Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Articulación entre el Proyecto de Vida del estudiante universitario y el Proyecto Educativo Personalizado (página 2)




Partes: 1, 2

 

DESARROLLO

Promover desde el contexto de la Universidad Cubana, la formación de los actuales y futuros proyectos de vida en la diversidad de estudiantes que ingresan en nuestras universidades, se convierte hoy en una tarea esencial del enfoque integral para la labor educativa y política ideológica.

Al respecto, Ovideo D´Angelo (2001) en su trabajo titulado "El desarrollo integral de los proyectos de vida", destaca: "...

Otro ángulo del asunto es la actividad formativa, educativa, en tanto es este un constructo o modelo conceptual que facilita al educador, orientador, investigador, etc, disponer de un cuadro holístico de las direcciones de la vida del individuo – sujeto y constructor de sus propios proyectos-, que permita identificar, reorientar las áreas de conflicto, descubrir nuevas perspectivas en cualquier campo de la vida, promover decisiones sustentadas en argumentos y en valores humanos, desde la perspectiva de la totalidad de la vida y su contextualización social..."( D´Angelo., O, 2001, Pág. .....67)

El análisis de este planteamiento, deja por sentado la importancia de adentrarnos en la necesidad de promover desde una perspectiva renovadora, el proceso de formación y desarrollo de proyectos de vida, prestando especial importancia a la labor educativa, de orientación con el propósito de cultivar los mejores valores de nuestros estudiantes, logrando un verdadero despliegue de sus potencialidades para alcanzar nuevos logros.

Si bien en torno a este particular, se ha logrado consenso en la comunidad científica. El trabajo educativo debe partir de reconocer que el proyecto de vida como estructura psicológica- social se construye en el ámbito de la vida familiar, grupal e institucional (D´Angelo, 2001).

A nuestro juicio, existe claridad en la misión que le corresponde a la Universidad como Institución Social, y ha constituido centro de atención del Ministerio de Educación Superior, la necesidad de desarrollar proyectos educativos caracterizados por el protagonismo estudiantil, que tributen a la conformación de un proyectos de vida profesional ,con énfasis en la formación de valores a partir de una atención personalizada

Teniendo en cuenta que los jóvenes que ingresan en nuestras universidades en su mayoría poseen proyectos de vida que presentan diversos contenidos y alcanzan distintos niveles de estructuración, cabria preguntarnos lo siguiente:

  • ¿Cómo contribuir desde el Proyecto Educativo Personalizado a la formación y desarrollo de un Proyecto de Vida Profesional sólido y coherentes en la diversidad de estudiantes que ingresan en nuestras aulas universitarias?

Estamos conscientes de la complejidad de esta tarea, teniendo en cuenta que los estudios superiores, demandan del estudiante responsabilidad y autonomía, fundamentalmente en los jóvenes insertados en el modelo pedagógico semipresencial. Por consiguiente la calidad del proceso formativo, requieren del estudiante: constancia, responsabilidad, proyectos de vida bien elaborados y del tutor pedagógico un trabajo de atención personalizada con el estudiante en pos de alcanzar este objetivo.

En este sentido :

¿ Qué entender por Proyecto Educativo Personalizado?

El Proyecto Educativo Personalizado constituye un sistema de acciones individualizadas que se estructuran a partir de las necesidades educativas del estudiante y sus potencialidades, atendiendo a las dimensiones de la vida universitaria ( curricular , extensionista y sociopolítica), caracterizado por el papel protagónico del estudiante y la labor orientadora del tutor, con el propósito de encauzar y conducir su formación profesional , personal y social.

Reconocer el proyecto educativo personalizado del estudiante como elemento de vital importancia en el enfoque integral para el desarrollo de la labor educativa y política ideológica en las universidades, significa reconocer que este debe ser expresión de la proyección futura del joven, a partir de la adecuada correspondencia entre lo que el estudiante desea, puede realizar y lo que se le exige desde el entorno universitario y social, constituyendo, un importante instrumento educativo en manos de tutores y estudiantes en pos de su autoperfeccionamiento y crecimiento personal.

Para que el proyecto educativo personalizado del estudiante tribute a la conformación de un proyecto de vida sólido y coherente y se convierta en un instrumento idóneo en su formación personal – profesional y social. resulta necesario que los profesores y/ o tutores reconozcan al joven como sujeto activo en la construcción de su proyecto y en este sentido propicie su participación activa, creadora e independiente, logrando una verdadera relación de ayuda mutua y complementariedad entre el estudiante que desea y se ha pospuesto alcanzar ciertas metas y el tutor: guía y facilitador del proceso que se compromete a encauzarlo y conducirlo adecuadamente en el logro de sus objetivos.

En este sentido consideramos que este proceso requiere del tutor:

  • Ética Pedagógica.
  • Conocimiento del modelo del profesional, donde se concretan las exigencias para la carrera y los objetivos correspondientes a cada año.
  • Conocimiento de las particularidades de la edad juvenil como etapa del desarrollo personal.
  • Definición de los roles que le corresponden al tutor y al estudiante en este proceso, delimitando las responsabilidades y teniendo siempre en cuenta el papel protagónico del estudiante en la construcción de su proyecto de vida, así como el rol del tutor como guía y facilitador.
  • Adecuada comunicación con el estudiante, proceso que implica: aceptarlo tal y como es, evitar valoraciones subjetivas y respetar los espacios personales.
  • Lograr un adecuado manejo de las negociaciones durante el proceso de elaboración de los objetivos y las estrategias correspondientes.
  • Intercambio de criterios con los tutores académicos y pedagógicos de los resultados del diagnóstico y el desarrollo y control de las tareas propuestas, aprovechando los espacios que brindan los colectivos de año y de tutores.
  • Alentar y estimular al estudiante, mostrando confianza en sus posibilidades.
  • Ser exigente y riguroso en el control de las tareas orientadas, mostrando siempre objetividad y flexibilidad.
  • Utilización del trabajo grupal para la reflexión y debate en torno a la relevancia social y personal de los objetivos trazados, espacios que propicien el intercambio, la confrontación, la cooperación y la toma de decisiones.

Al respecto en los documentos emanados del MES se destaca la necesidad

del liderazgo, perseverancia y ejemplo personal del tutor como elemento dinamizador de las relaciones interpersonales que fluyen y se convierten en modos de actuación de los jóvenes universitarios en su trabajo cotidiano, en su estudio, investigación, labor de extensión y vida sociopolítica, contribuyendo a la formación de una personalidad en correspondencia con su futura vida profesional.

Atendiendo a los consideraciones anteriores, el proyecto educativo como expresión de la relación entre las metas de desarrollo personal / social del estudiante, y de proyección futura del joven, tributará al desarrollo de un ser humano más enriquecido, portador de aquellos valores, que lo dignifiquen en los diferentes ámbitos de su vida.

De acuerdo a lo expresado, resulta interesante lo planteado por D´Angelo .O, 2001 al referir que: ".......no se trata de la transformación de personas sólo en el ámbito escolar. El propósito educativo no se cumple sino socialmente a partir de la interacción interpersonal de nuevo tipo en el aula y de su expansión hacia el campo más amplio de las relaciones interpersonales y sociales en la familia, la comunidad, las organizaciones sociales y en la perspectiva de la proyección individual y grupal en la vasta dimensión de las instituciones sociales y las relaciones macrosociales..." (D´Angelo, 2001, pág 47).

Por consiguiente, lograr la adecuada articulación entre el proyecto de vida del estudiante y el proyecto educativo personalizado, se convierte en elemento dinamizador del proceso de transformación del estudiante, que deberá ser evaluado con sistematicidad por parte de tutores y/o profesores guías, y objeto de autoevaluación por el propio estudiante.

En este sentido resulta importante reconocer los avances logrados en la labor educativa, reflejado en la proyección de acciones individualizadas a partir de las necesidades educativas y las potencialidades del estudiante. No obstante resulta necesario lograr mayor integración entre las dimensiones de esta labor, la proyección de objetivos concretos, precisos que reflejen las vías adecuadas para su realización, el logro de una mayor implicación personal del joven en la construcción de su proyecto.

De igual manera resulta necesario el control y autocontrol de los resultados, logrando que el proyecto educativo dinamice la actividad del estudiante en pos de promover su autoeducación, y la capacidad para reajustar y autocorregir metas y estrategias en momentos trascendentales de su vida personal, profesional y social.

Atendiendo a lo expresado ofrecemos un conjunto de dimensiones e indicadores que pueden tenerse en cuenta al evaluar en que medida el proyecto educativo personalizado tributa a la conformación del proyecto de vida del estudiante en vínculo directo con su profesión. Con ello no queremos ofrecer recetas que se apliquen mecanicanicamente, sino promover la reflexión en torno a este importante particular, que desempeña un rol esencial en la labor educativa.

DIMENSIONES

INDICADORES

METODOS Y TECNICAS

 

I-Posición activa y transformadora hacía sí mismo:

Capacidad para plantearse metas propias en el plano personal y social.

 

Entrevista a estudiantes

Cuestionario de Proyección Futura

 

Observación

Relación armónica entre las metas trazadas idealmente, sus intenciones, posibilidades y limitaciones

Elaboración de estrategias fundamentadas adecuadamente en función de alcanzar los objetivos propuestos.

Capacidad para establecer con objetividad el tiempo que se requiere de acuerdo a sus posibilidades y limitaciones.

Desarrolla una orientación valorativa adecuada, en correspondencia con lo que desee alcanzar desde lo personal y social.

Capacidad para reajustar y autocorregir metas y estrategias en momentos trascendentales de su vida personal, profesional y social

DIMENSIONES

INDICADORES

MÉTODOS Y TECNICAS

III- Posición activa y creadora ante su proceso de formación profesional

Conocimiento del modelo pedagógico y el modelo del profesional.

Entrevista a estudiantes, profesores, representantes de la FEU y la UJC.

Observación (participante)

Consulta de documentos

Actitud crítica y reflexiva ante el proceso de matrícula responsable.

Compromiso personal con el cumplimiento de las tareas propias de cada período escolar.

Resultados docentes en correspondencia con los compromisos realizados.

Participación protagónica en tareas de impacto social

DIMENSIONES

INDICADORES

 

 

II- Posición activa y transformadora hacia el entorno universitario y social

Descubre y hace suyas las exigencias sociales que demanda su proceso de formación, las que adquieren sentido para su vida y se convierten en aspectos esenciales en la elaboración de sus proyectos

 

Observación

Entrevista a estudiantes, profesores y familiares

Motivación y disposición ante en cumplimiento de los proyectos trazados a nivel grupal.

Reconoce su posición social y en este sentido participa activamente en pos del cumplimiento de las metas comunes.

Comunicación adecuada con los demás, respetando criterios personales y expresando la necesidad de confrontar criterios, puntos de vistas, etc.

 

DIMENSIONES

INDICADORES

METODOS Y TECNICAS

III- Sentido de responsabilidad ante el cumplimiento de sus metas de desarrollo profesional -personal- social.

Expresa la necesidad de ser orientado, mostrándose colaborador en función de lograr su autoperfeccionamiento

Entrevista personal

Entrevista a profesores, estudiantes , familiares,

Asume el compromiso ante las metas propuestas y se implica en pos de su cumplimiento.

Conoce sus deberes y derechos en los diversos ámbitos de su vida personal- social.

Es consecuente con sus actos

 

CONCLUSIONES

  • Concebir la nueva universidad cubana como espacio importante de realización personal y colectiva , se convierte en imperativo que tributa a la formación del profesional en correspondencia con el proyecto universitario y el proyecto social cubano, constituyendo de esta manera una exigencia para el logro de los objetivos propuestos, la superación constante de nuestro profesorado, la utilización de manera racional y óptima de los recursos materiales y humanos y la comprensión de la importancia de esta labor dirigida a asegurar el pleno desempeño del estudiante como profesional en la sociedad.
  • Reconocer la necesaria articulación entre la proyección futura del joven y su proyecto educativo personalizado, constituye un indicador esencial en pos de promover el desarrollo personal del joven, reforzando su compromiso con el proyecto social cubano.
  • En el desarrollo de la labor educativa se han alcanzado importantes logros, nos obstante, resulta necesario, lograr una mayor integración entre las dimensiones de esta labor, así como proyectar objetivos y acciones medibles, que tributen al desarrollo de la labor educativa.

BIBLIOGRAFÍA

  • (2005). Aprendizaje Formativo y crecimiento personal. (2005). Bermúdez, Morris, R, Pérez Martín, Editorial Pueblo y Educación.
  • Colectivo de Autores (2006). La Nueva Universidad Cubana y su contribución a la universalización del conocimiento. Colectivo de Autores. Editorial Félix Varela.
  • Collazo, B. y Puentes, M. (1992) La orientación en la actividad pedagógica. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, Cuba.
  • D´Angelo, O. (1996) Modelo Integrativo del Proyecto de Vida". PROVIDA. La Habana, Cuba..
  • D´ Angelo, O. (2001) El desarrollo personal y su dimensión ética. Fundamentos y programas de educación renovadora. Proyecto PRICREA. PROVIDA. La Habana, Cuba.
  • D´ Angelo, O. (2001) Sociedad y Educación para el desarrollo humano. Publicaciones Acuario. La Habana. Cuba.
  • Domínguez, L. (2000) Proyecto de vida y salud. Material en soporte magnético. La Habana, Cuba.
  • Domínguez, L. (2003) Identidad, Valores y Proyectos de Vida. En Pensando en la Personalidad. Compiladora: Lourdes Fernández. Editorial Félix Varela. La Habana, Cuba.
  • Domínguez, L. (1995) Orientación Educativa y Profesional. Material elaborado para la Maestría en Psicología Educativa. Facultad de Psicología. Universidad de la Habana, Cuba.
  • Hurrutinier Silva. Pedro.(2006) La Universidad Cubana: el modelo de formación. Editorial Pueblo y Educación.

 

Datos de los Autores

Noraida Garbizo Flores

Grado Científico: Master en Ciencia. Especialidad: Psicología Educativa

Categoría Docente: Asistente

Labor que desempeña: Coordinadora de Carrera: Psicología

Años de Experiencia Docente: 16

Yerelis Alfonso González

Estudiante de Historia

Alumna Ayudante de Antropología.

Labor que desempeña: Tutora pedagógica

Años de experiencia. 3

 


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.