Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La Investigación




Partes: 1, 2, 3

  1. Modalidades
  2. Secuencia elemental de un proceso de investigación
  3. Cronograma de acuerdo a las etapas investigativas
  4. ¿Qué entender por eclecticismo?
  5. Los intentos de conciliar las concepciones vigotskianas y las piagetianas.
  6. ¿Cuál es la esencia en la concepción psicopedagógica de Vigotsky?
  7. ¿Cuál es la esencia de la concepción psicopedagógica de J. Piaget?
  8. ¿Cuáles son sus coincidencias?
  9. ¿Cuáles son sus discrepancias esenciales?
  10. Conclusiones

"Se estudia el fondo del mar con una sonda. Si regresa con cieno es que el fondo es cenagoso. Si vuelve con sedimentos es que el fondo es terrígeno. Si no lleva nada es que la cuerda es demasiado corta"

"La faire aux cancres", Jean Charles

Como en el caso de muchos otros términos, al de investigación se le asignan diversas definiciones.

Así, por ejemplo, Griffith Thompson Pugh, en su obra Guide to research writing, dice que investigar consiste en "averiguar los hechos, formular una hipótesis, probar una teoría existente, arrojar nueva luz sobre un punto de vista establecido, ganar perspectiva histórica, establecer estadísticas vitales, comprender un fenómeno físico o interpretar los resultados de otro medio de la organización y la síntesis del material para apoyar una conclusión".

Para J. W. Best, la investigación es "el proceso más formal, sistemático e intensivo para llevar a cabo el método científico del análisis".

Ezequiel Ander Egg establece que "…es un procedimiento reflexivo, sistemático, controlado y crítico, que permite descubrir nuevos hechos o datos, relaciones o leyes, en cualquier campo del conocimiento humano".

Por su parte, Donald Slesinger y Mary Stephenson, en la página 330 de la Encyclopedia of the social sciences, acotan que se trata de un proceso consistente en "el manejo de cosas, conceptos o símbolos, con el propósito de obtener generalizaciones que permitan extender, corregir o verificar el conocimiento, ya sea que éste auxilie en la construcción de una nueva teoría o en la práctica de un arte".

Otra interesante definición es la que ofrece Mario Tamayo y Tamayo: "La investigación es un proceso que, mediante la aplicación del método científico, procura obtener información relevante y fidedigna, para entender, verificar, corregir o aplicar el conocimiento".

Existen, pues, una gran cantidad de definiciones relativas al término investigación. Algunas muy restringidas, otras con un poco de retórica, como la siguiente, que he rescatado de un viejo cuaderno de notas y que no registra el nombre del autor: "La investigación es un intenso deseo de conocer, de alcanzar el orden intelectual para incrementar el bienestar físico del hombre; elevar el nivel de vida y de seguridad; prolongar la vida humana; mejorar nuestra salud y permitir al hombre gozar de más tiempo libre".

Como resulta casi obligado enunciar una definición personal, asumo que la investigación es un conjunto de estrategias y procedimientos que permiten descubrir, o consolidar un conocimiento.

Pero, sea cual fuere nuestro concepto de la investigación, es incuestionable que, hoy en día, ésta se ubica en el centro de toda actividad científica o socioeconómica.

En torno a la investigación social en México, ésta adquiere un incremento notorio con la creación de la carrera de sociología en la UNAM.

En opinión del Dr. Raúl Rojas Soriano, también la influencia ejercida en ese tiempo por "las corrientes de pensamiento europeas, norteamericanas y de algunos países latinoamericanos permitió vislumbrar amplias posibilidades para que la investigación social se consolidara en nuestro país.

Desde entonces a la fecha diversos organismos e institutos han realizado numerosos estudios sobre una multitud de temas, pero los resultados sólo en contadas ocasiones tienen utilidad aplicativa. Esto se debe en parte al carácter de la investigación, pretendidamente básica o dirigida a la especulación, que limita la factibilidad de utilizar los resultados en la fundamentación de una teoría social o en el proceso administrativo (planeación, organización, dirección, integración y control).

Dentro del sector público, el desarrollo de la investigación social se ha visto limitado por diferentes factores, entre los que destacan: el desconocimiento total o parcial de los aportes de las ciencias sociales; el predominio de esquemas mentales tradicionalistas que menosprecian la utilización de los lineamientos que se derivan de un estudio social y, fundamentalmente, la superficialidad e inconsistencia metodológica con que se efectúan numerosas investigaciones.

El resultado de toda esta situación se traduce en los exiguos recursos financieros destinados a la investigación social que limitan el alcance de ésta y dificultan su consolidación dentro del actual marco socioeconómico y político.

En cuanto al uso de los productos de la investigación social, es necesario tener presente que en este sector la producción y el consumo de las ciencias sociales son incentivados en muchos casos por un sistema indirecto de publicidad que pasa por la adjudicación de prestigio. Prestigio y aval "científico" a usuarios burocráticos y gubernamentales que recurren a las ciencias sociales para fundamentar y legitimar sus actos.*  

En el sector privado los estudios están dirigidos a satisfacer los requerimientos de las empresas u organizaciones. En este caso, el especialista en ciencias sociales vende su fuerza de trabajo, su capacitación e información como mercancía para su empleo técnico e ideológico en el proceso productivo, a fin de condicionar necesidades, manipular al hombre, persuadir compradores, evitar conflictos, facilitar el funcionamiento del sistema, con el propósito de maximizar el lucro para el sector empresarial y mantener los elementos estructurales básicos de la sociedad de consumo sin importar las consecuencias sociales.

Es preciso señalar claramente que en esta área el enfoque y aplicación de las ciencias sociales -eminentemente utilitarista- en nada contribuyen a resolver los múltiples problemas que obstaculizan el desarrollo del país, sino más bien, tratan de perpetuarlos al crear nuevas necesidades, sin ofrecer soluciones realistas para satisfacer las ya existentes.

Con relación a los instintos dedicados a la investigación, el panorama que se observa es más inquietante, ya que éstos no han encontrado la fórmula adecuada para influir, a través de sus estudios, en la solución de situaciones concretas sobre las que realizan sus investigaciones. En la mayoría de estos estudios existe un divorcio entre el quehacer científico y la realidad social, cuyo resultado es la simple descripción de los problemas sin llegar a ofrecer sugerencias aplicativas ni permitir un análisis cuyos resultados orienten la actuación de los individuos que están en posibilidad de influir, a través de sus decisiones, en los procesos sociales.

Para tener una visión más completa de los alcances y limitaciones de la investigación social en nuestro país, es necesario considerar y estar conscientes del desperdicio de recursos que implica, en cualesquiera de los sectores mencionados, mantener esquemas extrapolados de otros países que responden a sus necesidades particulares. Además, el hecho de que numerosas investigaciones sean subsidiadas por consorcios extranjeros, que marcan los lineamientos y objetivos de las mismas, contribuye a mantener la dependencia de la investigación social.

No obstante las dificultades que el profesional de las ciencias sociales debe afrontar, existen actualmente amplias perspectivas de superarlas para que la investigación se incremente en esta área. Lograr lo anterior puede significar (si es debidamente aprovechada la coyuntura que se presenta en el terreno político, económico y social) que la investigación sea apoyada por los niveles que toman las decisiones para incidir en el desarrollo social de aquellos núcleos de población que desconocen, total o parcialmente, los beneficios del desarrollo económico." 

MODALIDADES

Con base en un criterio muy general, la investigación adopta dos modalidades:

• la investigación pura, que busca descubrir conocimientos nuevos por un mero impulso intelectual, sin que le resulte significativa su aplicación, y

• la investigación aplicada, que intenta ofrecer soluciones a problemas prácticos, sin importar que durante su desarrollo no se obtengan nuevos conocimientos.

Otra clasificación establece que la investigación puede ser:

Exploratoria, si pretende seleccionar y adecuar los materiales y procedimientos de que se dispone para otro proceso investigativo a realizarse con posterioridad.

Descriptiva, si intenta ofrecer una exposición más o menos completa de las características del objeto de estudio. Adquiere carácter diagnóstico cuando establece relaciones causales entre los fenómenos que investiga.

También se acepta en algunos ámbitos la clasificación que propone Mario Bunge, para quien la investigación puede presentar las siguientes dos formas específicas:

Investigación analítica. Asociada con la investigación formal, utiliza fórmulas analíticas, susceptibles de convalidación a través del análisis racional. Tal es el caso de la matemática y de la lógica, por ejemplo.

Investigación sintética. Emplea fórmulas sintéticas que deben ser convalidadas a través de la comparación y la contratación con la realidad. Tiene su aplicación, básicamente, en las ciencias naturales y se relaciona con la investigación factual.

Otra interesante clasificación establece la existencia de tres tipos de investigación, de los que se derivan todas las modalidades existentes:

HISTÓRICA:

Lo que era. Su propósito es descubrir generalizaciones que puedan ser útiles para la predicción del futuro.

DESCRIPTIVA:

Lo que es. Implica algún tipo de comparación o contraste e intenta descubrir relaciones de causa-efecto.

EXPERIMENTAL:

Lo que será. Y lo que puede ser cuando ciertos factores sean meticulosamente manipulados o controlados.

A cada uno de estos tipos le señala una estructura típica, como en seguida puede verse.

INVESTIGACIÓN HISTÓRICA

-Enunciación del problema

 

-Recolección de la información

Fuentes primarias

Fuentes secundarias

-Crítica de datos y fuentes

Externa (forma)

Interna (contenido)

-Formulación de hipótesis

 

-Interpretación

-Informe

INVESTIGACIÓN DESCRIPTIVA

a) Descripción del problema.

b) Definición y formulación de hipótesis.

c) Supuestos básicos de las hipótesis.

d) Marco teórico.

e) Selección de técnicas para recolectar los datos.

f) Categorización de datos (con el objeto de facilitar relaciones).

g) Verificación de validez de los instrumentos.

h) Análisis e interpretación de datos.

i) Elaboración del informe.

Existen diversos tipos de estudios descriptivos, entre los cuales pueden mencionarse los siguientes:

• Estudios de casos

• Estudios por encuesta

• Estudios causales

• Estudios exploratorios

• Estudios de desarrollo

• Estudios de conjuntos

• Estudios evaluativos

• Estudios predictivos, etc.

Investigación experimental:

• Presencia de un problema.

• Identificación y definición del problema.

• Elaboración de hipótesis.

• Derivación de variables.

Diseño del esquema experimental, con base en los siguientes pasos:

- Recolección de datos.

- Diseño de investigación

- Definición del universo y de la muestra.

- Selección y elaboración de los instrumentos para la prueba de confiabilidad de datos.

• Realización del experimento

• Clasificación, análisis e interpretación de datos.

La investigación experimental puede ofrecer distintos diseños, como los expresados en el cuadro siguiente.

D I S E Ñ O S

PREEXPERIMENTALES

Estudios de caso con una sola medición.

Diseño pretest-postetst de un solo grupo.

Comparaciones con un grupo estático.

EXPERIMENTALES

Diseño de grupo de control pretest-postest.

Diseño de cuatro grupos de Salomon.

Diseño de grupo control postest.

Diseños factoriales.

CUASIEXPERIMENTALES

Experimento de series cronológicas.

Diseño de materiales equivalentes.

Diseños compensados.

Diseño de ciclo institucional secuente.

Diseño de muestra separada pretest-postest, etc.

Pero, tal vez, la clasificación más difundida es la siguiente:

1. La investigación documental, que registra específicamente elementos audiovideográficos.

2. La investigación de campo, misma que para su realización adopta las formas exploratorias, la observación, la interrogación y el experimento.

La investigación documental puede presentar diferentes modalidades. Entre ellas las siguientes:

  • Bibliográfica, cuando se realiza consultando libros. Por lo general, este tipo de investigación adopta formas específicas, tales como la biografía, la monografía, la crítica, la recopilación, el resumen y el ensayo, principalmente.
  • Hemerográfica, cuando para ser llevada a cabo la investigación recurre a periódicos, revistas, folletos y otros materiales semejantes.
  • Videográfica, apoyada en películas, filminas, diapositivas y otros medios visuales semejantes
  • Iconográfica, si la investigación documental se basa en imágenes, pinturas, etc.
  • Audiográfica, si la investigación se apoya en cintas magnetofónicas, discos, etc.

En cuanto a la investigación de campo, ésta adopta dos formas fundamentalmente: la observación y la interrogación.

Pero, independientemente de que se trate de investigaciones documental o de campo, no resulta posible hablar de un sólo modelo de instrumentos ni de una estructura única del proceso investigativo. Podría sugerirse alguno, como el que presento a continuación, con la aclaración reiterada de que éste puede cambiar de acuerdo al objeto y tipo de investigación que se trate, toda vez que los diferentes tipos de investigación existentes no se presentan puros, sino combinados.

SECUENCIA ELEMENTAL DE UN PROCESO DE INVESTIGACIÓN

  • Elección del tema
  • Planteamiento del problema
  • Determinación de objetivos
  • Elaboración de un cronograma
  • Contextualización
  • Procedimiento metodológico
  • Marco teórico
  • Elaboración de un informe

La elección del tema constituye el primer momento del proceso investigativo y, antes de definirla, conviene tener presentes algunas circunstancias o elementos absolutamente indispensables, con el propósito de realizar una planeación adecuada:

– Conocimientos básicos acerca del proceso de la investigación.

– Antecedentes del tema.

Anteproyecto de investigación.

Así mismo, el tema debe ser motivante para quien lo va a investigar, además de que es un gran riesgo emprender una investigación si se carece de fuentes suficientes y asesoría profesional.

Por otra parte, al elegir el tema, también deben considerarse ciertas condiciones que garantizan, en cierta medida, el buen desarrollo de la investigación, tales como:

a) Interés por el tema

b) Novedad y/u originalidad

c) Conciencia de las capacidades personales del investigador

d) Recursos necesarios

e) Disposición de tiempo

f) Utilidad de la investigación

Deberá tenerse mucho cuidado en no iniciar con un problema específico a investigar, sino con la elección del tema, pues el primero siempre se deriva de este último.

El planteamiento del problema y la hipótesis. Al inicio, esta parte de la investigación aparece muy general, y hasta un poco confusa. Sin embargo, conforme se avanza en la investigación se va también perfilando con mayor precisión, reduciéndose en su dimensión exclusivamente a sus elementos y relaciones básicas.

Como ya mencioné, el problema se deriva del tema. De no ser así, la contextualización general del problema resulta pobre o artificial.

El problema es una dificultad o interrogante que se deriva de un fenómeno o contenido.

Al respecto, en El proceso de la investigación científica, Mario Tamayo y Tamayo establece que el problema consta de dos partes: el título y el planteamiento, y éste, a su vez, se divide en tres secciones.

El esquema siguiente lo explica más claramente.

 

PROBLEMA

Título

 

Planteamiento

Descripción

Elementos

Formulación

Con relación al título, sugiere que no sea muy extenso, pues ello repercute en su comprensión.

Existen, por lo menos, tres formas para definir un título:

  • Por síntesis de la idea central.
  • Por asociación con otras ideas relacionadas.
  • Por antítesis, si expresa lo contrario de lo tratado en el trabajo de investigación.

En cuanto a la primera parte del planteamiento, esto es, la descripción del problema, el esquema siguiente nos ayudará a interpretarla.

Los elementos que conforman al problema son las características y factores de la situación problemática.

Con base en lo anterior, se hace posible formular el problema, poniendo el máximo cuidado en ello, pues con justa razón muchos afirman que el planteamiento adecuado de un problema constituye, de hecho, la mitad de su solución.

Por lo general, al realizarse los primeros intentos del planteamiento del problema, el investigador elabora una hipótesis preliminar, llamada hipótesis de trabajo.

La hipótesis (del griego hypótesis, suposición), es una proposición no demostrada, pero que puede ser confirmada o no, y que forma parte de cualquier investigación.

La hipótesis de trabajo, a medida que se avanza en la afinación del planteamiento del problema, es sustituida por otras más precisas y que revisten mayor consistencia.

Creo que no exagero si digo que al formular las hipótesis de la investigación, se inicia prácticamente, la construcción del marco teórico, pues las variables que constituyen a la hipótesis son los referentes clásicos para seleccionar las conceptualizaciones y las teorías procedentes.

Para poder formular de manera científica una hipótesis, es necesario atender a ciertas condiciones:

1) La hipótesis debe apoyarse en conocimientos comprobados;

2) La hipótesis debe relacionarse clara y directamente con el marco teórico;

3) La hipótesis debe formularse lógicamente;

4) La explicación ofrecida por la hipótesis debe tener el mismo alcance que el problema motivo de la investigación;

5) La hipótesis debe conducir a la predicción de los fenómenos reales;

De acuerdo con la opinión de Mauricio Andión Gamboa, en la que se evidencian criterios más o menos cuantificadores, "una hipótesis cuyas predicciones no sean verificables, es tan inútil científicamente como una hipótesis de la cual no se pudieran desprender consecuencias lógicas.

La base y el cuerpo de la hipótesis científica

Las hipótesis científicas constan de dos partes: una base o cimiento y un cuerpo o estructura. El cimiento está formado por los conocimientos ya comprobados en los cuales se apoya objetivamente la hipótesis (este cimiento es, para nosotros, el marco teórico); en cambio, el cuerpo de la hipótesis es la explicación supuesta, es decir, la estructura de relaciones que se edifica con explicación sobre el cimiento del marco teórico. Entonces es la estructura de la hipótesis la que tiene que ser sometida a prueba (puesto que el cimiento ya está comprobado), para saber si se verifican o no las consecuencias que se han establecido conjeturalmente.

En el momento en que se postula una hipótesis, muchas veces no están bien delimitados sus rasgos, los cuales se van precisando luego, poco a poco en contacto con los hechos.

Para formular una hipótesis, el investigador tiene que rebasar los límites de la descripción que ha logrado establecer, mediante el planteamiento del problema y la estructuración del marco teórico, del objeto en cuestión. Para lo cual he de intentar explicar esa mera descripción arriesgando hipótesis que establezcan una relación entre dos o más variables.

Determinación de las variables relevantes

Después de haber establecido una descripción objetiva y científica del objeto de la investigación, el investigador procede a explicar dicho objeto. Aquí explicar quiere decir que el investigador da a conocer la posible razón de un hecho, o intenta aclarar el motivo de lo que parecía extraño o inconcebible. La explicación consta de dos elementos, uno que explica y uno que es explicado. Se llama variable independiente al elemento que explica un fenómeno y al comportamiento explicado se le conoce como variable dependiente. Variable quiere decir que un término puede adquirir o ser sustituido por diferentes valores numéricos o diferentes categorías de análisis (el nivel de ingreso de una persona o grupo es una variable porque puede adquirir diferentes valores monetarios, el nivel de estudios también es una variable puesto que pueden oscilar desde el nivel de educación básica, pasando por media y media superior, hasta profesional y postgrado.)

Relaciones entre las variables relevantes

La explicación tentativa, o hipótesis en sentido estricto, postula una relación causal entre las variables detectadas por el investigador en el objeto. Tal explicación permite, además, predecir, con determinados márgenes de error los comportamientos del objeto.

Por consiguiente para establecer una hipótesis en la que se postula una relación causal es indispensable que se cumplan las siguientes condiciones: a) existencia de variación concomitante (covariación), esto es, si cambia la variable independiente, entonces habrá un cambio en la variable dependiente; b) la covariación establecida ha de corresponder efectivamente a los cambios que pueden observarse o experimentarse en el objeto de investigación, y c) la variable independiente ocurre antes que la variable dependiente.

Por ejemplo, si el objeto de investigación es la mortalidad infantil causada por el alcoholismo de los padres, la variable independiente en este caso es el alcoholismo del padre o de la madre o de ambos, y la variable dependiente es la mortalidad de los infantes. La hipótesis trata de explicar un fenómeno (la mortalidad infantil) como causado por otro fenómeno (el alcoholismo de los padres). Más aún: esta hipótesis no sólo establece una covariación que explicaría el fenómeno, sino también permite al investigador inferir algunas consecuencias; puede concluir que al disminuir el alcoholismo de los progenitores tenderá a disminuir la taza de mortalidad infantil. Al mismo tiempo, el investigador podrá tomar conciencia de los límites de su estudio: el alcoholismo de los padres es sólo una causa entre otras, de los factores que elevan el índice de mortalidad infantil. Es evidente que si el tema persiste en la mente del investigador, tendrá que iniciar otra investigación para poder determinar otras variables, nuevas hipótesis, y así sucesivamente en un proceso infinito de profundización.

Por otro lado, la formulación de toda hipótesis está sujeta a un determinado proceso de desarrollo, en virtud del cual se puntualiza, se rectifica, se completa con nuevas suposiciones y, al final, o queda comprobada o queda refutada y se substituye por una nueva hipótesis.

La formulación de cualquier hipótesis presenta en su desarrollo tres fases principales, claramente diferenciadas.

Fases en la formulación de hipótesis científicas

La primera consiste en la explicación de una conjetura, que el investigador hace fundado en ciertos hechos y en el marco teórico que ha estructurado previamente. La conjetura no puede deducirse de un modo puramente lógico del conjunto de planteamientos en el que se basa el marco teórico, ni constituye tampoco el resultado directo de la experiencia. Si la hipótesis se pudiera inferir de manera estrictamente lógica del conocimiento delimitado en el marco teórico o de la experiencia, no habría necesidad de formularla.

El investigador, al pasar del planteamiento del problema a su explicación en forma de hipótesis da un salto que es claramente visible cuando se compara el cimiento de la hipótesis en el cuerpo de la misma. De ahí que una explicación supuestamente hipotética que se concrete a repetir lo ya sabido, no puede considerarse ninguna innovación, ni la investigación que la sustenta como aporte original. Los alumnos (…) tienen que contemplar esta exigencia para no emprender trabajos que estén por encima de sus capacidades materiales e intelectuales. Es preferible que intenten explicaciones modestas y con cierta originalidad, que concretarse a repetir lo que otros han investigado.

La segunda fase comprende el análisis de la hipótesis y el estudio de las consecuencias que de ésta se desprenden. En esta fase el investigador reflexiona sobre las variables que va a considerar y trata de establecer si su hipótesis es admisible. Para ello, en primer lugar, ha de indagar cuales son las variables que se consideran pertinentes. Luego, intenta establecer los posibles enlaces de esas variables y los cambios de éstas, cuyos cumplimientos espera encontrar en los procesos o, en caso dado en sus representaciones abstractas. En segundo lugar ha de determinar si de la hipótesis o de su negación se puede obtener como conclusión un absurdo manifiesto. (Lo absurdo es aquello que viola las leyes lógicas.)

Entonces tiene que considerar las siguientes posibilidades

a) si de la afirmación de la hipótesis se puede concluir un absurdo manifiesto, entonces la hipótesis es menos admisible,

b) si de la negación de la hipótesis se puede concluir un absurdo manifiesto, entonces la hipótesis es más plausible o admisible.

Finalmente, la tercera fase nos viene dada por la comparación de los resultados obtenidos analíticamente, al examinar las variables intervinientes y las consecuencias lógicas que se desprenden de la hipótesis, con los datos que nos proporcionan la observación y el experimento.

Si dicha comparación nos revela que todas las consecuencias inferidas de la hipótesis se dan en la realidad, quedará demostrado que dicha hipótesis es probable. Es decir que la explicación contenida en la hipótesis es una posibilidad. Quizá se crea que si las consecuencias que de la hipótesis se infieran corresponden a hechos observados en la realidad, ha de considerarse como verdad cierta. Sin embargo, esto no es así. Una misma consecuencia (o consecuencias) puede derivarse de distintas causas o variables independientes. De ahí que la concordancia de hechos reales con la hipótesis no demuestre aún que ésta es cierta. Tales hechos pueden hallarse condicionados por otra regularidad, desconocida por el investigador.

Por consiguiente esta última fase ha de continuar con la indagación de cuáles son las consecuencias particulares que puedan ser verificadas, ya sea inmediatamente o en un lapso finito. Y por último, se establecen las predicciones que sea posible hacer con apoyo en la hipótesis formulada, en los datos ya obtenidos y en las técnicas de verificación disponibles o factibles.

De ello se desprende que el paso siguiente es la verificación. Para eso es necesario planear los medios para someter a prueba las predicciones, diseñando los experimentos necesarios, encontrando los procedimientos de medición adecuados y los instrumentos utilizables. En todo caso, es preciso ingeniarse para medir lo que es mensurable y tratar de hacer mensurable lo que todavía no lo es."

Por mi parte, considero que las hipótesis se estructuran, básicamente, con tres elementos:

• Las unidades de análisis (sujetos, grupos, instituciones, etc.).

• Las variables.

• Los relacionantes (elementos que vinculan a las unidades de análisis con las variables).

Analícese la siguiente hipótesis.

Con el empleo de la investigación-acción en las escuelas del medio rural se logra disminuir el índice de deserción.

Unidades de análisis: las escuelas del medio rural.

Variable dependiente: el índice de deserción.

Variable independiente: el empleo de la investigación-acción.

Relacionante: se logra disminuir.

El término variable nos remite a considerar las características que hacen diferenciables a los sujetos, grupos o instituciones. Generalmente se acepta la existencia de tres tipos de variables:

  • Dependientes
  • Independientes
  • Intervinientes

La variable dependiente, como ya vimos en el ejemplo anterior, es el elemento que existe en función de otro, o que puede ser modificado directa o indirectamente por otro.

La variable independiente explica o condiciona la existencia de otra variable (la dependiente).

La variable interviniente se presenta entre las variables dependiente e independiente, pero su influencia es indirecta y puede o no parecer en la hipótesis.

Las hipótesis, por otra parte, tienen diversos orígenes: pueden proceder de la propia teoría, de la observación directa de los hechos o de alguna información empírica. En cualquier caso, es una respuesta tentativa a un problema determinado, y sirve para orientar y delimitar el proceso investigativo, posibilitando la relación entre dos o más variables.

En algunas investigaciones se emplea la llamada hipótesis nula. Con ella se alude a que la información que pretendemos obtener es contraria a lo indicado en la hipótesis de trabajo.

La hipótesis nula constituye una alternativa directa para el investigador, en el caso de que su hipótesis central no pueda ser comprobada.

Analícese el ejemplo siguiente:

1. Hipótesis central: La aplicación del método global de análisis estructural en la enseñanza de la lecto-escritura propicia la lectura comprensiva.

2. Hipótesis nula: No es posible establecer diferencias significativas en la relación entre los distintos métodos para la enseñanza de la lecto-escritura y la lectura de comprensión.

Con el propósito de disminuir el nivel de abstracción de las variables y trabajar con sus referentes empíricos, se hace necesario operacionalizar las hipótesis. Esto se logra mediante el desglosamiento de las variables en indicadores.

En este contexto, un indicador representa el ámbito específico de la variable y su nivel de abstracción es intermedio.

Para medir los indicadores desprendidos de las variables se utilizan índices. En cambio, para investigar un indicador se recurre a preguntas o ítems.

Así, los cuestionarios se estructuran con preguntas para investigar indicadores que, medidos en índices, proporcionan datos necesarios para probar las hipótesis.

Conviene, sin embargo, dejar establecido que una hipótesis puede presentar una dimensión conceptual y otra operacional.

Hablamos de hipótesis conceptual, cuando relacionamos una variable independiente con una variable dependiente.

En otro caso, nos referimos a una hipótesis operacional si se trata de relacionar los indicadores independientes con los indicadores dependientes. Estas relaciones son fundamentales en la prueba de la hipótesis.

Obsérvense los dos esquemas siguientes. El primero de ellos presenta la estructura general de la operacionalización de una propuesta conceptual y de su prueba. El segundo esquema es sólo el ejemplo, sencillo y bosquejado, de una posibilidad entre una gran cantidad de derivaciones factibles. Para el ejemplo he retomado el ejemplo de un ejemplo de hipótesis citada ya en otra parte anterior de esta aportación: Con el empleo de la investigación-acción en las escuelas del medio rural se logra disminuir el índice de deserción.

La determinación de los objetivos. La investigación científica posee en sí objetivos de tipo general, entre los que se pueden citar:

  • Propiciar el desarrollo de la ciencia y la tecnología.
  • Emplear adecuadamente los descubrimientos resultantes de la investigación en beneficio del propio investigador y de la humanidad.
  • Enriquecer el acervo personal y social.

No obstante, cada investigación tiene sus propios objetivos particulares, entendiéndose por objetivo la especificación, enunciada concretamente, de lo que se busca.

La definición de objetivos permite evaluar, etapa por etapa, toda la investigación, y por lo tanto reencausar aquello que deba ser corregido. Así pues, es impropio sintetizar todos los objetivos de la investigación en uno solo, pues esto la constriñe, la limita en extremo y puede hacerla fracasar.

La expresión de los objetivos de la investigación debe ser muy precisa. Ello con el fin de evitar al máximo posibles desviaciones durante el desarrollo de la misma. Los objetivos pueden clasificarse de la manera siguiente:

CON BASE EN SU

T I P O S

Temporalidad

Mediatos o Inmediatos

Alcance

Generales o Específicos

Orientación

Técnicos o Prácticos

El cronograma resulta muy útil para el investigador, pues le permite fijar, con bastante aproximación, el tiempo que habrá de emplearse en el desarrollo de cada etapa del proceso investigativo.

Al elaborar el cronograma es necesario que sean considerados los contratiempos que pueden demorar el desarrollo de la investigación, tales como: el trabajo de campo, periodos de inactividad por vacaciones, etc.

Existen diversos modelos de cronogramas, según las necesidades y posibilidades del investigador, quien, en su defecto, puede auxiliarse de una sencilla agenda de investigación. Obsérvense los ejemplos siguientes:

 

Partes: 1, 2, 3

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda