Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Hacia la interpretación de los sueños (página 2)

Enviado por Constanza Salazar



Partes: 1, 2

CAPITULO I

ENFOQUE FREUDIANO

Freud se interesó por sus sueños y por ello realizo anotaciones que posteriormente llevarían a la realización de uno de sus libros.

Cuando empezó a trabajar con la neurosis se le presentó el problema de los sueños que lo abordó con el método de la asociación libre, que consiste en que el paciente hable de sus propios sueños para así asociarlos a la vida práctica.

Dentro del mundo científico se concluyó que los sueños tienen sentido los cuales son una formación del inconsciente relacionados con los deseos.

Freud clasificó los sueños según sus contenidos, y desde allí, empezó a analizarlos:

1) El sueño latente y los contenidos manifiestos:

     El sueño relatado subjetivamente no cuenta con autenticidad. Esto ocurre porque esa parte tiene un carácter inconsciente para la conciencia del sujeto. El sueño en su totalidad es una sustitución deformada de un suceso inconsciente cuyo descubrimiento corresponde a la interpretación de los sueños.

     Para el análisis de un sueño se debe tener en cuenta el aspecto exterior del sueño, su relato y presentación por el paciente, por muy extraño o inusual que parezca. La parte inconsciente tiene que manifestarse espontáneamente.

El papel protagonista de la interpretación del sueño, recae sobre el propio soñador, indicándole el terapeuta el método a seguir para acceder a la parte inconsciente del mismo.

La interpretación se produce en contraposición a cierto grado de resistencia que impone la propia mente consciente e inconscientemente a este trabajo.
De esta forma el contenido manifiesto del sueño es la forma que el sueño adopta ante nosotros en su secuencia de imágenes y relato, y el contenido latente del sueño a aquello que permanece oculto por su carácter inconsciente y que el terapeuta intentará conocer en merced y a través del análisis de las asociaciones libres que aparecen en el sujeto a propósito de su sueño.

2) El sueño infantil:

          Freud reconoce que en los niños pequeños se presentan sueños de deseos directos. No es necesario usar la interpretación es mejor preguntarle al propio niño, relacionándolo con la reacción de la mente inconsciente del niño a este suceso.

     Los sueños infantiles tienen un sentido manifiesto y latente. Éste es una reacción a un suceso del día anterior que deja el deseo insatisfecho disfrazado en el sueño.

     En todos los demás sueños, de niños mayores y de los adultos, la deformación del contenido manifiesto del sueño constituye una forma de defensa de los deseos inconscientes, es decir de su contenido latente.

3) Deformación y censura del sueño:

La deformación del sueño es la que hace al mismo extraño e incomprensible al propio sujeto.

 Los deseos expresados en los sueños y en los síntomas neuróticos, se centralizan en la naturaleza sexual y se vinculan con deseos eróticos vividos en la infancia. La sexualidad infantil, se constituye en el motor de todo sueño, los deseos incestuosos que se producen en la infancia (complejo de Edipo) están relacionados con los deseos ocultos en el sueño.

     Todo placer o deseo sexual que es rechazado conscientemente por diversos mecanismos inconscientes del propio yo se expresan en el mismo sueño. La forma disfrazada en que se expresa ese deseo, son los que determinan la forma de cada sueño personal.

4) La realización de los deseos:

Todos los sueños son infantiles ya que convierten un deseo en una fantasía o alucinación que produce la satisfacción. En los adultos se presentan con más fuerza los mecanismos de deformación.

     El sueño en su forma manifiesta puede presentarse de múltiples manera como una premonición, un aviso, etc.

     Freud crea un concepto en la interpretación de los sueños: "restos diurnos", refiriéndose al contenido latente que se relacionados con hechos de la vida del sujeto. Estas insatisfacciones se incorporan al sueño estimulando el deseo inconsciente de tipo infantil.

5) Los sueños y la simbología :

      Freud concluyó que en determinados casos hay sueños que pueden interpretarse por su simbolismo. Para ello propone una serie de símbolos y órganos sexuales.

Sueños típicos

Con el fin de interpretar un sueño ajeno, es indispensable que el sujeto acceda a comunicar las ideas inconscientes que se ocultan detrás del material evidente del mismo. Sin embargo y en contraposición a la libertad que todos tenemos para construir nuestra vida onírica según nuestras peculiaridades convirtiéndose de esta manera incomprensible a los otros, pero existe un cierto número de sueños que casi todos soñamos en forma idéntica y de los que creemos que poseen en toda persona la misma significación. Estos sueños son merecedores de una especial consideración ya que proceden probablemente en todos los hombres de orígenes idénticos, circunstancia que los produce muy adecuados para facilitar un amplio esclarecimiento acerca de las fuentes oníricas.

Debido a estos rasgos interesantes de los sueños mas comunes, se han generado grandes expectativas en los resultados de interpretación a través de la técnica psicoanalítica, sin embargo se ha comprobado que la elaboración de la significación de los sueños, se hace tediosa en ellos con dificultades. Por consiguiente aquellas vinculaciones o asociaciones del sujeto que dirigen a la comprensión de sus sueños tienden a ser oscuras o insuficientes, no posibilitando ningún tipo de ayuda.

El sueño de avergonzamiento ante la propia desnudez

El sueño de encontrarnos desnudos o mal vestidos ante personas extrañas genera el sentimiento de vergüenza. He aquí lo interesante, cuando un sueño trae consigo determinados sentimientos intentamos huir o escondernos, nos sentimos atacados por una "parálisis" que nos impide ejecutar algún movimiento, dejándonos impotentes para finalizar la situación penosa en que nos hallamos. Únicamente en esta manera se constituye este sueño típico ya que lo semejante y esencial es la vergonzosa sensación ( del carácter de la vergüenza) de que nos es imposible esconder nuestra desnudez o emprender una fuga precipitada.

Freud señala que "en casi todos los sueños de este género queda impreciso el grado de nuestra desnudez, sólo en muy raros casos el sueño presenta la imagen onírica precisa"(2). Además la expresión de las personas extrañas que aparecen en nuestros sueños suelen ser desconocidas con una fisonomía indeterminada, la expresión que presentan es de indiferencia.

Así mismo, puede observarse que la propia desnudez actúa sobre muchos niños, durante periodos superiores o avanzados de la infancia como algo excitante.

La represión es un factor importante que actúa también en estos sueños exhibicionistas. El sentimiento de vergüenza que se experimenta es de reacción de el hecho de haber concretado una representación de una imagen "rechazada", la escena exhibicionista.

Sueño de la muerte de personas queridas

Este tipo de sueños deben ser estimados como típicos ya que cuyo contenido entraña la muerte de parientes queridos: padres, hermanos, hijos, etc. Ante este tipo de sueños, experimentamos reacciones que pueden clasificarse de la siguiente manera: admirarnos a nosotros mismo al despertar por la insensibilidad o nos sentimos poseídos por una profunda aflicción hasta el punto de derramar durmiendo lágrimas.

Al interpretar estos sueños hallamos que significan algo muy distinto al del contenido y que su función es la encubrir cualquier deseo diferente.

Los sueños en que aparecen representada la imagen de un pariente querido y sentimos dolorosos afectos, se pone de manifiesto el deseo de que muera esa persona, pero a la vez dicho sueño no refleja que el sujeto desee en la actualidad la muerte de esa persona. La teoría del sueño no exige tanto, es posible deducir que la persona que lo ha deseado alguna vez en su infancia.

Es importante perseguir la relación de estos sueños con los de la angustia. En los de la muerte de las personas queridas se ha encontrado el deseo reprimido un camino por el que poder eludir la censura y la deformación por ella impuesta.

El sueño de examen

Aquellas personas que han terminado con el examen de grado sus estudios segundarios, están en condiciones de testimoniar la tenacidad con que le persigue el sueño de angustia de que va a ser suspendido y tendrá que repetir el curso, etc.

Aquel que posee un título académico sustituye este sueño por el de que tiene que presentarse al examen de doctorado, sueño durante el cual se objeta en vano que hace ya muchos años que obtuvo el deseado título y se halla ejerciendo la profesión correspondiente.

El <<miedo de examen>> de los neuróticos halla también un incremento en la angustia infantil.

Los sueños de examen presentan una dificultad que los caracteriza y es que el material de asociaciones que el sujeto coloca a disposición por lo general resultan insuficientes, y de esta manera, a través de la recolección y asimilación de varios ejemplos es posible llegar a la inteligencia de estos sueños.

CAPITULO II

RESEÑA HISTÓRICA DE LOS SUEÑOS

Los sueños han sido parte de la humanidad desde que ésta existe y siempre hubo quienes trataron de interpretarlos. Los egipcios tuvieron a José, los griegos a Platón, y las legiones romanas a adivinos que ayudaban a comprender las visiones nocturnas que se presentaban en la mente de los hombres dormidos. Además de estos interpretes de sueños existían en esos tiempos oráculos y santuarios especiales donde los hombres acudían para consultar a sacerdotes a fin de recibir una ayuda divina.
Para nuestros antepasados, los sueños eran mensajes de los dioses y aunque estos seres inmortales ya no bajaban a la tierra, seguían observando a los mortales y su lucha por desentrañar el sentido de la existencia. Sin embargo la mayoría de los sueños eran considerados como advertencias o profecías. Un sueño de advertencia significaba que si se tomaba en cuenta su mensaje se podría evitar el problema.

Los Egipcios
La formación de sueños fue practicada en todo Egipto desde el año 4000 al 2000 AC. Existía en ese entonces una aldea llamada Abusir y desde allí podía verse la prisión donde habían encerrado a José. Él interpretaba acertadamente los sueños proféticos que el copero y el panadero tenían. Los tres habían sido encerrados en esta prisión por orden del faraón. Es así como este lugar para ellos era una recinto sagrado.
Los reyes egipcios tenían gran respeto por los sueños, creían que los dioses les proporcionaba guía y protección a ellos y a sus sucesores por intermedio de los sueños.

El Antiguo Testamento

Hay una Biblia, muchos ejemplos de la práctica de adivinación descritos. Pero hubo muchas personas que prohibían cualquier mención de los oráculos y con el correr del tiempo llegó a ser el punto de vista de los editores finales que dominaron el Antiguo Testamento. Las prácticas adivinatorias asociadas con los profetas eran calificadas "mensajes oraculares de los sacerdotes" y se convirtieron en "sueños inspirados por Dios y sus ángeles". Es así como la palabra visión y sueño en hebreo es la misma que para ver ya que los sueños y visiones del Antiguo Testamento predecían el futuro aunque sus intérpretes de sueños no eran llamados adivinos.

Los sueños de la Biblia podían ser de dos maneras: el literal y el simbólico. El primero Dios habla directamente al soñador y le da instrucciones. El segundo los mensajes aparecen en forma de parábolas, las cuales necesitaban una tarea previa de reflexión e interpretación para descifrar el significado.
De todos los sueños descritos en la Biblia los más memorables son los del faraón interpretados por el ya nombrado José.

También cuanta la Biblia, que el Señor instruyó a Moisés para que escuchase sus palabras durante sueños. Tiempo después Salomón recibió en su sueño una comunicación divina. Nabucodonosor, rey de Babilonia, fue otro gran soñador bíblico y era perturbado por sus sueños.

Nuevo Testamento

En el Nuevo Testamento no se presentan tantos sueños como en el Antiguo. Fue el ángel quien se apareció en sueños a José, el carpintero, y le dio un mensaje literal y se presentó en sus sueños una vez más cambiando su destino. La mujer de Pilatos también fue un personaje que dejó su sueño registrado en las Escrituras.

Personajes y sus sueños

JULIO CESAR

Este emperador soñó conciente e inconscientemente, uno de sus sueños lo vivió en su vida real. Después de tener su visión de violar a su propia madre, tomo su ejército y se distanció luchando en otros territorios cuando se encuentra con el senado furioso con él por haber invadido su propia madre patria.

JUANA DE ARCO

Ella soñaría que estaba destinada a salvar Francia y con sus sueños y visiones pudo conocer los planes para llevar a cabo sus propósitos aun así era acusada de que las voces que oía eran fruto de su imaginación.

NAPOLEÓN

Se basó en sus sueños para planear sus campañas militares, y registraba por escritos y sus sueños nocturnos para ponerlos en práctica.

SHAKESPEARE

Fue uno de los mas grandes soñadores de todos los tiempos. Muchas de sus obras están referidas al sueño y a los sueños que transmiten estados de realidad e ilusión.

HITLER

Él era un soldado. Tuvo un sueño que los hizo despertar y salir de la base de donde se encontraba, minutos después esa base fue atacada y destruida con una granada, es así como Adolfo Hitler. Se suele preguntar si no hubiera tenido ese sueño la historia de Europa y el mundo hubiera sido diferente.

CAPITULO III

DEFINICIÓN DE SUEÑO

El sueño es un gran misterio .No se sabe su origen ni por qué se ha desarrollado como una característica de nuestra evolutiva. Y forma parte del misterio el hecho de que sean tan pocos los que contestan de manera activa a su vida de los sueños. En una noche es posible soñar cinco sueños diferentes, y despertar por la mañana sin recordarlos, pero una persona que trabaja con los sueños trata de recordar y escribir por lo menos uno de esos sueños en un soporte papel, con el fin de re-experimentar algunos de esos sueños de una forma significativa. Por consiguiente se afirma que dicha persona no sólo vive la vida en el sentido exterior, sino que introduce en ese mismo día, con todas sus actividades, partiendo de una base que está que está en su mundo interior.

El sueño y el trabajo que se realiza con respecto al mismo, construyen a una persona mas consciente de las elecciones y acciones exteriores, más responsables, por lo tanto, ante la vida.

Se afirma el aspecto de las responsabilidad en cuanto el trabajo de los sueños, genera que la persona que experimenta el sueño, no se identifica con las actividades netamente exteriores. Si una relación se rompiera ese día, dicha oportunidad habría sido conocida y trabajada anteriormente , si en ese mismo día surgiera la posibilidad de tomar una decisión nueva y trascendental, las diferentes elecciones ya habrían sido simuladas en un trabajo con sueños anteriores. Es decir, si en el exterior se desarrolla una experiencia significativa, ya habría sido evocada por un sueño también importante en el trabajo.

A través de los sueños y el trabajo es posible obtener una extraordinaria posibilidad de ensayar lo que puede suceder en nuestra vida este día, este año, es decir en cualquier ocasión del futuro. Dentro de los sueños podemos otorgarnos a nosotros mismos la chance de experimentar situaciones y hechos que pueden suceder o no en el exterior.

Además, luego de soñar, se encuentran las cosas extraordinarias que pueden suceder en relación con los sueños. Acontecimientos que pueden suceder en el exterior y que son muy semejantes a los que ya habían sucedido en un sueño.

Pero en definitiva, ¿qué es un sueño?. La respuesta es compleja, ya que se desconoce acerca del mismo y de su lugar de procedencia...pero lo que sabemos es que todos soñamos, aunque a veces nos recordamos los mismos...sin embargo, algunos autores e investigadores afirman que soñamos sobre los acontecimientos del día anterior más al principio que al final de la noche.

En síntesis, existen diversas concepciones acerca de los sueños:

Según la definición del diccionario se dice que los sueños son visiones que aparecen en la noche, sin embargo se trata de una vaga descripción, porque se habla de una descripción y no de lo que realmente son.

Según la autora Nerys Dee "Los sueños son mensajes muy personales que nos enviamos a nosotros mismos" (1).

Los sueños se tratan de una parte de nuestra vida, ya que los vivenciamos, pero en un lenguaje coloquial se considera a los sueños como una experiencia visual, donde algunas personas agregan, que en dichas vivencias intervienen sexto sentido que incluye la intuición y la conciencia psíquica.

Actualmente se concibe a los sueños como expresiones emocionales provenientes de lo más íntimo y profundo de nuestro ser, debido a que reflejan la vida en sus diversas facetas, los sueños pueden significar todas las cosas para todos los hombres.

Los sueños son las manifestaciones del inconsciente. Al disminuir la represión del mundo externo, el sujeto libera sus deseos a través de los símbolos del sueño, pero estos símbolos ocultan o disfrazan el verdadero contenido del sueño, que permanece latente.

CAPITULO IV

DORMIR Y SOÑAR

Como ya hemos mencionado anteriormente, en la Antigüedad se daba mucha importancia al estudio de los sueños por cuestiones míticas, religiosas o supersticiosas, se pensaba que en ellos se encontraban premoniciones para el futuro, aunque hoy en día algunas personas consideren que los sueños tienen una estrecha relación con la predicción del futuro.

También en la actualidad, la Escuela de Psicología, el Psicoanálisis inició el estudio sistemático de los sueños.

Antes de abordar el estudio de los sueños, es importante diferenciar dormir y soñar, ya que se tratan de dos actividades diferentes; primero dormir expresa e implica el descanso orgánico, pero el término soñar hace referencia a la actividad psíquica que ocurre al dormir.

Existe una teoría que explica que los sueños pueden ser provocados por estímulos externos, citando ejemplos claros para entender dicha afirmación: podemos soñar con iglesias y campanas porque está sonando el despertador, o que estamos en una florería por el olor a perfume en el ambiente, entre otros ejemplos.

Además también se encuentran los sueños provocados por estímulos orgánicos; soñamos que estamos caminando muy cansados por tener dolor de piernas.

Sin embargo dichos estímulos físicos u orgánicos no explican en sí mismos el fenómenos del sueño, sino que solo lo provocan.

A partir de dichos estímulos, la vida psíquica elabora imágenes oníricas, por eso es posible afirmar que los sueños constituyen un fenómeno psíquico.

El psicoanálisis define a los sueños como la manifestación del inconsciente, explicando lo siguiente: durante el dormir las barreras que representan la censura se aflojan y permiten surgir a los deseos inconscientes, pero dicha censura no permite actuar libremente y en su totalidad a los sueños.

Contenidos de los sueños

Todo tipo de sueño tiene dos tipos de contenidos:

  1. contenidos manifiestos: son las imágenes que recordamos al despertar
  2. contenidos latentes: aquellas imágenes inconscientes que tienden a salir de forma disfrazada por las imágenes del contenido manifiesto.

Otra manera de acción de la misma esta vinculada mediante la representación de lagunas o blancos en el sueño; es decir cuando nos despertamos no podemos recordar el sueño de manera parcial o total.

Mecanismo del sueño

Al producirse el sueño, éste se presenta por ciertos mecanismos que el psicoanálisis toma en cuenta con el fin de poder interpretar a los mismos. Podemos citar algunos de ellos:

  1. Simbolización: los contenidos latentes se presentan por medio de símbolos
  2. Condensación: los varios personajes o elementos del contenido latente aparecen en el contenido manifiesto como una sola persona.
  3. Desplazamiento: basado en que una imagen del contenido manifiesto esté sustituyendo a otra del contenido latente.
  4. Transformación en lo opuesto: en el contenido manifiesto se demuestra lo contrario latente.

Fantasías diurnas

Son aquellas que se expresan en el denominado coloquialmente "soñar despierto".

Son producciones imaginativas en el que sujeto canaliza sus deseos insatisfechos, por lo general se presenta el sujeto a sí mismo como el personaje central de las mismas, en este tipo de sueños suelen crearse escenas en las que éste desarrolla o satisface sus deseos de éxito, su ambición, hasta su egoísmo.

Algunos rasgos de estas fantasías es que son esporádicas y se abandonan, mientras otras, se diferencian, porque el sujeto las continua o las sigue, construyendo futuras fantasías hasta armar una verdadera novela.

Además suelen presentarse como fantasías anticipatorias del futuro; en ellas el sujeto puede o no imaginar que se arreglan todos sus problemas.

El origen de este tipo de fantasías es semejante al de los sueños: la satisfacción de deseos postergados o frustrados. Mientras que las fantasía diurnas se distinguen porque se presentan de forma mas organizada y estructurada, debido a que el sujeto tiene conciencia de ellas por el hecho de estar despierto.

El psicoanálisis considera que tanto el sueño como las fantasías diurnas son comunes y necesarias en cuanto el sujeto en el desarrollo de las mismas reduce sus tensiones, pero si las fantasías se producen de manera constantes puede ser síntoma de una conducta perturbada, es decir, pondrían de manifiesto que el sujeto vive más en el mundo de la fantasía que en el real.

El dormir

Con el fin de poder soñar, en un principio, el requisito necesario es dormir, y en cada noche que dormimos nos explayamos en una etapa inconsciente que podría resultarnos aterrador, si no estuviésemos relacionados con él. Generalmente lo esperamos con mucho agrado y anhelo después de un día agotador, y tal vez sea un estado parecido al de la muerte.

Hasta nuestros días, la única información del dormir provenía de lo sueños que recordábamos, pero esto cambió debido a la medición electrónica de las ondas cerebrales, antes del desarrollo de esta técnica, era imposible investigar el dormir ya que estaríamos perturbándolo.

Sensaciones físicas del sueño:

Parálisis

Durante el desarrollo de nuestros sueños, podemos experimentar diversas sensaciones, y entre ellas se encuentra la parálisis, aunque a veces se relacionan dichas sensaciones con parte de un sueño o producto de nuestra imaginación, pero se trata de una emoción muy real. Esto sucede porque mientras dormimos, los reflejos musculares vinculados con los miembros del cuerpo desaparecen por completo, y por ende somos incapaces de movernos. Cuando este acontecimiento se agrega a un sueño, soñamos habitualmente que alguien nos persigue y no podemos movernos.

Apnea

Se denomina apnea a aquella detención temporaria de la respiración, la misma es frecuente en los recién nacidos y los niños pequeños. Sin embargo algunos adultos continúan experimentando dicha sensación. Los bebés prematuros son susceptibles a esta detención de los movimientos respiratorios, lo que debe realizarse para que empiecen a respirar de nuevo es darles un leve pinchazo. Al cabo de algunas semanas, el mecanismo alcanza un nivel adecuado y se supera el problema.

Perturbaciones internas y externas

Cuando los estímulos externos e internos no son suficientes para que despertemos inmediatamente, a veces éstos se agregan a nuestros sueños. Nuestra mente soñadora hace uso de los ruidos externos y de las perturbaciones físicas internas. La experiencia de la parálisis constituye un ejemplo , y si bien su origen es totalmente físico, el sueño con el que se pone de manifiesto tiene un significado específico.

Este proceso de utilización de todos los apoyos disponibles en la mayoría de los casos no puede identificarse la causa estimulante extrínseca.

Lo acertado es que un bocado antes de irnos a dormir ingerido a última hora, suele ser indigesto para algunas personas, ocasionando de esta manera un malestar estomacal, que a veces es empleado como base de un sueño perturbador.

Cuando el malestar es agudo, nos despertamos en el acto para resolver dicho dolor, mientras que si se trata de un malestar leve que persiste, puede convertirse en el tópico de su sueño terapéutico curativo, que facilitará el remedio para ese mal.

Cuando creemos que despertamos a mitad de la noche y vemos en nuestro dormitorio figuras extrañas (fallecidos, monstruos, o animales fantásticos) se debe a que en realidad soñamos que estamos despiertos.

Hay una etapa en la que nos damos cuenta que estamos soñando, allí empezamos a controlas y manipular nuestros sueños para lograr que sucedan cosas que queremos que sucedan. Así también podemos controlar y crear imágenes en nuestros sueños diurnos (fantasías insatisfechas), también mientras dormimos podemos controlar y crear sueños, existen diferencias entre estos dos casos. Mientras dormimos nuestra conciencia es mas aguda que cuando estamos despiertos, científicamente este fenómeno se registra a través de las ondas cerebrales en la práctica se manifiesta en forma de advertencia, mensajes proféticos, curaciones, etc y se puede realizar hazañas que superen nuestros sueños más extravagantes.

Cuando los sueños con lúcidos, o sea que los controlamos no podemos valernos de ellos para transitar nuestra vida y decir que encierran algún mensaje profético.

Causa de los sueños

Lo que siempre nos preguntamos es ¿quién o qué inicia, concibe o decide que necesitamos un sueño en una noche determinada? Ya que en el momento preciso tenemos sueños adecuados y no son proféticos por lo cual podemos decir que es al azar como un factor causal. Los teóricos del Sentido Común le dan una explicación biológica de una causa física. Los psicólogos la explican con las razones psicológicas subyacentes, los psíquicos tienen la idea de que seres y fuerzas extrañas son los responsables de estos sueños, ¿cuál es la verdad? . De estas elecciones todas son aceptables sin embargo ninguna explica nada dentro de la escala causa efecto.

Los distintos tipos de sueños

Sueños literarios

Los seños literarios reflejan desde un punto de vista práctico, no emocional e intelectual en lo posible el mundo exterior. Muestran escenas de problemas que se consideran y solucionan a la luz del día con la cabeza y no con el corazón.

Sueños que reproducen acciones

Los sueños literales que muestran el mundo conocido reproduciendo fielmente cosas que realmente son pueden evocar recuerdos del pasado, mostrar situaciones actuales o revelar futuros hechos, pero ninguno tiene carácter sentimental.

Sueños simbólicos

Los sueños simbólicos surgen de la mente inconsciente revelan intuiciones e inspiraciones del mundo interior donde se hallan los sentimientos que no pueden ser expresados con palabras es así que a éstos se les dan nombres superficiales que tratan de describirlos como por ejemplo miedo, ira, amor, odio, valentía, etc.

Entonces los sueños simbólicos reflejan sentimientos y emociones que no justamente tienen que ver con problemas desgracias o dificultades que no puedan expresarse con palabras.

Sueños psicológicos

Los sueños psicológicos translucen problemas personales internos ya sean pensamientos íntimos, sentimientos, frustraciones, amores, desengaños, y todos los secretos del corazón. Estos suelen manifestarse abiertamente, sin temor a miradas o al qué dirán en los sueños. Esto puede ser muy útil para hallar lo que debe surgir en la superficie.

Sueños lingüísticos

Todas las palabras son símbolos, los cuales pueden ser hablados o escritos en ambos casos son un estímulo sensorial que para nuestra mente son elementos activadores que se relacionan con algunos de nuestros cinco sentidos, convirtiéndose así en imágenes lingüísticas de tipo visual, auditivo, táctil, olfativo o gustativo.

Sueños premonitorios

En la mayoría de los sueños no se encuentran profundas verdades, grandes profecías aunque todos tienen su mensaje y su significado.

Cuando se habla de premoniciones inmediatamente se lo relaciona con acontecimientos futuros catastróficos previstos por el sueño. Muchas veces una palabra casual escuchada o pronunciada durante el día puede suscitarse en el sueño o así también una palabra puede hacer recordar lo que se soñó la noche anterior y esto nos demuestra que tuvimos una premonición de muy poca importancia.

Sueños recurrentes y confusos

El sueño que se repite más de una vez se debe a que su mensaje no ha sido comprendido. Cuando éste no vuelve a repetirse es porque ya cumplió con su propósito.

La mayoría de las veces nos preguntamos por qué los sueños son confusos y complejos pero la verdad es que no lo son, no hay nada en ellos que no haya salido de nosotros mismo aún cuando provengan de estímulos externos. Es importante saber que los sueños no ocultan, sino revelan.

CAPITULO V

SIGNOS Y SÍMBOLOS EN LOS SUEÑOS

Los siguientes elementos y situaciones que presentaremos a continuación son los que mas se manifiestan en los sueños de las personas.

Abeja: Signo de buena suerte. Pronostica el éxito y la prosperidad. Pero matar a una de ellas indica que la ruina es inevitable y esta próxima. También verlas sobre una flor es símbolo de un amor naciente.

Abismo: Profunda depresión. Una época de pruebas. Es el aviso de que esta próximo el final catastrófico de una situación de nuestra vida que se esta derrumbando.

Aborto: Aviso de un fracaso, de un mal parto. Esperanza para el futuro destruida. Un fracaso de la justicia.

Accidente: Aviso de peligro.

Aceite: Apaciguar los ánimos. Siempre promete éxito y prosperidad al menos que el recipiente en el que se encuentre así augura desgracia.

Agua: Es el yo inconsciente. Puede tener diferentes significados ya que el agua simboliza la vida, entre ellos puede pronosticar felicidad, males, desgracias, salud, etc.

Aguja: Reflejan aquellas amarguras reprimidas, intrigas, humillaciones y maledicencias que hallamos en nuestras vidas.

Ahogado: Agobiado por estados emocionales y por las presiones de la vida.

Ángel: Soñar con ángeles u otros personajes celestiales, pronostican salud a los enfermos, libertad a los presos, recuperación de negocios, etc., es el fin de todos los problemas que atormentan al soñador.

Bebe: Es signo de felicidad en el hogar. Gran potencial para el futuro.

Bicicleta: Éxito gracias al propio esfuerzo físico. Trabajar hacia la realización del propio destino.

Bruja: Desencanto con algunas personas.

Carne: Comer carne significa que falta en la vida una necesidad básica. Cocinar carne para otros significa curiosidad.

Carta: Noticias inesperadas. Transluce el intimo deseo de recibir noticias que de alguna manera sean capaces de cambiar la forma de vida y situación actual.

Cementerio: Todas las adversidades serán superadas. Si es repetitiva pueden revelar una neurosis que requiere tratamiento adecuado.

Cenizas: Nos invita a realizar una cura de humildad, superación a nuestro orgullo. Recuerdos del pasado.

Cielo: Simboliza nuestras aspiraciones y deseos tanto materiales como espirituales, el deseo del corazón.

Correr: Consiste en prevenir alguna desgracia para huir de un peligro

Cristal: Misticismo y curación. Representa al espíritu el intelecto, símbolo de solidez y realidad.

Cristo: tranquilidad perfecta y protección divina.

Delgadez: Advertencia sobre el mal estado de salud

Desaparición: Presagia represión desilusiones o el temor a desilusionarlo. Si lo que desaparece es un símbolo sexual, lo que el sueño revela es miedo, timidez, vergüenza, o sentimientos de inferioridad.

Diablo: Es un reflejo distorsionado de nuestra conciencia que nos acusa de alguna falta

Estrellas: Es un factor providencial del destino, presagio de riqueza y felicidad. Un nacimiento. Si cae en la tierra hay que temer desgracias y cambios.

Fantasmas: simboliza el espíritu de una persona, si no es un mal sueño puede prometer felicidad, salud y bien estar.

Fuego: Simboliza al espíritu y a lo espiritual, pasiones y emociones.

Gato: Simboliza los sentidos psíquicos. Simboliza la mujer. Un gato negro es buena suerte.

Hospital: Necesidad de descanso.

Isla: Aislamiento, orgullo, seguridad, refugio y libertad.

Juego: Simbolizan experiencias de vida, proceder leal.

Laberinto: Refleja disgustos y dificultades de toda clase.

Lluvia: Desaparición de los temores, angustias y preocupaciones.

Manzana: Deseo sexual, potencial terapéutico.

Muerte: Terminar Con lo viejo y comenzar con lo nuevo.

Noche: Simboliza vejez.

Números: Puede ser una clave simbólica para acertar a diferentes juegos.

Ojos: Ventana del alma, visión psíquica.

Orejas: Simboliza la comunicación como órgano pasivo de la audición. Se complementa con la boca desde el punto de vista de la comunicación.

Orgías: Revela la existencia de insatisfacciones sexuales y el cansancio de la voluntad ante su forzada sumisión a unas normas externas <<civilizadas>>.

Orina: Es la respuesta a la necesidad fisiológica de la micción.// Para Freud estos sueños poseen un simbolismo sexual.

Pájaros: Los pájaros simbolizan al alma y a su ansia de libertad

Paraguas: Soñar con ellos significa pedir protección, huir de nuestras responsabilidades.

Quemaduras: Siempre presagian disputas o cóleras que pueden desencadenar la perdida de bienes o de amistades.

Ratas: Son los trasmisores de desasosiegos y representan todo aquello que nos <<roe>> por dentro.

Rayo: Simboliza el poder creador y destructor de la divinidad.

Sombras: Son las posibilidades latentes del individuo.

Suicidio: Auto culpa, auto persecución y autodestrucción.

Terremoto: Éxito eventual.

Trueno: Voz de advertencia del dios.

Túnel: El presente es estrecho y limitado pero hay una luz al final del túnel

Uvita: Abundancia y plenitud.

Ventana: Simboliza perspectiva para el futuro.

Víbora: Simboliza energías mal empleadas, una persona peligrosa anda cerca.

Zapato: Simboliza los pasos que hay que dar y los que sean dado en la vida.

La significación de estos elementos o situaciones son correctos pero les pueden pertenecer otros aspectos. Además debemos tener en cuenta al sujeto que sueña ya que su contexto y su historia de vida también determinará la significación de sus sueños.

CONCLUSIÓN

En el presente trabajo de monografía, nos habíamos propuestos a través de la recopilación de datos, ampliar nuestros conocimientos en relación a los sueños.

El intento de lograr nuestros objetivos se vieron concretados. Para ello realizamos una secuenciación de temas con los cuales fuimos conociendo distintos aspectos de los sueños desde la reseña histórica, cuándo comenzó la curiosidad y la necesidad de explicar qué significaban los sueños de las personas en donde presentamos algunos personajes que marcaron sus vidas en consecuencias de sus sueños. Para entrar más en el tema tratamos de buscar definiciones que nos digan qué son los sueños en sí y con esa base seguir el desarrollo de la temática. Diferenciamos soñar y dormir, nombramos tipos de sueños, causas y finalidades de los mismos, y éstos nos proporcionaron explicaciones a distintos fenómenos que se manifiestan a lo largo de nuestras vidas.

Así también presentamos al pionero de la interpretación de los sueños Sigmund Freud (1856-1939) el cual no podía estar ausente con sus extraordinarios aportes, que en realidad fueron la base de futuras investigaciones con las que pudimos realizar el trabajo.

Nuestra monografía es más que una publicación sobre la interpretación de los sueños y los sueños propiamente dichos en otros medios de comunicación, ya que hicimos una recopilación global en una síntesis de un tema tan extenso.

Podemos concluir en aspectos positivos los resultados personales, en cuanto hemos podido realizar nuestras expectativas planteadas en la introducción y en relación al grupo, obtuvimos en el desarrollo de esta monografía, la incorporación de nuevos conocimientos y consigo una nueva valoración a los sueños y su interpretación Por ello también se puede proponer como futuro trabajo la investigación más profunda y minuciosa en la que podamos detenernos en aspectos específicos de los sueños que hemos nombrado y consideramos que son una herramienta alternativa para afrontar diferentes situaciones en nuestras vidas.

CITAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. DEE, Nerys; "Nuestros sueños y sus significados"; Bs. As, Argentina; ed. Lidiun ; 1984; Pág. 2.

    Bibliografía

    • DAVINI, SALLUZI, ROSSI; "Psicología genera"l; Bs. As - Argentina; ed. Kapelusz; 1978.
    • DEE, Nerys; "Nuestros sueños y su significación" TR: Flora Setaro ; Bs. As ? Argentina; ed. Lidiun; 1990.
    • FREUD, Sigmund; "La interpretación de los sueños (2)" TR: Luis López Ballesteros y de Torres ; Madrid ? España; 1983 ; ed Alianza.
    • FREUD, Sigmund; "La interpretación de los sueños (3)" TR: Luis López Ballesteros y de Torres; Madrid ? España; 1983 ; ed Alianza.
    • SALAS, Emilio; "El gran libro de los sueños"; Barcelona ? España; ed. Martínez Roca ; 1987.
    • WILLIAMS, Strephon; "Manual para la interpretación de los sueños" TR: Rafael Lassaletta; Madrid ? España; ed. EDAF; 1989.

     

    Constanza Salazar


  2. FREUD, Sigmund; "La interpretación de los sueños(2)"; Madrid, España; ed. Alianza; 1983 ; Pág. 85.

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.