Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Lo monstruoso en la novela "Una cuestión personal", de Kenzaburo Oé




Partes: 1, 2, 3
Monografía destacada

Partes: 1, , 3
  1. Introducción
  2. El presagio
  3. La realización del presagio: el nacimiento del monstruo
  4. La tregua: perdición y purificación
  5. La decisión
  6. Conclusiones
  7. Bibliografía

No hay nadie que haya jamás escrito, o pintado,

esculpido o modelado, construido, inventado

a no ser para salir del infierno.

Antonin Artaud

Introducción

Kenzaburo Oé (1935) nació en la isla de Shikoku en Japón. Estudió Literatura Francesa en Tokio. Recibió su primer galardón literario, Akutagawa, uno de los más importantes del Japón, por su novela corta La presa. En 1989 obtuvo el Europalia, reconocimiento de la Comunidad Europea, y en 1994 recibió el Premio Nobel de Literatura. Oé ha dedicado su vida a la creación literaria y a causas humanitarias. Algunas de sus obras han sido traducidas a varias lenguas como: El grito silencioso, Una cuestión personal, Dinos cómo sobrevivir a nuestra locura, Arrancad la semilla, fusilad a los niños, entre otras.

En este estudio nos hemos centrado en el análisis temático de lo monstruoso en su novela Una cuestión personal (1964) en la que se cuenta la historia de Bird, un hombre joven cuyo hijo primogénito nace con una deformación craneal. La novela describe un rito de transformación del protagonista, quien lucha por aceptar en su vida y en su familia a un niño con discapacidad.

Como el mismo Kenzaburo Oé dirá en su discurso "Speaking on Japanese Culture Before a Scandinavian Audicence" (1992) Bird, el protagonista de Una cuestión personal, es un personaje romántico que antes de casarse soñaba con viajar a África y que ahora que va a ser padre desea refugiarse en ese sueño y huir de sus responsabilidades.

El proceso de aprendizaje de Bird, el protagonista, a lo largo de la novela, está marcado por la monstruosidad. Una vez que el niño ha nacido, Bird asume la condición de monstruo: un ser que no es capaz de adaptarse a la sociedad, que con su comportamiento atenta contra el orden establecido, las normas e instituciones sociales.

La monstruosidad, como tema central de Una cuestión personal, se complementa con el tema de lo marginal, así como con el de lo siniestro. Ciertos comportamientos, acciones y presagios que se caracterizan por su oscuridad, por ser funestos y porque llevan al fracaso, la demencia y la muerte, son considerados como siniestros.

Para este análisis temático de lo monstruoso recurrimos a la obra de José Miguel Cortés, finalista del premio Anagrama de ensayo en 1997, Orden y caos, un estudio cultural sobre lo monstruoso en las artes. Hemos recogido los conceptos propuestos por Cortés en su obra para identificar la monstruosidad en Una cuestión personal y a la vez contrastar el caos y el orden que Bird, el protagonista, experimenta a lo largo de su proceso de transformación.

A partir de la historia, la religión, la moral, la mitología, la literatura, las artes plásticas, el cine, etc., Cortés propone varias clasificaciones de los monstruos, en las que nos apoyamos para referirnos a Bird como un monstruo social, a su hijo, nacido con una hernia cerebral, como un monstruo innato, a su amante Himiko, como una mujer cuya insaciabilidad sexual la vuelve monstruosa y junto a ellos, a un vasto grupo de personajes secundarios con los que se ha recreado la monstruosidad en la novela de Oé.

Para el tratamiento del tema de lo siniestro usaremos como apoyo la obra de Eugenio Trías Lo bello y lo siniestro, en la que se realiza un inventario de los motivos siniestros con el que podemos acceder de mejor manera a los acontecimientos de la novela que cumplen la función de presagios de lo monstruoso.

Para abordar el tema de la marginalidad, entendida casi como un sinónimo de lo monstruoso y como una condición recurrente en los personajes de Kenzaburo Oé, nos servimos del análisis de la estudiosa Michiko Niikuni Wilson, The Marginal World of Kenzaburo Oe. Wilson recoge, en uno de los primeros estudios en lengua inglesa sobre la obra del Premio Nobel de 1994, los temas más representativos en el conjunto de la obra del autor, enfatizando en motivos como el abandono, la muerte, la deformidad; y presentando un inventario de los personajes grotescos que pueblan la ficción de Oé.

Cabe destacar que para este estudio hemos recurrido también a una serie de discursos pronunciados por Kenzaburo Oé, incluyendo la ponencia del autor al recibir el premio Nobel, contenidos en Japan, the ambiguous, and myself: the Nobel prize speech and other lectures. La importancia de recurrir a la palabra del autor radica en que Oé expresa con absoluta convicción y claridad los motivos que atraviesan sus obras, así como las influencias que ha recibido a lo largo de su vida y de su carrera. Oé ilustra a los asistentes a sus ponencias en varios países europeos, sobre la historia del Japón, la evolución de la literatura, la sombra de las guerras, de las bombas atómicas, del consumismo. El novelista se presenta a sí mismo como una persona comprometida cuyo principal objetivo es contar y guiar.

Con respecto a su escritura Oé comenta que sus novelas El grito silencioso y Una cuestión personal han sido determinantes para su carrera ya que los motivos de ambas están intercalados a lo largo de toda su obra. En el caso de El grito silencioso, el tema central es la oposición al régimen del Emperador, a la cultura centralizada en Tokio y la búsqueda constante de la recuperación del espíritu japonés escondido en los antiguos mitos, pero alejándose de la alienación de un régimen totalitario como el que se vivía antes de la rendición en la Segunda Guerra Mundial.

En el caso de Una cuestión personal, Oé aclara que el niño deforme de su novela es en realidad su hijo, Hikari, cuyo nacimiento eclipsó su vida y su escritura. Confiesa haber escrito mucho sobre la convivencia con la discapacidad mental de su hijo y asegura que es un tema que guió su escritura hacia el tema de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki. Para reunir ambos motivos, en su obra ha recurrido a un método que consiste en partir de un evento personal, íntimo, para luego relacionarlo a la sociedad y al mundo entero.

Es así que para comprender el significado que tienen para los japoneses la era nuclear y la experiencia de Hiroshima y Nagasaki, parte fundamentalmente de su experiencia propia de ser el padre de un hijo discapacitado. Oé comenta que ha llegado a la compresión de que la vida con un hijo enfermo tiene el poder de sanar las heridas que los miembros de la familia se han hecho unos a otros. Y esta vivencia es para Oé comparable a la de las víctimas y sobrevivientes de las bombas nucleares quienes tienen a su vez el poder de curar a quienes viven en una era nuclear. El autor comenta que escuchar los testimonios de los ancianos sobrevivientes de las bombas y verles formar parte de movimientos activistas contra la guerra es un acto de fe, que ayuda a la sociedad a curar sus heridas.

 


Partes: 1, 2, 3
Partes: 1, 2, 3

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Lengua y Literatura

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda