Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Diseño de la planta física de un laboratorio de cultivo celular y quirófano para biotecnología aplicada




Partes: 1, 2, 3

  1. Laboratorio de Biotecnología aplicada
  2. El laboratorio de cultivo celular.
  3. Quirófano
  4. Manual de seguridad para operaciones en laboratorios de biotecnología y de tipo biológico
  5. Aplicaciones de la biotecnología en la actualidad
  6. Conclusiones
  7. Referencias
INTRODUCCIÓN

La ciencia ha estado evolucionando a una velocidad tan increíble que los avances tecnológicos deben satisfacer las necesidades que aparecen al transcurrir de los años. Por ello es tan importante dar a conocer estos supuestos teóricos para que puedan ser tomados como apoyo en la elaboración de un laboratorio que va a estar a la altura de los requerimientos establecidos por las leyes y para la aplicación de muchos proyectos de biotecnología para el desarrollo del conocimiento científico.

Para dicha construcción se tuvo en cuenta muchos factores que deben estar presentes a la hora de desarrollar cualquier trabajo de investigación, en este caso equipos, mediciones y obligaciones que debe tener un laboratorio de cultivo celular con su respectivo quirófano, además de las normas de bioseguridad que se deben tener en cuenta, para asegurar el desempeño de científicos y del trabajo que se esta realizando.

Palabras clave: laboratorio biotecnología, quirófano, cultivo celular, bioseguridad

1. LABORATORIO DE BIOTECNOLOGÍA

Como cualquier lugar de trabajo, los laboratorios de biotecnología y de tipo biológico han de reunir unas condiciones, que si bien pueden variar notablemente en función de su finalidad (un laboratorio dedicado a la obtención de antígenos monoclonales difiere de uno destinado a la mejora genética de vegetales y éste, a su vez, es muy distinto de otro en el que se realizan investigaciones microbiológicas), todos ellos deben estar acordes con lo dispuesto en el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo.

Para definir las distintas condiciones ambientales que los laboratorios de biotecnología y de tipo biológico deben reunir conforme a lo establecido en las disposiciones legales vigentes, se han tenido en cuenta las actividades que se realizan en dichas dependencias de la UPV, sobre la base documental de las actuaciones llevadas a cabo por el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la UPV, con el apoyo de las visitas realizadas a las diferentes instalaciones. A este respecto, se pueden considerar las siguientes actividades laborales:

  • Tareas docentes y de administración
  • Trabajos de investigación propiamente dichos, incluyendo las operaciones preparatorias previas, mantenimiento de equipos, etc.

Seguidamente, pasamos a describir algunos de los aspectos a tener en cuenta en lo concerniente a orden y limpieza, espacios de trabajo, ventilación, iluminación, etc., resaltando los matices más relevantes.

1.2 Espacios de trabajo por trabajador

Para que puedan darse unas buenas condiciones de orden y limpieza es necesario también respetar las dimensiones mínimas de los espacios de trabajo, permitiendo a trabajadores realizar sus actividades sin riesgos para su seguridad y salud y en condiciones ergonómicas aceptables. Las dimensiones mínimas que deben reunir tales espacios son las siguientes:

  • Altura desde el suelo hasta el techo: 3 metros.
  • Superficie libre por trabajador: 2 metros cuadrados.
  • Volumen (cubicaje) no ocupado por el trabajador: 10 metros cúbicos.

La separación entre los elementos materiales existentes en el laboratorio deberá ser suficiente para que los trabajadores puedan realizar su labor en condiciones de seguridad, salud y bienestar.

Cuando el espacio libre de que se disponga en el laboratorio no permita a los trabajadores la libertad de movimientos requerida para el desarrollo de su actividad, deberá disponerse de un espacio adicional suficiente en las inmediaciones del puesto de trabajo.

1.3 Temperatura, humedad y ventilación

La exposición de los trabajadores a las condiciones ambientales de los laboratorios en general no debe suponer un riesgo para su seguridad y salud, ni debe ser una fuente de incomodidad o molestia. Deben evitarse:

  • Humedad y temperaturas extremas.
  • Cambios bruscos de temperatura.
  • Corrientes de aire molestas.
  • Olores desagradables.

El aislamiento térmico de los locales donde se hallan ubicados los laboratorios debe adecuarse a las condiciones climáticas propias del lugar.

A modo de resumen, la tabla I muestra las condiciones de temperatura, humedad y ventilación que, de conformidad con lo establecido en la legislación vigente (anexo III del Real Decreto 486/1997, de 14 de abril) deben reunir los laboratorios de biotecnología y de tipo biológico en los que se desarrollan las diferentes actividades que se indicaron en el apartado 1 del presente manual.

Tabla I. Límites de temperatura, humedad y ventilación, según lo establecido en el anexo III del R. D. 486/1997.

CONCEPTO

ACTIVIDADES DESARROLLADAS

LÍMITES

Temperatura

17 - 27 ºC

Humedad relativa

30 - 70 %

Velocidad
del aire

Todos los trabajos llevados a cabo en los laboratorios de biotecnología y de tipo biológico consideradas en el punto 1.

0,25 - 0,50 m/s

Sistemas de aire acondicionado

0,25 m/s

Renovación
del aire

30 m3 por hora y trabajador

Mención especial merece el trabajo con cámaras de climatización y frigoríficas. Aunque, por las características propias del trabajo no sea habitual que los trabajadores permanezcan en su interior durante espacios de tiempo prolongados, es preciso tener en cuenta las siguientes precauciones:

  • Considerando las diferencias de temperatura con el exterior, las personas que deban acceder al interior de dichas cámaras irán provistas de ropa adecuada, especialmente en aquellas cuya temperatura es inferior a 0 ºC.
  • Las puertas de las cámaras de climatización deben disponer de un sistema de cierre que facilite la apertura desde su interior. En ningún caso deberán disponer de cerradura con llave.
  • Es conveniente que en el exterior de dichas cámaras exista una señal luminosa que advierta de la presencia de personas en su interior.

Con independencia de las condiciones de aireación del local, siempre que sea necesario manipular productos que puedan originar emanaciones de sustancias peligrosas u olores desagradables, el trabajo en cuestión se llevará a cabo bajo campana extractora, que deberá ir provista de filtros adecuados y estar sujeta a un programa de mantenimiento preventivo acorde a sus características.

1.4 Iluminación

La iluminación de los laboratorios debe adaptarse a las características de la actividad que se realiza en ellos, siendo de aplicación lo dispuesto en el anexo IV del antes mencionado Real Decreto 486/1997, teniendo en cuenta:

  • Los riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores, dependientes de las condiciones de visibilidad.
  • Las exigencias visuales de las tareas desarrolladas.

Los distintos tipos de iluminación se utilizarán según las circunstancias, es decir:

  • Siempre que sea posible, los laboratorios deben tener preferentemente iluminación natural.
  • La iluminación artificial debe complementar la natural.
  • La iluminación localizada se utilizará en zonas concretas que requieran niveles elevados de iluminación.

Conviene señalar que los requerimientos mínimos de iluminación en estos locales, recogidos en el citado anexo IV del Real Decreto 486/1997, son los siguientes:

Tabla II. Condiciones mínimas de iluminación, según lo establecido en el anexo IV del R. D. 486/1997.

ACTIVIDAD DESARROLLADA

NIVEL MÍNIMO EN LUX

Todos los trabajos llevados a cabo en los laboratorios de biotecnología y de tipo biológico consideradas en el punto 1.

500

Vías de circulación y lugares de paso

50

Estos niveles mínimos deben duplicarse cuando:

  • Existan riesgos apreciables de caídas, choques u otros accidentes en los locales de uso general y en las vías de circulación.
  • Ante la posibilidad de errores de apreciación visual, se generen peligros para el trabajador que ejecuta las tareas o para terceros.
  • Sea muy débil el contraste de luminancias o de color entre el objeto a visualizar y el fondo sobre el que se encuentra.

La distribución de los niveles de iluminación debe ser uniforme, evitando variaciones bruscas de luminancia dentro de la zona de trabajo y entre ésta y sus alrededores. Asimismo, hay que evitar los deslumbramientos:

  • Directos: producidos por la luz solar o por fuentes de luz artificial de alta luminancia.
  • Indirectos: originados por superficies reflectantes situadas en la zona de operación o sus proximidades.

No utilizar fuentes de luz que perjudiquen la percepción de los contrastes, profundidad o distancia entre objetos dentro de la zona de trabajo.

Instalar alumbrado de emergencia de evacuación y de seguridad en los lugares en los que un fallo del alumbrado normal suponga riesgo para la seguridad de los trabajadores. Por último, los sistemas de iluminación utilizados no deben originar riesgos eléctricos, de incendio o de explosión.

1.5 Señalización

En los laboratorios de biotecnología y de tipo biológico, la señalización contribuye a indicar aquellos riesgos que por su naturaleza y características no han podido ser eliminados. Considerando los riesgos más frecuentes en estos lugares de trabajo, las señales a tener en cuenta son:

1.5.1 Señales de advertencia de un peligro

Tienen forma triangular y el pictograma negro sobre fondo amarillo. Las que con mayor frecuencia se utilizan son:

  • Riesgo eléctrico. Esta señal debe situarse en todos los armarios y cuadros eléctricos del laboratorio.
  • Materias tóxicas. En aquellos laboratorios en los que se manipulen sustancias clasificadas como muy tóxicas, tóxicas, cancerígenas o mutágenas, tales como la colchicina o la azida sódica, se colocará la señal indicada en los lugares donde se guarden tales sustancias.
  • Materiales inflamables. Siempre que se manipule este tipo de materiales, se utilizará la señal indicada a continuación.
  • Baja temperatura. Esta señal deberá situarse a la entrada de las cámaras de climatización y frigoríficas que trabajen a temperaturas bajas.
  • Riesgo biológico. En cumplimiento de lo dispuesto en el anexo III del Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, se colocará esta señal en todos los laboratorios en los que se manipulen agentes biológicos de los grupos 2, 3 ó 4.
  • Riesgo de radiaciones ionizantes. En los laboratorios en que manipulen isótopos radiactivos, se utilizará la señal indicada.

1.5.2 Señales de prohibición

De forma redonda con pictograma negro sobre fondo blanco. Presentan el borde del contorno y una banda transversal descendente de izquierda a derecha de color rojo, formando ésta con la horizontal un ángulo de 45º.

  • Prohibición de fumar y de encender fuego. Siempre que en el laboratorio se utilicen materiales inflamables deberá emplazarse la señal que indica expresamente la citada prohibición.

1.5.3 Señales de obligación

Son también de forma redonda. Presentan el pictograma blanco sobre fondo azul. Atendiendo al tipo de riesgo que tratan de proteger, cabe señalar como más frecuentes en estos lugares de trabajo, las siguientes:

  • Protección obligatoria de la cara. Se utilizará siempre y cuando exista riesgo de salpicaduras a la cara y los ojos, como consecuencia de la manipulación de productos corrosivos o irritantes.
  • Protección obligatoria de vías respiratorias. Esta señal se colocará en aquellas áreas de trabajo donde se manipulen productos tóxicos o nocivos susceptibles de ser inhalados, sin perjuicio de que deban ser manipulados bajo campana extractora, siempre que sea posible.
  • Protección obligatoria de las manos. Esta señal debe exhibirse en aquellos lugares de trabajo donde se manipulen productos corrosivos, irritantes, sensibilizantes por contacto cutáneo o tóxicos y nocivos, con posibilidad de ser absorbidos por la piel.

1.5.4 Señales relativas a los equipos de lucha contra incendios

Son de forma rectangular o cuadrada. Presentan el pictograma blanco sobre fondo rojo. Las más frecuentes en los laboratorios son las que indican el emplazamiento de extintores y de mangueras para incendios, es decir:

1.5.5 Otras señales

En función de las características del local y teniendo en cuenta sus riesgos específicos, los laboratorios de biotecnología y de tipo biológico deben exhibir aquellas señales que avisen de la existencia de tales riesgos.

Conviene recordar también la obligatoriedad de señalizar las salidas de emergencia y elementos de primeros auxilios (botiquín, duchas de emergencia, lavaojos, etc.).

    Por último, otra señalización no menos importante es aquella que permite identificar las tuberías por el color con que están pintadas, en función del fluido por ellas transportado, a saber:

FLUIDO TRANSPORTADO

COLOR DE IDENTIFICACIÓN

Agua

Verde

Aire

Azul

Gas

Amarillo

Vacío

Gris

En el proyecto se han previsto 3 áreas de circulación:
1.-Libre
2.-Restringida
3.-Transferencias
La Circulación Libre, por un pasillo periférico, permite a los visitantes ver el equipamiento y los procedimientos del laboratorio a través de ventanas que comunican con las salas , sin necesidad de ingresar al área aséptica. Asimismo este pasillo periférico de circulación libre permite el ingreso de los abastecimientos y la salida de los elementos utilizados para los procedimientos.

Entre la circulación libre y la restringida hay Areas de Transferencia para personal y elementos. Toda la Unidad esta abastecida con aire filtrado, a presión positiva y a temperatura y humedad regulables. Se han empleado para revestimiento de pisos y paredes materiales lisos, lavables y resistentes para asegurar la higiene y antisepsia.
El Area de Circulación Restringida en la que se encuentran las salas de cultivo de tejidos, la Sala de Cirugía, el bioterio, la oficina de registro de los procedimientos, forman una Unidad Funcional en la que rige la estricta disciplina de una Sala de Operaciones.
Se han tenido en cuenta para su realización detalles minuciosos de construcción tanto en los materiales empleados como en el diseño de los ambientes.
Todos los detalles mencionados anteriormente, aseguran que ningún elemento potencialmente contaminado va a circular por el área restringida, pues todo aquello que toma contacto con el paciente se coloca en bolsas que se depositan en el mueble transferencia para ser retirado y por lo tanto no regresa al área limpia.
La Sala de Cirugía reúne iguales características que las mencionandas en lo referente a revestimientos de piso y paredes y aire acondicionado.

2. Laboratorio de cultivo celular

La característica principal que define al laboratorio de cultivo celular es el mantenimiento de la asepsia. La tasa de crecimiento de las células en cultivo es muy inferior al de los contaminantes habituales : hongos, levaduras, bacterias y micoplasmas, y por ello para el mantenimiento del cultivo será vital evitar la aparición en éste de cualquier microorganismo indeseado.

El área de trabajo para realizar cultivos debe instalarse en una parte del laboratorio tranquila, alejada de las vias de paso y a ser posible dedicada exclusivamente al cultivo de células. La solución ideal es diponer de una habitación aislada.

Las aparición de cabinas de flujo laminar redujo las necesidades de aislamiento del área de trabajo pero aún así es recomendable mantener un gradiente de esterilidad, desde el medio exterior o laboratorio general al interior de las cabinas de flujo donde se manipularán los cultivos y del incubador donde se mantendrán.

1. Tipos de laboratorio de cultivo celular.

Las necesidades de asepsia dependen del tipo de material que se va a procesar en el laboratorio. Esto define dos tipos de contención y de área de trabajo diferentes :

1. el laboratorio de cultivo de tejidos general, para la manipulación de cultivos no patógenos se instalará preferentemente en una sala aislada y a la cual se le suministrará aire filtrado (normalmente mediante un equipo de filtración y regulador de la temperatura). Esto produce un aumento de presión atmosférica en el interior del laboratorio (típicamente entre 15 y 20 mm de Hg) que impide la entrada de aire no filtrado al área limpia.

2. el laboratorio de cultivo con patógenos supone un nivel de contención superior. A fin de evitar la salida accidental de éstos agentes se filtra el aire que sale de la sala, generando un déficit de presión en el interior de ésta. El aire sale siempre estéril.

2. La instrumentación del laboratorio de cultivo celular.

En el laboratorio de cultivo celular propiamente dicho se encuentran los siguientes tipos de instrumentos :

1. cabinas de flujo laminar (áreas de trabajo y de contención estéril).

2. incubadores : baños termostatizados, incubadores de CO2, Incubadores 'roller', ...

3. instrumentos ópticos de observación del cultivo : microscopio invertido de contraste de fases, de fluorescencia,...

4. instalación de criogenia (tanques de N2 líquido) y congeladores

5. equipo de esterilización : autoclave, equipos de filtración,...

6. otros instrumentos : centrífugas, contadores electrónicos (Cell Counters), equipo de purificación de agua, balanzas, pH-metro, pipeteadores...

2.1 Las Cabinas de Flujo Laminar.

Su función es la de mantener un área libre de partículas, especialmente de posibles contaminantes (bacterias, levaduras,...) que puedan acceder al cultivo. Esto se consigue mediante un dispositivo mecánico que fuerza el paso del aire a través de un filtro de gran superficie (filtro HEPA) situado o bien en el techo (flujo vertical) o en la pared frontal (flujo horizontal) y que con una eficiencia del 99.999 % retiene las partículas por debajo de un cierto calibre que es en general de 0.2 um. En la Figura 2.1 se representa una sección de filtro HEPA. El flujo del aire es laminar, sin turbulencias en las que puedan quedar retenidas partículas contaminantes. El flujo laminar se asegura tanto por la gran superficie del filtro HEPA como por la velocidad constante del aire, como por la ausencia de fuentes intensas de calor (mecheros bunsen) en el interior de las cabinas, generadores de intensas corrientes de convección.

Tal como ya se ha indicado, las cabinas de flujo laminar pueden ser de dos tipos : flujo vertical y flujo horizontal, dependiendo de la posición del filtro HEPA y por ello de la dirección del flujo laminar (ver figura 2.2).

Los diferentes tipos de cabinas de flujo laminar se diseñan con diferentes propósitos :

a. Protección personal : protección del personal de los posibles agentes dañinos del interior de la cabina.

b. Protección del producto, experimento o cultivo que se encuentra en el interior de la cabina de los contaminantes exteriores o de la contaminación cruzada con otros productos o cultivos situados en la misma cabina.

c. Protección medioambiental : evitar la salida al medio ambiente de productos o agentes contaminantes.

Las cabinas de flujo laminar horizontal son muy adecuadas para una buena protección del producto, pero no son adecuadas para el trabajo con materiales peligrosos o con algún tipo de riesgo pues el operador queda completamente expuesto. En las cabinas de flujo vertical, más sofisticadas, se segura una buena protección del producto, y, dependiendo de su diseño se puede asegurar una protección total del operador. Son por ello más adecuadas para el trabajo con agentes peligrosos.

Dependiendo de la importancia que se le conceda a cada uno de estos factores en el diseño de la cabina se trata de cabinas de clase I, II o III.

1. Cabina de clase I.

Se trata de una unidad de contención parcial adecuada para la manipulación de agentes de bajo riesgo, donde existe una necesidad de protección del operario y del medio pero no del producto. Este es el tipo de cabinas normalmente denominadas "de gases", y no son de uso común en el laboratorio de cultivo de tejidos. Figura de "Biosafety in Microbiological and Biomedical Laboratories", 3rd edit, CDC (Center for Disease Control) / NIH (National Institutes of Health), p. 142.

2. Cabina de clase II.

Este tipo de cabinas protegen el producto, al personal y al medio ambiente. En general las cabinas de clase II se describen como un equipo de protección con un panel frontal de acceso y que mantienen un flujo laminar estable en el interior, con una filtración HEPA para el aire recircularizado en cada ciclo y una filtración HEPA del aire exhausto (de salida al medio). Los sucesivos diseños que se han realizado para cubrir necesidades diferentes permiten clasificar asimismo las cabinas de tipo II en tres subclases :

a. Tipo A. En este tipo (figura 2.3.B) el 30 % del aire es eliminado en cada ciclo y el 70 % es recircularizado. El escape al medio de los agentes potencialmente peligrosos se previene mediante una corriente de aire entrante en una rejilla frontal.

b. Tipo B. Se trata de una cabina de flujo laminar para uso general (figura 2.3.C), y en ella se recirculariza sólo el 30 % del aire en cada ciclo, eliminándose el 70 % del aire restante.

c. Tipo 100 % exhausto. Se trata de una cabina en la que el 100 % del aire de cada ciclo es eliminado hacia dispositivos que puedan retener los posibles agentes peligrosos (figura 2.3.D). Este tipo de cabinas se emplean fundamentalmente en laboratorios de toxicología en los que se requieren áreas de contención limpias y eliminación del aire posiblemente contaminado.

Las diferencias entre estos tres subtipos se refieren especialmente a la protección del usuario, superior en el caso del tipo A, y a la eliminación de la cabina de posibles contaminaciones de tipo aerosol, no retenibles por el filtro HEPA. La tipo A, que es la más adecuada para el trabajo con agentes patógenos particulados (filtrables) es la menos adecuada para el trabajo con vapores o aerosoles peligrosos.

Asimismo se ha de tener en cuenta que el funcionamiento correcto para la protección del producto y del personal depende de una correcta calibración del instrumento, especialmente de las velocidades respectivas de entrada de aire en el sistema y de flujo vertical. El punto de calibración o ajuste es dependiente del instrumento y debe ser realizado por personal especializado cada 6 a 9 meses de funcionamiento para asegurar la protección al usuario.

Figura de "Biosafety in Microbiological and Biomedical Laboratories", 3rd edit, CDC (Center for Disease Control) / NIH (National Institutes of Health), p. 143.

3. Cabina de clase III.

Se trata de una cabina de seguridad, estanca, para el trabajo con agentes biológicos de alto riesgo. Permite mantener al agente patógeno en un ambiente completamente estanco. Permiten controlar tanto los contaminantes particulados como aerosoles y contaminantes gaseosos mediante sistemas de filtración y disolución de éstos.

Figura de "Biosafety in Microbiological and Biomedical Laboratories", 3rd edit, CDC (Center for Disease Control) / NIH (National Institutes of Health), p. 145.

2.2 Incubadores.

Se trata de equipos comunes a la mayor parte de los laboratorios de biología (estufas, baños termostatizados,...) con la excepción del incubador de CO2, y del incubador con "roller".

Las células en cultivo son capaces de soportar sin daños importantes variaciones de temperatura, siempre que sean por debajo de la temperatura corporal del animal del que proceden. Así pues las células humanas soportan incubaciones a 4 ºC durante dias y pueden ser congeladas a -196 ºC durante años (con sustancias preservantes). Sin embargo no sobreviven más de unas pocas horas a variaciones de 2 ºC por encima de 37ºC. Las células procedentes de animales poiquilotermos soportan mejor un amplio rango de temperaturas de incubación.

Las células de homeotermo suelen crecer bien entre 33 y 37 ºC, pero en ese margen presentan importantes variaciones en su tasa de crecimiento. En un incubador de células es por tanto más importante la consistencia de la temperatura (invariabilidad durante prolongados periodos de tiempo, con oscilaciones inferiores a 0.5 ºC) que su precisión a fin de mantener a las células en condiciones en las que las tasas de crecimiento sean constantes. Por ello se deben usar incubadores con movimiento de aire forzado en el interior, y colocar los contenedores de células sobre estanterias agujereadas y nunca sobre el fondo o las paredes del incubador.

Las necesidades de asepsia en el incubador son considerablemente menores que en el área de trabajo (cabina de flujo laminar) pero sin embargo es muy recomendable mantener una estricta limpieza, desinfección periódica del incubador, y especialmente no introducir, o eliminarlos inmediatamente, cultivos contaminados en el incubador.

Para determinar el número y tipo de los incubadores requeridos se tendrá en cuenta :

- el tipo de cultivos a realizar : primarios o de líneas celulares estables. Es conveniente no cultivar en el mismo incubador cultivos primarios con líneas celulares estables, pues los primeros son una importante fuente de contaminación.

- la especie y el tipo de células a cultivar. Es importante la determinación exacta de la temperatura de incubación para la que se tendrá en cuenta la temperatura corporal del animal del que proceden las células, así como cualquier variación regional de temperatura (la piel suele tener una temperatura inferior). Algunos autores sugieren incorporar asimismo un factor de seguridad a la temperatura de incubación. Por ejemplo para la incubación de células humanas sugieren el cultivo a 36.5 ºC, cercano al valor de la temperatura corporal pero un poco inferior para mayor seguridad. Esto es en la actualidad innecesario en los incubadores modernos, capaces de regular la temperatura de incubación con gran precisión. Así pues serán necesarios tantos incubadores como diferentes temperaturas de incubación se precisen.

2.2.1 Incubador de CO2

El mantenimiento de la temperatura en una atmósfera con una tensión controlada de CO2 y adicionalmente de humedad elevada es el objetivo del incubador de CO2.

Un incubador moderno dispone de :

1. dispositivos de control de temperatura, con un termostato de seguridad que desconecta la función en caso de anomalía. La estabilidad de la temperatura es una característica esencial del incubador, y por ello suelen estar equipados con camisas de agua ('water jacketed') que incrementan notablemente la inercia térmica. Como consecuencia la estabilización de un incubador puede tardar varios dias.

2. dispositivo de inyección de una mezcla de aire y CO2, en la proporción deseada, entre el 4 y el 7 %. El CO2 de elevada pureza se suministra en botellas presurizadas, y se mezcla en el dispositivo de inyección. El control de la mezcla se realiza fundamentalmente mediante un dispositivo IRGA ("infra-red gas analyzer") . En incubadores modernos este dispositivo analiza constantemente el porcentaje de CO2 presente en la cámara de incubación, y realiza las correcciones necesarias. Un problema usual del dispositivo de medida de CO2 es la pérdida de calibración que se produce periódicamente. para evitarlo algunos fabricantes dotan al sistema de un mecanismo de autocalibración periódica (basado en la toma de una muestra de aire exterior que se considera tiene un valor x de CO2).

3. dispositivo de control de la humedad ambiente. Para mantener el cultivo se requiere una humedad ambiente elevada, a fin de reducir la evaporación de agua del medio de cultivo. En los incubadores menos sofisticados esto se consigue mediante bandejas de agua en el fondo del incubador. Este recurso es peligroso pues son una fuente importante de contaminaciones al convertirse a los pocos dias en caldos de cultivo. En los instrumentos más modernos se dispone de dispositivos que controlan la humedad atmosférica, inyectando agua estéril y filtrada.

4. dispositivo de recircularización de aire. Es importante una recirculación del aire en el interior del incubador, a fin de homogeneizar la temperatura en su interior. Si además en el circuito de circulación de aire se intercala un filtro HEPA se consiguen eliminar las posibles partículas contaminantes, y se asegura la esterilidad del ambiente.

Las condiciones del cultivo : temperatura, humedad atmosférica y niveles de CO2 son característicos de cada línea celular. El nivel de CO2 se establece para mantener el equilibrio carbonato-bicarbonato en el medio de cultivo, habitualmente al 5%.

Puedes encontrar información de actualidad en los sitios web de las empresas que fabrican estos incubadores : Forma, Revco, Jouan, ...

2.2.2 Incubador "roller".

Se trata de un incubador o estufa, en el interior del cual se ha instalado un "rotor" de baja velocidad. Se utiliza para mantener cultivos en botellas cerradas (no requieren CO2). La finalidad es disponer de una gran superficie para la adhesión de las células. En estos instrumentos se incuban las células en el interior de 'roller bottles', botellas con una gran superficie de crecimiento.

2.3 Instrumentos ópticos de observación :microscopio de contraste de fases invertido.

 

El control morfológico del cultivo se realiza mediante el uso de un microscopio. El hecho de que las muestras a observar se encuentren en recipientes de un cierto grosor (más de 3 cm en el caso de frascos de Roux de 250 ml) hace que un microscopio convencional no sea adecuado (por su pequeña distancia frontal), por lo que se han desarrollado microscopios de diseño original, en los cuales la fuente de iluminación y los objetivos se encuentran invertidos respecto a la platina de un microscopio óptico convencional (figura 2.5).

La segunda característica que condiciona el instrumento óptico es su ausencia de color, es decir se trata de muestras vivas y con poco contraste. El microscopio se equipa con el dispositivo de contraste de fases (diafragmas anulares a nivel del condensador y placa de fases entre las lentes del objetivo). De esta forma el contraste de la imágen aumenta y la calidad obtenida es muy superior.

Es de gran utilidad disponer asimismo de un dispositivo de captación de imágenes, fotográfico o de video acoplado al microscopio a fin de documentar el estado de los cultivos.

2.4 Congeladores e instalación de criogenia (depósito de N2 líquido)

Es recomendable que los congeladores y la instalación de criogenia estén en recintos separados a la unidad de cultivo propiamente dicha pues los ventiladores y compresores son una fuente importante de turbulencias y suciedad en el laboratorio.

Es preciso el almacenamiento de soluciones y células a diferentes temperaturas, para lo que se requiere :

1. neveras (4 ºC) para el almacenamiento de medios, PBS, ...

2. congeladores de -20 ºC para el almacenamiento de suero, aditivos (glutamina, antibióticos) y soluciones enzimáticas (tripsina, colagenasa,...).

3. congeladores de -80 ºC para el almacenamiento a largo plazo de los aditivos del medio (suero, glutamina, antibióticos,...) y de sustancias especialmente sensibles (factores de crecimiento, mitogenos, inductores,...).

4. unidad de almacenamiento en nitrógeno líquido (-196 ºC), para el almacenamiento de las líneas celulares.

2.5 Equipo de esterilización : autoclave y equipo de filtración.

La necesidad de asepsia para el cultivo de tejidos se extiende no sólo al medio en que se realiza el trabajo sino muy especialmente a los recipientes en que se realiza el cultivo, a los medios líquidos o sólidos, y a los instrumentos que puedan entrar en contacto con éste en algún momento de su manipulación (pipetas, puntas de pipeta automática, pinzas, tubos, material variado de vidrio...).

Para esterilizar todo este material, de variada naturaleza se emplean una serie de métodos : irradiación con radiación gamma o rayos X, esterilización por gas, autoclavado, filtración,... En el laboratorio general de cultivo de tejidos se suele disponer de : equipo de filtración y autoclave. La esterilización por gas, y la irradiación son técnicas propias de grandes instalaciones, por ejemplo hospitalarias, o industriales.

2.5.1 Equipos de filtración.

En la actualidad se dispone de unidades de filtración estéril (por ej. Millipore, Gelman, ...), muy recomendables para el trabajo rutinario. Sin embargo, su elevado coste por unidad hace que en muchos casos aún se empleen unidades reutilizables como pueden ser las unidades Swimmex de Millipore.

Estos equipos de filtración constan o bien de una fuente de vacio conectada a un kitasato dotado de una unidad de filtración esterilizada por autoclavado, o bien de una bomba peristaltica que fuerza el flujoo de solución a través de una unidad de filtración hermética (por ejemplo las ya citadas Swimmex de la empresa Millipore). En ambos casos la esterilización se produce al atravesar la solución un filtro de poro 0.22 um.

2.5.2 Autoclave.

Un autoclave es un instrumento que permite la esterilización por calor tanto de sólidos como de líquidos. La esterilización se realiza habitualmente a 121 ºC, 1 atmosfera de sobrepresión durante un tiempo superior a 20 min. Un autoclave de uso normal en el laboratorio de cultivo de tejidos suele disponer de temporizador y regulador de presión, y en algunos casos de un ciclo de secado para permitir secar el material sólido (material de vidrio, instrumentos quirúrgicos, tubos,...).

2.6 Otros instrumentos : centrífugas, contador de células electrónico ("cell counter"), equipo de purificación de agua,  balanzas, pH-metro, pipeteadores...

Además del equipo antes citado el laboratorio de cultivo de tejidos deberá estar equipado con otros instrumentos que, o bien no son imprescindibles para un laboratorio de tamaño pequeño (por ej. el contador electrónico de células), o bien son instrumentos que forman parte de un laboratorio de uso más general (centrífugas, equipo de purificación de agua, balanzas, pH-metro, pipeteadores...).

2.6.1 Centrífugas.

En el laboratorio de cultivo de tejidos es necesario disponer de una centrífuga refrigerada, preferentemente con posibilidades de usar en ella desde tubos de pequeño volumen (1 a 2 ml) a botellas de gran capacidad (250 a 500 ml). Normalmente, para la mayor parte de las aplicaciones bastará con un instrumento que desarrolle hasta 2000 xg.

La centrífuga se ha de instalar dentro de lo posible alejada de las cabinas de flujo laminar, para evitar las turbulencias de aire que ge

2.6.2 Contador electrónico de células ("cell counter").

Un contador electrónico de células es un instrumento capaz de contar y medir partículas en suspensión. Este instrumento fue comercializado por Coulter Electronics, y a pesar que posteriormente se han desarrollado métodos alternativos es aún hoy en dia el mecanismo más empleado.

El sistema está formado por los siguientes elementos :

1. dos electrodos, uno en el interior de un tubo con un pequeño orificio que se introduce en la suspensión de partículas a contar, y un segundo electrodo que se introduce directamente en dicha suspensión. El tubo con el orificio está conectado a un manómetro de mercurio y a una bomba. El manómetro controla mediante el desplazamiento del mercurio la conexión y desconexión de los electrodos.

2. un amplificador electrónico de la señal, un analizador de altura de los pulsos, y una escala, conectados a los electrodos.

Cuando la válvula que controla el manómetro se abre 0.5 ml de la suspensión entran en el interior del tubo por el pequeño orificio. Durante ese tiempo los electrodos están conectados y registran y transmiten al equipo de amplificación y análisis de la señal las oscilaciones de resistencia que detectan. Cada vez que una célula atraviesa el orificio se produce una variación de la resistencia proporcional al tamaño. Estos datos se registran y se analizan.

2.6.3 Equipo de purificación de agua.

Es de gran importancia en la preparación de los medios, de los aditivos, o en cualquier solución que pueda estar en contacto con el cultivo, una absoluta esterilidad y ausencia de sustancias que puedan provocar alguna alteración al cultivo. Por ello se utiliza siempre agua de la máxima calidad (tipo MilliQ, Millipore) obtenida mediante equipos de doble destilación o de intercambio iónico y filtración. Es muy importante la eliminación de apirógenos, y restos de materia orgánica.

2.6.4 Pipeteadores

Se trata de dispositivos o instrumentos para el trasvase o medición de fluidos. Los de uso común en el laboratorio como las pipetas automáticas y las pipetas, pero con la salvedad del uso de bombas acopladas a la pipeta, manuales o eléctricas que permiten la aspiración mecánica del fluido. Importante para mantener la asepsia y al mismo tiempo para la protección del operador. El aire bombeado es filtrado previamente.

3. Quirófano

3.1 Precauciones Universales

Son medidas para reducir el riesgo de transmisión de enfermedades infectocontagiosas relacionadas con el trabajo del Equipo de Salud. Estas precauciones deben ser agregadas a las Técnicas de Barrera apropiadas para disminuir la probabilidad de exposición a sangre, otros líquidos corporales o tejidos que pueden contener microorganismos patógenos transmitidos por la sangre (2).

Universalidad: Las medidas deben involucrar a todos los pacientes de todos los servicios, independientemente de conocer o no su serología. Todo el personal debe seguir las precauciones estándares rutinariamente para prevenir la exposición de la piel y de las membranas mucosas, en todas las situaciones que puedan dar origen a accidentes, estando o no previsto el contacto con sangre o cualquier otro fluido corporal del paciente. Estas precauciones, deben ser aplicadas para TODAS las personas, independientemente de presentar o no patologías.

Uso de barreras: Comprende el concepto de evitar la exposición directa a sangre y otros fluidos orgánicos potencialmente contaminantes, mediante la utilización de materiales adecuados que se interpongan al contacto de los mismos. La utilización de barreras (Ej. guantes) no evitan los accidentes de exposición a estos fluidos, pero disminuyen las consecuencias de dicho accidente (3).

Medios de eliminación de material contaminado: Comprende el conjunto de dispositivos y procedimientos adecuados a través de los cuales los materiales utilizados en la atención de pacientes, son depositados y eliminados sin riesgo.

ELEMENTOS DE PROTECCIÓN PERSONAL

USO DE LOS ELEMENTOS DE PROTECCIÓN PERSONAL

Los elementos de protección personal son un complemento indispensable de los métodos de control de riesgos para proteger al Anestesiólogo colocando barreras en las puertas de entrada para evitar la transmisión de infecciones. Sin embargo debe recordarse que muchos de los elementos de protección personal en instituciones de salud no fueron diseñados para ese propósito sino para evitar la contaminación de campos quirúrgicos y la transmisión de microorganismos de paciente a paciente a través del personal de salud, por lo cual tienen esa doble función.

De acuerdo con el procedimiento a realizar, se determina el uso de elementos de protección específicos tales como:

  1. __ Uso de mascarilla y protectores oculares en los procedimientos que se generen gotas de sangre o líquidos corporales. Con esta medida se previene la exposición de mucosas de boca, nariz y ojos, evitando que se reciban inóculos infectados.
  2. __ Uso de mascarilla buconasal: protege de eventuales contaminaciones con saliva, sangre o vómito, que pudieran salir del paciente y caer en la cavidad oral y nasal del trabajador. Al mismo tiempo, la mascarilla impide que gotitas de saliva o secreciones nasales del personal de salud contaminen al paciente, debe usarse en los pacientes en los cuales se halla definido un plan de aislamiento de gotas.
  3. __ Uso de braceras: para evitar el contacto del antebrazo y brazo con sangre o líquidos corporales en procedimientos invasivos como partos normales, cesárea, citología y odontología, entre otros.
  4. __ Uso de guantes: Reducen el riesgo de contaminación por fluidos en las manos, pero no evitan las cortaduras ni el pinchazo. Es importante anotar que el empleo de guantes tiene por objeto proteger y no sustituir las prácticas apropiadas de control de infecciones, en particular el lavado correcto de las manos. Los guantes deben ser de látex bien ceñidos para facilitar la ejecución de los procedimientos. Si se rompen deben ser retirados, luego proceder al lavado de las manos y al cambio inmediato de estos. Si el procedimiento a realizar es invasivo de alta exposición, se debe utilizar doble guante. El guante se diseñó para impedir la transmisión de microorganismos por parte del personal de salud a través de las manos; por tal motivo cuando se tengan los guantes puestos deben conservarse las normas de asepsia y antisepsia. Para personal de oficios varios y el encargado de manejo de residuos, los guantes deben ser más resistentes, tipo industrial.
  5. __ Delantal de caucho: Es un protector para el cuerpo; evita la posibilidad de contaminación por la salida explosiva o a presión de sangre o líquidos corporales; por ejemplo, en drenajes de abscesos, atención de heridas, partos, punción de cavidades y cirugías, entre otros.
  6. __ Polainas: Se utilizan para trabajadores de la salud que estén expuestos a riesgos de salpicaduras y derrames por líquidos o fluidos corporales.
  7. __ Gorro: Se usa con el fin de evitar en el trabajador de la salud el contacto por salpicaduras por material contaminado y además evita la contaminación del paciente con los cabellos del trabajador de salud.

Procedimientos invasivos:

Para los efectos de nuestra profesión, consideraremos a todo paciente contaminado y por lo tanto deberemos cuidarnos con todos mediante el uso de estas medidas. Se entiende por invasivo todos los procedimientos que irrumpen la barrera tegumentaria o mucosa del paciente. Las precauciones en los procedimientos invasivos son:

  • Uso de guantes y tapa boca
  • Protección para los ojos (en procedimientos que pueden provocar salpicaduras de sangre, fluidos o fragmentos óseos).
  • Las sobretúnicas se usan para protección durante procedimientos invasivos con riesgo de salpicaduras.
  • Cuando un guante se rompe, se debe retirar ambos guantes, lavarse las manos con agua y detergente por arrastre y colocarse otros nuevos.
  • Todo material cortopunzante usado durante el procedimiento invasivo deberá ser desechado en recipientes descartables adecuados.
  • Los materiales deben ser transportados en recipientes adecuados a los lugares de procesamiento.
  • La ropa contaminada será depositada en bolsas plásticas y transportada para el procesamiento.

NORMAS DE BIOSEGURIDAD PARA EL ÁREA DE CIRUGÍA.

  1. __ Utilice permanentemente el equipo de protección personal concerniente a gorro y tapabocas; en procedimientos invasivos utilice además, monogafas, guantes, braceras y delantal plástico.
  2. __ Utilice el equipo de aspiración mecánico el succionador para la aspiración de secreciones de boca y faringe. Evite su manipulación directa.
  3. __ Cambie oportunamente los recipientes de drenaje o aspiración del paciente, secreciones sangre, orina, materia fecal.
  4. __ Clasifique la ropa médica y quirúrgica utilizada en los diferentes procedimientos, teniendo en cuenta que puede ser contaminada o sucia. Disponga la ropa contaminada, es decir, aquella que contiene sangre, secreciones y otros fluidos, provenientes de pacientes, en bolsa roja; la ropa sucia en bolsa verde.
  5. __ Envíe las muestras de laboratorio en los recipientes adecuados, teniendo en cuenta las normas específicas para laboratorio clínico.
  6. __ Envíe a patología las muestras de tejidos u órganos, en recipientes adecuados que contengan formol a las concentraciones indicadas, debidamente rotulados y con tapa.
  7. __ Coloque el material anatomo-patológico, las placentas y aquel resultante de amputaciones en bolsa plástica, rotulándola como "Riesgo Biológico - Material Anatomopatológico", sellarla y entregarla al personal del Aseo para su disposición final.
  8. __ El material contaminado con fluidos corporales (guantes, gasas, compresas, etc.) debe ser depositado en bolsa roja separado del material anatomopatológico.
  9. __ Efectúe desinfección y limpieza en las áreas quirúrgicas empleando las técnicas correctas y las diluciones adecuadas de los desinfectantes, de acuerdo a los Procedimientos básicos de limpieza y desinfección.
  10. __ Maneje los equipos e instrumental siguiendo las técnicas de asepsia: desinfección, desgerminación y esterilización específicas para cada elemento (4).

PRECAUCIONES UNIVERSALES

1. Uso de precauciones de barrera: empleo de guantes, batas, mascarillas y protectores para los ojos.

2. Lavado de manos y de otras partes inmediatamente después de la contaminación con secreciones bucales, nasales, lágrimas, orina, sangre y otros fluidos del paciente.

3. Prevenir lesiones que causan agujas, bisturís, tijeras, láminas de tapones de sueros, ampolletas rotas, y otros objetos cortantes. Se deberán disponer de contenedores adecuados para todos los objetos que puedan ocasionar lesiones en la piel.

4. El personal de quirófanos con cortaduras en las manos o antebrazos o lesiones exudativas en estas partes, deberán evitar el contacto directo con los pacientes, hasta que sanen completamente.

5. Las áreas del quirófano contaminadas con sangre o líquidos corporales, deberán limpiarse y descontaminarse con hipoclorito de sodio al 10% u otro desinfectante con características bactericidas y viricidas.

6. Utilizar técnicas que produzcan un alto nivel de desinfección, para esterilizar equipo que haya estado en contacto con membranas mucosas de los pacientes, por ejemplo, hojas de laringoscopio.

7. Una recomendación importante, es que los anestesiólogos, los residentes de anestesia y las enfermeras de quirófano se vacunen contra la hepatitis B.

La CLASA recomienda a los anestesiólogos lo siguiente:

1. Revise la máquina de anestesia al iniciar sus labores. El aparato debe ser hermético y tener válvula para drenar fuera del quirófano los anestésicos excedentes.

2. Emplee flujos bajos. Preferentemente menores de 2 litros; utilice siempre oxímetro.

3. En todos los circuitos pediátricos coloque el dispositivo adecuado para expulsar fuera del quirófano los anestésicos excedentes.

4. Utilice lo menos posible el circuito semicerrado. Si no puede evitar su empleo adáptele una válvula de evacuación.

5. Emplee con mayor frecuencia los bloqueos anestésicos nerviosos.

6. Emplee con mayor frecuencia las técnicas de anestesia intravenosa total, clásica o multimodal.

7. Los anestésicos halogenados, úselos con flujos bajos y con válvula de evacuación. Utilice oxímetro.

8. Potencialice sus anestesias inhaladas, con clonidina, AINES, morfínicos y bloqueos nerviosos locales.

9. Haga las gestiones necesarias (preferiblemente en grupo) para que se instale en los quirófanos extractores que recambien el volumen del aire ambiente 20 veces cada hora.

10. Evite que el personal femenino trabaje en los quirófanos los primeros tres meses del embarazo.

11. Cuando en el quirófano sean usados los rayos X protéjase con delantal de plomo.

12. Si se usa el rayo láser protéjase con lentes especiales.

13. Exija dotación de equipo anestésico de buena calidad y completo, incluyendo circuitos circulares cerrados para niños y recién nacidos.

14. Exija que su quirófano cuente con oxímetro, monitor electrónico de presión arterial, capnógrafo y electrocardioscopio.

15. Concientice a los residentes de anestesiología para que lleven a la práctica estas recomendaciones (5).

4. Manual de seguridad para operaciones en laboratorios de biotecnología y de tipo biológico

4.1 MANIPULACIÓN Y ALMACENAMIENTO DE PRODUCTOS QUÍMICOS

Para su correcta manipulación y almacenamiento es imprescindible que el usuario sepa identificar los distintos productos peligrosos, de acuerdo con lo dispuesto en el Real Decreto 363/1995, de 10 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento sobre declaración de sustancias nuevas y clasificación, envasado y etiquetado de sustancias peligrosas. Dicho texto legal ha sufrido diversas modificaciones, la última de las cuales ha tenido lugar por el Real Decreto 99/2003, de 24 de enero que recoge, entre otras, las siguientes definiciones:

  • Sustancias: Elementos químicos y sus compuestos en estado natural o los obtenidos mediante cualquier procedimiento de producción, incluidos los aditivos necesarios para conservar la estabilidad del producto y las impurezas que resultan del proceso utilizado, excluidos los disolventes que puedan separarse sin afectar la estabilidad ni modificar la composición.
  • Preparados: Mezclas o disoluciones compuestas por dos o más sustancias químicas.

Asimismo, el citado Reglamento distingue las 15 categorías diferentes de sustancias peligrosas, que se indican en la tabla III.

Tabla III. Clasificación de sustancias peligrosas

  • Explosivos
  • Corrosivos
  • Comburentes
  • Irritantes
  • Extremadamente inflamables
  • Sensibilizantes
  • Fácilmente inflamables
  • Carcinógenos
  • Inflamables
  • Mutágenos
  • Muy tóxicos
  • Tóxicos para la reproducción
  • Tóxicos
  • Peligrosos para el medio ambiente
  • Nocivos

Para facilitar al usuario la identificación de estas sustancias, el Reglamento ha previsto la obligatoriedad de poner en el etiquetado unos símbolos (pictogramas) dibujados en negro sobre fondo amarillo-naranja, que representan la peligrosidad de cada tipo de productos.

Se distinguen los siguientes pictogramas:

Acompañando a los símbolos, se incluyen las indicaciones de peligro pertinentes, así como la mención de los riesgos específicos en forma de frases "R" y de consejos de prudencia o frases "S".

2.1 Identificación de sustancias y preparados peligrosos

Aunque el Real Decreto 363/1995 hace referencia a sustancias peligrosas, en su anexo VI se establecen los criterios generales de clasificación y etiquetado, tanto de sustancias, como de preparados peligrosos. La elección de símbolos y asignación de frases de riesgo en función del tipo de sustancia o preparado, se lleva a cabo del siguiente modo:

2.1.1 Grupo de sustancias y preparados explosivos, comburentes e inflamables

  • Sustancias y preparados explosivos: Se les asigna el pictograma y símbolo "E" y la indicación de peligro "explosivo", siendo obligatorio además, incluir una frase de riesgo que puede ser, según la sustancia de que se trate, alguna de las siguientes:
    • R2: Riesgo de explosión por choque, fricción, fuego u otras fuentes de ignición.
    • R3: Alto riesgo de explosión por choque, fricción, fuego u otras fuentes de ignición.
  • Sustancias y preparados comburentes: Se les asigna el pictograma y símbolo "O", así como la indicación de "comburente", siendo obligatorio incluir alguna de las frases de riesgo que se indican a continuación, de conformidad con los resultados de los ensayos de laboratorio:
    • R7: Puede provocar incendios.
    • R8: Peligro de fuego en contacto con materias combustibles.
    • R9: Peligro de explosión al mezclar con materias combustibles.
  • Sustancias y preparados extremadamente inflamables: Este concepto se aplica a sustancias y preparados cuyo punto de inflamación (Pi) es inferior a 0 ºC (Pi < 0 ºC) y su temperatura o punto de ebullición (Pe) inferior a 35 ºC. Se les asigna el pictograma y símbolo "F+" y la indicación de "extremadamente inflamable", debiendo incluir la frase:
    • R12: Extremadamente inflamable.
  • Sustancias y preparados fácilmente inflamables: Concepto aplicable a sustancias y preparados que, entre otras propiedades, tengan un Pi comprendido entre 0 y 21 ºC (0 ºC < Pi < 21 ºC). Se les asigna el pictograma y símbolo "F", así como la indicación "fácilmente inflamable" y la frase:
    • R11: Fácilmente inflamable.
  • Sustancias y preparados inflamables: No requieren pictograma, si bien cuando se trate de sustancias y preparados líquidos, cuyo Pi sea igual o superior a 21 ºC e inferior o igual a 55 ºC, se les asigna la frase:
    • R10: Inflamable.

Dependiendo de las características y naturaleza de las sustancias y preparados de este grupo, pueden asignarse otras frases, tales como:

  • R4: Forma compuestos metálicos explosivos muy sensibles.
  • R5: Peligro de explosión en caso de calentamiento.
  • R7: Puede provocar incendios.
  • R15: Reacciona con el agua liberando gases extremadamente inflamables.
  • R17: Se inflama espontáneamente en contacto con el aire.
  • R30: Puede inflamarse fácilmente al usarlo.

Finalmente, la obligación de poner el pictograma "E" hace que sea facultativa la inclusión de los pictogramas "F" y "O".

2.1.2 Grupo de sustancias y preparados muy tóxicos, tóxicos y nocivos

Aunque existe una acusada tendencia por parte de muchos usuarios, a calificar erróneamente como "tóxicas" numerosas sustancias y preparados peligrosos que, si bien presentan un marcado efecto agresivo para la salud humana (corrosivo, irritante...), distan mucho de tener lo que debe conocerse realmente como efectos tóxicos. El Real Decreto 363/1995, define en su artículo 2º los siguientes conceptos:

  • Muy tóxicos: Sustancias y preparados que por inhalación, ingestión o penetración cutánea en muy pequeña cantidad pueden provocar efectos agudos o crónicos e incluso la muerte.
  • Tóxicos: Sustancias y preparados que por inhalación, ingestión o penetración cutánea en pequeñas cantidades pueden provocar efectos agudos o crónicos e incluso la muerte.
  • Nocivos: Sustancias y preparados que por inhalación, ingestión o penetración cutánea pueden provocar efectos agudos o crónicos e incluso la muerte.

La aparente ambigüedad de estos conceptos queda completamente despejada en el anexo VI del citado Real Decreto 363/1995, modificados por el Real Decreto 99/2003, de 24 de enero, al establecer criterios cuantitativos de clasificación, basados en parámetros toxicológicos, como la dosis letal 50 (DL50) oral y cutánea y la concentración letal 50 (CL50) inhalatoria, en los términos que se indican en la tabla IV.

Tabla IV. Sustancias y preparados muy tóxicos, tóxicos y nocivos

Clasificación de
 la sustancia o
 preparado

DL50 oral para la
rata (mg/Kg)

DL50 cutánea
para rata o
conejo (mg/Kg)

CL50 inhalatoria
para la rata
(mg/litro/4 h)
(aerosoles o
partículas)

CL50 inhalatoria
para la rata
(mg/litro/4 h)
(gases y
vapores)

Muy tóxicos

< 25

< 50

< 0,25

< 0, 5

Tóxicos

25 - 200

50 - 400

0,25 - 1

0, 5 – 2

Nocivos

200 - 2000

400 - 2000

1 - 5

2 – 20

Conviene señalar que el concepto dosis letal 50 (DL50) hace referencia a la cantidad mínima de sustancia, expresada en mg/Kg de peso, capaz de provocar efectos letales en la mitad de la población de animales de experimentación escogida para el ensayo (rata, conejo...), por la vía de entrada en el organismo seleccionada para tal (oral, cutánea, etc.). Por su parte, la concentración letal 50 (CL50) es un concepto similar, pero reservado a la vía inhalatoria.

Tras estas consideraciones, la elección de símbolos y asignación de frases de riesgo para este grupo de sustancias y preparados se realiza de la siguiente manera:

  • Sustancias y preparados muy tóxicos: Se les asigna el pictograma y símbolo "T+", así como la indicación de peligro "muy tóxico", siendo obligatorio incluir también alguna de las frases de riesgo que se indican seguidamente, según las características del producto:
    • R26: Muy tóxico por inhalación.
    • R27: Muy tóxico en contacto con la piel.
    • R28: Muy tóxico por ingestión.
    • R39: Peligro de efectos irreversibles muy graves.
  • Sustancias y preparados tóxicos: Se les asigna el pictograma y símbolo "T" y la indicación de peligro "tóxico", debiendo incluirse también, alguna de las siguientes frases de riesgo:
    • R23: Tóxico por inhalación.
    • R24: Tóxico en contacto con la piel.
    • R25: Tóxico por ingestión.
    • R39: Peligro de efectos irreversibles muy graves.
    • R48: Riesgo de efectos graves para la salud en caso de exposición prolongada.
  • Sustancias y preparados nocivos: Se les asigna el pictograma y símbolo "Xn" y la indicación de "nocivo", incluyendo además, alguna de las frases de riesgo que a continuación se indican:
    • R20: Nocivo por inhalación.
    • R21: Nocivo en contacto con la piel.
    • R22: Nocivo por ingestión.
    • R65: Nocivo. Si se ingiere puede causar daño pulmonar.
    • R68: Posibilidad de efectos irreversibles.

A modo de ejemplo, una sustancia o preparado sólido, que tras los oportunos ensayos de laboratorio respondiera a las siguientes propiedades:
- DL50 para la rata por vía oral: 100 mg/Kg
- DL50 cutánea para el conejo: 250 mg/Kg
- CL50 inhalatoria para la rata (del aerosol): 0,5 mg/litro/4 horas
se clasificaría como tóxica por ingestión, inhalación y en contacto con la piel, se identificaría con el símbolo "T" y debería llevar la siguiente combinación de frases: R23/24/25.

Asimismo, una sustancia o preparado líquido cuyas características sean:
- DL50 para la rata por vía oral: 500 mg/Kg
- DL50 cutánea para la rata: 1500 mg/Kg
- CL50 inhalatoria para la rata (del vapor): 30 mg/litro/4 horas
se clasificaría como nociva por contacto con la piel y por ingestión, se identificaría como "Xn" y llevaría la siguiente combinación de frases: R21/22.

Por último, conviene precisar que la obligación de poner el pictograma "T" hace que sea facultativa la inclusión de los pictogramas "X" y "C".

2.1.3 Grupo de sustancias y preparados corrosivos, irritantes y sensibilizantes

  • Sustancias y preparados corrosivos: Se les asigna el pictograma y símbolo "C" y la indicación de peligro "corrosivo", debiendo incluir alguna de las siguientes frases de riesgo:
    • R34: Provoca quemaduras.
    • R35: Provoca quemaduras graves.
  • Sustancias y preparados irritantes: Se les asigna el pictograma y símbolo "Xi" y la indicación de "irritante", incluyendo además, alguna de las frases de riesgo que se indican:
    • R36: Irrita los ojos.
    • R37: Irrita las vías respiratorias.
    • R38: Irrita la piel.
    • R41: Riesgo de lesiones oculares graves.
  • Sustancias y preparados sensibilizantes: No tienen pictograma propio, si bien se les asigna el símbolo "Xn", la indicación de peligro "nocivo" y alguna de las siguientes frases, en función del lugar donde pueden ejercer su acción agresiva:
    • R42: Posibilidad de sensibilización por inhalación.
    • R43: Posibilidad de sensibilización en contacto con la piel.

Conviene señalar que la obligación de poner el pictograma "C", hace que sea facultativa la inclusión del pictograma "X".

Partes: 1, 2, 3

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Biologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda