Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El desarrollo de las habilidades comunicativas en la lengua inglesa (página 2)




Partes: 1, 2

 

DESARROLLO.

Al tratar las habilidades desde esta concepción se puede plantear que no se adquieren sólo por la sistematización de las operaciones como los hábitos sino por la asimilación y el dominio de estas y la sistematización de las acciones encaminadas a determinada finalidad. Es a través de las habilidades que se regula racionalmente la actividad, desde un plano consciente.

Si se trata pues de definir las habilidades comunicativas se puede decir que son los niveles de competencias y destrezas que adquieren los individuos por la sistematización de determinadas acciones a través de las experiencias y la educación que obtienen en el transcurso de sus vidas que les permiten el desempeño y la regulación de la actividad comunicativa.

 El desarrollo de habilidades comunicativas tiene además, como otra nota característica, la posibilidad de transferencia en el sentido en que una habilidad comunicativa no se desarrolla para un momento o acción determinados, sino que se convierte en una cualidad, en una forma de respuesta aplicable a múltiples situaciones que comparten esencialmente la misma naturaleza; de allí que se hable de que las habilidades comunicativas desarrolladas por un individuo configuran una forma peculiar de resolver tareas o resolver problemas en áreas de actividad determinadas.

La determinación de las habilidades para la comunicación es objeto de polémicas actualmente en la Psicología. La literatura evidencia bastante incongruencia e imprecisión en el tema: no todos los autores señalan las mismas habilidades; estas, si se encuentran declaradas, no aparecen operacionalizadas; en ocasiones se trabajan como habilidades, rasgos del carácter, cualidades emocionales, actitudes, etc. También la polémica se extiende hacia sus posibilidades de desarrollo o no y a través de qué vías.

Como se sabe el aprendizaje del lenguaje es un proceso a largo plazo, colmado de dificultades, por lo que debemos enseñar a nuestros estudiantes en la forma más realística posible, (Donn Byrne 1989 P.P 4 y 5) ellos necesitan el lenguaje con el propósito de comunicación, el cual puede ser alcanzado de la siguiente manera.

  1. Aprender el sistema del lenguaje no es un fin en sí, sólo una vía al fin.

    Los estudiantes no necesitan trabajar todo el sistema, porque hay aspectos innecesarios para ser usuarios adecuados del lenguaje.

    Lo que necesitamos son vías de darle a los estudiantes aspectos esenciales del lenguaje económicamente disfrutables.

  2. Deben manejar el sistema del lenguaje tanto como sea posible, o sea su gramática, su vocabulario y su fonología, al mismo tiempo debemos recordar que:
  3. Los que aprenden necesitan oportunidades para usar el lenguaje por sí mismo, por lo que se debe atender a ciertos puntos importantes.

La comunicación en el aula no es lo mismo que en la vida real.

La comunicación a menudo refleja un poco menos que lo adecuado. Los estudiantes están todo el tiempo aprendiendo el idioma, por lo que no podemos posponer estas actividades, las cuales son esenciales en construir las habilidades de comunicación.

Estos aspectos sumarizados nos dicen que los estudiantes deben estar dispuestos a usar el lenguaje tanto con corrección (Accuracy), que depende del dominio del sistema del lenguaje, como con fluidez (Fluency) que se deriva de la experiencia del uso del lenguaje por sí mismo, por lo que nuestra tarea es encontrar las necesidades de los que aprenden particularmente en condiciones de habla no privilegiada, es además crear un balance entre estos aspectos, que al final harán que los estudiantes estén aptos para comunicarse adecuadamente.

Teniendo en cuenta que los que aprenden se sitúan al frente del sistema enseñanza ? aprendizaje, sus necesidades deben tomar precedencia cuando se organizan sus actividades de aprendizaje, en los adultos se aprecian dos tipos de necesidades:

Objetivas, las que pueden ser deducidas del análisis del trabajo, o del estudio de una persona comprometida con las obligaciones de su profesión.

Subjetivas, que dependen de la gente que conoce o de los eventos que ocurren en una situación inesperada.

Todos los individuos tienen similares necesidades socio ? culturales, la necesidad de vivir y sobrevivir en una comunidad no familiar, y por otra parte tienen que reconocer los signos que salvan sus vidas (Finocchiaro & Brumfit, 1989 p. 60).

Adentrarse en la adquisición de una lengua extranjera implica la búsqueda de la competencia comunicativa considerada como el conocimiento no sólo del código lingüístico, sino también saber qué decir a quién y cómo decirlo de forma apropiada en una situación determinada, es decir, percibir los enunciados no sólo como realidades lingüísticas sino también como realidades socialmente apropiadas.

En la enseñanza comunicativa no existe una teoría unificada y por eso no se puede analizar un manual que sirva como ejemplo típico, su enseñanza se basa en principios que caracterizan este enfoque:

Tiene que ver con el uso de la lengua.

Las lenguas se aprenden para poder entenderse con otras personas, para orientarse en otro país, para comprender un libro que se consulte, es decir, para usar la lengua extranjera en situaciones comunicativas de la vida cotidiana.

Este principio se refleja en la elección de los temas y textos de un manual de programa de estudio, en los ejercicios, en la progresión del aprendizaje.

Con relación al aprendizaje, el uso de la lengua en situaciones reales hace que este sea más eficaz, hasta este momento a los docentes les interesaba más, qué enseñar que cómo enseñar, por otra parte les preocupaba más los contenidos, que los procedimientos de enseñanza de estos contenidos.

Estos dos principios básicos se han visto complementado por un aporte posterior: la consideración del estudiante como eje central de su proceso de aprendizaje.

Las necesidades y expectativas de la persona que adquiere la lengua, así como las diferentes formas de aprender y sus experiencias previas en su lengua materna, son fundamentales en el proceso de aprendizaje. La enseñanza se centra en el estudiante y por eso el docente debe ceder su posición central en beneficio de una mayor autonomía en el aprendizaje.

El concepto metodológico de la enseñanza comunicativa ha de ser abierto y flexible, porque las situaciones en que se desarrolla la enseñanza de una lengua extranjera, los modos de aprender, las expectativas, las condiciones, son muy diferentes.

La enseñanza comunicativa tiene muchas versiones e interpretaciones y todas tienen en común un enfoque: los materiales, las actividades de aprendizaje, las técnicas. Es decir, la manera en la que se lleva el enfoque a la práctica podrá variar en las diferentes versiones.

El enfoque de la enseñanza parte de diferentes teorías, todas ellas ven la lengua como instrumento de comunicación. Desde sus presupuestos lingüísticos la enseñanza de una lengua extranjera tiene como objetivo que el estudiante alcance lo que (Hymes 1972 ? 1979) denominó competencia lingüística, identificada en cuatro dimensiones de la competencia comunicativa:

Competencia gramatical: Se refiere al dominio del sistema de la lengua, la morfología, la sintaxis, la fonética y la fonología.

Competencia socio lingüística: Es el conocimiento de los patrones psicosociales que caracterizan a la cultura.

Competencia discursiva: Es la posibilidad de establecer mensajes más allá de la oración con coherencia y cohesión.

Competencia estratégica: Es la capacidad de solicitar y mantener el mensaje deseado.

Para lograr esta competencia lingüística en una clase de lenguas extranjeras que se fundamente el enfoque comunicativo se debe tener en cuenta los siguientes principios:

-Clara orientación del proceso de aprendizaje hacia los contenidos que sean significativos para el estudiante, que le ayuden a orientarse en un nuevo mundo y a desarrollar una nueva perspectiva sobre este.

-Papel activo del estudiante en su propio aprendizaje.

-Desarrollo de estrategias de aprendizaje y de criterios para la autoevaluación que le proporcione una mayor autonomía.

-Variación en las formas sociales de trabajo: trabajo individual, en pareja, en pequeños o grandes grupos, dependiendo de las posibilidades del grupo, de los objetivos y del proceso de aprendizaje.

-El papel del docente ya no es protagónico en el proceso de enseñanza ? aprendizaje, sino que es el docente el que facilita el aprendizaje y estimula la cooperación entre los estudiantes y / o entre los estudiantes y el docente.

-Los materiales de enseñanza, que son bastante abiertos, flexibles, y se pueden usar añadiendo, omitiendo o modificando todo lo que no sea conveniente, teniendo en cuenta los objetivos y necesidades de las personas que aprenden.

Por lo tanto se puede decir que con el enfoque comunicativo se puede fomentar la competencia comunicativa en un idioma, por lo que hay que buscar actividades que se parezcan al tipo de actividades que el alumno tendrá que realizar en su vida fuera del aula, estas serán realizadas entre grupos de estudiantes bajo la supervisión del profesor, y el alumno tendrá la posibilidad de utilizar la lengua en clase de forma real, e interactuar en dependencia de sus posibilidades y capacidades para intercambiar.

En este intercambio se pondrá en marcha el léxico o la gramática de cada uno de los alumnos, además de las estrategias necesarias para la comunicación, no sólo cuando se escucha o se lee, sino cuando se habla o se escribe, integrando las cuatro habilidades fundamentales de la lengua, hablar, escuchar, leer y escribir, esta interacción ayuda a hacer más competente la comunicación.

Esta debe estar relacionada a situaciones de la vida real y debe estar dada en contextos auténticos (Finocchiaro y Brumfit 1989 p. 192) y puede ser evaluada a través de ejercicios reales que pueden ser simulados en el aula, puede además ser evaluada en niveles receptivos (interpretativos) y de ejecución.

- La competencia comunicativa en la didáctica de las lenguas.

Acerca de la competencia comunicativa en la didáctica de las lenguas existen múltiples criterios, así se puede encontrar ideas como las aportadas en 1960, D. Hymes y J.J. Gumperz cuando valoran la teoría del psicolíngüista norteamericano N. Chonsky y expresa que su teoría lingüística era en rigor, una teoría de sintaxis, estos lingüistas sostenían que se necesitaba un concepto más amplio para estudiar el lenguaje entendiendo como una facultad de la persona, que se articula además de su estructura fonética y morfosintáctica, alrededor de normas de uso que cambian según el contexto en que se produce la expresión lingüística, nacía así el concepto de competencia comunicativa, según el cual el hablante no sólo utiliza estructuras formalmente correctas, sino que estas deben adecuarse al concepto lingüístico y extra lingüístico, adaptándose a las limitaciones imperantes, de memoria, fatiga, ruido ambiental y formularse tal como lo hacen los hablantes nativos sin eventos paradigmáticos, la perspectiva socio-lingüística de D. Hymes fue de gran trascendencia puesto que el docente dispuso desde entonces de una manera mucho más clara de clasificar expresiones diferentes a las que utilizaría un hablante "norma" en un entorno preciso, sin tener que recurrir a la concebida sin razón estilística.

A partir de 1972 en que H, G. Widdowson publicó su obra "The teaching of English as a communication", aparecieron multitud de trabajos sobre didáctica de las lenguas referidos a la comunicación o a la competencia comunicativa. En 1975 salió a la luz "The threshold level" un trabajo de J. Van, E K realizado por el Consejo de Europa, que supuso la primera formulación explícita de objetivos pedagógicos dependientes de la adecuación socio - lingüística. La obra consiste en un listado de actos de habla que el alumno debe ser capaz de llevar a cabo para alcanzar el nivel umbral de competencia en la lengua que aprende.

En 1978 H, G. Widdowson enriqueció el debate lingüístico con el concepto de discurso y sus componentes, de los que habló en su obra "Teaching Languages as communication". En 1978 J, Mumby en "Communicative Syllabus Design", estableció de manera casi decisiva la orientación comunicativa en la enseñanza de lenguas. En 1997 C.J Brumfit y K. Jonhson pusieron definitivamente una recopilación de las obras de D. Hymes en "The Communicative Approach to Language Teaching", el poder catalizador de este concepto ha enriquecido desde su aparición la didáctica de las lenguas extranjeras. La gramática del texto, la pragmática y el análisis del discurso han ido modificando el concepto de lenguaje de tal manera que la enseñanza de una segunda lengua permite numerosos enfoques para ser adaptados a diferentes necesidades y circunstancias. También ha influido en los conceptos de adquisición de una lengua, de lo que fue precursor D. Slabin quien ya en 1967 habló de la adquisición de la competencia comunicativa de manera intercultural.

Esta competencia en los estudiantes, se alcanzará mediante actividades que mejoren la comunicación en el aprendizaje del inglés.

CONCLUSIONES.

Al hablar de competencia comunicativa estamos considerando este término como el conocimiento no sólo del código lingüístico, sino también saber qué decir a quién y cómo decirlo de forma apropiada en una situación determinada, es decir, percibir los enunciados no sólo como realidades lingüísticas sino también como realidades socialmente apropiadas.

 El desarrollo de habilidades comunicativas tiene como otra característica, la posibilidad de transferencia en el sentido en que una habilidad comunicativa no se desarrolla para un momento o acción determinados, sino que se convierte en una cualidad, en una forma de respuesta aplicable a múltiples situaciones que comparten esencialmente la misma naturaleza; de allí que se hable de que las habilidades comunicativas desarrolladas por un individuo configuran una forma peculiar de resolver tareas o resolver problemas en áreas de actividad determinadas.

Por lo que los profesores que se encargan de la enseñanza de una lengua no podrán poner de un lado la importancia de este tema, ya que nuestros estudiantes están aprendiendo el idioma inglés de forma comunicativa, aplicando en situaciones diferentes los patrones ya aprendidos.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Abbot, G Greenwood, J. Et al. Oct 1977: The teaching of English as an international Language. p. 15.
  2. Alatis, H. B. Altma y P.M.Alatis. 1981: The Second Language Classroom: Directions for the 1980's, New York, Oxford University Press.
  3. Allwright, D. 1988: Observation in the Language Classroom, Longman Group UK Linmited.
  4. Anker, W. 2000: Errors and corrective feedback. Readacted theory and classroom practice, Forum. Volume 38. No. 4.
  5. Brumfit, C. J. 1982: English as an International Language, English for International Communication, Oxford Pergamon.
  6. Brumfit, C. J. y K. Johnson. 1981: The Linguistic Background, : The Communicative Approach to Language Teaching London, Oxford University Press.
  7. Canale, M. & Awain, M. 1996: Fundamentos teóricos de los enfoques comunicativos. Teoría y práctica de la Educación. Revista Signos. Vol. 3 No. 17. pp. 54 ? 69.
  8. Comenius, L, A. 1931: Puerta abierta de las lenguas.
  9. Curtin, J. B. 1979: Attitude to language learning: The adult student. ELT journal.
  10. Chomsky, N. 1966: The Utility of Linguistic Theory to Language Teaching, Conferencia en Menache, Wisconsin.
  11. Dale Philip, S. 1989: Desarrollo del Lenguaje. Un Enfoque Psicolinguístico. Editorial Trillas, Madrid.
  12. Domínguez, P. V. 1997: Adquisición y aprendizaje. Revista Espacios. Vol. 1 No. 1. pp. 21 ? 24.
  13. Ellis, R. 1988: Understanding Second Language Acquisition. Hong Kong. OUP. p. 43.
  14. Fernández, Ana María y otros. 1995: Comunicación Educativa. Editorial Pueblo y Educación, La Habana.
  15. Finochiaro, M. Brumfit, F. 1989: The Functional-Notional Approach From Theory to Practice. p. 60.
  16. Howatt, A. P. R. 1984: A History of English Language Teaching, Oxford University Press.
  17. Jiménez, Amalia et al. 1977: Temas Lingüísticos. Editorial Pueblo y Educación, La Habana.
  18. Kohl de Oliveira, Marta. Vigotski. 1992: Aprendizaje y Desenvolvimiento un Proceso Sociohistórico. Editora Scipion e Ltda, Sao Paulo.
  19. Mackey, W.F. 1965: Language Teaching Analysis, Longman, London.
  20. Martín Serrano, Manuel y Miguel Siguán Soler. 1991: Comunicación y Lenguaje. Editorial Alhambra Longman, Madrid.
  21. Richards, J, C. 1985: The Context of Language Teaching, Cambridge University Press.
  22. Richards, J. C. 1986: Approaches and methods in language teaching. CUP. UK. pp. 108 ? 112.
  23. Saavedra Estevan, Juan José. 1992: Nuevos Caminos en la Enseñanza de la Lengua. Ediciones Pirámides S.A., Madrid.
  24. Stern, H. H. 1983: Fundamental Concepts of Language Teaching, Oxfor4d University Press.
  25. Vigotski, L. 1988: Pensamiento y lenguaje. Editorial Progreso, Moscú.
  26. Wilkius, D. 1976: Second Language Learning and Teaching, Edward Arnold Litd, London.

 

MsC. Profesor Auxiliar: Magalys Fernández Quesada.

Licenciada en Educación,

Especialidad: Lengua Inglesa

Diplomada en ciencias de la Educación.

Fecha de realización: 2005-2006

MsC. Profesor Asistente: Iliana Sotolongo Castro .

Licenciada en Educación,

Especialidad: Lengua Inglesa

Fecha de realización: 2005-2006

Lic. Profesor Auxiliar: Mirella González Ruiz .

Licenciada en Educación,

Especialidad: Lengua Inglesa

Fecha de realización: 2005-2006


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.