Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Sostenibilidad ambiental y social de la actividad forestal (página 2)




Partes: 1, 2, 3


Partes: 1, , 3

 

  1. Marco teórico.

  2. El presente apartado, más que reseñar experiencias similares a la presente, presenta el fundamento teórico así como de definición de conceptos concernientes al tema de estudio.

    1. Debido a que el presente estudio, tiene como finalidad implícita la socialización, que consistirá en la aplicación de los resultados obtenidos como parte del proceso educativo, se considera de gran importancia definir claramente los conceptos básicos que se tratan en el estudio.

      1. De acuerdo con la enciclopedia Microsoft Encarta (2002):

        La silvicultura consiste en el cuidado de los bosques orientado a obtener el máximo rendimiento sostenido de sus recursos y beneficios. Aunque en principio la silvicultura se centraba en la producción maderera, ahora comprende también el mantenimiento de pastos para ganado local, la conservación de hábitats naturales, la protección de cuencas hidrográficas y el desarrollo de zonas recreativas. Por tanto, la explotación de los bosques ayuda a utilizar las zonas arboladas con el fin de obtener de ellas el máximo beneficio acorde con su naturaleza.

        A continuación se definen las actividades silvícolas relacionadas con el presente estudio a nivel general, la definición específica sobre su aplicación en Costa Rica se da a partir del punto 3.3.

      2. la silvicultura.

        Conjunto de acciones encaminadas al uso, conservación o aprovechamiento ordenado de los recursos naturales y del medio ambiente en general. Implica la conservación de especies amenazadas, el aprovechamiento cinegético, el aprovechamiento piscícola, la ordenación forestal, la gestión industrial e, incluso, la gestión doméstica.

        El concepto de gestión lleva implícito el objetivo de eficiencia, por lo que la gestión ambiental implica aprovechar los recursos de modo racional y rentable aplicando criterios de materia y energía. Se debe tender a una filosofía de ahorro y aprovechamiento sostenible.

        Es una disciplina muy reciente conceptualmente, si bien se ha venido realizando en una u otra forma desde el momento en que el ser humano comenzó a aprovechar los recursos naturales, en un principio en busca de un aumento de la cantidad de alimentos mediante la gestión del suelo. Dado que esta labor implicaba la interacción con su medio ambiente, ya puede ser considerada como una forma de gestión ambiental.

        No obstante, el sentido que se le otorga a este concepto en la actualidad es de un carácter más conservacionista en relación con el medio ambiente; de hecho asimilamos la gestión ambiental a aquellas acciones encaminadas a preservar el medio ambiente de la acción del ser humano, que tiende a sobreexplotar y a degradar su entorno natural.

        Como se ha dicho, la gestión ambiental implica la práctica totalidad de las actividades humanas, ya que transcurren o afectan al medio en mayor o menor grado, y está supeditada a una ordenación previa del territorio y de los usos del mismo.

        La introducción del concepto de gestión ambiental, en su acepción más conservacionista, ha afectado a todo tipo de actividades humanas.

        Así, la misma agricultura está dando un giro hacia sistemas de producción más respetuosos con el medio (lo que se ha dado en llamar agricultura biológica o ecológica) reduciendo el empleo de sustancias agresivas y potencialmente contaminantes, como ciertos tipos de abonos y pesticidas.

        Actividades que transcurrían en la naturaleza con un escaso control, como la caza y la pesca, se han visto favorecidas por la mejora que supone, tanto para la práctica de estas actividades como para la conservación de las especies, la instauración de una gestión ambiental de tipo cinegético o piscícola, en la que se pretende obtener un aprovechamiento sostenible de los animales salvajes sin hacer peligrar el equilibrio ecológico de las comunidades naturales.

        La gestión de aquellos espacios protegidos por su valor natural se encuentra dentro de lo que podríamos definir como la acepción más pura de la gestión ambiental. Así, es labor encomendada a los gestores ambientales el cuidado y preservación de los espacios naturales y sus recursos biológicos y geológicos.

        La conservación de las especies amenazadas, la organización de los usos dentro de los espacios naturales, son objetivos de este tipo de gestión ambiental.

        La gestión ambiental puede también llegar al hogar mediante el ahorro de energía, controlando la generación de residuos al evitarse, por ejemplo, el uso excesivo de embalajes, utilizando productos detergentes poco contaminantes, y reciclando, en cualquier caso, los residuos generados previa clasificación de los mismos. (Enciclopedia Encarta, 2002).

      3. Gestión ambiental
      4. Manejo forestal
    2. Definición de conceptos.

Sistema de intervención en los bosques cuyo fin es alcanzar objetivos predeterminados. La gestión del patrimonio forestal tiene como finalidad proteger la base biológica sin olvidar la producción forestal, en especial la obtención de madera.

Esta producción suele basarse en la explotación sostenible, el flujo regular y continuado de producción que el bosque en cuestión puede mantener sin perjuicio de su productividad.

La gestión forestal comprende actividades orientadas a garantizar la protección a largo plazo de los servicios ambientales de los bosques, en especial su diversidad biológica, la conservación del suelo y de las cuencas y la regulación climática. Algunos bosques se dejan en reserva para obtener de ellos estos servicios; en todo el mundo, más o menos un 5% de los bosques se encuentran en áreas protegidas en las que no se explota ningún producto, como son los Parques nacionales y reservas naturales.

Los sistemas de gestión forestal tradicionales empleados en muchas áreas de bosque han permitido mantener el rendimiento de la producción de muchos productos durante siglos. Por ejemplo, el procedimiento de explotación practicado en Gran Bretaña desde la edad media gestionaba pequeñas superficies de bosque para la producción de carbón vegetal y productos madereros a pequeña escala, como los materiales para cercados.

Tal tipo de explotación suponía la tala y entresacado regular de árboles, pero garantizaba también la continuidad de todo el ecosistema al limitar su uso a niveles que podían ser compensados por la regeneración gradual y continuada. Muchas de estas áreas se encuentran hoy sometidas a presión económica y la deforestación va en aumento. Los enfoques científicos empleados para llevar un bosque natural a un estado de rendimiento sostenido a escala mucho mayor se desarrollaron en los siglos XVIII y XIX en Europa central.

La gestión forestal abarca diversas actividades relacionadas con la planificación (ver figura 1), la explotación (ver figura 2) y la supervisión: evaluación de la calidad del paraje, riqueza forestal y medición del crecimiento, planificación forestal, provisión de carreteras e infraestructuras, gestión del suelo y el agua para preparar y mejorar la zona

El tiempo necesario para que estas actividades generen madera cosechable recibe el nombre de rotación; también se llevan a cabo talas intermedias o entresacados. Los grupos de árboles pueden ser de la misma edad (en la mayoría de las plantaciones) o de edades diferentes (en la mayoría de los bosques naturales).

  1. Labores de medición de carriles y marcaje de árboles para la planificación del aprovechamiento del bosque bajo plan de manejo.
  2. Carga de trozas provenientes del aprovechamiento bajo manejo de bosques, en un camión maderero para el transporte de la madera hacia el mercado.

En Europa y Norteamérica la mayoría de los bosques están gestionados. Por el contrario, en los países en vías de desarrollo, pocos lo están formalmente. Buena parte de la producción maderera sigue procediendo de bosques naturales.

Desde 1860 se ha experimentado con la tala selectiva, con la regeneración y plantación de "enriquecimiento", empleando principios que los bosques de Europa central fueron pioneros en aplicar. No obstante, en la mayor parte de los lugares esto ha ocurrido esporádicamente, ya que las condiciones suelen favorecer la deforestación. Las pérdidas debidas a la deforestación, en zonas como la costa del Pacífico en Norteamérica o en los trópicos, han generado un estado de opinión favorable a la gestión forestal.

  1. Manejo Forestal Sostenible.

Debido a esta presión, y dado que existe demanda de otros bienes y servicios de los bosques madereros, los objetivos de la gestión forestal en la mayor parte de los países empiezan a ampliarse. Se hace hincapié no sólo en la producción de madera, sino en el concepto, más amplio, de un manejo forestal sostenible. Éste cubre todo el espectro de los objetivos relacionados con el bosque, desde su conservación hasta su explotación, y suele incluir objetivos múltiples. Entre ellos pueden contarse la explotación de madera, la recolección de frutos, setas y plantas medicinales, la captura de animales, la conservación del suelo y el agua, la conservación de la biodiversidad y los fines recreativos y paisajísticos.

Además, el manejo sostenible de los bosques supone equilibrar las necesidades de hoy en día con las de las generaciones futuras. Esto otorga a los silvicultores un papel mayor en la toma de decisiones sobre el uso del suelo además de suponer una más amplia participación de los grupos de interés no directamente relacionados con los bosques en la determinación de los objetivos de la gestión forestal.

El manejo forestal sostenible implica, por tanto, la gestión del patrimonio forestal para satisfacer los objetivos económicos, sociales y ambientales definidos para el sector.

En ocasiones se emplean los estudios de impacto ambiental y el análisis coste-beneficio para contribuir a la integración de objetivos, así como para escoger entre ellos cuando ésta no es posible. Los usos incompatibles suelen asignarse a zonas separadas dentro del mismo bosque. Además, se están desarrollando métodos para garantizar que todos los bosques cubran los objetivos relacionados con el paisaje, la fauna y el uso recreativo.

En muchos países los departamentos forestales buscan modos de compartir los derechos y responsabilidades de la gestión forestal. Allá donde los recursos de los gobiernos son limitados y las poblaciones locales dependen de forma especial de los bosques, se están desarrollando mecanismos para la gestión forestal conjunta

  1. la reforestación.

Término que se aplica tanto al proceso natural como al conjunto de trabajos y labores que tienen la finalidad de regenerar la vegetación en aquellos lugares donde ésta ha sido destruida o no existe. La repoblación o regeneración natural se produce por la diseminación de semillas o por brotes de raíz o de cepa procedentes de árboles y plantas presentes en la zona.

La repoblación artificial o establecimiento de plantaciones forestales (ver figura 3) la realiza el hombre por medio de la siembra de semillas o por la plantación de árboles criados en vivero (ver figura 4). La silvicultura es la disciplina que se ocupa de la creación artificial de masas forestales, entre otros fines.

Las ventajas principales que ofrece la repoblación de una zona determinada son: obtención de madera y otros recursos asociados, aprovechamiento de terrenos abandonados, protección del suelo contra la erosión y la regulación de arroyos y ríos. Entre los inconvenientes está la repoblación con monocultivos, es decir, formados por una única especie, lo que supone en muchos casos un empobrecimiento de la biodiversidad y un riesgo mayor de plagas y enfermedades.

  1. Plantación forestal de caucho (Hevea brasiliensis) para la extracción de caucho natural (Tomada de Microsoft Encarta, 2002).
  2. Vivero forestal del Instituto Tecnológico de Costa Rica, con más de 300 especies de árboles para la reforestación.
  1. Importancia

Como los árboles son un recurso renovable, después de la tala se procede a una reforestación en la que se plantan nuevos árboles y se ayuda a que el terreno se regenere de forma natural.

En los países desarrollados los árboles cultivados en los bosques de explotación comercial superan a los que se talan o mueren por el ataque de insectos y enfermedades. Sin embargo, no ocurre lo mismo en todas las zonas de recolección de madera, por lo que existe una preocupación generalizada por los efectos de la tala indiscriminada, en particular en los bosques tropicales.

  1. Deforestación.

Deforestación, destrucción a gran escala del bosque por la acción humana (ver figura 5). Avanza a un ritmo de unos 17 millones de hectáreas al año. Puede producir erosión del suelo y desestabilización de las capas freáticas, lo que a su vez favorece las inundaciones o sequías. Reducen la biodiversidad (diversidad de hábitats, especies y tipos genéticos), que es especialmente significativa en los bosques tropicales.

La cultura y el conocimiento de muchos pueblos habitantes de los bosques han evolucionado a lo largo de los siglos muy ligados a los cuidados del bosque y van desapareciendo junto con éste, al ser cada vez más restringido el acceso al bosque y ser mermados sus derechos tradicionales por los gobiernos.

La deforestación afecta al medio de vida de entre 200 y 500 millones de personas que dependen de los bosques para obtener comida, abrigo y combustible. La deforestación y la degradación pueden contribuir a los desequilibrios climáticos regionales y globales. Los bosques desempeñan un papel clave en el almacenamiento del carbono; si se eliminan, el exceso de dióxido de carbono en la atmósfera puede llevar a un calentamiento global de la Tierra, con multitud de efectos secundarios problemáticos. (Enciclopedia Encarta, 2002).

  1. Tala y quema de árboles, para la eliminación de la cobertura boscosa y cambiar el uso del suelo.
  1. la preservación.

"La preservación, referida a ecosistemas boscosos consiste en la protección total de la biodiversidad, ya sea de especies o de ecosistemas" (Enciclopedia Encarta, 2002). Se da gran importancia además a los servicios ambientales o productos intangibles del bosque, que son de gran importancia para la humanidad y demás seres vivos, "como la purificación del aire, la protección de acuíferos (ver figura 6) y suelos, la belleza escénica, la posibilidad de obtener sustancias que permitan la cura de enfermedades como el cáncer o el SIDA.

  1. Vista de una quebrada que discurre dentro de un área boscosa, que le da protección al recurso, generando belleza escénica y un importante atractivo turístico.

La principal diferencia entre los conceptos de preservación y conservación radica en el grado de alteración que se puede dar en el recurso al que se aplica, puesto que mientras que en el caso de la conservación el aspecto fundamental radica en asegurar la permanencia del recurso sin ser tan restrictivo en lo que respecta al grado de alteración del ecosistema, el principio de la preservación no solo establece la permanencia del recurso, sino que además se aplica a recursos especialmente frágiles en los que lo ideal es que el grado de alteración sea mínimo.

  1. Desde la década de 1970 se ha asistido a la creación de un número cada vez mayor de organizaciones nacionales e internacionales destinadas a promover la conservación del bosque lluvioso. En los últimos años, se han utilizado principalmente dos enfoques: la protección estricta y el desarrollo sostenible.

    El primero, la protección propiamente dicha a través de parques nacionales y reservas naturales, se ha convertido en un elemento esencial para la conservación de la biodiversidad.

    Con este método de conservación, se aíslan sectores enteros de selva y se regula estrictamente su uso. Las áreas protegidas son especialmente importantes para preservar los bosques lluviosos más emblemáticos desde un punto de vista biológico, es decir, aquellas selvas con una diversidad de especies excepcionalmente alta o con muchas especies endémicas.

    Así, en los últimos 20 años del siglo XX, el número de parques nacionales en los países tropicales se ha incrementado considerablemente y a comienzos del nuevo milenio aproximadamente el 5% de todos los bosques estaba sujeto a algún tipo de protección. Organizaciones internacionales como el Banco Mundial o el Fondo Mundial para la Naturaleza han lanzado una campaña para que todos los países del mundo en vías de desarrollo protejan el 10% de sus bosques para final de siglo.

    Sin embargo, proteger esas áreas es caro, e incluso imposible en algunas zonas. Las comunidades que viven cerca de las selvas tropicales necesitan de ellas para alimentarse. Cuando se les prohíbe que usen la selva, se les reducen las posibilidades de subsistencia. Para aminorar estos efectos, se han desarrollado programas que proporcionan alternativas económicas sostenibles al uso destructivo de la tierra.

    Una alternativa en algunas selvas es la tala sostenible, en la que los árboles son seleccionados cuidadosamente para aminorar el impacto sobre el ecosistema. Otras comunidades cosechan y venden productos biológicos, como semillas vegetales muy valiosas (nueces tagua o nueces de Brasil), en tanto que otras se dedican a la producción y comercialización de medicinas y drogas para fortalecer y diversificar sus economías.

    Otra alternativa cada vez más popular son las granjas dedicadas a la cría de bellas mariposas tropicales. En muchas comunidades situadas en áreas de pluvisilva ha proliferado la actividad ecoturística (basada en un tipo de turismo dedicado al estudio de la naturaleza y a la práctica de actividades al aire libre que tienen un impacto ecológico mínimo) como medio para atraer recursos económicos preservando a la vez su frágil ecosistema tropical.

    La conservación de los árboles que componen los bosques descansa sobre tres principios fundamentales:

    El primero es la protección del árbol en crecimiento contra el fuego, los insectos y las enfermedades. El fuego, considerado un destructor de los bosques, es también, una herramienta útil para su mantenimiento, si se emplea con precaución. Algunos árboles madereros necesitan de hecho el fuego para regenerarse con éxito.

    Los insectos, como la lagarta peluda, las moscas de sierra y la procesionaria del pino, y las enfermedades ocasionan grandes pérdidas. No obstante, las medidas de control biológico, las ocasionales fumigaciones aéreas, los ciclos de tala adecuados y el desbrozado resultan cada vez más eficaces.

    El segundo principio está relacionado con los métodos de explotación, que van desde la tala de todos los árboles (tala integral) hasta la tala de árboles maduros previamente seleccionados (tala selectiva), y con la reforestación, bien por medios naturales o por plantación de árboles nuevos. La intensidad y frecuencia de las talas debe tener como objetivo la producción sostenida durante un periodo de tiempo indefinido.

    El tercer principio de la conservación es el uso integral de todos los árboles abatidos. Los avances tecnológicos, como el aglomerado y el laminado, han dado uso a las ramas, los troncos defectuosos, los árboles pequeños que no pueden serrarse en tablones, y los llamados árboles inferiores.

  2. CONSERVACIÓN DEL bosque

    Consiste en el desarrollo económico y social que permite hacer frente a las necesidades del presente sin poner en peligro la capacidad de futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades.

    Hay dos conceptos fundamentales en lo que se refiere al uso y gestión sostenibles de los recursos naturales del planeta.

    En primer lugar, deben satisfacerse las necesidades básicas de la humanidad, comida, ropa, lugar donde vivir y trabajo. Esto implica prestar atención a las necesidades, en gran medida insatisfechas, de los pobres del mundo, ya que un mundo en el que la pobreza es endémica será siempre proclive a las catástrofes ecológicas y de todo tipo.

    En segundo lugar, los límites para el desarrollo no son absolutos, sino que vienen impuestos por el nivel tecnológico y de organización social, su impacto sobre los recursos del medio ambiente y la capacidad de la biosfera para absorber los efectos de la actividad humana. Es posible mejorar tanto la tecnología como la organización social para abrir paso a una nueva era de crecimiento económico sensible a las necesidades ambientales (Microsoft Encarta 2002).

  3. El desarrollo sostenible.
  4. Socialización

Proceso mediante el cual el individuo adopta los elementos socioculturales de su medio ambiente y los integra a su personalidad para adaptarse a la sociedad. En psicología infantil, es el proceso por el cual el niño, aprende a diferenciar lo aceptable de lo inaceptable en su comportamiento. La psicología social está interesada en cómo los individuos aprenden las reglas que regulan su comportamiento social. En antropología, es el proceso por el cual se transmite cultura de una generación a otra (Microsoft Encarta 2002).

  1. Los estudios de impacto ambiental para la realización de actividades silvícolas han sido los que en mayor medida han debido analizar el impacto de la actividad silvícola sobre el sistema social y el ambiente, considerando la opinión de la ciudadanía, no obstante, tales estudios han sido tan cuestionados como la actividad misma.

    1. El desarrollo de la actividad silvícola en Costa Rica se ha dado con fines económicos, de forma que la mayor importancia ha sido que las actividades sean rentables, pues ante el agotamiento de la frontera agrícola, el suelo paso a ser un recurso escaso y valioso, que debe ser económicamente productivo.

      De acuerdo con esto, la rentabilidad económica de los proyectos de conservación bajo incentivos o, más recientemente, pago por servicios ambientales, manejo de bosque y reforestación con o sin pago por servicios ambientales y la agroforestería se ha considerado la variable de decisión.

      De tal forma, una actividad económica que se supone ampliamente relacionada con el tema ambiental y en menor grado con el social, se cuestiona su real importancia en el mejoramiento de la condición social y ambiental de las zonas donde se realiza.

    2. finalidad de la actividad silvícdola en costa rica.
    3. Principales cuestionamientos a la actividad silvícola.

    Algunos de los principales cuestionamientos referentes a la silvicultura de bosque natural, principalmente en su manejo con fines comerciales son que "El bosque tropical no se puede manejar, que el aprovechamiento de los bosques contribuye a la deforestación, que no es socialmente justo, que daña el ambiente, que no es socialmente justo, que afecta el recurso hídrico, que los planes de manejo no se apegan a la ley y que se favorece el factor económico sobre el ambiental y el socio ? cultural" (Valerio, J. 1995).

    Con respecto a la reforestación, se cuestiona su verdadero aporte a la recuperación de ambientes degradados, la utilización de especies exóticas, su finalidad mercantilista ("¡Siembran árboles para cortarlos!"), la modalidad de monocultivo, el "daño que causan las especies exóticas al ecosistema", el largo plazo de la actividad, la baja rentabilidad, la alta demanda del recurso tierra, la escasa generación de empleo (Rojas, F. 1992).

    De acuerdo con lo anterior, se ha considerado importante tener una mejor idea de la percepción de la sociedad sobre la congruencia de la modalidad de desarrollo silvícola que se promueve en Costa Rica con los conceptos de Conservación, Preservación y Desarrollo Sostenible.

    Especialmente, se toma en cuenta el concepto de Desarrollo Sostenible, por cuanto es un concepto mayormente difundido y que, de algún modo, comprende los otros dos conceptos (De Camino, R. 1992).

    No obstante, se ha dado mayor importancia a los aspectos sociales y ambientales que son los que afectan ? o no ? de forma más directa a la sociedad, que el aspecto económico, que normalmente afecta solamente a quienes están directamente involucrados en algún tipo de actividad silvícola.

  2. Antecedentes.

    En Costa Rica, la legislación indica fines sociales y ambientales que deben ser cumplidos por la actividad silvícola, de forma que se garantice el cumplimiento de lo prescrito en el párrafo quinto del artículo 46 y segundo del artículo 50 de la Constitución Política sobre los derechos de los ciudadanos a la protección de su ambiente y a que este sea sano y ecológicamente equilibrado.

    Al respecto, la legislación (Ley Orgánica del Ambiente, Ley Forestal?) indica que las actividades silvícolas deben cumplir con fines como propiciar el uso adecuado y sostenible de los recursos, la producción, el aprovechamiento, la industrialización y el fomento de los recursos forestales del país (Zeledón, R. 1999).

    El cumplimiento de los fines antes mencionados deberá garantizar la protección y mejoramiento del medio ambiente, protección del recurso hídrico, suelo y aire, generación de empleo y, el mejoramiento de la calidad de vida de los grupos sociales relacionados con las actividades.

    1. Conflictos socio ? ambientales de comunidades rurales.

    Los conflictos socio ? ambientales se encuentran en la raíz de muchos problemas relacionados con el uso inadecuado de los recursos naturales, lo cual a su vez tiende a agudizar las situaciones conflictivas externas e internas de las comunidades rurales. El manejo de conflictos puede por lo tanto, como uno de los instrumentos del manejo de los recursos naturales.

    El manejo de conflictos transforma las relaciones de poder y, como tal, contribuye a la viabilización del desarrollo sostenible de las comunidades rurales, este último definido como el equilibrio dinámico de las tensiones económicas, ecológicas y sociales.

    Los conflictos más frecuentes se presentan en relación con el uso de los recursos en las áreas protegidas o los bosques, pero una proporción también importante tiene que ver con el acceso a los recursos, sin que ambas situaciones sean excluyentes.

    Las comunidades rurales se ven restringidas en su acceso a recursos importantes, por ejemplo cuando se establece la prohibición de sacar cualquier producto de una reserva forestal, o se vedan ciertos productos, siendo los "subproductos" esenciales para la sobre vivencia de las comunidades colindantes, o bien, en los casos desgraciadamente frecuentes de la declaración de un área protegida en una zona previamente habitada.

    Se observa que en muchos casos estos conflictos se presentan debido a que demasiadas instituciones públicas practican la metodología "DAD": "Decida, Anuncie, Defienda". Además, se tiende a favorecer medidas "estándares", que no toman en consideración las circunstancias locales ni los potenciales de las comunidades (Borel, R. 1998).

  3. fines socio ? ambientales de la silvicultura.

    La actividad silvícola, entendida en Costa Rica como las actividades de sivicultura de plantaciones, que comprende el desarrollo de viveros y plantaciones forestales su manejo y aprovechamiento, así como la ornamentación urbana; el desarrollo de sistemas agroforestales que comprende la combinación de árboles de especies forestales con actividades agrícolas o pecuarias y el manejo de bosque natural, que comprende tanto la actividad de aprovechamiento productos maderables y no maderables del bosques bajo planes de manejo, como los planes de protección del bosque, con el fin de conservar el ecosistema, recurso hídrico y demás beneficios socio ? ambientales. Los conceptos antes mencionados difieren de las definiciones dadas, por cuanto deben responder a las finalidades específicas que pretenden lograrse con estas actividades en Costa Rica.

    1. La conservación del bosque consiste en una modalidad de manejo bajo la cual no se explotan los recursos del bosque de forma extractiva, sino que el ingreso económico que se percibe corresponde al pago por servicios ambientales que el bosque brinda a la sociedad.

      Al respecto, el artículo 22 de la Ley Forestal establece la creación del certificado para la protección del bosque (CPB) "con el propósito de retribuir al propietario o poseedor, por los servicios ambientales generados al conservar su bosque, mientras no haya existido aprovechamiento maderable en los dos años anteriores a la solicitud del certificado, ni durante su vigencia, que no podrá ser inferior a veinte años" (Zeledón, R. 1999).

      De tal forma, bajo esta modalidad se garantiza la no ? explotación y conservación (o más bien preservación) del bosque por un período de al menos 22 años, así como el registro del área boscosa, de forma que se permite registrarla en mapas y garantizar el cumplimiento de la prohibición para el cambio de uso de las áreas de bosque.

      La conservación del bosque, por la naturaleza de la actividad no es generadora de empleo, de modo que el beneficio obtenido por la comunidad será el disfrute de los servicios ambientales, como belleza de paisaje, protección de recurso hídrico, captación de gases y otros "productos intangibles" y no maderables. Además, una vez cumplido el plazo del contrato, el bosque podrá ser sometido a manejo, con el fin de aprovechar la madera (Marmillod, D. 1996).

      Para la obtención de este beneficio por parte del propietario del bosque debe presentar un plan de manejo para protección del bosque con información general sobre la estructura del bosque, el área a incentivar y medidas de protección.

      Además, el propietario deberá delimitar y rotular el área sometida a pago por servicios ambientales, en la cual se prohibirá la caza, pesca y extracción de todo tipo de flora y fauna (Zeledón, R. 1999).

    2. La conservación del bosque.

      El aprovechamiento maderable, de acuerdo con la Ley Forestal, consiste en la "Acción de corta, eliminación de árboles maderables en pie o utilización de árboles caídos, realizada en terrenos privados? que genere o pueda generar algún provecho, beneficio, ventaja, utilidad o ganancia para la persona que la realiza?" (Zeledón, R. 1999).

      Como requisito para el aprovechamiento maderable en área de bosque, la Ley Forestal en su artículo veinte establece que:

      Los bosques podrán aprovecharse solo si cuentan con un plan de manejo que contenga el impacto que pueda ocasionar sobre el ambiente. La Administración Forestal del Estado lo aprobará según criterios de sostenibilidad certificados de previo?

      Lo cual consiste en el cumplimiento de 9 principios de sostenibilidad, para los cuales se establecen criterios de evaluación e indicadores de ejecución.

      Además, la Ley Forestal en su artículo 27 establece el pago de incentivos como retribución por los beneficios o servicios ambientales que generen los dueños de bosques naturales que decidan someterlos a manejo.

      En términos generales, la legislación permite la extracción de 5 árboles por hectárea con diámetro superior a 60 cm, de especies que no estén vedadas o restringidas, que presenten una densidad mínima de 0.3 individuos por hectárea y que los árboles a cortar no sean más del 60% de los árboles censados a partir de 60 cm de diámetro, de forma que el área de apertura de claros no sobrepase el 15% del área efectiva, considerando un área promedio de claro de 300 m² por árbol.

      Con respecto a la infraestructura, el área ocupada por vías principales, secundarias y terciarias, puentes y rellenos, además de patios de acopio y cargadero, no podrán exceder el 10% del área efectiva, de la cual se debe excluir el área correspondiente a zonas de protección hídrica y las que presenten pendientes a partir del 60%. En general, el área total impactada no deberá ser mayor al 25% del área efectiva.

      Según Cordero, W. (1998) "La explotación de bosques tropicales se caracteriza por las difíciles condiciones bajo las que se realiza?, como por la gran alteración y destrucción del recurso", esto a causa de la gran biodiversidad de los bosques tropicales, las condiciones climáticas, la topografía de las zonas boscosas y la densidad de la vegetación.

      Señala además Cordero que "La explotación selectiva causa la degradación del bosque, ya que se extraen las mejores especies, quedando como fuente de semillas únicamente árboles de menor calidad", esto se da, debido a la inadecuada planificación y peor ejecución de los planes de manejo, así como por el desconocimiento sobre la utilidad de gran número de especies que actualmente se denominan "no comerciales".

    3. Manejo para aprovechamiento maderable.

      En Costa Rica se ha avanzado mucho en materia de plantaciones forestales. Las plantaciones forestales son cultivos de árboles técnicamente planeados para la obtención de productos y beneficios forestales de calidad, al mínimo costo y en el menor tiempo posible. Las plantaciones forestales se establecen porque existen necesidades que pueden ser satisfechas mediante los productos y beneficios que ellas brindan.

      En síntesis, las plantaciones forestales se establecen porque son una modalidad técnicamente probada para abastecer productos forestales, favorecen la rehabilitación, estabilización y protección de suelos (Rojas, F. 1997).

      Además de lo anterior, la Ley Forestal define una plantación forestal como un "Terreno de una o más hectáreas, cultivado de una o más especies forestales cuyo objetivo principal, pero no único, será la producción de madera" (Zeledón, R. 1999).

      Se considera que las plantaciones forestales brindan servicios ambientales que deben ser retribuidos a quien decida reforestar. Al respecto de lo anterior, Rojas, F. (1997) opina que "Adicionalmente (a la producción de madera), una plantación forestal puede hacerse para generar ingresos, experiencia si su fin es investigación, promoción de la reforestación y generación de empleo, si su fin es social".

      Además, Vázquez, J. (1997), opina que:

      La función productiva de las plantaciones forestales y del aprovechamiento de madera de diámetros menores consiste en producir un porcentaje cada vez mayor del volumen total de la madera que demanda la población, de forma que libere al bosque de la presión que genera el mercado de la madera, al igual que la agricultura y la ganadería lo hicieron con la producción de alimentos.

      Es por lo anterior que la Ley define como función principal de las plantaciones la producción de madera que libere la presión sobre el bosque y no la preservación de las plantaciones establecidas.

      De modo que la reforestación es una actividad comercial más, aunque con plazos de recuperación mayores y menor rentabilidad que otras actividades que compiten por el uso del suelo, razón por la cual ha sido necesario el fomento de la actividad mediante el pago por servicios ambientales e incentivos fiscales (Meza, A. 1995).

    4. Las plantaciones forestales.
    5. Los sistemas agroforestales.
  4. desarrollo de la actividad silvícola en costa rica.

Los sistemas agroforestales se entienden técnicamente como sistemas que combinan las actividades agropecuarias con las forestales (ver figura 7), estos se definen, de acuerdo con la Ley Forestal como "Forma de usar la tierra que implica la combinación de especies forestales en tiempo y espacio con especies agronómicas en procura de lograr la sostenibilidad del sistema" (Zeledón, R. 1999).

  1. Siembra de árboles maderables en área de pastos, uno de los sistemas agroforestales (silvopastoril) más comunes en Costa Rica.

El requisito que indica la Ley de que la combinación de especies forestales y agronómicas se deba dar "en tiempo y espacio", tiene la finalidad de evitar que la conservación de áreas boscosas en potreros arbolados o áreas de cultivo con árboles se interpreten legalmente como sistema agroforestal, ya que estos gozan de las mismas ventajas que las plantaciones y sería un incentivo al cambio de uso.

El objetivo de los sistemas agroforestales es permitir la producción de madera, en combinación con actividades agrícolas de menor plazo de recuperación, además de los casos en los que el componente arbóreo representa beneficios para la actividad agropecuaria, como es el caso de las cortinas rompevientos, los árboles para sombra de cultivos, las cercas vivas, las especies forestales forrajeras, árboles con asociación simbiótica con otros organismos que permiten la fijación de nitrógeno?

Además, a pesar de que el componente forestal representa rentabilidad más baja, es una actividad comercial más estable que la mayoría de las actividades agrícolas y el aprovechamiento del producto es más rápido, lo que permite obtener ingresos económicos considerables al momento de la corta, que se convierte en un medio de inyección de capital para los productores.

  1. Considerando que la actividad silvícola, definida como uno de los sectores productivos del país, es económicamente rentable, interesa conocer su aporte con las otras dos condiciones necesarias para que se de el desarrollo sostenible, como lo son el factor social y el ambiental. De acuerdo con Mc Kenzie, T. (2002),

    El sector forestal ha contribuido con el desarrollo social, principalmente en lo que respecta a la generación de empleos, calculándose en un total de 21645 empleos directos a tiempo completo, de los cuales la actividad de aprovechamiento e industria forestal generarían el 60% con 12983 empleos generados.

    La información anterior, en clara alusión a la contribución de la actividad forestal al sector socia, se complementa con el cumplimiento de la función ambiental, por cuanto de acuerdo con Ortiz, E. (2001). "FUNDECOR ha alcanzado la consigna de lograr unir conservación y desarrollo sostenible, mediante el desarrollo de actividades de manejo de bosque, protección de bosque y reforestación", asegurando el adecuado manejo de 22070 hectáreas de 1997 ? 1999, la protección (conservación) de 218993 hectáreas durante el período 1997 ? 2000 y la reforestación y manejo de plantaciones forestales de 257564.5 hectáreas para el mismo período, bajo su auspicio y supervisión, beneficiando económicamente a 3978 familias durante el período 1997 ? 2000.

    1. Durante la expansión de la frontera agrícola, la actividad maderera fue de la mano con la colonización de tierras para la agricultura, las trochas madereras eran la vía de acceso a las fincas y el ingreso por la venta de madera era la inyección de capital mediante el cual se iniciaba la actividad ganadera (Valerio, J. 1996).

      Posteriormente, la legislación no permitió continuar con el cambio de uso de las áreas con cobertura boscosa, ante el agotamiento de la frontera agrícola, debido a la necesidad de conservar la cobertura boscosa, no obstante, muchos terrenos boscosos ya eran de dominio privado y, en muchos casos, la totalidad del área de los inmuebles es de cobertura boscosa.

      Ante tal situación, reconociendo la necesidad de garantizar la permanencia de las áreas de bosque, es necesario además dar opciones económicas a los propietarios de bosques de dominio privado, que les permita obtener un ingreso económico, de forma que la conservación y protección del bosque sea una opción atractiva para los propietarios (Soto, R. 2002).

      Además, tales opciones deben ser a un plazo razonable, pues la situación económica de la mayor parte de los propietarios de áreas boscosas es poco favorable. Además, las opciones propuestas como alternativas son poco productivas, o no se cuenta con los medios para implementarlas.

      Es por tales motivos, que la legislación permite el aprovechamiento maderable de las áreas boscosas de dominio privado, bajo el cumplimiento de lineamientos técnicos y legales que garanticen que el impacto al ambiente, el cual es inevitable, sea el menor posible.

      De esta forma, aún siendo cuestionada por diversos sectores, el aprovechamiento maderable bajo planes de manejo forestal, ha sido uno de los mecanismos que ha permitido evitar una aceleración del cambio de uso, ante la presión que se da sobre el recurso suelo.

      De acuerdo con la opinión de expertos, si se aplicara el marco legal, la normativa vigente, y si el manejo se ejecuta correctamente, es posible mantener las funciones ecológicas del bosque y la generación de servicios ambientales. Funciones como la protección a la biodiversidad se mantiene a través de la regulación de las intensidades de corta y la protección de especies amenazadas o de poca frecuencia. Por otra parte, la conservación de las zonas de protección de cursos de agua, nacientes, pendientes etc., son suficientemente estrictas para garantizar los servicios ambientales de protección de aguas, suelos y biodiversidad (Orozco, L. 2001)

      Además, de acuerdo con CODEFORSA y COSEFORMA (sf) "El aprovechamiento mejorado es la alternativa para utilizar los bosques tropicales de una manera responsable, frente al criterio cortoplacista prevaleciente en la explotación forestal tradicional".

      A continuación se presentan experiencias concretas sobre la integración de comunidades con el manejo de los bosques.

      1. El Proyecto de Conservación para el Desarrollo Sostenible en Centroamérica del CATIE (Proyecto Olafo) ha respaldado la gestión des proyecto de manejo forestal comunitario de un área de 9000 hectáreas, de las cuales el 91% es de bosque y el 9% de uso agrícola, que se lleva a cabo gracias a un contrato firmado en 1994, de forma que se permita el inicio de un proceso participativo de organización para la producción.

        La comunidad de San Miguel La Palotada, en Petén, Guatemala, se formó a partir de la migración de campesinos en busca de tierras para cultivos, la cual se combinó con la tala indiscriminada con el fin de obtener la madera de las pocas especies valiosas y áreas de cultivo, con lo cual se dio una alta tasa de deforestación y degradación de sistemas boscosos, obteniendo áreas no aptas para la agricultura.

        Ante el desarrollo de actividades sin viabilidad ambiental, social ni económica, el Proyecto Olafo impulsó el desarrollo de un proyecto productivo que integrará la comunidad a un manejo integral del bosque, para lo cual se debió promover la organización comunal y la capacitación de la población, de forma que las actividades se realizaran de forma adecuada y participativa.

        La implementación de este proyecto ha permitido a criterio de los propios habitantes tener una mejor organización, mejoras a la comunidad, fuentes de empleo y de ingresos, medios de producción como aserradero comunal, bueyes, fondos económicos y canales de comercialización así como la seguridad sobre la tenencia de la tierra. Además, el área boscosa habría disminuido y el bosque existente estaría fuertemente degradado por la extracción selectiva de árboles de especies valiosas.

        La experiencia de San Miguel La Palotada muestra un ejemplo concreto de un proyecto comunitario socialmente equitativo, donde se ha logrado la rentabilidad económica y la creación de una cultura ambiental, que convierte al bosque en aliado del desarrollo sostenible.

      2. El cambio social alrededor de una concesión forestal comunitaria en San Miguel la Palotada.

        En Costa Rica, a pesar de que el ordenamiento jurídico no permite realizar concesiones comunitarias para el aprovechamiento del recurso forestal en zonas protegidas, si se ha manejado áreas boscosas de dominio privado, con la participación de la comunidad, a través de asociaciones de productores, con lo que se logra eliminar la intermediación del "maderero", garantizando menor daño al bosque y mayores ingresos para los propietarios (Ocampo, R. 1997).

        En las comunidades de San Rafael de Bordón, Carbón I y Carbón II, se han conformado asociaciones de productores, con el fin de trabajar en común en la actividad maderera, pasando de la venta de árboles en pié a un intermediario, al aprovechamiento, industrialización y comercialización de la madera aserrada por parte de los productores, gracias al fortalecimiento que han logrado los productores al trabajar en forma solidaria.

        Estas asociaciones de productores cuentan con maquinaria para la industrialización de la madera y con búfalos para la extracción de la madera de las fincas, de forma que el daño al bosque es menor que con el uso de tractores, y los propietarios de las fincas reciben un mayor rendimiento económico de la producción de su finca.

        Las asociaciones cobran por el uso de sus activos a los productores, no obstante, como ellos mismos son los socios de tales entidades, las utilidades generadas por el alquiler de maquinarias y búfalos son repartidas entre los productores como excedente por parte de la asociación (Villalobos, R. 1997).

        Con esta iniciativa se vino a cambiar la situación en la que "el que realiza el aprovechamiento no es el mismo que es propietario del bosque, por lo que su interés es más económico, provocando a su vez un desinterés por la conservación del bosque de parte del propietario, que no recibe mayores beneficios (Cifuentes, M. 1996).

      3. Participación de la comunidad organizada en el manejo de bosques privados en Baja Talamanca.
      4. Pórtico: Una empresa pionera con visión a largo plazo.

      Esta empresa de capital nacional comenzó sus operaciones en 1998 y actualmente es líder mundial en su campo. PÓRTICO maneja 6000 hectáreas de bosques húmedos tropicales en la zona atlántica de Costa Rica; procesa sobre todo gavilán, caobilla y botarrama y cosecha un promedio de 400 hectáreas por año.

      El aprovechamiento promedio es de 25 a 30 metros cúbicos por hectárea en un promedio de 4 ? 6 árboles por hectárea. Mediante la aplicación del aprovechamiento mejorado, Pórtico ha logrado la reducción del impacto del aprovechamiento a porcentajes que varían entre el 5% y el 15% del área de aprovechamiento.

      La participación de PÓRTICO en el manejo sostenible del bosque ha servido de ejemplo a muchos pequeños y medianos productores, que hoy aplican esquemas de manejo similares. La apertura de la empresa y su disposición para divulgar los resultados de la investigación generada, le han reportado al país ganancias invaluables (Sotela, J. 1999).

      3.4.1.4 MANEJO DE BOSQUES POR PEQUEÑOS Y MEDIANOS EN LA ZONA NORTE.

      Entre 1994 y 1998, CODEFORSA promovió el desarrollo de 163 proyectos de manejo de bosque en manos de pequeños y medianos propietarios en la zona norte, para un área total de 17930 ha. También participo en la instalación de 5087 hectáreas de protección y 10417 hectáreas reforestadas, el 83% de las cuales esta en manos de pequeños propietarios (con menos de 30 hectáreas). Por ultimo, es importante mencionar el aporte de CODEFORSA a la investigación en manejo de bosques, impacto del aprovechamiento, tratamientos silviculturales, modelos de crecimiento de bosques tropicales y rentabilidad.

      Todo esto ha contribuido a crear una cultura forestal en la zona norte, cuya principal actividad es la producción forestal, a disminuir las tasas d deforestación mediante mecanismos de compensación a los propietarios de bosques, a asegurar la permanencia y a promover la recuperación de los recursos naturales en la región Huetar Norte para contribuir a mejorar el nivel y la calidad de vida de sus habitantes. No en vano la zona Norte ha sido considerada líder en desarrollo forestal y ejemplo para el país y para el mundo (Méndez, J. 1999).

    2. el manejo del bosque.

      La actividad de reforestación en Costa Rica "ha respondido más a la obtención de incentivos que al interés económico" (Meza, A. 1995), ser una actividad de largo plazo, poco conocida y menos rentable que otras opciones de uso del suelo.

      La escasa planificación, además de la utilización de material de baja calidad para la reproducción de los árboles causó que las primeras experiencias fueran frustrantes para los productores, llegando a considerar la actividad, así como algunas de las especies nativas utilizadas como no viables.

      De esta forma, el mayor impacto lo han tenido los proyectos de grandes plantaciones forestales como las plantaciones de Gmelina arborea de la "Ston Forestal" en la Zona Sur las plantaciones de Pinus caribaea y Cupressus lusitanica de la fábrica de cemento, etc.

      Uno de los mayores cuestionamientos que han tenido tales proyectos son la modalidad de "monocultivo de especies exóticas", no obstante, tal situación ha obedecido a la escasez de información sobre especies nativas que cumplan con las características de las exóticas.

      Además, el fomento de las plantaciones con especies exóticas se debe a que éstas cumplen la función principal que la ley les asigna, la producción de madera, además, brinda algunos servicios ambientales como la captación de carbono.

      1. EL CASO DE LA STON FORESTAL EN LA ZONA SUR.

      La Ston Forestal se asentó en la zona sur en un momento que sufría una recesión económica ante le caída de la actividad bananera y de la palma africana, estableciendo áreas de plantación de 4000 hectáreas anuales con un turno de rotación de 6 años, mayoritariamente en fincas arrendadas que no estaban en producción por falta de opciones y apoyo económico (Koverg, M. 1993).

      El área total plantada llegó a ocupar 24000 ha, necesarias para garantizar el abastecimiento de madera para la elaboración de contenedores de alimentos de la "Ston Containers Company", de la que Ston Forstal es subsidiaria.

      La presencia de la Ston Forestal no ha eliminado las dificultades económicas de la zona sur, pero ha incidido en el mejoramiento de la red vial, ha generado empleos y ha tenido influencia en el sistema educativo local, donde se imparte educación técnica forestal

      Además ha permitido a los propietarios de inmuebles arrendados, continuar con la producción de Gmelina arborea mediante el manejo de los rebrotes, una vez que finalizó el arriendo, gracias a los ingresos obtenidos tanto por el arriendo de la finca, como por el empleo generado, lo que ha contribuido a crear una cultura forestal en la zona.

      Según Saénz, G. (1996), la sociedad directamente afectada por las actividades de la Ston Forestal, opina que las actividades de esta empresa han permitido reactivar en parte la economía de la zona, al poner a circular dinero y generar oportunidades, no solo de empleo, sino también productivas, además del mejoramiento de la red vial, considerado el principal aporte al desarrollo de las comunidades.

    3. Las plantaciones forestales.
    4. Los sistemas agroforestales.
  2. Contribución de la actividad silvícola en el marco socio ? ambiental del desarrollo sostenible.

Un sistema agroforestal consiste en un sistema de cultivos u actividades que contiene al menos una especie leñosa perenne y una o más especies agronómicas (ver figura 8), que ofrecen a los sistemas de producción agrícola y pecuario las ventajas de la diversificación, la conservación del suelo, incorporación de materia orgánica, producción de productos alternativos en la misma área con un uso más eficiente del espacio disponible, al aprovechar diferentes estratos verticales.

  1. Sistema agroforestal correspondiente a área de cafetales con cercas vivas de eucalipto en el departamento de Minas Gerais, Brasil (tomada de Microsoft Encarta, 2002)
  1. CASO DEL PROYECTO AGROFORESTAL CATIE?GTZ Y SU CONTRIBUCIÓN AL DESARROLLO DE LA REGIÓN DE BAJA TALAMANCA.

Este proyecto se ha concentrado en la agroforestería como un medio para promover sistemas agrícolas de producción sostenible que conserven la base de los recursos naturales, en zonas que originalmente estuvieron cubiertas por bosques lluviosos, altamente diversos, con maderas de gran valor y suelos pobres para la agricultura.

El proyecto ha trabajado en el fomento de la agroforestería en predios de dominio público, pero a través del fortalecimiento de las organizaciones locales, con lo que se ha logrado la conformación de importantes agrupaciones de productores como la Asociación de Pequeños productores de Talamanca (APPTA).

Se han desarrollado proyectos de recuperación y enriquecimiento de suelos mediante la aplicación de enmiendas orgánicas y la utilización del componente arbóreo asociado como medio de mejorar la cobertura del suelo (ver figura 9).

Además, el fortalecimiento de las organizaciones les ha permitido establecer alianzas con otras instituciones como el Instituto Tecnológico de Costa Rica, obteniendo asistencia técnica en la elaboración de productos que den valor agregado a la producción agroforestal, como la elaboración de muebles y puertas de madera.

Mediante el proyecto, se ha trabajado además en el desarrollo de zonas indígenas como Gavilán Canta, y la incorporación plena de la mujer en el desarrollo de los proyectos, lo que se ha logrado mediante el apoyo conjunto del CONAI, DECAFOR y la oficina de la mujer.

  1. Incorporación de gallinaza y biomasa de Gliricidia sepium para mejorar las características químicas y propiedades físicas del suelo.
  1. El presente proyecto consistirá en la obtención de información sobre la percepción de la sociedad civil al respecto del cumplimiento de los fines socio-ambientales que la ley asigna a la actividad silvícola en Costa Rica, específicamente para el Cantón de Guácimo.

    1. El presente proyecto se llevara a cabo en el cantón de Guácimo durante el período mayo ? setiembre de 2002, durante el cual se recolectara la información por medio de una encuesta aplicada a apersonas de diferentes sectores (ver anexo 1).

    2. CONTEXTUALIZACIÓN DEL PROYECTO A REALIZAR.

      El proyecto de investigación a realizar consiste en u estudio preliminar de percepción sobre el tema del cumplimiento de los fines socio ? ambientales que la legislación costarricense asigna a la actividad silvícola, orientado a la realidad del Cantón de Guácimo, bajo un enfoque cuantitativo.

      1. El tipo de investigación realizada se clasifica, además de la definición anteriormente presentada, según Barrantes, R (2002) "de acuerdo con su finalidad, alcance temporal, profundidad, amplitud, fuentes, carácter, objeto, ambiente en que tiene lugar y tipos de estudio a que de lugar, de siguiente forma":

        1. Se clasifica como investigación aplicada, por cuanto el objetivo de la investigación, es elaborar una propuesta de socialización, que permita la aplicación de los resultados obtenidos en la implementación de acciones tendientes a solventar las deficiencias de la actividad silvícola, mediante la concienciación de la sociedad.

        2. POR SU FINALIDAD

          Se clasifica como investigación preliminar, por cuanto corresponde a una primera medición de variables que podrán ser retomadas y enriquecidas en investigaciones posteriores mediante las cuales se pretenda profundizar más al respecto.

        3. POR SU ALCANCE TEMPORAL.

          La investigación realizada es exploratoria, dado que se aplica a una sección pequeña de la población (se tomo únicamente una muestra de la población del cantón de Guácimo), así como por realizar la descripción de la percepción a partir de ideas generales.

        4. POR SU PROFUNDIDAD.

          Se puede ubicar como micro - sociológica, dado que se realiza la medición de variables referidas a un pequeño grupo de personas de un solo cantón, además de la población meta puesto que va dirigida a un pequeño grupo dentro de la sociedad, los estudiantes de la especialidad de Agroecología del Colegio Técnico Profesional de Guácimo.

        5. DE ACUERDO CON LA AMPLITUD.

          La presente investigación se realizará con datos primarios, construidos durante su desarrollo, que se obtendrán mediante la aplicación de un cuestionario, por parte del investigador a una muestra de 35 personas de diferentes comunidades.

        6. Con respecto a las Fuentes.

          De acuerdo con lo explicado en el punto 4.2, el proyecto de investigación se realizará bajo un enfoque cuantitativo, por cuanto se tratará de determinar en que grado la sociedad percibe el cumplimiento de la actividad silvícola con los fines socio ? ambientales que la ley le asigna.

        7. Según el carácter.

          La investigación es de ecología social, referida al desarrollo sostenible, sobre el sector rural, esto debido a que la investigación se realizará con el fin de obtener resultados que permitan mejorar el quehacer silvícola, de forma que cumpla con los fines socio ? ambientales que la ley le asigna.

          Con la aplicación de tales resultados no solamente se contribuiría a crear conciencia sobre la necesidad de mejorar el ambiente, sino también la condición socio ? económica de la población.

        8. Por el objeto.

          La investigación realizada corresponde a un estudio de campo, en la que la información se obtuvo bajo las condiciones en que viven las personas, sin la alteración de la opinión a partir de adoctrinamientos.

        9. Por el Ambiente en que tendrá lugar.
        10. Según el tipo de estudios a que da lugar.
      2. Clasificación del proyecto de investigación.

      Corresponde a un estudio piloto, por cuanto puede servir para realizar estudios posteriores con una metodología similar, pero aplicados a población más amplia, considerar mayor número de variables, etc.

    3. DEFINICIÓN DEL PROYECTO DE INVESTIGACIÓN A REALIZAR.

      La investigación se realizó a partir de un estudio de percepción, basado en la formulación de preguntas abiertas y cerradas sobre las fortalezas y debilidades de la actividad silvícola con respecto al cumplimiento de los fines socio ? ambientales que dicha actividad debe cumplir como contribución al desarrollo sostenible, de acuerdo con la legislación que rige la materia.

      1. El diseño del estudio consistió en la elaboración de un cuestionario, que se aplicó a personas de varias comunidades seleccionadas al azar dentro de los límites del cantón de Guácimo, con el fin de obtener información general sobre el tema y específica sobre los puntos referidos a cada una de las actividades silvícolas que se desarrollas en la zona y su contribución al desarrollo socio ? ambiental.

      2. Diseño.
      3. Sujetos y fuentes de información.

      La información se obtuvo a partir de un cuestionario que se aplicó a 35 personas de varias comunidades, con lo que se trató de obtener una muestra representativa de los diferentes sectores sociales y productivos del cantón, de forma que se obtuvieran respuestas que reflejaran de la forma más objetiva posible la percepción de la población sobre el tema.

    4. El estudio de percepción.

      Considerando que el propósito del presente proyecto consistió en obtener información sobre la percepción de la sociedad al respecto del cumplimiento de los fines socio ? ambientales que la ley asigna a la actividad silvícola, para cada una de las actividades se analizaron dos variables, correspondientes a la contribución de la actividad silvícola al desarrollo a partir de dos componentes: la equidad social y la viabilidad ambiental.

      Con el fin de simplificar la presentación de información, las variables se representan como "social" por "equidad social" y "ambiental" por "viabilidad ambiental".

      1. definición de variables.
    5. variables.
  2. MARCO METODOLÓGICO.

  1. Definición conceptual, operativa e instrumental de las variables utilizadas para evaluar la percepción de la sociedad sobre el cumplimiento de la actividad silvícola con los fines socio ? ambientales que la ley le asigna.

Variable

Definición conceptual

Definición operativa

Definición instrumental

Social

Contribución de la actividad silvícola al mejoramiento del sistema social de las comunidades

Beneficia: 65% o más de opiniones favorables.

Neutro: 35% - 65% de opiniones favorables

Perjudica: 65% o más de opiniones contrarias

Ítemes 2, 3, 6, 7, 8, 10, 11, 12, 18, 19 y 21 del cuestionario.

Ambiental

Contribución de la actividad silvícola al mejoramiento del medio ambiente de las comunidades

Beneficia: 65% o más de opiniones favorables.

Neutro: 35% - 65% de opiniones favorables

Perjudica: 65% o más de opiniones contrarias.

Ítemes, 1, 2, 4, 5, 13, 14, 15, 16, 17 y 20 del cuestionario.

 

    1. H0: La actividad silvícola no cumple con los fines sociales que la ley le asigna.

      H1: La actividad silvícola cumple con los fines sociales que la ley le asigna.

      H2: La actividad silvícola es antagónica a los fines sociales que la ley le asigna.

    2. Variable "equidad social".

      H0: La actividad silvícola no cumple con los fines ambientales que la ley le asigna.

      H1: La actividad silvícola cumple con los fines ambientales que la ley le asigna.

      H2: La actividad silvícola es antagónica a los fines ambientales que la ley le asigna.

    3. Variable "viabilidad ambiental".
    4. Definición de las hipótesis.

    Para las dos variables, la comprobación de las hipótesis correspondió a las categorías establecidas en la definición instrumental de las variables, de forma que la hipótesis nula (H0), corresponde a la definición de "neutro", la primera hipótesis alternativa (H1), corresponde a la definición de "beneficia" y la segunda hipótesis alternativa (H2), corresponde a la definición de "perjudica".

  1. Hipótesis.
  2. Recolección de la información.

Para la recolección de la información se utilizó un cuestionario que se aplicó a las personas que brindaron la información requerida (anexo #), la cual fue tabulada y analizada para la construcción de cuadros estadísticos y figuras demostrativas, que además fueron utilizadas para la presentación de resultados, el documento escrito y el boletín que se utilizará en el proceso de socialización.

    1. efecto social de la conservación del bosque.
  1. Resultados.

  1. Percepción de la población del cantón de Guácimo sobre los beneficios sociales de la conservación del bosque.

BENEFICIOS

OPINIONES

PORCENTAJE

Protección de acuíferos

7

20.00%

Servicios ambientales

6

17.14%

Purificación del aire

5

14.29%

Ns/nr

5

14.29%

Belleza escénica

4

11.43%

Protección de ecosistemas

4

11.43%

Regulación climática

3

8.57%

Recreación

1

2.86%

Fuente: Respuestas a la pregunta 3 del cuestionario aplicado.

  1. Percepción de la población del cantón de Guácimo sobre los beneficios sociales de la conservación del bosque.

El cuadro 2 y la figura 10 muestran como las personas consultadas señalaron como principales beneficios el aporte de la conservación al aseguramiento de recursos indispensables para la vida humana como agua y aire.

  1. Efecto ambiental del aprovechamiento maderable.
  1. Percepción de la población del cantón de Guácimo sobre el efecto ambiental del aprovechamiento maderable del bosque.

RESPUESTA.

OPINIONES

PORCENTAJE

Beneficia

20

57.14%

Perjudica

14

40.00%

Ns/nr

1

2.86%

Fuente: Respuestas a la pregunta 1 de cuestionario aplicado.

 


Partes: 1, 2, 3
Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Hidrocarburos "El petróleo"

    Es posible reparar los daños que causa el petróleo de forma natural? ¿o son irreversibles? ¿necesita el hombre interveni...

  • Cambio climático

    Definición del problema, Calentamiento global, Agua, Clima, Movimientos de la Tierra, Lluvia, Inundaciones, El ser humano, Conclusión, Plan de trabajo ...

  • Efecto invernadero

    Nuestra Tierra. El efecto invernadero. La capa de ozono. Calentamiento del planeta. Las consecuencias del Calentamiento ...

Ver mas trabajos de Ecologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.