Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Anatomía humana. Cabeza y cuello




Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

  1. Anatomía de la cabeza y el cuello. Esqueleto de la cabeza
  2. Huesos del cráneo
  3. Huesos de la cara
  4. Esqueleto de cuello
  5. Articulaciones de la cabeza y el cuello
  6. Articulaciones de las vértebras entre si
  7. Articulaciones de la cabeza con la columna vertebral
  8. Músculos de la cabeza
  9. Músculos del cuello
  10. Músculos de la región anterior del cuello
  11. Músculos de la región posterior del cuello
  12. Aponeurosis del cuello
  13. Vasos de la cabeza y del cuello
  14. Arterias de la cabeza y el cuello
  15. Venas de la cabeza y el cuello
  16. Linfáticos
  17. Nervios de la cabeza y el cuello
  18. Plexo cervical
  19. Plexo braquial
  20. Sistema vegetativo cervicocefálico
  21. Órganos de los sentidos
  22. Órgano del olfato
  23. Aparato de la visión
  24. Órgano del oído
  25. Partes de los aparatos respiratorio y digestivo
  26. Aparato digestivo
  27. Glándulas anexas a la cavidad bucal
  28. Faringe
  29. Aparato respiratorio
  30. Laringe
  31. Glándulas

Introducción.

El objetivo de este trabajo es facilitar el aprendizaje de la Anatomía a los alumnos que llevan esta materia, se ha esquematizado la información para darle un orden lógico, además se ha tratado de colocar todos los datos relacionados dentro el mismo apartado para evitar buscarlos en otros.

Este texto de resúmenes de ningún modo sustituye la lectura del libro base, y mucho menos puede ser sustituto de clase teórica, por tal motivo se recomienda tanto la lectura del libro como la asistencia a clases teóricas para su adecuada utilización.

El presente texto, será de ayuda cuando sea necesario preparar la defensa de preparados, gracias a que presenta los datos de manera ordenada, siguiendo subtítulos que son comunes para el estudio de un determinado órgano, por lo tanto facilitará la exposición ordenada de los datos, como su memorización y aprendizaje.

La anatomía es una ciencia fundamental en el conocimiento médico, y sus datos son esencial para un adecuado ejercicio profesional, debido a lo cual es imperioso reconocerle su esencial importancia.

Deseo expresar mi reconocimiento a todas la personas que coadyuvaron con este trabajo Dr. Alfredo Rojas, docente titular de Anatomía por comunicarnos sus conocimientos y hacer surgir la idea de este texto, y a todos los docentes Anatomía Humana, de la Facultad de Medicina de la UMSS por las enseñanza de esta materia, tanto en clases teóricas como prácticas, por cuales todos los alumnos quedamos agradecidos.

El Autor.

ANATOMÍA DE LA CABEZA Y EL CUELLO

ESQUELETO DE LA CABEZA.

El esqueleto de la cabeza se divide en dos partes: el esqueleto del cráneo y el esqueleto de la cara.

 

HUESOS DEL CRÁNEO.

El cráneo está constituido por ocho huesos constantes, (2 pares y simétricos; 4 impares y mediales) y por los huesos wormianos.

HUESO FRONTAL.

SITUACIÓN.

Hueso impar se sitúa en la parte anterior del cráneo.

Forma parte de la bóveda craneana y el techo de las órbitas.

CONFIGURACIÓN.

Presenta dos caras y un borde circunferencial.

CARA EXOCRANEAL.

Está dividida en dos partes por la cresta orbitonasal.

CRESTA ORBITONASAL.

Presenta un segmento medio y dos laterales:

El segmento medio es la escotadura nasal, se articula con los huesos nasales y la apófisis ascendente del maxilar superior.

Los segmentos laterales, son los arcos orbitarios, presentan de adentro hacia afuera:

Apófisis orbitaria interna, que se ubica entre el etmoides y la rama ascendente del maxilar superior.

Escotadura frontal interna, para los vasos y nervio frontales internos.

Escotadura supraorbitaria, para los vasos supraorbitarios y el nervio frontal externo.

Apófisis orbitaria externa, que se articula con el ángulo superior del malar.

PORCIÓN VERTICAL O FRONTAL.

Convexa, presenta:

Restos de la sutura metópica.

La eminencia frontal media o glabela.

Los arcos superciliares.

Las crestas frontales laterales.

Las carillas laterales o temporales del frontal.

PORCIÓN HORIZONTAL U ORBITONASAL.

En la línea media presenta:

La escotadura etmoidal, para alojar al etmoides.

Las superficies etmoidales con semiceldillas y los canales etmoidales anterior y posterior, se articulan con las masas laterales del etmoides.

La espina nasal, se articula con los huesos nasales.

A los lados se encuentran las fosas orbitarias que presentan:

La fosita lagrimal, que aloja la porción orbitaria de la glándula lacrimal.

La fosita troclear, para la polea del músculo oblicuo mayor.

CARA ENDOCRANEAL.

En la línea media presenta:

La escotadura etmoidal.

El agujero ciego.

La cresta frontal.

El canal del seno longitudinal superior rodeado por las fositas de Pachionni, para fijar al tejido aracnoideo.

A los lados las fosas frontales, y las eminencias mamilares.

BORDE CIRCUNFERENCIAL.

Presenta dos segmentos:

Segmento vertical semicircular o parietal, se articula con los parietales.

Segmento horizontal o esfenoidal, se articula con el ala menor y mayor del esfenoides, limitando entre ambas el contorno de la hendidura esfenoidal.

El frontal da inserción a los músculos orbicular de los párpados, superciliar, y al temporal.

HUESO ETMOIDES.

SITUACIÓN.

Hueso impar se sitúa en la parte anterior y media de la base del cráneo, llenando la escotadura etmoidal.

CONFIGURACIÓN.

Presenta tres partes, una lámina ósea vertical, otra horizontal y dos masas laterales.

LAMINA VERTICAL.

Está dividida por la lámina horizontal de dos partes:

APÓFISIS CRISTA GALLI.

De forma triangular presenta tres bordes:

El borde anterior, presenta los procesos alares por los que se articula con la cresta del frontal, formando un conducto.

El borde posterior está en relación con la cisura interhemisférica.

El borde inferior o base se continúa con la lámina horizontal.

El vértice da inserción a la hoz del cerebro.

LÁMINA PERPENDICULAR.

Tiene forma pentagonal se articula por sus bordes de la siguiente manera:

El borde anterior; con la espina nasal del frontal y con los huesos nasales.

El borde anteroinferior; con el cartílago del tabique nasal.

El borde posterior; con el esfenoides.

El borde posteroinferior; con el vómer.

El borde superior se continúa con la lámina horizontal.

LÁMINA HORIZONTAL (Lámina cribosa).

Presenta:

Los canales olfatorios que alojan al bulbo olfatorio, que presentan numerosos orificios para los filetes del nervio olfatorio (cribas).

La hendidura esfenoidal da paso a una prolongación de la duramadre.

El agujero etmoidal, unido al conducto etmoidal anterior por el surco etmoidal; da paso a la rama nasal interna del nervio olfatorio.

MASAS LATERALES.

Tienen forma cúbica, presentan seis caras.

CARA SUPERIOR.

Se articula con el frontal y presenta:

Las semiceldillas etmoidales, destacándose el infundíbulo que une el seno frontal con el meato medio.

El canal etmoidal anterior que aloja al nervio nasal interno rama del oftálmico y a la arteria etmoidal anterior.

El canal etmoidal posterior que aloja al nervio esfenoetmoidal rama del oftálmico y a la arteria etmoidal posterior.

CARA INFERIOR.

Presenta, semiceldillas etmoidales y se articula:

Con la cara interna del maxilar superior.

Con la apófisis orbitaria del palatino:

CARA ANTERIOR.

Presenta semiceldilla etmoidales y se articula:

Con la parte superior de la cara posterior del hueso unguis.

Con la cara interna del la rama ascendente del maxilar superior.

CARA POSTERIOR.

Presenta semiceldillas etmoidales y se articula con la cara anterior del esfenoides.

CARA EXTERNA (Hueso plano).

Forma parte de la pared interna de la órbita.

CARA INTERNA.

Forma la pared externa de las fosas nasales.

Presenta:

El cornete superior, que presenta:

Una cara interna que mira al tabique nasal.

Una cara externa, limita el meato superior.

Un borde inferior libre.

Un borde superior adherente.

El cornete inferior que presenta:

Una cara interna, que mira al tabique nasal.

Una cara externa, limita el meato medio.

Un borde inferior libre.

Un borde superior adherente.

Un extremo anterior, se articula con la cresta turbinal superior del maxilar superior.

Un extremo posterior, se articula con la cresta turbinal superior del palatino.

Los cornetes suplementarios inconstantes de Santorini y de Zuckerkandl.

El meato superior presenta:

Los orificios de las cedillas etmoidales posteriores.

El meato medio presenta:

La apófisis unciforme.

La bula etmoidal.

El canal uncibular.

Los orificios de las celdillas etmoidales anteriores y del seno etmoidofrontal.

HUESO ESFENOIDES.

SITUACIÓN.

El esfenoides está situado en la parte media de la base del cráneo, entre el frontal y el etmoides por delante, el occipital por detrás.

CONFIGURACIÓN.

Presenta un cuerpo y tres pares de apófisis.

CUERPO DEL ESFENOIDES.

De forma cúbica presenta seis caras.

CARA SUPERIOR.

Es forma parte del piso medio de la base del cráneo presenta:

El jugum esfenoidal con la prolongación etmoidal o prosessus hacia adelante y limitado hacia atrás por el limbus esfenoidalis.

El canal óptico, contiene al quiasma óptico y termina por fuera en los agujeros ópticos.

La fosa pituitaria o silla turca que aloja a la glándula hipofisis, limitada:

Por delante por el tubérculo pituitario.

Por detrás por la lámina cuadrilátera que presenta lateralmente a las apófisis clinoides posteriores.

CARA ANTERIOR.

Presenta:

El proceso etmoidal que se articula con la lámina horizontal del etmoides.

La cresta esfenoidal anterior que se articula con la lámina perpendicular del esfenoides.

Y a cada lado:

Una superficie donde se encuentra el orificio del seno esfenoidal.

Una superficie anfractuosa con semiceldillas, que se articula con las masas laterales del esfenoides.

CARA INFERIOR.

Forma parte del techo de las fosas nasales; presenta:

La cresta esfenoidal inferior, se articula con el vomer, y termina adelante en el pico o rostrum.

Dos superficies triangulares o cornetes de Bertin, limitados por la apófisis vaginal de la apófisis pterigoides.

La raíz interna de la apófisis pterigoides.

CARA POSTERIOR.

Se encuentra soldada a la apófisis basilar del occipital.

CARAS LATERALES.

Presentan:

Las dos raíces del ala menor y entre ellas el conducto óptico.

La raíz del ala mayor.

Entre las raíces de ambas alas, el surco del tendón de Zinn, (tubérculo subóptico).

El canal del seno cavernoso..

ALAS MENORES.

Son dos láminas triangulares.

Nacen del cuerpo del esfenoides por dos raíces que delimitan junto con el cuerpo el conducto óptico, atravesado por el nervio óptico y la arteria oftálmica, presentan dos caras y dos bordes.

CARA SUPERIOR.

Endocraneal, forma parte del piso anterior de la base del cráneo.

CARA INFERIOR.

Exocraneal, forma parte de la pared superior de la órbita.

BORDE ANTERIOR.

Se articula con el segmento horizontal del borde del frontal.

BORDE POSTERIOR.

Es libre y limita la hendidura esfenoidal.

VERTICES.

Presenta tres vértices.

Anteroexterno constituye la apófisis ensiforme.

Posterior constituye la apófisis clinoides anterior.

Interno constituye las raíces, se adhiere el cuerpo.

ALAS MAYORES.

Son dos láminas aplanadas que se desprenden de las caras del cuerpo del esfenoides, presentan dos caras y dos bordes.

CARA ENDOCRANEAL.

La cara endocraneal es cóncava, forma parte del piso medio de la base del cráneo presenta tres orificios constantes y dos inconstantes:

El agujero redondo mayor, da paso al nervio maxilar superior rama del trigémino.

El agujero oval, da paso al nervio maxilar inferior rama del trigémino y al arteria meníngea menor rama de la maxilar interna.

El agujero redondo menor, da paso a la arteria meníngea media rama de la maxilar interna, y la rama meníngea del nervio maxilar inferior.

El agujero de Vesalio, inconstante, da paso a una vena emisaria.

El orificio superior del conducto inominado de Arnold, inconstante, que da paso a los nervios petroso profundo menor, y el petroso superficial menor.

CARA EXOCRANEAL.

Está dividida en dos partes por la cresta malar.

La cresta malar se articula con la apófisis orbitaria del malar.

La cara orbitaria, forma parte de la cara externa de la órbita.

La cara temporocigomática, dividida por la cresta esfenotemporal en dos partes:

En la parte superior o temporal donde se inserta el músculo temporal.

La parte inferior o subtemporal que presenta el tubérculo esfenoidal, que da inserción a los músculos temporal y pterigoideo externo.

BORDE INTERNO.

Presenta tres segmentos:

El segmento anterior, limita la hendidura esfenoidal.

La hendidura esfenoidal da paso a los nervios, motor ocular común (III par), oftálmico, patético (IV par), motor ocular externo (VI par) o a sus ramas terminales y a la vena oftálmica.

El segmento medio se une al cuerpo hueso.

El segmento posterior, se articula con el borde anterior del peñasco, presenta el semicanal del conducto óseo de la trompa de Eustaquio.

BORDE EXTERNO.

Se articula con la escama del temporal.

ÁNGULOS.

El ángulo anterior presenta la superficie frontal, que se articula con el frontal y el parietal.

El ángulo posterior penetra en el espacio entre la escama y el peñasco del temporal y presenta la espina del esfenoides.

APÓFISIS PTERIGOIDES.

Presenta una base de implantación y dos alas.

BASE.

Se implanta en el esfenoides por:

La raíz interna de la cara inferior del cuerpo.

La raíz externa del ala mayor.

Las dos raíces, junto al cuerpo limitan el conducto vidiano, que da paso a los vasos y nervio vidianos.

ALAS.

Las dos alas unidas por su borde posterior; formando entre ellas la fosa pterigoidea.

Por debajo las dos alas se separan limitando la escotadura pterigoidea, que corresponde a la apófisis piramidal del palatino.

Vista en su conjunto presenta cuatro caras:

CARA EXTERNA.

Forma la pared interna de la fosa pterigomaxilar y da inserción al músculo pterigoideo externo.

CARA INTERNA.

Se articula hacia adelante con el palatino, de ella se desprende la apófisis vaginal, junto con el vomer limita el conducto esfenovomeriano lateral y presenta junto con la apófisis esfenoidal del palatino limita el conducto pterigopalatino.

CARA ANTERIOR.

Forma la pared posterior del de transfondo de la fosa pterigomaxilar presenta el orificio anterior del conducto vidiano.

CARA POSTERIOR.

Forma parte de la fosa pterigoidea, presenta:

La fosita escafoidea donde se inserta el músculo periestafilino externo.

En su pared interna se inserta también el periestafilino externo.

En su pared externa el músculo pterigoideo interno. Esta cara está limitada por los bordes posteriores de las dos alas:

El borde posterior del ala interna presenta: la escotadura para la trompa de Eustaquio y un gancho donde se refleja el músculo periestafilino externo.

El borde posterior del ala externa presenta la espina de Civini. Para el ligamento pterigoespinoso.

El esfenoides da inserción a 22 músculos a cada lado.

En las alas mayores a los músculos: Temporal, pterigoideo externo.

En las alas menores a los músculos; oblicuo mayor, elevador del párpado superior y a través del anillo de Zinn al los cuatro rectos del ojo.

En la apófisis pterigoides a los músculo:. pterigoideo interno, al pterigoideo externo, al periestafilino externo y al constrictor superior de la faringe.

HUESO TEMPORAL.

SITUACIÓN.

El temporal, hueso par, se sitúa en la parte lateral e inferior del cráneo, por fuera del esfenoides, por delante y fuera del occipital por debajo de los parietales.

CONFIGURACIÓN.

El temporal proviene de tres porciones primitivas, el hueso timpanal, el peñasco y la escama, que difieren a las porciones de la descripción clásica.

Los huesos se pueden reconocer por los restos de las suturas que los unen.

Las partes correspondientes a estos huesos que no coinciden con la descripción clásica serán indicados al pie de página.

Se divide al temporal en tres porciones.

PORCIÓN ESCAMOSA O ESCAMA.

Presenta dos caras y un borde circunferencial.

CARA EXOCRANEAL.

Está dividida por la apófisis cigomática en dos partes.

APÓFISIS CIGOMÁTICA.

Presenta dos segmentos:

El segmento basal, presenta en su cara superior un canal para el músculo temporal.

Su cara inferior presenta las dos raíces de la apófisis cigomática.

La raíz longitudinal se dirige hacia atrás, presenta el tubérculo cigomático posterior y luego toma la denominación de cresta supramastoidea.

La raíz transversal es el cóndilo del temporal y presenta en la unión con la anterior el tubérculo cigomático anterior.

El segmento anterior o apófisis cigomática propiamente dicha; es libre.

Presenta una cara anterior y otra posterior.

Un borde superior para la inserción de la aponeurosis temporal y un borde inferior para la inserción del músculo masetero.

PARTE SUPERIOR DE LA ESCAMA.

Es lisa y convexa, en la cual se inserta el músculo temporal. Presenta canales para las ramas de la arteria temporal profunda posterior.

PARTE INFERIOR DE LA ESCAMA O BASILAR.

Presenta:

El cóndilo del temporal o raíz transversa de la apófisis cigomática.

La cavidad glenoidea, dividida por la cisura de Glasser en un parte anterior articular y un parte posterior no articular.

Los tubérculos cigomáticos anterior y posterior.

La superficie subtemporal, techo de la fosa cigomática.

CARA ENDOCRANEAL.

Se encuentra en relación con las cisuras cerebrales y presenta canales para la arteria meníngea media.

BORDE CIRCUNFERENCIAL.

Comprende dos partes:

La parte adherente se confunde con la porción mastoidea y se está indicada por las cisuras petroescamosa y timpanoescamosa o de Glasser.

La parte libre comienza en el ángulo entre la escama y el peñasco y termina en la incisura parietal que separa la escama de la mastoides, se articula con el parietal y el ala mayor del esfenoides.

PORCIÓN MASTOIDEA.

Situada por detrás y debajo del conducto auditivo externo presenta dos caras y un borde circunferencial.

CARA EXOCRANEAL.

Presenta:

Los vestigios de la cisura petroescamosa.

Por encima la espina suprameática y orificios vasculares.

Por debajo.

Rugosidades para la inserción de los músculos occipital, esplenio y esternocleidomastoideo.

El orificio externo del conducto mastoideo, atravesado por una vena emisaria.

La apófisis mastoides que presenta dos caras separadas por un borde anterior y otro posterior.

La cara externa da inserción a los músculos esternocleidomastoideo y complejo menor.

La cara interna presenta: la ranura digástrica para el digástrico y un canal para la arteria occipital, separada de la anterior por la eminencia yuxtamastoidea.

CARA ENDOCRANEAL.

Hacia adelante se une con la pirámide petrosa.

Hacia atrás presenta el canal de la porción descendente del seno lateral, y el orificio interno del conducto mastoideo.

BORDE CIRCUNFERENCIAL.

Se articula con el parietal y con el occipital.

PORCIÓN PETROTIMPÁNICA O PEÑASCO.

El peñasco tiene la forma de un pirámide de base cuadrangular, presenta cuatro caras, cuatro bordes, una base y un vértice.

CARA ANTEROSUPERIOR.

Es intracraneal presenta :

La eminencia arcuata.

El hiato de Falopio y los hiatos accesorios por donde discurren los nervios petrosos superficiales y profundos.

La fosita que aloja al ganglio de Glasser..

El tegmen tympani recorrido por la cisura petroescamosa superior.

CARA POSTEROSUPERIOR.

Intracraneal presenta:

El orifico de entrada al conducto auditivo interno, por el que transcurren los nervios facial (VI par), intermediario de Wrisberg y auditivo VIII par).

La fosa subarcuata con el orificio anterior el conducto petromastoideo.

La fosa ungueal con el orificio posterior del acueducto del vestíbulo.

CARA ANTEROINFERIOR.

Extracraneal presenta:

La apófisis vaginal..

La apófisis tubárica del hueso timpanal.

Los orificios de los conductos del músculo del martillo y el conducto óseo de la trompa de Eustaquio.

Un canal que junto al esfenoides el canal esfenopetroso o tubárico que corresponde a la porción fibrocartilaginosa de la trompa de Eustaquio.

CARA POSTEROINFERIOR.

Extracraneal presenta:

La apófisis estiloides en la cual se inserta el ramillete de Riolano.

El agujero estilomastoideo u orificio inferior del acueducto del nervio facial.

La carilla yugular para la apófisis yugular del occipital.

La fosa yugular para el seno de la vena yugular interna con el ostium introitus para la rama auricular del nervio neumogástrico (X par).

El orificio inferior del conducto carotídeo.

El orifico inferior del conducto timpánico que da paso al nervio de Jacobson rama del glosofaríngeo.

Una superficie rugosa para la inserción del periestafilino interno.

BORDE SUPERIOR.

Presenta el canal del seno petroso superior, una escotadura para el nervio trigémino.

BORDE ANTERIOR.

Por detrás está unido a la escama, por delante está separada de ella por un ángulo entrante, y se articula con el esfenoides y limita el agujero rasgado anterior.

El agujero rasgado anterior está atravesado por los nervios petroso superficial mayor, petroso profundo menor, y el seno petrooccipital.

BORDE INFERIOR.

Está representado por el borde inferior de la apófisis vaginal y de la apófisis tubárica.

BORDE POSTERIOR.

Presenta:

La carilla yugular, que limita junto al occipital el agujero rasgado posterior, presenta la espina yugular junto a la homónima del occipital divide este en dos partes:

Por la anterior pasan los nervios glosofaríngeo (IX par), neumogástrico (X par) y espinal (XI par).

Por la posterior pasa el golfo de la vena yugular.

En el segmento posterior se encuentra la fosita petrosa donde se abre el acueducto del caracol y se aloja el ganglio petroso del glosofaríngeo.

Dos canales; el superior en relación con el seno petroso inferior y el inferior con el seno petrooccipital, separados por una zona con la que se articula con el fibrocartígalo que lo une al occipital.

BASE.

La base se confunde con la mastoides, y está representada por el orificio del conducto auditivo externo. El contorno de este es liso por arriba y rugosa por abajo para la inserción del fibrocartílago del conducto auditivo externo.

VÉRTICE.

Truncado, corresponde a al ángulo entre el cuerpo y el ala mayor del esfenoides.

Presenta el orificio superior del conducto carotídeo, y limita junto con el esfenoides el agujero rasgado anterior.

El cual está dividido en dos partes por la língula del esfenoides, la parte externa está atravesada por los nervios petrosos mayor superficial y superficial menor, la interna está en relación con la arteria carótida interna.

En el temporal se insertan 13 músculos sin contar los músculos del oído interno.

En la escama el músculo temporal.

En la mastoides los músculos occipital, auricular posterior, esternocleidomastoideo, esplenio, complejo menor, digástrico.

En la apófisis cigomática el músculo masetero.

En la apófisis estiloides los músculos: estilohioideo, estilogloso y estilofaríngeo.

En el peñasco, el periestafilino interno y el petrofaríngeo .

HUESO OCCIPITAL.

SITUACIÓN.

El occipital está situado en la parte media y posterior del cráneo por detrás y debajo los parietales, por detrás del esfenoides y por dentro de los temporales.

CONFIGURACIÓN.

Presenta cuatro partes, que en relación al agujero occipital son: Anterior o apófisis basilar; las masas laterales; y posterior la escama occipital.

CUERPO O APÓFISIS BASILAR.

De forma cuadrilátera, presenta dos caras y cuatro bordes.

CARA EXOCRANEAL.

Presenta:

En la línea media el tubérculo faríngeo, la fosita navicular con la fosita faríngea.

A cada lado; dos curvas de concavidad anterior: La posterior o muscular que presta inserción al músculo recto anterior menor del cuello.

La anterior o sinostósica, por delante de la cual se inserta el recto anterior mayor del cuello.

CARA ENDOCRANEAL.

Presenta el canal basilar en relación con la protuberancia y el bulbo raquídeo.

BORDES LATERALES.

Estos bordes están unidos al temporal por un fibrocartílago.

BORDE ANTERIOR.

Está soldado a la cara posterior del cuerpo del esfenoides.

BORDE POSTERIOR.

Limita por delante el agujero occipital y a los lados se continúa con las masas laterales.

MASAS LATERALES.

Presentan dos caras, dos bordes y dos extremidades.

CARA EXOCRANEAL.

Presenta:

El cóndilo occipital, alargado hacia adelante y adentro, estrechado en su parte media.

La fosita condílea anterior donde se abre el conducto condíleo anterior por donde transcurre el nervio hipogloso (XII par).

La fosita condílea posterior donde se abre el agujero condíleo posterior que es inconstante.

Una superficie de la carilla yugular para la inserción del músculo recto lateral.

CARA ENDOCRANEAL.

Presenta:

El tubérculo occipital.

El orificio interno del conducto condíleo anterior.

El segmento yugular del canal del seno lateral.

BORDE INTERNO.

Limita lateralmente el agujero occipital.

BORDE EXTERNO.

Se articula con la carilla yugular del temporal, limitando el agujero rasgado posterior y presenta:

La espina yugular que lo divide en dos partes:

El agujero rasgado posterior está dividido en dos partes por las espinas yugulares, del temporal y el occipital y el ligamento que las une.

La parte anterior está subdividida en dos segmentos, el anterior atravesada, por el glosofaríngeo y el seno petroso inferior, y la posterior por el neumogástrico y el espinal.

La parte posterior está atravesada por el origen de la yugular interna.

EXTREMIDAD ANTERIOR.

Se continúa con la apófisis basilar.

EXTREMIDAD POSTERIOR.

Se continúa con la escama.

ESCAMA DEL OCCIPITAL.

De forma romboidal, presenta dos caras y cuatro bordes.

CARA EXOCRANEAL.

Presenta:

La protuberancia occipital externa o Inion.

La cresta occipital externa.

Las líneas occipitales o nucales superior e inferior entre las cuales se insertan:

Hacia la parte media los músculos trapecio, complejo mayor, recto posterior menor.

Hacia la parte lateral los músculos occipital, esternocleidomastoideo, esplenio, oblicuo menor y recto posterior mayor.

CARA ENDOCRANEAL.

Presenta:

La protuberancia occipital interna excavada para el confluente venoso posterior.

El canal del seno longitudinal superior.

Los canales de los senos laterales.

La cresta occipital interna, da inserción a la hoz del cerebelo.

Las cuatro fosas occipitales separadas por las anteriores formaciones.

BORDES SUPERIORES.

Se articulan con los parietales formando la sutura lamboidea, cuyo ángulo superior se denomina lambda.

BORDES INFERIORES.

Se articulan con la escama del temporal, en su parte inferior se continúan con las masas laterales y finalmente el ángulo inferior de la escama limita el agujero occipital.

El occipital da inserción a doce músculos:

En la escama se insertan los músculos occipitofrontal, trapecio, esternocleidomastoideo, esplenio, complejo mayor, recto posterior menor, recto posterior mayor y oblicuo menor.

En la apófisis yugular al músculo recto lateral.

En la apófisis basilar, a los músculos: recto menor, recto anterior mayor, y al constrictor de la faringe.

HUESO PARIETAL.

SITUACIÓN.

Hueso par, se sitúa en la parte superior y media del cráneo, por detrás del frontal, delante del occipital y arriba de los temporales.

CONFIGURACIÓN.

Presenta dos caras y cuatro bordes.

CARA EXOCRANEAL.

Convexa, presenta:

La línea curva temporal superior, que da inserción a la aponeurosis temporal.

La línea curva temporal inferior, que da inserción al músculo temporal.

La giba parietal.

El agujero parietal para una vena emisaria.

CARA ENDOCRANEAL.

Cóncava, presenta:

La fosa parietal recorrida por canales para la arteria meníngea media y sus ramas.

El semicanal para el seno longitudinal superior.

La cresta silviana, que corresponde a la cisura de Silvio.

BORDE SUPERIOR.

Se articula con el parietal opuesto formando la sutura sagital cuya parte posterior más lisa se denomina obelión.

BORDE INFERIOR.

Se articula con la escama del temporal.

BORDE ANTERIOR.

Se articula con el frontal formando la sutura coronal.

BORDE POSTERIOR.

Se articula con el occipital formando la sutura lamboidea.

ÁNGULOS.

El anterosuperior se denomina bregma.

El posterosuperior se denomina lambda.

El anteroinferior truncado forma parte del pterión al articularse con el esfenoides.

El posteroinferior forma parte del asterión y se articula con el ángulo entre la escama y la mastoides del temporal.

HUESOS WORMIANOS.

Se encuentran entre los huesos del cráneo y pueden ser:

Huesos wormianos verdaderos cuando se desarrollan por puntos de osificación anormales, suelen encontrarse en las suturas y en las fontanelas o incrustados en una pieza (insulares).

Huesos Wormianos falsos que se desarrollan de puntos de osificación normales que permanecen independientes.

También puede clasificarse en:

Insulares, si están incluidos dentro un hueso.

Suturales, si se encuentran en una sutura.

Fontanélicos si se encuentran en las fontanelas.

CRÁNEO EN GENERAL.

CARACTERÍSTICAS.

El cráneo tiene las siguientes características:

Forma ovoide con la extremidad gruesa posteroinferior.

Capacidad 1400 a 1500 cc.

CONFIGURACIÓN.

El cráneo se divide en bóveda y base, cuyo límite está marcado por una línea que pasa por el surco nasofrontal, los arcos orbitarios, la línea curva superior del occipital, y la protuberancia occipital interna.

Se puede describir una superficie exterior y una interior.

CONFIGURACIÓN EXTERNA O EXTERIOR DEL CRÁNEO.

BÓVEDA.

Convexa presenta:

En la línea media; la glabela, la sutura metópica, la sutura sagital, el obelión, los agujeros parietales y la eminencia occipital externa.

A los lados; la eminencia frontal parietal, la sutura coronal, la eminencia parietal y la sutura lamboidea.

Por debajo de la eminencia parietal se encuentra la fosa temporal, limitada:

Arriba, por la línea curva temporal superior; la cresta lateral del frontal y la apófisis orbitaria externa del mismo.

Abajo por el arco cigomático.

Adelante por el borde posterosuperior del hueso malar.

BASE.

Está dividida en dos porciones.

PORCIÓN FACIAL.

Integrada por el etmoides, la porción orbitonasal del frontal y el esfenoides, presenta:

La escotadura etmoidal, espina nasal y fosas orbitarias del frontal.

La cara inferior del etmoides.

La cara anterior e inferior del esfenoides, la cara inferior de las alas menores y la cara exocraneal del esfenoides, y los agujeros redondo mayor, oval y redondo menor. Las apófisis pterigoides.

PORCIÓN TEMPOROOCCIPITAL.

Presenta:

En la línea media, la apófisis basilar del occipital, el agujero occipital y la cresta occipital externa.

Lateralmente se la puede dividir en dos triángulos, por un línea desde el ala interna de la apófisis pterigoides hasta el borde posterior de la mastoides.

El triángulo anteroexterno presenta:

La cara inferior del temporal con: el cóndilo del temporal, la cavidad glenoidea, la apófisis mastoides, la ranura digástrica, la eminencia yuxtamastoidea, el agujero carotídeo, la fosa yugular, la apófisis estiloides, el orificio del conducto óseo de la trompa.

La extremidad posterior del ala mayor del esfenoides.

El triángulo posterointerno presenta:

La masa lateral del occipital con el cóndilo y las fositas y conductos condíleos anterior y posterior.

La escama del occipital con las curvas occipitales superior e inferior.

CONFIGURACIÓN INTERNA DEL CRÁNEO.

BÓVEDA.

Cóncava, presenta en la línea media: el canal del seno longitudinal superior, las fositas de Pacchioni.

A los lados, la fosa frontal, fosa parietal, y canales para la meníngea media.

BASE.

Presenta tres regiones o pisos.

PISO ANTERIOR ETMOIDOFRONTAL.

Abarca desde la porción vertical del frontal hasta el tubérculo pituitario y el borde posterior de las alas menores del esfenoides, presenta:

El agujero ciego, apófisis crista galli los canales olfatorios y la lámina cribosa; las eminencia orbitarias formadas por el frontal y las alas menores del esfenoides.

El jugum esfenoidal, el canal óptico y el agujero del conducto óptico.

PISO MEDIO O ESFENOTEMPORAL.

Abarca desde el tubérculo pituitario y borde posterior de las alas menores del esfenoides hasta la lámina cuadrilátera y el borde superior de los peñascos, presenta:

La fosa pituitaria, las apófisis clinoides anteriores y posteriores.

Los canales cavernosos.

Las fosas esfenotemporales donde se encuentran los agujeros redondo mayor, oval, redondo menor, de Vesalio, rasgado anterior y de Arnold, la fosita del ganglio de Gasser, el hiato de Falopio y la eminencia arcuata.

PISO POSTERIOR U OCCIPITOTEMPORAL.

Abarca desde la lámina cuadrilátera y borde superior del peñasco hasta el canal del seno lateral y protuberancia occipital interna, presenta:

El orificio interno del conducto auditivo interno, la fosa subarcuata, el orificio del acueducto del vestíbulo.

Los conductos condíleos, el agujero rasgado posterior.

Las fosas cerebrales y cerebelosas del occipital, el canal del seno lateral en sus tres porciones..

HUESOS DE LA CARA.

La cara está conformada por 14 huesos divididos en:

Los huesos de la mandíbula superior son 13. (seis pares y un impar).

La mandíbula inferior está formada por un solo hueso.

MAXILAR SUPERIOR.

SITUACIÓN.

Está situado:

Por debajo del las cavidades orbitarias.

Por encima de la boca.

Por fuera de las fosas nasales.

CONFIGURACIÓN.

Presenta una forma cuadrilátera con dos caras y cuatro bordes y contiene al seno maxilar.

CARA EXTERNA.

Presenta.

Hacia abajo los salientes correspondientes a las raíces dentarias, destacándose la eminencia canina.

La fosita mirtiforme para la inserción del músculo mirtiforme.

LA APÓFISIS PIRAMIDAL O CIGOMÁTICA.

Ubicada por arriba de las raíces dentarias, presenta la forma de pirámide triangular con tres caras, tres bordes y una base:

La cara superior u orbitaria, constituye el piso de la órbita; presenta:

El canal suborbitario, comienza en el borde posterior, se dirige adelante; se transforma en el canal suborbitario y se abre por el agujero suborbitario. En el discurren los vasos suborbitarios y el nervio maxilar superior.

El conducto dentario anterosuperior, que nace del conducto infraorbitario hacia adelante y desciende a las raíces del canino y de los incisivos. En el discurren los vasos y el nervio dentario anteriores.

La cara anterior o geniana, está en relación con la mejilla, presenta:

El agujero suborbitario, que da paso a las ramas terminales del nervios maxilar superior y los vasos suborbitarios, se encuentra a nivel de la escotadura supraorbitaria.

La fosa canina, situada por debajo, da inserción al músculo canino.

La cara posterior o cigomática, constituye la pared anterior de la fosa pterigomaxilar y de su transfondo; presenta dos partes:

La parte interna, convexa, o tuberosidad del maxilar presenta los orificios de los conductos dentarios posteriores, para los nervios dentarios posteriores; un canal para el maxilar superior que se continúa con el canal suborbitario.

La parte externa es cóncava transversalmente.

CARA INTERNA.

Cóncava transversalmente, está dividida en dos porciones por la apófisis palatina, que se encuentra sobre la cuarta parte de la cara interna del hueso.

APÓFISIS PALATINA.

Es una lámina triangular horizontal, constituye al articularse con la del lado opuesto la parte anterior de la bóveda del paladar, presenta dos cara y tres bordes.

La cara superior, cóncava transversalmente, constituye el piso de las fosas nasales.

La cara inferior, forma parte del techo de la boca, presenta: agujeros vasculares y un canal para los vasos palatinas superiores y el nervio palatino anterior.

El borde externo curvilíneo se une a la cara interna del hueso.

El borde posterior, biselado, se articula con la lámina horizontal del palatino.

El borde interno, dentado se articula con la apófisis del lado opuesto. Presenta:

La arista nasal, que al articularse con el opuesto forma la cresta nasal cuya parte anterior es la espina incisiva.

Los orificios del conducto incisivo, uno para cada fosa nasales, y uno común hacia la boca, da paso a los vasos y nervios nasopalatinos.

PORCIÓN BUCAL DE LA CARA INTERNA.

Situada por debajo de la apófisis palatina, es una zona rugosa estrecha.

PORCIÓN NASAL DE LA CARA INTERNA.

Presenta:

El orifico del seno maxilar, de forma triangular (base superior), cuyo vértice se prolonga por la fisura palatina en la que penetra la apófisis maxilar del hueso palatino.

Las semiceldillas maxilares, por encima del orificio del seno, que se completan al articularse con el etmoides (cara inferior).

El canal lacrimal, por delante del seno, con dos vertientes que se articulan con las del unguis y la apófisis lacrimal del cornete inferior para formar el conducto lacrimonasal:

La vertiente anterior, formada por el borde posterior de la apófisis ascendente. De su extremo inferior se origina la cresta turbinal inferior que se articula con el hueso cornete inferior.

La vertiente posterior, corresponde a el borde anterior del orificio del seno maxilar (concha lacrymalis).

Dos superficies rugosas articulares (anterosuperior y posteroinferior) para el hueso palatino, separadas por un canal, que se transforma en el conducto palatino posterior.

BORDE SUPERIOR.

Se articula de adelante hacia atrás:

Con el hamulus lacrymalis del unguis.

Con las masas laterales del etmoides (cara inferior).

APÓFISIS ASCENDENTE O FRONTAL.

Nace de la parte anterior del borde superior, presenta dos caras y cuatro bordes.

La cara externa está dividida por la cresta lacrimal anterior en dos partes:

La parte anterior lisa.

La parte posterior ocupada por el canal para el saco lacrimal.

La cara interna, forma parte de la pared externa de las fosas nasales, presenta:

Por fuera semiceldillas que se completan al articularse con el etmoides (masas laterales).

Por debajo la apófisis turbinal superior que se articula con el cornete medio.

El borde superior se articula con la escotadura nasal del frontal.

El borde inferior se continúa con el hueso.

El borde posterior se une al borde anterior del unguis y limita el conducto lacrimal.

El borde anterior se articula con los huesos nasales.

BORDE INFERIOR O ALVEOLAR.

Presenta los alvéolos dentarios par alojar a las raíces de los dientes.

BORDE ANTERIOR.

Presenta dos partes:

La parte superior o escotadura nasal, limita el orificio de las fosas nasales.

La parte inferior se articula con el maxilar opuesto.

BORDE POSTERIOR.

Corresponde a la tuberosidad maxilar presenta.

En el extremo superior, el trígono palatino, que se articula con la apófisis orbitaria del palatino.

En la parte inferior, coincide con la apófisis piramidal del palatino; forma parte de la pared anterior del transfondo de la fosa pterigomaxilar.

UNGUIS.

SITUACIÓN.

Es un hueso par situado en la pared interna de la órbita, por detrás de la rama ascendente del maxilar superior.

CONFIGURACIÓN.

Es una lámina cuadrilátera, presenta dos caras y cuatro bordes.

CARA EXTERNA.

Forma parte de la pared interna de la órbita. Está dividida en dos partes por la cresta lacrimal posterior.

La parte posterior es lisa.

La parte anterior es acanalada y constituye hacia arriba la parte posterior del canal lacrimonasal.

En el extremo inferior de la cresta lacrimal posterior existe una apófisis en forma de gancho el hamulus lacrymalis que se articula con la escotadura del borde superior del maxilar superior.

CARA INTERNA.

Presenta:

Hacia arriba y atrás una superficie articular para la cara anterior de la masa lateral del etmoides.

Hacia adelante y abajo es lisa y esta recubierta por la mucosa nasal.

BORDE SUPERIOR.

Se articula con la apófisis orbitaria interna del frontal.

BORDE INFERIOR.

Se articula con la concha lacrimal del cornete inferior.

BORDE ANTERIOR.

Se articula con el borde posterior de la rama ascendente y la vertiente anterior del canal lacrimal del maxilar superior.

BORDE POSTERIOR.

Se continúa con el hueso plano del etmoides.

PALATINO.

SITUACIÓN.

Se sitúa por detrás del maxilar superior por delante de la apófisis pterigoides del esfenoides.

CONFIGURACIÓN.

Tiene la forma de ángulo diedro una lámina vertical y otra horizontal.

LÁMINA HORIZONTAL.

Es rectángular, presenta:

La cara superior lisa, forma pare del piso de las fosas nasales.

La cara inferior rugosa, forma parte de la bóveda palatina, presenta un canal que continúa al conducto palatino posterior.

El borde anterior se articula con la apófisis palatina del maxilar superior.

El borde externo se continúa con la lámina vertical y presenta la escotadura del conducto palatino posterior.

LÁMINA VERTICAL.

Irregularmente rectángular presenta dos caras y cuatro bordes:

CARA INTERNA.

Forma parte de la pared externa de las fosas nasales, presenta:

La cresta turbinal superior que se articula con la parte anterior del cornete superior.

La cresta turbinal inferior que se articula con el cornete inferior.

CARA EXTERNA.

Presenta cuatro segmentos y una apófisis.

El segmento sinusal, cubre el orificio del seno maxilar, y presenta una cresta que lo fija al reborde del orificio.

El segmento maxilar, rugoso, que está dividido por el canal palatino posterior que junto al correspondiente del maxilar forma el conducto palatino posterior.

El segmento interpterigomaxilar, que se encuentra entre los segmentos maxilar y pterigoideo, por arriba. Constituye la pared interna del transfondo de la fosa pterigomaxilar y se continúa hacia abajo con el canal palatino posterior.

El segmento pterigoideo, que se articula con la cara interna del ala interna de la apófisis pterigoides.

La apófisis piramidal que se encuentra por detrás y debajo el segmento maxilar. Se dirige hacia el espacio comprendido entre los extremos inferiores de las alas de la apófisis pterigoides. presenta tres caras:

La cara posterior está en relación con la apófisis pterigoides, tiene tres segmentos: el externo y el interno están en relación ala externo e interna; el medio que completa la el fondo de la fosa pterigoidea.

La cara anterior se articula con la tuberosidad del maxilar y cierra por abajo el transfondo de la fosa pterigomaxilar.

La cara inferior presenta los orificios de los conductos palatinos accesorios por donde discurren los nervios palatinos medio y posterior.

BORDE INFERIOR.

Se confunde con el borde externo del la lámina horizontal.

BORDE SUPERIOR.

Presenta dos apófisis separadas por la escotadura esfenopalatina, la cual da paso a la arteria esfenopalatina, a los nervios nasal superior y nasopalatino.

APÓFISIS ORBITARIA.

Se encuentra, como cuña, entre las masa laterales del etmoides, el cuerpo del esfenoides y el maxilar superior.

Tiene forma de pirámide triangular, con una base y tres caras laterales.

La base es interna y está en relación con las fosas nasales.

La cara inferior está se articula con el trígono maxilar.

La cara posterosuperior presenta dos partes:

La interna o carilla esfenoidal que está en relación con cuerpo del esfenoides.

La externa o carilla pterigomaxilar forma la parte mas alta de la pared anterior del transfondo de la fosa pteriogmaxilar.

La cara anterosuperior presenta dos partes.

La interna o carilla etmoidal se articula con el etmoides y presenta semiceldillas.

La externa o carilla orbitaria, constituye porción más posterior del piso de la órbita.

APÓFISIS ESFENOIDAL.

Presenta dos caras:

La cara inferointerna, cóncava forma parte del techo de las fosas nasales.

La cara superoexterna se aplica a la cara interna del ala interna de la apófisis pterigoides y a su apófisis vaginal. Limita entre ellas el conducto pterigopalatino.

BORDE ANTERIOR.

Se encuentra por detrás del orificio del seno maxilar.

Se prolonga por, la apófisis maxilar, que penetra por la fisura palatina del maxilar y se articula con la apófisis maxilar del cornete superior.

BORDE POSTERIOR.

Se apoya en la cara interna del ala interna de la apófisis pterigoides.

CORNETE INFERIOR.

SITUACIÓN.

Está situado en la pared externa de las fosas nasales, por dentro del maxilar superior y del palatino.

CONFIGURACIÓN.

Tiene forma laminar presentando dos caras dos bordes y dos extremidades.

CARA INTERNA.

Convexa, mira hacia el tabique, es lisa por arriba y rugosa por abajo.

CARA EXTERNA.

Cóncava, limita el meato medio.

BORDE SUPERIOR.

Es convexo, presenta de adelante hacia atrás:

Una porción rugosa que se articula con la cresta turbinal inferior del maxilar superior.

La apófisis lagrimal, que forma la parte inferior del conducto lacrimonasal articulándose por arriba con el borde inferior del unguis y por sus vertientes con las del canal lagrimal del maxilar superior.

La apófisis maxilar, triangular, desciende y cubre toda la porción del orificio del seno que se abre al meato inferior.

La apófisis etmoidal, asciende y se articula con la extremidad inferior de la apófisis unciforme del etmoides.

BORDE INFERIOR.

Convexo, grueso y libre en las fosas nasales.

EXTREMIDADES.

Resultan de la unión de los bordes hacia adelante y atrás.

HUESOS NASALES.

SITUACIÓN.

Es un hueso par, situado por debajo de la escotadura frontal, y por delante de las ramas ascendentes del maxilar superior.

CONFIGURACIÓN.

Tiene forma cuadrilátera, presenta dos caras y cuatro bordes.

CARA ANTERIOR.

Convexa transversalmente, longitudinalmente cóncava por arriba y convexa por abajo.

CARA POSTERIOR.

Es rugosa hacia arriba donde se articula con la espina nasal, lisa hacia abajo donde presenta un surco por el que camina el nervio nasolobar.

BORDE SUPERIOR.

Se articula con la escotadura nasal del frontal.

BORDE INFERIOR.

Se une al cartílago lateral de la nariz, presenta una escotadura para el nervio nasolobar.

BORDE INTERNO.

Se une con el hueso nasal del lado opuesto.

BORDE EXTERNO.

Se articula con la rama ascendente.

VÓMER.

SITUACIÓN.

Está situado en la parte posterior inferior y media de las fosas nasales por debajo del esfenoides.

CONFIGURACIÓN.

Tiene la forma de paralelepípedo, presenta dos caras y cuatro bordes:

CARAS LATERALES.

Son planas, presentan surcos vasculares destacándose el destinado al nervio nasopalatino.

BORDE SUPERIOR.

Está dividido en dos láminas y un canal medio:

Las láminas laterales o alas del vomer, se extiende a los lados hasta la fisura entre la apófisis vaginal del ala interna de la apófisis pterigoides y lo transforma en conducto esfenovomeriano lateral.

El surco medio, limita con la cresta esfenoidal en conducto esfenovomeriano medio.

BORDE INFERIOR.

Se articula con la cresta nasal y la cresta incisiva.

BORDE ANTERIOR.

Mira hacia adelante y arriba, se divide en dos láminas en las que penetran: la lámina perpendicular del etmoides hacia arriba y el cartílago del tabique hacia abajo.

BORDE POSTERIOR.

Libre mira hacia atrás y abajo, limita las dos coanas.

HUESO MALAR O CIGOMÁTICO.

SITUACIÓN.

Está situado en la parte superior de la cara por fuera de los maxilares superiores.

CONFIGURACIÓN.

Es cuadrilátero con dos caras y cuatro bordes y cuatro extremidades.

CARA INTERNA.

Presenta dos segmentos:

El anterior que se articula con el vértice de la apófisis piramidal del maxilar superior.

El posterior está en relación con la fosa temporal hacia arriba y la fosa cigomática hacia abajo.

CARA EXTERNA.

Es convexa, presenta:

El orificio del conducto temporomalar, por donde transcurre la rama temporomalar del nervio lagrimal.

BORDE ANTEROSUPERIOR.

Es cóncavo hacia adentro y arriba, forma la parte inferoexterna del reborde orbitario: da origen a una apófisis:

La apófisis orbitaria, laminar y cuadrilátera, presenta dos caras, dos bordes y dos extremidades.

La cara interna forma parte de las paredes externa e inferior de la órbita, presenta el orificio del conducto temporomalar.

La cara externa, corresponde a la fosa temporal.

El borde anterior se continúa con hueso.

El borde posterior se articula con el frontal, el esfenoides y el maxilar superior, limitando ente los últimos la hendidura esfenomaxilar.

BORDE POSTEROSUPERIOR.

Libre, contorneado en S, da inserción al ala aponeurosis del músculo temporal.

BORDE ANTEROINFERIOR.

Llamado también maxilar, continúa la cara externa del malar con la anteroinferior de la apófisis piramidal del maxilar superior.

BORDE POSTEROINFERIOR.

Libre, da inserción al músculo masetero.

ÁNGULO SUPERIOR.

Dentado se articula con la apófisis orbitaria externa del frontal.

ÁNGULO INFERIOR.

Se continúa con el borde inferior de la apófisis piramidal del maxilar superior.

ÁNGULO ANTERIOR.

Se continúa con el borde anterior de la apófisis piramidal del maxilar superior.

ÁNGULO POSTERIOR.

Biselado se articula con el extremo anterior de la apófisis cigomática.

HUESO MAXILAR INFERIOR o mandíbula.

SITUACIÓN.

Hueso impar, sitúa en la parte inferior de la cara.

CONFIGURACIÓN.

Presenta tres partes una media el cuerpo y dos laterales las ramas ascendentes.

CUERPO.

Presenta forma de herradura, presenta dos caras, dos bordes libres y dos laterales que se continúan con las ramas ascendentes.

CARA ANTERIOR.

Convexa, presenta:

En la línea media:

La sínfisis del mentón.

La eminencia mentoniana.

A cada lado:

La línea oblicua externa, que se dirige hacia afuera y se continúa con el labio externo del borde anterior de la rama ascendente. Da inserción a los músculos cuadrado del mentón y triangular de los labios.

El agujero mentoniano, que da paso a los vasos y nervio mentoniano.

CARA POSTERIOR.

Cóncava transversalmente, presenta:

En la parte media:

Las cuatro apófisis geni:

Dos apófisis geni superiores que dan inserción al músculo geniogloso.

Dos apófisis geni inferiores que dan inserción al músculo genihioideo.

A los lados está dividida en dos partes por la línea oblicua interna.

La línea oblicua interna se dirige haca afuera y arriba, y se continúa con el labio interno del borde anterior de la rama ascendente, da inserción al músculo milohioideo.

El canal milohioideo por debajo de la línea oblicua; aloja a los vasos y nervio milohioideo.

La parte superior excavada constituye la fosa sublingual.

La parte inferior presenta la fosa submaxilar, para la glándula submaxilar.

BORDE SUPERIOR o alveolar.

Presenta los alvéolos dentarios para las raíces de los dientes.

BORDE INFERIOR.

Es grueso, presenta una superficie ovalada para la inserción del vientre anterior del digástrico.

RAMAS ASCENDENTES.

Tiene una forma cuadrangular, presenta dos caras y cuatro bordes.

CARA EXTERNA.

Presenta superficies rugosas para la inserción del músculo masetero.

CARA INTERNA.

Presenta:

En la parte inferior superficies rugosas para la inserción del músculo pterigoideo interno.

En la parte media el orificio del conducto dentario inferior, en el cual penetran los vasos y nervio dentarios inferiores, presenta:

La língula mandibulae o espina de Spix hacia adelante, donde se inserta el ligamento esfenomaxilar.

La antilíngula hacia atrás.

BORDE ANTERIOR.

Presenta dos labios o crestas que limitan un canal.

El labio interno es continuación de la línea oblicua interna; se continúa hacia arriba sobre la cara interna de la rama ascendente y la apófisis coronoides como cresta temporal.

El labio externo, continuación de la línea oblicua externa; se continúa hacia arriba. con el borde anterior de la apófisis coronoides.

El canal presenta la cresta buccinatriz donde se inserta el músculo buccinador.

BORDE POSTERIOR.

Es grueso en forma de S alargada.

BORDE SUPERIOR.

Presenta dos apófisis separadas por la escotadura sigmoidea.

El cóndilo, es elipsoide, con el eje de adentro hacia afuera, rebaja sobre la cara interna, presenta:

Una cara superiorque se articula con la cavidad glenoidea del temporal.

Un reborde que en su parte posterior se continúa con el borde posterior de la rama ascendente; en la anterior separa la cara superior del borde anterior del cuello del cóndilo. y en su extremo externo se inserta el ligamento lateral de la articulación temporomaxilar.

El cuello del cóndilo que lo fija al borde al borde superior, presenta:

Hacia adentro una fosita para la inserción del músculo pterigoideo externo.

Por detrás el pilar externo del cóndilo que desciende hasta la espina de Spix.

La apófisis coronoides, es triangular aplanada, da inserción a tendón del músculo temporal, presenta dos caras y dos bordes.

La cara externa es lisa.

La cara interna presenta la cresta temporal.

El borde anterior se continúa con el labio externo de la rama ascendente.

El borde posterior limita la escotadura sigmoidea.

La escotadura sigmoidea, conecta las regiones maseterina con la cigomática y da paso a los vasos y nervio maseterinos.

BORDE INFERIOR.

Se une a al cuerpo.

La unión del borde posterior de la rama ascendente y el inferior del cuerpo constituye el ángulo del maxilar, donde se insertan por fuera, el masetero y por dentro el pterigoideo interno.

CARA EN GENERAL.

Se puede considerar a la cara como un prisma triangular, con tres caras laterales y dos bases.

La base superior, se adhiere al cráneo.

La base inferior, corresponde a un espacio circunscrito por el borde inferior de la mandíbula, en cuyo fondo se encuentra a la bóveda palatina.

Las cara posterior corresponde a al reborde de las coanas.

Las caras anterolaterales presentan.

En la línea media, los huesos nasales, el orificio nasal, las arcadas alveolodentarias superior e inferior, la sínfisis y eminencia mentoniana.

A los lados, la base de la órbita el agujero infraorbitario y fosa canina, arcadas alveolodentarias superior e inferior y el agujero mentoniano.

En la parte más externa, el hueso malar y la rama ascendente del maxilar inferior.

Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Columna Lumbar

    Inserciones. Desarrollo y osificación. El Dolor lumbar o lumbago. Causas de dolor lumbar....

  • Anatomía de superficie

    Niveles anatómicos de las vértebras. Proyección de vértebras y esternón. Relación de pleura con las costillas y lineas a...

  • Tejido Epitelial

    Especializaciones de la Superficie Lateral. Adhesión Celular y Moléculas de Adhesión Celular. Especializaciones de la Su...

Ver mas trabajos de Anatomia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda