Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Enfermedades parasitarias




  1. Parasitismo
  2. Tipos de parásitos
  3. Giardiasis
  4. Etiología y ciclo biológico
  5. Sintomatología
  6. Patogenia
  7. Diagnóstico
  8. Tratamiento
  9. Teniasis
  10. Tricuriasis
  11. Pediculosis
  12. Conclusión

INTRODUCCIÓN

La parasitosis o enfermedad parasitaria sucede cuando los parásitos encuentran en el huésped las condiciones favorables para su anidamiento, desarrollo, multiplicación y virulencia, de modo que pueda ocasionar una enfermedad.

Debido a que los parásitos están bien adaptados a sus modos de vida, son difíciles de destruir, desarrollan estrategias para evitar los mecanismos de defensa de sus huéspedes y muchos han conseguido ser resistentes a los medicamentos e insecticidas que se aplican para su control.

Teniasis, se llama así a la parasitosis producida por la taenia solium conocida como la "solitaria" que infesta al hombre y se aloja en el intestino de las personas, donde crece y llega a la etapa adulta, y cuando esta en la etapa larvaria o huevo llamado cisticerco puede alojarse y enfermar al cerebro, músculo, ojos, pulmones y corazón, provocando la enfermedad llamada cisticercosis.

Otro tipo de parasito que afecta el organismo humano es la Giardiasis

La Giardiasis es un parásito protozoario flagelado residente del tubo intestinal humano y de muchas clases de animales.

  • Tiene dos formas: trofozoíto y quiste.
  • El trofozoíto es la forma mótil, activa, residente intestinal, con un largo de 15 µm, ancho de 8 µm y aspecto dacrioide.

Existe otro tipo de parasito intestinal llamado Tricuriasis. Es una infección muy común al intestino grueso, que es producida en los niños cuando comen tierra contaminada con huevos de algún tipo de gusano.

En cuanto a la Pediculosis podemos decir que es la infección por piojos hematófagos; es decir, que se alimentan se sangre.

Existen tres tipos de piojos que afectan a los seres humanos:

  • El piojo de la cabeza (Pediculus humanus capitis)
  • El piojo del cuerpo (Pediculus humanus corporis)
  • El piojo púbico o ladilla (Pediculus pubis)

Los vulgarmente llamados "piojos de la cabeza" (pediculus humanus capitis) son insectos que viven sobre el cuero cabelludo y cabellos del ser humano. Son ectoparásitos. Estos parásitos pasan del estado de ninfa o larva a piojo adulto en tres semanas. Su promedio de sobrevida es de treinta días y durante ese tiempo cada hembra es capaz de poner alrededor de 200 huevos o liendres.

Parasitismo

Se llama parasitismo a la relación que se establece entre dos especies, ya sean vegetales o animales. En esta relación, se distinguen dos factores biológicos: el parásito y el huésped. El parásito vive a expensas de la otra especie, a la que se le denomina huésped.

El parasitismo intestinal se presenta cuando una especie vive dentro del huésped, en el tracto intestinal.

El parásito compite por el consumo de las sustancias alimentarias que ingiere el huésped, o como el caso del anquilostoma, éste se nutre de la sangre del huésped, adhiriéndose a las paredes del intestino.

Tipos de parásitos.

Existen dos tipos de parásitos. Para cada grupo se entrega la clasificación y nombres de algunos especimenes a modo de ejemplo:

Parásitos internos

Redondos: Ascaris, Ancylostomas y Trichuris

Planos: Tenias ("lombriz solitaria"), Equinococcus Granulosus y Dipylidium Caninum.


Dipylidium Caninum

Parásitos externos:

Garrapatas: es un parásito chupador de sangre dañando al huésped, actúa como vector de múltiples organismos y provoca una lesión en el sitio de fijación.
Su período más activo, en nuestro país, empieza con la primavera finalizando una vez avanzado el otoño; por cuanto factores ambientales como: temperatura, humedad constituyen limitantes para una actividad anual continuada, como ocurre en otras latitudes.
Puede transmitir ciertas enfermedades protozoarias, virales y rickettsiales del ganado doméstico y del hombre.
Pulgas: es un parásito comprimido en sentido lateral, succiona sangre.
La adulta se alimenta sólo con sangre de sus huéspedes causando intenso prurito e irritación por su mordedura que es constante y la secreción salivar de productos tóxicos y alergénicos.
La infección secundaria es una complicación frecuente, junto con los traumas autoinflingidos.


Pulga común

Piojos: Los vulgarmente llamados "piojos de la cabeza" (pediculus humanus capitis) son insectos que viven sobre el cuero cabelludo y cabellos del ser humano. Son ectoparásitos.
Estos insectos miden en su adultez de 1 a 2 mm. Tienen seis patas que terminan en pequeñas garras (las utilizan para prenderse firmemente al pelo), tórax, abdomen y poseen una cabeza pequeña con un aparato bucal preparado para la punción (picadura) y succión ulterior de sangre.


GIARDIASIS

    La Giardia es un parásito protozoario flagelado residente del tubo intestinal humano y de muchas clases de animales. Las encuestas de prevalencia en poblaciones caninas son: 10% en perros bien tratados, 36 a 50% en cachorros y hasta el 100% en criaderos. El hecho de que la prevalencia en gatos sea mucho menor (1,4-11%) puede reflejar la dificultad para identificar el organismo en las heces.
    Si bien la prevalencia de infección es elevada en perros y gatos, la enfermedad clínica es rara. La importancia de la afección reside en su prevalencia, seriedad cuando emerge, potencial zoonótico y dificultades en el diagnóstico además de algunos inconvenientes en la farmacoterapia.

ETIOLOGIA Y CICLO BIOLOGICO

    El parásito tiene dos formas: trofozoíto y quiste. El trofozoíto es la forma mótil, activa, residente intestinal, con un largo de 15 µm, ancho de 8 µm y aspecto dacrioide.
A la microscopia óptica se lo reconoce como una "cara sonriente" formada por los dos núcleos en el tercio anterior ("ojos"), los axonemas que pasan longitudinalmente entre los núcleos ("nariz") y cuerpos medianos de ubicación transversa en el tercio posterior ("boca"). Cuatro pares de flagelos completan la expresión cómica de esta forma. El quiste es el estadio inactivo, resistente, responsable de la transmisión, con un largo de 12 µm y ancho de 7 µm. Contiene dos trofozoítos formados, pero no del todo separados, y pueden verse los axonemas, fragmentos de los discos ventrales y hasta 4 núcleos. El quiste es susceptible a la desecación en condiciones cálidas y secas, pero no sobrevive varios meses fuera del huésped en ambientes fríos y húmedos.

El ciclo biológico es directo.

El huésped se infecta con la ingestión de los quistes, los cuales se exquistan en el duodeno luego de la exposición al ácido gástrico y enzimas pancreáticas. Entonces se separan los dos trofozoítos, maduran con rapidez y se fijan al ribete en cepillo del epitelio velloso (en el área glandular intestinal). En los perros, el organismo fue aislado desde el duodeno hasta el íleon; el duodeno y yeyuno son residencias óptimas. Los trofozoítos se aíslan con menor dificultad mediante la prueba de la cuerda peroral o endoscopia en perros sintomáticos que en asintomáticos.

En el gato se encuentran a lo largo de todo el canal entérico. Una dieta abundante en carbohidratos, más que hiperproteica, favorece un hábitat intestinal anterior. En las personas se describió la giardiasis estomacal con gastropatías concurrentes (Helicobacter pylori y adenocarcinoma). Los trofozoítos se multiplican por fisión binaria en el intestino y luego se enquistan mediante un mecanismo y localización que son desconocidos. Los quistes son expulsados con las heces 1 o 2 semanas después de la infección. Las heces felinas, en especial, pueden contener trofozoítos, pero pocas veces sobreviven mucho tiempo fuera del huésped.

 

Trofozoito emergiendo de un quiste

  

División binaria de la giardia

SINTOMATOLOGIA

    La mayoría de las infecciones donde se defecan los quistes son asintomáticas. La diarrea es el signo clínico más común en los perros y gatos sin-tomáticos y puede ser aguda y de corta duración, intermitente o crónica. Las deposiciones con frecuencia son pálidas, malolientes y esteatorreicas. Los afectados pueden exhibir pérdida de peso secundaria a la diarrea, pero es inusual la inapetencia.

PATOGENIA

    La mayor parte de la información ha sido extrapolada de estudios en personas. La infección puede causar mal absorción de vitamina B12 y folato, triglicéridos, lactosa y (menos común) sucrosa. La respuesta clínica a la infección puede atribuirse a la virulencia de la cepa y/o factores del huésped (respuesta inmunológica). Para resistir la infección se requiere un sistema inmune mediado por células competente. La administración de dosis inmunosupresoras de corticoides
exacerba las giardiasis en perros y gerbos y aumenta el número de parásitos en ratones.

DIAGNOSTICO

   La sintomatología y los estudios de rutina no son patognomónicos de la giardiasis.
El diagnóstico seguro se basa en el descubrimiento de los quistes o trofozoítos en las heces o muestras extraídas del intestino. Si bien los quistes son excretados de manera intermitente, una técnica de concentración bien ejecutada es el método más práctico y sensible de diagnosis. Los restantes medios diagnósticos presentan inconvenientes de practicidad y sensibilidad.

Frotis fecales. Ante la sospecha de una giardiasis lo primero es realizar un frotis directo de las heces por los trofozoítos. Los trofozoítos son más comunes en las heces blandas y los quistes en las deposiciones formadas o semiformadas. Una gota de materia fecal se mezcla con otra de solución salina normal sobre un portaobjetos,se coloca un cubreobjetos y se examina sin pérdida de tiempo a 40 X. Los trofozoítos se reconocen por su rápido movimiento anterógrado y disco ventral cóncavo. Los tricomonales se distinguen por su movimiento más giratorio, ausencia de disco cóncavo, núcleo solitario y presencia de una membrana ondulante. La morfología es acrecentada con el agregado de una gota de yodo de Lugol (que mata e inmoviliza al parásito tiñendo las diferentes estructuras internas) a otra de heces. Recuérdese que un resultado negativo no descarta la infección.

TRATAMIENTO

    La mayoría de las drogas utilizadas tienen baja eficacia o efectos colaterales serios.
En época reciente, algunos derivados benzimidazólicos (en especial albendazol) demostraron elevada eficacia contra la Giardia in vitro y en personas. El albendazol (25 mg/kg/12 horas, bucal, durante 2 días) eliminó los quistes fecales en 18 de 20 perros tratados (90% de eficacia). La excreción de los quistes desapareció en 5 gatos tratados con este régimen durante 5 días. No se comprobaron efectos colaterales en estas dosis ni en Beagles tratados a razón de 30 mg/kg/día durante 13 semanas. Como se lo sospecha teratogénico, se contraindica en animales gestantes.
    El fenbendazol (50 mg/kg/día 3 días consecutivos, bucal) eliminó los quistes fecales en el 100% de los perros (total 6) de un ensayo controlado. No hubo efectos colaterales y la droga no es teratogénica. Con estas dosis pueden tratarse cachorros de 6 semanas de vida. Los resultados su-gieren que el fenbendazol solo puede emplearse para tratar giardiasis o descartar una infección ocul-ta (además de trichuriasis) como causa de diarrea crónica en perros. No se lo evaluó en felinos.

    El metronidazol bucal (un nitroimidazol) es una droga clásica para la giardiasis canina y felina (25 mg/kg/12 horas durante 5 días para perros y 12-25 mg/kg/12 horas durante 5 días para gatos). Tiene un 67% de eficacia en perros infectados y se lo asoció con la aparición de anorexia y vómito agudos con progresión a ataxia generalizada pronunciada y nistagmo posicional vertical. Los gatos suelen rechazarlo por su gusto desagradable.
    La quinacrina (6,6 mg/kg/12 horas durante 5 días) demostró 100% de eficacia, pero se acompaña con letargia y fiebre hacia el fin de la terapia en cerca del 50% de los pacientes.
Estos efectos desaparecen a los 2 a 3 días de finalizar la medicación. En los gatos, dosis más bajas (2,3 mg/kg/día durante 12 días) controlaron los signos, pero sin erradicar la excreción de los quistes. Se la contraindica en preñadas.

El ipronidazol, un nitroimidazol, es un aditivo para alimento y agua usado en el tratamiento de la cabeza negra del pavo y tricomoniasis bovina. En 2 galgos fue eficaz para tratar la giardiasis mediante el agua de bebida (126 mg/L durante 7 días y 378 mg/L por otros 7 días). El tinidazol, otro nitroimidazol, tiene igual eficacia que el metronidazol para tratar la giardiasis. Estas drogas no fueron testeadas en detalle.

    La furazolidona es de considerable eficacia para la giardiasis felina (4 mg/kg/12 horas durante 5-10 días, bucal); los posibles efectos colaterales son la diarrea y el vómito. No fue muy evaluada en caninos. Se la presume teratogénica y por ende se contraindica en preñadas.

TENIASIS

Con respecto a un tipo de enfermedad parasitaria ocasionada por un organismo invertebrado, conocido científicamente como Taenia solium, y comúnmente como ‘tenia’ o ‘solitaria’. Se piensa que se puede contraer la infección y la posterior enfermedad (teniasis) con sólo ingerir carne de cerdo, pero esto no es verdad. Sin embargo, otro mal (cisticercosis) que implica al mismo parásito sí es ocasionado por el consumo de la misma carne –o cualquier otra–, pero la causa se encuentra en la preparación de los alimentos.

El adulto y el huevo de Taenia solium

El adulto de Taenia solium es un parásito estricto que vive en el intestino delgado de los seres humanos y de algunos mamíferos más (el hámster, entre ellos, pero de forma experimental). Es un gusano plano y segmentado que en estado adulto (fig. 1) puede alcanzar hasta 7 metros de longitud. Está compuesto por una cabeza o escólex, un cuello angosto y varios cientos de proglótidos hermafroditos.

El escólex mide algo menos que una cabeza de alfiler (fig. 2). Presenta ganchos y ventosas que le sirven para fijarse a la pared intestinal de donde absorbe los nutrientes que lo alimentan.

Escólex

Los proglótidos constituyen la estructura reproductiva de estos parásitos y se clasifican, de acuerdo con su desarrollo, en inmaduros, maduros y grávidos. Los primeros poseen órganos genitales poco desarrollados; los maduros presentan ovarios y testículos desarrollados y listos para producir huevos, y los proglótidos grávidos poseen los huevos altamente infectivos (cada proglótido grávido puede contener hasta 60 000 huevos).

En el intestino del hombre puede haber uno o más individuos adheridos a la pared; éstos crecen y se reproducen asexualmente o por fecundación entrecruzada, es decir, dos individuos localizados en el mismo intestino se encuentran y llevan a cabo contacto entre sus cavidades genitales para intercambiar células reproductivas y así poder fecundarse uno a otro.

Una vez que se lleva a cabo la autofecundación o la fecundación entrecruzada, los huevos –producto de la unión de las células sexuales fusionadas en la fecundación– pasan por transformaciones muy breves y después se convierten en una esfera microscópica cubierta por una capa que les confiere cierta resistencia.

Cisticercos maduros disecados y recuperados de carne de cerdo infectada. La región clara es la pequeña larva de tenia y la región más oscura es una vesícula llena de fluido que ayuda a la larva a permanecer viva por cierto tiempo. Los cisticercos maduros pueden medir de 0.5 a 2.5 cm de diámetro

¿Cómo adquirimos teniasis?

Una vez que el cisticerco infectó a un cerdo y se alojó en su tejido muscular, su carne cruda o mal cocida es portadora del parásito. Al ser ingerida por una persona, los cisticercos que contiene entran por la boca como alimento; posteriormente son estimulados por sustancias digestivas en el estómago y en el intestino delgado; con ello logran salir de su cápsula protectora e inician su desarrollo como adultos en el intestino del hospedero, provocan la enfermedad conocida como ‘teniasis’ y cierran así el ciclo de vida al volver a la fase inicial .La teniasis no es mortal ni grave, pero puede tener complicaciones en ciertos casos. Un alto número de personas que la contraen ni siquiera se dan cuenta de que la tuvieron. Al cabo de algún tiempo, el gusano simplemente muere y es expulsado en la materia fecal.

El parásito adulto se desarrolla en el intestino delgado del ser humano, donde se reproduce y forma huevos (a). Los huevos están contenidos dentro de las estructuras reproductivas o proglótidos, que son expulsados en las heces (b).  El huevo presente en la materia fecal puede ser ingerido por el ser humano (c1) o por el cerdo (c2). Una vez dentro del tracto digestivo se convierte en cisticerco y se puede alojar en: el cerebro, el hígado, los músculos o los ojos (entre otros tejidos). El ciclo se cierra cuando el ser humano ingiere carne con cisticercos; en este caso los cisticercos llegan al tracto digestivo humano e inician su desarrollo como adultos.

Sin embargo, si existiera la posibilidad de alimentarnos con carne de cerdo infectado con cisticercosis (es decir con cisticercos implantados en el tejido muscular) estaríamos ingiriendo los cisticercos y no los huevos, lo que provocaría que el cisticerco se desarrollara en nuestro intestino como adulto; entonces el diagnóstico que nos haría el medico sería el de teniasis y no el de cisticercosis. La cisticercosis la provoca el huevo de Taenia solium y la teniasis el cisticerco, contrario a lo que se cree.

Podemos decir que para no contraer cisticercosis o teniasis lo mejor que podemos hacer es:

1.Comer en lugares limpios.

2.Lavarnos siempre las manos antes de comer y después de ir al baño.

3.Lavar y/o cocer muy bien frutas, verduras y carnes (sea de cerdo o no).

4.No comer ningún tipo de carne, y mucho menos la de cerdo, cruda.

5.Si vivimos en zonas rurales donde se crían cerdos, mantenerlos en perfecto estado de limpieza y evitar que se alimenten con heces humanas.

Por otro lado, si queremos evitar contraer teniasis lo único que tomaremos en cuenta es ingerir carne libre de cisticercos, lo cual se puede hacer consumiendo carne con sello de inspección sanitaria, y en el caso de cerdos criados en granjas particulares, manteniendo un alto nivel de higiene en su crianza revisando y cociendo (pues el cisticerco muere a temperaturas mayores a 79° C) la carne antes de ingerirla, tratando de identificar algún cisticerco presente en ella.

Por último, es importante mencionar que en caso de haber adquirido cisticercosis humana debido a la ingestión de huevos de solitaria, tenemos que considerar que hasta ahora no se conoce una forma para saber si el cisticerco se ha desarrollado en nuestro organismo. Por lo tanto, en la mayoría de los casos, las personas que en algún momento de su vida contrajeron este mal, pueden pasar años con el o los cisticercos en su cerebro, su hígado o sus músculos hasta que el parásito ocasiona daños severos a la parte del cuerpo donde se encuentra; lo cual, dependiendo de la zona, puede variar entre algunos meses y hasta 8 o 9 años.

Lo anterior nos dice que la cisticercosis y la teniasis humana y porcina son, más que problemas alimentarios, problemas de higiene y educación sanitaria, problemas que se pueden solucionar transmitiendo desde el aula las medidas sanitarias más comunes y los hábitos de limpieza básicos para ingerir y preparar alimentos.

Ciclo biológico de las especies del género Taenia.

Huevo del género Taenia.

TRICURIASIS
Trichuris Trichura

  • Es el parásito conocido como tricocéfalos, que produce la enfermedad conocida tricuriasis.
  • Es la infección parasitaria del intestino grueso causada por trichuris trichura

Causas, incidencia y factores de riesgo

  • La infección es común en todo el mundo y afecta principalmente a los niños, quienes la pueden desarrollar a partir de la ingestión de tierra contaminada con huevos de este gusano, los cuales se incuban incrustándose en la pared del intestino grueso (ciego, colon o recto).
  • El principal factor de riesgo de infección comprende la ingestión de huevos en tierra contaminada con heces. Algunos brotes se han rastreado hasta vegetales contaminados, debido a posible contaminación con la tierra.
  • El desarrollo de los síntomas depende de la cantidad de gusanos o huevos. Las infestaciones leves pueden ocasionar pocos o ningún síntoma, mientras que las infestaciones mayores pueden provocar diarrea sanguinolenta, anemia por deficiencia de hierro y, en ocasiones, prolapso rectal.
  • Las personas infectadas que no usan la letrina sanitaria, contaminan el suelo con materia fecal, que contiene los huevecillos del parásito.
  • Con el calor, la humedad del suelo y la sombra, los huevos maduran y se convierten en embriones del parásito. Este proceso lleva tres semanas.

"Forma de transmisión"

  • Las personas, principalmente los niños, pueden ingerir los embriones del parásito, por medio de las manos sucias, el polvo, el agua, los alimentos, las frutas, y los objetos contaminados.
  • Los embriones del tricocefalos ingeridos bajan al estomago y llegan al intestino grueso, donde se concierten en gusanos adultos.
  • En el intestino grueso los gusanos se pegan a las paredes, se alimentan y se multiplican, produciendo malestar estomacal intermitente, diarrea, perdida de peso y anemia.

Síntomas, Signos, exámenes

  • SINTOMAS
  • Las infestaciones leves son a menudo asintomáticas.
  • Las infestaciones mayores pueden presentar diarrea sanguinolenta.
  • La pérdida de sangre prolongada puede conducir a anemia por deficiencia de hierro.
  • En casos severos entre individuos altamente infestados se presenta prolapso rectal.

  EXAMENES

  • Un examen de huevos y parásitos en heces revela la presencia de huevos de tricocéfalo

Tratamiento y Complicaciones

  • Se utiliza comúnmente el tratamiento oral con mebendazol durante tres días en infecciones sintomáticas. Como terapia alternativa puede utilizarse otro agente antiparasitario, el albendazol. Se espera una recuperación total con el tratamiento.
  • En casos severos, puede presentarse deshidratación y anemia por la diarrea sanguinolenta y rara vez se puede presentar también prolapso rectal.

Prevención

  • El mejoramiento de las instalaciones para deshechos con heces ha disminuido la incidencia del tricocéfalo. Otras medidas preventivas son lavarse las manos antes de manipular alimentos y evitar la ingestión de tierra mediante el lavado profuso de alimentos y vegetales potencialmente contaminados

PEDICULOSIS

Los piojos se llaman Pediculus humanus capitis, y son insectos parasíticos que se encuentran en el pelo de la cabeza de las personas. Se contagian con facilidad al entrar en contacto con prendas de vestir de la cabeza (gorros y sombreros) u otros textiles o aparillaje (cascos) de personas que están infectadas.

Es más frecuente la infestación en niños menores de 8 años, y más frecuente en las niñas que los niños.

EVOLUCION DE LOS PIOJOS

La pediculosis pasa por las diferentes fases del desarrollo del insecto y por ello se puede observar los piojos en tres formas: liendre, la ninfa y el adulto.

  • Liendre: Las liendres son los huevos de los piojos de la cabeza, son difíciles de ver y la mayoría de las veces se confunden con caspa, en su forma o color son parecidos, pero a diferencia de esta están firmemente adheridas a la raíz del pelo. Las liendres requieren una semana para convertirse en piojos.
  • Ninfa: La liendre sale del huevo y se convierte en un pequeño piojo llamado ninfa. Tiene el aspecto de un piojo de la cabeza adulto, pero es más pequeño. Las ninfas maduran convirtiéndose en adultos en aproximadamente 7 días después de la incubación.
  • Adulto: El piojo adulto tiene el tamaño de 2 a 4 mm de largo, tiene 6 patas y su color es de marrón a grisáceo. En las personas con pelo oscuro, el piojo adulto tiene un aspecto más oscuro. Las hembras son las que depositan liendres y por lo general son más grandes que los machos. Los piojos adultos pueden vivir hasta 30 días en la cabeza de una persona. Para sobrevivir, el piojo adulto necesita alimentarse de sangre.

Si el piojo cae fuera de la persona, generalmente se muere en un par de días.

DIAGNOSTICO

Los piojos se diagnostican por picazón el la cabeza, sensación de cosquilleo en el pelo, y lesiones de rascado en el cuero cabelludo.

Además se pueden observar las liendres y las formas adultas en el cuero cabelludo sobre todo detrás de las orejas y cerca de la línea del cuello en la parte posterior de la nuca. Los piojos de la cabeza se sostienen del cabello con garras parecidas a un gancho que tienen en el extremo de cada una de sus seis patas

¿Como se transmite?

El contagio, se lleva a cabo cuando una persona no infectada establece contacto con una parasitada o con algunos de sus elementos de uso personal como peine, cepillo, vestimenta, almohada, etc.; donde se encuentra el parásito adulto, ya que los piojos no pueden por sus características propias ni saltar ni volar.


¿Quienes pueden tener piojos?

El piojo ataca principalmente a los niños en edad escolar y a las mujeres; los hombres adultos, en cambio presentan un tipo de secreción sebácea que hace más difícil la infestación por los piojos.

¿Se debe tratar la pediculosis?

Si, ya que en algunas oportunidades puede tener complicaciones importantes.
La complicación más frecuente es el prurito y la eczematización del cuero cabelludo, particularmente en aquellos niños con una base alérgica, en quienes suele ser más frecuente, y que está favorecido por el uso de los distintos pediculicidas.
El prurito ocasiona el rascado del niño, lo que lleva a la excoriación del cuero cabelludo, es decir la lastimadura de la piel de la cabeza; estas lesiones permiten el más fácil acceso de bacterias que dan origen a infecciones que en ocasiones pueden llevar a cuadros importantes
¿Cómo se tratan los piojos?

Lo ideal es la consulta con el especialista para que sea él quien indique el tratamiento más adecuado. El tratamiento está destinado tanto a matar a la población adulta de piojos como a su cría (huevos y larvas).

Para matar al piojo:

Se puede utilizar piojicidas poco tóxicos como la permetrina al 1% en loción y shampoo, o crema de enjuague), shampoo o loción en base a lindano al 1% que se deben utilizar con indicación del especialista ya que mal utilizada podría ser muy tóxica.

Para eliminar las liendres:

Primero es necesario ablandar la capa de quitina que las envuelve con vinagre blanco y recién desprenderlas con el peine fino de metal. Si alguna no se desprendiera puede cortarse el pelo al que está adherida. Es muy importante realizar el tratamiento en todo el grupo familiar al mismo tiempo ya que si no continúa la cadena de contagios.

Para eliminar los piojos de los objetos personales.

Lavar la ropa de cama e interior con agua bien caliente (por lo menos durante cinco minutos a 50°C).
Para eliminar los piojos de los utensilios de uso personal (peines, cepillos, etc.) Sumergirlos en agua hirviendo durante diez minutos o lavarlos con el shampoo o loción piojicida.

Debido a que los piojos en un ambiente adecuado de humedad y temperatura viven 48hs, se aconseja:

* Cambiar la ropa de cama y lavarla con agua caliente.

* Lavar la ropa usada en el día con agua caliente (guardapolvo, bufanda, camisas,etc.)
* Pasar aspiradora en sillones, asientos de auto.
* Lavar los juguetes de uso diario.
* Lavar con agua caliente los peines y cepillo de uso diario.

¿Se puede prevenir la pediculosis?

Descontadas las normas de higiene básicas que en general cumplen todas las madres, es menester que sepan que para que disminuya la probabilidad de reinfección, es necesario crearle al piojo un hábitat que no le resulte propicio para anidar (inhóspito) ni para reproducirse. En general se lo logra: Revisando diariamente la cabeza de los niños y pasando el peine fino de metal. Evitar compartir elementos que están en contacto con el pelo (hebillas, peines, almohadas, abrigos).


Normas de prevención de la pediculosis:

* Lavar la cabeza todos los días con el shampoo habitual.
* Pasar el peine fino de metal diariamente embebido en vinagre.
Llevar el pelo recogido.
* No compartir hebillas, peines.

CONCLUSIÓN

Todo tipo de parasito que afecta al hombre, como la Tenia, Giardiasis y la Tricuriasis son infecciones que se pueden evitar:

En el caso de la Tenia, evitar comer las carnes cerdo crudo a medio cocer. La cisticercosis y la teniasis humana y porcina son, más que problemas alimentarios, problemas de higiene y educación sanitaria, problemas que se pueden solucionar transmitiendo desde el aula las medidas sanitarias más comunes y los hábitos de limpieza básicos para ingerir y preparar alimentos.

La infección por Giardia lamblia puede ser totalmente asintomática y su diagnóstico resulta entonces un hallazgo de laboratorio.

Los síntomas pueden ser diarreas, que alternan con períodos de normalidad o estreñimiento, dolor abdominal a tipo cólico, dolor en la boca del estómago (epigastralgia), gases, manifestaciones alérgicas en la piel en forma de urticaria (ronchas). En la fase crónica las diarreas pueden ser mantenidas, con severa pérdida de peso, anemia, ocasionando lo que se conoce como síndrome de mala absorción intestinal con incapacidad para digerir y absorber los azúcares de los alimentos.

Consumir siempre agua hervida o de calidad sanitaria registrada. Lavado con agua hervida y correcta manipulación de los alimentos destinados a ingerirse crudos, como las frutas y los vegetales; lavarse las manos antes de comer y después de defecar, y enseñar a nuestros hijos, desde la más temprana infancia, correctos hábitos higiénicos.

La tricuriasis se puede evitar con un buen lavado de manos antes de manipular alimentos y vegetales potencialmente contaminados.

En el caso de la pediculosis es evitable con aseo diario, revisión permanente y en el caso de contaminación seguir tratamiento medico.

Medidas generales para prevenir la parasitosis intestinal

  • Lavarse las manos con bastante agua antes de preparar los alimentos o comer y después de ir al servicio sanitario o letrina.
  • Lavar las frutas, los vegetales y verduras que se comen crudas
  • Quemar o enterrar diariamente las basuras de las casas; o echarlas al carro recolector, así se evitan los criaderos de moscas, ratas o cucarachas que transmiten enfermedades.
  • En aquellos lugares donde no hay agua potable, hervirla por 10 minutos o ponerle cloro(tres gotas de cloro por cada litro de agua)
  • Tener un sistema adecuado de disposición de excrementos (como primera medida tener letrina o interior de agua)
  • Alimentarse adecuadamente y en forma balanceada
  • Mantener la vivienda, los pisos, las paredes y los alrededores limpios y secos
  • Evitar el contacto de las manos y los pies con el lodo, como la tierra o la arena de aquellos sitios donde se sabe o se sospecha que existe contaminación fecal
  • Evitar ingerir alimentos en ventas callejeras y lugares con deficientes condiciones higiénicas

 

RODRIGO ALFONSO POLONI OYARZÚN

Profesor

Licenciado en Educación, e Ingles.

Magíster en Educación. (Est.)

Más información en:


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda