Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Los arrecifes de coral (página 2)




Partes: 1, 2

 

LOS ARRECIFES DE CORAL

Estamos en una playita pequeña. La franja de arena se sumerge en el mar; un poco más allá el agua toma un color entre verde y azul tan lindo como difícil de describir. Detrás hay una franja verde oscuro, después otra entre anaranjada y carmelita, del color de la caoba: es el arrecife coralino. Nos colocamos bien la careta, el esnorkel y de a poco nos adentramos en el mar.

El agua está fresca; es transparente como un cristal. Todo aquí es tan diferente  que ni uno solo de los animales y las plantas son siquiera parecidos a los que conocemos de la tierra. Es como si fuera otro mundo. Desde que entramos en él sentimos la primera diferencia: flotamos sin esfuerzo alguno y, por supuesto, no podemos caminar sobre el fondo. Aquí somos como las aves... ¡Qué sensación más agradable! Para avanzar damos brazadas y empujamos el agua hacia atrás. En tierra podemos ver una montaña o un avión desde muy lejos. Bajo el mar, sin embargo, ya a cierta distancia, todo se vuelve azul.

Dando brazadas nos alejamos de la orilla. Pasamos sobre un pequeño prado de plantas con hojas en forma de cinta, que recuerda el césped de los jardines. Se trata de un alga de hojas verdes y largas, llamada Ceiba por los pescadores. Por ello a este prado submarino le llaman ceibadal.
Entra las hojas, o por encima de ellas, circulan pececillos pequeños de color verdoso. Cuando nos acercamos se alejan rápido, o, de pronto, se zambullen de nariz entre el tupido bosque en miniatura, desapareciendo de la vista como por encanto.

Aún antes de llegar al arrecife nos da la bienvenida un grupo de curiosos: los caballerotes y los peces perro. Ellos han conocido nuestra presencia desde lejos gracias a su buen oído. Los caballerotes son grises y nadan a cierta distancia del fondo. Los peces perro, que parecen de mármol crema y rojo, se acercan muy pegados  al ceibadal poniéndose casi al alcance de la mano. Cuando hacemos algún ademán por tocarlos reaccionan rapidísimo, y de un coletazo enérgico se alejan de a poco. Nos miran con sus grandes ojos circulares, siempre abiertos al peligro o al alimento. Los peces perro, como nadan a ras del fondo, inclinan el cuerpo a un costado para poder vernos mejor; no se sabe quién examina a quién con mayor atención: ¿nosotros a ellos... o ellos a nosotros? 

Muchos animales son capaces de construir artefactos para facilitarse la vida;  las aves hacen nidos, donde ponen los huevos y crían a los pichones; El hombre es uno de los mayores constructores de la naturaleza: hace casas y edificios, hoteles, fábricas, puentes, túneles y presas de grandes dimensiones. Las mayores ciudades como Tokio, Moscú y Nueva York tienen diámetros de hasta 50 ó 60 kilómetros.

Pero aún así el hombre no es el mayor constructor del planeta. El primer lugar, y la medalla de oro, lo tienen los corales, ya que la mayor edificación es la <Gran Barrera de Coral, situada en la costa oriental de Australia. Esta tiene casi 2.000 kilómetros de longitud.

 

Cuba tiene el privilegio de poseer arrecifes coralinos de hasta 100 Km. de longitud. Los más grandes están en la costa norte de Pinar del Río, al sur de la cadena de los cayos llamados Los Canarreos, y alrededor de los cayos llamados Jardines de la Reina.

Entre las obras mas impresionantes que ofrece la naturaleza sobre salen los arrecifes de coral. Ellos constituyen un ecosistema complejo y dedicado que esta formado por una intrincada red de relaciones que incluyen a los más diversos grupos de organismos.

Un Arrecife Coralino es una estructura constituida por seres vivos, que desde el fondo del mar se eleva hasta la superficie, y por sus dimensiones influyen en las características físicas y biológicas ambientales. Su consistencia es tan sólida que resiste el embate del oleaje y forma así recintos de muchos años de duración. Sus habitantes presentan adaptaciones especificas y tienden a ocupar los nichos ecológicos disponibles. La base ecológica y física principal es proporcionada por los corales escleractinos, principales constructores arrecifales.

Los Arrecifes Coralinos conforman las comunidades más diversas del planeta. Estas comunidades marinas tropicales ocupan menos de 1% del fondo del océano, pero son habitadas por el 25% de todas las especies marinas existentes en la actualidad. Estos importantes ecosistemas constituyen además uno de los ambientes mas antiguos sobre la Tierra, pues ha existido por cientos o miles de años. La mayoría de los arrecifes que ahora vemos han estado creciendo y desarrollándose por más de 5000 años. Los arrecifes de coral se encuentran dentro de la jurisdicción de mas de 100 países y ocupan más de 600000 kilómetros cuadrados de los océanos tropicales.

Un arrecife de coral es una estructura de piedra caliza que proporciona refugio para casi un cuarto de toda la vida marina que hay en los mares. Como uno de los mas grandes y complejos ecosistemas del planeta, los arrecifes de coral son hogar de mas 4,000 especies de peces, 700 especies de coral y miles de otras plantas y animales.

Muchas veces confundido como planta o roca, el coral se compone de animales diminutos y frágiles conocidos como pólipos y de los esqueletos de estos cuando mueren. Hay dos tipos de coral: el coral duro, cuya estructura de carbonato de calcio (también conocido como piedra caliza) forma los arrecifes de coral (Ej. coral cerebro) y el coral suave, que por su forma y flexibilidad se asemeja más a las plantas.

¿Cómo se produce un coral?

La reproducción de coral varía dependiendo de la especie. Algunas especies son hermafroditas, produciendo tantos espermas como huevos al mismo tiempo. Otras especies producen colonias de un solo sexo, por lo que una colonia produce espermas y otras solo huevos.

En la mayoría de las especies, el huevo y la esperma se liberan en el agua donde la fecundación ocurre al azar, teniendo como resultado una larva de coral. La larva es atraída naturalmente a la luz y nada ala superficie del agua donde permanece por varios días o aun semanas. Luego vuelve al fondo del océano donde se adhiere a una superficie dura.

En esta etapa el pólipo de coral comienza a reproducirse asexualmente duplicándose y formando una colonia de coral, que cuando madura repite el ciclo sexual de la liberación de huevos y esperma.
Extraordinariamente, en muchas partes del mundo, el desove en masa del coral ocurre en la misma noche una vez al año. Millones de huevos y espermas se liberan en el agua en el mismo anochecer en uno de los actos mas asombrosos de sincronización conocido en el mundo natural!

Qué es un pólipo de coral?

Un pólipo de coral es el verdadero animal del coral, y juntos por millares forman las colonias de corales. Son parientes invertebrados de las anémonas y medusas. Estos pólipos usan el carbonato de calcio del agua para formar la estructura de piedra caliza que los protege, son de hábitos nocturnos, por lo que por la noche pueden apreciarse sus pequeños tentáculos cuando están alimentándose.

Los corales duros se alimentan por unas pequeñas algas, que viven y crecen dentro ellos, las que usando la energía solar para el proceso de fotosíntesis, le proveen hasta el 98 % de sus necesidades nutricionales. Por supuesto solo pueden vivir en aguas poco profundas donde llega la luz solar. También se alimentan capturando con sus tentáculos zooplancton por la noche.

¿Cómo se forma un arrecife de coral?

Un arrecife de coral esta formado por numerosas colonias de coral y diferentes variedades de algas, esponjas, sedimentos y moluscos.

Son estructuras compuestas por muchas capas de pólipos y organismos vivos.

Los arrecifes de coral son uno de los ecosistemas más antiguos del planeta. Las primeras etapas de la evolución del arrecife de coral comenzaron hace 400 millones de años. Algunos arrecifes de coral tienen más de 10.000 años. Su crecimiento varia según la especie siendo de 5 mm por año la variedad que menos crece.
Se estima que los arrecifes de coral cubren una superficie de 600 mil Km. cuadrados en el Pacífico, el Índico, el Caribe y el Mar Rojo, mayormente entre los trópicos de Cancer y Capricornio. También podemos encontrarlos donde fluyen las corrientes cálidas como en Florida en el sur de Japón.

Los arrecifes de coral crecen principalmente en aguas cálidas, aunque los corales suaves pueden hacerlo en temperaturas más altas o más bajas, pero con una tasa de crecimiento mucho más lenta. Su desarrollo más importante es en aguas poco profundas y hasta los 12 m, aunque podemos encontrarlos hasta una profundidad de 90 m. No siendo aptos para el agua dulce, no están cerca de las desembocaduras de los ríos.

Arrecife de coral, cresta o parte elevada de una zona relativamente poco profunda del suelo marino, próxima a la superficie del mar. Está formada por una acumulación de aspecto y consistencia similar a la roca, de exoesqueletos calcáreos (que contienen calcio) de animales de coral, algas calcáreas rojas y moluscos. Construida capa a capa por los corales vivos que crecen sobre los esqueletos de las generaciones pasadas, los arrecifes de coral crecen hacia arriba a un ritmo de entre 1 y 100 cm. al año. Son tropicales, se extienden hasta 30° al norte y al sur del ecuador y sólo se forman donde la temperatura de las aguas superficiales no desciende nunca por debajo de los 16 ºC.

Arrecife de coral en el mar Rojo Los arrecifes de coral son los ecosistemas acuáticos más complejos del planeta. Aunque pueden ser encontrados entre los 30º de latitud N y S, los mayores arrecifes se encuentran entre los 4º latitud N y S de las partes occidentales de los océanos principales. Los arrecifes de plataforma pueden ser de varios tipos: atolones, costeros, barreras y de plataforma; los oceánicos, por otro lado, se desarrollan fuera de la plataforma continental, alrededor de las islas volcánicas. En los arrecifes de coral habitan un gran número de peces y especies invertebradas.Oxford Scientific Films/Laurence Gould

Atolón de las Islas Fiji

El término atolón hace referencia a una isla de coral con forma de anillo, o a varios islotes que forman parte de un arrecife de coral y que rodean una laguna central de agua marina poco profunda, llamada lagoon. Muchas de las islas que configuran el archipiélago Fiji, situado en el océano Pacífico sur, forman atolones.

Coral de lechuga en el mar Rojo

La luz natural se filtra hacia este arrecife de coral de lechuga localizado en el mar Rojo, entre Arabia Saudí y África. La mayoría de los corales se desarrollan en aguas poco profundas, porque comparten los nutrientes con un cierto tipo de algas fotosintéticas, las cuales necesitan vivir cerca de la superficie para recibir la luz

Los arrecifes de coral son ecosistemas con estructuras bien definidas que agrupan tanto plantas fotosintéticas como consumidoras en el sentido que se explica en el artículo sobre ecología. La capa exterior de un arrecife está compuesta por pólipos de coral vivos. En el interior de los animales del coral viven unas algas unicelulares redondas llamadas zooxanthellas. Por debajo, y rodeando a los pólipos, se encuentran los esqueletos calcáreos, tanto los vivos como los muertos, que contienen algas filamentosas. Otras especies de algas, tanto carnosas como calcáreas, crecen en la superficie de los viejos depósitos de esqueletos. Estas algas y otras plantas asociadas son los principales productores primarios.

Las zooxanthellas fotosintéticas y las algas verdes filamentosas transfieren parte de su energía alimentaría directamente a los pólipos coralinos. Los animales del coral también se alimentan durante la noche de zooplancton, que capturan con sus tentáculos. Los pólipos cazan el zooplancton no tanto por sus calorías como por sus escasos nutrientes, especialmente el fósforo. Mediante la digestión, liberan estos nutrientes de los que se benefician las algas. De este modo, el coral y las algas intercambian nutrientes, reduciendo su pérdida en el agua.

Los peces herbívoros, como el multicolor pez mariposa, así como los erizos de mar, los holoturias, las estrellas y numerosas especies de moluscos se alimentan de las algas. Los animales predadores, como pequeños cangrejos, distintas especies de lábridos (peces largos y con aletas espinosas), anguilas moray y tiburones, se esconden en las numerosas cuevas y hendiduras del arrecife. Los numerosos micros habitantes y la productividad de los arrecifes soportan una gran diversidad de vida marina.

CONDICIONES PARA EL CRECIMIENTO DE LOS ARRECIFES

Los arrecifes coralinos son en realidad colonias de diminutos organismos llamados PÓLIPOS y para que dichos organismos se desarrollen necesitan una serie de requerimientos:

TEMPERATURA El agua debe de contar con una temperatura anual mínima de 18°C en promedio; debido a estos las islas y los arrecifes de coral están limitados a los mares calidos, principalmente en la zona ecuatorial, entre los 30° de latitud Norte y Sur, con las aguas excepcionales.

TRANSPARENCIA: La turbidez de las zonas donde se desarrollen las colonias debe ser mínima, ya que los Pólipos contienen grupos de algas llamadas Zooxantelas, con quienes viven en simbiosis; las Zooxantelas aprovechan al máximo la luz proveniente del sol para realizar fotosíntesis o proveer de algunas sustancias a la colonia, es por ello que los arrecifes de corales se desarrollan en aguas claras y transparentes.

SALINIDAD: Es necesario que exista una salinidad marina(33-35 partes por mil gramos por litro) en promedio, ya que los arrecifes no se desarrollan en aguas por debajo de estos valores.

OLEAJE: Debe existir un movimiento constante del mar y de preferencia, rico en oxigeno para el optimo desarrollo de las colonias.

CRECIMIENTO DE LOS CORALES:

Gracias a la simbiosis que existe entre los corales y las algas que se encuentran en su interior, estos organismos secretan una mayor cantidad de carbonato de calcio (dragonita) y crecen más rápidamente; sin embargo el crecimiento varia entre los géneros y especies dependiendo de su forma, por ejemplo, es necesario que pese un año para que un coral "cerebro" crezca 2 o 3 centímetros, mientras que las formas ramificadas alcanzan 6 o 7 centímetros en el mismo período.

BIOLOGÍA DE LOS CORALES

ANATOMÍA:

La parte viva del coral como ya comentamos anteriormente, es el pólipo, constituido por un cilindro sujeto a su base por un extremo y tiene una corona de tentáculos en el otro; su tamaño y forma depende de la especie, específicamente el pólipo es un individuo de forma tubular, y con una corona de tentáculos que rodea su boca que se comunica con la cavidad gástrica.

Los tentáculos tienen unas células especiales llamadas nematocistos, que tiene pequeños "arpones" que llevan una dosis pequeña de toxinas para capturar presas. Los tentáculos se extienden desde la copa del esqueleto (llamado coralito) cuando el pólipo se alimenta, y se retracta cuándo hay presencia de peligro. El pólipo tiene tres capas en el cuerpo: una exterior (llamada epidermis), una interior (llamada gastrodermis) y entre ellas una con aspecto semejante a la gelatina (llamada meoglea).

Viviendo en la gastrodermis de los pólipos, existen pequeñas algas llamadas Zooxantelas, que ayudan a los pólipos, para la producción de su esqueleto, además de proveer de algunos nutrientes. Sin las Zooxantelas, los corales no serian capaces de producir las grandes cantidades del carbonato de calcio que forman los arrecifes. Algunos pólipos del coral viven solitarios y pueden alcanzar hasta los 25 cm. de tamaño. La mayoría de ellos, sin embargo, viven en colonias y alcanzan un tamaño de unos cuantos milímetros a pocos centímetros de diámetro.

REPRODUCCIÓN

Los corales se reproducen de dos maneras: sexual y asexual. La primera se lleva a cabo mediante un proceso de liberación de gametos (óvulos y espermatozoides) llamado desove. La mayoría de los corales desovan exactamente al mismo tiempo. Durante un desove en masa, el agua se llena de agregados de huevos y espermas. Las espermas y los huevos se unen para formar larvas llamadas plánulas. Las plánulas flotan en el océano como plancton hasta por 30 días.

Cuando una plánula finalmente se asienta, en sustrato duro y limpio, se convierte en un pólipo de coral sencillo. En ese momento se realiza la reproducción asexual, en la cual el pólipo se divide y forma dos pólipos, y cada nuevo pólipo continúa dividiéndose hasta formar una colonia coralina.

BLANQUEO DEL CORAL

Los arrecifes de coral se han visto afectados recientemente por el blanqueo, que consiste en la decoloración o pérdida de las zooxanthellas simbióticas. En 1979 y 1980, se produjeron varios casos de blanqueo de coral en los arrecifes que rodean Okinawa, la isla de Pascua, el noroeste de Australia y el mar Caribe. Un incidente más grave se produjo en 1982 y 1983, afectando a arrecifes situados al este de África, Indonesia y la costa oeste de América Central y Sudamérica. Casos de blanqueo todavía más graves y más dañinos tuvieron lugar en el trienio comprendido entre 1986 y 1988, y afectaron a áreas como Taiwán, Hawai, islas Fiji, isla Mayotte y toda la extensión de la Gran Barrera de Arrecifes.

La causa de estos amplios casos de blanqueo es desconocida; se han sugerido como posibles motivos la polución, el calentamiento global y la radiación ultravioleta. Aunque no se ha podido demostrar de manera concluyente que ninguna por separado ni el conjunto de estas causas sean responsables de los casos de blanqueo, investigaciones recientes indican que el origen del problema podría encontrarse en unas aguas inusualmente calientes. La temperatura óptima para el crecimiento del coral se sitúa entre 26 y 27 ºC. Se ha demostrado que las temperaturas por encima de los 29 ºC pueden causar estrés en los corales, y pueden intensificar el proceso de fotosíntesis que llevan a cabo las zooxanthellas simbióticas, dando lugar a altas concentraciones de toxinas de radicales libres en el tejido del coral. Estos pólipos de coral pueden expeler de forma activa a las zooxanthellas, provocando la decoloración del coral.

Los corales blanqueados tienen dificultad para recuperarse; un arrecife puede tardar varios años en lograrlo y, por lo tanto, los procesos de blanqueo podrían convertirlo en imposible. Sin sus zooxanthellas simbióticas, los pólipos no pueden depositar el esqueleto de carbonato cálcico que forma los cimientos del arrecife de coral. No sólo los corales, sino todos los organismos de los arrecifes podrían perder su hábitat a consecuencia de estos blanqueos, ya que la estructura de carbonato cálcico de los arrecifes se pierde debido a la erosión.

LAS COLONIAS CORALINAS

Las colonias coralinas asumen formas muy distintas según las especies a la que pertenecen. Si se examina un arrecife típico no es muy difícil encontrar colonias diferentes estructuradas que corresponda a exigencias precisas y que representan un útil refugio para un gran numero de peces, moluscos y crustáceos.

TIPOS DE ARRECIFE

Los arrecifes de coral son de tres tipos: arrecifes en orla, barreras de coral y atolones. Los arrecifes en orla se extienden hacia el mar desde la costa de una isla o del continente, sin que haya agua entre el arrecife y la tierra. Las barreras de coral se producen a cierta distancia de la costa, con un canal o laguna entre el arrecife y aquélla. Los atolones son islas de coral que normalmente forman un arrecife estrecho en forma de herradura, en el centro del cual se encuentra una laguna poco profunda.

Según su origen, configuración con respecto a la tierra firme los arrecifes se diferencian en arrecifes costeros, de barrera, de plataforma y atolones.

LOS COSTEROS: Crecen en aguas someras, bordeando una costa, muy cerca de ella o separados por un estrecho brazo de agua de poca profundidad.

LOS ARRECIFES DE BARRA: Se disponen paralelamente a una costa, pero están más alejados de ella, separados por un canal que llega a tener, en algunos casos, hasta 100 M. de profundidad, son mayores y se disponen de manera continua a lo largo de distancias más prolongadas.

LOS ARRECIFES PLATAFORMAS: Presentan la parte superior plana y alargada, debido a la acción conjunta de los vientos y corrientes locales predominantes.

LOS ATOLONES: Son anillos de islas de coral; rodean una laguna central profunda, generalmente se encuentran en el mar abierto y están asociados a conos volcánicos.

Gran Barrera de Arrecifes, Australia

La Gran Barrera de Arrecifes, que aparece aquí en una vista aérea, es el arrecife de coral más grande del mundo. Se extiende aproximadamente 2.010 Km. desde la costa nororiental de Queensland, Australia. El arrecife es muy visitado por los turistas.

Isla de Fairfax, Gran Barrera de Arrecifes

La Gran Barrera de Arrecifes, que se extiende a lo largo de la costa nororiental de Australia, es en realidad una cadena de más de 2.500 arrecifes y varias islas pequeñas, entre ellas la de Fairfax, que aparece aquí.

Arrecifes de millones de años

Una pequeña parte de la Gran Barrera de Arrecifes de Australia puede tener más de 20 millones de años de antigüedad. El resto de este arrecife se ha formado en los últimos 2,5 millones de años. El mayor de este tipo y una de las grandes maravillas naturales del mundo (2.010 Km.), está situado al sur de la Península del Cabo York. Las condiciones que se dan para el crecimiento del coral son ideales y sus aguas suelen ser cristalinas. Las algas rojas y azul verdosas que están cerca de la superficie, dotan al arrecife de su color característico. Aunque gran parte de él queda protegido en parques nacionales, el incremento del turismo, de las prospecciones petrolíferas y de la extracción de la caliza, lo amenazan.

Gran Barrera de Arrecifes

La Gran Barrera de Arrecifes es el sistema más grande del mundo de arrecife coralino e islas, y se extiende por unos 2.300 km a lo largo de la costa oriental de Oceanía. Una línea casi continua de rompientes marca la ubicación de los arrecifes más externos, que limitan el margen de la plataforma continental. Entre los arrecifes más externos y la playa hay muchos arrecifes internos con forma semicircular llamados atolones. Las aguas transparentes, cálidas y poco profundas, del Mar del Coral ofrecen las condiciones ideales para los corales y algas que conforman el arrecife y para la extraordinaria diversidad de vida marina relacionada con ellos. Las pequeñas islas que coronan algunos de los arrecifes internos son estables gracias al desarrollo de vegetación. Muchas de ellas son parques nacionales y algunos de los arrecifes son parques nacionales marinos.

Atolón de las Islas Fiji

El término atolón hace referencia a una isla de coral con forma de anillo, o a varios islotes que forman parte de un arrecife de coral y que rodean una laguna central de agua marina poco profunda, llamada lagoon. Muchas de las islas que configuran el archipiélago Fiji, situado en el océano Pacífico sur, forman atolones.

Isla de Fairfax en la Gran Barrera de Arrecifes

La Gran Barrera es el más largo arrecife de coral del mundo. Se extiende unos 2.000 Km. a lo largo de la costa noreste de Australia y, en realidad, consta de más de 2.500 arrecifes y pequeñas islas. La isla de Fairfax, frente a la costa de Queensland, forma parte de la Gran Barrera.

DISTRIBUCIÓN DE LOS ARRECIFES EN EL MUNDO

Sin duda el mayor sistema de arrecife del mundo es la famosa Gran Barrera Australiana, la cual cuenta con una longitud de mas de 2000 Km. existiendo también formaciones de gran tamaño en el Mar Rojo y, en general, en la región indo-pacifica.

En México también existen formaciones artificiales distribuidas en tres áreas: Golfo de México, Caribe y Pacifico.

ARRECIFES DE CORAL EN MÉXICO

Nuestro país, por su ubicación geográfica, cuenta con la presencia de sistemas arrecifales bien desarrollados en las costas del Golfo de México y el Caribe. En el pacífico mexicano encontramos parches arrecifales que no son considerados en la literatura como arrecifes coralinos en el sentido amplio, sin no como comunidades coralinas relevantes.

PACÍFICO MEXICANO:

Existen registros de comunidades coralinas desde 1926 en zonas como rocas Alijos y en las Islas Clarión; también referencias de que al norte de las Islas María Magdalena hay comunidades coralinas, pero poco se sabe de ellas. Se menciona además otras áreas con parches de coral en Puerto Escondido en Oaxaca, en las Islas del Carmen, en el Golfo de California, donde existen comunidades arrecifales en Cabo Pulmo, en la Bahía de San Gabriel, Islas Espíritu Santo y en la Bahía Salinas.

GOLFO DE MÉXICO:

Existen básicamente tres áreas arrecifales: 1.- Sistema Arrecifal Lobos- Tuxpan (frente a Cabo Rojo y el Puerto de Tuxpan) , 2.-Sistema Arrecifal Veracruzano ( frente al Puerto de Veracruz y la población de Antón Lizardo) y 3.- Sonda de Campeche, que comprende los arrecifes Cayo arenas, Triángulos (este, sur y oeste) y Alacranes principalmente.

CARIBE MEXICANO:

El desarrollo Arrecifal es mucho mayor en estas zonas que en el golfo; el margen oriental de la Península de Yucatán se encuentra bordeado por un arrecife de barrera discontinuo que corre desde el extrema norte de la península, hasta la Bahía de Chetumal, en el sur y se prolonga más allá de nuestra costa. En estas áreas las formaciones arrecifales más importantes por su riqueza biológica y extensión son los arrecifes de Cozumel y Banco Chinchorro.

ARRECIFES DE VERACUZ

SISTEMA ARRECIFAL LOBOS-TUXPAN:

Este es el grupo de arrecifes más grande del norte de México. Está formado por 6 arrecifes de origen coralino, separados en dos grupos con 3arrecifes cada uno. El grupo, denominado Lobos, incluye a los arrecifes Tuxpan, Enmedio y Tanhuijo. Ambos grupos están separados por una distancia de más de 50km. Estos arrecifes representan al tipo morfológico de plataforma, ya que poseen una amplia terraza de escasa profundidad, rodeada por una pendiente o talud Arrecifal. La terraza se denomina llanura Arrecifal y aunque varia de tamaño en cada arrecife, tiene una profundidad menor a un metro y una longitud que va de 500m. (Enmedio) El talud Arrecifal tiene una inclinación variable en relación con el sector de cada arrecife, en esta zona se alcanza la mayor profundidad y la mayor profusión de vida.

Este Sistema Arrecifal se localiza en la zona climática AW2 (e), según García (1981), destacándose la época de nortes. Estos son masas de aire polar modificadas que ocasionan vientos

Ubicación de los arrecifes Blanquilla, medio y lobos, frente a Cabo Rojo Ver.

Ubicación de los arrecifes Tanhuijo, En medio y Tuxpan, frente a Tuxpan, Ver.

SISTEMA ARRECIFAL VERACRUZANO.

(SAV)

Localizada frente al Puerto de Veracruz, se encuentra el Sistema Arrecifal Veracruzano, que esta dividido en dos áreas por la desembocadura del río Jamapa: una frente al Puerto de Veracruz ( arrecifes Punta Gorda, Galleguilla, Blanquilla, Verde, Anegada de adentro, Sacrificios, Pájaros e Ingeniero) y otra frente al poblado de Antón Lizardo ( arrecifes Blanca, Giote, Isla de Enmedio, Rizo, Cabezo, Chopas, Polo, Anegada de Afuera, Topatillo, Santiago y Anegadilla ). Esta área conforma una compleja estructura compuesta por más de 20 formaciones arrecifales, que en conjunto ocupan una superficie aproximada de 52000 ha, mayor que la que abarca el puerto de Veracruz en su totalidad.

La presencia de estos arrecifes en el puerto jarocho conforma una barrera de protección contra los embates del oleaje sobre las costas veracruzanas y el puerto en si. Por su cercanía a la costa el SAV ha sufrido severos impactos derivados de actividades humanas y el principal problema actual es la descarga de sedimentos provenientes de los ríos cercanos, Papaloapan, Jamapa-Atoyac y Antigua.

Ubicación del Sistema Arrecifal Veracruzano, frente al Puerto de Veracruz y la población de Antón Lizardo.

IMPORTANCIA DE LOS ARRECIFES DE CORALES

Además de la alta diversidad en que viven y se desarrollan estos ecosistemas, son comunidades marinas muy productivas. Ellos juegan un papel critico como áreas de hábitat y protección de aproximadamente 10ª 20% de las pesquerías del mundo. Están íntimamente relacionados a otras comunidades marinas tales como bosques de mangle y pastos marinos, además de tener una dinámica directa con el mar abierto, con aspectos como transporte de larvas, corrientes, dispersión de plantas, nutrientes y materia orgánicas, además protege a los litorales del daño de las olas, tempestades y de la erosión.

Recientemente se han realizado descubrimientos de diversos medicamentos como anticoagulantes y agentes contra el cáncer, como las prostaglandinas, que se obtienen de organismos que viven en los arrecifes. Obviamente hay que mencionar además la importancia económica y turística que representa para muchas zonas en el mundo que dependen de estos ecosistemas para desarrollarse.

NICHO ECOLÓGICO

Nicho ecológico, condiciones ambientales, determinadas por todos los rasgos del ambiente, dentro de las cuales o en las cuales los miembros de una especie pueden sobrevivir o reproducirse. Los rasgos ambientales pueden incluir la temperatura, la vegetación, el aporte de comida y si el medio es terrestre o acuático. Cada rasgo del ambiente, como la temperatura, debe mantener unas determinadas condiciones para que los miembros de una especie puedan vivir. Por ejemplo, en el caso del aporte de comida de un ave que se alimente de semillas, las semillas deben tener un determinado tamaño para que el ave pueda comerlas. En teoría, existe una gran cantidad de rasgos ambientales, y el nicho se define como la región con todos esos rasgos que es ocupada por una especie determinada. Algunos rasgos ambientales del nicho ecológico de una especie se conocen colectivamente como su hábitat.

De acuerdo con la teoría ecológica de la influencia, cada especie tiene su propio nicho, y la competencia entre las especies evita que una especie se expanda al nicho de especies vecinas. Por ejemplo, en los bosques de hoja ancha de Inglaterra viven tres especies emparentadas de aves: el herrerillo común (Parus caeruleus), el carbonero palustre (Parus palustris) y el carbonero común (Parus major). El herrerillo común es pequeño y se alimenta de orugas de menos de 2 mm en la parte alta de los robles; el carbonero común es más grande y se alimenta principalmente en el suelo de semillas y de insectos de más de 6 mm de longitud; y el carbonero palustre tiene un tamaño intermedio y se alimenta de insectos de 3 a 4 mm de longitud en arbustos o en las ramas bajas de los robles, hasta los 3 m de altura. Esas tres aves ocupan nichos distintos y separados. La cantidad de nichos de un ecosistema determina el número de especies que hay en él (es decir, su biodiversidad). La destrucción de los nichos debido, por ejemplo, a la destrucción del hábitat o a la extinción de las especies que sirven de alimento, reduce la biodiversidad. Cuando un roble cae, el nicho de varias especies de carboneros y herrerillos (así como el de muchas otras especies) es destruido.

Por ejemplo, el nicho ecológico que ocupa la mariposa monarca (Danaus) en el estado de oruga es ser herbívora, alimentándose de la planta flor de sesda (Asclepiass curassavica) en su estado adulto es nectarívora, visitando flores de diversas plantas. Por la competencia con otras especies la mariposa monarca se ha especializado, a través del tiempo, en dicha planta, que no es aprovechada por otras mariposas y, que a pesar de ser tóxica, la oruga soporta la toxicidad por una adaptación especial.
Por otra parte, el nicho ecológico del jaguar u otorongo en el bosque tropical es el ser carnívoro o depredador de animales grandes (venados, sachavaca, sajinos, etc.). Comparte el mismo hábitat con los venados, pero éstos son herbívoros. El nicho ecológico permite que en un área determinada convivan muchas especies herbívoras o carnívoras u omnívoras, habiéndose especializado cada una en una determinada planta o presa, sin hacerse competencia unas a otras. Esto se ha logrado a través de un largo proceso de especialización y qué implica que en el tiempo han sobrevivido las especies que han logrado adaptarse a una determinada función y han desarrollado hasta ciertos órganos especializados.

Un ejemplo muy característico lo constituyen los picadores. En el bosque amazónico y en una misma área podemos encontrar varias especies de estas aves, pero cada una se ha especializado en determinadas flores y sus picos varían en forma o longitud, según las flores de las especies de plantas que visitan.
Las distintas funciones de las especies permiten la convivencia de muchas especies en el mismo espacio, sin hacerse una competencia tal, que permite a todas vivir.
El concepto de nicho ecológico es importante para comparar distintos ecosistemas, como es el caso de las convergencias (especies muy distintas pero de hábitos similares), y la comparación entre diversas poblaciones del mismo ecosistema, posibilitando la explicación de la competencia y la coexistencia.

Es la función que cumple cada organismo en el ecosistema. Cada organismo tiene una función exacta dentro del ecosistema. El nicho está relacionado con la adaptabilidad de las especies y designa su ubicación en el ambiente global y su sistema de vida. Este término fue planteado por primera vez por el biólogo inglés Elton. El ecosistema busca el equilibrio y no una lucha competitiva e inútil y desgastadora, lo cual implica que solo existe una especie por nicho para evitar la competencia, esto es lo que llamamos el Principio de Gausse. El nicho regula las adaptaciones orgánicas y los patrones de comportamiento que están íntimamente ligados a la función dentro del sistema. El cumplimiento de la función requiere una alta especialización. Existe un nicho vertical cercano, que hace referencia a la relación predador ? presa, y un nicho horizontal cercano que hace referencia a la competencia alimenticia. Algunas características tienden a desplazarse, con el fin de identificar mejor su propio nicho.

El nicho ecológico expresa la interrelación de¡ organismo con los factores ecológicos, es decir, la posición o función de una población o parte de ella en el ecosistema. La función que cumple cada especie en el ecosistema, o sea, su nicho ecológico, es determinada por una serie de factores, siendo el principal la competencia con otras especies.

Hábitat

Hábitat, en ecología, lugar concreto o sitio físico donde vive un organismo (animal o planta), a menudo caracterizado por una forma vegetal o por una peculiaridad física dominante (un hábitat de lagunas o un hábitat de bosque). Puede referirse a un área tan grande como un océano o un desierto, o a una tan pequeña como una roca o un tronco caído de un árbol. De manera general, los hábitats pueden dividirse en terrestres y acuáticos y en cada uno de ellos se pueden establecer, a su vez, multitud de subdivisiones: así, en el hábitat acuático se puede distinguir entre hábitats dulceacuícolas y hábitats marinos, y dentro de estos últimos entre litorales, bentónicos y pelágicos. Independientemente de su extensión, el hábitat es un área o región bien delimitada físicamente. En un hábitat concreto, como un pequeño lago, un arrecife de coral o la cabecera de un río, pueden vivir varios animales y plantas.

El nicho ecológico es un concepto que abarca no sólo el espacio físico que ocupa una especie, sino también su papel o función en el sistema ecológico o ecosistema. El nicho ecológico hace referencia a todas las condiciones ambientales que una especie necesita para sobrevivir; no sólo a los factores físicos y químicos, como la temperatura, la luz o la humedad, sino también, por ejemplo, al tipo de alimentación o a la relación con otras especies. Por tanto, dentro de cada hábitat, los organismos ocupan nichos distintos. Igualmente, puede haber 2 especies que ocupen nichos ecológicos similares en distintos lugares geográficos.

El hábitat y el nicho ecológico

Dos conceptos en estrecha relación con el de ecosistema son el de hábitat y el de nicho ecológico. El hábitat es el lugar físico de un ecosistema que reúne las condiciones naturales donde vive una especie y al cual se halla adaptada. El nicho ecológico es el modo en que un organismo se relaciona con los factores bióticos y abióticos de su ambiente. Incluye las condiciones físicas, químicas y biológicas que una especie necesita para vivir y reproducirse en un ecosistema. La temperatura, la humedad y la luz son algunos de los factores físicos y químicos que determinan el nicho de una especie. Entre los condicionantes biológicos están el tipo de alimentación, los depredadores, los competidores y las enfermedades, es decir, especies que rivalizan por las mismas condiciones.

Una unidad dinámica

El ecosistema experimenta constantes modificaciones que a veces son temporarias y otras cíclicas (se repiten en el tiempo).
Los elementos bióticos pueden reaccionar ante un cambio de las condiciones físicas del medio; por ejemplo, la deforestación de un bosque o un incendio tienen consecuencias directas sobre la fertilidad del suelo y afectan la cadena alimentaría.

 

Betzaida Guadalupe Reyes Santiago

 


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Biologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.