Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Prevención de desastre

Enviado por jvillalva



Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6


  1. Origen y evolución de la prevención de desastre
  2. Reseña histórica a nivel mundial y en Venezuela
  3. Ordenamiento jurídico que rigen la administración de desastres
  4. Organismos encargados de la administración y prevención de desastres en Venezuela
  5. Conclusión
  6. Bibliografía
  7. Glosario
  8. Anexos

 

INTRODUCCIÓN

Parte del mejoramiento de las condiciones de vida del ser humano es lograr un mayor nivel de seguridad y supervivencia en relación con las acciones y reacciones del entorno, lo cual se logra a través de la comprensión de la interacción del mismo con el medio ambiente. De aquí se desprende que la prevención es una estrategia fundamental para el desarrollo sostenible, dado que permite compatibilizar el ecosistema natural y la sociedad que lo ocupa y explota, dosificando y orientando la acción del hombre sobre el medio ambiente y viceversa.

El desafío actual del desarrollo sostenible es lograr cambiar la gestión ambiental de remedial a preventiva, reduciendo cada vez la corrección de problemas sobre la marcha y la recomendación de medidas atenuantes y consolidando la aplicación de alternativas de acción después de una adecuada evaluación de ventajas, desventajas y de escenarios de interacción previstos

En términos generales, considerando como actividades inherentes a la gestión ambiental el conocimiento, el aprovechamiento, la conservación, la preservación y el fomento, el concepto prevención se encuentra ligado a todas y cada una de ellas, aunque desde el punto de vista de los riesgos y su mitigación, la prevención se encuentra de una manera más explícita en el conocimiento y la conservación.

La protección del medio ambiente y la prevención ante los desastres y preparativos ante emergencias, así como la concepción del desarrollo sostenible, que implican un tipo de desarrollo en todos los campos productivos y sociales que satisfaga las necesidades básicas de la actual generación humana, sin poner en peligro de las posibilidades de las sociedades venideras, requieren de voluntades, decisiones y la puesta en practica de acciones políticas y económicas, científicas y educativas, entre las que se encuentran la educación ambiental y la educación sobre los desastres.

Los problemas del medio ambiente y los desastres se han convertido en una de las mayores preocupaciones políticas, económicas, científicas y educativas de a nivel mundial, cuya solución depende, en gran medida, la existencia de la vida en la tierra. Se necesita trabajar sostenidamente por la protección del medio ambiente y reducir los riesgos ante los desastres, así como prepararse para actuar ante las emergencias y trabajar simultáneamente por lograr la armonía mundial, erradicar el hambre, el terrorismo, las guerras, atender la salud del hombre, mejorar la calidad de vida y lograr la cultura general integral de la población.

De acuerdo a lo anteriormente expuesto se desprende la importancia del el tema tratado en este trabajo "La prevención de desastres".

ORIGEN Y EVOLUCIÓN DE LA PREVENCIÓN DE DESASTRE

1.1 DEFINICIÓN

  • PREVENCIÓN: Conjunto de acciones cuyo objeto es impedir o evitar que sucesos naturales o generados por la actividad humana, causen desastres.

El concepto de Prevención se basa en evitar que distintos fenómenos produzcan desastres.

Ejemplos:

  • Reubicación permanente de viviendas, de infraestructura o de centros de producción localizados en zonas de alta amenaza.
  • Traslado de amenazas como estaciones de combustible, depósitos de gas ubicados en zonas urbanas o centros vitales.

La ocurrencia y la intensidad de las alteraciones a las que se refiere la definición de desastre, dependen del riesgo. Esto no se limita a los fenómenos naturales. Se extiende a situaciones de origen antrópico como las de carácter tecnológico, industrial, bélico, ecológico y social.

¿QUÉ SIGNIFICA PREVENCIÓN DE DESASTRES?

Para realizar una eficaz educación preventiva se requiere una concepción clara acerca de lo que es "prevención". Aunque el término es abundantemente utilizado en las publicaciones sobre desastres, su definición sigue siendo incompleta, dando lugar a imprecisiones que pueden tener consecuencias prácticas negativas.

Para el sentido común, "prevenir" significa actuar con anticipación para evitar que algo ocurra. En lo que se refiere a los desastres, el significado del término es básicamente el mismo, pero se crean ciertas confusiones a la hora de precisar qué es lo que se quiere evitar.

Óptimamente, lo más deseable es evitar que ocurra el desastre, que éste no llegue a producirse. Pero entonces, ¿ya no hay nada que prevenir una vez que el desastre se ha desencadenado?. Para responder esta pregunta, es necesario recordar primero que un "desastre" es un proceso, dentro del cual es posible diferenciar y relacionar tres fases:

Cuadro N° 1:

Fases en el ciclo de los desastres

Fase

Descripción

Antes

Equivale a lo que podríamos llamar situación inicialde riesgo.

Durante

Concreción del riesgo en el desastre propiamente tal. Predominan las acciones de respuesta y rehabilitación. Esta fase no tiene un único punto de término, ya que las variadas formas de alteración social producidas variarán en su evolución, dependiendo de su gravedad y de la eficacia de las acciones de mitigación emprendidas. En consecuencia, para definir la finalización de un desastre es forzoso hacerlo con base en una decisión evaluativo: un desastre finaliza en el momento en que la población afectada recupera su capacidad global para manejar por sí misma la alteración que ha sufrido, sin que esto implique necesariamente la desaparición de toda situación de urgencia.

Después

Fase en que la población aplica la capacidad de acción recuperada para hacer frente a las "secuelas" del desastre. Predominan objetivos de reconstrucción y se plantea la posibilidad de darles un enfoque de desarrollo sostenible.

Ahora bien ¿En cuál de esas fases corresponde "hacer prevención"? Pues en todas, porque para situarla en sólo una se necesitaría poner fronteras fijas entre ellas, es decir, desconocer que forman parte integral de un mismo proceso. Todavía más, estas fases ni siquiera se van dando rectilíneamente: El "durante" no podría verse desligado de las condiciones de vida existentes "antes". Las secuelas identificadas en el "después" por lo general no serán más que la revelación o profundización de problemas ya existentes en el "antes". Por lo tanto: La prevención es una intencionalidad práctica que atraviesa todo el proceso de desastre y que da lugar a diferentes objetivos y acciones en cada una de ellas.

Cuadro N° 2

Objetivos de la prevención en las distintas fases de un desastre

Niveles

de prevención

Primario

Secundario

Terciario

Fases del desastre

Antes

Durante

Después

Objetivos básicos

Transformar la situación de riesgo a fin de impedir su concreción

Mitigación de efectos sobre las personas, el hábitat, los recursos productivos y la infraestructura.

Superación de las secuelas del desastre

Acciones específicas y coordinadas (se hace referencia sólo algunas, a modo de ejemplo)

Relacionadas principalmente con las amenazas:

Detección y evaluación

Eliminación o control de amenazas socionaturales y antrópicas.

Regulación efectiva del uso del suelo

Implementación de sistemas de alerta temprana

______________

Relacionadas principalmente con la vulnerabilidad::

Eliminación, reducción, control de factores de vulnerabilidad

Evacuación, rescate, albergue, alimentación, etc. de personas damnificadas o en peligro.

Atención médica y psicológica de urgencia.

Rehabilitación: diversas actividades destinadas a reducir los efectos destructores del evento disruptor, especialmente en los servicios básicos, producción y transportes.

Otras formas de respuesta organizada.

Reconstrucción

Programas de salud mental

Reorganización del aparato socioproductivo.

 

Sin perder de vista las diferencias, por supuesto. La clasificación mencionada está basada en la "historia natural de la enfermedad" y en este caso se está considerando un proceso social complejo.

Así como las fases diferenciables en el proceso de desastre son indisociables, también lo son las acciones preventivas:

La prevención primaria incide directamente sobre el riesgo, es decir, constituye un intento de evitar la producción y encadenamiento de amenazas y factores de vulnerabilidad. Por lo mismo, no se reduce a unas cuantas acciones específicas, constituyendo en última instancia un problema de desarrollo.

Por otra parte, la extensión e intensidad de las demandas que se generen en el nivel preventivo terciario dependerán de la eficacia lograda en el nivel secundario, y ambos de los avances conseguidos a nivel primario. Además, este nivel no podría entenderse como un "retorno al principio", porque eso nunca ocurre y, de ser posible, equivaldría a restituir las condiciones iniciales de riesgo.

Tal como lo han hecho ver numerosos autores, la rehabilitación y la reconstrucción deben ser asumidas como "oportunidades de desarrollo", es decir, evitar que el desastre genere nuevos obstáculos para el desarrollo de la población afectada o agrave los ya existentes y aprovechar las diversas opciones de cambio sociopolítico y económico que dichas acciones albergan.

El concepto de prevención incluye un significado de evitación, pero pierde fuerza si se limita a ese alcance. En lo que respecta a las emergencias y los desastres, una determinada acción tendrá contenido preventivo cuando de cualquier forma se encamine a evitar daños y trastornos mayores y, al mismo tiempo, a favorecer condiciones para la recuperación material y psicosocial de los afectados.

1.2 RESEÑA HISTÓRICA A NIVEL MUNDIAL Y EN VENEZUELA

  • A NIVEL MUNDIAL:

La Prevención de Desastre tiene su origen formal en la primera guerra mundial, perfeccionándose luego en la siguiente gran guerra y nace la Defensa Civil como una estructura destinada a asistir a las víctimas civiles de los conflictos bélicos. Durante esta segunda guerra mundial se organizan distintos sistemas de protección civil, de los cuales el más difundido es el de "Defensa Antiaérea Pasiva", destinada a proteger a la comunidad de la afectación producida por los ataques aéreos, los cuales alcanzaron gran violencia debido al desarrollo alcanzado por la aviación militar. Aunque estos serían los orígenes que se señalan en la historia, podemos encontrar antecedentes aún más antiguos, que se remontan a siglos pasados.

En efecto, se le atribuye como primer antecedente formal de la Prevención de Desastre aproximadamente en 1830, durante la guerra civil norteamericana y es precisamente en un municipio donde nace Defensa Civil, cuando los vecinos se unen para hacer frente a los ataques de sus enemigos.

Se encuentran situaciones similares. Durante los ataques de los aborígenes a los fuertes criollos, en estos se organizan distintos sistemas de prevención; en las invasiones inglesas, cuando el mismo pueblo se organiza en defensa de la ciudad. Con lo que se concluye que el individuo en su afán de proteger su especie, se organiza cuando ve peligrar su seguridad, su vida; ejerciendo la autoprotección, que es la base de la defensa civil.

Es en este siglo, después de la segunda guerra mundial y en el contexto de una nueva guerra fría, la primera legislación completa para enfrentar a la planificación de emergencias fue la Ley de Defensa Civil Federal de 1950 de los Estados Unidos.

Con esta legislación lo que se pretendía era que proporcionara un Sistema de defensa civil para la protección de la vida y de la propiedad. A pesar que dicha legislación indicaba que la estructura organizativa a desarrollar para la defensa civil se podía utilizar para proporcionar auxilio y asistencia a otras catástrofes diferentes a las causadas por el ataque enemigo, estaba centrada principalmente en el ataque enemigo y el desarrollo de dicha defensa civil se le asignó a la Secretaría de Defensa. La posibilidad de utilizar la Defensa Civil para aplicar a las emergencias civiles se institucionalizó en una "doctrina dual o de la doble imposición", pero esa dualidad estaba enmarcada dentro de la aplicación de la planificación militar a las emergencias civiles.

Teoría dual o de la doble imposición: Esta teoría consiste, dentro del ámbito de la Defensa Civil, en aplicar el mismo método para dos situaciones distintas:

1-Para reducir los efectos de situaciones resultantes de la guerra.

2-Para la atención de los desastres naturales o antrópicos.

Debido a las consecuencias catastróficas del sismo de 1985, en México surgieron diversas iniciativas para crear una institución que estudiara los aspectos técnicos de la prevención de desastres.

Por un lado, el Gobierno Federal emprendió la tarea de establecer el Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC). Integrado por un conjunto de instrumentos institucionales, técnicos científicos y organizativos, públicos y privados que deben responder, desde el ámbito de su competencia, por la tarea de prevenir, evitar o reducir los efectos de los desastres.

Este sistema tiene como instrumentos de coordinación a los comités locales de emergencias en todos los municipios y a los comités regionales de emergencias en departamentos. Por lo tanto el comité local de emergencia es la instancia que representa el SPAD en el nivel municipal, integrado por instrumentos institucionales, técnicos científicos y organizativos, públicos y privados para responder, desde el ámbito de su competencia, por la tarea de evitar o reducir los efectos de los desastres.

Por otra parte, el Gobierno de Japón ofertó su apoyo para mejorar los conocimientos existentes en relación con la prevención de desastres sísmicos.

Finalmente, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) decidió impulsar a su personal académico de alto nivel para que se dedicara a actividades de investigación y desarrollo en prevención de desastres.

Las tres iniciativas concurrieron en la creación, el 19 de Septiembre de 1988, del Centro Nacional de Prevención de Desastres, CENAPRED, con carácter de órgano administrativo desconcentrado, jerárquicamente subordinado a la Secretaría de Gobernación. Con el apoyo económico y técnico del Japón se construyeron las instalaciones del Centro; la UNAM aportó el terreno para su construcción y proporciona personal académico y técnico especializado. La Secretaría de Gobernación provee los recursos para su operación.

El CENAPRED fue inaugurado el 11 de mayo de 1990. Cuyo objetivo principal en el marco del SINAPROC, es "promover la aplicación de las tecnologías para la prevención y mitigación de desastres; impartir capacitación profesional y técnica sobre la materia, y difundir medidas de preparación y autoprotección entre la sociedad mexicana expuesta a la contingencia de un desastre". Sus funciones sustantivas son: investigación, capacitación y difusión.

La creación y el desarrollo del CENAPRED fueron posibles gracias al apoyo del Gobierno de Japón. En el inicio de su operación se estableció un Convenio de Cooperación Técnica y se instaló una misión de expertos japoneses, quienes colaboraron en el centro de su fundación. La cooperación técnica consistió en: Envío de expertos japoneses para la planeación y la ejecución de proyectos conjuntos, Capacitación de personal del CENAPRED en Japón y Donación de equipo.

Ambas instituciones realizan proyectos de investigación conjunta; además, la UNAM participa en el Comité Técnico Asesor del CENAPRED. El convenio firmado por ambas instituciones asegura que personal académico universitario de alto nivel contribuya en las actividades de investigación, capacitación y difusión que aquí se emprenden.

Posteriormente los Comités Científicos Asesores del Sistema Nacional De Protección Civil (SINAPROC) se crearon por acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación, el 6 de junio de 1995, como órganos técnicos de consulta en la prevención de desastres originados por fenómenos de origen geológico, hidrometeorológico, químico, sanitario y socio-organizativo.

Cada Comité está formado por un conjunto de profesionistas dedicados al estudio de algún tipo de fenómeno perturbador, por lo que cuentan con la capacidad técnica y científica para emitir juicios respecto del origen, evolución y consecuencias de dichos fenómenos. Su función es emitir opiniones y recomendaciones sobre el origen, evolución y consecuencias de los fenómenos perturbadores, a efecto de inducir técnicamente la toma de decisiones para la prevención y auxilio de la población ante una contingencia.

Dentro de sus actividades están las de llevar a cabo el monitoreo y seguimiento de los fenómenos perturbadores con la finalidad de pronosticar calamidades. La actividad, tiempo y conocimientos que aportan los integrantes de estos Comités, son en forma honorífica. Los Comités que han trabajado desde 1996 son:

I.

Comité Científico Asesor sobre Fenómenos

Perturbadores de Carácter Geológico

II.

Comité Científico Asesor sobre Fenómenos

Perturbadores de Carácter Hidrometeorológico

III.

Comité Científico Asesor sobre Fenómenos

Perturbadores de Carácter Químico

IV.

Comité Científico Asesor sobre Fenómenos

Perturbadores de Carácter Sanitario

V.

Comité Científico Asesor sobre Fenómenos

Perturbadores de Ciencias Sociales

VI.

Comité Científico Asesor del Volcán Popocatépetl

Muchos son los organismos, instituciones y proyectos que se han formado a nivel mundial y que tienen que ver con la prevención de desastres, entre ellos se encuentran los siguientes:

  1. La RED: que es un proyecto en marcha para la creación de un mecanismo de fomento de investigaciones y de intercomunicación y de intercambio de experiencias entre instituciones y personas que desarrollan investigaciones sociales en prevención de desastres en América Latina. pueden participar en sus las actividades de la RED Todas las instituciones y personas que realicen, promuevan o financien investigaciones sociales en el campo de la prevención de desastres.

Tanto los investigadores que deseen recibir los servicios de LA RED, participar o proponer proyectos de investigación, o colaborar con su desarrollo, deberán presentar los formularios de registro correspondientes. Posteriormente se comunicará la aceptación de la inscripción y las condiciones para ser receptor de servicios, patrocinador o participante en proyectos.

La estructura orgánica de la RED en la actualidad lo conforma el grupo promotor constituido por las personas y entidades que gestaron la idea de LA RED y que se han comprometido a llevar adelante el proyecto de la misma; es un grupo pequeño, que tiene la responsabilidad y la autonomía para dirigirla y organizarla. Para facilitar sus operaciones, las instituciones que conforman el grupo promotor son a su vez los entes ejecutores de las actividades.

Es por ello que los contactos y convenios que se requieran se suscriben con dichas entidades. Por ahora no se tiene una organización definida para el futuro. El grupo promotor ha preferido esperar la evolución que LA RED tenga, y más adelante definirá el tipo de organización mas adecuada que deba dársele. Ello seguramente pasara por la dinámica que cobre la investigación en aspectos sociales de los desastres en América Latina, por la capacidad que tenga LA RED misma de promover y desarrollar nuevos proyectos, por la constitución de redes o capítulos nacionales de investigadores, y por la necesidad de mantener una estructura orgánica eficaz, flexible y capaz de superar formalismos burocratizantes.

Se espera que en cada país se puedan conformar grupos promotores nacionales para impulsar el desarrollo de LA RED. El grupo promotor seguirá existiendo, con la responsabilidad de promover y dirigir LA RED, hasta el momento en que considere que las condiciones de desarrollo de la misma ameriten nuevos tipos de organización.

DIRDN: La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó declarar a partir de 1990 el "Decenio Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales (DIRDN), con el fin de promover la mitigación de los riesgos mediante la incorporación de la prevención de los desastres en el desarrollo económico y social en todas las naciones del mundo.

CAPRADE: Fue creado en el año 2002, por una razón fundamental, que es la preservación de la vida, y en ese orden se debe establecer una demanda de nuestros pueblos ante las instancias gubernamentales para que la prevención de desastres sea consolidada .

Otros organismos internaciones como OPS-OMS, Dipecho, UNICEF, PNUD, CAF y ACNUR., también intervienen el los procesos de Prevención de Desastres a nivel Mundial.

Los Desastres Notables Del Siglo XX ocasionados en el Mundo:

Por Terremotos: A lo largo del siglo XX, han ocurrido terremotos notables superiores a los 6.5 grados en las islas Kuriles (Rusia); Fukui, Kobe y Tokio (Japón); Mindanao (Filipinas); Latur (India); Yunnan, Gansu, Sanxi, Kinehai (China); Quetta (Pakistán); Erzincan (Turquía); Iran occidental y Norte; Armenia; Messina (Italia); El Asnam (Argelia); Nueva Zelanda; Norte de Perú; Bolivia; Armenia (Colombia), Sur de Chile; Guatemala; Nichoacán (mexico); San Francisco, loma Prieta, San fernando, Northridge, Landers (California); Sur de Alaska, entre muchos otos cientos.

El 17 de agosto de 1999 el segmento de la falla de Anatolia produjo un sismo de magnitud 7.4 que destruyo la región industrial del nor occidente de Turquía. Decenas de miles de personas murieron, unas 250000 quedaron sin techo y los daños ascendieron a limes de millones de dólares. Esta falla a ocasionado 13 grandes terremotos desde 1939 a lo largo del Mar Negro y se espera que ocurran otros más en poco tiempo.

Callejón De Huaylas, Perú: Suena El Despertador. La década de los años sesenta se inició en la región con un devastador terremoto en el Callejón de Huaylas en Perú, ocurrió el día 31 de mayo de 1970 a las 15:23 horas con una intensidad de 7.5 grados en la escala de Richter y con epicentro frente a las costas de Chimbote y huarmey. Como consecuencias inmediatas, fueron destruidas las ciudades de Juárez, Caraz y Aija en el Callejón de Huaylas. A los daños provocados por el terremoto se sumó el aluvión que arrasó con la integridad de los 23000 habitantes de Yugay, por el desprendimiento de la pared norte del nevado Huacharán, que arrastró 80 millones de toneladas de nieve, piedras y lodo.

El Terremoto De 1985 En Ciudad De México: Un terremoto de extraordinaria magnitud, 8.1 en la escala de Richter, causó extensos daños en un sector densamente poblado en el centro de la ciudad de México en septiembre de 1985. El terremoto y sus efectos posteriores causaron la muerte de más de 10000 personas; otras 30000 sufrieron lesiones o efectos psicológicos y cerca de 150000 quedaron sin hogar. Las instalaciones del sector salud fueron seriamente afectadas, con muchos hospitales y clínicas destruidos o seriamente dañados. Con la misma intensidad de daños fueron afectados los servicios públicos domiciliares.

1906 Costa Pacifica: Uno de los más fuertes terremotos del mundo afectó a gran parte de Colombia y Ecuador. Produjo un maremoto gigantesco y según investigadores colombianos, 2500 personas murieron en toda la zona afectada.

1917 Bogota: Ocurrió en la noche. Por cuarta vez cayó la Iglesia del cerro de Guadalupe y la cúpula del templo de Chapinero. Muchos bienes se perdieron. 90 años atrás la capital sufrió algo parecido

1950 Norte De Santander: Acababan de conmemorarse 75 años del devastador terremoto de Cúcuta cuando tres fuertes sismos, en menos de doce horas ocasionaron la muerte a 126 personas y dejaron sin vivienda a miles de santandereanos.

1967 Huila: se afectaron 7000 viviendas, 182 colegios, 51 iglesias y 23 hospitales y centros de salud.

1962, 1979 Y 1999: Zona Cafetera, Manizales, Pereira y Armenia fueron las ciudades más afectadas por los terremotos del 30 de julio de 1962, del 23 de noviembre de 1979 y del 29 de enero de 1999 dejando en este último más de 10000 damnificados y cientos de muertos.

1983 Cauca: 300 muertes, 508 heridos. Durante la mañana del Jueves Santo, en pocos segundos el país perdió cerca de cuatrocientos millones de dólares por un terremoto que sacudió el departamento del Cauca y semidestruyó a la ciudad de Popayán.

Doble Amenaza En Chile La triple catástrofe del 21 y 22 de mayo de 1960 –dos terremotos y un maremoto- que asoló 13 de las 25 provincias del país, dejaron una profunda huella en el espíritu de la población y deterioraron la economía. En pocos minutos se perdieron decenas de vidas, arrasaron viviendas, se destruyeron los servicios públicos, se interrumpieron las comunicaciones, etc. Ingenieros del país debieron realizar la obra de ingeniería de emergencia más grande efectuada en Chile, evitando la destrucción de una rica zona agrícola, ganadera e industrial, que tenia alrededor de cien mil habitantes.

El peor terremoto registrado causó la muerte de unas 240000 personas en 1976 en Tangshan (China), pero no es mayor cosa frente a las hambrunas que frecuentemente han causado muertes a más de 2 millones.

Por Erupciones Volcánicas: Algunas de ellas han sido Monte St. Helens (Washington); Parícutin y el Chichón (México), Santa María (Guatemala); Nevado del Ruiz (Colombia); Quizapú y hudson (Chile); Montes Soufiere (Montserrat); Monte Pelle (Martinica); Surtsey (Islandia); Bezymyannaya, Kamchatka, Ksudach (Rusia); Pinatubo, Luzón, Taal (Filipinas); Keludt, Java, Merapí, Agúng, Bali (Indonesia), Laminogt, Rabaul Caldera (Papua Nueva Guinea) y Ruapehu (Nueva Zelanda).

1899 Nariño: Al mediodía del 13 de noviembre no se podía ver nada. Todo estaba oscuro. El Volcán Doña Juana había hecho erupción. Nadie estaba prevenido. 50 personas murieron quemadas.

1985 Tolima Y Caldas: Dos horas demoró en llegar a Armero la avalancha ocasionada por la erupción del volcán –nevado del Ruiz. La tragedia que ocasionó esta erupción pudo haberse evitado. Miles de personas murieron. 140 años atrás, mil campesinos murieron cuando una avalancha cubrió los terrenos donde 50 años más tarde se construyo Armero.

Por Incendios: Los incendios ocurridos entre el 1 de agosto y el 31 de octubre de 1997en la mayoría de las islas de Indonesia abarcaron cerca de 25000 Km2. En su momento más critico antes de las lluvias de noviembre extinguieran los incendios, el oscuro manto cubrió 8 países y cerca de 75 millones de personas en un área mayor que Europa afectando casi 48 millones de indonesios con enfermedades respiratorias.

1956 Cali, varios camiones cargados de dinamita explotaron en Cali. Ocho manzanas fueron arrasadas. Se estima en 5000 las personas afectadas.

1973 Bogota: El edificio de Avianca en el Centro de Bogotá se incendió en pleno día. A pesar de la dolorosa experiencia, muy pocos edificios del país están preparados hoy día para incendios.

1975 Barranquilla Diez mil barriles con productos químicos ardieron en noviembre en el Terminal marítimo de esta ciudad.

1983 Bogota: Los tanques de almacenamientos de combustible, ubicados en el sector urbano de Puente Aranda se incendiaron. Fueron necesarios varios días de trabajo por parte de los cuerpos de bomberos y otros grupos de socorro para extinguir las llamas.

Por Huracanes: Huracán David, Dominica. El 29 de Agosto de 1979 el huracán David, considerado uno de los peores huracanes del siglo, con vientos que superaron los 250 Km/h, abatió la Isla Dominica, en el Caribe. Como consecuencia 38 personas murieron y hubo 3000 heridos, aun teniendo en cuenta que la población había solo alertada a través de los medios de comunicación.

Huracan Match: Afecto islas del caribe, Honduras, Guatemala, México y Belice. Se produje a finales de octubre de 1988, ha sido uno de los huracanes más poderosos registrados con ráfagas mayores a 320 Km/h. Mató más de 11000 personas, dejó sin techo a dos millones y causó daños en la región por 1000 millones de dólares.

Huracan Linda: Con vientos de 300 Km/h, ha sido una de las tormentas más fuertes jamás registradas en el pacifico oriental a finales de septiembre del 1997, con capacidad de un millón de bombas atómicas, causado por el gran episodio del Niño en 1997-1998 que cobro la vida de 2100 personas y provocó daños a inmuebles de por lo menos 33000 millones de dólares.

1988 Costa Atlántica y San Andrés y Providencia. Ni había sucedido en tiempos modernos: un huracán pasó muy cerca de las islas de San Andrés y Providencia donde la comunidad fue alertada y pudo prepararse. No se perdió ni una vida. Afectó además parte de la Costa Atlántica. En el municipio de Carmen de Bolívar, donde las lluvias huracanadas coincidieron con las fuertes inundaciones, el resultado fue devastador: 5 muertos y 900 viviendas destruidas.

Por Inundaciones: Rio De Janeiro, Brasil: En febrero de 1988 se presentó un fuerte frío antártico sobre el sur de Brasil que desencadeno lluvias torrenciales sobre el estado de Río de Janeiro, depositando 278 mm3 de lluvia sobre la ciudad de Río de Janeiro y su zona periférica. Las lluvias desbordaron los ríos e inundaron los barrios de menores recursos que rodean la ciudad, destruyendo hospitales y viviendas y dejando a 289 muertos, 734 heridos y 18560 damnificados. Los servicios de agua potable, alcantarillado, energía eléctrica y teléfonos se interrumpieron varios días. La causa directa de los deslizamientos fue la cantidad de agua de lluvia sobre unas laderas muy pendientes con suelo inestable saturado de agua y con vías de drenaje insuficientes para el volumen de agua. Dos veces al año y todos los años, en todo el país la deforestación, cada vez mayor, contribuye a inundar al país. La temporada invernal de 1988 fue más fuerte que de costumbre. 403000 personas de 283 municipios fueron afectadas directamente. 15000 Km. de carreteras se deterioraron. Cerca de 7000 viviendas fueron totalmente destruidas y 23000 en forma parcial.

Por Peligros en concentraciones de personas

1980 Sincelejo: La alegre fiesta de las corralejas se volvió tragedia por la improvisión. Las estructuras no resistieron el peso ni el movimiento de tanta gente.

1989 Honda: 34 heridos dejó la caída de una plaza de toros provisional porque la estructura no resistió tanta gente.

Por Deslizamientos: Miles de viviendas han sido construidas sobre laderas inestables usando el sistema de banqueo y comúnmente con materiales pesados; se contribuye así a erosionar el área, con las consecuencias ya conocidas sobre la población como es la pérdida de sus vidas y bienes.

Si inevitablemente tenemos que construir en laderas deslizables debemos hacerlo con materiales livianos, canalizando las aguas, evitando los botaderos de basura y procurando no erosionar la tierra. Sólo así se disminuirá el riesgo.

1974 Quebrada blanca: Numerosos vehículos que viajaban entre Bogotá y Villavicencio quedaron atrapados el 28 de julio a causa del derrumbe de un cerro erosionado. Murieron cerca de 200 personas según cifras oficiales.

1983 El Guavio: 150 obreros que trabajaban en la represa de El Guavio murieron bajo cien metros de tierra. Cayó la primera parte a las 7:00 de la noche. Una brigada de rescate murió al caer la segunda parte, una hora después.

1987 Medellin: 199 cadáveres de habitantes del barrio Villa Tina fueron rescatados. Un deslizamiento de la ladera arrasó con sus vidas y sus casas. Hoy el lugar es camposanto.

Por Maremotos: 1906 Y 1979 Costa Pacifica: En ambos años y con características parecidas, a los pocos minutos de ocurrir un gran terremoto en el océano llegaron varias loas de grandes proporciones que destruyeron una significativa parte de la ciudad de Tumaco y de otras poblaciones de la costa con consecuencias fatales para muchos de sus habitantes. En diciembre de 1979 los muertos fueron más de 400.

Japón, El Constante Enemigo: Anualmente el archipiélago japonés se encuentra amenazado por los movimientos generados en la corteza terrestre localizada en el fondo del mar y que pueden causar terremotos submarinos con la capacidad de generar olas con una altura mucho mayor de 10 metros.

Por Hambrunas: En la hambruna de la China de 1958-61 el numero de victimas se estimó entre 14 y 26 millones (Kane, 1988) y es posible que llegue a 40 millones.

Por Tsunamis: La mayoría de los tsunamis se originan a lo largo del llamado Cinturón de Fuego, una zona de volcanes y actividad sísmica que rodea el océano Pacífico. Desde 1819, unos 40 tsunamis han golpeado las islas Hawai.

El 17 de febrero de 1996, un terremoto que midió 7,0 en la escala de Richter sacudio la costa de la isla Biak en Indonesia, al norte de Nueva Guinea, produciendo olas de 6 m que inundaron la costa. El resultado fue de 102 víctimas y al menos 50 personas desaparecidas. Más de 3.000 hogares en Biak y las islas circundantes fueron arrastrados por el tsunami.

Principales Tsunamis

FECHA

ALTURA DE(m)

LA OLA

(FT)

LOCALIZACIÓN

CAUSA

28 de octubre de 1562

16,0

52,5

Chile

Terremoto

9 de julio de 1586

24,0

78,7

Perú

Terremoto

24 de noviembre de 1604

16,0

52,5

Perú

Terremoto

20 de octubre de 1687

8,0

26,2

Perú

Terremoto

8 de julio de 1730

16,0

52,5

Chile

Terremoto

28 de octubre de 1746

24,0

78,7

Lima, Perú

Terremoto

20 de febrero de 1835

15,0

49,2

Chile

Terremoto

23 de diciembre de 1854

28,0

91,9

Tokaido, Japón

Terremoto

3 de abril de 1868

20,0

65,6

Hawai

Terremoto

13 de agosto de 1868

18,0

59,1

Chile

Terremoto

2 de marzo de 1871

25,0

82,0

Célebes

Terremoto, actividad volcánica y corrimientos de tierra

10 de mayo de 1877

21,0

68,9

Chile

Terremoto

27 de agosto 1883

9,0

29,5

Mar de Java

Actividad volcánica y corrimientos de tierra

6 de octubre de 1883

10,5

34,4

Alaska

Actividad volcánica y corrimientos de tierra

15 de junio de 1896

38,0

124,7

Sanriku, Japón

Terremoto

10 de septiembre de 1899

60,0

196,9

Golfo de Alaska

Terremoto y corrimientos de tierra

30 de septiembre de 1899

12,0

39,4

Mar de Banda

Terremoto y corrimientos de tierra

26 de junio de 1917

11,0

36,1

Samoa

Terremoto

2 de marzo de 1933

29,3

96,1

Sanriku, Japón

Terremoto

1 de abril de 1946

35,0

114,8

Islas Aleutianas

Terremoto

22 de mayo de 1960

25,0

82,0

Chile

Terremoto

28 de marzo de 1964

70,0

229,7

Golfo de Alaska

Terremoto

16 de octubre de 1979

3,0

9,8

Niza, Francia

Corrimientos de tierra

1 de septiembre de 1992

11,0

36,1

Nicaragua

Terremoto

1 de julio de 1993

5,0

16,4

Japón

Terremoto

3 de junio de 1994

60,0

196,9

Java Oriental, Indonesia

Terremoto

Por consecuencias tecnológicas y ambientales:. La ruptura de una presa en Italia, el escape de gases mortíferos en la India y en Chile, explosiones de alcantarillados saturados de gases derivados del petróleo en México, la explosión de una fábrica de armamento en Argentina, incendios de edificaciones en Brasil o en Bogotá, escapes de gases y explosiones en Cali, ..., la contaminación de los ríos, la contaminación del aire con consecuentes aumentos en los índices de enfermedades respiratorias, ...,

Acerca de las medidas preventivas y de mitigación afortunadamente se cuenta hoy en día con nuevos instrumentos: la legislación ambiental a escala mundial, organismos y entidades que aportan nuevos conocimientos en el ámbito de sus competencias.

La Autoprotección nace con el hombre mismo. Es el recurso individual y correctivo de preservar su propia integridad, su especie y la de su ambiente.

En Venezuela ha existido preocupación por crear Grupos de Ayuda, Asistencia, Búsqueda, Salvamento y Rescate. Tomando en consideración que por la ubicación geográfica del País en su condición Caribeña, Atlántica, Andina y Amazónica, está expuesta a una alta vulnerabilidad de Fenómenos Naturales, Sociológicos y Tecnológicos.

En la época de nuestra Independencia, se formaron en Caracas las llamadas "Juntas de Subsistencias", como medida de protección a la población civil, en virtud del desabastecimiento creado por el estado de guerra interna imperante. El 23 de marzo de 1936 bajo el gobierno del General Eleazar López Contreras se conformó el "Puesto de Socorro para prestar Servicio Médico a las víctimas de accidentes" (Gaceta Oficial 18.913).

En ese mismo año, dada la preocupación del Estado Venezolano en lo referente a los aspectos preventivos, se creó el Botiquín de Emergencias.El 17 de julio 1938 se dicta la Ley de Servicio Nacional de Seguridad, en el cual se le asignan misiones a la Guardia Nacional y se establece que el Servicio de Sanidad es el órgano competente para cooperar con las autoridades civiles encargadas de las calamidades públicas (Gaceta Oficial 19.637).

El 7 de septiembre de 1943 se dictó el Decreto 175, mediante el cual se crea la Junta Nacional de Socorro, adscrita al Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, para atender a las personas que resultaron afectadas a consecuencia de las inundaciones producidas por el río Orinoco en esa época; siendo ésta, la primera referencia histórica en nuestro país, sobre la creación de un ente del estado destinado a la atención de situaciones de desastres.

Y el 16 de noviembre de 1.943, se dicta una resolución donde se reglamenta su campo de acción para que se encargue de centralizar los fondos voluntarios y del tesoro a fin de atender damnificados por inundaciones (Gaceta Oficial 21.199).

Aún, para esa fecha el termino "Defensa Civil" no se había utilizado como símbolo de preparación y atención de desastres en el País.

Corresponde al Dr. Espíritu Santos Mendoza, quien actuando como Ministro de Sanidad y Asistencia Social, por resolución, crea el 21 de mayo de 1958, la "División de Socorro y Defensa Civil", adscrita a la Dirección de Asuntos Sociales.

A raíz del terremoto ocurrido el 29 de julio de 1967, es creado el "Comando Unificado Médico Asistencial" (CUMA), presidido por el Ministerio de Sanidad e integrado por Representantes de todos los Organismos del Estado y el 16 de junio de 1969, por decreto Presidencial N° 96, se crea el "Fondo de Solidaridad Social" (FUNDASOCIAL), con el objeto de prevenir y reparar en lo posible, los daños ocasionados por calamidades y catástrofes que pudieran afectar a grupos apreciables de la colectividad.

El 7 de septiembre de 1971, según Decreto Presidencial N° 702, se crea la "Comisión de Defensa Civil", con la función de Planificar y Coordinar las acciones tendentes a prevenir, reducir, atender y reparar los daños a personas y bienes causados por calamidades públicas por cualquier origen, socorriendo simultáneamente a la población afectada.

A partir del 8 de junio de 1975 el Ministerio de la Defensa, emite lineamientos que incluye el apoyo de las Fuerzas Armadas Nacionales a las operaciones de Defensa Civil, durante emergencias causadas por fenómenos naturales catalogadas como calamidades públicas.

El 18 de agosto de 1976 se dicta la Ley Orgánica de Seguridad y Defensa, la cual en su Artículo V, establece que la Defensa Civil estará regulada por el Presidente de la República y sugiere que los ciudadanos que no estén alistados en las Fuerzas Armadas deberán incorporarse a la Defensa Civil en caso de requerírseles

Para el 10 de agosto de 1979, según Decreto Presidencial N° 231, la Comisión Nacional de Defensa Civil pasa a formar parte Integrante del "Consejo Nacional de Seguridad y Defensa", Organismo responsable de la Administración Pública a fin de coordinar la acción de los Organismos competentes, ajustando su actuación a los Planes de Seguridad y Defensa.

En 1996 fue aprobado, en Consejo de Ministros, el Reglamento Parcial No.3 de la Ley Orgánica de Seguridad y Defensa relacionado con la Defensa Civil Venezolana, publicada en marzo de 1997, en la Gaceta Oficial No. 36.164.

Por vez primera se señala a Defensa Civil como un "SISTEMA NACIONAL"En 1999 la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece en su Artículo 332, ordinal 4° el "nacimiento" de "Una Organización de Protección Civil y Administración de Desastres"

Para el año 1976 se sanciona la Ley Orgánica de Seguridad y Defensa, cuyo título V determina que el Presidente de la República, oído el Consejo Nacional de Seguridad y Defensa, dictará las disposiciones para prever y regular la organización y actividades de la Defensa Civil; de igual manera, determina que las personas que no pertenecen a las Fuerzas Armadas, intervendrían de forma obligatoria en la preparación y ejecución de la Defensa Civil. En el año 1979, por Decreto 231, se determina que la Comisión Nacional de Defensa Civil pasa a integrar el Consejo Nacional de Seguridad y Defensa.

El 18 de Diciembre de 1996, fue aprobado en Consejo de Ministros, el Reglamento Parcial Nº 3 de la Ley Orgánica de Seguridad y Defensa, relacionado con la Defensa Civil Venezolana, publicado en Marzo de 1997, en la Gaceta Oficial Nº 36.164; el objeto de éste Reglamento es la organización, funcionamiento y garantía por el Estado del SISTEMA NACIONAL DE DEFENSA CIVIL.

En la actualidad, año 2003, nos encontramos con una nueva cara. Un proceso constituyente con características muy especiales dentro de nuestro país, aprueba en Diciembre de 1999 la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, constituyéndose en el pilar legal fundamental para consolidar una política de Gestión de Riesgo y Administración de Desastres.

Dentro de la Novísima Constitución, encontramos en su artículo 55 un renovado concepto de seguridad ciudadana, abarcando aspectos que van mas allá de la mera protección contra la delincuencia, y a la vez ordena la participación ciudadana en todo el proceso, integrando así a toda la colectividad en los programas de prevención, seguridad ciudadana y administración de emergencias. En el artículo 134, no obstante impedir el reclutamiento forzoso, estipula el deber de prestar el servicio civil para hacer frente a situaciones de calamidad pública, entre otras.

Encontramos en el artículo 156 ordinal 9, de las competencias del poder público: "El régimen de la administración de riesgos y emergencias" constituyendo un precedente histórico dentro de la América Latina.

Por otro lado, en el artículo 157 consagra que la Asamblea Nacional podrá atribuir a los estados determinadas materias de la Competencia Nacional, promoviendo así la Descentralización. Siguiendo el mismo orden de ideas, tenemos que el 26 de Diciembre de 1989 se aprobó la Ley Orgánica de Descentralización, Delimitación y Transferencia de Competencia del Poder Público, donde se transfiere al Estado una serie de atribuciones, entre ellas la competencia de Defensa Civil.

Venezuela posee una ubicación geográfica que la cataloga como "MUY VULNERABLE", pero los eventos naturales que puedan suscitarse por este hecho no constituyen el único factor importante para la creación de la Defensa Civil; pues el alto índice de pobreza crítica es un catalizador determinante en la ordenación de nuestro territorio, así tenemos a un porcentaje de la población habitando en zonas de alto riesgo como terrenos geológicamente inestables, en áreas aledañas a ríos y quebradas o en cauces que están en relativa inactividad, aunado a las precarias condiciones de construcción de las viviendas y a la exposición a condiciones climáticas severas. Por otro lado, la actividad política de nuestro país cuenta con una historia que nos hace reflexionar en torno a la susceptibilidad de ocurrencia de explosiones sociales que pongan en peligro vidas y bienes.

Los orígenes más remotos de la Prevención de Desastre en Venezuela, lo encontramos en la época de la Independencia, donde se le dio mucha importancia a la protección y salvaguarda de vidas humanas. Así tenemos el Terremoto de 1812, la Emigración a Oriente y el Paso de los Andes, como tres episodios en los cuales el propio Libertador se convirtió en jefe de operaciones y tomó las previsiones relativas al alojamiento de los damnificados, organizó grupos para el traslado de heridos, dictó medidas necesarias para el rescate de sobrevivientes y cadáveres, y recabó alimentos, medicinas y ropa para socorrer a niños, mujeres y ancianos.

La realidad Venezolana se ha venido estructurando desde principios de siglo, dentro de un marco jurídico que inicialmente fue un tanto disperso, pero que reflejaba gran inquietud hacia la resolución de problemas generados por calamidades de gran envergadura. Así tenemos por ejemplo los estragos causados por el Paludismo en los primeros decenios del siglo XX, cuando se crea la Ley de Defensa contra el Paludismo como una medida para combatir esta enfermedad, contemplando importantes medidas sanitarias para prevenir repuntes del mal; como también contemplaba la educación de la población; la obligación de las empresas más importantes de la época, -como la Petrolera-, a la atención y prevención del paludismo dentro de todo su personal; se implementaron importantes medidas como la incorporación de los Estados y Municipios a estas actividades, se ampliaron las facultades del Ministerio de Sanidad y Obras Públicas y se asignó una importante partida para la ejecución de los planes contenidos en la ley

Ya para el año 1938 se pretende regular las perturbaciones del orden público, a través de la Ley del Servicio Nacional de Seguridad. Consecuencialmente, la ocurrencia de diversos hechos fueron generando sus lógicas respuestas. En nuestro país, la legislación en materia de protección comunitaria, socorro o auxilio social para casos de desastres, se inicia en el gobierno del Presidente Isaías Medina Angarita, mediante la promulgación del Decreto Nº 175 de fecha 28 de junio de 1943, ordenando la creación de la Junta Nacional de Socorro el día 7 de Septiembre del mismo año, como parte de las actividades de organización del recién creado Ministerio de Sanidad y Asistencia Social; su principal función era recaudar los fondos provenientes del tesoro público para atender necesidades de los damnificados por las grandes inundaciones cíclicas anuales. Así atendía el gobierno la crisis por emergencias y los desastres, desde un punto de vista puramente asistencial.

Para Julio de 1961, un decreto Presidencial ordena la transformación de la Junta Nacional de Socorro, en Comisión Nacional, constituida por los mismos representantes, pero empezaba a ser coordinada por el Director de Política del Ministerio de Relaciones Interiores y en cambio dejaba la secretaría del organismo al representante del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social. Continuaba siendo un ente eminentemente recaudador.

Para el año de 1943 y en 1945 la famosa revolución de Octubre que constituiría una época emblemática de revolución política, condujo a la aprobación del decreto 289 y 290 que autoriza al extinto Ministerio de Relaciones Interiores para resarcir o indemnizar a quienes producto del clima político del momento quedaran damnificados o sufrieran daños importantes en sus propiedades.

Para el año de 1961 entra en Vigencia la Constitución de La República de Venezuela, dedicándole los artículos comprendidos del 240 al 244, perteneciente al título IX De Las Emergencias. No significa esto que la regulación Constitucional de este tema se inicia en el año 61, pues en las Constituciones anteriores como la de 1953 o la de 1947, también se contemplaban las emergencias, donde se faculta al Presidente de la República a tomar medidas muy especiales como la suspensión de algunas garantías previstas en la carta magna. Pero es en 1961, a través de la Constitución, en las cuales se le da mayor fuerza a este tema, a pesar que el verdadero origen fue político y no social, pues en el fondo lo que pretendía es controlar el intenso movimiento político de la época, pero esta coyuntura fue aprovechada para regular por esta vía esos casos de desastres, bien sean naturales o antrópicos. A pesar de ello, el piso jurídico continúa siendo débil, pues no se cuenta por ejemplo con elementos legales que permitan actuar ante una emergencia que abarque a mas de un Estado o Municipio.

Pasamos ahora a un momento histórico, si se quiere determinante, dentro del nacimiento de la Defensa Civil, creando a través del Decreto Nº 96 del 16 de Julio de 1969 la Fundación del Fondo de Solidaridad Social (FUNDASOCIAL), atendiendo a la necesidad de recaudar fondos no sólo para atender la calamidad durante su ocurrencia, sino para capacitar personal en materia de Defensa Civil y preparar la reparación de los daños ocasionados por el desastre. Este punto representa para muchos la creación de hecho de lo que a la postre se denominó Defensa Civil.

Mediante Decreto Nº 702 publicado en Gaceta en fecha 07 de septiembre de 1971, se crea La Comisión de DEFENSA CIVIL, dando paso a la creación legal de lo que fue durante mucho tiempo la Defensa Civil. La misión es bastante clara: Estudio, planificación, programación y coordinación de recursos públicos y privados, y ejecución de las acciones necesarias para prevenir, reducir y atender las emergencias y los daños derivados de situaciones de desastres de origen natural, social, tecnológico o conflictual, y la consiguiente rehabilitación de las poblaciones afectadas.

El 12 de Noviembre de 1974, se erige el órgano responsable de la Administración que coordina las acciones de prevención y reparación de daños producto de calamidades. Este órgano es consecuencia del decreto Nº 533 de la misma fecha que crea la Comisión Nacional de DEFENSA CIVIL y afianza la ejecución de sus programas en los recursos emanados de FUNDASOCIAL. Esta Comisión es presidida por el Ministerio de Relaciones Interiores. Posteriormente, estos decretos son derogados por el 231 de fecha 07 de Agosto de 1979, dándole una nueva estructura a la Comisión Nacional de Defensa Civil. Un cambio significativo lo representó el hecho de la disolución de FUNDASOCIAL, cuya consecuencia inmediata fue la responsabilidad por parte del Ministerio de Relaciones Interiores de aportar los recursos necesarios para el funcionamiento, tarea que era desarrollada por FUNDASOCIAL, a pesar de que desde el año 1975 aportaba la nómina del personal.

Para el año 1976 se sanciona la Ley Orgánica de Seguridad y Defensa, cuyo título V determina que el Presidente de la República, oído el Consejo Nacional de Seguridad y Defensa, dictará las disposiciones para prever y regular la organización y actividades de la Defensa Civil; de igual manera, determina que las personas que no pertenecen a las Fuerzas Armadas, intervendrían de forma obligatoria en la preparación y ejecución de la Defensa Civil. En el año 1979, por Decreto 231, se determina que la Comisión Nacional de Defensa Civil pasa a integrar el Consejo Nacional de Seguridad y Defensa.

El 18 de Diciembre de 1996, fue aprobado en Consejo de Ministros, el Reglamento Parcial Nº 3 de la Ley Orgánica de Seguridad y Defensa, relacionado con la Defensa Civil Venezolana, publicado en Marzo de 1997, en la Gaceta Oficial Nº 36.164; el objeto de éste Reglamento es la organización, funcionamiento y garantía por el Estado del SISTEMA NACIONAL DE DEFENSA CIVIL.

En la actualidad, nos encontramos con una nueva cara. Un proceso constituyente con características muy especiales dentro de nuestro país, aprueba en Diciembre de 1999 la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, constituyéndose en el pilar legal fundamental para consolidar una política de Gestión de Riesgo y Administración de Desastres.

Dentro de la Novísima Constitución, encontramos en su artículo 55 un renovado concepto de seguridad ciudadana, abarcando aspectos que van mas allá de la mera protección contra la delincuencia, y a la vez ordena la participación ciudadana en todo el proceso, integrando así a toda la colectividad en los programas de prevención, seguridad ciudadana y administración de emergencias. En el artículo 134, no obstante impedir el reclutamiento forzoso, estipula el deber de prestar el servicio civil para hacer frente a situaciones de calamidad pública, entre otras.

Encontramos en el artículo 156 ordinal 9, de las competencias del poder público: "El régimen de la administración de riesgos y emergencias" constituyendo un precedente histórico dentro de la América Latina.

Por otro lado, en el artículo 157 consagra que la Asamblea Nacional podrá atribuir a los estados determinadas materias de la Competencia Nacional, promoviendo así la Descentralización. Siguiendo el mismo orden de ideas, tenemos que el 26 de Diciembre de 1989 se aprobó la Ley Orgánica de Descentralización, Delimitación y Transferencia de Competencia del Poder Público, donde se transfiere al Estado una serie de atribuciones, entre ellas la competencia de Defensa Civil.

 

Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Acción

    Transmisión de la acción. Las partes. Facultades disciplinarias. Procesos de conocimiento. La acción es un derecho públ...

  • Derecho Tributario

    Reforma constitucional de 1994. Derecho tributario. Derecho comparado. Organo de control....

  • Derecho Civil

    Bienes y derechos reales. Concepto de bienes. Bienes corporales. Bienes en general. Derecho real de propiedad. Copropied...

Ver mas trabajos de Derecho

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda