Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La Deserción Escolar en Puerto Rico




  1. Deserción escolar
  2. Causas de deserción escolar en Puerto Rico
  3. La escuela y el estudiante
  4. La influencia del "home schooling"
  5. Deserción Escolar en Puerto Rico
  6. Estrategias del Gobierno
  7. Tecnología
  8. Conclusión
  9. Bibliografía

Introducción

La deserción escolar es un problema que afecta a muchas sociedades, entre ellas, la sociedad puertorriqueña. Es un factor preocupante el hecho de que nuestros niños tengan que renunciar a sus estudios. Me intriga saber por qué se da esto dentro de nuestra sociedad y ver las repercusiones de la deserción en sus vidas y cómo afecta ello al individuo en su presente y su futuro.

Deserción escolar

¿Qué es deserción escolar? ¿Cómo se define? En todas las fuentes de información a las que acudí siempre se coincidió con lo siguiente: "implica un abandono, ya sea parcial o total"; "es un problema que afecta el desarrollo de la sociedad."

Causas de deserción escolar en Puerto Rico

Como veremos más adelante, la deserción escolar se da principalmente por falta de recursos económicos y por desintegración familiar.

Muchos pueden decir que en Puerto Rico no existe pobreza raspante como en otras sociedades mundiales. Sin embargo, aunque en Puerto Rico la mayoría de la gente se sustenta de ayudas gubernamentales, la pobreza es existente. Esta pobreza se refleja en la mala planificación familiar donde los núcleos familiares consisten, en su mayoría, de más de tres miembros y solo uno de ellos es quien trabaja para sustentar a los demás. La situación se agrava cuando este miembro queda desempleado y no consigue un empleo de inmediato.

En las escuelas públicas, principalmente se da este caso. Seguramente conocemos a algunos jóvenes que asisten a la escuela (mayormente superior), que a la vez ya tienen responsabilidades de trabajo. ¿A qué se debe? Bueno, se dan casos donde el ingreso monetario en sus familias no es suficiente. Por ello, muchos, lamentablemente, abandonan sus estudios para poder asistir con los gastos de la casa.

Por otra parte, muchas de nuestras jóvenes terminan embarazadas antes de poder terminar con sus estudios. Si la estudiante asiste a una escuela privada se le expulsa rápidamente; si estudia en una pública

Algunas veces, hay muchachas que se ausentan por un tiempo razonable y luego regresan para completar su grado escolar. Sin embargo, muchas, para poder cumplir con su nueva responsabilidad de madre, no terminan de estudiar para dedicarse a tiempo completo a su nueva familia. En ocasiones, tienen que depender de un trabajo que le suministre lo suficiente, y en otras, de sus padres para poder criar a su hijo(a). Es un hecho lamentable el que muchas no puedan recibir su diploma de graduación por tener que abandonar sus estudios.

En el caso del muchacho joven, sucede lo mismo. Ahora tiene que asumir la responsabilidad de padre. Esto implica comenzar a trabajar para mantener a su familia. Hay veces en que no pueden cumplir con ambas cosas y deciden dejar la escuela para poder cumplir con esa responsabilidad; muchos no terminan sus estudios.

La búsqueda de una mejor situación económica, la oportunidad de establecer un hogar y dejar a un lado la convivencia con los padres o el simple hecho de creer que los estudios no son necesarios para progresar en la vida son algunas de las razones por las cuales los estudiantes abandonaban la escuela. Para muchos es más atractivo irse a trabajar y ganarse un salario que quedarse en la escuela, que entienden no les provee lo que necesitan.

Hay quienes dejan la escuela porque los medios de comunicación les dicen que es exitoso aquel que tiene casa y carros y van en busca de ese empleo que les ofrezca la oportunidad de tener esas posesiones materiales. Sin embargo, ese sueño de tener propiedades muchas veces nunca es alcanzado, ya que las oportunidades laborales para los jóvenes sin un grado de escuela superior tienden a ser aquellas de poca paga o en horarios nocturnos.

En otras palabras, los jóvenes llegan al analfabetismo y están faltos de calificaciones necesarias para alcanzar sus aspiraciones. Muchos de estos jóvenes desertores no alcanzan las destrezas lingüísticas necesarias para desenvolverse en la sociedad y poder alcanzar un empleo de mayor remuneración económica. Es por ello que muchos de estos jóvenes se inclinan por profesiones de tiempo parcial o subempleos.

No obstante la realidad es que Puerto Rico siendo un país mayormente industrial, tiene demanda para trabajadores con preparación, con diplomas de escuela superior y grados universitarios y posgraduados. Un diploma de escuela superior es esencial para trabajos de sueldo mínimo, pero muchos jóvenes no piensan con detenimiento en factores como éste.

Según estudios, hay jóvenes que están más propensos a ser futuros desertores escolares, dado el entorno en que se desarrollan. Éstos son los que tienen problemas de disciplina, hijos de padres que no terminaron estudios, de bajo nivel económico o que tienen problemas con la justicia. De hecho, los problemas económicos y la inestabilidad familiar son las dos razones de mayor peso en la vida del desertor.

La escuela y el estudiante

Se habla mucho de las razones por las cuales los jóvenes dejan la escuela, pero poco se habla de que en ocasiones es la escuela la que abandona al alumno. Ésta es otra de las hipótesis que se maneja cuando de estudiar el problema de deserción se trata. El abandono de la escuela puede venir simplemente de no ofrecerles el entorno o las herramientas educativas necesarias a los estudiantes desde la edad preescolar.

Muchos afirman que la raíz del problema de la deserción comienza a desarrollarse en los grados primarios, cuando el estudiante aprende a leer o escribir. La escuela los deja fuera muchas veces porque vienen con ‘lagunas’ desde escuela elemental y llegan a grados superiores sin saber muchas cosas.

La escuela los abandona también cuando les provee material que para ellos no es pertinente y con una estructura antigua. Y quizás, cuando les programan un horario poco atractivo que deja entre clases horas libres que provocan que el estudiante salga de la escuela y, tal vez, nunca regrese.

El punto es claro: la escuela necesita proveerle al estudiante las herramientas necesarias que lo van a insertar en el mundo del trabajo y lo van a convertir en una persona totalmente funcional.

Otro de los problemas de las escuelas es que muchos maestros enseñan de la misma manera que lo hacían años atrás, donde la tecnología no había alcanzado el sitial que tiene hoy día. El maestro muchas veces no está capacitado para entender este mundo, y perjudica el aprendizaje de su estudiante.

La influencia del "home schooling"

La cantidad de niños que están siendo educados mediante home "schooling" continúa creciendo. En Puerto Rico, no se conoce con exactitud la cantidad de familias que están educando a sus niños en el hogar, pero los números siguen en aumento. Hay varias razones que motivan a los padres a escoger la educación en el hogar. Muchos quieren que sus hijos reciban una educación religiosa.

Otros padres piensan en la seguridad de sus hijos en las escuelas y en la falta de valores. También creen que sus hijos pueden aprender mejor en el ambiente familiar donde el programa educativo puede ser dirigido según sus necesidades particulares, en vez de forzarlo a adaptarse a un programa educativo.

Sin embargo, no todos están de acuerdo con ese método de enseñanza. Yo me dediqué a hacer una pequeña encuesta en cuanto a la enseñanza por homeschooling. Muchos están de acuerdo con su legalización mientras que otros creen que esta práctica implica aislamiento, falta de socialización y de capacidad del núcleo familiar para facilitar la educación de sus hijos.

Deserción Escolar en Puerto Rico

Si se analiza superficialmente el perfil socioeconómico de los puertorriqueños del año 2005 o principios del siglo XXI y se trata de hacer una comparación con lo que sucedía en las décadas de los sesenta y setenta, parecería que el cambio registrado en este perfil los favorece considerablemente. Sin embargo, un análisis con profundidad nos lleva a considerar que, si bien es cierto que ha habido un aumento del ingreso per capita, el mismo no refleja, necesariamente, la eliminación de la pobreza, especialmente para los niños y jóvenes que tienen edad escolar. Tampoco se han eliminado las desigualdades en las oportunidades de acceso a una educación de calidad, ni a empleos con buena remuneración económica para las personas que pertenecen a la clase pobre. Otro de los graves problemas que enfrentan estos jóvenes es la alta incidencia de deserción escolar; situación que abona, de manera significativa, a la marginación social de una gran mayoría de ellos.

Para este trabajo busqué varios artículos sobre estadísticas con relación a la deserción escolar en Puerto Rico.

El Gobierno alega que el por ciento de estudiantes entre las edades de 16 a 19 años de edad ha bajado. Este porcentaje alegadamente está entre el 10% y 40%, sin precisar la cantidad.

Según el Censo de 2000, un 25.4 % de la población puertorriqueña de 25 años o más no había completado el noveno grado, lo que representa casi dos terceras partes de los que no tenían un diploma de escuela superior. En cuanto al nivel de educación, el 20.9 % de los encuestados (20,335) por el periódico El Vocero de Puerto Rico, contaban con estudios de escuela elemental, otro 18.6 % posee diploma de escuela intermedia y un 39.5 % se ha graduado de escuela superior. Unas 1,239 personas encuestadas dijeron no tener ninguna escolaridad. Mientras que la deserción escolar para las comunidades pobres de todo Puerto Rico se ubicó en el 46.1 %.

Aunque se ha logrado progreso en el nivel de vida de los puertorriqueños, lo que ha permitido una gran movilidad social, existe todavía un número considerable de individuos que viven en comunidades de bajos ingresos, que los colocan en desventaja frente a los que tienen una vida más holgada. Un número significativo de la población vive en el nivel de pobreza. Definitivamente, hoy existe una necesidad apremiante de buscar otras alternativas educativas, que logren diseñar proyectos variados, creativos y diferenciados para estos sectores de la población.

Estrategias del Gobierno

El Gobernador Aníbal Acevedo Vilá presentó en el mes de febrero la nueva campaña contra la deserción escolar que, durante ocho meses, se proyectará en las 244 salas de cine de la cadena "Caribbean Cinemas" alrededor de la Isla. Bajo el lema ¡Disfruta el Deporte…quédate en la Escuela!, el anuncio invita a nuestros estudiantes del sistema público a participar activamente y a unirse a "Deportescolar", la nueva iniciativa conjunta de los Departamentos de Educación y Recreación y Deportes. Esta campaña está fundamentada en que el deporte puede ser una herramienta eficaz para combatir la deserción escolar y mantener a los estudiantes en la escuela.
También, se han creado centros de ayuda como el de ‘CASA,’ (Centros de Apoyo Sustentable al Alumno) dedicados a retener en la escuela a estudiantes de alto riesgo y atraer a los que ya han dejado sus estudios para que completen su cuarto año. La esposa del gobernador Aníbal Acevedo Vilá sostuvo durante una visita a CASA que cuentan con un 94 por ciento de retención de matrícula, y han logrado graduar cerca de 400 jóvenes desde que comenzaron a dar servicios en el año 2000. Este centro atiende a jóvenes que han dejado la escuela de manera sensible a sus necesidades y retos diarios, encaminándolos para que se conviertan en ciudadanos productivos. Como parte de sus ofrecimientos, este y otros centros creados para combatir la deserción escolar promueven el trabajo voluntario y comunitario, las relaciones familiares y el desarrollo socioeconómico de sus participantes.

No obstante, por mucho que invierta el Gobierno en iniciativas para mejorar el aprovechamiento académico y erradicar la deserción escolar, no hay dinero que compre un elemento esencial para atacar ambos problemas: el interés de los padres por la educación de sus hijos. La deserción no es solamente un problema económico sino social.

Las relaciones familiares con sumamente influyentes en el rendimiento académico del estudiante. En la mayoría de los casos, si el estudiante recibe atención y motivación por parte de sus padres, obtiene mejores notas y demuestra mejor disposición para aprender.

Tecnología

Con el cambio de milenio y los avances tecnológicos, se propulsó la integración de la tecnología en el sistema de enseñanza pública. Como parte de ese esfuerzo desde el 1999 el sistema educativo adquirió más de 38,000 computadoras. En el 2000, el Departamento de Educación adquirió 37,300 nuevas computadoras portátiles personales. Con esa adquisición cada maestro del sistema tendrá su computadora portátil.

La integración de las computadoras al sistema de enseñanza pública también ha conllevado el adiestramiento de los maestros. Hasta el momento se han adiestrado unos 20,000 pero la meta es adiestrar a todos los maestros. También se establecieron bibliotecas tecnológicas en 100 bibliotecas. La implantación de la tecnología informática requiere también mejoras a la infraestructura de las escuelas, para eso la Legislatura ya aprobó $500 millones.

    Una de las iniciativas más comentadas fue la creación e implantación de la Ley de Oportunidades Educativas el 1ro de julio de 1999. El propósito de la Ley es otorgar ayudas educativas y becas a estudiantes, cuyas familias son de escasos recursos económicos. Hasta ahora se han otorgado 81,422 becas, mediante una inversión de $25, 744,061. Con ésta y otras iniciativas se garantiza el acceso al primer año de estudios post secundarios a todo estudiante ingresado del nivel secundario con un índice académico de 3.00 puntos o más.

Deserción Escolar

(Bajas en escuelas públicas diurnas)

Tabla#1

2001/02*

2000/01

1999/00

1998/99

1997/98

Número total de bajas

2,013

2,681

2,554

3,240

3,600

Masculino

1,419

1,362

1,791

1,868

Femenino

1,262

1,192

1,449

1,732

Matrícula Total

497,444

604,093

613,019

613,862

617,157

Masculino

311,074

314,083

316,074

316,767

Femenino

293,019

298,936

297,788

300,390

Proporción de bajas sobre el total de matriculados

0.40%

0.44%

0.42%

0.53%

0.58%

Masculino

0.5%

0.4%

0.6%

0.6%

Femenino

0.4%

0.4%

0.5%

0.6%

Cambio respecto al año anterior

2001/02*

2000/01

1999/00

1998/99

Total bajas

5.0%

-21.2%

-10.0%

Masculino

4.2%

-24.0%

-4.1%

Femenino

5.9%

-17.7%

-16.3%

* Datos 2001/02: Información suministrada por 1,331 escuelas de 1,538

Tabla #2

Número total de bajas

2,013

2,681

2,554

3,240

Elemental

141

238

230

308

Intermedio

600

979

885

1,276

Superior

1,272

1,463

1,423

1,650

Sin grado

nd

1

16

6

Matrícula Total

497,444

611,766

617,779

627,856

Elemental

285,921

346,415

354,602

360,583

Intermedio

117,839

148,400

146,123

147,959

Superior

93,684

116,769

116,578

118,577

Sin grado

nd

182

476

737

Proporción de bajas sobre el total de matriculados

0.40%

0.44%

0.41%

0.52%

Elemental

0.0%

0.1%

0.1%

0.1%

Intermedio

0.5%

0.7%

0.6%

0.9%

Superior

1.4%

1.3%

1.2%

1.4%

Sin grado

-

0.5%

3.4%

0.8%

Cambio en bajas respecto al año anterior

2000/01*

2000/01

1999/00

Total bajas

nc

5.0%

-21.2%

Elemental

nc

3.5%

-25.3%

Intermedio

nc

10.6%

-30.6%

Superior

nc

2.8%

-13.8%

Sin grado

-

-93.8%

166.7%

* Información suministrada por 1,331 escuelas de 1,538

nd- Datos no disponibles

nc - Datos no comparables

 

 

Tabla #3

(Encuesta que realicé)

Conclusión:

Para mí el problema de la deserción escolar es alarmante. Los niños y jóvenes, al dejar sus estudios, abandonan un ambiente que tiene peculiar importancia en la vida: la escuela. La vida escolar, entre otras cosas, se encarga de cultivar las facultades intelectuales, desarrollar la capacidad del recto juicio, promover el sentido de los valores, preparar para la vida profesional, fomentar el trato amistoso entre los alumnos.

Además, contribuye como un centro de cuya laboriosidad y de cuyos beneficios deben participar juntamente las familias, los maestros, y las diversas asociaciones que promueven la vida cultural, cívica y religiosa, así como la sociedad civil y toda la comunidad humana. La escuela es esencial para la formación tanto profesional como personal de un individuo. Por ello, es importante siempre tener presente que los niños y jóvenes representan nuestro futuro y está de parte de todos contribuir para que adquieran la educación necesaria para tener un porvenir exitoso.

Bibliografía:

Caro González, Leysa.   "Indefinido el porcentaje de deserción escolar" Primera Hora, 20 de febrero de 2006

Censo de Puerto Rico 2000 http://www.aecf.org/kidscount/ChildreninPuertoRico_Sp.pdf

Giovannetti, José Antonio. "Lupa a la deserción" (Sección de Cartas). El Nuevo Día, 17 de octubre 2003.

Roldán Soto, Camile. "Crucial la participación de los padres en la educación." El Nuevo Día, 13 de enero de 2005.

Serrano, Carmen. "Redoblan la batalla contra la deserción escolar." La Perla del Sur, Ponce. 21 de diciembre de 2005

Ultima Hora - Nuevo Día. "Gobernador presenta nueva campaña contra la deserción escolar." El Nuevo Día, 13 de febrero de 2006.

http://www.ceducapr.com/noticias/wmview.php?ArtID=8350

http://www.endi.com/elecciones2004/documentos/ppd/educacion.pdf#search='desercion%20escolar%20puerto%20rico'

http://www.iesalc.unesco.org.ve/programas/internac/univ_virtuales/puerto_rico/vir_pr.pdf

http://pr.indymedia.org/news/2005/09/9799.php

http://www.monografias.com/trabajos22/desercion-escolar/desercion-escolar.shtml

http://www.tendenciaspr.com/Educacion/Educacion.html

http://www.tendenciaspr.com/Educacion/Tablas/04_Desercion_escolar_por_genero.htm

 

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda