Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Demanda de Caf




  1. Demanda del café
  2. Café verde
  3. Café tostado.
  4. Primeros consumidores mundiales.
  5. Estados Unidos.
  6. La Unión Europea.
  7. Japón.
  8. Consumo en los países productores.
  9. Análisis de la demanda.
  10. Factores que influyen en la demanda.
  11. Elasticidad de la demanda en función de los ingresos.
  12. Demanda actual.
  13. Bibliografía

INTRODUCCIÓN

El consumo del café en los países desarrollados tiene su antecedente, como nos explica la doctora Aurora C. Martínez Morales, en el antiguo sistema de dominación colonial sobre los territorios, el cual hizo posible trasladar los recursos de éstos a la estructura económica de las metrópolis. Ello propició el desenvolvimiento de ciertas costumbres alimenticias y de ingesta de estimulantes en el seno de las capas acomodadas de esas sociedades.

Desde entonces, la demanda de distintas calidades de café ha estado en función de la tradición cultural de los consumidores. Francia por ejemplo, posee una predilección por los cafés robustas, que representaron el 56.2% de su demanda durante el periodo 1984/85 a 1988/89. Alemania denota una inclinación por los cafés suaves, es por ello que los suaves colombianos representaron el 40.8% y los otros suaves el 28.3% de su demanda. Lo mismo ocurre con Suiza, donde el 61.8% de su demanda se compone de cafés suaves.

En el caso de España, Reino Unido y Japón, se observa una tendencia hacia un mayor consumo de cafés fuertes, ya que su demanda se caracteriza por un mayor peso de las robustas y arábigos no lavados. En cambio en Estados Unidos y Canadá existe una fuerte tradición de consumo de mezclas de distintas calidades de café, donde el precio presenta un papel importante para establecer la proporción en que participa cada una de las calidades en la mezcla. Sin embargo, estos países tienen cierta predilección por los cafés suaves, por lo que esta calidad de café representó 58.2% de la demanda de Canadá y el 61.8% de Estados Unidos, destacando la calidad otros suaves en su consumo.

DEMANDA DEL CAFÉ

En términos cuantitativos las exportaciones se equiparan a la demanda externa. Para incorporar esta demanda como una variable en el mercado estudiado, deberá observarse su importancia relativa dentro de la demanda total.

En lo que se refiere a la producción de café tostado con contenido de cafeína en Canadá, se observó que esta declinó cerca de un 10% durante el último trimestre de 1994, mientras que la producción de café descafeinado en general se incrementó.

Sin embargo, en lo que se refiere a las exportaciones canadienses de café tostado, estas se incrementaron dramáticamente durante 1994, siendo la de café tostado cafeína do un 90% mayor con relación al año anterior y la de café tostado descafeinado 27% mayor que en 1993[51].

Los diez principales países de destino para las exportaciones canadienses durante 1996 fueron Estados Unidos-Puerto Rico-USVI (62.94%), Rusia (6.62%), y Japón (1.87%)

1.1 CAFÉ VERDE

La mayoría de las importaciones de café a Canadá se realizan a través de importadores indirectos, los cuales compran el café a grandes empresas establecidas en Nueva York o Londres principalmente.

Existen muy pocos importadores que compran directamente a México. Los que compran en la actualidad utilizan la siguiente mecánica:

El importador canadiense solicita una cotización FOB frontera estadounidense. El precio se fija tomando en cuenta las cotizaciones de café en Nueva York el día en que se cierra el pedido. Posteriormente se envía el producto a la frontera para que una empresa independiente o verificadora de carga internacionalmente reconocida, verifique la calidad del café. Si el café cubre los requerimientos del importador, el exportador recibirá el pago contra presentación de los documentos solicitados por el importador. Inicialmente se utilizan las cartas de crédito y una vez que existe confianza entre el importador y el exportador el pago se realiza vía transferencia bancaria contra presentación de documentos.

Debido a la reglamentación estricta de etiquetado exigida por Canadá, se acostumbra que el importador canadiense envíe las etiquetas al exportador mexicano.

1.2 CAFÉ TOSTADO.

En este tipo de café, la comercialización se realiza a través de importadores que venden principalmente al mercado institucional (hoteles, restaurantes, hospitales, etc.). En este caso también el importador solicita al exportador mexicano un crédito de entre 30 y 90 días.

El envase varía según las especificaciones del importador. Cabe señalar que se requiere de un envase que no permita escapar el aroma del café y que asegure una vida de anaquel de mínimo seis meses [53].

Si la participación relativa de la demanda reviste importancia, se observarán los siguientes aspectos: volúmenes y destino de las exportaciones, principales demandantes externos, tendencia histórica, valor total y valor unitario de las ventas al exterior. Esta categoría de la demanda puede ser aplicada a una localidad o a una región, aun cuando la más usual es la nacional [54].

En 1996, la industria canadiense del te y el café presentó un déficit comercial de USD $129.6 millones. Las exportaciones canadienses en 1996 fueron de USD $93.8 millones. Durante el periodo comprendido de 1990 a 1996, dichas exportaciones tuvieron un crecimiento anual compuesto de 19.17%.

En 1996, las importaciones totales a Canadá fueron de USD $239.6 millones, lo que representa un incremento de 10.26% respecto al nivel de 1995, que fue de USD $217.3 millones. Durante el periodo comprendido de 1990 a 1996, el total de las importaciones canadienses de la Industria del té y el café presentaron un crecimiento anual compuesto de 14.53% [55].

DEMANDA DEL CAFÉ

NIVEL MUNDIAL: OFERTA Y DEMANDA DE CAFE
1997 - 2005 (Millones de Sacos)

Años

Producción

Demanda

Excedente

Déficit

Precio OIC 1/

1997

94.90

91.20

3.7

71.53

1998

96.10

93.20

2.9

66.80

1999

96.80

96.10

0.7

53.35

2000

89.90

99.40

9.5

61.63

2001

91.20

97.60

6.4

134.45

2002

86.70

96.30

9.6

138.42

2003

97.70

99.90

2.2

102.07

2004

97.40

99.60

2.2

133.91

* 2005

104.10

100.00

4.1

108.95

Fuente: Organización Internacional del Café (OIC)
Elaboración: Proyecto SICA/MAG-Ecuador
Nota: Ctv.US$/Libra * Estimado

Por otro lado, la mayor parte de la demanda del aromático se encuentra desde hace tiempo concentrada en pocas empresas estadounidenses y europeas que compran café verde para luego procesarlo, mezclarlo y venderlo con mayores precios. Esta situación se acentuó con la crisis de 1989 debido a que sólo las empresas más importantes pudieron enfrentar con éxito esa etapa, mientras que muchos compradores y torrefactores pequeños y medianos se vieron obligados a cerrar sus negocios.

1.3 PRIMEROS CONSUMIDORES MUNDIALES.

Los tres principales países compradores (Estados Unidos, Alemania y Francia) han representado, durante los años cafeteros 1980/81 a 1988/89, el 54% del consumo mundial. Si a estas naciones se suma el consumo de Japón e Italia, para los años 1989/90 a 1994/95 representaron más del 70% de las importaciones mundiales.

En esta sección describiremos la situación en que se encuentran los tres polos más importantes de la demanda mundial del grano. Así, iniciaremos con el primer consumidor mundial: Estados Unidos, analizando su tendencia en la desaparición anual y su consumo per cápita; posteriormente se analizará el desarrollo de algunos países integrantes de la Unión Europea y finalmente se describirá cuál es la demanda en Japón debido a que es la nación con la mayor taza de crecimiento en su consumo en años recientes, misma que se prevé seguirá creciendo.

1.4 ESTADOS UNIDOS.

El mercado estadounidense es el primero del mundo en cuanto a la demanda del aromático con un consumo para 1997 de 17'550,000 Qq. de 60 Kilos [3]. Esta situación dentro del mercado internacional proviene aproximadamente de los años 50’s, teniendo su cúspide en 1962 con 24, 519,386 de Qq., para luego disminuir lentamente (en 1981 16'000,000 y en 1994 17'180,000), aunque hasta hoy mantiene la primacía en el mundo. Aquí también cabe señalar que este país es un importante reexportador del aromático ya procesado.La tendencia decreciente de la demanda en los EUA se aprecia aún mejor tomando en cuenta el consumo per cápita por día debido a que las importaciones totales anuales muestran cifras constantes, explicables por el crecimiento poblacional: el consumo en los EUA tuvo su año pico en 1962, con 3.12 tazas/día/persona. En 1980, este consumo era de 2 tazas, en 1985 de 1.9 tazas y en 1988 de 1.67 tazas. Esta disminución se debe al efecto de la competencia intensiva de otras bebidas junto con las campañas anticafé en el ámbito de la salud.

Para ejemplificar lo anterior, baste hacer una comparación entre el consumo de café y refresco de Estados Unidos entre 1970 y el año 2000. Así, en la década de los setentas el consumo de café era de 136.27 litros anuales per cápita frente a 87.06 litros de refresco; para el año 2000, estas cifras han cambiado notablemente, teniéndose un consumo de café de 64.35 litros de café por año frente a 200.62 litros de refresco en el mismo periodo [5].

La composición de sus importaciones también ha cambiado; la participación de los suaves colombianos y de los no lavados (de Brasil) disminuyó, en tanto que los otros suaves (de México y América Central) y robusta (Sudeste de Asia), crecieron. Sus principales abastecedores en 1996 fueron: México (21% de las importaciones, con un valor de $473 millones de dólares), Colombia (19% y $421 millones), Guatemala (11% y $248 millones), Brasil (11% y $245 millones), Indonesia (5% y $120 millones), Vietnam (5% y $108 millones) y el resto del mundo 28% con ganancias por 622 millones. Para 1997, con un consumo anual de 3.72 kilogramos de café per cápita, los estadounidenses se encuentran dentro de los países desarrollados menos consumidores de café [6].

1.5 LA UNIÓN EUROPEA.

Los países de la Unión Europea, en conjunto, se han convertido en las últimas tres décadas en los principales soportes del consumo mundial, con más del 40% de las importaciones. El consumo total de café en Europa ha crecido con una taza promedio de un 3.8% por año en el periodo de 1986 a 1991, siendo los principales países importadores Alemania, Francia e Italia. Por su parte, el Reino Unido, también ha empezado a aumentar su demanda de café debido principalmente a que los jóvenes están reemplazando el consumo del té.

A semejanza de lo que sucede en Estados Unidos, los niveles actuales de consumo han disminuido en varios países europeos, sobre todo debido a los elevados precios al detalle, a la disminución de los ingresos de los consumidores, a los cambios de preferencias de los jóvenes en materia de bebidas y a veranos excepcionalmente calurosos. Entre estos países figuran Alemania, Bélgica/Luxemburgo, Dinamarca, Francia y los Países Bajos.

En el número de octubre de 1995 del Coffee Report de F.O. Licht se estimó que el consumo total de Europa Occidental podía haber disminuido en más de 2 millones de sacos en 1994/95, equivalentes a algo más de un 5%, en relación con 1993/94, y se preveía que el consumo difícilmente se recuperaría hasta el fin del decenio de 1990

No obstante lo anterior, debemos reconocer que Alemania es el consumidor más importante de la región y segundo en el planeta, realizando el 15% de las importaciones mundiales. Este país compra sobre todo cafés del tipo suaves (colombianos y otros) y los arábigos no lavados, con la peculiaridad de que reexporta, después de tostar, aproximadamente una cuarta parte de sus importaciones, convirtiéndose, con más de 3 millones de sacos, en el sexto exportador del mundo.

La demanda germana se ha visto incrementada con la incorporación de la ex-República Democrática Alemana, lo que ha fortalecido la tendencia de crecimiento de la misma, ya que durante el periodo de 1980/81 a 1988/89 tuvo una Tasa de Crecimiento Media Anual del orden de 3.38%, mientras que Francia experimentó en ese lapso una TCMA de 0.5%, mostrando así un virtual estancamiento de consumo.

1.6 JAPÓN.

En contraste con los dos ejemplos anteriores, Japón ofrece una contra tendencia en el consumo del aromático: allí donde la demanda era insignificante hace 20 años (200,000 Qq. al año), se presentó una progresión del 5% anual, ocupando actualmente el quinto lugar [9] de los países importadores, aunque otros autores lo sitúan como el tercer importador mundial, después de los Estados Unidos y Alemania, superando, incluso, a Francia e Italia [10]. La demanda de este país está compuesta mayoritariamente por cafés arábigos no lavados y robustas, aunque también se importa en menor escala café del tipo otros suaves.

Sólo en septiembre de 1998, Japón importó 512,456 sacos, lo cual es ampliamente mayor a las importaciones de ese mismo mes un año antes, que fueron de 387,099. Con ello, para 1998 se habían importando en total 4’302,000 sacos. Sus importaciones totales en 1997 fueron de 5’476,000 sacos. Sus principales proveedores en orden de importancia son Brasil, Colombia e Indonesia [.

1.7 CONSUMO EN LOS PAÍSES PRODUCTORES.

En esta sección explicaremos cuáles son los agentes que participan en la demanda interna de los países productores, así como las tendencias recientes en el consumo observadas en algunos de esos países, entre los que sobresale Brasil, segundo consumidor mundial del grano. La razón para tomarlos en cuenta reside en que, en conjunto, han presentado consumos importantes que tienden a aumentar debido a la intensificación de campañas a favor del consumo del aromático. Como veremos, el aumento en el consumo interno puede ser ventajoso para la economía de los mismos países productores.

En los países productores el mercado está configurado no sólo por la demanda interna final (industrial o para consumo terminal), sino que está integrada y se explica por las demandas que se van generando en los diferentes escalones de la red de comercialización nacional, constituida por los centros de producción, acopio o industrialización del grano, hasta llegar a los núcleos exportadores de café verde o a las industrias torrefactora, descafeinadora y solubilizadora, desde donde el comercio final lo pone a la venta como insumo o como producto listo para elaborar la bebida aromática.

En el caso de Brasil, el total del consumo para el mercado interno para 1998/99 se pronostica en 12.5 millones de sacos, incluyendo 500,000 sacos de café soluble, casi 9% arriba en comparación a 1997/98. Probablemente la mayor producción esperada lleve a una disminución en el precio al menudeo y pueda promover un aumento en el consumo interno, el cual registró durante 1997/98 un volumen menor con 11.5 millones de sacos, con 500,000 sacos destinados al café soluble. La disminución del consumo se debió a que los precios del café al menudeo fueron más altos [15].

Por su parte, se estima que el consumo interior de todos los países productores ha aumentado de unos 20,5 millones de sacos en 1990/91 a unos 21,5 millones de sacos en 1994/95. El consumo interior en los países productores de Asia ofrece, en general, posibilidades considerables de crecimiento [16]. Durante el ciclo 1996/97, los países productores miembros de la Organización internacional de Café (OIC) consumieron un total de 23.8 millones de sacos, de los cuáles Brasil consumió el 46.6%; Indonesia el 7.5%; Colombia el 6.7% y México el 4.5%.

Aunque Indonesia es un gran productor de café, su consumo per cápita es relativamente pequeño. En 1996/97 el consumo anual se estimó en 629 gramos per cápita. Se pronostica que para 1997/98 habrá un ligero descenso debido a que la crisis económica continúa afectando a Indonesia, lo que tuvo un dramático impacto en el precio al consumidor, incluyendo a toda la comida y bebida. Sin embargo, el consumo total de café se estima que tendrá un incremento del 5%, es decir, de 2.09 millones de sacos en relación a los niveles de los años anteriores de 2.08 millones de sacos.

Así, incentivar el consumo de la población de los países productores podría ser una medida de política cafetalera adecuada dentro del contexto de la crisis mundial que se vive, sobre todo si es acompañada de un plan que esté dirigido a promover el consumo de: 1) café nacional y 2) café de pequeños productores.

1.8 ANÁLISIS DE LA DEMANDA.

De acuerdo al tipo de bien que se aborde, se podrá identificar a los demandantes actuales y futuros, la forma en que ejercen su demanda y bajo qué condiciones, una demanda potencial puede considerarse (esperarse) que llegue a ser una demanda efectiva o real.

Puede tipificarse a los demandantes en atención a sus ingresos, sus hábitos de consumo y preferencias, la estacionalidad, así como los factores que la influyen. Cuando se tipifica a los demandantes intermedios, también es conveniente identificar cuáles son sus características, entre las que se pueden anotar: ubicación, tamaño, temporalidad, preferencias, etc.

La gente tiene motivos diferentes para decidir beber o no café. Tal vez sea necesario dividir el mercado potencial total en amplios sectores, denominados mercados meta, cada uno de los cuales requeriría un mensaje de promoción diferente o incluso un producto o canal de distribución diferenciado.

En términos muy agregados, una primera aproximación a la demanda se obtiene del consumo aparente (Ca), mismo que se determina como la suma de la producción y las importaciones, deducidas las exportaciones en un lapso definido; categoría aplicable al mercado nacional, Consumo Nacional Aparente (CNA), regional o local.

1.9 FACTORES QUE INFLUYEN EN LA DEMANDA.

El análisis de los factores anteriores permite dimensionar la demanda actual, que tiene la finalidad de demostrar la extensión y ubicación geográfica de los compradores del producto estudiado.

Los factores que mayormente afectan a la demanda que deben analizarse son: tamaño de la población, hábitos y preferencias de consumo, estratos de ingresos y precios. El manejo de estos factores permite establecer la situación actual de la demanda, explicar su trayectoria histórica y determinar las bases de la probable demanda en el futuro.

Principales aspectos que determinan la demanda.

1. Calidad y frescura de los productos. 2. Variedad. 3. Conveniencia. 4. Valores Nutricionales. 5. Seguridad. 6. protección al medio ambiente. 7. Precio.

Es importante conocer las reacciones de los consumidores frente a la forma de presentación del producto, a sus características, a las ventajas que se derivan de su utilización y a las promociones comerciales, ya que esta información es de gran valor cuando se proyecta la demanda de bienes de consumo[9].

Cuando se conoce el tamaño, el crecimiento de la población y sus hábitos de consumo, habrán de agregarse al análisis los niveles de ingreso familiar, con la finalidad de conocer el perfil económico que tiene la población estudiada y la distribución del gasto familiar. Los niveles de ingreso familiar pueden ser obtenidos en los censos de población, de encuestas de ingreso-gasto o de otras fuentes que reporten información al respecto[10].

Canadá es uno de los países más ricos del mundo. En 1997, su producto interno bruto, es decir el valor de todos los bienes y servicios producidos en el país, fue de 855 mil millones de dólares. Canadá tiene una fuerza de trabajo de cerca de 16 millones y uno de los ingresos per cápita más altos en el mundo. De cualquier manera, comparada con otras economías industriales, la economía canadiense es todavía pequeña. La economía de los Estados Unidos es casi 14 veces más grande. No obstante el relativo tamaño pequeño de su economía, Canadá ha sido capaz de dar a sus ciudadanos uno de los estándares de vida más altos en el mundo. Esto es principalmente el resultado del alto nivel de productividad del país[11].

En todo Canadá más del 55% del total de la población está por arriba de los 30 años de edad[12].

En 1994 Canadá importó 118,955 toneladas métricas de café, lo que se traduce en un consumo de aproximadamente 4.5 Kg. por persona en el país[13].

1.9.1 ECONÓMICOS

No hay restricciones en el movimiento de fondos dentro o fuera de Canadá. Los bancos, corporaciones e individuos pueden hacer negocios en monedas extranjeras o acordar pagos en cualquier moneda que escojan. No existen requerimientos de contra comercio (contertrade).

Si debiéramos considerar tres áreas comerciales, Québec y las provincias del Atlántico podrían comprender a la primera, con un distribuidor en Montreal, Ontario en la segunda, con un distribuidor en Toronto; y las cuatro provincias del oeste como la tercera, con un distribuidor en Vancouver.

Elasticidad de la demanda en función de los precios.

Los cambios en la demanda como reacción a un cambio de 1% en los precios son representados por signos negativos, mismos que indican que los aumentos provocan reducciones en la demanda, o en caso contrario, que un descenso en los precios provoca un aumento en la demanda. Por ejemplo, la cifra correspondiente a Canadá, -0.13, indica que si el precio al menudeo del café aumentara en un 1%, la demanda disminuiría en un 0.13%. Dado que el aumento de 1% en el precio no se corresponde con el descenso del 1% en la demanda, se deduce que la demanda de café en Canadá es relativamente inelástica con respecto a los precios. Si el valor de la elasticidad fuera superior al 1% (para un aumento o disminución del precio del 1%), se diría que la demanda era bastante elástica.

Finalmente, al análisis se agrega el factor precio y sus repercusiones en la demanda identificada, porque el precio puede afectar los volúmenes de un bien consumido. Esta aseveración resulta clara al establecer que en el presupuesto familiar se asigna un monto para demandar el bien estudiado. Si el precio se altera, los volúmenes demandados también pueden verse alterados, para lo cual se aplica la técnica denominada elasticidad-precio de la demanda.

El conocimiento del coeficiente de elasticidad-precio de la demanda permite lograr la cuantificación de la magnitud en que se podrá cambiar la cuantía de la demanda y, en consecuencia, el valor de las ventas en el caso de que se produzca una modificación en el precio

  1. SOCIALES

Otro factor determinante de la demanda se refiere a los hábitos de consumo. Aun siendo muy grande la población, los hábitos y costumbres determinan la magnitud de la demanda del mercado analizado. Los hábitos de consumo de una población son el reflejo de las características de los consumidores asociado a su nivel de ingreso, es decir, las personas de altos ingresos tienen hábitos de consumo diferentes a las de ingresos bajos. Se advierte sin embargo, que una población puede tener altos ingresos, pero no por ello tener un hábito de consumo. El producto en estudio, por lo tanto, debe cuidar este aspecto

Canadá es un país que tiene una población con tasa de fertilidad decreciente, su tasa de inmigración no es tradicionalmente caucásica y no tiene una composición de población joven.

En cuanto al estilo de vida, se esta pasando de una sociedad familiar tradicional a hogares unipersonales o con una pareja, donde normalmente ambos trabajan y el tiempo disponible es más limitado, por lo que las familias requieren que los alimentos sean de rápida preparación en los casos de productos que tengan un mayor grado de procesamiento y demandan particularmente frutas y verduras frescas [40].

El tipo de alimentos que prefiera el consumidor puede afectar la cantidad de café que bebe. El café, ya se beba por hábito o por gusto, parece acompañar mejor a ciertos alimentos que a otros. Esta podría ser la razón por la que el café suele ser menos popular en restaurantes que sirven comidas orientales que en restaurantes especializados en platos americanos o europeos.

  1. ELASTICIDAD DE LA DEMANDA EN FUNCIÓN DE LOS INGRESOS.

La demanda responde más a los cambios en los ingresos que a los cambios en los precios. Por ejemplo, la elasticidad con respecto a los ingresos en Alemania se estima en casi la unidad, es decir, un 1% de aumento en los ingresos da lugar a un incremento de la demanda de casi 1%. En el caso de Canadá, el mismo 1% de aumento en los ingresos significa 0.28% de aumento en el consumo del grano.

La elasticidad-ingreso permite analizar si el incremento en el ingreso de la población deriva mayor consumo del producto estudiado, y por lo tanto, si en el futuro se esperan incrementos al ingreso de esa población, cómo se comportará la demanda en estudio en el futuro.

También es útil para el análisis de la demanda por estratos de ingreso, porque cada estrato reporta un consumo diferente del producto estudiado. Este indicador mide cómo influye el nivel de ingresos en el comportamiento de la demanda actual y la expectativa a futuro

En 1995, el ingreso de una familia promedio era de $54,161 dólares, lo que representa un ligero incremento sobre el promedio de años pasados de $52,858. El ingreso familiar de cualquier manera todavía no alcanza la cima alcanzada durante 1989. Actualmente, el nivel del ingreso promedio familiar es el mismo que se presentó durante 1980. En contraste, el ingreso promedio familiar per capita en 1995 fue 8.1% mayor que el de 1980, aunque este incremento se debió a la reducción del tamaño de la familia, y no a un incremento en el ingreso.

Como sucede con las inversiones, sólo un reducido número de industrias son la fuerza real detrás del PIB. Tomadas en conjunto, sólo diez 7industrias mayores contribuyeron con más de la mitad (54.2 por ciento) de las ganancias totales en producción (output). El sector de comunicaciones, ventas al mayoreo y servicios a negocios fueron los más importantes, teniendo ganancias en promedio de casi 10%, lo que representó un tercio de la expansión de la economía. Existen cinco ramos de producción de bienes durables que redondean la lista (muebles, equipo de transportación, maquinaria, electrónicos y fabricación de metales) además de servicios de recreación y la industria de gas y aceite.

En 1981 el desempleo alcanzó cerca de 13% y cerca de 11% en 1992. Debido a la debilidad general de la economía, la inflación se encontraba por debajo de 2% a medidos de 1993. En 1997, el promedio era de solo 1.6%. La inflación, que alguna vez pareció un parte permanente del escenario económico canadiense, ya no es un factor determinante de la política económica.

Al dólar canadiense se le permitió flotar en los mercados internacionales de divisas desde el 2 de octubre de 1950, después de haber sido fijado en varios niveles desde 1939. La decisión de un régimen de flotación de esta moneda reflejó los significativos flujos de capital al interior, asociado con una aumento en el precio de las commodities, lo que trajo un mayor riesgo de elevada inflación interna, haciendo al tipo de cambio fijo insostenible[29].

Con el objetivo de recibir una tarifa preferencial dentro del TLCAN, se necesita una declaración escrita del exportador afirmando que los bienes que van a ser importados cumplen con la regla de origen específica de dicho producto. El Certificado debe ser firmado por un oficial investido de autoridad legal para firmar en respaldo del exportador, y debe ser enviado directamente al importador. El certificado no tiene que acompañar al embarque.

La filosofía de los compradores canadienses es tener proveedores confiables y a largo plazo. Los precios que paga el importador canadiense no son superiores a los precios que se puedan obtener a través de brokers situados en los mercados de Londres o Nueva York. Es importante mencionar que existe una gran fidelidad hacia los proveedores habituales y confiables.

Las negociaciones de compra de café se llevan a cabo a través de brokers, quienes a su vez, venden el café a sus clientes instruyendo al exportador a enviar el producto de manera directa al comprador final.

Canadá es el mercado extranjero más importante para las franquicias estadounidenses. Una gran proporción de franquicias se dedican a la venta al menudeo de productos no alimenticios, restaurantes, productos para automóviles y servicios. Se espera que el crecimiento estable dentro del mercado canadiense estas franquicias continúe.

1.11 DEMANDA ACTUAL.

La evolución histórica de la demanda se analiza en series estadísticas, cuya extensión dependerá de la disponibilidad y confiabilidad de la información de los productos en estudio. Se recomienda el análisis de series históricas de 5 a 10 años, aunque esto dependerá del tiempo que tenga el producto en el mercado.

Es propósito del análisis histórico del comportamiento de la demanda tener una idea de su evolución, a fin de poder pronosticar su comportamiento futuro con un margen razonable de seguridad. Conocer la constancia o no de las preferencias de los consumidores y explicar cómo afecta la demanda por otras variables, tales como precios en el mercado, el nivel de ingresos de la población, la presencia de sustitutos, etc.

El comportamiento histórico de la demanda puede apreciarse en el consumo aparente y en el consumo per cápita, ya que ambos permitirán analizar si la demanda se ha modificado por el crecimiento de la población o por variaciones en el consumo por habitante [56].

En cuanto al mercado de alimentos y bebidas, los productos vendidos bajo marca propia en supermercados representan actualmente cerca del 15% del mercado y se estima que para el año 2000, llegarán a constituir el 40% del mismo. Este es un rubro donde la competencia es muy fuerte, por lo que la tendencia de las cadenas en el futuro será vender cada vez más su propia marca, junto con las marcas comerciales líderes en el mercado [57].

Alrededor del 95% de todas las exportaciones de café es en forma de grano verde. Las exportaciones de café elaborado no han excedido el 5% de las exportaciones mundiales efectuadas por los países productores en ningún año desde 1980, y la mayor proporción de dicho 5% consiste en café soluble. Las exportaciones de café tostado comprenden un promedio de 0.2% solamente de las exportaciones de café de los países productores [58].

El consumo per cápita no ha variado enormemente en los últimos años, y sigue siendo de 4.2 a 4.5 kilogramos al año. No obstante, algunos observadores han detectado indicios esperanzadores de aumento, si bien pequeños.

El café soluble abarca una proporción del mercado mucho mayor en Canadá (aproximadamente el 50%) que en los Estados Unidos (al rededor del 23%). Los porcentajes se basan en tazas de café líquido consumido [60].

Las importaciones brutas de café efectuadas por Canadá han fluctuado al rededor de los 2'100,000 sacos desde 1987. Aproximadamente el 80% de esta cifra se compone de café verde, principalmente de Brasil, Colombia, Guatemala, México y El Salvador. Los arábicas lavados representan el 60% de las importaciones, los arábicas no lavados en 33% y los robustas el 7%.

La mayor parte del café tostado se mezcla con cafés procedentes de varios países, y en general es esta preferencia por determinadas mezclas lo que dificulta la entrada del productor por cuenta propia en el mercado al por menor.

Las exportaciones de café tostado de los países productores miembros del CIC se han reducido en los últimos años, por lo que el promedio de exportación asciende ahora a 228,000 sacos anuales solamente. De estos, 178,000 sacos fueron exportaciones de otros cafés suaves, principalmente de México (hacia los Estados Unidos) y del Ecuador. Para realizar la proyección de la demanda, es necesario conocer su evolución histórica. Además se debe tener una explicación razonable que justifique esta evolución y un planteamiento de la probable constancia o modificación futura de las circunstancias que se han presentado. Una práctica común en la proyección de la demanda, es continuar en forma lineal la tendencia histórica, técnica que será correcta siempre que las condiciones observadas en el pasado, se presuma serán las que se observen en el futuro. De no ser así, lo más conveniente es afectar esa tendencia con las circunstancias que se presupone se presentarán.

 

BIBLIOGRAFÍA

Aurora C. Martínez Morales; op. cit.; Pág. 10

Darío Betancourt Aduen y Jorge López Arévalo, op. cit.; Pág. 20

F.O.Licht’s, International Coffee Report; Londres; enero de 1999, No. 14; P. 200

María Cristina Renard, op. cit.; Pág. 66

Cifras tomadas de Oxfam Internacional; Pobreza en tu taza; op. cit.; Pág. 19

Cifras tomadas de Best Investments: "Daily Coffee Newsletter", en http://www.fonaes.gob.mx/expocafe/97

UNCTAD/OMC – CCI; Café: Guía del exportador – Suplemento; op. cit.; Págs. 28-29

 

Alumno:

Edgar Junior Delgado Lecca

* 2006 *

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Agricultura y Ganaderia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda