Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Efectos de los antioxidantes en el envejecimiento celular (página 2)

Enviado por Gisela Izquierdo



Partes: 1, 2

 

CAPÍTULO I

LOS RADICALES LIBRES DEL OXÍGENO

Los radicales libres son micropartículas cuyas cargas negativas y positivas no se encuentran interiormente neutralizadas, nuestro organismo los produce normalmente dado a que son esenciales para las funciones corporales, pero una generación incontrolada de ellos lleva a la destrucción de las células, los tejidos y los órganos. La presencia de uno o más electrones impares los vuelven inestables, por lo cual actúan en el organismo en busca de los electrones que les hacen falta para estabilizarse. Toman los electrones de otras moléculas para recuperar los que le faltan. Esto provoca una cadena por la cual se alteran y dañan las moléculas de carbohidratos, proteínas, grasas, ADN y ARN cambiando su estructura y función.

Existen causas de aceleración de este proceso como El estrés oxidativo contribuye al desarrollo de patologías crónicas como arterioesclerosis, cáncer, artritis, diabetes, demencias y el proceso biológico del envejecimiento, entre otras. Fuentes exógenas generadoras de especies reactivas del oxígeno son: antibióticos, medicamentos, quimioterapia, exposición a radiación ultravioleta e ionizante, infecciones, presencia de toxinas, excesivo ejercicio, etc. Otras pueden incidir en la producción de radicales libres a largo plazo: drogas, excesivo calor, tabaquismo, contaminación del aire, etc. Se ha investigado mucho más a los radicales libres de oxígeno, aunque éstos pueden concentrarse también en los átomos de carbono o de nitrógeno. Por ello, hemos conocido las sustancias "antioxidantes", que ejercen una influencia benéfica en estos procesos. El oxigeno por efecto de reducción, forma las siguientes especies moleculares:

  • Oxigeno simple O2
  • Anión superóxido O- 2
  • Radical hidroperóxido HOº2
  • Peroxido de hidrógeno (agua oxigenada) H2O2
  • Radical hidroxilo OHº

Todas estas especies son altamente reactivas y por tanto pueden ser biológicamente dañinas para la salud.

Todo radical libre existe durante un periodo de tiempo brevísimo, probablemente una fracción de segundo, pero es tiempo suficiente para atacar la estructura celular y provocar un daño grave.

CAPÍTULO II

LOS ANTIOXIDANTES

Los Antioxidantes son sustancias de diverso tipo, que previenen o retardan el daño oxidativo producido por los radicales libres. Para que una sustancia actúe como antioxidante debe ser capaz de reaccionar fácil y específicamente con un radical libre, neutralizándolo e impidiendo el daño oxidativo a las células. Se trata de un grupo de vitaminas, minerales, colorantes naturales y otros compuestos de vegetales y enzimas, que bloquean el efecto perjudicial de los radicales libres. La mayoría de los antioxidantes se encuentra en alimentos vegetales, lo que explica que incluir frutas, legumbres, verduras y hortalizas o cereales integrales en nuestra dieta sea tan beneficioso.

La primera defensa antioxidante al interior de la célula está dada por las enzimas antioxidantes, como la catalasa, glutatión peroxidasa y superóxido dismutasa. Son endógenas, es decir se sintetizan al interior del organismo y su acción depende de la presencia de ciertos metales tales como cobre, magnesio, zinc o selenio. Por eso la deficiencia de alguno de ellos afecta la función de estas enzimas y por ello se les ha denominado "metales antioxidantes". La segunda defensa antioxidante corresponde a los antioxidantes no enzimáticos que actúan tanto a nivel celular como extracelular.

Estas son sustancias de diverso tipo que atrapan o neutralizan radicales libres porque les ceden un electrón, previniendo así el daño oxidativo. Al hacer esto se consumen porque el antioxidante sufre una modificación química transformándose en un radical libre flojo o inactivo. Por lo tanto, a diferencia de las enzimas antioxidantes, estos compuestos antioxidantes deben ser reemplazados.

Los de origen exógeno, provenientes de la dieta, como vitamina C, vitamina E, carotenoides, polifenoles y flavonoides, al no ser sintetizados por las células, para ser reemplazados necesitan ser nuevamente ingeridos en la dieta.

La mayoría de los antioxidantes se encuentra en alimentos vegetales, lo que explica que incluir frutas, legumbres, verduras y hortalizas o cereales integrales en nuestra dieta sea tan beneficioso.

2.1) Antioxidantes Vitamínicos:

2.1.1) Carotenos y Vitamina A:

Cuando fue descubierta la vitamina A, se le llamo el "agente antiinfeccioso" Es una vitamina liposoluble que combate las infecciones y las enfermedades, forma barreras de primera línea ayudando al tejido epitelial del organismo a crecer y repararse a sí mismo. Sin suficiente vitamina A, estas células se vuelven rígidas, secas y con probabilidad de bajar la guardia favoreciendo la entrada de gérmenes al organismo. Es esencial para tener ojos sanos.

El organismo constantemente remplaza las células viejas y gastadas por otras nuevas y se necesita la vitamina A para producir células sanas de reemplazo. La única forma de obtenerla era por medio de alimentos de origen animal como el huevo, el hígado, pollo, leche y productos lácteos que contienen retinoles de forma natural pero luego se descubrieron otra manera de obtener esta vitamina y fue comiendo alimentos de origen vegetal ue contengan carotenos los carotenos Pertenecena la familia de los carotenoides de los vegetales. El organismo es capaz de transformarlo en vitamina A en el intestino delgado. Posee conjuntamente las propiedades de la vitamina A y de los antioxidantes que actúan sobre los radicales libres.

Se ha demostrado su papel en la prevención de las cataratas y su efecto beneficioso en procesos inflamatorios y en los relacionados con el envejecimiento. Alimentos ricos en beta-caroteno: Verduras de color verde o coloración rojo-anaranjado-amarillento (zanahoria, espinacas, brócoli, calabaza, tomate, etc.), y ciertas frutas (albaricoques, cerezas, plátanos, melón y durazno) el beta-caroteno es especialmente bueno para suprimir en cada molécula él oxigeno, ayuda a prevenir las cataratas al eliminar los radicales libres, antes de que puedan lesionar al cristalino del ojo, previenen la oxidación de la LDL (Lipoproteina de baja densidad) que ayuda a mantener los niveles normales de colesterol y reduce el riesgo de desarrollar aterosclerosis y enfermedades coronarias.

  1. Realiza más de 300 funciones orgánicas. Se necesita para producir colágeno (el fuerte tejido conectivo que sostiene al esqueleto, une los músculos a los huesos construye resistentes vasos sanguíneos y mantiene en su lugar los órganos de la piel. La vitamina C elimina los radicales libres, es el antioxidante más importante en el organismo. Es soluble en agua y esto le permite estar en el interior de las células y en los espacios que quedan entre estas debido a que los radicales libres también están en todos lados. La vitamina E y las enzimas antioxidantes y el glutation la necesitan para funcionar apropiadamente. Es necesaria para producir otras enzimas que eliminan del organismo toxinas como el plomo y los contaminantes. Ayuda a prevenir el cáncer especialmente de los que atañen al tracto gastro-intestinal (boca, garganta, estómago, páncreas, colon y recto) eliminando toxinas y radicales libres bloqueando la formación de nitrosaminas causantes del cáncer a partir de los nitratos y nitritos que se encuentran en los productos animales, especialmente la carne roja.

    Muy efectiva para reducir el riesgo de cataratas eliminando los radicales libres de los ojos antes que estos puedan lesionar los cristalinos. . Es primera línea  en la defensa antioxidante del plasma; es un poderoso inhibidor de la oxidación de los lípidos. Regenera la Vitamina E, y es protector de los efectos del tabaco. La gente con niveles altos de vitamina C tienen niveles más bajos de colesterol. Mejora el sistema inmunitario ya que los glóbulos blancos y mensajeros químicos del sistema inmunitario necesitan mucha vitamina C para funcionar correctamente. Las fuentes de la vitamina C son las frutas y zumos cítricos (esto incluye el melón, las fresas, la papaya, los kiwis, los mangos, las moras, las frambuesas, y los pimientos verdes y rojos), las plantas crucíferas (como el brócoli, la coliflor, las coles de Bruselas y el repollo), los tomates y las hortalizas de hoja verde.

  2. Vitamina C o ácido ascórbico:
  3. La vitamina E (tocoferol):

La vitamina E está considerada "la primera línea de defensa" contra el daño en la membrana de las células que causa la oxidación.

Actúa tan bien como antioxidante porque es soluble en grasa, y las membranas celulares están hechas en gran parte de grasa. Esta vitamina penetra en las membranas y elimina cualquier radical libre que trate de pasar. El alfa tocoferol es la forma más común y activa, la que funciona mejor para eliminar los radicales libres. Ayuda a prevenir o retrasar las enfermedades coronarias limitando la oxidación del LDL (colesterol malo) también previniendo la formación de los coágulos de la sangre, que podrían conducir a un ataque del corazón. También bloquea la formación de las nitrosaminas, que son agentes cancerígenos formados en el estómago de los nitritos consumidos en la dieta.

En la enfermedad de Alzheimer la vitamina E en dosis elevadas (2,000 UI) funciona como medicamento caro disminuyendo el deterioro de las células cerebrales. La vitamina E lleva a cabo esta función gracias a su capacidad para reducir estos radicales a metabolitos inocuos: un proceso conocido como "depuración de radicales libres".

Esta vitamina se encuentra en el germen de trigo, aceite de soja, germen de cereales o cereales de grano entero, aceite de oliva, vegetales de hoja verde y frutos secos.

2.2 Minerales Antioxidantes:

2.2.1) EL ZINC

Es un metal, a veces clasificado como metal de transición aunque estrictamente no lo sea, que presenta cierto parecido con el magnesio y el berilio además de con los elementos de su grupo. Este elemento es poco abundante en la corteza terrestre pero se obtiene con facilidad. Una de sus aplicaciones más importantes es el galvanizado del acero. Es un elemento químico esencial.

Es un metal de color blanco azulado que arde en aire con llama verde azulada. El aire seco no le ataca pero en presencia de humedad se forma una capa superficial de óxido o carbonato básico que aísla al metal y lo protege de la corrosión. Prácticamente el único estado de oxidación que presenta es el +2. Reacciona con ácidos no oxidantes pasando al estado de oxidación +2 y liberando hidrógeno y puede disolverse en bases y ácido acético.

El metal presenta una gran resistencia a la deformación plástica en frío que disminuye en caliente, lo que obliga a laminarlo por encima de los 100ºC. No se puede endurecer por acritud y presenta el fenómeno de fluencia a temperatura ambiente al contrario que la mayoría de los metales y aleaciones y pequeñas cargas provocan deformaciones permanentes

El zinc se encuentra en diversos alimentos como las ostras, carnes rojas, aves de corral, algunos pescados y mariscos, habas y nueces. La ingesta diaria recomendada de zinc ronda los 10 mg, menor para bebés, niños y adolescentes (por su menor peso corporal) y algo mayor para mujeres embarazadas y durante la lactancia.

La deficiencia de zinc puede producir retardo en el crecimiento, pérdida del cabello, diarrea, impotencia, lesiones oculares y de piel, pérdida de apetito, pérdida de peso, tardanza en la cicatrización de las heridas y anomalías en el sentido del olfato. Las causas que pueden provocar una deficiencia de zinc son la deficiente ingesta y la mala absorción del mineral caso de alcoholismo que favorece su eliminación en la orina o dietas vegetarianas en las que la absorción de zinc es un 50% menor que de las carnes o por su excesiva eliminación debido a desórdenes digestivos.

El exceso de zinc se ha asociado con bajos niveles de cobre, alteraciones en la función del hierro y disminución de la función inmunológica y de los niveles del colesterol bueno.

2.2.2) COBRE

Además de actuar como antioxidante este mineral participa en la formación de enzimas, proteínas y neurotransmisores cerebrales, y facilita la síntesis del colágeno y la elastina necesarios para el buen estado de los vasos sanguíneos, los cartílagos, los pulmones y la piel.

Este micromineral se encuentra presente en el organismo en 100 a 150 mg, y el 90% de esta cantidad se encuentra en músculos, huesos e hígado. Este participa en la formación de la hemoglobina, y es fundamental para el desarrollo y mantenimiento de huesos, tendones, tejido conectivo y el sistema vascular. El cobre esta presente en el hígado, riñón, mollejas y otras vísceras, en carnes, cereales integrales, frutas secas y legumbres. Es raro ver excesos de cobre, pero estos pueden producir hepatitis, mal funcionamiento de riñones y desórdenes neurológicos. Una dificultad metabólica determinada genéticamente que se caracteriza por aumentar los depósitos de cobre en hígado y cerebro es la enfermedad de Wilson.

La carencia de cobre en el organismo es igualmente anormal en personas que llevan una alimentación normal. Sin embargo las formas en que se puede manifestar la ausencia de cobre en el organismo es por anemias moderadas a severas, edemas, desmineralización ósea, detención del crecimiento, anorexia y vulnerabilidad a infecciones. Ante carencias de cobre en el organismo, su presencia disminuye en el cerebro, huesos, tejidos conjuntivos y médula ósea pero no en el hígado. Las necesidades diarias son de aproximadamente de 2 mg.

2.2.3) SELENIO

El selenio es un micromineral antioxidante que previene las reacciones excesivas de oxidación, y su acción se relaciona con la actividad de la Vitamina E. Este protege contra enfermedades cardiovasculares y estimula el sistema inmunológico. Al decir que es un antioxidante demás esta decir que disminuye el proceso de envejecimiento celular, y también se lo asocia a la prevención del cáncer.

El selenio se encuentra en: coles de Bruselas, brécol, cereales integrales, cítricos, rábano, alfalfa, levadura de cerveza revivificada, cereales, algas marinas, ajos, cebollas, puerros, champiñón, germen de trigo, hígado de ternera, marisco.

Existen estudios que indican que en zonas donde hay carencia de este mineral como : Envejecimiento prematuro, Encanecimiento del cabello, Problemas cardiovasculares, arteriosclerosis, Enfermedades degenerativas, Cáncer, Artritis reumatoide, artrosis, gota, osteoporosis, Infertilidad femenina o masculina, Cirrosis hepática, Prostatitis crónica, Impotencia, Frigidez, Infecciones graves como el SIDA, Alteraciones inmunológicas, Acné, Micosis. Los requerimientos son del orden de los 50 a 75 microgramos por día. La ingesta de una dieta equilibrada, satisface las necesidades cotidianas de selenio. Lo mejor es asociarlo a las vitaminas A, C y E para obtener mejores resultados.

2.2.4) MAGNESIO

El magnesio es un mineral esencial ya que interviene en más de 300 reacciones enzimáticas. Participa en el metabolismo de los componentes de los alimentos, en la transformación de los nutrientes complejos en sus unidades elementales y en la síntesis de numerosos productos orgánicos.

Para que se desarrollen todas las funciones en las que está implicado este mineral, se establece como aceptable un rango de ingesta para la población adulta sana de 150 a 500 mg/día. El magnesio se encuentra principalmente entre los frutos secos: girasol, sésamo, almendras, pistacho, avellanas y nueces. Entre los cereales: germen de trigo, levadura, mijo, arroz y trigo, carnes, lácteos y frutas, legumbres.

Este macromineral es componente del sistema óseo, de la dentadura y de muchas enzimas. Participa en la transmisión de los impulsos nerviosos, en la contracción y relajación de músculos, en el transporte de oxígeno a nivel tisular y participa activamente en el metabolismo energético.

El magnesio está distribuido en nuestro organismo fuera y dentro de las células. El magnesio extracelular interviene en la transmisión nerviosa y muscular, en el buen funcionamiento del músculo cardiaco (corazón) y desempeña una función primordial en la relajación muscular. El magnesio intracelular forma parte de la matriz ósea. Para los deportistas, el magnesio es un mineral comprometido porque desempeña, en equilibrio con el calcio, un rol importante en la función muscular, en la relajación y la contracción del músculo.

Un déficit de magnesio originaría una excitación nerviosa y muscular excesiva (calambre muscular), latidos cardiacos irregulares, reducción de la presión sanguínea, debilidad..., por tanto, hay una relación directa entre la concentración de magnesio y la contracción muscular. Los músculos y en particular el corazón, no funcionan correctamente si no contienen suficiente magnesio. Además, este mineral es necesario para la transferencia y la liberación de energía. El esfuerzo genera una pérdida de magnesio, y la falta del mismo conduce a una reducción de las capacidades de resistencia y de adaptación al esfuerzo. Por todo ello, es fundamental valorar la disponibilidad de magnesio en la dieta del deportista.

Síntomas Carenciales de magnesio

• Una dieta que aporte menos de 2000 calorías provoca la insuficiencia de magnesio en nuestros cuerpos.

• Los síntomas se pueden detectar a través de la irritabilidad y la inestabilidad emocional y con el aumento y disminución de los reflejos, descoordinación muscular, apatía y debilidad, estreñimiento, trastornos premenstruales, falta de apetito, nauseas, vómitos, diarreas, confusión, temblores.

• El déficit provoca y mantiene la osteoporosis y las caries así como la hipocalcemia (reducción de calcio en sangre) y la eliminación renal de magnesio.

• Enfermedades como las diarreas graves, la insuficiencia renal crónica, el alcoholismo, la desnutrición en proteínas y calorías, diabetes y el abuso de diuréticos.

• El exceso de calcio disminuye la absorción de magnesio por lo que no hay que abusar de la leche.

• El exceso de fósforo también produce la mala absorción de magnesio así como también los fosfatos de las bebidas artificiales.

La ingesta diaria de magnesio debe estar entre los 300 y 350 mg./día para los hombres, 280 mg/día para las mujeres y entre 320 a 350 mg/día para las embarazadas.

CONCLUSIONES:

  • Las vitaminas antioxidantes son todo un equipo importante que se necesita para dar protección adicional al organismo, prevenir ciertas enfermedades degenerativas y mejorar el sistema inmune especialmente en los adultos de edad avanzada.
  • Si queremos controlar el desarrollo de enfermedades crónicas, lo podemos hacer aumentando la ingesta de antioxidantes naturales, ingiriendo más frutas y verduras, es decir, coma entre tres a cinco porciones de verdura al día, y entre dos a cuatro porciones de fruta diaria.
  • Los radicales libres son imposibles de evitar, pues son un subproducto del metabolismo natural de nuestro cuerpo. Son muy reactivos y dañan mucho a las células pero no son totalmente malos ya que se utilizan como parte del sistema inmunitario para defenderse contra bacterias invasoras.
  • La población. La deficiencia múltiple de vitaminas y minerales esta Ampliamente extendida en el PERÚ.
  • En los niños la deficiencia subclínica de micronutrimentos afecta la salud y el desarrollo, retrasa micronutrimentos afecta la salud y el desarrollo, retrasa el crecimiento, aumenta la morbilidad y disminuye la el crecimiento, aumenta la morbilidad y disminuye la capacidad neurocognitiva.
  • A diferencia de otros problemas de nutrición las deficiencias de vitaminas y minerales pueden atenderse con estrategias vitaminas y minerales pueden atenderse con estrategias relativamente sencillas y de bajo costo. relativamente sencillas y de bajo costo.

BIBLIOGRAFÍA:

  • Fundamentos de Nutrición. L. E Lloy, B. E. MacDonal, E. W. Cranpton. Editorial Acribia. Zaragoza - España 1982.
  • Vitaminas y minerales. Alan H. Pressman y Sheyla Buff. Editorial Prentice Hall. México 2000.
  • MAHANK K; ESCOTT-STUMPS.2001.Nutrición y dietoterapia de krausse. Décima edición. Editorial Mc grawhill interamericana. México.
  • http://www.alimentacion-sana.com.ar/informaciones/Nutricion/antioxidantes.htm
  • Bullock, J., Boyle, J. III, & Wang, M. B. (Eds.) (1984). Biochemistry: The National Medical Series for Independent Study (pp.). Pennsylvania: Harwal Publishing Company.
  • Garrison, R. H., Jr., & Somer, E. (1985). The Nutrition Desk Reference (NDR) (pp.). Connecticut: Keats Publishing, Inc.

ANEXOS

Fuentes de Antioxidantes:

Vitamina

Fuente Alimentaría

 

Vitamina E

Fuentes más importantes

Aceites vegetales, aceites de semillas prensadas en frío, germen de trigo, germen de maíz, almendras, avellanas, girasol, fríjol de soya, nuez, maní.

Otras fuentes significativas

Papas frescas, aguacate, apio, repollo, frutas, pollo, pescado.

 

Vitamina C

Frutas

limón, limón dulce (lima), naranja, marañon, guayaba, mango, kiwi, fresa, papaya, mora, piña.

Verduras

Tomate, verduras de hojas verdes (espinacas, perejil, hojas de rábano), repollo, coliflor, brócoli, lechuga.

 

Carotenoides

Beta Caroteno

Verduras y frutas amarillas y anaranjado, verduras verde oscuro.

Alfa Caroteno

Zanahoria

Licopeno

Tomate

Luteína y zexantina

Verduras de hoja verde oscuro, brócoli

Beta criptoxantina

Frutas cítricas

Fuente: Fundamentos de la Nutrición, Lloyd I. E.

Requerimientos diarios recomendados (RDA)

Vitaminas

RDA para hombres

RDA para mujeres

A

5.000 UI

4, 000 UI

E

10 mg

8 mg

C

60 mg

60 mg

Fuente: Nutrición y Dietoterapia de KRAUSE.

Vitamina deficiente

Síntomas / signos

toxicidad

A

Piel seca, ojos secos y ceguera en casos avanzados debido a la pérdida de pigmentos visuales.

Sobrepasa la capacidad para almacenar la vitamina puede ocasionar intoxicación.

E

Personas que no pueden absorber dietas ricas en grasas generando desordenes en el metabolismo de las grasas.

En dosis muy altas antagoniza la utilización de otras vitaminas liposolubles.

C

Escorbuto, formación y mantenimiento defectuoso del colágeno, mayor susceptibilidad a infecciones, encías hemorrágicas y dientes flojos.

Diarrea y molestias gastrointestinales, podrían ocasionar cálculos renales.

Fuente: Nutrición y Dietoterapia de KRAUSE.

MINERAL:

PARA:

SE ENCUENTRA EN:

OBSERVACIONES:

Cinc (zinc)

Crecimiento, infecciones reproducción celular, piel

Pescado, carne, mariscos, cereal y pan integral, Legumbres y huevo

De 10 a 15 miligramos diarios

Sodio

Control de agua en tejidos, ritmo cardíaco

 

En exceso afecta a los riñones, corazón y presión arterial (sube).No más de 1600 miligramos al día

Magnesio

Irritabilidad neuromuscular. Conservación del sistema óseo. Sistema muscular-energía. Anorexia, nauseas, temblores, vómitos, debilidad, arritmia con alteración de la personalidad.

Hortalizas, nueces verduras verdes, soya, leche, pan, cereal integral, agua dura

Entre 200 y 400 miligramos al día

Selenio

Retarda el envejecimiento de la piel (antioxidante)

Mariscos, hígado, riñones, carnes, vegetales

De 55 a 70 microgramos al día

Cobre

Anemia

Nueces, trigo, cacao, pescado

1.5 a 3 miligramos al día

Fuente: http://www.entornomedico.org/salud/nutricion/vitaminas.html

 

Gisela Izquierdo

Giovanna Cevallos


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Biologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.