Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El mercado de la piratería en el Perú: causas y efectos




  1. Piratería: causas, evolución y consecuencias
  2. Niveles de Piratería en el Perú
  3. Descripción del mercado informal
  4. Demanda
  5. Análisis de costos
  6. Conclusiones
  7. Bibliografía

1. Introducción

Piratería: "….entendida como la actividad ilícita de quienes sin contar con la debida licencia y/o autorización del autor, del productor u otro titular, o sus representantes, realizan reproducciones de ejemplares o mercaderías que se encuentran protegidas por el Derecho de Propiedad Intelectual. Son los "piratas" quienes efectúan las réplicas sin control de calidad, sin pagar al fisco ningún tipo de tributos, situación que de por sí los coloca en una posición privilegiada de quienes cumpliendo con la ley, pagan sus tributos y ofreciendo productos con calidad legalmente exigibles."

La piratería de libros en el Perú es de gran dimensión por lo que se percibe a simple vista en los puestos informales y cuenta con excelentes mecanismos de distribución, los cuales permiten que los libros piratas alcancen una gran rotación. Se observa que los libros nuevos que salen al mercado son pirateados con gran rapidez, incluso se da el caso, en que llegan a ser vendidos antes del lanzamiento del libro original en el país.

Todos estos factores determinan que no se tenga una idea aproximada del tamaño de la piratería editorial en el Perú, lo cual conlleva a serias repercusiones: no se puede determinar el gran impacto negativo de la piratería sobre la economía nacional (evasión de impuestos, por ejemplo) y sobre las editoriales y librerías formales. Asimismo, resulta primordial disponer de cifras que ayuden a la población a tomar conciencia acerca de la importancia de respetar los derechos de autor, pues con estos el país en conjunto se beneficia; ya que una mayor oferta formal de libros contribuirá a mayores ganancias para este sector, y en consecuencia, los precios de los libros originales disminuirán.

2. Piratería: causas, evolución y consecuencias

Existen varias causas que dieron origen a la piratería. Una de las más resaltantes es que, a pesar de la existencia de legislación que protege el Derecho de Autor y la propiedad intelectual, no existen sanciones drásticas y efectivas para estos delitos: hasta ahora en nuestro país no se ha registrado ningún caso de una persona condenada a prisión efectiva por el delito de piratería editorial.

Durante la década del ochenta nuestro país no se hallaba abierto al libre comercio y la piratería encontró un aliciente en la dificultad de acceder a las obras protegidas que provenían del exterior. Esto se vio ampliamente magnificado por el alto costo del ejemplar lícito y por el tardío ingreso de la obra al mercado.

En la década del noventa, cuando se liberalizó el mercado en nuestro país, se accedió a avances tecnológicos que disminuyeron muchos de los costos relacionados a la reproducción, impresión, grabación, etc. Esto contribuyó a disminuir los costos de "piratear" obras y a la vez a automatizar dicho proceso.

3. Niveles de Piratería en el Perú

El reducido nivel de protección de los derechos de propiedad intelectual y el cumplimiento de las leyes pertinentes son elementos críticos para el crecimiento de la industria del libro en nuestro país. A medida que avanzamos hacia la Era de la Información, las industrias que dependen de tal protección tienen el potencial de crecer más rápidamente que otras industrias nacionales. Para fomentar tal crecimiento hay que estimular y salvaguardar la inversión en esos sectores.

En noviembre del 2003, se inicio las negociaciones para que el Perú sea integrante del Tratado de Libre Comercio, dicho convenio tiene entre sus objetivos, eliminar obstáculos del comercio y facilitar la circulación fronteriza de bienes y servicios con Estados Unidos. Medida que beneficiaria sustancialmente a nuestro país, en el incremento de las oportunidades de inversión, para ellos se requiere de estabilidad jurídica y el cumplimiento de las normas por parte del Estado.

Para que Perú sea considerado país elegible, requirió ser eliminado de la lista de observación de países con perdida económica debido a la piratería. Con este fin, la Alianza Internacional de la Propiedad Intelectual elaboro a fines del 2002 un cuadro estadístico referido a los niveles de piratería entre los años 1996 y 2001.

Lamentablemente, la información estadística no ha sido cuantificada hasta el momento, a diferencia de otras industrias como la del software, grabaciones musicales y otras los cuales si presentan niveles. Sin embargo, las perdidas estimadas entre los años de estudios mencionados anteriormente, se mantiene en 10 millones de dólares. Entre el 2000 y el 2001, esta cifra se redujo a 9 millones de dólares.

Finalmente, el problema de la piratería de libros en el Perú no solo afecta económicamente a la industria editorial, sino que además genera problemas de índole ético y educativo. Ético, porque se convierte en una actitud similar a la de Robin Hood "Robar para darselo a los pobres", es decir no interesa de donde proviene el material incautado, sino a quienes de les beneficiara. Por esta razón, los piratas son denominados "Los Populizadores de la Cultura". En el plano educativo, porque la población no esta concientizada que la propiedad intelectual es la forma tangible de proteger una obra literaria y que esta protección lo beneficia económicamente.

4. Descripción del mercado informal

Entre los principales puntos de venta informal encontramos varias librerías ubicadas en el Jr.

Amazonas, Av. Grau, Jr. Quilca, Jr. Camaná, Av. Venezuela, entre otras. La mayoría son puestos de venta informal, que pagan un costo mínimo por el lugar ocupado, y tienen material que asegura una alta rotación. Si bien muchos de estos lugares de venta no exhiben la mercadería pirata, cuando se les consulta por el precio de algún libro señalan el precio del original y muchos de ellos, también dan razón de un precio reducido en otra versión.

El número de empleados que genera el sector informal librero de esta zona sobrepasa los 6000, y se calcula que existen alrededor de 200 vendedores ambulantes de libros piratas alrededor de la ciudad, una cifra bastante moderada que solo es ilustrativa y no influye en la oferta de la piratería editorial de manera significativa.

Estos vendedores ambulantes se encuentran diseminados en las principales arterias de ciudad, especialmente, en los distritos de ingresos medios a altos. Las principales locaciones son las salidas de los centros comerciales, los cruces de las avenidas; las afueras de las universidades públicas y privadas y las de los institutos superiores, etc.

La mayoría de los centros de venta de libros informales son negocios familiares, y algunos de ellos no sólo poseen un puesto de venta sino hasta dos o tres diferentes. En el caso del Jr. Amazonas, muchos de los puestos de venta que allí se encuentran provienen del antiguo campo ferial de venta de libros, que se ubicaba en plena Av. Grau. La mayoría son negocios familiares y algunos llevan dos generaciones con presencia en el mercado.

Por otro lado, también existe el vendedor informal que proviene de cualquier otro mercado, que juntó capital para invertir y decidió incursionar en este negocio, pero que no tiene vocación librera alguna y si pudiera ganar más en cualquier otro negocio informal no dudaría en cambiar de rubro. Cabe señalar que más del 90% de las empresas en el Perú, son informales.

No se conoce plenamente la red de distribución de libros piratas, pero según la información obtenida en decomisos e incautaciones se ha encontrado que, por ejemplo, un gran centro de fabricación de piratería puede producir hasta 40 mil libros por semana. Esto brinda indicios de que el nivel de piratería es medianamente tecnificado, especialmente para el caso de los libros de interés general como los best seller de literatura y los libros de autoayuda. Sin embargo, el tiraje promedio por libro que no es best seller estaría bordeando las mil unidades.

Los grandes centros de distribución de piratería se encuentran en Lima Metropolitana, especialmente, en el Jr. Amazonas y el Jr. Quilca, donde si bien no se expenden libremente, se les puede reconocer como los puntos en donde se realizan los acuerdos de comercialización mayorista. También se puede observar vendedores que se acercan a los puestos a ofrecer libros piratas. Este sería el mecanismo menos riesgoso para realizar la venta, ya que no se manejan grandes volúmenes que pueden llamar la atención de las autoridades.

Por otro lado, otro centro de distribución de mercadería ilegal se encuentra en la Av. Grau, donde también se expenden diferentes tipos de mercadería: ropa, electrodomésticos, zapatos, mochilas, y libros de viejo, así como libros piratas, cuyos precios son similares a los encontrados en Jr. Quilca y Jr. Amazonas.

5. Demanda

La necesidad de comprar productos de primera y segunda necesidad nos lleva a visitar tiendas, supermercados y otros. En el Perú ya no nos resulta extraño observar que el punto de venta final de los libros son los mostradores de las grandes tiendas por departamentos. Estas grandes tiendas han empezado a ofrecer libros originales a bajo costo y con posibilidad de ventas al crédito, bajo la presentación de tarjetas de crédito.

El libro como medio masivo de información, comunicación, entretenimiento y cultura corresponde a condiciones económicas muy similares a los demás medios de comunicación. Por tal motivo debe venderse rápido, a un publico masivo y con rentabilidad. Esto hace que la visión de las editoriales empiecen a adaptar sus programas de impresión a las preferencias del consumidor. Dadas las condiciones socioeconómicas de la población, es menos probable que las grandes librerías se establezcan en zonas rurales o de escaso poder adquisitivo.

Al incrementarse los precios en el mercado de los libros originales, inmediatamente los compradores potenciales emigraran al producto sustituto, constituido por los libros piratas. El factor predominante para que un comprador cambie al producto sustituto, es el precio.

Por tal motivo, los libros son productos elásticos, al mínimo cambio del precio los consumidores preferirán los artículos sustitutos. Es decir, el libro pirata es el objeto sustituto para el mercado editorial. De aprobarse una ley del libro que protegiera a la industria formal, la cantidad demandada de libros originales aumentaría a un mismo precio.

Dicha medida favorecerá significativamente a la industria editorial e incentivara a la creación literaria de los escritores. En el caso de los libros piratas, la ley del libro disminuiría la cantidad demandada a un mismo precio en el mercado informal. Esto significa que la ley del libro aporta significativamente al sector editorial, pero no tiene una significativa incidencia en disminuir el consumo de este producto.

6. Análisis de costos

El análisis de los costos en los que incurren los vendedores informales de piratería nos indica cuánto es lo mínimo que necesitan de ingreso para seguir subsistiendo y permanecer en el mercado. Para esto, se calcula la inversión inicial, los costos fijos y variables en los que incurre cada puesto de venta informal, y sobre la base de esto, se halla el número de venta promedio diario de libros que tendrían que venderse para seguir en el mercado. Si las ganancias no superan los costos, la mayoría de estos vendedores saldría del rubro e incursionarían en cualquier otro mercado informal que reditúe en mayores ganancias.

Por otro lado, si los ingresos superan lo invertido en capital y los costos fijos y variables, entonces se generan utilidades y ante esto, otros vendedores informales incursionan en el mercado para aprovechar estas ganancias, hasta llegar al punto de equilibro, es decir, el punto en que los costos medios (media de los costos fijos y costos variables incluyendo pago de intereses) y los ingresos se equiparen, y consecuentemente el número de puestos de venta se mantiene estable en el tiempo.

Si bien es cierto, muchos de los comerciantes que venden piratería lo hacen porque han heredado el negocio de sus padres y se les hace más difícil salir del mercado.

Otros vendedores piratas están en el mercado debido a que encuentran en este rubro la posibilidad de obtener ganancias sobre su inversión porque sino fuera así, invertirían en otro negocio que reditúe mayores rentas.

Los libros de interés general compuestos por los best seller de literatura y de autoayuda constituyen el 70% del mercado, seguido por los libros académicos y técnicos con un 20% del mercado, en este rubro se encuentran los libros de medicina, biología y otras ciencias; por último, un 10% de libros de diversas temáticas como los libros de ciencias sociales.

El precio promedio de los libros piratas catalogado como "interés general" se encuentra en S/. 13.00, el precio de los libros científicos-técnicos bordea los S/20.00 y los catalogados en "otros" tienen un precio promedio de S/.15.00. Se calcula que la piratería editorial estaría movilizando $ 13, 761,610 al año.

El número de libros escolares piratas que se venden es difícil de determinar, pero se estima que genera dos millones de soles anualmente.

7. Conclusiones

La penetración de la industria pirata en el mercado editorial ha alcanzado una dimensión alarmante. Este hecho afecta negativamente la imagen de nuestro país, así como reduce la inversión internacional hacia el Perú, por percibírsele como un país en el cual no se respeta la propiedad intelectual y los derechos de autor.

Si consideramos también que muchas librerías han ido desapareciendo debido a las graves pérdidas económicas que genera la piratería editorial, entonces sería razonable pensar que en la actualidad los puestos de trabajo dentro de la piratería editorial superan a los puestos en el sector formal.

Cabe destacar que el sector editorial debe estar afrontando pérdidas que están alrededor de, al menos, el doble de los ingresos registrados en el sector de piratería editorial; es decir, 28 millones de dólares, pues este sector cumple con pagar tributos al Estado, gastos en planilla, etc.; así como los pagos relacionados al respeto de la propiedad intelectual y derechos de autor.

De otro lado, se sabe que la mercadería pirata que se reparte en provincias proviene de los grandes centros de distribución de la capital, y son enviados a distintos lugares del país a través de encomiendas y embalajes. Además, que de las doce mil empresas dedicadas a la industria gráfica (tanto formal como informal), más de la mitad se encuentran ubicada en Lima Metropolitana.

Por otro lado, diversas encuestas han determinado que en general la mayoría de personas no son concientes del grave daño que la piratería causa al Estado, al sector editorial formal y a los autores de dichas obras.

Existe una conciencia mínima al respecto, pues se trata de justificar la compra de obras piratas aduciendo que el precio está "al alcance del bolsillo". No existe, pues, conciencia de que el precio tan bajo de las obras piratas se debe, en gran medida, a la evasión de impuestos, y a la falta de pago por derechos de Autor y propiedad intelectual.

Resulta necesario acotar que existe una clase de comprador de libros pirata, al que se denominará "comprador ocasional": aquel que compra el producto en la comodidad de su auto cuando se haya detenido por un semáforo o mientras espera en un grifo o aquel que encuentra dichos productos cuando acude al mercado del barrio o al centro comercial.

Este tipo de comprador podría dejar de adquirir productos piratas si fuera consciente de los daños que esta actividad ilícita causa a la economía nacional.

Cabe señalar que el INDECOPI, como ente administrativo sanciona con multas que no poseen carácter indemnizatorio ni resarcitorio por el derecho infringido a su titular; es decir, el dinero es recaudado para la ejecución del plan institucional de la misma, y no es utilizado como reparación por los daños morales y patrimoniales que la actividad ilícita ha causado en el autor.

Entonces ¿cuál es la solución más plausible...? Consideramos que la solución como piedra angular para disminuir y erradicar el problema es:

"La educación en el respeto a la creatividad, que nos conduzca a la obtención de una cultura formada en valores, que reconsideren el ingenio humano y sus frutos como la cualidad y la herencia más valiosa para la humanidad"

Para lograr esta cultura de respeto a los derechos de autor, necesitamos del rol activo de todos nosotros y no sólo de nuestro Estado, que hasta estos momentos no ha considerado lo importante que es proteger a la obra del autor, fomentando de esta manera el desgano y poco entusiasmo en la creatividad de todos los conciudadanos.

La situación se agudiza cuando se postergan leyes tan importantes como la llamada ley del libro por ejemplo. Consecuentemente la falta de implementación, para la formación de una verdadera cultura de respeto, nutrida en valores firmes que brinden la seguridad al creador y el apoyo suficiente para premiar e incentivar su creación y creatividad, y no sólo de este creador, sino también la de todas las personas, que no son todos pero sí la mayoría de sus pobladores. Mayoría que ve frustrados sus sueños e ilusiones, debido a la ignorancia de la población respecto de lo que implica el crear y el consiguiente desconocimiento de la importancia del derecho de autor, pues es indudable que en el marco económico las inversiones que se producen en torno a los derechos intelectuales generan verdaderas industrias culturales.

Si se logra, una política integral en la educación es indudable que se coadyuvará a que la población piense dos veces si desea hacerse cómplice de un delito, además, permitirá la obtención de una copia legal de la obra -sea artística o literaria- por menos precio, y aunque existan rezagos de la piratería, se optará por una obra original, afianzando con ello la erradicación de la piratería, fortaleciendo el respeto por el protagonista del derecho de autor, que viene a ser la persona que ha volcado allí, su ingenio humano para trasmitir su personalidad, y en consecuencia pueda exigir la protección jurídica, real y efectiva frente a la vulneración de su derecho de autor. Sin embargo, mientras no se adopten medidas efectivas seguiremos preguntándonos: "¿Es la piratería una necesidad o un delito?"

8. Bibliografía

 

 

Canales del Aguila, David

Universidad de San Martín de Porres

Facultad de Ciencias Administrativas y Relaciones Industriales

Escuela de Relaciones Industriales

Curso: Microeconomia

Ciclo: III

Profesor: Dr. Jorge Luis Córdova Egocheaga


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Software

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda