Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

La Region Suni ? Perú (página 2)




Partes: 1, 2

 

Juliaca, importante ciudad comercial del Departamento. Entre sus atractivos se encuentran la iglesia virreynal de Santa Catalina., importante ciudad comercial del Departamento. Entre sus atractivos se encuentran la iglesia virreynal de Santa Catalina.

Lampa, ciudad que mantiene intacto los rezagos coloniales. Destaca la iglesia virreynal de Santiago Apóstol, en cuyo interior se encuentra una réplica de "La Piedad" de Miguel Angel. También puede visitarse la casa del pintor Víctor Humareda, el criadero de chinchillas y las pinturas rupestres de Lensora.

Desaguadero. Ciudad fronteriza y puente internacional con Bolivia. Muy cerca se encuentran las pinturas rupestres de Pizacoma, con una antigüedad aproximada de 10 mil años.

Chucuito, lugar rico en restos arqueológicos como un templo fálico "Inca Ullo" destinado al culto a la fertilidad. Muchas de sus casas e iglesias aún conservan su pasado virreynal.

Pucará. Poblado donde se encuentra el Gran Templo Pucará y donde sus habitantes, prodigiosos artesanos y alfareros, fabrican los conocidos "toritos de Pucará".

Yunguyo, población fronteriza con Copacabana en Bolivia y donde hay muchas festividades folklóricas y religiosas.

Chimú y Ojerani, comunidades campesinas cuyos pobladores son expertos tejedores de balsas de totora.

Ilave, importante centro comerciales con dos interesantes iglesias virreynales. Todos los domingos se realiza una feria local.

Juli. Destacado centro turístico de la región, cuyas iglesias guardan valiosas obras de la pintura cusqueña e italiana.

Pomata. Entre sus construcciones destacan las iglesias de Santiago Apóstol y de Nuestra Señora del Rosario, construidas en los siglos XVII y XVIII en granito rosado y con altares en pan de oro.

Zepita. Población con bellas iglesias como la de San Pedro, totalmente construida en piedra en el siglo XVIII.

Tinajani. Cañón formado por dos grandes masas rocosas, ubicadas en Ayaviri. Le llaman el "baño del diablo", porque cuando llueve, desde el fondo se empieza a escuchar ruidos muy fuertes que causan temor.

Otros lugares a visitar son Taraco, Huancané, Vilquechico, Moho, Conima, Santa Rosa y Sandia.

La flora y fauna del departamento de Puno se encuentra adaptada a las particulares condiciones del medio ambiente de la región. Propios de la zona altoandina son los venados o tarukas, auquénidos como vicuñas, llamas y guanacos, vizcachas, cóndores y pumas. En sus ríos y lagos se han adaptado bien a pesar de la temperatura de las aguas truchas y pejerreyes, que comparten el ecosistema con peces nativos como suches, carachis, mauris, ispis y bogas. En el lago Titicaca viven especies tanto anfibias como terrestres y aéreas que han hecho de este lago su hábitat natural. Así encontramos al pato puna, pato rana, ganso de alas blancas, la polla de agua, cormorán, yanavico, gallineta, gaviota andina y parihuanas. En la región selvática del departamento puneño la variedad y la cantidad de animales es mucho mayor. Nutrias de río, venados, jaguares, rayas de río, camaleones, serpientes, lagartos, perezosos, huanganas, sajinos, tapires, tigrillos, osos de anteojos, águilas arpía y guacamayos son posibles de observar principalmente en las reservas creadas con el fin de proteger dichas especies. En cuanto a la flora, en la parte andina esta no es muy variada siendo el ichu y la totora las plantas más comunes en todo el altiplano. La vegetación en el oriente y especialmente en la frontera con Madre de Dios es exuberante y frondosa, con cientos de especies, algunas descubiertas recientemente y otras desconocidas para el hombre.

  • LA OROYA

HISTORIA

El desarrollo histórico de la actual ciudad de La Oroya, ocurre en dos periodos bien diferenciados.

El primero corresponde al desarrollo autónomo andino, iniciado alrededor de los 7000 años a.c. (Según los restos Líticos y arqueológicos hallados en la zona) y va hasta el siglo XVI; es el periodo más largo de su historia.

El segundo periodo caracterizado por su desarrollo colonial y dependiente de la sociedad europea se inicio en la tercera década del siglo XVI y corre hasta nuestros días, apenas algo más de cuatro siglos y medio.
En ambos periodos se han dado etapas diferentes, motivadas por cambios que han alterado de manera significativa a la población que habita el área.
Contamos con importantes Centros Arqueológicos que requieren investigación científica. Shima Punta, Huamanmarca, Shunacmarca, son muestras expresivas de la creatividad del hombre andino, de los antiguos URULLAS que poblaron esta zona. Al lado de sus viviendas es común hallar las colchas rectangulares que usaron para preservar sus alimentos. En las tumbas circulares se constata la creencia en el mas allá, debido al hallazgo de la cerámica funeraria y señales mágicas líticas. Fueron cultivadores, ceramistas y agricultores, pero al mismo tiempo mantuvieron relación con centros poblados de la ceja de selva. Ello por la representación zoomorfa de la serpiente. También a veces se hallan algunos ceramios de carácter erótico. Tenemos una gran riqueza para los futuros investigadores de pasado preinca.

El desarrollo autónomo, se inicia con la llegada de los primeros hombres a las alturas del área y a partir de allí inicia su evolución sin influencia externa alguna, ellos inician la construcción de la geografía humana, y el control de los recursos, transforman el medio ambiente natural y dependen de su propia capacidad para transformar la naturaleza en su beneficio. Ellos desarrollan tecnologías, conocimiento para transformar el medio, desarrollan formas de organización social y mecanismos económicos apropiados a esas condiciones, todo lo que explica el nivel de civilización a que llegaron.

Quienes llegan al área de la actual Oroya, son cazadores recolectores nómades, que avanzan por la sierra andina y van a quedarse en el área por encontrar un hábitat provisor, se alimentarán de cervidos y camélidos, son bandas trashumantes que ocuparon todos los pisos ecológicos de la zona. Estos hombres domesticarán a los camélidos, conocerán la agricultura, comenzarán a sedentarizarse, a organizarse en grupos mayores o comunidades (pastores y horticultores sedentarios), habitando inicialmente en cuevas y posteriormente en viviendas circulares construidas de barros y piedra, cuyos restos se encuentran diseminados en toda el área y tienen una antigüedad de hasta 10000 años a.c. Estos grupos definirán la propiedad de un determinado territorio para sus actividades, diferenciados de los otros grupos, con los que entrarán en relaciones económicas, especialmente para conseguir aquello que no producen o no tienen, pero también por alianza o acciones de conquista se integrarán en grupos mayores desarrollados en el ámbito.

Todo este proceso condicionará la presencia de dos grupos en la zona, los Cantas en el norte de la actual provincia de Yauli, en lo que son los actuales distritos de Marcapomacocha y Carhuacayán, y los Yauyos al sur en el resto de los distritos actuales. Los primeros fundamentalmente ganaderos (camélidos) y escasa agricultura (papa, shiri, aco, maca) y los segundos ganaderos y agricultores, por las mejores posibilidades de sus tierras. En ambos casos compartiendo recursos con los demás integrantes del grupo mayor, en especial de los pastos para mantenimiento de ganado. Por otra parte tenían vínculos con los vecinos Tarumas o Tarmas y los Xauxas, de los que los separaba solo el río Mantaro.
Por su ubicación, seguramente tuvieron importante influencia en los Huancas, no solo de carácter social, sino tambien económico y quizás de dominación del Imperio Wari, cuyo centro estuvo en Ayacucho, transmitiendo a la población muchas de sus características culturales. Dedicados a labores agropecuarias, transcurrió la vida de los antiguos oroinos recibiendo la influencia de los Tarumas, Pembos y Huancas. Constituyó paso obligado para los viajeros y chasquis hacia la región de Chinchaysuyo. Es posible que se opusieran al dominio cuzqueño, no mereciendo ello mayor atención de los gobernantes incas. Esta situación se explica porque en el lugar no se encuentra evidencia arqueológica de esta época.

Al final de este primer periodo, con la expansión Inca en el tiempo de Inca Yupanqui, que conquistó a Huancas, Cantas, Yauyos y Xauxas, el área pasa a formar parte del Tahuantinsuyo que dentro de su política introducirá cambios importantes, además que convierte a sus pobladores en súbditos. Aparecerán la organización de la población de ayllus, habrá propiedad de tierras y ganado del Inca, se introducen las formas de reciprocidad y el trabajo comunal, la población tributará al Estado Inca, quizás si fueron llevados como mitimaes. Jurisdiccionalmente correspondían al Curacazgo de Canta (el norte) y al de Yauyos (el sur). De esta manera la actual zona de Yauli y su población, en la cuarta década del siglo XVI, estaba dividida en dos etnias, y estaba integrada al Tahuantinsuyo, con el que compartía el alto nivel de civilización al que había llegado, lo que junto a los anteriores logros culturales forman la base de la actual cultura y son patrimonio de los actuales pobladores.
El segundo periodo de la historia, se inicia con la llegada de los españoles a su paso hacia Jauja por el año de 1533, lo que forma parte del proceso de frustración de desarrollo autónomo y la trastocación del Tahuantinsuyo por la acción colonial española, que organizará política, económica y culturalmente el área en la perspectiva del gobierno colonial español. A su paso hacia el Cuzco, llegaron los españoles a La Oroya, rumbo a Jauja para fundar una nueva ciudad.

Existe evidencias de la explotación minera realizada en esa época, por ejemplo en la Comunidad de Huaypacha se hallan restos de molinos, cernidores, canales con oficinas, etc., de antiguas mitas. Algunos socavones, túneles, excavaciones, demuestran de la avidez con que los españoles buscaron metales valiosos, aprovechando para violentar tumbas preincas, con la esperanza de encontrar oro y plata. Nuestra ciudad en esta época, sirvió de lugar de descanso en el duro trayecto de la capital virreinal Lima con el Valle del Mantaro, Cerro de Pasco y Huánuco.
Una primera acción relacionada con La Oroya, es la división de los Yauyos en cinco repartimientos (1534), uno de ellos fue Huarochiri, que incluía lo que actualmente se conoce como La Oroya Nueva. Dentro de la política de apropiación de la tierra se establece el sistema de encomiendas, que entrega áreas extensas de territorio conjuntamente con la población a los españoles que han participado en la conquista, para que con explotación logren los tributos y cuiden religiosamente de los indígenas. Las ya denominadas provincias de Canta y Huarochiri, fueron encomendadas a Nicolás de Rivera el Mozo (1549) y a Francisco Herrera> (?), así mismo se dieron tierras a los españoles dentro del sistema de repartimiento y composiciones de tierras, en áreas más o menos extensas parta la explotación ganadera o agrícola y con mano de obra indígena. De esta manera muchas de las haciendas de la actual Oroya tienen origen colonial en los siglos XVI y XVII.

También dentro de la nueva organización colonial, para un mejor control de la población, cobro de tributos y catequización, se determino cuando el Virrey Toledo, estableció las reducciones de indígenas, procedimiento por el cual las poblaciones de los ayllus dispersos, fueron concentrados en pueblos a semejanza de las comunas españolas, las que son el origen de las comunidades indígenas (hoy conocidas como comunidades campesinas). Así en 1586 más de 2000 ayllus de Huarochiri y Yauyos fueron reducidos en 39 pueblos y hacia 1570 se realiza la reducción de los ayllus de Canta.
De esta manera en los inicios de la colonia se constituyeron las dos instituciones fundamentales que dentro de una relación siempre conflictiva constituían el ámbito rural de las provincias, haciendas y comunidades, las primeras persistirán hasta principios de la segunda mitad del siglo XX y las segundas hasta la actualidad, de manera que se constituyen en las organizaciones socioeconómicas de base autóctona y organización política e hispana, de mayor arraigo y antigüedad en la zona, a la vez que representan a las herederas del patrimonio cultural tradicional que heredaron de sus antepasados.

Junto a estas organizaciones para completar el cuadro socio-económico, desde muy temprano al parecer, se iniciará en el área de la explotación minera vinculada a la propiedad de haciendas, pues desde muy temprano se hacía tanto a Canta como a Huarochiri como centro de actividad minera, pero en pequeñas empresas. Pero la información mas precisa indica una explotación importante para el siglo XVI, pues se conocen informes sobre explotaciones en San Martín de Tucto en 1763 y el Nuevo Potosí (hoy Andaychagua) en 1750. Así como se conoce, sobre explotación por portugueses. Restos de antigua minas y hornos mineros quedan hasta ahora.
Periódicamente, dentro de la organización colonial (1569), el área de Yauli correspondió al obispado de Lima, en el Corregimiento de Canta y el Gobierno de Huarochiri. A partir de 1784, la situación es la misma, solo que corresponde a la Intendencia de Lima. De esta manera la actual Oroya Antigua está bajo la jurisdicción de Canta y la actual Oroya Nueva de la de Huarochiri. Aunque para el cobro de los tributos dependía de las Cajas Reales establecidas en Cerro de Pasco.
La Oroya, con su configuración geográfica y estratégica, fue el centro de los montoneros y guerrilleros que durante la lucha por la independencia, hostilizaron frecuentemente a los españoles, colaboraron con el cura jaujino Bruno Terreros, comandante de las fuerzas guerrilleras campesinas asentadas en Chacapalpa, que hostigó constantemente a los realistas en represalia estos incendiaron muchos pueblos en esta zona. Patriotas oroinos se enfrentaron a las fuerzas regulares españoles en el lugar llamado Tambo y Zavala cerca del cruce carretera antigua hacia Jauja. También se recuerda que el año 1824 llegó de paso por La Oroya el libertador Simón Bolívar luego de la victoria de Chacamarca (Junín). Traía el libertador, recibido por obsequio, un pequeño sombrero de lana de vicuña, el mismo que en un gesto de religiosidad, hizo entrega al patrón San Jerónimo. Actualmente este sombrero pese al tiempo transcurrido, aún se conserva. En el presente año, esta en poder de la señora Liberata Raymundo Vda. de Mejía, a quien se le ha confiado tan valiosa prenda, por su gran devoción con el Santo Patrón.
En La Oroya Simón Bolívar tomó la decisión de transferir el mando del ejército patriota al General Antonio José de Sucre, quien prosiguió viaje hacia el sur, en persecución de los realistas hasta la pampa de La Quinua, en Ayacucho, para sellar la independencia americana.

Mucho hechos de trascendencia sellan la historia de La Oroya pero es necesario precisar algunos. Es el caso que dio el pueblo oroino al General Cáceres con sus guerrilleros montoneros, especialmente entre los años 1881 a 1883. Obligaron a los invasores a salir de esta zona, hostilizando a las fuerzas regulares chilenas, comandadas por Estanislao del Campo y Ambroslo Letelier, se recuerda de un enfrentamiento armado ocurrido en la pampa de Huaymanta, donde hoy se ubica la refinería de cobre y plomo de la empresa Doe Run Perú, > también pasaron por La Oroya, entre otros, el sabio Antonio Raymondi, en su larga visita por el Perú, Ramón Castilla luego de dar el decreto de libertad a los esclavos en la ciudad de Huancayo.

La llegada de la vía férrea en 1823, aceleró el progreso de La Oroya, más tarde el traslado de la Fundición (Smelter) que estaba localizado cerca de Cerro de Pasco, a nuestra ciudad cambio totalmente la vida de los pobladores a partir del año 1922, iniciándose el desequilibrio ecológico.

La demarcación política existente en la colonia se prolonga hasta bien entrada la república. En 1827, aparece por primera vez el distrito de Yauli conocido antiguamente como Potosi Chico, con los pueblos de Pachachaca, Ucusmarca. Pomacocha, Chacapata y una hacienda ganadera en las alturas. Su capital es Yauli que tiene activo comercio de víveres y efectos. Son haciendas minerales para beneficio de metales, Biscamachay y Casapalca. En Yauli a diferencia de los otros distritos de la Municipalidad habia alcaldes, uno del pueblo y otro del campo, regidor, secretario y dos alguaciles. En el asiento minero de Yauli, todos sus cerros están cruzados de vetas que ofrecen copiosos riquezas se trabajan diez de plata de fundición, que producen mensualmente 550 a 600 marcos pero solo 200 marcos en invierno.

Por su parte, en el mismo año, en Canta el pueblo de Pomacocha, es sede de curato y tiene como anexos a Carhuacayán y Yintac, como en toda la provincia es de suponer que también en su jurisdicción se criaba mucho ganado (camélidos. vicuñas, alpacas y llamas) y se trabajaron algunas minas.
De esta manera hasta 1855, La Oroya Nueva corresponde Huarochiri y La Oroya Antigua a Canta. Pero ese año al definirse los limites entre Lima y Junín, Oroya Nueva sigue perteneciendo a Huarochiri, y Oroya Antigua a Tarma.

Culminada la etapa de la organización colonial, en el transcurrir de esta primera etapa que se extenderá hasta fines del siglo XIX, la población y las instituciones se desenvuelven y actúan de manera especial cada una.

Las haciendas predominantemente ganaderas, iniciaran la explotación de ovinos que reemplazará a los camélidos, junto con los vacunos, útiles para la agricultura y equinos necesarios para ei transporte, dejando la crianza de llamas útiles solo para la actividad minera. Son propietarios ausentes que buscan la renta en productos y trabajo, en base a la explotación de indígenas, dentro de un sistema bastante conocido que derivará en lo que se ha venido a conocer de huacchilleros. Estuvieron en permanente conflicto con las comunidades por motivo de determinación de linderos, que en el fondo es una lucha por contar con mayores pastos para alimentar al ganado. La producción se destinaba a los pequeños centros mineros del área y a los importantes de Cerro de Pasco, la lana por tejido al valle del Mantaro y también hacia Lima.

Las comunidades de indígenas, producto de las reducciones viven como sociedades cerradas sin mayor vinculación con el exterior, en conflicto con las haciendas por linderos, compartiendo recursos con sus vecinos comunales y recurriendo al trueque para obtener lo que no producen. Su organización en general, no cambio de manera fundamental durante todo este periodo, salvo que al final se acentuará un proceso de diferenciación interna que venia muy lentamente desde la colonia. Durante la colonia estuvieron sujetas al pago del tributo, pero no sujetos a la mita minera. Para obtener dinero para poder pagar el tributo y poder solventar los gastos de sus cargos y responsabilidades religiosas y civiles, algunos van a trabajar a las minas de manera temporal y no permanente, tanto a las explotaciones del área como a las de Cerro de Pasco. Algunos integrantes de las comunidades también se dedicaron de manera esporádica a la explotación minera y vendían el mineral obtenido, de esta manera la población comunal entre en una economía mercantil y de mercado desde muy temprano en la colonia.

Las incas del área fueron fundamentalmente de oro y plata hasta mediados del siglo XIX. La principal explotación conocida es la de Morococha. En las explotaciones, que generalmente eran pequeñas, se utilizaban tecnologías rudimentarias, con mano de obra que generalmente era de otras áreas, es decir forasteros que no pagaban tributos, muy pocos eran del área.

La extracción minera se hacia en socavones excavados en los cerros, y el procesamiento metalúrgico se realizaba en las haciendas-minerales, transportando el mineral en llamas proporcionadas por la propia hacienda o por comuneros, que incursionaban así en el arrieraje. La mano de obra es temporal y estacional por su origen. Algo a resaltar es que los hacendados son los que incursionan en la actividad minera.

Finalmente es necesario señalar los altibajos que tuvo la explotación minera en la zona, más o menos importante en la colonia, disminuy&oacute en las acciones de la independencia, para luego tomar nueva importancia. Pero no fue de mayor impacto en la población comunal, especialmente en la parte de La Oroya Antigua.

A lo largo de esta etapa, el área va a sufrir dos crisis que alteraran el desarrollo de su población y organizaciones, pero no determinaran cambios importantes en el conjunto que hemos señalado. El primero ocurre con motivo de las acciones de la independencia entre 1820 y 1825, en que el paso continuo de las tropas nacionales como realistas perjudicaran a las haciendas y comunidades, pues son motivos de demandas de suministro de víveres y transporte como de hombres, si como estancarán o alterarán las explotaciones mineras.

Como consecuencia de su patriotismo y constancia, entre otras razones, los peruanos mayores de edad, de las provincias de Huarochiri, Yauli y Yauyos, en 1821 por decreto de San Martín (2411111821) llevaron un escudo elíptico en el brazo izquierdo con la inscripción bordada en plata. A los constantes patriotas de Yauli.
La segunda crisis, es la que ocurre durante la guerra con Chile, debido a que de manera parecida, al haber sido parte del área en que Cáceres desarrolla la resistencia en el centro, los pueblos, comunidades, centros mineros y haciendas, sufrirán las demandas tanto de patriotas como de los chilenos, llegando incluso algunos mineros a tener que pagar cupos para seguir trabajando y algunas comunidades saqueadas o incendiadas. Circunstancias que alteraron el desenvolvimiento de la región y crearon una situación de grave crisis así como en el resto del país.

Pasada la guerra con Chile, se van a dar una serie de acontecimientos que, dentro de la política de la patria nueva o de la reconstrucción, permitirán un cambio importante y trascendental en la sociedad y economía de Yauli. La explotación minera que fuera basada en el oro y la plata, va a dirigirse al cobre con el que la explotación minera se incentivará y se formaran nuevas sociedades como la de los Pflucker en Morococha, Miculich en Sacracancha, Marh en Casapalca, que más tarde pondrá una concentradora, la Sociedad Minera Alpamina, etc., las que necesitan aprovisionamiento y llamas para transportar el mineral a la punta del ferrocarril (Chicla), este movimiento incentivara a las comunidades en el inicio de su mayor participación en el mercado interno, sea por el camino de servir de arrieros con llamas, trabajar en las minas o llevar sus productos a Lima. En estas circunstancias, como hemos indicado, se trata de revitalizar el trabajo minero, las haciendas tratan de recuperarse y mejorar sus explotaciones para pasar lograr una renta de dinero, pero tienen la oposición de los huacchilleros, internamente, como siguen afrontando el problema de linderos con las comunidades, ocurriendo no pocos enfrentamientos violentos.

LEYENDAS

EL MUQUI.

Cuenta la leyenda que en los socavones de las minas que pertenecían a la compañía Cerro de Pasco Copper Corporation, algunos mineros percibían la presencia de un ser diminuto y gracioso, el cual les jugaba algunas bromas a los que descansaban plácidamente en horas de trabajo, escondiéndoles sus pertenencias, pintándoles la cara con hollín, y haciendo muchas travesuras en aquellas minas.

Pero cierto día un minero anciano, visiblemente desgastado por el trabajo, contó que aquél que lograse atrapar al enano, tendría la posibilidad de pedirle el oro que éste guardaba en su escondrijo: ¡Es el Muqui! -Gritó en forma mística el anciano. ¡Pero cuidado! advirtió de repente; ¡No hay que hacer ningún trato con él! ¡Es muy astuto el bandido! ¡Si que es un bandido! gritaba el viejo minero mientras se alejaba riéndose como un demente.

Pasó mucho tiempo, tal vez semanas, tal vez años, hasta que aquel rumor llegó a los oídos de Octavio, un joven minero, recién casado y que llevaba un mes en la empresa. Octavio, llegaba cada semana a su casa, donde conversaba con su mujer siempre de lo mismo: -¿Sabías que el Muqui tiene bastante oro? ¿Cuántos años tendrá el Muqui? ¿De dónde sacará todo ese oro el condenado enano?. Y así cada semana, el Muqui era el tema de conversación más resaltante.

Pero las conversaciones se volvieron ideas y las ideas se volvieron sueños y los sueños se convirtieron en obsesión; hasta que Octavio empezó a urdir un plan para capturar al Muqui y con él a todo su oro.

Ya los mineros congeniaban de manera amistosa (aunque sin verlo) con el Muqui, ellos le dejaban un poco de coca y cigarrillos en algún rincón de la mina a cambio de que éste no los haga víctimas de sus travesuras.

El Muqui recogía los regalos (o mejor dicho el pago respectivo) de manera tan misteriosa que absolutamente nadie sabia como ni cuando se aparecía. Pero para Octavio, en quien el Muqui se había convertido en su obsesión, ese ya era un problema resuelto.
Octavio había decidido atrapar al Muqui aquella noche, para lo cual se fue a hacer guardia junto a los regalos que ese día le dejarían los trabajadores al pequeño ser, en lo más profundo del socavón. Se tapó con una manta negra dejando una pequeña abertura para sus ojos. La zona estaba iluminada por una pequeña antorcha, la cual le daba un aspecto más misterioso aún a aquella situación. Esperó una, dos, cinco horas y nada; pero ya cuando bordeaban las cuatro de la madrugada, Octavio, quién se había echado a dormir, sintió un gran peso sobre su espalda y aún sin moverse abrió totalmente sus ojos y se quedó quieto escuchando. ¡Era el Muqui! ¡Y estaba revisando la bolsa sentado sobre su espalda!¡Este es el momento! -Se dijo Octavio para sí- Entonces se levantó de improviso, trató de atrapar al Muqui con su manta, pero, cayó de bruces sobre el piso, mientras el Muqui se reía como loco, burlándose del pobre Octavio. -¡Anda, ponte de pie! gritó el Muqui. Octavio se levantó y así con la poca luz de la antorcha pudo ver al Muqui. -Tayta Muqui, quiero un poco de oro. -Fue lo primero que imploró Octavio. -¡Pues trabaja! -Respondió irónicamente el enano. -Verdacito , necesito el oro, porque...porque...Ya, porque mi esposa está enferma. -¿¡Y su enfermedad se cura con oro!? -Es que las medicinas están muy caras y en la mina te pagan poco. -¡Pues consigue otro trabajo! seguía burlándose el Muqui. -Por favor señor Muqui dijo Octavio mientras se acercaba lentamente al enanito burlón y de un felino salto, pudo cogerlo de las manos, forcejearon muy poco pero muy duro y por fin, ahí en el suelo envuelto en la manta oscura estaba Octavio, sí el Muqui lo había atrapado a él. -¿¡Así que querías oro, no!? le resondró el Muqui, mirándolo con cierta ironía. Mencionó el Muqui algunas palabras en quechua arcaico y se alejó riendo como siempre, como un loco. Mientras envuelto en la manta oscura, un gran bulto de oro en forma humana, descansaba en el suelo. La esposa de Octavio, cansada de esperar y llorar, se fue a vivir a La Oroya, donde cada noche tenía un sueño muy raro: un extraño resplandor la llamaba a través de un túnel profundo y se despertaba sobresaltada cuando en el mismo sueño escuchaba una risa vesánica, demente ... pero esa, ya es otra historia.

LA VIUDA DE CLUB PERUANO

-¡César! ¡César!, se escuchó en la insondable noche oroína, una voz desgarradora, una voz aullante. -¡Es la viuda! -decían algunos entes nocturnos que aún transitaban en la frígida madrugada- y corrían despavoridos hacia sus casas. Se decía que era una mujer, que había venido de lejos y cuyo esposo había fallecido en un accidente de trabajo en la fundición de Centromín, y que cada noche lloraba su desgracia, y se escurría por los campamentos del Club Peruano buscándolo, llamándolo, reviviéndolo en su ya retorcido recuerdo.
La vecina Juana decía haberla visto el Sábado, cuando volvía de un matrimonio: -¡Es alta y flaca! murmuraba la señora, abriendo lo más que podía sus negros ojos andinos. Don Chemo también la vió cuando salía de la Empresa a las doce de la noche: -¡Es bajita, medio gorda! refutaba en el barrio. Y el hijo de la vecina Gloria, el Chino, también la vió, antes de quedarse dormido en el lavadero después de gastarse todo su sobre de pago en una cantina.
Así, por muchos años, la gente del barrio comentaba que en ocasiones esporádicas la vislumbraban: alta, gorda, bajita, bella, vieja, delgada, muy joven, pero siempre vestida de negro. Hasta que hace poco, aquellos campamentos, los del Club Peruano, fueron destruídos. La gente olvidó a aquella señora ... pero ella no se olvidó de su esposo.

Tal vez por eso, en los últimos días, ese rumor, el mismo de antes, a vuelto a correr por La Oroya, ahora en Marcavalle, ahora en Huampaní, ahora en Huaymanta, en Buenos Aires y Curipata, en La Oroya Antigua y Chúlec, en Torres Hidro y Mayupampa, en Túpac Amaru y Sacco, en San Carlos y 9 de Octubre, en la Empresa, por tu barrio ... por tu casa.

Pero qué tendría de malo que una mujer viuda, busque a su esposo, se preguntarán. Y yo les diré que nada, absolutamente nada de malo, a no ser que aquella señora, la viuda vestida de negro, se suicidó el mismo día que se enteró de la muerte de su esposo.

FLORA Y FAUNA

Cactus Oroya Neoperuviana

Este género está representado por un par de especies provenientes de las montañas de Perú. Fue denominado por Britton & Rose y corresponde al pueblo del mismo nombre, en el centro de Perú, donde fue hallada la primer especie descrita. Todas las especies son de difícil cultivo y a menudo se encuentran injertadas.

Lugar de origen: Cordillera de los Andes, en Perú, al nordeste de Lima.

Descripción: La especie presenta tallo grueso y esférico, amacollado cuando la planta es adulta, de color verde oscuro, y de unos 40 cm. de alto y unos 20 cm. de diámetro.
Las costillas se presentan en número de entre 24 y 35, aunque el número se reduce en los ejemplares jóvenes. Las espinas radiales miden 1,5 cm. de longitud, entrecortadas, aciculares y abiertas, se presentan en número de entre 20 y 30. Las espinas centrales, son 1 ó 2 y se diferencian claramente de las restantes, aunque en los ejemplares de mayor edad pueden presentarse otras espinas que pueden confundirse con las radiales. Todas las espinas son de color amarillo miel y amarronadas en la base, aunque pueden variar siempre en tonos amarillos.

Ovino Raza Junín


Este género está representado por un par de especies provenientes de las montañas de Perú. Fue Raza Peruana formada en el Departamento de Junín, a partir del año 1955. Aptitud de doble propósito, lana y carne, pero de vellón mas fino que el Corriedale. Muestra gran adaptación al pastoreo en las praderas nativas altoandinas. Además presenta una buena precocidad, conformación muscular, gran alzada, fortaleza, pecho amplio y profundo que resaltan su habilidad carnicera. Presenta una cabeza fuerte, cara limpia, extremidades largas y fuertes, pero variado grado de pigmentación en los ollares y pezuñas. El 80% de los vellones Junín varían en un rango de 23 a 25 micras de diámetro de fibra, y el peso de vellón varia entre 3 a 5.6 kg. A edad adulta los carneros alcanzan un peso vivo de 74 kg y las ovejas de 45 kg, en condiciones de alimentación con pastos naturales. Actualmente el núcleo genético de esta raza se encuentra en la SAIS Tupac Amaru del Departamento de Junín. Lana blanca uniforme de finura entre 24 y 25 micras. Se cría entre los 3,800 y 4500 msnm

RANAS

En la sierra peruana existen 2 especies de rana: la de Junín (Batrachophrynus spp.) y la rana gigante del Titicaca (Telmatobius culeus) comúnmente utilizadas para el consumo humano.

LA MACA ANDINA


Sólo en tierras vírgenes da el cultivo de la maca, y sólo para poco tiempo. Después hay que dejar reposar la tierra más de 10 años. Los suelos de la puna son generalmente ricos en materia orgánica, pesados y con un pH ligeramente ácido, condiciones en las que prospera adecuadamente la maca

La maca bajo condiciones de Puna se comporta como una especie bienal y cumple su ciclo de vida con dos fases bien definidas.

Fase vegetativa o Producción de hipocotilos: dura 9 meses
Fase reproductiva o producción de semillas:

dura 5 meses Existe una interfase entre estas dos fases que dura entre 2 y 2.5 meses, transición que sirve de reposo a la planta (dormancia) para pasar de una etapa a otra.

MANEJO AGRONÓMICO

Producción de Hipocotilos:

En terrenos descansados (Purum) se siembra el voleo, cuando empiezan las primeras lluvias, entre los 20 y 25 días empiezan germinar; luego a los 4 y 7 meses se efectúan los deshierbos, las principales plagas y enfermedades que la atacan en esta etapa son:  

Premnotrypes sp. Hymeli, Agrotis sp. Feltia sp. Peronospora, Fusarium y Rhizoctonia. Cuando las hojas de la mayor parte de la población se torna amarillenta se empieza a cosechar, esta se realiza utilizando una pequeña picota llamada cashu. Durante el proceso de secado al sol se presentan problemas que causan una perdida considerable de la cosecha, entre el 30 y 50%. Luego del secado se almacena para su venta.

PROBLEMA

PRACTICA

Sancochado por arrumamiento

Tender uniformemente

Quemado de hielo

Cubrir por la noche

Pudrición

Evitar que estén en contacto con humedad y /o lluvias

Producción de Semilla:

Durante la cosecha se seleccionan los mejores hipocotilos en pozas cubiertas con tierra, o en cuartos oscuros, cuando se nota la presencia de brotes se realiza el transplante, para esto el campo tiene que estar a un distanciamiento de 70 < 70 cm. a los 02 mees aparecen las ramas generativas y los primeros botones florales, durante esta etapa y las subsiguientes es muy importante realizar los deshierbos teniendo mucho cuidado de no dañar las ramas, a los 4 meses la planta ya tiene la forma de roseta y se puede observar en el caso de las plantas que provienen de Hipocotilo morado la dehicencia de los frutos.  

Como a los 5 meses se inicia la cosecha las plantas (rosetas) enteras se guardaran en costales o se aplastan con trozos de champa, esto con el objeto de que las partes vegetativas de las plantas se pudran, luego se secan al sol y trillan con la mano eliminando a estas solo las ramas el resto forma lo que se conoce como PITA (semilla mas parte vegetativa).

Se comercializa en el mercado por charpus (pita contenida en un plato tendido) o por kilos.

LA TRUCHA

La trucha, especie de la familia de los salmónidos, fue introducida en el Perú a fines de la década del 40 proveniente de Estados Unidos y Canadá. Inicialmente se instalaron centros de reproducción en diversos lugares de la Sierra (Huancayo, Huaraz, Cusco, Arequipa, Cajamarca, Puno, etc), desde los cuales fueron diseminados alevinos por ríos y lagunas. El departamento de Junín es el primer productor de truchas a nivel nacional, aportando alrededor del 50% de la producción total del país cada año, la que en el año 2000 habría sido cerca de 2000 T.M. Es importante resaltar que esta es la única zona del país en la que se procesa la trucha para ser vendida en mercados externos. La trucha, especie de la familia de los salmónidos, fue introducida en el Perú a fines de la década del 40 proveniente de Estados Unidos y Canadá. Inicialmente se instalaron centros de reproducción en diversos lugares de la Sierra (Huancayo, Huaraz, Cusco, Arequipa, Cajamarca, Puno, etc), desde los cuales fueron diseminados alevinos por ríos y lagunas. El departamento de Junín es el primer productor de truchas a nivel nacional, aportando alrededor del 50% de la producción total del país cada año, la que en el año 2000 habría sido cerca de 2000 T.M. Es importante resaltar que esta es la única zona del país en la que se procesa la trucha para ser vendida en mercados externos. La trucha, especie de la familia de los salmónidos, fue introducida en el Perú a fines de la década del 40 proveniente de Estados Unidos y Canadá. Inicialmente se instalaron centros de reproducción en diversos lugares de la Sierra (Huancayo, Huaraz, Cusco, Arequipa, Cajamarca, Puno, etc), desde los cuales fueron diseminados alevinos por ríos y lagunas. El departamento de Junín es el primer productor de truchas a nivel nacional, aportando alrededor del 50% de la producción total del país cada año, la que en el año 2000 habría sido cerca de 2000 T.M. Es importante resaltar que esta es la única zona del país en la que se procesa la trucha para ser vendida en mercados externos.

La trucha, especie de la familia de los salmónidos, fue introducida en el Perú a fines de la década del 40 proveniente de Estados Unidos y Canadá. Inicialmente se instalaron centros de reproducción en diversos lugares de la Sierra (Huancayo, Huaraz, Cusco, Arequipa, Cajamarca, Puno, etc), desde los cuales fueron diseminados alevinos por ríos y lagunas. El departamento de Junín es el primer productor de truchas a nivel nacional, aportando alrededor del 50% de la producción total del país cada año, la que en el año 2000 habría sido cerca de 2000 T.M. Es importante resaltar que esta es la única zona del país en la que se procesa la trucha para ser vendida en mercados externos.

LUGARES TURÍSTICOS

CENTRO RECREACIONAL ECOLOGICO DOE RUN PERU

Ubicado frente a la zona residencial de Chulec en La Oroya, es propiedad de Doe Run Peru SRL. Está abierto al público en general


Parihuanas en la laguna artificial del Centro Recreacional Ecológico de La Oroya (más conocido como Campo de Golf)


Pasturas Instaladas


Peces ornamentales en laguna artificial

EL LAGO JUNIN

El Lago de Junín, también conocido como Chinchaycocha, es el segundo mayor lago del Perú después del Titicaca y ocupa la mayor parte de la superficie de la reserva, la cual comprende grandes extensiones de pantanos, totorales y aguas libres en donde viven decenas de miles de aves acuáticas, de cuyes silvestres, de gatos andinos u osjos y de ranas, entre otros.

La Reserva Nacional de Junín está ubicada en la Pampa de Junín o Meseta de Bombón, sobre los 4 100 m.s.n.m. y tiene una extensión de 53.000 há., entre los departamentos de Junín (distritos de Carhuamayo, Ondores y Junín, en la provincia de Junín) y Pasco (distritos de Ninacaca y Vicco de la provincia de Cerro de Pasco).

En pocos lugares del Perú es posible observar tantas aves acuáticas altoandinas juntas: gallaretas, ojojos o pollas de agua gigante, flamencos, más de diez especies de patos, yanavicos o ibis andinos, el ganso andino o huallata, entre muchas otras.

El Lago de Junín se caracteriza por tener una gran diversidad de aves. Entre ellas podemos encontrar al zambullidor de Junín (Podiceps taczanowskii) una de las especies más importantes del lago, por ser endémica y estar en peligro de extinción. Allí también habitan otras 36 especies representativas de la región andina, entre las que destacan el pato sutro (Anas flavirostris), el pato jerga (Anas georgica), el pato puna (Anas puna), la huachua (Chloephaga melanoptera), la garza bueyera (Bubulcus ibis), la polla de agua (Gallinula chloropus), la gaviota (Larus serranus), el huaco (Nycticorax nycticorax), el flamenco (Phoenicopterus chilensis), el yanavico (Plegadis ridgwayi) y el zambullidor blanqui-llo (Podiceps occipitalis).

El mamífero más común en la Reserva Nacional de Junín es el cuy silvestre (Cavia tschuddii), que vive en los pequeños islotes de totora y es la única especie de cuy presente en la Reserva.

Otras especies de mamíferos importantes que pueden encontrarse en los afloramientos rocosos son el zorro andino (Pseudalopex culpaeus), el zorrino (Conepatus chinga) y la vizcacha (Lagidium peruanum).El Lago de Junín también cuenta con poblaciones de ranas muy apreciadas por su carne como son: Batrachophrynus macrostomus y la brachydactylus. Otras especies de ranas como Gastrotheca pe-ruana y Pleurodema marmorata, así como el sapo (Bufo spinulosus) habitan en las orillas del lago.

MANIFESTACIONES CULTURALES: ATACAYAN

Siguiendo la carretera que lleva de La Oroya a Junín a 8.7 kms de la Oroya, está ubicada Casaracra. Al norte, a unos 10 kms de Casaracra está ubicada Atacayán, importante ciudadela del intermedio tardío (1200 - 1400 DC) construída en la cima de un cerro.

Se han encontrado numerosas terrazas y canchas de cultivo que ocupan una extensa zona, lo que evidencia que la población de Atacayán era numerosa y practicaba la agricultura valiéndose del avanzado sistema tecnológico de andenerías.

  • JULIACA

Fue descubierta en 1983 por el arqueólogo Oscar Ayca Gallegos. Se sabe que floreció en los siglos III y IV, lleva este nombre por que fue descubierta en la zona donde se encuentra el cerro Huaynarroque, donde actualmente se halla una plataforma, donde se celebran fiestas tradicionales, es decir "Hoy el pueblo baila sobre su historia".

La subsitencia de este grupo se basaba en la agricultura, ganaderia, y pesca pero la importancia radicaba en sus conocimientos para el manejo y la conservación del ganado. En lo que respecta a la Alfareria a pesar de tener influencia de los Tiawanaco y los Pukara, crearon su propio estilo.

En esta época también alcanzó esta región un gran desarrollo, dado que esta zona estaba bien poblada y organizada formandosé así en Juliaca un Repartimiento donde también existia un Alcalde Ordinario de Indios.

En enero de 1539 Francisco Pizarro decide hacer una corta visita al Collasuyo (parte sur del Tahuantinsuyo), cuando llegó a Juliaca encontró un conjunto de viviendas desocupadas, pues antes de el sus hermanos, Gonzalo y Hernando, habian saqueado el pueblo.

Durante el receso del protectorado de San Martin, formalmente es convertido en distrito, es asi que por decreto supremo de José Bernardo de Tagle, se crea el Departamento de Puno, con Juliaca como Distrito.

Fue Don Mariano Nuñez quien con el apoyo de los juliaqueños dio los primeros pasos para que Juliaca se convirtiera en Provincia, junto con otros forjadores, se logro que en 1926, el Presidente Peruano de ese entonces Don Augusto B. Leguia promulgue la Ley N°5463 por la cual se crea la Provincia de San Román con su capital JULIACA.

LEYENDA

Nacimiento de la Diablada

La leyenda explica que fueron los mineros quienes encontraron al hombre apodado "Chiru Chiru"o "Nina Nina", muerto en su guarida con los brazos en cruz frente a la imagen de una hermoza mujer con un niño en sus brazos, retratada en un muro. Desde ese momento, creyendo en un milagro, se comprometieron a honrarla adoptandola como su Patrona: La Virgen de la Candelaria, prometiendo conservarla para siempre, ofreciendole homenajes y rituales para mostrar su devoción y respeto.

Los mineros imaginaban que por dentro de los vericuetos de los socavones se paseaba el diablo, que los mantenia en estado de temor. Para calmar su ansiedad, decidieron llamarlo "El Tio" y armaron un busto que lo representaría, según la idea que tenían de su imagen; la cabeza grande coronada de dos cuernos, los ojos con mirada burlona y en la boca un rictus siniestro. Colocaron este busto en una cavidad en la roca donde le depositaban toda suerte de alimentos y licor para satisfacerlo, creyendo que con ese homenaje estarían a salvo de su castigo.
Manteniendo su fé religiosa y cumpliendo la promesa a su Patrona, decidieron ofrecerle un homenaje público una vez al año, que consistia en una romería en forma de danza ritual. Buscando que atuendo deberían usar, se les ocurrió vestirse de diablo para disgustar "al Tio", pero como no podrían entrar en la Iglesia disfrazados así, optaron por eliminar la cola. Iniciaron la fiesta en los tres días, de descanso al miercoles de ceniza, de esa manera quedó configurado el homenaje a la Virgen de la Candelaria.  

ATRACTIVOS TURISTICOS

Iglesia de Santa Catalina

 Este Templo tiene en su ornamentación elementos de su arquitectura Clásica y Ojival, donde se puede notar que la ornamentación que da una impresión de bordados de piedra, asumiendo el estilo Plateresco, nacido en España.

Hecha de piedra y sillar, fue construida en 125 años. El material que usaron fue la piedra y el sillar (material que sólo existe en Arequipa), y en ese tiempo no se contaba con vias de comunicación, lo más probable es que se haya traido las cargas en los animales o los mismos indios. En los inicios de su edificación, la inteción era que se contruyera una Parroquia llamada "Santa Cecilia", pero gracias a la ayuda de una señora llamada Catalina es que se le llamo Santa Catalina.
La obra de está Iglesia se inició en 1649 y se concluyó en el año 1774, y esto se debe a que a los indios se los llevaban a las minas, ahora se constituye en un monumento en tributo a ellos

Cristo Blanco

 Ubicado en el cerro Huaynarroque, fue inagurado en 1987, se constituye como una de los atractivos mas bellos, por ubicarse a una altura en que desde ahí se puede observar la ciudad. Es una tradición subir en los dias de la Semana Santa, primero al cerro Espinal donde se recogen las espinas (llamadas perros, por la creencia que cuidan las casas) y luego se pasan al Cristo Blanco, ubicandose en su pequeño santuario se le hacen todas las ofrendas de las familias Juliaqueñas.

Iglesia de la Merced

Fue construida en 1889 por la profunda devoción de la población Juliaqueña, remodelada en 1945, es una de las de mejor decorado, apreciandose un reloj antiguo en su torre puesto en 1968.

Galería de las Calceteras.

Ubicada en la plaza Bolognesi, donde se encuentra una variedad de prendas artesanales, tejidos, calcetas (principalmente), chompas, peleteria y afines de lana de ovino y de fibra de alpaca.
Esta parte de la región se caracteriza por el uso de las medias en los tiempos de helada (meses de Mayo y Junio), en este lugar usted puede ver como le hacen las chompas comprobando que el material es la lana de alpaca original, a sus gustos y medidas, etc

Convento de Padres Franciscanos

 Edificación Greco-Romana, contruida sobre el pequeño cerro Santa Bárbara, en el se conservan reliquias y objetos de interes. Es de una gran extensión, en este lugar de reposo, también se aprovecha para criar algunos animales, es importante por que es una de las muestras más resaltantes de las variadas expresiones de arte que se pueden ver en esta ciudad.

DEDICATORIA

Este trabajo va dedicado a todas las personas que apoyaron para poner realizar este trabajo y en especial a nuestros padres por la ardua labor para ayudarnos y a todos los demás que nos ayudaron en este trabajo de una manera desinteresada y eficaz .

 

Edson Aspillaga Durango


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Geografia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.