Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Importancia de la autoestima en el mundo laboral actual (página 2)




Partes: 1, 2

1.1 Baja Autoestima

James (1991 citado en Cerna, 1993) opina que la autoestima se refiere a los sentimientos que las personas tienen respecto a sí mismas en una gran cantidad de situaciones sociales. (1993, enero-marzo) La manera en que yo me sienta conmigo misma dentro del mundo es importante y determinante de nuestras actitudes y actos dentro de los grupos a los que pertenezco.

A manera de ejemplificar esto, supongamos que Juan se siente inferior a César porque piensa que César tiene una mejor posición económica, y están en un debate dentro de una clase, Juan nunca se atreverá a refutar a César en sus palabras aunque tenga mejores conocimientos e ideas sobre un tema en específico, ya que carece de valor y confianza en sí mismo para hacerlo; es así como la baja autoestima de Juan afecta su desempeño en la clase.

Aunque en la baja autoestima hay que observar también una contraparte; según García (1997, Baja Autoestima, parra 3) una persona desconfía de sí misma y de sus posibilidades, por experiencias que así se lo han hecho sentir o por mensajes de confirmación o desconfirmación que son trasmitidos por personas importantes en la vida de ésta.

En el ejemplo anterior, no se sabe que fue lo que tuvo Juan como experiencia para que él pensara que una persona por tener una mejor posición económica que él, es superior en todos los aspectos y que no puede ponerse en contra de él porque siempre saldrá pisoteado.

Puede ser que de pequeño, Juan observó como su padre era tratado en el trabajo por el gran empresario rico que tenía como jefe cuando daba su opinión, que a pesar que muchas veces tenía razón en sus ideas, el jefe siempre se burlaba de él; eso le quedó grabado en la mente a su Juan, por lo que ahora no se atreve a decir sus ideas ante César por miedo a su reacción.

Una autoestima baja hace que uno se dirija hacia el fracaso y la derrota, ya que si uno no tiene confianza en sí mismo, ¿cómo trasmitirá que los demás si confíen en su persona?, es por esto que se llega al fracaso, si no nos creemos capaces de realizar ciertas actividades, simplemente no las realizamos, porque pensamos que no tiene razón el arriesgarse a perder; también las personas que nos rodean no nos invitarán a realizar cosas nuevas porque saben que no somos capaces de hacerlo, de esa manera, una persona con baja autoestima obtiene lo que no desea, fracaso y una gran frustración.

Otra forma de destruir nuestra autoestima es el compararnos con los demás constantemente. Como vimos en el ejemplo de Juan, él se compara con César y se desvaloriza a sí mismo por aspectos en César que no deben ser más importantes para Juan que los conocimientos que posee. Debemos estar evaluándonos constantemente con respecto a nosotros mismos, a las metas que nos hemos trazado y alcanzado por nosotros mismos; y no mirar lo que otros realizan, ya que eso daña nuestra autoestima y nos perjudica. Una persona con baja autoestima no precisamente actúa de manera sumisa sino que también puede actuar de manera dominante ante los demás, ya que no quiere que el mundo sepa de sus debilidades y es por su misma inseguridad, que trata hacer que estos hagan lo que ella dice, ya que el no pedir o aceptar opiniones, lo hace superior ante los demás, aunque en realidad lo que piensa es que es más débil que los demás y si deja que emitan sus ideas, dejarán por el suelo las ideas que tenga.

1.2 Buena Autoestima

Para García (1997, Autoestima, parra 2) la importancia de la autoestima radica en que es nuestra manera de percibirnos y valorarnos, además de que moldea nuestras vidas. Es decir, el éxito o fracaso en la vida depende directamente de la confianza que sintamos en nosotros mismos.

A manera que nuestras experiencias vayan fortaleciendo la confianza en nosotros mismos, así irá mejorando nuestra autoestima. Si una persona percibe que sus logros han igualado sus aspiraciones, esta se sentirá satisfecha consigo misma. Mientras una persona se vaya sintiendo satisfecha y orgullosa de sí misma, su autoestima será adecuada y podrá lanzarse a realizar cualquier otro proyecto que tenga en su vida; con plena confianza en que logrará completarlo.

Cerna (enero-marzo, 1993) señala que una forma en que el individuo puede aumentar su autoestima es incrementando sus logros o reduciendo sus aspiraciones. Si queremos mejorar nuestra autoestima, empecemos por trazarnos metas realizables a más corto plazo, de manera que sintamos que estamos logrando algo.

Por ejemplo, si una persona que habla español quiere aprender muchos idiomas pero sabe que no tiene facilidad para ello, debe empezar por aprender idiomas más sencillos de comprenderlos, que tengan el mismo origen que su lengua natal, no se debe arriesgar por aprender chino, porque es más difícil y pueda que salga frustrada y con una autoestima más baja que la que tenía al trazarse esa meta; podría en cambio entrar a clases de portugués que es una meta más a corto plazo, ya que solamente se tardaría un año en aprenderlo; así irá cosechando logros y mejorando su autoestima; y poco a poco podrá ir aumentando sus aspiraciones ya que tendrá más confianza en sí mismo.

La autoestima la aprendemos a lo largo de nuestra vida, por lo cual, se dice que se puede cambiar y por lo tanto, mejorar. No solamente porque de niño tuvimos ciertas experiencias que nos llevaron a tener una baja valorización sobre nosotros mismos, quiere decir que seguiremos así toda la vida; se debe ir aprendiendo como querernos y así mejorar nuestro valor como personas. Nuestra autoestima moldea nuestras actitudes y por lo tanto es responsable de nuestros éxitos y fracasos.

Es por esto que todas nuestras actividades deben enfocarse a que nuestra autoestima crezca, transformar situaciones negativas en lecciones para uno mismo y no en fracasos. Aprender a querernos es una parte de la autoestima, algo que debemos construir o reconstruir por dentro. Una persona con confianza en sí misma sabe que su vida tiene valor, no porque es mejor que otro, sino por la simple razón de ser; es por esto que no se compara con nadie, ni se justifica por todo lo que hace, tiene seguridad en sí mismo y eso lo lleva a tener éxito en todos los aspectos de su vida.

2. Relación del autoconcepto con la autoestima.

Cada persona cree que es de cierta forma, lo cual lo manifestamos constantemente en nuestra conducta; a eso se le llama autoconcepto, a las creencias que tenemos sobre nuestro ser. No se debe confundir autoestima con autoconcepto, ya que aunque son conceptos relacionados, no significan lo mismo, autoestima es la valoración hacia uno mismo y autoconcepto es lo que pensamos de nosotros mismos, el propio concepto que nos hemos ido formando de nuestra persona.

Para una persona tener una buena autoestima debe tener un buen concepto de sí mismo, es contradictorio decir que una persona se valora a sí misma pero tiene un mal concepto de sí; ya que autoconcepto y autoestima son complementarios; según Rosemberg (1986 citado en Solórzano, 1989) el autoconcepto incluye todos los conocimientos de la persona y la autoestima surge de comparaciones con los demás, reflejos de valoración de los demás y captación que de sí tiene la persona.

Según Camacho (2002, Autoconcepto, parra 4) los factores que determinan el autoconcepto son la actitud o motivación, el sistema corporal, las aptitudes y la valoración externa. Dependiendo de cómo una persona se sienta motivada ante las tareas de su vida diaria, a la voluntad con la que las realice, a como se siente de salud, a sus habilidades innatas y la forma en que la persona percibe que los demás lo aprecian; así se formará un concepto positivo o negativo de sí mismo y al mismo tiempo logrará construir una buena autoestima que lo beneficiará en sus metas personales.

La autoimagen, es decir, cómo nos vemos a nosotros mismos siendo parte de los grupos a los que pertenecemos, nos hace crear nuestro propio concepto, como por ejemplo, si nos vemos como personas inteligentes y líderes de grupo, crearemos un concepto positivo de nosotros mismos. "El estudio de la autoimagen es fundamental para comprender como el concepto que las personas tienen de sí mismas, está influyendo en su ser y en su quehacer dentro de la sociedad". (Solórzano, 1989, enero-marzo)

La autoestima y el autoconcepto tienen varias relaciones, entre las más importantes está que "una autoestima adecuada, vinculada a un concepto positivo de sí mismo, potenciará la capacidad de las personas para desarrollar sus habilidades y aumentará el nivel de seguridad personal" (García, 1997, Autoestima, parra 2), lo que significa una alta confianza en sí mismo.

Si una persona confía en que puede resolver sus conflictos, sin tener miedo al riesgo que pueda tener de fracasar ante las dificultades que ese problema presente, se puede decir que ha desarrollado una buena autoestima, acompañada de un buen concepto sobre sí mismo. Por ejemplo, si un estudiante universitario piensa que es inteligente y que puede pasar todas las materias que su carrera exige, tiene un buen concepto de sí mismo y por esto es que se atreve a continuar cada ciclo con las materias que lo llevarán a cumplir la meta de convertirse en un profesional, valora sus esfuerzos y sabe que es capaz de realizar todo lo que se proponga.

3. Pilares de la autoestima.

Según Nathaniel Branden (citado en Camacho, 2002) los pilares de la autoestima son autoeficacia y autodignidad. Estos se logran al haber satisfecho todas las necesidades que Maslow (1943 citado en Wikipedia Fundation, 2006) colocó en su pirámide de jerarquía de necesidades, al tener satisfechas las necesidades fisiológicas, de seguridad, de pertenencia, estima y autorrealización; la autoeficacia y autodignidad aparecen por sí solas, y por lo tanto la autoestima aumenta.

La autoeficacia es la confianza en el funcionamiento de la mente, en la capacidad de pensar, en los procesos mediante los cuales se juzga, se elige y se decide. Cuando nos sentimos realizados (necesidad del ser), se tiene plena confianza en uno mismo; ya que las metas trazadas han sido cumplidas, así confiaré mucho más para otras metas que me trace después de haber cumplido esta. El otro pilar de la autoestima, la autodignidad, se refiere a la seguridad de que valgo como persona; es el amor que siento por mí mismo y por lo tanto protejo, respeto, cuido y deseo que siempre se mantenga bien. Autodignidad podría ser entendida como el entendimiento racional de una persona sobre su propio valor como persona misma, que nos sintamos merecedores de ser felices y de realizarnos como persona. Según Preacher (2005, Quotation Search) la autodignidad es el entendimiento de quienes somos y de lo que merecemos.

Branden (citado en Camacho, 2002) tenía mucha razón al decir que autoeficacia y autodignidad son los pilares de la autoestima, ya que dependiendo de la confianza y seguridad en uno mismo es que se forja la autoestima; esos pilares son la base para que como personas nos valoremos para realizar cualquier actividad que nos imaginemos. Como dice Namath (2004, Quotation Search) "cuando tienes confianza, puedes divertirte y cuando te diviertes, puedes hacer cosas maravillosas".

4. Grupos que afectan la autoestima de las personas.

Son varios los grupos que determinan a nuestra autoestima, desde el momento en que nacemos, somos afectados por las personas que nos rodean, su forma de tratarnos y la manera en que estos se relacionan entre ellos, va moldeando nuestra personalidad y creando una autoestima adecuada. Los grupos que se relacionan con nuestra autoestima, ya que la afectan de una forma directa o indirecta son la familia, la escuela, los amigos y la sociedad.

4.1 La familia

El primer grupo con el que una persona se relaciona desde que nace es la familia; en el hogar es donde el niño aprende los primeros valores, ya que este quiere ser como sus padres y observará la forma en que ellos reaccionan ante las situaciones, la manera de tratarse entre ellos; lo que marcará toda su vida, ya que a través de estos formará su personalidad y la manera de valorarse a sí mismo y a los demás.

Si una persona nace en una familia en la que el padre tiene problemas de alcoholismo, por ejemplo, su autoestima no será igual a una persona con una familia relativamente normal; ya que estará siempre observando peleas, golpes, decepción por parte de los otros miembros ante la persona alcohólica que promete cambiar; todas estas situaciones van moldeando nuestra personalidad, así nos podemos volver personas frías o sumamente susceptibles; de una u otra forma tendremos una autoestima débil ya que nos sentiremos impotentes ante la situación que vive nuestra familia y llegaremos a un punto de conformismo ante todos lo esfuerzos en vano que realicemos por cambiar un poco la vida de toda nuestra familia, no confiaremos en nosotros mismos y no valoraremos nada de lo que nos rodea.

En la familia es donde nos formamos una imagen de nosotros mismos, ya que es el primer lugar donde establecemos un contacto social en nuestra vida, y así formamos nuestra imagen según el reflejo que de nosotros mismos vemos en las otras personas.

Si un niño está siempre siendo aludido por sus padres, aunque se equivoque, lo hará crear una falsa autoestima, y cuando cometa errores ante otros grupos sociales, que no serán tan amables, le harán saber que no está en lo correcto y es así como el niño empieza a frustrarse y a sentir que es un fracasado porque no está acostumbrado a ser corregido; los padres deben encontrar la manera de que sus hijos sean capaces de diferenciar entre lo que es capaz y no de hacer, ya que si se le hace creer que todo lo logrará sin poner ningún esfuerzo, se está afectando al niño porque cuando salga de la burbuja de la familia, habrá un mundo que se encargará de demostrarle lo contrario.

Aunque también en la misma familia el niño no encuentra la protección que necesita ya que es sujeto de burlas por sus defectos o incluso por sus cualidades; por ejemplo si un niño es muy inteligente y dedicado para sus estudios, algunos padres se refieren a él como el "nerd de la familia" y eso le produce dolor a este niño de manera que cambia esa actitud positiva por una negativa, ya que su padre le está enseñando que ser "nerd" es algo malo.

No es bueno aludir constantemente al niño, pero tampoco humillarlo o marginarlo, se debe buscar la manera en que el niño, ante situaciones positivas o negativas de la vida, siempre aprenda algo y que no sienta que debe hacer las cosas porque la familia así lo dice o así lo espera que lo haga, sino porque él ha aprendido y escogido que teniendo esos valores se siente bien consigo mismo.

4.2 Los amigos.

Los amigos tienen mucha influencia en la autoestima de las personas, muchas veces las personas por adaptarse a los grupos, adoptan ciertas actitudes de otras personas, y son mal o bien influenciadas por parte de ellos; en la infancia y adolescencia es donde se forman lazos de amistad que pueden durar toda la vida y marcarnos para siempre.

En la adolescencia donde el niño empieza a convertirse en adulto, surgen varios cambios físicos y de personalidad, acá es donde se está más susceptible de ir perdiendo el autoestima ya que los adolescentes son sujetos de burla por sus cambios de parte de familiares o amigos; la persona empieza a esconder sus cambios de una u otra forma y aunque ya pasada la etapa de la pubertad, queda marcado para siempre y no sale a exponerse.

Los grupos en los que una persona participa, afectan la personalidad de las personas, ya que para acoplarse a ese grupo, muchas veces se adquieren actitudes de los líderes de grupo y es así como afectamos nuestro pensamiento positiva o negativamente. Los amigos se vuelven parte de nuestra familia conforme pasa el tiempo; ellos nos aconsejan, nos divertimos, lloramos y reímos juntos, en fin, compartimos gran cantidad de actividades, muchas veces más que con la propia familia; percibimos lo que ellos piensan de nosotros y así es como nos vamos amoldando a un ser que sea más aceptable por ellos, ya que nos unen lazos de amistad y cariño que inconcientemente nos hace realizar cosas para mantenerlos junto a nosotros.

4.3 La escuela.

En la escuela es donde se tiene el segundo grupo con que el niño se relaciona en la vida después de la familia, acá tiene figuras paternas que serían los maestros, directores y encuentra amigos que van moldeando al niño con ciertos valores, conocimientos nuevos y reglas nuevas.

Es importante que el niño establezca buenas comunicaciones en la escuela ya que la comunicación está relacionada con la autoestima, porque la manera en que se le trasmitan al niño los conocimientos se tendrá una experiencia positiva o negativa.

Para un niño muchas veces las cosas sencillas que le suceden como una mala o buena calificación o el regaño de su profesor porque platicaba con su amigo, son las más complicadas y frustrantes que existen en su vida, es por esto que aunque para los adultos parezca que el niño se está ahogando en un vaso de agua, se le debe prestar la atención necesaria ya que para el niño puede ser la mayor frustración que haya tenido en su vida y por eso se le ve tan afectado. No deberían existir en la escuela profesores que se burlen porque al niño le cuesta aprender a leer o escribir por ejemplo, ya que desde pequeños se van acumulando situaciones en nuestra mente que afectarán el resto de actividades que quiera emprender en la vida.

4.4 La Sociedad.

Como todos sabemos, la familia es parte de la sociedad, y es por esto que la sociedad a través de sus costumbres, tradiciones y cultura cumple una función muy importante para la persona, ya que la familia adopta pautas o formas de vida que transmiten a sus miembros y determinan o ayudan a formar la personalidad de cada uno.

No tendrá la misma clase de autoestima una persona que viva en Canadá, que una persona que viva en un país como El Salvador, son diferentes culturas, diferentes formas de vida; a los que la persona se debe ir adaptando desde el momento en que le toca vivir ahí. "Hay una estrecha relación entre la sociedad, la familia y la persona, ya que la sociedad es la que le presenta a la persona un modelo social con costumbres y con una cultura que a través de la familia son trasmitidos al individuo." (García, 1997, Conclusión, parra 4)

II. Autoestima y el mundo laboral actual.

El mundo laboral actual está sumergido en un mundo globalizado, donde quien esté más preparado y sea más competitivo profesionalmente es el que sobresale y tiene éxito; según el concepto de una adecuada autoestima, de tener una buena valoración sobre nosotros mismos, nos damos cuenta de la importancia y más que importancia, la necesidad de contar con una buena autoestima para desarrollarnos profesionalmente; ya que de esa manera nos consideraremos capaces de afrontar retos en su vida personal y profesional en las que deba escoger entre varias opciones y tomar decisiones importantes. Solamente se podrá ser competitivo cuando se está en constante estudio y a la vanguardia de las nuevas tecnologías del mundo, ¿qué sería de un ingeniero hoy en día que no pueda usar una computadora? La respuesta es clara, simplemente no podría conseguir un trabajo que lo satisfaga plenamente, "estimarse significa mantener una activa búsqueda del propio mejoramiento, no por "ser el mejor", sino por ser "uno mismo" lo mejor que uno puede hacer constantemente en el desempeño profesional, (...)" (Fundichely, 1999, p. 2)

En las sociedades muchas vemos gente que se acomoda a lo que es hoy y no busca ser mejor, estas tienen poca confianza en sí mismos y por eso evitan asumir responsabilidades. Esto se aplica de igual manera que para la sociedad, para el ambiente laboral, ya que las personas con una baja valoración de sí mismos buscan trabajar siempre tras de otros, para no tener que tomar decisiones que tengan repercusiones dentro de la empresa; personas con baja estima no les interesa que otros presenten el trabajo por el que ellos se han esmerado tanto, si de esa manera se mantienen en el anonimato; este tipo de personas nunca logra sobresalir, porque simplemente se cree incapaz de hacerlo y aun cuando sus ideas sean geniales, no serán tomadas en cuenta porque no las exteriorizará.

Uno debe empezar por creer en uno mismo, para que los demás confíen en uno; ya que la aceptación de sí mismo es un elemento a considerar en cualquier proyecto que se emprenda. Si no existe una aceptación de uno mismo porque se tiene un concepto muy deficiente de uno mismo, la autoestima esta por los suelos y no nos atreveremos a emprender proyectos en nuestra vida.

Debemos estar siempre retándonos, proponiéndonos a nosotros mismos nuevas metas, no por impresionar a los demás, sino por sentirnos satisfechos nosotros mismos, es acá donde introduciré el concepto de obvia realidad que sugiere Santos (2006, p. 2), creador del retcambio, que en la vida nos enfrentamos a pruebas que son parte de nuestra evolución natural, son retos que nos ponen a prueba como en una competencia, los cuales, al resolverse nos fortalecerán para asumir otros.

El éxito que podamos tener en cualquier ámbito de nuestra vida, está relacionado con la autoestima, ya que de ella depende la comunicación, la efectividad y la negociación entre clientes y proveedores. Una persona con una alta autoestima trasmitirá su motivación, convencerá a otros fácilmente de invertir en su idea, ya que tiene una plena confianza en que con su trabajo, logrará el éxito.

Además, como opina Vidal (2003, La autoestima en el trabajo) características como autorresponsabilidad, creatividad, habilidad para interrelacionarse, claridad de metas personales son cualidades propias del individuo con autoestima sana y al mismo tiempo son la garantía de éxito de un negocio.

Actualmente, donde "la tensión es un elemento que siempre está presente, en distintos grados, en diferentes áreas y en diferentes momentos de la vida de las personas" (Ardila, 2000), es importantísimo mantener un estado mental saludable, confiar en que podemos lograr las cosas por nosotros mismos, ya que, de lo contrario, ante cualquier problema, por mínimo que sea, podremos caer en un colapso nervioso y deteriorar nuestra salud física como consecuencia de la falta de autoestima. Las personas que tienen baja autoestima siempre verán el más mínimo obstáculo como un gigantesco problema que les impedirá cumplir sus metas.

Así una persona con problemas de estimación, puede transformar un comentario de un compañero de trabajo como ¡aquí hay personas que no hacen bien su trabajo!, como una agresión verbal en referencia a él, y crea un conflicto en su interior, cree que todas las personas hablan mal de él, porque desconfía de su desempeño profesional, vive acomplejado, aunque para la empresa sea una de las personas más responsables y el comentario ni siquiera dirigido a él, sino por otras personas que en realidad no están haciendo las cosas como la empresa desea.

Cada persona en el trabajo debe implementar el retcambio, traduciendo las situaciones adversas de la vida en resultados que transformen su propia realidad. Es decir, se deben transformar todas las situaciones en beneficio de su persona y no en contra de ella, pero esto solamente se logrará teniendo una buena autoestima, ya que con ella vendrá la capacidad de aceptar las cosas como son y aprender lecciones, aceptar derrotas y levantarse para seguir adelante; con todo esto obtenemos experiencias que nos ayudarán a crear proyectos geniales en nuestra vida que nos llevarán al éxito profesional.

"Todo ciclo de retcambio parte de las tres fuerzas de nuestra personalidad: El carácter, inteligencia y competencias (...)" (Santos, 2006, p. 3) pero como dice el autor, debemos tener esos elementos fuertes en nuestro ser para poder ser capaces de realizar cambios drásticos en el mundo, donde nuestro potencial de desarrollo sea tal que sin dejar a un lado nuestros principios y venciendo los obstáculos con tenacidad, salgamos exitosos de cualquier situación por imposible que parezca; esto se logrará a medida que las empresas se vayan encaminando hacia mejores formas de mantener motivado a su personal, ya que son la base del éxito de una empresa, como opina Vidal (2003, Generación de confianza, parra 4) la autoestima en la organización debe ser propósito de la gerencia para consolidarse y obtener resultados satisfactorios a largo plazo, y que sea un tema de interés para los directivos y una estrategia de la gerencia de la gestión humana.

Una gerencia negativa, que no confíe en que la empresa logre cumplir su visión, transmitirá eso mismo a su personal. Como dice el dicho "quien con lobos anda a aullar aprende", las personas que tienen poca autoestima tendrán a su alrededor personas en las mismas condiciones, por lo que si un gerente de recursos humanos tiene baja autoestima, contratará a personal mediocre y sin responsabilidad. Por lo cual la empresa se vendrá hacia abajo.

Otro factor importante a considerar en el mundo laboral es la apariencia en el mundo actual, ya que todos sabemos como los medios de comunicación bombardean de anuncios publicitarios que incitan a tener una imagen perfecta, ¿qué sucede con aquellas personas que se sienten mal físicamente? Algunos accidentes laborales mutilan alguna parte del cuerpo de los empleados, y las empresas exigen que las cosas sigan normales. Según Gilder (1988, citado en Cerna, 1993, enero-marzo) cambios en la apariencia física parece producir en los adultos más vergüenza o culpa que la propia limitación, lo cual está relacionado con la pérdida de autoestima y deterioro del autoconcepto. Esto sin duda alguna, afecta el trabajo de las personas, ya que su autoimagen se ve deteriorada, es por esto que es importante mantener un ambiente laboral en óptimas condiciones, donde la seguridad e higiene industrial prevalezcan para que no existan este tipo de accidentes que deterioren la autoestima de las personas.

III. Mejorando la autoestima en la empresa.

1. Formas de construir autoestima en la empresa.

"La Autoestima tiene una poderosa influencia en el logro de objetivos relacionados con la ocupación, el oficio, la profesión. La relación que existe entre las variables Autoestima – trabajo es, desde todo punto de vista, indisoluble". (Yagosesky, 1997, Autoestima y Trabajo, parra 1) Para que una empresa marche bien, debe contar con personal trabajador, que crean en su propio desarrollo a través del desarrollo de la empresa. Para inspirar confianza, un ejecutivo de una empresa debe poseer una buena autoestima, ya que si él mismo no cree en lo que hace, los demás tampoco lo harán; entonces no podrá inspirar autoestima en su organización.

Es primordial que la empresa inculque una adecuada autoestima desde el nivel operativo hasta el gerencial, implementar una capacitación personal para los empleados, un programa de desarrollo de la autoestima que conste de varios elementos que en forma conjunta apunten hacia un mismo fin vincule, desarrollar la autoestima en las personas, no como empleados, sino como seres humanos que son; esto se puede lograr realizando diversos concursos o seminarios en los que las personas se den cuenta de su potencial creativo y mediante premios incentivarlos a continuar sus ideas y seguir creyendo en sus capacidades y utilidad para la empresa.

Con una autoestima adecuada en el ambiente laboral, se logra que las personas motivados por un desarrollo individual trabajen de manera conjunta, ganando más experiencia en el área que se especialicen, esto hará que el trabajo sea cada vez mejor, es decir, que se implemente una cultura de excelencia, como un criterio mental que guíe la función de todos los niveles y procesos de la organización. Con este programa las personas se darán cuenta que "(...) nuestro carácter, inteligencia y competencias se convierten en fuerzas creadoras o aniquiladoras de futuros, una llave para abrir o no, aquellas oportunidades que pone a la disposición la puerta global." (Santos, 2006, p. 5)

2. Motivación laboral a través del mejoramiento de la autoestima.

Hemos hablado de cómo la autoestima en la empresa se puede mejorar por medio de la motivación de los empleados, pero es importante definir lo que es en sí la motivación. La motivación es el impulso que nos lleva a realizar alguna acción mediante la propia voluntad eligiendo entre varias alternativas a seguir en una determinada situación. Para comprender mejor este concepto es necesario explicar lo que es un impulso, un impulso es la fuerza interior que lleva a las personas a actuar de cierta manera. (Larousse (Ed.), 1984)

La motivación está constituida por todos los factores capaces de provocar, mantener y dirigir la conducta hacia un objetivo. Todo aquello que nos mantiene interesados en una actividad se puede decir que es una agente motivacional. Para Camacho (2002, El ciclo motivacional, parra 1) el ciclo motivacional tiene las siguientes etapas: homeostasis, estímulo, necesidad, estado de tensión, comportamiento y satisfacción. Es decir, la persona permanece en un estado normal cuando aparece el estímulo, en ese momento se genera una necesidad que por estar insatisfecha provoca un estado de tensión que da lugar a un comportamiento que tiene el fin de satisfacer esa necesidad.

La motivación del personal es un medio importante para el desarrollo de la empresa, ya que mientras más motivados se encuentren los trabajadores, su autoestima será cada vez más adecuada, y por la mima confianza y estima que se tengan a sí mismos serán más eficientes; aumentando la productividad en la empresa.

Se deben planear las formas de mantener motivado al personal, según las características propias del mismo, por ejemplo, para una persona con capacidades especiales es necesario hacerle notar que es capaz de realizar las cosas que se proponga aún con su limitación física, para esto se deben crear actividades que lo involucren con personas con capacidades normales, sin hacerlo sentirse inferior a ellos por su condición; según Cerna (1993) esto le hará mejorar su autoestima y minimizar los síntomas depresivos y ansiógenos. Es muy importante diseñar y aplicar diferentes formas de concursos que ayuden a la solución de los problemas reales de la empresa de una manera que sea divertida y creativa para los empleados; en la que todos se integren y generen ideas grupales sobre posibles alternativas de solución.

Las organizaciones deben valorar el trabajo de sus miembros, con mecanismos que permitan disponer de una fuerza de trabajo suficientemente motivada para un desempeño eficiente y eficaz, que conduzca al logro de los objetivos y metas de la organización. Si el personal observa que su opinión es tomada en cuenta, que a su trabajo siempre se le da la importancia que merece; la efectividad de esta persona será mucho más alta dentro de la empresa, por lo tanto mantendrá siempre una buena autoestima. Un directivo o gerente de una empresa puede motivar a los trabajadores haciendo interesante el trabajo, relacionando las recompensas con el rendimiento, promoviendo recompensas que sean valoradas, tratando a los empleados como personas, alentando la participación y colaboración y ofrecer retroalimentación precisa y oportuna.

Es importante destacar que la motivación como parte de un programa de desarrollo de la autoestima, no es solamente responsabilidad del gerente, sino de un trabajo en conjunto de todas las personas que integran la empresa. Es como aplicar un sistema de calidad total en la empresa dedicado a desarrollar calidad de personas que creen en su trabajo y en el crecimiento de la empresa por medio del fortalecimiento de la propia valoración en sí mismo.

Cada persona integrante de la empresa debe demostrar una adecuada autoestima y estar confiada en que ha realizado bien su trabajo para ir trasladando esto a las personas que sean dependientes de sus funciones, de manera que se vaya formando en toda la organización desde el nivel superior hasta el inferior, una valoración adecuada de las capacidades que cada persona tiene en su ser.

IV. El ciclo para mejorar la autoestima en la empresa.

l ciclo parte desde que la empresa se da cuenta de la importancia que tiene la autoestima como fuente de una mayor eficiencia en la producción de una organización, ya sea de bienes o servicios; es en esta parte donde se identifica el problema y se empieza a investigar la autoestima del personal de la empresa mediante realización de entrevistas o encuestas que detecten de manera real, el valor que una persona siente por sí misma.

Luego de esto es necesario descubrir las cualidades y necesidades que cada persona tiene en común con miembros de la organización; por ejemplo, se podrían separar según capacidades ya sea mentales o físicas, o mediante la afinidad que ellos mismos han formado con algunos de sus compañeros de trabajo. De esta manera se pueden formar grupos donde se realicen acciones que los mantengan motivados; para realizar esto de la mejor forma, se deben investigar las preferencias de cada grupo, con el fin de diseñar un sistema de mejora continua de la autoestima, en el que se pueden realizar concursos o capacitaciones que hagan sentir al personal lo importante que es para la empresa todo el trabajo que realiza.

Como todo buen programa, después de diseñado no debe quedarse en una simple idea, sino que se debe llevar a la práctica, implementar el programa de mejora continua en cada puesto de la empresa, para que por medio del traspaso de actitudes se genere una cultura de confianza en sí mismo; en el cual por medio del desarrollo personal, se produzca una mayor eficiencia en el trabajo, mediante lo cual se esté mejorando de manera constante la productividad de la empresa.

Se debe mantener un contacto con el recurso humano de la empresa, a manera de hacerle saber que la empresa se desarrolla a plenitud cuando su personal se satisface por medio del trabajo que realiza dentro de la organización; solamente de esta manera, se logrará establecer la adecuada autoestima como un elemento generador de grandes capacidades e ideas dentro de las personas, que los harán crecer personalmente y por lo cual, la empresa se verá enriquecida.

Conclusión

Es importante mantener al personal motivado, ya que de esa manera se logrará que mantengan una autoestima sana; esto permitirá que la empresa se vaya desarrollando por medio de la confianza que tienen los empleados en sí mismos debido a que esto será traducido en un trabajo más efectivo, eficiente y productivo; en el que día a día se transformen las obvias realidades de la empresa en algo positivo, en cambios jamás esperados en la producción y en la satisfacción tanto de los empleados como de los empresarios.

Referencias Bibliográficas:

Ardila, R. (2000). Desgaste profesional de los profesores. Revista Latinoamericana de Psicología, 3(32), 452-457.

Badal, M. (1997). Elaboración de referencias y citas según las normas de la American Psychological Association (APA), 5ª Edición [Versión electrónica].

Camacho, C. (2002). Autoestima y Motivación. Extraído el 6 de marzo de 2006 de http://www.monografias.com/trabajos16/autoestima-motivacion/autoestima-motivacion.shtm

Cerna, Mauricio (1993). Autoestima, autoconcepto y discapacidad física. Revista de Psicología de El Salvador, 47(12), 59-73.

Fundichely, M. (1999). Autoestima en el personal de enfermería. Extraído el 17 de marzo de 2006 de

García, V. (1997). Autoestima. Extraído el 4 de marzo de 2006 de http://www.monografias.com/trabajos5/autoest/autoest.shtml

Larousee (Ed.). (1984). Nuevo Diccionario Enciclopédico Larousse Ilustrado (2ª ed., Tomo II) México, D.F.

Namath, J. (2004). Confidence. Extraído el 28 de marzo de 2006 de http://www.quotationspage.com/search.php3?homesearch=confidence&page=4

Real Live Preacher (2005). Dignity. Extraído el 2 de abril de 2006 de http://www.quotationspage.com/search.php3?homesearch=dignity

Santos, J.A. (2005). Retcambio personal y endoliderazgo. Extraído el 1 de marzo de 2006 de http://www.monografias.com/trabajos21/retcambio-personal/retcambio-personal.shtml

Santos, J.A. (2006). Retcambio, un contrafuego de posibilidades. San Salvador. Acción Consultores.

Santos, J.A., (2004). La Ruta: un mapa para construir futuros. San Salvador: Editorial e Imprenta de la Universidad de El Salvador.

Solórzano, M. (1989). Reacciones psicológicas del recién graduado universitario ante el problema del desempleo. Revista de Psicología de El Salvador, 31(8), 56-57.

Vidal, L. (2003). La autoestima en la empresa. Extraído el 2 de marzo de 2006 de http://www.gestiopolis.com/Canales4/rrhh/lautoem.htm

Yagosesky, R. (1997). Autoestima. Extraído el 2 de marzo de 2006 de http://www.monografias.com/trabajos16/autoestima/autoestima.shtml

Wikipedia Foundation (2006). Abraham Maslow. Extraído el 27 de marzo de 2006 de http://en.wikipedia.org/wiki/Abraham_Maslow

 

Cindy Alicia Jovel Majano

Estudiante de 5º año de Ingeniería Industrial en la Universidad de El Salvador.

Abril 2006.

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.