia

    Areté. Las virtudes. De la gracia del Espíritu Santo a las virtudes. Este trabajo está organizado de la siguiente maner...

Ver mas trabajos de Religion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda