Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El Desarrollo Comunitario en la dimensión ambiental




  1. Sumario
  2. Desarrollo
  3. Conclusiones
  4. Bibliografía

SUMARIO

Los estudios comunitarios en Cuba por lo general siempre han tenido como centro las problemáticas derivadas de la situación social , por lo que no es difícil encontrar trabajos que aborden el alcoholismo, la droga, la prostitución , la disfuncionalidad familiar, la violencia domestica, etc . Sin embargo en los últimos tiempos el entramado social está atravesado por un sisma natural que lo toca todo y como un Midas a la inversa es capaz de convertirlo en desolación, deterioro o en el peor de los casos en un erial , si no es manejado con todo el cuidado que merece; sin dudas nos referimos al Medio Ambiente. Este asunto hasta hace muy poco era campo de estudio de los cientistas naturales y ellos por supuesto poseen metodologías para su tratamiento, sin embargo este problema hoy excede los enfoques tradicionales y por otra parte no encuentra respuesta en las ciencias sociales.

El presente trabajo está encaminado a proponer una metodología de intervención en la comunidad que nos permita en primera instancia constatar el estado actual del medio ambiente y a partir de esta premisa diseñar un conjunto de acciones dirigidas a elevar la conciencia ambiental de los pobladores, desde sus propias potencialidades tanto materiales como espirituales basándonos para ello en el Principio del Autodesarrollo Comunitario donde la participación y la cooperación hagan posible una reflexión que desarrolle en el individuo una conciencia crítica de la necesidad de cambiar el estado de cosas en el orden ambiental y que sean capaces de construir y asumir proyectos de desarrollo que lleven a la solución de esta problemática que hoy pone en peligro la continuidad de la vida en nuestro planeta.

De esta forma contribuiríamos a la racionalidad en el manejo de los recursos naturales y humanos existentes y garantizamos un desarrollo humano sostenible en una comunidad saludable. Con esta metodología de intervención estamos proponiendo un acercamiento entre las ciencias sociales y naturales en el manejo de la problemática ambiental en las comunidades.

INTRODUCCIÓN

  • En este mundo globalizado donde cada día gana un mayor espacio el estudio de la relación población- consumo-medio ambiente y desarrollo vemos como en todos los discursos económicos, políticos y sociales el saber ambiental se ha constituido en uno de los desafíos cognoscitivos y epistemológicos actuales y se ha convertido en uno de los grandes megatemas del debate intelectual y empresarial a todos los niveles de la sociedad. A decir de Gilberto J. Cabrera "la Educación Ambiental como factor de integración ecointerdependiente de nuestra cosmovisión y cultura e instrumento para el desarrollo humano sostenible implica valorar un conjunto de habilidades y conocimientos que constituyan un sistema de invariantes para desarrollar un pensamiento autóctono creativo capaz de contribuir a resolver las contradicciones que nos impone la construcción de un futuro con muchas mas certezas que incertidumbres". Es por tanto necesario concientizar que todo ello es una necesidad que no debemos soslayar si de verdad queremos lograr la imprescindible contribución de saberes para alcanzar el desarrollo humano sostenible.
  • El reclamo de la cultura de la sostenibilidad comienza al nivel de proyecto de vida, de célula básica (familiar), de comunidad, para llegar hasta los gobiernos locales, para convertirnos en verdaderos promotores de la democracia ambiental.
  • Muchos autores coinciden en afirmar que el Medio Ambiente Global experimenta cada vez mayor deterioro debido al uso indiscriminado de los recursos naturales y a la pobre atención que se le brinda a la solución de los efectos negativos que estos producen sobre los seres vivos, incluida las poblaciones humanas. Para nadie es un secreto que el hombre ha desarrollado estilos de vida incompatibles con la naturaleza, que deben ser revisados de manera que exista un equilibrio entre los adelantos de la ciencia y la técnica, la protección del medio ambiente y el desarrollo económico y social de las comunidades.
  • Es necesario que se produzcan profundos cambios en la mentalidad de los hombres y se creen patrones de conducta sostenibles de manera que las personas y las comunidades estén más concientes del efecto del medio ambiente sobre su bienestar general y del impacto que sobre él ejercen sus estilos de vida. En otras palabras, no solo enseñarles el "qué" sino el "cómo" hacer cada vez mas saludable el entorno y "lograr la necesaria armonía y el correspondiente nexo ético entre el hombre, la naturaleza, la sociedad y la economía", que propone el Dr. Jorge M. García al referirse a la Educación Ambiental y el Desarrollo Sostenible.
  • Estos temas en el orden internacional han tenido una evolución a partir de las convocatorias mundiales como lo demuestra el Informe del Club de Roma de 1971;la Conferencia sobre Medio Humano, Suecia 1972; la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo (CNUMA), Río de Janeiro, 1972; entre otras.
  • En el contexto ambiental cubano, a partir de 1959 comienza el perfeccionamiento y diversificación de la economía sobre una base de equidad, erradicándose la pobreza extrema y sus secuelas en términos de salud y educación para la población. En todos estos años se ha producido un perfeccionamiento de la política educativa y medioambiental nacional la cual esta adecuada a las características socioculturales de la nación y a las necesidades de nuestro desarrollo económico y social rigiéndose por los siguientes principios rectores:
  • Carácter masivo de la educación.
  • Participación de toda la sociedad en las tareas educacionales.
  • La coeducación.
  • La gratuidad.
  • El estudio-trabajo.

Desde finales de la década del 70 comenzó la incorporación de las temáticas ambientales en los procesos educativos y formativos del Sistema Nacional de Educación. Este se inició fundamentalmente en los niveles inferiores y hoy abarca todo el currículo escolar, así como la formación y capacitación del personal que labora en esta esfera.

Las actividades docentes y extradocentes se centran en el entorno de la escuela y la comunidad y se dirigen también a objetivos de estudios particulares, para los que se realizan procesos investigativos con el fin de participar en las soluciones prácticas y dar recomendaciones a instituciones relacionadas con el medio ambiente.

En los procesos educativos formales actualmente esta recobrando una especial relevancia los procesos educativos por las vías no formales, pues estas modalidades tienen un impacto directo y una gran efectividad en todos los grupos sociales de la población.

Los objetivos educacionales relativos a la temática ambiental se deben desarrollar de forma sistemática, coherente, interdisciplinaria y transdisciplinaria (visto esto último como un proceso de intercambio entre diversos campos y ramas del conocimiento científico, en los que unos transfieren métodos, conceptos, términos e incluso cuerpos teóricos enteros hacia otras que son incorporados y asimilados por la disciplina importadora ), y deben responder a las necesidades económicas socioculturales y ambientales por lo que se prioriza y potencia la labor que en este sentido desarrollan las instituciones sociales, culturales, científicas, recreativas y comunitarias , así como los medios de difusión masiva.

Para cumplimentar estos objetivos existe todo u entramado institucional integrado por el Sistema Nacional de Educación (docente, extraescolar y de extensión universitaria), el Sistema Nacional de Salud (Educación para la Salud y Médico de la Familia), la red de instituciones culturales (museos, bibliotecas, casas de cultura, comisiones culturales comunitarias), los medios de comunicación (radio, televisión y prensa plana), sistema CITMA (instituciones científicas, Acuario Nacional, Zoológico Nacional, Museo Nacional de Historia Natural, Centros de Gestión Ambiental y Delegaciones Provinciales),Organizaciones sociales y de masas (Comités de Defensa de la Revolución, Federación de Mujeres Cubanas, Central de Trabajadores de Cuba, Federación de Estudiantes Universitarios, Federación Estudiantil de la Enseñanza Media, Organización de Pioneros José Martí, etc.).

A esta altura del análisis y conociendo el sistema de acciones y sus actores sería prudente preguntarse:

  • ¿Existe una voluntad para resolver las problemáticas que en el orden medioambiental se perciben en nuestra comunidad?
  • ¿Realmente las comunidades son conscientes de sus problemas ambientales?
  • ¿Hasta qué punto están preparadas las comunidades en materia de Educación Ambiental para dar respuesta a la solución de sus problemas ambientales?
  • ¿Cómo se produce la participación y la cooperación de los integrantes de las comunidades en la solución de sus problemas medioambientales? ¿Serán capaces estos de desarrollar proyectos para la transformación de sus realidades?

Estas y otras interrogantes que pudieran aparecer son susceptibles de encontrar respuestas en la reflexión a la cual nos convocó la desaparecida Dra. Rosa Elena Simeón Negrín, en su desempeño como Ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) cuando señalaba que "nuestro principal problema es de educación, no de ilustración", argumentando a continuación que "cualquier estudiante sabe explicar qué es la capa de Ozono, sin embargo le dan una merienda y bota la cajita en el piso" o cuando sentenciaba que "lo que se logra hoy se hace por coacción y no por convicción". A esto pudiéramos añadir que cuando abrimos el grifo y no lo cerramos, es porque estamos pensando que hoy tenemos el preciado líquido y no que pudiera faltarnos en el 2010, o cuando no sembramos un árbol porque demora mucho en crecer y eso no influye en nuestras vidas, aunque sepamos que los árboles toman el CO2 del aire y lo convierten en O2.

Un rápido inventario medioambiental a nuestras comunidades arroja los siguientes problemas:

  • Depósito de basuras en lugares y horarios inapropiados.
  • Horario irregular de recogida de basura.
  • Ruidos por encima de los límites permisibles.
  • Falta de calidad en los servicios.
  • Mal funcionamiento de la familia que daña el ambiente psicosocial de la comunidad.
  • Inadecuado estado constructivo de las viviendas.
  • Importación de diseños constructivos no acordes a nuestras condiciones climáticas.
  • Deterioro de las áreas verdes y de jardinería.
  • Hacinamiento.
  • Carencia de servicios de agua, alcantarillado, sanitarios, eléctricos, etc.
  • Desconocimiento de los gestores sociales, ambientales y económicos.

Con estos elementos estamos en condiciones de precisar que las comunidades a pesar de conocer "el qué" de su situación ambiental, desconocen "el cómo" buscarle soluciones por lo que una interrogante ante esta problemática bien pudiera centrarse en ¿cómo intervenir para desarrollar procesos ambientales comunitarios? A lo que somos del criterio que esto solo es posible a través de procesos formativos por lo que sí elaboramos una metodología cuyas acciones estén dirigidas a desarrollar la conciencia crítica de los individuos, la comunidad podrá diagnosticar y buscar solución a sus principales problemas medioambientales".

Esta propuesta metodológica de intervención se realizará desde los presupuestos del Autodesarrollo por lo que partiremos de los principios de la participación y la cooperación en la gestación de lo comunitario, para que de esta forma se resuelvan los malestares producidos en el contexto social sobre la base de una toma de conciencia de los sujetos ante la situación ambiental de sus comunidades, partiendo de que lo local no puede aislarse de lo global, pero debemos estar muy concientes en que lo global no debe imponerse a lo local. De esta forma los individuos en su contexto o espacio de interacción deben ser capaces de construir proyectos para dar solución a estos malestares.

Uno de los problemas más serios que ha venido confrontando el trabajo comunitario ha sido el tratamiento estandarizado de los asentamientos humanos sometidos a "proyectos y programas de intervención de carácter homogenizador y organigramáticos", como bien expresa Celia M. Riera en su tesis "La problemática epistemológica de las investigaciones sobre comunidad"". En otras palabras que, sin importar las diferencias entre un escenario y otro, se despliegan procesos de intervención en forma de recetas curativas para cualquiera sea el problema existente. De ahí la terquedad con que reaccionan tales escenarios cuando una y otra vez regresan al punto de partida inmediatamente que la acción interventiva culmina.

A través de este estudio haremos la propuesta de un diseño que responda a las necesidades que hoy poseen nuestras comunidades para operar hacia el interno con los conocimientos de Educación Ambiental que han adquirido por las más disímiles vías y su puesta en práctica para el logro de una adecuada salud comunitaria. Este es su principal beneficio.

DESARROLLO

Nuestra propuesta metodológica de intervención comunitaria esta encaminada en última instancia al logro de un Desarrollo Humano Sostenible, poniendo especial énfasis en la Educación Ambiental de los miembros de la comunidad ; a través de los principios de la participación y la cooperación, provocando con ello el mejoramiento de la salud comunitaria.

Como es posible apreciar de nuestra propuesta se deriva un complejo aparato conceptual que a continuación procederemos a definir:

Desarrollo Humano Sostenible: es el desarrollo que se produce por y para la población partiendo de que esta es el objeto y el sujeto del desarrollo (Gilberto J. Cabrera Trimiño).

Este concepto no tiene muy en cuenta las tasas de crecimiento del PIB, sino del mejoramiento de la calidad de los diferentes niveles sociales de vida de dicha población, sin comprometer la vida, en sus más amplios aspectos, incluyendo las generaciones futuras. En este concepto se reúnen diversos aspectos de la sociedad tales como, la salubridad, la educación, la participación social y la equidad en la distribución y el consumo.

Educación Ambiental: proceso de educación que se expresa y planifica a través de la introducción de la dimensión ambiental con una orientación sostenible por vías formales o no formales. Es un proceso educativo permanente encaminado a despertar la necesidad de universalizar la ética humana e introducir a los individuos a adoptar actitudes y comportamientos consecuentes que aseguren la protección del Medio Ambiente y el mejoramiento de la calidad de vida de la humanidad. (Colectivo de Autores, Ministerio de Educación de la Republica de Cuba- MINED)

Aquí se incorpora la interdisciplinariedad, a partir de una construcción progresiva del saber, por lo que es de vital importancia en la idea de un Medio Ambiente global. En nuestra propuesta están presentes en primera instancia las vías no formales aunque hacemos uso también a las formales por cuanto la escuela en su proyección hacia la comunidad- concebida como la escuela más allá de sus instalaciones o escuela extramuros- debe servir de sostén y medición de los aprendizajes que se vayan produciendo.

Medio Ambiente: sistema de continuas relaciones entre factores bióticos, abióticos, socioculturales, políticos, ideológicos, económicos, históricos e higiénico- sanitarios, en el que se centra la visión de una compleja trama de relaciones que va desde la propia existencia del hombre hasta su cultura y relaciones con lo natural y artificial o construido, lo general y lo particular y lo individual y colectivo. (Colectivo de Autores, Ministerio de Educación de la Republica de Cuba- MINED)

En este particular se aprecia al hombre dentro del concepto y no como los anteriores en su relación con el medio, además de una visión holística del mismo.

Comunidad: grupo social que comparte espacio donde la participación y cooperación de sus miembros posibilitan la elección conciente de proyectos de transformación dirigidas a la solución gradual y progresiva de las contradicciones potenciadotes de su Autodesarrollo. (Centro de Estudios Comunitarios. Universidad Central de Las Villas)

De aquí se derivan los epistemas que nos sirven de fundamento para el desarrollo de nuestro trabajo y que están contenidos en la definición de Autodesarrollo tal como es concebido por el citado centro de cuyo paradigma nos apropiamos.

Autodesarrollo: el autodesarrollo comunitario conceptualmente se asume como el proceso de gestación de lo comunitario expresado en un crecimiento en salud donde la participación y la cooperación son cada vez más conscientes.

Tal constructo epistémico deriva en principio de análisis, evaluación e intervención comunitaria desde la concepción del Centro de Estudios Comunitarios y se concreta en la asunción de:

  • La conciencia crítica como premisa de la disposición al cambio y una nueva actitud ante la realidad.
  • La modificación de la realidad comunitaria como acto creativo teniendo en cuenta las circunstancias y las potencialidades internas de los sujetos individuales y colectivos.
  • La autogestión y la sostenibilidad concibiéndolas de modo integral, a largo plazo y mediante el aprovechamiento y potenciación de los recursos disponibles tanto materiales como espirituales.
  • El avance inmediato como realización de la potencialidad latente y premisa del futuro.

Participación: entendida como la implicación sentida de los actores comunitarios en la identificación de contradicciones.

De lo anterior es necesario destacar que la participación debe ser consciente, democrática, dejar huellas, ser concreta, y sobretodo transcurrir en una relación de horizontalidad y no de verticalismo. Solo se concibe participación como sujeto- no como medio u objeto- y ante todo es preciso recordar que participando aprendemos a participar, por lo que lograr la participación implica participar uno mismo en algo concreto. En última instancia la participación es la expresión práctica del autodesarrollo comunitario.

Cooperación: se asume como forma de la actividad coordinada de los actores comunitarios con arreglo a un plan.

En el epistema anterior se cumplen los requisitos señalados para la participación, sentenciando además que es imposible promover la cooperación sin tener en cuenta los intereses de la comunidad. Además de la relación de horizontalidad en la cooperación tiene que existir un componente solidario.

Una y otra suponen actividad conjunta y una actitud dialéctica frente a la realidad, pues las contradicciones sociales, en lugar de asumirse desde esquemas valorativos como fenómenos negativos, pasan a reconocerse en su realidad ontológica como fuente de desarrollo de la propia comunidad. Entonces, para propiciar tal posibilidad es necesario movilizar el factor subjetivo, desplegar una reflexión crítica sobre la propia realidad y jerarquizar el papel de lo conciente en el devenir comunitario.

Luego de definir la base conceptual en la cual nos sustentamos para nuestra experiencia estamos en condiciones de detallar como asumimos el proceso interventivo para el cual estamos particularizando cinco momentos siguiendo la lógica del Paradigma del Autodesarrollo Comunitario y tomando en consideración que si bien esta metodología se ha utilizado en el diagnóstico y posterior trabajo hacia lo interno de la comunidad, en ninguno de los casos se había realizado en un una problemática tan actual y urgente como la Ambiental. Nos adscribimos a este Paradigma porque asume la realidad en movimiento, desde su complejo, no construye métodos e instrumentos cerrados sino abiertos, su lenguaje se realiza en términos de mediación, de condicionamiento y no de determinaciones.

Los momentos y sus detalles se expresan a continuación:

  1. Demanda: la misma se basa en la petición de los miembros de la comunidad, ya sea a título personal o expresamente solicitada por las instituciones. Esta demanda debe ser el resultado de los malestares de vida cotidiana que afloran en la comunidad a través de emergentes. En este momento es necesario el intercambio con los líderes de la comunidad donde se precisen los principales problemas y el investigador debe estar pendiente de cómo se expresan estos emergentes, pues a esta etapa también se le define como de hipotetización. Otro de los elementos a tener en cuenta en este momento es la caracterización y el diagnóstico del estado ambiental partiendo del presupuesto de cómo los individuos participan del reconocimiento de sus problemas, de la cooperación, de la formación de una conciencia crítica alrededor de la problemática, así como la disposición a construir proyectos que sirvan para transformar esa realidad. A partir de este momento debe crearse el grupo gestor medioambiental del cual no puede faltar la participación de la escuela como principal agente socializador. En esta etapa debe construirse el diseño teórico de la investigación que se está produciendo, y utilizamos el término construcción para alertar que en la identificación del problema, la formulación de la hipótesis y la enumeración de los objetivos deben tener presencia activa los miembros de la comunidad.
  2. Exploración: es posible nombrarla como de confirmación de la hipotetización. En ella se detectan las causas de los principales problemas ambientales, se focalizan los factores que se constituyen en riesgos para el entorno y se clasifican según sean de índole natural o social, además de conocer con qué contamos para revertir el estado de cosas existentes. Otra de las actividades a realizar será la aplicación de los instrumentos previamente seleccionados, su análisis y procesamiento de la información y la socialización de los resultados.
  3. Acción: es en esta etapa donde se elabora el plan de acción, el cual debe contener entre otras el trabajo diferenciado en grupos, la creación de espacios de reflexión, educación, instrucción y comunicación que contribuya al fomento de la participación y la cooperación y en última instancia la concientización de manera crítica de su realidad y la necesidad de transformación mediante proyectos que emanen de la propia comunidad y en lo posible con recursos salidos de la misma. En esta etapa debe situarse a la Escuela en el centro de las acciones para que irradie como lo que representa en el orden cultural y formativo. Existe en la comunidad un grupo de espacios que se han oficializado de forma monotemáticas y lo constituyen las Asambleas del Delegado del Poder Popular, Reuniones de los Comités de Defensa de la Revolución, Reuniones de la Federación de Mujeres Cubanas, Escuelas de Padres organizadas por las instituciones docentes de la comunidad, etc. Es pertinente destacar que uno de los métodos susceptibles de utilizar es el de grupo formativo que propone E. Pichón Riviere por las posibilidades de desarrollo de la conciencia crítica entre los integrantes a partir de la máxima de que "la tarea es lo principal y el eje integrador del grupo".
  4. Evaluación: esta etapa si bien es necesaria su ubicación de manera independiente lo cierto es que está en cada una de las anteriores y en todo momento. Para su mejor comprensión responderemos las siguientes interrogantes:
  • ¿Qué se evalúa? : se evalúa eficacia e impacto del plan de acción propuesto. Entendida por eficacia el cumplimiento de todo lo que se ha planificado y por impacto todo lo que ha sido posible cambiar de la realidad. Se evalúan las actitudes de los gestores, investigadores, y participantes, la metodología aplicada, los recursos materiales y humanos y las relaciones sociales. Debe detectar tanto cambios en la adquisición de conocimientos como en la modificación o reforzamiento de ciertas actitudes y posibles cambios en comportamientos ambientales.
  • ¿Quién evalúa? : evalúan los investigadores, las instituciones y los participantes.
  • ¿Cómo se evalúa? : partiendo de la premisa que la evaluación tiene un carácter formativo, deben respetarse las opiniones e interpretaciones que poseen aquellos que viven la acción educativa y que tiene el derecho de conocer los resultados del proceso evolutivo. Las interrogantes deben garantizar la reflexión colectiva. Deben evitarse las respuestas tajantes y concluyentes, debe posibilitarse la discusión, porque no somos infalibles, por tanto debemos facilitar mediante un correcto proceso comunicativo que se produzca la palabra en la gente, para nosotros interpretarla y devolverla de nuevo a ellos para que la analicen y la critiquen.
  • ¿Dónde se evalúa? : en la comunidad como escenario directo de las acciones.
  • ¿Cuándo se evalúa? : la evaluación debe ser un proceso sistemático continuo y permanente por lo que comienza desde el momento en punto que el investigador arriba a la comunidad. Esto garantiza poder determinar la medida en que las personas se apropian de los modos de actuación, la eficacia de la metodología aplicada, el papel de los agentes socializadores, la calidad con que fueron diseñadas las acciones, etc. y de esta forma en correspondencia con los resultados realizar las modificaciones pertinentes.
  • ¿Por qué se evalúa? : para controlar si el modelo propuesto constituye un proceso evolutivo que investiga el acto educativo concebido este como hipótesis de trabajo y que revierta en él constantemente de manera que posibilite y promueva el cambio entendido este último como la modificación de concepciones, hábitos, actitudes, y modos de interpretación de los que participan en el acto educativo y del entorno.
  1. Sistematización: se evalúa en la continuidad de la apropiación de correctos modos de actuación en los individuos y en el sentido autocrítico de estos, por lo que deberán planificarse futuros momentos de evaluación.

La planificación de este último momento reviste una gran importancia pues es muy común que luego de evaluar la eficacia de un plan de acción nos retiremos del lugar con el supuesto de que la tarea "prendió" entre los integrantes de la comunidad y a la vuelta de un tiempo somos testigos del fracaso de muchos proyectos bien intencionados y que parecía que habían llegado para perdurar en el tiempo.

Además es preciso tener en cuenta que esta etapa presupone asumir nuevas acciones cada vez más diversas y creativas que provoquen en los beneficiarios el renovado interés por mantener los proyectos iniciados toda vez que la toma de conciencia debe ser real y bajo ningún concepto olvidar que la monotonía actúa como Espada de Damocles sobre los intereses de los individuos.

CONCLUSIONES

La actual etapa de desarrollo de la humanidad está sellada por el desequilibrio cada vez más recurrente hombre- naturaleza- economía- sociedad, lo cual puede ser apreciado en los estilos de vida totalmente incompatibles con el entorno, por lo que se precisa de una revisión de manera que sean balanceados los adelantos científico- técnicos con la protección del medio ambiente, sin olvidar el desarrollo económico y social de las comunidades.

La cultura de la sostenibilidad comienza a nivel de proyecto de vida, de familia, de comunidad, hasta los gobiernos en las diferentes instancias, de ahí la necesidad de provocar cambios en la mentalidad de los hombres en aras de formar patrones de conducta sostenibles, que redunden en la concientización de los efectos que genera el medio ambiente sobre su bienestar general.

Existe una dicotomía entre los conocimientos teóricos y de puesta en práctica que posee la población cubana en cuanto a la temática medioambiental que se expresa en un divorcio palabra- acción.

La metodología que proponemos con énfasis en los procesos formativos y sustentada en el principio del Autodesarrollo Comunitario puede contribuir a concientizar la Educación Ambiental en las comunidades al involucrar al individuo en los procesos de participación y cooperación, situándolo en condiciones de asumir una conciencia crítica y construir proyectos para buscar solución a sus necesidades utilizando básicamente los recursos que emanan de su realidad más cercana.

La propuesta de intervención constituye un primer acercamiento de los cientistas de la naturaleza y de la sociedad en el logro de un desarrollo ambiental comunitario, por lo que queda un largo trecho por recorre en esta temática.

BIBLIOGRAFÍA.

  • Ander Egg, E. Metodología y práctica del desarrollo de la comunidad. Buenos Aires: Editorial Gernika, S.A; 1991
  • Arias, H. La comunidad y su estudio. La Habana: Pueblo y Educación; 1995
  • Cabrera, G. Población, Educación Ambiental, Consumo y Desarrollo ¿Nuevas interrogantes a viejos problemas? Sevilla: FACUA; 2002
  • Colectivo de Autores. Autodesarrollo Comunitario. Crítica a las mediaciones sociales recurrentes para la emancipación humana. Santa Clara: Editorial Feijoo;2004
  • Colectivo de Autores. La Educación Ambiental en la formación de docentes. La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 2004
  • Cuétara, R. Metodología para el estudio de la Comunidad. La Habana: Editorial Pueblo y Educación;1992
  • Faxas Y. Los proyectos de desarrollo comunitario. Concepción y enfoque. La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 1992
  • Sánchez, A. Psicología Comunitaria. Bases conceptuales y operativas. Métodos de intervención. Barcelona: PPO; 1991
  • Simeón, R. "Cortar por lo sano" en Revista Alma Mater No 347. La Habana: Editorial ABRIL; 1999

 

 

 

Autor:

Gerardo Iglesias Montero

José Antonio Cebey Sánchez

CIUDAD: Santa Clara.

Provincia: Villa Clara.

PAÍS: CUBA.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda