Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Mercado argentino de la soja (página 2)

Enviado por Daniela Mole



Partes: 1, 2

 

Principales usos de la soja

  • Productos oleaginosos:

Del aceite de soja refinado

  • USOS COMESTIBLES: cremas para café, aceite de cocina, bases para leche, margarina, mayonesa, productos medicinales, productos farmacéuticos, manteca vegetal, entre otros.
  • USOS TÉCNICOS: agentes anticorrosivos, esencia de aceites, combustible ecológico, desinfectantes, aislamientos eléctricos, tintas para impresión, metales, tejidos oleosos, masilla, entre otros.

De la lecitina de soja

  • USOS COMESTIBLES: productos para panificación, revestimientos para dulces y chocolates, usos dietéticos y medicinales, entre otros.
  • USOS TÉCNICOS: alcohol, levadura, margarina, caucho, cosméticos, pinturas, insecticidas, entre otros.

Del aceite de soja refinado

  • USOS COMESTIBLES: semillas, alimentos para ganado, germinados de soja, pan, dulces, postres, entre otros.
  • USOS TÉCNICOS: harinas para panqueques, corteza de pasteles, golosinas, confituras, galletas, cubierta de helados, entre otros.

De la lecitina de soja: café de soja, leche de soja, miso, queso de soja, entre otros.

  • Productos proteínicos:

Concentrados y extractos de harina de soja

  • USOS TÉCNICOS: pegamentos, antibióticos, madera, fungicidas, textiles, pesticidas, entre otros.
  • USOS COMESTIBLES: pastas alimenticias, tallarines, levadura, productos cárnicos, cereales, entre otros.

De la harina de soja: alimentos balanceados para animales, alimentos para abejas, reemplazantes de leche para becerros, entre otros.

Canales de distribución por los que pasa el grano de soja hasta ser transformado en aceite

Descripción de cada intermediario

Perfil de los productores

La soja es cultivada por medianos y grandes productores en diversas provincias del país.
Para la difusión y expansión del cultivo ha sido muy importante la acción de los contratistas.
Los contratistas celebran con los dueños de los campos un contrato según el cuál ellos aportan las maquinarias y el paquete tecnológico necesarios para la producción de la soja y entregan a cambio una parte de la cosecha al propietario de las tierras.
Entre los proveedores de insumos para la producción primaria destacamos:

  • Los proveedores de insumos: semillas, fertilizantes y agroquímicos.

Las industrias proveedoras de insumos para la agricultura, están dominadas por pocas y grandes transnacionales, que poseen filiales en los principales países productores. Estos mercados están en un fuerte proceso de reestructuración empresarial y de rápido cambio tecnológico. El mercado de las semillas en Argentina es el segundo en tamaño de América Latina, fuertemente dominado por la soja, el que absorbió mas de 750 mil toneladas de semillas equivalentes y más de 270 millones de dólares de ventas este año. El protagonismo creciente del sector privado transnacional se manifiesta en la presencia en Argentina de prácticamente todas las grandes empresas globalizadas de genética vegetal y semilleras: Monsanto, Pioneer, Novartis, DuPont, Ciba. Junto a ellas, se destacan un conjunto de empresas semilleras de capital nacional.

En cuanto al mercado de agroquímicos, Monsanto detenta la posición dominante del mercado, comercializando en gran medida el glifosato.

  • La producción de equipos y maquinarias para la agricultura

Las industrias proveedoras de maquinarias y equipos para la producción agropecuaria atraviesan por un periodo de reestructuración, concentración y globalización, con el desarrollo de nuevos equipos y la conformación de redes comerciales. En este mercado se ha desarrollado una oferta interesante de maquinaria producida localmente. Entre los principales oferentes de Argentina se encuentran: Deutz, Ferguson, Zanello, entre otros.

Debemos resaltar el papel del sector privado en particular AAPRESID (Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa) y AACREA (Asociación Argentina de Consorcios regionales de Experimentación Agropecuaria.)Las empresas transnacionales proveedoras de insumos desempeñan un rol estratégico en la prestación de servicios técnicos, para difundir el uso de sus productos y para alcanzar un mayor control de la difusión del material genético. Esta acción esta dirigida a medianos y pequeños productores. Los agentes del acopio de granos participan también en actividades de estimulo a la adopción de nuevas técnicas productivas y al desarrollo de nuevas áreas de producción. Los productores pueden comercializar ya sea de forma indirecta o directa. De forma indirecta, el productor entrega la mercadería a un acopiador o cooperativa, quien acondiciona la mercadería y se encarga de buscar el comprador. El momento de venta lo decide el productor. En la comercialización directa, el productor vende a la industria o a un exportador. Puede intervenir un corredor actuando como intermediario del negocio.

Infraestructura de almacenaje. Acopiadores

La etapa de almacenaje de los granos, luego de ser cosechados, constituye un elemento central tanto para garantizar la conservación y la calidad de los granos como para apoyar las estrategias comerciales de los productores, permitiéndoles decidir el momento de la venta de su cosecha (posibilitando asimismo el desarrollo de estrategias de diferenciación de granos). Ellos tienen implicancias tanto sobre la rentabilidad individual de los productores como sobre el funcionamiento de la trama en su conjunto.

Actualmente, se ha detectado una gran insuficiencia en la capacidad de almacenaje existente, y de las deficiencias en cuanto a calidad de parte de las mismas. Las ultimas cifras oficiales ubican a la capacidad de almacenamiento para todos los granos en 65 millones de toneladas, de las un 33% son de propiedad de los productores, el 38% se almacenan se almacenan en acopios y cooperativas, el 22% en las industrias.

Sobre la base de 2.150 recientes encuestas a productores, se constata que cerca del 30% de la producción se almacena en instalaciones externas a la explotación y el 30% se almacena en el propio establecimiento.

Los acopiadores, agentes centrales en la etapa de almacenamiento, constituyen actores con importante presencia en ambas tramas. Las formas de vinculación entre el productor y el acopiador pueden involucrar relaciones de venta, de prestación de servicios de acopio y/o de prestación asistencia técnica y/o financiamiento.

Los datos de la encuesta sobre capacidad de almacenamiento de la provincia de Buenos Aires revelan la importancia de los acopiadores: entre los productores de soja que no tienen instalaciones propias, cerca del 80% de sus granos se almacenan en acopios y un 8% en las instalaciones del exportador. Actualmente Aceitera General Deheza SACIC tiene la mejor infraestructura logística del país con 28 plantas de acopio que le permiten almacenar 2.75 millones toneladas de granos.

El hecho de contar o no con almacenamiento propio implica cambios importantes en el destino de las ventas de granos. Mientras que cerca del 40% de las explotaciones que almacenan soja venden a empresas exportadoras, solo 20% de las explotaciones sin almacenamiento orientan sus ventas a los traders. En contrapartida, el peso del acopiador es sensiblemente mas importante es este último caso, apropiándose de las diferencias de precios que pagan los exportadores.

La industria de la molienda de granos oleaginosos

La expansión de las industrias de la molienda de granos oleaginosos ha estado asociada a fuertes inversiones en el sector realizadas en primer lugar por las grandes empresas transnacionales de la molienda y del comercio exterior de granos y oleaginosas y en segundo lugar por grandes grupos nacionales. Como resultado de este desarrollo, la molienda de granos oleaginosos en Argentina es una industria moderna tecnológicamente, con una fuerte concentración técnica y económica. Ventajas argentinas:

  • Elevados tamaños de planta, superiores a los de Brasil y EE.UU.,
  • Las plantas están instaladas para moler distintos granos, esta característica permite a las empresas diversificar su portafolio de productos,
  • Producciones volcadas a la exportación,

Las empresas transnacionales participan directamente en el 42% de la capacidad instalada de procesamiento; considerando a sus asociaciones con grandes empresas nacionales, el porcentaje se eleva al 54% del total.

Las empresas de capital nacional siguen manteniendo una participación importante en la capacidad instalada de producción industrial, aunque se ha estado reduciendo en las últimas décadas. Las cuatro grandes empresas nacionales que operan en la molienda de granos oleaginoso alcanza poco menos del 36% de la capacidad instalada, mientras que quince medianas y pequeñas empresas aceiteras se reparten el 10% restante. Las cooperativas, que fueron importantes el inicio de esta actividad industrial, has quedado totalmente desplazadas de la estructura empresarial del sector.

Algunas de las grandes firmas de la molienda de granos participa también en la refinación de aceites, mayoritariamente para el mercado interno, y el al elaboración de otros subproductos. En el segmento de aceites refinados, dos empresas nacionales dominan el mercado interno: Molinos Río de la Plata, actualmente propiedad del grupo Pérez Compac, y Aceitera general Deheza, Nidera, de capitales extranjeros.

La molienda de granos oleaginosos acumulada durante el primer bimestre del 2006 muestra valores superiores a los registrados durante el primer bimestre del 2005; en el caso de la soja este incremento fue del 13.5%. las producciones de aceites y subproductos oleaginosos de los primeros dos meses de 2006 presentaron variaciones positivas respecto al mismo período del año precedente, siendo de un 13.8 y 12.7 para el aceite de soja y pellets de soja.

Producción de aceites y subproductos (en toneladas)

Acumulado a febrero 2006

Acumulado a febrero 2005

variación

Aceite de soja

821.273

721.385

13,80%

Pellets de soja

3.369.724

2.988.982

12,70%

Mercado Interno

En la Argentina, el consumo de aceite de soja no es importante, de hecho la demanda interna presenta marcadas alternativas debido a su fácil reemplazo por otros aceites, principalmente, de girasol. Debido a que la mayor parte del cultivo se localiza en los alrededores del puerto de Rosario, es la Bolsa de Comercio de esta ciudad el principal ámbito de comercialización de soja, seguido en importancia por la Bolsa de cereales de Buenos Aires. La industria se orienta al mercado externo, que puede consumir mayores excedentes exportables de aceites.

Canales de comercialización internos

Los canales de comercialización de alimentos en Argentina han experimentado un fuerte proceso de reestructuración en las ultimas décadas, con el arribo de grandes cadenas de hipermercados y supermercados extranjeros. Como resultado del mismo, absorben buena parte de las funciones tradicionales llevadas a cabo por las empresas mayoristas, y modifican sustancialmente las reglas del juego comercial y las modalidades de articulación entre proveedores / minoristas. Los súper e hipermercados controlan casi el 60% de la venta minorista de alimentos en las grandes áreas urbanas del país, mientras que los negocios tradicionales habían disminuido su participación a menos de 20%; el resto de las ventas de alimentos está a cargo de empresas de autoservicio.

Debido al gran poder de compra concentrado de las empresas gran distribución, las grandes empresas de la industria de la alimentación se enfrentan poderosos agentes en el comercio minorista que les imponen condicionamientos comerciales y logísticos, impulsando cambios productivos y tecnológicos en la búsqueda de mayores eficiencias para enfrentar las nuevas condiciones competitivas.

Los principales elementos presentes n las negociaciones de empresas de gran distribución-proveedores son:

  • Cantidades comercializadas y precios;
  • Forma y frecuencia de la entrega de las mercaderías;
  • Condiciones, plazos y formas de pago;
  • Descuentos y bonificaciones diferenciales;
  • Producción de productos marca de distribuidor;
  • Participación en promociones, alquiler de espacios, merchandising;
  • Distribución de los riesgos en la introducción de nuevos productos;
  • Acceso de los proveedores a información sobre evolución de las ventas de sus productos.

En la trama oleaginosa, estos drásticos cambios en los canales de comercialización internos fueron importantes en el segmento industrial productor de aceites refinados y bienes diferenciados. Las grandes empresas industriales de este segmento informan situaciones de oligopolio bilateral, en donde la concentración comercial se enfrenta a una concentración industrial igualmente elevada. Las grandes empresas industriales no pueden prescindir de las empresas de gran distribución para la venta de sus productos, y las empresas de gran distribución no pueden dejar de tener en sus góndolas productos de las marcas líderes del mercado. En términos de poder de comando dentro de las tramas, el nuevo protagonismo de las empresas de gran distribución a debilitado y cuestionado el poder hasta entonces concentrado en las grandes empresas industriales.

Exportaciones

La evaluación de la conformación de las exportaciones entre grano y derivados, muestra en forma indirecta la gran expansión de la industria aceitera, que determinó un mayor componente de productos elaborados en las mismas.

El grueso de las exportaciones argentinas de grano se destina a países europeos. La ex -URSS fue antes de la crisis política del régimen socialista un importante comprador, desplazándose luego hacia el mercado estadounidense atraído por las facilidades crediticias. En tanto, los principales importadores asiáticos de grano, como Japón y Taiwán, participan eventualmente en el mercado argentino.

Por el lado del aceite, la lista es grande debido a la poca concentración de la demanda y a la mayor sustitubilidad existente entre los diferentes aceites vegetales.

Los destinos más usuales de aceite de soja son Irán, India, China, Perú, entre otros. Argentina exporta aceites de soja en estado crudo desgomado, que es la forma habitual en la que se comercializa este producto en el mercado mundial.

Existe una estacionalidad más marcada en los embarques de grano, los que se concentran en el trimestre mayo/junio. En cambio, en el aceite, las exportaciones asumen volúmenes de envergadura en la mayor parte del año, reduciéndose en los últimos meses de la temporada, o previos a la próxima cosecha, debido a la probable escasez de disponibilidad de materia prima. La exportación argentina de grano de soja, esta usualmente activa en el periodo comprendido entre en ingreso de la cosecha local (mayo) y el inicio de la recolección en el hemisferio norte (septiembre), luego del cual los importadores orientan la casi totalidad de sus compras hacia los Estados Unidos. El saldo que queda para industrializar internamente y luego exportar los derivados, resulta de deducir a la producción el volumen exportado y el uso como semilla.

Los principales indicadores del comercio exterior de granos y subproductos correspondientes a marzo de 2006 muestran incrementos respecto al mes precedente, siendo del 16.3% para el monto exportado, 21.4% para el volumen y 24.1% para el número de embarques.

Comercio Exterior de granos y subproductos

Marzo 2006

Febrero 2006

variación

Monto (en millones de u$s)

640,5

550,5

16,30%

Precios promedio (en u$s por ton.)

189

196

-3,60%

Volumen (en millones de ton.)

3,4

2,8

21,40%

Embarques (en unidades)

3.026

2.439

24,10%

Exportaciones de los principales granos (en toneladas)

Potenciales campaña 2005/2006

Acumulado al 12 de abril de 2006

Progreso comparativo de las exportaciones

Campaña 05/06

Campaña 04/05

Trigo

6.500.000

5.830.900

89,70%

81,10%

Maíz

8.000.000

3.352.900

41,90%

37,30%

Soja

8.000.000

3.297.300

41,20%

41,10%

Girasol

55.000

6.900

12,50%

26,00%

Formación del Precio

Formación del precio: Análisis de costos de producción y comercialización

PRINCIPALES COSTOS

COSTOS DE PRODUCCIÓN

Bajo este ítem se agrupan los costos que asume directamente el productor, los que se consideran en el cálculo del margen bruto.

El componente principal dentro de los costos, corresponde a los costos directos de producción, con el 36% del total, y dentro de ese rubro, los agroquímicos concentran el 45%.

Al margen de los costos directos, es relevante la incidencia que actualmente tiene sobre la ecuación general de costos el componente que corresponde a los gastos de estructura, alcanzando el 26%.

Para una mejor descripción de la estructura de costos, se analizaran los mismos agrupándolos de la siguiente forma:

  1. Costos de Producción y Comercialización Primaria
  2. Costos de comercialización Secundaria

a) Costos de producción y comercialización primaria

Los rubros más destacados son:

El productor comercializa de forma directa o de forma indirecta.

De forma indirecta, los gastos en los que incurre el productor son:

  • Fletes: Incluye el flete corto, desde el campo a la planta de acopio o fábrica, y el flete largo, desde esta última hasta el destino final.
  • Comisión y gastos administrativos: la comisión es pagada al acopio por ser intermediario del negocio, o a un corredor cuando el acopio solo recibe y realiza el acondicionamiento de la mercancía. Representan un 8% sobre el precio FAS.
  • Almacenaje: el acopiador, por el servicio de almacenamiento, cobra un porcentaje sobre la mercadería recibida. Generalmente, el almacenaje para los primeros meses es sin cargo. Si el productor no decide vender en ese periodo de tiempo, comienza a correr un cargo mensual por almacenaje.
  • Impuestos: bajo esta denominación se agrupan las cargas sociales, paritarias y el aporte a ISSARA como así también el impuesto a los Ingresos Brutos y el sellado.

De forma directa, cuando interviene un corredor, se abona una comisión por ser el intermediario del negocio.

Esta modalidad es utilizada por productores con alta escala de producción, generando un ahorro en sus gastos de comercialización. Por ejemplo:

  • Fletes: solo uno, que va desde el campo al destino final.
  • Comisiones: no hay acopiador. Puede intervenir un corredor.
  • Acondicionamiento: si el productor tiene planta propia de acondicionamiento en el campo, incurre en menos costos. Si entrega en forma directa se eliminan los costos de almacenaje.

b) Costos de comercialización Secundaria

En esta etapa se incluyen todos los impuestos y gastos en que incurre el exportador, desde la compra del grano hasta su embarque (precio FOB). Se pueden agrupar de la siguiente manera:

  • Porcentaje sobre el precio FOB: Impuestos y gastos derivados de los trámites aduaneros. Representan el 7,86% del precio FOB, donde se destacan el 6% de derechos de exportación y el 1,5% destinado al INTA.
  • Porcentaje sobre el precio FAS: gastos derivados de la compra del grano en el mercado interno. Representan para la soja el 2,91% sobre el precio FAS.
  • Gastos fijos por toneladas: son los gastos derivados de la operatoria de embarque y representan aproximadamente 5,10u$s/ton, valor que puede sufrir ligeras oscilaciones según el puerto de embarque.

Costos de Molienda

Los costos de elaboración de una fábrica aceitera varían según los niveles de eficiencia, la localización, la dimensión y la tecnología correspondientes a la planta analizada.

La estructura de costos es la siguiente:

  1. Alto nivel de eficiencia (bajo uso de solvente, alta relación capital/trabajo). Se considera la utilización de Gas Natural como fuente principal de energía.
  2. Localización en ribera del Río Paraná. No existen fletes a puertos para los productos elaborados.
  3. La capacidad de elaboración de la planta es superior a las 1000 tn/día, nivel que caracteriza al grueso de las fábricas elaboradoras de soja.
  4. La tecnología utilizada es extracción por solvente.

Es importante destacar que en la estructura de costos totales de la elaboración y comercialización de la industria aceitera, por tonelada de grano oleaginoso industrializado, es el rubro materia prima el que absorbe la mayor parte, alcanzando al 80% del total. Esto responde a la utilización de una avanzada tecnología en el grupo de fábricas aceiteras procesadoras de soja y muestra que cualquier medida tendiente a disminuir los costos de elaboración tendría un efecto relativamente bajo sobre la competitividad del sector.

Margen de la molienda de la industria aceitera

El margen bruto e la molienda es el indicador de rentabilidad de la industria aceitera. La orientación del sector al mercado externo y la baja incidencia relativa en la fijación de los precios de los aceites y harinas en el mismo, le impiden disponer de una tasa de ganancia fija.

El cálculo de margen de molienda de la industria aceitera resulta de lo siguiente:

MBM: ((PA ? GA) x RA) ? (PG + GG)

Donde:

MBM: Margen Bruto de la Molienda

PA: precio de venta de aceites. La cotización se refiere a los precios de exportación ya que este es el principal destino de los productos obtenidos en la molienda.

GA: gastos de comercialización de aceites. En los mismos se incluyen impuestos a la exportación, gastos de carga y descarga en puerto fletes de fábrica a puerto, etc.

RA: rendimiento industrial en aceite por grano elaborado.

PG: precio de compra del grano.

GG: gasto de compra del grano.

Formación del precio en las exportaciones

Los factores particulares que interviene en la formación de la cotización internacional de las exportaciones argentinas del aceite de soja son:

  • La situación de oferta y demanda mundial de soja.
  • La situación de oferta y demanda mundial del total de aceites vegetales, debido a la alta sustituibilidad existente entre diferentes productos componentes de cada uno.
  • El nivel de precios en los países competidores.
  • Las ventas subsidiadas o con crédito. En los estados soviéticos, se han acrecentado los créditos otorgados a estos países por los Estados Unidos y la CEE para la compra de productos de soja. En el caso de aceite, existen subsidios directos.

En los productos derivados de la molienda, la cotización FAS se calcula a partir de los precios FOB para el aceite, deduciéndose los siguientes costos:

  1. Los gastos y costos impositivos y de embarque de las exportaciones de aceite
  2. Los costos de elaboración o industrialización.
  3. Los gastos que enfrenta el industrial para efectuar la compra del grano en el mercado interno, que son similares a los que deben afrontar las firmas exportadoras de grano.

Financiamiento para la producción y comercialización

CRÉDITO BANCARIO:

Se detalla a continuación una serie de instrumentos financieros disponibles en entidades bancarias, que posibilitan la financiación del capital del trabajo para las distintas etapas de la producción y comercialización.

Financiamiento del cultivo

  1. Son líneas específicas para llevara delante el cultivo y sus condiciones varían según el banco.

  2. Líneas de Siembra

    Son líneas disponibles en los bancos cuya finalidad es la de permitir financiar el capital de trabajo de la empresa. Por lo general son de hasta un año de plazo y la tasa de interés es la de cartera general.

  3. Líneas de Evolución

    Funcionan como las tarjetas de crédito personales. El banco otorga un límite de compra y el productor puede adquirir insumos en comercios adheridos. El financiamiento puede ser tanto del comerciante como del banco y el costo financiero es variable. Su principal ventaja es la agilidad de las operaciones, pero como contrapartida debe señalarse que poseen de gastos asociados que ameritan un análisis del costo financiero total.

  4. Tarjetas Agropecuarias
  5. Prefinanciación de exportaciones

Esta línea permite acceder a fondos internacionales para financiar operaciones de venta al exterior, por lo cual tienen un costo financiero menor.

Mecanismos para financiar la retención

  1. Los warrants son certificados de depósito emitidos por una empresa almacenadota autorizada que, endosados otorgan al banco el derecho de prenda sobre la mercadería depositada. En esta operación interviene, además del banco, la empresa emisora que afianza la seguridad de la garantía, por esta razón la tasa de interés es menor a la de otras operaciones.

  2. Préstamos con garantías Warrants
  3. Créditos de Evolución

Los bancos instrumentan financiación para permitir la retención. En este caso el otorgamiento está vinculado a la confiabilidad que tenga la entidad financiera sobre el cliente y el lugar en el que están depositados los granos.

Mercados de futuros y opciones

Contrato Futuro

Es un acuerdo legal celebrado entre un vendedor (o comprador) y el Mercado, mediante el cual el que lo suscribe se compromete a entregar (o recibir), en el período de entrega pactado, una cantidad específica de mercadería en condiciones de calidad y recibo establecidas y al precio pactado.

El contrato de futuro mantiene estandarizado para cada grano la cantidad, la calidad, el período y lugar de entrega (se permiten bonificaciones o descuentos por calidad). Lo único que varía es el precio.

Su utilización por parte del productor es ventajosa, ya que proporciona un mecanismo práctico y eficiente para manejar el riesgo de las fluctuaciones de precio cuando se está por tomar una decisión de siembra. Los costos directos de la actividad son conocidos o fácilmente estimables. Las incógnitas para determinar el margen de utilidad final del cultivo son: el rendimiento por hectárea y el precio de venta final. En cuento al precio, la existencia de éstos mercados permite "fijar" anticipadamente el margen de utilidad sobre la parte de la cosecha estimada que se desee arbitrar.

Desarrollo de la hipótesis y posibles soluciones

El problema actual en el mercado

Actualmente podemos detectar dos problemas de los cuales hacemos mención a continuación:

  • Desplazo de otros cultivos

El explosivo aumento de la superficie cultivada con soja en Argentina, desplazando otros cultivos y sistemas pastoriles, ha dado lugar a un intenso debate entre sectores que interpretan este avance como un factor de progreso, y aquellos que ponen énfasis sobre el eventual impacto económico de semejante simplificación en el uso de la tierra.

Actualmente, el cultivo de soja ocupa las tierras más aptas de la región pampeana, compitiendo por espacio con otros cultivos a los que puede sustituir según los precios relativos, como sorgo, maíz y girasol. De hecho, los altos resultados productivos han generado una importante dependencia del país en la exportación de soja. A pesar de todas las desventajas que trajo la injustificable expansión de la producción de soja desde mediados de los años 90, el sector agropecuario de Argentina ha hecho una estimación de 100 millones de toneladas de granos para su producción de 2010, proyectando la producción de soja en 45 millones de toneladas.

Para alcanzar este proyecto se requerirá la incorporación de unas 17 millones de hectáreas al cultivo de soja. Lo preocupante es que la enorme cantidad de tierras no serán ganadas a otros cultivos, 4 millones de hectáreas nuevas deberán ser plantadas con soja, lo que implica la conversión de tierras ganaderas a sojeras.

Panorama Agrícola (en millones de hectáreas)

Cultivo

Área a cosechar 05/06

Área cosechada 04/05

variación

Girasol

2,2

1,9

15,80%

Maíz

2,2

2,6

-15,40%

Soja

15,5

14,5

6,90%

  • Costos muy altos

Los costos son elevados por dos razones:

a) En la Argentina han aparecido insectos que han dañado muchas cosechas, lo que hizo muy necesario la utilización de insecticidas, lo que cada día es más común. Las opciones no-químicas de control de malezas en los campos de soja son efectivas, pero implican añadir cultivo, rotaciones más diversas, trabajadores más aptos, experiencia, mayor trabajo, más combustibles y desgaste natural de maquinaria. En cambio, la aplicación de herbicidas es más simple, no incrementa los costos y suele reducir los gastos totales de control de malezas. Es por eso que un 98% de los agricultores dependen tanto de los herbicidas para el control de las malezas.

Pero a mediados de los 90 la resistencia de las malezas hicieron comprometer la eficacia de muchos productos herbicidas. Los costos aumentaban, mientras que la eficacia declinaba. Así es como llega a la Argentina la semilla RR "Rondup Ready" importada por la empresa norteamericana Monsanto, una semilla similar a la convencional, con la diferencia genética de poder resistir a muchísimas enfermedades, lo que implica un cultivo mas simple sin controles constantes de la calidad del producto y una reducción de costos. En nuestro país casi el 99% del área sojera es cultivada con varietales de soja RR.

En los años 90, Monsanto y otras compañías cerealeras, estaban expectantes por entrar en el mercado argentino. Para poder ingresar, optaron por dejar de lado la pretendida modificación del ordenamiento legal de patentes. Como resultado, los productores argentinos gozaron de ventajas en los costos de producción, accediendo a las semillas de soja RR sin pagar el 35% aproximado del valor de esa semilla.

Actualmente Monsanto trabaja en un proyecto de ley para modificar la legislación vigente, impulsando una nueva regulación de patentes. Es decir, la empresa cerealera pretende cobrar a los productores argentinos por la utilización de semilla original, lo cual evidencia una elevación del costo de producción que solo se redujo circunstancialmente por una reducción en el precio de los herbicidas. Las semillas RR son entre un 30 a un 40% mas caras que las convencionales y ahora los productores ya no pueden sembrar semillas convencionales.

Monsanto amenazó con cobrar un porcentaje de los ingresos obtenidos por los productores en los puertos de destino de la soja exportada.

b) Otra razón que encarece el precio de la soja es la logística utilizada.

  • Se utiliza el medio de transporte más caro que es el camión.
  • Poca utilización del ferrocarril.
  • Problemas en la utilización de la hidrovía.

Camiones arribados en puerto

Puerto

Marzo 2006

Febrero 200

variación

Rosario y zona

76.419

48.616

57,20%

Dársena y Buenos Aires

14.612

7.119

105,30%

Necochea

8.057

4.976

61,90%

Bahía Blanca

6.600

4.812

37,20%

Hipótesis

Saber aprovechar la logística, reduce costos

Ventajas e desventajas de la estructura productiva y logística de Argentina

Ventajas:

  • Cercanía de la materia prima a las fábricas;
  • Instalaciones de crushing más grandes y eficientes;
  • Fábricas aledañas a los puertos;
  • Puertos eficientes;
  • Posibilidad de abastecimiento por hidrovía;

Desventajas

  • Utilización del medio de transporte más caro que es el camión;
  • Poca utilización del ferrocarril;
  • Problemas en la utilización de la hidrovía.

La logística del transporte interno

La corta distancia que hay desde las zonas de producción hasta las fábricas y puertos lleva a una utilización mayor del transporte camionero, que es el más caro. Trasportar una tn/km de soja en camión cuesta 5 centavos de dólar mientras transportarla en ferrocarril podría estar 2 centavos. Un mayor impulso a la utilización de los ferrocarriles y su aprovechamiento competitivo con el camión exige una serie de concreciones en el corto plazo, concreciones donde el Estado Nacional tiene la obligación de hacer un aporte sustancial. El hecho de que la mayor parte de esas líneas hayan sido concesionadas al sector privado no implica que el gobierno se pueda desentender de lo que es fundamental para la economía del país.

  • Sería importante la instalación de centros de carga aledaños a la red de los ferrocarriles. En el caso de que esto no sea posible, sería muy importante un servicio de camión ágil para el traslado del grano desde los acopios a centros de carga de vagones.
  • El acondicionamiento de las vías de algunas de las líneas.
  • Una rápida concesión del ferrocarril Belgrano Cargas que cubre una parte importante del territorio norte de nuestro país y la rápida conexión de esa línea con los puertos situados a orillas del Río Paraná. Este ferrocarril es de suma importancia, ya que recorre además 14 provincias y su traza se vincula con Bolivia y Chile. En los primeros años de concesión, el Belgrano estuvo a cargo del sindicato Unión Ferroviaria. Su avanzado estado de deterioro ha tornado mínima su capacidad operativa.
  • La realización del "circunvalar" ferroviario alrededor de la ciudad de Rosario, el cual aportará muchos beneficios a la economía argentina, especialmente al reducir los fletes del trasporte al disminuirlos darán ventajas competitivas a nuestras exportaciones.

El trasporte de aceites a los puertos del Gran Rosario paga fletes camioneros, ferroviarios e hidroviarios por casi 480 millones de dólares anuales, es decir de u$s 11,70 la tonelada. Si estimamos que para dentro de 10 años la carga accedería a esos puertos pasase a 62 millones de toneladas, es decir 20 millones más, y manteniendo la misma proporción n en la utilización de los distintos medios de transporte que existen en la actualidad, el flete sería de 714 millones de dólares.

Realizando el circunvalar y algunas obras accesorias el costo de transporte pasaría a u$s 9,87 por tonelada. Suponiendo una mayor participación del ferrocarril que toma aquellos recorridos mas largos del camión, recorridos que a su vez son menores que los del promedio del ferrocarril. Por lo tanto el recorrido promedio de ambos medios de transporte irá disminuyendo.

Se estima también que el flete del ferrocarril irá disminuyendo paulatinamente y, por la competencia, también lo hará el flete el camión. A moneda constante, la baja de los fletes sería de 15,6% hacia el 2016. Ninguno de los modos de transporte se ven afectados. El ferrocarril, por supuesto, será el más beneficiado ya que su participación pasará de 16% a 21%, es decir de 6,5 millones de toneladas anuales de carga en la actualidad a 12,8 millones dentro de 10 años, pero también aumentará la carga transportada por camión ya que, la carga transportada pasará de 34 millones a 46 millones de toneladas.

El dragado de las vías navegables

El Río Paraná es la principal vía de salida de las exportaciones de oleaginosas del país. La profundización y mantenimiento de la vía navegable troncal realizada a partir de 1995 por la concesionaria Hidrovía S.A., es una de las grandes obras que favoreció el comercio exterior argentino. El calado se llevó de 25 a 32 pies.

Ésta profundización permitió a los buques del tipo Panamax incrementar en parte su capacidad de carga y reducir sus costos totales casi un 40%. Sin embargo si la profundidad fuese mayor, los buques podrían llenar enteramente sus bodegas en puertos argentinos, evitando así una escala de completamiento en Brasil y los costos adicionales y días de navegación extra que esto genera.

El flete marítimo es un componente crítico en los costos de las exportaciones de productos de bajo valor comercial, como los del complejo oleaginoso. Dicha incidencia se potencia para las exportaciones argentinas, considerando su localización geográfica y la distancia a los principales centros de consumo mundial, que afecta su competitividad frente a otros países exportadores.

Estrategias empresariales

En términos generales, existen cinco estrategias empresariales:

  • Reducir los costos de la molienda: aumentando el uso de la capacidad instalada, lo que requiere una oferta de materia prima de calidad y en los tiempos necesarios; y/o aumentando la escala de operación, para lo cual los sistemas logísticos deben ser eficientes.
  • Reducir los costos de aprovisionamiento: de materia prima para aumentar los márgenes, lo que implica reducir los precios de las materias primas y los costos de transporte, almacenaje y manipulación.
  • Asegurar la procedencia de los productos: la fuerte competencia por las materias primas, la necesidad de mantener las plantas en funcionamiento, las exigencias de trazabilidad y el aumento en las variedades especiales, lleva al establecimiento de relaciones mas estrechas con los productores, a través de relaciones contractuales.

Los principales tipo de empresas operantes en el país desarrollan estrategias diversas:

  • Las grandes empresas globalizadas que operan en el tramo de las commodities y en el negocio de la exportación, han desplegado una estratega de expansión geográfica hacia las principales fuentes de abastecimiento de materia prima y de integración hacia delante con activos en infraestructura logística y portuaria.
  • Las grandes empresas nacionales: Aceitera General Deheza, Molinos Río de la Plata, Vicentin, compiten con las anteriores en los mercados regionales y mundiales; algunas de ellas son las principales empresas proveedoras de aceites refinados y productos de mayor valor en el mercado interno.

Conclusión

Consideramos que un aspecto a modificar positivamente se refiere al precio, el cuál se ve afectado por varias razones.

Si recordamos al principio de la investigación se hizo una breve reseña de cómo llega a desarrollarse este cultivo aquí en Argentina. Se señaló que en un primer momento, los organismos oficiales realizaron aportes para llevar a cabo el desarrollo de este cultivo. Hoy día se presentan ciertas deficiencias donde el gobierno debería intervenir con planes de mejoramiento, como es en el caso de los productores, que debido a la mala calidad y la poca disposición de lugares para almacenar los granos, deben recurrir a instalaciones externas para almacenarlos. Si el productor tuviese una planta propia de acondicionamiento y almacenamiento en el campo, se incurriría en menores costos, es más, si se entregaría en forma directa se eliminarían los costos de almacenaje. Esto es lo que ocurre por la no intervención del gobierno, se encarece el precio del cultivo.

Por otro lado, vemos que se incurren a altos costos desde que el productor se pone en contacto con la semilla de soja, la materia prima ocupa un 64% de los principales costos, debido que hoy día los productores argentinos en vez de hacer uso de la semilla convencional, hacen uso de las semillas RR que son un 30 o 40% más costosas, y como si fuese poco, Monsanto, dueño de la semilla RR pretende cobrar a los productores argentinos por la semillas originales. ¿Por qué no fomentar el uso exclusivo de la semilla convencional? ¿Qué hizo pensar a los productores en un momento que la empresa Monsanto nunca cobraría por la utilización de las semillas e hicieron el uso indiscriminado de las mismas?

Como se planteó en la hipótesis, "saber aprovechar la logística, reduce costos", claro, esto es verdad si se la sabe administrar. Si se sabe que el camión es un medio de transporte mucho más caro que el ferrocarril, ¿por qué el gobierno no hace planes para hacer una mejora en las estructuras ferroviarias? No se está haciendo ninguna inversión en el tan conocido ferrocarril Belgrano Cargas que tiene un gran alcance geográfico muy directo. Y haciendo referencia a las vías navegables, se están haciendo paradas innecesarias que encarecen la mercadería cuando se envía la mercadería de exportación, si el gobierno invertiría en la profundización de las vías navegables, esas paradas no existirían y la mercadería saldría de nuestro país e iría directamente a puerto destino.

Por último, nuestro mensaje es que, creemos que ésta investigación es gran utilidad para concienciar a quienes corresponda que ciertos problemas que éste mercado tiene es por falta de dedicación y administración, y que si el gobierno intervendría, muchos de ellos se aplacarían.

 

Daniela Mole


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Agricultura y Ganaderia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.